+18 Fanfic Prohibido Capítulo 2 Arrogancia

Tema en 'Naruto Fanfics' iniciado por ioriathena, 1 Oct 2018.

  1. Autor
    ioriathena

    ioriathena ¡PARA LLEGAR AL CIELO HAY QUE CRUZAR EL INFIERNO!

    Registrado:
    21 Jun 2012
    Mensajes:
    192
    Temas:
    15
    Calificaciones:
    +435
    Hola... Mi nombre es ioriathena y vengo a dejarles un granito de arena en esta enorme sección de fanfics. Los personajes de Naruto le perteneces a Masashi Kishimoto y desde ya agradezco el que te des el tiempo para leer mi escrito.

    PROHIBIDO
    Prólogo

    En algún lugar sucio y oscuro. Un joven yacía sentado sobre una mugrienta cama, viendo fijamente hacia una cámara de vídeo. El susodicho estaba ensangrentado y portaba una mirada vacía.

    Hum… (Sonrisa) A lo largo de mi vida he pasado por varias decepciones; ya sea la traición de un amigo o la infidelidad de alguna ex novia que considere mi chica ideal… Todas crueles e inmerecidas… Pero ninguna de ellas se contrasta a lo destructivo, horrible y dañino que puede ser la falta de amor y de empatía por parte de tus propios padres. Arrastrado grandes vacíos desde mi niñez que nunca pude reconocer a tiempo.

    Intente miles de veces hablar con varias personas para ver si ellos podían ayudarme a ya no sentirme tan solo y tan ocioso… A decir verdad, con padres desinteresados que lo único que les gusta es el dinero y la vida repleta de lujos, yo constantemente paso a un segundo plano.

    El joven carcajeó con melancolía y levemente sus ojos se humedecían.

    No recuerdo una niñez en donde reinara el amor y la comprensión en mi casa. Todo lo contrario… Hasta podría decirse que a mí me criaron la sirvienta y el chófer… Tal vez por eso resulte ser un desgraciado, cruel y tirano que lo único que deseaba desesperadamente es que las personas que me rodeaban me prestaran atención.

    Jajajajaja… Sniff… Yo nunca sentí lo que era un abrazo de tu padre y decir, “Estoy orgulloso de ti”… Jamás supe lo que era que tu madre te avergonzara frente a tus compañeros de clase al demostrar siquiera que me conocía un poquito.

    No quiero sonar cursi o ridículo pero siempre he odiado la soledad y he deseado amor, comprensión y ternura.

    Sus ojos se entrecerraron y su ceño se frunció.

    Pero lo único que me expresan es lo mucho que mamá engordo con mi nacimiento… De los gastos que tuvieron que hacer sólo por mi existencia… De lo mucho que les molesta mi presencia en el instituto… De lo mejor que el mundo sería si una sabandija como yo no hubiese vivido.

    Saben… Frente a la gente mi soberbia y mi vanidad me hacen decir y actuar de formas que a mí no me agradan; a tal punto de que tanto odio y rechazo hacen que al llegar a mi casa me suelte a llorar amargamente ya que siento que cada vez que intento aferrarme a algo que quiero demasiado, la vida se empeña en arruinármelo y como imbécil dejo que todo se esfume sin siquiera pelear.

    Tal vez crean que soy un exagerado, pero no lo soy. No tengo a quien contarle mis penas o mis angustias… ¡A veces envidio a esos idiotas que tienen el amor incondicional de sus padres y lo desaprovechan!

    ¡Si tan solo me hubieran dado la atención que desesperadamente quería!… ¡Si me hubiesen criado de otra manera!... Tal vez esto, esto no habría pasado… Todo lo que hice… Todo

    El chico se levantó y con rapidez apago la videocámara.

    Pero ahora ya es demasiado tarde para arrepentirse. Y todo lo que yo hice será saldado con mi propia muerte.

    El joven llevo su mano derecha detrás de su espalda baja y sujeto una pistola para colocarla en su sien derecho.

    A veces me pregunto ¿que verdaderamente me orillo a esto?…

    El joven cerró los ojos y con un fuerte temblor en su mano derecha ubicaba el dedo índice en el gatillo.

    Adiós…

    Fin del prólogo

    Esta historia sera larga así que espero puedas opinar y dar tu punto de vista en los comentarios... De antemano muchas gracias :51:
     
    • Me gusta Me gusta x 2
    Última edición: 1 Oct 2018
  2. Kamen Rider Predator

    Kamen Rider Predator

    Registrado:
    1 Oct 2011
    Mensajes:
    178
    Temas:
    8
    Calificaciones:
    +545
    Me alegra ver que estas de vuelta en el foro Iori! Llevo años esperando volver a leer tus historias al igual que "Prohibido". Espero ver que pasara mas adelante ya que el prologo me dejo enganchado, nos leemos luego
     
  3. Garou01

    Garou01 "De pie, firme y dispuesto, venga lo que venga"

    Registrado:
    4 Ago 2017
    Mensajes:
    102
    Temas:
    0
    Calificaciones:
    +43
    Ioriathena esta de regreso!!!
    Recuerdo tus otros fics y oneshots, el prologo se ve interesante espero la continuacion
     
  4. Autor
    ioriathena

    ioriathena ¡PARA LLEGAR AL CIELO HAY QUE CRUZAR EL INFIERNO!

    Registrado:
    21 Jun 2012
    Mensajes:
    192
    Temas:
    15
    Calificaciones:
    +435
    Hola a todos, soy ioriathena y vengo a traerles el primer capítulo de mi historia... Espero les agrade; desde ya muchas gracias

    Capítulo 1 El inicio de todo

    - ¡Salud!... ¡Por todas esas personas que en algún momento de mi vida me importaron y ahora me importa poco si viven o mueren! –reveló un casi mancebo de cabellera rubia en picos, ojos garzos y tez blanca; vestido con un pantalón azul marino y una camisa alba de manga corta que llevaba un símbolo de remolinos en la parte trasera de la espalda; evidenciando que pertenecía a algún instituto de la región
    - ¡Salud por eso! –replicó un varón adulto de cabello blanco largo erizado, de tez blanca con dos rayas rojas a los lados de sus ojos; vestido completamente de un traje ejecutivo de color negro, acompañado de una camisa alba y una corbata roja; demostrando un gran rubor en sus mofletes a consecuencia del alcohol

    Ambos personajes tomaban un trago de sake en lo que parecía un club nocturno ya que el lugar estaba colmado de varias mujeres de cuerpos esculturales en nada más que ropa interior. Dichas féminas rodeaban a varios tipos que reposaban en varias mesas; algunos completamente inconscientes por la mucha ingesta de licor y otros con dichas chicas sobre sus piernas a modo de pasar un buen rato.

    El ambiente en si era alegre. Rezumbando mucha música electrónica acompañada del titilar de muchas luces de varios colores, así como de varios hombres silbando y denigrando a las muchas sexo servidoras del lugar.

    - ¿No deberías estar en casa ya? –preguntó el pervertido hombre que miraba morbosamente a dichas mujeriles
    - Na… -refutó velozmente – ¿Para qué?... No es como si estuvieran en casa esperándome –aclaró; pidiendo otro trago al cantinero que únicamente se limitó a mirarlo y a darle dicha bebida
    - ¿No crees que estas bebiendo demasiado? –Preguntó a modo de calmar su libertinaje –Sé que no salió como tu esperabas pero pronto encontraras a alguien que verdaderamente te valore como hombre y no como cajero…
    - Para nada… -interrumpió -Esto no es nada comparado a las otras veces… -bufaba con un fuerte olor a sake –Las chicas de ahora no son como las pintaban en tus tiempos viejo
    - Si, eso es cierto… Muchas son bastante interesadas –respondía con algo de hipo –Solo mira este lugar… Relleno de mujeres que harán lo que sea para bajarles el dinero que estos pobres y mediocres hombres traen
    - Hum… -cerraba sus ojos y sonreía –Como dice el dicho; hombre pobre no goza de mujer bonita
    - Y mujer interesada no goza de hombre sincero –respondía el sabio caballero con un fuerte bostezo
    - Es muy cierto… Y eso que he cogido a muchas mujeres desde chaval, pero, ninguna de todas ellas me ha amado de verdad –suspiraba –A veces pierdo la fe en que pueda enamorarme de alguien alguna vez
    - Jajajajaja… Eres incorregible sabandija –reía a modo de broma; tomándole la cabeza con la mano derecha
    - ¿Acaso dije algo divertido? o es que ¿te divierte oírme decir cursilerías?
    - No, nada que ver… De hecho me alegra que te abras conmigo, eso me da a entender que me tienes confianza y que puedes ser tú mismo conmigo –sonreía de manera cálida
    - Ya deja tus homosexualidades a un lado viejo cochino –replicó asqueado; quitándole la mano de su cabeza –Te tomas lo que te digo como si necesitara tu lástima

    El albino tenía cerrados los ojos combinados con una sonrisa de oreja a oreja junto con una gota de sudor detrás de la cabeza. Para acto seguido fruncir el ceño de una manera graciosa.

    - ¡Ahí sí! –Vociferó molesto –Yo tratando de hacerte sentir mejor y te me pones dramático, ¿eh sabandija?
    - ¡No es que sea dramático maldito pervertido! –discutió; notando que miraba mucho a las prostitutas del lugar
    - ¡¿Pervertido yo?! –cuestionó iracundo y a la vez chistoso
    - ¡Y no uno pequeño!... ¡Eres uno grande!

    Ambos colisionaban sus cabezas mientras rumiaban y se seguían insultando de manera cómica. Incomodando al cantinero que no sabía dónde meter la cara de lo apenado que estaba por tal suceso.

    - Jajajajaja –interrumpió un ardiente júbilo que fue aprehendida por la discusión

    Dicha plática fue interrumpida por una exuberante mujer de un rostro angelical que se acercó a dichos varones pidiéndoles un trago gratis. Logrando en el adulto una reacción muy pervertida mientras que el joven se limitó a verla fijamente de pies a cabeza. Notando un sensual vestido rojo brillante que enmarcaba su figura.

    - Ohhhhh… Bebe -replicó el peli blanco con morbosidad; tomando a dicha chica de la mano para darle una vuelta de trescientos sesenta grados sobre su mismo eje -Estas divina… Justo lo que me receto el doctor -bufaba con un enorme sonrojo en su cara y gestos raros en sus vocablos
    - Jajajajaja –reía coqueta –Gracias papi –indicó juguetona - ¿Buscan diversión esta noche? –preguntó de manera normal, como si se tratase de cualquier cuestión de la vida diaria
    - Interesante ofrecimiento, pero no –contestó el joven bermejo acompañado de un bostezo
    - Ohhhh… Es una lástima corazón –respondió impresionada –Tú estás muy guapo. ¿Enserio no quieres?
    - No gracias… No tengo ganas de eso ahora –respondió; pidiendo otro sorbo al mozo de la barra de tragos
    - Que lástima… Creí sacarme la lotería con un bombón como tú pero no se pudo –suspiró -¿Y qué me dices tú?
    - Me encantaría mi cielo, pero necesito cuidar de este mocoso –exteriorizó; viendo como el rubio tomaba más y más brebaje como si no hubiese un mañana –A parte soy el conductor designado –respondió neutral, mientras le mostraba un par de llaves que llevaba en su bolsillo derecho
    - ¡Púdrete Jiraiya! –Contestó velozmente –Yo no necesito de ti ni de nadie para hacer lo que quiera con mi vida… Si te la quieres ir a coger pues ve pedazo de mierda…
    - Pero Naruto… -contradijo velozmente
    - Pero nada… Ve y dale a esta hermosa señorita… –decía al verla de pies a cabeza de una manera rara –La mejor noche de su vida… Jajajajaja… Claro, si es que todavía se te para

    La muchacha soltó una leve risa tras la observación del joven, logrando que dicho albino le diera un golpe en la cabeza y negara su afirmación de manera avergonzada.

    - ¡Duele! –Bufó; tocándose fuertemente la cabeza –Maldito viejo –susurró
    - Vamos corazón –indicó Jiraiya mientras tomaba la mano de la chica –No le hagas caso a este idiota que no sabe medir lo que dice –exaltó con una expresión de molestia graciosa
    - Jajajajaja –reía a modo de burla –Ya lárgate viejo… Te espero en diez minutos, claro, si es que aguantas, jajajaja
    - Cállate –demandó de manera consecuente

    Dicha pareja se alejaban del joven para subir unas escaleras para lo que sería el segundo nivel de dicho lugar.

    - Que puto asco –pensaba el casi mancebo al ver que dicha pareja ya no estaba ahí –Pobre muchacha –murmuró sonriente por su acompañante –Al menos Jiraiya se la está pasando bien

    En dicha apelación, su celular comenzó a sonar, haciendo que el chico lo sacase de su bolsillo derecho, notando que era un número privado que no tenía identificación de área local.

    - ¿Qué raro? –pensó -Si –respondió; sintiendo la cabeza caliente y algo de mareos leves
    - ¡Naruto! –se escuchó de una voz femenina repleta de mucha ira y disgusto; resonándole en todo el oído
    - Mierda… -se quejó -¿Quién diablos eres?... ¿Por qué sabes mi número? –cuestionó con recelo
    - ¡¿Dónde andas metido?! –replicó con autoridad
    - ¿A ti qué diablos te importa?... ¿Por qué esta tu numero bloqueado?... ¿Quién eres?
    - ¡Deja de hacerte el que no me conoces pedazo de basura!... –Contradijo en cólera – ¡Espera a que lleguemos a la casa y veras la santa paliza que te vamos a dar! –vociferó a todo pulmón

    La impresión del muchacho cambio a una más molesta al darse cuenta de quién era.

    - Y se puede saber ¿quién diablos eres tú para decirme a mí que hacer?
    - Si serás idiota… ¡Soy tu madre! –Confesó a todo pulmón –Se puede saber ¿por qué dejaste las luces de la casa puestas y el equipo de sonido a todo volumen?... La policía llego por las muchas quejas por parte de los vecinos por el descomunal escándalo y nos avisaron por teléfono de que no hay nadie en casa… Incluso tuvieron que quitar el servicio de energía eléctrica sólo para detenerlo y quieren que alguien vaya a la casa y desconecte todo
    - Hum… ¿Eso significa que no están en Tokio todavía? –interrumpió molesto al escuchar todo el sermón
    - Obvio no… Todavía estamos en Londres por lo del cambio de puestos

    El chico rezongo en cólera y entrecerró los dientes mientras un leve tic en el ojo izquierdo se le hacía indudable; algo que de alguna manera intimido al bar tendel que se alejó lentamente de ahí.

    - ¡Como siempre les importa más su estúpido trabajo que yo! –contradijo enfurecido; despojando el celular para finalizar la llamada de manera descortés para acto seguido apagar el apartado móvil

    El cantinero lo miraba algo sobresaltado y timorato. Notando que el casi mancebo entrecerraba los dientes.

    - Soy tu madre… Hazme caso –remedaba en cólera –Patrañas… Ustedes dejaron de ser algo para mí desde hace mucho tiempo –dijo a modo que sus ganas de beber desaparecieran –Maldita sea –bufó –Hasta lograron que me doliera la cabeza de la cólera

    El adolescente sacó su billetera y cancelo lo que había consumido junto con lo que consumió Jiraiya. Pidiéndole al bar tendel que él le dijera a su acompañante que ya se había ido y que lo buscase dentro de su auto.

    El joven salió de dicho establecimiento y se dirigió al parqueo en donde se subió a una lujosa camioneta obscura cuatro por cuatro en el asiento del copiloto mientras abría el guantelete del vehículo, sacando de su interior una pistola de calibre nueve milímetros cromada, para acto seguido mirar detenidamente el cilindro.

    - Hum… Y pensar que quieren que sea como ellos –caviló; insertando un cargador para quince balas

    El tiempo paso rápido; mientras el joven yacía súper aburrido dentro del vehículo jugando con el revólver, hasta que Jiraiya apareció para meterse al auto y notar su falta de empatía y el muy llamativo pistolete.

    - ¿Qué tal se mueve esa perra? –preguntó el joven a un intranquilo y asombrado mancebo
    - ¿De dónde sacaste esa pistola? –cuestionó velozmente, evadiendo la primera pregunta
    - Te pregunte qué ¿qué tal se mueve esa perra? –Sonsacó molesto; viéndolo muy fríamente - ¿O no escuchas?

    Jiraiya tragó algo de saliva y sintió como su corazón latía más rápidamente, a tal punto que comenzó a jadear.

    - Algo floja la verdad –respondía nervioso
    - Lo sabía –contestaba con escepticismo –Jajajajaja… Pero viéndola bien si estaba buena la condenada. Sería raro que todavía apretara –reía malévolamente
    - ¿Y tú? –Curioseó vivazmente -¿Qué haces con un arma?
    - Hah –pronunció desconfiado -¿Te molesta acaso que necesite protegerme?
    - ¿Protegerte? –deliberó; viendo hacia todos los lados del parqueo, notando que no había nadie cerca
    - Claro… Así que si se me aparece algún pendejo, ¡boom, boom! –afirmaba; moviendo ligeramente el arma hacia la dirección del peli blanco que se asustó un poco

    La mirada del chico no reflejaba nada de emoción; era como si su mente no estuviese en ese momento ahí.

    - Guarda eso pendejo –solicitó velozmente –Si la policía nos detiene y te mira eso nos iremos presos
    - ¿Hah?… Cierra la boca Jiraiya –comentó molesto -¿Cuál es el chiste de tener un arma si no la puedes usar?

    El nerviosismo del mancebo aumento por tales dicciones.

    - ¿Usar?... ¿Ya la has usado antes? –sintió que la daría un paro cardiaco
    - ¿A que debo esa pregunta? –Confesó intranquilo -¿Dices que no puedo usarla?
    - Ilegalmente si… Recuerda que apenas tienes diecisiete años y no eres estéticamente el mejor sujeto del mundo al momento de perder los estribos –habló con desconfianza, riendo sobrecogido
    - ¿Cuestionas mi concupiscencia? -disputó irritado; apuntando el cilindro del arma hacia la cabeza del níveo

    El chico miraba sádicamente el adulto y soltó una macabra risa que luego paso a una más hilarante.

    - Na, como crees –confesó hilarante –Deberías haber visto tu cara –sonreía de oreja a oreja –Jajajajajaja

    Jiraiya sintió que lo que decía el chico no era del todo cierto. Temió por un momento por su vida, a tal punto de que los efectos del alcohol desaparecieron de su sistema, como si el susto le hubiese cortado la borrachera.

    - Deja de hacer tus dramas de nuevo y guarda eso –indicó; tomando la mano que sujetaba el arma para moverla lejos de su cabeza –Tengo que llevarlo a su casa rápido o puede que me dé un tiro en la cabeza –pensó miedoso
    - Tsk… Como sea –cuestionó sosegado, dejando el arma en la guantera –Llévame a casa –solicitó aburrido y con algo de sueño; tocándose la cabeza mientras inclinaba su cuerpo un poco hacia adelante

    Jiraiya no contradijo y encendió el vehículo para conducir lejos de ese club nocturno.

    El tiempo transcurría lentamente. Jiraiya llegaba a una hermosa zona residencial de ambientación adinerada.

    - Ahhhhhh –bostezó el joven; pidiendo al albino que estacionara justo en la entrada del lugar que era custodiada por un guardia de seguridad alto de tez cana, castaño y ojos azules; vestido completamente de un uniforme azul marino –Déjame llevarme esto –dijo a modo de sacar de nuevo de la guantera el arma de fuego para guardarla en una mochila verde que estaba en la parte trasera del auto –No quiero que ese estúpido guardia la vea
    - Ok –afirmó circunspecto -¿Te veré mañana? –investigó con curiosidad y precaución
    - No creo… Ha como están las cosas lo más probable es que tenga que ir a estudiar y luego salga de cacería
    - ¿Cacería? –Caviló temeroso -Ok. Cualquier cosa me avisas –exteriorizó; dándole un fuerte apretón de manos

    El uniformado veía detenidamente al joven blondo abrir la puerta del copiloto para luego descender del vehículo y despedirse del peli blanco. Algo que para él no era algo raro.

    - Buenas noches joven Naruto –contestó el uniformado con formalidad
    - Buenas noches –respondía bostezando; pidiendo que abriera la puerta para así poder entrar a su residencia
    - Descanse –reveló el castaño con formalidad a un joven que sólo asintió con la cabeza e ingreso a la propiedad

    CONTINUARA…

    Si deseas consultarme algo puedes hacerlo con toda libertad... Cuídate y nos leemos luego :51:
     
    Última edición: 9 Oct 2018
  5. Gabe

    Gabe Moderador

    Registrado:
    17 Mar 2005
    Mensajes:
    24,174
    Temas:
    797
    Calificaciones:
    +6,024
    Un interesante regreso mi amigo, espero ver más de vuestro fic
     
  6. Autor
    ioriathena

    ioriathena ¡PARA LLEGAR AL CIELO HAY QUE CRUZAR EL INFIERNO!

    Registrado:
    21 Jun 2012
    Mensajes:
    192
    Temas:
    15
    Calificaciones:
    +435
    Me da gusto mi estimado GabeGabe Yo también deseo estar en este grandioso foro por bastante tiempo. Vaya que han cambiado muchas cosas durante mi ausencia
     
  7. Kamen Rider Predator

    Kamen Rider Predator

    Registrado:
    1 Oct 2011
    Mensajes:
    178
    Temas:
    8
    Calificaciones:
    +545
    Muy bien trabajo ioriathenaioriathena, el capítulo uno de tu historia es mil veces mejor que la versión original, pero tu trabajo original es muy bueno. Me sorprendió la actitud de Naruto y de como detesta a sus padre que se preocupan mas del trabajo que su propio hijo... esos dos merecen el premio de los peores padres del mundo.

    Sobre tu historia, no me queda mas que decir que por favor continua con "Prohibido", quiero ver que mas cambios harán pero a la vez espero que mantengas unas partes como Iruka renunciando al no soportar la actitud rebelde de Naruto, que el rubio ponga en su lugar a Sakura cuando este intento golpearlo... o ver que Naruto golpee a Sas-UKE, los momentos íntimos con Tsunade y su prima Karin (Fan del NaruKarin). Nos leemos pronto.
     
  8. Autor
    ioriathena

    ioriathena ¡PARA LLEGAR AL CIELO HAY QUE CRUZAR EL INFIERNO!

    Registrado:
    21 Jun 2012
    Mensajes:
    192
    Temas:
    15
    Calificaciones:
    +435
    Jajajaa... Kamen Rider Predator Vaya, recuerdas esas partes de la anterior versión. Claro que lo continuare subiendo conforme vayan saliendo... De antemano muchas gracias por tu opinión; y también me pondré al corriente con tus escritos bro ya que también están buenísimos
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  9. sergio2592

    sergio2592

    Registrado:
    11 Nov 2011
    Mensajes:
    23
    Temas:
    28
    Calificaciones:
    +8
    Bueno ya quiero ver como Naruto pone a todo el mundo en su lugar y decide tomar su lugar como el macho alfa del lugar.
     
  10. Autor
    ioriathena

    ioriathena ¡PARA LLEGAR AL CIELO HAY QUE CRUZAR EL INFIERNO!

    Registrado:
    21 Jun 2012
    Mensajes:
    192
    Temas:
    15
    Calificaciones:
    +435
    Hola a todos... Lamento la demora con la continuación. Cosas del trabajo que obviamente te acortan el tiempo de escribir; pero en fin, les traigo el siguiente capítulo. Espero y sea de tu agrado

    Capítulo 2 Arrogancia

    El casi mancebo andaba a paso lento por toda el área residencial. Se le notaba algo paranoico y bastante alerta, como si estuviera atemorizado de que algo malo fuese a pasarle. Era como si su conciencia no estuviera en paz con él, a modo de sujetar con fuerza su mochila; específicamente el arma que guardaba dentro de la misma.

    Tal vez se debiera a que la cabeza la tenía caliente y todo le daba vueltas debido a todo el alcohol que ya estaba saliendo lentamente de su sistema. Era como si el licor le estuviera dando un recordatorio horrible de algo malo que había hecho y de alguna manera se sentía amenazado.

    - Este lugar es muy frio y solitario de noche… -caviló con recelo

    Desde ya la sensación de pesadez y sueño eran grandes. Naruto deseaba llegar rápido a su casa y desfallecer en su suave y cómoda cama. Evidenciando que le asustaba un poco estar solo en ese lugar tan lúgubre.

    - Todo el día de hoy ha sido una completa mierda –combinó con un fuerte bostezo –Y pensar que mañana debo ir a estudiar otra vez… Ahhhhhhh –se quejó de mala gana; evidenciando que odiaba educarse

    Luego de algunos pasos más dicho adolescente se situaba frente a una hermosa vivienda de color rosado de tres plantas que era rodeada por una gran cerca de madera que exhibía un pequeño pero hermoso jardín. También a modo de verse más prominente dicha morada poseía un camino largo de empedrado hacia una hermosa puerta de caoba y al lado de esta un gran portón de mayor tamaño para aproximadamente tres vehículos.

    Naruto buscaba las llaves dentro de su pantalón, logrando así poder abrir su portezuela e ingresar a dicho hogar que por dentro era mucho más ostentoso y espacioso, pero se podía sentir un aura negra y lúgubre que le daba un toque triste y a la vez desilusionante a la morada.

    - Que raro que no haya nadie en casa –demostró con un semblante de tristeza; viendo un gran equipo de sonido al cual le quito la espiga que lo alimentaba de energía eléctrica –Ahhhhh –chilló al sentir un dolor punzante en la cabeza y una gana enorme de regurgitar –Si tan solo no hubiesen despedido a la servidumbre no tendría que ver como mi casa lentamente se vuelve un lugar sucio y miserable

    Ante su aspiración de terminar con su fatídico día, dicho doncel se dirigió hacia unas escaleras que conectaban la primera y segunda planta de la vivienda, avanzando a paso pausado y despreocupado; desprendiendo de a poco cada prenda de vestir hasta quedarse únicamente en ropa interior mientras llevaba consigo su mochila.

    Al avanzar de apoco el rubio llegaba a un gran cuarto que estaba perfectamente ordenado; exhibiendo una gran cama, un gran armario y una computadora de escritorio junto con una gran librera.

    - Ahhhhhhhhhh –se volvía a quejar; ubicando la mochila al lado derecho de su camastro –Odio esto –bufaba con una gran exhalación; recostando su cuerpo que se notaba muy grande y fortachón –Tener que verles la cara será un gran dolor de cabeza… –exteriorizó; adentrándose en las suaves telas de su sábana –Necesito dejar de ser tan distinguido con todas esas malagradecidas que sólo están conmigo por interés y empezar a cobrarles por todo el dinero que ya les he dado… Total, no creo que ninguna de ellas me dirija la palabra a menos que evidentemente necesiten algo de mí –meditaba, viendo la techumbre –Jajajajaja… Les hare ver lo mediocres y pobres que son… Hare que supliquen y se desesperen… En especial a ese estúpido niño bonito que cree que es mejor que yo solo por tener a un montón de borregos siguiéndolo… -indicaba con mucha molestia entremezclada con cansancio

    El tiempo de sueño avanzo rápidamente para nuestro protagonista, llegando consigo el resplandor de un gran y hermoso día que anunciaba una helada bastante fuerte para toda la región.

    Cambiando de lleno está loca e inusual escena, llegaríamos a un lugar mucho más acorde a la adelantada hora; específicamente a un gigantesco instituto muy moderno y avanzado. De aulas cuadradas y rectangulares; todas estando muy iluminadas y con abundantes ventanas. Teniendo cosas básicas como pizarras, percheros, tablones de anuncios, armarios y como no, mesas y sillas. Las paredes son de color blancas y están decoradas con dibujos realizados por alumnos del centro, a modo de motivar la creatividad en los jóvenes estudiantes.

    Al ingresar al colegio nos encontramos con un gran salón donde se encuentra una secretaría y una recepción; las escaleras y pasillos a la derecha e izquierda donde están ubicadas las respectivas aulas para clases como ciencias naturales, inglés, matemáticas, música, biología, ciencias sociales y lenguaje eran fácilmente visibles.

    Y como cereza del pastel, dicha agrupación asimismo posee un gimnasio muy grande donde se pueden practicar varios tipos de deportes como el fútbol, el baloncesto, el tenis y voleibol. Sin mencionar que también cuenta con un estacionamiento para los muchos vehículos de los estudiantes así como baños, cafetería y biblioteca.

    Ante la gran helada que cayo brutamente sobre la provincia, una gran cantidad de estudiantes que portaban un uniforme característico de pantalón azul marino, una camisa blanca y una corbata carmesí para los caballeros así como una falda azulenca obscura, una blusa blanca con un pequeño moño rojo en el cuello y medias negras para las señoritas; ambos géneros con zapatos y zapatillas de vestir negros, frotaban con mucha evidencia sus brazos por el bestial embate de frío. Notándoseles hasta la exhalación por la fuerte congelación.

    - Esto… Es… Ridículo… –tiritaba de frio un joven de cabellera despeinada de color castaño, de piel trigueña y ojos negros con pupilas verticales como hendidura; de dos distintivas marcas de tonalidad carmín en sus mejillas con forma de colmillos -¿A quién diablos se le ocurrió la brillante idea de abrir el colegio con este frío? –temblaba
    - Deja de quejarte Kiba –indicó un joven de gran estatura de piel clara con una cabellera castaña oscura similar a un afro de punta que curiosamente usaba unas gafas de sol de cristal redondo y patillas finas –Lo que es ridículo es culpar a alguien por el mal tiempo… Son cosas que inevitablemente pasan –reiteraba a un irritado castaño
    - Cállate Shino… -tiritaba; notando que su compañero también trepidaba –Tú también te estas muriendo de frío

    Ante el inusual razonamiento de ambos jóvenes que se ubicaban en la entrada de dicha instalación educativa, se aproximó hacia ellos dos personajes más.

    - ¡Hola, chicos! –replicaba una hermosa jovencita de tez nívea y una larga cabellera azulada que le llagaba hasta la espalda con dos largos mechones a los lados de su cara y un flequillo corto, de ojos íntegramente blancos con una tonalidad lila claro, de un cuerpo muy desarrollado ya que poseía un busto más pronunciado para su edad
    - Hola Hinata -respondía Kiba con una sonrisa de lado a lado a diferencia de Shino que estaba muy serio

    Junto a la azulada la acompañaba un chico de piel clara, de largo cabello castaño obscuro que también le llegaba hasta la espalda, pero retraído en punta por una cinta; mostrando completamente su frente, de ojos cabalmente blancos pero con un tono más cercano al lila claro.

    - Hola Neji –contesto Kiba con simpatía
    - Hola Kiba –respondía a modo de educación; viendo el claro cielo -¿Si que hace mucho frío?
    - Verdad que si –afirmaba en el acto –Eso es lo que estoy diciéndole a Shino pero me dice que exagero
    - Bueno… La verdad es que si hace algo de frío el día de hoy –corroboraba Hinata con simpatía y serenidad
    - Puede que sea cierto pero no es excusa para no querer venir a clases –afirmó Shino con seriedad –Las filosofías educativas son clave para que nosotros que claramente somos el futuro, estemos más cerca de ser personas que le den mejores oportunidades para cambiar a aquellas que difícilmente no pueden tenerlas
    - Eso es bastante cierto Shino, pero… ¿Cómo crees que eso nos afecte?, digo… Los Hyuga somos…

    Ante sus vocablos a medias, el fuerte zumbido de un automóvil los interrumpió abruptamente.

    - Oh maldita sea, es él de nuevo –contestó un disgustado Neji con recelo que entrecerró los ojos

    Los estudiantes veían que al parqueo ingresaba un Porche deportivo 911 Turbo de color gris perlado, polarizado.

    - Ese tipo no debería de seguir viniendo –indicó Hinata con desconfianza –No después de lo que hizo –manifestó de modo algo triste, viendo de reojo a un furioso castaño que fruncía los dientes y puños con fuerza
    - Tranquila Hinata… Si esa sabandija te pone un dedo encima se las verá conmigo –confeso el níveo con malicia a modo de darle seguridad a la chica que miraba con desagrado el automóvil

    El elegante vehículo se estaciono y de su interior descendió nuestro joven protagonista que vestía con el mismo uniforme del establecimiento educativo; exhibiendo su tez blanca, de prominente altura, de un cabello rubio en picos, ojos azules, con tres marcas de bigotes características en sus mejillas; usando unas finas gafas de sol.

    - Tsk… -manifestó el blondo con algo de desconfianza al ver al cuarteto en la entrada principal del lugar; algo que dejo con el mismo sentimiento a dichos estudiantes –Parece que llegue temprano –caviló sereno –Ni modo… Ha de ser difícil que me vean de buena manera ahora, pero qué más da –recapitulo mentalmente con arrogancia

    Dicho adolescente tomo su mochila y con indiferencia caminaba hacia el interior del establecimiento sin dirigirle la palabra a nadie del lugar. Cosa que a varios estudiantes del lugar no les importo en lo más mínimo, salvando a uno de ellos que se plantó frente al blondo con una faceta de odio total.

    - Maldito –musito Kiba con desagrado; con la cabeza baja y los puños entrecerrados
    - Hah… -vociferó con desagrado -¿Qué quieres? –Curioseó con desdén –Tu asqueroso olor a perro me enferma
    - ¿Qué demonios crees que haces aquí mamarracho? –evidenciaba con un odio enorme
    - Jajajaja… Vengo a estudiar… Que no es obvio imbécil –respondía con sátira y un gesto de repudio en su faceta
    - Crees que dejare que te salgas con la tuya después de lo que hiciste –indicó; acercándose al rubio velozmente
    - No sé de qué me hablas pulgoso…
    - Déjate de bromas imbécil, se perfectamente que tú también te has aprovechado de Hana muchas veces
    - ¿Hana? –Preguntó dudoso – ¿Quién es ella?... Jamás escuche ese nombre
    - Deja de hacerte pendejo –manifestó con molestia; llamando la atención de todos los presentes en ese parqueo
    - Ohhhhhhh… Hablas de tu hermana –confesó sereno –La verdad es que ni siquiera sabía cómo se llamaba

    El joven castaño bufaba en cólera, tomando con ambas manos el cuello de la camisa del rubio; logrando que los presentes los rodearan y estuviesen a la expectativa de que pasaría.

    - ¡No me jodas!... ¡¿Cómo que no sabías su nombre?! –acrecentaba más su cólera
    - Es verdad… Crees que perdería mi tiempo preguntándole a cada mujer como se llama… Me insultas
    - Me das asco –confesó con aberración; sin soltarle el cuello de la camisa –Ni siquiera sé ¿qué hace aquí?...
    - Hum… -sonrió –Ya te lo dije imbécil… Vengo a estudiar. Nada más, nada menos…

    Hinata veía al joven castaño derrumbarse ante un joven que se notaba sereno y arrogante; algo que le molesto.

    - No te da vergüenza actuar de esa forma… –interrumpió la azulina con molestia -¿Crees que es divertido y te lo tomas como un simple juego? –indagaba con recelo y dejos inseguros en sus vocablos
    - Jajajajaja… Hinata, ¿cierto? –curioseó; viéndola de pies a cabeza minuciosamente para luego sonreír –Con todo respeto cariño, esto no concierne así que ahórrate los sermones que con los de este pulgoso me bastan
    - ¡Me incumben y mucho!… Kiba es mi amigo y no voy a permitir que sigas haciendo lo que haces…
    - Ohhhhhhh… -exteriorizó con curiosidad -¿Y qué piensa hacer un angelito como tu contra un demonio como yo?
    - ¡Cállate sabandija! –Replicó Neji con enojo –No te metas en esto Hinata… Esto lo resolveremos Kiba y yo –dijo a modo de que Naruto sonriera arrogantemente y alejara bruscamente las manos de Kiba de él
    - Dos contra uno… Eso no sería justo para mí
    - No me importa si es justo a no… Por mi hermana y por todas aquellas que también han sido profanadas por ti
    - Hum… -interrumpió velozmente – ¿Enserio crees que yo las obligo a hacerlo pendejo?... Obviamente no. Ellas me buscan y me imploran hacerlo ya que saben que no pueden ofrecerme nada mejor que sus cuerpos
    - Eres un monstruo –confesó Hinata con repudio
    - Tal vez lo sea corazón, pero todas ellas no se quedan atrás… Interesadas que harán lo que sea para satisfacer sus tontos deseos egoístas y complacer sus estúpidas vanidades

    Kiba en su cólera le dio un enérgico puñetazo el blondo; logrando que dicho muchacho tirara los lente de sol al piso. Causando mucha impresión por parte de todos los presentes que se emocionaron por tal golpe.

    - Jajajajaja –carcajeaba el chico mientras se tocaba la boca –Supongo que me lo merecía
    - ¡Maldito!… ¡No te atrevas a decirle interesada a mi hermana!… ¡Ella podrá ser muchas cosas pero no lo que tú estúpidamente dices! –rebatió en cólera

    Naruto reía a modo de molestar más al trigueño. Para acto seguido tomar sus gafas y colocárselas de nuevo.

    - Sea cual sea la razón de tu hermana para haberse metido conmigo deberías reconsiderar el hecho de que no es tan casta y tan beatífica como tú crees… O al menos eso creo yo ya que por alguna razón que desconozco quería desesperadamente mi dinero en varias ocasiones… Así que tú has la cuenta de cuantas veces la use
    - Mientes –respondía con recelo –Eres un maldito mentiroso… Ella no se metería contigo. ¡Mentiroso!
    - Hum… ¿Qué gano yo con mentirte?, aparte de ver cómo sale a la luz tu lado pulgoso y salvaje –impugnaba con serenidad; aun sosteniendo su barbilla –Si quieres todas las respuestas preguntárselo tú mismo

    Naruto veía a un estupefacto Kiba que miraba con desilusión el piso, para acto seguido entrar al instituto al dar una gran demostración del por qué varios estudiantes lo repudiaban con creces.

    - No puede ser… Es un mentiroso… O será ¿que estará maquinando algo de nuevo? –Previó con desconfianza el Inuzuka a modo de preocupar a sus compañeros –Ella no puedo haberlo hecho… No… No…

    Los estudiantes comenzaban a retirarse a las instalaciones educativas uno por uno de manera lenta y ordenada.

    - Kiba –pensaba una triste chica; viendo al blondo reírse levemente a lo lejos por los pasillos. Molestándola
    - Deja de prestarle importancia Kiba –rebatió Shino prudente –Lo que busca es llamar la atención con esos actos tan banales y superficiales. Así que ya lo deberías de saber. Ante sujetos así es mejor simplemente ignorarlos
    - Shino –indicó con impresión –Gracias…. Tienes razón. No dejare que me afecte su presencia
    - Hum… -exteriorizó Neji prudente –Hinata… Trata lo más posible de no estar a solas con él. Temor por ti y por tu seguridad –indicaba con desconfianza al verlo adentrarse a los pasillos del establecimiento
    - Muchas gracias Neji, pero se cuidarme sola… Además, Naruto nunca me ha dicho ni tratado como a las demás chicas ya que yo nunca se lo permito –indicó muy seria
    - Eso me alegra, pero de todos modos siempre con cuidado ya que yo nunca estaré todo el tiempo a tu lado
    - Te repito que no te preocupes… Enserio… No caeré tan fácilmente con él
    - Claro –interrumpió Kiba -Aparte no tienes de que preocuparte. Yo la puedo cuidar cuando no estés tú –dijo a modo de demostrar criterio e iniciativa –Aparte que no hay que darle mucha importancia, digo… ¿Qué estúpido viene a estudiar usando lentes sol?... Ahí se ve que es todo un maldito retrasado mental

    Hinata y Neji portaban facetas de una tonalidad azulina al darse cuenta que Shino se situaba detrás de Kiba con un aura sombría que demostraba mucha molestia. Haciendo que el castaño pensara sus vocablos e improvisara.

    - ¡Shino! –Replicó de modo gracioso – ¡No lo digo por ti!... ¡Digo, a ti te quedan geniales!
    - Te más cuidado con lo que hablas –exteriorizó de un modo muy formal y cortante –De lo contrario no me hare responsable de lo que pueda pasarte –amenazó con sátira –Y pensar que te quería animar
    - Discúlpame amigo –indicó; haciendo una reverencia humillante para solicitarle su perdón

    Ante ese loco suceso otro vehículo llego al lugar; era una gran camioneta negra con los vidrios polarizados.

    - Oh, genial… Otro dolor de cabeza –indico Kiba con molestia –Hay viene el idiota de Sasuke

    Del automóvil descendió un joven alto de piel nívea y ojos de color negro, de una cabellera oscura que le llegaba a la altura de la barbilla, colgando dos flequillos que enmarcan sus mejillas; siendo bastante agraciado ya que un gran grupo de jovencitas estudiantes lo veían como hipnotizadas.

    - Te recogeré a las dos de la tarde –indicó un joven mucho mayor, de una gran altura, ojos negros y piel un poco menos clara que la de Sasuke, de cabello largo mucho más oscuro atado a una coleta que igualmente poseía dos flequillos que enmarcaban sus mejillas; evidenciando también dos grandes ojeras debajo de sus ojos –Si no estás aquí a esa hora ten por seguro que me iré –exteriorizó sereno
    - De acuerdo Itachi… No tienes que ser tan intenso –sonreía a modo que cautivaba más a las doncellas –Gracias por traerme a la escuela –indicaba a modo de mostrarle que apreciaba su gesto
    - Hum… -cerros los ojos mientras le devolvía la sonrisa –Te veré luego hermanito… Iré a visitar al médico por los resultados de las pruebas
    - Ok… Suerte con eso. Adiós hermano –contestó para acto seguido cerrar la puerta

    La gran camioneta salió del parqueo y se dirigió hacia las calles. Ante su despedida, la actitud del joven azabache dio un vuelco completamente drástico y se transformó en alguien frio y antipático a tal punto de no ver a nadie con agrado y avanzar de manera serena y despreocupada hacia el inmueble.

    - Sasuke como siempre es una persona horrible y desagradable –interpretó Neji con contrariedad –Y pensar que en algún momento lo vi con buenos ojos. Aunque no es la primera persona que logra decepcionarme
    - Si… Sasuke es igual o peor que esa sabandija –reveló Kiba con desapego –Ni siquiera sé ¿qué tanto le ven a ese mamarracho vanidoso? –se cuestionó con desdén
    - Si, la verdad es bastante antipático con todos –afirmo Hinata con indolencia –Excepto con su hermano mayor
    - Itachi es completamente opuesto… Él si es un caballero respetable; no como ese antipático –rebatió Neji serio
    - ¿Verdad que si? –preguntó Kiba con regocijo; logrando que el trío riera un poco

    Ante la alegría un ostentoso grito de molestia característico logró someter de temor a Kiba y Neji a modo de ver que al terreno llegaba una hermosa joven de cabellera larga rosa claro y brillante que dejaba al descubierto una gran frente, con dos mechones largos que enmarcan sus mofletes, de dermis blanca, de ojos verdosos y de una compleción delgada pero de buenas caderas y piernas.

    - ¿Qué tanto están balbuceando ustedes dos? –preguntó a modo de exteriorizar mucho recelo en sus vocablos
    - Sa… Sa… Sakura –titubeo el castaño con recelo
    - Espero que no estén hablando mal de mí Sasuke –reveló con desdén
    - ¡¿Yo?! –Cuestionó con admiración e impresión exageradas –Claro que no. Simplemente me preguntaba ¿cómo le hace para tener a tantas chicas muriéndose por él?, eso es todo, jajajaja
    - ¿Enserio? –Se cuestionó juiciosa –Verdad que es perfecto por donde lo mires –aclaró sonrojada –La verdad me da cólera que todas esas perras estén detrás de él –bufó con desagrado; viendo al pequeño grupo de chicas que al sentir su mirada gélida decidieron irse a las instalaciones del colegio –Pero me da más coraje que pese a mis intentos por conquistarlo, nada parece funcionar… Incluso he pensado varias veces en que mi Sasuke puede ser gay o algo por el estilo –indicaba con desilusión. Sacándoles una gota de sudor detrás de sus cabezas a todos

    Ante esa indagación tan desilusionante el timbre de dicho instituto sonó, evidenciando el comienzo de las clases para los muchos jóvenes que ya se adentraban a la academia para así comenzar sus clases.

    CONTINUARA…
     
    • Me gusta Me gusta x 2
    Última edición: 13 Nov 2018
  11. sergio2592

    sergio2592

    Registrado:
    11 Nov 2011
    Mensajes:
    23
    Temas:
    28
    Calificaciones:
    +8
    Oh linda el no es gay, solo le gusta escuchar los village people,ir a clubs nocturnos y estar en la compañia de apuestos caballeros, y beber cuanto coctelito rosado con nombre de barbie pueda conseguir.

    Ya sabes Sakura cosas de machos.

    pero enserio buen capitulo mano, es bueno ver a naruto hacerse respetar y puede que el sea un bastardo aqui pero bueno este mundo no es justo asi que mejor poner cara de perro y estar listo para patear culos ya que asi es el mundo
     
  12. Kamen Rider Predator

    Kamen Rider Predator

    Registrado:
    1 Oct 2011
    Mensajes:
    178
    Temas:
    8
    Calificaciones:
    +545
    La actitud de Naruto es la misma cuando habla con sus padres o sus compañeros de la escuela, algo que es completamente distinto de la versión original. La verdad es que esto es nuevo ya que pensé que el rubio actuaria como buena persona en la escuela, pero me llama mas la atencion que hasta la misma Hinata le desagrada Naruto. Bien ioriathenaioriathena, has vuelto a sorprenderme con este capitulo y créeme que me costo escribir este comentario con una sola mano, espero ver que pasara mas adelante con este Naruto completamente rebelde, nos leemos luego.
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  13. alexzero

    alexzero yo peleo solo en lo que creo

    Registrado:
    7 Jul 2015
    Mensajes:
    1,009
    Temas:
    1
    Calificaciones:
    +267
    Interesante fic espero la Conti pronto
     
  14. Jandie

    Jandie #Nagini Moderador Diseñador Oficial

    Registrado:
    12 Jul 2017
    Mensajes:
    2,590
    Temas:
    128
    Calificaciones:
    +1,306
    Me acuerdo que hace años lei el fic solo que no recordaba el autor menos mal no reportede plagio que por alli me comentaron que eres el mismo creador. Si, eres de esos escritores que me causaban curiosidad con su manera de relatar, me sa gusto que hayas vuelto por aqui.
    Seguiré tu trabajo.
     
    • Me gusta Me gusta x 1

Compartir esta página

Cargando...