Crónica AppFes Walpurgis || Kathleen Briand & Kyle Masters y Guilmon

Tema en 'Digital World' iniciado por Maka Evans, 18 Ago 2017.

Estado del tema:
Cerrado para nuevas respuestas
  1. Autor
    Maka Evans

    Maka Evans ¡Wubba lubba dub dub!|| Lord of Shipping

    Registrado:
    29 Mar 2009
    Mensajes:
    4,699
    Temas:
    428
    Calificaciones:
    +2,244
    "Walpurgis”
    [AppFes]

    [​IMG][​IMG][​IMG][​IMG]
    - NPC involucrado: -
    - Lugar donde debe ser tomada: -
    - Sinopsis: Tras encargarse de Mercuremon la guarida de Walpurgis ha quedado finalmente al descubierto: Una mansión de aspecto antiguo y tenebroso, digna de una verdadera bruja. Con el objetivo a la vista ha llegado el momento de llevar a cabo la misión por la que están aquí en primer lugar, pero antes deberán encontrarla en un territorio lleno de trampas y magias ideadas por ella. ¡Derrótenla antes que tenga la oportunidad de escapar!
    - Escenario: Guarida de Walpurgis
    - Objetivos:
    • Hallar a Walpurgis y derrotarla
    - Notas:
    • Esta Quest es parte del AppFes
    • Esta Quest es parte de la Crónica: "Walpurgis Nacht"
    • Mínimo de Post: 4 [Al menos 2 de combate con Walpurgis]
    • Plazo: 10 Días
    • Esta Quest ocurre inmediatamente después de "Compressed Lair"
    • No se confíen. Walpurgis ya debe haber notado que el hechizo que protegía su guarida fue deshecho y ha activado las medidas de seguridad necesarias para protegerse. Están en territorio enemigo, la casa de una bruja además, tengan cuidado.
    • Al encontrar y acorrarlar a Walpurgis deberán enfrentarla. Entre sus habilidades se encuentran la capacidad de hacerse invisible, control elemental de Tierra y Fuego (además del natural de Agua y Viento) y la capacidad de invocar "manos" para controlar objetivos como marionetas. Además, posee una mente táctica y astuta, haciéndole un enemigo de temer
    • La Quest termina al derrotar a Walpurgis (no pueden matarla en esta fase)
    - Recompensa:
    Completación: 250 Bits. Acceso a Walpurgis Nacht IV

    Mínimo de Post: 4 [Al menos 2 de combate con Walpurgis] 600 Palabras C/U
    Plazo: 10 Días
    Tamers: Kathleen Briand & Kyle Masters y Guilmon
    Digivice: D-Arc [Kath y Kyle]


    LuigiLuigi ReliktRelikt
    Lamento la demora. Son libres de golpearme cuando quieran <3
     
  2. Luigi

    Luigi Digimon Tamer/Pokemon Trainer/Tensaigakure Shinobi

    Registrado:
    28 Mar 2009
    Mensajes:
    10,145
    Temas:
    185
    Calificaciones:
    +2,288

    -A esta tipa le encanta las cosas complicadas -comentó Teresa de forma sarcástica: frente a ellos literalmente fue como si la realidad se quebrara en fragmentos cual vidrio de cristal y mostrara el escondite de Walpurgis. -¿Tan difícil era tener una guarida normal como todo villano normal? -reclamó para nadie en especial al ver el enorme edificio que había aparecido en el espacio en blanco de momentos antes.

    -En marcha -habló Fladramon de forma seria. -Entre más rápido vayamos, más probable de atrapar a Walpurgis y que no escape de este lugar -señaló Fladramon a sus acompañantes.

    Un simplemente gesto afirmativo de ambos humanos bastó para que el grupo se adentrara en la guarida de Walpurgis y listos para erradicar a la bruja de una vez por todas.

    […]​

    Walpurgis estaba sumamente molesta: no solo su sirviente había sido eliminado, sino también un par de basura habían tenido la osadía de ingresar a sus dominios sin permiso. A estas alturas, la bruja ya asumía que debían tratarse de perros de la central o de algún par de cabezas de chorlito a los cuales había engañado con anterioridad para un trabajo y querían que les pagaran su parte. Una cruel sonrisa se dibujó en los labios de la Witchmon maligna: tomaría un rato volver a subir su guarida a una dimensión de bolsillo, pero mientras lo hacía se divertiría con aquellas ratas que no sabían los horrores que los aguardaban dentro de aquella morada.

    -Que comiencen los juegos -habló Walpurgis, convocando una bola de cristal entre sus pertenencias y observando a los cuatro invasores. -Veamos que pueden hacer los ratoncitos en la guarida del león -carcajeó en medio de la solitaria y oscura habitación en la que se encontraba: nada iba a detener su plan de arrasar con todo y desatar el caos en aquella isla pacifica del Mundo Digital.

    […]​

    -Vaya, se nota que nadie se ha dignado a limpiar en un buen tiempo -Kath tenía que suprimir el deseo de poder darle al lugar una buena limpiada: la recepción del edificio estaba toda polvorienta, llena de telarañas y con varios lugares llenos de musgo por la humedad. Tampoco ayudaba que las luces parpadearan cada tantos segundos para convertir el sitio en una estupenda casa de los sustos.

    -No tengo idea de cómo puede vivir alguien en esta pocilga -señaló Teresa al ver el estado del sitio: aparte de lo divisado por Kath, los diversos muebles y la decoración estaban en un estado sumamente deplorable y capaz de hacer llorar a cualquier restaurador de lugares.

    -Debemos tener cuidado. No sería extraño que la casa estuviera llena de trampas para los intrusos -mencionó Kyle luego de analizar brevemente la situación en la que estaban.

    -Debemos asumir que Walpurgis debe estar en el septimo piso y que todo lo que exista entre ese punto y este está plagado de trampas -respondió la francesa tras morderse levemente el labio y esperar que no tuvieran contratiempos que les impidieran encargarse de la bruja.

    -Sigamos por las escalera -Fladramon señaló con una de sus garras el final de un pasillo en donde se podían ver unas escaleras en forma de caracol que daban a lo que asumían era el segundo piso del edificio. -Teresa y yo iremos en la retaguardia y frente respectivamente -explicó el digimon armor su plan, el cual no obtuvo ninguna negativa de los presentes.

    Lentamente, el grupo de cuatro comenzó a subir las escaleras, teniendo el máximo cuidado posible de no activar o caer en alguna trampa. Al llegar al segundo piso, todo estaba totalmente a oscuras, lo cual obligo a ambos tamer a sacar una linterna cada uno. La albina fue la primera en notar a el que parecía ser el interruptor de la luz y sin mediar palabra, se acercó a subirlo. Las luces iluminaron el lugar y la pequeña sonrisa de la albina fue sustituida al sentir como una sustancia babosa pareció caerle en el cabeza justo en el momento que bajo su capucha. Teresa soltó un grito al igual que Fladramon al mismo tiempo que Kyle se lanzó para mover a la francesa de su sitio: un Dokugumon estaba en el techo, listo para disparar su telaraña y atrapar a la incauta francesa.

    ReliktRelikt o3o
     
  3. Relikt

    Relikt Something that remains

    Registrado:
    15 Abr 2016
    Mensajes:
    611
    Temas:
    0
    Calificaciones:
    +89
    El falso azabache había empujado a la albina con su cuerpo para evitar que la telaraña de Dokugumon cayera sobre ella, por su parte, Fladramon y Witchmon atacaron al mismo tiempo al Adult con forma de araña, el primero utilizó su Knuckle Fire mientras que la bruja apoyo con su Baluluna Gale haciendo que las bolas de fuego golpearan varias veces al Digimon insecto. La araña venenosa terminó por caer del techo quedando en medio entre los Tamers y sus compañeros Digimon, antes de que Dokugumon eligiera con quien intentar acabar primero, la Digimon de vestimenta roja creo un círculo mágico a su lado del cual emergió un chorro de agua que atravesó a la araña y volviéndola un Digitama.

    Vaya, así que había más sirvientes. – Comentó Teresa mirando el Digihuevo y luego al par de Tamers que se habían mojado por su ataque. – Ups, lo siento.

    ¿Estás bien? – Preguntó el inglés alzando un poco la cabeza para ver a su compañera.

    Kyle. – Dijo casi en un susurro la francesa poniendo un poco nervioso al elite de falsos ojos verde por la cercanía de sus rostros. – Pesas mucho, ¿podrías quitarte de encima?

    S-sí, lo siento. – Respondía Master mientras se incorporaba y luego poniéndose de pie. – Eso… eso estuvo cerca.

    Lo sé. – Hablaba la chica sentándose para ver como Kyle extendía su mano para ayudarla a levantarse. – Gracias. – Agradeció la de ojos púrpura tomando la mano y poniéndose de pie. – Prefiero estar mojada que cubierta de telaraña.

    De ahora en adelante, evitemos alejarnos y accionar luces o trampas. – Decía Fladramon mirando a su alrededor en busca de las escaleras que los llevaran al siguiente piso.

    Me disculpo por eso. – Suspiraba la albina enrollando un poco su cabello para sacarse agua. – No volverá a pasar.

    Este pasillo parece un camino sin salida. – Dijo la bruja señalando el lugar y después mirando hacia las escaleras.

    Tendremos que revisar cada habitación en busca de las otras escaleras. – Comentaba el inglés viendo las cuatro puertas de madera que habían.​

    Ante cualquier imprevisto, el par de Digimon se ofrecieron para abrir las puertas y así evitar que algo les pasara a sus respectivos Tamers. El primero en abrir puertas fue Fladramon, en el momento en que giró la perilla y empujó, una trampa en el suelo se activó, esta se trataba de una compuerta que abarcó casi la mitad del pasillo en donde estaban. El cuarteto casi termino por caer en una habitación cubierta de grandes púas que pudieron haberlos empalado, por fortuna, Witchmon se sostuvo de su escoba que se elevó en el aire mientras con su otra mano mantenía el brazo al inglés, en cuanto a Fladramon, este se tomó de la orilla de la compuerta y sostuvo a la francesa abrazada a él. Un rechinido sonó indicándoles que la trampa iba a cerrarse, así que Blue se impulsó con la mano que sostenía la orilla y cayó junto a la albina del otro lado de la puerta, justo en la habitación.

    Que susto. – Dijo Kathleen todavía sosteniéndose del brazo de Fladramon.​

    A continuación, tanto la trampa como la puerta se cerraron dejando a un par en el pasillo y al otro dentro de la habitación. Witchmon suspiró fastidiada mientras soltaba a Kyle cuando este tuvo los pies en el suelo, luego se acercó a la puerta y la golpeó con fuerza sin embargo no la derribó. Del otro lado, Fladramon y Kathleen se encontraban frente a Waspmon, si bien al Adult de fuego no le asustaba enfrentarse a aquel Digimon, la francesa pareció ponerse pálida ante la presencia de ese tipo insecto con apariencia similar a la de una abeja. El Digimon insecto arremetió contra Blue, quien encendió sus puños con flamas y comenzó a golpearle al tiempo que evadía su aguijón. El zumbido de la avispa llamó la atención de los que estaban en el pasillo.

    Creo que tienen compañía ahí adentro. – Comentó el inglés acercando su oído a la puerta.

    Es una jodida abeja, Kath, quítate de la puerta. – Decía la bruja dándole otro golpe a la puerta con la esperanza de que su Tamer se moviera y no estuviera paralizada por el miedo. – ¿Me oíste?

    Estará bien, Blue esta con ella. – Intentó calmar a la Digimon de atuendo rojo quien golpeó por tercera vez la puerta.

    Si, genial, el problema no es ese.

    Luego de un momento el sonido en el interior de la habitación cesó. Witchmon y Masters se miraron enarcando una ceja para luego regresar su vista a la puerta, a continuación, la perilla se encendió al rojo vivo para después abrirse.

    Encontramos las escaleras. – Afirmó mientras señalaba con su mano por encima de su hombro.​

    ***
    LuigiLuigi
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  4. Luigi

    Luigi Digimon Tamer/Pokemon Trainer/Tensaigakure Shinobi

    Registrado:
    28 Mar 2009
    Mensajes:
    10,145
    Temas:
    185
    Calificaciones:
    +2,288

    Luego de aquel inesperado suceso, el cuarteto comenzó a subir por las escaleras con sumo cuidado para evitar un contratiempo. Ahora, habían dejado ya el segundo piso y se encontraban caminando en dirección al tercero, con Teresa vigilando la retaguardia y Fladramon vigilando el frente mientras que ambos humanos iban en medio de la formación y dejando a su paso un charco de agua que comenzaba a mermar poco a poco. El silencio en el lugar aumentaba todavía más su rango de tetricidad. Finalmente, el grupo llegó al tercer piso: una especie de pasillo de cemento bastante deteriorado y con telarañas visibles gracias al parpadeó constante de la red eléctrico. Kyle entrecerró los ojos ante ello al mismo tiempo que Kath terminaba de comerse una barra de chocolate para mantener su azúcar en niveles estables.

    -Espero que no nos encontremos más sorpresas indeseables -habló Fladramon mientras continuaba caminando y vigilando los alrededores.

    -Juro que apenas vea a esa infeliz le romperé la cara -comentó la Witchmon de Kathleen, cuyo humor estaba peor luego del encuentro de su tamer con aquella abeja tamaño jumbo en el piso anterior.

    -“Oh…¿seguimos aquí?” -la somnolienta figura de Grottomon se materializó a un lado de Kyle mientras que este examinaba el interior de una puerta, topándose con frascos vacíos y rotos. –“Pensé que a estas alturas ya estaríamos fuera de este basurero” -espetó el duendo con bastante molestia. –“¿Y porque carajo parece que te caíste en un lago?” -cuestionó al notar las ropas húmedas del castaño y posteriormente, las de la albina.

    -Luego te explico -fue lo único que comentó Kyle antes de proseguir con su camino. Teresa simplemente creyó que el londinense estaba hablando solo y Kath asumió que le había respondido al juttoushi que lo acompañaba.

    -¿Qué te preguntó? -la curiosidad de la miembro de Fleur de Lis junto al incidente anterior le hizo olvidar que estaba molesta con el de rango elite.

    -Se está quejando de que aún seguimos aquí y que por que estábamos mojados -respondió el de ojos azules, deteniéndose al ver que literalmente, habían llegado a un pasillo obstruido por un enorme cubo de hielo que parecía no iba a derretirse pronto.

    -Genial. De verdad esta tipa tiene un sistema del humor bastante bizarro -exclamó Fladramon al ver el enorme cubo de hielo. Por lo que podían ver, al otro lado del bloque transparente, se podía apreciar lo que parecían ser las escaleras al cuarto piso.

    -Es hora para que “calientes” el ambiente -sonrió divertida Teresa al dragón del grupo, el cual rodó los ojos y se acercó al cubo de hielo y comenzó a dispararle bolas de fuego de tamaño pequeño para evitar algún accidente.

    -No te que quedes allí y ayuda con esto -reclamó Fladramon a la bruja, la cual hizo una mueca y posteriormente disparó un chorro de agua al cubo para ayudar a crear el paso.

    -Creo que esto tardara unos minutos -notó la francesa al ver que debían hacer el camino con cuidado y no forzar un ataque que ocasionara que el techo les cayera encima.

    -Evidentemente -suspiró resignado el inglés, el cual se llevó una mano a la nuca. -Por cierto ¿Qué te pasó en la habitación anterior? Parecía que estuviste aterrada hasta que Fladramon logró abrir la puerta y la reacción de Teresa me dice que hay una historia.

    -Le temó a las abejas, en especial porque soy alérgica a sus picaduras -
    respondió la francesa, esperando a que los dos digimon fueran capaces de abrir el camino al cuarto piso. -Y allí adentro había una abeja muy grande.

    -Oh, entiendo -
    respondió el castaño al escuchar la historia.

    Minutos después, el bloque de hielo terminó con un enorme agujero por el cual el grupo pudo cruzar y llegar a las escaleras del otro lado. Solo era cuestión de superar el cuarto piso y luego se toparían de seguro con Walpurgis en el quinto.

    ReliktRelikt o3o
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  5. Relikt

    Relikt Something that remains

    Registrado:
    15 Abr 2016
    Mensajes:
    611
    Temas:
    0
    Calificaciones:
    +89
    El cubo de hielo no había estado congelado solo con magia, al pasar a las escaleras rumbo al cuarto piso, la temperatura del lugar descendió tanto que podían ver sus propios aliento, también pudieron notar como el camino comenzaba a volverse resbaloso por lo que Fladramon se colocó entre los Tamers y se encendió en llamas para mantener calientes a todos mientras terminaban de atravesar el pasillo hacia las siguientes escaleras.

    Parece como si hubieran puesto un aire acondicionado a toda potencia. – Comentaba Teresa abrazándose a sí misma. – Que bueno que eres un calentador con patas, Fladramon.

    Sabes que, tomaré eso como un cumplido. – Respondió Blue para luego suspirar. – Apresurémonos en subir al siguiente piso y esperemos que cambie la temperatura.

    Al menos contigo así nos estamos secando más rápido. – Decía el Elite manteniendo las manos cerca de su compañero para calentarse.
    Durante el trayecto pisaron un interruptor sin darse cuenta, causando que se activara la trampa de aquel piso, como el mecanismo era relativamente viejo, el cuarteto escuchó como se abrieron pequeñas compuertas que habían al final del pasillo, a continuación una tanda de flechas fueron disparadas hacia ellos.

    ¡Al suelo! – Dijo Witchmon al tiempo que su sombrero volaba lejos por una de las flechas.​

    Ambos Tamers se echaron al suelo mientras Blue llevaba ambas manos al frente para incinerar las flechas que iban hacia él. El ataque duró apenas unos segundos y luego se detuvo, ante esto, Teresa comenzó a quejarse por su vestimenta rasgada y Fladramon apagó sus llamas para ayudar al Elite y Medium a ponerse de pie.

    Miren lo que le hizo a mi sombrero. – Continuó quejándose la bruja mostrando el objeto el cual mantenía la flecha atravesándolo.

    Bueno, ahora si podremos diferenciarte de Walpurgis. – Contestó Kathleen encogiéndose en hombros y recibiendo un gruñido como respuesta por parte de su compañera.

    Subamos rápido antes de que intenten dejarnos como queso. – Decía Masters tomando del brazo a la francesa y comenzando a subir los escalones justo detrás del Digimon de fuego.​

    En el quinto piso no había nada, tan solo una puerta doble justo detrás de un arco con forma de árbol. El trayecto entre las escaleras y aquella puerta no era mucho, por lo que después de un par de pasos ya estaban frente a ella. Blue volteó a ver a Teresa y asintió para indicarle que estuviera lista ya que iba a abrir la puerta, en cuanto al par de Tamers, estos habían sacado sus Digivice y los mantenían a la mano. Una vez que el Adult de fuego giró la perilla, empujó las puertas esperando encontrarse a su objetivo, sin embargo lo que encontró fue una habitación iluminada por un gran ventanal al fondo, cubierta con estantes llenos de libros y un escritorio con pergaminos regados en toda la superficie.

    No hay nadie. – Dijo Blue observando los alrededores de la habitación, luego dando un paso al frente.​

    Durante un minuto Fladramon entró al lugar e inspeccionó en busca de alguna trampa, pero no logró toparse con nada, luego de ello, sus compañeros entraron.

    No me digas que hemos venido a perder el tiempo aquí para nada. – Hablaba Tessa notablemente molesta mientras traspasaba la puerta.

    Debimos haber pasado algo por alto o tal vez hay una habitación secreta. – Comentaba el inglés acercándose a uno de los estantes.

    ¿No se sienten un poco extraños? – Preguntó la albina mirando los rincones de la pared donde estaba la ventana y luego a su compañera.

    ¿A qué te refieres? – Dijo el Elite girándose para ver de regreso al grupo.​

    En ese momento, Blue, quien había estado mirando más allá de la ventana se volteó bruscamente hacia sus compañeros, poco a poco uno de sus brazos se alzó al frente apuntándolo hacia Teresa. El Digimon de fuego gruñó como si no pudiera hablar y luego corrió directo a la bruja de vestimenta roja.

    ¿Qué demo…? – Decía Witchmon esquivando el primer ataque por parte de Fladramon. – ¡Hey!

    Blue, ¿qué haces? – Alzó la voz Kyle viendo como su compañero continuaba moviéndose contra la bruja.

    ¡Cuidado! – Advertía la chica de ojos púrpura al ver como Fladramon bajaba una mano mientras con la otra simulaba intentar atacar el rostro de la demonio humanoide.​

    El Adult de fuego logró golpear a Tessa justo en el estómago, sin embargo, al no haber sido usada ninguna técnica de fuego, simplemente le sacó el aire a la tipo datos. Teresa trastabilló hacia atrás mientras el hombre dragón daba pasos al frente para continuar con su ataque, antes de que este pudiera golpearla nuevamente, la bruja creo un círculo mágico bajo sus pies y del cual comenzó a salir una ventisca que elevó a Blue hasta azotarlo contra el techo. Fladramon cayó pesadamente sobre su pecho.

    Ella… está aquí. – Murmuró el Digimon de fuego al tiempo que intentaba incorporarse.​


    ***
    LuigiLuigi go!​
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  6. Luigi

    Luigi Digimon Tamer/Pokemon Trainer/Tensaigakure Shinobi

    Registrado:
    28 Mar 2009
    Mensajes:
    10,145
    Temas:
    185
    Calificaciones:
    +2,288

    Una risa macabra comenzó a resonar en la habitación al mismo tiempo que el ataque de Teresa había logrado sacar a Fladramon de las “manos titiritescas” de Walpurgis. El dragón azul tenía una seria expresión de molestia en el rostro y buscaba por la mirada a la causante de que hubiera atacado a sus compañeros. Teresa por otro lado, también estaba buscando con la mirada a su contraparte y muriéndose de ganas de golpear la cara de la otra bruja. Por su cuenta, Kyle y Kathleen estaban espalda a espalda y tratando de averiguar de dónde venía la voz de Walpurgis.

    -Ara ara. Debo admitir que me sorprendieron llegando hasta aquí, pero para su mala suerte…el juego se terminara en este lugar para ustdes -la figura de Walpurgis apareció de repente flotando en su escoba a unos metros cerca del centro de la habitación. -No dejare que una caperucita roja y un bikerboy de poca monta interrumpan mis planes…-las palabras de la bruja se detuvieron en seco cuando tuvo que invocar un muro de tierra para bloquear el chorro de Teresa. -¿Impaciente por morir, querida? -preguntó con sorna la bruja maligna.

    -No, eso fue simplemente por tratar de chamuscarnos con el cerebro de lagarto -confesó Teresa de forma orgullosa y descolocando brevemente a Walpurgis. -Y por lo que veo, eres de la clase de perras que adoran escuchar el sonido de su voz e ignoran los alrededores.

    Antes de Walpurgis pudiera decir algo, el gritó de Flame Rocket fue seguido por un infernal ardor en su espalda que la hizo caer de su escoba y retorcerse del dolor: Fladramon había aprovechado la charla entre ambas brujas para lanzar uno de sus ataques más potentes a espaldas de Walpurgis. Teresa no se lo pensó dos veces y usó su Balaluna Gale para partir en dos la escoba de la bruja con un viento mágico y cortante. Walpurgis se repuso luego de haber sido atacada y su expresión no era para nada alegre.

    Me las van a pagar! -la bruja sin dudarlo se volvió invisible, alertando a todos los presentes de la habitación.

    -Eso si es molesto -comentó Kath con cierta irritabilidad al ver la facilidad de la bruja para ocultarse de la mirada de todos.

    -Súmale que tiene esa extraña habilidad de manipular a otros y que por el tamaño de este lugar, es impráctico evolucionar a Blue a cualquiera de sus etapas -expresó molesto el castaño mientras activaba la brújula de su d-arc, la cual estaba apuntando a la derecha. -¡Fladramon! ¡A la derecha! -exclamó el castaño de forma veloz.

    El dragón bípedo asintió y sin dudarlo comenzó a disparar bolas de fuego en la dirección que le estaba indicando el tamer. Teresa se unió a la fiesta y también comenzó a disparar sus ataques en la dirección en la que Kath le estaba señalando igualmente. Aun así, no todo era miel sobre rosas: Walpurgis había logrado golpear de lleno a Teresa con una bola de fuego y a Fladramon con un chorro de agua a alta presión. La risa macabra de la bruja estremeció a Kathleen y en menor medida al inglés, que estaba preparado para realizar Spirit evolution en cuanto fuera necesario.

    -Les dije que ustedes no impedirían que lograra mi plan de arrasar con esta miserable isla -se mofó la bruja con deleite. -Solo restan pocos detalles, pero si me lo propongo, puedo usar mi plan de destruir esta isla hoy mismo y aun así tengo un 89% de éxito asegurado.

    -Pues asumiré que nosotros somos el 11% que se encargara de que, si lo haces, fracases -contestó la francesa de forma desafiante ante las palabras de Walpurgis.

    -Hohohoh grandes palabras para una pequeña niña que se está escudando en su amigo -señaló de forma cruel la bruja, evadiendo los ataques de sus adversarios. -Pude ver todo el recorrido que han hecho desde que entraron…y te aseguro que de haber venido sola, hubieras terminado como uno de los tantos capullos de Dokugumon…asumiendo que hubieras frenado a Mercuremon por tu cuenta.

    ReliktRelikt la bruja esta jodiendo mentalmente a la francesa(?) btw termina esto y pides la parte final de la cronica(?)
     
    • Me gusta Me gusta x 2
  7. Relikt

    Relikt Something that remains

    Registrado:
    15 Abr 2016
    Mensajes:
    611
    Temas:
    0
    Calificaciones:
    +89

    No tienes que prestarle atención a lo que dice. – Dijo Kyle al ver que su compañera no respondió a la provocación de la bruja.

    De todas formas estamos en medio de una pelea. – Contestaba la albina sacando su manojo de cartas. – Que diga lo que quiera.

    Pues a mí sí me las vas a pagar. – Gruñó Teresa, quien al contrario que su Tamer, no había tomado bien el comentario de Walpurgis.​

    Tessa creo un círculo mágico del cual salió un vendaval con dirección hacia la otra bruja, sin embargo esta última creó un muro de tierra impidiendo que el viento siguiera su curso. Al quedar justo del otro lado, Blue fue tras Walpurgis usando su Fire Rockett, si bien pudo llegar cerca de la malvada Digimon, esta uso su Aquary Pressure y empujó a Fladramon enviándolo hacia uno de los estantes del otro lado. Luego de ello, la bruja se hizo invisible poniendo nuevamente alerta a ambos Tamers. Poco a poco el inglés se puso frente a la francesa para que solo hubiera estantes detrás de ella, después de todo, Witchmon tal vez se acercaría a la Medium solo para demostrar su punto. En cuanto a Kathleen, esta prefirió ignorar la acción de Masters, ya que aunque fue involuntaria, era visiblemente una afirmación por su parte de que ella si era un estorbo en esa misión, puesto así, la albina deslizó una carta en su Digivice.

    Tessa, Necro Corso. – Indicó la de ojos púrpura señalando toda la habitación mientras giraba su dedo índice.

    Lo ves, pequeña caperucita, hasta tu compañero me da la razón de lo que digo. – Oían el cuarteto la voz de Walpurgis que resonaba en toda la habitación.

    Tal vez con un poco de tinta dejes de hacer tus molestos actos de desaparición. – Comentó la francesa en el momento que su compañera comenzaba a pintar todo el lugar con tinta.​

    Justo antes de dirigir su boca hacia el lugar donde estaban los Tamers, Teresa logró empapar a Walpurgis y un poco a Blue, con la tinta. Al parecer, la bruja iba a usar otra vez su truco de titiritera con Fladramon, cosa que molestó al susodicho. Kyle activo la carta Volcano Blaze al tiempo que su compañero volvía a encenderse en llamas, esta vez, el fuego era de color rojo brillante. Por otro lado, Briand deslizó Kuroi Haguruma para aumentar los stats de su compañera y Yaksha Armory - Bao Chu [Rooster] otorgándole a su compañera un majadero con tres puntas a modo de garras a cada lado. Al ver como ambos Digimon se preparaban para un doble ataque, Walpurgis intentó escudarse haciendo muros a su alrededor, si bien la tierra se alzó para cubrirla, Blue logró golpear con fuerza la pared recién construida haciendo que esta cediera ante su poder, en cuanto a Tessa, esta usó Púyaváha derribando con su electricidad la pared hasta llegar a la malvada Walpurgis. La bruja lanzó un alarido de dolor mientras lo cimientos de la casa temblaban, haya sido por ambas técnicas combinadas del par de Digimon o por la magia de Walpurgis, los libros de los estantes cayeron al suelo, algunos golpeando al par de Tamers, quienes intentaban mantenerse de pie en aquella situación.

    Luego de unos segundos, el pequeño terremoto cesó. El polvo que había en el techo y en los alrededores del lugar se había esparcido por toda la habitación, el ventanal al fondo se había empañado, lo cual les impedía ver más allá de este. En cuanto al pequeño grupo, Blue y Teresa tosían intentando apartar un poco del polvo de sus caras al tiempo que intentaban divisar lo que había a su alrededor, en cuanto al Elite y la Medium, estos se encontraban de rodillas tapándose la parte inferior de sus caras con sus camisas para evitar inhalar el polvo.

    ¿Están todos bien? – Preguntó Fladramon encendiendo su puño en llamas para iluminar el lugar.

    Quitando el hecho de que estoy del asco. – Comentaba Tessa acercándose a su compañero. – Todo bien por este lado.

    ¿Y Walpurgis? – Dijo el inglés levantándose junto a la albina.​

    Ante la mención de su nombre, el cuarteto escuchó un gruñido emitido por la bruja que hacía un par de minutos reía maquiavélicamente, esta yacía en el suelo para luego intentar reincorporarse. Rápidamente, Blue y Teresa se posicionaron a su lado dispuestos a atacar si intentaba hacer algo.


    ***
    LuigiLuigi Maka EvansMaka Evans listo~​
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  8. Autor
    Maka Evans

    Maka Evans ¡Wubba lubba dub dub!|| Lord of Shipping

    Registrado:
    29 Mar 2009
    Mensajes:
    4,699
    Temas:
    428
    Calificaciones:
    +2,244
    LuigiLuigi ReliktRelikt

    ¡Saludos, gente! Lamento la demora, pero al fin todo listo por acá~
    Tanto el número de post como de palabras está en orden, así como el contenido -que a su modo tuvo bastante movimiento y eso fue agradable - :"3

    MasaruMasaru listo todo acá ​
     
  9. Masaru

    Masaru "さあ、往こうか" Supermoderador

    Registrado:
    21 Oct 2005
    Mensajes:
    16,027
    Temas:
    1,280
    Calificaciones:
    +4,551
    Pagas Asignadas
     
Estado del tema:
Cerrado para nuevas respuestas

Compartir esta página

Cargando...