Coliseo Rinha Pawa VS John Kumi

Tema en 'Naruto World' iniciado por Nouhime, 9 Ene 2017.

Estado del tema:
Cerrado para nuevas respuestas
  1. Autor
    Nouhime

    Nouhime Tu infierno es mi edén.

    Registrado:
    30 Jul 2008
    Mensajes:
    582
    Temas:
    27
    Calificaciones:
    +246 / -1
    Disfrazada de joven, guapo e inexperto evaluador, Viuda Negra contemplaba a los combatientes que se hallaban en medio del rocoso campo de batalla con auténtica curiosidad. Había conocido a Rinha Pawa en la reciente guerra contra los samurái, confiaba en que la chica cumpliría sus expectativas. En cuanto al varón, solo sabía que era oriundo de Raku y, aunque no tenía idea de donde quedaba localizada la aldea, esperaba grandes cosas de ese metro noventa. Era la primera que le encomendaban una tarea divertida y la primera vez que visitaba Iwa, a esos dos les convenía no arruinar la que podía ser una experiencia agradable para Nouhime con ñoñerías porque comenzaría a abuchearlos sin compasión.


    ―¡Buena suerte a ambos! ¡Qué empiece el combate!







    Campo de Batalla de Iwa



    [​IMG]

    ESPECIFICACIONES

    – Campo de tierra y arena, completamente irregular.
    – Hay muchas piedras de distintos tamaños rodeándolo, pudiendo ocultar varias personas tras ellas.
    – Temperaturas bajas todo el año. No suben de los 15 grados, pero bajan hasta los -20.
    – Clima usualmente seco, no llueve.



    Disculpen la demora, estaba de vacaciones. Tienen 7 días, no escriban mucho, gracias (?). Cualquier cosa, estoy a las órdenes.

    Hathaway.Hathaway. M4xM4x
     
  2. M4x

    M4x

    Registrado:
    21 Ago 2009
    Mensajes:
    802
    Temas:
    22
    Calificaciones:
    +95 / -1
    Voces, cientos de ellas, se entrelazaban y mezclaban en un coro viviente que cargaba el ambiente de una electrificarte espera. La plataforma de roca, yacía vacía; Los gladiadores avanzaban a paso lento por el túnel de acceso. En ella centraba la mente, calmaban el espíritu, abrazaban la creciente emoción de volver a pisar el coliseo. Allí darían todo con tal de salir victoriosos, y recibir el enardecido festejo de la plebe, de los nobles y; ¿por qué no? De futuros rivales. La multitud observó a las figuras emerger por los umbrales opuestos: John Kumi, el Ökuma de Rakugakure no Sato, y Rinha Pawa, Jounnin Fundadora de Arashigakure no Sato. Eran figuras reconocidas en el ámbito local e incluso continental, aunque la balanza de popularidad se inclinaba a favor de la fémina pues su nombre se oía más fuerte y claro por parte de la multitud.

    El sagrado estadio de Iwagakure era recubierto por rocas gigantes que no seguía patrón o regla en su organización, pero se podía apreciar cierta armonía natural en la vista general. John observaba a su oponente a lo lejos, levemente oculta por peñascos del paisaje; sus pies se hundían unos centímetros en la arena conforme avanzaba hacia el centro, puesto que el terreno estaba cubierto en su totalidad por arena de un tono gris opaco. Trescientos cincuenta metros de diámetro, piedras lo suficientemente enormes para ocultar un pequeño grupo de personas tras ellas, temperaturas bajas y clima seco. Esa era la información que se le facilitó sobre el campo de batalla, lo cual lo convertía en el peor escenario para un taijutsuka en lo que respecta a obstáculos y carreras en plano. “No importa” pensó el Chunnin, “Significaba la misma desventaja para ella.” Posiblemente no iría por el típico estilo contundente y directo, debía abrirse a través del terreno y encontrar la oportunidad para atacar.

    Ah pasado tiempo, John — le dijo la calmada Kunoichi, su tono no demostró ni gusto o disgusto. Era neutral.

    El aludido sonrió por unos instantes, luego habló—
    Ojala hayas encontrado a la persona que buscabas.

    De hecho, si. Pero eh encontrado mucho más.

    Una aldea, según escuché. Una muy buena. — Rinha asintió y relajó levemente su postura apoyando la diestra en su cadera.

    Debes ir a visitarla algún día.

    La voz de juez se hizo escuchar y el público guardo silencio en su gran mayoría.

    ¡Buena suerte a ambos! ¡Qué empiece el combate!

    El oriundo del Rayo elaboró entonces una seguidilla de sellos céleres que provocó temblores en la arena, de esta, surgieron una decena de rocas de diferentes tamaños que siguieron un sentido vertical hasta quedar suspendidos por encima de ambos. La castaña reconoció el jutsu: Iwa no Ame, un Doton con el que se podía bloquear o atacar al oponente desde lejos. Su mente trabajó célere, estudiando el entorno y las desventajas que le supondría: El terreno era irregular e inestable, lo cual no le permitiría moverse con agilidad mucho menos esquivar todos y cada uno de los proyectiles. Sortearía los que pudiera y usaría su línea sucesoria para anular el avance de los demás. El análisis duro no más que un instante, el mismo tiempo que le tomó al masculino el ordenar a sus armas caer cual lluvia sobre ella. Brincó en zigzag eludiendo la avalancha a la vez que ensanchaba la distancia con John, pero las rocas comenzaron a seguirla en pares o en tríos dificultando aún más su huida. La heredera de los Pawa utilizó entonces su barrera de sangre: su mirada viajó rápidamente por cada objeto haciéndolos caer inertes en la arena, desprovistos del chakra elemental que los controlaba. Repentinamente, sus sensor detecto algo, sus sentidos se afilaron al notar como el Rakugarense se le acercaba a una velocidad vertiginosa. ¿Pero cómo podía? ¿La arena no lo detenía? Imposible. Sus ojos ámbar buscaron respuestas en el oponente y al instante las encontró: El Chunnin se propulsaba con velocidad en su dirección debido a que utilizaba como punto de apoyo aquellas rocas del Iwa no Ame.

    La distancia que se había logrado poco duró, el primer choque físico iba a ser inminente ¿O no lo sería? Los ágiles dedos de la Jounnin se juntaron y sellos formaron, entonces fue cuando la mirada de ambos rivales se cruzó. El inmenso pugilista sintió inmediatamente el cuerpo restringido, aprisionado más bien, por sogas muy finas que podrían confundirse con hilos y en su espalda, una dura superficie. Rugosa e irregular ¿Un tronco? ¿Lo habían atado a un tronco? Pero ¿Cómo…?

    La interrogante quedo en muda puesto que su cuerpo, aún en el aire, siguió su camino recto solo para caer de bruces en la arena. La multitud observó este inexplicable suceso, pero lo más entendidos supieron la naturaleza detrás de ello.


    “Genjutsu”

    Rinha Pawa se acercó a su oponente desde su franco débil, sabía que no lo detendría por mucho pero solo necesitaba lo suficiente para ponerte el filo en su cuello y de esa forma, asegurarse la victoria. Pero para su sorpresa, su sensor de chakra detecto una lectura a unos cien metros de su posición, lastimosamente no llegó a detectar a tiempo el jutsu y pronto observó cuál era.

    ¡Doton: Ariigoku!— exclamó un gemelo de Kumi desde la distancia. Rinha comprobó que este se trataba de un clon de sombras.

    La grava ubicada debajo de sus pies cedió y un cráter cónico se formo, tierra y arena comenzaron a girar por la acción de succión de la falla, atrapándola hasta la altura de sus rodillas. El lodo emergió de un punto que no supo precisar para rápidamente agregarse a la fórmula viscosa en que se había convertido aquella trampa. John por su parte, se había liberado de la ilusión a pura fuerza bruta y logro invocar otro Doton de su repertorio: Suna no Kanketsusen, pudiendo elevarse por encima de su oponente.

    Es usuaria de genjutsu. La mayoría de las ilusiones se realizan por contacto visual, debo aprovechar los obstáculos para cortar su línea de visión.” Analizó el varón de Raku “Aparentemente posee un sensor de chakra y reconocer que jutsus son. Debo atacarla de cerca o utilizar Taijutsu para sacar ventaja”. Un brillo metálico llamó su atención y fue casi tarde cuando esquivo el arma dirigida a su cara. Este se incrustó una de la piedra más cercana e instantáneamente la castaña se materializó en ese lugar. Ökuma clon se reunión con su original, quien ya había desactivado el jutsu y se encontraba en la tierra, ambos a un prudente distancia de la fémina.

    Interesante—Respondió la Fundadora de Arashigakure no Sato con tono curioso.

    El combate recién comenzaba y ya demostraba ser un espectáculo de habilidades entre dos experimentados shinobis. ¿Cómo seguiría la contienda?

    AL FIIIN!!! Disculpa la tardanza Hathaway.Hathaway. NouhimeNouhime
     
    Última edición: 12 Ene 2017
  3. Xayah

    Xayah Me tiene anclada, Capitán.

    Registrado:
    11 Jul 2012
    Mensajes:
    2,037
    Temas:
    127
    Calificaciones:
    +1,065 / -14
    Lawl se me había olvidado decirlo en público [? NouhimeNouhime esto va para rato probablemente así que M4xM4x y yo pedimos tiempo indefinido para el coliseo. Cuando vuelvas a ser mencionada es para que nos evalúes o3o

    -le tira un puerco espín encima-
     
  4. M4x

    M4x

    Registrado:
    21 Ago 2009
    Mensajes:
    802
    Temas:
    22
    Calificaciones:
    +95 / -1
    Quisiera pedir pedir el cierre de este cs, pero también requiero que se cuenta como nula la contienda. NouhimeNouhime UnderwoodUnderwood
     
  5. Milo 9000

    Milo 9000 Moderador

    Registrado:
    15 Dic 2006
    Mensajes:
    4,806
    Temas:
    271
    Calificaciones:
    +2,079 / -187
    Ya me explicaron la situación y procedo a anular el Cs y cerrar el tema.
     
Estado del tema:
Cerrado para nuevas respuestas

Compartir esta página