Recolección Especial Tío te voy raspar la quest | Himadel

Tema en 'Alfheim Online' iniciado por Lazy, 12 Sep 2018.

  1. Autor
    Lazy

    Lazy I'm Morpheus, nice to meet you

    Registrado:
    22 May 2016
    Mensajes:
    1,991
    Temas:
    100
    Calificaciones:
    +990
    [​IMG]
    Mínimo de palabras: 600.
    Mínimo de post en solitario: 2 post.
    Duración: 1 semana.
    Recompensa: 8 reactivos | 60 yrd.

    Se lanzará un dado de 100 caras para la mistery box:

    Hex box I-A
    :​
    Liquid candy, Sea shell & Star core x2 (86% - 100%)​
    Necklace pattern, Bracelet pattern & Ring pattern x2 (76% - 85%)​
    Onix stone and Amber stone x3 (66% - 75%)​
    Common cord & Bright flower x3 (51% - 65%)​
    Poisonous sap & Ginatia leaf x3 (36% - 50%)​
    Blind eater seeds & Scarlet sting x2 (21% - 35%)​
    Little gold nugget and silver ingot x3 (11 - 20%)​
    Safe device α x1 (1% - 10%)​


    Himadel @NoirExor

    Dale tio
     
  2. Belgium

    Belgium Dying. Moderador

    Registrado:
    1 Dic 2006
    Mensajes:
    3,233
    Temas:
    188
    Calificaciones:
    +1,574
  3. NoirExor

    NoirExor "Albino-master" Moderador

    Registrado:
    28 Ene 2010
    Mensajes:
    1,148
    Temas:
    84
    Calificaciones:
    +666

    Un día acababa de pasar, como una hoja más que había caído de un árbol en otoño que a su vez poseía incontables más por venir… nada parecía señalar que algo nuevo fuese a suceder en la vida de cierto joven cuya rutina era la de todo típico estudiante universitario. Eso sí, sentía cansancio en el cuerpo y no era nada anormal en alguien de su edad, solo hacía falta una noche ardua de estudio con una sesión de actividad física exigente para lograr ese efecto en él. De todas formas procedió a levantarse y alistarse para lo que sería un pequeño descanso, ya era sábado por lo que poseía abundante libertad de acción para hacer lo que quisiera. Durante el desayuno trataba de ignorar algunas cosas, una de ellas era su trabajo, se había estancado con este y necesitaba algo más de tiempo para conseguir algún progreso. Sin embargo el otro asunto que estaba omitiendo desde el ocaso anterior era un regalo de su madre que sencillamente no esperaba recibir, intuía cual sería el contenido pero se había armado de paciencia para descubrirlo hoy.

    ─ Ah, es justo lo que imaginaba, supongo que ahora estoy al día con las novedades ─ dijo el albino con una modesta sonrisa al retirar el envoltorio y apreciando aquel artefacto llamado Amusphere, tal artilugio se encargaría de sumergir a Ciaran en el mundo fantástico que otros jóvenes ahora exploraban ─ Pero… ¿Acaso no sería muy simplón de mi parte el solo acostarme con esto sobre mis ojos y jugar? Osea, Ciaran, ¿Desde cuándo tu madre te envía regalos como estos? ¿De veras fue ella quien lo envió? ─ Se preguntaba a sí mismo en voz alta el albino conforme jugaba con el dispositivo en sus manos, escudriñando su superficie.

    No obstante por más que el irlandés trataba de actuar con seriedad y buscarle un trasfondo al asunto, la verdad era que sabía que tal obsequio era cosa de su progenitora, reconocería la letra con la que estaba escrita la etiqueta en cualquier parte y la curiosidad que sentía por este aclamado juego de realidad virtual le superaba, aunque sentía que de gustarle podría convertirse en un vicio lo cierto es que tal entretenimiento podría traer beneficio a su trabajo en la vida real. Sí, era cuestión de buscarle utilidades más allá de la diversión al vasto mundo de Alfheim, ya luego pensaría sobre ello tras ponerse a jugar.

    ─ ¡Muy bien, entonces aquí vamos! Haha, no me había sentido tan emocionado desde hace unos días, espero que al ponerme esta cosa no acabe viendo a Rick Astley cantando “Never Gonna Give you up” o voy a enojarme un poco.


    [Log in for the first time]

    Tras abrir los ojos nuevamente una vez escogida su clase y raza, el ahora jugador novato Himadel acababa de despertar en un lugar frio que para su sorpresa se sentía inesperadamente real, ya acostumbrado a presenciar paisajes como estos detrás de una pantalla y un joystick no anticipaba el sentir como temblaba ligeramente debido al gélido clima de Midgard. El Leprechaun dio un paso en la nieve, luego unos más, intentó correr solo para acabar sumergido en el manto blanco que escondía una depresión en el suelo. Más allá del pequeño accidente se había percatado de que moverse en este juego era muy instintivo, era muy cierto el asunto de la inmersión pues se sentía tal cual si estuviese en el mundo real tratando de atravesar un campo helado.

    ─ Fabuloso, ¿Dónde ha estado Alfheim toda mi vida? Seguro se le puede sacar provecho a esta experiencia, de muchas y variadas maneras… brrrr ─ tras expresarse en voz alta solo para sí mismo, estaba claro que ponerse a reflexionar en la nieve no era buena idea, el haga mecánica ahora se adentraba en su capital que no era otra cosa que una especie de fortaleza con un aire futurista ─ Como todo juego de rol debe de haber algún NPC que me ayude a encontrar respuestas.


    […]


    Tras lo que habían sido al menos unos treinta minutos, de los cuales veinte habían transcurrido con solo exploración y miradas de asombro en todas direcciones dentro de la base Leprechaun, Himadel ahora sabía dos cosas importantes: Debía progresar realizando Quest o tareas que le recompensaban con experiencia, pues era la forma convencional de ganar fuerza en Alfheim, y también podía moverse a otras zonas de la isla mediante portales, los que ahora había usado para moverse hacía Yggdrasil.

    El cambio de clima fue algo agradable para el hada nívea que pronto se sintió relajado en esta ciudad que según escuchó de sus compañeros Leprechaun era habitada por todas las razas en conjunto, haciéndola una zona común. Los pasos lentos acabarían conduciendo al caballero a un sitio muy conocido por la comunidad que no era otro salvo la plaza central, no necesitaba tener una gran agudeza mental para percibir como otras personas que parecían más experimentadas iban y venían en esta ubicación, además un tablón de anuncios destacaba por sobre todo lo demás. Los trabajos claramente estaban a vista de todos aquí, mucho de donde escoger y la calabaza parlante que ayudaba a alguno que otro usuario era la cereza sobre el pastel. Para Himadel no parecía haber ninguna complicación aparte de escoger entre una docena de posibles tareas, pero acabaría encontrando una sin siquiera esperárselo.

    Los ojos del aprendiz de herrero ahora se fijaban en una persona un tanto diferente a las demás, resaltaba por su vestimenta y la distintiva cicatriz en su ojo, tal sujeto tampoco había pasado por alto la insistente mirada del novato.


    ─ Hey chico, ¿Acaso mi apariencia te ha dejado mudo? No sé qué miras, pero no muerdo ─ dijo finalmente el viejo acercándose al muchacho que inesperadamente sonrió de oreja a oreja como si le hubiesen dicho algo divertido, no era la reacción que esperaba.
    ─ Para nada, es más, usted parece un buen hombre y un aventurero como yo ─ expresó el albino sin inhibirse, aunque tampoco iba a mentir acerca de su situación actual ─ o mejor olvide lo de aventurero, no he hecho nada salvo merodear aún.
    ─ Tch, entonces eres un novato ─
    El viejo mantuvo una mirada neutral en dirección al menor, sin embargo sonrió ligeramente cual si fuese en sorna, pero no lo era ─ Sabes, si te interesa un trabajo tengo uno que podría interesarte, me ayudarías mucho si te ofrecieras.
    ─ ¿D-de verdad? No esperaba que tuviese una oferta para mí, no me equivoqué, usted es un buen sujeto, abuelo.
    ─ Que no soy tu abuelo, niño. Y en realidad solo me has llamado la atención, eres un tanto diferente a como esperaba, pero quiero darte una oportunidad de demostrar tu valía como buen marinero.
    ─ ¡Excelente, estoy ansioso por empezar! … ni siquiera sé qué debo hacer pero suena bien.
    ─ Ese es el espíritu, si te mantienes así de principio a fin tendrás buenas probabilidades de lograrlo. Ahora cálmate y deja que te diga los detalles.


    De esta forma, el chico nuevo de las hadas mecánicas estaba a punto de empezar su primer gran encargo, de hecho ni siquiera tenía idea de que armas llevaba encima ni sabía que era capaz de volar, era muy verde pero por algo siempre de empieza según dicen.


    ------
    LazyLazy
    Necesito un paseeeee! /o/
    Wow, pensé que nunca lo diría :D
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  4. Autor
    Lazy

    Lazy I'm Morpheus, nice to meet you

    Registrado:
    22 May 2016
    Mensajes:
    1,991
    Temas:
    100
    Calificaciones:
    +990
  5. Belgium

    Belgium Dying. Moderador

    Registrado:
    1 Dic 2006
    Mensajes:
    3,233
    Temas:
    188
    Calificaciones:
    +1,574
  6. NoirExor

    NoirExor "Albino-master" Moderador

    Registrado:
    28 Ene 2010
    Mensajes:
    1,148
    Temas:
    84
    Calificaciones:
    +666

    Ya a bordo de aquel barco que habría de conducirle hacía su destino cierto jugador se dejaba mecer por las olas al tiempo que se relajaba con ambos brazos apoyados en el barandal del barco, desde la cubierta podía respirar aquel aire fresco sin dejar de sentir fascinación por todas estas sensaciones que un simple juego de realidad virtual podía brindarle. Solo le quedaba aguardar pacientemente y a lo mejor pensar en cómo se las apañaría en este nuevo terreno desconocido para él, estaría emocionado de explorar libremente la costa de Abydos si no fuera porque estaba más concentrado en recordar las palabras que este viejo lobo de mar había compartido con él. Himadel tenía sus dudas acerca de lo que estaba buscando y quizás en menor medida sobre el porqué de dicha caza del tesoro.



    ─ Algo me dice que usted debe conocer muchísimo sobre cosas desconocidas e interesantes que se ocultan más allá del mar, me encantaría escuchar sobre este trabajo que tiene para mi ─ dijo el albino tratando de contener su emoción, después de todo el escuchar los relatos de este NPC le sería de ayuda más adelante, eso seguro… ¿Por qué este hombre era un NPC, verdad?
    ─ Ese entusiasmo es el primer paso, pero algo me dice que estas esperando algo relacionado con navegar y cazar piratas ─ el viejo pareció suspirar por un instante, el joven frente a él todavía no comprendía hasta donde llegaban sus propios límites, por eso mismo no iba a pedirle algo muy difícil, al menos a un nivel físico ─ Pero dejando eso de lado, ¿Qué tan bueno eres buscando objetos perdidos?
    ─ ¿Quieres que busque algo que perdiste, abuelo?
    ─ ¡Que no soy tu abuelo!... y si, puedes tomarlo como una pequeña cacería del tesoro. Si logras encontrar este objeto, te recompensaré.
    ─ Eso quizá no suena tan interesante como pensé al inicio, pero me gusta la parte de la recompensa ─
    expresó con satisfacción el Leprechaun.
    ─ Obviamente, y por lo que puedo ver seguro te será útil esa recompensa ─ dijo el mayor observando y discerniendo la raza a la cual pertenecía su interesado ─ La sed de aventura, de peligro, de obtener riquezas, recuerdo que yo también solía sentirme así conforme navegaba, y mi tesoro era muy útil y a la vez siempre estuvo conmigo, significa mucho para mí, te deseo suerte encontrándolo.
    ─ Confía en mi viejo, lo encontraré, sé que lo haré, no puede ser tan difícil, ¿O no? ¡Aquí voy!


    Fue entonces que el jugador conocido como Himadel estaba dispuesto a ponerse en marcha, se dio la vuelta sintiendo que estaba a punto de dar inicio a su primera aventura dentro de Alfheim, solo que olvidaba un pequeño detalle a la vez que ignoraba la mirada del anciano marinero que aún necesitaba compartir con él algo de suma importancia y solo aguardaba a que el menor por fin cayera en su error. Esto sucedió a los cinco minutos, cuando por fin el caballero advirtió que algo le faltaba y regresó corriendo con algo de vergüenza.

    ─ A propósito… ¿Dónde debo ir?



    Para cuando el Irlandés terminó de procesar todo lo que había conversado con su abuelo el barco ya estaba a punto de arribar en Sea Side, el primer bioma del gran continente de Abydos. Primero que nada había que destacar que nuestra hada mecánica ya empezaba a acostumbrarse a su vestimenta y equipo, la coraza de metal era pesada e impedía una movilidad más fluida y suelta pero tampoco era un obstáculo para el combate. Aún no había combatido ni una sola vez, pero comenzaba a darse cuenta que eso era lo de menos al vislumbrar la vasta línea costera, esas blancas arenas que cubrían un amplio margen y que exigían un buen tiempo de parte del cazador de tesoros a fin de encontrar lo que buscaba. No obstante, ya aceptando los hechos se preparó para la acción colocándose el yelmo y desembarcando junto con los demás en esta tierra extraña.

    ─ Hmmmm, veamos ahora donde empezaremos a buscar… ─ Himadel debía ser inteligente y tratar de pensar como un auténtico pirata ocultando un tesoro, ¿Dónde lo resguardaría si fuese suyo? Tampoco podía escarbar en la arena en un sitio totalmente al azar, solo una respuesta lógica vino a su cabeza ─ bueno, supongo que solo me queda explorar toda el área, vaya trabajo.

    Pesados eran los pasos férreos del novato pero ligero era su corazón, no estaba frustrado debido al amplio terreno que debía cubrir pues era su primera vez dando un paseo por aquella playa habitada por curiosas criaturas y disfrutaba todavía de la sensación que la brisa marina provocaba en su cara a través de su yelmo. Cada tanto espiaba como los demás sostenían encuentros con ciertos enemigos que se les cruzaban, las formas de combatirles eran variopintas e incitaban al caballero para que por fin librase sus propias batallas.

    Su primer obstáculo estaría a punto de golpearlo de manera literal, siempre había vislumbrado como aquellos monstruos en forma de cangrejo se hallaban atacando a otros, pero nunca tuvo la oportunidad de ver cómo estas criaturas se cruzaban con los usuarios. Bastó con pisar en el lugar equivocado para que una pinza de repente consiguiera atrapar la pierna de Himadel, quien reaccionó rápidamente al golpear con su alabarda torpemente al animal.


    ─ ¡Un cangrejo! ─ aún sorprendido por la emboscada, el caballero había logrado zafarse del agarre y su enemigo emergía en su totalidad desde la arena donde había estado aguardando a los incautos ─ Muy bien, está claro que buscas pelea y no pienso negártela, serás mi tutorial.

    Con una sonrisa confiada y como la que lleva en el rostro un niño que juega inocentemente, el Leprechaun fue el primero en lanzarse al ataque conforme pensaba en como maniobrar con su armamento alargado. Él Sea Crab esquivó con facilidad el ataque al moverse hacia un lado, su tenaza golpeó a su oponente cual martillo en una de sus piernas haciendo que pierda el equilibrio, se preparó para volver a conectar una agresión cuando el humano de repente movió su otra pierna bruscamente en una patada que roció con arena el cuerpo del crustáceo. Aprovechando la falta de visión momentánea, un golpe contundente de la alabarda en su lado de martillo hizo que el animal fuese aplanado contra el colchón de arena que amortiguó el golpe pero entorpeció los movimientos venideros.

    ─ ¡Eres mío! ─ retrayendo el arma, Himadel sujetó con firmeza el instrumento de su victoria y volvió a golpear utilizando la punta de lanza aguda para penetrar la defensa de su rival con fuerza, esto fue suficiente para hacerle desaparecer de la existencia ─ ¡Sí!… Au, au, ese desgraciado me hirió dos veces en la misma pierna. Suerte que mi protección es pesada pero aún así pude sentirlo claramente. Habrá que seguir buscando pero cuidando donde piso… si, debo tomar nota.


    (…)

    De esta forma la exploración de aquella playa paradisiaca pronto terminó por abarcar una extensa cantidad de tiempo, el hada mecánica se tomaba su tiempo buscando debajo de cada pequeña roca, inspeccionando la arena e incluso buscando debajo del agua poco profunda en busca de algún indicio pero no había conseguido nada por el momento. Cansado de caminar y de lidiar con alguno que otro cangrejo enojado, el caballero decidió descansar por un instante en un sitio que acababa de descubrir y que quizá albergaba la clave a toda esta búsqueda del tesoro. Era una pequeña playa que parecía apartada de la principal gracias a una barrera natural conformada por roca cual muralla que ya albergaba algas secas y moluscos en su superficie, un único acceso cual túnel atravesaba esta pared de piedra dando acceso a este pequeño confín al este del bioma.

    ─ Ahora que lo pienso y a juzgar por las palabras de ese viejo, es muy probable que acabe encontrando una foto de su esposa en un colgante o algo así, no lo había pensado, pero a lo mejor me deje llevar mucho por mi entusiasmo, haha ─ Por suerte no había nadie cerca para escuchar como este chico parecía hablar consigo mismo cual si hubiese enloquecido por el calor, sin embargo no estaba prestando atención a como una pequeña criatura parecía moverse tímidamente a su costado.

    Se trataba de un pequeño Sea Crab, tales proporciones solo podían pertenecer a una cría y esta caminaba lentamente a cierta distancia hasta que el humano cerca suyo se movió bruscamente provocando que huyera a su refugio, un pequeño orificio en la arena.

    ─ Hey, pero si es un pequeñín ─ no importaba cuan deseoso estuviese el irlandés por combatir a otras criaturas para mejorar su técnica, nunca le haría daño a semejante cosita que casi nada podía hacer en su contra ─ ¿De casualidad no habrás visto un tesoro por aquí? Aunque… un momento, ¿Qué traes ahí?

    Con una mirada más atenta estaba claro que el joven crustáceo llevaba entre sus pinzas un trozo de lo que aparentaba ser madera, era un pedazo añejo de algo hecho en ese material pero ahora algo verdosa. Esto despertó el interés del caballero y más cuando la criatura volvió a meterse en su agujero, fue entonces que Himadel comprendió que necesitaba cavar en ese lugar y así lo hizo utilizando sus manos y teniendo cuidado de no lastimar al crustáceo en miniatura. Lo que pronto descubrió fue que el suelo bajo sus pies súbitamente se volvió inestable, tal soporte se vino abajo revelando una pequeña cueva un poco menor a dos metros de altura y en su interior los restos de un pequeño bote abatido ya por el paso del tiempo.

    ─ Increíble… ¡nunca hubiese esperado hallar esto aquí! ¡Y todo gracias a ti! ─ celebró de esa manera el jugador alzando a un asustado cangrejo quien en defensa intentó apretarle los dedos, pero estos apenas se inmutaron debido a la cota de malla que los rodeaba y las placas de metal ─ ¡haha, descuida mi amigo! ¡Volveré a dejar tu casa en condiciones como pueda! ¿Ok? solo me llevaré esto conmigo y me iré.

    Acercándose a los restos Himadel encontró un cofre de madera añejo que albergaba en su interior un catalejo naval que daba la impresión de estar roto o defectuoso, el lente presentaba una tonalidad purpurea que hacía a uno preguntarse si era siquiera posible ver algo a la distancia con este artilugio anticuado. Pero eso no era importante ya, sin dudas este debía de ser el tesoro de aquel hombre que alguna vez había explorado estas aguas tranquilas, ahora solo restaba alcanzárselo y de seguro oír alguno que otro relato de antaño.


    ----
    Yay! /o/
    I'm done(?)
     
  7. Autor
    Lazy

    Lazy I'm Morpheus, nice to meet you

    Registrado:
    22 May 2016
    Mensajes:
    1,991
    Temas:
    100
    Calificaciones:
    +990
    Perdona la tardanza :C No tengo excusa asi que vamos al grano. Tío lamento decirte que por los ost (que no me gustaron) raspaste la quest que no se evalua. Mejor suerte la próxima jeje.

    Ganas 8 reactivos y subes tu primer nivel. Felcidades! Reparte los 5 puntos de stats. También ganas 60 yrd y la oportunidad de lanzar un dado de 100 caras por la mistery box

    NoirExorNoirExor BelgiumBelgium
     
  8. NoirExor

    NoirExor "Albino-master" Moderador

    Registrado:
    28 Ene 2010
    Mensajes:
    1,148
    Temas:
    84
    Calificaciones:
    +666
    Oye! Es deshonor el no gustarte Chrono Trigger! ejem... Ok, entonces procederé a repartir mis puntos. Y por cierto, creo que eran 2 dados, al menos eso veo en el tema de quest especiales.
    Entonces, aquí voy! /o/


    STR: 12 (+1)
    AGI: 6
    VIT: 13 (+3)
    INT: 5
    SPI: 9 (+1)

    Ya esta, sumo 1 punto a STR, 1 a SPI y 3 a VIT, ahora lanzo dados(?)
     
    NoirExor tiró un dado de 100 caras por: Hex Box I-A Total: 97
  9. Belgium

    Belgium Dying. Moderador

    Registrado:
    1 Dic 2006
    Mensajes:
    3,233
    Temas:
    188
    Calificaciones:
    +1,574
    Me estaba olvidando(?)
    Asignado todo xDu
     

Compartir esta página

Cargando...