Crónica Evento Santa's Helper [Christian Pearce]

Tema en 'Digital World' iniciado por Masaru, 29 Dic 2016.

Estado del tema:
Cerrado para nuevas respuestas
  1. Autor
    Masaru

    Masaru ~ Supermoderador

    Registrado:
    21 Oct 2005
    Mensajes:
    12,999
    Temas:
    1,004
    Calificaciones:
    +4,091 / -2
    "Santa's Helper"​
    - NPC involucrado: Eve Santaclaus
    - Lugar donde debe ser tomada: -
    - Sinopsis: Caminando por la ciudad, el dúo se ha topado con lo que parece ser un evento de entrega de regalos en plena ciudad, sin duda una de tantas actividades navideñas planeadas para ese mes. El ambiente es alegre, con decenas de niños y Digimon infantiles esperando en la fila para recibir su regalo y un turno con Santa. Un momento... ¿No conoces a esa Santa? ¿Y no es demasiado trabajo solo para ella con toda esa gente? Tal parece que ella piensa lo mismo, puesto que luego de verte te ha saludado y, casi de inmediato, te ha invitado a ayudarle a repartir los regalos. ¿Estás con el espíritu navideño para la tarea?
    - Escenario: Ciudad
    - Objetivos:
    • Ayudar a Eve y a Blitzen
    • Repartir regalos a los niños y trabajar como "Ayudante de Santa"
    - Notas:
    • Esta Quest es parte de la Crónica: Christmas with Santaclaus
    • Mínimo de Post: 3
    • Plazo: 7 Días
    • Requisitos: Haber completado "Santa in a Box"
    • Esta Quest ocurre días luego de haber finalizado "Santa in a Box"
    • Como ayudantes de Santa, su labor es ayudar a Eve con el evento. Traje de Santa o de Elfo totalmente opcionales
    • Si bien es un trabajo tranquilo, no olviden que lidian con niños emocionados por recibir obsequios. Cuidado que las cosas no se salgan de control.
    - Recompensa:
    Completación: 200 Bits. Acceso a Christmas with Santaclaus III

    Ficha: Christian Aideen Pearce
    Digivice: iC

    NPC: Eve Santaclaus


    OwainOwain go
     
  2. Owain

    Owain Then, everything is a lie. Moderador

    Registrado:
    2 Oct 2011
    Mensajes:
    2,827
    Temas:
    292
    Calificaciones:
    +634 / -3

    Varios días habían pasado desde aquel extraño y súbito encuentro con Eve; también fue la ocasión dónde se dio el extraño comportamiento navideño de Chris, el cual sólo se podía justificar por la palabra “milagro de fin de año”. Pues, aunque Dreiz no lo dijera en voz alta, aquel suceso si lo había descolocado bastante; su Tamer regularmente se comportaba como un cretino y un patán. Sin embargo, esa versión de Aideen no le desagradaba del todo, debían de disfrutar sus últimos momentos en el anonimato antes de que la infamia que seguro comenzarían a acumular, se hiciera presente en su día a día, dónde ya no podrían hacer actos de esa índole sin que nadie piense que tienen motivos ulteriores.

    Ese día el dúo decidió levantarse más temprano de lo normal, ya que ambos querían tomar un poco de aire fresco antes de ir a la Central a pedir algún trabajo para continuar con sus precarios ahorros. Para el nuevo año que se avecinaba, Aideen quería ir de nuevo al Continente Folder, aunque más que una excusión –como lo fue la anterior visita- el varón quería ir para presentar su examen de ascenso a Expert; aún tenía que llenar unos requisitos para poder ganarse ese derecho, pero Chris confiaba que seguro los tendría listos en un par de meses. Sus fantasías y futuros planes no duraron mucho, pues con sólo adentrarse unos cuantos metros en la ciudad se encontraron con una fila cuasi kilométrica; ¿La razón? Simple, varios, sino todos de los ahí presentes, estaban extasiados por poder conocer a Santa Claus, además de recibir un obsequio en el proceso. En su mayoría quienes conformaban la fila eran Digimon de etapas Baby II y Child, además de unos Tamer que no rozaban los trece años; claro, había uno que otro adulto por ahí, seguramente acompañando a sus hermanitos o familiares a ver a tan enigmática figura.

    Entre tanto gentío Dreiz pudo reconocer al Garurumon del otro día, el cual se encontraba con varios grupos de Childs y Babies a su alrededor, esperando pacientemente su turno para visitar a Santa. Aunque, ahora que recordaba; ¿Qué no Blitzen les había dicho que ese día Eve y él estarían haciendo una repartición de regalos? Para estar un poco más seguro, haló a su Tamer hacia más adelante, pudiendo divisar una figura femenina y delgada entre los grandes ornamentos que hacían de polo norte. El traje rojo de Santa Claus le quedaba algo ajustado, no poseía barba y esa cabellera blanca y ojos de color miel eran prácticamente inconfundibles.

    Pero al parecer a ambos se les cruzó la idea de ir a saludar, mas Eve fue mucho más rápida para aquel cometido. Cuando la fémina reconoció a esas dos figuras que tanto le habían ayudado la vez pasada, no dudó en alzarse de su silla y saludarlos eufóricamente. Incluso le pidió a Blitzen (ahora en su forma de Gomamon) que fuera a buscarlos. La chica no quería decirlo de forma pública, pero se alegraba el habérselos encontrado; necesitaba una mano para poder surtir a toda aquella fila y quienes se le fueran agregando.


    — ¡Gracias por venir! —Sonrió Santaclaus, estrechando entre sus brazos tanto a Chris como a Dreiz.

    — ¿Necesitas ayuda? —Preguntó el dragón, aunque lo hacía por mera cortesía. Realmente sabía que sí la necesitaban, pero no quería brindar una mano dónde no la querían.

    — Estamos atrasados con la entregas. Así que… eso es un sí. —Dijo Gomamon rascándose la nuca con una de sus aletas. La verdad es que no le gustaba mucho admitir el hecho de que iban a contratiempo (ni tampoco quería decir que sólo tenían ese único día para hacer las entregas, cosa de no presionar a sus nuevos ayudantes) pero era la única forma de poder completar los pedidos a tiempo. Aparte, ese dúo los ayudó antes; no se veían malos, así que tenía la sensación que podía confiar en ellos sin que se desatara una catástrofe.


    —Para no desentonar, ¿tienen algún traje navideño que nos puedan brindar? —Inquirió el Child, recibiendo por respuesta un ademán de cabeza de Blitzen, señalándoles un conjunto de elfo y Santa para las fechas. ¿La razón de un par extra? Magia, magia invernal, quizás.

    MasaruMasaru
     
  3. Autor
    Masaru

    Masaru ~ Supermoderador

    Registrado:
    21 Oct 2005
    Mensajes:
    12,999
    Temas:
    1,004
    Calificaciones:
    +4,091 / -2
  4. Autor
    Masaru

    Masaru ~ Supermoderador

    Registrado:
    21 Oct 2005
    Mensajes:
    12,999
    Temas:
    1,004
    Calificaciones:
    +4,091 / -2
    Extendido tres días OwainOwain
     
  5. Owain

    Owain Then, everything is a lie. Moderador

    Registrado:
    2 Oct 2011
    Mensajes:
    2,827
    Temas:
    292
    Calificaciones:
    +634 / -3

    Dreiz no tuvo problema alguno en vestirse como un elfo –a pesar de que dicho traje le desagradara, no lo dejó ver- pero Chris renegó, maldijo y hasta quiso escapar en cuanto vio el traje de Santa Claus que lo esperaba. Eve les había dicho que vestirse así era meramente opcional, mas Gold había insistido para no quebrar el espíritu navideño de la época; después de todo, humanos disfrazados de algo amable y conocido inspiraban más confianza que presentarse así sin más. Lo que a final de cuentas no terminaría siendo una reducción de carga para la joven, sino un aumento de esta, pues Chris no era el humano más agradable a la vista y desprendía un aura tétrica.

    Después de muchos intentos, finalmente el humano accedió a vestirse como el viejo fantoche y recibir a los críos en la pequeña villa navideña. Con ello listo, Blitzen le acercó otra silla para que se sentara y pudiera tomar los pedidos de los pequeños; a su lado, Dreiz sería el encargado de rebuscar entre la bolsa y dar los obsequios, dependiendo de lo que el infante deseara. El dragón no entendió aquello, pues ¿cómo sabría cual regalo era el adecuado para cada niño o Baby diferente que pasara? Blitzen le aseguró que no tendría que preocuparse por eso, pues esas medidas ya estaban tomadas.

    Con todo listo, algunos Digimon Adult se ofrecieron para dividir la fila en dos y así el flujo fuera más dinámico. A los niños poco les importó que hubiera dos Santa Claus, si con eso podían conocer a su ídolo más pronto y recibir algún obsequio de su parte. Su inocencia seguía presente, y para ellos lo más fundamental era tomarse una foto con Papá Noel para tenerla como recuerdo en la posteridad.

    Ah, si todos los niños fueran tan bien portados el mundo sería un lugar mejor.~

    A Eve le tocaron los mocosos más buenos y educados; Chris veía por el rabillo del ojo como una niña le pedía suavemente una muñeca de Renamon, dedicándole una sonrisa que carecía de algunos dientes de leche, lo que la hacía mucho más adorable a la vista del público. Claro, con esos encantos no le negó lo que la niña pedía, entregándole una caja de color azul y un moño dorado; ¿su contenido? Una muñeca de Renamon de unos veinte centímetros, con el plus que además hablaba y decía frases.

    ¿Chris? Bueno, se podría decir que a él le habían tocado los engendros de Satanás. Varios de los críos eran mal portados, ruidosos, berrinchudos y escandalosos; se la pasaban jalando el gorro de santa de Aideen en conjunto con su barba falsa; repetían tres veces de forma seguida lo que querían para navidad o incluso a veces cambiaban de parecer; ¿Qué pasaba si el varón les daba a los diablillos el último obsequio que ellos habían pedido? Lloraban y se quejaban, diciendo que querían todas las opciones que habían dicho y no sólo quedarse con el último trozo de pastel. En serio, si Chris no estuviera haciendo eso por caridad, ya hubiera golpeado a varios chiquillos por el mero hecho de fastidiarle y se hubiera largado a su casa devuelta. Sin embargo, trató de comportarse de la mejor manera posible.

    -¿Qué tal te la estás pasando, Chris?-Preguntó la mujer con una sonrisa.

    El inglés iba a poner que se la estaba pasando pésimo, pero Dreiz le dio un codazo para que se abstuviera de soltar pestes. La chica se veía realmente emocionada y feliz por la ayuda, por lo que sería de mal gusto y hasta algo grosero romperle sus ilusiones. Por ello, el varón soltó un largo suspiro y se recompuso para tratar de brindarle una de sus mejores sonrisas falsas. Joder, mentir nunca había sido tan difícil.

    -De maravilla.-Dejó salir, tratando de reprimir una mueca de disgusto e ira en cuanto otro mocoso se subió a sus piernas y le estaba jalando incesantemente el cabello para que le prestara atención. No contento con ello, comenzó a darle patadas en el estómago a Chronos; en serio, si Eve no se volteaba ahora mismo, Chris era capaz de zarandear al chiquillo enfrente de ella sin importarle lo que después pensara de él.

    -Excelente.-Congratuló Santaclaus, volteándose para atender a los pequeños restantes. Ya sin la mirada de la fémina puesta sobre él, Chris agarró del cuello de la camisa al crío y lo bajó, dándole una mirada fúnebre.

    -Si vuelves a hacer eso, no habrá ningún regalo ni nada para ti; ¿entiendes?

    MasaruMasaru -dies-
     
  6. Autor
    Masaru

    Masaru ~ Supermoderador

    Registrado:
    21 Oct 2005
    Mensajes:
    12,999
    Temas:
    1,004
    Calificaciones:
    +4,091 / -2
    OwainOwain el plazo ya estaba vencido, cuidado con eso. 48 horas para que puedas culminar (si gustas)
     
  7. Autor
    Masaru

    Masaru ~ Supermoderador

    Registrado:
    21 Oct 2005
    Mensajes:
    12,999
    Temas:
    1,004
    Calificaciones:
    +4,091 / -2
    Plazo vencido
     
Estado del tema:
Cerrado para nuevas respuestas

Compartir esta página