+18 Original Fic Point To Heart, Smash! ~FINAL~

Tema en 'Fanfics y Roles Yuri' iniciado por I-AM-WOLFIE, 1 Ene 2018.

  1. Autor
    I-AM-WOLFIE

    I-AM-WOLFIE Este es tu imperio a cambio del amor.

    Registrado:
    26 May 2016
    Mensajes:
    2,628
    Temas:
    86
    Calificaciones:
    +795
    :3 Sigamos.



    SERVICE 19




    El torneo escolar empezó tras los partidos de exhibición, motivando a todas las chicas del campus a esforzarse como nunca antes. Era el primer torneo en el cual Liguria y las demás iban a participar, por lo que la euforia y las preocupaciones eran al por mayor, no obstante, la pelirroja se encontraba altamente motivada tras ver a su hermana favorita (Y que amaba a su manera) y a su madre, jugar a su mayor nivel.

    Los partidos de las primeras tres rondas serían solamente a un set, uno en la mañana y otro por la tarde, siendo el tercer partido al segundo día, de ahí pasarían los cuartos de final que serían a tres sets. Aunque a Eloise no le había parecido esa organización, pues la pensaba muy estresante para las niñas, pero fue la mayoría de las demás escuelas que lo votaron, era clara la intensión de presionar a la Step Fast School, cuyo equipo era formado por estudiantes más jóvenes que las demás academias, que llevaron a solo jugadoras de tercer grado.

    El partido inicial para cada una fue como se esperó, un comienzo torpe para las cuatro jugadoras, Liguria empezó perdiendo, pero logró recuperarse y sacar el primer juego ganado, el segundo juego, ya con más seguridad, logró ganador. Lisa le pasó similar, pero poco a poco comenzó a tener confianza en sus habilidades, más aún por ser observada por Celia y Liviere, sus madres queridas, logrando ganar sus dos partidos. Para Shandee se le complicó un poco el primer partido, perdiéndolo, pero su mentora, Mitsuki, le motivó a que no se deprimiera y confiara más en sí misma, por lo que, en el segundo partido, recuperó un valioso punto y dependía de ganar el tercero para asegurar un pase a los cuartos. Para Ariadna, las cosas no fueron muy diferentes, perdió el primer partido y el segundo lo ganó, así que estaba en la misma situación que su amiga.

    Las cuatro jugadoras estaban en una banca almorzando de la canasta que preparó Shandee para la tarde, por el rostro que todas tenían, era obvio que no estaban del todo conformes con su desempeño, la castaña no quería verlas así, por lo que, sacó de su cesta una pequeña hielera y empezó a servir helado de chocolate para todas.


    - ¡Helado! Ay Shan, tú si sabes cómo alegrar a una mujer.
    - Sonrió Ligu lamiendo sus labios y tomando el vasito.

    - No me gusta que estén tristes, chicas, la profesora Mitsuki dijo que era normal que nos fuera difícil, todas las demás competidoras son mayores que nosotras y ya han participado en otros años, para nosotras, ganar un partido ya es un gran logro. -


    - Sí, lo sabemos Shandee, pero nosotras no somos cualquiera, representamos a la Step Fast School, somos las aprendices de las mejores del mundo, imagina con qué cara voy a ver a mi tía Eloise o a la maestra Colette. -


    - Que decepción, no pensé que perdería a la primera. -


    - Vamos, Shan quiere animarnos y haremos que el helado se amargue si seguimos llorando, además, ella tiene razón, la única del equipo que participa y que es de tercer grado es Shandee y para ella es su primer torneo también. -


    - Ese es el problema, también lo fue para la otra jugadora y ella ganó fácilmente sus dos partidos. -


    - ¿La otra jugadora? -


    - ¿No escuchaste de ella? -


    - Tampoco escuché yo. -


    - La profesora Hinoko me contó que agregaron una jugadora de último momento a la escuela, una sobrina de ella. -


    - ¿En serio? -


    - Si, es una chica de primer año, como tú, escuché de otras chicas que ella ganó sus dos partidos sin problemas. -


    - ¿Quién es que no la conocemos? ¿Es tan buena? -


    - Como era… Así, se llama Amai Burnel, es hija de un primo de la profesora Hinoko, al parecer, ella era jugadora de la escuela de Kyoto.
    - Explicaba Ariadna mientras las tres chicas estaban atentas. - Creo que es esa chica. -

    - !Pero esta lindísima! -


    - Ligu, estás comprometida. -


    - ¿Qué? Solo lo digo, se ve como una muñequita. -


    Todas las chicas miraban hacia una cancha de práctica, donde una chica delgada, de piel clara y unos bellos ojos y cabello color negro, los cuales brillaban de un tono violeta por la tenue luz del atardecer, más de una se mostró algo colorada al notar sus pantaletas blancas con volado, las cuales hacían verle más tierna de lo que aparentaba su aspecto. Las cuatro corrieron hacia la malla, viendo a esa linda joven practicando con Hinoko, asombrando a todas por el control de pelota que tenía, los efectos que le ponía eran difíciles de predecir y parecía guardar más habilidad tras esa pequeña muestra.

    [​IMG]


    - Lo hiciste muy bien, pero debes de tratar de evitar movimientos innecesarios, jugar de manera acrobática implica mucho gasto de energía, usa tus tiros con efecto para recobrar energía y cuando sea debido, acelera tu paso. -


    - Tía… Nos están mirando.
    - Dijo la chica deteniéndose mientras Hinoko volteó, viendo a las niñas.

    - No te asustes, son tus compañeras, pasen niñas, saluden a mi sobrina, Amai. -


    - ¿Ella es la competidora sorpresa? -


    - Sí, anda, no te escondas, salúdalas. -
    Rio la mujer al ver como Amai se escondía detrás de ella. - Perdónenla, es algo tímida. -

    - ¡Hola, soy Ligu! ¿Es cierto que ganaste fácilmente tus dos partidos? -


    - Sí… Hola. -
    Contestó Amai escondiéndose detrás de Hinoko, haciendo verse a las chicas entre ellas.

    - No pasará nada, ellas no son como las de tu otra escuela. -


    - Profesora ¿Acaso le caemos mal a ella? -


    - No, niñas, mi sobrina estaba en una academia de Kyoto, pero era acosada verbalmente por las chicas más grandes del equipo de tenis. -


    - ¿Qué? ¿Por qué? -


    - Al parecer, por envidia.
    - Habló Hinoko acariciando la cabeza de su sobrina. - Amai ha demostrado que nació para jugar, superó a todas las de tercer grado y ellas remataron con ella maltratarla y burlarse de su timidez o su altura, yo no sabía para nada que mi sobrina jugaba o que pasaba por esto, cuando mi primo me contó que le pasaba, me la traje a la academia.

    - Esas malditas ¿Por qué no se meten con una de su tamaño? -


    - Liguria, pelear con ellas no resolvería nada. -


    - Así es, niñas, pero ahora, Amai podrá jugar tanto como quiera y disfrutarlo, les pido que sean amables con ellas ¿Si? -


    - Claro, tía… -
    Respondió Lisa mirando fijamente a Amai, quien le observaba tímidamente por el costado de la mujer. - Hola. -

    - Hola… -


    - Soy Lisa. -


    - Yo soy Shandee. -


    - Me llamó Ariadna. -


    - Todas somos tus compañeras, Amai, no tengas miedo ¿No quieres acompañarnos a almorzar? -



    Amai miró hacia su tía, quien le sonrió y le afirmó con su rostro que estaba bien. La pequeña se alejó de su tía con cuidado, mostrando que, tras dejarse ver bien, no superaba a Lisa en altura, Liguria le tomó una mano para acercarla más, momento que Lisa notó muy bien algo que las demás no, algunos moretones escondidos en su blusa, por lo que detuvo a la pelirroja.


    - Ligu, no seas tan brusca.
    - Dijo Lisa abrazando a Amai quien le miró con timidez. - No pasa nada, estarás bien. -

    - Gracias. -


    - Perdón, solo quería que nos acompañara. -


    - Eres una bruta, no sé por qué Shandee se comprometió contigo. -


    - Ya, no es momento de pelear, harán pensar mal a Amai e nosotras. -
    Rio Shandee provocando que todas se rieran, causando una sonrisa en Amai por el grupo.

    - Les encargo un rato a Amai, por favor, y Lisa, sabemos que querías estar con dormitorio libre, pero ¿No te molesta que ella sea tu compañera de cuarto? Eres una niña responsable y atenta, por eso, confío en que cuidarás de mi sobrina. -


    - Está bien, tía. -



    Las chicas se llevaron a Amai hacia la mesa para seguir con sus alimentos, dejando a Hinoko tranquila al ver que su sobrina se mostraba con cierta confianza hacía las demás, así que decidió volver a sus deberes académicos.

    Amai estuvo todo el tiempo mirando a todas las chicas, escuchando sus pláticas, viéndolas reír, parecían chicas muy amigables, pero, notaba que Lisa no dejaba de verla, le llamaba la atención que uno de sus ojos fuera incoloro y otro color ámbar, y más allá del color de sus ojos, era una mirada de preocupación hacia ella que le causaba cierta calidez.

    Tras llegar la tarde, las chicas se dirigieron a los dormitorios, fue cuando Lisa aprovechó para guiar a Amai hasta el cuarto que compartirían. Al entrar, cerró la puerta y Amai vio que sus cosas ya estaban ahí, revisando su mochila y sacando un peluche de Hello Kitty, abrazándolo, fue cuando dio un brinco al sentir la mano de alguien en su hombro, siendo Lisa quien le miraba fijamente.


    - ¿Por qué no se lo has dicho? -


    - ¿Decir qué? -


    - A mi tía, esto.
    - Dijo Lisa tomando la mano de Amai y deslizando su manga, a lo que ella reaccionó retirando su brazo al dejar ver un moretón. - Ellas no solo te decían cosas, te golpeaban ¿Cierto? -

    - No quiero que se preocupe, ella me ayudó a salir de esa escuela. -


    - ¿Te ayudó? -


    - Mis papás debían algunas cuotas, por eso no podía salir de ahí sin pagar, ella pagó y yo le prometí jugar por esta escuela, ella ayudó a mis papás y a mí, por eso, no quiero causarle problemas. -
    Habló Amai con una voz muy baja, mientras Lisa le tomaba de los hombros para tratar de relajarla.

    - Pero no es causarle un problema, lo que te hicieron, ella debe de enterarse, para que esa escuela reciba castigo por permitir esto. -


    - Pero, no quiero que mi tía… -


    - Ella no lo verá como molestia. -
    Respondió Lisa con una sonrisa, haciendo que Amai se relajara.

    - ¿Cómo supiste que me golpearon? -


    - Por qué… Tengo experiencia en ello. -
    Dijo la rubia tomando las manos de Amai, para sentarla en el borde de la cama. - Este ojo, mis amigas y la demás familia piensa que fue un accidente, pero, una niña me golpeó con una piedra cuando estaba en la primaria… Muchas chicas me decían de cosas por ser rubia y francesa, me decían que era una presumida, entre otras cosas peores, una vez, simplemente las ignoré y este fue el resultado… Esas niñas fueron expulsadas y mi familia puso una demanda a la escuela, yo solo quería olvidarlo, por eso le pedí a mis papás que no lo contaran. -

    - ¿Te… Duele? -


    - No, me alegra no haber perdido la vista, pero mi ojo se opacó, ver este ojo feo es mi recuerdo de no haberle contado a mis papás lo que me pasaba a tiempo. -


    - A mí no me parece feo. -
    Sonrió tímidamente Amai, mientras Lisa le tomaba de las manos y le correspondió la sonrisa.

    - Vamos, te ayudaré con tus cosas, tendrás un closet y un estante para ti sola. -



    Amai empezó a sacar la ropa de su maleta, con ayuda de Lisa quien no dejaba de ver a esa pequeña chica, pensaba que seguro la pasó muy mal en esa escuela, y entendía los motivos por qué no contar lo que le había pasado. No quería fallarle a su tía Hinoko, sí le pidió cuidarla, era por qué era de las pocas que sabía el origen de su ojo blanquecino, sabía que ella le ayudaría a Amai a superar sus miedos.





    Entra Amai de trece años, a escena!!
    Se revela la historia tras el ojo blanco de Lisa, oAo!!
     
    Última edición: 22 Feb 2018
  2. Kissu

    Kissu مكسورة و تالفة Moderador

    Registrado:
    20 Oct 2006
    Mensajes:
    9,889
    Temas:
    446
    Calificaciones:
    +1,776
    Amai definitivamente no es mi tipo de chica x_x Pero veo que la de Lisa sí y eso es lo importante jaja.
     
  3. Autor
    I-AM-WOLFIE

    I-AM-WOLFIE Este es tu imperio a cambio del amor.

    Registrado:
    26 May 2016
    Mensajes:
    2,628
    Temas:
    86
    Calificaciones:
    +795
    :d Pues nope, pero a Lisa le agradó xd y es lo importante como tú dices jaja.
     
  4. Autor
    I-AM-WOLFIE

    I-AM-WOLFIE Este es tu imperio a cambio del amor.

    Registrado:
    26 May 2016
    Mensajes:
    2,628
    Temas:
    86
    Calificaciones:
    +795
    :3 Cortito pero relax.


    SERVICE 20



    La última ronda de las eliminatorias empezó, y como la noche les diera una bocanada de aire fresco, ya que el juego que decidiría si pasaban o no a cuartos de final fue superado por todas. La alegría de las estudiantes se acompañó junto al de la directora, que no desaprovechó el momento para burlarse de los otros directores que habían planeado el torneo de manera apresurada para evitar que su escuela saliera avante.

    En la dirección de la escuela, Hinoko, Mitsuki, Kaam y Eloise festejaban a las estudiantes, en compañía de las profesoras más jóvenes, Shannon, Shirayuki y Cecil que fueron invitadas por Liguria para el festejo, junto a las otras chicas que tuvieron otras ocupaciones. Kaam y Mitsuki estaban contentas al ver que su hija mostraba más seguridad y ánimo al jugar, era como si de pronto, viera al tenis como lo que siempre quisieron que viera, una forma de vivir, de sentir.


    - ¿Cuál es la mejor academia de Japón? Aja, aja, dímelo otra vez, Hinoko.
    - Decía Eloise bailando al ritmo de la música que había puesto Yuki.

    - Por quinta vez, somos nosotras, jaja. -


    - ¡Claro que nosotras! Somos la mejor, todo gracias a estas niñas que han dado la cara por la academia. -


    - Me hace feliz ver que las niñas llegaron a los cuartos, tenían muchas dudas, pero míralas, están contentas, jeje. -


    - Así es mi princesa, solo necesitaban confiar en sus habilidades. -


    - Pero no todo es alegría.
    - Dijo Shannon quien tomaba un poco de vino. - Son cinco puestos que tomó la academia para los ocho que hay. -

    - ¡Si, es grandioso! -


    - Significa que dos de ellas tendrán que enfrentarse, tía.
    - Habló Cecil mientras le daba de comer a Mimy de un pay. - ¿Te gusta? -

    - Si, profesora, disculpe ¿Por qué no nos acompañó su madre esta noche? -

    - Lily tuvo que descansar, tampoco podemos exigirle después de lo que hicimos ayer. -

    - Es cierto. -
    Sonrió Mimy mientras Cecil y ella hacían señal de silencio con sus dedos.

    - Cecil tiene razón, ellas van a enfrentarse ¿No sabe quiénes les tocará, tía? -


    - No tengo idea mi fraise, pero creo que por ahora no se los recordamos ¿Si? -


    - Bien dicho Ely, las niñas están muy contentas como para recordarles que una de ellas eliminará a otra. -


    Todas voltearon a ver a la mesa donde estaban las cinco chicas celebrando con refresco, pizza y pastel, se lo habían ganado tras haber superado las eliminatorias y tendrían tres días para descansar antes de los cuartos de final. Liguria trataba de darle de comer a Shandee haciendo que se pusiera roja, mientras Ariadna le reclamaba a la pelirroja que no tratara como una niña a la mayor del grupo, por su parte, Lisa platicaba con Amai, quien se mostraba más risueña que el primer día que se habían conocido, tal vez, por sentir que era bien recibida en el grupo.


    - Estuviste genial en tu partido, Amai, me encanta tu estilo de juego, me recuerda al de mi tía Hinoko. -


    - Muchas gracias. -
    Dijo la morena rascando su mejilla por la pena, hablando con más confianza por la fiesta. - Cuando aprendí a jugar, vi algunos vídeos de mi tía cuando jugó de joven, me sorprendí al verla, quería jugar así, tan llena de energía, moviéndose a su gusto… Aun me falta mucho, pero, algún día lograré que la gente se asombre al verme jugar. -

    - Sé que lo lograrás, eres muy buena, pensé que la final sería algo entre Liguria y yo, pero, eres un rival a temer. -


    - ¿En serio lo crees? -


    - Sí, sin duda, lo creo. -


    - Fiu, fiu, ya dense un besito. -
    Habló Liguria haciendo que Amai se sonrojara y Lisa le reprochara con la mirada.

    - ¿Por qué no sigues comiendo pastel, Ligu? -


    - No le hagas caso, sabes que a ella le falta un poco de lógica en su cabeza. -


    - Lo dice quien casi perdía su partido.
    - Dijo la pelirroja sacándole la lengua a Ariadna.

    - A mí me tocó la jugadora más difícil y lo sabes. -


    - Ya, dejen de pelear, tenemos que festejar que todas pasamos. -


    - Aunque, eso significa que dos de nosotras se enfrentaran. -



    Todas se miraron al escuchar las palabras de Lisa, lo que hizo que tuvieran un momento de silencio. Liguria pensó que eso quitó un poco la alegría del momento, por lo que se paró en la mesa, alzando su vaso para alegrar de nuevo las cosas.

    - ¡No importa quien se enfrente con quien, lo que importa es que dejamos claro que somos las mejores! -


    - Así es, Liguria, pudimos salir bien en nuestro primer torneo. -


    - Odio decirlo, pero, tienes razón.
    - Expresó Ariadna poniéndose de pie alzando su vaso también.

    - ¡Vamos, Lisa, Amai, levanten su vaso también! -


    - Vamos, hazlo también, eres parte del equipo. -


    - Parte del equipo... !Si, lo soy! -


    - ¡Por la Step Fast School! - Gritó la pelirroja mientras las demás gritaban después de ella alzando sus vasos.


    Las mujeres aplaudieron el ánimo de la pelirroja que motivó al equipo para que no se deprimieran por la realidad que tendrían adelante. Kaam y Mitsuki se miraron contentas al ver como su hija estaba tan motivada por el torneo, algo que siempre desearon ver en ella, ese ánimo por el deporte que las había hecho conocerse.


    - Mitsu, se ve tan linda nuestra hija cuando sonríe así. -


    - Es la misma sonrisa que tienes tú, mi princesa. -

    - Jejeje, harás que me ponga roja. - Dijo Kaam riéndose nerviosa mientras Mitsuki la abrazaba y escondía en su pecho.

    - Es lindo que ellas estén así de contentas con su primer torneo ¿O no, Ely? -


    - Cierto, no puedo mentirles, chicas, sentía mis dudas con ellas, a diferencia de nosotras o de la generación de mi fraise, estas niñas no están tan comprometidas con esto, pero me dejaron sorprendida. -


    - Lo harán bien, ya verás. -


    - Así es, Eloise, estás niñas demostraran que no debemos de menospreciarlas. -


    - ¿Quiénes crees que estén en la final, Mitsu? -

    - No quiero decirlo, pues sería condicionarlas. -

    - ¡Yo, yo, yo! ¡Serán Ligu y esa niña del moño! -


    - Yuki, no tenías que decirlo.
    - Habló Shannon jalándole una mejilla suavemente a su esposa.

    - Jeje, es que ellas dos juegan muy bonito. -


    - Mi sobrina resultó ser mejor de lo que pensé, sí entrenara más su cuerpo, podría tener más flexibilidad en sus movimientos. -


    - Saben… No me importa saber quién pasa.
    - Dijo Eloise con una gran sonrisa al ver a las niñas en la mesa. - estoy satisfecha, no solo por su pase, sino, por qué me gusta ver que han aprendido lo lindo que es pertenecer a un equipo. -

    - Tienes tus ratos de humildad, chica francesa. -

    - Oye, detrás de este sensual y orgulloso cuerpo, soy un pan de amor. -

    - Y más en la cama. -


    - ¡Hinoko!
    - Exclamó Eloise sonrojándose mientras las chicas se reían por el comentario.







    Algo tierno nwn previo al inicio de los partidos más importantes =3.
     
  5. Kissu

    Kissu مكسورة و تالفة Moderador

    Registrado:
    20 Oct 2006
    Mensajes:
    9,889
    Temas:
    446
    Calificaciones:
    +1,776
    Relleno cute, Wolfie xD
    No sé qué más decir jaja
     
  6. Autor
    I-AM-WOLFIE

    I-AM-WOLFIE Este es tu imperio a cambio del amor.

    Registrado:
    26 May 2016
    Mensajes:
    2,628
    Temas:
    86
    Calificaciones:
    +795
    X3 así es un relleno cute como una canasta de gatitos

    nwn/ Desde el móvil
     
  7. Autor
    I-AM-WOLFIE

    I-AM-WOLFIE Este es tu imperio a cambio del amor.

    Registrado:
    26 May 2016
    Mensajes:
    2,628
    Temas:
    86
    Calificaciones:
    +795


    SERVICE 21


    El día de los cuartos de final llegaban, las cinco jovencitas estaban dispuestas a dar todo de sí hasta el final para pasar a la ronda de semifinales y poner en alto su nombre y a su escuela. Las sentenciadas a enfrentarse siendo de la misma Academia fueron Amai y Ariadna, quienes tenían su partido después de las amigas, así que ellas tendrían oportunidad de verlo ya empezado si acababan sus partidos sin extenderse demasiado.

    La primera afortunada en completar su partido fue Lisa, que le tocó una rival fácil de superar, de ahí le siguió Liguria, que se le complicó un poco su encuentro con una jugadora de tercer año, pero las prácticas continuas con Shandee le dieron la manera de tratar con una rival de mucha mayor altura y alcance de brazo. Por último, Shandee obtuvo su triunfo, aunque le fue difícil por los nervios de estar en los cuartos, no obstante, pudo superar su miedo y poco a poco su confianza le rindió frutos al recuperarse de manera casi milagrosa para los que vieron el partido.

    Una a una fueron llegando a las gradas del equipo para ver el partido entre sus compañeras, siendo la última en llegar la pelirroja, pues estuvo platicando con sus hermanas antes de entrar, mismas que le festejaron y motivaron la manera en como llevó su partido. Las gradas del equipo se fueron llenando, con Mitsuki, Eloise, Kaam, Hinoko, Shannon, Shirayuki, Lyrika, Venus, Colette, Saori y las niñas del equipo, una plantilla para fotografía, ya que en esos asientos se encontraban la llamada trinidad del tenis femenino, junto a las actuales mejores del mundo y el mejor dúo europeo.


    - ¿Quién crees que gane? -


    - Si Ariadna no olvida lo que aprendió de nosotras, la tendrá fácil. -


    - ¿Estás segura?
    - Dijo Colette chupando una paleta. - esa niña me parece que está a la par de Lisa y Ligu, Ariadna le falta un escalón más para alcanzarla. -

    - Lo dices por qué Lisa aprendió de ti y porque Liguria es tu cuñadita. -


    - Ella tiene razón Lyrika, Ariadna es una buena jugadora, pero no se ha desarrollado como lo han hecho Lisa y Liguria que desde niñas las acercamos al tenis, incluso me atrevo a decir que Shandee es mejor. -


    - ¿Cómo esa niña de senos grandes va a ser mejor que mi aprendiz? -


    - Que tenga senos grandes no significa sea mala jugadora, solo mira a Titsuki, fue de las mejores del mundo aún con esos globos de carne que tenía. -


    - Eloise Luxure ¿Por qué siempre señalas el tamaño de mis senos para molestarme?
    - Reclamó Mitsuki con la mirada mientras las demás se reían.

    - Eso es por qué Ely no encuentra con qué molestarte más que con eso, pero no te enojes, tienes unos senos preciosos Mitsuki, para tu edad, se ven tan firmes como cuando te conocí. -


    - ¡Ey, Hinoko! ¿Estás coqueteando con ella? -

    - Se me olvidaba ¿No eras tú quien le enseñabas tu desnudo trasero a ella? -

    - Tía ¿En serio hizo eso? -
    Preguntó sorprendida Lisa al ver a su tía toda sonrojada.

    - ¡Claro que no! Está loca. -


    - Mitsuki, parece que Eloise está de buen humor. -


    - Así es… ¿Kaam se durmió?
    - Habló Mitsuki mirando tiernamente a Kan quien le abrazó el brazo y recostó la cabeza en el hombro de su esposa.

    - Sí, al parecer, se cansó por el festejo que le hicieron anoche a Liguria y Shandee por participación en cuartos. -


    - Le he dicho que no tiene que forzarse si necesitan descansar. -


    - Está bien, ella descansará y yo estaré aquí mientras, sino te molesta. -


    - Claro que no, nunca me molestaría, mi princesa. -


    - Colette ¿Por qué nunca eres así de melosa conmigo?
    - Preguntó Saori tras mirar a sus madres, mientras su esposa cruzaba su brazo por detrás del cuello sujetando su hombro para jalarla.

    - ¿Así? -


    - ¡Tampoco tan así! ¿Qué van a pensar mis mamás de nosotras?-


    - Parece que todas están más relajadas que antes, Shannon. -


    - Es por qué ya se aseguró que las semifinales sean de la academia, ahora falta saber, quien de ellas acompañará a las demás. -

    - ¡Yei! -


    Las dos chicas pasaron a la cancha siendo bienvenidas con aplausos, Ariadna saludaba a toda la gente mientras Amai iba algo nerviosa, era la primera vez que veía a tanto público, pues era el último partido de las rondas y todas las personas se conglomeraron en dicho evento. Los ojos de Amai se enfocaron en las gradas del equipo que eran las más cercanas, mirando a través del vidrio anti-impactos, a quien veía como su primera amiga, Lisa, que le alzaba los pulgares y podía escuchar a través de los agujeros de esa ventana: “Tú puedes”. La chica de primero sonrió y apretó el mango de su raqueta, tenía que ganar, quería jugar contra ella, jugar con su amiga que la esperaba en semifinales, pero para ello, tenía que superar este partido.


    - Sin rencores, Amai, somos compañeras, pero una de las dos tiene que ganar. -
    Dijo Ariadna al tomarle la mano a su compañera.

    - Sí, una de las dos tiene que ganar… Y… Esa seré yo. -


    - Ese es el ánimo, no sería lindo que te ganen los nervios. -


    - No, no estaré nerviosa, por respeto a ti y a Lisa. -


    - ¿A Lisa? -
    Se preguntó la italiana que sospechó a que se refería y le sonrió. - Sí, a Lisa, suerte con eso, tiene a una pelirroja muy en su cabeza. -

    - No entiendo. -


    - Luego lo entenderás. -



    Cada una fue a su posición, siendo Ariadna la que tendría el primer saque, y sin pensárselo tanto, decidió dar un potente saque buscando tomar por sorpresa a esa dulce compañera, pero su sorpresa fue devuelta al ver como su pelota con efecto a suelo fue regresada con un raquetazo dado por Amai que golpeó con su raqueta por detrás y debajo de entre sus piernas, tan sorpresiva fue la devolución que se distrajo y no fue tras la pelota.


    - ¡Yei! ¡Eso fue genial! -
    Gritó Yuki parándose de golpe para brincar de emoción.

    - Eso, Hinoko ¿Le estuviste enseñando a esa niña? -


    - No, ella es de aprendizaje visual, solo con ver vídeos fue aprendiendo todo por su cuenta ¿A poco no es una lindura mi sobrina? Aunque no me gusta que además de mis vídeos, ve de cierta persona que no le gusta mencionar mucho a Ely. -


    - Mitsuki ¿Ese golpe es difícil o no? -


    - Algo, depende de la potencia del rival y calcular el punto en que rebote la pelota, así como su altura, es un golpe que se ve más frecuente en el tenis de exhibición, pero recuerda que teníamos a cierta mujer acróbata que era conocida por ser capaz de devolver cualquier pelota. -


    - Así es, mi esposa fue la mejor, punto por punto en devoluciones. -


    - Ely, gracias por el cumplido, pero sabes que ese récord lo tiene Rosemary. -


    - ¿Me hablaban? -
    Preguntó una mujer asomando su cabeza por una puerta.


    Todas voltearon viendo a una bella mujer, de complexión delgada, grandes gafas, un largo cabello casi hasta el suelo arreglado en dos coletas, cuya cara simpática y brillantes ojos verdes eran conocidas por todas las chicas. Para sus cuarenta y nueve años, aquella señora y madre estaba muy bien conservada, fruto del ejercicio, alimentación y medicación supervisada por sus tres esposas.


    - ¡Tía Rosy! -


    - ¡Yuki!
    - Gritó Rosemary mientras Yuki corría brincar y abrazar a su tía favorita. - Sigues tan pequeñita como siempre, bueno, ya eres más alta que tu mami, jaja. -

    - ¡Yei! -


    - Rosemary, ese comentario sabes que es demasiado embarazoso para mí. -


    - Ay, no te preocupes primita 2.0, es de cariño. -
    Dijo la ojiverde sacando su lengua.

    - ¿Qué haces aquí, Rosemary? -


    - Andaba de paso, vine a ver a Rose, no ha ido a casa en dos semanas y resulta que tiene mucho trabajo y se queda a dormir en el taller, además de que alguien me invitó. -


    - Espera, tía, dijiste que la tía Rosemary es quien tiene el mejor puntaje de devoluciones ¿Cómo es eso posible? -


    - Su tía Rosemary fue una jugadora profesional. -


    - ¿Qué? ¿Ella? -
    Preguntó Lisa mirando con dudas y hasta extrañeza a la ojiverde que sacaba su lengua como una niña.

    - Oye, que esté toda flaca y pienses que estoy loca no significa que no tenga lo mío, jaja. -

    - Rosemary jugó un tiempo, su estilo de juego fue saque y volea, era una jugadora muy agresiva, desequilibrante, su juego era tan errático y confuso que no era fácil saber a dónde iba a golpear. -


    - Sin olvidar esas ridículas devoluciones que tenía, solo pensar lo que tenía que hacer al jugarle para ganarle me da vergüenza. -


    - ¿Qué hacías para ganarle, tía Ely? -


    - Su querida directora usaba faldas más cortas y no usaba sostén en los partidos contra Rosemary. -


    - ¿Qué? ¿No jugaba incomoda así? A mí me incomoda mucho cuando noto que las faldas ya no me quedan bien por mi crecimiento y si no fueran por los sostenes que me manda mi tía Gabrielle tendría batalla con el bote de mis pechos. -


    - Jajaja, lo hacía porque me distraigo fácilmeeeeeeeeeeeeen ¡Oh por dios! ¡ESTA NIÑA TIENE LOS PECHOS ENORMES!
    - Gritó Rosemary corriendo hacia Shandee para abrazarla por detrás amasando sus senos- ¿Qué te dieron de comer? ¡Oh my god! ¡Son tan blanditos como los de Thames! -

    - ¡Ligu, ayuda! -


    - ¡Tía, deja a Shandee, sus pechos son míos! -


    - Dios mío, tenía que haber llegado está loca. -


    - Vamos Ely, Rosemary alegra mucho las cosas. -


    - Ajá, como tú no tienes que atender cada problema que me genera esta mujer cuando viene ¿Sabías que instaló cámaras en los vestidores del equipo de Volleyball sin que supiéramos? -


    - Me recuerda a la mujer que puso cámaras solamente en los salones donde da clases rojita. -


    - Eso es un asunto muy distinto, lo hago para estar cuidando a mi amiga. -
    Dijo sonrojada la directora mientras Hinoko se reía.

    - No te preocupes, yo puse una cámara en el vestidor del dojo privado de Mitsuki. -


    - ¿En serio? -


    - Tal vez, tal vez. -



    El partido continuaba y Ariadna logró concentrarse y adaptarse al estilo de Amai, le fue conocido rapidamente, era el mismo juego de Hinoko Burnel, la llamada acróbata del tenis, pero a diferencia de ella, no tenía tanta altura ni fuerza de golpe, así que era capaz de responderle a sus ataques. Poco a poco, la italiana agarró el control del partido, hasta llevar a Amai a ponerse algo indecisa, causando su derrota del primer set. En el descanso, Amai limpiaba su sudor y bebía un poco de agua, pensaba si tenía posibilidades, Ariadna era mejor que las otras tres chicas que enfrentó, tal vez, hasta ahí podía, al menos había llegado a cuartos, ya era todo un logro para su primer torneo. Levantó su mirada a las gradas donde estaban sus amigas, Lisa le señalaba con sus pulgares que iba bien, volteó un poco a la izquierda y vio cómo su tía le señalaba con su pulgar que fuera arriba, que siguiera, y su admiración aumentó al ver a una ojiverde que ella conocía pues era su admiradora, aquella mujer que con pocos años dejó una huella en ese deporte, Rosemary Blunt. Rosemary notó la mirada de esa chica y le saludó con las manos.


    - ¡No te rindas, no ganas nada con desesperarte, así que levántate y gana por qué Micky te ama! -
    Gritó Rosemary al ver que esa chica le miraba, haciendo que una gran sonrisa se mostrara en ella.

    - ¡Si! ¡Micky me ama! … Mmm… ¿Quién es Micky? -


    - Amai se puso de buen humor. -


    - Jijiji. -
    Reía Hinoko al ver la alegría de su sobrina. - es qué vio a Rosemary, por eso le pedí que viniera. -

    - No entiendo, profesora ¿Por qué le cambió el ánimo a Amai así? -


    - Niñas, cuando le mostraba vídeos a mi sobrina para que aprendiera más, sus ojitos brillaron al ver que en la colección de la academia teníamos vídeos de los partidos de Rosemary, fue cuando me confesó que a quien más admiraba después de mí, era a Rosemary. -


    - Ay que linda, me siento famosa, jaja. -


    - Rosemary, eres famosa, pero nunca te das el tiempo de venir a platicar con las estudiantes y motivarlas. -


    - ¿En serio? Guau, debería de venir más seguido entonces. -


    - No, no y no, luego me lloverán demandas de acoso por qué de seguro te vas a poner a perseguir a cada niña linda que veas. -


    - Jajaja, me conoces bien Ely, pero no te preocupes, ustedes tres tienen lo que siempre desee, ese exquisito fruto prohibido. -
    Hablaba Rosemary lamiendo sus labios. - esas piernas preciosas que tienes, esa cola tan sexy de mi primita y los pechos blancos, blandos, grandes y mm… Tan dulces como una cereza de Mitsuki. -

    - ¿Dulces? ¿Cómo sabes que son dulces? -


    - Por nada mi princesa, por nada ¿Verdad, Rosemary? -


    - Ay si, jajaja, nada, nada, jaja yo y mis fantasías eróticas. -


    - Mis fantasías eróticas y yo, así se dice tía. -


    - ¿En serio? Bueno, nunca tuve problemas con decirlo así. -


    - Es por qué estás loca. -
    Susurró Eloise tallando sus sienes mientras Hinoko se reía al ver como la estresaba Rosemary.

    - Pero bien que le dejaste tener una sesión tuya de fotos desnuda. -


    - ¡Oye, me ofreció un Ferrari con mis iniciales pintadas y bordadas en el coche e interiores! ¡Y no digas nada por qué estabas presente! -



    Amai ya lo tenía decidido, sabía cómo enfrentarse a Ariadna, aunque ella tuviese un juego muy balanceado y su entrenamiento con Lyrika le había dado las pautas para tener un juego defensivo eficiente, tenía una debilidad, y pronto le haría reconocerlo.







    OAO ¿QUIEN GANARÁ?
    ¿ROSEMARY VOLVERÁ A APOYAR EN EL TENIS? OAO
     
  8. Kissu

    Kissu مكسورة و تالفة Moderador

    Registrado:
    20 Oct 2006
    Mensajes:
    9,889
    Temas:
    446
    Calificaciones:
    +1,776
    Rosemary jajaja <3 ¡Qué bien me cae!
    A ver cómo sigue el partido, o sea, la debilidad de Ariadna!
     
  9. Autor
    I-AM-WOLFIE

    I-AM-WOLFIE Este es tu imperio a cambio del amor.

    Registrado:
    26 May 2016
    Mensajes:
    2,628
    Temas:
    86
    Calificaciones:
    +795
    x3 Seguimos


    SERVICE 22



    El partido continuó y estaba en un momento crucial, Ariadna había logrado posicionarse con dos sets emparejando los dos de su contrincante, todo se resolvería a un último set. Las chicas estaban sorprendidas por la habilidad mostrada de ambas compañeras, pero, aún no habían visto todo de la nueva integrante, quien al ver a una de las jugadoras que más admiraba en las gradas, le motivaba a arriesgarse más.

    Amai hizo un saque con potencia hacía una esquina, algo fácil para Ariadna, pero fue tomada por sorpresa al ver que su rival corrió al interior de la cancha y esos segundos bastaron para devolver la pelota de una forma baja, permitiéndole un remate en zona interna. Amai apretó su puño al pensar que lo había hecho bien, dejando con confusión a la italiana. Volvió a realizar el mismo saque, Ariadna se la devolvió con un globo y Amai regresó el golpe otra vez, hacía la zona interna, obligándola a correr a los cuadros delanteros, fue cuando logró entenderlo, esa chiquilla la estaba sacando de su zona de confort, de su juego de distancia, estaba yendo por el todo para jugar en el área interior.


    - Esa niña, jaja, es muy lista. -


    - No lo entiendo, Ariadna es más alta que Amai ¿Por qué la lleva a jugar a la zona interna? -


    - Fácil, pequeña jovencita de pechos enormes. -
    Dijo Rosemary estirando una mano para apretarle un pecho a Shandee que se puso roja. - lo hace por qué Amai tiene mejor reacción en espacios cerrados que ella, está haciendo lo mismo que yo hacía cuando jugaba contra Mitsuki, pero a diferencia de tu maestra, esa niña no tiene tantas habilidades para el juego corto. -

    - Ariadna entrenó más contigo que con Venus ¿Cierto? -


    - Si, pensé que entrenar con Venus sería muy pesado y lo que le enseñé sería suficiente. -


    - Lo es, siempre y cuando no se enfrente a alguien con el estilo de saque y volea, Ariadna está jugando como tú, un juego defensivo a larga distancia, que es perfecto para el juego de dobles donde Venus te compensa en la zona interna. -


    - En pocas palabras, cavaste la tumba de tu propia discípula… ¡Ay, no me canso de tus pechos!
    - Hablaba la ojiverde mientras metía sus manos en la blusa de Shandee acariciando sus senos por encima de su sostén. - Los tienes tan grandes como Thames en su juventud, seguro te van a crecer más. -

    - ¡Ligu, calma a tu tía! -


    - ¡Tía, ya déjela, son míos! -


    - Ay no seas celosa, seguro no paras de comerlos toda la noche, yo solo me doy un pequeño gusto, bueno, grande por qué apenas caben en mis manos, jaja. -


    - Rosemary ¿Puedes dejar en paz a la prometida de mi hija? -


    - Oki oki, pero en cambio… ¡Sí! ¡La perfección!
    - Gritó la ojiverde corriendo hacía Mitsuki, abrazándola por detrás para amasar sus senos mientras cerraba los ojos y lamía sus labios. - Ay, Mitsuki, si supieras cuantas noches me masturbo soñando contigo, la primita es tan afortunada de tenerte. -

    - Haré como que no escuché eso ¿Y puedes dejar de tocarme? -


    - Si lo hago, tal vez me deprima y le confiese a la primita ya sabes qué cosa. -
    Le susurró Rosemary al oído a Mitsuki haciendo que la japonesa apretara sus dientes y le mirara con molestia al ser chantajeada. - Entonces, con tu permiso. -

    - Rosemary, a Mitsuki no le gusta que otras chicas la toquen. -


    - Tranquila, está bien, mi princesa, con tal de qué no moleste a Shandee. -

    - ¡Yahoo!
    - Gritó de nuevo la ojiverde metiendo sus manos en la blusa de Mitsuki para juguetear con sus pechos mientras la japonesa se sonrojaba y soportaba la humillación.

    - ¿Qué tan pervertida y peligrosa es esta mujer como para que Mitsuki le deje tocar sus senos? -


    - No lo sé, pero, qué envidia me da. -

    - ¡Hinoko! -

    - Vamos, también tú me has dicho que te gusta el cuerpo de Mitsuki. -


    - Mitsuki, no sé por qué sospecho que muchas chicas han estado tras de ti. -


    - Jajaja, hay primita seria, si supieras que ustedes dos son muy cotizadas.
    - Habló la canadiense sacando su lengua mientras sobaba el busto de la japonesa. Susurrándole al oído - Mmm… Mitsuki, son tan firmes, tan blanditos ¿Cuánto tendría que pagar por una noche contigo? -

    - Conténtate con esto, o le tendré que decir a Cecilia que andas acosando a la prometida de mi hija. -

    - Ok, ok… Pero la oferta sigue, jaja. -


    El encuentro se le estaba complicando a Ariadna, todos los saques que Amai o ella realizaran, terminaban en un encuentro en el medio de la cancha, y aunque trataba de desplazarse o detener los contragolpes de ella, no lo lograba, era como si su velocidad incrementara en ese espacio, fue cuando entendió, no era que Amai fuese más rápida que ella, aceleraba más pronto, su aceleración en el espacio cerrado era su arma secreta, y eso iba más allá de los golpes acrobáticos que realizaba Hinoko Burnel, era parecido a ese juego errático que alguna vez escuchó, un estilo que lanzaba pelotas por doquier hasta jugar duelos a muertes dentro de los cuadros, con contragolpes casi imposibles de adivinar su dirección, la manera en que jugaba esa misteriosa tenista llamada Rosemary Blunt.

    Por más que intentó Ariadna recuperarse en el último set, perdió ante Amai, su debilidad fue evidente para ella hasta terminar el partido, su defensa era perfecta siempre y cuando no la obligaran a jugar en la zona media, pues su aceleración no era la debida por la falta de entrenamiento en ello, Amai lo comprendió muy bien y supo aprovecharlo. Amai pasaba a las semifinales acompañando a Liguria, Shandee y Lisa.

    Todo el escenario aplaudió a las dos competidoras, quienes se acercaron y se dieron la mano, para después, un abrazo, aunque una ganara a la otra, no dejaban de ser compañeras de equipo, que dieron su mayor esfuerzo por salir adelante.


    - ¿Cuándo aprendiste a jugar así? -


    - Hace unos días.
    - Dijo Amai algo apenada. - no sabía si iba a funcionar, pero Rosemary Blunt lo hizo al enfrentarse a Eloise Luxure en una semifinal, aunque ella perdió, sacó de su zona de confort a la directora. -

    - ¿Hace unos días? Eres muy buena aprendiendo. -


    - Gracias, también eres muy buena. -


    - Me falta, me falta. -
    Rio Ariadna tratando de no deprimirse por el resultado. - buen juego. -

    - Igualmente. -



    Las chicas brincaban de emoción por el partido, pero la más emocionada era Amai, quien corrió hacía los pasillos, Lisa corrió al mismo tiempo que ella, queriendo felicitar en persona a su amiga, que se mostró más segura que nunca en ese encuentro.


    - ¡Lisa! -


    - ¡Felicidades, Amai! -
    Gritó la rubia mientras su amiga brincó y se colgó de su cuello.

    - Lo hice, pude hacerlo, gracias a ti. -


    - No fue gracias a mí, tú fuiste quien hizo todo. -


    - Pero, tú me dijiste que podía, que nos veríamos en las semifinales, y por eso quería ganar con más ganas. -


    - Y nos veremos. -
    Sonrió Lisa mientras Amai mostraba una gran sonrisa.


    Amai estaba muy emocionada, demasiado, como nunca antes lo había estado, tanto, que, en ese estado de embriaguez de alegría, sujetó la nuca de Lisa y la acercó a ella, rosando sus labios en un pequeño beso. Las dos se miraron fijamente al estar sus rostros cercanos, sonrojándose por ese gesto inesperado, sin saber que decirse.


    - ¡Vaya, las niñas de ahora sí que saben celebrar, jaja! -


    - Tía ¿Desde cuando estás ahí? -


    - Acabo de llegar, me adelanté a las demás, jaja, tendremos fiesta por las semifinales ¿Podrías platicar con tu tía Eloise para que me deje entrar a su casa? No quisiera tener la necesidad de entrar sin permiso con mi amigo el pasador, antes me ayudaba Yuki por qué es su sobrina favorita, pero como que ya sospecha que la compro con helados. -


    - Señora Blunt… ¿Es usted, verdad? Rosemary Blunt. -
    Dijo emocionada Amai, apartándose un poco de Lisa, mientras Rosemary sonreía y le palmaba su cabeza suavemente.

    - Lo hiciste muy bien, pequeña, podría decirse que juegas más parecido a mí que mi propia hija, jaja. -

    - Gracias, usted me inspira mucho, siempre que jugaba, se le veía contenta, ganara o perdiera, buscaba divertirse y divertir a los demás. -


    - ¿De qué sirve hacer algo si no lo disfrutas? No dejes de echarle ganas, recuerda siempre que Micky te ama. -


    - Gracias de nuevo… ¿Y quién es Micky? -


    - Jajaja, busca Rocky Balboa en la vÍdeoteca, siglo XX y XXI, algo clichés y refritos, pero no dejan de ser buenas películas ¿Qué dicen, niñas? ¿Listas para la fiesta? -


    - Sí ¿Y tú, Lisa? Son las primeras fiestas que he tenido de equipo, y me hace feliz que me vean como parte de él. -


    - Por qué lo eres. -
    Sonrió Lisa mientras seguían a la ojiverde.


    Lisa se quedaba pensativa por ese pequeño beso recibido, no era la gran cosa, o eso quería pensar, Amai estaba muy contenta por ganar qué eso le hizo reaccionar de manera tan amigable, aunque, no olvidaba sus labios sabor a uva, ni la mirada que le dio. Tal vez, estar en la fiesta le haría dejar de pensar tanto en eso.








    OAO SE VIENE FIESTAAAAAAAAAAAAAAAAAAAA! Y luego las semifinales :3
     
  10. Autor
    I-AM-WOLFIE

    I-AM-WOLFIE Este es tu imperio a cambio del amor.

    Registrado:
    26 May 2016
    Mensajes:
    2,628
    Temas:
    86
    Calificaciones:
    +795
    x3 Empieza la pady!!!


    SERVICE 23



    La fiesta de la academia se daba nuevamente en la amplia oficina de la dirección, la más contenta por el resultado obviamente era la directora, que repartía champagne a las mayores y chocolates envinados a las niñas.


    - ¡Yei, chocolates! -


    - No, no para ti, Yuki.
    - Dijo Shannon quitándole el chocolate a su esposa.

    - Aww… ¿Por qué no? -


    - Tienen vino hijita, a ti te hace daño. -


    - Eso me recuerda, dame acá, rojita. -
    Habló Eloise quitándole la copa a Kaam.

    - ¿Ah? -


    - A ti te hace mucho el alcohol, con poco ya estás mareada. -


    - Pero quería festejar también. -


    - No te preocupes rojita, ten, es champagne sin alcohol, la trajo Saori para ti. -


    - Gracias, hijita. -


    - Fue idea de Colette, como ya no bebe, pero iba a tener antojo por verlas a todas, decidió traer sin alcohol. -


    - ¡Oigan! ¿Y mi copa? ¿Por qué me dieron a mi pura agua? Al menos que sea de limón. -
    Preguntaba la ojiverde mirando un vaso de plástico lleno de agua.

    - Nadie te va a dar alcohol, bien sabemos cómo te pones cuando bebes. -


    - Ay, no exageren. -


    - ¡Rosemary, te pusiste a correr desnuda en el pasillo de la academia! -


    - Ay sí, pero no corrí mucho, Mitsuki le atrapó bien rápido, jajaja. -


    - Oye, Rosemary ¿Es cierto que vas a tener un trabajo nuevo? -


    - Es cierto primita. -
    Dijo la ojiverde dando suaves palmadas en la cabeza de Kaam. - la tienda de antigüedades ha estado algo aburrida, así que pienso involucrarme en el área de lo social. -

    - ¿Lo social? -

    - Pero si tú eres de los peores ejemplos de socialización que hay. -


    - ¡Pero sí soy un pan de amor, todas me adoran! Jajaja. -


    - ¿En qué piensas en trabajar, Rosemary? -


    - Voy a abrir un consultorio, seré consejera matrimonial.
    - Contestó Rosemary haciendo escupir a todas a excepción de Kaam que volteó a ver a todas.

    - Rosemary, es cierto que eres la única de aquí que tienes un matrimonio polígamo, pero, no significa que seas una experta en relaciones. -


    - Hinoko, dile la verdad ¿Estás loca? ¿Cómo que consejera matrimonial? -


    - A mí me parece buena idea.
    - Dijo Kaam haciendo voltear a todas, provocando que se pusiera nerviosa. - amm… Rosemary es buena madre y es buena esposa, eso me ha dicho Ceci. -

    - ¡Yahoo! ¿Escucharon? Si la primita lo aprueba significa que estoy tomando la decisión correcta, además, acabo de obtener mi doctorado en psicología y terapia familiar. -
    Habló la ojiverde sacando su lengua y levantando un pulgar.

    - ¿Qué coño? -

    - ¡Eloise, ese vocabulario! -


    - Ajá, hasta crees que estas niñas no dicen cosas peores, lo que iba a decir, es qué ¿Quién carajo le dio un doctorado a esta mujer? -


    - Ely, Rosemary es catalogada una de las más grandes genios del siglo XXI, no te olvides que el sistema de traspaso de datos que tenemos en todas las dependencias de Japón ella lo creó, gracias a ella, nadie necesita de hacer trámites enfadosos, solo basta con mandar por tu celular la información de tu ID y listo. -


    - ¡Sé que esta lunática es una genio, pero no quita que está loca! -


    - Eso no me dijiste cuando te compré un Ferrari, señorita francesa, hasta te llevé agarrada de la cintura a comprarlo. -


    - ¿Te compró un Ferrari? -


    - Jajaja, no sé de qué hablan.
    - Rio Eloise volteando su rostro hacia las niñas. - ¡Mi fraise! ¿Se la están pasando bien? -

    - ¡Yei! -


    - ¡Eloise Luxure, no me cambies el tema! -



    Mientras las mujeres mayores discutían, las demás chicas cenaban en el balcón, disfrutando de algo de música de J&M, la artista favorita de varias de ellas, ese dueto italiano formado por Justine y Monique, amigas de varias familiares de las niñas presentes. Liguria no paraba de abrazar fuertemente a Shandee por haber llegado a las semifinales, mientras Amai y Lisa compartían su experiencia en los cuartos de final, siendo Ariadna la única que soltaba suspiros por la derrota.


    - ¿Te sientes bien, Ariadna? -


    - No es nada, es lo normal.
    - Dijo la italiana suspirando. - quería llegar a la semifinal contigo. -

    - Sabíamos que en un momento nos enfrentaríamos entre nosotras, es una lástima, pero así son las cosas. -


    - Así es, solo mira a mi hermanita y a mi tía Shannon, son esposas y muchas veces se han terminado eliminando entre ellas, a mis papás les pasaba igual. -


    - Liguria, tengo curiosidad ¿Por qué decidiste el estilo de tu mamá Kaam y no él de tu mamá Mitsuki? -


    - Oh, cierto, es que…
    - Rio Liguria sonrojada rascando su mejilla. - siempre fui más apegada a mami y pensé que sería lindo jugar como ella para sorprenderla. -

    - Es cierto… Desde que te conocí, siempre estabas detrás de ella, eras una niña tan linda y tierna, no sé cómo te fuiste a convertir en una idiota y coqueta. -


    - ¿Coqueta? -


    - Nada, Amai, nada. -
    Sonrió Lisa pensando en que podría incomodarle a Amai saber que tan íntima era con su amiga.

    - Y también siempre has sido muy apegada a tu hermana Shirayuki ¿O no, Ligu? -


    - Es mi hermana favorita, siempre jugó conmigo desde que era niña, y… Qué pena, eso no lo puedo decir.
    - Dijo la pelirroja tapando sus mejillas rojas al recordar que más de una vez había tenido relaciones con su hermana. - aun no puedo creer que tenga veintitrés años y se vea más pequeña que yo, es tan tierna, tan cariñosa, tan suavecita y tan alegre, solo verla me hace tan feliz, la amo tanto. -

    - Que linda, no había escuchado a alguien hablar así de su hermana o hermano. -


    - Ligu ¿No estás diciendo nada de más, verdad?
    - Preguntó Shannon acercándose con mirada reprobatoria a su cuñada, quien sacó su lengua.

    - Claro que no tía, claro que no, jeje. -


    - ¡Ligu, ya casi llegas a la final, yei!
    - Gritó la hermana abrazando a Liguria que le correspondió el abrazo.

    - ¡Si, me está yendo genial, Yuki! -


    - ¡Te mereces un premio!
    - Exclamó Yuki besando la boca de su hermana, dejando sorprendidas a todas, incluso se escuchó una copa caerse de la mano de Mitsuki.

    - ¡Yuki! -


    - ¡Oh por dios! ¿Es de esas fiestas de todas contra todas? ¡Aparto a Mitsuki! -


    - Profesora Yuki ¿Por qué besó así a Ligu? -
    Preguntó Shandee toda roja.

    - ¿Ah? Es que, ella me daba besos así antes, me decía que eran mi premio por ser una buena hermana, así que ahora yo le daba uno, jeje. -


    - Mitsu, jeje, nuestras hijas se quieren mucho ¿Verdad? Creo que se acaban de besar ¿O no?
    - Reía apenada y confundida Kaam.

    - Ay dios, rojita se está alterando. -

    - Hija ¿Liguria y tú? ¿Acaso? -


    - ¿Acaso qué, papi? -


    - No lo digas, por favor, no lo digas, no lo digas Yuki. -
    Pensaba Shannon aterrada por ver la cara de Mitsuki a punto de estallar.

    - Oigan, miren, fuegos artificiales. -


    - ¡Cierto, mira rojita, se me olvidé que mandé a lanzar fuegos artificiales! -


    - ¿En serio? ¿Podemos verlas en el balcón, Mitsu?
    - Habló contenta Kaam olvidando al instante lo que pasaba.

    - Claro que sí, mi princesa. -


    - Fiuh, bendito sea la mente despistada de mi prima.
    - Pensó Shannon suspirando y limpiando el poco sudor de su frente, al salvarse de explicarle a su suegra como es que su hija tuvo relaciones con su hermana menor.


    La fiesta recién comenzaba, y había cabida para tantas cosas, que no se sabía que detonaría de nuevo las discusiones.






    x3 Que siga la fiesta!!
     
  11. Autor
    I-AM-WOLFIE

    I-AM-WOLFIE Este es tu imperio a cambio del amor.

    Registrado:
    26 May 2016
    Mensajes:
    2,628
    Temas:
    86
    Calificaciones:
    +795
    X3 YAHOOOOOOOOOO



    SERVICE 24


    La plática de las maestras continuaba aparte de la de las jovencitas, el tema tabú de Liguria y Shirayuki se había quedado perdido entre tantas palabras, que Shannon se sentía contenta de ello, sabía que la inocencia de su pequeña esposa le hacía un blanco fácil para Liguria, que, para su corta edad, era muy buena seduciendo, sería una noticia demasiado fuerte para su prima Kaam saber que dos de sus hijas solían tener relaciones a escondidas de todas.

    Entre risas y bebida, poco a poco el ambiente se fue relajando, hasta que todas las menores estaban mirando desde el balcón la cancha de tenis principal, que era iluminada por unas lámparas de color rojo, amarillo y turquesa, los colores que representaban a las tres grandes estrellas del tenis, la princesa rubia, la saeta roja y la samurái turquesa, las maestras que estaban detrás de ellas y esperaban lo mejor de sus discípulas y sobrinas.


    - En dos días, estaremos en la cancha Red Light ¿No es emocionante? -


    - Sí, no puedo creer que lleguemos a las semifinales, Ligu.
    - Dijo Shandee abrazando a su novia, Amai al verlo, se atrevió a abrazar el brazo de Lisa, quien se sonrojó por el gesto.

    - Lisa, es mi primer torneo y he llegado muy lejos. -


    - También para mí, sería lindo vernos en las finales ¿O no? -


    - ¡Si! Ya llegué hasta aquí, no puedo rendirme. -


    - Así me gusta, que estés animada, que confíes en ti. -


    - Mmm… Como que siento que estoy sobrando aquí.
    - Pensó Ariadna suspirando, sintiendo que alguien la jalaba al balcón.

    - Vamos Ariadna, anímate, aunque no llegaste a semis, se viene un torneo en dos meses y sé que llegarás lejos. -

    - ¿Otro torneo tan pronto? -


    - Este torneo es como una presentación de lo que tiene cada escuela, algo así como una exhibición para presumir su nivel, antes de los torneos regionales. -


    - Entonces ¿No vale? -


    - No digo que no vale, solamente, que es más importante el torneo regional. -


    - ¡No vale! ¡Qué bien!
    - Gritó Ariadna emocionada, estirando sus brazos. - y yo que me preocupaba por qué la enana de Ligu pasara a semifinales, yo no quiero trofeos de chocolate, yo necesito triunfar de verdad. -

    - ¿Cómo que enana? ¿Eh? Soy más alta que mi mami y que Yuki por si no lo sabías. -


    - Ligu, eres la más baja de estatura de la academia, creo que Samy de primero C es la única que podría ponerse a competir por el puesto de enanas. -


    - ¿Me están comparando con esa tabla de picar? Saben que ella y yo no nos llevamos bien. -


    - Ligu, no seas grosera, Samantha es una buena chica. -


    - ¿Buena chica? !Te apretó los pechos en la cafetería diciendo que se estaba cayendo! -


    - En su defensa, tú sueles hacer mucho eso, Ligu. -

    - Escuché que llevó al equipo B a la final de Volleyball. -

    - ¿Qué? ¿Pero cómo? -


    - Pues es la capitana del equipo B, es una sorpresa para todas que una de primer año guiara al equipo. -


    - ¡No puedo quedarme atrás! ¡Tengo que ganar la final también! -


    - ¿De dónde salieron esos ánimos? Pensé que no te gustaba el tenis. -


    - No me quiero dejar, sólo eso. -


    - Ligu, tal vez no lo aceptas, pero eres muy competitiva, eso es lindo de ti, que no te dejes sentir menos por ser hija de ya sabes quienes. -
    Sonrió Shandee mientras Ligu se sonrojó por el comentario, colgándose del cuello de su prometida para besarla. - Ligu, nos están viendo. -

    - ¿Y? Eres mi prometida, jeje, aunque, si prefieres que no nos veamos… ¡Adiós, chicas! -


    Liguria tomó de la mano a Shandee corriendo hacía la puerta, llamando la atención de Mitsuki que la alcanzaba a detener antes de que corrieran más.


    - ¿A dónde van, hija? -


    - Ah, es que Shandee ya tiene sueño ¿Verdad, Shan? -


    - Eh, sí, tenemos sueño. -
    Dijo nerviosa la italiana, mientras Mitsuki suspiró al saber lo que pasaba.

    - Me sorprende que siendo la más pequeña de mis hijas, eres la más despierta en muchos sentidos. -


    - Perdón, papá. -


    - No te disculpes… Sólo les pido que no se aceleren, no todo es intimidad en una relación, niñas.
    - Sonrió Mitsuki mientras acariciaba la mejilla de su hija. - sean más cariñosas entre ustedes, sean más afectivas, que sus cuerpos no hablen, también sus miradas. -

    - ¿Así como cuando miras a mami y ella se pone tan nerviosa que su cara se pone roja y sus ojitos tiemblan con algunas lágrimas? -


    - No tanto, pero sí.
    - Rio Mitsuki al recordar cada risita nerviosa y cada apenada de su dulce esposa.


    Liguria y Shandee corrieron hacia su habitación, dejando a Mitsuki mirándolas, pensando en que su hija había madurado más de lo que pensaba. Sintió alguien abrazando su cintura, y por su aroma a frutos rojos, supo que era su pequeña esposa, quien le sonrió al abrazarla.


    - Mitsu, Ligu se ve muy feliz. -

    - Y a mí me hace feliz verla así, por qué cierta mujer estaba bastante preocupada por ella. -

    - ¿Si? ¿Quién? -


    - Tú, mi princesa. -
    Sonrió Mitsuki agachándose para besar la frente de Kaam, haciendo que se riera nerviosa.

    - Mitsu, jeje… Amm… ¿No te molesta si nos vamos? -


    - ¿Ya tienes sueño? -

    - Ah… No, es que… Ver a las demás abrazadas, besándose… Ay… Que pena. - Susurró Kaam tapando sus mejillas coloradas, haciendo reír a la japonesa por la ironía de lo dicho a su hija.

    - Mi princesa ¿Quieres que estemos a solas? -


    - Ujum.
    - Contestó la pelirroja con la cabeza sin descubrir su rostro, siendo abrazada por su esposa.

    - Entonces vámonos, mi princesa. -



    Mitsuki se despidió de las amigas antes de retirarse con Kaam, quien se sentía demasiado atrevida al pedirle eso a su esposa, cosa de ternura para la japonesa, pues era raro cuando la holandesa mostraba esa impaciencia por la intimidad.

    Mientras las parejas empezaban a retirarse, Amai iba a servirse algo más de jugo, pensaba en qué ese beso repentino dado a Lisa, apenas se conocían, pero, era la persona con la que mejor se había llevado en toda su vida, era tan amable, tan atenta, sentía que podía confiarle todo sin que ella la criticara. Ese beso no era suficiente, quería demostrarle esos sentimientos que tenía por Lisa, sentimientos que no comprendían. Al servirse el vaso, escuchó la plática de Rosemary Blunt, mujer que admiraba, que hablaba sobre su futuro trabajo.


    - Rosemary, veamos qué tan buena consejera serás ¿Qué le aconsejarías a una chica que quiere mucho a otra y no sabe cómo decírselo?
    - Preguntó Hinoko a la ojiverde.

    - Simple, que tome coraje, le sujete la cara y la bese con todo el amor que tiene por ella, que le diga que no le importa si es no es lesbiana, si sale con alguien, sino la ama, que los sentimientos que tiene hacía ella son reales y tan intensos que ese beso es el resultado de ocultarlos todo ese tiempo. -


    - Guau, me sorprendes, pensé que ibas a decir que la secuestrara. -


    - Eso es el plan B, jaja. -



    Amai tomó muy en serio las palabras de una de sus personas admiradas, frunció sus ojos decidida, dejó el vaso, corriendo hacia el balcón donde Lisa platicaba con Ariadna sobre el partido que se vendría, la morena tomó las manos de la rubia jalándola para sacarla de la fiesta, tardando ella en reaccionar a lo que sucedía.


    - ¿Amai? ¿Qué te pasa? -


    - Quiero decirte algo a solas. -


    - ¿Algo? -



    Amai llevó a Lisa a toda prisa hasta su dormitorio, entrando las dos agitadas por correr en zapatillas. La jovencita tomó las manos de la rubia, quien trataba de recobrarse del ejercicio repentino, y sin esperar más, volvió a darle un pequeño beso en sus labios, sorprendiendo a la francesa que se puso roja por el gesto.


    - Lisa, tú… Tú me gustas, no nos conocemos más de una semana, pero, me gustas mucho.
    - Dijo Amai con sus ojos llorando de alegría sin soltar sus manos.

    - Amai. -


    - Tal vez piensas que no soy linda, o qué solo me ves como amiga, no sé si está bien que te lo diga siendo una chica, pero, me gustas mucho. -


    Lisa sonrió al ver que Amai estaba muy nerviosa por confesarse, seguro, tomó mucho coraje para abrir su corazón, recordándole cuando ella hizo lo mismo por Liguria. Sin dudas, ella era una chica muy bonita, lo único que necesitaba era que alguien le diera un empujón, motivarla a confiar en sí misma, que no tenía que temer si contaba con alguien a su lado. Lisa pensó si decirle que gracias, pero, que le gustaba alguien más, y no pudo, su garganta se cerró. En unos segundos, pensó y pensó que ganaría al rechazar a alguien que en sus ojos se veía una ilusión de amor tan grande ¿Qué ganaba negarse otra oportunidad al amor por esperar a Liguria? Ligu amaba a Shandee, por más atracción sexual y amistad entre las dos, eso no cambiaba el hecho de que la pelirroja tenía su corazón prendido a la italiana. La francesa lo decidió, era demasiado apresurado, demasiado arriesgado, ni sabía que podía funcionar, pero, no podía seguir atada a alguien que le marcó una raya desde hacía mucho tiempo.


    - También me gustas, Amai. -


    - ¿En… Serio?
    -

    - Sí, eres una chica muy linda, más de lo que tú crees.
    - Sonrió Lisa acariciándole la mejilla a Amai, cuyo rostro brillaba de felicidad.

    - No esperaba que me lo dijeras. -


    - Ni yo esperaba que tú me lo dijeras.
    - Rio Lisa haciendo que Amai se riera, siendo ahora la rubia, que sujetó su rostro, para besar a sus labios sabor uva. - Amai, gracias por decirme la verdad. -

    - Lisa… No sé qué más decir, es mi primera vez confesándome. -


    - No será la única primera vez de esta noche. -
    Susurró la francesa que acariciaba la suave piel de la morena, sin parar de besarla. - déjame enseñarte ciertas cosas, Amai, después de que las conozcas, tú me dirás si es algo de tu agrado, si es lo que esperabas, si es que tu corazón también tiene interés por otra mujer. -


    Amai se puso nerviosa al sentir como Lisa la recostaba en la cama, quedando encima de ella mientras besaba su boquita y jugaba con su vestido. Lisa sabía que Amai era primeriza en todo lo que concierne al amor, pero, quería probarlo, quería intentarlo, si al hacer el amor con esa jovencita que le abría su corazón, era capaz de verla a ella y que la imagen de Liguria no llegara a su mente, si estar con Amai bastaría para darle esperanzas a su mente de amar a alguien más.







    x3 el amor, el amor, el amor... Ariadna se quedó solita xd pero al menos contenta de lo que le dijeron.
     
  12. Kissu

    Kissu مكسورة و تالفة Moderador

    Registrado:
    20 Oct 2006
    Mensajes:
    9,889
    Temas:
    446
    Calificaciones:
    +1,776
    El spoiler salvaje =P

    ¿Ariadna y su soledad? Jajaja. Lisa encontró a alguien :103:
     
  13. Autor
    I-AM-WOLFIE

    I-AM-WOLFIE Este es tu imperio a cambio del amor.

    Registrado:
    26 May 2016
    Mensajes:
    2,628
    Temas:
    86
    Calificaciones:
    +795
    :d Sip, Samy ha hecho un buen trabajo (Y como leíste, Ligu y ella no se llevan bien ¿Será por qué son igual de canijas? XD)
    Lisa tiene otra oportunidad u3u.
     
  14. Autor
    I-AM-WOLFIE

    I-AM-WOLFIE Este es tu imperio a cambio del amor.

    Registrado:
    26 May 2016
    Mensajes:
    2,628
    Temas:
    86
    Calificaciones:
    +795
    PRIMERA SEMIFINAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAL



    SERVICE 25




    Las semifinales estaban a punto de empezar, siendo los dos partidos al mismo tiempo. La sorpresa para las chicas no se hizo esperar, Liguria tendría que enfrentarse a Shandee, y Lisa a Amai, jovencita con la que acababa de empezar una nueva oportunidad en el amor, su primer reto estaba a la vuelta de la esquina. Al no poderse ver entre ellas, confiaban en que cada una daría lo mejor de ellas, sin que la amistad o el amor que las unía influyera en el resultado.

    Las profesoras se dividieron para ver los partidos, quedando Eloise y Hinoko a cargo del partido de Lisa y Amai, que estaban en la cancha B. Ambas francesas estaban emocionadas y al mismo tiempo a la expectativa, ya que eran sus sobrinas respectivas las que se enfrentaban en ese momento.

    Las dos contrincantes se saludaron, mirándose con cierta intriga entre las dos por la noche anterior, misma que les hacía ponerse rojas por tener que encontrarse en la cancha después de lo vivido. Lisa, correspondió los sentimientos de Amai en palabra y en cuerpo, siendo la primera vez para la morena en la entrega corporal, fueron tantos sentimientos encontrados en la noche previa, que no sabían cómo reaccionar ahora que se veían como rivales en la cancha.


    - Suerte, Lisa. -


    - Igualmente… Amai, trata de estar tranquila ¿Si?
    - Dijo la rubia tallando su hombro. - esto no influye en lo que te dije anoche. -

    - ¿En verdad? -


    - Sí, no importa quien pase de las dos, en verdad, quiero darme la oportunidad de tener algo lindo contigo. -


    - Eso… Me hace tan feliz.
    - Sonrió Amai mientras Lisa le correspondía la sonrisa.

    - No es momento de festejar, hay una final que tenemos que disputarnos. -


    - ¡Si, no me daré por vencido tan fácilmente! -


    - Ni yo. -



    Cada una se fue a su lado, preparándose para empezar el partido. Eloise y Hinoko tomaban apuntes y alistaban una cámara con trípode para grabar el encuentro, emocionadas por las dos.


    - Creo que será fácil para Lisa pasar a la final. -


    - Lo dices por qué es una Luxure ¿O no? -


    - ¡Claro! Una Luxure jamás perdería contra una Burnel. -


    - ¿Te recuerdo que solamente aquí en la escuela te dejo mandar, pero en la casa es todo lo contrario? -


    - Jaja, no sé de qué hablas, Hinoko. -


    - Pues confió en Amai, llegar a una semifinal en su primer torneo ya es un gran logro y la veo muy motivada. -

    - Eso fue por el efecto Luxure. - Rio Eloise haciendo que Hinoko pusiera cara curiosa. - Cuando fui a su cuarto a decirle que iban a enfrentarse, las encontré sin ropa y muy abrazaditas, decidí no interrumpirlas y cerré la puerta sin que se dieran cuenta, sin dudas mi sobrina es toda una Luxure, mira que tener a su merced a una Burnel, tal cual su tía. -

    - Ay Ely, y luego dices que Rosemary es la que se pone a fantasear cosas que nunca pasaron. -



    El partido inició con saque de Amai, que no quiso probar a Lisa, la cual respondió con una serie de devoluciones. Las dos conocían bien el potencial de cada una, curiosamente, sus estilos eran los mismos que los de sus tías, estilos que se contraponían al mismo tiempo, estrategia y control contra velocidad y espontaneidad, agilidad contra planeación, Eloise y Hinoko se veían reflejadas nuevamente en la cancha a través de sus sobrinas.

    La ventaja fue siendo tomada por Lisa, tenía más tiempo de tratar con torneos grandes al jugar en ligas infantiles, así que tenía más seguridad en su final, a diferencia de Amai, que se mostraba algo nerviosa. La rubia rápidamente obtuvo una ventaja de un set sobre su amiga, dándose tiempo para tomar algo de agua.


    - Amai, trata de concentrarte.
    - Habló Lisa a la jovencita que se mostraba algo ansiosa. - Concéntrate en el partido. -

    - Es que… Lisa, lo de anoche ¿Eso nos hace… pareja? -

    - ¿En eso estás pensando? -

    - Perdón.
    - Dijo Amai agachando un poco su rostro al ponerse roja, haciendo suspirar a Lisa por saber que la tenía distraída.

    - Sí, nos hace pareja, solo sí tú lo deseas. -


    - Yo… Yo lo deseo, me siento muy feliz contigo, me haces sentir fuerte, tener confianza en mí, Lisa. -


    - Pues demuéstralo.
    - Sonrió la rubia poniéndose de pie. - demuéstralo jugando como nunca. -

    - ¡Si! -


    Lisa y Amai regresaron a la cancha, esta vez, la morena tenía una mirada con mayor firmeza, quería demostrarle a Lisa que en esos pocos días le cambió la vida, que saber que ella superó sus problemas de maltrato y siguió adelante le hizo ver que ella también podía lograrlo. Poco a poco, la potencia y velocidad de Amai fueron creciendo, al punto en que ese estilo acrobático reconocido en Hinoko fue emergiendo en la piel de su sobrina, quién se lanzaba, brincaba, giraba, agachaba, barría, era tan llamativo su estilo, que Lisa no pudo más que sonreír al verla así, en su plenitud.

    El partido se emparejó en los sets, las dos jovencitas estaban a la par en su nivel, ninguna quería dar tregua ni doblegarse, menos cuando se habían declarado como pareja en medio del juego. Lisa estaba contenta, Amai era una oportunidad grande en su corazón, no buscaba suplantar los sentimientos que tenía por Liguria, sino, ver que sus sentimientos podían dirigirse a alguien más, cosa que pasaba al ver esos ojos de Amai tan fijos en ella, esa chica podía ser su boleto a conocer el amor más allá de lo que conocía.

    Lisa vio que Amai tenía una debilidad, era obvio por como empezaba a mostrar ciertas quejas en sus movimientos, así que empezó a presionarla para hacerla correr de costado a costado, cosa que Eloise aplaudió, para sorpresa de Hinoko.


    - Se nota que es mi sobrina, esto ya se decidió. -


    - ¿Cómo? Yo las veo parejas. -


    - ¿No lo notaste? Tu sobrina ya está cansándose, no podrá seguir a ese ritmo. -


    - Mmm… Cierto. -


    - A diferencia de ti que practicabas escalada, crossfit y hacías pesas, ella no tiene la misma musculatura y resistencia física para mantener esa estamina tuya, solo basta con hacerla correr más, ni siquiera se debe de preocupar en sacarle puntos, llegará un momento en que Amai no podrá ir tras las pelotas más difíciles. -


    - Con razón te decían que eras una cobarde. -
    Rio Hinoko mientras Eloise le daba con la libreta.

    - Ajá, yo jugaba con la cabeza, no iba a gastar energía a lo tonto como tú y la gorila japonesa. -


    - Cómo diría Mitsuki, es un pretexto que das para no aceptar que ella y yo teníamos mejor condición que tú. -



    Dicho y hecho, como había pronosticado Eloise, las piernas de Amai ya no respondían, poco a poco, pelota tras pelota, sentía que iban más veloces, más complicadas, la pequeña no sabía que su cuerpo estaba al límite de su rendimiento físico. La primera semifinal concluía a favor de Lisa, siendo recibida por aplausos. Lisa corrió hacía Amai quien estaba en el suelo agotada, ayudándole a ponerse de pie, pensó que estaría triste por la derrota, pero, ella mostraba una enorme sonrisa.


    - Fue… Genial. -
    Sonrió Amai al recuperar su aliento. - ¡Eres genial, Lisa! -

    - No tanto como tú, Amai, me complicaste mucho las cosas. -

    - Sé que ganarás en la final, eres la mejor. -

    - Lo haré, por qué ahora te llevo conmigo. -
    Respondió la rubia abrazando a Amai de la cintura y le levantaba un brazo. - vamos, saluda a todos, el triunfo no fue solo mío, también tuyo. -

    - ¿Mio? -


    - Diste un gran espectáculo. -



    Amai se puso roja y vio cómo su tía Hinoko le saludaba y le aplaudía con una gran sonrisa, la persona que más admiraba le aplaudía, volteaba a ver a todos lados, toda la gente de pie estaba aplaudiéndole a las dos, eso era lo que se sentía estar en una cancha de tenis, su sueño de dar un espectáculo como lo había hecho su tía Hinoko hace más de veinte años, se había logrado.






    CERCA DEL FINAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAL!! =3 Esto acabará en el capítulo 30.
     
  15. Kissu

    Kissu مكسورة و تالفة Moderador

    Registrado:
    20 Oct 2006
    Mensajes:
    9,889
    Temas:
    446
    Calificaciones:
    +1,776
    Qué bonito :3

    Aunque a mí se me hace muy repentino el cambio de Amai, que haya superado sus problemas de la noche a la mañana gracias a la magia del amor jaja.
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  16. Autor
    I-AM-WOLFIE

    I-AM-WOLFIE Este es tu imperio a cambio del amor.

    Registrado:
    26 May 2016
    Mensajes:
    2,628
    Temas:
    86
    Calificaciones:
    +795
    u3u La magia del amorsh!!!
    Sip, fue algo repentino owo pero pensé que si se extendía más, iba a perder esa esencia de amorsh a primera vista :3
     
  17. Autor
    I-AM-WOLFIE

    I-AM-WOLFIE Este es tu imperio a cambio del amor.

    Registrado:
    26 May 2016
    Mensajes:
    2,628
    Temas:
    86
    Calificaciones:
    +795
    :3 Seguimos!! CERCA DEL FINAL


    SERVICE 26



    La segunda semifinal empezaba al mismo tiempo que la de Amai y Lisa, Kaam y Mitsuki estaban contentas por qué se enfrentarían dos jovencitas que no solo eran pareja, eran sus díscipulas en su estilo de juego, Liguria y Shandee demostrarían a sus mentoras toda su capacidad en su primera semifinal.

    - ¿Crees que gane Ligu? -


    - No lo sé, pero creo que tú quieres que gane, mi princesa. -
    Sonrió Mitsuki recostando la cabeza de su esposa en el hombro. - gane o pierda, me alegra ver que le motivara el tenis. -

    - Sí, jeje, ella me dijo que le gustaría superarte. -


    - ¿Superarme a mí? Pero sí tu eres la mejor del mundo. -


    - Amm… Jeje, es que ella dice que tú eres la mejor por qué me conquistaste, jeje.
    - Rio sonrojada la pelirroja mientras Mitsuki acariciaba su mejilla jugando con sus lentes.

    - Ella está mal, fuiste tú quien conquistaste mi corazón. -


    - Mitsu… Me da mucha vergüenza cuando me miras así. -


    - Mi princesa, siempre te miro con ojos de amor. -


    - Por eso, jeje.
    - Reía Kaam escondiendo su cara mientras Saori veía a sus madres y volteaba a ver a Colette.

    - ¿Por qué no eres así conmigo? -

    - Por qué luego te pones huraña y me dices que me ponga quieta, que esperemos a estar solas. -


    - Jeje, Saori es muy penosa. -


    - Todas ustedes lo son, Yuki, son iguales a su mamá.
    - Rio Shannon abrazando la cintura de Yuki que soltaba risitas.

    - ¡Yei! También Ligu es muy linda. -


    - Sí, aunque es algo rara. -


    - No es rara, solo que se le nota que es italiana ¿O no, Shannon?
    - Sonrió Colette chupando una paleta. - las italianas tenemos dominio sobre las pelirrojas. -

    - ¿Dominio? -


    - Oye, yo también soy italiana. -


    - Saori, tú eres hija de ellas dos, mitad holandesa y mitad japonesa, que nacieras en un laboratorio de Italia no te hace más italiana, solo mira a Shannon, tu hermanita ni siquiera es quien elige como se viste. -


    - ¡Yei! Pero es por qué Shannon sabe cuál ropa no me da comezón o me pone la piel rojita. -

    - Y no olvides que Liguria si es italiana, y mira como trae a Yuki también, Ligu logró lo que tú tanto querías, llevársela a la cama . -

    - ¿A la cama? Ah, yei, jeje, a veces dormimos juntitas, pero es por qué Shannon se va por el trabajo y ella dice que me cuidará como ella, jeje. -


    - ¿Le platicaste de eso a ella? -


    - Es mi esposa, no me gusta ocultarle secretos. -


    - ¿Cuál secreto? -


    - ¿Cuál secreto, niñas? -


    - Nada mamá, nada. -


    - Niñas… ¿Qué me están ocultando? -
    Preguntó Mitsuki mirando a sus hijas y nueras que se pusieron a temblar.

    - Nada, nada papá. -


    - Shannon, ven aquí. -
    Dijo Mitsuki parándose y caminando al pasillo siendo seguido por la prima de su esposa y esposa de su hija. - ¿Qué me han ocultado todo este tiempo? -


    Shannon apretó sus puños y mordió sus labios de los nervios, sabía por la mirada de Mitsuki que estaba hablando muy en serio. La italiana suspiró sintiendo que no le quedaba de otra, decidiendo contarle aquel secreto que tenían esas hermanitas. Mitsuki sintió que desfallecía y volvía en si al instante antes de desmayarse, no sabía si gritar, si golpear la pared, si correr y darle un jalón de orejas y nalgadas a su hija menor o explicarle a Kaam con manzanas y peras la situación de tener dos hijas con tendencias al incesto.


    - ¿Por qué me ocultaron esto? ¿Cuándo paso? -


    - Fue el año pasado, Ligu empezó a tener curiosidad por las relaciones y el sexo y… Tuve el error de dejarla un día a solas con Yuki, yo que iba a saber que Liguria ve con ojos de amor a su hermana y que Yuki no tuviese tanta mentalidad para entender que lo hacen no está bien. -

    - ¿Lo hacen? ¿Significa que no fue una sola vez? -

    - Ligu suele buscarla cuando sabe que salgo de viaje por mi trabajo, se lo intento explicar a Yuki, pero… -
    Suspiró Shannon poniéndose roja. - pone unos ojitos llorosos y me pregunta que si no quiero a Ligu ¿Qué puedo hacer contra esa carita? -

    - Créeme, entiendo eso. -


    - ¿En verdad? -


    - Sí, es lo mismo que me pasa con mi esposa. -
    Dijo Mitsuki tapando su frente al recordar como la cara dulce de Kaam era imposible de recibir un NO de su parte. - mi princesa, quien diría que una de nuestras hijas fuese tan inocente como para que la más chica se aproveche de ella. -

    - No podemos decírselo a mi prima, ella… Su cabecita no podría con esto. -


    - Claro que no se lo diré, pero, no queda de otra, Shannon, dejé mi celular en la subdirección ¿Puedes llamar a los papás de Shandee? -


    - Sí, sí puedo, pero ¿Por qué llamarles? -


    - No voy a permitir que Liguria siga con esa actitud libidinosa, sabía que dejarla juntarse tanto con Rosemary y con Cecilia no sería nada bueno !Keitaro tenía razón!
    - Habló la japonesa mostrando su rostro firme y decidida. - No esperaré más, voy a casar a Ligu con Shandee dentro de un año. -

    - ¿Qué? Pero si fuiste la primera en decir que debían esperar. -

    - ¿Quieres que esperemos más? No puedo mantener lejos a Yuki y a Ligu, son hermanas y mi esposa sospecharía, al casarse, platicaré con Shandee para que tome las riendas de su relación y encamine a Liguria a un buen comportamiento. -

    - Pero Mitsuki, Ligu se devora a Shandee, ella es muy blanda con mi sobrina. -


    - Eso es ahora, pero, me aseguraré de que Shandee forje carácter, después de todo, la entrenaré todos los días en el dojo… Volvamos, mi princesa empezará a preguntar por mí. -



    Las dos mujeres regresaron a las gradas VIP, Kaam sonrió al ver a Mitsuki que trataba de mantenerse serena, abrazándola y besando su frente, haciendo lo mismo Shannon con Shirayuki. Saori no quiso preguntar de que hablaron, pero la mirada de la doctora le hacía saber que ya pondrían en acción algún plan de contingencia.

    En la cancha, Liguria y Shandee se daban la mano, con una sonrisa de emoción por estar en su primera semifinal, aunque les dolía un poco saber que una tendría que ser eliminada. Liguria tenía detrás de ella los aprendizajes de su madre, Kaam, mientras que Shandee decidió aprender de Mitsuki, sería una confrontación de dos grandes mentoras, así como pasaba en la otra semifinal.


    - Suerte Shan, da lo mejor de ti, aunque no por ser mi novia me dejaré ganar.
    - Sonrió Ligu haciendo que Shandee le mirara decidida.

    - No quiero que me dejes ganar, quiero que juegues con todo, Ligu. -


    - ¡Así será! -


    Tras darse un abrazo, cada una se dirigió a su posición. El primer saque sería a favor de la castaña, dejando a todas a la esperar del servicio, mucho se especulaba en las gradas sobre las habilidades de Shandee y su entrenamiento con Mitsuki, aunque no tuvo mucho tiempo para entrenar, se notaba que fue lo suficiente para elevar su nivel en tan poco tiempo, no obstante, los reflectores estaban sobre Liguria, quien era llamada la cuarta saeta, ya que su madre fue conocida como la saeta roja y Shannon y Shirayuki como la segunda y tercera, mote dado por el estilo que la pelirroja pulió en sus años dorados y heredó a su prima e hijas.

    Era el primer partido en que Liguria se sentía en verdad nerviosa, la cancha era la misma donde alguna vez sus madres ganaron los torneos escolares, así como sus hermanas, no podía fallar, no ahora que empezaba a disfrutar la victoria, que empezaba a entender lo que era darlo todo en la cancha, cuando tenía un sueño que cumplir, superar a su padre, Mitsuki.

    El saque se dio y de manera inesperada, Liguria vio pasar una pelota por lado derecho de sus pies, sin poder reaccionar. Shandee mostraba la gran potencia de saque del estilo Noihara desde el primer golpe, dejando claro que iba en serio. La pequeña pelirroja en vez de asustarse, sonrió, pensando que solamente podría superar a su padre, una vez que superara a todas sus aprendices, entre ellas, la más reciente de todas, su novia y prometida.

    Los pelotazos siguieron y poco a poco Liguria logró alcanzarlos, sorprendiendo a Shandee pues la velocidad con la que corría Ligu sin dudas era mayor a lo que le conocía, lo que le permitía estar lista para devolver cada pelota que Shan le daba y recuperar puntos a su favor.


    - No lo hace nada mal, creo que corre más rápido que yo. -


    - ¡Yei, Ligu corre tan rápido como nosotras! -


    - No es así Yuki. -
    Contestó Colette chupando de nuevo su paleta. - Podría decir que corre a la velocidad de Shannon, tú puedes correr todavía más rápido que ellas, casi a la par de tu mamá en sus buenos tiempos. -

    - Jeje, yo creo que Yuki corre más rápido. -


    - No seas modesta mi princesa, de todas, tú tiempo de reacción y velocidad de lado a lado siguen siendo records mundiales, solo a ti te mencionaron como que eras una jugadora con la velocidad y aceleración de una corredora profesional, alcanzabas una velocidad máxima de veintiocho kilometros y un promedio de diecinueve, nadie ha podido alcanzar esa cifra, además de ser la jugadora más pequeña en ser catalogada la mejor del mundo. -


    - ¿En serio? No lo recuerdo, jeje, suena muy grandioso ¿O no, Mitsu?. -


    - Eras demasiado rápida, solo Yuki ha sido la única competidora en activo con un peso y complexión tan baja como la tuya. -


    - Mmm… En realidad, Yuki tiene un registro de peso y complexión mayor que tú, prima, la tecnología ha avanzado bastante desde esos tiempos y hemos tratado muy bien la condición de ella, no por nada logró desarrollarse un poco más. -


    - Ay… Sí, se le nota.
    - Dijo Kaam llevando sus manos a sus pequeños senos, sonrojándose y suspirando, parpadeando lentamente al ver con timidez a Mitsuki. - ojalá hubiera podido tratarme como Yuki y crecer un poquito más de aquí ¿O no, Mitsu? -

    - Así estás perfecta, mi princesa. -


    - Con razón Claire me decía que eran empalagosas a morir.
    - Pensaba Colette echando en una bolsa el palito de su paleta, sacando otro.

    - Colette, ya fueron muchas paletas por hoy ¿No crees? -


    - Apenas es la tercera, y sabes que es lo que me quedó tras dejar el cigarro. -


    - Si sigues así vas a tener diabetes. -


    - No te preocupes, son paletas caseras, mi tía Julia me enseñó a prepararas.
    - Sonrió la castaña mientras sacaba otra y se la daba a Yuki. - ten. -

    - ¡Yei! -


    - Ah no, no hay paletas para ti, Yuki, luego te dará sueño por el azúcar demás. -


    - Aww… -


    - ¿Segura que quieres que te trate como son tratadas tú mamá y tu hermana? -


    - No gracias, pensándolo bien, estamos bien así. -
    Contestó apenada Saori al notar como su hermana melliza y su madre eran sobreprotegidas.


    El encuentro seguía, emparejándose a un set. Ambas niñas parecían no querer flaquear, y sus sonrisas no se borraban, estaban disfrutándolo, el compromiso por ganar el torneo era enorme, no solo por cumplir las expectativas de sus mentoras, sino, por qué consideraban, que ganarlo sería un logro que impactaría en su relación.


    - Sí gano…. Si gano, seguro papá aceptará que lo de mi matrimonio con Shandee puede esperar, ya casada no tendría tiempo para ver a Yuki ni divertirme....
    - Pensaba Ligu limpiando su sudor y recordando el cuerpo desnudo de su hermana de cuerpo más pequeño. - Ay, que linda se ve cuando está desnuda y se ríe toda rojita, no, concéntrate Ligu, concéntrate, ya habrá otro día para pensar en Yuki, tenemos que ganar. -

    - Tengo que ganar, tengo que ganar, tengo que mostrarle a la señora Mitsuki que puedo ser alguien responsable, que puedo responder a lo que le prometí, que puedo llevar los pantalones en mi matrimonio… Mmm ¿O sería llevar faldas? Debería de preguntarle luego, y pedirle consejos a mi tía Mariela, si tiene a tres esposas, seguro ella sabe cómo debe de ser un buen marido… ¿O sería esposa? Mmm… ¡Concéntrate Shandee, no es momento de pensar en eso! -







    DX CONCENTRATE TU PUTA MADRE!!!
    OAO MITSUKI YA DESCUBRIÓ LO DE SUS HIJAS!!! DX KEITARO TENÍA RAZÓN!!!!

    owo Kaam tiene unos récords muy interesante. :3 La jugadora actual con mejor velocidad ( hablando de desplazamiento, arranque y respuesta) tiene una velocidad máxima de 23 km/hr y un promedio de 13.69 km/hr, :3 Kaam Is too fast!! Pero no tenía potencia de golpe xd.
     
  18. Kissu

    Kissu مكسورة و تالفة Moderador

    Registrado:
    20 Oct 2006
    Mensajes:
    9,889
    Temas:
    446
    Calificaciones:
    +1,776
    Nooooo, a Mariela no, por dios xDD

    Mmm, sí, Kaam era extremadamente rápida.
     
  19. Autor
    I-AM-WOLFIE

    I-AM-WOLFIE Este es tu imperio a cambio del amor.

    Registrado:
    26 May 2016
    Mensajes:
    2,628
    Temas:
    86
    Calificaciones:
    +795
    xd Mariela = Buena consejera ( Cómo si eso pasara)
    owo Sip, recuerda que Kaam era muy rápida y ágil, uwu como una venadita roja, pero no era fuerte, tenía que compensarlo con su velocidad y con su gran punteria.(Y ella se quejaba de su poco peso y mira que le ayudó xd)
     
  20. Autor
    I-AM-WOLFIE

    I-AM-WOLFIE Este es tu imperio a cambio del amor.

    Registrado:
    26 May 2016
    Mensajes:
    2,628
    Temas:
    86
    Calificaciones:
    +795
    x3 Ya mero acabamos


    SERVICE 27



    El partido estaba parejo, Shandee y Liguria no querían dar tregua, esforzándose sin parar, devolviendo cada pelota posible, sabiendo que pasar a la final sería un paso más en el cumplimiento de sus metas, de sus sueños.

    El juego estaba en su último set, pero no se veía el agotamiento en ninguna de las dos. La alegría de las presentes era obvia, Shandee estaba demostrando por qué Mitsuki la había tomado como discípula, mostrando intensos golpes y grandes contragolpes, y por su parte, Liguria era clara hija de Kaam Goheid y hermana de Yuki y Saori Noihara, las saetas rojas.


    - ¿Qué hago? A este paso, Shan me va a ganar, se ve con más energía que yo.
    - Pensaba Liguria botando la pelota.

    - Vamos, aguanta más, Ligu se va a cansar, si puedo ganar. -


    - Lo veo muy parejo. -


    - ¿No crees que gane Ligu, Mitsu? -


    - Ambas están dando lo mejor de sí, pero Shandee tiene la ventaja de tener mejor condición que Liguria. -


    - Mmm… Yo creo que la enana ganará. -
    Dijo Colette afilando su mirada. - hay una debilidad que Shandee tiene y qué no ha sabido aprovechar. -

    - ¿Una debilidad? ¿Cuál? ¿Cuál? ¡Dime Coletteeeee! -


    - Yuki, compórtate, ya no eres una niña. -


    - Es que quiero saber cuál es esa debilidad. -
    Respondió Yuki con un dedo en sus labios, haciendo reír a Shannon por su esposa infantil.

    - Shandee tiene la misma debilidad que yo, Yuki, pero recuerda que adapté mi propio estilo de juego para ello. -


    - ¿Tú tienes una debilidad, Shannon? -


    - El tamaño del busto, Yuki, Shannon aprendió a sobrellevar ese peso extra que le estorbaba en la potencia de los remates y contragolpes por medio de inclinar su cuerpo, golpes en alza y remates cortos en la zona interna. -


    - ¿Es en serio? -


    - Así es hija, a diferencia de mí que mi altura me ayudó a compensarlo, Shannon adaptó sus movimientos para que el peso demás en su pecho no le incomodara en su postura de golpe, cosa que Shandee aún no ha logrado descifrar. -


    - ¿No se lo enseñaron, papI? -


    - No, fue por qué quien podría enseñarle estuvo ocupada enseñarle a Liguria. -


    - ¿Quién? ¿Quién? -


    - Habla de mí, Yuki. -
    Sonrió Shannon sacudiendo el cabello de su pequeña esposa. - Solo es cuestión de qué Liguria pueda detectar esa debilidad, sino lo logra, Shandee ganará. -

    - ¡Entonces se lo gritaré! -


    - No Yuki, no debes hacerlo, amm… No es bueno interrumpir o aconsejar así en medio de un partido ¿O no, Mitsu? -


    - Así es, además, si quieres mucho a tu hermana menor, debes de confiar en qué ella lo logre por su cuenta. -


    - ¡Yei! -



    Iban puntos iguales y la velocidad no bajaba, Liguria empezaba a desesperarse al ver que Shandee tenía un contragolpe y una defensa muy buena, sin dudas, su padre Mitsuki había hecho un gran trabajo con ella, tenía que haber algo, algo que le diera ventaja contra su prometida. Entre los tiros que se daban, Liguria notó algo, en una pelota más inclinada de lo que pensaba mandar, vio como la italiana tardó en reaccionar y su golpe no fue tan potente, ya que cierto tetamen se movió de arriba abajo al tratar de golpear esa pelota.


    - ¡Sus tetas! ¡Eso es! -
    Pensó Liguria quien sonrió al tenerlo en mente. - Ay mi querida Shan, quien diría que esos hermosos pechos que tienes me darían la victoria, los besaré mucho de agradecimiento. -


    Liguria estaba en turno de saque, Ligu trató de hacer uno de los saques más difíciles que conocía, el tiro a ras que dominaba su hermana Shirayuki, lográndolo con efectividad, al ser un tiro muy inclinado, Shandee se agachó queriendo alcanzarla, fue cuando notó que el movimiento de su cuerpo hizo que el peso de sus senos le incomodaran en la devolución, dándole un punto a la pelirroja.


    - ¡Si! -
    Pensó Liguria apretando su puño. - ¡Te atrape! -

    - ¿Qué paso? Esa pelota si podía alcanzarla. -



    La pelirroja lo tenía, se aferró a lanzar las pelotas lo más inclinadas posible, complicándole a Shandee la postura de su cuerpo, fue cuando la italiana se dio cuenta de lo que pasaba, el peso extra de sus senos se dejaba sentir aún más al agacharse corriendo, por lo que no podía devolver la pelota a su gusto, su propio cuerpo le estaba complicando su victoria. El partido era ganado por Liguria.

    Todos se pusieron de pie por el gran encuentro dado, Liguria miraba por todos lados, era la primera vez que recibía tantas ovaciones, no se comparaba a los partidos de la eliminatoria, era algo mayor. Reaccionó al sentir como la abrazaban, siendo Shandee, que limpiaba sus lágrimas y sonreía por el encuentro.


    - Felicidades Ligu, irás a la final. -


    - ¿Iré a la final? … Iré a la final… ¡IRÉ A LA FINAL! -


    - ¡Yei, ganó Liguria! -


    - Mitsu, nuestra hijita pasará a la final.
    - Habló emocionada Kaam abrazando fuertemente a Mitsuki.

    - Sí… Nuestra hija lo ha hecho. -



    Liguria empezó a brincar de emoción abrazada de Shandee por el resultado, la final se veía a la vuelta de la esquina. En las bocinas, se escuchaba el resultado del otro partido que transcurría al mismo tiempo. La final estaba decidida, Liguria Noihara y Lisa Luxure se enfrentarían.


    - Quién lo diría mi princesa, la final, será como volver a verlas a ti y a Ely. -


    - ¿Ah? Ah ya entendí, jeje, sí, Ligu juega como yo y Lisa como Ely… Amm… Me gustaría que gane mi hijita, pero Lisa es muy buena también. -


    - Ambas lo son, ya en la cancha sabremos quién disfrutará de su primer torneo ganado.
    -





    OAO FINAL LISA VS LIGURIA!!!!!!!!!!!!!!!!!!

    =3 Siguiente capítulo, x3 festejo.
     

Compartir esta página

Cargando...