Original Fic Pequeñas Largas Historias (M/M) YIFF - Saga- Desventuras de un can-Cap 11-Lunes de Perro

Tema en 'Fanfics y Roles Furry/Yiff' iniciado por Zorrotravieso34, 28 Dic 2015.

Semanas
0
0
Días
0
0
Horas
0
0
minutos
0
0
segundos
0
0
  1. Autor
    Zorrotravieso34

    Zorrotravieso34

    Registrado:
    9 Dic 2015
    Mensajes:
    177
    Temas:
    2
    Calificaciones:
    +267 / -3
    Me pregunto si mi regreso es el causante de la reciente activiad en el foro?
    No creo jajaja ahora el nuevo cap!
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  2. Autor
    Zorrotravieso34

    Zorrotravieso34

    Registrado:
    9 Dic 2015
    Mensajes:
    177
    Temas:
    2
    Calificaciones:
    +267 / -3
    - ¡¿Hieeeeee?! –grite a todo pulmón ante esa respuesta tan horrible

    - Tú eliges, bailarín, mesero o modelo porque creo que el trabajo de limpia vómitos no te va a gustar –el oso simplemente se cruzó de brazos y me miro muy alegre

    - ¡Mesero, deme el de mesero! –si tenía que elegir entre bailar y exhibirme ante todos o ser un mesero, prefiero ser un mesero

    - ¡¿Eh?! –grito asustado y luego se calmó –Si es lo que quieres –se rasco la nuca nerviosamente y comenzó a caminar y me hizo una seña para seguirlo.

    Me puse a caminar al lado de ese oso y pude observarlo mejor, él era alto más alto que yo, no tenía barriga como los demás de su especie además de que era muy musculoso, no sé en qué estaba pensando pero de la nada el me tomo de las mejillas con las dos manos, y sentí sus almohadillas y en ese momento pensé “Suavecito”

    - ¿Enserio eres el hijo de Roger? –me soltó las mejillas, se cruzó de brazos y me miro con la cabeza inclinada hacia un lado

    - ¿Conoces a mi padre? –en ese punto ya sabía que el tigre de la última vez tenía cierta conexión con mi familia pero ahora este oso me decía esto.

    - Pues sí, Richard toma la clase de yoga de tu madre todos los miércoles, y yo suelo comprarle tés a tu padre, además de que vende la mejor miel orgánica de todas –puso una cara de felicidad mientras babeaba un poco supongo que ha de gustarle la miel, luego de unos segundos reacciono otra vez moviendo su cabeza –En fin es amigo mío y de mi esposo

    - ¿Tu esposo? –gire mi cabeza hacia un lado como un resorte y trate de entender

    - Ya lo conociste, es el bonito, sexy, gruñón y cascarrabias dientes de sable que administra nuestro club, bueno solo a tiempo parcial en realidad ya estamos retirados –puso una cara de orgullo por eso mientras que yo

    - ¡¿Hieeeeeeeeee?!

    Luego de gritar a todo pulmón jadee por la falta de oxígeno.

    - Y…pensar..que alguien así está casado –no me hacía a la idea de que ese tigre maniaco y controlador tenga familia o siguiera este casado

    - Si es el amor de mi vida, pero el solo es gruñón de vez en cuando el resto del tiempo es un lindo gatito amoroso y juguetón, bueno en realidad no lo hagas enojar la última vez que alguien lo hiso, el el el ¡Ahhh! –grito del susto y tembló un poco –¡En fin! –el oso puso otra sonrisa alegre y de nuevo se sacudió –En fin adelante que se nos hace tarde

    Seguimos caminando, hasta llegar a una tienda cuyas ventanas estaban todas pintadas de negro y un cartel de neón de dos zorros era su único letrero, el oso me tomo de la pata y me empujo para entrar, y mientras sostenía mi mano otra vez….. “Suavecito” realmente él era muy muy suavecito “espera dije ¿suavecito?, yo no digo esas cosas”

    - Cariño ya llegue –canto al aire mientras soltaba mi mano, solo para ver a él dientes de sable hablar con alguien, específicamente un lobo blanco –¿Cómo estas amor? –el oso se acercó al felino y este lo abrazo para frotarse con él y ronronear, yo me sentía en otro planeta por dos razones

    La primera era ver a ese gato desquiciado comportarse así y la segunda era porque estaba en una maldita tienda de ropa de cuero, consoladores y un sinfín de cosas pervertidas que no me atrevo a contar.

    - Hola otra vez cachorrito –el tigre me miro sonriendo a medida que el oso lo envolvía en brazos

    - Buenas tardes señor Rich----

    - Alto –me obligo a parar levantando su mano –Cuando estés en el club o con nosotros en el horario de trabajo, es mejor que nos digas jefes, además no me gusta señor, ¿te quedo claro? –el gato levanto su ceja

    - Si….jefe –estaba enojado pero no puedo decirle nada a ese gato, me tiene contra las cuerdas

    - Genial, me alegro que lo hayas entendido, ¿y que trabajo pediste? –se cruzó de brazos y el oso le hablo por la espalda

    - El de mesero amor –el suavecito…. “!deja de decir suavecito, di suave por lo menos!” oso le dio un beso en la mejilla y el abrió los ojos enormemente

    - Si es lo que quieres –el felino exhalo un aliento pesado y se apartó del oso –Bueno nosotros tenemos que irnos, te dejo en las manos de los expertos –con eso último él y Daniel se fueron de la tienda

    Yo me quede solo ahí, bueno con ese lobo blanco mirándome, iba a decir algo pero entonces.

    - ¡Cariños ya llego el perro! –grito

    Rápidamente dos zorros idénticos llegaron de la nada, bueno idénticos en estatura, complexión física y rostro, salvo que uno era blanco inmaculado como la nieve y otro era negro puro como el manto de la noche.

    - Suerte con ellos cachorrito –el lobo se dio la vuelta y se fue atrás de la tienda

    - ¡Bienvenido! –dijo el blanco

    - ¡A! –dijo el negro

    - ¡Nuestra tienda! –dijeron al unísono

    - Yo me llamo Julio – dijo el negro

    - Y yo Julius –dijo el blanco

    - ¡Paren eso! –grite por la forma de hablar de esos dos

    - Julio –¿Parar?

    - Julius -¿Qué?

    - ¡No puedes hacerlo, ellos hablan así, acostúmbrate! –grito la vos del lobo detrás de la tienda

    - Julio –En

    - Julius –Fin

    - Julio –Venga

    - Julius –A

    - Julio –Probarse

    - Sus nuevos trajes –dijeron al unísono de nuevo

    Cada uno me tomo de una mano y me llevaron donde están tres maniquís de pitbulls vestidos con tres conjuntos distintos.

    El primer maniquí vestía la parte superior de lo que se supone que sería una camiseta de mangas cortas, pero en realidad no estaba hecha de tela sino de látex, esa prenda apretaba en la parte superior del pecho y dejaba a la vista el abdomen, la espalda y los pezones, además de eso tenía puesto un short de cuero negro que en realidad si le daba un toque de peligro a la apariencia, pero las muñequeras de látex con líneas blancas eran demasiado.

    El otro modelo no sé si era mejor o peor, el siguiente maniquí usaba pantalones de cuero completo con una cadena larga a un costado, un arnés en forma de h adornaba el pecho y las gruesas argollas de metal estaban ubicadas para que los pezones quedaran en medio, las muñequeras largas y las botas militares le badán al maniquí la apariencia de un violador serial.

    Finalmente el último maniquí vestía un arnés similar al anterior salvo que este tenía un collar incorporado y una línea por debajo del pecho, unos short chaparreras con un suspensorio de cuero era lo único en la parte de abajo, los zorros dieron vuelta al maniquí para notar que dejaban a la vista el trasero de quien lo usara

    - ¡No me pondré esas cochinadas!- grite a todo lo que daba

    - Julio– No es

    - Julius – Tu decisión

    - Julius– Es parte de

    - Julio – Tu contrato –el zorro blanco saco una copia de mi contrato y me señalo una parte que estaba resaltada con marcador fosforescente

    Tome la hoja y la leí y cito

    “Todos los empleados deberán usar lo que la tienda socia del club les provea para sus trabajos, la apariencia es parte de la reputación del BBB y es obligatorio cumplir con ella”

    - ¡Maldito gato! –rompí ese contrato y tire los restos de papel –¡Me niego a ponerme esto!

    - Julio– Oh –exclamo sarcásticamente el zorro negro

    - Julius – Ya veo –el zorro blanco en cambio sonrió

    - Julio– Por favor

    - Julius – Lea esto

    El zorro negro me dio otra hoja con otra zona resaltada

    “En caso de negarse a usar la ropa seleccionada para él, el club tendrá la total libertad de obligar al empleado a trabajar desnudo, y además de hacerle pagar los gastos invertidos en su vestuario”

    - ¡Maldito gato! –grite aún más fuerte que la otra vez mientras que me desahogaba a todo pulmón los zorros solo se fueron y volvieron con bolsas de papel

    - Julio– ¿Sobre él?

    - Julius –Sobre el

    Sin siquiera darme cuenta esos dos me despojaron de toda la ropa digo destrozaron toda mi camiseta y me quitaron los pantalones a la fuerza junto con mis bóxer

    - Julio– Creo que vi un lindo corazón

    - Julius – Si es cierto vi un lindo corazón

    Me tape mi miembro de la vergüenza y aparte mi trasero de esos locos que me miraban como riendo yo solo quería matarlos pero si hacia otro exabrupto no sé qué pasaría, luego de que ellos rieran por un rato esos zorros me pasaron uno de los modelos el conjunto numero 1 creo yo.

    - Julio– Mientras mas

    - Julius – Te resistas

    - Julio– Seremos

    - Julius – Mas

    - Julio– Insistentes y

    - Julius – Rudos

    - Julio– ¿O quieres?

    - Julius – ¿Qué llamemos?

    - A nuestro novio –dijeron al unísono

    Resignándome a la humillación esos zorros me ayudaron a colocarme esa ropa, claro que no me gusto para nada

    - Me aprieta el pecho –dije tratando de estirar la ropa mientras me miraba en un espejo

    - Julio– ¿Hum? –el zorro negro me tomo las medidas de mi pecho y el blanco me paso otra “camisa”

    - Julius – ¿Mejor? –me cambie y esta era más cómoda se adaptaba a la perfección a mi pecho

    - Algo –le respondí porque era horrible verme así

    Luego me pasaron el segundo confundo, con ese el único problema fue la talla de las botas eran demasiado grandes, pero esos zorros tenían mi talla correcta, y finalmente el tercer conjunto con ese no hubo problemas, al cabo de unos momentos me desnudaron otra vez.

    - Julio– Ahora siéntase libre de elegir

    - Julius – Su nueva rota interior

    - ¡¿Ropa interior?! –eso era el colmo

    - Julio– Vera la ropa interior normal irrita y transpira

    - Julius –Por eso ya que trabajara en el club

    - Julio– Le recomendamos que elija una de las

    - Julius –Que tenemos aquí

    - Julio– Están hechas de fibras especiales

    - Julius – Hipo alergénicas y anti irritación

    - Julio– Por favor sea libre

    - Julius – De escoger las que necesite


    Sin darme cuenta esos zorros tomaron mi ropa y se la llevaron quedándome desnudo a la merced de cualquiera, esto sin duda era para obligarme a llevar su ropa interior, así que fui a la sección indicada, pero no era lo que esperaba, todas las malditas prendas eran, o suspensorios, tangas, o slip no había ningún maldito bóxer, suspire lo más pesadamente que pude y tome uno al azar era un slip de color naranja.

    Suspirando mientras me cubría mi miembro me puse la ropa y note algo importante

    - Es muy cómoda –esa cosa era cómoda en extremo se sentía como si una sábana de fina seda abrazara tu entrepierna, no me ajustaba pero tampoco me sobraba era muy versátil

    - Julio– Se lo

    - Julius – Dijimos

    Esos zorros aparecieron de la nada y por poco se me sale el corazón.

    - Julio– Cada una está hecha de nano fibra

    - Julius –Es un producto de alta calidad

    - Julio– Es aprueba de “derrames” y resistente a rasgaduras

    - Julius –Y se lava en lavadora eso es una novedad

    - Ya lo creo – no me importo nada de eso así que di una patada al aire y note que mis testículos no se sacudieron o se movieron de su lugar como suele pasar

    - Julio– Las fibras de la ropa

    - Julius –Evitan que los genitales se muevan

    - Julio–Y los protege de

    - Julius –Sobre tención

    - Es genial –lo primero que pensé es que esto ayudaría muchísimo al equipo, sé que suena tonto pero a veces nos sobre esforzábamos y la ropa nos irritaba la entrepierna o nuestros testículos dolían por azotarlos al correr, si usáramos ropa con esta fibra sería una gran ayuda –¿Hay otro lugar donde vendan esta clase de ropa?

    - Julio–Puede ir a

    - Julius –Nuestra sex shop

    - Julio –En el centro

    - Un lugar decente por favor –me dio un tic por lo último pero los zorros suspiraron y luego rieron

    - Julio– Si las hay

    - Julius –Pero no se esta misma calidad

    - Julio–Ya que nosotros

    - Julius –Somos los representantes

    - Julio– De la marca

    - Julius –Que lleva puesta

    - ¿Qué marca es?- mire la etiqueta y me quede mudo por la marca era la marca TPX

    Tiger Platinum eXtreme era una marca para atletas profesionales pero era imposible de conseguir por una buena razón, su venta estaba reservada solo a atletas de alta gama por lo tanto muy pocas tiendas especializadas podían venderlo, esto era porque la empresa quería mantener su calidad y si se vendían en otros lugares alguien podría producir copias baratas de esta, así que su venta estaba muy muy pero muy reservada y controlada, además de esa marca la empresa tenía otras pero de muchísimo menor calidad.

    - ¡¿Cómo carajo le hicieron para tener esto?! –mire a esos zorros y ellos se rieron sin parar

    - Julio– Una vez el presidente

    - Julius – De la marca

    - Julio– Vino al BBB

    - Julius – Para evitar que

    - Julio– Su secreto se divulgara

    - Julius –Nos hizo un trato y aceptamos

    - ¡¿El presidente de esta marca es gay?! –por poco rompo un vidrio por mi vos

    - Julio– Y le gustan

    - Julius – Los gogos

    - Julio– ¿Quieres ver?

    - Julius –¿Su foto?

    Ambos pusieron una expresión juguetona pero yo no quería ver lo que sea que tuviera esa foto.

    - ¿Cuántas puedo llevarme? –mire a los zorros y me sonrieron

    - Hasta 6 mas –dijeron al unísono

    Yo tome tres suspensorios para la práctica, dos slips para el club y una tanga solo porque ya no había slip de mi talla, la verdad es que a pesar de ser en extremo ridículo esa ropa interior me había hecho el día, luego de eso me devolvieron mi ropa y a pesar de que mi camiseta fue destrozada ellos me dieron una nueva de color negro que decía “STAFF”

    Después de unos momentos salí de la tienda con las bolsas de mi nueva ropa y volví al BBB, donde una hiena con perforaciones doradas me estaba esperando en la puerta

    - Hola mucho gusto me llamo Jake, me dicen Jay Jay, o JJ –la hiena me ofreció su pata y la tome él tenía un muy firme apretón de manos –Soy el administrador principal del BBB y seré tu mentor por favor pasa.

    Entramos al club y abajo justamente en la nueva barra me estaban esperando algunas personas.

    - Déjame presentarte a tus nuevos compañeros, primero a los de seguridad, les decimos patrulla K9 –La hiena señalo a un grupo de cinco canes.

    - Mucho gusto yo soy Rex –dijo un pastor alemán con un mechón de pelo azul

    - Hola me llamo Shiro –dijo un galgo como su especie era conocida por ser muy delgado no me impresiono ver lo alto y escuálido que era

    - Yo soy Guss –dijo un malhumorado dálmata, que creo que era el de la noche anterior –Después me las arréglate contigo –en ese momento sentí su sed de sangre

    - Déjalo Guss –un doberman le dio un golpe en la cabeza –Hola nene yo me llamo Larry –el sonriente perro me dio un guiño y yo me horrorice

    - Y yo soy Bob –dijo un indiferente y casi deprimente sabueso –No creo ser de ayuda lo siento –eso pareció envolver el aire de tristeza y él se puso a un lado

    - ¡Mucho gusto! –dije en vos alta para quitar eso ultimo

    - Bien ahora te presentare a uno de los más importantes del club –apunto a un delgado mono con la cola larga y a un ciervo

    - ¡Hola cachorro soy el gran y fabuloso Rey de copas, el increíble Peter, el maestro de tus tragos! –luego de esa nada humilde presentación hizo una reverencia ese raro mono –A tus servicios

    - Mucho gusto, si necesitas algo o tienes unas dudas no dudes en venir con migo, ah por cierto soy Dexter –el siervo me sonrió amablemente, “por fin alguien decente” pensé pero –Ah eso sí, después te nalgueare hasta dejarte rojo manzana el trasero, por romper mis preciadas botellas –su sonrisa amable no cambio pero mi cara se llenó de horror

    - ¡Bien ahora nuestro confiable equipo de guardias de puertas, el equipo equino de carne de primera! –La hiena presento a tres enormes equinos

    - Hola soy Axel –dijo una cebra con tono amable

    - Yo soy Bronx –dijo un caballo shire que ya conocía

    - Y yo me llamo, ah espera, así no era –un caballo con la crill rubia y de piel café claro se perdió un momento –Ah era si, hola me llamo Brinser

    - Y finalmente tus compañeros meseros –me presento a tan solo cinco meseros

    - Yo me llamo Marcos –dijo un panda que me pasaba la altura

    - Yo soy ahmm Eddy –dijo un tímido husky que se escondía detrás del panda

    - Que tal soy Teo –hablo una lagartija roja con rayas atigradas azules

    - Rafa a tus ordenes –dijo un chita muy saltarín

    - Hola soy Thynson –era el zorro rojo de la primera vez se notaba como quería golpearme

    - Y eso es todo, más tarde vendrán Steven, y Lian ellos son nuestro Dj, y tatuador básico a turno

    - ¿Tatuador básico a turno? –un engranaje se movió en mi cerebro -¡A el tengo que golpear por mi trasero! –los otros solo me miraron y rieron Jay solo me hablo amablemente

    - El BBB cuenta con un tatuador de una tienda tercerizada llamada DDD, pero solo para tatuajes básicos estamos limitados a palabras, corazones y estrellas, si quieres uno más elaborado en la sala de descanso hay un folleto de la tienda y su correspondiente descuento establecido, además de eso tu diste tu consentimiento para tu tatuaje -la hiena dio un aplauso y miro su reloj –Las seis, nos quedan dos horas para abrir, ok Rocky ve y cámbiate –el me dio una tarjeta de plástico con mi nombre y foto, de donde la saco ni idea

    - ¿Qué es esto? –observe la tarjeta y luego mire a Jay

    - Es tu tarjeta de empleado y la llave de tu casillero, ve a cambiarte y ven para que te expliquemos como van las cosas aquí

    El me mostro una puerta al fondo del club yo asentí con la cabeza y corrí hacia allá, al llegar noto que tiene una enorme cerradura electrónica

    - ¡Usa la tarjeta! –grito la hiena desde el fondo, y efectivamente se abrió la puerta al acercar la tarjeta, aquí comienza el peor trabajo de mi vida.

    Después de que Rocky entrase

    - No se pasen con su bienvenida –suspiro la hiena mientras miraba a los presentes

    - Ah vamos Jay solo un poquito –dijo el doberman de nombre Larry

    - Veremos –la hiena se fue y dejo a los presentes hablando

    - Yo lo pido primero –alegremente dijo Larry

    - Ah no, es el turno de Bob –dijo Marcos

    - Yo no creo servir para darle gusto –el deprimente sabueso solo se llenó de un aura negra

    Y así discutían hasta que Rocky volvió y quedaron en silencio, esperando al fin del turno.


    En casa de Richard y Daniel

    Daniel leía una copia del contrato de Rocky

    - Sigo sin creer que le hicieras esto al pobre de Rocky –Daniel miro a Richard quien estaba cortando vegetales en la cocina –Digo este contrato es cruel

    - Tenme paciencia, estoy retirado mis únicas diversiones son molestar a imbéciles como el, la telenovela de las 9 y hacerlo contigo –Richard dio un suspiro y coloco los vegetales en un recipiente

    - Por lo menos les dijiste a los chicos que nada de mediciones

    - Nop no se los dije

    - ¡¿Eh?! –Daniel grito mientras miraba a su esposo sonreír maléficamente
     
    • Me gusta Me gusta x 6
  3. Wonald

    Wonald Se requiere poco para teñir los futuros de negro

    Registrado:
    17 Ene 2015
    Mensajes:
    1,559
    Temas:
    27
    Calificaciones:
    +1,085 / -9
    En el mejor de los casos solo le dejaran el culo rojo como prometió el ciervo.
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  4. torawolf

    torawolf

    Registrado:
    17 Oct 2011
    Mensajes:
    409
    Temas:
    5
    Calificaciones:
    +330 / -0
    Toda va de acuerdo a lo planeado *reviso una lista* pronto lo volveremos gay
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  5. DigeTokyoBear6

    DigeTokyoBear6 Le gustaria algo señor

    Registrado:
    27 May 2016
    Mensajes:
    466
    Temas:
    7
    Calificaciones:
    +485 / -3
    Pobre Rocky aunque al principio no le guste despues creeme que le gustara 7u7 XD buen capitulo jejeje parece que Rocky se esta haciendo fan de los osos x3 "Osos Al Poder"
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  6. KOPAKING27

    KOPAKING27

    Registrado:
    5 Feb 2015
    Mensajes:
    2,706
    Temas:
    26
    Calificaciones:
    +2,365 / -18
    Buen capítulo Zorrotravieso34Zorrotravieso34 vaya el momento lindo pronto llegará un saludo nwn
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  7. Koro Kusanagi

    Koro Kusanagi Piensa. Cree. Sueña. Atrevete. :3

    Registrado:
    23 Dic 2014
    Mensajes:
    1,546
    Temas:
    0
    Calificaciones:
    +737 / -0
    Pobre tipo, al menos espero y pueda pararse después de lo que le suceda xD
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  8. Autor
    Zorrotravieso34

    Zorrotravieso34

    Registrado:
    9 Dic 2015
    Mensajes:
    177
    Temas:
    2
    Calificaciones:
    +267 / -3
    La sala de descanso era más bien como una casa, al entrar note que era muy amplia y acogedora, las paredes estaban pintadas de blanco y posters enmarcados de varios Dj y de revisitas las decoraban, un enorme sillón de color azul con cojines blancos cubría una gran parte de la pared y frente a este había una elegante mesa de vidrio con una maseta y cientos de revistas, también había un televisor de pantalla plana, una máquina de expreso y una de sodas, un refrigerador y hasta un microondas, además no sé porque había una pequeña mesa de comedor y sobre ella varias cajas rosadas con donas, además de todo eso había otra puerta que conducía a los vestidores.

    - ¡Hey! –grito alegremente alguien atrás de mi

    Yo grite y creo que puse la cara más vergonzosa de toda mi vida, al darme vuelta vi que era un gato blanco con una mancha café en sus ojos.

    - Ho…ho..hola –tartamudee aun por el susto

    - ¿Eres el nuevo? –pregunto mientras giraba a mi alrededor

    - Pues si –suspire pesadamente y el me sonrió

    - Mucho gusto soy Phill –rio un poco y movió su cola –Soy el cajero del club

    - No es que me moleste pero ¿de dónde mierda saliste?

    - Ah yo vivo arriba y a un lado jeje –rio un poco mientras que yo

    - ¿Qué? –ponía una estúpida cara

    - Ah veras a un lado del club ay un pequeño apartamento y yo vivo allí junto con algunos otros chicos

    - ¡¿Qué clase de lugar es el club?!

    Era el colmo, una sala de descanso que parecía una casa, un lugar enorme como pista de baile, una sala de tatuajes y ahora un apartamento, que clase de lugar de locos es este sitio.

    - Ah no veras eso es algo más difícil de explicar –el gato cambio a una expresión triste y hablo dulcemente –A algunos de nosotros bueno no nos trataron bien en nuestras casas o nos echaron y por diversos motivos no teníamos donde ir, una fundación de ayuda junto con el club compraron el apartamento que estaba abandonado y lo hicieron habitable ahora es más bien un hogar temporal para aquellos que no tienen adonde ir jeje –se sonrojo un poco y quito la lengua pero se notaba deprimido

    - Ya veo –“mierda Rocky no abras más la boca”

    - Además de eso soy estudiante de leyes en la universidad local así que si necesitas demandar a alguien solo llámame –me sonrió alegremente y luego puso sus manos detrás de su cabeza -¡Oye!

    - ¡Ah! –me exalte un poco por el súbito cambio de energía

    - Te haremos una bienvenida después de tu primer mes, será mejor que no faltes o le pediré a mi lindo novio que te obligue a venir –me giño un ojo y yo pensé

    - ¿Tu novio?

    - Creo que ya lo conociste es el lindo galgo de seguridad se llama Shiro

    - Ah –otra vez creo que ya no será sorpresa –¿Un perro y un gato?

    - ¿Y? –dijo alegremente el felino

    - No nada –“demonios deja de hablar pitbull estúpido”

    - Bueno más te vale venir, chao –cerré los ojos y suspire y al abrirlos de nuevo de la nada el felino desapareció

    - ¿Eh? –no sé qué pasa en este lugar pero mejor me cambio

    Entre a los vestidores, estos contaban con duchas y casilleros largos y negros en uno de ellos estaba grabado mi nombre otra vez una cerradura electrónica aseguraba la puerta de metal de este, acerque mi tarjeta y el seguro se liberó, procedí a colocar todo lo que esos zorros me habían dado y pensar en que cosa seria más decente de usar, claro que en este lugar la decencia se había ido por el caño, suspire pesadamente y comencé a quitarme la ropa hasta quedar en ropa interior, no había sentido que aun llevaba puesto el slip naranja, bueno supongo que no por nada es ropa de calidad.

    En algún momento entre mis pensamientos y la eternidad, alguien me tomo por detrás y me apretó el paquete, al darme vuelta vi que un algunos de chicos entraban a los vestidores para cambiarse, y justamente el que me tocaba el paquete era el doberman de la última vez, creo que era un tal Barry, Perry o algo así.

    - Veo con mis ojitos a un lindo perrito –rio un poco pero le di un golpe con el codo que le quito el oxigeno

    - Déjalo Larry –la cebra lo regaño mientras lo llevaba de la oreja –No pierdas el tiempo novato hay mucho por hacer

    Sin más remedio decidí ponerme los pantalones, con el arnés y las botas, quería cubrirme el cuerpo por usar algo así, pero enseguida vi que los demás meseros usaban ropa similar a la mía, es más hasta se ayudaban a colocarse las cosas los unos a otros.

    - Hey novato ten –el panda me arrojo un moño de mesero y me indico ponérmelo

    Luego de eso yo estaba al rojo vivo de la vergüenza afuera con los demás cuyas ropas no daban espacio a la imaginación, luego de eso la hiena volvió a hablarnos

    - Bien, Marco y Dexter se encargaran de enseñarle a Rocky lo que necesita, los demás vayan a prepararse ya hay clientes afuera –la hiena indico con su reloj que eran las siete por lo tanto aún faltaba una hora para abrir, pero más importante aún ¿ya había clientes un lunes?

    - Bien novato ven por aquí –el panda mi hizo una señal para seguirlo

    Note que no era nada delgado pero tampoco obeso, creo que el noto eso y me dijo algo así como “pancita de oso”, en cambio sus brazos y piernas estaban bien torneadas igual que su pecho, el usaba unos para nada modestos shorts cortos de látex que enmarcaban sus masculinidad y brazaletes de cuero en cada brazo, el moño de su cuello era rojo a diferencia del mío que era negro, supongo para que no lo confundiera con su pelaje, después de seguirlo llegamos a la barra donde el ciervo estaba preparando unas botellas completamente negras, el ciervo de nombre Dexter no se vestía mejor, usaba un chaleco de barman y un moño negro pero en vez de pantalones usaba unos suspensorios negros y en vez de camisa blanca como los demás barman no tenía nada debajo del chaleco.

    - Bien ahora es tiempo de practicar –él ciervo puso las botellas negras en una bandeja plateada para llenarla y le pidió al oso que las lleve a una mesa el tomo la bandeja con una sola mano y la llevo rápidamente sin hacer vibrar las botellas

    - Ahora es tu turno novato –el panda me paso la bandeja y yo la tome de mala gana.

    Era demasiado pesada, no podía levantar correctamente la bandeja con mis dos manos y al intentar caminar tropecé y se me cayeron todas las botellas, creí que se romperían pero solo cayeron al piso como si fueren pesas, tome una entre mis manos y sentí que no era de vidrio sino de alguna clase de plástico duro.

    - Son botellas para entrenamiento no te preocupes –el panda levanto todas las botellas y las coloco de nuevo en su sitio –Cada una tiene el peso de una botella normal las usamos como utilería pero también para instruir a los novatos

    El me pasó de nuevo la bandeja y lo intente, una, dos, tres hasta seis u ocho veces más pero no podía equilibrarme y las botellas caían, esto hace que admires el empleo de mesero pero el oso realmente me hacía sudar la gota gorda.

    - Mal hazlo otra vez, ubica tu mano en el centro de la bandeja para que no pese tanto y mantén tu centro de gravedad, en las peores noches tendrás que llevar hasta dos de esas bandejas ni hablar de los bocadillos, debes de hacerlo rápido para que Dexter recupere la bandeja y tu sigas recibiendo y llevando órdenes.

    - ¡Es demasiado pesada! –yo realmente lo intentaba pero me era muy difícil

    - No te quejes, ni siquiera has subido las escaleras

    - ¡Pero esa no es mi zona!

    Durante mis prácticas me habían explicado que la parte de arriba era atendida por el zorro, el chita y el husky, y la parte de abajo era atendida por el panda y la lagartija y ahora por mí.

    - Eso no importa si un cliente pide por ti, tú bebes ir hasta él.

    - ¿Eh? –mi cerebro no entendió lo ultimo

    - Si a alguien le atraes debes de ofrecerle tu mejor sonrisa y servirle de manera correcta no importa donde se encuentre.

    - Espera, espera, yo no soy gay, no me pueden obligar a que actué lindo con uno en estas condiciones

    - Pues mejor vas tomando clases de actuación porque abrimos en 15 minutos

    El panda me obligo a practicar durante diez minutos más pero aun no podía hacerlo bien, realmente tengo que hacer más trabajo de brazos, enseguida comenzó a sonar la música y note que un chacal sacaba un letrero luminoso que decía “TATOO” y lo ponía hacia a un lado de una puerta, luego me encargare de él pensé, tenía que arreglar mi trasero.

    No pasó nada de tiempo, para que los clientes comenzaran a llegar, la zona de arriba comenzó a ser ocupada por muchos furros yo solo miraba como idiota como el delgado zorro, el chita imperativo y el tímido husky cada uno más bajo que yo, llevaba la misma cantidad de botellas de un lado al otro sin siquiera notar la carga que tenían, al mismo tiempo muchos ya estaban en la pista y algunos en las mesas, no pensé que en un lunes vendrían tantos.

    - Vamos novato hay que ir a las mesas –la lagartija me dio un golpe rápido y fue hacia unas mesas que ya estaban ocupadas

    - Vamos –el panda me dio un empujón y me indico donde ir

    Como era nuevo apenas podía cargar un cierto número de botellas y de vasos de cerveza, por lo que el número de clientes a los que atendía era muy limitado a comparación del panda y de los demás que atendían a cada cliente de forma rápida y elegante, no se imaginan el problema que tenía para recordar las ordenes y los nombres de los tragos para poder llevarlos a la mesas, en más de una ocasión tuve que disculparme con una sonrisa horriblemente forzada con la excusa “lo siento soy nuevo”, lo único bueno eran las propinas que me daban pero no en la forma en que me la daban, algunos la ponían en mi bandeja, otros la colocaban en mi arnés, otros eran más directos y me la metían dentro de mis pantalones y hasta algunos me decían que me la darían si iba con ellos a lo “oscurito”.

    Use cada gramo de auto control que tenía para no golpear, estrangular, destrozar y triturar a los que me decían esas cosas, creo que fueron las peores cuatro horas de mi vida, creo que los únicos que parecían divertirse además de los clientes eran los “bailarines” que hacían complicadas maniobras en tubos o bailaban seguros suspendidos en una jaula según los chicos ellos no eran parte oficial del club sino que eran bailarines tercerizados y se les pagaba por hora y no por mes como a los demás ya que por ciertos problemas en el pasado el club decidió usar ese método, algo de demandas hacia el club por no sé qué y no sé porque.

    Exactamente a la media noche el Dj en su plataforma dio el anuncio de la última canción de la noche y el cierre de puertas, luego de algunos pedidos del publico de que siguiera la fiesta el sonido termino y la barra dejo de servir y ya saben, sin música ni alcohol no hay fiesta, en menos de 20 minutos el club quedo en silencio y yo me quede sentado en una silla con los brazos colgando a los lados rendido por el esfuerzo físico y mental.

    - Buena noche –el ciervo me paso una lata de soda pero yo no podía ni tomarla porque me ardían mis brazos

    - ¡Terminamos de cerrar! –gritaron los canes de seguridad mientras venían hacia mi

    - Buen trabajo –el galgo me dio unas ligeras palmaditas y recordé algo importante de el

    - Dile a tu novio que no pienso ir a su bienvenida –resople cansado pero todos me miraron asustados

    - ¡Viste al gato! –gritaron

    - ¿Eh? –no entendí lo ultimo

    - Mira mi novio murió hace dos años de una sobredosis –el galgo me miro asustado mientras yo tragaba saliva y un sudor frio recorría mi entrepierna –Creo que viste su fantasma

    - ¿Ehh?

    - Oh lo maldijo el gato, que suerte –el depresivo sabueso se colocó de cuclillas a un lado mientras dibujaba un circulo rodeado de un aura negra

    - Esto es malo, tendrás mala suerte por siete vidas –el doberman se alejó de mí y yo

    - ¿Ehhh?

    - El gato te cortara la lengua –dijo el pastor alemán mientras se alejaba hacia atrás

    - ¿Ehhhh?

    - Ahora morirás –dijo el ciervo y también se apartó de mí en ese momento sentí una mano fría, gire lentamente y temblando solo para ver al gato de antes pálido como muerto y con ojos rojos mirándome

    - ¡Hiiiiiiiiiiiiieeeeeeeeeee!

    Luego de unos minutos la sala de descanso estaba llena de risas.

    - ¡No me puedo creer que hayas caído con esa jajaja! –reía a todo pulmón el panda mientras tomaba una soda en el sillón

    - Lo siento mucho Rocky, creo que me deje llevar –ese gato se estaba quitando los lentes de contacto que había usado para dar el efecto de fantasma demoniaco, y el galgo a la vez le ayudaba a quitarse el talco que lo hizo parecer un zombi

    - Qué sentido tiene reírnos si no hay un fantasma –ese sabueso seguía de cuclillas en una esquina liberando un aura de decadencia

    - Hay Bob tan depresivo como siempre –la lagartija le paso una soda mientras que este seguía allí emitiendo su aura de tristeza

    “No hay fantasma, no hay fantasma, no hay fantasma, no hay fantasma”, repetía esa frase en mi mente mientras estaba en una esquina con la cabeza escondida por la vergüenza y el miedo

    - Bien fue divertido –el panda suspiro un poco y se desperezo –Todos a las duchas y a casa

    - ¡Si! –alegremente respondieron y se dirigieron a las duchas yo fui tomado del armes por el panda solo para ir con ellos.

    A diferencia de cómo eran los vestidores en la escuela, aquí eran mucho más alegres por decirlo así era como si fueran hermanos o tal vez familia, yo sin embargo quería salir de aquí pero el olor de mis axilas me decía otra cosa

    - Debo ducharme supongo –di un gran suspiro mientras que me quitaba la “ropa” que tenía y ponía el dinero de las propinas en mi billetera, otra vez cuando estaba desnudo alguien me abraza por atrás

    - ¡Hey perrito! –dijo el alegre Larry –Ven con tus hermanos mayores un momento

    - ¿Eh? –me di cuenta que todos los canes estaban desnudos pero en mi cerebro ya sabía a donde iba esto -¡No soy gay! –me solté de Larry pero todos rieron de nuevo

    - Lo sabemos solo queríamos saber algo –Larry me sonrió y se rasco la nuca

    - ¡¿Qué?! –estaba muy enojado por la situación pero no estoy en buena posición

    - Veras entre los canes del club tenemos una tradición cada vez que un canino se nos une le medimos el amigo

    - ¡¿Le miden el que?! –puse la cara del asco total

    - El pene, el pito, el miembro, el cuerno del diablo, la manguera, la pistola, la anguila, la víbora, la cuerda, el espagueti, el pepino –después de algunos minutos – el dedo sin garra, el cabezón , el paquete, la verga, la jeringa, el sable, el flauta, el misil, la zanahoria, la berenjena o el maní –otro tiempo más después – el mástil, la corneta o como lo llamaba mi padre, el cañón–una pedante risa salió de la boca de Larry mientras que yo en realidad estaba en shock ese tipo había nombrado todas y cada una de las formas de llamar al ya saben sin ningún pudor o vergüenza lo hablaba como si se tratara del clima –Así que ven con nosotros ¿sí?

    - ¡Asco! –quise salir corriendo pero Larry mi inmovilizo con una llave

    - Un hetero no romperá la tradición jejeje –con un ágil movimiento y sin darme cuenta como lo hizo me esposo las manos y me arrogo a los demás -Cómo si nunca hubieras compara tu verga o la mediste, deja de quejarte

    - ¡Déjenme locos pervertidos! –trate de levantarme para pelear pero cinco contra uno y además de estar esposado no hay forma de ganar

    - Hagamos una apuesta, ¿te parece? –Larry levanto su ceja provocativamente

    - ¡¿Qué?! –lo mire muy enojado pero el solo se rasco la oreja

    - Si la tienes más grande que yo dejo de molestarte si yo la tengo más grande jeje bueno voy a enseñarte una lección por causar caos en nuestro club y tendrás que ir a tu bienvenida –recapitulando cinco contra uno no hay forma de ganar, no creo que ese adora pollas la tenga más grande

    - Acepto pero si pierdes quiero que ni me hables y no habrá “bienvenida” –lo mire de forma asesina y el solo me libero –Lo que sea, ni siquiera me voy a excitar.

    - No te preocupes por eso, en casos como estos tenemos a Teo –casi sinfónicamente la lagartija salía de las duchas y nos miró cuando dijimos su nombre –Hey Teo ¿nos prestas tu veneno?

    - Ah claro –la lagartija se acercó a nosotros

    - ¿Su venen –esa lagartija me tomo de las mejillas y me beso yo me erice por completo y la aparte de mi empujándola con todas mis fuerzas - ¡¿Pero qué mierda te pasa maldito?! –me limpie la boca con mi brazo mientras la lagartija se levantaba del suelo

    - Comenzará en breve –el me miro con una sonrisa y brazos cruzados

    - ¡¿En breve?! –algo no andaba bien y enseguida lo note porque me empecé a sentir raro, y mi miembro me cosquilleaba

    - Ah ya comienza –la lagartija rio un poco y casi al mismo tiempo mi pene comenzó a ponerse duro, yo no creía lo que veía –Veras la saliva de mi raza, lagarto de fuego, es venenosa el veneno varía de acuerdo al individuo, además mi madre también era un reptil venenoso pero era de otra especie por eso mi veneno es único, el mío es un potente afrodisiaco en pequeñas dosis pero en grandes cantidades altera el sistema nervioso, el truco esta en meter la cantidad justa de saliva sin que la víctima se dé cuenta, me costó aprenderlo pero es muy útil para llevar a alguien al cuarto jeje

    - ¡Nooooo! –mi miembro creció en contra de mi voluntad hasta que hasta mi nudo estaba afuera, y así mi miembro exhibió sus 20 cm, yo solo me cubría de la vergüenza y el asco, y pensar que existe alguien con tan horrible talento racial

    - Gracias Teo –el doberman le dio una palmada en la espalda y se acercó a mí con una cinta de medir que alguien le arrojo y la midió desde la base hasta la punta -¿Hum?, de largo 19,5 cm y el ancho del nudo 5 cm creo, que bien gane

    - ¿Eh? –el pareció disgustado por eso y comenzó a manosearse su miembro este rápidamente también creció y dejo ver lo grande que era

    - Si quieres mídelo, ¿o eres gallina? –el me arrojo la cinta a pesar de estar rojo de la vergüenza odio que me digan gallina

    - A ver imbécil –me acerque a él y medí su miembro igual que él hizo con el mío –De largo 21,4 cm – trage saliva el me superaba por dos centímetros –El nudo 6,5 cm –odio aceptar la derrota pero la evidencia era clara el me gano como hombre

    - No te sientas mal te crecerá a medidas que te vuelvas un adulto, o no –no hay peor cosa para un hombre que le digan eso –Ah ahora mide el de los otros, el nuevo debe hacerlo jejeje –me señalo en dirección de los otros cuatro canes el dálmata, el galgo, el sabueso y el pastor alemán hasta el husky, todos lo tenían duro como roca, “no pienso perder no puedo ser el que la tiene más pequeña”

    Luego de una medición

    Yo estaba al fondo del lugar aun con una erección y en cuclillas por la horrible derrota, los demás me superaban, aquí en realidad no era más que un cachorro, el que se ganó el premio fue el deprimente sabueso con 23 cm de largo y un nudo de 7cm, pero el solo dijo.

    - Siento ser la causa de tu desgracia y de las desgracias del mundo –y…. estaba a mi lado igualmente rodeado de un aura negra.

    - Perdón pero es hora de cumplir nuestra apuesta, ven aquí chiquitín –Larry me tomo del brazo, y me empezó a jalar hacia las duchas. –No temas no te lastimare

    Después de unos momentos yo estaba contra la pared de las regaderas, con ese can cubriéndome la salida con todo su cuerpo, tenía ganas de vomitar por estar en esta lamentable situación, y más aún tenía miedo de lo que él me fuera a hacer o lo quería que yo le haga.

    El me sonrió y puso su hocico en mi cuello, y comenzó a olfatear

    - Umm sudor –cualquier deportista respondería con un claro ¿y qué?, pero la forma lasciva en que el can lo dijo daba mucho asco para mí –Aun eres muy cachorrito para jugar rudo pero aun puedes jugar jeje

    El me tomo del trasero y me levanto con el menor esfuerzo y siguió olfateándome, no quería que me tocara pero había perdido y tenía que abstenerme a lo peor, Larry siguió oliéndome morbosamente por mucho tiempo y pasando su hocico por cada centímetro de mi cuerpo, desde mi trasero hasta mis axilas, parecía que acabo cuando encendió las duchas y un chorro de agua tibia nos empapo mientras que el vapor inundo las duchas el me bajo y me puso de frente a la pared con mi espalda recargada en su pecho y sin ninguna compasión tomo mi verga con su pata derecha y la apretó un poco

    - Un can puede saber mucho de su pareja por el olor de esta, ¿lo sabias? –eso era algo básico entre los canes cualquiera lo sabría –El tuyo de dice que tienes un serio problema de identidad

    - No…diga..s…ah..tonterías

    El comenzó a masturbarme mientras que con su otro brazo me pegaba más a él, usualmente me doy auto placer yo mismo y pienso que lo hago bien pero tener a alguien más en control de eso es tan raro.

    - ¿Tonterías? –el me mordió mi oreja haciéndome gritar –Un hetero puro habría salido huyendo de aquí pero tu decidiste hacer esa apuesta, una parte de ti quería saber cómo se siente estar con un hombre

    - ¡Cállate!

    En un segundo él me tomo del nudo y lo apretó haciéndome gemir, eso sí que me gusto era algo nuevo sentir eso, el seguidamente apago la regadera y siguió manoseando mi miembro.

    - No intentes negarlo esos sonidos que haces mi dicen que ya estas cerca

    Su pata siguió acariciando toda mi masculinidad, él jugaba con migo de una manera que jamás pensé que era posible, deslizaba sus manos por todo mi nudo y daba pequeños toques a la punta haciéndome gemir, no sé qué me pasaba, quizás fue por el veneno pero no quería que parara, seguidamente apretó más fuerte mi nudo haciendo gemir mucho más que la última vez, mis piernas empezaban a fallarme me temblaban del placer aunque odie negarlo este perro es muy bueno en esto.

    - Aun eres un cachorro, no estás listo para juegos de adultos, tendrás que conformarte con esto chiquitín

    Aumento la rapidez en la que me masturbaba, y siguió llevándome al límite hasta que cedi ante el deseo y derrame todo lo que tenía, el solo se rio mientras que soltaba mi muy estimulado miembro.

    - Bienvenido al club chiquitín

    Me quede jadeando mientras que el me enjabonaba y abría el agua otra vez, me obligo a bañarme con él, luego nos secamos, nos cambiamos y yo fui para mi casa, en donde me encerré en mi cuarto a llorar por lo asqueroso que era.
     
    • Me gusta Me gusta x 6
    Última edición: 21 Mar 2017
  9. Wonald

    Wonald Se requiere poco para teñir los futuros de negro

    Registrado:
    17 Ene 2015
    Mensajes:
    1,559
    Temas:
    27
    Calificaciones:
    +1,085 / -9
    No hubo violación ni nalgadas pero le bajaron los humos e iniciaron
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  10. king55

    king55 Bara lover ♥

    Registrado:
    26 Sep 2016
    Mensajes:
    234
    Temas:
    16
    Calificaciones:
    +365 / -1
    Dios...Me encantan tus historias, hace tiempo que no veía una historia así de buena, te pido que por favor me menciones, para ver cómo sufre el can xD
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  11. Autor
    Zorrotravieso34

    Zorrotravieso34

    Registrado:
    9 Dic 2015
    Mensajes:
    177
    Temas:
    2
    Calificaciones:
    +267 / -3
    GRACIAS POR COMENTAR!!!
    LA VERDAD AMO COMO CREEN QUE VA A SER EL CAPITULO
    LA VERDAD ES QUE VOY PUBLICANDO LAS HISTORIAS QUE FUERON HECHAS EN EL TIEMPO EN QUE ME FUI PERO QUERÍA MEJORARLAS Y REFINAR MI ESCRITURA, MEJORAR MIS ERRORES Y DEMÁS
    ESPERO LO NOTEN Y COMENTEN!!! Y king55king55 te mencionare en el siguiente cap
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  12. torawolf

    torawolf

    Registrado:
    17 Oct 2011
    Mensajes:
    409
    Temas:
    5
    Calificaciones:
    +330 / -0
    *tacho una una inea de mi lista* ira listo, negacion listo, depresion en proceso
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  13. Worriz.

    Worriz. Iniciemos un MP y perdámonos en el deseo y placer.

    Registrado:
    9 Jul 2015
    Mensajes:
    336
    Temas:
    0
    Calificaciones:
    +180 / -0
    Y todo comienza. Primero lo mastuban contra su voluntad, luego es violado, luego es medio violado (porque sabe que lo quiere) y luego no deja de tener sexo con los grandes machos del bar hasta comvertirce en el centro de una gran órgia canina. :porno:
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  14. KOPAKING27

    KOPAKING27

    Registrado:
    5 Feb 2015
    Mensajes:
    2,706
    Temas:
    26
    Calificaciones:
    +2,365 / -18
    Buen siguiente capítulo espero que no llore y se relaje un saludo Zorrotravieso34Zorrotravieso34
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  15. Autor
    Zorrotravieso34

    Zorrotravieso34

    Registrado:
    9 Dic 2015
    Mensajes:
    177
    Temas:
    2
    Calificaciones:
    +267 / -3
    BIEN LES TRAIGO EL CAP Y UN EXTRA A COMENTAR SEÑORES JA JA JA
    O SEA DOBLE CAP
    UNO DE 1000 PALABRAS 1047 PARA SER PRESISOS JAJAJA
     
    Última edición: 21 Mar 2017
  16. Autor
    Zorrotravieso34

    Zorrotravieso34

    Registrado:
    9 Dic 2015
    Mensajes:
    177
    Temas:
    2
    Calificaciones:
    +267 / -3
    Miércoles de la semana pasada, en algún lugar del centro

    - No puedo creer que vaya a hacer esto

    - Vamos torito decídete de una vez

    - ¡Ya lo hago!, pero es difícil

    - ¿Argolla o clásico?, no es tan difícil

    - Me voy por la argolla, creo que combina con la de mi nariz

    - De acuerdo

    Y en los vestidores, Viernes 5 pm

    - Amigo estás loco –reía un can mientras que el toro le mostraba sus pezones perforados por dos argollas plateadas – ¿Y no te dolió?

    - No, el tipo de la tienda en donde me los puse me coloco un spray y no sentí nada

    - ¿Y porque te los pusiste? –un carnero lo miro mientras levantaba la ceja

    - Me gustaron eso es todo

    - ¿Y que dijeron tus padres? –hablo un tiburón

    - No les importo

    - No lo sé amigo sigo pensando que es muy gay, ¿tú que dices capitán?

    No le preste atención a nadie todavía estaba sumido en mis pensamientos, ya que después de lo de la semana pasada, digo desde que Larry jugo con migo he estado en las nubes, claro que ese es la punta de mis problemas también esta lo de mis padres, además lo de Larry para los demás del club eso solo fue una broma pero para mí era un calvario seguir teniendo recuerdos de eso.

    - ¡Capitán! –la voz de uno de los chicos me hizo mirar a Carlos, en realidad esos piercing en los pezones eran muy gay, pero quien soy yo para decirle algo, solo un pitbull con un corazón rosa en el trasero

    - No lo sé y no es mi problema, además mi trasero no puede hablar

    - Si tú lo dices capitán, pero lo suyo fue involuntario, lo de Carlos es diferente –critico uno de los presentes

    - Déjalo, si quiere ponerse metal en el cuerpo, o teñirse de rosa es su problema –suspire cansado mientras me cambiaba mis bóxer por uno de mis nuevos suspensorios para comenzar a entrenar

    Los chicos del equipo me bombardearon con preguntas de donde había comprado mi ropa interior, yo solo les mentí y dije que mi hermana me las había enviado, en fin nos preparamos para el entrenamiento y no pude evitar mirar a Carlos quien se ponía banditas en los pezones, “¿En que estaba pensando?”, lo que sea no es mi problema.

    Luego salimos al campo, donde nuestro entrenador nos esperaba, él era un T-rex de color verde olivo y ojos amarillos de nombre Max el pertenecía a la clase prehistórica.

    La clase prehistórica es la clase de furros cuyas razas no forman parte del reino animal normal, sino que su especie se remonta al periodo prehistórico, entre ellos estas los dinosaurios, mamuts y claro dientes de sable como mi jefe.

    La práctica siempre me ayuda a quitarme las cosas de mi mente, y esta no fue la excepción descargar mi ira con el balón siempre me relajaba, lástima que el silbato del entrenador dio fin a las dos horas de relajación.

    - Buen trabajo, vayan a las duchas –el entrenador se fue a su oficina y todos se fueron a los vestidores

    Como siempre los vestidores eran los mismos de siempre, algunos hablan de sus chicas otros presumen sus músculos etc, lo único raro esta vez fue que Carlos se despidió de Dj como si fueran buenos amigos, eso dejo a muchos sorprendidos, yo en cambio no dije nada y les conté a los demás algo en extrema importancia que había olvidado.

    - ¿Ese marica es amigo de Ralf? –grito uno de los presentes

    - No deberíamos llamarlo marica, sería un problema –Carlos defendió a Dj

    Ok no sé qué le pasa a Carlos, quizás la semana con las porristas le hizo cambiar su enfoque hacia como tratar a los gay, eso sería la explicación porque dudo que su novia lo haya hecho cambiar de parecer.

    - Tu chica estará feliz por cómo te volviste más sensible Carlos –lo mire mientras guardaba mis cosas en mi bolso

    - La verdad Melody termino con migo hace como cinco días –el hablo tan naturalmente que pareció hasta una broma –Dijo que no quería tener un novio porrista, además dijo que la engañe con una de las chicas

    - Wow amigo lo siento –otro chico le dijo eso pero la reacción de Carlos fue muy tranquila

    - Está bien, no necesito a alguien que solo está conmigo por ser parte del equipo de Futbol

    - Wow, wow, wow amigo que te hicieron las porristas parece que ahora eres más caballero que nunca, te sensibilizaron –otro chico comento eso y yo asentí con la cabeza

    - Supongo, creo que necesitaba otro enfoque jejeje –el rio un poco y se rasco la parte de atrás de su cabeza

    - Lo que sea es mejor así, a las chicas de seguro también les gustaras mas

    Yo asentí con la cabeza y me despedí de todo, hoy era viernes eran las 7 de la tarde y solo me quedaba una hora para llegar a mi trabajo, mi secreto trabajo, que suerte que los chicos no sospechan nada.


    En la oficina del entrenador un poco más tarde.

    - Mira lo que tengo –el T-rex mostro orgulloso un par de boletos a quien estaba sentado en su regazo, los boletos de color morado con borde de dorado metalizado exhibían en grandes letras BBB

    - ¿Vip? –el furro solo se acurruco un poco más a el

    - Solo lo mejor de lo mejor, además creo que lo necesitas y los boletos fueron cortesía de un amigo de copas

    - Solo quieres presumirme, ¿verdad? –el furro rio un poco

    - Claro que no, soy nuevo en esto del juego –el entrenador rio un poco –Aunque tienes mucha carne para mostrar

    - ¿Tenemos tiempo, para uno rápido? –el furro puso una picara mirada

    - No, lo siento si no salimos ahora se nos hará tarde, pero tenemos todo el fin de semana –sin ninguna vergüenza el reptil apretó las margas de quien estaba sentado con el

    - Pervertido

    - Tu más torito, solo se necesitó un semental para convencerte je je, recuérdame darle las gracias a ese tal Jeremy, ¿Si?

    Carlos se incorporó y le dio un beso al T-Rex
     
    • Me gusta Me gusta x 4
  17. Autor
    Zorrotravieso34

    Zorrotravieso34

    Registrado:
    9 Dic 2015
    Mensajes:
    177
    Temas:
    2
    Calificaciones:
    +267 / -3
    UNA VEZ SUBIDO ESO ESPERO QUE SEPAN LO QUE VENDRA
     
  18. Autor
    Zorrotravieso34

    Zorrotravieso34

    Registrado:
    9 Dic 2015
    Mensajes:
    177
    Temas:
    2
    Calificaciones:
    +267 / -3
    La situación en mi familia no se había resuelto llevaba dos semanas que mis padres no me hablaban, yo tampoco me animaba a disculparme, ¿Qué solucionaría con una disculpa?, pensaba en eso sentado en el sillón de la sala de descanso, cuando alguien me coloco una lata fría por la mejilla, era mi jefe el oso Daniel.

    - Veo que sigues deprimido –él se sentó a mi lado y puso el refresco en la mesa enfrente de mi

    Lo mire de cerca, el usaba un chaleco de cuero negro, pantalones y botas de cuero negro, una gorra de policía en la cabeza, y una cadena en el cuello, se veía muy rudo

    - Y supongo que no es solo por lo de la jalada que te dio Larry –él se rio un poco y yo baje la cabeza –Vamos habla con migo, también soy padre después de todo

    Lo mire con los ojos saltones, ¿un tipo así como padre?, no puede ser.

    - Bien, adelante soy todo orejas –el movió sus pequeñas orejas de forma cómica y no pude evitar soltar una risa –Le hacía esto a mi cachorro cuando estaba deprimido, nunca falla

    - Creo que si –me reí un poco más y luego suspire

    - Vamos, te escucho

    - La verdad no sé qué hacer

    Comencé a hablar de todo lo que me paso con ese oso, realmente necesitaba de hablar con alguien sin que me critique por lo que voy a decir de mis padres y también lo de los baños.

    - Y solo quería que seamos normales, pero termine así –suspire cansado

    - Eres un idiota, y te lo dice uno peor que tu –el oso sonaba malhumorado pero solo suspiro un poco –La verdad te envidio

    - ¿Eh? –lo mire un poco confundido pero el solo plasmo una sonrisa

    - Mi padre me golpeo y me hecho de la casa cuando le dije que era gay, es más entre los del club hay casos peores, a Larry lo mandaron a un campo para transformarlo en hetero por poco lo matan ahí menos mal que la policía llego a tiempo, al depresivo Bob lo intentaron matar, a Phill lo expulsaron de su escuela y de su hogar, a Teo lo acusaron de un crimen por ser gay y paso un mes en prisión, a Shiro lo desheredaron, a Marcos lo humillaron en internet, y así etc. la verdad tienes padres ejemplares que te aman pero los tratas como basura

    - Yo… no –no sabía esas historias, los chicos se comportaban felices, no sabía que a algunos los habían tratado tan mal

    - Muchas veces pensamos que nuestros padres son humillantes es parte de crecer, pero cuando ves las cosas desde otro plano, bueno ya viste que tus padres no son tan malos –el oso me miro sonriente pero sentía lastima en su mirada

    - ¿Y como llegaron todos ellos aquí?, los chicos me refiero

    - Bueno a Larry la policía lo rescato y como Richard antes era policía le ofreció trabajar aquí y le dio un lugar en los departamentos ahora él estudia su pasión

    - ¿Su pasión?

    - Si, él quiere ser detective en la policía, quiere ayudar a quienes lo necesitan al igual que Richard hizo con el

    - ¿Y los demás?

    - Bob quiere ser caricaturista –en ese momento no me aguante las ganas de reír como alguien tan depresivo podía hacer esa clase de trabajo –Teo estudia bioquímica quiere probarle al mundo que el veneno de reptil puede salvar vidas

    - Que meta –no me imagine que esa lagartija tuviera ese deseo

    - Shiro termina sus estudios gastronómicos dentro de poco y luego abrirá su restaurante, incluso ya tiene muchos fans –no sabía que teníamos a un chef entre nosotros, quiero probar algo gourmet - ¿Puedes guardar un secreto? –yo asentí y el oso se rio –Ese galgo es tan tímido que no ha podido proponerle matrimonio a Phill, lleva intentándolo por más de un año pero siempre se acobarda

    - ¡Qué mucho! – ¿cómo alguien puede tardar tanto en hacer una pregunta tan importante?

    - Como que lo entiendo, yo antes no podía decirle a mi esposo lo que sentía, hablando de eso ese es el caso de Marcos

    - ¿El panda? –la imagen de ese oso se me vino a la mente

    - Exacto, ¿no te figaste que solo viene los lunes?

    - Yo creo que lo note –mentira no note nada de eso

    - Bueno él está enamorado de Eddy pero no puede decírselo –el oso rio un poco más mientras que la imagen del tímido husky color caramelo venía a mi mente –El resto del tiempo es un oficinista común

    - Ya veo –no sabía nada de lo que Daniel me había contado me empecé a sentir mal pero el solo me estiro fuerte de la mejilla con sus suavecitas patas

    - Deja de pensar en lo que hiciste y concéntrate en lo que harás –el me soltó y yo puse mi pata en mi roja mejilla –Mira sé que tienes problemas, ¿Quién no los tienes?, pero puedes arreglarlo, deja ese orgullo y discúlpate como hombre

    - ¿Pero qué puede hacer una disculpa?

    - A veces un simple “lo lamento” es suficiente –el me sonrió y yo también, era bueno hablar con alguien así –¿Y tú?

    - ¿Yo que? –lo mire confundido

    - ¿Qué quieres ser? –el levanto su ceja y yo me quede en blanco –Ya veo aun no decides, bueno aun eres joven solo busca lo que te apasione y hazlo

    - Yo siempre dije que sería soldado –pensé en lo que acababa de salir de mi boca como podría ser soldado si tan solo golpear a alguien me hacía sentir mal, además de que los que golpee eran inocentes además no tengo nada que me guste hacer

    - Bueno si es lo que decides es tu problema, pero si necesitas ayuda recuerda que este lugar siempre te recibirá –el me miro sonriente y me acaricio la cabeza “que suave” –En cuanto a la jalada

    - ¡Eh! –me sorprendí por el abrupto cambio de tema

    - Creo que deberías hacerlo otra vez pero con alguien diferente –el rio un poco y yo me sonroje –Creo que fue solo la excitación del momento pero es posible que tan solo haya sido la nueva experiencia, si lo haces de nuevo estando libre de cualquier sustancia y lo haces con alguien diferente es posible que obtengas tu respuesta.

    - Pero es muy vergonzoso –el solo me dio unas palmadas

    - Lo superaras, te recomiendo un mamífero los reptiles tienen las manos ásperas jeje

    El simplemente se levantó y se fue, yo di un suspiro y me fui a cambiar, es viernes por la noche, estoy confundido y el club está lleno, ¿qué puede pasar?

    Un viernes por la noche en el BBB es sinónimo de salvaje, la clientela ansia la noche libre para poder venir a divertirse, si bien el club tiene la fama de ser el sitio para los que gustan de lo rudo, lo salvaje y demás, el viernes no importa como vengas ya bien, de cuero, de látex, normal, en calzones hasta desnudo si quieres, en el BBB la fiesta es para todos.

    Como mesero, me di cuenta que la mayoría de los clientes no quieren solo sexo, algunos solo buscan salir a divertirse, o tener a alguien para hablar, también vienen solo para bailar o solo por el hecho de salir de su rutina, además odio admitirlo pero como que me gusta ser mesero, exclusivamente por las propinas que aumentan conforme al nivel de clientes que atiendas y como los atiendas.

    Como por ejemplo si los atiendes normalmente te dan entre 2 o 3 billetes, pero mis compañeros me enseñaron ciertos trucos que van desde decirle, “¿qué quieres guapo?”, hasta moverle la cola, con esas cosas digamos que un solo cliente me da entre 10 y 20 billetes, claro que esos clientes son en su mayoría adultos mayores que tuvieron una vida represiva o solo buscan un escape emocionante, en fin con todas las propinas realmente no sé qué hacer, quizás pueda pagar una cena para mis padres a modo de disculpa.

    - ¡Rocky, hay un pedido Vip! – la voz de un mono llamado Peter resonó en mi odio gracias a un comunicador

    - ¡Voy!

    Los viernes eran tan salvajes que necesitábamos usar comunicadores para ayudarnos y no solo eso también los usábamos cuando había clientes que no tenían buenas intenciones, había escuchado historias de tipos que traían armas y cosas así la peor fue de un tipo con chaleco explosivo, pero por suerte fue rápidamente controlado, la razón de que haya tanta seguridad no solo era para mantener a salvo a los clientes sino también a nosotros mismos, por eso el club no solo era salvaje sino en extremo seguro, las sustancias como las drogas aquí estaban prohibidas y eran fácilmente detectadas por uno de nuestros guardias era por eso que todos los de seguridad eran canes y habían recibido un curso de detección de drogas de la policía, las armas como cuchillos o navajas y hasta pistolas obviamente eran prohibidas por eso entre todas las puertas había oculto un sistema detector de metales y pólvora además una cámara, repito este lugar era un lugar muy seguro si miramos ese lado.

    Pero obviamente había un sinfín de cochinadas que se hacían aquí, específicamente en el segundo y tercer nivel subterráneo que hasta ahora eran zona inexplorada para mí, algunos de los chicos me comentaron sus experiencias allí, yo perdí el interés en ver cómo era después de oírlos, ellos solo decían que era genial yo decía que era asqueroso, en fin me dirigí a la barra del segundo piso.

    Tome la orden que me había preparado Peter, un trago llamado no puedo creer que diré esto, “orgasmo azul”, y el otro era peor “Sex on the beach”, en fin tome los dos tragos uno era azul brillante y estaba cérvido en una copa alta y ancha espolvoreada con azúcar por encima y el otro estaba servido en una copa similar solo que era más fina pero este trago era de color rojo y amarillo decorado con una pajilla y una sombrilla , cuando se trata de un trago así de complejo no es de extrañar que Peter se haga llamar “Rey de copas”, pero no tenía tiempo de aplaudir al mono tenía que llevar estas bebidas además este era un pedido vip por lo tanto tenia extra prioridad.

    La zona Vip del BBB, era una zona ubicada por encima del suelo y la zona alta, era un altillo para tan solo 10 personas por lo tanto su costo era muy elevado a menos de que seas un miembro Vip del club cosa que solo puedes ser si has participado en ciertas fiestas donde te daban un pase para serlo, pero esas fiestas eran muy pocas solo dos o tres al año como máximo según Jay Jay, pero el precio si no lo eras estaba justificado, la zona vip contaba con todo lo que uno quisiera, sillones cómodos y elegantes, un servicio de bocadillos dulces y salados, un tubo privado, mesa de billar, wifi, etc. Hasta el servicio de meseros era especial en esa zona ya que contaba con una pantalla incrustada en medio de cada mesa donde podías ordenar lo que quisieras, en resumen en ese lugar te trataban como a un rey.

    Pero cuál fue mi horror al ver mi amigo Carlos allí y al entrenador, esto paso de la siguiente forma.

    Primero puse los tragos en una mesa, segundo me frote los ojos para saber si lo que veía era correcto y finalmente.

    - ¡¿Qué carajos sucede aquí, Carlos?! –grite y los otros en la zona vip me miraron

    - ¡Capitán! –Carlos y el entrenador se levantaron –¡¿Qué hace aquí?!

    - ¡Lo mismo quiero saber! –me cruce de brazos y mire a esos dos pero ellos solo se pusieron nerviosos pero el entrenador

    - Wow, wow, wow, pausa –me miro amenazantemente y me apunto con el dedo -¿Quién eres para decirnos eso?, mírate tú con esos shorts y ese arnés

    - ¡Yo trabajo aquí! –les grite y ambos se sorprendieron

    - ¿Pero porque? –Carlos me hablo un poco asustado

    - ¡Esto es por la ridícula apuesta que hicimos, por el desastre que hice ahora tengo que trabajar aquí! –me estaban llamando por el comunicador pero yo solo lo puse en mi bolsillo mientras seguía enojado –¡¿Y bien?!

    - Solo vine porque el entrenador me invito a salir –Carlos apretó sus puños casi llorando pero el entrenador lo tomo de sus hombros estaba a punto de gritar cuando un aplauso fuerte nos hace detenerlos

    - Buenas noches –era mi jefe el tigre dientes de sable llamado Richard –Lamento molestar pero Rocky te necesitan en la sala de descanso

    Richard vestía un atuendo hecho de cuero, pantalones con botas estilo policía, una gorra, y un chaleco, todo en el infundía miedo.

    - ¡Pero! –el me miro con los ojos serenos pero estos me infundían miedo hasta los huesos

    - Rocky vete ahora –el dio otro aplauso e instintivamente obedecí

    En la sala de descanso

    Richard estaba tomando un té sentado en la mesa de comedor y yo estaba frente al incapaz de decir nada.

    - Rocky, Rocky, Rocky, Rocky –dijo mi nombre calmadamente mientras que yo bajaba la cabeza – ¿Me quieres decir que paso allí? –mire hacia él y note sus brillantes ojos color entre castaño y ámbar mirarme era como si fuera engullido por estos

    - Es que eran el entrenador y mi compañero de equipo –dije tartamudeando pero el solo coloco su taza sobre la meza, esa única acción me hizo erizar la piel.

    - ¿Y? –esa pregunta me dejo helado –No te regañare solo quiero saber ¿qué importancia tiene eso?

    - ¡No entiendes él era el más homofogo de todos los del equipo y ahora está aquí en un bar gay y saliendo con el entrenador!

    - Ya veo, repito ¿Qué importancia tiene eso?

    - ¿Eh?

    - Ya veo te lo pondré simple –el suspiro un poco y me sonrió -¿Sabías que antes estaba casado con una mujer?

    - ¿Eh? –mi mente se quedó en shock

    - Ya veo, bien yo estuve casado por mucho tiempo con una mujer, de un día al otro esta me dejo por otro, yo quede desecho allí fue cuando Daniel empezó a salir conmigo y me ayudo a seguir adelante, el punto es ¿Qué te importa con quien salga tu amigo?, además aquí eres un mesero no el capitán

    - ¡Pero es con el entrenador! –golpee la mesa y el frunció el ceño por eso

    - Rocky te entiendo, sé que no es la manera de enterarte de las cosas, además puedo imaginarme en lo que piensas

    - ¡¿Qué?!

    - Si tu amigo sale con tu entrenador temes que él le dé prioridad a él, ¿no es así?

    - ¡Pues obvio!

    - ¿Pero al menos sabes las circunstancias?

    - ¿Circunstancias?

    - Me refiero, ¿le diste la oportunidad a ellos de explicar?

    - Yo no creo que sea…

    - Bueno eso es algo que tienes que mejorar, me refiero a controlar tus emociones –Richard solo se levantó y arreglo su ropa fue hasta mi lado y me tomo de las mejillas –Si no controlas a tus emociones ellas te controlan a ti

    Me miro con esos ojos tan profundos, y luego me soltó su aura es rara puede hacerte obedecer aunque no quieras, ¿Quién rayos es él?

    - Vuelve a salir, nos queda toda la noche por delante

    Eso fue lo que dijo antes de dejar el cuarto.

    El resto de la noche y parte de la madrugada transcurrió normalmente yo no volví a la zona vip, solo me limite a mi zona, eran las 5 de la mañana cuando el club cerro y yo estaba recostado el sillón del área de descanso, los demás estaban cerca tomando un café u preparándose para bañarse e ir a dormir.

    - Hey Rocky ¿qué paso? –Eddy un husky quien era uno de los meseros me hizo esa pregunta mientras se peinaba la cola

    - ¿Por qué dices eso?

    - Vi que el jefe Richard entraba aquí contigo –los demás me miraron y yo resople

    - Si hablo con migo, algo paso en la zona vip

    - ¿Qué te dijo? –los demás me miraron asustados

    - Solo hablamos –ellos suspiraron al unísono – ¿Quién rayos es el?, su aura es escalofriante

    - El jefe Richard es muy amable y justo, pero no es alguien quien quieras tener como tu enemigo –respondió Peter el barman

    - Pero es un jefe estupendo, he escuchado de uno de nuestro sempais que él fue quien logro que este club sea lo que es hoy –Shiro digo eso uso la palabra “sempai” eso es raro

    - Bueno el punto es que no pasó nada, además es tarde y quiero dormir ahora vámonos –el que hablo fue Axel la cebra quien ya salía de las duchas con su bolso

    Después de un baño y de guardar mi “uniforme”, salí del club para notar que ya estaba amaneciendo, tengo mucho que pensar y ahora más con lo de Carlos, bueno no creo que sea tan malo, solo tiene otros gustos pero como se lo explicó al equipo, esto es malo.
     
    • Me gusta Me gusta x 4
  19. Autor
    Zorrotravieso34

    Zorrotravieso34

    Registrado:
    9 Dic 2015
    Mensajes:
    177
    Temas:
    2
    Calificaciones:
    +267 / -3
    Ahora se pondrá divertido y muy dramatico les aviso
     
  20. Wonald

    Wonald Se requiere poco para teñir los futuros de negro

    Registrado:
    17 Ene 2015
    Mensajes:
    1,559
    Temas:
    27
    Calificaciones:
    +1,085 / -9
    Era seguro que después de probar la carne de caballo iría a probar la carne de otras especies. por ambos extremos.

    Pues si habla sobre que el toro se volvió gay obviamente le preguntaran cómo lo sabe y terminarían enterándose que es camarero en el bar gay más grande de la ciudad. Pos orgía en la escuela y listo :V

     
    • Me gusta Me gusta x 1

Compartir esta página