Fanfic Pokemon Festival de monstruos Capítulo 10

Tema en 'Poké Fics' iniciado por febix, 12 Ene 2017.

  1. Autor
    febix

    febix

    Registrado:
    12 Ene 2017
    Mensajes:
    2
    Temas:
    1
    Calificaciones:
    +2 / -0
    Cuando un muchacho común amante de los videojuegos de pokemon es enviado al mundo pokemon, el deberá abrirse paso como lo haría un maestro pokemon, combatiendo, el problema es que él es un jugador bastante promedio, ¿el será capaz de sobrevivir en este mundo tan competitivo?, ¿será capaz de volver a su mundo?

    Pokémon Festival de monstruos

    Prologo

    "¡Hola a todos! ¡Bienvenidos al Mundo de Pokémon! ¡Me llamo Oak! ¡Pero la gente me llama el Profesor Pokémon! ¡Este mundo está habitado por unas criaturas llamadas Pokémon! Para algunos, los Pokémon son mascotas. Pero otros los usan para pelear. En cuanto a mí... Estudio a los Pokémon como profesión."

    "Pero primero dime cómo te llamas"

    -Ahora me pregunto qué nombre debo poner, ya me aburrí de usar siempre el mismo, ¡Rayos no me puedo decidir!

    -Hijo es hora de dormir

    En una pequeña casa, se encontraba un joven que no podía decidir, esta era la vez 555 que iniciaba un juego de pokemon, así que ya se había hartado un poco de usual apodo, pero cuando se dio cuenta de la hora que era decidió irse a dormir.

    -Es mejor que duerma, mañana decidiré que hare.

    Con esto el joven se dispuso a acostarse a dormir, como se encontraba de vacaciones él se había pasado los últimos 2 días jugando pokemon y no había dormido ni un poco, de hecho él se hallaba algo mareado así que sería prudente si durmiera un poco.

    Mientras dormía el joven soñaba con un mundo de completa obscuridad, él no sabía porque se encontraba ahí, sin embargo él no podía hablar o se podía mover, no sabe cuánto tiempo estuvo flotando en ese lugar, después de un tiempo vio una luz, la luz era muy brillante y como si un gran brazo saliera de esa luz el joven pudo sentir como era atraído hacia ella, aunque trato de resistirse con todas sus fuerzas era inútil, el joven se sintió muy cansado ya no tenía fuerzas para resistirse, y ante sus ojos pudo observar como la luz lo engullía.

    En ese momento el mundo volvió a bañarse en la obscuridad, no sabe cuánto tiempo transcurrió pero de nuevo una luz atravesaba sus ojos, abriendo muy lento sus ojos el joven despertó.

    -Que sueño más raro tuve, bueno no importa es hora de empezar una nueva partida.

    El joven trato de alcanzar la consola que estaba bajo su almohada, sin embargo lo que sintió no era la sensación de su colchón sino la sensación de dura y fría tierra, cuando se dio cuenta de esto comenzó a observar a sus alrededores, pudo observar que se encontraba rodeado de mucho pasto.

    -¡Donde estoy!


    Grito el joven al darse cuenta que estaba en un lugar completamente desconocido para él, de repente de las hierbas se pudo escuchar, un sonido, se escuchaba que algo se estaba aproximando cuando estaba a punto de salir de las hierbas el joven dio la media vuelta y se preparaba para escapar cuando en ese instante pudo sentir una mano en su hombro.

    -¡A donde crees que vas!

    Le grito alguien, cuando el joven se dio la vuelta pudo observar que la voz pertenecía a un anciano, cuando a lo observo con detenimiento pudo ver que el anciano por alguna razón se le hacía bastante familiar.

    -¡Que no sabes que es peligroso salir a la hierba alta sin un pokemon!

    Esa frase el joven podía jurar que la había escuchado antes, espera ¿Pokemon?, en ese instante el joven se dio cuenta que había algo raro,

    -“Dijo pokemon, que viejo más raro incluso un adicto como yo sabe diferenciar realidad de ficción”

    Pensó el joven que creía que estaba hablando con un loco, el joven retrocedió un poco, pero en ese instante el anciano lo tomo del brazo.

    -Qué bueno que pasaba por aquí es muy peligroso andar sin un pokemon, vamos acompáñame a mi laboratorio.

    Dicho esto el anciano llevo al joven afuera de la hierba alta una vez afuera el joven pudo vislumbrar la entrada de un pequeño pueblo, mientras el anciano lo seguía arrastrando el joven aún estaba en trance pensando que estaba ocurriendo, la noche anterior se encontraba en su cuarto durmiendo y al día siguiente se hallaba en medio de un lugar extraño.

    Mientras perdido en sus pensamientos el anciano había llegado a la entrada del pueblo se volteo miro al joven y le dijo

    -Bienvenido a Pueblo Paleta

    Cuando escucho esto, como si un relámpago lo hubiera golpeado el joven se dio cuenta de porque el anciano le era tan familiar él no era nadie más y nadie menos que el famoso profesor Oak.

    -“hierba alta, pokemon, pueblo paleta, profesor Oak, no puede ser acaso habré llegado al mundo pokemon”

    De esa forma la nueva partida del protagonista había empezado.

    Capítulo 1: Pokémon inicial

    -¡Oye! ¿Te encuentras bien?

    -“¡Pokemon, Pokemon!, ¡Estoy en el mundo pokemon!”

    -¿Te has hecho daño?

    -“¿Que? ¡Ah!, Es verdad estaba hablando con el profesor”

    -¡Responde!

    -Ah, sí estoy bien

    -Menos mal muchacho me tenías preocupado, pero dime ¿Qué hacías ahí en medio del bosque?

    -Este yo pues…

    Cuando el joven se disponía a responder se dio cuenta que él no sabía que responder, en primer lugar el ni siquiera sabía porque estaba ahí, mientras pensaba que había ocurrido recordó el sueño extraño que tuvo y su mirada se desvió hacia las nubes.

    -Vamos, no me vas a decir que vienes de cielo ¿o sí?

    -¡No claro que no!

    -Bueno entonces ¿de dónde vienes?

    -“¡Que le digo ahora, si le digo que vengo de otro mundo, va a pensar que estoy loco!”

    -Yo no lo se

    En ese momento el profesor le dio una mirada de sospecha a la vez que le preguntaba

    -¿Cómo, acaso perdiste la memoria?

    -No lo sé, no reconozco nada de este lugar, y tampoco sé porque estoy aquí

    El profesor se quedó observándolo atentamente hasta que se percató de algo

    -Muchacho ¿Dónde están tus zapatos?

    El joven sorprendido miro a sus pies y efectivamente se dio cuenta que no llevaba zapatos, a esto el solo hizo un ademan con sus hombros para indicar que no lo sabía, a pesar de que era obvio donde estaban sus zapatos, antes de irse a dormir se los quito, así que lo más probable fuera que siguieran en su habitación.

    -Ya lo sé, probablemente te topaste con el equipo rocket, ellos deben de haberte atacado, eso explicaría tu pérdida de memoria y de tus zapatos.

    -¿Equipo rocket?

    -Son un grupo de malhechores que se dedica a dañar a la gente y robar sus pokemon

    -“Vaya, incluso el equipo rocket existe en este mundo”

    -Bueno pero no hablemos aquí acompáñame, a mi laboratorio

    El profesor Oak y el joven viajaron a través del pequeño pueblo hasta llegar a un gran edificio localizado casi a las afueras de este.

    -Bienvenido a mi laboratorio, yo soy el profesor Oak, aquí en este lugar me dedico investigar a los pokemon y sus hábitos, siéntate aquí, voy a buscar algo enseguida vuelvo.

    En ese instante el profesor se dirigió a la habitación, contigua y desapareció detrás de la puerta, cuando estuvo solo el joven se puso a pensar de su situación y de qué hacer al respecto.

    -“¿Cómo fue que llegue a otro mundo?, ¿acaso fue que he estado jugando mucho?, ¡Si eso es he jugado mucho y por eso estoy teniendo este sueño!, después de todo esa es la explicación más lógica que hay

    Mientras el joven trataba de llegar a una conclusión de la situación en la que se encontraba, el sonido de una puerta abriéndose hizo que perdiera toda su concentración y de la puerta salió el profesor, con un par de tenis.

    -Toma ponte estos, estoy seguro que debe ser muy difícil caminar descalzo, al ponértelas podrás correr como el viento

    -“Ahora me pregunto si me ira a decir que pulse el botón B”

    Pensó el joven que cada vez estaba más convencido que se trataba de un sueño.

    Una vez que se puso los tenis el profesor se puso delante de él y comenzó a hablar.

    -Estoy seguro que te dirigías hacia acá para comenzar, tu viaje como entrenador pokemon, sin embargo el equipo rocket ha estado más activo últimamente, así que kanto se ha vuelto más peligroso, sería bueno que fueras a la jefatura de ciudad verde a llenar un reporte, quizás ahí te puedan dar información acerca de ti.

    -“Estación de policías eso es nuevo, bueno supongo que estaría bien, no tengo nada más que hacer”

    -Entiendo me dirigiré de inmediato

    -Excelente, entrégale esta carta a la oficial Jenny te servirá de identificación para que no sospechen de ti, también este mapa de la región te servirá para tu viaje, y por último y lo más importante te daré un pokemon, es muy riesgoso el salir solo, aunque a todos los entrenadores se les asigna un pokemon inicial de la región para comenzar su viaje, por desgracia llegaste muy tarde y ya no tengo ningún pokemon inicial para ti, tendrás que usar uno de los pokemon que estaba investigando

    -“Genial mi primer pokemon, quizás me vaya a dar pikachu, no quizás sea nidoran, o tal vez, o tal vez… ¡Rayos estoy muy emocionado por saber cuál es!

    Mientras se podía ver un brillo en los ojos del joven el profesor Oak saco una pokebola de su bolsillo, presiono el botón y de su interior salió un pokemon.

    En ese momento todo el brillo en sus ojos desapareció, porque el pokemon que había salido no era otro que…

    -Rattata

    -Exacto, el será tu compañero

    -“¡Rayos este es mi sueño, así que me tendrías haber dado un mewtwo o un wargreymon!



    Capítulo 2: ¿Cuál es tu nombre?

    Caminando en medio de la ciudad se encontraba un joven sin ánimos, pareciera que se fuera a desplomar en cualquier momento.

    -“¡Que basura un rattata, espero despertar pronto de este estúpido sueño!”

    Lleno de furia el joven se dispuso a patear un bote de basura regando todo su contenido alrededor, pero en ese momento llego una oficial Jenny

    -¡Oye tú deja de perturbar el orden público!

    -Ah?

    -¡kyaaa!

    Dándose la vuelta y mostrando una mirada amenazante, la pobre oficial pego un grito de miedo, aunque el joven no fuese alguien valiente, pensando que se trataba de un sueño el joven actuaba de una manera más arrogante y confiada, por lo que su aura era más intimidante de lo que nunca había sido.

    -Este uhm… bueno…

    -¡Habla rápido!

    -No no es nada, lo siento

    Viendo a la muchacha con lágrimas en los ojos el joven decidió irse después de todo tenía que ir a la estación de policías y…

    De pronto vio el traje que la persona estaba usando y se dio cuenta que estaba hablando con la oficial Jenny, recordando la carta que le había dado el profesor Oak, el joven busco en su bolsillo y le entrego una carta algo arrugada.

    -¿Para mí?

    El joven asintió y entonces la oficial se puso muy nerviosa de repente

    -Yo yo no sé qué decir es muy repentino el recibir una carta de amor así de la nada

    Dándose cuenta del malentendido el joven rápidamente replico

    -No es eso, es una carta del profesor Oak

    -¿El profesor Oak está enamorado de mí?

    -¡Tan solo lee la carta!

    Exasperado el joven apresuro a la oficial Jenny, para así terminar con el malentendido de una vez, la oficial empezó a leer la carta y después de un tiempo contesto

    -Ya veo así que esa es tu situación, está bien acompáñame a la estación ahí seguiremos esta conversación, pero primero levanta la basura

    -¿Y porque debería?

    -¡Pues porque tú la tiraste!

    -¿Y?

    -Mirándola de una manera intimidante, la pobre oficial no le quedó otra que recoger la basura ella misma.

    -“Estúpido sueño, mira que tratar de ponerme a recoger la basura”

    Una vez levantada la basura se dispusieron a ir hacia la jefatura durante el trayecto ninguno de los dos hablo y la oficial Jenny se mantenía alejada lo más posible del joven.

    Una vez dentro del edificio se disponían a caminar mientras avanzaban el joven se dio cuenta que al frente se encontraba una celda llena de personas con una R en el pecho y al frente de la celda se encontraba una muchacha de 15 años, cabello corto y color rosa que estiraba su brazo tratando de alcanzar algo, cuando se percató que la oficial Jenny caminaba hacia ellos rápidamente escondió su mano.

    Cuando pasaron justo delante de la celda el joven se percató que el objeto que la muchacha trataba de alcanzar era un clip, con un movimiento discreto de su pie el joven pateo el clip cerca de donde estaba la muchacha mientras se iba hizo un gesto con su dedo de guardar silencio, a esto la muchacha le devolvió una cálida sonrisa, aunque sabía que lo que hizo estaba mal no le importo después de todo la muchacha era muy linda y además solo se trataba de un sueño que es lo peor que podía pasar.

    Una vez llegando a un pequeño escritorio con una computadora, la oficial Jenny se dispuso a cuestionar al joven, pero este solo le respondía de una manera desinteresada mientras le decía que no recordaba nada, el joven se hallaba aburrido pues aparte de ver a la muchacha sonreír nada interesante había pasado, de hecho el solo estaba esperando el momento de despertar.

    Notando que no iban a avanzar de esta manera la oficial Jenny saco una cámara de su escritorio

    -Viendo que no recuerdas nada quiero tomar una foto tuya para buscar información acerca de ti

    -Adelante

    Con un gran flash la foto fue tomada, la oficial tomo la foto y la introdujo dentro de la computadora y un montón de registros comenzaron a salir mientras se comparaban con la foto, después de unos minutos el resultado apareció en la pantalla y la oficial Jenny se levantó de un brinco de su silla

    -¡Cómo es esto posible no hay registro alguno tuyo!

    -Quien sabe, quizás vivía en una región remota no sé por qué pero tengo la sensación que yo vivía muy lejos

    Obviamente el joven sabía que no había registro de el después de todo esto solo era un sueño, así que respondió lo primero que se le ocurrió

    -Ya veo eso es posible, sin embargo no puedes andar por la región sin una identificación, de momento tendremos que hacerte una identificación provisional, así que dime ¿no recuerdas tu nombre?

    -“nombre nombre”

    Pensando un momento el joven estaba a punto de dar su nombre real, no obstante recordó el nombre que el usaba en el mundo pokemon, el nombre que había usado 555 veces ya.

    -Dragón

    -¿Dragón, como el Pokemon tipo dragón?

    -aha

    Mirándolo con un rostro lleno de incredulidad la oficial Jenny sacudió sus hombros y prosiguió

    -Y tú apellido

    -“¿Apellido?”

    Dragón fue tomado por sorpresa pues él jamás había pensado en un apellido, en el juego jamás se necesitó de uno, mientras pensaba que decir observo hacia la ventana y vio que afuera estaba un puesto de hamburguesas, y en el mostrador se hallaban una botella de mayonesa, mostaza y Ketchup.

    -“Eso es porque no pensé en eso antes”

    Como si de una revelación divina se tratara Dragón abrió la boca lleno de confianza

    -Mi apellido es Mayoneza

    -¡¿Mayonesa?, ¿qué clase de tontería estas diciendo? Es obvio que no existe nadie que tenga un condimento como apellido!

    Con un fuerte Bam la Oficial Jenny estampo sus manos contra el escritorio

    -“¡Discúlpate con todos los todos los fanáticos del anime!”

    Eso es lo que le hubiera gustado decir pero la actitud de la oficial Jenny era demasiado intimidante parecía que ahora era su turno de ser intimidado.

    Aun así al final el joven quedo registrado con el nombre de Dragón Mayoneza

    Capítulo 3: Despierta

    Después de registrar su nombre en la computadora la oficial Jenny le mostro una credencial a Dragón.

    -Esta es tu ficha de entrenador en ella se registra tu ID de entrenador, el tiempo que llevas como entrenador, tu record de victorias y derrotas, además que también sirve para guardar el dinero, es muy importante así que no la pierdas, ahora ya eres un entrenador pokemon registrado tu numero en la lista es el 555,555,555.

    -¿Lista?

    -La lista de entrenadores conforme más victorias ante otros entrenadores tengas tú número subirá en la lista, mientras más fuertes los entrenadores que derrotes más rápido subirá tu número, por supuesto la meta de todos los entrenadores es estar dentro del primer millón.

    -“¿Así que es un sistema de ranking?, para ser un sueño sí que es bastante complejo

    -¿Y por qué mi número es tan grande?

    -Eso es porque eres un entrenador recién registrado de hecho tu número es el último en la lista.

    Cuando Dragón estaba a punto de preguntar más cosas una fuerte explosión ocurrió.

    -¡Los pokemon, alguien ha robado los pokemon!

    La oficial Jenny se levantó y de inmediato se dirigió hacia la zona de la explosión.

    -Tú espera ahí

    Aunque todas las personas estaban asustadas y estaban en caos debido a la explosión Dragón simplemente se quedó sentado sin hacer nada, el simplemente sentía que eso no tenía nada que ver con él, aun así se preocupó un poco porque consideraba que ya era hora para que el despertara, sin embargo no importa cuánto espero, sin importar todo el ruido y explosiones que se escuchaban el simplemente no despertaba.

    Mientras seguía esperando se aburrió demasiado así que decidió utilizar la computadora para jugar.

    -“Me pregunto si esta cosa tendrá buscaminas”

    Dragón busco a través de los archivos pero sin importar cuanto buscara parecía que no tenía ningún juego, mientras hurgaba entre los archivos de manera desinteresada comenzó a mover muchas cosas esperando poder encontrar los juegos pero de repente un mensaje apareció indicando un error en la pantalla

    “Un error ha ocurrido en el sistema, la información se ha dañado”

    -“Que aburrido”

    De manera indiferente simplemente se alejó de ahí, y se dirigió hacia la fuente de todo el ruido esperando encontrar algo que fuera de su interés.

    Cuando salió pudo ver que todos los que estaban en la celda ahora estaban libres y frente a ellos había varios pokemon, como zubat, weezing entre otros, mientras que los oficiales estaban usando a growlithe y arcanine.

    En medio de todo ese caos Dragón solo observaba el espectáculo, mientras veía como los miembros del equipo rocket subían a una camioneta mientras se llevaban varios sacos con pokebolas

    -¡Se llevan los growlithe en entrenamiento tenemos que detenerlos!

    En ese instante todos los pokemon lanzaron sus ataques ocasionando una gran explosión, la explosión fue tan grande que tanto los oficiales como los miembros del equipo rocket salieron volando.

    A causa de la explosión pedazos de roca salieron disparados, mientras Dragón observaba todo ver que uno de esos pedazos se dirigía hacia él, sin embargo no hizo nada para evitarlo, pensando que quizás así despertaría del sueño, pero cuando el pedazo de roca impacto contra su abdomen Dragón salió volando, con el sentir del dolor recorriendo todo su cuerpo, no pudo hacer nada más que retorcerse en el piso después de todo Dragón era alguien que pasaba todo su tiempo jugando y no tenía gran resistencia al dolor, no supo cuánto tiempo paso tirando en el piso pero después de un momento levanto un poco su cabeza para ver que los miembros del equipo rocket se iban, cuando alzo la mirada sus ojos se encontraron con los de aquella chica de cabello rosa, ella tomo una pokebola de su bolsa y la arrojo hacia Dragón mientras se despedía lanzando un pequeño beso al aire.

    Dragón solo se quedó tirado en el piso observando como simplemente se alejaban, incluso después de que se habían ido el seguía tirado en el piso, algunas personas que lo vieron se acercaron para preguntar si estaba bien pero él no podía escucharlos, su cabeza estaba llena de pensamientos, su cuerpo se sentía pesado y no lo podía mover, sin embargo el motivo no fue el golpe en su abdomen, porque a pesar que su estómago todavía le dolía, lo que le impedía moverse fue un impacto todavía más poderoso que el de aquella roca.

    Lo que le impedía moverse fue el impacto de darse cuenta que no se trataba de un sueño, con el dolor que recibió se dio cuenta que no existía la posibilidad de que estuviera dormido, el miedo lo invadió pues había vuelto al inicio, no sabía dónde estaba o porque estaba ahí en primer lugar y lo que es peor el no solo ayudo a escapar a unos criminales sino que además daño información importante de la estación de policía.

    Con todo esto Dragón sentía que estaba a punto de desmayarse así que rápidamente tomo la pokebola que estaba junto a él, y la guardo en su bolsillo y mientras su consciencia se desvanecía el rogo a los cielos para que solo se tratara de una horrible pesadilla, mientras gritaba en su mente una y otra vez “despierta”

    Capítulo 4: Centro pokémon

    Cuando Dragón despertó se hallaba acostado en el pasto afuera del departamento de policía, cuando volvió en sí pudo ver que lo dejaron ahí porque todos estaban muy ocupados atendiendo a los más heridos de gravedad, gracias a eso Dragón fue ignorado, por fortuna no había estado mucho tiempo inconsciente, así que una vez su cabeza se despejo un poco salió lo más rápidamente de ese lugar.

    Alejándose lo más posible del lugar, se puso la capucha de su suéter para cubrir su rostro dándole la apariencia de cierto asesino, la capucha le cubría la mitad de la cara aun así la tela era delgada y a pesar de que obstruía su visión aun podía ver sombras por lo que no representaba ningún problema el caminar de esa forma, guardando sus manos en los bolsillos de su suéter comenzó su andar, Dragón era un muchacho antisocial el veía a las personas con una combinación de odio y miedo, aunque sobre todo miedo, por eso cada vez que salía a la calle el guardaba sus manos en sus bolsillos a manera de controlar su nerviosismo, pero a ojos de las demás personas esa forma de caminar lo hacía ver como una especie de gamberro, aunado al hecho que su suéter y pantalón eran varias veces más grandes que su talla le daban el aspecto de un rapero por lo que en cierta forma lo hacía ver muy sospechoso, aunque claro la razón porque Dragón utilizaba ropa más grande que su talla era porque le parecía más cómodo de esa forma.

    Así que algunas personas lo veían y susurraban cosas, no obstante solo eran unas cuantas la mayoría ni siquiera lo miraba, pero Dragón estando paranoico debido a los recientes eventos sintió como si todo el mundo se estuviera fijando en él, no pudiendo soportar la presión se echó a correr, corrió con todos sus fuerzas esperando que sus perseguidores no lo alcanzaran, sin embargo con la capucha puesta no podía ver bien mientras corría por lo que tropezó con la rama de un árbol, cuando se levantó se dio cuenta que estaba en medio del bosque, cansado busco un árbol para sentarse, habiéndose calmado un poco su cabeza se llenó de preocupaciones, simplemente no entendía lo que pasaba.

    Esto no se trataba de un sueño eso estaba seguro, pero todo se sentía tan irreal que no podía hallar una explicación para lo que sucedía.

    Mientras pensaba que hacer sintió un objeto en su bolsillo de su pantalón, y recordó la pokebola que aquella chica le había lanzado, mientras la sacaba por accidente presiono el botón liberando al pokemon que contenía dentro.

    En ese momento un growlithe apareció ante él, el growlithe comenzó gruñir, Dragón se sorprendió y retrocedió un poco tal parecía que esa era la habilidad de growlithe intimidación, Dragón trato de llamar a growlithe a su pokebola pero estaba tan nervioso que tiro la pokebola al piso, cuando growlithe se iba acercando Dragón tomo la otra pokebola en su mano y se la aventó, cuando rattata salió growlithe comenzó a morderlo rattata no pudo hacer nada para defenderse, pero eso le dio tiempo a Dragón de recoger la pokebola y llamar a growlithe.

    -“Vaya eso estuvo cerca”

    Suspirando de alivio Dragón se acercó a observar a rattata y vio que está muy herido

    -Gracias amigo me salvaste

    -Ratt

    Guardando en su pokebola se dispuso a ir al centro pokemon, necesitaba cuidarlo pues era el único pokemon con el que podía contar, aunque no entendía lo que era ese mundo, él había comprendido que para sobrevivir necesita los pokemon más fuertes que pudiera conseguir.

    Caminando lo más sigiloso posible se abrió paso hasta llegar al centro pokemon, una vez adentro vio a la enfermera Joey detrás del mostrador se acercó y le dijo

    -Me gustaría curar a mi pokemon

    -Seguro me permites tu registro

    -¿Registro?

    -Si el registro que muestra que el pokemon es tuyo, cada vez que capturas un pokemon lo puedes registrar en tu pokedex para ver las habilidades y características de tu pokemon, además que con eso tienes un registro que avale que el pokemon es tuyo, por supuesto en competencias solo puedes pelear con pokemon que sean tuyos.

    -Pero yo no tengo una pokedex

    -¡Que! ¿Acaso no te dieron una cuando empezaste tu viaje?

    -No, “Oak, ¡Ese viejo tacaño, ya sabía yo que algo me faltaba!

    -¡Vaya eso es terrible!, espera aquí creo tengo alguna de las pokedex antiguas

    Diciendo esto la enfermera entro en una especie de bodega y a los pocos minutos salió con un objeto rojo en sus manos

    -Toma te servirá de momento pero procura cambiarlo cuando tengas la oportunidad

    La pokedex era de la primeras que se crearon tiene la forma y el tamaño de un libro, pero electrónico, cuando volteo a su alrededor pudo ver las demás pokedex que tenían un modelo semejante a una tableta electrónica. Es desplegable y tiene el fondo azul claro, las características del Pokémon aparecen en la parte superior y los Pokémon encontrados en la inferior, en niveles tecnológicos eran demasiado grandes las diferencias, aun así Dragón era malo con la tecnología, así que estaba feliz con tener un modelo antiguo.

    Dragón solo registró a rattata ya que no quería levantar sospechas, quien sabe qué clase de preguntas le harían si mostraba un growlithe

    -Muy bien en este momento, comenzaremos con el tratamiento, tu pokemon estará en plena forma para mañana

    -¡Que como que mañana!

    -Bueno es que debemos revisarlo y los pokemon necesitan recuperar la energía, pero contamos con habitaciones para pasar la noche

    Dragón siempre le había fastidiado lo lento que era el centro pokemon en los juegos siempre se desesperaba esperar que curaran a sus pokemon, pero en ese momento si pudiera viajar en el tiempo el en definitiva se golpearía por quejarse de algo como eso.

    Capítulo 5: ¿Juego o Realidad?

    A la mañana siguiente, cuando Dragón despertó de inmediato fue a recoger su pokemon.

    -Gracias por tu paciencia aquí está tu pokemon

    -Gracias

    Cuando estaba a punto de irse la enfermera Joey lo llamo

    -Por cierto ¿te diriges al bosque a entrenar?

    -Si

    -Entonces deberías tener cuidado, El equipo Rocket anda merodeando cerca de ahí y puede ser peligroso

    -Entiendo tendré cuidado

    Dicho esto Dragón salió de ahí, aunque él quería averiguar cómo llego al mundo pokemon, él sabía que las respuestas no las iba a encontrar tan fácilmente, así que si él quería descubrir la verdad el necesitaba explorar el mundo en busca de pistas, aun así, en este momento lo que el necesitaba era tener un equipo pokemon para poder defenderse, pero él no tenía pokebolas o dinero para comprarlas, de hecho la pokedex la obtuvo como un regalo de la enfermera Joy, pero en el juego la obtenías después de entregar un paquete al profesor Oak, pero cuando fue a la tienda, no hubo ningún evento, nada ocurrió y aunque podía retar a entrenadores por dinero, con su equipo actual iba a ser muy difícil ganar.

    Después de pensar un rato se dio cuenta que el único camino que quedaba era el entrenar a sus pokemon, con esto en mente se dirigió hacia el bosque a comenzar su entrenamiento.

    Una vez llego a un área con una planicie el líbero a rattata, utilizando su pokedex analizo a rattata y en la pantalla mostraba la siguiente información

    Ataques

    Placaje Látigo Ataque rápido

    Dando un pequeño suspiro de decepción Dragón se puso a pensar que iba a hacer

    -“Supongo que no queda de otra que usarlo”

    Tomando la otra pokebola que estaba en su bolsillo, apuntando hacia las ramas de un árbol libero al pokemon, cuando growlithe apareció quedo atrapado entre las ramas sin poder escapar aunque al principio comenzó a rugir de tal forma que hizo a Dragón retroceder, sin embargo Dragón se quedó viendo a growlithe mientras se tapaba los oídos, estuvieron viéndose fijamente a los ojos durante horas pero después de un tiempo growlithe por fin se calmó.

    Guardándolo en su pokebola y volviéndolo a liberar growlithe esta vez apareció quieto y callado, a pesar de que se trataba de un pokemon aun así seguía siendo un perro y una vez que se le disciplinara debía ser mucho más obediente, aunque un perro no puede ser domado de forma tan sencilla siendo un pokemon policía había recibido entrenamiento de comportamiento lo que facilito mucho el controlarlo.

    Una vez seguro que no iba a atacarlo, Dragón utilizo su pokedex para analizar a growlithe y para recibir la siguiente información

    Ataques

    Mordisco Rugido

    Aunque no era mucho mejor que los ataques de rattata, al menos teniendo dos pokemon ampliaba las opciones que tenía.

    Mientras era seguido por su dos pokemon Dragón vagó por el bosque mientras trataba de encontrar pokemon salvajes, después de andar un tiempo por fin pudo encontrar un grupo de pidgey cuando se estaba acercando los pidgey los notaron y en ese momento comenzaron a aletear y un gran viento se formó debajo de ellos y como si de un tornado se tratara Dragón y sus pokemon fueron mandados a volar junto con rocas, troncos y todo lo que yacía en el piso.

    Estrellándose en el piso Dragón tardo un poco en recuperarse, por fortuna cuando se levanto pudo observar que sus compañeros se encontraban heridos pero no de gravedad, sin embargo el daño que recibió fue mucho mayor del que se suponía que debían recibir.

    Tornado uno de los ataques básicos de pidgey, Dragón lo conocía bastante bien sin la necesidad de investigar no obstante era un ataque que no producía mucho daño, pero por lo que pudo observar el aleteo en grupo de los pidgey provoco que el ataque de viento se amplificara causando un daño de mayor magnitud.

    Dragón fue sorprendido por este extraño suceso. El hecho de que el uso de una habilidad del juego en realidad podría cambiar a este grado, fue casi suficiente para hacerlo sin querer sacudir la cabeza con asombro.

    Viendo que tratar de pelear con un grupo tan grande era muy riesgoso Dragón decidió retirarse y buscar un oponente más apropiado.

    Después de andar otro rato Dragón vislumbro a un pequeño rattata ordenando a su rattata que se ocultara detrás de un árbol, se preparó para el combate

    -growlithe rugido

    -rooar

    Con un gran rugido el rattata salvaje salió corriendo despavorido, cuando se acercó al rattata de Dragón este le ordeno:

    -rattata usa ataque rápido

    En un segundo rattata salió disparado detrás del árbol impactando al rattata salvaje que salió volando y termino rodando en el suelo.

    -growlithe mordisco

    Tomando al rattata por el cuello growlithe comenzó a morderlo el rattata con mucho esfuerzo por fin pudo liberarse.

    -rattata placaje

    Pero antes de que pudiera hacer algo fue atacado de nueva cuenta por el rattata de Dragón, el último ataque el rattata salvaje quedo fuera de combate.

    -¡Bien!

    Levantando su puño en señal de victoria Dragón rápidamente se dispuso a buscar más pokemon

    Con esa táctica ninguno de sus pokemon recibió daño por lo que podía seguir entrenando sin necesidad de preocuparse de salir lastimado, y aunque no sabía si de esta forma sus pokemon aumentarían su fuerza, aun así era bueno que practicara el dar comandos y coordinar los ataques, con esto en mente se puso en marcha.

    Un rato después de haber vencido a un puñado más de pokemon, su equipo se veía cansado por lo que era hora de terminar el entrenamiento, pero justo antes de que regresara un rattata apareció frente a el por lo que decidió realizar un combate más antes de volver al centro pokemon, Dragón le ordeno a growlithe que utilizara rugido solo que en esa ocasión algo raro ocurrió, growlithe empezó a emitir un extraño ruido como si estuviera tosiendo.

    -¿growlithe te encuentras bien?

    Cuando Dragón comenzaba a preocuparse growlithe escupió algo rojo de su boca que cayo directamente sobre el rattata y en ese momento el rattata comenzó a quemarse, mientras gritaba y chillaba el pokemon se dirigió hacia la hierba seca y en ese momento todo se incendió.

    El que se existieran muchos cambios con respecto al juego también fue la razón por la que incluso los objetos inanimados, como el pasto y la madera habían sido quemados. Aunque sus efectos no fueron a esta medida, en el juego, en el mundo real se manifestaban más claramente los efectos de los ataques dañando a todo por igual.

    Esto en definitiva no era el juego pero algo tan bizarro tampoco podía ser llamado realidad, mientras perdido en sus pensamientos el fuego siguió extendiéndose provocando que el calor lo despertara de su trance y mientras veía el fuego crecer más y más Dragón llego a una conclusión.

    -“Por el momento será mejor que salga de aquí”

    Capítulo 6: Basura

    Después de dejar a su Rattata en el centro pokémon Dragón fue directamente a dormir su fatiga estaba al máximo, además que su cuerpo estaba lleno de moretones y raspones debido al ataque tornado que había recibido por parte de los Pidgey.

    Al día siguiente, cuando estaba recogiendo a Rattata, en la televisión dentro del centro estaban las noticias justo cuando Dragón se iba a retirar aparecieron unas noticias de última hora.

    Los titulares de las noticias del día de hoy: ¡Gran incendio en bosque de ciudad Verde! ¿Ataque terrorista? ¿Es Responsable el equipo Rocket?

    -Eso es terrible, no puedo creer que exista alguien tan cruel para cometer un acto tan horrible

    Dijo la enfermera con un tono lleno de indignación.

    -S-si

    Respondió Dragón con su rostro cubierto en sudor

    -¿Oye no estabas allí ayer?

    -No tengo idea

    En seguida de salir a toda velocidad de allí Dragón decidió que ya era hora de viajar a otra ciudad pues el tenia deseos de explorar el mundo y conocer gente, si en definitiva era solo porque él quería recorrer el mundo y no tenía nada que ver con el haber provocado un mega incendio que pudo poner en riesgo a miles de personas y pokémon y por el que lo podrían arrestar, si nada que ver, al menos eso es lo que Dragón trato de creer desde el fondo de su corazón.

    Mientras cubriendo su cabeza con la capucha para evitar ser reconocido Dragón se dirigió hacia ciudad plateada.

    Después de haber viajado por 5 horas Dragón estaba a punto de desmayarse después de todo habían pasado 10 minutos tiempo anime (tres días tiempo real) desde que había llegado a ese mundo y no había comido nada, porque aunque la comida ofrecida en el centro pokémon era mucho más barata que en cualquier restaurante él no tenía dinero con que pagar.

    Con la falta de alimento y el cansancio los pensamientos de Dragón comenzaron a divagar.

    -“Porque habré llegado a este horrible lugar ¿acaso me habrán enviado para salvar al digimundo? ¿Acaso seré el elegido? No eso es de otra serie, ¿pero entonces porque estoy aquí?

    Mientras perdido en sus elucubraciones, pudo escuchar un ruido proveniente de los arbustos

    -¿Serán pokémon salvajes?

    -Entrega a tus pokémon y no te haremos daño

    En ese momento se escuchó una voz femenina y un grupo de personas comenzó a salir de los arbustos

    -“¡Rayos, que mala suerte! Growlithe está cansado y no creo poder ganar solo con Rattata”

    Por las sombras él podía distinguir que se trataba de más de 5 personas, pero con la capucha no podía ver así que decidió quitársela, cuando lo hizo pudo contar 9 personas en total todas llevando el logotipo del equipo Rocket, justo cuando estaba a punto de liberar a su Rattata la voz femenina se escuchó detrás del grupo.

    -¡Alto!

    En ese momento la persona que apareció fue la misma chica de cabello rosa que estaba en la celda junto a los demás miembros del equipo Rocket.

    -Vaya vaya si no es nadie más que nuestro pequeño amigo, gracias por la ayuda de esa vez

    -Nno, no fue nada

    Dijo Dragón tratando de no parecer asustado

    -Pero en serio no pensé que nos fuéramos a encontrar un miembro del equipo mientras estábamos en una situación tan desesperada

    -No yo soy miembro del equipo Rocket

    -Entonces porque nos ayudaste a escapar de la celda y uno de mis chicos te vio mientras borrabas nuestros registros de la base de datos de la policía.

    -“¡Genial ahora hay testigos de mi crimen!”

    Tratando de no desmayarse trato de contestar con lo primero que se le ocurrió.

    -Bueno es que no podía ignorar a una chica linda en apuros y lo segundo solo fue un accidente

    Con un rostro lleno de sorpresa y enrojecido por las palabras dichas por Dragón, la chica de pelo rosa se quedó sin habla por unos segundos, instantes después su rostro volvió a la normalidad.

    -Así que ¿un accidente?, bueno dejémoslo de esa forma, pero entonces no te gustaría unirte a nosotros la paga es buena y hay oportunidad de crecimiento dependiendo de tu desempeño, además ofrecemos prestaciones y un seguro de salud

    Tratando de ignorar la parte sobre ser linda la chica trato de reclutar a Dragón con la misma publicidad que diría una empresa poco convincente.

    -No gracias, no soy bueno trabajando en equipo

    A pesar de que la razón principal por la que no acepto era por el hecho de que Dragón ya no quería seguir involucrándose con criminales, la otra razón era lo que había dicho, Dragón era alguien solitario, a quien no lo agradaba la compañía humana y prefería pasar su tiempo jugando videojuegos.

    -¿En serio?, que pena pero si cambias de opinión te recibiremos con los brazos abiertos

    Mientras decía esto la chica se acercó al rostro de Dragón y le dio un pequeño beso en su mejilla

    -Nos vemos cariño, vámonos chicos tenemos trabajo que hacer

    Diciendo esto, dio media vuelta y comenzó a caminar, observando a los miembros del equipo Rocket alejándose Dragón dio un suspiro de alivio, pero antes de que pudiese relajarse la chica volteo y grito.

    -Por cierto, al parecer un imbécil incendio el bosque y trato de echarnos la culpa a nosotros ¿no sabes nada sobre eso cierto?

    -No tengo idea

    Dragón se concentró para evitar que su rostro lo delatara, así que trato de permanecer lo más inexpresivo que pudo.

    -Pues si llegas a saber algo dínoslo yo misma me encargare de enseñarle a ese idiota a no meterse con nosotros

    Al decir esto todos los demás miembros mostraron rostros llenos de furia a la vez que tronaban sus dedos.

    Viendo semejante escena Dragón se concentró lo más que pudo para evitar que su inexpresivo y pálido rostro se desmorone.

    Habiéndose separado del equipo Rocket Dragón continúo su camino a ciudad plateada, para al fin llegar casi al anochecer.

    Con su cuerpo bañado en sudor, agotado y con demasiada hambre, Dragón no sabía que hacer pues no tenía dinero ni para comer, incluso si el tratara de encontrar un trabajo él no tenía ningún talento, no sabía cocinar ni limpiar ni siquiera podía mantener una conversación normal por mucho tiempo, lo único que él sabía hacer era jugar pokémon y ni siquiera en eso era bueno.

    Siguiendo caminando por unas cuantas calles más Dragón no pudo soportarlo más, su cuerpo cayó en medio de un callejón víctima del hambre.

    -“De haber sabido que terminaría en esta situación hubiera aceptado la invitación a unírmeles”

    Levantándose con lo último de sus fuerzas que le quedaban, Dragón se tambaleo hacia los contenedores de basura cercanos.

    Metiéndose dentro del contenedor Dragón comenzó a buscar algo de comer, después de rebuscar por un rato Dragón encontró lo que parecían ser los restos putrefactos de una hamburguesa que estaba cubierta en papel y otras porquerías.

    -“Rayos, supongo que no me queda de otra”

    Lentamente Dragón comenzó a acercar la hamburguesa hacia su boca pero antes de que pudiera morderla una voz se escuchó.

    -Deténganse

    En la oscura una un grupo de personas venia corriendo, viendo el contenedor abierto varias de esas personas brincaron dentro del contenedor aplastando a Dragón, mientras que los demás seguían corriendo, en ese momento tanto por la parte de atrás como de adelante del callejón aparecieron oficiales de policía que rodearon a los hombres y comenzaron a arrestarlos.

    -Asegúrense de que no escapen y busquen por los demás todavía deben de estar por esta área

    Mientras todo esto ocurría, dentro del contenedor el otro grupo de personas yacían ocultas sin ni siquiera enterarse de la existe de Dragón mientras el permanecía aplastado debajo de ellos.

    Horas seguían transcurriendo y mientras Dragón permanecía en esa posición él se preguntaba si así es como se sentía la basura.

    Después de otras horas parecía que la situación por fin se había calmado, uno a uno todos los que estaban dentro del contenedor comenzaron a salir, cuando todos salieron del fondo del contenedor emergió Dragón, con su repentina aparición todos los demás se asustaron justo iban a preparar sus pokémon cuando una voz femenina hablo.

    -¿cariño eres tú?

    -¿tu otra vez?

    Si las personas que habían aparecido no eran otras que los miembros del equipo Rocket

    -Pero dime ¿Qué estás haciendo aquí?

    -Comiendo

    Dirigiendo su mirada hacia el despojo de hamburguesa la mirada de la chica se llenó de asco, tratando de ignorar el comentario de Dragón la chica trato de cambiar de tema

    -Bueno olvídalo, pienso que el que nos volviéramos a ver es el destino, ya sé que me dijiste que no te gusta trabajar en equipo, pero ¿podrías ayudarnos?, solo una vez es suficiente tenemos un trabajo urgente y estamos cortos de personal ¿Qué dices? Te pagaremos bien

    Dragón miro a su alrededor, de los 10 miembros ahora solo quedaban 4, cuando estaba punto de declinar la oferta su estómago comenzó a rugir y mientras observaba la putrefacta comida en sus manos Dragón respondió.

    -Acepto

    El acceder a cometer un crimen solo por poder ganar un poco de dinero para poder comer, en ese momento Dragón sintió que en verdad se había convertido en basura.

    Capítulo 7: Museo

    Cuando todo se había calmado, Dragón junto con el equipo Rocket partieron del lugar, avanzaban con sigilo mientras trataban de mantenerse ocultos.

    -Esto apesta

    Susurro Dragón a la chica que estaba a su lado

    -Si entendió a lo que te refieres es un fastidio tener que andar escondiéndose de la policía

    -No me refiero literalmente a que apesta estuvimos un buen tiempo dentro de la basura

    Olfateando su ropa la chica enrojeció de la vergüenza mientras se separaba un poco de Dragón

    -Olvídate de eso ya habrá tiempo de limpiarnos cuando lleguemos a nuestro escondite

    Después de moverse por un par de calles llegaron a unos almacenes, aunque el exterior lucia abandonado por dentro, el interior estaba bien cuidado, limpio y espacioso además que contaba con varias comodidades, habiéndose asedo un poco todos se reunieron alrededor de una mesa.

    -Muy bien chicos ya que estamos aquí comenzare a explicar los detalles de la misión, no tenemos tiempo que perder así que seré breve

    Explicó la chica de pelo rosa a la vez que sacaba un mapa y lo extendía sobre la mesa

    -Este es el mapa del Museo de la Ciencia de Ciudad Plateada, bien este es nuestro objetivo debemos dividirnos y encontrar el ámbar viejo, contamos con poco tiempo y el museo es muy extenso así que necesitamos toda la ayuda si queremos encontrarlo rápidamente

    Dragón observo atentamente el mapa y se dio cuenta que a pesar que los planos eran mucho más grandes y con más cuartos al museo del juego aun así seguía existiendo la habitación detrás del mostrador de la entrada, lugar donde se hallaba el ámbar viejo.

    -El ámbar se halla detrás de esta habitación

    -¿uh?

    Mientras decía esto Dragón apuntaba hacia la pequeña habitación mostrada en el plano

    -¿Estás seguro de eso cariño?

    -Probablemente

    Dijo mientras esperaba que su conocimiento del juego concordara con la realidad

    -Si estoy en lo correcto debe de haber una puerta en la parte de atrás del museo que nos lleve directamente a la habitación

    Cuando termino de hablar pudo sentir las miradas de todos sobre su rostro

    -Vaya sabes mucho de esto para ser tu primera vez

    Increpo la chica mientras lo veía de forma sospechosa

    -No solo es algo que se por pura casualidad

    -Bueno si lo dices de esa forma de todas maneras debemos de salir de inmediato

    Habiendo terminado su reunión subieron a una camioneta, después de unos minutos llegaron frente al museo, de manera sigilosa se acercaron a la parte trasera del museo, rodeado de muchos árboles no se podía distinguir ningún camino.

    -No hay camino te equivocaste

    Expresó uno de los miembros del equipo.

    Haciendo caso omiso de esto Dragón se acercó y atravesó los arboles aunque juntos de manera bastante estrecha aun así se podía pasar a través de ellos, viendo esto los demás lo siguieron, después de atravesar varios árboles pudieron ver una pequeña puerta oculta por un arbusto.

    -Aquí esta, Señaló Dragón a la vez que suspiraba de alivio por saber que al menos algunas cosas todavía eran como en el juego.

    Enseguida la chica saco sus herramientas y en un segundo la puerta se había abierto.

    -Bien ya estamos adentro divídanse y comiencen a bus...

    Pero antes de que pudiera terminar la frase Dragón se acercó al centro de la habitación donde más o menos debía hallarse el ámbar y después de un rápido vistazo lo encontró.

    -Lo tengo

    Todos los miembros del equipo Rocket veían a Dragón con admiración mientras tenían una expresión de asombro en su rostro.

    -Vaya es increíble

    -Por favor eso es lo que se espera de un profesional

    -Él debe ser alguna clase de ladrón legendario, ya decía yo que la forma en que borro esos archivos solo lo pudo haber hecho un experto

    Mientras él podía escuchar toda clase de comentarios vergonzosos Dragón tosió un poco para llamar su atención y dijo.

    -Chicos es mejor que nos vayamos cuanto antes

    -¡Si jefe!

    Dijeron todos al unísono, incluida la chica de cabello rosa.

    Mientras Dragón caminaba hacia salida trataba de ocultar su rostro rojo de pena.

    Una vez de vuelta en el escondite todos comenzaron a festejar el éxito de su misión, mientras en la mesa había un montón de bebidas y platillos deliciosos.

    Para alguien quien no había comido durante tres días esa era una vista maravillosa, mientras se sentaba a degustar la comida la chica de cabello rosa se sentó junto a él.

    -Estuviste increíble, ya sabía yo que traerte era una buena idea, desde el primer momento que te vi supe que había algo especial en ti.

    -Por favor estas exagerando

    -Claro que no es obvio que tienes grandes habilidades, ya sé que dije que tu ayuda seria solo en esta ocasión pero en serio necesitamos a alguien como tu dentro del equipo que dices no podrías cambiar de opinión acerca de unírtenos

    -Agradezco la oferta pero realmente no me siento cómodo haciendo esto

    -¿De que estas hablando? Es innegable que no eres un novato, como puedes decir esa clase de cosas

    -No eso solo es un malentendido suyo yo realmente no quiero robar

    -¿Qué? ¿Porque?

    -Es que yo no quiero perjudicar a otros

    -Sabes la gente sólo puede vivir robando lo que no tienen de otros.

    Es así de sencillo. ¿Cómo puedes estar preocupado por la vida de los demás cuando estás a punto de morir de hambre? Eres demasiado ingenuo cariño.

    ¿O es que acaso quieres volver a comer de la basura?

    Dragón lentamente se puso a pensar sobre la situación en que estaba y mientras podía observar la deliciosa comida enfrente suyo y a la hermosa chica a su lado él pensó que quizás tenía razón él debía primero procurar su bienestar antes que el de los demás.

    -Entonces que dices ¿aceptas?

    -Supongo que si

    -Excelente bienvenido al club, ahora que lo recuerdo ni siquiera nos hemos presentado ¿Cierto?, soy Emma

    -Me llamo Dragón

    De esta forma Dragón se había unido al equipo Rocket pero poco sabía que esta era la peor decisión que pudo haber tomado en su vida.

    Capítulo 8: Festival de monstruos

    Una vez que Dragón termino de comer se dirigió a una pequeña habitación a dormir un poco ya que se hallaba muy cansado, él debía darse prisa pues según Emma en cuanto recibieran ordenes debían dirigirse a entregar el ámbar viejo, justo cuando estaba a punto de dormirse Emma entro en la habitación.

    -¿Pasa algo?, pregunto Dragón con un tono que reflejaba incertidumbre

    -No, no es nada pero ya que eres ahora miembro oficial del equipo Rocket pensé en que debía darte un poco de entrenamiento de supervivencia

    -¿Qué clase de entrenamiento?

    Dijo Dragón a la vez que tenía la sensación de que algo malo iba a pasar.

    Una gran sonrisa malvada se formó en su rostro y en ese instante sin previo aviso Emma se abalanzo sobre él y mientras lo empujaba sobre la cama trataba de quitarle su pantalón.

    -¡¿Que rayos haces?!, ¡¿no se supone que ibas a entrenarme?!

    -Esto es parte del entrenamiento

    -¡¿Cómo es esto entrenamiento de supervivencia?! Grito Dragón a la vez que forcejeaba para evitar perder su pantalón y posiblemente algo más

    -Esto es muy importante, o dime que es lo que tu harías si una chica fuera a atacarte en medio del bosque, eso podría volverse una situación mortal

    -¡Como si algo como eso fuera a pasar!

    -¡Vamos cariño seré gentil te lo prometo!

    Mientras el pantalón de Dragón salía volando, Emma estiro su mano para hacer lo mismo con su ropa interior, justo en ese momento uno de los secuaces entro en la habitación.

    -Recibimos las orden debemos regresar de inmed…

    Sin embargo el secuaz se quedó con los ojos abiertos al notar la escena que estaba desarrollándose frente a él, Dragón con su ropa interior a media cadera y Emma con su respiración entrecortada.

    -L,lamento interrumpirlos pero tenemos órdenes de regresar a la base de inmediato, dijo el subordinado mientras tapaba sus ojos con ambas manos

    -Tsk, chasqueando la lengua Emma se separó de Dragón, mala suerte cariño pero trabajo es trabajo

    Aliviado pero también un poco decepcionado, Dragón comenzó a vestirse, tiempo después partieron del escondite.

    Mientras iban de camino, Emma se sentó al lado de Dragón y mientras este se sujetaba su pantalón con todas sus fuerzas Emma comenzó a hablar con él.

    -Vamos cariño quita esa cara de nervioso, te va a gustar nuestra base estoy segura que te sorprenderá saber dónde está.

    -¿El Gimnasio Pokémon de Ciudad Verde?

    -¡¿C-comó rayos supiste eso?! Con un rostro que mostraba su asombro Emma no podía ni siquiera articular bien las palabras.

    -Simple corazonada, contesto Dragón al mismo tiempo que no le daba importancia al asunto y meramente se dedicaba a mirar a través de la ventana.

    -Así que no quieres revelarme tus fuentes, bien como quieras pero estoy segura que no adivinaras quien es nuestro jefe

    -Giovanni el líder del gimnasio

    -!C-cómo!

    -Lo adivine

    -¡No me salgas con “Lo adivine”, como si alguien fuera a tragarse eso!, ¡Te exijo que me digas la verdad en este instante!

    Grito Emma a la vez que se abalanzaba sobre Dragón, y lo sacudía una y otra vez

    -Tranquilízate por favor, Expresó Dragón a la vez trataba de detenerla

    -Bien si no quieres decirme tengo mis métodos para hacerte hablar, en ese momento bajo su mano a la vez que trataba de arrancarle sus pantalones.

    -¿Otra vez? ¿Qué manía tienes con mi pantalón?, hey ustedes no se queden mirando hagan algo

    Dragón trato de suplicarles a los demás que iban dentro de la camioneta un poco de ayuda, sin embargo la mirada de Emma les provoco escalofríos y solo podían desviar la mirada de forma tímida.

    Por fortuna, antes de que la situación fuera para peor, el coche se detuvo

    -Muy bien hemos llegado

    Estacionando el coche en la parte trasera del gimnasio procedieron a entrar, al igual que en el juego el gimnasio era similar a un laberinto, guiado por Emma atravesaron distintos cuartos hasta llegar a lo que parecía un laboratorio.

    Una vez ahí Emma entrego el ámbar viejo a un hombre con bata blanca.

    -Emma vaya me alegro de verte bien, me entere que hubo varios problemas durante la misión

    -Sí, pero fue no nada que no pudiera resolver aquí está el objeto que solicitaste

    -Que bien ahora podré comenzar con mi experimento, por cierto el jefe va a dar un anuncio en la tarde así que pidió que todos se reunieran en el gimnasio en una hora

    -Entendido, si me disculpas me gustaría darle un recorrido al nuevo recluta

    Mientras decía esto apuntaba a Dragón que se encontraba detrás de ella.

    -Comprendo, con esto dio media vuelta y empezó a analizar el ámbar con una extraña maquina

    -Sígueme por aquí cariño

    Dicho esto Emma comenzó a guiarlo a través del laboratorio, con máquinas y gente haciendo experimentos y mientras lo observaba Dragón no pudo más que dejar escapar palabras de asombro.

    -Vaya que increíble

    -Si lo sé el equipo Rocket, no solo se dedica a robar sino que también tiene un gran grupo de investigación, de hecho estas pequeñas son nuestro nuevo proyecto

    Emma le mostro un pequeño frasco que contenía alrededor de unas 20 pastillas en forma de bolita.

    -¿Qué es esto?, pregunto Dragón intrigado por el contenido del frasco

    -Son caramelos raros se utilizan para aumentar la fuerza de los pokemon, así también para acelerar su evolución, pero aún son un prototipo aun no logramos resolver el problema de los efectos secundarios, bueno importa continuemos

    Cuando Emma había colocado el frasco en la mesa Dragón de forma discreta lo tomo y lo guardo en su bolsillo, después de todo los caramelos raros eran algo muy difícil de obtener y no sabía cuándo podría necesitarlos.

    -Por cierto me estaba preguntando para que necesitan el ámbar, expresó Dragón ya que en el juego no ocurría una escena en la cual el equipo Rocket robara el museo

    -No tengo idea, desde hace unos meses el jefe actúa de forma muy extraña sin embargo gracias a la información de uno de nuestros colaboradores pudimos atrapar un pokemon bastante poderoso así que solo es cuestión de tiempo para que conquistemos todo el mundo, es por ello que nadie cuestiona las órdenes del jefe

    -¿Poderoso pokemon?

    -Si es asombroso con tan solo mover un dedo puede demoler varios pokemon a la vez

    -¿Y cuál es ese pokemon?

    -No lo sé nunca lo he visto bien en realidad, pero probablemente se encuentre en el anuncio de esta tarde, así que podrás verlo pronto

    Siguieron con el tour y aunque Emma hablaba de muchas cosas, Dragón simplemente no le prestaba atención ya que por alguna razón él tenía una mala premonición de lo que iba a ocurrir, el tour continuo hasta que fue la hora de la reunión así que Emma y Dragón se dirigieron hacia el gimnasio, una vez ahí se encontraron con un gran número de personas alrededor de unos cien más o menos.

    Enfrente de todos se hallaba Giovanni, y a su lado se encontraba un pokemon cubierto de metal, así que no se podía identificar de quien se trataba pero para un adicto como Dragón era más claro que el agua la identidad de este misterioso pokemon.

    -“¡¿Qué rayos hace aquí Mewtwo? Así no va el juego no me vengas con que se trata de un hack rom!”

    Después de que parecía que la mayoría había llegado Giovanni comenzó a hablar sacando a Dragón de sus pensamientos.

    -Gracias a todos por reunirse aquí hoy la razón de esto es porque ya estamos a muy poco de lograr nuestra ambición muy pronto pondré mi plan en marcha y así dominaremos a todos los pokemon del mundo

    -¿Dominar?, ¿no se supone que los pokemon y humanos vivirían como iguales?, dijo la figura envuelta en metal provocando así que muchos comenzaran a murmurar asombrados, excepto Dragón que estaba a punto de desmayarse.

    -¿Acaso eres idiota? eso era una mentira no vez que los pokemon no son más que una herramienta para lograr mis ambiciones

    -“Idiota no lo fastidies, no sabes a lo que te enfrentas”

    -Te equivocas yo no soy una herramienta

    -Si lo eres y harás lo que yo te ordene

    Dicho esto saco un pequeño control de su bolsillo y al oprimir un botón descargas eléctricas comenzaron a surgir del traje de metal provocándole gran dolor a Mewtwo

    -No me niego a obedecer ya sabía yo que este mundo no tiene ningún valor, así que por eso me encargare de destruir toda la existe en el

    Sus ojos se pusieron azules y con un fuerte estruendo todo el traje de metal se separó de Mewtwo, los pedazos del traje salieron volando aplastando a varias personas, una de ellas que estaba junto a Dragón, con su rostro cubierto de sangre su mente se paralizo y no sabía qué hacer, siguió congelado durante unos segundos hasta que un grito lo saco de su estupor.

    -¡Vamos deténgalo, no dejen que se escape!

    Mientras decía esto Giovanni aprovecho la oportunidad para huir de ahí, una vez que se había ido las puertas del gimnasio comenzaron a cerrarse.

    -¡Tenemos que salir de aquí!, grito Emma a la vez que tomaba la mano Dragón y se dirigía hacia la salida

    Ya estaban a pocos metros de poder escapar, sin embargo Dragón paralizado por el miedo aun no podía mover muy bien sus piernas lo que provoco que cayera y soltara la mano de Emma.

    Tirado en el piso Dragón trato de levantarse pero se había lastimado por la caída y no podía ni siquiera ponerse de pie, así que trato de pedir la ayuda de Emma para levantarse, sin embargo esta simplemente lo observo un segundo y corrió así la salida lo más rápido que pudo.

    -¡Espera!, grito Dragón con todas sus fuerzas sin embargo fue inútil la figura de Emma simplemente continuo desvaneciéndose y mientras observaba como lentamente la puerta se cerraba varios cuerpos se estamparon en la pared empapándolo con más sangre.

    Dragón dio la vuelta para observar que ocurría y vio que todo el lugar estaba lleno de sangre con cuerpos regados por todas partes algunos trataban de hacer lo posible por defenderse pero eran simplemente arrojados como si de hormigas se trataran.

    Observando la imponente figura de Mewtwo bañado por la luz del rojo atardecer, esa luz tan roja como la sangre misma con la que estaban cubiertas las paredes, mientras veía a Mewtwo pelear con los demás pokemon y mientras se lanzaban sus ataques Dragón entendió que estaba en un mundo con criaturas con poderes suficientes para destruir el mundo, estas criaturas se encontraban en todas partes andando libres por los bosques y las calles, mientras que las personas los utilizaban para pelear el uno contra el otro, asesinarse el uno al otro ,así conforme su visión se fue llenando con los cadáveres de las personas y pokemon por igual fue como Dragón se dio cuenta que se encontraba atrapado en un gran festival de monstruos.


    Capítulo 9: Milagro

    Mewtwo fue incapaz de controlar sus poderes en la etapa más temprana de su vida, por lo cual se volvió muy agresivo y destruyo por accidente el laboratorio en el que nació en Isla Canela. Debido a eso trato de ocultarse en la parte más recóndita de Cueva Celeste, donde solo había Pokémon fuertes y no podría volver a hacerle daño a nadie jamás.

    Al menos así es como se supone que debía pasar en el juego, Dragón no sabía explicar por qué las cosas se estaban desarrollando de esta manera, sin embargo el comprendió que debía salir lo más pronto de ese lugar, pero su cuerpo se rehusaba a moverse, el shock de ver a alguien morir frente a él era demasiado grande, además del temor de lo que le iba a ocurrir si fallaba le impedía siquiera parpadear.

    En este mundo que se sentía tan real, lo más probable es que no fuera posible el terminar con solo "En el caso que pierdas pierdes dinero y vuelves al centro pokemon"

    Aun así, el solo contaba con Growlithe y Rattata, sus opciones eran limitadas, y el número de personas que morían iban en aumento y pronto seria su turno.

    Juntando todas sus fuerzas, apretó la pokebola dentro de su bolsillo y con su temblorosa mano apretó el botón.

    -Sal Rattata

    Dragón no iba a permitir que su vida terminara en ese lugar y no de esa manera y de los pokemon que tenía el único capaz de hacerle frente a Mewtwo era Rattata, o más bien Raticate.

    De su bolsillo tomo el frasco de caramelos raros y se los dio a Rattata.

    -Discúlpame amigo pero tú eres mi única esperanza

    Rattata lo miro a los ojos y como si lo entendiera asintió con su cabeza, Rattata comenzó a devorar los caramelos raros, y como si de un globo se tratara su cuerpo comenzó a hincharse debido al crecimiento de sus músculos, su piel comenzó a romperse y sangre comenzó a brotar, sin embargo Rattata no se detuvo y continuo comiendo, luego de haber comido todas las pastillas en el frasco una luz lo envolvió y justo frente a los ojos de Dragón Rattata se había convertido en un Raticate.

    -Bien sal Growlithe, con una luz roja salió un cansado Growlithe

    -Ascuas sobre Raticate

    Growlithe aunque confundido por la orden hizo caso a su entrenador y lanzo su ataque sobre Raticate, Raticate se quemó y comenzó a retorcerse debido al dolor, su piel roja mostraba que estaba bajo el efecto quemadura.

    La razón de esto fue porque Dragón estaba apostándolo todo a Raticate ya que este poseía dos habilidades lo suficientemente útiles como para detener a Mewtwo.

    La primera era Entusiasmo aumenta el ataque del poseedor en un 50%, pero reduce en un 20% la precisión de los movimientos de categoría físico.

    Y la segunda era Agallas aumenta la estadística de ataque del poseedor en un 50% si este está quemado, paralizado, envenenado o dormido.

    Además de que al subir de nivel y evolucionar Raticate aprende hipercolmillo.

    Hipercolmillo causa daño y tiene una probabilidad del 10% de hacer retroceder al objetivo.

    Con este aumento quizás sería posible para Dragón el crear un milagro.

    -Bien vamos allá,guardando a Growlithe y tomando un pedazo de pared lo suficientemente grande Dragón lo arrojo hacia Mewtwo, en la zona safari el arrojar piedras a los pokemon salvajes aumentaba la posibilidad de captura, quizás en este mundo tendría algún efecto similar.

    Sin embargo antes de que la piedra siquiera lo tocara, esta reboto en el escudo formado por Barrera y simplemente cayó al piso.

    -"Rayos no funciono, entonces no me que más opción que…" ¡Por acá estúpido!, gritando con todas sus fuerzas Dragón trato de llamar la atención de Mewtwo.

    Sus esfuerzos serian en vano si su ataque ni siquiera llegara a tocarlo por lo cual él no podía hacer nada más que actuar como carnada.

    Sin embargo cuando Mewtwo lo miro ocurrió algo que Dragón no esperaba.

    -Eres tú de nuevo, ahora entendió que tenías razón

    -¿Qué?, ¿A qué te refieres?

    Sin entender la situación Dragón no pudo más que responder de esa forma, Mewtwo por otra parte después de unos segundos se dio cuenta de algo.

    -No no eres el, te pareces pero no eres el

    En ese momento Mewtwo formo una bola sombra en su mano y estaba a punto de arrojársela a Dragón.

    -¡Raticate Hipercolmillo!

    Un Raticate sangrante y quemado corrió con todas sus fuerzas hacia Mewtwo corrió con semejante potencia que parecía que sus músculos iban a explotar, Raticate estaba consciente del poder abrumador que tenía su oponente así que puso todo lo que tenía para poder ser de utilidad a su entrenador.

    Mewtwo que estaba concentrado en Dragón no se percató del pokemon rata que se acercó rapidamente hacia él y en un segundo un gran colmillo se clavó en el pecho de Mewtwo,parecia que había logrado un golpe critico, sangre comenzó a escurrir y la bola sombra en su mano se desvaneció, hipercolmillo había activado su efecto y había hecho retroceder a Mewtwo, al parecer el milagro se había realizado.

    Mewtwo iba poco a poco perdiendo sus fuerzas y se podía ver como la vida desaparecía en sus ojos, no obstante antes de que Dragón pudiera celebrar su victoria el recordó algo muy importante.

    Es llamado milagro precisamente porque no sucede.

    Mewtwo comenzó a brillar y como por arte de magia el colmillo clavado en su pecho era lentamente empujado hacia afuera.

    Uno de los movimientos de Mewtwo, Recuperación hace que el usuario recupere la mitad de sus PS totales.

    No quedaba ni el más mínimo rasguño sobre Mewtwo, como si nunca hubiera sido herido en primer lugar.

    Formando una aura esfera en su mano Mewtwo la arrojo sobre Raticate, el pobre pokemon no pudo hacer nada más que recibir el impacto directamente, luego haciendo uso de Psíquico levanto el maltrecho cuerpo de Raticate y lo arrojo contra Dragón.

    Dragón al ser golpeado por Raticate colisiono contra una pared.

    Como era de esperar, esto le hizo algún daño, su brazo se destrozó, y varias de sus costillas se fracturaron. Sorprendentemente, tuvo suerte. La mayoría de los que eran arrojados por Mewtwo terminaban con sus pulmones aplastados, piernas y brazos rotos, órganos internos reventados, así también como daño a sus espinas.

    Por supuesto Raticate había tomado mucho daño y dejo de respirar, tal parecía que se encontraba fuera de combate permanentemente.

    Antes de que Dragón se pudiera recuperar Mewtwo empezaba a formar otra bola sombra, justo cuando pensó que su aventura había terminado Mewtwo disparó la bola sombra, excepto que en vez de lanzarla hacia Dragón la arrojó hacia los miembros restantes del equipo Rocket.

    Con esto todos habían muerto y los únicos con vida eran Dragón y Mewtwo.

    Sin embargo Dragón había perdido toda la fuerza en su cuerpo y no pudo hacer nada más que quedarse paralizado por el miedo y el dolor.

    -Te dejare vivir por esta vez, quizás tu como el entiendas la inutilidad de este mundo y comprendas lo que debes hacer

    Mewtwo lo miro mientras dijo eso, después se fue sin más dejándolo en medio de ese mar de cuerpos, el solo fue capaz de acurrucarse y mantenerse temblando, con esto Dragón entendió que su feliz vida jugando pokemon había terminado.
     
    • Me gusta Me gusta x 1
    Última edición: 14 Ene 2017
  2. Teo20A20

    Teo20A20

    Registrado:
    29 Dic 2016
    Mensajes:
    22
    Temas:
    0
    Calificaciones:
    +2 / -0
    Eso fue intenso continuualo por favor
     
  3. Autor
    febix

    febix

    Registrado:
    12 Ene 2017
    Mensajes:
    2
    Temas:
    1
    Calificaciones:
    +2 / -0
    Capítulo 10: Convalecencia

    Sin saber cuántas horas transcurrieron Dragón solo se quedó inmóvil, con la mente en blanco, el mundo parecía haberse congelado, y sin importar que intentara hacer parecía que su cuerpo no podía moverse similar a un títere al que le han cortado todas sus cuerdas.

    Después de un tiempo escucho sirenas y la policía comenzó a llegar al lugar, al notar la presencia de alguien vivo entre todo ese mar de cuerpo la policía rápidamente se acercó a observarlo y aunque trataron de cuestionarlo, Dragón no contesto puramente se quedó callado con la mirada perdida en el vacío.

    Posteriormente de trasladarlo al hospital para tratar sus heridas, la oficial Jenny que lo había registrado le informo que estaban investigando lo ocurrido dentro del gimnasio, comenzó a preguntar qué había ocurrido y por qué estaba ahí en primer lugar y a pesar de que trato de hacerlo hablar Dragón meramente no respondía, tres días pasaron de la misma forma la oficial Jenny iba al hospital a interrogarlo y Dragón solo se quedaba en silencio.

    A pesar de que Dragón al principio era considerado sospechoso y dada su misteriosa procedencia, la policía estaba al pendiente de él, sin embargo después de ver su penosa apariencia, y de todas las cosas que había dentro del gimnasio todos llegaron a la conclusión de que solo se trataba de un desafortunado chico que quedó atrapado en los malvados planes del equipo Rocket.

    La policía estaba interesada en el testimonio de Dragón, no obstante el tiempo apremiaba y no tenían ni una sola pista de lo ocurrido ahí, así como los planes futuros del equipo Rocket, debido a eso después de 5 días Dragón fue olvidado y la policía comenzó a centrarse en buscar otras pistas.

    Al séptimo día después de aquella tragedia, Dragón salió de su habitación del hospital, él debía estar internado al menos otros 3 días y sus heridas iban a tomar 2 meses para recuperarse, así que sin tener nada más que hacer Dragón iba todo los días, al jardín del hospital a pasar todo el día mirando hacia el horizonte, tratando de no recordar aquella horrible escena, Dragón necesitaba estar afuera ya que cada vez que se encontraba en una habitación cerrada los recuerdos lo invadían lo que le causaba grandes ataques de ansiedad.

    En ese sentido Dragón lo consideraba algo muy irónico ya que un antisocial como el siempre prefirió la comodidad de estar en una habitación todo el día y el simple hecho de pensar en salir al exterior le causaba grandes ataques de ansiedad.

    Paralizado por el miedo Dragón no tenía el valor de continuar adelante y cada día que pasaba parecía que su espíritu se marchitaba cada día más.

    Sin saber que hacer Dragón era incapaz de pensar en su futuro, tenía miedo de tomar una decisión y volver a terminar en una situación similar.

    Una vez que el mundo se tiñe con el color de la sangre, Nunca será capaz de volver al modo que era antes...

    Mientras caminaba él no estaba prestando atención a sus alrededores, perdido en sus pensamientos, Dragón repentinamente sintió un fuerte golpe en su pecho y después el quejido de una pequeña voz.

    -Auch, eso me dolió, ¡Porque no te fijas por donde vas!

    Tirada en el piso se hallaba una pequeña niña de cabello largo y rubio, con un vestido blanco, por su apariencia y tamaño la niña parecía tener unos doce o trece años.

    Considerando que no valía la pena perder el tiempo con esa niña, Dragón simplemente ignoro a la pequeña y siguió caminando como si nada.

    -¡No me ignores idiota!

    Jalándolo del brazo la pequeña niña hizo a Dragón detenerse, no pudiendo avanzar más, no le quedo de otra que encarar a esa pequeña tan testaruda.

    -¡Cuando chocas con alguien lo que debes hacer es disculparte!

    Dijo la niña mientras le gritaba a Dragón, pero esto no respondió solamente la miro con sus ojos sin vida y llenos de ojeras debido a la falta de sueño producida por las pesadillas, al ver semejante mirada la niña se asustó un poco y rápidamente soltó el brazo de Dragón, aun así se armó de valor y volvió a reprocharlo por su conducta.

    -¡¿Y bien? ¿No tienes nada que decir?!

    Dragón miro a la niña sin decir nada, ambos se quedaron viendo por varios minutos pero ninguno decía nada.

    Al ver que la niña no iba a decir nada Dragón volvió a caminar.

    -¡Te dije que no me ignores!

    Grito con todas sus fuerzas a la vez que corría detrás de Dragón que iba bajando las escaleras, sin embargo la niña se resbalo y termino empujando a Dragón ambos perdieron el equilibrio y rodaron por las escaleras, los doctores al escuchar el ruido de la caída fueron a asomarse sobre que ocurría, cuando vieron a ambos chicos en el suelo rápidamente los auxiliaron.

    Curiosamente la pequeña niña termino sin un solo rasguño tal parece que Dragón había absorbido toda la caída.

    Debido a la caída las heridas de Dragón se volvieron a abrir por ello el tiempo para su recuperación se había extendido un poco más.

    Acostado en la cama del hospital Dragón no pudo evitar sentir un gran enojo hacia cierta pequeña molesta, y mientras él pensaba que si al menos no tuviera que volver a verla él podría considerarse afortunado, sin embargo Dragón no era precisamente el chico con más suerte del mundo ya que en ese momento la puerta de su habitación se abrió y se pudo observar la cabeza de cierta niña rubia.

    -Esto, ehmm… puedo pasar

    Mientras gritaba en su mente, en ese momento Dragón pensó que su periodo de convalecencia quizás se iba extender por un tiempo indefinido.

    Capítulo 11: Escuela

    -Lamento haberte arrojado por las escaleras, pero tú me tiraste primero así que estamos a mano ¿No?

    Dragón quería gritarle que se fuera, no obstante, él no tenía ánimos para siquiera mover su boca, después de esa experiencia él había perdido toda la motivación para hacer las cosas, de esa manera lo único que podía hacer era ignorarla, después de todo incluso si Dragón no hacía nada, la niña tarde o temprano se aburriría y se iría.

    -¿Cómo están tus heridas?

    -...

    -¿Te duele algo?

    -…

    -¿Tienes hambre?

    -…

    Dragón simplemente se dedicó a mirar hacia el vacío, ignorando a la pequeña que trataba de entablar una conversación con él, así siguieron de esa forma hasta que se hizo de noche.

    La niña que estaba sentada en la silla al lado de la cama de Dragón siguió hablando sin importar que no le hiciera caso, aun así cuando la pequeña miro su reloj se dio cuenta de todo el tiempo que había transcurrido, rápidamente se levantó de su silla y se dirigió a la puerta.

    -Vaya ya es tarde debo irme, nos vemos mañana, dijo la niña mientras se despedía con su mano, de Dragón

    Cuando al fin se fue un poco de paz había regresado al lugar sin embargo algo de lo que menciono la niña lo hizo preocuparse.

    -"¿Mañana? "

    No lo más probable es que hubiese dicho eso por simple cortesía, después de todo no había forma que esa niña quisiera pasar más tiempo con alguien con una actitud como la de Dragón.

    Contrario a sus expectativas, la niña apareció temprano en la mañana y como si de un terremoto se tratara comenzó a sacudir a Dragón.

    -Vamos despierta, ya amaneció

    -"¿Porque?, ¿acaso no tienes cosas más importantes que hacer que venir a molestarme?"

    Mientras Dragón pensaba esto a la vez que fulminaba con su mirada a la pequeña, esta simplemente le devolvía la mirada a la vez que le sonreía.

    Viendo que la niña no comprendía de indirectas Dragón decidió que ya era hora de terminar con todo eso.

    -Déjame en paz, quiero estar solo

    Con un tono grave de voz a la vez que la miraba Dragón dijo esas palabras, esperando con eso por fin alejar a esa pequeña tan molesta.

    Aun así la niña solo se quedó viendo a Dragón con ojos de asombro, pensando que quizás había sido muy duro con ella Dragón estaba a punto de retractarse, sin embargo las siguientes palabras de la niña le hicieron tragarse lo que iba a decir.

    -Vaya puedes hablar

    A la vez que aplaudía en el rostro de la niña, se podía ver una expresión de alivio.

    Dando un gran suspiro Dragón se dio cuenta que solo estaba perdiendo su tiempo, mientras ignoraba a la niña se levantó y se dirigió hacia el jardín del hospital.

    -¡Oye espérame!

    Detrás de Dragón se podía escuchar los pasos de la pequeña que lo estaba siguiendo.

    -"Ignórala, solo ignórala y se ira"

    Tratando de no irritarse Dragón continúo avanzando, mientras que ignoraba todo lo que le decía la niña.

    Una vez que llegaron al jardín Dragón se sentó en una banca cercana y se dispuso a dirigir la mirada al vacío.

    En todo el jardín lo único que se podía era el sonido de la voz de la pequeña, sin importar que Dragón no le hiciera caso la niña no se deprimió y siguió buscando temas de que conversar.

    -Oye de casualidad no serás un entrenador pokemon

    -…

    -Sabes yo obtuve mi primer pokemon hace tiempo pero debido a ciertas circunstancias no pude iniciar mi viaje como todos los demás, por eso estoy yendo a la escuela pokemon, para así aprender y poder viajar, así que me estaba preguntando si tú me podrías dar algún consejo

    -No realmente, de hecho yo obtuve mi primer pokemon hace poco

    -¿eh?

    No esperando respuesta alguna por parte de él, la niña quedo muy sorprendida, incluso Dragón estaba sorprendido por sus propias acciones, esta era la primera vez que él había contestado a la pequeña, quizás porque quería evitar que lo empezara a bombardear con un montón de preguntas o quizás debido a que la niña no había dejado de hablar Dragón pudo olvidarse por un momento de sus preocupaciones, sea como sea el quien había perdido la motivación para hablar, había dicho esas palabras.

    La niña sin saber que decir se quedó callada, pero poco después una gran sonrisa se formó en su rostro y comenzó a hablar con mucho más ánimo que antes.

    -¿En serio?, entonces que te parecería ir a la escuela conmigo te garantizo que hay muchas cosas interesantes

    -"Así que una escuela, realmente no sé por qué no pensé en eso antes, ese es un buen lugar para obtener información, quizás debería darme una vuelta por ahí antes de decidir qué hacer"

    -Sí, la escuela es un lugar donde puedes aprender muchas cosas estoy seguro que te servirá si recién estas comenzando tu viaje

    Como si leyera su mente la pequeña niña dijo estas palabras a Dragón.

    Después de pensar por un momento, Dragón respondió.

    -No, realmente no es lo mío estar rodeado de personas, además tengo cosas que hacer no puedo quedarme en la ciudad por mucho tiempo.

    -uhh, Ya veo

    De manera deprimida la niña agacho su cabeza, aunque Dragón se sentía mal, él no tenía tiempo que perder él debía hallar una forma de volver a su casa y salir de ese mundo tan despiadado.

    Además de eso él debía resolver el problema del dinero, él se hallaba sin un solo centavo y una vez que saliera del hospital él probablemente iba terminar comiendo de la basura.

    Por eso es que él no tenía tiempo de ir a la escuela, primero debía hallar una fuente estable de ingreso.

    Pese a su decepción la niña continúo hablando con Dragón sobre cosas triviales hasta que fue la hora que debía irse.

    A la mañana siguiente era el día en que Dragón iba a ser dado de alta, ahí frente al vestíbulo del hospital, se hallaban la pequeña niña y Dragón.

    -Ya te vas

    -Por décima vez si

    Diciendo esto con cierto tono de irritación ante la insistencia de la pequeña que llevaba más de media hora impidiéndole salir.

    -¿En serio no quieres reconsiderar ir a la escuela?, será divertido

    -Gracias, pero debo irme

    Justo cuando Dragón estaba a punto de salir, el teléfono del vestíbulo comenzó a sonar

    Rriinngg, Rriinngg, Rriinngg.

    La enfermera que estaba de turno, tomo el teléfono y contesto.

    -Alo, hospital central, aha si así es, aún está aquí, bien entiendo se lo diré

    Colgando, la enfermera se dirigió hacia Dragón que iba abriendo la puerta

    -Joven espera por favor

    -¿Que?

    Contestando con molestia Dragón le dirigió una mirada de furia a la enfermera, tal parecía que todo el enojo ocasionado por la pequeña fue dirigido hacia la pobre enfermera.

    -ehm, bueno es que hablo la oficial Jenny y me pidió que te dijera que es mejor que no salgas de la ciudad hasta que terminen la investigación

    Dragón sintió en ese momento una puñalada en su corazón, pues él deseaba salir lo más pronto posible, pero parecía que el mundo entero estaba en su contra.

    -Hey hey ahora que debes permanecer en la ciudad, que te parece quedarte en la escuela pokemon, dime, dime que te parece

    Sumido en la depresión, Dragón volteo su mirada hacia la pequeña que lo veía con una gran sonrisa.

    -"¡Ahora que lo pienso bien todo fue culpa suya, si no fuera por el hecho de que me estuvo retrasando, hubiese sido capaz de salir de la ciudad sin problema alguno!"

    Aunque Dragón estaba a punto de explotar, después de ver esos ojos llenos de expectación, solo pudo dar un suspiro de resignación, después de todo no había forma de que el pudiera descargar su ira en una niña tan linda como ella.

    -Ya te dije que no tengo tiempo para ir a la escuela, además incluso si quisiera ir estoy sin dinero

    -¿Dinero?, si eso es lo que te preocupa, entonces no hay problema yo pagare todo por ti

    -¿Eh?

    -Soy rica así que no tienes que preocuparte por el dinero

    Sin saber que decir simplemente se quedó ahí sin siquiera poder pestañar.

    -Entonces está decidido vamos

    No esperando a escuchar su respuesta, la pequeña tomo de la mano a Dragón y comenzó a correr.

    Sin saber que hacer Dragón era incapaz de pensar en su futuro, él tenía miedo de tomar una decisión.

    Paralizado por el miedo Dragón no tenía el valor de continuar adelante.

    Sin embargo justo frente a sus ojos estaba esa pequeña niña, tomando la decisión por él, llevado de la mano por tan pequeña niña Dragón comenzó a correr, incluso si aún no era capaz de pensar sobre el futuro él tenía el sentimiento que mientras esa niña estuviera a su lado lo único que él podía hacer era seguir hacia adelante.

    Capítulo 12: Vida escolar

    Llegando hasta donde se ubicaba la escuela pokemon, Dragón se quedó muy sorprendido, pues en el juego ese lugar no era más que un pequeño lugar con solo un salón pero frente a sus ojos se hallaba un gran terreno con muchos edificios.

    Una vez adentro Dragón pudo ver todas las instalaciones que tenían ahí, no solo había salones sino también varios campos de entrenamiento donde se podía ver a distintos entrenadores combatiendo entre ellos.

    Mientras Dragón observaba con asombro el lugar la niña lo tomo de la mano.

    -Ven vamos, luego te mostrare los alrededores primero debemos inscribirte.

    Continuaron caminando por los pasillos de la escuela hasta que llegaron a una gran puerta, donde la parte de arriba se podía vislumbrar una gran placa con las letras “oficina del director”.

    Sin siquiera tocar la puerta la pequeña niña entro, mientras que Dragón la seguía, en la oficina se encontraba una señora de edad avanzada con cabello corto y gris por las canas.

    Con un traje que se notaba era bastante costoso su rostro reflejaba gran seriedad, a la vez que su cuerpo emitía una aura bastante intimidante.

    La señora se hallaba firmando unos documentos, sin embargo cuanto noto la presencia de la niña y Dragón su rostro cambio a uno de molestia.

    -Señorita Galenia, tiene mucho valor de pararse frente a mí después de faltar a clases 3 días seguidos

    Dijo la señora con un tono grave e intimidante.

    -¿Galenia?, cuestiono Dragón

    -No digas nada, dijo la niña que se ponía roja a la vez que le daba un codazo en el estómago a Dragón

    Mientras recuperaba la compostura a la vez que aclaraba su garganta la niña comenzó a hablar

    -Yo bueno es que yo estaba… ¡Auchhh!

    -Puede explicarme eso después de momento primero viene su sanción

    Jalando de la oreja a la pobre niña la directora la arrastro afuera de su oficina

    Dragón sin saber que hacer se quedó parado sobando su estómago con un rostro que mostraba que no entendía que era lo que pasaba, después de pensarlo un momento decidió seguirlas.

    Llegando a unas enormes escaleras ahí se encontraba la directora que sostenía un cubo con agua y la niña que sostenía un cepillo.

    -Como castigo por faltar a clase debería limpiar toda esta área

    -Pero yo estaba ayudando a mi amigo él me dijo que tenía muchas ganas de ir a la escuela, así que lo traje con usted para inscribirlo

    Diciendo esto la niña señalo hacia donde se hallaba Dragón, dándose de su presencia la directora lanzo una mirada hacia él, después de observarlo por un tiempo volvió a hablar con la niña.

    -¿Y eso es excusa para faltar a clase?, Bueno ya que son tan buenos amigos supongo que también puede ayudar, aquí tiene usted puede comenzar con la parte de arriba

    Pasándole el cubo de agua a Dragón la directora señalo hacia el pasillo en la parte de arriba de los escalones que al menos era de unos 50 metros de largo.

    -¿Eh?

    No sabiendo cómo reaccionar él solo se quedó ahí observando entre el cubo de agua y la cara de la directora

    -Y que está esperando, el lugar no se va a limpiar por sí mismo

    Mientras le decía esto la directora comenzó a empujarlo

    -“¿Cómo es que termine en una situación como esta?”

    Sin otra opción más que la de obedecer a Dragón no le quedo de otra más que hacer lo que le decían.

    Después de tres horas de estar limpiando, tanto la niña como Dragón estaban completamente exhaustos

    -uufff por fin terminamos

    -Sí, pensé que iba a morir pero lo logre

    Para alguien como el quien nunca había realizado más tarea que la de tender su cama Dragón se hallaba totalmente agotado sin embargo se sentía satisfecho con lo que hizo.

    Sin embargo esa sensación no duro demasiado ya que en ese instante apareció la directora.

    -Muy bien veo que ha terminado así que ahora explíqueme que es lo que ocurrió con usted señorita

    -Lo que paso es que aquí mi amigo está comenzando su carrera como entrenador pokemon así que una vez que le comente sobre esta escuela él me pidió que le mostrara el lugar

    -En realidad yo no…

    Cuando Dragón trato de explicar lo que realmente paso su boca fue rápidamente cubierta por una pequeña mano a la vez que lo miraban con una mirada fulminante, así que Dragón decidió no pelear más y simplemente quedarse callado.

    -¿Y eso tomo tres días?

    -Es que yo uhh, bueno es que yo…

    -De acuerdo lo entiendo está bien mejor olvidalo no tiene que decir nada más, nosotros aceptamos a cualquier persona con deseos de aprender sobre el mundo pokemon, sin embargo nuestra escuela cobra una cuota de inscripción.

    -Yo pagare por todos sus gastos

    Dijo la niña, a la vez que la directora parecía mirarla con asombro, no obstante siguió como si nada.

    -De acuerdo ahora solo necesito una identificación, tu ficha de entrenador servirá

    Dándole su ficha de entrenador la directora ingreso en algún tipo de maquina escáner, cuando termino le devolvió la ficha a Dragón.

    -Ya está registrado, bienvenido a la academia pokemon señor Dragón Mayoneza

    -¿Mayonesa?, pregunto la niña con un tono de curiosidad y burla.

    -No digas nada, dijo Dragón a la vez que le daba un pequeño golpe en la cabeza a la niña.

    -Por cierto señor Mayoneza, ¿Qué paso con la parte que le toco asear?

    -Acabo de terminar

    -¿Con terminar se refiere a toda esa agua y jabón que simplemente rego por el piso?

    Dragón se había esforzado en limpiar el piso aplicando todo el conocimiento que tenia de limpieza, así que él no comprendía que pudo haber sido lo que hizo mal.

    -¿Qué no el agua debe deshacer el jabón y luego el agua se evapora?

    -¡Vaya y limpie ese desastre en este momento!

    Mientras Dragón se apresuraba nuevamente a subir por las escaleras, la directora y la pequeña lo observaban.

    -¿Estas segura de lo que haces? Tipos como el suelen llevar una gran carga sobre sus hombros

    -Si lo sé y es precisamente por eso que no puedo dejarlo solo

    -De acuerdo solo ten cuidado, recuerda que después de todo tu eres mi responsabilidad

    -Ya lo sé no te tienes que preocupar por mí ya soy lo suficientemente mayor

    Ignorante a la conversación que se llevaba a sus espaldas Dragón una vez comenzó su ardua labor.

    Después de varias horas de estar trabajando parecía que por fin había terminado de limpiar toda el área, tirado en el piso Dragón no tenía la fuerza para poder moverse, justo en ese momento apareció la pequeña que le ofreció una botella de agua.

    -Vaya al fin terminaste ya me estaba aburriendo de esperar

    -Entonces pudiste haberme ayudado

    -Esa no era mi responsabilidad

    -“Si si lo era desde el principio era tu responsabilidad”

    Eso es lo que quería decir Dragón pero él se hallaba demasiado cansado para siquiera pelear.

    Una vez levantado Dragón y la pequeña comenzaron a caminar.

    -¿Así que a donde vamos ahora Galinea?

    -¡No te atrevas a llamarme así!, grito con un tono lleno de ira.

    -Llámame Aurelia, dijo la niña mientras respiraba tratando de recuperar la calma.

    -De acuerdo, pero no entiendo porque te molestas conmigo, yo no fui el que te puso un nombre tan raro.

    Expresó Dragón mientras trataba de no parecer asustado ante la intimidante aura que estaba mostrando la niña.

    -¡No quiero escuchar eso de alguien que tiene el nombre de un condimento!

    -Olvida eso por favor solo llámame Dragón

    Tratando de no mostrar su rostro avergonzado Mayo…quiero decir Dragón llevaba su mano para cubrir su rostro completamente rojo.

    De esa manera comenzaba su nueva y agotadora vida escolar.
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  4. Teo20A20

    Teo20A20

    Registrado:
    29 Dic 2016
    Mensajes:
    22
    Temas:
    0
    Calificaciones:
    +2 / -0
    Buen cap espero el siguiente y ojalá dragón salga de esa depresión ya me tiene mamado y solo paso un capitulo XD
     

Compartir esta página