Original Fic Metalord Revolution [99/??]

Tema en 'Zona creativa' iniciado por Armus09, 1 Ene 2016.

  1. Autor
    Armus09

    Armus09

    Registrado:
    3 Jul 2009
    Mensajes:
    1,260
    Temas:
    136
    Calificaciones:
    +1,185
    CAPITULO 76 NIÑOS DE ASTADO


    PERSPECTIVA: Tercera Persona

    En un gran salón, brujas notorias de menor a mayor poder autoritario del aquelarre Wicau se hallaban reunidas, era una sala equivalente al de una cámara de diputados, varias mesas en torno a una central, un estrado donde resaltaban las cinco principales figuras de poder político del aquelarre.


    En el medio de las cinco se encontraba la Eldar Carina Svensdotter, aquello que la rodeaba con suma orden e organización era el Consejo Wicau, el organismo principal encargado de proveer las leyes y dirigir la ciudad de Macur.


    Hacia el estrado camina Valee Diavantora junto a sus compañeras como amigas Maera y Nita, la bruja de lentes y cabellera azul cargaba consigo a Amaya Collewan atada de las manos y totalmente dominada de su voluntad para ejercer cualquier resistencia, mientras que sus compañeras llevaban consigo el cuerpo fallecido del Tilq envuelto en una tela blanca.


    Las brujas nobles de alrededor de bajo rango del salón murmuraban sorprendidas como estupefactas, estaban indignadas de tal acto ejercido por el aquelarre Cognitio ante Amaya, una figura menor de autoridad del organismo que dirigía la ciudad.


    —Me presento ante usted, Eldar Carina –Saluda Valee respetuosamente inclinándose ante ella.


    —Valee Diavantora, hija de Laabe Diavantora, ¿cuál es el atrevimiento que los incita a presentarme de tal manera en esta sagrada sala en donde se consagran la leyes que rigen sobre Macur y sus habitantes? –Pregunta Carina sumamente seria.


    —Mi más sincera disculpas por presentarme de tal forma, aunque había anticipado mí llegada por medio de un mensajero, notificando por supuesto que se trata de un asunto importante


    —Es cierto, recibí la notificación de su llegada a través de su mensajero autómata mágico, ¿y bien?, ¿cuál es el “asunto” de gran importancia que trae ante el Consejo Wicau?.


    —Con su permiso, daré comienzo este “asunto” con lo siguiente que les mostrare a continuación.


    Valee les da la señal a sus amigas y ellas mueven con cuidado el cuerpo envuelto en tela dejándolo al suelo y retirándole aquello que le cubría para exponer ante todo el cadáver del asesino, algunas brujas reconocieron de inmediato la identidad del fallecido demonio, otros especulaban sobre quien podría ser y el resto yacía en la ignorancia.


    — ¡Con ustedes, el cuerpo sin vida de un famoso asesino de “La Daga Escarlata”, el apodado “La Hoja Discreta de Astado” por las brujas! –Exclamo Valee.


    Los murmuras se volvieron ecos que retumbaron en todo el salón, pues pronto su identidad fue revelada las brujas estaban atónicas de que tal famoso asesino estuviese en Macur y Valee al ver sus resaltadas expresiones, saboreaba cada segundo esperando el ansiado momento de revelar la razón del porque se hallaba tal asesino en esta ciudad, solo para humillar al aquelarre Wicau.



    __________________________________________________________________​



    PERSPECTIVA: Rozuel Drayt


    Había pasado media hora desde lo ocurrido en el cementerio de los sangre de bruja, Valee y las demás dijeron que se harían cargo de llevar a esa bruja Amaya ante el Consejo Wicau, consigo se llevaron el cuerpo del asesino Tilq como prueba de sus declaraciones.


    Justamente antes de que se fueran, mire a los ojos a Valee y le pregunte; “¿Por qué razón se molestan involucrándose tanto para ayudarme?”, el que un aquelarre me de tanta ayuda solo por simpatizar con los sangre de bruja, me era una razón insuficiente para entenderlo.


    —“Hemos conocidos a muchos sangre de brujas, algunos de camino y otros viven entre nosotras, pero ninguno ha mostrado ser tan inusualmente interesante como tú, Rozuel Drayt” –Fueron las palabras de Valee dedico a aquella pregunta que le hice.


    Rudy quien se revelo como un sangre de bruja que vive en Macur y un buen amigo de Ermando, se retiró del cementerio al dar sus respeto ante la tumba de Andy, Ermando por su parte se dirigía de regreso al orfanato donde vivía, fue aquí que intervenir para acompañarle.


    Con los problemas actuales que tienen que lidiar los sangre de bruja y el hecho de que casi Ermando termina linchado o muerto de camino al cementerio, por su seguridad decidí acompañarle al sitio en donde vivía.


    —Claro, no tengo problemas con eso –Dijo Ermando aceptando mi compañía hacia su hogar.



    __________________________________________________________________​



    Guiado por su hábil sentido de la orientación aun sin su visión, dimos con un edificio de dos pisos hecho mayormente de madera, la pintura de la estructura era un desastre y el poco material de que no era de madera se mostraba bastante desgastado, sobre la entrada yacía escrito arriba de la puerta en letras grandes el nombre del orfanato.


    —“Niños de Astado” –Cite el nombre de este edificio.


    —Sí, aquí es donde vivo, mi hogar y dónde está mi familia –Resalto un Ermando sonriente —Ya que hemos llegado, supongo que es el adiós.


    —Si… de momento eso parece –Dije sin tener idea de que más añadir a la conversación —Bueno… creo que me iré, disculpa por todos los problemas en que te metí hoy, lo mejor sería mantenerte alejado de mí, los líos me persiguen a donde quiera que vaya.


    —Sería injusto culparte por todo lo que ocurre, Rozuel es una buena persona, las complicaciones y problemas son algo habitual en la vida cada persona, nadie puede predecir cuándo surgirá uno y nadie tiene todas las respuestas de inmediato cuando menos aparecen –Manifestó el adolecente invidente —Por esa razón, pienso que alejarme de Rozuel seria grosero de mi parte y además no me gustaría perder a un buen amigo.


    Las palabras de Ermando relucían cierta profundidad, no era del tipo que se ponía emocional de todo, pero su opinión me convenció para no alejarlo de mí y seguir tratando esta amistad por difíciles que sean los problemas a mi alrededor.


    —Cielos Erm, en verdad eres buenos con las palabras, era de esperarse de alguien mayor que yo –Opine.


    —Tan solo tengo 13 años, no es algo para alardear –Dice un sonrojado Erm.


    —“Amo, siento varios presencia observándonos fijamente” –Me alerta mi pegajoso compañero desde mi hombro.


    Su aviso era cierto, pues se notaba demasiado ciertas miradas procedentes de las ventanas del orfanato, los curiosos pronto salen hacia afuera acercándose poco, todos ellos eran chicos, niños de variadas edades, tanto de 5, 6 e incluso 16 años.


    Podía escuchar los murmullos tanto de los pequeños como incluso de los de edad adolecente, uno de ellos (un adolecente) se acerca a Ermando para murmurarle en el oído, parecía decirle algo importante.


    —Bueno… si –Contesto Erm acompañado de un suspiro —Es “el”.


    — ¡Oigan todos si es “el”! –Exclama el adolecente a todos los niños del orfanato.


    —“Oh oh” –Dijo el pequeño slime de metal pasando de mi hombro hacia mi cabeza.


    Una oleada de personas, todos sangre de bruja del orfanato se abalanzaron sobre mí, eufóricos y hablando al mismo tiempo tanto de mi persona como de Allum, emitían ese fanatismo que el mismo Erm expresaba la primera vez que supo quién era, por un lado para muchos tener “fans” parecía un ideal fascinante, pero en mi caso era sofocante, en este momento me sentía como si tuviera megáfonos en todas partes taladrándome los oídos.


    — ¡Chicos por favor! –Erm calma la situación al aparecer a mi lado —Estamos siendo bastante groseros con Roz, entiendo que estén emocionados, pero denle su espacio.


    Los huérfanos le hicieron caso, tomaron distancia, aunque seguían hablando casi todos a la vez lo cual me costaba diferenciar entre una pregunta o un elogio que hacían.


    —Vaya, vaya, ¿qué es toda esta conmoción? –Pregunto acompañado de una sonrisa una mujer adulta.


    Saliendo de las puertas del orfanato y recibidos por sus niños, se presenta una bella mujer de largo vestido blanco con una impecable cabellera dorada.


    —Roz, quiero que conozcas a nuestra madre –Me presenta Erm a la “madre” encargada de dirigir esta humilde institución.


    —Mucho gusto –Salude con educación.


    —Oh cariño, el placer es todo mío –Toma mis manos saludándome tanto a mi como a Allum con un gesto de alegría en sus labios.


    Su nombre es Chrisha Morina, con sus propias manos y un camino dificultoso logro construir un orfanato que recibe en sus puertas a todo sangre de bruja que no tenga un hogar, se considera un gran logro, ¿por qué razón?.


    Hay orfanatos en Macur, sin embargo, su concepto de “ética” y “moral” tan solo recibe brujas huérfanas, Chrisha sola se encarga de dirigir el único sitio en toda esta ciudad que puede brindarles a los menospreciados sangre de bruja huérfanos algo a que llamar “hogar”, por lo que entiendo recibe ciertas donaciones de algunas brujas que apoyan su causa y también recibe apoyo monetario de parte de un “generoso donante” procedente del exterior (fuera de la ciudad).


    —Su visita sí que ha hecho feliz a los niños, en verdad agradezco mucho su presencia en este lugar –Expresa humildemente Chrisha sus palabras hacia mí —En este momento acabo de hacer unas galletas para mis niños, ¿gusta acompañarnos señor Rozuel?.


    —“Mmm… galletas” –Dijo Allum quizás recordando el sabor dulce por los bollos de canela que devoro ayer.


    —Quizás en otra ocasión, por ahora debo ir a prepararme para la ronda que sigue de la competencia –Me excuse por mi parte.


    —Lo había olvidado, tu equipo paso a la ronda 3, ¡solo quedan unas tres rondas más y habrán ganado la competencia! –Dice Erm con toda confianza en nosotros.


    —Hay muchos aquelarres fuertes, pero ten por seguro que no vamos a caer fácilmente –Opine.


    —“¡Vamos a ganar!” –Exclama saltando emocionado varias veces desde mi cabeza mi pegajoso compañero.


    —¡Como se esperaba del primer sangre de bruja que participa en la competencia!, ¡sin duda harás historia!.


    Sus palabras eran acompañados del fervor de los huérfanos que le rodeaban, una pena que no puedan ir al coliseo, debido a que la entrada para ellos está prohibida por ley.


    Me despedí de Erm, la señorita Chrisha y los chicos del orfanato, para luego marchar hacia la posada con un trayecto tranquilo hacia la habitación donde estaba hospedado junto a las chicas.


    Me encontré únicamente con Liha, Livia seguía afuera quizás entrenando aun, la bruja de cabellera naranja me saluda con su optimismo habitual mientras revisaba desde su cama su equipo alquímico personal que consistía en varios tubos de ensayo con compuestos líquidos peligrosos.


    —Hola Roz y Allum, ¿qué tal les fue el día? –Me pregunto ella.


    —Bastante movido –Respondí para luego recostarme en mi cama para hundir mi rostro en la almohada con Allum a mi costado


    —No lo dudo, no todos los días se es atacado por un asesino de La Daga Escarlata.


    Su siguiente comentario me hizo dar vuelta la cabeza y mirarle detenidamente con ojos lleno de asombro.


    — ¿Cómo sabes eso?, no… más bien, ¿quién te lo dijo? –Pregunte.


    Luego recordé las palabras de Valee.


    “—Digamos que recibimos un pequeño soplo de cierta “contacto” que conoces, nos dijo que “La Hoja Discreta de Astado” estaba en Macur, fue bastante fácil adivinar quién era su objetivo y con ello hallarte a ti”


    El “contacto” que ella se refería entonces realmente…


    — ¿Tú le diste el soplo al aquelarre Cognitio? –Le pregunte por consiguiente.


    —Sí, pero la verdadera fuente de dicha información no soy yo, yo recibí esa información de alguien más y luego se lo comunice a Valee y las demás –Contesto Liha.


    — ¿Quién es ese “alguien más”?.


    —Jejeje, es un se-cre-to.


    — ¿En serio?, ¿vas a hacerte la misteriosa ahora mismo Liha?.


    —Jojojo, debo respetar la privacidad de la informante, uh… hable de más


    “La informante”, entonces es mujer también, podría insistirle en que lo diga, pero considerando que gracias a ese soplo se pudo dar con la responsable de todo el embrollo de este día, me ahorro a evitar que otra situación semejante, no quisiera tener que volver a apuntar un arma a un amigo y elegir sacrificarlo para salvar mi vida.


    Descanse un rato y luego me dispuse a darle un chequeo a mi equipo, necesitaba planificar una estrategia, nuestro siguiente oponente es la Wildsword, ellas serán un poco más complicadas, conocía algo sobre ellas gracias a cierta persona.



    __________________________________________________________________​



    Al día siguiente, en la habitación alguien toca la puerta, éramos visitados y la persona en cuestión que nos visitaba era nada menos que la Eldar en compañía de dos brujas de la Wixau como escolta, Livia tras abrir la puerta, con cierto nervio le da permiso a la Eldar Carina de entrar a la habitación junto a sus guardaespaldas.


    —Con su permiso entonces –Dijo la líder del aquelarre Wicau adentrándose al lugar.


    —Oh, me pregunto, ¿qué puede traer a la gran Eldar del aquelarre Wicau a este lugar olvidado de la mano de Astado? –Pregunta con un tono exagerado y provocativo la bruja de cabellera naranja.


    Las dos brujas que acompañan a Carina no parecían tomarse bien las palabras de Liha, pero la Eldar no se veía afectada.


    —La razón de mi visita, es para disculparme contigo, Rozuel Drayt –Manifiesto ella.


    — ¿Disculparse? –Dije entre dudas.


    —Estoy al tanto de lo ocurrido ayer, del asesino que casi toma tu vida y que la responsable de contratarlo es nada menos que alguien que forma parte del Consejo Wicau, en verdad me siento profundamente apenada que una de nuestras ahora ex-miembro de este cuerpo administrativo haya causado todo este dilema, un fallo así resalta mi fallo como líder de este Aquelarre y no tengo excusas para tales actos, ¡mi más sinceras disculpas por todo lo ocurrido, Rozuel Drayt! –Agacha la Eldar su cabeza disculpándose ante lo ocurrido.


    Las brujas del Wixau que le acompañaban tenían la mirada baja, movían sus puños estrujándolos con fuerzas, no eran honestas consigo mismas, odiaban el hecho de pedir disculpa ante un aquelarre ajeno y más aún ante un sangre de bruja, pero la Eldar Carina Svensdotter era diferente, humildemente bajo su cabeza y resalto todo como un error de su falta de buen liderazgo.


    —Está bien Eldar, lo pasado hecho esta, al final todo salió bien –Opine de mi parte —A propósito, ¿qué fue de la responsable de contratar al asesino?.


    —Ella tras ser encontrada culpable de sus actos, fue expulsada del aquelarre, su sentencia fue dada ayer con un tiempo permitido de 12 horas para abandonar a Macur y jamás regresar –Contesto la Eldar.


    Casi la misma ley aplicada en Windaz, alguien que viola las reglas con un crimen serio en su haber, por lo general se le da entre ser sentenciada a muerte o la expulsión, supongo que se apiadaron de ella por haber sido una miembro de dicho Consejo y le permitieron vivir a condición de abandonar el aquelarre.


    —Sin embargo… -Dijo la Eldar enseguida.


    La Eldar notifica sobre tres brujas que habían sido asesinadas en la noche, una de las víctimas fue identificada como Amaya Collewan, la bruja sentenciada al exilio y las dos que la acompañaban según testimonios eran amigas cercanas suyas, aunque Amaya cargo toda la culpa y el castigo, sus amigas quienes se creen que debieron haberse despedido de ella también habían caído ante el filo del asesino.


    —Aun así, no quita el hecho de lo ocurrido es algo imperdonable, como la Eldar de este aquelarre, ¿hay algo que pueda hacer a mi alcance para compensar tan ruin acto?.


    Sus escoltas protestaban ante tal petición que la misma Eldar condecía hacia mi persona, pero ella con ojos serios calla a las dos mujeres quienes la obedecen con un miedo estremecedor.


    — ¿Algo? –Replique.


    —Si, por supuesto algo que pueda y este a mi alcance, ¿qué petición deseas hacer? –Me pregunto ella —Por ejemplo, si lo deseas, puedo extender la fecha de la siguiente ronda un día más para compensar lo ocurrido y así tengas más tiempo de recuperarte tras lo ocurrido.


    —Físicamente estoy bien, por fortuna no salí tan mal parado –Dije de mi parte.


    “Algo”, podía pensar en muchas cosas, mientras me lo planteo pronto una imagen se me viene a la mente, era de Erm con todos los chicos del orfanato y la señorita Chrisha quien lo dirige, con tal retrato impreso en mi cabeza había encontrado ese “algo” para la petición que la Eldar me ofrecía.


    —Hay algo, pero para decírselo, es necesario primero enseñárselo.


    La Eldar de buena gana acepta y acompañada de su escolta me siguió al sitio donde debía enseñarle, cabe añadir que Livia y Liha también vinieron, quizás por mera curiosidad.



    __________________________________________________________________​



    Habíamos llegado, estábamos frente al orfanato “Niños de Astado”, los niños con ciertos nervios ante la presencia de la Eldar y su escolta, se ocultan a las espaldas de la benévola Chrisha.


    —Oh, Eldar Carina, ¿qué lo trae por aquí su eminencia? –Saluda Chrisha humildemente bajando la cabeza.


    —No es necesario las formalidades, he oído sobre usted y debo decir que es una bondadosa bruja, me llena de orgullo saber de sus nobles acciones –Dijo la Eldar tomando las manos de Chrisha.


    —Vaya, no sé qué decir… me siento halagada que la Eldar piense de mi de esa manera –Comenta ruborizada la madre del orfanato.


    —Entonces, Rozuel Drayt, ahora que me lo has mostrado, ¿puedo oír tu petición?.


    Chrisha sonaba confusa con la pregunta de la Eldar, los huérfanos seguían manteniendo distancia de la Eldar, Livia y Liha parecían atentas a oír lo que estaba por decir (por mera curiosidad) y Allum desde mi hombro susurraba “Metal, pide metal y dulces bocadillos” siendo obviamente el único en oírle.


    —La petición que quiero hacerle, es que permita a los sangre de bruja de este orfanato el permiso de entrar al coliseo y ver las rondas restantes de la competencia.


    —Por supuesto, entonces prepare unos asientos reservados para ellos y su querida madre –Acepta se inmediato la Eldar con una sonrisa.


    Nuevamente sus escoltas protestan ante tal decisión, recordándole que era una ley que no hubieran sangre de brujas en el coliseo, que ya era bastante con mi presencia en la competencia, tales quejas hicieron que el rostro de Carina se tornase de una mueca rebosante de enojo.


    — ¡No quiero oír mas de sus quejas absurdas!, por si no lo entiendan, una autoridad de nuestro aquelarre casi provoca la muerte de un miembro de un aquelarre invitado a nuestra sagrada competencia, tales acciones no pueden ser pasado por alto, enmendar nuestro error es prioridad, así que no quiero oír una palabra más de alguna de ustedes o tendremos un serio problema al respeto.


    Las brujas del Wixau con la mirada baja, cesaron sus palabras estremecida de la reprimenda de su Eldar.


    —Lamento que hayan tenido que escuchar esas groseras declaraciones de mis escoltas, como había dicho, ten por seguro que le abriré las puertas a estos queridos huérfanos para que puedan disfrutar de la competencia –Reitera la Eldar su aceptación ante la petición que hice.


    —A propósito, hay otro sangre de bruja al que quisiera invitar también, no es huérfano, ¿es posible también que pueda ir? –Le pregunte.


    —Por supuesto, agregar uno más no es problema –Acepta la Eldar para añadir al sangre de bruja que mencione —Dicho esto, entonces solo queda esperar para mañana, anhelo ver el combate de su aquelarre.


    La Eldar se despide junto a sus escoltas, los huérfanos sin su presencia a la vista comienzan a montar un escándalo gritando de la emoción al saber que irán al coliseo para ver los enfrentamientos restantes y Liha se echa a reír un momento.


    — ¿Qué es lo que tanto te da gracia? –Le pregunte.


    — Como era de esperarse, de entre tantas cosas que podías pedir a tu beneficio y aun así optaste por beneficiar a aquellos que pocos tienen, eres una buena persona –Opina Liha.


    —Tsk… lo haces sonar como si habitualmente fuera un monstruo sanguinario.


    —Eres un sangre de bruja extraño, pero… con cierta bondad –Comento Livia.


    —Oye, ¿Livia acaba de… decir algo amable de mí? –Pregunte con un tono incrédulo.


    —Ahora eres un sangre de bruja tonto –Cambia su halago para mofarse de mí.


    —Jajajaja, ustedes dos hacen un dúo hilarante –Argumenta la bruja de cabellera naranja entre risas.


    —No sé ni para que me molesto en discutir con ustedes, da igual… -Dije acompañado de un suspiro.


    Mañana será el día, que dé inicio a la tercera ronda, debo prepararme para entonces.


    Continuara…



    EPILOGO:


    PERSPECTIVA: Tercera Persona


    Era de noche, Amaya Collewan tras el juicio hecho por los crímenes descubierto en ella, se hallaba caminando sola por las oscuras calles llevándose un elegante morral con mucho dinero en su interior para iniciar una vida en otro lugar.


    Su castigo fue determinado con su expulsión del aquelarre y abandono de Macur en un plazo de 12 horas, tiempo que dedico para llevar sus pertenecías y despedirse de sus amigas.


    — ¡Amaya! –Exclaman sus dos mejores amigas corriendo tras ella.


    — ¿Qué hacen aquí? –Pregunta Amaya.


    — ¡Esto es injusto!, ¡no pueden hacerte esto! –Opino una de sus amigas.


    — ¡Tú solo velabas por la dignidad de este aquelarre!, ¡esas ingratas del consejo no saben lo que hacen!, por esa razón… ¡déjanos acompañarte!.


    —Mis queridas amigas… -Dice Amaya poniendo sus manos en el hombro de cada una de ellas —Agradezco sus palabras de apoyo y sus nobles intenciones, pero he cargado con toda la responsabilidad porque no deseo verlas sufrir también, por eso deben quedarse aquí en Macur y preservar el ideal, puede que haya sido derrotada, pero no es el final de esta bruja, aun puedo luchar y con mi último aliento, yo preservare.


    Abraza a sus amigas tras dedicarles aquellas últimas palabras antes de marcharse.


    —“Último aliento”, creo que eso se puede arreglar –Les habla un desconocido al trio de brujas.


    Frente a ellas se presenta un encapuchado de túnica negra, era el apodado “asesino de brujas”.


    —Vaya, ¿qué tenemos aquí?, tú debes ser el monstruo que ha estado asesinando vilmente a brujas inocentes –Dice Amaya rebosante de confianza aun ante la presencia del asesino —Y ahora quieres agregarnos a tu larga lista de homicidios.


    —¡Como si fuéramos a dejarnos asesinar por un miserable como tú!.


    —¡Somos tres contra uno, tenemos la ventaja!.


    —No, somos cuatro contra tres –Corrigió el asesino señalando en dirección a espaldas de las brujas.


    Las brujas voltean y en su retaguardia se muestran otros tres encapuchados de túnicas negras.


    — ¿Qué?, ¿¡todo este tiempo eran cuatro asesinos y no uno!? –Exclamo Amaya perdiendo aquella confianza que le respaldaba.


    Sus amigas también se mostraban nerviosas, pero no decididas a perder, armadas de valor ambas atacan al trio de asesinos con una bola de energía hecho de sus poderes mágicos los cuales lanzan al mismo tiempo y estas se combinan para formar uno más grande y fuerte.


    Uno de los encapuchados mostrándose ser el más bajo de altura entre todos se sitúa al frente de los dos, hace uso de un artefacto mágico representado como dos anillos los cuales cada uno estaba colocado en el dedo índice de cada mano, ambos objetos estaban enlazados por un hilo azul de mana, el hilo de convierte en un escudo mantenido por los anillos y recibe el ataque de las brujas deshaciéndose de la bola de energía fácilmente.


    Las brujas reaccionan abrumadas sintiéndose intimidadas por sus agresores al ver como su ofensiva fue rechazada con simpleza, pero los asesinos no detienen su marcha, al mismo tiempo en que su compañero encapuchado rechazo el ataque con su escudo mágico, los dos restante a sus espaldas se mueven para ser los siguientes en hacer su jugada.


    Uno de ellos resaltaba ser el más corpulento del grupo, de su mano invoca un artefacto mágico procedente de un pequeño cubo metálico que llevaba en su palma izquierda, un pesado mazo de combate hecho de plata emerge sostenido por sus manos, con ella de un solo movimiento aplasta a una de las brujas amiga de Amaya matándola al instante.


    El segundo asesino se hace como artefacto mágico en su brazo derecho unas zarpas metálicas adheridos a un guantelete color escarlata, se trataba del mismo individuo que había asesinado a la bruja noble Amaria Wilcoh que formaba parte del Consejo Wicau, con su artefacto mágico desgarrada y despedaza a la amiga restante de la bruja exiliada.


    —No… ¡no…! –Dice una aterrorizada Amaya quien se hecha para el suelo temblando del miedo con ojos traumatizados al presenciar la muerte de sus amigas.


    Los tres encapuchados que tenía en frente le miraban fijamente, pero no se movían de donde estaban, la bruja exilada oía pasos a sus espaldas, eran del primer asesino que se presentó acercándose a ella y deteniéndose a solo unos centímetros de ella, Amaya estaba bastante horrorizada como para voltear, su frente estaba empapado de sudor y terror en estado puro.


    —Todo esto es la causa, por la ceguera de sus arrogancias, ustedes son quienes invocaron su propia malicia y el sufrimiento que conlleva a su pecaminoso orgullo, ustedes tienen la culpa de nuestra existencia, nosotros solo actuamos acorde a sus consecuencias, me pregunto, ¿abrirán sus ojos a tiempo o persistirán con la ceguera que traerá su destrucción? –Declaro el asesino que tenía a sus espaldas.


    Con unas manos envuelto en vendas, el asesino sostiene un artefacto mágico, una larga espada con una hoja de color rojo y tres piedras rojas anexado a ella, dos en la hoja del arma y el tercero en la empuñadura, alza su artefacto y la deja caer sobre la bruja partiéndola a la mitad desde la cabeza hasta la cintura.


    —Como siempre, espléndido trabajo a todos, Jeko, Arno y Canu –Nombra el asesino de la espada roja a sus tres compañeros por sus nombres —El día anhelado se acerca, si las brujas no abren sus ojos para entonces, las “cadenas” a la que tanto se han aferrado para mantener su tiranía pronto serán “cortadas”, en marcha, antes de que llegue la Wixau.


    Antes de dejar la escena de los hechos, marcan con la sangre de sus víctimas su mensaje habitual que atestigua la presencia de “Jack”, esta vez ponía en el “Desde lo profundo del abismo… Jack les envía saludo”.


    A los pocos minutos el cuerpo es encontrado por la Wixau en compañía de Brala Nigme, la capitana examina los cuerpos, notando por la magnitud de los daños encontrado en cada cuerpo la manera en cada una había sido asesinada y llego a una conclusión.


    —Lo sabía, tal parece que “Jack” no es un individuo, sino, más bien un grupo –Concluyo con perspicacia la bruja rubia.


    Continuara…
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  2. Autor
    Armus09

    Armus09

    Registrado:
    3 Jul 2009
    Mensajes:
    1,260
    Temas:
    136
    Calificaciones:
    +1,185
    CAPITULO 77 ¡LA TERCERA RONDA DA INICIO!


    PERSPECTIVA: Tercera Persona

    El día en que se llevaría la tercera ronda había llegado, desde la entrada al coliseo se encontraban Liha junto a Livia, inclusive afuera yacía Chrisha Morina junto a todos sus huérfanos, decenas de ellos que casi rebosan a los cien, parecería un numero imposible de manejar para una persona fuera del hogar, pero Chrisha demostraba una benévola naturaleza materna que le permitía mantener en control y tranquilo a sus “hijos”.


    — ¿A que estamos esperando? –Pregunta Livia.


    —Rozuel dijo que iría buscar a “alguien más” –Contesto Liha toda sonriente.


    —Se tarda demasiado, es un sangre de bruja irresponsable.


    —Calma chica, de todos modos vinimos muy temprano, faltan media hora para que sea mediodía y esa es la hora en que da inicio la primera pelea de esta ronda y sí que va a demorar bastante para que sea nuestro turno, jeje.


    —Es una buena oportunidad para ver como luchan nuestros posibles futuros oponentes de la siguiente ronda.


    —Oh, cuanta confianza, la suficiente para creer que esta ronda es pan comido, ¿o quizás exagero?.


    —Confió en mis habilidades.


    —¿Y qué me dices de las habilidades de Roz?, ¿son buenas y confiables?.


    Livia no tenía una respuesta inmediata alguna para aquella pregunta, miraba pensativa el suelo con el fin de decir algo a la duda formulada de su compañera de pelo naranja.


    —Él…


    Pero la respuesta de Livia es interrumpida con la llegada de Rozuel junto a Allum en su hombro, acompañado por el “alguien más” que fue a buscar, se trataba de un niño sangre de bruja, cabello marrón y ojos avellana, era Marcos Sabil el hijo de la bibliotecaria Hanna Sabil, biblioteca a la que Roz acudió hace unos días para hacerse con la historia de las brujas y descubrir sobre el origen de los tres primeros aquelarre.


    —Cielos, sí que son muchos, me alegra saber que no seré el único sangre espectador –Dijo Marcos relajado al ver a todos los sangre de bruja presente.


    Rozuel sentía las miradas tanto directa e indirecta de indignación de las brujas que pasaban allí para ingresar al coliseo, era evidente su desdén al ver a tantos “parias” en el lugar que consideran para ellas algo muy sacro y más aún les permitan el paso hacia adentro.


    Inevitable fue su sentir de inseguridad por ellos, pero debía confiar en que todo saldría bien, pues la Eldar ha dejado en claro que si algo les hicieran a los huérfanos o su madre adoptiva, no quedarían impune sus actos, Rozuel solo debía mantenerles un ojo cuando estos no estuviesen bajo la protección de Carina.


    — ¡Muy bien todos!, vamos adentro, la Eldar dijo que prepararía un lugar para todos ustedes –Aseguro Rozuel.



    __________________________________________________________________​



    PERSPECTIVA: Rozuel Drayt


    La guardia que vigilaba la puerta estando al tanto de nosotros, nos deja pasar sin quitar su expresión de repelús hacia nosotros, habíamos llegado justo a tiempo para el inicio de la primera lucha de esta ronda, se oía el ferviente exclamar del público por ver los combates.


    Apenas llegamos fuimos recibidos por una bruja del Wixau, quien por orden de la Eldar nos escolta hacia el lugar reservado para los huérfanos y su tutora (además de Marcos), los asientos estaban en la parte más baja de la gradas donde la vista era más cercana al Magnus Kali.


    Los lugares estaban vacío pese a que los asientos de alrededor yacían ocupados, era evidente que la Eldar hizo uso de su autoridad para hacerlo de uso privado, aunque también utilizo un papel fino amarillento que tenía escrito “reservado” y yacía pegado sobre los asientos reservados, los cuales curiosamente había suficiente como para cien personas.


    —Es un buen lugar –Comento Marcos tomando su lugar cautivado por el paisaje de la arena.


    —Debe ser un lugar increíble, una pena que no pueda verlo –Agrego Ermando quien estaba a su lado.


    — ¿Eh?, ¿Ermando? –Cito Marcos el nombre del chico invidente al mirarle.


    —Esa voz… ¿Marcos?, ¡ha pasado tanto tiempo! –Contesto él volteando su mirada hacia el joven Sabil.


    — ¿Ustedes dos se conocen? –Pregunte de curioso.


    —La población de sangre de brujas que ocupa en Macur es muy pequeña y eso hace que por general casi todos se conozcan entre sí –Asevero Marcos —Me sorprende verte aquí Erm, en cuanto al detalle de los combates, no te preocupes, me asegurare de describírtelo para que sepas que ocurre.


    — ¿En serio?, gracias Marcos, la verdad me harías un gran favor.


    La hora de los combates había llegado, la Eldar ubicado desde su tribuna especial junto a otras Eldar se pone de pie para dar su discurso, curiosamente antes eran 7 Eldar las presentes y ahora veo que solo quedan unas 5, ¿serán de equipos derrotados y por ello se marcharon?, una de las presentes era Laabe Diavantora la Eldar del aquelarre Cognitio, supongo que su único interés en esta competencia era el verme luchar.



    __________________________________________________________________​



    El primer combate se disputa entre el Aquelarre Wicau VS el aquelarre Yammes, ambos grupos caminaron hacia la arena y se subieron a esta, como era de esperarse el público mostro mayor favoritismo por las brujas de Macur, quienes eran consideradas por casi todos como las más fuertes de esta competencia.


    —Es ella –Dije en mi mente al ver a los representantes de los Wicau.


    Entre los elegidos de Wicau, estaba aquella niña de larga cabellera negra con mechones platinos, vestido marrón de larga falda, sus caracteres más notable eran sus ojos con heterocromía y la larga cinta blanca que envolvía todo su brazo derecho.


    Sus compañeras en cambio mostraban ser de unos 20 años, el doble de su edad, una de ellas era una mujer rubia de cabello corto, poseía unos 180 centímetros de altura, vestía un chaleco blanco en conjunto con unos pantalones marrones como su ropa predilecta, y la tercera integrante era una joven pelinegra vestida con un conjunto similar a la niña.


    — ¿Fary? –Nombro Marcos a la niña con heterocromía -¡Increíble!, ¡en verdad lo consiguió!.


    — ¿La conoces? –Le pregunte a Marcos.


    —Esa niña es FarySontheil, perteneciente a un distinguido linaje de brujas conocidos como el clan Sontheil, son los descendientes de una poderosa y legendaria bruja de este aquelarre que vivió siglos atrás, Úrsula Sontheil, apodada como “la mano profética” –Respondió Liha con detalles sobresalientes.


    —Solía jugar con ella hace algunos años pero… luego empezamos a distanciarnos y… ya es cosa del pasado –Agrego Marcos con cierta melancolía en sus ojos.


    —Me pregunto, ¿ella se distancio de ti o tú te distanciaste de ella? –Le pregunto a modo de una inocente interrogación —Jejeje, solo bromeo pequeño, no tienes que decir nada, esa niña es la futura cabeza del linaje Sontheil, no es de extrañar verla como una de las representantes de Wicau, es considerada una prodigio.



    __________________________________________________________________​



    Todas las representantes del aquelarre Yammes denotaban ser mujeres de entre 18 a 20 años, ambos equipos ya situados en la arena se preparan para dar inicio a la siguiente ronda, pero no sin antes explicar en qué consistirá este encuentro, la Eldar callando al público, comienza a explicar en detalles.


    TRASFONDO: Los equipos serán llevados a un determinado terreno y cada uno poseerá una “base” o “cuartel”, cada base/cuartel producirá soldados esqueletos que conformara un “ejercito personal” y los cuales cada equipo debe dirigir contra las fuerza de su adversario, ambos equipos dispondrá de un porcentaje que representa las fuerzas restantes de su ejército personal, conforme se pierden soldados dicho porcentaje disminuirá.


    OBJETIVO: Cada equipo dispone de un porcentaje de “100%” de su ejército personal de soldados esqueletos, se debe aniquilar los soldados del ejército de su adversario para disminuir el porcentaje de sus fuerzas con la finalidad de llevarlo a “0%”, el objetivo en simples términos, mermar las fuerzas del oponente y llevarla a 0 cuanto antes.


    CONDICIÓN DE VICTORIA: Habrá distintas clases de soldado esqueleto y cada uno conforma una pérdida de porcentaje diferente si son eliminados, cada represéntate del equipo juega el papel de “general” y también pueden ser eliminados, la consecuencia de que un general sea abatido es que su equipo pierda “30%” en el porcentaje de sus fuerzas, eliminar a los tres generales de un equipo garantiza la victoria definitiva del aquelarre que lo logre, la ronda tendrá un límite de tiempo de dos horas, si finaliza aquel que tenga el mayor porcentaje en su fuerza ganara, si llega a haber un empate (ambos equipos tienen el mismo porcentaje) se brindara 15 minutos extras para seguir la ronda y le seguirá consecutivamente otros 15 minutos si llegase a haber otro empate, hasta que una de las fuerzas gane.


    Con las reglas de esta ronda establecida, ambos equipos son absorbidos por el Magnus Kali y llevado a su interior.



    __________________________________________________________________​



    Una zona boscosa fue el territorio seleccionado para su combate, al cabo de tan solo los primeros 20 minutos, el equipo Wicau ya había reducido el 20% de las fuerzas del aquelarre Yammes, arriba del Magnus Kali aparecía sobre un pentagrama mágico el nombre de ambos grupos y el porcentaje de sus fuerzas armadas restantes.


    AQUELARRE WICAU: 100%


    AQUELARRE YAMMES: 80%


    Una confrontación directa se lleva entre una “general” de Wicau y dos de Yammes, era la niña Fary enfrentándose contra dos bruja de su equipo adversario, la bruja con heterocromía evade el veloz desplazamiento de una lanza arrojadiza hecha de magia con solo mover su cabeza hacia un lado.


    Inmediatamente la segunda bruja de Yammes con un látigo a mano ataca con ella a Fary, en eso la cinta blanca que envuelve el brazo de la niña se mueve por voluntad propia y se extiende alargándose más del tamaño que poseía.


    Atrapa al látigo de la bruja de Yammes y se enreda en esta extendiéndose por todo el instrumento hasta llegar a su usuaria y tomarla del cuello para empezar a asfixiarla, su compañera al ver esto, levanta su mano e invoca muchas lanzas arrojadizas flotantes que estaban encima y apuntando a Fary.


    Al momento en que la bruja de Yammes cierra su puño las lanzas se movieron hacia Fary, pero ella en su defensa recita unas palabras, como un conjuro u hechizo.


    —“Encantamiento Numero 157: Paso de Astado” –Recito Fary en sus labios.


    Desapareció de donde estaba y las lanzas descienden clavándose con nada más que el suelo mismo, Fary vuelve a reaparecer a espaldas de la bruja que asfixiaba, ciñe aún más la cinta que envolvía el cuello de su rival y la mata de una vez.


    Su compañera entra en cólera al ver a su amiga eliminada e invoca varias lanzas a los cuales lanza directo hacia Fary, pero su cinta con la flexibilidad de un látigo y voluntad propia se expande y con una fuerza voraz golpea cada proyectil cambiando su trayectoria para hacer que queden incrustado en algún punto o mandándolos bien lejos hasta desaparecer al encontrarse muy distanciado de su usuaria.


    La bruja de Yammes con sus dos manos desata un número aún mayor de lanzas arrojadizas y la arroja a modo de lluvia contra Fary, la cinta blanca gira velozmente alrededor de su dueña varias veces y crea un escudo encima de ella potenciada por una barrera de energía que lo protege de todos los ataques de su oponente sin lograr dañar su defensa mínimamente.


    La bruja de Yammes al ver que sus ataques son inútiles, decae su moral y tiembla de nervios, Fary aprovecha su momento de debilidad y contraataca, le apunta con su mano izquierda y recita otro conjuro.


    —“Encantamiento Numero 54: Bola Ígnea”.


    Una bola de fuego sale dispara desde la palma de su mano y la bruja de Yammes sin reaccionar recibe de lleno el ataque siendo todo su cuerpo envuelto en llamas, eventualmente sucumbe ante el fuego y muere también, Fary había vencido por su cuenta a dos brujas mayores que ella, demostrando un gran talento y poder a pesar de su joven edad.



    __________________________________________________________________​



    —Esos “encantamientos” que uso… -Dije entre dudas en voz alta.


    —Mi querido Roz, acabas de ser testigo por primera vez del poder de “Los 1000 encantamientos de Astado” –Contesto Liha.


    —¿Y eso?.


    —“Los 1000 encantamientos de Astado” son un conjunto de hechizos y conjuros, en total unos mil, que solo miembros del aquelarre Wicau pueden ejercer, cada encantamiento posee su propio efecto y tiene su propio grado de poder –Definió Liha —Los que uso la niña Sontheil fueron encantamientos del más bajo nivel, aunque debo aclarar que no todos en el aquelarre Wicau pueden usar estos encantamientos, solo los más apto y aquellos que mínimo tengan el potencial de un mago de nivel B.


    —Había oído hablar de ello, pero verlo es más increíble, el aquelarre Wicau sí que es fuerte –Opino Livia.


    —Los 1000 encantamientos de Astado proveen una variada gama de habilidades, es por eso que la Wicau sea considerada por casi todas las brujas como el aquelarre más fuerte, inclusos una bruja con el poder mágico de un mago nivel B, con los encantamiento y exigencia correcta en su uso, podría llegar a desatar una fuerza mágica a la altura de un mago nivel A o incluso en circunstancia a uno nivel S –Agrego Marcos al tema.


    —Increíble, sabes muchas cosas interesantes Marcos –Le elogia Ermando.


    —Todo lo que se, se lo debo a la biblioteca de mi madre, leer se ha vuelto un hábito bastante adictivo –Comento Marcos.


    Sin embargo no quita el hecho de que añadiendo esos encantamientos los hagan aún más fuertes, hay 1000 de ellos y quien sabe de lo que sean capaces, va a ser bastante complicado, si llegáramos a luchar contra ellas.


    —“¿Serán capaces de hacer metal con alguno de esos encantamientos?” –Pregunto de curioso cierto slime goloso del metal quien estaba sobre mis hombros, siendo como siempre el único en oír sus hilarantes palabras.



    __________________________________________________________________​



    La victoria de esta ronda era de esperarse para el aquelarre Wicau, ganaron eliminando a las tres brujas del equipo opositor, dos fueron encargadas por esa niña llamada Fary y la tercera por la muchacha rubia, el público aclama eufórico del encuentro, tan solo habían pasado cerca de 40 minutos.


    Con la primera lucha concluida, se da inicio al siguiente, debatiéndose entre los aquelarres Osgaria VS Walgis, ambos equipos subieron a la plataforma al cabo de unos minutos de bajar los ganadores del anterior encuentro quienes se despiden saludando a la gente (con excepción de la tal Fary quien se mostraba poco sociable con el público).


    Todos en el aquelarre en Osgaria se presentaban como brujas que rondaban cerca del límite de edad mayor permitido en la competencia (máximo 20 años), mientras que las brujas de Walgis en su lugar eran chicas adolescentes de entre 14 a 16 años, pero había algo en ellas que las hacia únicas e inusuales.


    Todas las brujas de Walgis presentaban el cabello verde, diferentes estilos de peinado (algunos largos u cortos), pero las tres llevaban el pelo del mismo color que era el verde, en cuanto a vestimenta usaban el mismo material color marrón que consistía en una gruesa tela para cubrir todo el torso en la parche de sus pechos y una larga falda que les llegaba hasta los tobillos.


    —Oh, los Khuja de este año lucen formidables –Comento Liha.


    — ¿Khuja? –Cite entre dudas en voz alta.


    —Dentro del aquelarre Walgis, las Khuja son la rama guerrera en su sociedad, toda bruja que opta por el camino de la lucha se convierte en una Khuja, a sus miembros les son teñido el cabello de verde como símbolo de su estatus –Definió en esta ocasión Livia.


    —Cierto, leí sobre ellas, las Khuja desde niñas son entrenadas en el arte de la lucha tanto físico como mágico y son especializadas en el uso de alquimia de combate, todos en el aquelarre Walgis son expertos en el oficio de la alquimia, pero cuando se trata de mezclar dichos conocimientos con la lucha, las Khuja son quienes ofician esa rama –Informo Marcos.


    Mientras que las brujas del aquelarre Wicau destacaban con sus 1000 encantamientos de Astados, los Grimar por sus brujas con grimorios, las brujas de Walgis con auténticas maestras en el campo de la alquimia tanto medicinal como bélico.



    __________________________________________________________________​



    La lucha entre ambos aquelarre se llevó a cabo en un entorno árido, semejante al paramo de la ronda 1 que nos tocó a nosotros. En todo el combate las brujas Khuja dominaban el terreno a creces, todas ellas compartían en común una magia que les permitía invocar duras y flexibles ramas e inclusos arboles del mismo suelo o en sus manos con el cual mantenían a raya todo el ejército de esqueletos de sus oponentes.


    Una de ellas la cual era la mayor en altura del grupo hizo uso de un inusual ítem, en su cintura llevaba un cinturón equipado con diversos frascos de vidrio de uso alquímico, retira una de ellas y en su interior contenía una piedra verde en forma de rombo, abre el frasco y toma la piedra concentrando su magia en esta.


    Acto seguido tira dicha piedra al suelo y de esta surge un gigantesco ser de 2 metros y medio semejante a un golem, una entidad humanoide con un cuerpo de carne y huesos esculpido de músculos, desnudo y carente de genitales como orificio anal, sobre sus brazos y piernas llevaba una especie de aro hecho de madera con varios pinchos afilados en ello, se denotaban ciertas raíces como de árbol enredado sobre sus hombros y en menor medida sobre el abdomen, su cabeza calva era la que menos humano parecía, su rostro era semejante al de un esqueleto y carecía de nariz.


    La criatura pese a que recibía daño y sangraba, se regeneraba al instante de todo lo que recibía, era casi como ver un ser inmortal. Liha explico que aquella cosa era un homúnculo, yo sabía con precisión que era, seres artificiales creados por la alquimia.


    Los homúnculos son el resultado de un arduo labor de la alquimia, solo auténticos profesionales en el ámbito de este campo son capaces de crear uno, lo difícil no es que logre con éxito desarrollar uno, lo difícil es conseguir que un homúnculo adquiera un tamaño y forma semejante a un humano, cuando más humanizado es el homúnculo, más poderoso es la criatura en sí y con ello denota más la maestría de la alquimia de su creador o creadora.


    Siendo la alquimia la especialización del aquelarre Walgis, era de esperarse que los homúnculos fueran un importante eslabón en su dominio de esta rama de la ciencia.


    El segundo combate finalizo con la victoria de las Khuja, al igual que las bruja Wicau, consiguieron ganar con la derrota de todos los “generales” del equipo adversario, aunque el tiempo tomado en esta ocasión fue una hora total.



    __________________________________________________________________​



    Tras unos minutos de bajar de la plataforma el equipo ganador, dan paso a los siguientes en luchar y se lleva a cabo el tercer combate de esta ronda, entre el aquelarre Sadelia VS Grimar, el terreno elegido era un desierto habitado por un inmenso número de elevaciones rocosas en el área.


    No era tan complicado de saber por el público apoyando a gritos a su favorito y el hecho de que se trata de uno de los aquelarre más fuerte en la historia el que disputaba el encuentro, el adivinar quién ganaría.


    Con el uso de sus grimorios y un hábil dominio de su magia en el combate, las tres bruja del aquelarre Grimar se llevan la victoria por aplaste en un tiempo estimado de media hora.


    Anteriormente lo había mencionado, las tres representantes de Grimar se identifican como jóvenes en sus 18 años, su líder era la única bruja con rasgos de un cabello color negro y ojos castaño oscuro, mientras que sus compañeras eran de cabelleras color café oscuro, cada una poseedora de su propio grimorio.


    Con un aire rebosante de ego, las Grimar saludan en la arena a su público tras su victoria, ellas eran todo lo contrario de la humildad, las típicas personas orgullosas que acaparan todo elogio y clamor.



    __________________________________________________________________​



    —Livia, Roz, es hora –Dijo Liha con los brazos cruzados y mirando a la arena.


    Marcos, Ermando y el resto de los huérfanos, así como también la señorita Chrisha, nos desearon suerte, eran como nuestro público personal gritando con fervor, influían en nuestro ánimo y entusiasmo, marchamos a la arena, dispuestos y listo para el encuentro que nos aguardaba, era el último combate de esta ronda y nuestros rivales, un aquelarre fuerte, Wildsword.


    Continuara…
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  3. Autor
    Armus09

    Armus09

    Registrado:
    3 Jul 2009
    Mensajes:
    1,260
    Temas:
    136
    Calificaciones:
    +1,185
    CAPITULO 78 RONDA 3 “ARMADA DE HUESOS” (Parte 1)


    PERSPECTIVA: Rozuel Drayt

    Era el último combate de la ronda 3, entre nuestro equipo contra el del aquelarre Wildsword, apoyados por los huérfanos, su tutora Chrisha y Marcos, marchamos los tres hasta la arena, por alguna razón, sentía que el menosprecio verbal de las brujas espectadores había disminuido algo en esta ronda comparado a las anteriores, aunque podría ser incierto y solo lo imagino.


    Estábamos en la plataforma mirando fijamente a nuestros adversarios, las representantes del aquelarre Wildsword se presentaban como mujeres de piel morena en sus 18 años, llevaban ropa libera que dejaba su vientre marcado con abdominales expuesto al aire, al menos dos de ellas eran brujas pelinegras cuya altura estimaba era alrededor de 170 centímetros.


    Pero la tercera integrante difería, parecía ser dos años menor a sus compañeras, tenía un color de pelo marrón oscuro, incluso su altura era unos centímetros menos, quizás unos 160, mientras que sus compañeras deleitaban cuerpos fuertes y esculpidos en sus brazos, piernas y abdomen, ella en cambio mostraba un físico endeble, pero lo curioso, era que ella cargaba a sus espaldas la espada más pesada del grupo, cuya hoja superaba en anchura a las de sus colegas brujas.


    Al cabo de unos segundo, descubro que la bruja de cuerpo endeble y menor en edad como altura de sus compañeras, era en si la líder del equipo representante, una inusual sorpresa que pega como anillo al dedo la frase “no juzgues un libro por su apariencia”.


    —Sangre de bruja –Soy hablado por la misma líder represéntate de Wildsword quien se acerca a mí con una mirada fija.


    — ¿Sucede algo? –Conteste mirándole a los ojos.


    —He observado tus luchas, sangre de bruja, no eres tan débil como la gente piensa, pero tampoco creo que seas tan fuerte como la Gramwind afirma, yo Rirac Ordarms te desafío a luchar contra mí con todo lo que tengas, pues también pienso dar todo de mi parte –Declaro a modo de desafío.


    — ¿Qué?, ¿es alguna especie de reto formal o algo así?, ¿eres de esa clase de personas que luchan por el “honor y la gloria”? –Fue mi reacción a sus palabras.


    —Nos veremos en el campo de batalla, sangre de bruja –Se aleja de mí tras su declaración.


    Era tal y como “ella” lo describió, el aquelarre Wildsword tiene un fuerte sentido del honor cuando de luchar se trata.


    —“Luce fuerte… y su espada deliciosa” –Argumento Allum quien estaba en mi hombro, nuevamente, soy el único en oírle en su forma de slime.


    —Vaya, se ve como alguien problemática, aunque por suerte, parece que solo tiene ojos en ti, Rozuel –Supuso la bruja de cabellera naranja.


    —Mala suerte, eres un sangre de bruja demasiado llamativo –Se mofa por su parte Livia.


    La Eldar da inicio oficial al último combate de esta ronda y ambos equipos son absorbidos por el Magnus Kali.



    __________________________________________________________________​



    Los tres (incluido Allum) terminamos cayendo en una zona repleta alrededor de edificios abandonados y dañados como si el tiempo hubiera golpeado fatalmente este sitio, al instante me percato de que el terreno elegido para este combate, era una ciudad abandonada.


    El lugar donde pisábamos tan solo mostraba un camino por el cual seguir a pie, alrededor de ese único camino había largas edificaciones deterioradas que impedían avanzar por ellas, al menos que pudieses treparlo o saltar bien alto.


    Repentinamente en ese mismo lugar comienzan a surgir de manera espectral hasta adoptar una forma física completa, los soldados esqueléticos, primero en decenas y el número aumenta hasta superar los cientos, mostrándose obedientes ante nosotros, sus “generales”.


    —Sí que son una gran cantidad –Opino Liha —Hay de diferentes tipos.


    A lo que Liha se refería, era a que no todos los soldados esqueletos presentes eran de la misma clase o luchaban con el mismo conjunto de armas en común, había un grupo que usaba espada junto a un escudo, otros llevaban lanzas, le seguían los de arcos, algunos cabalgaban sobre una montura no-muerto como ellos y había quienes usaban bastones a mano, creo que esto precisa una explicación.


    Como se mencionó en la explicación de las reglas de esta ronda, el ejército de esqueletos cuenta con diversidad de clase en sus fuerzas armadas, en efecto, contaba un total de cinco tipos de soldados esqueletos.


    Infantería de escudo y espada: Soldados esqueléticos equipados con una espada liviana de una mano y un escudo rodela en la otra, usan una cota de malla en conjunto a un casco de hierro, son la unidad de mayor número en las filas, habiendo unos 100 presentes hasta ahora.


    Infantería de lanza: Portan defensivamente el mismo conjunto de cota de malla con un casco de hierro, lo único que difiere es una larga lanza de acero a dos manos que llevan como arma predilecta, ideal para perforar defensas, son la unidad de segundo mayor numero en las filas, habiendo unos 80 presentes hasta ahora.


    Infantería con arco: Vistiendo el mismo conjunto de cota de malla con casco de hierro, son la unidad a distancia de la fuerza, armados únicamente con su arco a manos y el carcaj compuesto con un número determinado de flechas cada uno, representan el tercer mayor numero en las filas, habiendo unos 50 presentes hasta ahora.


    Caballería: Esqueletos con armadura pesada y sobre una montura equina no-muerto también equipada con protección, sus armas de lucha principal consistía en un gran mazo de batalla en una mano y un escudo de hierro en la otra cuyo tamaño era mayor a la que poseen la infantería de escudo y espada, son el cuarto mayor número de la fila, habiendo unos 12 presentes de ellos hasta ahora.


    Mago: Su vestimenta era únicamente una túnica negra y su arma, un largo bastón de hierro adornado con un cristal mágico color azul en la punta, por claridad representaban la fuerza mágica del ejército, era la unidad de menor número en la fila y quizás la más poderosa, habiendo unos 6 en total presentes hasta ahora.


    Más unidades de cada clase empezaron a surgir al cabo de unos minutos, entre los tres nos organizamos, optamos para que cada uno llevara una cantidad determinada de estas fuerzas no-muertas consigo, nos separaríamos y cubriríamos más terreno, pues el único camino que teníamos de donde avanzar nos llevó hasta un cruce con tres direcciones por la cual ir, Livia tomo la izquierda, Liha el frente y yo la derecha, la pequeña “guerra” de esta ronda dio inicio.



    __________________________________________________________________​



    Bajo mi mando contaba con un total de 100 soldados de infantería de escudo y espada, 60 lanceros, 40 arqueros, 6 de caballería y 2 magos. Sin embargo más unidades seguirían surgiendo del punto desde donde partimos (siendo este el “cuartel”), al no haber nadie que los reciba (pues ya no estaríamos allí), estos automáticamente se moverán por su cuenta en dirección a la ubicación de un general en particular, pudiendo uno de los tres recibir “refuerzos” de manera aleatoria en cualquier momento.


    Es una pena que no se pueda alterar el equipo que llevan los esqueletos, pues estos estaban determinado a usar por obligatoriedad lo que traen consigo únicamente, de haber sido posible, los hubiera equipado con armas que proporcionasen más fuerza de apoyo.


    Note una curiosidad en la palma de ambas manos, en la izquierda mostraba el porcentaje de las fuerzas de mi equipo, mientras que en la palma derecha la del equipo adversario, de esta manera nosotros sabríamos quien estaría llevando la delantera. Al igual que la ronda anterior, el tiempo límite estaba mostrado ante nosotros en el cielo con un gigantesco contador que detallaba la hora, minutos y segundos.


    — Amo, ¿cree que nos encontremos con ella primero? –Pregunto Allum caminando a mi lado en su forma humana, refiriéndose a la líder representante del equipo Wildsword.


    —Tomando en cuenta mi suerte últimamente, las posibilidades son…


    Interrumpo mis palabras y me detengo, ordenando a todas las fuerzas esqueléticas que me seguían con el levantar de mi puño derecho el detener sus pasos, la razón en particular era el sitio por el cual avanzábamos, en verdad fui bastante estúpido como descuidado el haberme dado cuenta ahora.


    —…bastante altas –Pensé con respeto a la pregunta de Allum.


    Seguíamos un camino reto, pero lo que llamaba mi atención y fomentaba mis sospechas, eran las estructuras de nuestro alrededor la cual estaban lo suficiente dañadas para introducirse en estas y esconderse entre sus ruinas para idear una de las tácticas más usadas y favorables en una batalla de fuerzas armadas.


    — ¡Emboscada! –Exclamo Allum.


    Una lluvia de flecha procedente del frente es disparada hacia nuestra posición desde distintas ubicaciones de aquellos edificios abandonados, mi mal presentimiento una vez más tuvo razón.


    Ordene a aquellos con escudo (infantería de espada y caballería) protegerse juntos, a los arqueros, lanceros y magos situarse a espaldas de ellos, por mi parte saque del bolsillo del cinturón la canica que corresponde con la Barrera Metallix y la coloque en “Modalidad Cobertura” para brindar defensa a mi persona.


    Ninguna de las flecha disparadas podía con mi defensa, pero la que se dirigieron hacia los soldados terminaron eliminando a algunos de ellos, las flechas eran lo suficiente fuerte para atravesar sus cota de malla y escuchar el crujir de huesos destrozándose del impacto, algunos lancero e infantería de espada cayeron.


    Pero los problemas no acaban aquí, lanceros de la fuerza adversaria salen de ambos lados de nuestra ubicación desde los edificios abandonados, tomando por sorpresa a mi infantería de espada y escudo, cargando en grupo contra ellos con sus afiladas lanzas de acero las cuales atraviesa sus defensas fácilmente y una masacre de no-muertos se lleva a cabo.


    En respuesta a ello saque otra canica del bolsillo lanzándola al suelo, esta se descomprime para abrir paso a la Torreta Slime, automáticamente se mueve por su cuenta gracias a su mecanismo interior y ataca a los lanceros enemigos arrasándose con ellos fácilmente.


    — ¡Amo cuidado! –Me advierte Allum.


    En mi descuido dos esqueletos magos de las fuerzas adversarias apostados en lados diferentes me toman por sorpresa, habiendo centrado mi atención en sus lanceros baje mi guardia un momento y sin haberme equipado Intense Iron era vulnerable y estaba próximo de ser alcanzado por rayos disparados entre los dos.


    Pero Allum me empuja lo suficiente para alejarme lo necesario y recibir tales ataques por mí, enfurecido, me equipo con “Intense Iron – Modo Knight” y desenfundando el AK-47 en su forma de canica, disparo contra uno de ellos acabándole, el segundo mago se prepara para atacarme antes que yo, pero la Torreta Slime quien ya le había fijado como blanco dispara una ráfaga que culmina con su existencia no-muerta.


    — ¡Allum!


    Él daño que había recibido por mí fue lo suficiente para dejarle en un severo estado cuya forma humana era irreconocible, aunque su cuerpo conservaba algo de aspecto humanoide, yacía en su forma pegajosa.


    —Estoy bien… amo, solo necesito un momento, me regenerare enseguida… y estaré como nuevo –Aseguraba Allum con suma confianza.


    Pero lo peor aún no había pasado, sentí una presencia, una lo suficiente fuerte para ponerme en alerta y estresar mi calma, estaba situado sobre la Barrera Metallix, lentamente volteo mi vista para ver que dicha presencia era la de Rirac Ordarms, la líder representante del aquelarre Wildsword.


    Con una mirada fría y desafiante, la bruja morena de cuerpo endeble coloca su mano derecha sobre la empuñadura de su espada, pronto un aura de energía mágica rodea su cuerpo y soy testigo directo de como su debilucho cuerpo comienza a fortalecerse, de sus brazos, piernas y su abdomen son esculpidos con un físico semejante al de un fisiculturista.


    Antes de que pudiese lograr apuntarle con mi rifle de asalto, antes de que la Torreta Slime pudiese tenerla bajo su mira, ella desenvaina su espada a una velocidad alarmante y desata hacia el suelo una monstruosa presión de aire producto del ondeo de su espada en dirección hacia donde estaba mi pegajoso compañero, tal fuerza me empuja unos cuantos metros atrás y al detenerse, observo como resultado una notable fisura en el piso mismo donde impacto tal ataque.


    Pero lo más horrido fue ver, que tras aquel movimiento, no solo destrozo la Torre Slime, sino incluso había arrasado con Allum, de mi pegajoso compañero solo venia minúsculas porciones de limo de su cuerpo, no se juntaban para regenerarse, poco a poco estas desaparecían sin dejas rastro alguno de su presencia.


    —En verdad… eres un “libro” que no debe juzgarse por la apariencia –Comente en voz alta mirándole con el ceño fruncido.


    Continuara…


    EPILOGO:​

    PERSPECTIVA: Tercera Persona

    40 minutos habían pasado desde el inicio de esta batalla y la situación no ameritaba estar a favor del equipo represéntate de Windaz.


    Rodeado en un estrecho camino, Liha se encontraba superado en amplio número por las fuerzas no-muertas enemigas, casi un centenar de arqueros la apuntaban a buena distancia en conjunto con unos pocos magos esqueléticos, lanceros la rodeaban de cerca y a la vez estas eran apoyadas por 10 unidades de caballería.


    La bruja de cabellera naranja tan solo tenía a su disposición, un pequeño puñado de soldados esqueletos, conformado por infantería de espada y escudo, algunos lanceros y arqueros, toda su caballería y magos que disponía habían sido erradicados y el número de la pequeña tropa que tenía actualmente era inferior a 30.


    Había caído en una emboscada, su oponente se presenta desde lo alto de una torre en ruinas de 4 metros de altura, era una de las dos brujas morena pelinegra, con su espada en mano, observaba a la Gramwind con un rostro de satisfacción tras haber caído en su trampa.


    —Había oído que la tal Gramwind era alguien muy fuerte, pero lo cierto es que no estás dando una buena primera impresión de ti –Opino ella de forma burlona.


    —Supongo que tendré que esforzarme, ¿no? –Le responde Liha de forma provocativa con una mueca sonriente, manteniendo la calma como si nada pese a su situación.


    —No creas que podrás envenenarme con ese alucinógeno que usaste en tu lucha en la ronda 2, estamos al tanto de esa “táctica” tuya y siento decirte que las tres estamos lo suficiente entrenadas para resistir todo tipo de magias o toxinas que alteren nuestra percepción.


    —Oh querida, gracias por el aviso, aunque puedes estar segura de que no lo usare en esta ocasión, es un producto demasiado caro para depender demasiado.


    Una segunda bruja llega al lugar, con rapidez y agilidad sobrehumana se sitúa sobre la torre en ruinas reuniéndose con la primera que estaba allí, era la segunda bruja de piel morena pelinegra.


    —Siento la demora –Dice ella tras llegar.


    —Oye, ¿qué no te estaba ocupando de la mocosa arquera? –Le pregunto.


    —¿Hablas de esta?.


    De su pregunta retórica, la bruja muestra de su mano la mitad superior de un carcaj cortado, dicho objeto partido era una pertenecía de Livia y lo usaba para guardar sus flechas mágicas, Liha habiendo notado con una agudizada vista el objeto que su oponente exhibía a su compañera, mira la palma de su mano izquierda para ver el porcentaje de las fuerzas de su equipo.


    —En verdad… lograron acabar con ella –Manifestó la bruja de cabellera naranja con veracidad.

    AQUELARRE WINDAZ: 52% Fuerzas restantes

    AQUELARRE WILDSWORD: 95% Fuerzas restantes

    Continuara…
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  4. Autor
    Armus09

    Armus09

    Registrado:
    3 Jul 2009
    Mensajes:
    1,260
    Temas:
    136
    Calificaciones:
    +1,185
    CAPITULO 79 RONDA 3 “ARMADA DE HUESOS” (Parte 2)


    PERSPECTIVA: Tercera Persona

    Los huérfanos observaban desde sus lugares con ojos asombrados los acontecimientos de la ronda, el primer enfrentamiento en darse, no fue la de Roz contra Rirac, antes de que los dos se encontrasen, Livia ya estaba confrontando al ejército adversario y a una de sus generales.


    —Cielos, se ve terrible –Comento Marcos en voz alta con preocupación


    — ¿Qué sucede? –Le pregunta el invidente Ermando.


    —Se trata de la señorita Livia, ella… está peleando con él enemigo y no le está yendo bastante bien que digamos.



    __________________________________________________________________​



    La zona de conflicto se llevaba a cabo en una plaza de la abandonada ciudad que toco como escenario, los soldados esqueletos de ambos bandos sostenían una ardua lucha entre ellos, Livia desde el techo de una iglesia destrozada, brindaba apoyo a los suyos lanzando flechas contra las fuerzas enemigas y mientras lo hacía, trataba de buscar a la verdadera amenaza del lugar.


    — ¿Dónde estás?... ¿dónde te escondes?...


    Se preguntaba en su cabeza buscando la presencia de la general cercana que manipulaba al ejercito enemigo, era totalmente probable que estuviese cerca, dado que para que haya una concentración de las fuerzas no-muertas en la zona se deba a la presencia mínima de un general al lugar.


    —Sé que estas cerca, ¿pero dónde?, ¿dónde…


    Fue entonces que la sintió, la presencia de la auténtica amenaza a la que tanto buscaba, sin embargo, la general adversaria se revela apareciendo rápidamente a espaldas de Livia, la bruja arquera captando su sed de sangre brinca en respuesta evadiendo su feroz espadazo.


    Livia toma la distancia necesaria para encontrarse segura de la bruja de piel morena, ambas se miraban fijamente y ambos esperaban que alguna de las dos hiciese el siguiente movimiento, el techo de la iglesia era frágil y el primero que desencadenase su ataque destrozaría tal estructura.


    —Nada mal evadiendo mi ataque sorpresa –Le elogia la bruja represéntate del aquelarre Wildsword —Siendo una bruja centrada en la lucha a distancia con arco, debo asumir que posees también una buena habilidad de percepción para encontrar con eficacia la presencia de otros a largas distancias –Dedujo ella correctamente —No te carcomas la cabeza preguntándote la razón de cómo no pudiste hallar la mía hasta que te ataque, es simple responder a eso, estamos lo suficiente entrenada para ser “sigilosas” contra individuos de tu tipo, por supuesto es molesto tener que acercarse tanto en silencio porque para hacerlo es necesario no usar nuestro mana para evitar que me “sientas”.


    Por lo general para sentir la presencia de otros es necesario que el individuo en cuestión a ser percibido haga uso de su mana dar con su misma presencia, aunque aquellos que posean una notable habilidad de percepción sensorial son capaces de sentir dichas presencias sin la necesidad de que estos usen su mana para encontrarles.


    Es aquí donde entra la cualidad de “ocultación” con la finalidad de usarse para evitar a los usuarios del tipo sensorial, la cualidad de “ocultar” la presencia es un rasgo aún más raro que aquellos que la sienten, los usuarios que usan “ocultación” concentran su mente y cuerpo para borrar todo rastro posible de su mana y bloquear toda percepción posible de su energía mágica con el fin de que no puedan ser percibido por ningún medio.


    Sin embargo aquí se toma en cuenta los “niveles” de ocultación y percepción, es decir, si un usuario con la habilidad de percepción posee un mayor grado de su cualidad contra alguien que oculta su presencia, en consecuencia, el individuo en cuestión que oculta su presencia será sentido por el usuario del tipo sensorial dado a que su “nivel” de percepción supera al de la “ocultación” del sujeto que se oculta.


    En este caso, la bruja del aquelarre Wildsword oculto su presencia y dado a que fue capaz de burlar la percepción de Livia hasta el momento en que ella ataco manifestando su mana para entonces poder ser “sentida”, demuestra en este caso que su nivel de ocultación supera a la de percepción de la bruja representante de Windaz.


    —Estas en desventaja, pequeña brujita –Le manifiesta con un tono arrogante la bruja morena a Livia.


    Sin embargo en su arrogancia había semejante verdad, Livia era alguien que destacaba en combates a distancia, carecía de una competencia decente en el ámbito de combate cuerpo a cuerpo y dado que ese era el fuerte de su rival, ella sabía que debía ser cuidadosa en todo momento.


    —Aquí voy…


    La bruja morena da el siguiente movimiento avanzando con rapidez hacia Livia, ella en respuesta flexiona las piernas y salta lo suficiente alto a tiempo para esquivar el filo de la hoja de su oponente.


    Acto seguido desde la altura toma una flecha mágica de su carcaj y dispara hacia su rival, la flecha en cuestión manifiesta su efecto envolviéndose en un aura amarilla y multiplicándose en varios proyectiles que caen como un diluvio, cada impacto desata una pequeña explosión que en conjunto la intensifican derrumbando la iglesia en cuestión y levantando a su vez una extensa cortina de polvo.


    Livia aterriza sin problema en el suelo pero había sido alcanzado por la cortina perjudicando su visión, entando en alerta busca a su oponente mediante su percepción mágica y nota que era incapaz de hallarle, pues ella nuevamente había ocultado su presencia y solo podría sentirla cuando usase su poder mágico para atacarle.


    Cuando finalmente capto la presencia de la bruja morena, descubre que estaba a sus espaldas en un parpadeo, Livia intenta reaccionar pero era demasiado tarde, a diferencia del primer ataque donde ella pudo evadirlo, su oponente ahora se mostraba aún más veloz que antes y le propina un corte de semejante velocidad y fuerza que parte en dos a la representante de Windaz desde la altura del pecho.


    — ¿Eh...? –Expresa una agobiante sorpresa la bruja arquera con un rostro perplejo.


    La fuerza misma de la espada ondeada por la bruja morena llega a ser capaz de empujar el polvo en el aire que estaba sobre ellos, revelando con la visión aclarada que los brazos y piernas de la representante del Wildsword se habían transformado, habían adquirido una apariencia felina, tal cambio fomento un incremento notable en sus actitudes físicas que exhibió en la manera en que se movió y acabo con Livia.


    —Tsk… que pérdida de tiempo, apenas me puse seria y ya acabe contigo, eres muy débil, eres el eslabón más débil de tu equipo –Le manifestó con honestidad la bruja morena a Livia mientras aun le quedaban unos leves segundos de vida.


    — ¿Tan… débil… soy…? –Se preguntaba en su mente la moribunda arquera bruja con frustración mientras “moría” y su cuerpo se volvía partículas de luz hasta desaparecer.


    —Esa maldita… dejándome siempre a los más débiles con los que luchar, espero que no haya acabado con la Gramwind aun, en verdad necesito cortar algo con mi espada que valga la pena, ¿eh?, ¿y esto?.


    Tras su victoria nota la mitad superior del carcaj que pertenecía a Livia, su ataque además de partirla a ella también lo hizo con su recipiente para flechas mágicas, la otra mitad que era la inferior había desaparecido dado a que siguió en contacto con su dueña cuando esta desapareció, desapareciendo dicho objeto con ella también, caso contrario con la parte superior que permaneció fuera del contacto de su propietaria, permitiendo a este objeto cortado permanecer en el lugar.


    La bruja toma del recipiente dañado para conservarlo como una muestra de su victoria y marcha en busca de su compañera para eventualmente toparse con ella en pleno enfrentamiento contra Liha Gramwind.



    __________________________________________________________________​



    El terreno de la escena cambia y nos situamos en el enfrentamiento de Rozuel contra Rirac Ordarms, la bruja líder de las representantes de Wildsword ante su aparición, había ejecutado su primer movimiento destruyendo la Torreta Slime y a la vez eliminando a Allum.


    Situado encima de la Barrera Metallix en su modo cobertura, mira fijamente al sangre de bruja con ojos serios y fríos, se sentía la tensión en el aire con el choque entre sus miradas, Rozuel lo sentía incluso entre nervios, pues a diferencia de las otras brujas con quienes combatió, ella estaba en un nivel diferente.


    Cuando el chico movía su AK-47 para apuntarle a ella, la bruja morena transforma sus piernas haciendo que estas adopten una forma animal, los pies tenían rasgo felino como el de un chita, pero el resto de la extremidad en vez de pelaje estas estaban cubierta de un plumaje verde.


    Antes de que pudiera tener a la chica en la mira de su cañón, ella había flexionado sus piernas con rapidez y saltado con sublime velocidad, de un salto género varios otros, ella se apoyaba de una pared y saltaba hacia otra repitiendo el proceso, lo hacía con una velocidad que era para Roz difícil de seguir y con ello apuntarle decentemente.


    —Lo está haciendo, tal y como creí… -Pensó el sangre de bruja.


    Acoplo el rifle en su espalda gracias a la fuerza magnética de su Intense Iron en su modo Knight y en su lugar blandió la espada encantada después de descomprimirla de su forma de canica.


    —“Desenfunda, concentra y paciencia”, tal y como ella me lo enseño –Pensó el muchacho recordando a cierta “maestra”.


    Con su espada en mano la sujeta con firmeza, sitúa su vista al frente a pesar de tener encima a su rival y luego cierra sus ojos, en lugar de depender de su vista, usa su percepción de la magia para seguirle el paso a Rirac, podía sentirla, su presencia misma, pese a la inmensa velocidad con la que se movía podía seguirla a través de su presencia.


    Rirac finalmente ataca a Rozuel desde su retaguardia, el sangre de bruja podía sentir sensorialmente como ella se acercaba y responde dándose vuelta para interceptar su espadazo, el choque entre sus aceros desata por parte de la bruja una violenta onda de viento que Roz logra resistir gracias a su armadura.


    La bruja retrocede y vuelve a su patrón de saltos continuos para confundir al chico, pero Roz había pillado el truco, vuelve a mirar al frente y concentrándose con los ojos cerrado y empuñando su arma firme, sigue el paso de su oponente mediante su percepción de la magia.


    Rirac vuelve a atacarle pero en esta ocasión abanica su espada desatando un ventarrón lineal a un costado del sangre de bruja, Roz sintiendo la presencia misma de la magia en el ataque y de su usuaria ejecutándola, la evade fácilmente, la bruja morena con frustración al ver que sus movimientos parecían ser leídos por él, opta por una confrontación directa.


    Aterriza a espaldas del muchacho manteniendo la forma animal de sus piernas y con fuerza mueve su espada hacia Roz, el chico se da vuelta e intercepta su golpe, sentía como la presión de ese golpe era mayor a los anteriores, pero él resistía, con su fuerza aumentada de su Intense Iron intensaba hacerla retroceder o eso fue la idea que quiso que ella creyese.


    Una de las características de esta ronda en el manejo de las fuerzas esqueléticas, eran que los generales con soldados cercanos a ellos tenían la habilidad de darle ordenes mentales con sus pensamientos, para ahorrar la necesidad de usar palabras y de esa manera que el enemigo no supiese el movimiento de sus tropas.


    Entre el choque de espada, Rozuel le había ordenado mentalmente a un lancero el atacar a la bruja por la espalda, pero Rirac percatándose del no-muerto acercándosele, gira su cabeza para enfocar su atención en su huesudo agresor y quitando una mano de la empuñadura del arma, apunta con su palma hacia el no-muerto lanzándole una corriente de viento lo suficiente fuerte para enviarlo hacia atrás.


    Cuando vuelve a mirar hacia el frente para enfocar su atención en el sangre de bruja, nota que él le estaba apuntando con el AK-47 que sujetaba con una mano, todo se debe a que cuando ellas presionaba su espada con ambos brazos, la fuerza con la que competía contra el chico era fuerte.


    Era al haber apartado una mano para centrar su atención un momento en el lancero y empujar su arma con solo la restante, dichas fuerzas mermaron y le dieron la oportunidad al muchacho de empujar solo con una mano en su espada y usar la restante para desenfundar su rifle de asalto acoplado en su espalda y apuntarle.


    Rozuel jalo del gatillo y una serie de disparo se efectuaron, se oía el sonido del metal partiéndose, pero lamentablemente era el único, la bruja morena en el último instante se agacha a tiempo y saltando a un costado antes de que los disparos se efectuaran, hace que su espada reciba todas las balas siendo destrozada a la mitad en el trayecto, acto seguido salta para tomar distancia el muchacho y situarse en el techo de uno de los edificios abandonado cercano.


    —Es muy sagaz –Opino la bruja en sus pensamientos en referencia a su oponente —En términos de fuerza y velocidad no puede igualar a la mía, pero aun así, es capaz de apañárselas a su manera, supongo que es hora de “usarla”.


    Rirac realiza el método de invocación con una gota de sangre para llamar a un espirano en forma de un baúl viviente con ojos, el espíritu familiar en cuestión se asemejaba a uno que Livia poseía y su función consistía en ser un almacén portátil con un espacio ilimitado.


    De su interior retira un espadón, una espada pesada de empuñadura azul y una peculiar hoja color rojo, pero lo que más llamo la atención de Rozuel era la marca que el arma llevaba en su empuñadura misma.


    La marca tenía la forma de un triángulo azul con un circulo negro en su interior que se asemejaba a un ojo y a su vez lo componía otro circulo más pequeño con la diferencia de que en ambos lados poseía unos brazos curvados que simulaban un par de alas y arriba de dicho circulo denotaba la cabeza dibujada de un búho mirando de frente.


    — ¡Esa marca…! –Exclama Roz en su mente con sumo estremecer —No hay duda…



    Él conocía la marca de la espada, reconocía ese símbolo y fue razón suficiente para hacer que su confianza rebosase de nervios solo de verlo.



    __________________________________________________________________​



    Desde el coliseo, los huérfanos apoyaban con fervientes gritos de adulación a su equipo predilecto Windaz, pero solo uno de ellos en vez de mostrarse emocionado por la manera en que Rozuel lograba pelear a la par contra la fuerte Rirac, en su rostro expresaba el mismo sentir de estremecimiento que Roz en su lucha.


    Era Marcos y la razón de preocupación, del porque no denotaba la misma alegría que sus congéneres sangre de bruja cercanos, era que hasta él también reconocía la marca que yacía en la empuñadura del arma que Rirac había desenvainado de su espirano.


    —Jamás pensé que ella… tendría semejante objeto en su posesión –Dijo con agobio.


    — ¿Qué sucede Marcos?, noto tu voz y respiración muy intranquilo –Comenta Ermando notando la preocupación de su amigo.


    —Rirac, la bruja que Rozuel enfrenta, acaba de desenvainar una espada.


    —¿Una espada?.


    —Sí, y temo… que no es una espada cualquiera, es un artefacto mágico, pero no uno cualquiera, eso es, ¡un artefacto Logiano!.


    —¿Artefacto Logiano?.


    —Se de ellos por los libros de la biblioteca de mi madre, de una manera resumida, son artefactos mágicos de grandes poderes creados por una antigua civilización que data de hace más de 2000 años, los “Logianos” –Explico Marcos —Se dicen que la civilización Logiano poseía un vasto conocimiento tecnológico y arcano tan avanzado, que ni nuestra era actual podían compararse mínimamente a ellos, físicamente se desconoce cómo eran pero se cree que no eran humanos o alguna raza semihumana semejante como la que se conoce hoy en día, de lo único que queda de estos extintos seres son dos cosas, la primera son numerosas ruinas de edificaciones de su tiempo de reinado repartido por todo el mundo, las cuales algunas albergan textos tallados en sus aposentos escrito en su idioma nativo, fue de esa manera que permitieron a los eruditos estudiarlos y saber de la existencia de los Logiano.


    —Lo segundo, ¿son esos artefactos mágicos? –Pregunta deductivamente Ermando.


    —Sí, Los Logianos habían creado 12 artefactos mágicos en total convirtiendo en la segunda cosa en quedar de tal civilización, cada una albergaba un poder descomunal, estos artefactos son considerados armas legendarias, pensar que semejante ítem valioso yace en las manos de una bruja y sea usado en este evento, es inquietante.


    —Increíble… ahora si me siento algo preocupado por Rozuel.


    Los artefactos Logianos poseen un tiempo de existencia de 2000 años, muchos pensarían que estos objetos son indestructibles, pero no lo son, cada uno es perfectamente dañable y pueden ser destruidas con el daño suficiente y dado a su complejo diseño procedente de una civilización extinta, nadie posee el conocimiento para repararla.


    Entonces quepa la duda, ¿cómo pueden seguir existiendo en más de 2000 años?, cada una de estas armas legendarias poseen sus propias habilidades, sin embargo, también poseen otra habilidad particular en común, cuando alguno de estos 12 artefactos mágicos es destruido, desaparece y pasado un tiempo esta vuelve a reaparecer completamente intacta y como nueva, aunque claro, al reaparecer no lo hace en el sitio donde es destruido, sino en un lugar al azar en toda Avalia, no había limite en la “resurrección” de estos objetos, sin importar cuando veces fueran destruidas, regresarían como siempre lo han hecho.


    Tal secreto de “indestructibilidad” intento ser analizado y obtenido por muchos herreros y artesanos que practicaban el arte de fabricación de ítems mágicos para su beneficio personal, evidentemente, nadie ha sido capaz de replicar ni en lo mínimo tal habilidad ni siquiera su gran poder mágico latente.


    __________________________________________________________________​



    Rozuel se sentía aun perplejo de que Rirac poseyera un artefacto Logiano, la bruja morena sostenía el arma emanando junto al ítem una inquietante cantidad de poder mágico, si bien en términos de cantidad no llegaba a la altura de Geha la bruja del aquelarre Belganes que enfrento a Rozuel en la ronda 1.


    Pero el poder que se sentía fluir en aquella energía era mucho más fuerte, mucho más intenso y tal poder provenía en sí de la espada misma. Los brazos de Rirac también empezaron a sufrir un cambio, adoptando una forma animal como sus piernas, un denso plumaje verde surge de las extremidades y solo sus manos adquieren un aspecto felino.


    —Aquí voy –Dijo en voz alta la bruja con un tono intimidante.


    Comienza nuevamente a moverse entre saltos, podía percibirse un incremento de su movimiento a diferencia de la última vez, ahora ella iba totalmente en serio, Rozuel se concentra con la misma postura y cerrando sus ojos.


    Siente la poderosa presencia de Rirac aterrizar en frente suyo, el sangre de bruja se cubre con su espada, la bruja como si lanzase una bofetada con la suya, golpea con mera fuerza bruta su acero contra el de Rozuel y el muchacho en consecuencia es mandado hacia atrás ante semejante presión atravesando las paredes de una de las estructuras abandonadas cercana, el daño por fortuna no era serio dado a la protección de Intense Iron.


    —Cuanta fuerza… nada que ver cuando usaba esa otra espada, se ha hecho ridículamente fuerte –Pensó él.


    Escucho unas pisadas, provenían del primer agujero por el que atravesó en su trayecto al edificio en donde estaba, se levanta y mirando de frente se encontró a Rirac quien venía por más, la bruja levanta el arma a lo alto y se sentía la magia acumularse en el filo de la hoja.


    — ¡Maldición!...


    Rozuel supo al instante lo que vendría, acopla su espada en la espalda de la armadura y se cubre el cuerpo con ambos brazos y salta atravesando las paredes de cada piso de la estructura a la cual yacía hasta finalmente estar en el techo, acto seguido da otro salto para escapar del edificio y ver como una inmensa presión de viento sacude toda la estructura que contenía tres pisos derrumbándose en el proceso.



    Rirac de un movimiento fue capaz de invocar semejante fuerza con la espada que poseía ahora, Rozuel aterriza cerca de ella, pues sentía el inmenso poder de la bruja, la muchacha morena no le atacaba, con su mirada le dejaba en claro un mensaje.


    —“Ve con todo o lo lamentaras”, ¿es lo que tratas de decirme? –Le pregunta el sangre de bruja a su rival.


    Ella solo aguardaba en silencio sin responder a su duda, la bruja sabía que el chico ya conocía esa simple respuesta.


    —Diablos… en verdad no quería usarlo ahora, quería guardar este “As” para las rondas finales, pero de seguir así, a este paso me va a vencer –Pensó detenidamente el sangre de bruja —Ni modo, es ahora o nunca.


    Rozuel deshizo su Intense Iron volviéndolo en su forma de collar negro, en consecuencia las armas que estaban acopladas en la espalda de la armadura (el AK-47 y la espada encantada) caen al suelo, la bruja morena se muestra algo sorprendida al ver que el sangre de bruja se quitase su armadura pues solo empeoraría su situación si pelease así, pero aguardaba porque tenía la corazonada de que él no estaba haciendo eso por locura o intención de darse por vencido, confiaba en que él lucharía en serio.


    El chico puso su mano en el collar, concentrándose en este, su energía PSI empezó a manifestarse con cantidad en el objeto mismo y la presencia en su mente de una figura conocida se presentó al lugar.


    —“Entonces, ¿vas a usarlo?” –Pregunto el huésped del collar.


    Myldark, un enorme dragón negro de ojos rojos con largos cuernos apodado antiguamente como “Acero de las Sombras”, surge a espaldas de Rozuel en un espacio imaginario dentro de la cabeza del chico.


    —Paso un buen tiempo, pero ya es hora de ponerlo en práctica en un auténtico combate de vida o muerte –Dijo Rozuel a su inusual compañero reptilico.


    —“Hice bien en quedarme contigo, no eres aburrido, Rozuel Drayt” –Opino el dragón.


    —Me alegra saber que encuentras divertido mi infortunio y problemas –Responde sarcásticamente él — ¿Estás preparado?, Myldark.


    —“Mocoso, ¿con quién crees que hablas?, jejeje, esperaba este momento, aunque me gusta observar, nunca está de más tomar algo de “protagonismo” en el asunto, esta pelea es interesante y más cuando una de las 12 arma legendarias está involucrada, esto promete mucha diversión”.


    —Ese es el espíritu, entonces, vamos a ponernos escandalosos.


    PSI y poder mágico se manifiestan en el collar, la bruja estaba confusa, pese a que podía ver tal cantidad de energía mostrarse en el aire, era incapaz de sentirlo, pero una corazonada suya le decía que la fuerza con la que denotaba no era para subestimar.


    — ¡Intense Iron – Modo Juggernaut! –Exclamo el sangre de bruja a todo pulmón.


    El collar adopta una nueva forma, como el “Modo Knight”, cubría todo el cuerpo de su usuario, pero su aspecto era más robusto, la armadura se extiende mostrándose más corpulenta tanto en torso, cintura y extremidades superiores e inferiores, el casco deja de tener un aspecto de dragón, en su lugar su diseño era como el de un casco militar con mascara moderno del mundo natal de Rozuel que recubría cada rincón de su cabeza, su Intense Iron más poderoso es revelado.


    La bruja se mostraba algo nerviosa y a la vez emocionada, reluce una siniestra felicidad en su rostro ante el “As” que Rozuel exhibe, la tensión se incrementa y el público del coliseo enloquece de le emoción, tan solo quedaba 1 hora para finalizar esta ronda y el clímax de esta batalla estaba por llegar.


    Continuara…



    EPILOGO:


    PERSPECTIVA: Tercera Persona


    Desde una habitación cerrada, en un cuarto ajeno al escenario de la competencia, creado por la naturaleza mágica del Magnus Kali para específicamente albergar a aquellos miembros de un equipo que “mueren” en una ronda hasta su finalización, se hallaba la reciente “fallecida” arquera bruja mirando el combate desde una bola de cristal que la habitación poseía.


    Livia inmerso en frustración, apretaba los puños con fuerza mientras yacía sentada en posición fetal, lo que quedaba de la ronda sin su presencia en ella, recordando una y otra vez, las frías y duras palabras de la bruja que la asesino.


    —“Eres muy débil, eres el eslabón más débil de tu equipo”


    Repetía en voz alta “¿débil?” con desdén e ira, cerrando sus ojos e ignorando el resto de la ronda.

    AQUELARRE WINDAZ: 47% Fuerzas restantes

    AQUELARRE WILDSWORD: 89% Fuerzas restantes

    Continuara…
     
    • Me gusta Me gusta x 1
    Última edición: 4 Jun 2017
  5. Autor
    Armus09

    Armus09

    Registrado:
    3 Jul 2009
    Mensajes:
    1,260
    Temas:
    136
    Calificaciones:
    +1,185
    CAPITULO 80 RONDA 3 “ARMADA DE HUESOS” (Parte 3)


    PERSPECTIVA: Tercera Persona


    FLASHBACK: Rozuel (9 Años)​


    En el patio de la escuela del pueblo de Windaz, como era habitual, Rozuel practicaba su dominio de la espada con su maestra Naya en un enfrentamiento serio, con su Intense Iron Modo Knight activo, lanzaba golpes precisos que alguna vez fueron flojos o predecibles, sin embargo la maestra en si tenía la mayor ventaja tanto en físico como en técnica.


    En un determinado movimiento entre el choque de sus espadas, Naya siente como la fuerza del muchacho incrementa a causa de su Intense Iron, sabiendo que las cosas irían en su contra de seguir empujando en vano, transforma sus brazos completamente, volviéndolas más corpulentas y cubriéndola de un denso pelaje gris adoptando una forma animal semejante a la de un canino.


    La fuerza de Naya aumenta en creces y hace retroceder al muchacho logrando su victoria, Rozuel hace desaparecer su Intense Iron mientras jadeaba cansado, Naya por su parte también se sentía algo fatigada.


    —Esos brazos… -pensó Rozuel en voz alta al ver los miembros alterados de Naya.


    —Sí, supongo que es hora de decírtelo, ¿recuerdas a aquella bruja que mencionaste habértela encontrado en la guarida de los bandidos de Lars? –Le pregunta la bruja morena.


    —Fue hace un año, pero si, aun me acuerdo de ella, ¿por qué lo preguntas?.


    —Alguna vez… también pertenecí al aquelarre Wildsword –Revelo Naya.


    Al escucharle, Rozuel comparo sus rasgos físicos con el de aquella bruja, ambas tenían la piel morena, e inclusos sus habilidades mágicas se centraban en alterar parte de su miembro para transformarlo en extremidades animales, la bruja que se encontró en la guarida de los bandidos podía hacer que sus piernas se vieran como el de un guepardo, mientras que Naya hacia que sus brazos tuvieran aspecto de lobo.


    —Si pertenecías a otro aquelarre, ¿Cómo terminaste en el de Windaz? –Le pregunta el esper Trotamundos.


    —Eso fue hace mucho tiempo –Contesto ella con un suspiro —Se acabó el descanso, hay que volver a la práctica.


    —Oye, no contestaste a mi pregunta.


    —Ya habrá tiempo para perderlo en cuestiones de poca importancia, quizás no lo hayas notado, pero mi entrenamiento se enfoca principalmente en enseñarme mi estilo de lucha con la espada, sirve para luchar apropiadamente contra alguien semejante o igual a un miembro del aquelarre Wildsword.


    — ¿Es como una especie de estilo “anti-Wildsword”?, ¿por qué centrar el entrenamiento para saber luchar contra un tipo de adversario en concreto?, ¿no sería mejor algo con más variedad?.


    —Es allí cuando entra en juego tu creatividad, estoy segura que alguien con tus “recursos” puede “añadir” variedad al estilo que te enseñare, solo recuerda esto, “Desenfunda, concentra y paciencia”, centra tu forma de blandir la espada de acuerdo a esas palabras.



    __________________________________________________________________



    PRESENTE: Rozuel (10 Años)​


    La lucha entre el sangre de bruja y la represéntate líder del aquelarre Wildsword estaba llegando a su mejor momento, un nuevo Intense Iron es revelado para hacer frente al arma legendaria Logiano que la bruja morena portaba en manos, Rozuel antes de comenzar, ordena mentalmente a todos sus soldados esqueléticos restantes esconderse entre los edificios cercanos y no salir hasta nuevo aviso.


    Luego toma del suelo tanto la espada como la AK-47, con su derecha porta el arma blanca y con la restante el arma del fuego, su rival levanta su espada preparada para atacar con otra violenta onda de viento, pero el sangre de bruja interviene en el proceso.


    De una zancada con su nuevo Intense Iron, alcanza al acero de Rirac antes de que pudiese ondear su arma, del fuerte choque la bruja experimenta la fuerza intensificada del representante masculino de Windaz, incluso la hoja de la espada del chico estaba siendo fortalecida por la misma armadura con solo tener contacto con la vestidura metálica.


    Rozuel logra no solo poder ganarle en empuje a la bruja morena, sino que además la hace retroceder, acto seguido le apunta con su AK-47 a modo de ráfaga y dispara sin ser afectado por el retroceso del arma.


    Rirac invoca el viento en sus emplumadas partes animales y se mueve velozmente entre saltos antes de que el chico disparase, moviéndose con anticipación antes de que se realizaran los disparos.


    —“¿Qué se siente?, ¿la diferencia es notable en este modo?” –Le pregunta de forma ostensible Myldark en su mente.


    —Sí, no por nada es el modo más fuerte –Le contesta con sus pensamientos el muchacho.


    Intense Iron Modo Juggernaut, en este modo la fuerza, resistencia y en menor medida la velocidad aumentan de manera considerable, pero a su vez, el cuerpo de Rozuel se ve sometido a una intensa presión, el aumento de estos dotes físicos es gracias a que el poder de Myldark es más notorio en toda la armadura, poder que el cuerpo de Roz no puede soportar en cierto grado por mucho tiempo o sufriría un desgaste acompañado de severas lesiones físicas hasta el punto incluso de matarle.


    Intense Iron Modo Juggernaut es su modo más fuerte y el que más limitación tiene en su uso, 15 minutos máximo es el tiempo que puede emplearlo antes de quedar completamente fatigado.


    —Desenfunda, concentra y paciencia –Recordó el chico como un mantra las palabras de su maestra.


    —“Aquí viene” –Le avisa su reptilico compañero.


    Entre diversos saltos, la bruja se decide por atacar a Roz, como esperaba el chico, ella le ataca por la espalda, gracias a su concentración detecta la manera en que realizara su movimiento y se mueve hacia atrás para evadirle.


    Observa tras esquivar, como la joven espadachín de piel morena impacta su espada contra el suelo generando una fuerte corriente de aire que destroza el suelo y lo que sea que estuviese a su alrededor, Roz por fortuna le había ordenado a su ejército no-muerto refugiarse, porque desde donde estaba sentía como el violento viento que expulsaba Rirac, no solo evitaba que pudiera acercársele, sino incluso provocaba daño constantemente a su armadura, pero esta lograba resistirlo sin el menor indicio de problema, si sus soldados esqueléticos lo hubieran recibido la cosa seria distinto.


    Tras parar la fuerte corriente de aire, Rirac de vuelta rápidamente ondeando su legendaria arma con otro ataque a distancia de viento, Rozuel salta evadiéndole desde las alturas y el ataque prosigue su camino llegando hasta la Barrera Metallix en su modo cobertura la cual es partida en dos.


    —“Mocoso, escucha, bajo ninguna circunstancia debes recibir un severo corte de esa espada en la armadura, de hecho evita todo tipo de heridas cortantes, por tu bien” –Le advierte Myldark.


    — ¿Por qué la seriedad de tu advertencia? –Pregunta el sangre de bruja.


    Rirac aprovecho que su oponente aún seguía en el aire descendiendo y su movilidad era muy limitada, realiza un veloz salto y apoyándose en la pared de un edificio hace un segundo situándose encima de Roz toda posicionada para atacarle con su artefacto mágico Logiano.


    Rozuel sin reaccionar a tiempo, recibe de lleno el ataque de su enemiga, su AK-47 es partida desde el cañón y su armadura recibe un corte que le deja un pequeño rasgón en el hombro izquierdo, además de ser empujado por el fuerte viento del movimiento desencadenado hacia el suelo.


    Al levantarse, lo primero que hace es colocar su mano en la parte cortada del AK-47 para reemplazar lo faltante mediante su poder ESP con el fin de repararla, sin embargo, se da cuenta de que no podía, sin importar las veces que lo intentara, no podía hacerlo.


    —No funciona… es como si algo obstruyera mi PSY sobre la parte dañada e inhibiera mi habilidad –Pensó el muchacho.


    —“Es la habilidad de ese artefacto mágico” –Le notifica Myldark.


    —¿Su habilidad?.


    —“El nombre de esa artefacto Logiano es; Espada Stigma, todo corte que produzca con ella no puede ser regenerado o curado, siendo negado todo tipo de curación”.


    —Es como… la maldición Incura de los Gramwind.


    —“Pero eso no es todo, su capacidad para negar la regeneración también trasciende sobre objetos inanimados, siendo estos imposible de ser reparados sin son cortados por la espada Stigma”.


    —En pocas palabras, inutilizo en todo sentido mi AK-47, que fastidio.


    —“Y hay más…”


    —Oh genial, más “buenas” noticias.


    —“Toda herida que provoque además de negar su curación, también la extiende, si se recibe un corte aunque sea pequeño, en cuestión de tiempo esta se volverá grande por cuenta propia hasta agravar la condición de la persona u objeto afectado hasta el punto de destruirlo, por algo llaman a esa espada el filo maldito”.


    Rozuel miro detenidamente el corte que le dejo aquella espada en el hombro izquierdo de su armadura, sobre el mismo daño vio como una pequeña grieta empezó a surgir de la nada como si quisiera agrandarse en cuestión de tiempo, tomando validez las palabras del espíritu dragón.


    Un arma capaz de provocar heridas que no puedan curarse o reparar objetos cortados por esta, y que las heridas que deja van empeorando por cuenta propia como si una maldición las provocase, tales dotes eran digno de un arma legendaria, un artefacto mágico procedente de la extinta civilización Logiano.


    —Me lo hubieras dicho desde un principio, si combatirlo de cerca es arriesgado, entonces lo hare a distancia –Decía el muchacho en voz baja.


    Enfoco aquella solución blandiendo en su mano izquierda el rifle Mosin-Nagant, alejarse era esencial para lograr un tiro efectivo a distancia, pero no podía hacerlo saltando, estar en el aire aunque sea por un salto leve, le daría ventaja a su rival, la bruja era demasiado rápida y ágil en ese tipo de escenario.


    Opto por el camino a tierra, usando una zancada intento alejarse de Rirac, pero la bruja le toma desprevino alcanzándole en unos segundos y situando a su costado con su la hoja de su arma en alto. Roz sabía que su Intense Iron le proveía mayor fuerza y resistencia, pero en términos de velocidad, la que poseía era inferior a la de la bruja, sabia el porqué.



    __________________________________________________________________



    FLASHBACK: Rozuel (9 Años)​


    En medio de la práctica con Naya, su maestra de la espada le explica unas instrucciones importantes acerca de su habilidad.


    —Como bruja que perteneció antiguamente al aquelarre Wildsword, la maestría de la espada es un conocimiento que llevamos desde nuestro nacimiento, es el lazo y ser de nuestra historia, todo se remonta a la fundadora del aquelarre, “La Primera Espada Salvaje”, la portadora de la hoja más poderosa, las técnicas más letales y la primera usuaria del “Gladio Animalis” extendiendo este poder a las futuras generaciones –Explico Naya.


    — ¿”Gladio Animalis”? –Repite Roz entre dudas ante aquellas palabras.


    La bruja espadachín hace que uno de sus brazos adopte la forma animal.


    —Esta habilidad nos proporciona mayor ventaja en nuestro manejo de la espada, el poder de nuestra fuerza de ataque y velocidad de movimiento aumentan, aunque claro, existen dos tipos de usuarios del Gladio Animalis, aquellos centrados en la fuerza y aquellos especializados en la velocidad –Detallo ella.


    __________________________________________________________________


    PRESENTE: Rozuel (10 Años)​


    Gladio Animalis brindaba fuerza y velocidad a su usuaria alterando sus extremidades superiores e inferiores con una forma bestial, pero esta cualidad se centraba en apoyar más en uno de los dos atributos, los usuarios de la fuerza deleitaban extremidades robustas y fuertes, mientras que los velocistas poseían las extremidades con más flexibilidad y elasticidad.


    Naya por ejemplo era usuaria del tipo fuerza, mientras que Rirac por su parte, tiraba por el lado velocidad, pero rebosando de un mayor factor veloz, su manipulación del viento le permitía manifestarlo en sus emplumadas extremidades, las plumas absorbían el aire y lo redirigían en toda el miembro aumentando aún más su atributo de velocista, Rirac era una autentica bestia de la velocidad.


    Tan pronto la bruja morena alcanzo al muchacho y lo tenía en la mira de su espada, ella apunto al rifle y lo corto a la mitad, era precavida, prefirió la eliminación de una potencial amenaza de su victoria, a provocar más daño a su oponente sabiendo que corría el riesgo de que su armadura pudiese resistir el impacto, aun si este aumentase las posibilidades de vencerle.


    — ¡No! –Exclamo el sangre de bruja en su mente con agobio.


    Desenfundo lo más rápido posible la escopeta Cerbero, pero antes de que su disparo se realizase, la bruja ya se había vuelto a mover entre saltos, los perdigones, ni uno de ellos logro alcanzarle.


    El sangre de bruja supo que la mejor opción para trata con ella era un “Big Shot”, abrió el cañón para colocar el perdigón que le faltaba para efectuar el disparo secundario y solo vasto esos segundos vitales para que Rirac le tomase otra vez desprevenido, se había situado con sus pies en los hombros de la armadura del chico y ondeo desde allí la espada con suma fuerza convocando un violento viento que sacudió al muchacho haciéndole para atrás, pero lo peor fue que tras ese ataque daño a la misma escopeta dejándola inutilizable y a causa de las propiedades del artefacto Logiano también era irreparable.


    Tres armas de fuego habían sido eliminadas en cuestión de tiempo, la bruja tenía la mentalidad de que su victoria contra Rozuel seria posiblemente mayor con la eliminación de lo que consideraba los “peligrosos artefactos del sangre de bruja”. Rozuel estaba enmudecido, no reaccionaba al ver que otra de sus queridas herramientas había sido destruida.


    La bruja dejo evadirle con su patrón de saltos continuos, pensando que había logrado eliminar todos aquellos problemáticos artefactos del muchacho, pues ella tan solo conocía a 3 de aquellas armas que vio de los combates anteriores del chico, opto por quedarse en suelo y mirar fijamente a Rozuel mientras le apuntaba con su espada a tan solo unos escasos metros de él, esperando el momento para atacarle, se mantenía atenta a cualquier sorpresa imprevista de parte del muchacho.


    —“¿Qué demonios estás haciendo?, esa bruja te está dando una paliza, maldición, eres patéticamente débil, ni con el poder que te ofrezco puedes contra ella, que aburrido” –Opino Myldark.


    —Cierto, en verdad he sido bastante patético hasta ahora usando mis recursos –Dijo Rozuel a su compañero manteniendo la calma —Pero ahora, puedo pensar mejor las cosas.


    —“¿Qué tienes en mente?”.


    —Ser “creativo”.


    El sangre de bruja tomo una granada de gas pestilente y al retirarle el anillo de seguridad, lo arroja sobre sus pies, libera su fétido contenido el cual se esparce alcanzando a la bruja, Rirac atenta sospechaba que Roz tenía en mente usar tal asqueante elemento para distraerla, era fácil para ella deshacerse de tal intromisión.


    Agito su espada provocando una brisa lo suficiente fuerte para disipar aquel molesto gas verde, al hacerlo observo como Rozuel con su espada en mano se le dirige de frente para una nueva confrontación entre sus hojas.


    —Siento tu desesperación, sangre de bruja, tus trucos ya no servirán contra mí –Le dice la bruja espadachín.


    — ¿Estas segura de eso? –Le pregunta él con mucha motivación.


    —Se acabó para ti.


    La bruja empuja a Rozuel haciéndole retroceder y luego usando el elemento viento en sus extremidades, comienza a dar varios giros veloces como un trompo, con su espada golpea el acero de Rozuel continuamente mientras ganaba más velocidad y potencia en cada golpea, hasta el punto de quitar el arma en manos del sangre de bruja y acto seguido provocarle un corte directo al pecho de su armadura impregnando del efecto maldito del artefacto Logiano.


    —Te lo dije, es mi victoria –Dije satisfecha deteniendo sus giros.


    —No, aun no lo es… -Comenta por su parte el muchacho con una sonrisa maliciosa.


    La bruja pronto nota a un arquero esqueleto a espaldas del muchacho apuntándole, arroja la flecha, pero la bruja sin mucha preocupación solo usa su espada con normalidad para partir con precisión la flecha a la mitad de manera horizontal.


    — ¿¡Eh!?...


    Fue allí que se dio cuenta que clavada en la punta del proyectil, había una granada incrustada del chico, cuando corto a la mitad aquella flecha también lo hizo con la esférica arma arrojadiza, como resultado, el contenido de su interior salió volando rumbo al frente en dirección hacia ella, dicho contenido era un líquido corrosivo verdoso, la granada era del tipo acida.


    No había tiempo para otro ataque y provocar una brisa que cambiase su dirección, solo le quedo moverse rápidamente para evitarle, eso fue lo que hizo, salto hacia atrás para evadir aquel corrosivo acido, pero para su mala suerte, su brazo izquierdo termino siendo tocado.


    El ácido término por cubrir la mitad del miembro, carne, tejido y hueso afectados se derritieron por consecuencia, la bruja a todo pulmón grita del inmenso sufrimiento ante tal aflicción, cayendo casi de rodillas ante tal dolor.


    __________________________________________________________________​


    ¿En qué momento Roz preparo su artimaña de la granada acida?, fue en el instante en que lanzo la granada pestilente a sus pies, cuando esta cubría el terreno, Rozuel llamo por orden mental a un arquero esqueleto, dado a que el no-muerto no era afectado por el inmundo aroma del gas por obvia razones, recibió sus órdenes por parte de su general.


    —“Apunta al frente y mantenlo así hasta que te diga que dispares la flecha”.


    El arquero obedeciendo al pie de la letra las palabras de su general, tensa su arco y mantiene una flecha apuntando al frente, Rozuel se le acerca y sacando una granada acida de su bolsillo, usa su poder ESP en una parte especifica del objeto para hacer un pequeño hueco en el para encajarlo en la punta de la flecha la cual por fortuna también era metálica, uniendo ambos elementos con su poder esper.


    Su plan simplemente se resumía en engañar dos veces seguida a la bruja, primero en hacerle creer que le atacaría de frente con su espada y la otra en creer que el proyectil era la principal trampa, siendo en si la misma granada, si sus cálculos eran correctos, ella terminaría partiendo de forma normal la flecha con su espada como reacción defensiva en lugar de usar su magia de viento, de haber fallado tales cálculos, hubiera estado seriamente en problemas.


    __________________________________________________________________​



    — ¡El componente de ese acido estimula al máximo los nervios sensitivo del dolor antes de quemarlo!, sé que no debes entender un comino lo que te digo, pero tu cuerpo lo comprende a la perfección, duele mucho, ¿eh?, ¿bruja espadachín? –Le dice de forma provocativa el sangre de bruja mientras recoge su espada del suelo.


    La bruja ignora por completo las sobras de dolor proveniente de su miembro corroído, se pone firme con orgullo sujetando su espada legendaria con su brazo restante, mira con rabia e ira a su oponente jurando hacerle pagar tal angustia breve.


    — ¿Ahora te quedo claro?, esto… aún no ha acabado –Dijo Rozuel con una seria mirada.


    El tiempo restante para que Intense Iron Juggernaut culmine; 5 minutos.


    AQUELARRE WINDAZ: 40% Fuerzas restantes


    AQUELARRE WILDSWORD: 55% Fuerzas restantes


    Continuara…


    EPILOGO 1:


    PERSPECTIVA: Tercera Persona


    En el coliseo, sobre la tribuna especial, las 5 Eldar observaban fascinada el combate centrado entre el primer represéntate masculino de la competencia contra la perseverante voluntad de lucha de la bruja Rirac, usuaria de un arma Logiano.


    Las 5 brujas lideres presentes eran; Carina Svensdotter (Eldar del aquelarre Wicau),Mabel Reenalgo (Eldar del aquelarre Belganes), Laabe Diavantora (Eldar del aquelarre Cognitio), Forzda Bra´arm (Eldar del aquelarre Wildsword) y Merga Voetxac (Eldar del aquelarre Grimar).


    La líder de Wildsword mostraba el mismo rasgo de piel morena como las representantes, un cuerpo tonificado, cabello negro y en su espalda cargaba una reluciente espada pesada, mientras que la bruja maestra de Grimar, se mostraba como una bella dama adulta de cabello mitad blanco y mitad negro, vestida con elegantes atuendos de pieles caras y posando su vista con raros ojos de color violeta.


    —Jojojo, el sangre de bruja muestra ser alguien formidable –Comento Laabe.


    —No lo dudo, ese chico es extraordinario para alguien de su edad –Agrego Mabel.


    —Sobrevaloran demasiado a ese mocoso, tan solo es un sangre de bruja, nada más –Opino por su parte Merga.


    —Como era de esperarse de la Eldar perteneciente al aquelarre que más odia y margina a los sangre de bruja, ese chico debe hacerte sentir dolor de estómago al ver como humillas a las bruja arrogantes que exclaman ser mejor que ellos –Comento Laabe con un tono burlón.


    —No quiero escuchar eso, del aquelarre que los idolatra más que a nuestro señor Astado –Respondió ella con una mirada maliciosa.


    —No puedo esperar a que ese chico ponga en su lugar a tus brujitas representantes, será un espectáculo ver tu reacción cuando las derrote.


    —No me provoques Diavantora, contigo no tendría problemas en erradicar cada gramo de tu existencia si tengo la oportunidad y dudo mucho que ese mocoso pase de esta ronda, aun si mis chicas se enfrentaran a él, solo la muerte le espera, lo único que lamento que dicha muerta no sea autentica en el Magnus Kali.


    — ¡Jajaja!, me encanta como intentas hacerte creer tus propias palabras con tu arrogancia, cuando más grande es el orgullo mayor es la decepción.


    — ¡Estas a un paso de que te destruya!, Diavantora.


    —Oh, ¿ya te hice enojar?, no soy alguien que le guste mucho confrontar los problemas con violencia, pero contigo, con sumo placer haría una excepción.


    —Chicas, por favor, calmen sus provocaciones y solo disfruten del evento –Les pidió amablemente la Eldar Carina.


    Ambas le hacen caso, se cesa la hostilidad entre ellas y centran su atención en el combate.


    —Aunque en verdad este combate se está poniendo bastante emocionante, ¿tú qué opinas al respeto?, Eldar Forzda Bra´arm –Le pregunta Carina.


    —Solo disfrutar de esta impresionante lucha y contemplarla hasta el final –Respondió ella.


    —Hmmm… no lo hubiera dicho mejor.



    EPILOGO 2:


    PERSPECTIVA: Tercera Persona


    FLASHBACK: Rozuel (9 Años)​


    Tras una tarde de ardua lucha, el muchacho cae rendido con su Intense Iron modo Knight desapareciendo de su cuerpo, no podía rivalizar contra la voraz fuerza de Naya al tener sus brazos transformados con su habilidad Gladio Animalis.


    —A este paso voy a terminar superándote cuando llegue a la pubertad –Dijo él en voz alta.


    —La práctica hace al maestro, no puedes darte por vencido ahora que has avanzado tanto –Le aconsejo ella.


    —No… en realidad estaba pensando en otra cosa.


    Por su mente una idea sobrevino en cuestión al problema, el punto en específico se centraba en la fuerza, confiar en su propia fuerza natural estaba fuera de cuestión, fijo toda su atención en la armadura Intense Iron como punto de partida para aquella respuesta que buscaba.


    — ¿En qué estás pensando? –Le pregunta Naya.


    —Hmmm… estaba pensando, que es hora de desarrollar un “nuevo modo” –Contesto él muchacho.


    Continuara…
     
    • Me gusta Me gusta x 1
    Última edición: 4 Jun 2017
  6. Autor
    Armus09

    Armus09

    Registrado:
    3 Jul 2009
    Mensajes:
    1,260
    Temas:
    136
    Calificaciones:
    +1,185
    CAPITULO 81 RONDA 3 “ARMADA DE HUESOS” (Parte 4)


    PERSPECTIVA: Tercera Persona

    El corte del hombro izquierdo y en el pecho de la armadura empezaba a extenderse empeorando la condición de la estructura misma y para poner las cosas aún más tensas, tan solo restaban 5 minutos para finalizar el modo Juggernaut, pero la bruja también tenía sus complicaciones, había perdido su brazo izquierdo, teniendo que valerse de su derecha para empuñar su espada.


    — ¿Eh?...


    Tras mirarla detenidamente, Rozuel nota algo en la bruja, algo que ella aparentemente intentaba ocultar, sus ojos se centraban en la boca de la espadachín morena y fue que se dio cuenta de “aquello”.


    —Oh, ya veo, se me hacía bastante sospechoso –Pensó el muchacho.


    Saco otra granada de uno de los bolsillos, Rirac reacciona con una posición defensiva atenta a lo que sea que hiciese, Roz retira el anillo de la granada y la deja caer a sus pies, la granada resulta ser una de gas pestilente, el fétido componente se extiende.


    Rirac en lugar de deshacerse del apestoso obstáculo con el mismo movimiento de la vez anterior, opta esta vez por retroceder saliendo del rango de alcance del gas, pero de entre la espesa cortina verde otra granada se muestra volando por el aire hasta caer a unos metros de la espaldas de la bruja.


    Resulta ser otra de gas pestilente y se abre extendiendo su contenido a su alrededor, Rirac al ver la situación iba a usar su espada para disiparla cuando de pronto otra granada sale desde la dirección de Roz cayendo está a los pies de la bruja, no fue difícil prever lo que albergaba en su interior, se trataba de una tercera con gas pestilente.


    Tres habían sido arrojada cerca de ella, el nivel del gas era inmenso, Rirac ante la situación en vez de recurrir a su arma como respuesta, prefirió dar un salto sobrehumano para salir del fétido rango del gas y situarse en el techo, habiendo escapado del problema sin recurrir a su arma legendaria.


    —Tengo que ser cuidadosa… ya casi… -Pensaba preocupada la bruja mirando detenidamente hacia abajo, atenta al siguiente movimiento del chico.


    —Eso comprueba mi punto.


    Una voz repercute a unos cuantos metros a la izquierda de Rirac, al voltear se encontró con que Rozuel estaba allí parado, se sentía confusa como alterada, ¿cómo pudo no percibir su presencia?, pero luego recordó, que esa sensación de no sentirle en el más mínimo aspecto, ocurrió en todo el momento en que empezaron a pelear, aunque sus sospechas se fijaron en aquella extraña energía incolora que su cuerpo exhibía al equiparse esa armadura mágica.


    —Eres alguien muy particular… -Le dice Rirac en voz alta.


    —Agradezco el cumplido –Le responde el sangre de bruja.


    Con sus dos manos revisa sus bolsillos retirando 3 granadas de gas pestilente, Rozuel una por una les quita los anillos de seguridad y las arroja en tres direcciones en cada uno de los lados de Rirac.


    Estas se abren esparciendo su fétido gas, todo el techo empezaba a cubrirse del inmundo elemento espeso y pronto la alcanzarían, bajar a las calles tampoco era opción, pues allí rebosa aun de dicho gas, Rirac vio que su única opción era saltar y llegar al techo del otro extremo, tan pronto puso un pie para realizar tal acrobacia…


    — ¿Piensas saltar?, adelante, hazlo sin dudar –Escucha la sugerencia de Rozuel provenir en una determinada dirección de donde yacía el gas.


    A pesar de sus palabras, Rirac hacia lo contrario, titubeaba en su decisión, sospechaba con fuerza de un mal presentimiento de solo hacerlo, si el sangre de bruja era consciente de lo que estaba por hacer, pensó detenidamente que quizás era ese su plan, las alertas rojas de la bruja estaban en el pico más alto.


    —Algo planea… -Pensó ella.


    Una idea que le vino a la mente era que aun tuviese bajo su poder un arma escondida, una herramienta mágica más como aquellas que destruyo con su artefacto Logiano, un arma de fuego viable capaz de alcanzarla y la usaría cuando menos ella estuviese en el aire.


    — ¿Qué hago…? –Se preguntó indecisa en su cabeza.


    El gas pronto cubriría todo el techo, estaría bajo el rango de esta y de ocurrir, su oponente tendría la mayor ventaja, fue entonces que en un auge de tanta indecisión, se da vuelta rápidamente y ondea su espada provocando una brisa lo suficiente para disipar el gas de todo el techo.


    — ¿¡Que!?... –Exclama con ojos alterados al ver que en ninguna parte estaba el sangre de bruja.


    Tampoco podía sentirle y fue que por intuición miro hacia arriba, levantando su cabeza allí lo encontró a unos escasos metros con su espada en alto y descendiendo con intención hostil hacia ella, la bruja en respuesta se cubre con su arma legendaria y recibe la embestida del acero del chico con el suyo, la diferencia de fuerza era notable y Roz termina empujándola hacia atrás.


    El resultado provoca su caer hacia el suelo de manera forzosa, gracias a su cuerpo con un físico intensificado resiste el brusco impacto sin nada de serios daño, pero para, ella se encontraba dentro del espeso gas que aún seguía presente a su alrededor.


    Estaba desesperada y en su enredo, nuevamente hace uso de su arma legendaria generando una onda expansiva de viento lo suficiente grande que disipar el maloliente obstáculo verde, al hacerlo su boca empieza a jadear con intensidad como si le faltara el aire y pronto sus extremidades regresan a la normalidad en contra de su voluntad.


    —Lo sabía –Dijo Rozuel aterrizando a unos pocos metros cerca de ella —Me di cuenta que lo disimulabas bastante, ocultabas el hecho de tu degaste mágico para evitar dar señales de cansancio.


    — ¿Cómo te diste cuenta? –Le pregunto ella entre jadeos y sudor.


    —A pesar de que lo ocultabas bien, pude notar como tu exhalación era ligeramente rápido, eso me hizo sospechar y mirando tu diafragma fue por el movimiento que me di cuenta, estabas cansándote –Explico Rozuel —Era bastante obvio, según leí sobre las armas Logiano o reliquias Logiano, son artefactos mágicos que no pueden ser usados por cualquiera, estas armas tienen un grado de compatibilidad y dependiendo de dicha compatibilidad, repercutirá en la eficacia de su dominio, aquellos que tienen una afinidad del 0% con un arma Logiano simplemente no podrán usarla y de hacerlo corren el riesgo de morir al instante por fatiga de mana.


    —“No por nada son armas legendarias, su gran poder exige una gran cantidad de energía mágica de su portador, si la compatibilidad con el artefacto es baja, el consumo de dicha energía será mayor para usar sus poderes, ¡je!, pobre bruja tontita” –Opina Myldark.


    —Veo que me tienes donde querías, jejeje… -Comenta la bruja morena entre risas —Adelante, hazlo, acaba conmigo de una vez.


    —Sera rápido –Dijo el chico levantando su espada.


    Sin dar siquiera un paso, Rozuel siente una fuerte sensación negativa dentro de sí mismo que le hizo detenerse, escuchando un latido fantasma en sus oídos, acto seguido su Intense Iron desaparece regresando está a su forma de collar y él cae al suelo quedando sentado con una fatiga totalmente al detalle.


    —Maldición… se acabó el tiempo –Dice él entre jadeos.


    Los 5 minutos restantes habían acabado, su cuerpo yacía cansado y se encontraba todo vulnerable ante el adversario.


    —Parece que ambos hemos llegado al límite de nuestro cuerpo –Dijo la bruja.


    —Eso parece –Contesta el chico con una confiada mueca.


    —Pero… aún tengo la mínima cantidad necesaria de poder mágico para un ataque más, seguiré viva tras usarlo, pero estaré totalmente inmóvil por el cansancio –Agrega ella concentrando sus restos de fuerza mágica en el arma.


    —Maldita sea… así que aun te quedaban fuerza, eso es frustrante.


    Las últimas energías de Rirac se depositan en la hoja del arma, un viento se manifiesta en el acero de la reliquia Logiano.


    — ¡Brisa de espada! –Exclamo el nombre de su técnica.


    Agitándola, desencadena un corte manifestado como un letal viento endemoniado que se acercaba hacia Rozuel, el chico en vez de sentirse nervioso o estresado, sonríe maquiavélicamente.


    —Yo gane…


    Tras su declaración, tres soldados esqueletos del tipo caballería se le acercan desde su retaguardia, dos se mueven a sus costados y el tercero salta encima de su general, para finalmente el trio situarse al frente y recibir por él, aquel feroz ataque de la bruja.


    Su gruesa armadura pesada y escudo de hierro aunque no logran evitar que los tres sean destruidos, cumplen con su objetivo permitiendo que su general salir vivo del problema, parte de aquel peligroso viento logra pasar sobre ellos dejando en Roz pequeñas heridas cortantes en su piel y chaqueta, pero dichos daños eran superficiales, el sangre de bruja expresa mera satisfacción en su cara al ver que todo salió bien para su persona.


    —Mal…dicion… -Dice una exhausta Rirac recostándose boca arriba en el suelo toda inmóvil.


    —Subestimaste la situación, centraste tu estrategia solo en tu lucha personal haciendo a un lado el elemento esencial de esta ronda, hablo de tu propio ejército no-muerto, al final no supiste como sacarle provecho –Le dijo el sangre de bruja.


    —Jejejeje… aun no es mi fin –Opino ella.


    —No, todo lo contrario, lo es y puedes estar seguro de ello –Le agrega Roz.


    —No, ya que mencionas a mis soldados esqueléticos, ¿se te ha olvidado acaso con que fue lo primero con que te ataque al emboscarte?.


    —Los arqueros…


    —Ellos aún siguen en su posición, ocultos entre los edificios, esperando mi siguiente orden, ¡y ahora ha llegado el momento de que esa orden se reciba!.


    Rirac le ordena mentalmente a su tropa de esqueletos arqueros atacar a Rozuel, pero nada ocurría, volvió a hacerlo, pero otra vez nada pasaba, en su lugar, se oyen pisadas provenir de la dirección de donde se escondían sus leales soldados, solo para darse cuenta de estar rodeada por lanceros e infanterías de escudo y espada que no eran suyos.


    — ¿Qué… que paso? –Pregunta toda confusa.


    —Te lo voy a repetir, subestimaste la situación –Le responde Roz —Te valiste de soldados esqueletos del tipo infantería, unos arqueros y unos dos magos, dejando a tus compañeras toda la caballería, planificaste una emboscada predecible e imperfecta en “muchos” aspectos, sacrificando en el trascurso a toda tu infantería y únicos magos, quedando únicamente tus arqueros, ¿sabes cómo me deshice de ellos?.


    Su explicación se sitúa minutos atrás durante la pelea entre los dos, cuando el sangre de bruja inunda toda la calle del gas pestilente forzando a la bruja espadachín a situarse en el techo, mientras él subía también le dio una orden mental a sus tropas que yacían escondidas en todo momento dentro de estructuras para evitar el daño colateral de su combate contra Rirac.


    —“¡Atención!, divídanse en dos grupos, grupo de Infantería, localicen a los arqueros ocultos del ejercito enemigo, buscar y destruir, grupo de arqueros y magos, ustedes avancen lo suficiente al frente y sitúense en una posición ventajosa, eliminen todo refuerzo del bando rival que se acerca al lugar” –Fueron las ordenes de su general.


    Las tropas saliendo de su refugio se mueven entre el fétido gas para cumplir las órdenes recibidas, en cuestión de tiempo el grupo de infantería termina localizando a cada arquero de la bruja para su posterior eliminación y el grupo conformado por los arqueros como únicos dos magos del chico, avanza lo suficiente adelante alejándose de los demás, para después ocultarse entre los edificios y esperar a que todo refuerzos que iba hacia Rirac fuera eliminado apenas estuvieran en su rango de ataque, como los refuerzos venían de forma desorganizada y mayormente en números pequeños, no podían hacer nada contra el ventajosa grupo de combate a distancia de Roz.


    —Simple lógica, los arqueros son útiles a distancia, inútiles de cerca, solo disponen de un arco en sus manos, no tienen algo con que defenderse en caso de una confrontación cuerpo a cuerpo, cuando una infantería se le acerca demasiado, es su fin –Planteo el sangre de bruja —Por si fuera poco, mande otro grupo a cortar la “ruta” para tus refuerzos, te prive de tus soldados y ayuda del exterior, y al haber centrado todo tu esfuerzo en tus poderes mágico, por tu pésimo liderazgo, no supiste sacar ventaja de tu ejército y he aquí el resultado –Explico Rozuel en detalle —Debe ser una patada al estómago, que un sangre de bruja te sermonee de estrategia militar, ¿no?.


    —Para nada, en verdad eres alguien muy particular –Contesta ella en buen tono —Rozuel Drayt, he perdido ante ti, reconozco tu fuerza y agradezco la ocasión de haber luchado contigo, eres fuerte y estoy segura de que muchas hazañas aguardan en el futuro por ti, “que la espada de La Primera vele en tu hoja” –Oró ella por el triunfo del sangre de bruja.


    —Agradezco tus palabras, Rirac Ordarms del aquelarre Wildsword.


    —Ahora… acaba conmigo, finaliza este combate y tu victoria.


    Rozuel pensaba dejar que sus soldados hiciesen el trabajo, pero por cierto respeto y gesto de “honor” hacia la derrota de su oponente, tuvo las fuerzas para ponerse de pie y con su espada en mano acercarse a ella, colocando la punta de su hoja en el pecho apuntando a su corazón, Rirac expresa satisfacción en su rostro mientras en silencio, Roz hunde su acero para segar su vida, su cuerpo tras morir desaparece en partículas de luz, dando por finalizado este combate en su totalidad.


    —Gane… al fin -Suspira el sangre de bruja recostándose con tranquilidad en el suelo —Me pregunto, ¿cómo le estará yendo a las demás?, en especial a Liha.



    __________________________________________________________________​


    Retrocediendo unos cuantos minutos atrás, la perspectiva cambia para enfocarse en una bruja en concreto.


    El panorama desvela un sinfín de restos de esqueletos adornando la calle, silbando con una melodía alegre, la bruja de cabellera naranja estaba sentada pataleando sobre une pequeña montaña de los restos no-muertos de un pequeño ejército que venció por su cuenta.


    Sobre lo alto de una torre en ruinas, dos brujas morenas pelinegras, estaban sin palabras, impresionadas como sola ella pudo acabar con todo el ejército de no-muertos que disponían y no verse mínimamente agotada.


    —Oigan, ¿piensan bajar en algún momento?, me siento bastante aburrida aquí abajo –Dijo Liha hacia ambas, mientras estiraba su cuerpo.


    —Tsk… no te creas tanto solo por vencer a mi ejército –Comenta una de las brujas morenas haciéndole frente.


    Salta desde allí para descender hacia donde estaba Liha, con su espada en mano y usando su habilidad “Gladio Animalis”, transforma sus brazos y piernas en robustos miembros semejantes a la de un oso.


    Aterriza cerca de la bruja de pelo naranja a quien ataca sin compasión con una serie de movimientos hábiles de su arma predilecta, pero a pesar de su tenacidad y experto manejo de la espada, no conseguía darle a ella, Liha con destreza evadía cada uno de sus ataques.


    La bruja morena en una de sus maniobras concentra su magia en la hoja de su espada fortaleciéndola y agita desencadenando un corte de energía a distancia que impacta sobre una casa partiendo el techo en dos, sin embargo, Liha vuelve a esquivarle.


    —Como era de esperarse de una usuaria de fuerza del Gladio Animalis –Comento Liha —Si me dieras con solo uno, creo que estaría en serias complicaciones.


    — ¡No me subestimes, Gramwind! –Exclama enfurecida la espadachín.


    Mientras la Gramwind mayor evadía sus espadazos, se toma su tiempo para crear con su manipulación de viento, un par de hoz de dicho elemento en sus manos, acto seguido hace uso del viento para abrir uno de los bolsillos de su cinturón y retirar de uno de los tubo de ensayo un componente químico verde que mezcla con ambas armas elementales tiñéndolas de tal color.


    —Me malinterpretas, querida –Le dice Liha a su rival.


    Con el siguiente movimiento que evade la bruja de cabellera naranja de la espadachín, la Gramwind contraataca y de esa única ofensiva, le propina un corte lineal en sentido vertical a la bruja morena en su espalda, para ser más específico desde la nuca donde su columna comenzaba hasta la cintura.


    —Yo no te subestimo, pero tampoco te tomo en serio –Completa su frase la Gramwind mayor.


    El corte de la hoz de viento mezclado con el químico le provoca una horrida quemadura acida que traspasa la piel y deja expuesto la carne humeante de la bruja agredida, el corte del mismo esparce además un veneno rápido por su organismo y provoca el vomitar una cantidad considerable de sangre, al cabo de un minuto termina en el suelo carente de vida, muriendo por tales heridas, su cuerpo desaparece en partículas de luz.


    —Cuanto poder… -Exclama alterada en sus pensamiento la bruja Wildsword restante del dúo —Gramwind… ni siquiera está luchando en serio, ¡y aun así la venció de todas maneras!, en términos de fuerza, ella me ganaba por un minúsculo margen menor, si Gramwind pudo vencerla, entonces yo…


    La mirada de la bruja de Windaz se posa sobre la representante de Wildsword, la joven pelinegra sintió entre nervios como la mueca sonriente de su poderosa rival, desentrañaba una intimidación psicológica en ella.


    —Oye, es de mala educación hacer esperar a las demás, ¿qué tal si empiezo yo? –Dijo la Gramwind con una mirada un tanto diabólica.


    Lanza una de sus hoz elementales hacia el cielo, esta se mueve por su cuenta para situarse a unos metros encima de la bruja morena, luego adopta una forma esférica que se retorcía.


    —“Lluvia Toxica” –Cito Liha chasqueando los dedos de su mano libre.


    La esfera estalla liberando a modo de lluvia una cantidad de ponzoñosos proyectiles acido, la bruja reacciona transformando sus miembros inferiores en partes animales felinas y con una rápida velocidad se desplaza bajando de allí para salir del rango de la mortal lluvia toxica.


    Pero en el instante en que sus pies tocan el suelo de la calle, sus piernas se separan violentamente de su cuerpo, pues una hoz de una sola pasada corta carne y hueso, añadiendo quemaduras acidas en el proceso de desmembramiento.


    — ¡AAAAAAAAAAAAAAAH! –Grita sumergida en dolor la bruja ahora faltante de piernas.


    Entre lágrimas, observa atemorizada y agobio la cara sonriente de su verdugo, sujetando firme su hoz, sin dudar o penar por ella.


    —Eres fuerte, Gramwind… demasiado fuerte, como un monstruo –Opino la bruja morena.


    —Oh, que dulces palabras, pero prefiero solo “fuerte”, añadir “monstruo” no lo hace muy elegante al cumplido –Añadió ella para darle después el golpe final.


    De un preciso corte, decapita a la bruja pelinegra, culminando así su propia batalla. Luego revisa la mano derecha para comprobar las fuerzas del equipo adversario y descubrir que estas yacían en 0%.


    —Quien lo diría, ganamos, nunca dude de ello –Agrego la Gramwind mayor con humor entre risas sobreactuada de una noble.


    Continuara…
     
    • Me gusta Me gusta x 1
    Última edición: 11 May 2017
  7. Autor
    Armus09

    Armus09

    Registrado:
    3 Jul 2009
    Mensajes:
    1,260
    Temas:
    136
    Calificaciones:
    +1,185
    CAPITULO 82 GLORIA & TRAGEDIA


    PERSPECTIVA: Tercera Persona

    Nadie podía creerlo, entre toda la intensa lucha, los ojos de cada espectador del coliseo, sea bruja o no, enfocaba mayormente con toda confianza, que la victoria aguardaría a la prometedora espadachín Rirac Ordarms, pero cuando llego el momento final, la espada del vencedor posaba sobre el pecho de la vencida bruja de la espada, culminando con su vida en la ronda.


    —Acaba de vencer a la bruja Ordarms…


    —Una bruja prodigio de la espada…


    — Incluso la venció aun teniendo ella en su poder, una reliquia Logiano.


    — ¿Quién demonios es ese chico?...


    —Un sangre de bruja, su nombre si mal no recuerdo es…


    —Rozuel… Rozuel Drayt…


    Los comentarios de los espectadores poco a poco se intensificaban, pese a que la mayoría de ellas provenientes de bruja que despreciaban a los sangre de bruja, no podían negar el poder del muchacho para luchar y lograr vencer a una bruja de un distinguido linaje y de un aquelarre reconocido por su hábil dominio de la espada.


    Finalizando la ronda 3, Rozuel, Liha, Livia y Allum son transportados sobre la plataforma de piedra y fuera de ella el equipo derrotado de la Wildsword, el público elogia con aplausos y gritos, para todos fue una batalla llena de emoción, haciendo a un lado las diferencias raciales de momento.


    Durante todo el ciclo de Rozuel en la competencia hasta ahora, en su primera victoria, creyeron que fue pura suerte, ganándose no solo más el desprecio de las brujas por seguir compitiendo, sino en parte temiéndole por lo que era capaz con sus extraños artefactos, en su segunda victoria, no hubo mucho que mencionar puesto que la mayor parte estuvo en “trance” a causa del veneno de Liha, el mismo sentir hacia él se mantuvo intacto.


    Pero en la tercera ronda, cuando la lucha más intensa se volvía, más maravillado se ponía toda la gente del coliseo al presenciar tal duelo, no solo fue un cruce de espadas cualquiera, esta batalla determino la verdadera imagen del sangre de bruja ante las espectadoras brujas, la realidad era que todas creían que los sangre de brujas eran un error de la naturaleza, no magos débiles y frágiles, y que por aquellas diferencia se habían ganado una existencia aborrecida por Astado.


    ¿Pero pueden decir lo mismo de cada sangre de bruja después de presenciar tal lucha?, ¿después de que uno de “esos” no magos a los que consideran paria, pudo en un uno a uno vencer a una autentica hija de Astado?, sentían que mínimamente reconocían lo fuerte que era el chico, quizás un avance de lo más cercano al “respeto”.


    — ¡Jajajaja!, ese chico pasara a la historia, una que las brujas no olvidaran, no lo cree, ¿Eldar Carina? –Pregunta Laabe Diavantora.


    —Hmmm… sin duda es alguien llamativo, vencer a la Ordarms por su cuenta quien contaba inesperadamente con un arma legendaria no es algo para alardear –Opino la Eldar Wicau acariciando al búho blanco mascota de su hombro.


    —Tsk… esa bruja era una debilucha, eso es todo –Comento por su parte Merga Voetxac levantándose de su asiento —Me retiro, ya tuve suficiente por hoy –Se marcha con una expresión de frustración.


    —Jejeje, esa reacción fue tan “tierna” –Dice Laabe con intenciones burlonas.


    — Sabía que el chico era fuerte, pero siendo sincera, no creí que realmente fuera capaz de llegar a vencer a la espadachín del linaje Ordarms –Dijo Mabel Reenalgo en voz alta.


    —Sí, es muy fuerte –Opino la Eldar de Wildsword, Forzda Bra´arm acompañado de una mueca sonriente.



    __________________________________________________________________​



    PERSPECTIVA: Rozuel Drayt


    La multitud estaba que enloquecía, los huérfanos, quienes ya se mostraban entusiasmados desde el comienzo, ahora exaltaban aún más esa emoción a escalas mayores.


    —“Me sentí muy solo allí” –Dijo Allum pegado a mi hombro derecho —“Después de que todo se puso oscuro, termine en una extraña habitación vacía, pude ver todo la ronda gracias a una bola de cristal”.


    Allum mencionaba aquella zona reservada para los competidores “muertos” de una ronda, inicialmente él no es considerado como un “cuarto miembro” en el equipo, sino como un “compañero mascota” o un “artefacto mágico”, la Eldar justifica la presencia legal de mi pegajoso compañero bajo esos artículos.


    Aunque note algo, con la ronda finalizada, Livia parece verse algo... ¿decaída?, a pesar de que ganamos muestra todo lo contrario de sentirse en una victoria, ¿me perdí de algo?, o quizás me lo imagino, es mejor no involucrarme demasiado.


    —Ha sido una gran lucha, Rozuel Drayt –Me felicita Rirac acercándose con sus compañeras —Espero que en el futuro, podamos cruzar nuestras espadas, confió en poder estar a la altura la próxima ocasión.


    —Je, claro, no me vendría mal luchar contra alguien fuerte, de la experiencia uno se fortalece –Comente de mi parte.


    —Oh vaya, ¿otra vez el galán está sumando otra “potencial novia” a la lista? –Dijo una provocadora Liha dándome suaves golpes con su codo en mi hombro.


    — Antes de hablar sobre relaciones inexistentes de otros, ¿por qué no te ocupas del tuyo en primer lugar? –Le dije como mi respuesta.


    —Pero es que yo, no conozco a nadie que me interese tanto como a cierta persona, hablo por supuesto de ti, mi querido Roz.


    —Te entiendo perfectamente –Agrega Rirac —Tampoco me negaría a emparejarme con él, al final, buscar parejas fuertes es un principio del aquelarre Wildsword, sobre todo si tienen un buen dominio con la espada –Opino ella como si nada.


    — ¡Rirac, no le sigas el juego a esta chusma de pelo naranja! –Le dije por mi parte con la mano derecha en mi rostro.


    —“Asombroso, el amo ha cautivado el corazón de otras personas” –Opino Allum siendo el único en oírle.


    —Allum, no saques conclusiones precipitadas.


    — ¡Jajajaja!, no sé qué habrá dicho tu lindo slime, pero hubiera sido hilarante oírlo.


    Luego de toda esta atmosfera un tanto cómica, Rirac se muestra serena, diciendo algo que llama mi atención.


    —Eres el segundo sangre de bruja interesante que me conocido en mi vida.


    — ¿Eh?, ¿conoces a otro? –Pregunte.


    —A decir verdad, no lo conozco directamente, pues él salvo a una importante persona para mi hace unos dos años, aquella persona a la que salvo, me hablo de él, un muchacho muy joven que arriesgando su vida junto a una Sargaria de casi su misma edad, se adentraron a la guarida de unos bandidos esclavistas y liberaron a todos los prisioneros cautivos, nunca le pregunto su nombre, me hubiese gustado al menos saber cómo se llamaba.


    Todo eso que describió, me resultaba increíblemente familiar, dijo que esos sucesos fueron de hace dos años y lo más cercano que he estado de meterme de lleno a una guarida de bandidos y luchar junto a una semihumana perteneciente a una raza llamada Sargaria, ocurrió hace dos años.


    —Por casualidad… ¿esa persona importante es una bruja de tu mismo aquelarre y quien la mantenía cautiva, era una banda de ladrones cuyo líder se llama Lars? –Le pregunte.


    — ¡Si, así es!, ¿c-como sabes eso?, por casualidad… ¿conoces a esa persona? –Me pregunta todo asombrada.


    —Si… es más, resulta que, yo era “ese” sangre de bruja que comentas, eso pasó hace dos años atrás, cuando tenía 8 años –Respondí con mera sinceridad.


    Mientras Rirac expresaba perplejidad ante tal novedad, Liha por su parte no tardo en opinar con su peculiar forma de ser.


    — ¿8 años de edad y ya te cargabas bandas de bandidos esclavistas?, ¡jajajaja!, simplemente épico, ¡épico!, ¡jajajaja! –Exclama entre risas la entrometida bruja de cabellera naranja.


    Antes de que alguien más dijese algo, la Eldar Carina anuncia sus palabras ante el público, comenzando por proclamar la victoria del equipo Windaz, luego lo acompaña de unos discursos de ánimo para ambos bandos participantes, por nuestro arduo esfuerzo y desempeño en toda la ronda, felicitando a ambas piezas por igual y así da por finalizado la ronda 3, anunciando también a los equipos vencedores estar atento para saber cuándo será la siguiente ronda y quien luchara contra quien, pues aquella será la penúltima ronda.


    Los huérfanos tras el discurso de la Eldar, salen de sus asientos y bajan hacia la arena del coliseo amontonándose sobre mí alrededor para felicitarme, como un montón de admiradores impacientes.


    —Mis niños, cálmense, denle al joven Rozuel su espacio –Les pide amablemente su madre adoptiva Chrisha.


    — ¡SI, MAMA! –Exclaman todos obedeciéndola.


    —Joven Rozuel, agradezco de corazón, por tomarse la molestia de permitir a mis niños el poder disfrutar de este maravilloso evento –Dice la señorita Chrisha haciendo una reverencia hacia mí.


    —No es necesario la cortesía, para mí no es ninguna molestia, considero que es una estupidez el no dejar entrar a los sangre de bruja al coliseo como espectadores, es una discriminación bastante directa y boba –Argumente.


    —Ahora lo estas entendiendo, Rozuel –Comenta Liha dándome una palmada suave en mi hombro izquierdo.


    No entendí muy bien que quiso decir con sus palabras. Pasado un rato, las representes del aquelarre Wildsword se retiran en compañía de su Eldar, decidimos hacer lo mismo, por mi parte yo antes acompañaría a los huérfanos junto a su madre, de regreso a su hogar y por supuesto luego también llevaría a Marcos a su casa.


    Otra vez lo noto, Livia se observaba distanciada en todo momento, más de lo habitual, ella por lo general daría como mínimo una opinión negativo sobre mí, dependiendo de la charla, cuya oración habitual siempre empieza con “Eres un sangre de bruja…”, pero ahora, noto que esta… diferente, ¿enojada desde el fondo o decaída realmente?, sé que dije que no quería involucrarme, solo espero que esto no afecte el desempeño del equipo… o a mí.



    __________________________________________________________________​



    Una vez que todos estábamos afuera del coliseo, Livia se retira a casa por su cuenta sin decir nada, totalmente muda se aleja del grupo tomando su camino.


    —Lo notaste, ¿verdad? –Me dice Liha —Livia en este momento… está pasando un mal rato.


    Liha me explico en breve que la razón de su conducta, fue que a ella la vencieron en la ronda, siendo la única de nuestro equipo en ser eliminada, lo que desencadena probablemente una frustración personal, si era una bruja orgullosa, no me extraña que eso la afectase.


    —Maldición… a esto me refería con afectar al equipo –Pensé al instante.


    Y la cosa no iba a mejor, la señorita Chrisha, mirando preocupada para todas partes, pregunta por Ermando, ahora que me doy cuenta, no lo veo desde que salimos del coliseo, ¿habrá tenido una urgencia para ir al baño?, la tensión era demasiado para un mal chiste como ese.


    — ¡Ermando!, ¿¡alguien ha visto a Ermando!? –Pregunta Chrisha sumamente preocupada.


    No podía ignorarlo, parte de esta responsabilidad también era mía, yo hice que estos niños se acercaran al lugar menos seguro para un sangre de bruja, solo espero que Ermando esté bien, que esto sea solo una falsa alarma.



    __________________________________________________________________​



    PERSPECTIVA: Tercera Persona


    Corriendo a toda prisa en plena calle como si su vida dependiera de ello, un chico pelinegro se detiene en un cruce entre dos caminos al notar que a su frente había una pared que le impedía seguir, pues él era invidente, sus ojos ciegos los cubría con una venda y solo pudo notar aquel obstáculo al detenerse y extender un brazo para tocar dicha pared con su mano, tal muchacho era en cuestión, Ermando.


    —Fin del camino, mocoso –Dijo una amenazante voz femenina.


    Tres brujas le rodean por los únicos dos caminos transitables, no había nadie alrededor más que ellas y Ermando, la atmosfera de volvía cada vez más tensa y las brujas se acercaban al muchacho.


    —Ya es el colmo que un sangre de bruja participe en la competencia, ahora más de ustedes sanguijuelas, ¡se atreven a poner un pie en el coliseo como si tuvieran tal derecho! –Expreso disconforme la bruja líder del trio.


    —Desde un principio… sentía que alguien observaba con malas intenciones a mis hermanos, ustedes tres… tenían en principio atentar contra ellos al terminar la ronda –Dijo Ermando con toda certeza.


    —Para ser un mocoso ciego, tienes un buen “ojo” –Opino la bruja rufián —Tal y como dices, nuestro plan inicial era escarmentar a todo el grupo, pero veo que lograste apañártelas, para conseguir que dirigiéramos nuestra atención hacia ti tras descubrirnos, que valiente, sacrificándote por tus queridos hermanos alimañas.


    —Las únicas alimañas aquí, son ustedes, brujas…


    —Vaya, pero que lengua tan sucia que tienes, no mostrare piedad contigo –Culmina sus palabras la bruja del grupo, para luego manifestar llamas en una de sus manos.



    __________________________________________________________________​



    PERSPECTIVA: Rozuel Drayt


    Cada minuto la situación era más intranquila, la enorme preocupación de la señorita Chrisha era comprensible, ¿¡donde estas Ermando!?. Tal duda es acompañado de una escena que llama la atención de todos.


    Una columna de fuego de varios metros se manifiesta a la vista, tanto de los huérfanos, Chrisha, Liha y los demás presentes, la distancia a la que se encontraba aquel fenómeno no era lejos y podía sentir irradiar magia en ella.


    —No puede ser… -Dije entre mis pensamientos esperando que mi mal presentimiento no fuera cierto.


    Salí corriendo con Intense Iron en su Modo Standard hacia aquella dirección de donde procedía tal columna llameante, a pesar de que aún tenía acumulado en mi cuerpo cierta fatiga producto de la ronda, aún tenía las suficientes energías para usar esta modalidad de la armadura y acercarse al lugar de los hechos entre saltos sobrehumanos.


    —“Amo, ¿qué sucede?, lo noto muy inquieto” –Dijo Allum pegado a mi hombro todo preocupado.


    No pude responder a su pregunta, toda mi concentración estaba centrado en llegar a ese sitio cuanto antes.


    __________________________________________________________________​



    Había llegado y lo primero en ver, fue a una multitud de gente curiosa reunido allí, la mayoría eran brujas, al acercarme lo suficiente, noto que aquello que llamaba la atención de todos era un cadáver carbonizado, por la estatura de dicho cuerpo parece que la víctima era alguien joven, un adolecente.


    —No… no puede ser…


    Me acerque al cuerpo, como no había miembros de la guardia Wixau en la escena, nadie me detuvo, era imposible de reconocer de quien el carbonizado cuerpo, quería creer que no era él, que realmente era otra persona quien termino de esta brutal manera, pero entonces al voltear hacia un lado fue cuando lo vi.


    — ¿¡…!?


    Tirado en el suelo, no muy lejos del cuerpo, allí estaba una venda algo chamuscada, la levante y mirando detenidamente, reconocía perfectamente de quien era, a quien le pertenecía, fue entonces que deje de engañarme, aceptando otra vez la realidad, ese cuerpo era de…


    — ¡Roz!, ¡ROZ! –Pronuncio mi nombre a todo pulmón Liha quien llega momentos después acompañado de Chrisha, Marcos y los huérfanos —¿Qué ocurre?, ¿por qué de repente saliste…?


    Liha no termino de formular su pregunta al notar el cuerpo quemado en la calle y la venda que tenía entre mis manos, su intuición rápidamente la hizo darse cuenta de lo que estaba pasando y permaneció en silencio, pero la señorita Chrisha en cambio…


    — ¿Ermando?... ¿Erm..? –Pronuncia con incertidumbre su madre adoptiva varias veces acercándose al cuerpo sin vida.


    Poniéndose de rodillas, temblaba sumido en la depresión, posando sus ojos en el cadáver calcinado, mientras lo sujetaba desde la espalda con ambos brazos, deseando en el fondo que todo fuera una pesadilla, rogando en vano porque su niño estuviese bien, negando la cruel verdad.


    —Lo siento, señorita Chrisha, lo siento…. –Dije enseñándole la venda.


    Chrisha colapsa en llanto, mientras que Liha intenta alejar a los niños de allí pero es en vano, ellos también presenciando tal tragedia, terminan afligidos con tal desgarro emocional, compartiendo ese dolor familiar.


    Me sentía impotente, no derramaba una lagrima, pues lo único que podía hacer, era presionar con fuerza la mano que sujetaba le venda de mi ahora fallecido amigo, cargando con una frustración personal.


    Continuara…
     
    • Me gusta Me gusta x 1
    Última edición: 29 Abr 2017
  8. The Maxter

    The Maxter

    Registrado:
    23 Abr 2015
    Mensajes:
    212
    Temas:
    6
    Calificaciones:
    +120
    ERMANDO MUERTO??!!??:7878:ME CAGO EN LA PUT*!!!!!!:6262: NOOOOOOO!!!!!:1616:
    Armus09Armus09 por que el!??!!?!?:4646: Malditas brujas ojala Roz las encuentre y las haga pagar a esas perras con el peor surtimiento posible :1010:
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  9. Autor
    Armus09

    Armus09

    Registrado:
    3 Jul 2009
    Mensajes:
    1,260
    Temas:
    136
    Calificaciones:
    +1,185
    CAPITULO 83 COSECHA DE CONFLICTO


    PERSPECTIVA: Rozuel Drayt


    Todos los niños del orfanato junto a Chrisha, el mismo Marcos en compañía de su madre y otros sangre de brujas que desconocía, nos hallamos en el cementerio dedicado a los de mi tipo, velando los restos del fallecido Ermando.


    No hay cura o sacerdote para esta tipo de ceremonias funerarias cuando de un sangre de bruja muerto se trataba, tan solo podía contar con la compañía de sus seres más cercano, flores eran dejados en su tumba que constaba únicamente de una lápida de piedra deteriorada, no hace falta decir que no había para un ataúd, Ermando fue enterrado sin ella.


    El cielo se tornaba nublado, pero no sentía el aroma de húmeda en el aire que garantizada una lluvia total, poco a poco la gente se marchaba entristecida, en especial los hermanos y madre de Ermando, había quedado solo junto a Allum, estaba pensativo.


    —De no haberlos llevado, ¿esto se habría evitado? –Me preguntaba en mi consciencia frustrándome con la duda.


    — “¿Algo le inquieta?, ¿amo?” –Pregunta preocupado mi pegajoso compañero.


    —No… no es nada.


    —Entonces era verdad –Dijo alguien llegando al lugar.


    Se trataba del joven rubio de aquella vez que un asesino vino por mí, si mal no recuerdo su nombre era Rudy, el muchacho veinteañero se acerca a la tumba de Ermando dando sus respetos.


    —Cuando me lo dijeron, no creí que fuera cierto –Dijo él en voz alta.


    —A diferencia de otros, no parece afectarte bastante –Comento de mi parte.


    —Cuando vives mucho tiempo aquí y esta ciudad te va arrebatando cada conocido que tienes, empiezas por las malas a acostumbrarte.


    ¿Está diciendo que Ermando no es el primer amigo sangre de bruja en perder en Macur?, tiene sentido, considerando la manera en que se maneja este sitio, la forma en que la sociedad está distribuida aquí.


    Un sangre de bruja promedio que se vale por sí mismo en esta ciudad, tiene sus problema en conseguir empleo, por fortuna no solo viven puras brujas, existen establecimientos manejados por magos, no magos e incluso semihumanos, incluso hay brujas que no discriminan a los sangre de bruja, dándoles incluso un puesto laboral en su local si se lo permiten.


    Pero realmente no la tienen fácil, por lo que Liha me comento, para su mayor seguridad ellos se ven obligados a vivir en número bajo un mismo techo como si fueran una hermandad, con la finalidad de sobrevivir en Macur, dicho de otra forma, un sangre de bruja independiente que se vale solo en esta ciudad, es un sangre de brujas con altas chances de morir o caer en la miseria.


    —Tiempos escabrosos se acerca y se tornan sobre los sangre de bruja –Advierte Rudy.


    —Sería bastante difícil no darme cuenta de ello.


    —Como un sangre de bruja forastero que eres, contéstame lo siguiente, si las cosas en Macur llegasen a desencadenar en una lucha sin cuartel entre brujas y sangre de brujas, ¿qué harías tú?, ¿intervenir o ignorarlo?, si llegara a ser lo primero, ¿de qué lado estarías?.


    — ¿”Lucha sin cuartel entre bruja y sangre de brujas”?, hablas… ¿de una guerra civil?, ¿crees que se llegaría a ese extremo?.


    —Solo es una posibilidad, una que no espero que realmente ocurra, una que ni de chiste comentaría como broma, y ahora mírame… hablando de ello, como si estuviera realmente convencido de que se avecinara una.


    También me había planteado tal escenario, con la aparición de “Jack”, las cosas se han puesto más turbia para los sangre de bruja, el grado de discriminación aumento considerablemente al punto de pasar de simples agresiones verbales o físicos a homicidios directos, de seguir así, no me extrañaría que esto empujase a un conflicto bélico, pero los sangre de bruja no son tan numerosos a comparación de las brujas y en términos de armamento, ellas poseen también la ventaja, sería una guerra unilateral en ese sentido.


    —Olvida lo que dije, como un amigo de Ermando, solo puedo decirte, ten cuidado.


    Aquellas fueron sus palabras de despedida para luego retirarse del cementerio, por mi parte ya no tenía más nada que hacer aquí, también me retire para dirigirme a la posada y disfrutar de un merecido descanso.



    __________________________________________________________________​



    En el camino me había topado con una escena que llamaba la atención, una multitud compuesto por casi 4 docenas de sangre de brujas se hallaban reunidos abucheando a puras quejas a un montón de brujas en fila de la guardia Wixau, todo esto sucedía frente al cuartel de la misma guardia.


    Una bruja pelinegra perteneciente al grupo armado que llevaba el mismo uniforme con la diferencia de que en su espalda portaba una capa blanca, hace acto de aparición de entre la fila de la guardia, denotaba ser evidentemente una figura de mayor rango.


    —Soy la sargento Madaleg Vesh, ¡y exijo la retirada de todos ustedes de las cercanías de este cuartel, de inmediato! –Exclamo con un aire de autoridad la bruja sargento.


    Por supuesto, los sangre de bruja no hicieron caso a su aviso y pronto se dio la razón del porque tanto revuelto.


    —¿¡Un toque de queda para todos los sangre de bruja sin excepción!?, ¿¡están tomándonos el pelo!?.


    — ¡Es injusto y ridículo!, ¡no pueden simplemente implementar tal absurda ley por un criminal!.


    Las quejas se hicieron de notar y no era para menos, dicho toque de quedad empezaría a ser ejercida desde esta noche.


    — ¡En vía de los últimos acontecimientos en torno a los asesinatos, por motivos de la seguridad de Macur, se implementara un toque de queda a todo sangre de bruja sin importar quien sea, se instaurará desde las 9 de la noche y todo aquel que sea visto después de ese horario, ira directo a las celdas! –Manifestó la tal Madaleg sobre el toque de queda.


    Por supuesto, su explicación solo aumento el disgusto del pueblo sangre de bruja.


    —¿¡”Por la seguridad de Macur”!?, ¡más bien por la seguridad de las brujas!.


    —¡Si varios de nosotros fueran los asesinados en su lugar, ustedes ni se molestarían en investigarlo, pero si es solo una maldita bruja la víctima, todos nosotros tenemos que pagar la consecuencia como si nada!, ¡gran justicia la suya!.


    —¡Y para empezar!, ¿¡cómo demonios saben que el causante es un sangre de bruja!?, ¡oh claro, porque todos los asesinatos han sido sobre brujas!, ¡gran lógica!, ¡es más fácil echarnos la culpa que hacer una investigación sobre esos crímenes!.


    La sargento furiosa ante sus acusaciones, blande el arma estándar de su cintura contra los molestos ciudadanos marginados, varios se hacen atrás pero 5 de ellos ni se inmutan, mostrando poseer artefactos mágicos en su poder para darle pelea a la bruja si llegase la ocasión, eso fomento que el resto no se sintiera intimidado y continuaran con sus bulliciosas quejas a todo volumen.


    La cosa parecía que iba a ponerse intensa en cualquier momento, pues la sargento estaba a punto de dar la orden a las protectoras de más bajo rango de atacar a los sangre de bruja, cuando una figura de mayor autoridad hace acto de presencia al lugar, clavando su pesada espada en el suelo calla la boca de ambos lados al mostrarse, se trataba de la capitana Brala Nigme.


    —Escuche todas sus quejas, lo dejare bien claro, la guardia Wixau ha investigado lo suficiente el caso para llegar a la conclusión de que el causante es un sangre de bruja –Asegura ella —Pero eso no es todo, de acuerdo a lo indagado, hemos llegado a la conclusión de que el asesino, no es solo un individuo, sino que resulta de la cooperación de más de un implicado y llegado a dicha conjetura, como una medida necesaria de seguridad, se ha puesto en marcha un toque de queda a todo sangre de bruja en Macur, no espero que lo entiendan, ¡pero es lo que el Consejo y la Guardia Wixau ha decidido y lo que se decide por dichos cuerpos, es la ley!, no se tolerara a los causante de disturbio que amenazan la tranquilidad de Macur, es todo lo que necesitan saber, retírense y dejen de dar más problemas de lo que hay.


    Nadie quería desafiarla, incluso los sangre de brujas armados estaban lo suficiente acobardados como para plantarle cara a la misma capitana, llegado a eso todos se retiraron sin pensárselo demasiado, luego de que tal escena terminara seguí mi camino, hasta que…


    — ¡El toque de queda también va para ti, Rozuel Drayt! –Exclama Brala Nigme.


    En ese instante cese mis pasos, me di vuelta y camine lentamente hasta detenerme y estar cara a cara de la misma capitana.


    —Si lo que quieres provocar en su ciudad es una guerra, va por buen camino –Le dije sin titubear.


    — ¡Insolente!, ¿tienes idea de con quién hablas? –Me dice la sargento Madaleg hablando en lugar de su capitana.


    —Mi charla es con la dueña de este circo, no con sus hembras amaestradas –Le dije a la sargento.


    — ¡Mocoso mal educado, debería…!


    Brala detiene las molestas protestas de su sargento, sin dejar de mirarme a los ojos, calmada y seria a la vez.


    —Si tienes algo que decirme, sangre de bruja, dímelo de una vez –Deja en claro ella.


    —“Cosecha los que siembras”, es todo lo que tengo para decirle, hasta otra, Capitana Brala Nigme.


    Continúe mi camino hacia la posada después de ese breve intercambio de palabras.


    —“Esa mujer rubia del parche en el ojo… da miedo” –Comento Allum.


    —Algo normal viniendo de alguien como ella, para mi desgracia, no será mi último encuentro con esa mujer, eso es más que seguro –Pensé enseguida.


    __________________________________________________________________​



    Llegado a la habitación de nuestro equipo para descansar, me encuentro con que solo Liha estaba allí, Livia aun no había vuelto.


    — ¿Sigue afuera? –Pregunte.


    —Sí y creo que no volverá hasta muy tarde –Responde la bruja de cabellera naranja.


    —“Esta muy molesta últimamente” –Opina Allum.


    —Que problemático, solo espero que su frustración no nos arruine la competencia.


    —Cielos Roz, eso fue un comentario algo cruel de tu parte.


    —Una amarga verdad es mejor que una dulce mentira, aunque es un atributo que tú desconoces por completo.


    — ¡Jajajaja!, no te lo niego, ¿crees que sea buena idea no hablar con ella del asunto?, parece bastante alterada.


    —Si algo me ha enseñado la vida, es que las peores heridas a tratar, son las psicológicas.


    —Oh, que profundo, viniendo de alguien de 10 años que hable sobre la vida.


    —Sí, sí, lo que digas –Dije recostándome.


    Continuara…



    EPILOGO 1:​


    PERSPECTIVA: Tercera Persona


    Volviendo del funeral de su mejor amigo, Marcos y su madre regresan a la biblioteca, encontrándose en la entrada con una inesperada visita, una niña con heterocromía y la distinguida larga cinta blanca envuelto en todo su brazo derecho.


    —Fary –Cito su nombre Marcos con asombro de verla allí.


    Su madre los deja a los dos a solas, pero ninguno era bueno en la conversación, solo ha pasado 1 minuto y nadie ha dicho una palabra, hasta que Marcos rompió el silencio.


    —Ha pasado tiempo, es bueno volver a verte tan de cerca, Fary –Comenta él tratando de estar lo suficiente animado, pese al trágico día de hoy.


    —Supe lo que ocurrió con tu amigo… mis más sinceras condolencias, Marcos –Dice ella con una voz apenada.


    —Está bien, fue algo inevitable…


    —Es mi culpa.


    —¿Tu culpa?.


    —Es mi culpa, que dejáramos de vernos, lo siento… lo siento tanto, a pesar de que fuiste amable conmigo, yo solo te lo pague con ingratitud…


    — ¡Esta bien Fary!, no tienes que disculparte, siendo una Sontheil, no es de extrañar que cargues con importantes responsabilidades, nunca te he odiado o despreciado por eso, nunca lo haría con alguien tan genial como tú, al final de cuenta, eres mi amiga.


    Las mejillas de Fary se ruborizan, mientras una serie de recuerdos en relación a su pasado con Marcos años atrás hace eco en su cabeza.


    —Debo irme, ya deben de haber notado mi larga ausencia –Dice ella.


    —Está bien, cuídate Fary –Se despide Marcos de ella.


    —También tu Marcos, y… gracias por hablar conmigo.


    La niña Sontheil se aleja rápidamente del lugar y Marcos tras su corta conversación con ella, entra a la biblioteca algo más animado, podrá haber perdido a un amigo, pero al menos tuvo la oportunidad hablar con una querida amiga.



    EPILOGO 2:​


    PERSPECTIVA: Tercera Persona


    Esa misma noche en que se impuso el toque de queda, en una residencia habitada por un número de varios sangre de bruja, una charla se llevaba a cabo en un extenso sótano de aquella casa.


    — ¡Es el colmo! –Exclama uno de ellos indignado golpeando la pared con el puño.


    —A este paso pasaran de los toques de queda, ha allanamientos diarios a todos los hogares de sangre de bruja –Comenta otro de ellos — ¿Nos quedaremos de brazos cruzados mientras nos siguen tratando como miserables perros?


    —Je, ¿y qué piensas hacer al respeto?, aun si intentáramos hacer algo, no contamos con mucho a nuestro favor.


    —Tal vez yo pueda cambiar eso –Dijo una profundad y juvenil voz masculina, una voz desconocida por todos los miembros presentes de la habitación.


    Todos ellos voltean hacia la misma dirección de donde oyeron aquella voz, observando al mismo individuo desconocido que estaba de brazos cruzados contra la pared en una esquina de la sala, vestía una túnica negra con capucha ocultando cada centímetro de su aspecto su anonimato total.


    — ¿¡Quién eres tú!? –Exclama uno de los sangre de bruja armado con una daga mágica.


    —Espera, no vengo aquí con intenciones hostiles, vengo a ayudarlos –Agrega él para calmarles.


    —Un tipo encapuchado de negro… ¿podría ser…? ¿¡eres tú el presunto asesino de brujas!? –Pregunta otro sangre de bruja.


    — ¿Y que si lo soy?, ¿lucharas contra mí?, ¿todos ustedes unirían fuerzas con el fin de detenerme?, ¿y luego qué?, déjame adivinar, piensas que venciéndome y entregarme a las autoridades conseguirás que las cosas se calmen para los suyos, jejeje, cuanta ingenuidad.


    — ¿Por qué deberíamos escucharte?.

    —Piénsalo detenidamente, esta es una ocasión perfecta para que las brujas hostiguen a los sangre de bruja, ¿crees que entregándome se remendaran las cosas?, ¡claro que no!, solo era cuestión de tiempo para que esta ciudad los vieran como criminales, díganme, ¿no han sentido esa incomodad mirada de indiferencia en ojos no solo proveniente de brujas?, por ejemplo, ¿un semihumano?.


    Cada uno de ellos recuerda, sentir al menos una vez, la desconfiada y negativa mirada discriminativa de ojos que no eran solo de brujas, magos e incluso semihumanos que viven en la ciudad, que les han empezado a ver con mala imagen.


    —A las brujas no les basta con que sean solo despreciadas por ellas, con el tiempo influirán su odio a toda la población general y la marginación a los sangre de bruja pasara a otro nivel, ¿cuánto crees que tarden en hacer valida una ley obligatoria para que cada uno de ustedes sean trasladados y obligados a vivir en un sitio en concreto con el fin de vigilarlos las 24 horas?, dicho esto, ¿aun quieres entregarme a ellas?.


    Cada uno empezó a dudar en confrontar al presunto asesino, pues sus palabras recalcaron una amarga verdad.


    —Pueden esperar a que lo inevitable suceda o, pueden mostrarle a esta ciudad y a cada bruja que vive en ella, que ustedes no se quedaran con los brazos cruzados –Sugirió el encapuchado.


    —Tsk… que estupidez, ¿nos pides que nos enfrentemos a todas las brujas de Macur?, te tengo noticias “genio”, nos superan en números y equipo –Protesta uno de ellos.


    —Oh, pero eso puede cambiar.


    El encapuchado hace surgir un pequeño cubo de energía solido en su mano derecha la cual lanza al suelo, esta cae lentamente y al tocar el piso del sótano, se transforma en un pentagrama mágico.


    Del pentagrama son invocados una variedades de cajas gruesas y pesadas de madera que estaban selladas, pero una de ellas estaba abierta, exhibiendo su contenido a los ojos de los sangre de bruja, en su interior albergaba una cantidad de artefactos mágicos de buena calidad a cualquier que hayan visto o tenido en sus manos, uno de ellos se acerca a la caja, pero esta se cierra por sí sola, sellándose como el resto.


    —Cada uno de ustedes oculta un poder más fuerte lo que cree y cada una de estas bellezas guardadas en estas cajas, está hecha con la finalidad de ser blandida y matar sin piedad, entonces, ¿escucharan lo que tengo en mente para decirles?, como dije, quiero ayudarlos, pero si lo prefieren, puedo irme, llevarme esta carga conmigo y nunca más sabrán de mí, o también, aún pueden intentar luchar contra mí y entregarme a las autoridades, ¿qué deciden?, mis queridos, sangre de bruja.


    Todos ellos se miraban entre sí, pensativos en su decisión, no demoraron en dar su respuesta al asesino.


    —Te escuchamos, ¿qué es lo que quieres que hagamos?.



    EPILOGO 3:​


    PERSPECTIVA: Tercera Persona


    Al día siguiente, en las calles de Macur sobre varias paredes, estaban pegados diversos panfletos anunciando la ronda 4 y los siguientes combates que se llevarían a cabo.


    CLASIFICACIÓN DE LA RONDA 4:​


    BATALA 1: Wicau VS Walgis


    BATALA 2: Grimar VS Windaz


    Como era de esperarse, los tres principales aquelarres habían llegado tan lejos y Windaz, un aquelarre de menor reputación también alcanzo su lugar entre los finalistas, una confrontación contra uno de ellos era algo inevitable y sus primeros oponentes, eran aquellas con el mayor odio y desprecio a los sangre de brujas, las brujas de Grimar.


    —Je, con que ellas, ¿eh?, esto se pondrá interesante –Dijo Rozuel al ver el panfleto.


    —“La lucha será mañana, ¿nos iremos a preparar?, ¿amo?” –Pregunta Allum.


    —Sí, hay mucho que preparar.


    Continuara…
     
    • Me gusta Me gusta x 1
    Última edición: 6 May 2017
  10. Autor
    Armus09

    Armus09

    Registrado:
    3 Jul 2009
    Mensajes:
    1,260
    Temas:
    136
    Calificaciones:
    +1,185
    CAPITULO 84 ¡LA PENÚLTIMA RONDA DA INICIO!


    PERSPECTIVA: Rozuel Drayt


    El día ha llegado, quien habría pensado que llegaríamos tan lejos, la cuarta ronda, la penúltima de esta competencia, nuestros oponentes en este caso, son los representantes de uno de los tres aquelarres más antiguo, Grimar.


    —“¿Le parece bien que yo lo tenga?, ¿amo?” –Pregunta Allum.


    —Te has adaptado bastante rápido a usar de forma eficiente esta arma, creo que te queda mejor a ti –Le dije de mi parte.


    — ¿Estas listos? –Pregunta Liha.


    Partíamos de la habitación de la posada camino hacia el coliseo, todo el equipo estaba reunido, Livia se mantenía en silencio como todo momento, se ha vuelto bastante distante con nosotros desde lo ocurrido en la tercera ronda.


    En cuanto a los huérfanos del orfanato de la señorita Chrisha y el mismo Marcos, no nos acompañarían en esta ocasión para que puedan disfrutar del evento, era evidente la razón, tras lo ocurrido anteriormente, no podría ponerlos bajo riesgo otra vez, no de nuevo.


    __________________________________________________________________​



    De camino al coliseo notaba algo que me parecía sospechoso, varios sangre de bruja circulaban en las calles, no sería extraño si no fuera por un detalle en específico, todos parecían ir a una dirección en concreto, como que disimulasen eso, pero incluso el hábil ojo de Liha lo percibía.


    — ¿Qué piensas al respeto? –Me pregunta ella.


    —No lo sé, pero no deja de verse extraño –Conteste —Con lo agitado que están las cosas en Macur, me sorprende ver tantos sangre de bruja transitar en las calles como si nada.


    —¿A dónde crees que se dirijan?.


    —Quien sabe, no es de nuestra incumbencia, es mejor no involucrarse.


    Livia también parecía voltear la vista hacia dichas personas, pero lo hacía de una forma discreta, ¿por qué?, no es como si que fuéramos a decirle algo por tener curiosidad al igual que nosotros.


    __________________________________________________________________​



    A las 13:00 justas, llegamos a nuestro destino, como siempre el coliseo era una zona de bullicio entre tanta gente que ansiaba ver los combates, nos adentramos al interior del sitio y nos ubicamos en unos asientos, esperando como el resto de los espectadores a que iniciase el primer combate. En el transcurso de la espera, cierto trio de bruja se nos acercó, resultando ser a las que menos esperaba ver hasta ahora.


    — ¿Así que este es el sangre de bruja del que todos hablan? –Pregunta de forma provocativa una mujer de cabello negro y ojos castaños.


    Quien inicio el dialogo y con un tono un tanto irritante, era la líder de dicho trio, las brujas representantes del aquelarre Grimar.


    — ¿Hace falta responder a algo tan obvio?, estamos en la cuarta ronda, a esta altura del partido para más de la mitad de esta ciudad ya ni eso es novedad –Conteste.


    —Lo siento, no soy de recordar novedades sin interés, ¿debes de creerte alguien muy especial solo por estar aquí?.


    —Seguro que no es tan “especial” como tu propio ego.


    —Típico de un sangre de bruja, una lengua grosera y poca educada, una mentalidad inmadura acorde contigo.


    —Claro, me habla sobre “madures” la misma bruja que me dobla en edad y discute con provocaciones infantiles a un niño, no sabría si describir tus “anécdotas” como una mera estupidez o simplemente argumentos pocos convincente de una bruja egocéntrica de un aquelarre con ideales estúpidos con delirios de grandeza.


    — ¡No te atrevas a insultar a mi aquelarre, escoria abominable! –Replica ella manifestando en la palma de su mano una cantidad considerable de mana.


    Tan pronto como su mana inundo el aire, le apunte con el AK-47 que llevaba mediante el portafusil a mis espaldas, chocando nuestras desdeñosas miradas sobre el otro, Liha mantenía su “alegre” expresión y Livia ni se inmutaba, ninguna de las dos parecía sentir la necesidad de estar alerta o atentas.


    —Escucha idiota, todo problema que tengas conmigo, guárdatelo para la pelea –Le aconseje hostilmente.


    —Je, allí te veré, basura –Contesta la líder de los representantes de Grimar —No voy a matarte rápido, me tomare mi tiempo para hacerte sufrir.


    Tan pronto declaro aquellas palabras, se marchó lo suficiente lejos de nosotros.


    —Vaya, no hemos ni pisado la plataforma del coliseo aun y la brujita de los Grimar ya te tiene fichado en su lista negra, ¡cuánta tensión! –Comente entre risas la bruja de cabellera naranja.


    —Eres un sangre de bruja bastante busca pleitos –Agrega Livia después de tanto silencio.


    —“Esa mujer… es odiosa” –Opina Allum.


    — ¿Buscando pelea contra los de Grimar antes de que comience la ronda?, sí que eres impaciente –Comenta cierta bruja de tés morena acercándose a nosotros.


    Se trataba de nada menos que Rirac Ordarms, la líder de los representantes del aquelarre Wildsword.


    — ¿Buscar problemas?, más bien los problemas me buscan mayormente a mí –Conteste.


    — ¿Qué trae a la líder que representa al joven equipo del aquelarre Wildsword aquí?, creía que con su derrota, su aquelarre ya no tenían asuntos en Macur –Pregunta Liha de una manera un tanto grosera.


    —Por lo general luego de una derrota, solemos marcharnos después de la ronda e ignoramos el resto de la competencia, pero nuestra Eldar tiene mucho interés en los siguientes combates que siguen y ha decidido a quedarse a verlos –Responde ella.


    —Oh, ¿qué podrá haber captado el interés de la Eldar de Wildsword para seguir disfrutando de la competencia aun tras la derrota de sus representantes? –Pregunta la bruja de cabellera naranja con picardía.


    —Jeje, quien sabe –Responde Rirac siguiéndole el tono —A decir verdad, mentiría si dijera que no tendría razones también para quedarme, quería hablar contigo, Rozuel Drayt, y también, agradecerte profundamente.


    —¿Eh?, ¿por qué?.


    — ¿Recuerdas que te hable sobre que hace dos años cierto sangre de bruja salvo a una persona muy querida para mí? –Me pregunta a forma de recordatorio.


    Fue fácil recordarlo, a aquella bruja que salve junto a otros hechos esclavos hace dos años junto a la semihumana Sargaria llamada Tayra.


    —Aquella persona a la que salvaste, era mi madre –Revelo Rirac —Madre se encontraba cazando una bestia mágica a las afueras de nuestro pueblo en un grupo de tres, cuando fueron sorprendidos por un mago fuerte que lideraba a numeroso de bandidos.


    —Lars –Adivine el nombre de aquel mago fuerte.


    —Sí, el mismo, por medio de artimañas y trampas de venenos paralizantes, terminaron venciendo a mi madre, pero ella logro con suficiente tiempo resistir para que sus compañeras pudieran huir y notificarlo a todos en el pueblo, se organizó un grupo de búsqueda para hallarle, del cual no me permitieron formar parte por razones “emocionales” que podrían interferir con el labor, pero… por 1 mes entero, no tuvimos noticias de mi madre.


    ¿1 mes entero?, los bandidos de Lars no eran muy conocidos por brindar un buen cuidado a sus prisioneros “mercancías”, a pesar de haberla hallada con una vestimenta hecha una ruina, conservaba bastante bien su espíritu luchador, no era una bruja débil.


    — Estaba deprimida, saber que mi padre había caído en manos de tales escorias…en la desesperación por mi mente corría la decisión de salir del pueblo y hallarla sola por mis medios, fue que en una noche…


    Rirac explica que en la noche en que pensaba huir a espalda de todo el aquelarre para buscar a su madre, justo cruzando los límites de la tierra de los suyos, sus pasos cesan de inmediato y su rostro alterado comienza a lagrimar del regocijo, pues en frente suyo se hallaba a esa preciada persona a la que tanto quería buscar, su madre había vuelto y ella dejándose llevar por el momento, corre hacia sus brazos para una reconfortante reunión familiar.


    —Al día siguiente me hablo sobre la persona que le salvo y fue que empecé a tener fuerte interés en conocer a este sangre de bruja –Manifestó Rirac.


    —Y helo aquí –Dice Liha —Pero te lo advierto, ya hay muchas pretendientes en el transcurso.


    —En serio, tu pésimo humor solo provocan muchos malentendidos –Opine con la mano derecha en el rostro.


    — ¡Jejeje!, no sería de extrañar, eres bastante fuerte para atraer la atención de más de una mujer interesada –Hablo Rirac.


    —Es verdad, pero Rozuel simplemente no parece interesarle –Comenta Liha de forma burlona.


    — ¡No pienso discutir sobre mis interés románticos en mi plena juventud de diez años!.


    —“El amo tiene muchas seguidoras, ¡siiii!” –Opina Allum de su parte.


    —Allum… tu no…


    Tanto Liha, como Rirac y Allum se reían volviendo esta atmosfera agradable, reírse y bromear entre compañeros, me trae leves recuerdos, aquellos tiempos de mi anterior vida en el orfanato y cuando formaba parte de ese grupo de mafiosos, estaba rodeado de compañeros en los que confiar, tanto en las buenas como en las desgracias.


    __________________________________________________________________​



    En la tribuna ocupada por la Eldar Carina y las demás autoridades brujas de otros aquelarres que la acompañaban, estaban todas las presentes de la ronda anterior, la Eldar de Wicau poniendo de pie con su llamativo búho blanco de su hombro, levanta sus brazos para dar por iniciado oficialmente esta ronda mediante un discurso emotivo.


    — ¡Deleitados por las apasionantes luchas, la destreza juvenil de la actual generación de brujas y la honrad de saber que Astado nos observa!, ¡nos acercamos a un paso más de la culminación final de este grandioso evento consagrado cada 5 años!, ¡es por eso que demos un fuerte aplauso a los siguientes combatientes! –Exclamo Carina ante todo el público.


    Sus palabras hicieron que el furor de la gente resonase en todo el coliseo, dándole una ruidosa bienvenido a los siguientes equipos a combatir, por un lado estaba el aquelarre Wicau, conformado por Fary y sus dos compañeras veinteañeras, además de la niña con la larga cinta blanca envuelto en todo su brazo derecho, la segunda que más llamaba mi atención era la mujer rubia del chaleco blanco en conjunto con unos pantalones marrones.


    —De alguna forma, cuando la veo… siento como si me resultara familiar –Dije en mis pensamientos.


    —Ella también es alguien fuerte y muy conocida en Macur –Dijo Liha notando mis ojos en ella —Puede que no lo sepas, pero esa mujer está fuertemente relacionada con alguien que conoces y no te cae bien.


    —¿De quién hablas?.


    —Te diré su nombre y lo entenderás, esa mujer se llama, Aymie Nigme.


    — ¿¡Nigme!? –Replique sorprendido al oír su apellido — ¿Qué acaso ella es…?


    —Lo es, un familiar de Brala Nigme, para ser más exacto, Aymie es su hija.


    La hija de la mismísima capitán de la Wixau, honestamente no me esperaba que esa mujer tuviera una hija compitiendo en este evento, que tuviera una sí, pero de entre todos los lugares a los que podría encontrarme con su primogénita, tenía que ser justo este.


    __________________________________________________________________​



    El equipo representante de Wicau se sube a la plataforma y da a lugar la presentación del equipo Walgis, el trio de brujas de cabello teñido de verde avanza con el emotivo apoyo del público y se suben también, encontrándose ambos competidores frente a frente.


    Con los dos equipos en la plataforma, la Eldar Carina explica las reglas de la siguiente ronda, dicha explicación resulto de lo más simple y de fácil entendimiento a comparación de las siguientes rondas, ¿por qué?, porque esto era lo siguiente en esta ocasión…


    TRASFONDO: Los equipos serán llevados a un determinado terreno, en el que lucharan entre sí.


    OBJETIVO: Vence a cada miembro del equipo adversario.


    CONDICIÓN DE VICTORIA: No hay tiempo límite o restricciones, se debe haber eliminado a los tres miembros del equipo adversario para una victoria total, si llegase a dar la situación en que todos los miembros de cada equipo llegasen a morir al mismo tiempo, se impondrá una lucha extra uno a uno entre los últimos en morir de ambos bandos para dar un resultado final.


    En simple términos, la cuarta ronda consistía en una lucha total entre equipos, no parecía diferente tomando en cuenta las anteriores, pero aquí lleva la diferencia de que no había elementos externos interfiriendo en la lucha, no había que llevar “X” cosa a cierto punto para ganar, no había que disminuir el número de un ejército de no-muertos en un tiempo límite y no había que confrontar a decenas de equipos en un mismo espacio, este de forma directa, propone una confrontación entre dos grupos semifinalistas.


    — ¡Que comience la lucha! –Exclama la Eldar dando inicio al enfrentamiento.


    Los equipos son absorbidos por el Magnus Kali, la esfera gigante refleja el escenario en el que habían caído y resultaba ser una pradera muy rocosa llena de pequeñas elevaciones que servían como cobertura para idear una trampa u emboscada hacia los adversarios.


    Los integrantes estaban separados a mucha distancia y la estrategia que cada uno planifico, fue luchar por separado, tomando cada uno de los dos equipos diferentes caminos que tarde o temprano terminarían por llevar a cruzarlo contra alguien del bando opuesto.


    Era la esperada lucha entre representantes de dos antiguos aquelarre, aunque la Wicau se presume como la más fuerte, las Khuja de Walgis no era para nada débiles, sería un espectáculo bastante épico que denotaran estos equipos.



    Continuara…



    EPILOGO:


    PERSPECTIVA: Tercera Persona


    Una ubicación desconocida de algún subsuelo de grandes espacios, en él se hallaba una agrupación numerosa de más cien sangre de brujas presentes, de diversas edades adolescentes y jóvenes adultos que no superaban los 24 años, todos debatían impacientemente el mismo tema sobre cuándo podrían llevar a cabo su “justo cometido”.


    — ¡Oye!, ¿cuándo más piensas hacernos esperar?, ya estamos todos los que debemos estar –Se queja uno de ellos —¿No es peligroso estar aquí demasiado tiempo?, ¿no crees que la Wixau sospeche y encuentre este sitio?.


    Las quejas eran llevadas al mismo encapuchado que yacía sentado sobre las gruesas cajas pesadas que estaban aún selladas, mismo que motivo a los sangre de bruja reunirse en masa y les ofrecería su apoyo brindándole las herramientas para llevar a cabo sus “determinación”.


    —Paciencia, aun no es el momento, solo un poco más, además no es posible que hallen este sitio, porque “este lugar” no existe en el plano físico, considérenlo una “zona privada” de mi persona –Declaro él enigmático personaje —Mientras tanto, les sugiero disfrutar del show.


    El enigmático encapuchado hace aparecer un pergamino en su mano derecha, este flota de su mano y se pega contra la pared para convertirse en un reflejo que transmitía desde una vista isométrica el enfrentamiento entre ambos aquelarres que se llevaba a cabo en el coliseo.


    —Solo un poco más y todos los preparativos se habrán completado.


    Continuara…
     
    • Me gusta Me gusta x 1
    Última edición: 4 Jun 2017
  11. Autor
    Armus09

    Armus09

    Registrado:
    3 Jul 2009
    Mensajes:
    1,260
    Temas:
    136
    Calificaciones:
    +1,185
    CAPITULO 85 FARY SONTHEIL (Parte 1)


    PERSPECTIVA: Tercera Persona

    El enfrentamiento entre dos reconocidos Aquelarres de antaño se lleva a cabo, situados en un escenario que recreaba una pradera rocosa, los miembros de cada bando adoptan la misma idea en común, separarse para tomar distintos caminos con el fin de luchar por individualidad sus batallas.


    Aymie Nigme fue la primera en avistar a un oponente Khuja, la bruja de pelo verde invoca numerosas ramas a modo de gruesas cuerdas hacia la Wicau, la pelirrubia mete sus manos en el interior de su chaleco blanco y retira de su vestimenta dos empuñaduras de espadas sin hojas.


    Inmediatamente como su mana sale a flote, ambas empuñaduras crean el filo al mismo tiempo y la bruja se hace con dos espadas de índole mágico, con hábil manejo corta denotando agilidad en sus movimientos todas las ramas creado por su oponente, la Khuja al ver que su rival estaba a escasos metros de ella, llama a su homúnculo tras retirarlo del frasco en su forma de piedra rombo color verde.


    Lanzando tal objeto al suelo, hace acto de invocación de un ser de 2 metros exacto de altura, un humanoide corpulento de un solo ojo semejante a un ciclope, desnudo y carente de genitales, orejas puntiagudas, piel verdosa y piernas como brazos cubierto de denso pelaje y zarpas filosamente exageradas por uñas.


    El homúnculo ataca con su brazo izquierdo de un garrazo a la Wicau, su fuerza como era de esperarse es monstruosa, el suelo mismo tiembla a la vez que es cortado por su extremidad, pero Aymie Nigme era más rápido que la bestia de alquimia, el ser le ganaba en fuerza bruta, pero en cuestión de velocidad, ella dominaba.


    Empezó a rodear al monstruoso ser abrumándole con su rapidez, confundiéndole y haciéndole atacar erróneamente para a su vez, recibir los cortes de las doble espada de la bruja, pero el homúnculo se regenerada de aquellas heridas y en un acto de furia, usa su único ojo para disparar un rayo de energía.


    —“Encantamiento Numero 247: Muro de Discordia” –Cita Aymie Nigme.


    Invoca a 1 metro delante de ella, un muro fortificado de piedra que recibe el rayo del ciclope destrozando la defensa, pero habiendo esta logrado defender a su usuaria al absorber todo el daño, aquello era un encantamiento de Astado.


    __________________________________________________________________​



    Los 1000 encantamientos de Astado conferían a los Wicau un gran arsenal de habilidades mágicas, cada encantamiento era un conjuro u hechizo con su efecto propio, habiendo variedad para ser usado tanto en la ofensiva como la defensiva, tanto para herir, como aturdir o debilitar.


    Cada encantamiento estaba dividido con su grado de poder o nivel, distinguiéndose entre:


    GRADO D: Básicos.


    GRADO C: Moderados.


    GRADO B: Avanzados.


    GRADO A: Poderosos.


    GRADO S: Calamitosos.


    A mayor grado, mayor era el mana ejercido para su utilización, pero no todos los encantamientos de un mismo nivel tienen un consumo de magia igual, la diferencia puede ser ligera o notoria.


    __________________________________________________________________​



    —“Encantamiento Numero 97: Espadas de luz”.


    Un determinante número de espadas hecha de una luz amarillenta son creadas encima del homúnculo, la usuaria Wicau yacía a unos cuantos metros a su izquierda, la destrucción del muro genero el suficiente polvo en el ambiente para trasladarse rápido hacia un lado de su monstruoso enemigo y atacarle antes de ser detectada por su magia.


    Su encantamiento de grado C, llama varias espadas que son clavadas en la piel del homúnculo, la luz de las hojas emitía un efecto paralizante en el ser que enlentecía sus movimientos, Aymie procede cargando contra su objetivo, pero su marcha de ataque se ve interrumpida por la Khuja quien hace uso de sus habilidades.


    Del suelo brotan robustas maderas espinosas alrededor del homúnculo para hacer retroceder a la bruja pelirrubia y ramas para retiran las espadas de luz clavadas en la carne artificial del monstruo, un movimiento ejercido por su dueña la Khuja para defender a su creación.


    La joven Nigme choca su mirada con la de ella y la representante Wicau enfoca su atención hacia la bruja de pelo verde llevando sus espadas hacia la Khuja, pero el homúnculo estirando uno de sus brazos de largas zarpas le interfiere y hace detener el ataque de Aymie, ahora era la creación quien defendía a su creadora. La lucha no hacía más que solo empezar.


    __________________________________________________________________​



    La segunda representante del aquelarre Wicau sería la siguiente en hallar a su oponente, usando un estilo de pelea centrado en invocaciones de espíranos y encantamientos de Astado.


    Llevándonos al tercer encuentro, la joven bruja Fary Sontheil, contra la Khuja líder represéntate del aquelarre Walgis, Beganez Arboguea, una adolecente de 16 años, era la de mayor altura y peinado más largo de su equipo llegando a cubrir con un mechón su ojo izquierdo.


    La Khuja decide darlo todo en el enfrentamiento, invocando a su homúnculo, un ser gigantesco ser de 2 metros y medio semejante a un golem, una entidad humanoide con un cuerpo de carne y huesos esculpido de músculos, desnudo y carente de genitales como orificio anal, sobre sus brazos y piernas llevaba una especie de aro hecho de madera con varios pinchos afilados en ello, se denotaban ciertas raíces como de árbol enredado sobre sus hombros y en menor medida sobre el abdomen, su cabeza calva era la que menos humano parecía, su rostro era semejante al de un esqueleto y carecía de nariz, misma criatura que se vio en su enfrentamiento en la tercera ronda.


    La pequeña Fary realiza el acto de invocación de un espirano, llamando a una bella hada de piel azul y pelo morado que vestía un vestido blanco acorde a su pequeño tamaño, el homúnculo avanza hacia la joven bruja portando en sus manos puntiagudas lanzas de madera creado por sus aros de sus brazos.


    El hada espirano defiende a su invocadora y realiza su contraataque multiplicándose en muchos números, acto seguido carga hacia el homúnculo y se sitúa en una determinada distancia sobre el inhumano ser, rociando de sus pequeñas alas un polvo hacia él.


    El homúnculo quien se planteaba en atacar al hada espíritu, ante el contacto del polvo en el aire, parecía tonarse inmóvil, algo de aquel polvo se extendía hasta estar en el rango de la Khuja quien con el uso de sus sentidos se percató de su naturaleza.


    —Ahora entiendo, un alucinógeno mágico, el polvo crea al contacto un aura invisible de energía mágica que provoca su efecto –Dijo Beganez de forma suspicaz.


    Sobre el homúnculo un aura de magia rodeaba su cuerpo, un aura que no era suyo, sino de las mismas hadas que manifestaban su polvo en el aire, irradiaba de forma invasiva sobre la creación de la Khuja, causando que su percepción fuera equivalente al de una estatua.


    —Pero… tal alucinógeno mágico tiene su gran desventaja, el aura con el mayor “tamaño” de energía, siempre sobresale sobre el más débil.


    Beganez fomenta un aura de su poder mágico sobre todo su cuerpo disipando la energía invasiva del polvo de las hadas en ella, su accionar trasciende a su creación y este también manifiesta su poder mágico bajo un manto de energía que aplasta a aquel que tenía encima, eliminándole el efecto “alucinógeno” sobre él.


    — ¡Adelante “Wigket”!, ¡sin piedad, dalo con todo! –Ordena la bruja de pelo verde a su creación.


    El homúnculo revelado como Wigket hace brillar los dos huecos por ojos de su cráneo y las lanzas de madera de sus manos, obtienen una punta filosa desde su otro extremo, el ser alquímico sostiene las dos desde el centro y comienza a girarlas a gran velocidad atacando con un ritmo bestial a cada una de las hadas.


    Cada espirano golpeado desaparecía dejando en su lugar residuos de polvo en el ambiente similar al que expulsaban, con la diferencia de que esta fomentaba menos brillo en su aspecto, el homúnculo venció a cada una de ellas incluyendo al original.


    — ¿Eso es todo?, esperaba algo más desafiante, tratándose de una bruja “llamativa” como tú –Le dijo Beganez a su rival.


    Pero Fary ni siquiera se inmuto por sus provocaciones, lo único que hizo fue levantar su brazo izquierdo apuntando con su palma al homúnculo.


    —“Encantamiento Numero 54: Bola Ígnea”.


    Replicando su encantamiento, invoca una bola de fuego de su mano dirigida a Wigket, su ataque no mostraba ser algo potente, era una bola de fuego con un poder ordinario, lo que hizo que la bruja de pelo sospechase y fue que su intuición le hizo darse cuenta de algo, el polvo residual dejado en el ambiente con la derrota de todas las hadas.


    Tan pronto como la bola de fuego hizo contacto con aquel polvo, una descomunal explosión que produce una enorme llama se origina en todo espacio donde aquel polvo se había extendido, la mayor parte dio en el homúnculo y algo había llegado hacia Beganez.


    El fuego devora sin misericordia a todos los que tenía en su rango, cuando finalmente se disipo, Wigket estaba seriamente dañado, su cuerpo yacía en el suelo todo rostizado con quemaduras que sobrepasaban las de tercer grado, pero su creadora había salido intacta, la explosión resultante dirigida hacia ella era de menor grado, además había conseguido a tiempo ella usar su poder para crear un robusto y gran muro de madera que resistió con éxito todo el daño, había quedado chamuscado, pero logro defender con total eficiencia a su usuaria sin que le atravesara y llegaran hacia ella.


    —Retiro lo dijo anteriormente, esta tal y como esperaba, ¡cómo debería ser contra una descendiente de Úrsula Sontheil!, este combate sin duda será algo memorable de recordar –Dijo la bruja de pelo verde toda emocionada —¡ Wigket, no es hora de descansar, ponte de pie!.


    Bajo las palabras de su ama, el homúnculo gravemente dañado, comienza a regenerarse ante sus mortales heridas, su carne cocida se cura regresando a la normalidad, como si cada herida que hubiera tenido nunca existió.


    —Mientras el núcleo de un homúnculo como Wigket este intacto, todo daño a su cuerpo será regenerado al instante –Comento Beganez con los brazos cruzados.


    La pequeña bruja solo podía suspirar, pues en el fondo sentía un vacío por este combate quien para brujas de aquelarres distinguidos, sería un momento épico para los suyos, pues para Fary, todo el dilema de su linaje, del honor y el orgullo, era algo forzado en ella, nunca un apego o agrado de su parte.


    __________________________________________________________________​



    FLASHBACK: Fary Sontheil (4 Años)​


    6 Años atrás, en el sótano de la mansión Sontheil, se halla una pequeña Fary en sus 4 años, gracias a la bendición de Astado, su consciencia y cuerpo había alcanzado el nivel mínimo necesaria para proceder con el “tratamiento”.


    En una oscura sala, en sus brazos y piernas, la pequeña Fary tenía grilletes metálicos colocados y conectado por medio de un material negro semejante a un cable a un pedestal de tinte mecánico que tenía adherido arriba suyo, un cristal azul de mana que irradiaba energía y a su vez bajo la niña, yacía grabado un círculo mágico en el suelo.


    Un mago erudito baja una palanca del mismo pedestal mecánico, el cristal brilla en resonancia con el círculo mágico, transmitiendo energía hacia el cuerpo de Fary mediante los grilletes y las extensiones semejantes a cables, causando una sacudida eléctrica que le provoca un intenso dolor para hacerla terminar de rodillas, el hombre baja una segunda vez la palanca y el proceso se repite, la niña comienza a lagrimear ante todo el estímulo doloroso.


    — ¡No llores!, esto es por tu bien Fary, ¡con este tratamiento fomentaremos mejor el desarrollo del crecimiento de tu poder mágico! –Le dijo una mujer.


    Una bruja mayor de cabellera negra y ojos color café miraba con dureza a la niña esperando la comprensión de sus palabras, pues ella era su madre, la progenitora de Fary y el artilugio mágico conectado a la pequeña, que enviaba aquellos dolorosos estímulos a su cuerpo, era algo que aquella mujer había decidido sin su más mínima opinión.


    —Mi señora, deberíamos parar, seguir con este procedimiento para mejorar su crecimiento mágico… es peligroso, se dejó de usar porque casi todos aquellos que lo utilizaban han terminado muerto por no poder soportar la presión ejercidas en su… -Advierte el mago a medias.


    — ¡Suficiente excusas!, ¡yo no te he pagado para oír tus sermones inútiles!, el futuro de mi niña como la cabeza del linaje Sontheil está en juego, ¡y toda solución necesaria es obligatoria por su bien! –Contradice a su advertencia la madre de Fary.


    —S-si señora, disculpe mi insolencia, continuare con el tratamiento.


    La palanca es bajada una vez más y los gritos de la pequeña se hacen resonar en todo el lugar.


    __________________________________________________________________​



    Jhuora Sontheil, la madre de Fary, era la actual cabeza del linaje Sontheil y la ultima de su línea de sangre, con el nacimiento de Fary, el futuro del mítico linaje pasaría a ella.


    Sin embargo, la pequeña nació con un poder mágico muy débil detectado a sus tres años de edad, su madre en su desesperación, esperando a que su pequeña forjase un futuro digno de su sangre, busco medio pocos ortodoxos para estimular el desarrollo de su magia.


    —Esto te dolerá mi pequeña, ¡pero es por tu bien, solo aguántalo! –Le dice su madre mientras el mago le coloca los grilletes metálicos del pedestal mecánico a su cuerpo.


    — ¡Mama, tengo miedo! –Dice Fary a punto de llorar.


    — ¡No llores!, temer es de débiles mi niña, ¡llorar es sinónimo de la debilidad!, debes ser fuerte mi pequeña, ¡en tu sangre corre el poder de un gran linaje!.


    El mago erudito baja la palanca y el dolor envuelve a la pequeña, esto se convirtió en una rutina de 3 horas seguidas cada día de la semana, con excepción del domingo, con el fin de permitir a su cuerpo descansar del tratamiento. 3 años seguidos este proceso se llevó a cabo.


    Fary Sontheil (7 Años)​


    En la escuela de Macur, las estudiantes más prestigiosas eran instruidas por los mejores maestros, Fary había alcanzado el suficiente nivel para recibir las clases teóricas e instrucciones de la magia más avanzadas acorde a su edad.


    Duelos de prácticas en el patio de la escuela eran llevados a cabo entre las jóvenes brujas con el fin de estimular el mejor uso de sus dotes mágicas en un combate, todos mostraban ser prometedoras, pero sin importar lo muchos que lo intentaran, aquellas que luchaban contra Fary terminaban vencidas, hasta el punto de quedar cada una de ellas con una dolorosa lesión en sus miembros o torso.


    Con el tiempo su popularidad de ser la mejor estudiante, la hicieron alguien de temer, ninguna bruja cruzaba la mirada con ella con el miedo de que la provocasen, pero aquella mirada de la pequeña solo concebía vacío, era la mejor por las exigencias de su madre y de su linaje, pero cada rastro de su propia voluntad era escaso, era como con la personalidad de un títere para hacer solo los que sus semejantes le pidiesen.


    Todos los días era iguales, estudios, entrenamiento de magia en la escuela y entrenamiento de magia en casa con un tutor privado contratado por su madre. La diferencia radicaba que en su hogar, aquel entrenamiento privado desembocaba en duros combates contra su mismo instructor por órdenes de su madre para mejorar su talento, evidentemente aun siendo una bruja brillante, su tutor le sobrepasaba bastante de nivel.


    — ¡Debería mermar mi poder!, si sigo combatiendo a su hija con este nivel de magia, podría por accidente causarle un serio daño –Sugirió el tutor privado de magia de Fary.


    — ¡Nada de eso!, continuara con el entrenamiento, este enfrentamiento de práctica por duro que sea para ella es necesario, ¡así que no quiero oír una excusa más de su parte!, ¿me ha escuchado? –Le responde Jhuora enfurecida.


    —Sí, mi señora… así será.


    Y los días continuaron, con un camino de aprendizaje y dolor, de una obligación que ejercía una pesada carga de responsabilidades, todo encadenado a una pequeña de 7 años.


    __________________________________________________________________​



    Otro día, otro amanecer para la pequeña de ojos vacíos quien se levanta de su cama, vistiéndose y luego desayudando en completo silencio en compañía de la servidumbre mientras su madre yace trabajando en el Consejo Wicau.


    Caminando por los pasillos de la escuela para ir a sus clases, nota como todas atemorizadas mantienen distancia de ella y evitaban verla a los ojos. Fary muchas veces había notado a muchas brujas de su edad charlando y riendo juntas, atraída por la jubilosa sinfonía de la felicidad en compañía de otros.


    Ella desconocía por completo el concepto de “amistad”, así como también el de “celos”, y sentía lo segundo invadir su ser, quería experimentar tal sensación, tal experiencia, creía que podría ser el remedio que curaría tal pesadez con la que carga.


    Pero sin importar cuantas veces intentara abrirse a ellas, aunque sea para conseguir mínimo una charla con alguna de sus compañeros o cualquier bruja de su edad, todas atemorizadas se alejan de la pequeña Fary, baja su cabeza y sus ojos vacíos temblaban de agobio, pero resistía el impulso de llorar ante tanta frustración a causa de su experiencia de hace tres años ante las ordenes de su madre de no hacerlo.


    Ignorando el malestar, levantaba su mirada, toma lugar en el asiento designado del salón y con una expresión carente de emociones, presta total atención a la clase, lo que la pequeña no sabía, es que muy dentro de ella, un sofocante sentimiento, se estaba gestando poco a poco en su psiquis desde hace un tiempo.


    __________________________________________________________________​



    Finalizado otra rutina en la escuela, la pequeña Fary camina de regreso a su hogar para las enseñanzas privadas, tomando el mismo trayectoria de siempre que había seguido una, y otra y otra vez, su marcha se enlentecía cuando ella se encerró en sus recuerdos, buscando algún fragmento de memoria que aliviara algo que sentía, aquella negativa sensación producto de su vida inmersa de responsabilidades.


    Poco a poco crecía este pesado sentir que carcomía su resistencia mental, y mientras ella seguía buscando ese “algo” en sus recuerdos, ese agobiante monstruo emocional se alimentó de su falta de alivies para de una vez por todas, despertar.


    Sus pasos cesaron deteniéndose en una calle casi vacía de gente a su alrededor, su cuerpo temblaba de a poco y levanto sus manos colocándolas en su cabeza, estaba en su límite, lo soporto por un largo tiempo, por años y ahora estaba sucumbiendo a esa pesada carga emocional.


    El estrés, tras tantos años de arduo trabajo, de exorbitantes esfuerzos físicos y mentales para una prometedora bruja de un distinguido linaje, Fary había llegado a su capacidad máxima de aguantarlo, por muy talentosa que fuera, por muy especial que era, seguía siendo humana y un niña de 7 Años, sentir un fuerte deseo de estallar, abría su boca con el impulso de querer gritar y sus ojos intentaban lagrimear para liberar algo de esa ardua tensión en su ser.


    Pero ella, terca de acceder a lo que su cuerpo le exigía, se resistía para no hacerlo, luchaba fomentado por esa descomunal obediencia impuesto en ella desde sus 4 años, recibiendo en consecuencia un majestuoso dolor en su cabeza por su negligente decisión.


    No contaba con nadie que pudiera consolarla, con nadie con el que pudiera compartir esta carga emocional, pues su única figura de confianza era su madre y ella tan solo veía a la niña como un medio para beneficiar el apellido Sontheil, se sentía sola y por aquella soledad, la pequeña Fary luchaba en vano contra sus desequilibradas emociones, hacia un quiebre seguro.


    —Es suficiente… ya no lo aguanto… quiero… que desaparezca este dolor… quiero… morir…


    Eran las palabras que resonaban en su mente, empezando a sucumbir a ellas, se planteó la ligera idea de “silenciar” ese malestar con un acto que culminaría con una autolesión, el suficiente para “detenerlo”.


    Y justo, en medio de su situación, alguien choca con ella, era un pequeño niño distraído en la lectura de un libro que llevaba en manos.


    — ¡Uh!, mis disculpas… no te vi.


    Con un tono apenado, se disculpa con la niña, Fary quien tenía su vista en otro lado, voltea lentamente para ver su rostro, para ver la cara de una persona de casi su misma edad, quien le veía de frente pero no se asustaba como el resto.


    Fue allí que por primera vez se cruzó con él, se trataba de un niño de 9 años de edad con un gran interés en los libros, tenía el cabello corto de color marrón y ojos avellana, el nombre de aquel jovencito, era Marcos Sabil.


    Continuara…
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  12. Autor
    Armus09

    Armus09

    Registrado:
    3 Jul 2009
    Mensajes:
    1,260
    Temas:
    136
    Calificaciones:
    +1,185
    CAPITULO 86 FARY SONTHEIL (Parte 2)


    PERSPECTIVA: Tercera Persona

    Sus miradas se entrecruzaron, hubo un momento de silencio, Fary no tenía respuesta alguna para tal situación, alguien cercano a su edad se había detenido frente a ella, sin miedo y le estaba hablando.


    Pero para la pequeña era la primera vez algo así en tres años, por no mencionar que la persona a la que tenía ante sus ojos, no era una bruja, era un chico, mayores fueron sus razones para carecer de reacción alguna.


    — ¿Estas bien? –Le pregunta el muchacho.


    Cuando la joven volvió en sí, repentinamente toda esa carga negativa mental que soportaba de manera ardua repercute en ella físicamente al verse distraído por el muchacho, en consecuencia siente un dolor de cabeza acompañado de un severo agotamiento, desplomándose en el suelo.


    — ¡Oye!, ¡oye! –Exclama el chico tratando de despertarla.

    __________________________________________________________________​


    PRESENTE: Fary Sontheil (10 Años)


    El homúnculo de Beganez Arboguea, Wigket, yacía completamente herido y con solo una pierna, en medio de su regeneración, la niña prodigio ataca a su dueña con su cinta blanca, extendiéndose con elasticidad y poseyendo una punta comparable a una lanza, dirige su trayectoria a la sien de la Khuja.


    Pero el monstruo de origen alquímico interviene en el proceso, aun con su pierna restante regenerándose, salta a tiempo en el trayecto correcto para desviar el ataque de la niña, sacrificando en el progreso todo el lazo derecho de su abdomen, el cual enseguida comienza a regenerarse.


    —Estoy más que emocionada, este es el tipo de combate que deseaba, contra una bruja prodigio con un poder de Nivel A+, muy cercano a ascender a Nivel S y todo con la mera edad de 10 años, en verdad, me llena de satisfacción –Opina con regocijo Beganez con su mano en el pecho y los ojos cerrados —Por eso, también espero satisfacer dicha emoción en ti.


    Tras sus palabras, toma del cinturón que poseía varios frascos de cristal con preparados de alquimia en su interior, eligiendo uno de ellos, que poseía un líquido marrón, retira el corcho que cubre el recipiente y en su mano restante vierte aquel liquido el cual ninguna gota cae al suelo, pues esta había pasado a solidificarse en contacto con el mana de la bruja.


    La Khuja mirando fijamente a Fary, sonríe y luego arroja bien alto aquel compuesto alquímico solidificado, alcanzando esta una considerable altura óptima, sufre otra transformación, se expande para convertirse en una inmensa nube apostado por encima de la niña prodigio, la bruja Wicau podía sentir fuerte mana emitir de aquel fenómeno climático antinatural.


    —Déjame mostrarte, una probada de la alquimia Walgis –Dice la bruja de pelo verde con el chasquear de sus dedos.


    La nube deja caer de su interior, varias estalactitas puntiagudas a modo de lluvia, la cinta blanca de Fary gira velozmente alrededor de ella varias veces y crea un escudo mágico encima suyo como medida defensiva, su defensa repele cada proyectil arrojado de la nube alquímica de la Khuja.


    —Bien, ya entendí tu punto, dejémonos de pequeñeces –Comenta Beganez mirando fijamente a la nube con ojos serios.


    La nube comienza a achicarse y concentra todo su tamaño restante sobre Fary, creando de su interior una estalactita gigantesca de gran grosor con 5 metros de altura, descendía velozmente hacia la bruja Wicau, su impacto contra el suelo genera un descomunal daño como sacudida a la tierra, levantando en el proceso una cortina de polvo que alcanza varias distancias a la redonda.


    —Lo evadió sin problemas –Confirma la Khuja en sus pensamientos al sentir la presencia de Fary desplazándose en dirección hacia ella.


    Toma dos frascos de su cintura retirando el contenido de su interior, los líquidos albergados toman forma sólida en cada una de sus manos transformándose en un escudo, de su mano derecha un líquido grisáceo se convierte en un escudo de tierra con una dureza equivalente o mayor al granito y de su izquierda uno de color aguamarina adopta la forma de un escudo de cristal.


    Con ambos escudos producto de su alquimia e intensificados con la magia de fortalecimiento, se defiende los golpes enviados por la cinta de Fary, aunque la cortina de polvo seguía alrededor estorbando la visión, Beganez guiado con su percepción de la magia, le bastaba para saber dónde atacaba su rival.


    Se defendía de sus golpes sin contraatacar, pues solo hacía tiempo ya que su homúnculo se había regenerado por completo y estaba encaminando hacia la Wicau para darle pelea, ella tenía en mente que su criatura le atacase desde un lado, para así la Khuja darse la chance de atacarle desde el otro, con el fin de arrinconar a la prodigio en ambos lados, sin embargo…


    — ¿Qué es esta elevada concentración de poder mágico? –Se preguntó en sus pensamientos la bruja de pelo verde confusa.


    Un gigantesco rayo emerge desde los cielos de manera sorpresiva sobre la Khuja e impacta de forma exacta en su ubicación desencadenando otra ronda inmensa de estragos sobre la tierra.

    __________________________________________________________________​


    FLASHBACK: Fary Sontheil (7 Años)​


    Retomándonos en otra ocasión a sus recuerdos, la pequeña Fary a sus 7 años tras su primer encuentro con Marcos se desmaya del colapso.


    Descansando de forma cómoda por sus expresiones, se encontraba en la cama de alguna habitación a la que nunca había estado con anterioridad, abre sus ojos y levantándose mira alrededor.


    — ¿Dónde estoy? –Pregunta una somnolienta Fary.


    —Estamos en mi habitación –Responde Marcos quien se encontraba a su lado, sentado y leyendo un libro —Me diste un buen susto cuando te desmayaste, como no sabía qué hacer y mi casa estaba cerca, te lleve hasta allí y luego mi madre te atendió, por fortuna no tenías nada serio, según mama, parece que tu malestar es producto de un fuerte estrés.


    — ¿Tu madre es una curandera? –Pregunta ella.


    —No, es una bibliotecaria, pero ha leído bastantes libros, entre ellos algunas relacionados con la medicina normal como mágica y conociendo lo básico, supo que hacer en tu caso, si hubiera sido algo bastante serio, creo que habríamos necesitado si o si una curandera, por suerte, no fue el caso, a propósito, ¿ya te encuentras mejor?.


    No sentía dolor de cabeza o alguna aflicción de dicho síntoma en su cuerpo, estaba bastante recuperada, pues su mente había vuelto en equilibrio.


    —Antes de que preguntes, llevas 5 horas durmiendo.


    — ¿¡5 horas!? –Exclama la pequeña asombrada con preocupación.


    —Mírale el lado positivo, ya te sientes mejor, ¿no?.


    La niña se alegraba de ello, pues el sentimiento de aquel dolor extinto era agradable


    — ¡Es cierto!, olvide presentarme si quiera, que malos modales los míos, jeje, me llamo Marcos Sabil –Estrecha su mano hacia Fary.


    —Fary… Fary Sontheil –Responde la pequeña replicando la misma acción de Marcos de estrechar su mano sin conocer bien su significado.


    — ¿Fary?, que nombre más bonito, lo es tanto como tus ojos –Opina con sinceridad el chico, haciendo que ella se sonrojase y dijese “gracias” con cierta timidez.


    Nadie antes ajeno a su familia o los sirvientes de la mansión, habían elogiado el diferente color de sus ojos, por lo general su heterocromía era un rasgo que la hacía para muchos considerarla algo extraña, una víctima potencial de bravucones, pero dado a que ella era alguien fuerte, nadie se atrevía a burlársele, escuchar decir eso de la persona que tenía ante sus ojos, era una sensación más que agradable.


    En medio del momento, una mujer de larga cabellera marrón y ojos avellana ingresa a la habitación, se trataba de Hanna Sabil, la madre de Marcos, quien venía a comprobar el estado de la “huésped”.


    —Hola mama, buenas noticias, Fary se siente mejor –Le notifico su hijo a su madre.


    — ¿Así que nombre es Fary?, que adorable, me alegra saber que está bien, dime pequeña, ¿tienes hambre o sed?, puedo traerte algo si gustas.


    —E-estoy bien así, muchas gracias por su ayuda y la de su hijo –Agradece la niña con educación.


    Sin embargo, pese a aquel dolor había desaparecido, la pequeña aun sentía preocupación, si llevaba 5 horas en cama, su madre en su regreso de su trabajo, podría haberse dado cuenta de que ella no ha vuelto y se preocuparía por ello, por lo que Fary ya recuperada, se levanta de cama con el fin de volver a su hogar.


    Agradece nuevamente a la familia que le ayudo, Marcos le acompaña por la salida, pasando por supuesto, a la biblioteca que era atendida por Hanna, la pequeña estaba cautivada por la increíble cantidad de libros que había allí.

    __________________________________________________________________​


    En la entrada de la biblioteca “Del Saber” Marcos y Fary se despiden, pero antes de que ella emprendiera rumbo a su hogar, la niña con timidez le pregunta.


    —¿Podre… volver a verte?.


    — ¡Pues claro!, ¿por qué no se podría?, siendo sincero, eres la primera amiga bruja que he hecho, ¡siento algo de vergüenza el arruinar el momento con alguna tontería!, ¡jejeje!.


    —Amiga… -Repite ella la palabra con mucho apego.

    __________________________________________________________________​


    Ya era el atardecer y en medio del camino a su casa, Fary es interceptada por dos sirvientes de su familia centrado en su protección personal, una Cait pelinegra de vestiduras ligeras con dos dagas gemelas enfundados en su cintura y un Draconiano fortachón de cuero cabelludo rubio, que usaba una armadura ligera dejando su pecho al descubierto con sus pectorales al aire y portaba una pesada espada en su espalda.


    — Lady Fary, nos tenía preocupada, la ama se ha alterado bastante al ver que no regresaba, creía que había desaparecido y ordeno a todos los sirvientes a buscarle –Comunico la chica gata.


    —Lamento los problemas, sucedieron cosas, pero estoy bien –Comenta Fary.


    —Lo principal es que se encuentra bien, ahora debemos regresar a su hogar cuanto antes, la ama realmente se siente muy preocupada por usted –Dijo el Draconiano.

    __________________________________________________________________​


    De regreso a la mansión Sontheil, Jhuora abraza a su hija acariciándola de suma felicidad al ver que se encontraba a salvo, le pregunta con cierta agitación el donde estaba y el porqué de su breve “desaparición”.


    Fary explica brevemente que ella de regreso a su hogar, había colapsado por un intenso dolor que según la bruja de la familia que le había ayudado, era causada por un gran grado de estrés.


    Jhuora tan solo podía sentí absoluta culpabilidad, pues sabía que todo lo que hacía, pese a ser la mejor forma de fortalecer a su hija para el futuro que le aguardaba, era demasiada carga para alguien de su edad, abrazo a su hija y repitió varias veces “lo siento” entre lágrimas.


    — ¿Mama? –Pregunta la pequeña confusa al ver a su mama llorando.


    —Fui demasiada egoísta de mi parte, disculpa mi niña.


    Tras aquella declaración, Jhuora al ver las repercusiones negativas causadas en su hija a por su manera de “prepararla”, opta por aligerar aquellas responsabilidades, antes Fary tan solo descansaba los domingos, ahora todo el sábado y el domingo serían sus días de descanso. Los entrenamientos con su tutor de magia, ahora serian menos intensos, sostendrá combates de práctica contra él, pero con un nivel menor.


    Con estos cambios aplicados en su vida cotidiana, la pequeña Fary ya no reflejaba una estresante conducta contenida, pues se sentía emocionada ya que el fin de semana había llegado y tenía planes para ello.

    __________________________________________________________________​


    En un sábado por la mañana, la pequeña Sontheil despierta contenta preparándose para el día que tanto ansiaba, dado a que su madre estaba en El Consejo Wicau, les comunica a los sirvientes que estaría con una amistad, por lo que podría volver algo tarde.


    Corre emocionada hacia su lugar destinado, la biblioteca “Del Saber”, al entrar y ser atendido por Hanna, pregunta por Marcos, quien estaba lo bastante cerca, allí mismo perdido en la lectura de un libro.


    —Hola Marcos –Le saluda toda animada.


    —Hola Fary.


    — ¿Qué lees? –Pregunta con curiosidad.


    —Es un libro que detalla sobre monstruos, dado a que la mayoría se encuentra en sitios muy lejos de aquí como para ver uno en persona, se me da bien leer sobre ellos, por no mencionar que es más seguro, je.


    —Oh, monstruos…


    —Dime Fary, ¿te gusta leer?.


    —Leo muchos libros en la escuela, Marcos, ¿por qué tu no vas a la escuela?.


    —Bueno… digamos que no se permite la entrada a “personas como yo”.


    — ¿Por qué?, eres una buena persona, amable y te encanta leer.


    —Tampoco lo sé, mama solo me dijo que los sangre de bruja en Macur no pueden ir a la escuela.


    —¿”Sangre de bruja”?.


    —Pero no te preocupes, mama me brinda educación como si estuviera en una y leo alguno que otros libros para aprender.


    —¿No te aburre leer tanto?.


    —Al contrario, me gusta demasiado que pierdo la noción del tiempo y si no fuera por los aviso de mi mama, creo que estaría días leyendo uno hasta terminarlo por completo, simplemente, me fascina.


    —Los libros de la escuela son aburridos.


    —Hmmm… creo que tengo la solución para ese mal sabor literario.


    Marcos se levanta buscando en una estantería en concreto un libro especifico, regresa con dicho libro para mostrárselo a su amiga.


    —Te encantara este, es un libro que recompila muchos relatos y cuentos interesantes, uno de los que más me gustan es “Grog el rojo”.


    Fary tomo el libro y el primero que empezó a leer fue “Grog el rojo” por recomendación de Marcos, la pequeña sumergida en la lectura de aquellos escritos, sintió un gusto que no experimentaba con los libros de la escuela, pues los cuentos y relatos les parecían más entretenidos.


    Los dos pasaron su tiempo leyendo aquel libro e intercambiando opiniones sobre lo agradable que era, Fary quien no conocía muy bien la “amistad”, sintió un inmenso jubilo al estar en compañía de Marcos. Siendo el atardecer, Fary decide regresar a casa para no preocupar a su madre, se despide de su amigo el sangre de bruja, para volverse a encontrar con él al día siguiente.


    Ambos se volvieron casi inseparables y se veían todos los fines de semanas, pasaron semanas y meses, además de libros, gustaban pasar el rato en las calles de la ciudad, Marcos quien tenía amistades con algunos huérfanos sangre de bruja, invito a Fary junto a ellos a jugar juegos infantiles, como “las escondidas” y “la traes”, para la pequeña Sontheil, estos momentos eran inolvidables, pues no podía experimentar aquel agradable sentir con las niñas de su edad.


    Sin embargo, la vida no siempre hace que las cosas buenas perduren.

    __________________________________________________________________​


    En la residencia Sontheil, su madre con seriedad en su rostro, plática con su hija un tema de suma importancia el cual estaba centrado en ella.


    —Mi niña, me he enterado por los sirvientes, que aquella amistad con la que tanto pasas los sábados y domingo, es… un niño, ¿o me equivoco? –Pregunta ella como si contuviera su molestia.


    — ¡Si!, se llama Marcos, ¡es un gran amigo…!


    — ¡NO LO VUELVAS A VER!, ¡NUNCA!... –Exclamo su madre enfurecida interrumpiendo a su hija.


    — ¿Madre…?


    —Mi niña, siento decirte que Marcos, es un sangre de bruja.


    — ¿Sangre de bruja?.


    —Si, en esta ciudad los sangre de bruja no tienen la mejor reputación, solo puedo decirte que desde ahora, mantengas distancia de él y nunca jamás, reveles a nadie, que tuviste alguna relación con uno, la amistad con ellos, es algo que no debe salir de tu boca, ¿lo has entendido?.


    — ¡Pero mama!, ¡Marcos es amable y…!


    — ¡SUFICIENTE!, soy tu madre, hago esto por tu bien, por favor mi niña… no me desobedezcas, te lo suplico, somos la última existencia del linaje Sontheil, mis dos únicas hermanas han muerto y ya no puedo concebir más niños, eres lo más preciado en mi vida, y quiero lo mejor para ti.


    —Si madre… hare lo que pidas.


    Desde aquel día, Fary dejo de ver a Marcos, intento en secreto burlar las ordenes de su madre para encontrarse con él, pero Jhuora sabía que su pequeña haría caso omiso a sus palabras.


    A sus más leales sirvientes y guardaespaldas de la niña, les encomendó vigilarla y hacer que mantuviera las distancia con el sangre de bruja, detestaban hacerle eso a Fary, pero las órdenes de su ama eran algo que no podían desobedecer.


    Fary comenzó a sentirse triste, aunque las actividades de sus días se mantuvieron igual, llegado los fines semana, aquella pequeña animada y llena de vigor, ahora yacía desanimada y emocionalmente endeble, postrada en la cama de su habitación con el lagrimar de sus ojos.


    Su madre intento hacer que se relacionara y fuera amiga de brujas de su edad, pero ella no quería amistades “huecas”, ella quería experimentar la verdadera amistad de júbilo que sentía solo por una persona en concreto.

    __________________________________________________________________​


    Fary Sontheil (8 Años)​


    Para el día de su cumpleaños que había tocado en un domingo, solo podía sentirse profundamente decaída, preferiría estar en su cama que en el comedor, donde se llevaba a cabo un gran banquete en su honor con una apetitosa torta.


    Alguien toca la puerta de su habitación, se trataba del Draconiano sirviente que era su guardaespaldas, la pequeña responde con que le dejasen sola, pero el semihumano sabía que al decir las siguientes palabras, ella respondería a la puerta.


    —Traigo un regalo de una amistad suya, alguien con mucha fascinación “por los libros”.


    La pequeña Fary se levanta de su cama limpiando las lágrimas de sus ojos y abre la puerta recibiendo una pequeña caja de madera adornada arriba de esta con una cinta blanca.


    —Pensé que madre había dicho que me mantuvieras lejos de él –Dijo ella contenta.


    —Oh, lo hizo, pero nunca dijo nada sobre que no pudieras aceptar un regalo suyo el día de su cumpleaños –Le responde él buen semihumano guiñándole un ojo —Que conste que “mi compañera” también está implicado en este detalle, jejeje.


    Fary abraza a su guardaespaldas agradeciéndole por el gesto tanto a él como a la Cait que le sirven, deja a la pequeña con el presente de su amigo y se retira.


    La pequeña abre el regalo y su interior había un libro, no cualquiera, era el primero al que Marcos le había enseñado y logro despertar su interés en la lectura, era aquel que redactaba varios cuentos y relatos en su haber, su preferido, era “Grog el rojo”.


    —Marcos… -Dijo ella abrazando el presente de su gran amigo.

    __________________________________________________________________​


    A pesar de que aún no podía ver a Marcos, aferrándose en su obsequio ella encontró confort emocional, para los fines de semanas, leía y releía una y otra vez, cada página de su contenido con el fin de mantener aquellos agradables emociones.


    Repetía esto cotidianamente, más nunca conocía el aburrimiento al querer revivir cada segmento de aquellos recuerdos con Marcos, tenía la esperanza de que algún día volvería a estar con el cómo en aquellos días, aun si debía esperar años para ello, con solo esa idea en mente, sentía que podría soportar esta angustia de estar alejada de él.

    __________________________________________________________________​


    Un día de regreso de la escuela, la pequeña Fary antes de su práctica de magia con su instructor privado, anhela ver el libro una vez más antes de la lección de hoy, pero para su agobio, este había desaparecido, ella siempre lo ocultaba bajo su cama.


    —Fary, mi niña –Le habla su madre tras tocar la puerta.


    Al abrir la puerta, se encuentra con su madre con aquella misma expresión de seriedad de aquel día cuando le prohibió rotundamente nunca más ver a Marcos.


    —Hija, acompáñame.


    —Si… madre.


    Obedecía a su madre sin discutir, pero sentía en el aire esa presión de un mal augurio, algo inquietante se asomaba y la pequeña Fary temía lo peor. Su madre la había llevado hasta un amplio salón, mismo donde yacía su instructor de magia privado y donde se llevaban a cabo las lecciones.


    —Antes de que tu lección de hoy comience, hija, podrías decirme, ¿qué es “esto”? –Enseño su madre en sus manos la caja regalo de Marcos.


    Fary miro estupefacta tal pesadillesca situación.


    —Adentro hay un libro, eso me recuerda, el sangre de bruja con quien solías juntarte… su madre dirige una biblioteca –Miraba ella la caja con repelús.


    —Madre… por favor… no…


    —Hija, te lo había dicho antes, sé que es difícil para ti aceptarlo, pero es por tu propio bien, no puedes bajo ninguna circunstancia… ¡tener algo que te relacione con él!.


    Tras aquella declaración, Jhuora arroja la caja hacia arriba, acto seguido realiza el encantamiento 54 “Bola Ígnea” y lanza una bola de fuego hacia el preciado obsequio, destrozándolo en llamas. La pequeña Fary solo podía sentir una cosa, devastación pura, de todas aquellas emociones jubilosas, acompañadas de sus esperanzas, cae de rodillas mirando con decepción el suelo.


    — ¡Levántate!, debes ser fuerte mi hija, ¡por el bien del linaje Sontheil!.


    Pero sin importar cuanto le ordenase a todo pulmón su madre de volver en sí, su hija estaba inmersa en su decaída, ignorante de todo lo que sucedía a su alrededor.


    — ¿Fary?, ¿hija? –Le hablaba Jhuora en vano — ¡Usted! –Señala al instructor —Atáquela.


    — ¿Cómo dice? –Reacciona él abrumado de dicha orden.


    —Ya me ha escuchado, necesito que haga despertar a mi hija de su demacrado estado emocional, atáquela.


    —Pero, mi señora, eso…


    — ¿Qué?, ¿acaso escuche un “pero”?.


    La mirada y tono desafiante de la Sontheil adulta hicieron que el instructor obedeciese sin vacilar, situándose al frente, adopta una posición de pelea, aun sentía nervios de atacar a Fary, sobre todo en su fatal estado, pero su carrera como instructor podría verse afectado si no obedecía a su contratista.


    —En verdad, lamento hacer esto…


    Comienza a concretar poder mágico en su puño izquierdo, mientras Fary seguía aun en shock por tal suceso, en eso, un pedazo de la cinta blanca procedente de la caja obsequio de Marcos, cae cerca de ella, la pequeña reaccionando al verlo lo recoge con ambas manos, estaba algo chamuscada, pero al ver que algo de aquel bello recuerdo seguía intacto, ella se emociona desde el fondo de su ser.


    —Marcos…


    En sus pensamientos repitió su nombre mientras abrazaba con los ojos cerrados aquel sobreviviente fragmento de obsequio su preciado amigo, los recuerdos de sus días se envolvieron en su mente y en consecuencia, su cuerpo por voluntad propia manifiesta un aura de su mana que cubre también la cinta blanca.


    —Marcos… por ti… voy a luchar… porque aun… quiero verte… aun… deseo volver a estar contigo… aun… te necesito...


    El instructor canalizando parte de su magia en su puño izquierdo, lanza un ataque a distancia dando un puñetazo en el aire que dispara un proyectil de mana con la forma de su mismo puño en dirección hacia Fary.


    La cinta blanca reaccionando con el mana de la pequeña, sufre una inexplicable transformación, todo el daño de quemadura que poseía desaparece sin dejar rastro alguno, y luego crece de tamaño enredándose en todo el brazo derecho de Fary, tal transformación también afecto su cabello, su crecida cabellera negra le surgieron mechones de color platino.


    La cinta gira velozmente por su cuenta creando un escudo mágico que protege a su portadora del proyectil y acto seguido, con el movimiento de su dueña, ataca al instructor extendiéndose rápidamente hacia él y deteniéndose justo a unos centímetros de su rostro, deleitando una punta tan afilada como una lanza, lo que hizo que el tutor privado cayese de espalda al suelo.


    Fary se había puesto de pie, la fuerte aura que envolvía su cuerpo denotaba un formidable poder mágico para su edad, su madre estaba más que asombrada, incluso noto algo que le resulto curioso ante los cambios físicos manifestados en su cabello, aquel color platino en sus mechones eran de su progenitor masculino, pues el padre de Fary era alguien con el cabello de dicho color, no solo había heredado su ojo azul, sino incluso otros rasgos suyo.


    —Seré fuerte, lo hare, por ti… Marcos, hasta que volvamos a estar juntos como en aquellos días –Dijo en su mente con las caricias de la cinta en su rostro.


    Era un suceso inexplicable, la cinta no era una materialización temporal, tal objeto había sufrido una transformación permanente que le hizo enlazarse de forma espiritual a la pequeña Fary, como si fuera una parte más de su cuerpo, una parte “viviente”.


    Muchos eruditos y científicos que estudian la magia en sí, aun encuentran muchos hechos sin explicar con respeto al tema. Una teoría sostiene, que la magia puede verse influenciada por las emociones en sí, con la auténtica intensidad de una emoción en concreto, esta puede influir y convertirse en el epicentro de un fenómeno único.

    __________________________________________________________________​


    PRESENTE: Fary Sontheil (10 Años)​


    De regreso al presente, un rayo había caído sobre la Khuja, cuando todo el polvo levantado en el aire finalmente se disipa, se revela como Beganez había juntado sus dos escudos y levantándolos hacia arriba, los uso para defenderse de tal devastador ataque eléctrico, por supuesto aunque logro repelerlo con éxito, había recibido cierto daño de aquel impacto, sin embargo, ese fue el plan de Fary.


    Con su cinta blanca, había aprovechado ese momento en que ella levanto sus escudos para defenderse del rayo y le apuñalo en su pecho, directo a su corazón.


    —Usar un encantamiento de Astado de grado B… como una artimaña… y seguir respirando… eres fuerte… descendiente de Úrsula Sontheil… no… Fary Sontheil…


    La joven Fary jadeaba intensamente pero seguía totalmente en pie sin problema alguno, pues aquel encantamiento era algo pesado de ejercer, más tomando en cuenta que había realizado varios otros encantamiento que desgastaron parte de su mana, aquello era una hazaña para una bruja Wicau de su edad.


    Beganez Arboguea cae al suelo muriendo y desapareciendo en partículas de luz, su homúnculo al no sentir a su dueña, regresa a su forma de piedra rombo color verde, la bruja prodigio había ganado el asalto.

    __________________________________________________________________​


    Con el pasar de las horas, las demás brujas Wicau vencieron en sus combates, la segunda en ganar su pelea fue Aymie Nigme y luego la tercera integrante gana la suya, completándose así la victoria definitiva de las brujas Wicau.


    Siendo transportadas de regreso a la plataforma del coliseo, las representantes victoriosas son invocadas encima de esta, caso contrario al equipo derrotado, que son devueltas del Magnus Kali fuera de esta. El público grita eufórico, pues la culminación de entre estos dos aquelarres fue una emoción única que solo podía verse cada 5 años, con algo de suerte.


    —Fue un gran combate, representantes de Wicau –Dice Beganez Arboguea a sus rivales —Ha sido un placer luchar, ansiamos volver a repetirlo alguna vez, aunque creo que es dudoso que vuelva a ocurrir, adiós y mucha suerte en sus futuras luchas.


    Dicho eso, la líder representante del aquelarre Walgis se marcha junto a sus compañeras camino hacia la salida del coliseo, mientras que las jóvenes Wicau son aclamadas por el público, Fary sin siquiera prestar atención a los elogios o mostrar alguna reacción de satisfacción en concreto, se baja de la plataforma marchándose a la salida del sitio.


    — ¿Cuál es su problema?, ¿no puede siquiera disfrutar del momento?, que chica tan rara –Opina una de sus compañeras de equipo.


    —Déjala en paz, tiene tanto derecho a hacer lo que quiera –Comenta Aymie por su parte —Para ella… esta lucha nunca tuvo la menor intención de ser por la gloria o reconocimiento, en sus ojos lo noto, no hay “deseo” o “pasión” por lo que hace, no es sincera consigo misma.


    Fary se marchó del coliseo en medio del anuncio de la victoria de su equipo por la Eldar Carina quien dedico palabras de entusiasmo al combate llevado a cabo entre ambos bandos, a ella no le importaba esas cosas, a ella solo le interesaba una cosa, o más bien, a alguien en concreto.


    Caminando por las calles de Macur la cual estaban casi desolado de gente, dado a que muchísimos de ellos yacían en el evento del día de hoy, la joven prodigio recuerda algo inquietante, algo referente a su pasado que esperaba olvidar.

    __________________________________________________________________​


    FLASHBACK: Fary Sontheil (7 Años)​


    Fragmentos breves y confusos, nos lleva a un recuerdo de ella de hace tres años, en aquellos días en que jugaba con Marcos por las calles Macur, la escena nos deleita un momento trágico situado en un callejón de la ciudad, con Marcos tirado en el suelo boca arriba, inconsciente y la pequeña Fary a su lado de rodillas tratando de despertarle entre lágrimas, sumida en una intensa desesperación.


    — ¡Marcos!, ¡Marcos!, ¡Por favor despierta!...


    Fary poniendo su mano en la cabeza del chico, siente una roja humedad cubrir su palma, era la sangre de él, un sangrado leve pero mortal, causado por un fuerte trauma en concreto en su cabeza, el muchacho seguía respirando, pero estaba en un grave estado, pues los traumas de cráneo con leves sangrado eran señal de una posible contusión cerebral que desemboca mayormente en la muerte de la víctima.


    —No… ¡Marcos!... no quiero perderte… ¡por favor!, ¡que alguien me ayude!, ¡QUIEN SEA!...


    Su llamado atrae la atención de un enigmático individuo de túnica marrón con capucha, quien situándose al lado del muchacho herido, se arrodilla con una pierna y acerca una de sus manos revelando tener una inusual piel azul, colocando la palma sobre donde yace la herida, al cabo de solo unos segundo, la retira y Marcos reacciona con un leve gemir aunque aún permanecía inconsciente, tal herida había sido curado y el chico en cuestión ya estaba totalmente fuera de peligro.


    —Gracias… ¡muchas gracias!... ¡en verdad se lo agradezco mucho!...


    El enigmático hombre susurra unas palabras que solo ella escucha y luego se retira dejándolo a los dos solos.


    __________________________________________________________________​


    PRESENTE: Fary Sontheil (10 Años)​


    —Nunca más, dejare que algo malo vuelva a ocurrirte, Marcos –Declara tales palabras con el tocar de la cinta blanca en su rostro.


    Continuara…



    EPILOGO 1:​


    PERSPECTIVA: Rozuel Drayt


    La batalla entre representantes de dos aquelarres antiguos ha finalizado, ahora nos tocaba a nosotros subir al escenario y dar lo mejor en esta lucha.


    —Buena suerte, las chicas y yo te apoyaremos –Dice Rirac señalando a sus compañeras quienes estaban muy cerca.


    Pero no era la única, Geha Guilbluez del aquelarre Belganes junto a sus dos compañeras también estaba allí como espectadora, y no hace falta olvidar que Valee Diavantora y las suyas también yacían presentes, todas ellas, rivales anteriores, ahora nos brindaban su apoyo incondicional.


    —Sí que será algo que quedara para la posteridad –Opino Liha.


    Tanto ella, como Livia, yo (y Allum), marchamos hacia la plataforma encontrándonos cara a cara con nuestros rivales, los representantes del aquelarre Grimar, su líder me miraba ansiosa por hacerme sufrir en el encuentro, pues yo le devolvía la mirada con la misma agresividad visual.


    La Eldar da un breve discurso y finalmente se da por iniciado esta contienda, el Magnus Kali brilla con intensidad, pero algo extraño ocurre, al hacerlo por lo general éramos absorbido al instante, pero en esta ocasión, no lo hacía.


    ¡De pronto!, del suelo arenoso del mismo estadio salen disparados de ella, varios fragmentos de cristales blanquecinos flotantes, dichas piezas se unen para formar un cristal completo de forma rómbica y este se eleva por encima hasta alcanzar una determinada altura en concreto, acto seguido una barrera domo se crea por medio de aquel misterioso cristal cubriendo a todo el estadio como si nos encerraran.


    —Ahora si no dudo, de que será algo que quedara para la posteridad –Dije en voz alta.


    EPILOGO 2:​


    PERSPECTIVA: Tercera Persona


    Ubicación desconocía de algún subsuelo en el que se hayan reunidos numerosos sangre de bruja, el enigmático encapuchado de negro, quien yacía sentado sobre gruesas cajas pesadas aun selladas, se pone de pie bajando de estas y levantando su mano derecha las abre a todas al mismo tiempo de forma sobrenatural, los sangre de bruja presentes se acercan a las ya abiertas cajas tomando los artefactos mágicos de su interior.


    — La energía acumulada de los combates ha sido más que satisfactorio, con esto… ¡los preparativos están completo!, ¡llego la hora! –Exclamo con el levantar de ambos brazos.


    Tres puertas a modo de portal surgen del mismo sitio con la finalidad de ser usado por los sangre de bruja para cruzarlos y ser llevado a las calles de Macur.


    — ¡Marchen mis queridos sangre de bruja y hagan que Macur reconozcan su existencia!, que empiece el caos…


    Continuara…
     
    • Me gusta Me gusta x 1
    Última edición: 5 Jun 2017
  13. Autor
    Armus09

    Armus09

    Registrado:
    3 Jul 2009
    Mensajes:
    1,260
    Temas:
    136
    Calificaciones:
    +1,185
    CAPITULO 87 LA IDENTIDAD DE JACK


    PERSPECTIVA: Tercera Persona

    En las calles de Macur, la poca gente que circulaba es testigo de cómo tres misteriosas puertas negras surgen del suelo, estas se abren surgiendo de su interior numerosos sangre de bruja armados con artefactos mágicos quienes al exclamo de “al ataque” desatan el disturbio.


    Las brujas guardianas Wixau cercanas notando tal actividad responden contra los agresores, pero viendo que su número era solo de 6 y los sangre de bruja en sus filas eran más de tres docenas, optaron por enviar un mensaje de alerta y ayuda.


    — ¡Rápido, envíalo! –Ordena una de las Wixau


    Con un arco en manos, apunta hacia el cielo, disparando una flecha cuya punta era de un cristal rojo, al alcanzar una elevada altura, la punta de cristal imbuido con el mana de su usuaria, se hace pedazos manifestando una pequeña pero intensa esfera de luz roja en el cielo que deslumbra en todo Macur con un fulgor de su color.


    La punta de cristal de la flecha era de naturaleza mágica, al contacto con el mana de su arquera, expone un conteo automático para “activar” su efecto, que consiste en liberar una esfera de luz a modo de una bengala como señal en el cielo, la Wixau utiliza este medio como estrategia para enviar señales rápidas de comunicación a los suyos para informar de situaciones esenciales en relación en torno a Macur.


    Dependiendo de que flecha de punta de cristal de color es utilizado, cada una alberga una señal específica con un contexto exacto, solo se conocen tres colores; blanco, azul y rojo.


    BLANCO: Para informar que una situación está bajo control.


    AZUL: Utilizados para informar sobre amenazas y/o criminales hallados en suelo de Macur, nivel de amenaza moderada.


    ROJO: Aviso de numerosas fuerzas hostiles o invasión elevadamente amenazante en Macur.


    La Wixau del cuartel no tardó en percatarse de la señal, entre ellas estaba la sargento Madaleg Vesh.


    —Luz roja, y a esa distancia… ¡el enemigo está en las calles de Macur! –Exclama la sargento.


    — ¡Mi señora, la mitad de nuestras fuerzas yacen en el coliseo, la capitana también se encuentra allí! –Informa una de sus subordinadas.


    —Ruego porque hallan visto la señal, en cualquier caso, ¡envíen un mensajero e informen a la capitana Nigme! –Ordena la sargento.


    — ¡Mi señora!, ¡mire!, ¡ESO ES…!


    Una segunda puerta negra surge del suelo, saliendo de su interior otras docenas de sangre de bruja armados con artefactos mágicos.


    —Sangre de bruja, debí suponerlo que este día llegaría, ¡Guardianas Wixau en posiciones, defiendan este sitio con su vida de ser necesaria! –Ordena Madaleg Vesh a sus guardianas subordinadas.


    La Wixau contaba con su magia natural, equipamiento armamentístico de calidad y los 1000 encantamientos de Astado de su lado, los sangre de bruja se la apañaban con sus artefactos mágicos, contando variedad de armas mágicas en sus filas que iban desde lanzas que invocaban el poder del hielo, arcos que disparaban proyectiles ígneos, escudos que desataban barrera capaces de reflejar ataques mágicos y entre otros. Una intensa lucha se desata entre ambas facciones


    __________________________________________________________________​



    PERSPECTIVA: Rozuel Drayt


    Una barrera domo mágica gigantesca cubrió todo el coliseo, estábamos atrapados, la guardia Wixau del lugar intentando lidiar con este fenómeno, se percata de que la “dureza” de su defensa sobrepasa a sus poderes, pues sus encantamientos y armas eran completamente inútiles y no le hacían nada de notable daño.


    Luego enfocaron su atención en el cristal rómbico flotante que había invocado dicha barrera, con la evidente intención de destruirlo, pero incluso dicho objeto estaba fuertemente protegido por un escudo personal aún más fuerte que la que encerraba a todo el mundo aquí.


    El público no tardo en entrar en pánico, algunos gritaban horrorizados exclamando que algo terrible se iba a cernir sobre ellos, para Liha y yo, nuestra preocupación fue otra, en medio de toda esta conmoción, dejado de los pies de Livia surge un círculo mágico.


    — ¿Q-que está ocurriendo?, mi cuerpo… no puedo moverlo –Dice ella completamente paralizada.


    — ¡Livia! –Exclama la bruja de cabellera naranja corriendo a socorrerla.


    Sin embargo, así como de la nada el círculo apareció, también desapareció y se llevó consigo a Livia.


    —No siento la presencia de Livia… ha desaparecido en su totalidad –Afirma Liha.


    Observe como Brala Nigme, quien vigilaba los alrededores del coliseo junto a un buen puñado de las suyas, baja hacia el lugar donde se encontraba la Eldar Carina, informándole quizás de lo difícil que era destruir la barrera.


    Luego de eso, una intensa luz roja se ilumino en el cielo, era como una bengala, no entendía que significaba, pero todas las brujas de este aquelarre parecían mirar aquella luz con cierta inquietud.


    — ¡Su atención por favor! –Hablo la Eldar Carina tratando de calmar a todos —¡Al parecer una fuerza hostil que aún desconocemos de quien se trata, ha invadido el suelo de Macur!, ¡por favor, mantengan la calma y dejen que la Wixau se ocupe de esto, hemos pasado por situaciones peores y el aquelarre Wicau no caerá fácilmente!.


    Sus palabras inspiraron cierta tranquilidad en el público, eran menos gritones ahora, es una pena que su mensaje no quitara la idiotez en “ciertas personas”.


    —¿¡Que estas sucediendo!?, ¿¡esto es cosa tuya sangre de bruja!? –Exclama con prepotencia la líder de los representantes de Grimar.


    — ¡Ni yo tengo la más mínima idea de lo que está pasando y tu andas molestando con idioteces!, ¡vete a joder a otra parte, loca rematada con delirios de grandeza! –Le grite de mi parte.


    Se puso molesta, tanto como para empezar a insultar, pero ni atención le prestaba, pues me centre en Livia y lo que sea que estaba ocurriendo aquí.


    —“¿Qué piensa amo?” –Pregunta Allum quien estaba en mi hombro derecho.


    —No lo sé, todo está ocurriendo bastante rápido y ni sabría por dónde comenzar –Dije.


    —Livia fue teletransportado con una magia bastante complejo de espacio y tiempo, quien hizo todo esto no es alguien cualquiera, tiene un ingenioso conocimiento como buenos recursos mágicos a su disposición y se tomó bastante de su tiempo para prepararse con anticipación, lidiamos con alguien o algunos potencialmente… problemático –Dedujo Liha.


    Pensativo en ello, otro circulo como el que se llevó a Livia, surge del suelo y en esta ocasión sobre mis pies, me había paralizado por completo y una fuerza de repulsión empuja a Allum de mi hombro como si este hechizo hubiera sido invocado para solo enfocarse en mí.


    —“¡Amo!” –Exclama un alterado Allum al verse empujado pocos metros por los aires y separado de mí.


    Como a Livia, esta cosa también me llevo consigo, fui teletransportado, una intensa luz semejante al flash de una potente cámara digital, cegó mi vista por un momento, para cuando abrí mis ojos, me sorprendí al ver en donde me encontraba, estaba en las calles de Macur, me había enviado fuera del coliseo, pero entonces note la inquietante vista de mi alrededor.


    Daños estructurales causadas por una fuerza determinante y fuego se habían hecho con algunos edificios, parecía la escena sacada de una desenfrenada lucha, en el suelo note cadáveres, algunas eran de brujas de la Wixau y otros eran de chicos jóvenes y adolescentes, en sus cuerpos note que llevaban artefactos mágicos, cada uno de ellos.


    —No puede ser… son… ¿sangre de bruja?.


    Mi mente maquinaba de forma imaginativa lo que pudo haber ocurrido y lo que desemboco en este paisaje macabro, ¿realmente está sucediendo?, eran como las palabras de Rudy, aquel sangre de bruja rubio que conocí en el cementerio.


    —“Como un sangre de bruja forastero que eres, contéstame lo siguiente, si las cosas en Macur llegasen a desencadenar en una lucha sin cuartel entre brujas y sangre de brujas, ¿qué harías tú?, ¿intervenir o ignorarlo?, si llegara a ser lo primero, ¿de qué lado estarías?” –Fueron las palabras que Rudy dirigió a mí.


    Que las cosas desembocaran en esto, es algo bastante tedioso, mirando los artefactos mágicos, me percato de que son bastante buenos, no eran artefactos de baja calidad o basura, si pienso que cada uno de ellos porta uno así y fueran numerosos, ¿acaso los sangre de bruja poseían en secreto una buena economía y todo este tiempo planearon este momento?, antes de que pudiera indagar más de ello en mis pensamientos, alguien se me apareció de frente.


    Era el encapuchado de las zarpas metálicas adheridos a un guantelete color escarlata de su brazo derecho, estaba quieto allí, mirándome fijamente, si tuviera que añadir con respeto a lo que está ocurriendo, comenzaría por sospechar que “él” es el causante de todo esto, con mi AK-47 en manos le apunte al encapuchado, pero detengo mi intenciones de acribillarlo, cuando de su mano me muestra una hoja de papel en blanco, acto seguido arroja el papel el cual vuela lentamente hacia mi dirección cayendo en mis manos.


    — ¿Qué dem…?


    Letras surgen de forma sobrenatural en la hoja, en ellas ponían algo inquietante; “Si quieres volver a ver a tu compañera, Livia, sigue el camino”. Cuando voltee por respuestas de lo que significaba esto al enigmático encapuchado, este ya había desaparecido.


    —“Sigue el camino”, ¿cuál camino?.


    Energía mágica fluía de la hoja, estaba impregnada de mana, fue entonces que me percate que la total naturaleza de este objeto era absolutamente mágica, pues en el aire una neblina etérea se manifestaba del mismo ítem en cuestión marcando un rumbo exacto que tomar, ahora entendía mejor a que se refería con “sigue el camino”.


    __________________________________________________________________​



    Siguiendo por las caóticas calles, incluso civiles sean brujas o magos, habían caído víctima de este conflicto civil, pocos eran sus cuerpos sin vida que decoraban el suelo, pero bastaba para entender la magnitud de lo que este evento se estaba volviendo.


    Y para mi desgracia, incluso en mi trayectoria me vi obligado a cruzarme en medio de esta lucha, a pocos metros de mí, observe que estaban en plena batalla, tres brujas de la Wixau luchando contra un sangre de bruja armado con una espada mágica, una de las brujas usaba una ballesta encantada que disparaba continuamente virotes reforzado con magia aumentando no solo el poder se su penetración, sino incluso de su velocidad, pero el sangre de bruja no era lento y lograba evadirlos.


    —¿¡Cómo pueden estos fenómenos ser así de fuertes!?, ¡es ridículo!, ¡ni siquiera son magos! –Se quejaba la bruja de la ballesta.


    Ellas desconocían la verdadera habilidad de los nuestros, la bruja de la ballesta inmersa en sus quejas seguía disparando hasta que los virotes se acabaron, iba a reemplazar los proyectiles físicos con hechos de su propio mana, pero antes de que pudiera actuar, en su breve distracción para concentrarse en su arma y crear los virotes con su energía mágica, el sangre de bruja se le arremete de frente con un espadazo en el vientre.


    El corte resulta tan profundo que se lo abre y gran parte del contenido visceral de su interior sale hacia afuera decorando el suelo, la bruja cae de rodillas en estado moribundo y el joven no-mago levanta su arma dándole el último golpe para acabar con ella.


    Sin embargo, de las dos brujas Wixau restantes, una de ellas se le aparece sorpresivamente a un costado y le hunde su espada fina en el abdomen derecho, el sangre de bruja reacciona y lleva su arma contra ella, para entonces la bruja agresora retrocede y toma distancia evitando su ataque.


    El chico mirando fijamente con rabia a quien le hizo la herida, concentra su atención en ella, soportando el dolor y la hemorragia de la apuñalada recibida, insistía en seguir luchando, pero luego detiene aquellos esfuerzos cuando de repente escurre sangre de su boca, sus manos empezaban a temblar, sentía que le costaba respirar e inmediatamente cayó al suelo, temblaba como si sintiera frio y de a poco, empezaba a mermar sus movimientos para finalmente detenerse, había muerto.


    ¿La apuñalada le dio en una zona crítica?, no era solo eso, mirando fijamente la espada fina de la Wixau, la delgada hoja que parecía la aguja de un reloj, deleitaba un sospechoso líquido de posible veneno en la misma, no solo había herido a ese tipo, sino incluso envenado a la vez, si el veneno mato en cuestión de un minuto a un sujeto que en aspecto calculo que tenía el doble de mi edad, esa letal toxina de llegar a tocar mi organismo, seguro que sucumbiría en segundos.


    — ¡Por allí, allá hay otro! –Una de las brujas me avista.


    —Espera un momento… ¿no es ese el mocosos sangre de bruja que participa en la competencia? -Formula la segunda de ellas.


    —¡Y ahora forma parte de este vil ataque!, ¡tras él!.


    — ¡Oigan esperen!, ¡yo no tengo nada que ver en esto! –Exclame tratando de explicarles ese malentendido.


    Pero toda palabra era inútil, para ellas “era otro enemigo que eliminar”, sin Allum a mi lado, tendría que encargarme de estas entrometidas por mi cuenta y así poder seguir ese camino etéreo, ambas brujas no perdieron el tiempo y me lanzaron uno de esos encantamientos de Astado a la vez.


    —“Encantamiento Numero 57: Trueno veloz” –Pronuncian las dos brujas a la vez lanzándome un descarga eléctrica de sus manos.


    —“Intense Iron – Modo Knight”.


    Recubrí mi cuerpo con la armadura potenciado mis cualidades físicas y evado por milagro a tiempo aquel ataque, acto seguido apunte con mi AK-47 a una de ellas, disparando en modo semiautomático y dándole en la rodilla derecha, lo que la deja incapacitada y fuera de combate.


    — ¡Miserable pedazo de…!


    Antes de que pudiera terminar de formular su oración, recibe un disparo en el abdomen, por fortuna atine en una zona que no comprometiera un órgano vital, me acerque a ella quien parecía insistir en seguir dando pelea y antes de que pudiera hacer algo contra mí, le coloque el cañón de mi arma en su rostro obligándola a rendirse, ella arroja su espada al suelo y luego le doy con la culata del rifle en la nuca dejándola inconsciente.


    Había logrado vencer a las dos brujas sin haberlas matado, no sé porque tuve cautela de no quitarles la vida, pero ahora no tenía tiempo para pensar en ello, seguí a aquel camino con el fin de salvar a mi compañera de equipo, sé que la ciudad tiene sus problemas, pero esos son asuntos de este aquelarre, yo solo estoy atendiendo los míos y de Windaz.


    __________________________________________________________________​



    El camino me llevo hasta una plaza de la ciudad, reconocía este sitio, fue aquel que Ermando me hizo conocer aquel día en que nos vimos por primera vez, la niebla etérea desaparece y el papel con el mensaje se hace cenizas, no había duda, este será el lugar al que quería atraerme y la prueba definitiva de ello, estaba en el encapuchado que yacía a unos pocos metros en frente de mí.


    Pero este encapuchado no llevaba aquel artefacto mágico de zarpas metálicas, sus manos las cuales estaban completamente vendadas, yacían desarmadas, quizás por ahora, como lo veía desarmado o porque aún no me había atacado, deduje que estaba interesado en abrir dialogo, de modo que desequipe mi Intense Iron, por ahora.


    —Tú debes ser, Jack, supongo, ¿o no? –Inicie la charla.


    —Supones bien, a medias –Responde él.


    —¿Qué quieres decir?, ¿podría ser… que “Jack” realmente no sea solo una persona?.


    —Sí, es tal y como es, “nosotros” somos “Jack”.


    De modo que la bruja de Brala Nigme tuvo razón con su hipótesis de que Jack era un grupo de asesinos, en lugar de uno solo.


    — ¿Tienes si quiera la menor idea de lo que has hecho?, todo este embrollo, lo del estadio y la guerra que los sangre de bruja y brujas se están dando en las calles de Macur, ¿¡tienes siquiera la mínima idea de las consecuencias que has provocado!? –Le pregunte molesto —No sé si querías hacerte el héroe o lo que sea, pero tú “revolución” por no llamarlo un “desastre total”, no hará más que afectar aun peor la imagen de los sangre de bruja, felicidades idiota, los has jodido aún más de lo que estaban.


    —Son ellos quienes tenían la voluntad para aceptar o rechazar este “movimiento”, el simple hecho de que Macur se encuentre ahora en medio de una zona de batalla, refleja lo que ellos realmente han querido hacer todo este tiempo, así son las cosas –Argumento “Jack”.


    — ¡Porque tú los llevaste a esto!, ¿te habrías preguntado qué hubiera pasado si “Jack” no hubiera hecho de las suyas?, ¡estoy seguro de que habrían estado mejor sin ti!.


    —Solo acelere lo inevitable, las brujas siempre han visto de manera inferior a los tuyos y a los míos, solo era cuestión de tiempo, una convivencia entre ambos ya es inútil a estas alturas, el pasado de la historia en torno a ellas, lo deja bastante en claro, somos una existencia “aberrante” para sus ojos, para su dios, nos consideran un “error” que debe ser corregido con el tiempo, ¿tu aceptas ese destino?, ¿aquel que abraza a ser un mero “marginado” de las brujas?, yo no.


    — ¡Pero esta no es la solución definitiva!, ¡si atacas primero, les demuestras todo lo que ellas quieres que seas!, ¡por muy “noble” que tus intenciones hayan sido, vuelvo a repetírtelo!, acabas de joderles la vida a esos sangre de bruja, ¡a cada uno de ellos!, incluso a aquellos que ni siquiera están involucrados en este “movimiento” tuyo, les has arruinado la más mínima pizca de esperanza que tenían de vivir con tranquilidad –Le apunte con mi rifle luego de declarar aquellas palabras.


    — ¿Crees que matándome conseguirás que perdonen al resto?.


    —No lo creo, pero al menos acabare con algo de esta locura, antes de que dispare directo a tu cráneo, ¿por qué no muestras tu cara de una maldita vez?, no tiene sentido seguir jugando al “asesino misterioso” con estas circunstancias.


    —Tienes razón, lo hare, te mostrare, mi verdadero rostro.


    Cuando se quitó aquella capucha para exhibir su auténtica cara, el solo ver quien era, me dejo perplejo, quería creer que era una broma de mal gusto, que el aclamado “destino” le encanta escupir en la cara de las personas, burlándose de ellas con situaciones como estas, pero otra vez, debo entender, que esta era la realidad, la dura y cruda realidad.


    __________________________________________________________________​



    PERSPECTIVA: Tercera Persona


    El rostro estupefacto de Rozuel era incapaz de definir la magnitud de su conmoción emocional, aunque no sufría ninguna lesión psicológica ante tal “revelación”, no podía evitar sentir un profundo desdén por las circunstancias que llevaron a esto.


    No podía evitar repugnar al mismo destino en que el que poco y casi nada creía, por hacer que el rumbo elegido lo llevara a apuntar con su AK-47 al presunto asesino, un muchacho adolecente pelinegro cuyos ojos los tenia vendados, aquellos rasgos indistinguibles tan solo los reconocía en una persona en concreto.


    —Ermando… -Cito con agobio su nombre revelando la auténtica identidad de Jack — Pensé que habías… ¿cómo es que sigues…?


    —Incluso los muertos, reniegan de un descanso justo, hasta saldar las cuentas en vida.


    Continuara…
     
    • Me gusta Me gusta x 1
    Última edición: 12 Jun 2017
  14. The Maxter

    The Maxter

    Registrado:
    23 Abr 2015
    Mensajes:
    212
    Temas:
    6
    Calificaciones:
    +120
    Lo sabia!!! sabia que ernando ocultaba algo!!!
    buen capitulo armus esperare el siguiente con ancias de saber como termina esto
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  15. Autor
    Armus09

    Armus09

    Registrado:
    3 Jul 2009
    Mensajes:
    1,260
    Temas:
    136
    Calificaciones:
    +1,185
    CAPITULO 88 INEVITABLE CONFRONTACIÓN


    PERSPECTIVA: Rozuel Drayt


    Pensar que la identidad del causante de todo este estrago, de toda la furia y desdén de los marginados expresando su inconformidad con violencia en masa, resultara ser la persona que menos me esperaba, en verdad, costaba de creerlo, pero allí estaba ante mis ojos…


    —Ermando… ¿cómo es que…?


    — ¿”…sigues vivo”? –Completo él la pregunta —Lo que viste aquel día, era el cuerpo calcinado de un infortunado sangre de bruja, pero… no era el mío, mi buen amigo.


    Con sus propias palabras describió que aquella trágica escena, era algo que él había planeado, ser arrinconado por brujas a apropósito en una parte bastante apartada de Macur, luego las asesino “con ayuda”, limpiaría la escena para dejar un cuerpo de un sangre de bruja que asemejara con su complexidad en altura y peso, de modo que calcinándolo no habría manera de reconocerlo por sus rasgos más básicos, habría logrado fingir su muerte.


    —¿Dónde conseguiste el cuerpo?.


    —Como dije, fue un infortunado, lo encontré luego de ser brutalmente maltratado por brujas, estuve allí cuando con su último aliento, me miro a los ojos lleno de ira, lamentándose porque nunca podrá vengarse, al menos… no directamente.


    —Usaste su cuerpo para planificar tu propia muerte, ¿¡tienes idea de cómo se sintieron todos tus “hermanos!?, incluso tu propia madre…


    —Lo se… estuve allí, en silencio los observe desde el tejado –Revela para luego apretar sus puños —Afligir los sentimientos de madre… en verdad me apena, pero no puedo dar marcha atrás el plan.


    — ¿El plan de hacer que los sangre de bruja pasen de ser despreciados a asesinados?, que brillante…


    — No Rozuel, ¡este levantamiento es un mensaje en alto!, ¿¡cuando más debemos seguir soportando su cruel trato!?, ¡somos personas también, sentimos dolor, también el afecto, e incluso el odio!... ¿¡porque nos ven vilmente con ojos tan fríos!?, ¿¡PORQUE INSISTEN EN NEGAR NUESTRA EXISTENCIA!?.. ¿¡QUE MAL HEMOS HECHO PARA QUE NOS TRATEN ASI!?... es injusto… totalmente injusto, nos llaman aberraciones, monstruos… ¡y ellas son los únicos que se comportan como auténticos monstruos!, ¿¡quién en su sano juicio mataría niños solo por ser lo que son!?, ¿¡degollar sin la más mínima culpa a un pequeño por ser un sangre de bruja es motivo de sentir orgullo!?, ¿¡no merecemos siquiera un poco de misericordia!?, ¡no fuimos nosotros quienes decidimos ser quienes somos!, pero no nos arrepentimos de ser lo que somos…¡sangre de bruja!, ¡si no pueden tratarnos con un mínimo de dignidad y respeto por voluntad!, ¡entonces haremos que lo hagan a la fuerza, incluso si nosotros debemos morir para conseguirlo! –Levanta en alto un artefacto mágico invocado por él.


    Surgiendo en llamas, en sus manos se hace con una larga espada con una hoja de color rojo y tres piedras rojas anexado a ella, dos en la hoja del arma y el tercero en la empuñadura, era un artefacto mágico de gran calidad, pues emitía un poder mágico bastante notable.


    —Lo único que conseguirás es que maten a todos –Le dije con sinceridad.


    —Quizás… pero fueron ellos quienes escogieron por su cuenta este camino, dime Rozuel, ¿sabes porque te he traído aquí?.


    —Tienes a una compañera a la cual debo rescatar, deja ir a Livia, Ermando.


    — ¿”Compañera”?, ¿”rescatar”?, Rozuel, tu… no tienes la menor idea.


    —¿Idea de qué?.


    —Rozuel… te diré esto, no como un compañero sangre de bruja, sino como tu amigo –Se expresó con un tono serio —Olvídate de ella, créeme, no es lo que tú pareces verlo, al principio te atraje aquí con la oportunidad de convencerte de unírtenos, pero está bastante claro que eso no es posible.


    —Soy realista, no idealista.


    —Entonces debes irte ahora que aún hay tiempo, ¡abandona Macur con tus compañeros, la bruja de pelo naranja y el pequeño Slime!, olvídate de la tal “Livia”, solo la decepción te espera de insistir con este “rescate”, quisiera decirte más, REALMENTE desearía hacerlo, pero por desgracia estoy obligado a cumplir ciertas “normas” a cambio del poder que he recibido.


    — ¿”Poder que recibiste a cambio”? –Replique con cierta duda.


    Ermando se quita la túnica, deleitando una camisa sin mangas, su cuerpo exhibía un físico tonificado, pero era evidente que dicha forma en que lo obtuvo no era natural, bajo su camisa en el centro de su pecho yacía incrustado un cristal anaranjado del tamaño de un puño, tal objeto en cuestión estaba profundamente fusionado a él, ahora notaba mejor el poder mágico brotando de esa cosa.


    —Y eso no es todo…


    Tras aquellas palabras, chispas de fuego se manifiestan del cristal y acto seguido estas se convierten en intensas llamas que se separan formando tres columnas pequeñas para invocar a tres encapuchados, cada uno armado con su propio artefacto mágico.


    El primero quien era el más bajo del grupo, portaba dos anillos los cuales cada uno estaba colocado en el dedo índice de cada mano, ambos objetos estaban enlazados por un hilo azul de mana, el segundo que era el más corpulento sostenía un pesado mazo de combate hecho de plata y el tercero era aquel de las zarpas metálicas adheridos a un guantelete color escarlata.


    —Ellos tres… -Dije a medias.


    — Jeko, Arno y Canu –Nombro Ermando a cada uno de sus compañeros.


    —Sus nombres… je, por supuesto, “Jack”, pero la cuarta letra…


    —Muy perspicaz, sí, mi nombre corresponde con la última letra.


    — Pero tu nombre no empieza con “K”.


    —Cierto, mi nombre actual no empieza con esa letra.


    —¿”Nombre actual”?.


    —Ahora soy conocido como Ermando, pero anteriormente, tenía otro nombre, aquel dado por la mujer que me trajo a este mundo.


    —¿Tu madre biológica?.


    —Sí, la misma que me dio la vida y me quito la vista.


    __________________________________________________________________​



    PERSPECTIVA: Tercera Persona


    —Mama… ¿qué ocurre?.


    Remontados al pasado, a un Ermando de 6 años, quien tenía la costumbre siempre de visitar la misma plaza casi todos los días por su relajante entorno, en sus manos llevaba dentro de su funda una daga, un regalo del padre que nunca conoció y cuya vida estaba centrado en la de un aventurero.


    El pequeño atesoraba el presente de la figura paterna que nunca llego a ver, lo llevaba consigo a todas partes, mientras contemplaba la calma del paisaje, hasta que…


    — ¿Mama?...


    Una mujer adulta pelinegra estaba parada justo en frente suyo, una bruja de mirada fría, era la madre del niño, quien observaba a su primogénito con ojos indiferentes e intimidantes, perturbando al pequeño.


    —Cada día… lo soportaba creyendo que podía… -Dice la mujer con un habla depresivo —¡Pero simplemente… ya es insoportable!.


    — ¿Mama?...


    — ¡CALLATE!...


    La cruel exclamación de la mujer, hace que el niño silencie sus palabras y contenga las lágrimas que brotaban de sus ojos.


    —Mis amigas ya no me hablan, las brujas a quienes ni conocía, las que solo me ignoraban, ahora se burlan a mis espaldas y me calumnian, antes no era así… ¡antes de que nacieras no era así!... yo… tenía una vida tranquila, pero ahora… casi todas me tratan de manera indiferente solo… por tener un hijo… ¡no puedo aguantarlo!, siento… que voy a sofocarme… ¿por qué tenías que nacer como un varón?, ¿por qué Astado… porque me has dado un niño?, ser madre era mi anhelo… ¡pero quería disfrutar de mi maternidad en compañía de una hija!.


    La bruja desahoga su verdadero sentir, sin saber que sus palabras herían a su propia carne y sangre.


    —A veces quisiera… ¡que nunca hubieras nacido! –Exclama con rabia con una mano cubriendo su cara y dándole la espalda al niño.


    —Mama… -Se acercaba el pequeño lagrimoso y asustado de su frustrada madre.


    —Cállate…


    —Mama… -Insisto en acercarle aún más.


    —Cállate…


    Con el último repetir de “mama”, el pequeño toma a su madre de su manga y ella responde solo con brutalidad.


    —Te dije… ¡CALLATE!.


    Exclama hecha una furia dándose vuelta y acompañado su dura declaración del amago de una cachetada que manifiesta su magia de fuego cerca del rostro del pequeño, el niño por instinto intenta cubrirse con sus manos, resultando todos sus dedos y sus ojos en verse afectado por el dañino elemento.


    Llora del inmenso dolor tumbado en el suelo, notando en el transcurso que su vista había perecido, estaba completamente ciego.


    —No puedo ver nada… ¡tengo miedo!... ¡madre me odia!...


    En eso, con sus manos moviéndose, al casi ya no sentir sensibilidad alguna en sus dedos, siente por medio de una de sus palmas tocar algo, era una funda, aquella de la daga obsequiada por el padre que nunca conoció, no sabía el porqué, pero el tener en manos tal objeto, hizo que ignorase la mayor parte del dolor, sintió la necesidad de sacar la daga de su funda y sentir la hoja de la cuchilla en ambas palmas.


    Una inexplicable fuerza emergía en su interior, él era consciente aunque no tanto de que aquello era cosa de la daga, pues esta, resultaba ser un arma encantada, la magia del objeto se imbuía en el cuerpo del niño, ayudándole a suprimir gran parte del dolor.


    —Qué sensación… tan cálida… -Dijo en su mente.


    Pero aquel agradable momento duro escasos segundos, pues sentía la presencia de aquella mujer que le había herido con toda crueldad, sentía a su propia madre acercándose lentamente hacia él.


    Lo que alguna vez fue amor hacia su progenitora, ahora se había convertido en puro temor, temblaba desde su psiquis ante los lentos pasos de ella dirigiéndose hacia él, “me hará daño, me lastimara de nuevo…” eran sus temidos pensamientos más conclusos.


    No sabía que hacer, el solo pensaba en quedarse quieto y que todo pasara rápido, pero su cuerpo en contacto con la daga encantada tenía otros planes.


    —Déjame en paz… por favor… no me hagas daño… -Suplicaba en sus pensamientos el pequeño sosteniendo fuerte la daga.


    Su cuerpo denotaba deseos de moverse como si tuviera voluntad propia instintiva y tan pronto ella estuvo lo suficiente cerca…


    — ¡DEJAME EN PAZ!...


    El pequeño se levanta rápidamente de forma sobrehumana sosteniendo la cuchilla con ambas manos y le propina una puñalada a la bruja justo en el pecho, empujaba el arma encantada mientras entre palabras repetía a gritos con desesperación una y otra vez “déjame en paz…”


    Cuando su hostil movimiento ceso, solo podía estar allí paralizado y atónito, con sus ciegos ojos rebosar de lágrimas, para una inocente mente, carecía muy bien del concepto “matar” o “asesinar”, el alivio de que no sería lastimado rozaba por su mente, pero a la vez, una fuerte tristeza le invadió, cae de rodillas al suelo rompiendo en llanto, en frente del cuerpo sin vida de su madre.


    Eventualmente la Wixau tomo el asunto, pero dado a los muchos testigos del lugar tanto brujas como magos y otros, se consideró el acto homicida como algo de legítima defensa, sin embargo, su daga encantada se le fue confiscado para siempre, luego el pequeño seria adoptado por Chrisha Morina y renombrado bajo el nombre de “Ermando”.


    __________________________________________________________________​



    PERSPECTIVA: Rozuel Drayt


    Se había quitado las vendas de sus manos, revelando sus dedos ennegrecidos productos de una dolorosa quemadura del pasado.


    —Fue en esta misma plaza en el que todo sucedió… aquí donde estoy parado es donde perdí mi vista… la sensibilidad en mis dedos… y aquí fue donde apuñale a mi madre… este lugar es… el que más aprecio y también… el que más odio… ¿quieres saber cómo me llamaba antes?, era Kilian, allí tienes tu “K”.


    — ¿Eso te llevo a ser quien eres ahora? –Le pregunte.


    —Quizás, puede que otros factores en los siguientes años de mi vida me dieran entender una cosa bastante clara, que es inútil razonar con las brujas de esta ciudad, la mayoría de ellas nos consideran como una enfermedad y ahora… están sintiendo como esa enfermedad se extiende en un baño de sangre, todo por sus burdas creencias sobre nosotros –Respondió Ermando —Oh, pero no te fíes solo de mi historia, estos chicos… estos sangre de bruja, también tienen algo para contarte acerca de esta “sociedad” -Señala a los tres encapuchados que invoco del cristal anaranjado de su pecho.


    __________________________________________________________________​



    JEKO (El más bajo)​


    EDAD: 13 años


    HISTORIA: Abandonado a su suerte por su madre bruja en Macur, no tenía nadie con quien contar o idea alguna de cómo apañárselas solo, no conocía nada de esta ciudad, murió en las calles como un vagabundo en las noches más frías.



    ARNO


    EDAD: 15 Años


    HISTORIA: Trabajaba como aprendiz de herrería en el taller de un simpático enano, hasta que un día la herrería fue completamente comprada por una bruja, en su nueva “política” a los sangre de bruja se les prohibía la entrada tanto como empleados o clientes, fue despedido, intento buscar trabajo en algún otro taller, sin éxito alguno, eventualmente, sin dinero y con hambre, en su desesperación robo unas tres manzanas de una tienda, fue asesinado por una guardia Wixau quien presencio el robo y le persiguió hasta alcanzarle con su espada.



    CANU (El más corpulento)​


    EDAD: 14 Años


    HISTORIA: Fue arrollado “accidentalmente” por el carruaje de una bruja noble, no tenía familia, pues era huérfano, dado a su condición tanto sin padres como “sangre de bruja”, la bruja responsable de su muerte no le importo caso alguno de ello, la Wixau no tomo ni en lo más mínimo asunto del caso y su muerte quedo en el olvido.


    __________________________________________________________________​



    —Cada uno de ellos víctima de este “sistema” discriminativo, yo vi sus recuerdos… sentí lo que ellos vivieron… odie lo que ellos despreciaban… el cristal… los eligió desde la tumba para mí, ellos ahora son “uno” conmigo –Expreso Ermando tocando el cristal anaranjado de su pecho.


    Ese cristal era de una fina creación, no solo exhibía una buena cantidad de poder mágico, de modo que aumento tanto sus actitudes físicas, incluso esa cosa le permitió traer “no-muertos” serviciales bastante bien invocados con sus propias armas y capacidad de actuar, ¿quién le dio acceso a todo este poder?, tiene que ser alguien de bastante recursos, tal y como Liha dijo, lidiamos con alguien muy problemático.


    — ¿Quién te dio todo esto?, ¿quién… te ayudo a planear todo esto? –Le pregunte directamente.


    —En vano es que preguntes, pues no lo diré –Contesta él —Pero si lo que te diré es que sigas mi consejo, Rozuel… en verdad yo… aprecio bastante nuestra amistad, eres una gran persona y por ello te suplico… vete de Macur ahora que hay tiempo, no quiero tener que zanjar este asunto contigo de manera… tú me entiendes.


    Ermando pese a la frialdad de sus acciones que desembocaron en el caos que hay en Macur, en verdad insistía en que me retirase y olvidara todo esto, realmente quería evitar toda posible lucha contra mí, pero de hacerlo tendría que olvidar a Livia, ¿por qué insiste también en que me olvide de ella?.


    —Lo siento, Ermando, como amigo seré sincero, no voy a retractarme sin importar lo que digas, agradezco tu preocupación, pero estoy aquí por Livia, y llegare hasta ella de una u otra forma –Declare con toda verdad.


    —Cierto… así eres tú, Rozuel –Baja su cabeza al decir esas palabras —Valoro bastante el poco tiempo que tuvimos juntos, matarte rápidamente será el ultimo favor como tu amigo, eso es mejor… a que conozcas la cruel decepción –Levanta su cabeza con su espada en el hombro.


    Los tres sangre de brujas invocados del cristal mágico anaranjado se posicionan al frente de Ermando bloqueando mi línea de visión hacia él, el trio me miraba fijamente, la confrontación era inevitable, luchar no era un problema para mí, el problema era… con quien tenía que hacerlo, pero ya no había otra opción, si era necesario, acabare con esto de esta manera, amigo o no, ahora él, era mi enemigo.


    Continuara…
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  16. Autor
    Armus09

    Armus09

    Registrado:
    3 Jul 2009
    Mensajes:
    1,260
    Temas:
    136
    Calificaciones:
    +1,185
    CAPITULO 89 CEGADO POR EL RESENTIMIENTO


    PERSPECTIVA: Rozuel Drayt

    El tiempo de choque entre miradas acabo, cuando tome la iniciativa apuntando con el AK-47 al encapuchado de las zarpas metálicas adheridos a un guantelete color escarlata, ¿por qué él?, de entre los tres, era a quien conocía que tenía capacidades ofensivas a distancia y era una cuestión de estrategia para mí encargarme primero de aquellos que puedan atacarme desde lejos, de esa manera lidiar con los usuarios cuerpo a cuerpo sería más fácil.


    Jale del gatillo en modalidad semiautomática y propine tres disparos, es un tiro seguro, o al menos lo era, el encapuchado más bajo llamado Jeko se posiciono al frente del sujeto de las zarpas (Arno) y usando esos dos anillos colocados en cada dedo índice de ambas manos, mediante el hilo azul de mana que une a los dos anillos, un escudo de índole mágico surge como medio para defenderse de mis disparos, la primera bala reboto pero basto para dejar severamente dañado su mágica defensa, el segundo traspaso destrozando su medio defensivo y le atino en el rostro junto al tercero dando en zonas críticas.


    El cuerpo cae boca arriba y se convierte en chispas de fuego desapareciendo en el aire, intente centrarme en apuntar al de las zarpas pero el encapuchado más corpulento (Canu) se me acerca desde el aire con su pesado mazo de plata.


    — ¡Intense Iron – Modo Knight!.


    Me equipe la armadura a tiempo para evadir su ataque saltando hacia atrás pocos metros, le apunte con mi rifle y el intento evadirme moviéndose sobrehumanamente pero las balas son más rápido que su velocidad y de unos cuantos disparo logro cargármelo dándole en la cabeza.


    El ultimo se había movilizado en medio de la conmoción para esconderse, incluso Ermando también, ninguno de los dos estaba a la vista a mi alrededor, estuve atento a cualquier sonido y percepción sospechoso, pues mis oídos y capacidad de sentir la magia eran mis mejores sentidos en estas circunstancias, retire de uno de mis bolsillos una canica metálica.


    Un débil sonido procedente de mi retaguardia fue la señal para ponerme en alerta, era un veloz proyectil con forma de aguja color rojo que me rozo el hombro izquierdo dado a que me moví a tiempo para evitar que me impactase peor, desde lo alto de una casa de dos pisos, allí estaba el encapuchado de la zarpa (Arno).


    Sus zarpas llenas de sangre le permitían manipular el rojo líquido y convertirlo en más proyectiles agujas que lanzo hacia mí, con la canica que tome recientemente del bolsillo, la coloque en el suelo y la descomprimí revelándola como la “Barrera Metallix”, situándola en su “modalidad cobertura” mi dura defensa resiste ante todo sus ataques a distancia, acto seguido me posiciono y contraataco con unos cuantos disparos logrando acabar con él.


    Finalmente me había librado de sus tres compañeros invocados, ahora solo faltaba Ermando y ni siquiera tuve que buscarlo para hallarle, pues él se me acercaba a mis espaldas cargando con su espada a dos manos, pude sentir la magia concentrada de su arma con toda claridad y sus intentos por acercarse a mí con pasos silenciosos, no tenía mucha experiencia en combate.


    Agito su espada desencadenando una llamarada que acompaño con su filoso corte, pero yo había saltado a tiempo esquivando su movimiento, aterrice encima del escudo manteniéndome allí con notable equilibrio, luego apunte ha Ermando con rapidez y dispare, pero él nuevamente vuelve a sorprenderme, el hábil joven ciego hace uso de su cristal anaranjado incrustado en el pecho para re-invocar a uno de sus tres “no-muertos” compañeros, el de los anillos en los dedos índices (Jeko), el crea su escudo y recibe todas las balas quienes destruyen su mágica barrera e impactan en él volviendo a eliminarle de nuevo.


    Ermando aprovecho la ocasión para tomar distancia y ondear su espada para crear una cortina de fuego en la cual se ocultó, yo dispare hacia la dirección en donde vi que yacía antes de crear tal fenómeno ígneo y las balas tras atravesar dicha cortina desaparecen revelando también la ausencia del hábil joven ciego.


    —Esas presencias… -Sentí al respeto.


    Cuando Ermando invoco a ese trio desde su cristal, este emitió escasos segundos una peculiar “presencia”, mismo que sentí cuando lo hizo para usar a uno de los suyos como escudo pseudo-viviente, mi intuición me hizo comprenderlo rápido, él podía invocar a sus leales compañeros siempre y sentir esa “presencia” era una clara señal de que lo había hecho.


    Me puse alerta sosteniendo firme mi rifle y al cabo de solo medio minuto volví a ser atacado, desde lo alto de una casa el encapuchado de la zarpa hizo acto de presencia, antes de que pudiera usar sus agujas sangre, le apunte con mi arma, pero no pude dispararle, pues desde mi otro lado un segundo de ellos se me apareció casi por sorpresa.


    Era el corpulento del pesado mazo de plata, deseoso de aplastarme con su artefacto mágico, salto evitando su contundente ataque de presión y desde el aire disparo varios tiros acabando con él, por segunda vez, mientras descendía hacia el suelo, aproveche apuntándole al que faltaba, el encapuchado de las zarpas creo un proyectil aguja de sangre y me la arrojo al mismo tiempo en que yo abrí fuego contra él, de entre varias balas una de ellas impacto en su cuello logrando eliminarle, pero él con su único ataque logro quitarme el arma de las manos.


    Su proyectil dio en el AK-47 mandando mi rifle varios metros alejado de mí, cuando me centre en ir a recuperarlo, Ermando aprovecho para atacarme, esta fue su estrategia, arrebatarme mi arma y dejarme indefenso, o eso pensó él que estaría.


    El arma más idónea para una defensa rápida a su ataque fue desenfundar mi espada tras descomprimirla de su forma de canica, el choque de nuestros metales hizo eco a los oídos, el filo de Ermando expulsaba fuego que cubría su hoja.


    — ¡Esto es una locura Ermando, en el fondo lo sabes pero lo niegas, estas cegado por tu propio resentimiento! –Le dije con toda claridad.


    — ¡Son ellas o nosotros!, ¡tarde o temprano alguno de los dos se impondría sobre el otro!, no existe una manera de convivir en equilibrio entre ambos, brujas y sangre de brujas ya estaban como mínimo a envolverse en hostilidad entre ellos.


    — ¿¡Qué hay de las brujas amables!?, ¡de aquellas que ven a los sangre de bruja como individuos y no cosas!, ¿qué hay de tu madre del orfanato?, ¿¡ella también merece ser víctima de este conflicto racial!?.


    —No, confió en que ella estará bien, no hay sangre de bruja que no conozca su bondad hacia nosotros…


    — ¡No todos tienen la misma percepción que tú!, habrán brujas como sangre de bruja que vean a otros con buenos ojos, ¡pero para la mayoría es todo lo opuesto!, ¡hay sangre de bruja que no dudarían en lastimar a tu madre solo ser una bruja!, y tú les diste la razón de hacerlo.


    —Lo se… es una alternativa que niego, pero a estas alturas arrepentirme es… inútil, lo hecho, hecho esta…


    —Aun puedes detenerte, aun puedes ayudar a parar esta locura.


    —No Rozuel, ya es tarde, lo es para mí.


    Ermando tomo distancia, manteniendo su mirada ciega fija en mí, sujetando con fuerza con ambas manos la empuñadura de su artefacto mágico, las palabras ya eran totalmente inservibles, solo había una forma de pararle.


    —Se en lo que estás pensando, Rozuel, ya lo sabes, si quieres detenerme…


    —Sí, eso lo sé muy bien –Dije en respuesta a su incompleta oración.


    Desde que me ha desarmado, no ha invocado a sus compañeros no-muertos sabiendo que le daría ventaja al no tener mi AK-47 en mis manos, ¿será posible que su invocación tenga un límite fijo o está cerca de tu capacidad mágica?, no me extrañaría, aquellos ítems que poseía era increíblemente fuerte, objetos mágicos de calidad con gran poder, mirando detenidamente su pecho, observe sus movimientos diafragmáticos, su movimiento era un poco más elevada.


    —Iré con todo lo que tengo, Rozuel –Me advierte él.


    Las llamas de su espada se intensifican, Ermando ondea su arma desatando un tornado de fuego sobre si misma que afectaba con su ondulante calor a todo lo cercano a su alrededor, dicho tornado crecía y se extendía al atraer fuertes corrientes de vientos hacia el epicentro del fenómeno climático sobrenatural.


    Aquello me estaba atrayendo también a mí por el brusco aire que soplaba en dirección hacia el tornado, si no pensaba en algo y me arrastraba hacia él, no creo que el Intense Iron en su Modo Knight pudiera soportar tanto sin recibir en mi cuerpo un considerable daño, es por ello que en escasos segundos se me dio por guardar la espada y sacar en su reemplazo otra canica que correspondía con la escopeta Cerbero.


    El arma estaba cargada, pero retire cada uno de sus cartuchos para colocar en su lugar uno solo, un cartucho amarillo, era la munición tipo explosiva del arma, la coloque en la escopeta y la prepare, sin duda un “Big Shot” lo detendría, pero confié en el instinto de probar con el disparo primario.


    Jale del gatillo y el arma disparo sus perdigones explosivos que fueron atraídos hacia el epicentro del tornado, se podía oír el detonar de aquellos pequeños y letales proyectiles redondos, al mismo tiempo el tornado cesa y la espada de Ermando sale volando varios metros de sus manos (razón por la cual el fenómeno se canceló).


    El hábil joven ciego corre sobrehumana recogiendo su arma en cuestión de segundos, al darse vuelta ondea su arma preparado para realizar quizás una segunda vez su movimiento ígneo, sin embargo…


    ¡TA!


    Un único disparo del AK-47 concluyo este enfrentamiento, mientras él se centró en recoger su arma, yo tuve el tiempo de hacer lo mismo con mi rifle, no perdí tiempo en cuanto lo recogí, le apunte y apenas Ermando se dio vuelta, dispare al blanco que tenía como objetivo fichado.


    Durante todo el combate, él se valió de sus otros sentidos para adaptar su modo de lucha, sin sus ojos, no tuvo problemas para luchar casi en igualdad y con estrategia contra mí, pero ahora estaba en su límite, el jadeo en su boca ya era una evidente señal, sonara cruel, pero a causa de su falta de visión, culmino así, de haberme visto apuntarle con el arma, de seguro habría usado su espada para defenderse de la bala.


    El disparo que hice iba dirigido a su pecho, más concretamente en el cristal anaranjado fusionado con su cuerpo, el impacto lo destrozo bastante, causando una reacción dañina en el usuario, Ermando escurrió sangre de su boca a modo de vómito y cayó hacia el suelo boca arriba debilitado y con un aspecto de moribundo.


    Me acerco hacia él estando aun en alerta, pero viendo lo mal que ya estaba, entre su agitada respiración y la sangre que le seguía escurriendo de forma oral, me era difícil creer que pudiera hacerme algo en esa condición, me sentía enojado, por las negligentes acciones suyas que desembocaron en esto.


    —No tenía por qué ser así Ermando, ¡no tenías que llegar a estos extremos! –Le exclame molesto.


    —Rozuel… mi ingenuo y buen amigo, tú mismo lo has dicho… -Comento él —Yo… no puedo ver las cosas a tu manera, para mi… la coexistencia entre ambos bandos… es tan lejano por el paraíso perfecto… a lo largo de mi vida solo crecí… despreciando en su mayoría a las brujas… no Rozuel… así es como tenía que ser para mi… yo… ya estoy corrompido por el resentir de mi indiferencia hacia ellas… amo a mi madre bruja… tanto a quien me dio la vida… como a quien me crio en mi invidencia… debe ser extraño, ¿no?... odiar y amar a lo mismo…


    —No, no lo es, conociste a personas buenas como malas, las experiencias en tu vida marcaron quien eres… siento no poder haber más contigo.


    —Por casualidad… en el aquelarre donde vives… ¿todos son buenas brujas?... tu… ¿los aprecias?...


    —Son mi familia y hogar, para bien o mal, no mentiré que hubo momentos en que pude haberme sentido como en tu situación, pero por suerte, conté con confiables personas que me guiaron por buen camino, suena cursi, lo sé, pero es verdad, de haber ido por mi cuenta, quizás… habría cometido la misma locura.


    Empecé a notar que el cuerpo de Ermando estaba muriendo, no de una muerte natural como todo ser vivo cuando sus funciones vitales fallan y colapsan, pues el cuerpo del joven invidente empezaba a convertirse en cenizas, sus pies eran lo primero en ser afectado, incluso todo lo material que vestía era afectado también.


    —Ermando, estas…


    —Es el precio por el poder que recibí, siendo honesto, no me quedaba mucho tiempo de vida –Me dijo con sinceridad.


    ¿Obtuvo todo ese poder a cambio de disminuir su esperanza de vida?, incluso hasta el punto de aceptar una muerte innatural como esta.


    —Dime Rozuel… dime con honestidad tu “verdad”… ¿crees… que los sangre de bruja y brujas puedan… convivir en paz? –Pregunto él.


    —No será un camino fácil, podría llevar meses, años e incluso décadas, ambos grupos se hostigaran bastante en el transcurso como lo han hecho hasta ahora, con miles y miles de muertos en ambos lados, pues el odio predomina entre los dos, pero a pesar de ello… si, yo creo y sé que brujas y sangre de brujas pueden convivir en paz –Respondí recordando tanto los malos como buenos momentos en Windaz.


    La mitad del cuerpo de Ermando ya se había convertido en cenizas, el invidente chico con sus últimas fuerzas, sonríe con los ojos cerrado y me dedica unas palabras finales.


    —Si Rozuel lo dice… entonces marchare a la otra vida confiando en sus palabras… por favor… dile a mi madre, que le agradezco por todo su amor y cuidado en los años que estuve a su lado… y a todos mis hermanos y amigos por los buenos recuerdos en su compañía… y a ti… te doy las gracias… por ser un gran mejor amigo, adiós… Rozuel Drayt…


    Mi nombre completo fue su última palabra antes de que todo su ser se convirtiese en cenizas.


    —“Requiéscat in pace” –Dedique el epitafio del descanso eterno a mi fallecido amigo.


    Al lado de los restos de Ermando se encontraba su artefacto mágico, tome su espada y la clave en el suelo encima de sus cenizas como una señal de sepulcro, retirándome el Intense Iron en el proceso. Me quede pensativos unos momentos.


    —Murió luchando con determinación en lo que más creía, pero en sus últimos momentos, acepto que aun había esperanzas para el futuro –Dijo alguien a mis espaldas.


    Al darme vuelta me encontré con el hombre rubio veinteañero que era un sangre de bruja bastante fuerte, el tal Rudy.


    — ¿Haces cuanto llevas allí? –Le pregunte.


    —Lo suficiente para ver los minutos finales de su confrontación –Contesta él.


    —¿Y no hiciste nada?.


    — ¿Qué habría cambiado de interferir?, Ermando estaba determinado hasta el final a proseguir con su ideal, aun así, abriste sus ojos en su lecho de muerte, en sentido figurado.


    Rudy se acerca a los restos de Ermando y se quita su sombrero de cowboy colocándoselo en el pecho con una mano y manteniendo la vista baja, se mantuvo así un puñado de segundo y luego levanto la cabeza volviendo a colocarse el sombrero.


    —Deberías retirarte antes de que lleguen brujas, con todo ese bullicioso espectáculo, vendrán aquí tarde o temprano, yo me quedare y me encargare de darle a los restos de mi amigo, un mejor entierro –Me aconsejo Rudy.


    Asenté la cabeza y me retire hacia una dirección en concreto dejando a Rudy a solas. A pesar de haber vencido a Ermando, no me sentía orgulloso de ello, sino molesto, por no mencionar que no tenía pista alguna del paradero de Livia, pero de algo estaba seguro, el causante de todo esto, era oficialmente alguien más, el mismo que encerró a todos en el coliseo, el mismo que le dio todo ese equipo a Ermando, el mismo que sin duda les dio los motivos a los sangre de bruja de revelarse, ¿dónde se encuentra este responsable?, desde mi punto, podría estar de espectador en el centro de este conflicto, observando con satisfacción los frutos de su manipulante trabajo.


    —Entonces solo me queda una cosa por hacer…


    Si no podía encontrar a Livia, debía de alguna forma hacer que este “responsable” saliese a la luz, hallarle cuanto antes, en cuanto pienso sobre ello, una duda repercute en mi cabeza con respeto a lo que Ermando me dijo.


    “—Rozuel… te diré esto, no como un compañero sangre de bruja, sino como tu amigo –Se expresó con un tono serio —Olvídate de ella, créeme, no es lo que tú pareces verlo, al principio te atraje aquí con la oportunidad de convencerte de unírtenos, pero está bastante claro que eso no es posible.”


    ¿Por qué dijo eso?, hablo sobre no querer que conociera la cruel decepción, sin duda tiene que ver lo que ocurre, ¿pero estará hablando de Livia o del responsable que causo todo esto?, no lo entiendo muy bien, pero por ahora solo puedo enfocarme en hallar a mi compañera o encontrar al causante de esto.


    Continuara…


    EPILOGO:


    PERSPECTIVA: Tercera Persona


    Las calles continuaban en constante conflictos entre brujas y sangre de brujas, cadáveres de combatientes e inocentes decoraban los suelos junto a la sangre y el fuego destructivo de las edificaciones, en lo alto de un campanario de una iglesia de Astado, un encapuchado observaba con placer el espectáculo.


    —Creo que ya va siendo hora –Dijo el enigmático sujeto con una voz varonil juvenil acompañado de una maliciosa risa leve.


    Continuara…
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  17. Autor
    Armus09

    Armus09

    Registrado:
    3 Jul 2009
    Mensajes:
    1,260
    Temas:
    136
    Calificaciones:
    +1,185
    CAPITULO 90 TITIRITERO DE LA INCERTIDUMBRE


    PERSPECTIVA: Rozuel Drayt

    Mientras avanzaba por calles que mostraban indicios de violencia, me consulte al mismo tiempo a donde iría, no tenía pista alguna de Livia, mi idea para llegar a esa era encontrar al verdadero causante de esto, a quien le dio los medios y razones a Ermando para manipular a las masas, a la mayoría de los sangre de bruja de esta ciudad.


    Se me ocurría un punto por dónde empezar, me palpitaba que quizás fuera allí, pero nada era seguro, tome el riesgo y me dirijo hacia allí, me sumergí aún más adentro de esta ahora problemática ciudad y su conflicto civil, el sitio al que tenía pensado ir era el cuartel general de la Wixau, la razón, si los sangre de bruja usan mínimo la cabeza, saben que la mejor idea es eliminar el punto en donde yacen concentrado la mayor parte de la fuerzas de esta ciudad, ahora que no estaban con todo su poderío militar al completo.


    Me pregunto que estará haciendo Liha, de seguro debe pensar que me encuentro en la misma mala situación que Livia, aunque tampoco puedo decir que me hayo en una segura situación, solo me resta confiar en mi suerte y dirigirme al punto designado.


    __________________________________________________________________​



    PERSPECTIVA: Tercera Persona


    El conflicto se extendida en otras arenas de la ciudad, incluso lejos de la zona eje en donde todo comenzó, influyendo en las brujas civiles dispuestas a luchar y desatando una inevitable caza de sangre de bruja, involucrando hasta aquellos “parias” que nada tenían que ver con el estallar de este asunto violento.


    —No tienes a donde escapar –Dijo una de las brujas.


    Dentro de la biblioteca “Del Saber”, un grupo de 9 brujas habían desordenado el lugar luego de haber rodeado a Hanna Sabil y su hijo Marcos, la madre bibliotecaria era sostenida por una de las hostiles mujeres mientras otra se acercaba al pequeño de 12 años.


    — ¡Por favor no le hagan daño!, les daré lo que quieran pero por favor no lastimen a mi hijo… -Suplica entre lágrimas la bibliotecaria por su niño.


    —Me repugna tu “afecto” hacia esa “cosa” –Opina la bruja que le sostenía a la fuerza.


    —Él es mi preciado niño… mi único y querido hijo… ¡déjenlo en paz!.


    Una alterada Hanna intenta liberarse forcejeando, pero la bruja que intentaba mantenerla a raya se cansa de ella y le da un fuerte puñetazo en la nuca con una fuerza fortalecido por su mana, la noble madre cae inconsciente al suelo ante el golpe.


    — ¡MAMA! –Exclama Marcos preocupada corriendo hacia ella.


    — ¿¡A donde crees que vas!? –Le dice y a la vez detiene una bruja con una patada en el estómago.


    El fuerte golpe hace retroceder a poca distancia al sangre de bruja cayendo boca arriba en el suelo, tose sintiendo el dolor de tal patada, al intentar ponerse de pie este es detenido por la misma agresora quien coloca su pies sobre el pecho del joven.


    —Me encanta esa patética expresión tuya –Dice la bruja con satisfacción.


    — ¿Por qué nos hacen esto?, ¡no tenemos nada que ver con los disturbios que ocurren allí afuera! –Comenta Marcos esforzándose en vano para levantarse.


    —Si lo tienes, los sangre de bruja han revelado su auténtica cara, es el deber de todas las hijas de Astado restablecer el orden y acabar finalmente con la abominable existencia de la plaga que intenta asolar esta humilde ciudad para las brujas, debes morir sangre de bruja, sufre y muere como debe ser, como el resto de los tuyos.


    Tras declarar sus palabras, la bruja se prepara para asestar el golpe que culminaría con la vida de Marcos, sin embargo, dos fuertes gritos que duran con brevedad, se oyen en todo el salón, era de las dos brujas hostiles que hacían guardia en la puerta, al voltear todos en dirección procedente a esas ruidosas vociferaciones y corroborar visualmente que ocurría, se dieron con una situación inesperada.


    Las dos brujas que habían gritado al mismo tiempo ya se hallaban muertas, la primera mostraba signo de haber sido atravesada desde su retaguardia en el corazón por algo bastante fuerte como una lanza, la segunda en su lugar tenía el cuello roto, las dos mujeres habían sido asesinadas por una larga y sobrenatural cinta blanca, atravesando a una y enredándose en el cuello de la otra para rompérselo.


    Ante ellas se encontraba la usuaria de aquella cinta, una niña de larga cabellera negra con mechones platinos, cuyos ojos tenía heterocromía, era Fary Sontheil, quien observaba a las problemáticas mujeres con una indignante mirada de desprecio absoluto.


    —Ella es… -Dice una de las brujas entre nervios.


    —E-es… l-la niña S-Sontheil… ¿qué hace aquí? –Pregunta una segunda sin poder quitarse el miedo de por medio que afectaba su habla.


    Fary mirando detenidamente el escenario, observa a Marcos y a la bruja que tenía su pie sobre él, percibiendo que el chico había sido agredido físicamente.


    —Ustedes lastimaron a la persona que más aprecio… -Declaro la pequeña Sontheil —No los voy a perdonar por lo que hicieron, ¡NUNCA!.


    La ira de la niña se manifiesta con el surgir de una inmensa aura en su cuerpo que desata violentas ráfagas de aire en la biblioteca, su mirada se hizo más fría y siniestra, las brujas al sentir los ojos de la Sontheil, la furia de la pequeña prodigio, no pudieron hacer más que aterrarse y temblar, esperando lo inevitable, pues habían convocado la hostilidad de alguien de mayor poder a todas ellas.



    __________________________________________________________________​



    PERSPECTIVA: Rozuel Drayt


    Guiándome por algunas calles que mínimo reconocía, supe por dónde debía avanzar para llegar hacia el cuartel de la Wixau, en el trayecto no hallaba hostilidad, solo destrucción y muerte en el pasaje, note los ojos de ciudadanos escondiéndose en sus hogares y edificios ajenos, evitando como sea este problema.


    Era extraño que no viera a ninguna bruja por la ruta que escogí, pero en parte era mejor así, mi avance no se entorpecía y llegaría cuanto antes, solo por si acaso, llevaba el AK-47 en mis manos totalmente recargado por si se presentaba algún impedimento en el camino.


    Podía oír el ruido de voces agitadas y estallidos de magia, estaba cerca, mis sentidos incluso me lo advertían, ahora sé porque no hallaba alguna bruja Wixau en el camino, habiendo finalmente llegado a mi punto de destino, fue que presencie el clímax de esta la batalla entre los dos bandos.


    Frente a la entrada del cuartel de la Wixau, se hallaban las brujas guardianas quienes habían montado fuerte presencia allí de 100 unidades, un grupo lo conformaba con escudos largos de metal haciendo una formación defensiva que fomentaba la creación de una poderosa barrera, dicha defensa era dañado por proyectiles mágicos lanzados por sus enemigos, mientras que otras brujas a sus espaldas atacaban con flechas fortalecidas con magia o elementales.


    Los sangre de bruja por su parte se habían concentrado a solo unos cuantos metros, montando una fuerte defensa con artilugios mágicos especializado en ello que les permitía hacerse con su propia barrera y a su vez atacando a distancia con otros hechos para la ofensiva de alcance.


    Los bandos sostenían su lucha a una distancia de 12 metros, pues no hace bastante una batalla cuerpo a cuerpo dejo numerosos cadáveres de las dos facciones que decoraban las calles cercanos a ellos, la bruja tenían el número y el mejor equipo a su favor, los sangre de bruja pese a haber menos de un centenar de ellos presentes, tenían un gran potencial mágico para dar lucha ante las ventajas de sus rivales.


    La sargento Madaleg Vesh quien lideraba la fuerte concentración de Wixau en la zona, levanta sus manos ordenando a sus guardianes arqueras desatar un ataque concentrado contra los “insurgentes”.


    —“Encantamiento Numero 519: Flecha de Estallido” –Citaron las arqueras al unísono.


    En sus arcos te tensa un proyectil hecho de energía mágica muy concentrado, todas son lanzadas al mismo tiempo y como una lluvia cae en chaparrón sobre los sangre de bruja, ellos con sus artilugios mágicos defensivos se preparan para el impacto, la barrera mágica resultante de sus artefacto recibe cada flechazo que explota ante el contacto, las explosiones acumuladas entre tantos sacude su defensa creando una grieta en ella.


    —Je, ya casi los tenemos –Dijo la sargento con malicioso regocijo — ¡Aumenten el nivel de ataque!.


    Las arqueras se preparan para otra ronda de proyectiles mágicos, por las palabras de su mandamás, deducía que esta podría ser aún más fuerte que la anterior, estaba a punto de soltar la orden de ataque hasta que ella noto mi presencia visualmente.


    —Vaya, miren que tenemos aquí, hasta que el entrometido forastero sangre de bruja revela su verdadera cara –Dice la sargento sacando sus conclusiones sobre mí.


    — ¡Te equivocas!, mi idea es detener esta lucha estúpida, ¡por si no lo entiendes, todo esto fue causado por alguien más!, ¡manipulo a todos los sangre de bruja aprovechando el odio y discriminación que sentía para hacer que hiciesen lo que quería!, ¡están bailando en sus manos como él sea quien sea quiere! –Trate de explicarle.


    Los dos bandos hacían cesado sus ataques, tenía casi todas las miradas enfocados en mí, tras mi explicación, la sargento aplaude sarcásticamente.


    —Muy interesante, pero prefiero la versión “los sangre de bruja son los responsables y deben ser eliminados” –Expreso ella — ¡Apunten a ese miserable sangre de bruja! –Ordeno a otro grupo de arqueros el tenerme en la mira de sus arcos.


    Era de esperarse, no me extraña que esto terminase así, la Wixau tomaría ventaja del conflicto con el fin de tener una razón válida para asesinar en toda regla a cada sangre de bruja posible, al final de cuenta, ellas los odian, los desprecian, tal y como Ermando había dicho, el odio era más influyente y el resultado de ese sentir tiraría a la conclusión más lógica, no era posible una solución pacífica, ya era absurdo buscar culminarlo de esa manera.


    La bruja sargento se prepara para hacer la seña y ordenar a sus brujas atacarme, solo me quedaba esperar lo inevitable y luchar por mi supervivencia.


    — ¡JAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJA!


    Fuertes aplausos acompañados de una ruidosa risa juvenil que hacía eco en oídos de todos detuvo por momento esta peligrosa circunstancia, su causante era un enigmático encapuchado sentado en lo alto de un edificio de tres pisos, al voltear todos nuestras miradas hacia él, este cesa su contagiosa carcajada.


    —El chico tiene razón, todo este tiempo han danzado para mí, pequeñas brujitas –Dijo el misterioso encapuchado.


    ¿Es “él”?, ¿el causante de todo?, ¿se muestra así nada más?, esto es demasiado oportuno como sospechoso.


    —Tsk… otro revoltoso, todos y cada uno son los mismo –Opino la sargento.


    —Jejeje, es un halago oírlo de la fría y recta sargento Madaleg Vesh, debes de haber tenido una dura infancia para reflejar una personalidad tan agresiva hacia los sangre de bruja, cierto… ¿cómo está tu madre? –Pregunto el encapuchado con un tono burlón.


    —Ella esta… ¡muerta por un sangre de bruja!, ¡arqueros! –Ordeno enfurecida la sargento a que apuntasen al enigmático sujeto —¡Disparen!.


    Otra carga de aquel encantamiento de proyectiles explosivos fue lanzado exclusivamente hacia la enigmática figura que provoco a la sargento, él ni de movía o mostraba señal alguna de preocupación, manteniéndose quieto allí se defendió de la hostilidad de la Wicau.


    Extendió su brazo izquierdo creando a modo de escudo un extenso cristal rectangular que recibió cada una de las flechas, pero estas no explotaron, sino que al mínimo contacto contra la pared cristalizada, todas son absorbidas y luego al cabo unos escasos segundos vuelven a reaparecer del mismo lado pero en trayectoria opuesta.


    Una lluvia de numerosas flechas mágicas que habían lanzados hacia él, fácilmente son reflejadas por una manifestación mágica de cristal y devueltas hacia sus lanzadoras con mayor potencia para el colmo, las brujas rápidamente concentran sus esfuerzos en erigir una potente barrera para prepararse ante el inminente daño, el impactar de cada una denota su efecto explosivo al unísono acompañado de gritos de la Wixau, tal ataque devuelto había traspasado sus defensas.


    El humo levantado ante tal sacudida se disipa rápidamente y revela al centenar de brujas armadas en un momento de debilidad, las brujas centradas en la defensa en su mayoría habían caído y otras yacían mínimamente heridas o aturdidas (estando entre ellos la sargento Madaleg), casi la mitad estaba algo ileso pero desprotegidos de cualquier ataque inminente numeroso que le lanzasen.


    — ¿¡Que esperan mis estimados sangre de bruja!?, ¡ahora los papeles están invertidos, ellas son quienes están en peligro!, ¿¡o piensan desaprovechar este momento para acabar con sus enemigas juradas!? –Les alienta el enigmático individuo a atacarles.


    Los sangre de bruja se sentía incierto ante todos los repentinos sucesos, pero al ver a sus enemigas en una situación tan deplorable, no podían evitar en parte el regocijo de aquello y acabar con lo que habían venido en un principio.


    — ¡Ya detengan esta idiotez!, ¿¡acaso no ven que es lo que ese sujeto quiere!?, ¡han sido sus malditos títeres desde un principio! –Exclame hacia ellos tras colocarme al frente de las debilitadas fuerzas Wixau — ¡Puede que parezca que tienen lo que deseaban, pero al final ustedes terminaban perdiendo más de lo que obtendrán y en el infortunio involucraran a cada sangre de bruja inocente que nada tuvo que ver con esto, arruinando y jodiéndoles por completo su vida!, en el instante en que este conflicto fue iniciado, nunca tuvo el más mínima propósito de ser para su causa, ¿¡no es así!? –Dirigí la última oración hacia el enigmático personaje.


    Los sangre de bruja al oír mis palabras en su mayoría parecían dudar de seguir con el ataque, pero solo era temporal, pues podía sentir murmullos negativos hacia mi persona.


    —Jejeje, eres peculiar e interesante, Rozuel Drayt –Cita mi nombre dando a entender que me conoce —Respóndeme lo siguiente, entiendo que seas un forastero en esta ciudad, ¿pero porque arriesgar tu vida por esa calaña?, aunque no seas de aquí, has visto con tus propios ojos e incluso experimentado a tu manera el indiferente trato hacia los de tu tipo, como un sangre de bruja que eres, ¿porque insistir en arriesgar tu propia seguridad por ellos? –Señalo hacia la debilitada guardia Wixau.


    —No negare que siento deseos de partirle la cara a estas brujas, pero a diferencia de otros, yo puedo ver que la simple idea de iniciar una revuelta mediocre y causar estragos en toda una ciudad y su población con el fin de esperar conseguir una igualdad social, es tan ingenuo como tirarles piedras a una multitud que habla mal de ti y esperar a que lo olviden y te acepten –Me exprese, pero no me detuve allí —Por no mencionar que en términos de fuerzas para esta "resolución suya” los sangre de bruja siguen perdiendo por bastante, lo ocurrido en el coliseo ha sido cosa tuya, no dudo de eso, la guardia Wixau que se encuentra allí atrapada más las Eldar y entre otros elementos aparte, en el instante en que se liberen, ¡cosa que va a ocurrir!, esto terminara en un parpadeo para ellos –Señale a la concentrada fuerza de sangre de bruja que estaban cerca de mí —Y como consecuencia final, después de que terminen perdiendo esta lucha, este aquelarre tras su victoria con su “Consejo Wicau” tendrán la suficiente aprobación del pueblo para decretar de seguro alguna absurda ley sobre cada sangre de bruja restante que nada tuvieron que ver con esto y viven de forma pacífica en la ciudad, y arruinarles toda mínima posibilidad de una vida normal, terminaran metiendo a todos en el mismo saco –Comente analíticamente —Y eso nos lleva a ti, el “Titiritero”, como principal influyente y causante de esto, ahora me toca preguntar a mí, ¿cuál es tu propósito real al venir a esta ciudad y tentar a los sangre de bruja para iniciar un conflicto civil?, ¿venganza?, ¿placer?, o quizás… ¿estás buscando algo más en concreto?.


    La enigmática figura encapuchada se torna un momento en silencio tras oír mi respuesta.


    —Tu… eres mucho más interesante de lo que se menciona, con solo 10 años de edad y siendo capaz de responder con una capacidad reflexiva semejante al de un adulto cauto, además de portar en manos armas únicas de grandes capacidades que nunca antes había visto en toda mi vida, ¡jejejejeje!, decir que no eres un niño normal es quedarse corto, ¿qué eres exactamente?, Rozuel Drayt –Comento el enigmático sujeto.


    Incluso aunque lo pregunta, ¿realmente desconoce lo que soy?, lo que me lleva al temor de pensar si de verdad sabe la auténtica naturaleza de lo que soy o solo está divagando para hacerme dudar, este sujeto… es aterrador, pero hay algo más, me he dado cuenta de algo hasta ahora.


    La primera vez que me topé con el presunto asesino “Jack”, quien ahora sé que era Ermando y tres invocaciones humanoides suyas no-muertas quienes llevaban a cabo todos los hechos, mi primer encuentro con ese “Jack” denoto una experiencia escalofriante como si la misma parca pusiera su hoz sobre mi cuello, contra Ermando y compañía no tuve tal lúgubre sensación cuando estuve cara a cara con ellos, pero con este tipo el solo hecho de mirarlo a esta distancia, ya me hacía sentir bastante incomodo, ¿podría ser..?


    Sin pensármelo demasiado, apunte con mi AK-47 hacia el mismo titiritero, quien no mostró reacción alguna de preocupación.


    —Oh, piensas atacarme, te sugiero… que no lo hagas, por tu propio bien –Me advirtió con un frio y serio tono acompañado de un suspiro.


    Un aura mágica se manifiesta en su cuerpo y en medio del contacto visual contra el objetivo, mis dedos sobre el gatillo empiezan a temblar, ¿estaba dudando de presionarlo?, pero lo más insólito fue el cómo me sentía, tras su advertencia, termino dominándome psicológicamente para no insistir en atacarle.


    No había duda, ¡era él!, Liha tuvo la maldita razón después de todo, lidiamos con alguien “potencialmente problemático”, no me sentía así de intimidado desde mi encuentro con ese espíritu demoniaco hace dos años, sospecharía que podría tratarse de él, pero no… puedo percibir que este mal presentimiento involucra a alguien más, a alguien que desconozco, pero se lo peligroso y fuerte que era, ¿quién es este encapuchado?, ¿quién es la figura hostil, manipuladora y potencialmente peligrosa que se oculta bajo esa túnica?.


    — ¿Quién… quién demonios eres? –Pregunta una recuperada Madaleg a la enigmática entidad con una mirada y tono sumamente serio.


    —Creí que esa cuestión ya fue respondido, soy quien ha causado todo esto que ves a tu alrededor, pequeña sargento.


    — ¡Deja de tomarme el pelo!, esa habilidad que usaste para devolvernos nuestro propio ataque… eso era… ¡un encantamiento de Astado! –Revelo la sargento — ¡Uno de los 1000 encantamientos de Astado!, ¡uno de grado A bastante poderoso que fuiste capaz de utilizarlo sin el más mínimo esfuerzo!, ¡solo la gente de nuestro aquelarre posee la bendición de portar estos poderosos encantamientos!, dicho esto… ¿¡QUIEN DEMONIOS ERES TU!?.


    ¿Eso era cierto?, ¡entonces este encapuchado es en realidad una chica!, ¿¡una bruja!?.


    —Vaya, de modo que mi disfraz termina aquí, no esperaba que alguien reconociera la naturaleza de esa habilidad que use cuando me defendí, bueno… de todas manera ya me cansaba de utilizar esa voz falsa –Se expresa la entidad anónima revelando una juvenil voz totalmente cambiada, pues ahora era toda femenina.


    —Lo diré nuevamente, ¿¡quién eres!? –Insiste la sargento en obtener su respuesta.


    —Jejeje, ¿quieres ver quién soy?, ¡de acuerdo!, complaceré tus dudas –Contesta para luego retirar las vestiduras que ocultaban su anonimato.


    Tanto la bruja sargento Madaleg como las Wixau que le acompañaban se hallan boquiabiertas del asombro al ver quien era, pues yo no tenía ni la más mínima idea, tras quitarse aquella túnica con capucha, la peligrosa bruja se revela como una muchacha joven de 18, larga cabellera negra, un oscuro vestido con un estilo gótico y unas pantimedias oscuras con calzado del mismo color.


    —Puede que muchos ya sepan quién soy, pero para aquellos que no me conocen aun, me presentare, mi nombre es Alice Kyte, un placer –Saluda con formalidad sonriendo pero a la vez denotando una sombría apariencia.


    Continuara…
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  18. Autor
    Armus09

    Armus09

    Registrado:
    3 Jul 2009
    Mensajes:
    1,260
    Temas:
    136
    Calificaciones:
    +1,185
    CAPITULO 91 DECEPCIONANTE VERDAD


    PERSPECTIVA: Rozuel Drayt

    Frotaba ligeramente su mano en su largo cabello negro, su blanca piel no hacía mucho juego con su oscura vestimenta, a pesar de posar sentada con una expresión sonriente, en todo momento no dejaba de aparentar una imagen sombría, Alice Kyte, fue como la bruja se presentó.


    — ¿Alice Kyte? –Replique el nombre en mi mente.


    Recordé entonces haber oído ese nombre antes, mencionado por la boca la Eldar Laabe del aquelarre Cognitio en una ocasión concreta.


    __________________________________________________________________​



    Un fragmento de recuerdo hace eco en mi mente volviendo a reproducir las palabras de aquella conversación…


    “—En vez de estar malgastando tiempo y esfuerzo con trivialidades xenofóbicas, deberían centrarse en encargarse de los que realmente nos dan mala imagen a las brujas, como por ejemplo, Alice Kyte.”


    “— ¿Alice Kyte?, ¿quién es esa? –Pregunte.”


    “ —Una bruja muy problemática, una “Yudaz”, la palabra es un término que usamos para las brujas criminales de la peor calaña –Respondió Liha con cierta seriedad.”


    “—Hmmm… suena a alguien muy complicada de tratar –Opine.”


    “—Y no es para menos, han habido muchas Yudaz en la historia de todo aquelarre, pero Alice Kyte es quizás la peor de todas, por 50 años su vil trayectoria se ha centrado en asesinatos, destrucción y caos por toda Avalia, ganándose el odio no solo de las brujas, sino del mundo entero, y lo peor es que sigue suelta, ella es muy peligrosa y su misma existencia tiene que ser eliminada –Argumento la bruja de cabellera naranja.”


    El recuerdo se detiene allí.


    __________________________________________________________________​



    Alice Kyte, una bruja criminal de talla mundial, pero hay algo que me desconcierta, ¿qué hace aquí tal peligrosa criminal en esta ciudad?, y otra cosa, se supone que ella tiene más de 50 años, pero por su apariencia luce como alguien de 18, ¿estará haciendo uso de magia para aparentar una figura más juvenil?.


    —No puede ser… ¿qué hace aquí?, ¡tú, la Yudaz más detestada y despreciada en la historia de las brujas! –Exclama la sargento Madaleg Vesh con cierta alteración.


    Incluso todas sus brujas yacían igual o más preocupadas como nerviosas, la sola presencia de tal figura que encarnaba asesinatos y destrucción, había bajado bastante la moral de la Wixau, y los sangre de bruja, ellos también se llevaron inesperada sorpresa, la persona que los convenció de llevar a cabo su “levantamiento” no era otra que una bruja y no una cualquiera, podía percibir en sus rostros el descontento y decepción al revelarse tan cruda verdad.


    —Me alegra saber que conservo mi puesto como la peor Yudaz de la historia –Expresa con una mueca sonriente la manipuladora criminal.


    —Asquerosa y pútrida perra, tu sola existencia es una vergüenza para todas las brujas, ¡no deberías estar viva!, ¡no deberías haber nacido! –Maldecía la sargento a la peligrosa criminal.


    —Oh, ¿y que harás al respeto?, pequeña sargento –Responde ella con un lenguaje provocativo.


    — ¡Escuadrón de asalto en formación! –Ordeno la bruja sargento a un pequeño grupo de Wixau.


    5 guardianes responden al llamado de su superiora, con la vista en frente y su mano sujetando firme la espada aguja que empuñaban, se desplazan haciendo uso del fortalecimiento mágico hacia la posición de Alice, las cinco rodean a la peligrosa criminal posicionadas para atacarla en cualquier momento.


    Pero la Yudaz ni se inmutaba, con los ojos cerrados bostezaba aun en su situación, eso hacia rabiar a la sargento quien sin desperdiciar un segundo más, ordeno al grupo atacar, el pequeño escuadrón se moviliza sobrehumanamente al unísono con el veneno cubrir en el filo del arma a la vista, pensaban liquidar a la bruja ya sea perforando sus órganos vitales o envenenándola con la mortal toxina de la espada.


    La Yudaz abrió lentamente sus ojos, se podía notar la mínima seriedad en esa faceta y lo letal que era, y eso último lo demostró enseguida.


    ¡KABOOM!


    Las 5 guardianes Wixau fueron eliminadas, como si en medio de su trayecto cada una pisase una mina invisible, aniquilando con suma facilidad al pequeño escuadrón, en el aire volaban restos de sus uniformes y partes calcinadas del cuerpo que se destruían al tocar el suelo reduciéndose a polvo.


    Esta mujer era poderosa y la sargento quien se mostraba orgullosa como decidida a poner en su lugar a la osada criminal, ante tal demostración, su voluntad guerrera fue demolida.


    — ¿Qué clase de sargento envía a una muerte segura a sus subordinados?, en verdad ha decaído bastante el poder militar del aquelarre –Se expresó ella volviendo a su faceta sonriente.


    —Es una monstruosidad… -Decía Madaleg tensa e insegura.


    Si ni la misma Wixau que conformaba brujas entrenadas por años podía hacer frente ante tal amenaza, temo que menos podría hacer por mi parte, aunque las armas de fuego me confieren un buen factor de ventaja, no hay duda de que ella puede estar al tanto de la funcionalidad de cada una, atacarla significa exponer mi vida y sería demasiado riesgo al asumir, mi objetivo no era establecer una lucha contra ella y vencerla, yo no era un héroe o justiciero, mi prioridad era buscar a mi compañera, lo demás era relevante.


    — ¿Por qué?, ¿por qué no has mentido? –Pregunta uno de los sangre de bruja que conformaba el grupo que luchaba contra la Wixau —¿¡Porque nos has engañado!?, ¡nuestra lucha!, ¡nuestro sufrimiento!, ¡nuestra sangre!, ¿¡acaso todo ha sido un juego para ti!? –Exclamo agobiado el joven sangre de bruja.


    — ¿De qué hablas?, en ningún momento los he engañado –Contesta Alice manteniendo su serenidad.


    — ¿Eh?...


    —Yo solo les ofrecí los “recursos” para su causa, en ningún momento los obligue a que lo llevaran a cabo, fueron ustedes mismo quienes ejercieron sus propias decisiones, no las mías, entonces, ¿dónde está el engaño?, no la hay, es un acusación bastante fea de tu parte, pequeño sangre de bruja.


    —No puede ser… nuestra causa… nuestra lucha… todo… una mentira… -El joven sangre de bruja cae de rodillas con una fuerte depresión.


    — ¿Aunque sigues insistiendo en que todo era una mentira?, bueno, si eso te reconforta, bien por ti.


    —Jugaste con nuestras emociones… ¡eres un monstruo sin corazón!.


    —Oh, querido, he oído tantas veces esa frase, que ya la siento como un poema.


    — ¡MALDITA! –Se pone en pie el ahora enfurecido joven sangre de bruja.


    En sus manos empuñaba un sable mágico, un artefacto mágico cuyo hoja corroe lo que cortaba, con la habilidad “Afinidad de Astado” que todo sangre de bruja portaba, el joven influenciado por sus rencorosas emociones, sintió la fuerza del ítem mágico rebosar inmensamente en todo su cuerpo, se lanzó a la carga sin pensarlo dos veces contra la bruja que había jugado con sus sentimientos.


    —¡MUERE!.


    —Je, tu primero.


    La bruja extendió su brazo izquierdo y cien espadas de luz emergieron a su alrededor desplazándose a una velocidad igualada a la del sangre de bruja que cargaba contra ella, cada una apuñalando al pobre muchacho sin compasión, con solo la décima atravesándole el cuerpo, basto para detener su ataque y que cayese desde una elevada altura moribundo hacia el suelo siendo en el proceso vilmente atravesado por el restos de las espadas invocadas, dejando únicamente de él restos de carne lacerada y sangre a montón.


    — ¿Alguien más quiere intentarlo? –Pregunto la Yudaz sonriente.


    Pero nadie se atrevía, la Wixau estaba con la moral baja y los sangre de bruja al descubrir la cruda verdad de su “levantamiento” estaban igual o peor de decaído, a pesar de que la fuente de su desgracia yacía al frente de sus ojos, era imposible para ellos desquitarse contra la bruja, ella era fuerte y ellos débiles, esa era la realidad, luchar significaba una muerte segura y claramente todos temían a la muerte, tan solo podían tragarse su impotente sentir.


    Aun así, no podía resignarme a olvidar a lo que vine, como deje claro, no tengo bajo ninguna razón enfrentarme a ella, entonces opte por obtener lo que buscaba por el dialogo.


    —Haciendo a un lado el que no quieras revelar tu razón de venir a Macur, con respeto a lo ocurrido en el coliseo, ¿qué hiciste con mi compañero? –Pregunte albergando el pensamiento de que ella tuviera la respuesta.


    — ¿Tu compañera?, ¿compañera?, ¿compañera? –Repetía la palabra fingiendo hacerse la pensativa — ¡Oh, claro!, tu compañera, por casualidad será… ¿una joven bruja de edad adolecente con un cabello verde oliva y buen dominio de la arquería?.


    —Sí, ¿qué hiciste con ella?.


    —No le hice nada.


    — ¿Entonces puedes explicarme que sucedió en el coliseo con ella?, ¿por qué razón Livia fue teletransportado de la nada al igual que yo?, ¿dónde está ella ahora?.


    — ¡Ah, ya lo entendí!, lo que quieres saber es donde se encuentra tu compañera, ¿por qué no lo dijiste antes?, se dónde se encuentra ahora ella en este instante.


    Alice levanto su brazo derecho señalando hacia donde estaba, pero no era a mí a quien señalaba en realidad, sino lo que se hallaba a mis espaldas.


    —Ella está parada justo allí.


    En el instante en que ella lo dijo mientras señalaba, me di vuelta para ver la cara de una persona que inesperado yacía pocos metros a mi espalda, se trataba de nada menos que Livia, quien estaba allí parada con un inexpresivo rostro.


    — ¿Livia…?


    Y antes de que me diera cuenta, una flecha es clavada en mi pierna izquierda, me centre tanto en su cara, que no note que ella, la misma Livia en persona, empuñaba su arco y había tensado uno de sus proyectiles lanzándolo hacia mí.


    — ¿Livia?, ¿¡qué demonios hiciste!? –Pregunte desconcertado y confuso.


    —Eres un sangre de bruja bastante confiado –Contesto la arquera bruja con una sombría y fría expresión en su rostro.


    —Livia… ¿qué significa esto?.


    Antes de que pudiera elevar mi voz y moverse hacia ella enfurecido, noto que a pesar de que la flecha no se había hundido bastante en mi pierna, solo apenas la mitad de la punta se clavó, sentí como mi cuerpo era incapaz de moverse, poniéndome de rodillas y temblando, pero siendo imposible de cualquier manera el poder ponerme de pie o moverme con normalidad.


    —Es inútil, el veneno paralizante concentrado en la punta de la flecha que dio en tu pierna ha comenzado a surgir efecto, no podrás moverte por un buen rato –Revelo ella.


    ¿Por qué hacía esto?, ¿por qué atacarme a mí?, a su propio aliado, no me digas que ella…


    — ¡Tardaste bastante, Livia! –Le habla de manera bastante amistosa la bruja criminal Alice.


    —Tarde más de lo estimado, pero los preparativos están completos –Le contesto con la misma confianza la bruja de pelo verde oliva.


    —De modo que tu… ¿estas con ella? –Pregunte —¿Desde cuándo?.


    —Desde hace mucho tiempo, todo estaba planeado –Confeso Livia.


    ¿Planeado?, entonces desde los enfrentamientos en Windaz para elegir a los candidatos representantes en la competencia, nuestras llegada a Macur, nuestras participación en cada una de las rondas, ¿todo este tiempo ella…?


    —Traidora… ¡eres una traidora! –Exclame mirándole con indignación a los ojos.


    Livia se muestra molesta con mis palabras y apretando sus puños, desata su poder mágico en el ambiente, un aura rodea su cuerpo, pero era diferente a todas las veces que había manifestado su poder, esta aura… esta presencia que exhibía, podía percibir… ¿oscuridad?, incluso su propia energía mágica podía notarse algo un poco más oscura, ella se me acerco manteniendo esa aura en su cuerpo y me tomo del cuello de mi chaqueta negra.


    —Sí, soy una traidora, la vida no siempre es justa con todos –Me dice ella con desdén — ¿Una familia amorosa?, ¿un lugar al cual vivir en paz?, ¡no tuve nada de eso!, ni para cuando la ruina llego a mi vida, ¿crees que me volví una traidora por gusto?, ¿qué hice toda mi vida solo con la finalidad de traerles infortunio a ti y a todos aquellos quienes me brindaron su confianza?, tú no sabes nada, no eres diferente al resto.


    —Independientemente de cual sea la razón, de cuáles fueron las causas desencadenante que te llevaron a esto, una traición es una traición, eso te convierte en una traidora, sea como fueron las circunstancia que moldearon tu vida y forma de ser, en el instante en que optaste por “apuñalarnos” por la espalda sin previo aviso, en que decidiste volverte nuestra enemiga, no te has convertido en más que una traidora –Argumente por mi parte.


    Livia se mostraba aún más molesta, apretaba los puños con más fuerza como si quisiera molerme a golpes, pero tras un profundo suspiro, me suelta y avanza hacia adelante dándome la espalda.


    —Por los cortos momentos agradables que tuvimos como “equipo”, pensaba dejar las cosas de buena manera –Comento ella.


    — ¿Buena manera?, ¿y eso que quiere decir?, ¿pensabas hacer de tu traición algo menos evidente o simplemente no querías darnos la cara cuando nos dijeras la verdad sobre tus intenciones?.


    —No, a lo que me refiero es que pensaba dejarte vivir, pero cambie de parecer –Aclaro Livia colocando la punta de una flecha mágica cerca de mi nuca mientras la tensaba con su arco —¡Voy a matarte! –Declaro por consiguiente con seriedad.


    Podía sentir la magia de su flecha de mana lo bastante intensificado, incluso su misma presencia denotaba sus auténticas emociones, su fuerte deseo por matarme, esto lo confirmaba, la Livia Archan que conocía, ya no existía.


    Continuara…
     
  19. Autor
    Armus09

    Armus09

    Registrado:
    3 Jul 2009
    Mensajes:
    1,260
    Temas:
    136
    Calificaciones:
    +1,185
    CAPITULO 92 NO HAY LUGAR PARA LA DEBILIDAD


    PERSPECTIVA: Tercera Persona


    PASADO: Livia (6 años)​


    La costumbre de las brujas siempre dictaba a construir su hogar alrededor o cerca de un bosque, los bosques han representado un símbolo en su historia, desde el primero que les permitió su supervivencia y erigir su sendero, era parte de su cultura.


    Pero este pueblo no estaba sobre uno, era un extenso campo cerca de unas montañas con un lago a la proximidades, un pequeño aquelarre con no más de 1 año se habían instalado en el lugar, pues el anterior fue destruido por fuerzas templarías y cazadores de brujas.


    Sus pobladores denotaban pobreza en su forma de vestir, comer y comportarse, la pesca en el lago, con la caza de los animales de alrededor y la poca cosecha ofrecía los alimentos a este poblado de casi 100 habitantes conformada por brujas.


    De entre ella, denotaba una pequeña niña con un cabello de un colorido único de su tipo, un verde oliva, llevando trapos sucios como ropa y con moretones en los brazos y algunos en la frente, la pequeña caminaba hasta una choza, el cual era su hogar, encontrándose con una mujer canosa en sus 30, cuyo años no habían sido favorable con ella.


    —Mama, me han vuelto a tirar piedras, aunque sean pequeñas, duele mucho… -Dijo la pequeña a su madre.


    —Eso es porque eres débil, Livia, mi niña es débil y patética.


    La madre responde con dura sinceridad mientras se encontraba recostada con la vista perdida hacia arriba.


    —Mama, llevas casi todo el día en cama –Dice la pequeña Livia con preocupación.


    —Estoy cansada, es todo, no hay mucho que pescar en el lago hoy –Se excusó ella.


    —¿Estas… enojada?.


    —Estoy decepcionada, de mi… esperaba que aquella decepción no fuera heredara a mi primogénita, cuan necia fui.


    —¿Mama?.


    —Déjame descansar Livia, ve afuera a jugar un rato.


    Hizo caso a su madre sin protestar, aun pese a la fría y desinteresada actitud suya, en el camino piedras son arrojadas hacia ella, pequeñas pero dolorosas, usando sus brazos marcados de ya previos golpes acumulados, la pequeña sigue caminando, soportando el dolor causado por otras niñas mayores que ella, que le arrojaban cosas por diversión.


    __________________________________________________________________​



    En la orilla del lago, observaba su propio reflejo, absorto en sus pensamientos, como la única salida para olvidar todo lo que le rodeaba, pero una cosa destacaba de aquellas manifestaciones imaginarias, una palabra que vivía marginando su vida.


    —“Eres débil”


    Otras niñas eran bravuconas con ella por su color de cabello que consideraban como “bicho raro”, al ser mayores y la pequeña carecer por completo el cómo defenderse, el resultado era evidente, pero no era todo.


    No hay hombres en el pueblo, todo dependía de sus habitantes brujas, al cumplir 5 años, a todas las pocas niñas del poblado se les empezar a enseñar sobre cómo llevar a cabo las actividades que proveían los alimentos a su gente, a los 6 años cumplidos, las primeras practicas con ejercicios sencillos son llevados a cabo.


    Con sus 6 años, Livia no destacaba ni para la pesca, cosecha o caza, eso despertó el desprecio de las adultas hacia la pequeña, pues todas habían perdido mucho en su anterior hogar, desde seres queridos o posesiones materiales valiosas como de invaluables recuerdos, aquellos que sobrevivieron, se consideraban la generación fuerte.


    Pero para la pequeña de pelo verde oliva, una palabra empezó a resonar convirtiéndose un tabú para sus oídos y su vida, una palabra que odiaba su mismo ser, como una condena o una maldición.


    —“Eres débil, débil, muy débil”


    Las otras niñas, su madre e incluso todas las adultas, no bastaban de recordarle la palabra “débil” que paso a convertirse en sinónimo de desgracia para ella, aunque sus fuerzas se mostraban frágiles, su mente persistía en no caer en el mismo resultado, no sonreía, pero tampoco lloraba, era su elección.


    __________________________________________________________________​



    Con el sol cerca de ocultarse, Livia regresa a casa solo para encontrarse con algo inesperado, fuera de su choca, avisto una carreta de carga hecha de bronce, manejado por un cochero de elegante vestimenta, pero los ojos de la niña se centraron más en la persona con la que su madre se encontraba hablando bastante emocionada.


    Era un hombre robusto de bigote, pelón y vestía fina ropa de cálida que denotaba su noble linaje junto a los valiosos anillos de sus dedos, acompañado de 9 guardias armados, aquel hombre sostenía una plática con su madre, la pequeña con curiosidad de acerca siendo notado por todos ellos, el hombre sonríe con cierta malicia, pero su atención es opacado por la mujer canosa.


    —Mi niña, me alegra que estés aquí, he encontrado una buena oportunidad para conseguir dinero, con eso ahora podre comprarle al comerciante que pasa por este sitio cada cierto tiempo –Le comunico su madre con un aire bastante animado.


    — ¿En serio?, eso… eso es maravilloso –Expreso su hija con alegría.


    —Pero para poder tener ese dinero, necesitare de tu ayuda.


    —¿Mi ayuda?.


    La madre hizo una seña de asentar la cabeza al hombre noble, este ordeno a uno de sus guardias a tomar a la niña y meterla dentro de la carreta, la pobre sin comprender lo que ocurría, trataba de liberarse del hombre que la llevaba por la fuerza hacia el carro.


    —¡Mama!, ¡mama!, ¡ayúdame mama!.


    Pero sus suplicas eran en vano, su madre estaba toda concentrada en su plática con el hombre, notando como este le entregaba a la mujer una bolsa con dinero, lo último que llego a escuchar de ella, la dejo sin palabras.


    —Es toda tuya, un placer hacer negocios contigo.


    Con aquella cruda oración, Livia dejo de rogar por ayuda y resistirse, fue metida finalmente en la carreta con las manos y piernas atadas, hallándose en su interior a otras 3 chicas cautivas de juveniles edades que no pasaban de los 13 años, había sido vendida como ellas, solo que para su desgracia, la persona que la ofreció a estos hombres, era la misma que la había parido y traído a este mundo, un terrible dolor en su pecho la dejo callada.


    __________________________________________________________________​



    La carreta se desplaza a su ritmo a quien sabe que destino, pero para Livia, ya nada importaba, su resistencia mental declino finalmente a rendirse, ya no sentía que hubiera razón alguna de soportarlo más, se dejó llevar por aquella mísera realidad.


    — ¿¡Que es eso!? –Grito uno de los guardias alterado.


    Varias explosiones se hicieron cerca de la carreta, los guardias y el noble gritaban sumidos en el caos y el terror, mientras que el mismo carro donde yacían las pequeñas se sacudía violentamente, Livia entre tanto sacudones se golpea la cabeza y pierde el conocimiento.


    __________________________________________________________________​



    — ¿Hmmm…?


    Con un dolor de cabeza, la pequeña de cabello verde Olivia se recupera, sus brazos y piernas estaban libres, las ataduras habían sido cortadas, pero no solo eso, sino que además las demás muchachas ya no estaban, habían desaparecido y como último detalle de gran notoriedad, la carreta estaba volteada con las puertas abiertas.


    Ella camino saliendo del inmundo vehículo y se encontró en medio de la noche un paisaje lleno de muerte, los guardias y el noble habían sido asesinados, algo o alguien ya sea solo o en número los ataco, el suelo mostraba índice de estallidos y daños que solo un usuario de magia o el uso de ítem volátiles podría provocar, sea cual sea la razón, no le importaba.


    Era libre, pero eso no era todo, mirando detenidamente donde se encontraba, noto que se encontraba en un extenso campo, reconocía el paisaje, no estaba lejos de su pueblo, podría llegar caminando, la pequeña no perdió tiempo y avanzo de regreso a su hogar, había recuperado sus razones para no rendirse aun.


    __________________________________________________________________​



    Su caminata le tomo bastante, pues los primeros rayos de sol habían salido, pero sabía en el fondo que ya estaba cerca, fue entonces que en el transcurso noto columnas de humo procedente de la misma dirección de su pueblo, eso le motivo a acelerar su paso.


    Había vuelto, regreso a su hogar, solo para encontrar una tierra devastada, brujas asesinadas por doquier, cultivos quemados junto a casas incendiadas como destrozadas, no había una sola sobreviviente, incluso las niñas bravuconas estaban entre los fallecidos, noto el cuerpo de algunos extraños, eran de hombres, unos forasteros.


    Viéndolo más de cerca, noto que estaba armado, con espadas y vestía una armadura de cuero, todos ellos estaban armados, algunos con bastones, otros con arcos, incluso dagas, no era difícil concluir que aquellos individuos eran bandidos, la presencia de caballos sin aliento en la escena, podría explicar con claridad que este pueblo fue atacado por un numeroso grupo de ellos.


    La confrontación termino por resultado la victoria de los bandidos, si bien algunas brujas faltaban entre las caídas, y los dos únicos almacenes de comida, eran las estructuras menos dañadas, habían sido saqueados por completo, la conclusión era evidente, no solo se llevaron los alimentos u otra materia prima que le resultase valioso, incluso algunas brujas terminaron convirtiéndose en sus “recursos” en el saqueo.


    La mente de Livia tan solo pensaba en una cosa, volver a su casa, camino acercándose a ella, a la casucha pequeña y sucia en la que vivió alguna vez, ahora reducida a pedazos, entre el medio de los restos de su casa, observo el brazo de un cuerpo sin vida que yacía enterrado bajo los escombros.


    —Mama… -Reconoció la pequeña de inmediato aquel cuerpo con solo ver el brazo.


    Se puso de rodillas abrazando aquella extremidad sintiendo lo tieso que era, sumida en lágrimas, a pesar de que su madre la había vendido, no podía odiarla, no podía despreciarla, pues era su única madre, la única familia que tenía y ahora se encontraba completamente sola.


    Livia se recostó sobre los escombros al lado del brazo de su muerta madre, esperando, ¿pero a quién o qué?, la respuesta era, ¡a nada!, nuevamente se dejó llevar por la situación de a su alrededor y cerro sus ojos durmiendo entre los destruidos cimientos de su casa, en compañía de la única familia que ya no estaba en esta vida.


    __________________________________________________________________​




    PRESENTE: Livia (14 Años)​


    De vuelta a Macur, a un panorama llena de incertidumbres y hostilidades, un paralizado Rozuel se encontraba de rodillas, esperando a una flecha mágica a ser lanzado por quien alguna vez fue su compañera y aliada.


    —Si las cosas iban a terminar así, ¿entonces porque decidieron sacarme del coliseo?, ¿por qué no me dejaron encerrado como a los demás? –Pregunto el chico.


    —No fue mi decisión, sino la de la ama Alice –Respondió Livia denotando su respeto hacia la Yudaz —Una decisión tomada por la petición del sangre de bruja ciego.


    —Ermando…


    —Sí, ese era su nombre, él tenía la absurda intención de convencerte de unirte a la causa de los sangre de bruja, a la causa de mi ama, pero al final fallo y con su vida pago, su convicción era débil al igual que su fuerza.


    Las palabras de Livia no mostraban respeto alguno por Ermando, el hecho de que describiera lo que fue de él, podría deducirse que ella lo presencio o quizás Alice lo hizo y se lo conto, de cualquier modo, la bruja arquera se mostraba como alguien insensible y vulgar ante la elección del invidente joven fallecido.


    —Livia, te lo preguntare solo una vez más, solo para estar seguro, ¿es esta tu decisión final? –Formulo Rozuel con rotunda seriedad en sus palabras.


    —Ya he hecho mi elección hace mucho tiempo –Contesto ella.


    Con aquellas palabras, ya no había duda algunas del bando al cual Livia pertenecía. Rozuel en vano intentaba moverse o conseguir algo de movilidad antes de que ella le atravesase con su flecha su cabeza o garganta.


    —“Estas en un serio aprieto, mocoso” –Es el sangre de bruja hablado en su cabeza por la entidad habitada en el collar negro.


    —Myldark, creí que estabas durmiendo como siempre lo haces –Pensó el muchacho respondiéndole en sus pensamientos.


    —“Je, ¿cómo podría dormir con una situación tan entretenida?”.


    — ¿Encuentras entretenido que tu actual portador este cerca de morir?, tienes gustos lúgubres –Opino Rozuel.


    —“El veneno en tu cuerpo que impide moverte, lo he notado, no es un veneno ordinario, su naturaleza es mágica haciéndolo más potente, ¿sabes?, si usaras tu modo Juggernaut, yo podría influir momentáneamente en tu cuerpo para inhibir aquella toxina por un corto periodo de tiempo” –Revelo el espíritu del dragón oscuro.


    — ¿Cuánto? –Pregunto el chico sobre el tiempo que tendría.


    —“20 segundos”.


    —Con eso bastara.


    El muchacho suspiro tras culminar su charla con Myldark, dirigiendo sus siguientes palabras para Livia.


    —Ya veo, entonces esa es tu elección, supongo que cada uno elige su camino –Dijo el muchacho.


    —Sí, es una pena, ¿no? –Contesto Livia.


    La bruja dispara su flecha directo hacia la nuca con intención de perforar su cuello, pero es sorprendida, no hay sangre, pues una concentración con bastante grosor de metal proveniente del collar del muchacho se había manifestado en dicha parte que ataco al segundo de lanzar su proyectil, la flecha hecha de energía mágica es repelida no sin antes provocar un cierto grado de dolor al usuario, aunque no le atravesó sintió el impacto de esta sobre la protección.


    — ¿¡Que!? –Reacciona anonada la arquera.


    El metal se extiende por todo el cuerpo de Rozuel, esta era la activación “manual” de su Intense Iron por medio de la mente, normalmente él lo hacía mediante el uso de un “comando de voz”, ya que activarlo con el pensamiento tomaba más tiempo que hacerlo por el medio verbal.


    Todo el cuerpo del muchacho es recubierto por la armadura ante la elevada cantidad de PSI utilizado, la armadura se extiende mostrándose más corpulenta tanto en torso, cintura y extremidades superiores e inferiores, el casco adopta un diseño semejante al de un casco militar moderno con mascara, este era “Intense Iron – Modo Juggernaut” en manifiesto.


    Livia estaba perpleja, para antes de que se diera cuenta, Rozuel comienza a moverse, Myldark estaba haciendo su parte, solo tenía 20 segundos, en los primeros tres se puso de pie, dándose media vuelta y una patada en el pecho a la bruja traidora que la hace retroceder pocos metros dejándole algo desorientada.


    La bruja con la vista en frente y recuperada del golpe, atestigua como el muchacho le apuntaba con el AK-47, los papeles se habían invertido, la muchacha estaba desosegada, antes de que pudiese hacer algo en su defensa, aquella arma respondería con más rapidez, Rozuel jalo del gatillo con la modalidad del rifle en automática.


    Continuara…



    EPILOGO:


    PERSPECTIVA: Tercera Persona


    PASADO: Livia (6 años)​


    Descansando sobre los escombros de su casa, el sol comienza a ocultarse de nuevo, había estado horas allí y planeaba hacerlo otras horas por el resto de su vida, ignorante de todo a su alrededor, al menos eso fue hasta que oyó pisadas acercándose que le hicieron con curiosidad levantar la cabeza.


    Una joven adolecente de una hermosa cabellera marrón café, ojos color verde y una ligera vestimenta con algunas protecciones de cuero endurecido, llevaba consigo un arco enfundado en su espalda, estaba merodeando por el destruido sitio, asombrada del caos que observaba.


    —Cuanta destrucción –Asintió con tristeza la muchacha — ¿Por qué este aquelarre se arriesgó de esta manera a construir un asentamiento lejos de un bosque?, ¿eh?...


    Noto entonces la presencia de una sobreviviente, de una niña, Livia.


    — ¡Oye!, ¿¡estás bien!? –Pregunta tras correr hacia ella y al tenerla entre sus brazos busco en ella presencia alguna de heridas fatales —Que terribles moretones… curaremos eso, ¿hay algún otro sobreviviente?.


    —No… todos están muertos… todos… han muerto… -Contesto la pequeña con carencia emocional en sus palabras.


    —Que horrible, pero no es seguro quedarse aquí por mas tiempo, los bandidos por lo usual suelen volver una segunda vez para asegurarse de haber saqueado todo, vamos debemos irnos –Le dijo la joven del arco tomando a la muchacha del brazo con gentileza.


    — ¿Ir?, ¿a dónde? –Pregunto la pequeña confusa.


    —A un nuevo hogar, conozco un aquelarre en donde podrás vivir tranquila y a salvo.


    Cuando escucho la palabra “hogar” no pude evitar sentir cierta emoción, pero al repercutir en sus pensamiento la palabra “débil” eso la desmotivaba y le hacía dudar de acompañar a la muchacha.


    — ¿Por qué tanto interés en ayudarme?, no puedo hacer nada útil, soy débil, débil e inútil –Se dijo así misma en voz alta con la mirada baja.


    —Ser débil no es el fin del mundo –Le dijo la chica del arco acariciando el cabello de la pequeña para reconfortarla —Solo para darte una idea, yo a tu edad no era muy buena con la magia, de hecho, en los duelos de prácticas me daban bastantes palizas, ¡pero con esfuerzo y dedicación todo ese mal tiempo cambia!, puedes ser débil e insegura hoy, pero no para siempre, todo depende de uno mismo, ten fe en ti misma pequeña, no hay peor sensación que estar totalmente convencida de sí misma de que no eres nada, que un amargado o todo el mundo no te haga dudar de ti, ¡eres la única quien tiene la última palabra sobre ti misma!.


    Inspirada por sus palabras, la pequeña se pone de pie por su cuenta tomando la mano de la muchacha, caminando juntas hacia su siguiente destino.


    —Por cierto, me llamo Talía Archan, soy de un pequeño pueblo llamado Windaz, de hecho, también es el nombre del aquelarre, te agradara estar allí –Le dijo la bruja identificada como Talía.


    —Livia… Livia es mi nombre –Se presenta la pequeña con cierta timidez.


    — ¡Que nombre tan adorable!, Livia… -Repitió Talía su nombre un tanto pensativa — ¡Bien, está decidido!, a partir de ahora eres mi pequeña hermana.


    — ¿Hermana?...


    —Sí, hermana.


    Livia repitió aquella palabra en sus pensamientos, una reconfortante emoción invadió su ser, se sentía llena de vida y había encontrado una razón para vivir.


    PASADO: Livia (11 años)​


    Bajo una intensa lluvia, ubicado sobre un campo rocoso, la pequeña Livia se hallaba de rodillas sumida en intensa desgracia emocional, observando el cuerpo sin vida de una bruja de cabellera marrón café hecha jirones al igual que su ropaje y sosteniendo un arco en su mano derecha, sin contenerlo más, Livia grita hacia el cielo expresando toda su agobia.


    Continuara…
     
    • Me gusta Me gusta x 1
    Última edición: 5 Ago 2017
  20. Autor
    Armus09

    Armus09

    Registrado:
    3 Jul 2009
    Mensajes:
    1,260
    Temas:
    136
    Calificaciones:
    +1,185
    CAPITULO 93 TRINIDAD DE MONSTRUOS


    PERSPECTIVA: Tercera Persona

    Alice contemplaba la dramática escena entre Livia y su ex-compañero ponerse bastante animado, al observar como el muchacho se equipa con su “Intense Iron – Modo Juggernaut” y se protege con éxito de la fría ejecución la bruja arquera, supo al instante que las cosas se iban a poner bastante fea para su seguidora.


    —Querido, ¿podrías por favor intervenir y ayudarla?, creo que ya es hora de que salgas finalmente a “jugar” un rato –Le habla la Yudaz a alguien en concreto.


    La sombra de Alice comienza a manifestar extraños movimientos sobrenaturales y de repente surge una figura que se mueve a una enorme velocidad hacia la posición de Livia, la joven de pelo verde oliva se encontraba en peligro, Rozuel tras haberse equipado su armadura, pudo moverse ignorando el veneno paralizante y dándole una patada a ella, la tenía en el blanco de su rifle sin posibilidad alguna de defenderse y abre fuego sin perder un segundo más.


    Unos microsegundos antes de que el gatillo fuese jalado, aquella figura surgida en la sombra de Alice se aparece aterrizando en medio de los dos, era un corpulento y alto sujeto que casi media dos metros de altura, vestía un conjunto completo de armadura pesada grisáceo que deleitaba piel de animal sobre los hombros y cintura, su casco tenía la forma de la cabeza de un lobo con ojos rojos y le cubría casi todo a excepción de su boca y nariz que era las únicas partes visibles de su cuerpo, con solo su brazo derecho empuñaba sin dificultad alguna una pesada y gruesa espada de 175 cm de largo y 34 de ancho.


    Tal individuo al haberse puesto en medio de entre los dos, fue el objetivo de las balas, una ráfaga de ellas iba dirigida directo al pecho de su armadura, parecía evidente que el resultado final sería ser acribillado por los proyectiles del AK-47, pero los ojos de Rozuel se encontraron con algo inesperado, cada una de las balas daban contra una barrera o escudo que desviaban la trayectoria de estas impactando contra el suelo, cada una de ellas sin importar tuvieron el mismo resultado.


    — ¿Qué demonios?... –Reacciona atónito el sangre de bruja.


    Era la segunda vez que conoció a alguien capaz de repeler las balas de su AK-47 de frente, el sujeto que tenía antes sus ojos de imponente apariencia por fuera no era un alfeñique por dentro, este por consiguiente movió su pesada espada con solo la mano con la que la sostenía agitándola contra el muchacho, Rozuel pensando rápido, hace uso del escudo “barrera Metallix” en su“modalidad equipo” para resistir tal ataque.


    El golpe es abrumador, el espadachín de la armadura de lobo embiste su arma contra el escudo aplicando una fuerza monstruosa, una capaz de vencer la misma fuerza del “Modo Juggernaut” con facilidad y enviar varios metros al muchacho en el aire hasta dar contra la pared del segundo piso de una casa hecha de un duro material de piedra y atravesarla para terminar en una sala.


    — ¿Qué clase de monstruo es ese? –Se preguntó el muchacho —No sentí que usase fortalecimiento en ese ataque, sin embargo, se sintió que lo hubiera dado con todo.


    Para empeorar las cosas, el tiempo limitado que tenía el muchacho de moverse había acabado, otra vez se hallaba imposibilitado de moverse y su Intense Iron se había retirado de forma automática de su cuerpo, regresando a su forma de collar negro, había soltado a tiempo el escudo Metallix antes de que su peso le perjudicara al no tener de soporte la fuerza aumentada de la armadura.


    —Dark Wolf III… -Cito Livia el nombre del enigmático de la armadura de lobo — ¿Por qué me ayudaste?, creía que solo estabas para proteger a la ama Alice y a nadie más.


    —Fue una petición de la ama, de no ser por eso, no habría interferido –Contesto el llamado Dark Wolf III con una imponente voz madura.


    — ¡Lo siento por intervenir mi querida Livia!, pero no puedo darme el lujo de que mueras, aun… –Dijo Alice con su serenidad habitual.


    —Debo usar mi “verdadero” poder, ¿está de acuerdo con eso?, ama Alice –Le sugirió la bruja de cabello verde oliva a su ama.


    —Sí, creí que tardarías aún más en pedírmelo, pero antes debo atender un asunto –Volteo ella sus ojos sobre la guardia Wixau y los sangre de brujas cercanos.


    Levantando uno de sus brazos con su palma apuntando hacia ello, recita en su mente moviendo los labios un cantico en pocos segundos e invoca sobre cada sangre de bruja y miembro de la guardia Wixau presente una flexible y gruesa enredadera que atrapa a cada uno de ellos, algunos trataron de liberarse de sus ataduras, ninguna de las partes lo conseguía.


    Unos intentaron fortalecer su cuerpo para tener la fuerza necesaria para quitársela de encima, pero la enredadera parecía incluso tomar parte de ese fortalecimiento y ejercer mayor presión sobre la víctima, otros intentaban hacer uso de sus herramientas mágicas para destrozarla, pero la sobrenatural planta inmovilizaba lo suficiente para evitar que eso pudiera ocurrir, incluso hizo que varios sangre de bruja soltase sus ítem mágicos, volviéndolos completamente indefensos en ese estado. La hábil bruja criminal con solo el uso de un encantamiento de Astado, logro someter a más de 100 individuos con simpleza.


    —Hecho –Sacude ella sus manos contenta de su hazaña —Ahora, es tiempo de liberar la verdadera fuerza de mi querida Livia.


    De su mano derecha hace surgir un cubo negro de energía mágica la cual flota hacia Livia, aterrizando en la palma de su propia derecha, el cubo se rompe para revelar de su interior un arco de madera, uno que perteneció antiguamente a un ser querido.


    —Hermana, te demostrare lo fuerte que soy.


    Un aura negra se manifiesta sobre el arco, extendiéndose al instante en todo el cuerpo de Livia, un poder sombrío alimenta sus fuerzas y fortalece a la bruja arquera quien con ojos inmerso en seriedad voltea su mirada hacia el agujero en la pared por donde atravesó su ex-compañero de equipo.


    —Adelante, no te detendré –Le dijo Alice motivándole a seguir su deseo.


    Ella asiente en agradecimiento y luego con un sobrehumano salto sube hasta el piso en donde se encontraba Rozuel totalmente paralizado boca arriba.


    —Vienes a terminar el trabajo inconcluso, ¿eh? –Le dice el muchacho manteniendo la calma.


    Livia solo respondió manifestando con más intensidad el aura oscura en su cuerpo, Rozuel sentía como su poder había aumentado considerablemente, no era pada nada comparada a la anterior compañera que conoció, la bruja arquera tenso su arco y una flecha hecha de aquella oscura energía se formó sobre el arma.


    —No puedo moverme y Myldark no puede hacer su milagroso acto de nuevo, siquiera puedo equiparme con Intense Iron, estoy… en serios problemas –Dijo en sus pensamientos el muchacho.


    ¡BANG!


    Un disparo se oye al mismo tiempo en que el vidrio de una ventana situado a espaldas de Rozuel se rompe, Livia voltea percibiendo a escasos segundos una bala dirigirse a su frente, imposible de evadirlo, pero haciendo uso del aquel aura oscura, actúa como una manta protectora y aumentando su concentración en la parte atacada, desvía el proyectil, sin embargo, este término impactando en el hombro izquierdo de la arquera e interrumpiendo su ataque hacia el sangre de bruja.


    El proyectil no solo había sido desviado con éxito, sino en el transcurso disminuyo su potencial cinético a la mitad, básicamente mermo su poder de penetración o de daño, haciendo que la herida causada en el hombro por la bala fuese no tan serio.


    De la ventana por donde vino el disparo, el atacante se muestra atravesándola y encaminándose rápido hasta la posición de Rozuel y situarse a su lado, en sus manos sostenía el rifle Mosin-Nagant, arma con la cual efectuó dicho disparo.


    — ¡Amo, por fin lo he encontrado!.


    — ¿¡Allum!? –Se sorprende de ver a su compañero Slime en su forma humana sosteniendo el rifle como todo un tirador.


    No le falta entender que la situación favorable fue lograda gracias a su pegajoso compañero, a quien dejo en su posesión una de sus creaciones.


    —Sabía que fue buena idea haberte dejado ese arma contigo –Opina el muchacho con regocijo.


    —Amo, la ayuda viene en camino –Le comunico Allum.


    Livia con mera frustración, hace uso nuevamente del aura oscura que envuelve su cuerpo con otro propósito, esta crea pequeños tentáculos que entran por la herida causada del proyectil y retiran cuidadosamente la bala fuera de su organismo, acto seguido una masa sombría cubre la herida que empezaba a perder sangre tras retirar la bala y comienza a regenerarla lo suficiente para detener la pérdida de sangre, consiguiendo una rápida cicatrización.


    —Amo, ¿puede moverse? –Pregunto Allum al mismo tiempo que mantenía su rifle apuntando a Livia.


    —No, Livia… me dio con una flecha envenenada con un paralizante mágico.


    —Se atrevió a lastimar a mi amo, ¡no la perdonare!.


    A pesar de que Allum alguna vez vio a Livia como una compañera, amiga o aliada, el simple hecho de ver que le era hostil a su amo, desecho todo mínimo afecto hacia ella, convirtiéndose en pura antipatía, tanto fue que no dudo en dispararle nuevamente.


    El aura oscura de la bruja actúa nuevamente como un escudo y le protege de la bala, el proyectil que se dirigía a su pecho cambia de dirección, sin embargo, este se desvía hacia un costado de su pierna derecha rozándole y causándole una lastimadura superficial, por no mencionar que la bruja parece concentrarse demasiado para poder lograr defenderse del disparo, lo que le imposibilitaba atacar al mismo tiempo, su defensa contra el arma de fuego no era muy buena, tenía defectos bastante notables.


    Allum realiza otro disparo, al mismo tiempo en que Dark Wolf III hace acto de presencia situándose al frente de Livia y recibiendo la bala por ella, o más bien desviándola con suma facilidad gracias a su impecable defensa mágica, Allum le da otro disparo esta vez en la parte donde la protección de su armadura no estaba presente, es decir su boca, pero el resultado es el mismo.


    —Es inútil Allum, su barrera mágica es demasiado eficaz contra la munición del rifle… incluso contra la del AK-47 –Le afirmo Rozuel.


    —Hmph… esto se está volviendo bastante molesto, ¿te importa si los elimino de una vez? –Pregunto el hombre de la armadura de lobo.


    —No… no tengo ninguna –Contesto enseguida la bruja arquera.


    Dark Wolf III hace uso de su gran espada con solo su derecha y ataca al dúo, Allum guarda el rifle en su interior y toma el escudo “barrera Metallix” del suelo, situándose al frente de su amo para recibir de lleno todo el daño por venir, cuando de pronto el techo es atravesado cayendo alguien al frente del sangre de bruja y el slime metálico humanizado, poseía una espada mágica enfundada en sus manos, con brazos y piernas transformadas en partes bestiales emplumadas (con excepción de sus manos que eran felinas), dicha persona defiende a los dos, chocando con una gran velocidad el acero de su arma contra el de Dark Wolf III.


    —Siento la tardanza –Dice su salvadora quien era Rirac Ordarms, la líder preséntate de las brujas de Wildsword.


    Justo a tiempo, la bruja espadachín morena salva al sangre de bruja y su compañero de la inminente muerte, pero el duelo entre ella y el monstruoso hombre de la armadura de lobo, no parecía llevar a buen camino para la hábil Rirac.


    —Esa arma, es la espada Stigma, ¿cómo pudo tal poderoso artefacto caer en las manos de alguien inadecuado para ser su portador? –Expreso Dark Wolf III con inconformidad.


    — ¡No me subestimes o lo lamentaras! –Le amenazo ella.


    —Al contrario, eres tu quien me subestimas, solo mira atentamente, nuestras fuerzas están igualadas, pero tu usas tus dos manos para empuñar tu espada contra la mía, incluso empleando tus dotes mágicos para reforzar tu ofensiva, mientras yo solo me valgo de solo una y siquiera he fortalecido mi cuerpo con magia, estoy usando únicamente mi fuerza natural.


    — ¿Qué?... –Dijo la bruja morena con incredulidad.


    —Observa, esto es lo que pasa cuando me pongo mínimamente serio en una batalla –Dijo Dark Wolf III colocando su otra mano sobre la empuñadura, pasando a sujetar su pesada espada a dos manos.


    Pronto una pequeña cantidad de magia se concentra en el arma y las extremidades superiores del hombre alto con armadura de lobo, una abrumante fuerza empieza a hacer retroceder a Rirac, quien presiente un mal presagio.


    — ¡Allum, toma a Rozuel y huye de aquí! –Le advierte ella.


    El slime no pierde tiempo y agarra a su amo, saltando sobrehumanamente para huir desde el techo por el cual Rirac llego.


    —Se acabó –Le dijo Dark Wolf III.


    La espada del hombre alto de la armadura de lobo empuja con mayor fuerza, ejercía una presión abismal contra ella y en un acto increíble parte la espada Stigma en dos, Rirac estaba perpleja, incapaz de creer algo inaudito, que un arma legendaria, una poderosa espada mágica de varios siglos de existencia, fuera partida de semejante manera, fue entonces que se dio cuenta que su rival era un auténtico “monstruo”.


    Dark Wolf III agita su espada en círculo provocando una tremenda fuerza a su alrededor que parte todo el segundo piso en dos, Livia quien había predicho su ataque, había bajado de allí a tiempo antes de que él realizase su movimiento, observa como el sirviente de Alice con solo ese ataque imbuido con un poco de su magia destruyo todo esa estructura llevando todos sus restos varios metros al aire.


    —En verdad es poderoso, no esperaba menos del tercer portador del espíritu del “Dark Wolf” –Pensó la bruja arquera.


    Allum aterriza sin problemas en el suelo logrando salvar a su amo de otro hipotético escenario de muerte, observa junto a Rozuel todo el daño causado por ese poderoso espadachín de la armadura de lobo, quien tras destruir aquella casa, salta cayendo cerca de Livia, incluso en su aterrizar el suelo donde impacta queda agrietado.


    Pequeños restos de la casa destruida empiezan a caer cerca los presentes, entre ellos destaco la mitad superior de la espada Stigma que cae a pocos metros de Rozuel, lo que llevo al sangre de bruja preguntarse qué fue de Rirac, pero esa respuesta no tardó en llegarle, pues un cuerpo partido en dos cae entre los escombros cerca de la legendaria arma rota.


    Ante sus ojos, aquella hábil y fuerte oponente con la cual lucho en la ronda 3 de la competencia, se hallaba en el suelo, completamente derrotada y privada de su vida, partida en dos desde la cintura por una monstruosa fuerza que la cortó con tal facilidad con la que fue vencida también.


    —Oh, ¿no era ella una espadachín del linaje de Ordarms?, una familia de brujas dedicado en alma y cuerpo al arte mágico de la espada, descendientes de “La Primera Espada Salvaje” –Comento Alice con una ostentosa sonrisa.


    Las dos brujas morenas compañeros de Rirac llegan al lugar como los primeros refuerzos, solo para encontrar tal abrumante escena en la que su líder se hallaba muerta en tal macabro estado, incluso notaron la mitad rota de la espada Stigma, la cual enseguida comienza a desaparecer volviéndose partículas mágicas en el aire hasta extinguirse a la vista, el mismo fenómeno se manifestó con la otra mitad que no estaba a la vista de ellos.


    —¿¡Quien lo hizo!?, ¡lo matare! –Dijo una de las brujas morena enfurecida por la muerte de su líder.


    Ella percibe de pronto la magia concentrada de Livia, la bruja arquera con su aura oscura crea una flecha con la cual apuntaba hacia la espadachín morena.


    —Te recuerdo, tú me dijiste que era débil –Manifestó Livia con una sombría expresión en su rostro mezclada con ira.


    Dispara un poderoso proyectil de energía oscura que se movía a una discriminaba velocidad, la bruja morena haciendo uso de la habilidad rasgo de su aquelarre “Gladio Animalis” transforma sus brazos y piernas en formas bestiales felinas, pero ni aun así pudo evitar su trágico resultado.


    El proyectil de Livia no solo pasa a través de la espada de ella destrozándola, sino incluso le perfora su mismo pecho haciendo añico tanto su corazón como parte de los pulmones, ocasionándole un notable agujero en el torso que deleitaba el increíble daño causado por el ataque de la bruja arquera, fue una muerte instantánea para la espadachín.


    —Je, ¿quién de la débil ahora? –Comenta la bruja arquera ante su rápida victoria.


    Su compañera de equipo y aquelarre reacciona en llanto acercándose a su cuerpo, para luego voltear posando con ojos hecha una furia hacia la bruja que la asesino, con su espada en manos ansiaba asesinarla, quería vengar a su camarada caído.


    — ¡DETENTE! –Le exclama Rozuel a todo volumen —Puedo entender en parte la rabia que sientes, el inmenso odio que circula por tus venas, ¡pero si atacas en este momento tendrás el mismo destino!, Rirac y tu compañera no querrían verte morir en vano, esos dos son muy fuertes, sabes en el fondo esa cruda verdad, ¡no malgastes tu vida aun!, no lo hagas.


    —Agradezco tus palabras y tu intento por detenerme, mis hermanas y compañeras de armas, nos alegra haberte conocido, ya he sellado mi destino, pero el tuyo aun aguarda por más, gracias por todo y adiós, Rozuel Drayt –Fueron las palabras que la última representante dedico al sangre de bruja.


    La bruja espadachín transformando sus extremidades en aspectos animales, carga con su espada hacia la asesina de su amiga, Livia sin la más mínima preocupación, le pide a Dark Wolf III no intervenir, pues iba a acabar este asunto por su cuenta.


    Cuando la bruja espadachín estaba a escasos centímetros de Livia yaciendo al alcance de su espada, el aura oscura de la joven de pelo verde oliva le brinda la velocidad para desplazarse rápidamente y desaparecer del rango del furioso ataque de la bruja morena.


    —Muy débil.


    Fue la corta declaración que Livia le dedico al reaparecer repentinamente a espaldas suyas, con una flecha de energía oscura tensada en su arco, dispara a quemarropa desde la retaguardia de la representante de Wildsword atravesándole el pecho y perforando su corazón lo que ocasiona su inminente muerte.


    —Esta es la realidad de aquellos que son débiles, la muerte –Ilustro ella verbalmente con frialdad.


    Cada represente del aquelarre Wildsword había perecido, dos de ellas eliminadas indiscriminadamente por Livia, su ex-compañera de equipo, su frío e inhumana personalidad para asesinar a dos brujas revelaba una naturaleza cruel que había ocultado bastante bien hasta salir a la luz su auténtico “yo”.


    —Oh, qué mal por ti sangre de bruja, jejeje –Le dice con cierto tono burlón la Yudaz a Rozuel —Solo quedas tú y tu pequeños slime, otra vez, te encuentras en una desventajosa situación.


    Livia y Dark Wolf III eran dos formidables amenazas, con un Rozuel paralizado y Allum contando únicamente con el rifle Mosin-Nagant, aquella “desventaja” era abismal, la tensión aumento.


    —Corregiría esa última declaración –Opino una mujer avanzando hacia el lugar y haciendo acto de presencia.


    No solo la mujer en mostrarse repentinamente no era cualquier persona, sino que no estaba sola y la compañía que venía con ella eran un grupo formidablemente fuerte para sus estándares, la Eldar Carina Svensdotter llega a escena, y junto a la líder del aquelarre Wicau, se encontraban; Mabel Reenalgo (Eldar del aquelarre Belganes), Laabe Diavantora (Eldar del aquelarre Cognitio), Forzda Bra´arm (Eldar del aquelarre Wildsword) y Merga Voetxac (Eldar del aquelarre Grimar).


    Pero no era todo, cientos de brujas de la guardia Wixau aparecen rodeando al peligroso trio, ubicados en puntos estratégicos tanto para atacar a distancia como para lanzarse a la ofensiva cuerpo a cuerpo de ser necesario, todos eran dirigidos por la capitana Brala Nigme y sus sargentos quienes estaban a su lado, pero lo más destacado vino al último.


    Rozuel enseguida les noto, la presencia de tres barcos galeones voladores acercándose al área, en sus velas llevaban de modo patriótico la imagen de Astado similar a las estatuas o la que se encontraban en iglesias, varios cañones mágicos por cada nave estaban apostados en ella junto al personal capacitado que le navegaba por los cielos, era una autentica fuerza militar mágica tanto por tierra y aire.


    — ¿Quién es el que está en desventaja ahora? –Pregunto Carina burlándose del comentario anterior de Alice.


    La tensión solo aumento aún más


    Continuara…
     
    • Me gusta Me gusta x 1
    Última edición: 12 Ago 2017

Compartir esta página

Cargando...