+18 Original Fic !Mi gata me hizo pasiva! -14-

Tema en 'Fanfics y Roles Yuri' iniciado por I-AM-WOLFIE, 5 Jun 2018.

  1. Kissu

    Kissu مكسورة و تالفة Moderador

    Registrado:
    20 Oct 2006
    Mensajes:
    9,824
    Temas:
    445
    Calificaciones:
    +1,765
    OMG! Espero que lo consiga u.u
     
  2. Autor
    I-AM-WOLFIE

    I-AM-WOLFIE Este es tu imperio a cambio del amor.

    Registrado:
    26 May 2016
    Mensajes:
    2,553
    Temas:
    83
    Calificaciones:
    +771
    o3o Este capi salió algo largo pero me gustó.


    MIAU 7



    Las chicas seguían a Aziuli y Moka mientras caminaban por el centro comercial, como su gatita no sabía andar sola, la chica no le soltaba la mano, pero eso le daba más imagen de pareja, por lo que se aguantaba la pena por sentir la presión de la mirada de sus amigas.


    - Que lindas se ven ¿Cierto? -


    - Parece que las dos se quieren mucho. -


    - Oigan ¿Cuándo piensan pagarme? -


    - Pero sí yo gané la apuesta, tú dijiste que a Aziuli le gustaban los dos bandos, pero si es obvio que prefiere la papaya a la banana. -


    - ¡No me gusta la papaya! -
    Gritó Aziuli toda roja al escuchar a sus amigas, mirando por su hombro.

    - ¿Qué es la papaya? ¿Sabe rica? -


    - No, bueno, sí, es una fruta. -

    - Mmm… ¡Quiero papaya, ahora! -

    - Pero la zona de alimentos está del otro lado y tenemos que … -

    - ¡Qué quiero comer papaya ahora, pendeja! - Reclamó la gata prendiendo su mano en la blusa de la chica, apretándole uno de sus grandes pechos.

    - ¡Moka! -



    Aziuli lentamente volteó hacía sus amigas, que estaban impactadas por la situación, su amiga, estaba siendo insultada por su novia, además, esa pequeña rubia, sin ningún escrúpulo, le apretaba una teta y le miraba con forma dominante. Jade sacaba su celular inmortalizando la escena, Brenda tapaba su boca y miró hacia otro lado por pudor, mientras que Marcia sonreía y apretaba sus manos, divirtiéndose por la escena.


    - ¡Moka, suelta! -


    - ¡Quiero comer papaya y mi puto filete, pendeja de mierda! -


    - Está bien, está bien, te voy a llevar a comer. -
    Contestó Aziuli mientras la gana sonreía triunfante y las chicas aplaudían de la emoción.

    - ¡Aziuli! ¡Lo sabía, lo supe desde que ella contestó la llamada! ¡Eres una sumisa! -


    - ¿Qué? ¿De qué hablan? -


    - ¿Qué estamos esperando? Vamos a comer. -


    - Ya, ahorita te llevo ¿Si? -
    Dijo la chica mientras Moka cruzaba sus brazos y empezaba a marcar el paso rápidamente. - Que ya iremos, no te enojes, Moka. -

    - Maldita pendeja, todavía salgo con este gorro ridículo y no cumples tu palabra. -


    - Es… De boquita floja tu novia. -
    Rio algo apenada Brenda, haciendo que la joven suspirara.

    - Yo, no sé qué decir, disculpen chicas, es una buena chica, pero, no mide sus palabras. -


    - Es algo grosera para el aspecto que tiene de niña europea. -


    - Perdonen, he tratado de que no sea así, pero, no me obedece. -


    - Con todo respeto a tu novia, pero, yo la hubiera abandonado al primer insulto que me diera. -
    Habló Jade guardando su celular, mientras Moka le lanzaba una mirada molesta. - por más que la quiera, no toleraría que mi novia me diga algo feo, mucho menos que me levante la mano. -

    - Por primera vez, Jade dice algo con sentido, y tiene razón, Aziuli, deberías de decirle que se comporte un poco, al menos frente a las demás. -


    - Yo… -


    - Al carajo con ustedes. -


    - ¡Moka! -




    Moka se sintió incomoda por la mirada de las amigas de Aziuli sobre ella, saliendo de la escena rápidamente, la joven notó que a su gatita le había molestado algo, por lo que no esperó a correr detrás de “su novia”.


    - Chicas, se pasaron. -


    - ¿Qué? Sólo dije la verdad. -


    - Pero no entienden, que esperaba de una virgen y una que de seguro lo más caliente que ha hecho es el “misionero”.
    - Dijo Marcia alzando su pecho, haciendo que sus amigas le miraran molestas y apenadas. - Lo que ellas tienen es muy intenso, viven a carne viva el papel de dominatriz y esclava ¿Acaso vieron que a Aziuli le incomodara lo que hizo su novia? Le incomodó más que ustedes la cuestionaran por como se trataban. -

    - No, pero no está bien. -


    - Para ustedes, pero para ellas, es algo normal, es la forma en que muestran su amor, como dije, que van a saber una virgen y la que ya piensa en casarse.
    - Habló la mayor del grupo levantando sus pechos al cruzar sus brazos y mover su cabeza afirmativamente. - Así es, esas dos están muy enamoradas, si a Aziuli le gusta el lenguaje obsceno y ser una pasiva, como sus mejores amigas, debemos de respetarla. -

    - No sé por qué no te creo eso. -


    - Sólo mírenla ¿Habían visto a Aziuli tan contenta o tan feliz? Desde que llegamos no la soltaba de la mano. -


    - Es cierto… Ay, me siento mal.
    - Expresó Brenda colorándose y tapando su boca. - seguro Moka se puso triste porque la juzgamos, tal vez, pensó que no aprobábamos su noviazgo. -

    - Para ellas es duro chicas, no es fácil decir que son lesbianas, Aziuli lo ocultó todo este tiempo, imaginen como se sintió su novia cuando por fin nos la presenta, ustedes le dicen que no está bien como es su relación. -


    - ¡Ya entendí! Fuimos unas perras. -


    - Así es, muy perras. -


    - Sólo espero que no le compliquemos las cosas a ellas ¿Qué si terminan por nuestra culpa? Aziuli no nos lo perdonará. -


    - Nah, se ve que son una pareja fuerte, ¿Vamos por ellas? No hagamos pensar a Aziuli que no la apoyamos en su noviazgo con otra chica. -


    Aziuli corrió buscando a Moka, pensando que le podía pasar algo, era una pequeña gatita de hogar, desconocía algo que fuese su casa o el consultorio de la veterinaria, la joven logró encontrarla, después de todo, sobresalía una chica rubia de piel blanca entre todo el lugar. Moka estaba sobre el suelo, mirando fijamente dentro de un acuario que estaba adornando la rotonda, la gatita observaba los peces jugueteando en el agua, ella, como una mínima aún pequeña, daba pequeños manotazos al vidrio, queriendo atraparlos. Aziuli se sintió aliviada al verla segura, acercándose a su gata, abrazándola, por primera vez, Moka no respondió de forma arisca, estaba tan concentrada en los peces que ignoraba el gesto.


    - Mi Moka, que bueno que estés bien. -


    - Quiero uno.
    - Dijo la gata mirando los peces, lanzando un manotazo más. - ¿Cómo es que están ahí y no puedo agarrarlos? -

    - Se llama pecera, ahí puedes tener peces y verlos nadar, pero tienes que cuidarlos mucho. -

    - ¿Y para que quiero verlos nadar? Los quiero comer, hijos de puta, se burlan de que no puedo agarrarlos. - Habló Moka frunciendo sus cejas, haciendo reír a Aziuli, que la abrazó de la cintura y logró sentarla en sus piernas.

    - Moka ¿Por qué saliste corriendo? -


    - No me gustó el tono en que hablaban de mí esas humanas, y te hicieron sentir mal, las odio. -
    Contestó la gata acurrucándose en el pecho de su dueña. - los animales podemos sentir cuando nuestro humano se siente mal, es un don, entendí que esas pirujas me querían lejos de ti, no les agrado. -

    - Moka… -



    Aziuli abrazó con fuerza a Moka, la cual puso cara de sorpresa, hacía mucho que su dueña no la abrazaba así, esos abrazos que le daba al ser una gatita, un abrazo que le gustó recibir, por lo cual, no le respondió con los típicos arañazos. La joven volteó a su gata para verla a la cara, sonriéndole y frotándole la mejilla mientras Moka le miraba.


    - Moka, no nos vamos a separar, sabes que te quiero mucho, cuando llegaste a mis brazos, siendo tan pequeña, te juré que siempre te iba a cuidar ¿Lo recuerdas? -


    - Creo, apenas podía abrir los ojos.
    - Dijo la gata estando en su momento de gata mimosa, dejándose tocar.

    - Yo no te dejaría, eres mi Moka, aunque a veces eres difícil, no dejas de ser mi gatita, mi tesoro. -


    - Mmm… No me convences, esclava. -


    - ¿Qué puedo hacer para que me creas? -


    - Dame mi filete. -

    - Está bien, te llevaré a comer, pero, ya no pienses que por lo que digan ellas te dejaré de querer, sabes que te amo. - Contestó Aziuli, quien miraba fijamente los ojos azules de Moka, perdiéndose en su brillo, así como en su preciosa cara.


    Aziuli entendía algo muy claro al ver el rostro de Moka, amaba a su gatita, la amaba tanto como la amó en su cuerpo felino, seguía siendo su gatita consentida, algo malhumorada, pero, seguía siendo su Moka. La joven, lamió sus labios al sentir la tentación de besarla, al final, no se resistió y sujetó la nuca de la rubia, empezando a besar su boquita, Moka sólo cerró sus ojos, disfrutando del sabor frutal de la boca de su dueña, rodeando su cuello para no soltarla. Un flash de una cámara hizo reaccionar a Aziuli, separándose de Moka y llenándose de sonrojo al ver que sus amigas le tomaban fotos y que habían escuchado lo último.


    - Uy, cuando dicen te amo ya es algo serio. -


    - ¡Chicas! -


    - Que lindas, arreglar sus problemas con un beso. -
    Dijo Brenda cruzando sus manos en señal de ternura.

    - Oye, Aziuli, tranquila, te la estás comiendo muy temprano. -


    - Ey, chicas, ellas dos quieren disculparse por lo de hace rato. -


    - !Largo, no las ocupamos, trío de zorras! -


    - Tranquila, Moka. -
    Habló Aziuli mientras se levantaban de la banca y le tomaba la mano.

    - ¿Qué quieren? -

    - Perdónanos, Moka, no somos nadie para juzgarlas, nos sorprendió que tuvieran una relación de ese tipo, como Aziuli siempre fue una buena chica, no esperábamos que le gustara ese estilo de romance. -


    - Tardaremos en aceptar que eres masoquista y lesbiana, pero, no dejas de ser nuestra amiga. -


    - Gracias, Jade, no sabes cuánto lo va… ¿Qué? -


    - Ahora no nos salgas que no lo eres, si ya tenemos fotos que lo prueban. -


    - ¡Que no lo soy! -


    - Oye, tú ¿Por qué a todo rato le dicen a mi esclava eso? ¿Qué significa lesbiana? -


    - Oh ¿En serio no lo sabes? No esperaba eso ¿O será que Aziuli no te dijeron que eran? Es cierto, pareces ser extranjera y tal vez no conoces esa palabra -
    Preguntaba Brenda mientras Aziuli era asediada por Jade y Marcia con las fotos que tomaron. - ustedes son lesbianas, es una palabra que se usa para referir a las chicas que aman a otras chicas, que prefieren una mujer a un hombre. -

    - Mmm… Es cierto, me siento mejor con ella, no necesito un pendejo macho a mi lado, sólo la necesito a ella y ella no necesita a nadie que la distraiga de estar conmigo. -

    - Que linda ¿Escuchaste Aziuli? - Dijo Brenda tomando de los hombros a la pequeña rubia, para que viera de frente. - Dilo, Moka. -

    - ¡No necesito un macho, sólo a mi esclava! ¡Somos lesbianas! -

    - Bravo, Moka, ese es el ánimo. - Aplaudía Brenda mientras la gata, animada por los aplausos, alzó sus manos gritando.

    - ¡Somos lesbianas! -


    - ¡No, Moka! Ay dios. -


    - ¡Bravo! Así se dice pequeña ¿Ves, Aziuli? ¿Qué te cuesta tener ese orgullo de serlo como lo tiene tu novia? -



    Mientras Moka alzaba sus manos animada por los aplausos y ser el centro de atención, no sabía que su dueña estaba temblorosa de nervios y preocupación, ante sus amigas, Moka decía abiertamente que eran lesbianas, asimilando que eran pareja, peor aún, mucha gente del centro comercial la había escuchado, por lo que el bochorno era mayor.


    - ¡Ay dios mío! Moka ¿En qué lío me metiste? ¡Mis amigas ya no me bajaran de que si lo soy! -







    XD Y así, Aziuli entendió que ya no había marcha atrás.
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  3. Autor
    I-AM-WOLFIE

    I-AM-WOLFIE Este es tu imperio a cambio del amor.

    Registrado:
    26 May 2016
    Mensajes:
    2,553
    Temas:
    83
    Calificaciones:
    +771
    Sigamos u3u


    MIAU 8


    Pasó una semana y Aziuli había perdido la fe en que sus amigas dejaran de creer que era lesbiana y que Moka era su novia. Tras los gritos de su gatita en el centro comercial donde orgullosamente decía que eran así, las fotos donde ellas se besaban con tanto amor y las veces que le llamaban y escuchaban momentos muy íntimos que nadie debía de escuchar. Era una noche, en que Aziuli suspiraba al preparar la cena, que pensaba en cómo solucionar las cosas, pero había un gran inconveniente, a su gatita parecía ponerle triste que dijera que no eran novias ¿Acaso para ella era tan importante eso? ¿O sería que como le dijo que lo eran desde que ella era una recién nacida lo tomó como algo muy valioso? La ojiazul no sabía qué hacer, colgó su delantal y empezó a servir los platos de un estofado de pollo con crema, miró hacia la sala donde su gatita miraba un programa de Animal Planet, y sonrió, no importaba lo que pasara, le alegraba que su querida Moka seguía a su lado, aunque ahora era una jovencita, seguía siendo esa gatita que tanto amaba.


    - Moka, la cena está servida. -


    - Ya era hora, me moría de hambre. -
    Dijo la gata acostándose en la alfombra. - humana, comamos acá, no quiero moverme. -

    - Está bien, pero siéntate, enseñas tus pantaletas. -


    - ¿Y? Ustedes los humanos son raros, es más cómodo andar desnudos. -


    - No Moka, eres una señorita, debes de cuidar que vean tu cuerpo.
    - Habló Aziuli al dejar los platos en la mesa de la sala. - recuerda Moka ¿Cómo se sujeta la cuchara? -

    - ¿Por qué mierda tengo que usar esto? ¿Por qué no me dejas comer como quiera, estúpida? -

    - Moka, no puedes comer como una gatita, te lo he dicho, eres ahora una señorita. -

    - Maldita sea, una no puede comer a gusto con estas pendejadas de metal. -


    - ¿De dónde habrás sacado ese vocabulario?
    - Pensó la joven, suspirando mientras empezaban a comer. - Ha sido difícil, pero, por lo menos te has controlado en golpearme y rasguñarme, me pregunto qué pasará por tu cabeza. -

    - Maldita humana, intenta desobedecerme, al menos se ha hecho más sumisa y sabe limpiar mi cuerpo muy rico, se ha ganado que no la golpee tanto. -



    Tras terminar de cenar, Aziuli recogía la mesa mientras Moka corrió a recostar a la alfombra, para seguir viendo la televisión, al menos, el televisor la mantenía tranquila, era como un niño que se quedaba atrapado por esa pantalla. La puerta del hogar sonó, la joven caminó para atender, asomándose por la mirilla, notando que era una joven rubia muy hermosa, no la conocía, pero sin dudarlo, lucia agradable, y a su lado, una joven de una estatura similar a la de Moka, de cabello negro y unos lindos azules más oscuros que los de ella.

    [​IMG]

    - Buenas noches, espero no incomodar, soy tu nueva vecina. -


    - ¿Nueva vecina?
    - Preguntó Aziuli al abrir, sorprendiéndose por una cesta con vino y frutas que le era entregado por la joven.

    - Buenas noches, me llamo Juliet Molinette, seré tu nueva vecina. -


    - Un gusto, soy Aziuli
    . - Contestó la joven dándole la mano a esa rubia de voz dulce. - no sabía que la casa de enfrente estaba en venta. -

    - No está en venta, le pertenece a mis tíos, ellos decidieron cambiar de casa por cuestiones de salud y les pedí que me la rentaran. -


    - Oh, pues mucho gusto de nuevo. -

    [​IMG]


    - Preséntame.
    - Dijo la jovencita de largo cabello negro, a la cual Aziuli le provocaba una curiosidad por esa mirada penetrante, una mirada similar a la de Moka.

    - Perdón, ella es Mignon, es mi compañera. -


    - Mucho gusto, Mignon. -


    - El gusto es mío, espero no te incomoden los modales de Juliet, a veces son algo sofocantes, pero por lo normal, es inofensiva. -


    - Habla muy extraño esta chica.
    - Pensó Aziuli sin dejar de mirar a Juliet. - muy distinta a ella, que es tan simpática. -

    - Mmm… ¿Hay alguien más en tu casa? -


    - Mignon, no seas mal educada, eso no se le pregunta a las personas, discúlpala, a ella le falta un poco de sentido común. -

    - No, está bien, en realidad, no hay…. -

    - ¡Humana, cárgame a la cama! -
    Se escuchó un grito haciendo que Aziuli se pusiera roja por ese comentario.

    - Moka, estoy algo ocupada ¿Me esperas? -


    - ¿Esperarte? ¿Qué te crees, pendeja? No tienes derecho a decidir si estás ocupada o no, eso lo decido yo. -


    La gata rubia se fue a la puerta para reclamarle a su dueña, pero el aroma que detectó le hizo sacar sus colmillos, apresuró su paso y se colocó frente a Moka, quedando de vista a las vecinas. Mignon frunció su mirada al encontrarse con Moka, sus ojos se cruzaban llenos de coraje, como si fuesen enemigas mortales, sin que lo entendiera la joven.


    - Que linda chica ¿Es tu compañera? Y esas orejas tan lindas, es un amor.
    - Decía la rubia llevando sus manos a las mejillas al ver a Moka.

    - Ah, sí, ella es mi compañera, sobre sus orejas, hay una explicación. -

    - Con razón me llegaba esa peste, hay una callejera aquí. -

    - Callejero tu culo, gata corriente. -


    - ¿Disculpa? La única que le falta raza aquí, eres tú, pulgosa. -


    - ¿Quieres que esta pulgosa te parta la cara?
    - Gritó Moka mientras las dos se miraban y chitaban como gatas.

    - ¡Moka! No seas grosera, vienen a saludar. -


    - ¡Pendeja, está enana es una gata! -


    - ¿Enana? Se nota que eres de calle, soy de tu misma estatura por si no te has dado cuenta. -


    - ¿Una gata? -


    - ¿Es verdad lo que dicen? Mignon ¿No es una gran sorpresa? No eres la única.
    - Habló Juliet abrazando fuertemente a la chica, quien aún miraba molesta, pero parecía recibir el abrazo sin molestias.

    - ¿La única? -


    - ¡Si! Mignon es mi gatita y mi compañera de amor, es mi novia. -


    - ¿Qué? -


    Aziuli se había enterado de una bomba, no era la única que había pedido el deseo de hablar con su gata, también, parecía que no era la única que mantenía una relación amorosa con su minina. Ese descubrimiento traería más confusión para la dueña de esa gata arisca.






    REQUETECHANCHANCHAN :3 HERE COMES ANOTHER PASIVA!!


    Se agregan a esta comedia Juliet y su gata Mignon, Mignon es una gata de raza Manx. Una raza de gato fino que se caracteriza por no tener cola o en algunas subrazas, cola corta.

    [​IMG]
    Mientras que Moka, es una gata manchada :d.
    [​IMG]
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  4. Kissu

    Kissu مكسورة و تالفة Moderador

    Registrado:
    20 Oct 2006
    Mensajes:
    9,824
    Temas:
    445
    Calificaciones:
    +1,765
    LOL ¡Moka sí lo gritó!
    Nuevas chicas jaja
     
  5. Autor
    I-AM-WOLFIE

    I-AM-WOLFIE Este es tu imperio a cambio del amor.

    Registrado:
    26 May 2016
    Mensajes:
    2,553
    Temas:
    83
    Calificaciones:
    +771
    XD Las amigas quieren casi de a webo que Aziuli acepte que lo es, :d y pues ya sabes que raza de gatas son Moka y Mignon, creo que la cara de las especies demuestran la personalidad XD la manchada parece enojada y la otra más curiosa.
     
  6. Autor
    I-AM-WOLFIE

    I-AM-WOLFIE Este es tu imperio a cambio del amor.

    Registrado:
    26 May 2016
    Mensajes:
    2,553
    Temas:
    83
    Calificaciones:
    +771
    X3 Continuamos con más gatadas.



    MIAU 9


    Aziuli servía un poco de té en dos tazas, una para Juliet y otra para ella, así como dos vasos de leche para Moka y Mignon. Las cuatro estaban sentadas alrededor de la mesa de la sala. Ambas parejas se miraban mutuamente, hasta que la ojiazul interrumpió con un leve tosido.


    - Así que Mignon también es una gata. -

    - Así es, bueno, era una gatita hasta el once de Agosto. -

    - ¿También? -


    - ¿También? ¿Moka también cambió ese día? -


    - Sí, en la lluvia de perseidas, pedí que pudiera hablar con ella. -


    - También yo, vaya sorpresa. -
    Rio Juliet mientras tomaba el té.

    - ¿Y tus orejas? ¿Te cortaste las orejas? -


    - Aléjate, gata apestosa. -
    Habló Mignon mientras tomaba élegamente de su leche, mientras Moka le daba lamidas. - Que asco ¿Por qué no pides que te sirvan de una vez en el suelo? -

    - ¿Quieres pelea? -


    - Que lindas, se llevan tan bien. -


    - ¿En serio crees eso? Pero, Moka tiene razón ¿Y sus orejas y cola? -

    - Oh, tranquilas, Mignon es una gata Manx, ellos no tienen cola, sobre sus orejas. -


    Juliet extendió su mano para sujetar la cabeza de Mignon, quitándole una diadema que tenía mechones de cabello negro finamente peinado, al momento de quitárselo, sus orejas salieron empuntadas, sorprendiendo a Moka y Aziuli.


    - Como sería raro una chica con orejas, se me ocurrió hacer esto para ocultarlo, y ha servido muy bien. -


    - ¡Es genial! ¿Cómo lo hiciste? -


    - Trabajo en una tienda de sastres y disfraces de mi familia.
    - Sonrío Juliet mientras acariciaba las orejas de Mignon, quien sonreía por las caricias. - Mignon es tan buena niña que ahora es mi asistente. -

    - ¿Y tú que haces, corriente? Seguro eres como cualquier gata callejera que sólo duerme, come y causa molestias. -


    - Ja, pendeja, una gata como yo hace muchas cosas, vamos, cuentale, humana. -


    - Pues…!Oh, sí! ¿Quieres más té? -

    - Con mucho gusto. -

    - Ja para ti, pulgosa, tu dueña siente vergüenza de ti. -
    Señaló Mignon haciendo que Moka le enseñara los colmillos.

    - Si gustas, puedo hacerle una diadema similar a Moka, para que puedas sacarla a pasear o mandarla a la escuela. -


    - ¿En serio? Eso me encantaría... ¿Escuela? -

    - Sí, Mignon está en la secundaria, le pedí de favor a mi tía que la inscribiera como su hija, es una gatita muy lista. - Hablaba Juliet acariciándole el mentón a Mignon que sonreía por los mimos mientras Moka miraba molesta a Aziuli que parecía contenta por esa gata negra.

    - Yo también soy lista, mira. -



    Moka corrió por su cuaderno de colorear, poniéndola sobre la mesa de la sala, la gata cruzó sus manos y alzó su rostro orgullosa de sus logros, mientras Mignon empezaba a reírse.


    - Ay, dios gatuno, haces garabatos como si fueras un perro. -


    - ¿Qué mierda dices? ¡Mi humana dice que lo hago genial! -

    - De seguro no sabes ni escribir. - Reía Mignon mientras Juliet miraba los dibujos.

    - Que linda, ya sabes colorear, Mignon apenas sabe sujetar los crayones, pero por algo se empieza. -


    - Juliet, esta noche tendré que castigarte.
    - Murmuró la gata frunciendo su ceja al ser revelada, provocando que Moka se riera.

    - Jajaja ¿Decías? Estas igual que yo, gata fea. -


    - ¿No te da miedo mandarla a la escuela? -


    - Un poco, pero la llevo y paso por ella todos los días, no se acerca a nadie sin preguntarme antes o contarme que tipo de persona es, lo que quiero, es que Mignon aprenda a actuar como una chica de su edad.
    - Hablaba la rubia mientras Mignon se acercaba a ella para recostarse en sus piernas. - no sería una buena novia sino me preocupo por su educación. -

    - Es cierto… ¿Novia? -


    - Sí, Juliet y yo somos novias, hasta tenemos sexo lésbico. -


    - Mignon, no digas cosas así frente a las personas, pero, me encanta que presumas nuestro amor. -


    - ¡Ey! ¿Por qué ella tiene eso? ¡Yo también quiero sexo lésbico, sea como sea! -


    - ¡Moka, pero si ya tenemos sexo! -



    Aziuli se puso roja al comentar eso, tapando su cara, mientras Juliet aplaudía encantada por saber que esa pareja era similar.


    - Que lindas, tenía mis sospechas, pero, era claro que también fueras lesbiana. -


    - ¿Qué? -


    - Juliet, tengo más hambre. -


    - No jovencita, no es hora de comer, mira lo que traje.
    - Dijo la joven sacando de su bolso un ratón con cascabel, agitándolo para que ambas gatas reaccionaran. - ¡Atrápalo! -


    Juliet lanzó el juguete hacía otro lado, provocando que ambas gatas corrieran tras él, empezando a dar vueltas y vueltas sobre el piso, chitando como las gatitas que eran.


    - ¡Dame mi juguete, gata pulgosa! -


    - ¡Cierra el hocico, quien lo atrapó primero se lo queda, perra! -


    - ¡Perra tú! -


    - ¡Perra tu madre, gata estúpida!
    - Gritaba Moka mientras se escuchaban refunfuñar las gatas.

    - Que lindas, se llevan tan bien, creo que Mignon encontró una mejor amiga. -


    - ¿En verdad lo piensas así? -


    - Me alegra que haya alguien más como nosotras…. Dios mío ¿Qué te pasó?
    - Preguntó Juliet jalando un poco la blusa de Aziuli, mirando parte de sus senos desnudos.

    - ¿De qué hablas? -


    - Tus senos, tus preciosos senos, están llenos de rasguños y marcas ¿Moka te hizo esto? -


    - Sí, pero, no es nada. -


    - Déjame ayudarte. -

    - En serio, estoy bien, no hay problema. -

    - ¡Claro que sí! Cuando Mignon era pequeña me dejó algunas cicatrices en la mano y el vientre que se me quedaron, no puedes dejar que tus pechos queden así, pero no te preocupes, siempre traigo un ungüento especial para eso. -


    - Qué no es necesario.
    - Rio nerviosa Aziuli mientras la chica bajaba con cuidado la tela de su blusa dejando sus grandes senos a la vista. - ¿Qué haces? -

    - Créeme, me lo vas a agradecer. -



    Aziuli se movió hacía atrás en el sofá, aplanando sin querer su teléfono celular, marcando una llamada inesperada a sus amigas que estaban estudiando juntas en la casa de Marcia.


    - Es raro que no esté Aziuli para ayudarnos. -


    - Ella ya está en la uni, nosotras tenemos que echarle ganas para alcanzarla. -


    - Lo dice quien está repitiendo grado. -


    - Es que no podía dejarlas solas, luego como sobreviven sin mí. -


    - Oigan, Aziuli está llamando ¡Hola! Justo hablamos de ti… ¿Hola?-
    Habló Brenda poniendo el altavoz, provocando un sonrojo para todas al escuchar algo que no esperaban.

    - Tienes unos senos preciosos, tan suaves. -


    - Gra.. Gracias… Se siente muy raro, pero, relajante al mismo tiempo. -


    - No te preocupes, al principio es raro, pero te gustará la sensación… Ay, Moka ha sido una niña mala, rasguñar y morder tus senos de esta manera, pero no te preocupes, haré que te sientas mejor. -


    - Uy ¿Están escuchando? -


    - Aziuli ¿Está con otra chica? -


    - No, no podemos pensar así de ella, quizá es un error, Aziuli no podría estar involucrada con otra chica, se notaba que amaba a Moka, mejor colgaré. -


    - ¡No, ni se te ocurra, se está poniendo bueno!.
    - Dijo Marcia quitándole el celular a su amiga para seguir escuchando.

    - ¡Ey, es culpa de ella que no me hace caso, por eso le aprieto sus tetas! -


    - No está bien que lo hagas, a una chica tienes que tratarla con mucho cariño, con delicadeza, más a alguien como Aziuli. -

    - Juliet, no digas cosas que pueden malinterpretarse. -


    - ¡Oh por dios! ¡Es un trio! -


    - ¿Qué puedes esperar de una callejera como esta? -


    - ¡Cállate, puta! -


    -¿Una cuarta chica? Ay dios, Aziuli le entró con todo a esto de ser lesbiana. -


    - ¡Ya, chicas! ¡Mejor colguemos!
    - Gritó Brenda recuperando su celular para acabar la llamada, estando roja. - Ay, Aziuli, contrólate por favor, con tantas enfermedades que hay. -


    Mientras las amigas malpensaban lo ocurrido, Aziuli cerraba los ojos al sentir las suaves manos de Julieth untando ese ungüento sobre los blandos y blancos pechos de la chica, Juliet los amasaba con suavidad, con delicadeza, ella solo apretaba el sofá al sentir tanto gusto, fue cuando de repente, sintió una lamida en su pezón, que le dio reacción.


    - ¿Qué fue eso? -


    - ¿Eso? No es nada. -
    Sonrió la joven mientras acomodaba la blusa de Aziuli, haciendo que ella pensara qué era sólo su imaginación. - Listo, tienes que ponerte esto cada mañana y noche, para que tu piel se regenere pronto. -

    - Gracias. -

    - Querer mimar a tu gatita no significa que le permitas cosas así, que se comporte contigo todo el tiempo, ya en la cama que sean tan fieras como les gusta, sabes a lo que me refiero. - Dijo Juliet riéndose mientras Aziuli se ponía roja.

    - ¡Juliet, yo no soy lesbiana! -






    7w7 Jujuju
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  7. Kissu

    Kissu مكسورة و تالفة Moderador

    Registrado:
    20 Oct 2006
    Mensajes:
    9,824
    Temas:
    445
    Calificaciones:
    +1,765
    Ay, una pretendiente! Y con "malas" intenciones xD
     
  8. Autor
    I-AM-WOLFIE

    I-AM-WOLFIE Este es tu imperio a cambio del amor.

    Registrado:
    26 May 2016
    Mensajes:
    2,553
    Temas:
    83
    Calificaciones:
    +771
    Xd se te olvidó decir que las amigas de Aziuli son unas puercas XD lo que se imaginaron.
     
  9. Autor
    I-AM-WOLFIE

    I-AM-WOLFIE Este es tu imperio a cambio del amor.

    Registrado:
    26 May 2016
    Mensajes:
    2,553
    Temas:
    83
    Calificaciones:
    +771
    Sigamos :3


    MIAU 10




    Aziuli terminaba de hacer el aseo de su departamento y de convencer a Moka de dormir y dejar la televisión por un rato, se sentó en el sofá exhausta, pensando en que de nuevo su gatita estaba muy malhumorada, parecía que la presencia de Mignon como vecina le había molestado, eran tan dispares, que actuaban como dos rivales.


    - ¿Qué haré contigo, Moka? Otra vez empezaste a ser una gatita mala, tan bien que te portabas.
    - Pensaba la ojiazul, recordando a Juliet. - ¡Cierto, ella puede ayudarme! -


    La joven vio la hora, no era tan noche, así que tomó un abrigo y fue al departamento de al lado, tocando la puerta y siendo recibida por Juliet, quien vestía un camisón blanco que acentuaba su belleza.


    - Buenas noches, Juliet ¿No te molesto? -


    - Claro que no, encantada de verte. -
    Sonrió la rubia sin dejar de mirar a Aziuli. - ¿Necesitas algo? -

    - Sí, quería pedirte un consejo, ya que tienes a Mignon. -


    - Oh, un consejo de gatas. -


    - Así es, me gustaría saber, como le haces para que Mignon sea buena, cariñosa, ya sabes. -


    - Mmm… ¿Ya sé? Oooh… A eso te refieres. -
    Rio tiernamente la joven. - es cierto, Moka parece ser una gatita muy agresiva. -

    - Sí, quisiera que sea más cariñosa conmigo. -


    - Ya veo, esperame un poco.
    - Contestó la chica regresando al interior del hogar para salir después con una USB en la mano. - ten, que Moka vea esto junto a ti, con eso, aprenderá a ser muy buena. -

    - ¿En serio? -


    - Sí, todos los días le hago ver cosas así a Mignon y se ha hecho tan buena, que no puedo quejarme, me tiene muy satisfecha. -


    - ¡Gracias, Juliet, te lo pagaré pronto! -


    - Espero que pronto, igual, deberías de verlo tú, aprenderás mucho. -
    Habló Juliet con una sonrisa pícara a la joven que parecía no darse cuenta de las cosas.


    Aziuli regresó rápido a su apartamento, sorprendida de ver de nuevo a Moka, desnuda, mordiendo su juguete de hule en forma de un pescado delgado, mirando la televisión en el canal de Animal Planet, su canal favorito. La joven suspiró al pensar que su gatita no tenía remedio, fue cuando recordó la USB que le dio su vecina.


    - Moka ¿Por qué no te dormiste? -


    - Ja, pendeja, soy una gata, los gatos no dormimos en la noche. -
    Dijo Moka ignorándola mientras movía su cola alegremente.

    - Por favor, Moka, haz caso… Oh, sí, Moka ¿Quieres ver algo especial? -


    - ¿Algo especial? -


    - Sí, muy pero muy especial. -

    - No, yo quiero seguir viendo el show de los gatos. -

    - Pero lo que te mostraré es mejor. -


    - No es cierto, si te gusta, de seguro es una pendejada, como eso que tú llamas novelas. -


    - Moka ¿Podrías dejar de decir tantas groserías? -


    - Cállate el hocico que no me dejas escuchar.
    - Refunfuñó la gata mientras ignoraba a su dueña.

    - Es algo que Mignon ve todos los días, seguro, como una buena gatita, hace caso a Juliet de verlo. -



    Moka erizó su cabello y miró molesta a Aziuli por su hombro, decirle eso le había llegado a su fibra más débil.


    - ¡Déjame verlo! -


    - Ok, ok, pero quita esa carita de gatita mala. -
    Habló Aziuli contenta al ver que la rivalidad con Mignon le ayudaba a comportarse.


    Aziuli puso la USB en su televisión inteligente, se sentó en el sofá y su gata corrió para acomodarse sobre él, ambas esperando a cualquiera que fuese el show o película que tuvieran que ver. Los créditos empezaron y parecía ser una película de corte romántico, o eso pensó Aziuli por la música. La cara de la ojiazul se puso roja, al ver que Juliet le había dado una película pornográfica lésbica, que empezaba rápidamente con dos hermosas chicas, una doctora y una paciente, dándose más que amor con ayuda de un consolador.


    - ¡Moka, no mires! -


    - ¡Ey, cállate pendeja, dijiste que esa gata cochina lo mira, yo también lo veré!
    - Reclamó Moka enseñándole las garras, mientras miraba la película sorprendida. - Así que también podemos limpiarnos así. -

    - ¡No Moka, no es así! -



    Aziuli quiso levantarse para quitar la película, pero Moka la empujaba con sus pies evitando que lo hiciera, lentamente, la gata y la joven empezaban a excitarse por lo que veían, para dos inexpertas amantes, era sorpresivamente revelador lo que miraban, fue cuando de repente, la gata miró su juguete de goma, comparándolo con lo de la película, para luego, ver a Aziuli.


    - Ponte en cuatro patas. -


    - ¿Qué? -


    - Qué lo hagas, voy a ayudarte a limpiar tu concha con esto. -


    - ¡No, Moka, eso no! -


    - ¡Qué lo hagas pendeja!
    - Gritó la gata aventándose sobre Aziuli, bajando sus pantaletas de golpe al tenerla recostada boca abajo.

    - ¡No, no lo hagas Moka, no es lo mismo una película que…. Aaaaaaaah… -


    La joven soltó un fuerte gemido al sentir como su vagina húmeda era visitada por el juguete de goma de su gata, mojado por la saliva de su gata, resbalándose de adentro a afuera, su gata estaba masturbándola con un juguete para gatos mientras esta le mordía el cuello, justo como veían en la película. Aziuli poco a poco fue vencida por la excitación, cerrando los ojos mientras su vagina chorreaba de gusto y sus caderas se movían en un vaivén. Antes, pensaba reclamarle a Juliet por lo que le pasó en esa USB, pero ahora, lo disfrutaba tanto, que no sabía que pensar.

    En la sala del departamento de Juliet, Mignon estaba jugando con un “Operando”, uno de los tantos juguetes que su dueña le compró para mejorar sus movimientos finos al tener cuerpo humano, sólo le quedaba una pieza para ganar, cuando escuchó un fuerte gemido desde el hogar de la gata rival, haciendo que Mignon frunciera su ceja por el coraje al escuchar el pitido del juguete.


    - Parecen perras en celo, oye, Juliet, ve y dile a esa chica de pechos grandes que muerda una almohada, no me va a dejar dormir. -


    - Shh, no seas una gatita malhumorada, hay que dejar que ellas dos se lleven mejor.
    - Rio Juliet mientras tomaba algo de té y leía, estando pensativa. - Tal vez deberíamos de tener una noche de películas entre las cuatro. -
     
    • Me gusta Me gusta x 2
  10. Kissu

    Kissu مكسورة و تالفة Moderador

    Registrado:
    20 Oct 2006
    Mensajes:
    9,824
    Temas:
    445
    Calificaciones:
    +1,765
    LOL Esa Moka y sus ideas brillantes jajajaja. Este capítulo estuvo muy divertido =P
     
  11. Autor
    I-AM-WOLFIE

    I-AM-WOLFIE Este es tu imperio a cambio del amor.

    Registrado:
    26 May 2016
    Mensajes:
    2,553
    Temas:
    83
    Calificaciones:
    +771
    XD Pero Aziuli no es lesbiana jajaja.
     
  12. Kissu

    Kissu مكسورة و تالفة Moderador

    Registrado:
    20 Oct 2006
    Mensajes:
    9,824
    Temas:
    445
    Calificaciones:
    +1,765
    Sólo le gustan las mujeres jajaja
     
  13. Ramón el licantropo

    Ramón el licantropo

    Registrado:
    14 Abr 2015
    Mensajes:
    202
    Temas:
    1
    Calificaciones:
    +92
    DIOS!!!!! QUE DELEITE PARA LOS OJOS.
    ME ENCANTARIA SEGUIR LEYENDO ESTOS CORTOS PERO APACIONANTES HISTORIAS. UN SALUDO DESDE ARGENTINA Y UN FUERTE APLAUSO *APLASO* ME DESPIDO Y SEGUIRE AL TANTO DE TAN DICHOSO RELATO
     
  14. Autor
    I-AM-WOLFIE

    I-AM-WOLFIE Este es tu imperio a cambio del amor.

    Registrado:
    26 May 2016
    Mensajes:
    2,553
    Temas:
    83
    Calificaciones:
    +771
    Sigamos :3 ahora viendo un poco la convivencia con la otra pareja.



    MIAU 11




    Juliet llegaba a su casa, alegrándose de ver a su gatita Mignon practicando el coloreado, al parecer, saber que Moka coloreaba mejor que ella, le había pegado en su ego gatuno, y ahora desde temprano se la pasaba intentando superarla. La rubia dejó sus cosas en el cuarto, para luego, acercarse a su minina y darle un regalo con envoltura, que sabía que le iba a gustar.


    - Mignon, te tengo un regalito. -


    - ¿Es comida? Te recuerdo que el otro día que me trajiste eso que llamabas sardinas, me molestó que por más ricas que fueran, no se me quitaba la peste de la boca. -


    - Anda, abre tu regalo.
    - Dijo la joven mientras su gata quitaba el envoltorio con cuidado, siempre tratando de comportarse como una gata recatada.

    - ¿Es papel? ¿Y qué es esto? -


    - No es papel, son lienzos estos son pinceles y pinturas, para que practiques pintura. -

    - Pintar… ¿Es divertido? -

    - Mucho, así podrás enseñarle a tu amiga Moka que eres una gatita pintora. -

    - Sí. - Sonrió Mignon relamiéndose los labios de manera burlesca. -esa gata corriente apenas sabe sujetar un crayón, y yo, seré toda una pintora. -

    - Bien, mañana empiezas a pintar, ya es hora del baño. -


    Juliet aplaudió y su gata empezó a desvestirse, dirigiéndose al baño sin dejar de menear su redonda cola. La rubia disfrutaba de ver el delgado cuerpo de Mignon, desde hacía años que sabía que era lesbiana, pero, no se sentía segura de abrirse ante todos, fue cuando su sueño de que ojalá su querida gatita fuese una chica con la quien compartir la vida se cumplió, que pudo quitarse ese estrés y disfrutar de su amor con Mignon, quien era reciproco en eso.

    La joven se metió a la ducha, ya desnuda, donde Mignon le esperaba jugando con un patito de hule, la chica se colocó detrás de ella para abrazarla y empezar a frotar su cuerpo, mientras su gata se recostaba la espalda sobre el pecho de su dueña, disfrutando del agua tibia.


    - Mignon ¿Qué opinas de Aziuli y Moka? -


    - Esa chica tiene las tetas más grandes que tú y esa gata, apesta. -


    - ¿Segura que apesta? Yo veo que se llevan muy bien.
    - Preguntó la rubia mientras Mignon veía su reflejo en el agua.

    - Tal vez… -


    - A mí no me engañas, te he cuidado desde que naciste ¿Te agrada mucho? -


    - Un poco…
    -Hablaba la gata jugando con el patito de hule. - es la única como yo, gatas con cuerpo de humana, es algo mensa y troglodita, pero, sabe cómo divertirse. -

    - ¿Cómo sabes que es troglodita? -

    - Me la paso buscando en tu celular palabras nuevas para insultarla. -

    - Pero no sirven los insultos si ella no sabe que significan. -


    - Cierto… Deberé de aprender a escribir para que lea lo que significan.
    - Contestó Mignon haciendo reír a Juliet. - ¿Y qué opinas de su humana? -

    - ¿De Aziuli? -


    - Sí, veo que te agrada. -


    - Es una chica dulce, muy bonita, es una chica de mi tipo, hogareña, cariñosa, risueña, pero, sólo es mi amiga. -


    - En la televisión dice que cuando un animal quiere tener a una hembra, esté debe de cortejarla o en algunos casos, atraparla por la fuerza. -


    - Debo de cuidar lo que vez en televisión. -


    - Vamos, tú eres más fuerte que esa humana, podrías tirarla al suelo y morderle sus tetas en señal de dominio. -


    - Mmm… Mignon, las cosas no funcionan igual para los humanos que con los animales. -


    - ¿En serio? -


    - Bueno, un poco, pero, Aziuli se ve que está muy enamorada de Moka, así como yo te amo, es más bien, un gusto culposo , una fantasía por tener sexo con ella ¿Acaso no has sentido un gusto culposo hacia Moka? -



    Mignon se sonrojó un poco por el comentario, evitando mirar a su dueña quien se rio por ese gesto, era claro que su gatita parecía sentir más que gusto amistoso por la gata de la vecina.


    - ¿Te parece linda Moka? Es normal, es una gatita preciosa, si aprendiera a comportarse, sería una de las chicas más bonitas. -


    - Esa gata corriente que va a saber de modales, se comporta como un perro. -

    - No ocupas ocultarlo, ahora entiendo porque insistes en ir a visitar a Aziuli, te agrada pasar el día con Moka, y noto que buscas rozarte con ella y tocarla. -

    - Juliet, sigue con eso y te ensartaré muy fuerte esta noche. -

    - Pero esta noche a mí me toca ensartarte. -

    - No, no es cierto. -


    - Si, anoche te tocó usar el strapon conmigo, hoy me toca a mí. -


    - Mmm… No es justo, tú eres muy brusca. -


    - Lo dice quien le gusta morderme la nuca. -


    - Es que veo que lo hacen los leones cuando fornican a sus hembras. -
    Contestó Mignon mientras miraba por su hombro a su dueña.

    - Pero eres una gata, no un león. -


    - Eso no me lo dices en la cama. -


    Juliet empezó a reírse por los comentarios de su gatita, abrazándola más fuerte y acercando sus labios a los de ella para besarla. Sin dudas, los días con su amada gata Mignon, eran los mejores de su vida.





    :3 aquí hay amor (Y sexo XD)
     
    • Me gusta Me gusta x 2
  15. Autor
    I-AM-WOLFIE

    I-AM-WOLFIE Este es tu imperio a cambio del amor.

    Registrado:
    26 May 2016
    Mensajes:
    2,553
    Temas:
    83
    Calificaciones:
    +771
    MIAU 12



    Aziuli estaba terminando de preparar la cena con ayuda de su vecina, quien no dejaba de hacerle visitas sorpresivas casi diario, y mientras ellas cocinaban, sus gatas estaban en la sala jugando con sus crayones y sus pinturas, retándose una a la otra para ver quien dibujaba mejor. La ojiazul disfrutaba de ver a su gatita tan contenta con su amiga, desde que tenía una compañera de juegos, su actitud parecía haber cambiado, al menos en el trato hacía ella, porqué seguía siendo muy grosera. A pesar de que todo parecía ir como miel sobre hojuelas, había un detalle que no quería dejar pasar, ya que, al tener a Moka en esa forma, sus gastos habían sobrepasado su mesada, y no quería seguir pidiéndole más a sus padres.


    - Aziuli, ya está. -


    - Oh, perdón.
    - Contestó la ojiazul apagando la llama y suspirando, cosa que captó la atención de la rubia.

    - Estás muy distraída ¿Algo te pasa? -


    - No es nada grave… Estoy pensando en buscar un trabajo de medio tiempo, no quiero decírselo a Moka, pero, estoy gastando mucho por sus antojos. -


    - Lo sé, tener una gatita como ellas no es barato, si gustas, puedes trabajar conmigo, no es mucha la paga, pero sería suficiente para el sobregasto que tienes con Moka. -


    - ¿En serio? Sería genial… Pero, no tengo con quien dejarla, Moka no sabe cuidarse sola, a veces que llego de la universidad, encuentro la casa hecha un desastre. -


    - Tal vez se enoje si se lo dices, ya sabes cómo se pone ella. -


    - Yo creo que lo sospecha, el otro día me dejó palomas muertas en el balcón, diciéndome que era comida para las dos, me dio tanta alegría y tristeza que lo hiciera.
    - Hablaba Aziuli poniendo carita de enamorada, haciendo reír a Juliet.

    - Que linda… ¿Y si la dejas con Mignon? -


    - ¿Con Mignon? -


    - Mignon ya aprendió a volver a casa solita, ya sabe que no debe de abrir la puerta porqué yo tengo llave y sabe que no debe de hacerle caso a nadie que no conozca, es una gatita muy lista. -


    - ¿Escuchaste, gata corriente? Mi humana dijo que soy una gata muy lista. -


    - Lo dice porque aún no me conoce del todo, pendeja. -


    - Ja, di lo que quieras ¿Y qué es eso que está dibujando? Parecen dos pelotas. -


    - ¿Acaso no lo ves? Es mi humana, tiene unas tetas enormes por eso cubren casi todo el dibujo. -


    - Es cierto… Pensaba que los de Juliet eran grandes, pero, los senos de tu humana son grandes… ¿Tendrán leche? -


    - No, ya intenté sacarle y no salen, creo que tendrá cuando esté preñada, y seré la primera en beber de esa leche, esas tetas me pertenecen. -
    Hablaba Moka dibujando con sus crayones, para luego, ver como pintaba Mignon, frunciendo su mirada. - Dame tus pinturas. -

    - No lo haré, Juliet me los regaló a mí, porque soy una gata fina. -


    - Fina tu cola, dame esas pinturas o te parto el hocico. -


    - Vamos, inténtalo, no tengo miedo a romperme una garra contigo, pulgosa. -


    - ¡Hija de tu..! -



    Las chicas vieron como las gatas empezaban a bufarse entre ellas, lanzándose al ataque, dando vueltas en la sala, Aziuli intentó acercarse pero Juliet la detuvo, que con aplausos captó la atención de las gatitas.


    - Bien niñas, si pelean, no habrá comida. -


    - ¿Qué? ¡Oye, pendeja, dame de comer, ella no manda aquí! -


    - Ahorita estará tu cena, deja…
    - Iba a hablar Aziuli cuando sintió que le pellizcaban su trasero marcado por su short de licra, volteando a Juliet. - Auch. -

    - No Aziuli, debes de recordarle a Moka que eres la dueña, por eso se porta así contigo, porque le das la razón. -


    - Pero es mi gatita, me encanta adorarla. -


    - A mí también me gusta consentir a Mignon, pero nunca dejaría que me insulte así, mira. -
    Habló la chica mirando a Moka. - Moka, si no te comportas y te disculpas con Mignon, no habrá cena. -

    - ¿Qué? ¡Tú no mandas aquí, pendeja! -


    - ¿Dijiste algo? -
    Preguntó Juliet con una sonrisa mientras Moka le bufaba de coraje. - ¿Si? Aziuli ¿Por qué no vas sirviendo la cena? Tres platos en la mesa por favor, una gatita mala no comerá esta noche. -

    - ¡Ey, dile algo! -


    - Es que… Ella tiene razón, Moka, a veces te pones muy enojadita y… -
    Iba a continuar la ojiazul, cuando sintió escalofríos por los ojos furiosos de su gata. -¡PERDÓN! ¡AHORITA TE SIRVO! -

    - Es caso perdido, Juliet, esta chica le tiene miedo a la pulgosa. -


    - No es miedo, se llama respeto, como esclava, debe de ser obediente a mí, pero ¿Qué va a entenderlo una gata que revienta de pendeja como tú? -


    Mientras Aziuli servía la cena, la mano de Juliet se posó en una de las de ella, mirándole fijamente para llamar su atención y hacerle entender, que hacía mal.


    - Aziuli, sé que amas a Moka, es un amor, eso no significa que debes dejar que te maltrate así, es tu gatita, pero, al mismo tiempo, es tu novia, y como tu novia, debe de guardarte respeto. -


    - Es que… No puedo con ella, la veo y me pongo nerviosa. -


    - Es porque estás enamorada de ella, te tiene toda tontita. -
    Sonrió Juliet mientras Aziuli se sonrojaba. - pero no por eso tiene derecho de hacerte sentir mal, deberías de platicar con ella, no como gata y dueña, sino, como pareja. -

    - ¿Pareja? -


    - ¿No te has dado cuenta? Dejaste de ser la dueña de Moka en cuanto tuviste sexo con ella, se convirtieron en pareja. -


    - Pero yo no soy lesbiana. -


    - Así empezamos todas, con un besito, un abrazo y luego, zas, directo a la cama a lo caliente.
    - Rio la rubia mirando a la joven. - ya es hora de que lo aceptes Aziuli, lo eres, Moka también, son novias, y si quieres que esto funcione entre las dos, deben de aprender a verse como tal, Mignon y yo somos pareja, por eso nos llevamos bien, porque nos pusimos reglas entre las dos. -

    - Novias… Yo soy… ¿Lesbiana? -


    - Si no lo crees, puedes comprobarlo.
    - Habló Juliet sujetando el rostro de la ojiazul, besándole suavemente en los labios, mientras ella sólo parpadeaba sorprendida por el beso, al cual correspondió. - ¿Qué dices? -

    - Tienes unos labios muy dulces... ¡Dios mío! ¡SOY LESBIANA! -






    Chanchanchan :3 Nos acercamos a la recta final de está historia (Pienso llegar entre el capítulo 16 y el 20 :3).
     
    • Me gusta Me gusta x 2
  16. Kissu

    Kissu مكسورة و تالفة Moderador

    Registrado:
    20 Oct 2006
    Mensajes:
    9,824
    Temas:
    445
    Calificaciones:
    +1,765
    Jajajaja, ¡por fin se dio cuenta! Me cae bien Mignon, es como mi Bebé (luz de mis ojos, tormento de mis noches lol) de educada.
     
  17. Autor
    I-AM-WOLFIE

    I-AM-WOLFIE Este es tu imperio a cambio del amor.

    Registrado:
    26 May 2016
    Mensajes:
    2,553
    Temas:
    83
    Calificaciones:
    +771
    XD Jajaja, pero se dio cuenta con un besito y no con las arremetidas de mano que se daba con su gata jaja.
    Mignon es una gata fina y educada XD toda una michi.
     
  18. Autor
    I-AM-WOLFIE

    I-AM-WOLFIE Este es tu imperio a cambio del amor.

    Registrado:
    26 May 2016
    Mensajes:
    2,553
    Temas:
    83
    Calificaciones:
    +771
    x3 Sigamos.


    MIAU 13



    Aziuli le daba vueltas al piso de su habitación, estando ya con su camisón para dormir, pero, su mente estaba revuelta, se había dado cuenta de su homosexualidad, de su gusto por las chicas, en especial, sobre el amor que sentía por Moka, no solamente la amaba por ser su querida gatita, la amaba como mujer, como novia real. Ahora había que confrontarlo de la manera más complicada, explicarle a Moka que ahora que era consciente de su preferencia y de su relación, tenía que formalizarse y que su gatita la viera como tal.

    La joven tomó aliento, para luego, voltear a ver a Moka, quien estaba desnuda en la cama, moviendo su cola mientras ella le miraba con esos ojos de gata enojada que siempre tenía y que tanto le intimidaban, pero, ahora tenía que tener fuerza para platicar con ella.


    - Moka, ven, siéntate aquí.
    - Dijo la joven sentándose al borde de la cama mientras la gata rodaba por la cama hasta ponerse a su lado.

    - ¿Qué quieres? ¿No nos vamos a limpiar antes dormir? -


    - Sí, digo, espera un poco, quiero platicar contigo. -


    - Mmm… ¿De qué quieres platicar conmigo? Si es el pájaro muerto de la mesa, fue la pendeja de Mignon, la estúpida salió con que la comida se sirve en la mesa. -


    - ¿Fue ella? No, no es eso, Moka ¿Qué soy yo para ti? -


    - Una humana ¿Qué más serías? -


    - Sé que soy una humana, pero no me refiero a eso, me refiero, a lo que sientes por mí. -

    - No entiendo ¿A dónde quieres llegar? - Preguntaba la gata frunciendo su rostro, mientras Aziuli le acariciaba la cabeza como tanto le gustaba.

    - Moka, soy lesbiana. -


    - Las dos lo somos ¿O no? Lo grité el otro día. -


    - ¿Entonces lo entiendes? -


    - Sí, tu amiga esa, la que tiene cara de virgen, dijo que lo éramos. -


    - Bueno, Brenda si es virgen, pero ¿Qué te dijo? -


    - Qué tú y yo preferimos estar con las hembras, que no nos agradan los machos. -

    - Así es, eres una gatita lista. - Sonrió Aziuli mientras la cara de su gata se llenaba de orgullo.

    - Obvio, cuando vea a esa gata perfumada se lo echaré en cara. -


    - Pero, sabiendo eso ¿Qué sientes por mí? -


    - Pues, has sido una humana obediente, me das buena comida y ya no eres tan pendeja como antes, conste, no significa que has dejado de ser pendeja. -


    - Moka ¿Podrías dejar de insultarme tanto? -


    - ¿Qué? Pero si me dices que la sinceridad es algo bueno. -


    - Más allá de que te de comida y te de mimos ¿Qué sientes por mí? -
    Hablaba la ojiazul sintiendo sus labios temblar y sus mejillas calentarse. - te… ¿Te gusto? -

    - ¿Gustar? -


    - Sí… Ya sabes… Como… Novias. -


    - Pero si eres mi novia, siempre me dijiste que lo éramos, sepa que mierda signifique eso. -


    - Significa… Que tú y yo somos pareja, en el sentido de compañera de vida. -



    Moka frunció sus cejas, se sentó de piernas cruzadas y levantó su vista mientras trataba de entender las palabras que decía, movía sus orejas y cola como si eso le ayudara a concentrarse, hasta que volvió su vista a Aziuli.


    - Pareja, como los leones con sus leonas ¿Así? -

    - Sí, exacto, como el león y la leona, pero, ambas seríamos leonas. -

    - Mmm… Pero yo quiero ser un león. -
    Dijo Moka mirando a su dueña.

    - Pero tú eres una gatita y… -


    - ¡Qué quiero ser un jodido león! !Soy un puto león en esto! ¿Entendido? ¿Ves que no dejas de estar pendeja? -


    - ¡Ya, tú serás el león! Tranquila.
    - Suspiró Aziuli mientras veía que su gata sonreía por el triunfo. - Moka, somos novias, pareja, y como tal… ¡Moka! -


    La gata brincó sobre el lomo de su novia tirándola a la cama, empezando a morderle el cuello y frotar su entrepierna en sus glúteos, empezando a calentarla al sentir sus blandos senos en su espalda, teniendo que mirar por su hombro a su felina.


    - ¿Qué haces? Mm… Espera, Moka. -


    - El león se le monta así a la hembra y le muerde la nuca, así que cállate el hocico, soy ahora un león y voy a coger a mi hembra. -

    - ¡Pero no tienes pene! -

    - No, pero tengo esto.
    - Dijo la gata con una sonrisa depravada al sacar de entre las almohadas un pescado de hule largo.

    - ¡No, otra vez no, Moka! -


    - ¡Cállate leona pendeja, deja que el león haga lo suyo! -


    - ¡Lo haré, lo haré, pero ya no me digas cosas así! -
    Habló Aziuli mostrándole una cara con lágrimas a Moka, haciéndola reaccionar. - Por favor. -

    - ¿Por qué lloras? -

    - Es que, no me gusta, Moka, ahora que entiendes que eres mi novia, que somos pareja, no puedo permitirlo, me duele que mi novia me insulte. -

    - ¿Qué? ¿Esto es una broma? -


    - No, no es broma, si quieres que esto funcione, debes de comportarte. -


    - ¿Qué clase de mierda es esta? -


    - Yo…
    - Pensó Aziuli buscando como hacerla reaccionar. - Mignon no insulta a Juliet, ella me dice que es muy cariñosa con ella. -

    - ¿Cariñosa? Eso es mentira, los gatos no somos cariñosos. -


    - Por favor, Moka, al menos en la cama, podrías… ¿Serlo? -


    - ¿Si lo hago me vas a limpiar? -


    - Sí, lo haré. -


    - Bueno…. -
    Contestó Moka mientras rascaba su mejilla y luego miraba con coraje a Aziuli. - ¿Y qué mierda hago? -

    - ¿Qué? -


    - No sé cómo mierda comportarme ahora. -


    - Mmm… ¿Recuerdas la película que vimos? La que nos pasó Juliet. -


    - Sí, lo recuerdo bien. -


    - ¿Puedes comportarte como la chica rubia? La que sedujo a su hijastra. -


    - ¿Era su hijastra? Por un momento pensé que si estaba lamiendo a su hija. -


    - Trata de hacerlo. -


    - Bien…. Tranquila, yo te enseñaré como es el amor de verdad.
    - Susurró la gata al oído de Aziuli con una sonrisa simpática falsa, haciendo que la joven se pusiera toda roja. - ¿Así? -

    - Moka… Te amo. -

    - ¿Qué mierda fue eso? -

    - ¡Te amo!
    - Gritó Aziuli abrazando con fuerza a Moka, robándole un beso con el mayor amor posible.


    Al menos por esa noche, quien parecía tener la iniciativa de todo, era Aziuli, quizá, porque se había aceptado, era lesbiana, y estaba muy enamorada de su gatita Moka.






    :d ¿Podrán hacer estas dos que su relación funcione? XD
     
    • Me gusta Me gusta x 2
  19. Autor
    I-AM-WOLFIE

    I-AM-WOLFIE Este es tu imperio a cambio del amor.

    Registrado:
    26 May 2016
    Mensajes:
    2,553
    Temas:
    83
    Calificaciones:
    +771
    Sigamos :3 Ya pronto acaba esta gatuna historia, :3 pero luego se vendrá otra comedia.



    MIAU 14




    Aziuli había reunido a sus amigas en su departamento para una plática muy importante. Las chicas estaban impacientes por saber de qué hablaría su amiga, además de ser la primera vez que visitaban su departamento, confirmando que nunca hubo una gata en la casa, sólo Moka, quien escondía sus orejas con una de las diademas hecha por Juliet.


    - Chicas, Les llame para algo muy importante que quiero decirles.
    - Hablaba Aziuli con cierto nerviosismo, mientras Moka comía de un pan dulce que le había dado para mantenerla tranquila. - ¿Chicas? -

    - Eres una mentirosa, Aziuli, aquí no hay ninguna gata, siempre viviste con Moka ¿Cierto? -

    - Pero… Sí, algo relacionado a eso quería hablar con ustedes. -

    - Seguro es porque ella no se sentía en confianza con nosotras chicas, no juzguemos a Aziuli.
    - Dijo Brenda mientras las chicas miraban fijamente a la ojiazul que suspiraba.

    - ¿Y bien? ¿Qué nos dirás? -


    - No apresures las cosas Marcia. -


    - Es que quedé de salir con mi novio e iremos a un restaurant muy caro, yo creo que alguien recibirá propuesta de matrimonio. -


    - ¿Qué no decías que no querías casarte pronto? -


    - Pero yo no sabía que sus padres eran socios de una empresa automotriz. -


    - Qué interesada nos saliste. -


    - Ya que traiga mi coche último modelo verán como rogarán porque les lleve a la escuela. -


    - Chicas, vinimos por Aziuli, no a discutir sobre eso. -


    - Cierto. -



    Las chicas miraban fijamente a su amiga quien le tomó la mano a Moka quien no paraba de comer su pan, tomó aliento y alzó su rostro con más confianza y una tímida sonrisa.


    - Chicas… Soy lesbiana.
    - Dijo la joven con un silencio de por medio, mientras las chicas se miraban.

    - Ok… -


    - ¿Ok? Chicas, yo soy lesbiana. -

    - Sí, ya lo sabemos, pero ¿Qué querías decirnos? -

    - Esperen… ¿Estás aceptándote por fin? -
    Preguntó Brenda mientras su amiga le afirmaba estando sonrojada, provocando que aplaudiera. - ¡Qué emoción! Por fin lo aceptaste. -

    - ¿Qué? ¿Por eso nos hablaste? -


    - ¡Chicas, por fin Aziuli aceptó que es lesbiana! -


    - Uh, yo pensé que era algo más. -


    - ¡Oigan! -


    - Es broma, felicidades, ya temíamos que no lo ibas a aceptar y tu novia se molestaría ¿Verdad, Moka? -


    - ¿Por qué me enojaría? ¿Es algo malo que ella no quiera decirlo? ¿O te molesta? -
    Gruñó la gata haciendo que Aziuli la abrazara para que la calmara.

    - No, no te enojes, tranquilita, Moka. -


    - Nos alegra mucho por ti, en serio, nos preocupaba que no te aceptaras como tal. -


    - ¿En serio todo el tiempo sospecharon que yo era lesbiana? -


    - Aziuli, no te lo decíamos, pero, siempre lo sospechamos, no sabemos bien porque, algo nos decía que lo eras, hasta apostamos por ver a quien de nosotras tres te le declarabas. -


    - Tú dijiste que era porque se le notaba que no le gustaban los hombres. -


    - También ese detalle. -


    - ¿Y cómo te sientes al decirlo? -
    Preguntó Brenda tomándole las manos a Aziuli.

    - Bien, la verdad, me siento más tranquila, ahora entiendo, cuáles son mis sentimientos hacía Moka. -


    - ¡Ey, suéltala! -



    Moka le dio un manotazo a Brenda y bufó haciendo que la castaña retrocediera un poco, provocando la risa de las demás por los repentinos celos de la rubia que sonrojaron a la ojiazul.


    - ¡Es mi leona! -


    - ¿Tu leona? -


    - ¡Moka, no digas eso frente a ellas! -


    - Oh, juegos de rol, mira que juguetona nos saliste. -


    - No es lo que piensan. -


    - ¿Y ahora? ¿Qué piensas hacer? Ya que te aceptaste ¿Saldrás con nosotras y con tu novia como siempre o no? Ya no andarás evitándonos como antes. -


    - Es que ahora trabajo de medio tiempo y… Espero no les moleste que…
    - Intentaba hablar Aziuli y sus ojos miraban hacia Moka, dándole la respuesta a sus amigas que se rieron.

    - Ya, no tienes que decirnos, si se ve que están bien enamoradas, hasta Moka se encela de ti. -


    - Es porqué es mi humana, busquen la suya, trío de. -


    - ¡Moka! ¿Qué te dije de insultar a mis amigas? -


    - Mmm… -


    - Si te portas bien, habrá filete. -


    - Eres una tramposa. -
    Suspiró la gata mirando con ojos llenos de coraje a las chicas, guardando sus malos pensamientos.

    - ¿Y no vamos a festejar que Aziuli ya se aceptó como lesbiana? ¿Qué fiestas hacen las lesbianas? ¿Son orgías o algo así como en las películas? -


    - ¡Marcia! No hacemos eso ¿Por qué piensas eso? -

    - Pues es lo que pasa en las porno que vemos mi novio y yo para calentarnos. -

    - ¿Ves porno lésbico? -
    Preguntó Jade curiosa mientras la chica mayor le guiñaba un ojo.

    - No me dan las mujeres, pero, eso se la pone al punto a los hombres. -


    - ¿Podríamos dejar de hablar de sexo? -


    - Disculpa, se me olvida que tenemos una monja en el grupo. -


    - ¿Y cómo festejamos entonces? -


    - Preparé unas hamburguesas y compré refresco chicas, espero eso sea suficiente. -


    - ¡Genial! Iré por unas cervezas. -


    - Pero sólo tú tomas. -


    - ¿Y quién dijo que era para ustedes?-
    Rio Marcia mientras se levantaba, siendo detenidas por un tosido falso de Aziuli. - ¿Si? -

    - Chicas… Gracias. -


    - No nos agradezcas, eres nuestra amiga, no tendríamos por qué rechazarte. -


    - Gracias, Marcia. -


    - Además, imagina cuando le diga a mi novio que tengo una amiga lesbiana, si de por si él dice que estás preciosa, ahora hasta seguro fantasea algo cochino para calentarse. -


    - ¡Marcia! ¡No, que no haga eso por favor! -


    - Oigan, dejen de hablar, tengo hambre. -






    :3/ Nos acercamos al final!!
     
    • Me gusta Me gusta x 1

Compartir esta página

Cargando...