1. Arreglado el problema de la barra lateral en Chrome
    Ya se puede dar click en los enlaces :D
    Descartar aviso
  2. DZ
    DZ
    Descartar aviso
  3. DZ
    DZ

    ¡Conoce los eventos del 20 Aniversario haciendo click en las medallas!
    Descartar aviso

Quest D Historia Rise of the evil doctor || Ethan Walker

Tema en 'Digital World' iniciado por Maka Evans, 5 Ene 2017.

Estado del tema:
Cerrado para nuevas respuestas
  1. Autor
    Maka Evans

    Maka Evans ¡Wubba lubba dub dub!|| Lord of Shipping Moderador

    Registrado:
    29 Mar 2009
    Mensajes:
    4,652
    Temas:
    419
    Calificaciones:
    +2,225
    Rise of the Evil doctor
    Descripción de la Quest: Un peligroso doctor, retenido por el Señor Doctor Profesor Agumon Hakase, ha escapado del complejo donde era prisionero: ahora el mundo corre un gran peligro con este cerebrillo del mal suelto, o al menos eso cree el Child con posgrado. Hakase necesitará de la ayuda de Ethan y Ryudamon para encontrar a su viejo amigo y regresarlo a su celda, antes de que sea demasiado tarde.
    Escenario: Ciudad y sus alrededores.
    Objetivos a cumplir:
    -Encontrar a Nise Agumon Hakase e intentar atraparlo.


    Plazo:
    7 días
    Post: 3 Post Solo
    Ficha: Ethan Walker
    Digivice: D-Arc
    Extra: Señor Doctor Profesor Agumon Hakase

    everydayeveryday ~~ Listo <3
    Dele

     
  2. Masaru

    Masaru "さあ、往こうか" Supermoderador

    Registrado:
    21 Oct 2005
    Mensajes:
    15,807
    Temas:
    1,259
    Calificaciones:
    +4,496
  3. everyday

    everyday Moderador

    Registrado:
    22 Jul 2012
    Mensajes:
    5,446
    Temas:
    508
    Calificaciones:
    +2,018
    El Señor Profesor Agumon Hakase tomó un largo respiro antes de introducir el código numérico en el dispositivo de control, después de que un pitido indicase que todo se encontraba en orden la puerta comenzó a moverse, deslizándose hacia su izquierda hasta desaparecer por una ranura ubicada en la pared, rebelando al otro lado una pequeña y solitaria habitación: las paredes estaban pintadas de blanco a excepción de una, la cual estaba conformada con mero cristal reforzado; ahí dentro el único mueble visible era un pequeño sillón. El Child con doctorado tomó asiento y levantó la mirada, clavando sus ojos en su propio reflejo en el vidrio, pronto esta imagen se fue desvaneciendo a medida que su atención cambiaba a la del individuo que se encontraba al otro lado: era muy parecido a él, solo que en su lugar su cuerpo era de una tonalidad negruzca en lugar de amarillenta, al parecer era un Digital del atributo virus. Dos Guardromon podían observarse también en esa habitación, parecían estar vigilando la entrada y al Agumon en particular.

    —Hakase, como siempre tus visitas son tan agradables —Sonrió Nise Agumon Hakase.

    —Sabes bien que vengo cada mes a inspeccionarte —Soltó sin más, haciendo rodar los ojos.

    —Oh, claro —se acomodó en su asiento—. Usas esa excusa barata para esconder tu verdadero interés —su sonrisa se volvió maliciosa—. Sigues con la esperanza de que mi forma de ser se deba a ese virus que me infectó hace años, crees que algún día, en algún momento, encontrarás la cura y podrás salvarme… Entiéndelo Hakase, el virus no me hizo nada, desde siempre he sido así… bien deberías saberlo, tú y yo somos iguales.

    El aludido frunció el ceño y bajó la mirada a sus píes, le molestaba de sobremanera que su antiguo amigo y compañero de investigaciones hablase de esa manera, aunque le costase debía admitir que había algo de verdad en sus palabras: nunca lo diría, pero en secreto seguía trabajando en la cura para el virus que atacó al Child hace tiempo atrás, creyendo torpemente que al hacerlo el viejo Agumon que conoció volvería.

    —Yo no soy como tú, Nise —Se escuchó decir así mismo—. Yo busco conocimiento en pro del bienestar de los demás, para traer seguridad y bienestar al Digimundo y…

    —Para, para por favor, creo que comenzaré a vomitar —Le interrumpió, una mueca de desagrado estaba en su cara—. Sabes bien lo que hicimos juntos, Hakase, esas atrocidades no pude haberlas hecho sin tu ayuda.

    —¡¡Yo no sabía que usabas nuestras investigaciones para esos fines!! —se defendió—. Si lo hubiera sabido desde un principio te hubiera detenido.

    —¿Como ahora? —se cruzó de brazos—. Si realmente te preocupase el Digimundo como lo dices, me hubieses eliminado desde hace mucho tiempo, pero no lo hiciste —Se inclinó ligeramente hacía adelante-. Sabes que me necesitas vivo, necesitas de mis conocimientos, tu curiosidad es grande Hakase, por algo te reclute hace mucho tiempo, sabía que serías capaz de hacer cualquier cosa con tal de satisfacer tu curiosidad…

    —¡¡Basta!!

    El profesor dio un salto para bajarse de su asiento, ya no podía estar escuchando semejante palabrería de su compañero, él era un investigador con moral y respeto por los seres del Digimundo, no un lunático capaz de hacer lo que desease con tal de satisfacer su enferma curiosidad.

    —La visita ha terminado, guardias —miró a los Guardromon, los cuales asintieron—. Lleven al prisionero a su celda.

    Los digitales de metal, que hasta ahora parecían ser meros adornos de la puerta pues no se habían movido ni pronunciado sonido alguno, comenzaron a caminar para tomar al Child y obligarlo a salir de la habitación.

    —Ay Hakase, tu error es creer que tienes siempre todo bajo control, que nadie puede estar un paso delante de ti…

    Los ojos del dinosaurio amarillo se abrieron de par en par cuando vio en una de las garras de su prisionero un pequeño artefacto, el cual emitió un fuerte sonido que provocó que tanto él como los soldados metálicos se sacudiesen del dolor, era un sonido agudo, parecía como un taladro que se estuviera abriendo paso a través de sus oidos para llegar a su cerebro. Cuando la serenata del horrible sonido se detuvo, el profesor miró con extrañeza que sus guardias estaban completamente inmóviles, sus ojos estaban blancos, como si hubieran perdido el conocimiento.

    —¿Creíste que un montón de máquinas no podrían reprogramarse? —El virus negó con la cabeza—. Me has decepcionado pupilo mío.

    El Child ordenó a los robots disparar hacía el techo, los Guardromon , como si ahora fueran los títeres fieles del siniestro digital, obedecieron sin rechistar. Pronto una nube, resultado de la explosión y escombros generados por la misma, provocó que Hakase fuese incapaz de ver lo que estaba sucediendo al otro lado del cristal. No pasó ni un parpadeo antes de que una alarma comenzara a sonar por todo el complejo, un gran sentimiento de vació y nerviosismo comenzó a formarse en el pecho del dragón: Nise estaba suelto.

    [. . .]

    Guardromon se movían de un lado a otro por una serie de pasillo, todos se veían bastante agitados y nerviosos a tal punto que algunos chocaban de vez en cuando entre ellos, solo un par de individuos se movía con más naturalidad en toda esa masa de digitales, pero no por ello con menos prisa: se trataba del Señor Profesor Hakase y un Andromon, el primero parecía estar moviendo su mandíbula de un lado a otro en un intento de controlar el estres, mientras que el Perfect se mostraba con cierto aire indiferente.

    —Los informes indican que también han pasado por los niveles dos y tres —Comentó el Andromon revisando una especie de tableta—. Las probabilidades de que hayan alcanzado la superficie son altas, señor. Yo sugeriría lanzar un escuadrón de búsqueda y comunicar a Digital Security de inmediato.

    —No podemos hacer eso —Gruñó el investigador—. DS no tiene porque enterarse del escape de Nise.

    —Pero señor, si usted ha dicho que es un Ddigimon peligroso, lo prudente sería…

    —Nise hizo cosas terribles en el pasado —le interrumpió de inmediato, quería que comprendiese la situación lo mejor posible—, cosas que ni siquiera deseo recordar… pero, todas las pruebas que lo inculpaban fueron destruidas —bajó la mirada al suelo—. Los pocos testimonios que reuní para su juicio fueron insuficientes, DS solo ofreció una retención precautoria y someterlo a trabajo comunitario, una vez que lo completase con buena conducta sería liberado —Clavó su mirada en los ojos del robot—. Yo lo encerré en este complejo en contra de su voluntad y en contra de Digital Security.

    —Eso es ilegal, usted no puede hacer su propia justicia, debió…

    —¡No podía dejar ese monstruo allá afuera, Andromon! —Sacudió su cabeza, todo el asunto comenzaba a fastidiarle—. Ahora por favor, cumple con tu tarea, revisen el perímetro y envía vigilantes a la ciudad, es todo lo que podemos hacer por ahora —Siguió avanzando, dejando atrás al perfect.

    El Androide se detuvo para ver a su superior seguir con su marcha por el pasillo, desde que tenía memoria Hakase nunca había actuado de aquella manera, además, le conocía bastante bien, sabía que algo más le afectaba en el fondo pero no estaba dispuesto a revelarlo.

    —¿Y usted señor, qué hará?

    Agumon se detuvo.

    —Buscaré ayuda, un Tamer de confianza y su Digimon que puedan ayudarme a encontrar a Nise, antes de que sea demasiado tarde.

    Maka EvansMaka Evans listo el primero o-o/
     
  4. Autor
    Maka Evans

    Maka Evans ¡Wubba lubba dub dub!|| Lord of Shipping Moderador

    Registrado:
    29 Mar 2009
    Mensajes:
    4,652
    Temas:
    419
    Calificaciones:
    +2,225
  5. everyday

    everyday Moderador

    Registrado:
    22 Jul 2012
    Mensajes:
    5,446
    Temas:
    508
    Calificaciones:
    +2,018
    Kyokyomon serpenteó con sigilo a través de la colcha, sus dos ojos solo estaba fijos en su presa: el cupcake de chocolate que reposaba sobre la mesa de noche junto a la cama. El pobre panecillo seguía ahí, haciendo sus cosas de pan sin saber del peligro inminente que comenzaba a cernirse sobre él. El ambiente comenzó a tensarse, el aire se volvió pesado y difícil de respirar y entonces, tan efímero como un suspiro o un parpadeo, la serpiente amarilla se lanzó desde las cobijas contra su presa, abriendo sus fauces de par en par y atrapando al panecillo de una mordida, el Baby enroscó su cuerpo alrededor de la victima para evitar así cualquier intento de escape de su alimento.

    —Graaaarrrggarr —gruñía la salamandra mientras lanzaba una mordida y se alimentaba del cupcake, mientras seguía su juego de que era una feroz criatura salvaje.

    Ethan entró a la habitación, estaba secando su cabello con una toalla, al parecer había decidido lavárselo junto a su rostro con agua fría para despertarse por completo, al mirar a su Digital haciendo semejante escándalo no pudo evitar ladear la cabeza y tratar de comprender que es lo que Kyokyomon estaba haciendo.

    —¿Qué demonios haces, enano?

    —Debogo a mi prega —habló con la boca llena.

    —Ya te he dicho que no comas tantos panecillos —suspiró, mientras tiraba la toalla a una esquina y se arrodillaba junto a la cama, inclinándose para buscar sus zapatos debajo de la misma—. Vas a engordar.

    —Perog mef guftan lofs panquefitos de golly.

    El californiano negó con la cabeza, sonriendo ligeramente por las ocurrencias de su Digimon. Tomó asiento y comenzó a atarse las agujetas de sus Tennis. Un pitido alertó a la dupla de Black Jack quienes interrumpieron en el acto sus actividades, la D-Terminal que reposaba en la mesita de noche era la fuente del sonido. De inmediato el Tamer abrió el dispositivo y leyó el mensaje que había llegado:

    —“Hay una emergencia, necesito de su ayuda inmediata” —Leyó—. Lo envía el profesor Hakase…

    —¿Cree que esté en peligro? —La salamandra dejó a un lado su panecillo, el llamado de su amigo era mucho más importante que cualquier exquisito postre, aunque seguramente terminaría de devorarlo mientras le explicaban lo que sucedía.

    —Que va, seguramente necesita ayuda con alguna tontería como de costumbre y solo está exagerando —Suspiró con ligera frustración, aún así no pudo apartar la mirada del mensaje, en el fondo realmente deseaba que fuera tal como lo decía, solo un tonto asunto que el dragón estaba exagerando para hacerlos ir hasta su laboratorio.

    Walker cerró el dispositivo de mensajes, se puso de pie y fue hasta su escritorio, tomando su cinturón con varios compartimientos para colocarlo en su lugar alrededor de su cadera, tampoco se olvidó de tomar su Digivice y su lector de memorias.

    —¿Entonces iremos a su auxilio? —Ryu agitó la cola emocionado.

    —Tsk, ya te dije que solo está exagerando —bufó—. Iremos a cerciorarnos que todo está en orden, no es como que me preocupe por él, pero si está mintiendo le haré saber que no estamos para sus tontas bromas.

    El dragón sonrió alegre, era más que obvio a sus ojos que el americano en verdad estaba preocupado y que necesitaba asegurarse de que Agumon estaba bien, o descubrir por qué la razón de su mensaje, pero era más que obvio que jamás admitiría semejante cosa, era extraño que el americano pudiese admitir el amor que sentía por Nik en público, pero las cosas cambiaban con algo tan sencillo como admitir la preocupación por un amigo: realmente su Shogun era difícil de comprender. Sin duda el digital con doctorado daba mucho que desear en su comportamiento, sobre todo el que sostenía con Ethan, pero esto no evitaba que el humano se preocupase por su peculiar amigo y Ryudamon lo sabía.

    —Usted se preocupa mucho por sus amigos, maestro, es un gran amigo —Le regalpo una sonrisa radiante a su Tamer.

    El americano no pudo evitar abrir los ojos de par en par al igual que su boca, mientras su rostro se teñía de rojo, debido a la vergüenza que esas palabras le generaban.

    —Ca-callate enano y pongámonos en marcha.

    [. . .]

    El laboratorio de Agumon Hakase se encontraba en las cercanías del Lago Ojo de Dragón, lo curioso del investigador es que era bastante receloso con la información que entregaba, siempre les citaba en sus instalaciones para darles cualquier instrucción, aunque esta no tuviese gran trascendencia realmente, cosa que no hacía más que irritar al californiano pues el camino no era tan corto si viajaban desde el café de Black Jack.

    —Abra de una maldita vez —Golpeó con fuerza, llamando a la puerta de forma nada amable: siempre era lo mismo, el Child les citaba pero nunca estaba al pendiente para atender a sus invitados cuando estos arribaban.

    La entrada rechinó y el dúo vio al curioso Agumon que vestía con bata, sin embargo, a diferencia de otras ocasiones en las que este les recibía regañándoles por el escándalo generado, esta vez solo les miró seriamente y les invitó a pasar sin más, Ethan y Rryudamon intercambiaron una mirada de extrañeza mientras avanzaban por el pequeño pasillo que comunicaba la entrada con el gran almacén de inventos del profesor, como de costumbre el desorden era lo primero que se podía percibir por doquier: montones y montones de mesas infestadas con piezas metálicas y piezas de electrónica, así como pilas de cajas en las esquinas que estaban llenas de polvo y telarañas.

    —¿Todo está en orden Profesor Hakase? —Preguntó tímidamente el samurái.

    En este punto era normal que el doctor digital se pusiese histérico porque el de armadura no había hecho gala de la larga lista de títulos que poseía, pero en lugar de eso solo tomó una larga bocanada de aire para después expulsarla en un pesado suspiro, no se requería de señal más obvia que indicase que fuese lo que estuviese sucediendo no era nada agradable para el Child.

    —No, ha pasado algo demasiado grave Ryudamon, por eso les llamé —Explicó, caminando hacia una de las mesas más próximas, ahí se podía observar un poco de orden, al parecer Agumon había lanzado todas las cosas que pudo al suelo para tener algo de espacio libre y trabajar en un curioso dispositivo—. El día de hoy por la madrugada un peligroso científico, el cual custodiaba, escapó —Buscó en un bolsillo de su bata y le entregó al americano una fotografía de Nise Agumon Hakase—. Su nombre es Nise, y como pueden intuirlo es tan listo como yo.

    —Otro lunático con título, por lo que veo —Ethan hizo rodar los ojos y bajó la fotografía para que su compañero pudiese verla.

    —Nise y yo fuimos viejos amigos en el pasado —Siguió explicando Hakase, deseaba que ambos comprendiesen el contexto de la situación—. Ambos desarrollamos grandes cosas y adquirimos grandes conocimientos —asintió orgulloso—. No obstante, Nise tenía planes extraños para nuestros descubrimientos, algunos de ellos eran aplicaciones que… simplemente no podían realizarse por el peligro que representaban, aún así él experimentó en secreto.

    —¿Qué tipo de experimentos? —Ladeó la cabeza el pequeño samurái.

    Hakase solo se limitó a bajar la mirada, cerrar los ojos y negar con la cabeza, tal vez un recuerdo nada grato llegó a su mente, una imagen bastante fresca que por más que intentase no se borraba.

    —Experimentos terribles con Digimon, es todo lo que necesitan saber —Les miró a los ojos—. Es urgente su inmediata captura, no podemos dejar libre a un monstruo como Nise, podrá tener el cuerpo de un Child, pero sus conocimientos podrían crear más destrozos que un Ultimate.

    —Creo que estás exagerando un poco —Masculló un poco desinteresado por la misión, las quest de búsqueda siempre le resultaban molestas, más aún si se trataba de un simple Child problemático que desde su perspectiva solo estaba igual de zafado que el dinosaurio que tenia enfrente, pero no podía negar que Hakase se comportaba de forma extraña justamente por ese tal Nise, tal vez las cosas eran realmente serias, al menos para él—. Bien, te ayudaremos, pero espero que nos des una buena paga por esto, ni creas que lo hacemos porque nos preocupas o algo así.

    El profesor asintió, su semblante serio se mantuvo, pero Ryudamon percibió que este se había relajado ligeramente al escuchar las palabras de su Tamer.

    —Debido a que un fuerte virus se encuentra en el cuerpo de Nise, el cual le infectó durante una de nuestras investigaciones, podremos encontrarle fácil con este detector de virus —Levantó el aparato que hasta ahora había estado en la mesa, tenia una pantalla y un par de botones, nada extravagante—. El aparato funciona para detectar Digimon del atributo virus.

    —Pero hay miles de esos en Ciudad File, señor genio.

    —Mi maestro tiene razón, Señor Doctor Profesor Agumon Hakase-sama, tratar de encontrar a su amigo será como buscar una aguja en un pajar.

    —Me ofende que no hayan pensado que yo hubiera previsto algo como eso —Negó con la cabeza, al menos ya comenzaba a comportarse tan petulante como siempre—. Este escáner puede filtrar la información que recibe y concentrarse solo en un tipo especifico de virus, como el de Nise es único…

    —Entonces solo nos llevará directamente hacía él —concluyó Ethan.

    —Exactamente —asintió—. Lo único que tenemos que hacer es prepararnos para cuando le encontremos, estoy seguro que habrá ideado alguna artimaña para evitar ser atrapado, no se rendirá sin dar pelea antes.

    Walker hizo una mueca de pocos amigos, siempre terminaba metiéndose en problemas que no eran difíciles de resolver, ¿por qué las cosas no podían resolverse de manera sencilla?, algo como ir y golpear a alguien sin demasiada complejidad, o buscar algo en un lugar determinado, con la completa certeza de que ahí estaría sin trampas. El Digimundo era tan complicado.

    —Bien, lo mejor será que empecemos de una vez.

    Maka EvansMaka Evans le segundo o-o/
     
  6. Autor
    Maka Evans

    Maka Evans ¡Wubba lubba dub dub!|| Lord of Shipping Moderador

    Registrado:
    29 Mar 2009
    Mensajes:
    4,652
    Temas:
    419
    Calificaciones:
    +2,225
    everydayeveryday Oh, ¿pero que veo? Un Every rusheador
     
  7. everyday

    everyday Moderador

    Registrado:
    22 Jul 2012
    Mensajes:
    5,446
    Temas:
    508
    Calificaciones:
    +2,018
    La pantalla del aparatejo funcionaba de forma similar a un radar, escaneaba la zona de los alrededores y cuando se recibía una señal aparecía un punto en el mismo, o bueno, eso se suponía que debería suceder. El hecho de que Ryudamon hubiese tomado su forma Adult para sobrevolar la ciudad facilitaba el escaneo por toda la basta urbe, sin embargo, sin rastro alguno que seguir poco importaba la ventaja que les daba estar en el aire.

    —¿Estás seguro de que ese aparato tuyo funciona? —Ethan arqueó una ceja, lanzándole una rápida mirada al Child que estaba justo detrás suyo—. Porque hemos dado un par de vueltas y no parece estar cooperando.

    —Es un aparato creado por mi, claro que funcionará —chasqueó la lengua molesto por la poca fe y confianza del americano—. Solo necesita un ajuste…

    Agumon analizó el aparato, comenzó a presionar algunos botones pero no parecía ver cambio alguno en su fucnionamiento, ante la mirada insistente de Ethan que parecía más estarse burlando de su incompetencia más que otra cosa, el Child optó por un movimiento desesperado: darle un pequeño golpe al dispositivo.

    —¡Pip, pip, pip! —Por primera vez el aparato soltaba un sonido.

    —Vaya, no pensé que eso diera resultado —Rápidamente alzó la cabeza y se acomodó el cuello de su bata—. Creo que me debes una disculpa a mi y a mi invención, Tsundere.

    —No voy a disculparme con un aparato —negó con la cabeza—. Y no perdamos tiempo, si ya funciona busquemos de inmediato a ese sujeto. ¡Y no soy Tsundere!

    Agumon Hakase abrió la boca para indicar el punto que su radar les estaba marcando, pero quedó enmudecido cuando otros dos puntos más aparecieron en el mapa, había jurado que no podría ocurrir interferencia alguna al estar analizando un solo tipo de virus, que hasta donde tenía conocimiento era único y solo se encontraba en el cuerpo de un único individuo.

    —¿Y bien?

    —Ha-hay tres individuos en el radar, tendremos que investigar uno a la vez, no tenemos alternativa, al parecer existe una extraña interferencia —frunció el ceño, decidido—. El más cercano está a unos metros de aquí, hacía el este.

    —¡De acuerdo Señor Doctor Profesor Agumon Hakase—sama! —contestó el dragón serpiente, mientras cambiaba la dirección tan rápido como le era posible sin comprometer la seguridad de sus pasajeros.

    [. . .]

    El dragón con armadura aterrizó frente a una cabaña construida a base de madera y toda clase de desperdicios, detrás de la misma se podía observar lo que parecía ser un tiradero. Apenas los humanos bajaron del Adult, este decidió volver a su forma Child para descansar, en caso de que fuese necesario una batalla.
    Agumon levantó su aparatejo, el radar marcaba solo hacía una dirección: la construcción creada a base de cachibaches.

    —¿Cree que su amigo esté aquí, profesor-sama?

    —Es muy astuto, apuesto a que buscó un lugar desapercibido donde nunca se me ocurriría buscarle —arrugó la nariz—. Ese maldito de Nise siempre se cree más listo que yo, pero en esta ocasión le demostraré lo contrario.

    Los tres fueron acercándose lentamente hacia la puerta de la cabaña tratando de hacer el menor ruido posible, afortunadamente el lugar parecía ahuyentar a todas las personas y Digimon con un poco de sentido común, pues a medida que se acercaban el olor a podredumbre volvía complicado el simple hecho de respirar, otro punto que podría resultar en ventaja para un prófugo como lo era Nise.
    Agumon Hakase no apartó la vista del radar, sus ojos se clavaron en el punto que la pantalla mostraba, si su homologo virus intentaba escapar él lo sabría. A la señal de Ethan los tres se separaron, siendo la dupla de Black Jack la encargada de colocarse hacia los costados de la casucha, mientras que Hakase iría a la puerta; Ryudamon estaba preparado para lanzar su técnica secreta apenas viese a algo moverse, mientras que su Tamer ya tenia una Digimemory y el lector en sus manos para invocar a un fantasma en caso de ser necesario.

    —¡¡Sal de ahí Nise!! —gritó el amarillo justo frente a la puerta—. El juego a terminado, estás rodeado.

    No hubo respuesta, solo silencio. Hakase miró de nueva cuenta la pantalla, el punto que marcaba la ubicación seguía en el monitor, sea quien fuese el Digital con el virus seguía ahí dentro.

    —¡¡Sal de ahí o te obligaré a hacerlo!! —le amenazó—. Contaré hasta tres… ¡¡Uno!! —No hubo respuesta—. ¡¡Dos!! —El ambiente comenzó a tensarse, el aire casi podía palparse con las manos—. ¡¡Tre—!!

    —De acuerdo, de acuerdo, yo fui el culpable, yo fui —Alguien totalmente inesperado salió a toda prisa apenas la puerta se abrió de par en par—. ¡¡Yo fui quien se robó esa lechuga!!, no me arrepiento de nada, ¡¡volvería a hacerlo!!

    Una babosa de color verdusco y ojos saltones gritaba a todo pulmón mientras lloriqueaba, Ethan y Ryudamon conocían bastante bien a la criatura porque el samurái había pasado todo un día siendo aquella criatura: era un Numemon.


    —¿Un Numemon?, pero esto no tiene sentido, ya tenía registrado a esta especie en mi banco de datos —gruñó molesto el cientifico—. ¿Cómo es posible que hayas interferido en mi análisis de virus?

    —¿Eh?, ¿análisis de virus? —Parpadeó el molusco, limpiándose las lagrimas—. ¿No están aquí por el robo de verduras que hice?, ¿que no son Digital Security?

    —Tsk, claro que no —Se cruzó de brazos el humano—. Venimos buscando a un sujeto parecido a este payaso —apuntó al profesor—. Solo que con una apariencia más negruzca, ¿has visto a un Digimon así por aquí?

    —¿Un Digimon como él? —parpadeó el verduzco, llevándose la mano a la comisura de la boca mientras analizaba a Hakase de pies a cabeza. Dio un sobresalto—. Oh, es verdad, esta mañana un sujeto como él vino aquí y me regaló una deliciosa manzana, no podría olvidar un gesto tan generoso.

    Hakase abrió los ojos de par en par al escuchar eso.

    —¿Una manzana?, ¿y te la comiste?, ¿te sentiste extraño después de eso?

    —Bu-bueno, me sentí un poco mareado ahora que lo mencionas, pero después de eso todo fue normal, ah, y me salió este lindo lunar.

    La mucosa viviente señaló una mancha en su cuerpo, la cual no era similar al resto que naturalmente se veía en un Numemon, este era un punto negruzco en lugar de ser una mancha morada. Al ver aquello el gesto del profesor se volvió más serio, se llevó una garra a la mandíbula y pareció perderse en sus pensamientos durante un momento.

    —¿Qué con la mancha? —Arqueó una ceja el castaño—. ¿Es peligrosa?

    —Nise es listo, sabía que el virus en su cuerpo era único e intentó dispersarlo por toda la ciudad para despistarme, pero por lo que veo, solo este Numemon y otro individuo fueron lo suficientemente estúpidos como para comerse el alimento contaminado.

    —Oye, no soy estúpido —se quejó la mucosa ofendida.

    —¿Quiere decir que su amigo ha esparcido un virus por toda la ciudad? —Ryudamon abrió la boca de par en par, realmente el amigo del profesor era alguien de sumo cuidado.

    —No dudo que deseara hacerlo, pero el virus que le infectó a él no es mortal, así que tranquilícense, no es algo de lo cual debamos preocuparnos, al menos no ahora —Volvió la mirada a su aparato—. Ahora solo quedan dos puntos, si nos damos prisa podremos dar con él a tiempo.

    —¿A tiempo de qué? —Ladeó la cabeza Walker.

    —Es obvio que Nise encontrará la forma de camuflarse de mi, idiota —Le dio una patada a lo cual el chico solo soltó un grito de dolor y se sobó la espinilla—. Soy el único que puede ubicarlo, una vez que logre volver invisible la señal de su virus… estaremos con los ojos vendados y la única oportunidad de encontrarle se habrá perdido.

    [. . .]


    La búsqueda continuaba y con cada minuto que pasaba Hakase sentía que su viejo amigo estaba más cerca de encontrar la forma de anular su búsqueda: ya había demostrado su capacidad de adelantarse y encontrar la forma de entorpecer su búsqueda al introducir una copia del virus de su cuerpo a dos Digitales, pero eso también le hacía dudar, ¿por qué solo se lo había administrado a dos?, ¿acaso lo hizo sabiendo que con dos sujetos bastaría como medida preventiva antes de que diese con él?, en ese caso… ¿estaba insinuando que iba a demorarse demasiado tiempo en idear una forma para encontrarle?

    —Profesor—sama mantenga la calma por favor —Ryudamon leyó el rostro del científico, era obvio que estaba malhumorado y desesperado por encontrar a su homologo—. Preocuparse no sirve de nada, un guerrero debe tener la mente en claro si desea luchar en el campo de batalla, una distracción podría significar la muerte.

    El siguiente punto lo tomarían caminando, no había demasiada distancia que recorrer desde la casa de Numemon, sin mencionar que Ethan no deseaba cansar a Ryu obligándole a tomar de nueva cuenta su forma Adult en un periodo tan corto de tiempo, Hakase masculló un par de palabras al respecto pero terminó aceptando de mala gana.

    —¿Y por qué este sujeto en particular estaba en tu custodia?, tengo entendido que los maleantes son castigados por Digital Security —soltó Ethan sin más, la duda la tenía desde que el profesor le explicó los acontecimientos, pero hasta ahora fue que se dignó a preguntárselo.

    —Fue una petición especial —soltó tajante el Child, no deseaba profundizar más en la verdad del asunto, no tenían por qué saber los detalles claros de lo que había hecho y las decisiones que realizó aún en contra de la justicia misma, él solo hizo lo que tenía que hacer para mantener la seguridad de todos.

    Walker se quedó viéndole un momento y entonces desvió la mirada, algo no parecía estar del todo claro acerca del asunto, pero tampoco es como que eso debiera afectarle en sus acciones, si en verdad el Digimon no era tan malo como Hakase decía poco importaba, le ayudaría si realmente era importante para él llevar a cabo esa captura, tendría fe en el profesor y en sus palabras.

    Tras caminar un largo tramo habían llegado por fin al lugar deseado: se trataba de una tienda de tecnología, ahí vendían toda clase de baratijas, desde cosas simples como calculadoras hasta expendedoras de refrescos, a Ethan aquello le sorprendió,pues incluso había encontrado con la mirada un modelo de laptop que había tenido en el mundo humano.

    —Claro, ese ingrato de Nise buscó un lugar dónde surtirse de piezas para sus inventos —Hakase apresuró el paso hacia la entrada—. Será mejor que destruyamos el lugar entero, ¡podría estar dando los toques finales a un arma de destrucción masiva!

    —Deje de drogarse doctor, es solo una maldita tienda de baratijas —respondió con cierta molestia el Tsundere, se suponía que el Child era el más inteligente de los tres y hasta el momento solo demostraba ser el más paranoico.

    —¡¡No son baratijas!! —Una voz hizo que todos levantasen la mirada, un BlackAgumon salió por la entrada del establecimiento—. ¡Son los productos de mejor calidad que jamás podrán encontrar en Ciudad Fil— —No pudo terminar, pues Ryu se le había tirado encima.

    —¡¡Esta bajo arresto, señor amigo malvado del Señor Doctor Profesor Agumon Hakase-sama!! —El samurái hacía todo lo posible para evitar que este se pusiese de píe, ignorando por completo los gritos de auxilio del pobre dinosaurio negruzco.

    —Detente Ryu, ese sujeto no es Nise —suspiró con molestia el doctor.

    —¿Ah no? —Parpadeó, bajándose de encima del otro Child y asistiéndole a ponerse de píe.

    Black Agumon lanzó una mirada asesina a Ryudamon y se sacudió el polvo que tenía en su cuerpo.

    —Estamos buscando a un prófugo que escapó esta mañana, luce como este sujeto pero con un color de piel similar al suyo —inició el Tamer, apuntando al digital con bata—. ¿Lo ha visto?

    —Claro, un Agumon nunca olvida cuando ve a otro Agumon —se cruzó de brazos y levantó el rostro con orgullo, como si quisiera poner sobre todos los Digitales a su especie—. Vino esta mañana y me obsequió esta bella pulsera —Levantó su brazo para que todos la analizasen—. Dijo que estaba haciendo varias y que cuando las terminase le gustaría que yo las vendiese.

    Efectivamente el dinosaurio lucía una curiosa pulsera que tenia unas luces de color verdusco, al verla de inmediato Hakase intuyó lo que su camarada había hecho, y no solo eso, sus ojos se abrieron de par en par al comprender lo que estaba a punto de ocurrir.

    —La manzana del Numemon solo fue para conseguir tiempo, sabía que no podría infectar el alimento de toda una ciudad sin llamar la atención —El doctor se llevó las manos a la cabeza—. Ahora está creando emisores, emisores que podría esparcir por toda la isla, con eso intentar buscarle sería como dar con una aguja en un pajar.

    —Eso quiere decir…

    —Que tenemos que ir al tercer punto, ¡ya!

    Maka EvansMaka Evans solo uno más o-o/, ya la tenía, pero me fue difícil subir los post antes Dx
     
  8. Autor
    Maka Evans

    Maka Evans ¡Wubba lubba dub dub!|| Lord of Shipping Moderador

    Registrado:
    29 Mar 2009
    Mensajes:
    4,652
    Temas:
    419
    Calificaciones:
    +2,225
    everydayeveryday De tanto pase me voy a gastar >_>
     
  9. everyday

    everyday Moderador

    Registrado:
    22 Jul 2012
    Mensajes:
    5,446
    Temas:
    508
    Calificaciones:
    +2,018
    Nise Agumon Hakase se encontraba a las afueras de una vieja bodega, sus brazos estaban tras su espalda y en su rostro se podía ver una sonrisita de burla, su mirada estaba fija en aquel dragón con forma de serpiente y armadura que ya comenzaba su descenso a tierra, aunque realmente estaba observando a un digital en particular que iba en su lomo.
    Ryudamon había evolucionado una vez más con ayuda de la carta del Plug-in de Digievolución y había recibido un bonus de velocidad para llegar hasta ahí a tiempo, ahora por fin habían dado con el dinosaurio del mal.


    —Bienvenido Hakase… una hora después de lo estimado, aún cuando no tengo la más mínima expectativa en ti logras decepcionarme.

    El aludido gruñó mientras descendía del Adult, Ethan parpadeó sorprendido por el parentesco de los dos Child, aunque le resultaba curioso que esos dos fueran en realidad enemigos, parecían casi dos gotas de agua, claro, si uno ignoraba el cambio de coloración en sus pieles.

    —Bonito discurso, seguro no eres capaz de admitir que logré encontrarte antes de que lograras concebir tu plan —Se jactó Hakase—. Sé que planeaste lanzar varios replicadores que emitiesen una señal similar a la del virus en tu cuerpo, para confundirme y así esconder tu rastro.

    —¿Te refieres a estos transmisores? —Nise sonrió, tomando algo de su bata y extendiendo la palma de su garra, revelando una serie de esferas de color verdusco—. Las terminé hace un rato, pero decidí no usarlos para medirte, quería saber cuánto tardarías en encontrarme.

    De nuevo la mandíbula del dinosaurio amarillo se tensó, Nise había vuelto a burlarse de él, de nueva cuenta había estado un píe delante suyo. No importaba cuánto se esforzara, era inútil, Nise era superior a él.

    —¿Y qué importa que hayas conseguido la forma de esconder tu rastro? —La voz de Ethan les hizo recordar a ambos Childs científicos que no estaban solos—. Para mi eres un verdadero idiota por no haber usado ese invento antes, ¡Ryu!

    El dragón rugió y abrió las fauces revelando sus colmillos, sin reparo se lanzó contra el pequeño Child que no movió ni un solo músculo, sin embargo, el contacto no se llevó a cabo, cuando faltaban un par de metros el de armadura fue rechazado por un felino alado que llegó a toda velocidad desde el tejado de la bodega, conocían perfectamente a ese Nefertimon.

    —Vaya, vaya, pero mire quien esta aquí —Aquella voz tan familiar terminó de confirmar las sospechas de Ethan—. Es Ethan Walker, ¿Dónde está tu amiguito el raro?, ¿el de cabello antinatural?

    Se trataba de un chico de cabellera castaña, llevaba la típica túnica marrón de siempre y esas gafas que siempre ajustaba a diestra y siniestra, como si fuese una especie de tic en el chico. El dúo de Black Jack lo conocían desafortunadamente de Quest pasadas, se trataba de un Tamer renegado que había realizado toda clase de maldades solo por ser contratado para ejecutarlas, desgraciadamente había tenido la gran suerte de salir impune en todas las ocasiones en las que se encontraban, siempre escapando como vil gallina.

    —Sammuel —El americano le fulminó con la mirada—. ¿Qué demonios estás haciendo aquí?, pensé que te dedicabas a secuestrar niños.

    —Soy muy versátil —Le guiñó un ojo—. Creo que ya te lo dije la última vez que nos vimos —se encogió de hombros y negó con la cabeza—. Siempre que me den la suma adecuada puedo hacer maravillas —sonrió con malicia—. Por ejemplo ahora, hay un importante cliente que desea que este pequeñuelo llegué sano y salvo a otro destino.

    ¿Entonces alguien le había pagado a Sammuel para que se asegurase de llevarse a Nise?, ahora Walker no tenía duda alguna de que ese Child era una verdadera amenaza en libertad, si un renegado como ese cuatro ojos estaba a su lado, solo significaba que alguien aún mucho peor estaba detrás de todo esto.

    —¡Ryu! —deslizó una carta por su D-Arc.

    Dos cañones comenzaron a materializarse en el lomo del dragón, apenas estos estuvieron formados por completos los apuntó hacía el felino sagrado, necesitaban quitárselo de encima si deseaban tener una ventaja; energía comenzó a ser absorbida por las bocas de ambas armas, pero al ser disparados dos torrentes de energía Nefertimon solo tuvo que esperar el momento ideal para lanzarse hacía un lado y esquivar el golpe.

    —No voy a dejar que te salgas con la tuya esta vez Sammuel —Ethan insertó una Digimemory en el lector—. ¡Greymon, atrapa a ese Agumon!

    Un dinosaurio de color anaranjado emergió de la nada, al recibir la orden el fantasma digital emprendió su marcha hacia la dupla criminal: nuevamente Nise solo se quedó parado ahí, con los brazos tras su espalda. Cuando el enorme Adult estaba a pocos pasos de su objetivo una extraña pared emergió del suelo, parecía tratarse de una luz traslucida de morado color que desintegró en el acto al fantasma digital.

    —¿Qué demonios? —Los orbes grisáceos de Walker se abrieron de par en par.

    —Supuse que Hakase contrataría a un Tamer para ayudarle en mi recaptura —explicó el Child virus—. Después de todo, no podía usar a sus Guardromon porque sabía que podría reprogramarlos y tampoco iría a suplicar ayuda a Digital Security, después de todo el encierro que me hizo fue de forma ilegal, de modo que tomé medidas contra algunos de los “trucos” que poseen los Tamers.

    —¿Ilegal? —El Tamer desvió su mirada hacia el profesor, ese pequeño detalle no lo sabía.

    Ginryumon intentó acertar otro ataque de su Hypermugen canon, pero el enemigo mostraba como de costumbre una mayor velocidad y reacción para esquivar el ataque, necesitaba inmovilizarle y atacar cuerpo a cuerpo si quería tener una oportunidad para derrotarle necesitaba de la ayuda de su maestro. En un desesperado movimiento cambió la dirección de su vuelo como si intentase ganar mayor altura, atrayendo así la atención del rival para que le imitase, solo para un segundo después sorprenderle con un coletazo que le envió al suelo.

    —Maestro, ¡¡ahora!!

    Walker volvió a la realidad, poco importaba exigirle respuestas al profesor Hakase en ese momento si no podían librarse de Sammuel y Nefertimon, de modo que realizó la combinación de cartas que le permitirían a Ryu estar a la par con un Digimon Adult: Símbolo del valor y Powerfull Will, que sumados a la habilidad natural de su Digital aumentaría sus estadísticas al límite.
    La siguiente vez que ambos Digimon chocaron el gato gigante pudo sentir para su sorpresa que su fuerza ya no era superior a la del dragón, al contrario, eran idénticas.

    —¡¡Acabalo!! —Deslizó una tercera tarjeta: Grey´s Helmet.

    Un casco con tres cuernos rodeó la cabeza de Ginryumon al momento que se lanzaba cual misil con la intención de perforar con estos a su enemigo, Nefertimon se protegió lanzando proyectiles desde sus patas delanteras, los cuales al encontrarse contra el cuerpo del dragón crearon una explosión y una nube de humo que bloqueó la visión de su enemigo, esto jugó más en su contra que a su favor, pues cuando el dragón emergió de la estela de humo ya era tarde para evitar su siguiente ataque: una bola de fuego expelida desde su boca, una desgracia que el ataque no diera en el blanco, pues un escudo apareció justo frente a Nefertimon, Ethan lo conocía bastante bien porque era una de sus cartas favoritas, se trataba del Escudo del valor. Sammuel le dedicó una sonrisa de burla al americano cuando este le lanzó una mirada y vio su lector de cartas, como recordándole que él también podía usar naipes.
    El siguiente movimiento fue el definitivo, Nefertimon acertó un zarpaso al lomo de Ginryumon, desestabilizándolo a mitad del aire y por último dos rayos rojizos salieron desde la corona del gato egipcio lanzando a Ryu contra el suelo de forma inevitable.


    —¡¡Ryu!! —Walker corrió al encuentro de su Digimon, el corazón se le congeló cuando su compañero solo se quedó inmóvil en el lugar donde cayó abruptamente, un brillo dorado le rodeó, devolviéndolo a su forma Child: habían perdido la batalla.

    Agumon Hakase estaba petrificado como estatua, Nefertimon aterrizó frente a Nise y Sammuel, juntos hicieron un equipo devastador que pudo con ellos sin mucho esfuerzo. Su amigo había previsto cada uno de sus movimientos, predijo la forma en cómo le buscaría, que acudiría con un Tamer, incluso predijo el uso de Digimemory por parte de Ethan… desde que le había capturado creyó que nada podría impresionarle, incluso tomó medidas para los posibles escenarios que su amigo podría usar para su escape, no podía estar más equivocado, desde que lo hizo su prisionero Nise no hizo otra cosa más que burlarse una y otra vez de su inteligencia. Él no era más su rival, no estaban al mismo nivel, solo le hicieron creer que tuvo una oportunidad de ser superior en inteligencia, cuando nunca fue así.

    —Lo lamento mucho Hakase, pero el momento de jugar contigo ha terminado —soltó un triunfante Nise Agumon que ya se había trepado en el lomo de Nefertimon, junto con Sammuel—. No te preocupes, no te mataré, quiero que veas cada una de mis hazañas, sí… quiero ver cómo te retuerces, sabiendo que todo lo que haga fue en parte gracias a ti…

    Y el trío de maleantes comenzó a elevarse por los aires, más y más, alejándose de su alcance. Sintió como su corazón se aceleraba con cada segundo, al igual que una extraña y fría sensación se esparcía lentamente por cada célula de su cuerpo: era miedo, un tremendo y profundo miedo.

    —Nise… escapó… él… —Hakase miró sus garras, las cuales estaban temblando de forma involuntaria, no podía evitarlo—. Él… está libre y ahora puede hacer lo que quiera…

    Walker tenía abrazado a Ryudamon contra su pecho, sus orbes grisáceos se clavaron en el rostro de Sammuel, el renegado seguía exhibiendo una sonrisita de burla. Le fulminó con la mirada mientras aferraba con mayor fuerza a su Digital inconsciente, el sabor de la derrota era demasiado amargo y demasiado doloroso... Se sentía como un completo inútil.


    Maka EvansMaka Evans le fin u3u
    -Le regala un Pug por tanto pase-
     
  10. Kira

    Kira Speed Star

    Registrado:
    20 Abr 2006
    Mensajes:
    4,129
    Temas:
    385
    Calificaciones:
    +1,262
    Por cuestiones de tiempo yo evaluaré tu quest o3o -agarra al Pug- yo se lo entrego a Maka (?)


    Narrativa
    Te expresas de una manera muy grata y amena en cada una de tus narraciones, lo cual se traduce en una lectura agradable de leer, siendo esta la primera vez que toca evaluarte. Ya había leído un poco de tus escritos en otras ocasiones, pero ahora que tuve la oportunidad de evaluar algo completo honestamente he quedado muy satisfecha, me gusta bastante el modo en que desarrollas tus ideas y las plasmas entre diálogos y narraciones. No obstante, aunque tu narrativa es bastante buena, sí noté varios errores en cuanto a la estructura de ciertas oraciones. Por ejemplo, intercalas dos modos distintos de escribir después del guión al finalizar un diálogo, en ocasiones comienzas con mayúsculas y en otras con minúsculas; recuerda que si no existe un signo de puntuación (ya sea punto o signo de interrogación/exclamación) continúas con minúscula. Intenta uniformar tus escritos de cierta manera para que no se vea tanta diferencia. Casi del mismo modo, noté que cuando cierras una pregunta, continúas con minúsculas (Ej: —¿Y por qué este sujeto en particular estaba en tu custodia?, tengo entendido que...), y también noté una que otra letra que te comías, pero nada grave. De ahí en más, mucho ojo con errores de tipeo y con los acentos, pues vi varias palabras mal escritas (un desliz al tipear quizás) y otras que iban acentuadas erróneamente (reclute > recluté, píes > pies, oidos > oídos, vació > vacío [en este caso te referías a la segunda palabra, no al verbo de "vaciar"], estres > estrés, regalpo > regaló, mi > mí [cuando se habla de sí mismo va acentuada], fucnionamiento > funcionamiento, homologo > homólogo). También cuidado con la estructura de las frases para que no queden redundantes (...o descubrir por qué la razón de su mensaje) y que estén bien constituidas. 22/25

    Interpretación
    Cada personaje que participó en la historia fue perfectamente bien manejado e interpretado (soy fan de tu samurái, really). Leyendo la ficha de tu NPC personal quedé encantada con la forma en que lo supiste utilizar, toda su naturaleza quedó muy bien plasmada en la quest. Incluso los antagonistas también tuvieron un uso bastante bueno y respetaste distancias y los entornos mismos del lugar, así que no tengo mucho que agregar en este apartado. 25/25

    Realismo
    Acá tampoco tengo mucho que comentar, lo único que pudiera haberte "fallado" era el corto período de evolución de GinRyumon (1 hr), pero lo respetaste bastante bien y le diste su lugar a la vitalidad y las capacidades de tu Digimon. De ahí en más, tampoco puedo ponerme a debatir sobre el cómo Nise Agumon Hakase creó la manzana y el brazalete a partir de su propio virus porque (además de que no soy científica(?)) es bastante creíble que un Digimon con los conocimientos e inteligencia de un Hakase pueda llegar a inventar algo así, alguna forma debió haber encontrado. Por todo lo demás, no vi ningún problema y la batalla se desarrolló de muy buena manera. 25/25

    Desarrollo
    No me queda más que felicitarte y decirte que me encantó todo el desarrollo en general y la trama que planteaste, integrando enemigos y viejos conocidos/amigos a la misión en sí para darle aún más trasfondo. Es una lástima que Nise haya escapado y que haya un renegado junto a él, pero eso da pauta a una misión futura donde Ethan, Ryu y Señor Doctor Profesor Agumon Hakase tengan que detenerlo en alguno de sus malévolos planes. Estoy muy interesada en saber qué sucederá después con esta historia y en qué afectará el sentimiento de derrota que Walker tuvo, pues aunque cumpliste con los objetivos de la misión, también abriste una brecha para una posible evolución en tus personajes. 25/25


    Nota: 97/100
    Paga: 145 bits
    Fama: +1 punto Neutral
    EVO: +1 EVO
    Stats: +1 STR
    Blast Gauge: 15% ​


    everydayeveryday listo y disculpa la demora, tu ficha será actualizada en breve

    MasaruMasaru ~
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  11. Masaru

    Masaru "さあ、往こうか" Supermoderador

    Registrado:
    21 Oct 2005
    Mensajes:
    15,807
    Temas:
    1,259
    Calificaciones:
    +4,496
    Pagas Asignadas​
     
Estado del tema:
Cerrado para nuevas respuestas

Compartir esta página

Cargando...