Quest C Madre en apuros | Káiser & Yui

Tema en 'Alfheim Online' iniciado por NoirExor, 30 Nov 2018.

  1. Autor
    NoirExor

    NoirExor "Albino-master" Moderador

    Registrado:
    28 Ene 2010
    Mensajes:
    1,161
    Temas:
    87
    Calificaciones:
    +672
    LionelLionel
    [Káiser]
    [Yui]

    Mucho tiempo sin verte por estos lares, Lio(?) Te dejo todo listo para que des inicio, you can go /o/
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  2. Lionel

    Lionel While we can dream, there always be hope

    Registrado:
    8 Oct 2015
    Mensajes:
    4,591
    Temas:
    270
    Calificaciones:
    +5,159

    Jotun. Era su primera vez visitando el continente desde que lo inauguraron y claramente se sentía tan diferente a Abydos. Lo primero en su camino fue Brick Valley. Era un lugar muy llamativo y parecido a Muspel. Era rojizo y hacia bastante calor en comparación. Ahora se encontraba recorriéndolo encima de Sailen junto a una pequeña intrusa que se coló en su viaje.

    Tengo tanto calor ─dejó escapar. Diablos, esa niña si era quejumbrosa. A su lado estaba una Leprechaun de nivel 13 de pelo morado al igual que sus ojos, su nombre era Yui. Era socios dado que ella se encargaba de realizar varias cosas de su equipamiento siempre y cuando la ayudara o llevara consigo en sus viajes.

    Oh vamos, no te quejes ─respondió medio aburrido el Caith Sith─, tú eras la que querías venir acá en primer lugar.
    Pero no sabía que lo primero que encontraría sería calor ─se volvió a quejar.
    No has dejado de decir lo mismo desde que nos bajamos del barco que nos trajo acá ─suspiró el rubio mirando de nuevo a la niña quien se detuvo por un momento. Curioso de saber lo que pasaba volvió a preguntar y ella señaló algo en la lejanía─. No creo que sea un espejismo ─mencionó

    Hoteles, tiendas y seguramente… ¡sombras! ─corrió tanto como su estadística de agilidad le permitió, aunque su forma de decir las cosas no tenía mucho sentido.
    Oye, espera… eso es peligroso ─reclamó Káiser haciendo que Sailen la persiguiera para que luego la tomara por el cuello y la lanzara sobre su hombro─. ¿Acaso quieres morir? No sabemos lo que pueda esperarnos allí. Desde que llegamos hemos visto algunos monstruos y los evitamos para no tener que gastar fuerzas innecesariamente mientras exploramos.

    Pero es aburrido explorar ─hizo un puchero─, ¿qué tiene de bueno eso? ─se cruzó de brazos y lo miró como una niña pequeña.

    Lionel tuvo que palmearse la cara tratando con la pequeña forma de ser de Susan. Suspiró luego de un rato mientras se acercaban poco a poco a lo que parecía ser un asentamiento dentro del Brick Valley. Sabath iba detrás suyo fiel a su promesa de siempre mantenerlo protegido. No obstante, dejó correr su línea de pensamiento en otro asunto importante: El oasis que se alzaba enfrente.

    Ayuda a encontrar los sitios seguros de forma más rápida e incluso te ayudar a ver qué tipo de monstruos hay en dicha zona ─afirmó viendo que la pelimorada suspiraba derrotada por sus palabras, colocó su mano sobre su rostro aburrida mientras se acercaban. Habían recorrido un buen trecho y quería descansar, ahora podría dado que el mismo Káiser había accedido a hacerlo.

    Quizás sería bueno encontrar algún tipo de información aquí, ¿no te parece? ─ella señaló una taberna que se encontraba al lado de una tienda. Por las calles había algunos monstruos rondando de los que habían visto antes de llegar allí. Jumpers y Cactuar eran los más abundantes.

    Káiser accedió con un simple asentimiento mientras entraban a la taberna, era algo como al estilo del viejo oeste. Estaban unas mesas redondas con sus taburetes, todos rojos al igual que el desierto que los rodeaba. El mostrador del Barman estaba al final junto con unos pocos asientos. Todo se encontraba tranquilo. Dos Imp se encontraban charlando a su derecha entre tanto un sujeto con capucha tomaba algo de té helado a su izquierda.

    ¿Qué desean? ─interrogó un hombre fortachón, un Salamander de cabello marrón que se encontraba atendiendo el lugar. En Alfheim era normal que algunos se ganaran los Yrds con negocios como si fuera la vida real y, allí en ese desierto, una taberna era algo muy lucrativo con todo ese calor.

    Algo para beber ─respondió Káiser por ambos.
    ─Lo supuse ─una sonrisa se enarcó en su rostro sacando dos enormes vasos con un líquido amarillo muy similar a la cebada─, aquí tienen.
    Errr... yo no soy mayor de edad, Káiser ─denotó la pequeña con un tono desaprobatorio.
    Jajaja, niñita. Me haces reír ─fiel a su palabra soltó una pequeña burla sincera por la broma que le gastó la joven─, podría parecerse a la cebada… pero realmente es jugo de naranja. Quita rápidamente la sed, aunque si desean puedo ofrecerles un poco de cerveza de raíz.

    Creo que está bien ─ella aseguró algo avergonzada mientras la tomaba y enseguida sintió la sensación refrescante.

    Káiser estuvo conversando con el Salamander acerca del lugar y cómo era que un oasis así se erguía dentro del área. Él le explicó que los primeros exploradores decidieron hacer un asentamiento breve que fue bien recibido por los habitantes del bioma. Muchos de los mobs se acercaron a ver qué era aquello y no parecía molestarle en lo absoluto. Entre más jugadores se aventuraban a Jotun, más creció su “zona segura” convirtiéndose ahora en lo que sería un espacio donde descansar o parar para dormir una noche.

    Interesante ─jadeó embobada la pequeña de pelomorado─, ¿alguna historia dramática y desgarradora? ─en cuanto dijo aquello, el sujeto de la capucha se atoró con lo que estaba terminando de beber. La party lo miró algo curioso y el jugador se volteó revelando a un Caith Sith como Káiser.

    ¿Pasa algo? ─indagó su homólogo de raza.
    Nada ─respondió para que no se preocupara─, pero me pareció curioso su visita. Además quizás yo les pueda contar un historia dramática y un tanto desgarradora… podrían incluso ayudar a darle un final feliz ─Yui lo miró por un rato con cara de aburrimiento, a ella le gustaba las historias de tintes oscuros y que nunca terminaba bien. Sin embargo, Lionel era otro asunto.

    Mmmmm ─el rubio pareció meditativo examinado a su compañero de raza. Orejas de mono al igual que su cara le daba un similar a un simio con cabello rojo y ojos verdes─, supongo que es algo que tiene que ver con el juego, ¿no?

    Ciertamente ─afirmó─, es como una petición más bien para quien la escuche.
    ¿Un enigma? ─trató de parecer inteligente la Fighter, pero fracasó cuando entonó la pregunta.
    Podría decirse ─susurró para sí mientras los dos los veían expectante─, bueno… como estaba diciendo. ¿Quieren escucharla?





    NoirExorNoirExor claro, tengo que llegar a nivel 50 (?)
     
  3. Autor
    NoirExor

    NoirExor "Albino-master" Moderador

    Registrado:
    28 Ene 2010
    Mensajes:
    1,161
    Temas:
    87
    Calificaciones:
    +672
    En ese caso te espera un laaaaaaaaaaaaaaa...rgo año(?) ok ya XD
    Te voy dejando el pase por aquí para que continúes:D
     
  4. Lionel

    Lionel While we can dream, there always be hope

    Registrado:
    8 Oct 2015
    Mensajes:
    4,591
    Temas:
    270
    Calificaciones:
    +5,159

    Síganme ─fue último que les dijo y la party asintió. Mientras le siguieron, le contó la historia de la mamá preocupada por su hijo Shuly. Les mencionó que estuvo vagando por todo el oasis para que alguien lo ayudara y que estaba muy desesperada para encontrarlo. También les habló de lo inusual que parecía ser el mob, su tamaño─. Hola, Morven. Conseguí una persona que puede ayudarte y sabes qué, ¡encontré a un Caith Sith! Así que ellos podrán hacerlo mejor que yo.

    Káiser se acercó para hablar con el monstruo con el hechizo de su raza que le permitía hacer dicha acción. Al momento de hacerlo, Yui se dio cuenta de que el sujeto que los había guiado a lo que parecía ser las afuera de la taberna por la parte trasera, ahora se retiraba muy tranquilamente sacudiendo una mano en el aire en señal de que se despedía. Ella puso los ojos en blanco por tal actitud, se palmeó la cara solo para volver su mirada a Lionel quien daba la impresión de conversar con el mob.

    Ya veo… ─dijo el Caith Sith entre tanto echaba un suspiro─. Oye Yui vámonos, tenemos trabajo. Se te cumplió tu deseo, vamos a hacer más que explorar este día. Con unas palabras trajo consigo a Sailen y Sabath para llevarlos a donde se suponía que fue la última vez que vieron al pequeño.

    Para, ¡para! ─gritó antes de que comenzara a moverse─, ¿qué te dijo? ¿Cómo le entendiste? ─indagó realmente curiosa.

    Bueno, ya ves… nuestra raza tiene la facultad de comunicarse con los mobs ─comentó y Susan dejó escapar un «Ohhhw» como respuesta, sin embargo, aún esperaba porque contestara la otra interrogante─. Ella mencionó que escuchó de algunos jugadores que regresaban de ese cañón ─le dijo a la pelimorada señalándole a lo lejos un peñasco que seguramente sería el comienzo del lugar─, que vieron a uno con su descripción vagar por allí, aunque no andaba en buenos pasos. En un principio pensó que estaba aquí, pero con la ayuda de nuestro amigo Caith Sith supo que no había ninguno así como lo describió ella.

    ¿Y cómo se ve exactamente? ─ella ya había comenzado a caminar. Podían bajar volando por el precipicio, pero el Cactuar no lo haría con ellos. Decidieron que era mejor ir por la pendiente que se encontraba a un lado para descender─, digo… para que no encaje con la descripción que tenemos de los demás…

    Sí, podríamos decir que es especial ─respondió Káiser─, tiene una mancha verdosa oscura en su ojo derecho. Por eso es fácil de reconocer. Si me lo preguntas, esto se parece mucho a una de esas quest andantes que dan bastantes recompensas.

    Supongo… ─se encogió de hombros antes de poder juntar sus manos al cielo y medio alzar el vuelo─, ¡A la aventura!

    […]

    Luego de descender por la pendiente que inclinada que daba paso al cañón, se encontraron en el piso seco del árido paisaje. A diferencia de algunas otras partes que había visto, esa área estaba sedienta de agua hasta el punto que las piedras se empezaban a quebrar con el viento. Se pasearon por algunas zonas del cañón sin encontrar nada más allá de algunas cuevas que posiblemente eran el hogar de los Abyss Hiker y ni locos se aventuraron por esos lares. Dado que no consiguieron nada que realmente fuera de ayuda, decidieron ir a la única sección que no visitaron. Morven se encontraba detrás de ellos siguiéndoles cuando de pronto sintieron un leve temblor.

    ¿Qué es eso? ─preguntó algo preocupada Yui. A pesar de haber insistido en querer acompañarlo, ahora estaba considerando que era mala idea.
    Suena a problemas, ven vamos por acá ─Káiser señaló una pared que podía protegerlos fácilmente de la visión de sus oponentes.

    Sin embargo, allí estaba un Geosaurus caminando en todo su esplendor. Moviendo su cola y triturando cuanta roca tuviera en su paso. Káiser siempre le había gustado tener un monstruo de tipo reptil porque era lo más parecido a un Dragón. No obstante, ahora veía a uno sin alas esperando ser domado. Lamentablemente no podía hacerlo sin dejar libre a Sabath y a Sailen, por lo que tendría con conformarse con solo verlo.

    Eso es enorme ─susurró al Caith Sith quien asintió─, ¿cómo pretenderemos pelear contra él?
    ¿Pelear? La idea es evitarlo. Tú no tienes el nivel para hacer nada contra sus ataques, estarías muy expuesta y si te acaba… tendrías que regresar a una zona segura. Probablemente te mandarían a Abydos o Alfheim en el peor de los casos. ¿Quieres eso? ─preguntó retóricamente.

    Por supuesto que no ─ella dejó caer sus hombros. Realmente preferiría pelear contra una cosa así y contar la historia, pero en su nivel actual solo moriría.

    Lionel asintió viendo que era momento de seguir otro camino para evitar el encuentro con el gigante. El problema era cómo hacerlo. Estaban atrapados dado si regresaban podían ser visto por el Geosaurus y si avanzaban, sucedía lo mismo. Tendrían que esperar a que monstruo se fuera o les diera un chance de escapar del lugar. « ¿Y si usamos el Smokescreen?» la idea de utilizar el hechizo de nivel uno para cubrir su retirada era un riesgo de cincuenta/cincuenta. No era algo seguro, pero era preferible que quedarse allí mirando sin poder hacer nada.

    Además, no querían permanecer allí cuando llegara la noche.

    Podemos hacer tal cosa ─musitó mientras ejecutaba el hechizo─, ¡corran detrás de mí!

    El manto de oscuridad cubrió el área de 20 metros haciendo que el Geosaurus se viera confundido mientras trataba de ubicar la fuente de aquella lúgubre técnica. De pronto el monstruo usó su Skill Quake para que una zona mayor fuera afectada. Káiser quien ya tenía un poco de ventaja tuvieron que detenerse antes de poder seguir entre tanto intentaba mantenerse de pie y continuar corriendo.

    Se tambalearon unas cuantas veces más, pero pudieron coger uno de los senderos que lo llevaría lejos del Geosaurus. El Monstruo no pudo encontrar a su presa debido al manto de oscuridad, luego de que fuera removido percibió que no había nadie que quisiera atacarlo ni algo que pudiera cazar. Decidió ceder para buscar alguna otra cosa que realmente le beneficiara.

    Eso estuvo cerca ─suspiró Káiser aliviado.
    ¡No juegues! ¡Esa cosa pudo habernos matado! ─gritó frustrada de no poder hacer nada.
    No grites ─trató de calmarla. Luego miró hacia adelante para encontrarse con una escena algo curiosa. Dos Jumpers estaban juntando algunas pertenencias de algunos jugadores mientras un Cactuar los ayudaba, en cuanto lo vio bien sus ojos se ensancharon─. Lo encontramos.

    NoirExorNoirExor esos reactivos no son justos, tendría que hacer 100 quest de Rango A (?)


     
    Última edición: 8 Dic 2018 a las 14:13
  5. Autor
    NoirExor

    NoirExor "Albino-master" Moderador

    Registrado:
    28 Ene 2010
    Mensajes:
    1,161
    Temas:
    87
    Calificaciones:
    +672
    Es como en los juegos online reales, mi estimado(?) Mientras más nivel obtienes, más difícil seguir subiendo y más tiempo invertido para lograrlo XD
    Btw, vaya velocidad(?)
    -le entrega un pase-
     
  6. Lionel

    Lionel While we can dream, there always be hope

    Registrado:
    8 Oct 2015
    Mensajes:
    4,591
    Temas:
    270
    Calificaciones:
    +5,159

    Creo que esto es muy bueno para ser verdad ─exclamó Yui mientras veía a los Jumper dando una especie de risa─, digo… los encontramos casi por coincidencia ─abordó ella.

    Bueno, teniendo en cuenta el hecho de que este cañón no es muy grande y que solo nos faltaba recorrer esta sección, no lo veo como una ─respondió Káiser.

    Ella suspiró. De cierta manera el Caith Sith tenía razón. El lugar no era muy amplio se prestaba para ser una guarida de salteadores. Estaban caminando hacia una cueva llevando la mercancía cuando notaron lo que parecía ser un nido, probablemente de un Abyss Hiker. Morven se estremeció ante la idea de que su hijo estuviera relacionado con esos devoradores.

    Sabath, protege a Yui mientras nosotros nos acercamos ─hizo señas a Sailen y a él mismo─, irán hacia el pequeño y lo traerán de vuelta. Morven, quédate aquí. Sé que no te gustan las batallas, pero confía en que lo lograremos.

    El monstruo pareció darles un gruñido de asentimiento que todos entendieron. Ellos irían primero para enfrentarse a los dos Jumpers que estaba justo en frente. Usó sus dagas y se impulsó hacia adelante lanzando un hechizo para atraer su atención. Se valió de las Dark Ball para que estas golpearan a los dos mobs que se encontraban algo distraídos.

    Eso sin duda los molestó.

    Se impulsaron usando Wild Spring contra Káiser. Los movimientos de los Jumper confundieron enormemente al Caith Sith por el rebote de sus cuerpos, tuvo que ladear para evitar uno de ellos. Sin embargo, no pudo. No estaba acostumbrado a ver algo moverse tan rápido. Meditó que si seguía tratando de ubicar sus ataques, seguro perdería tiempo. Valiéndose de su velocidad cargó con el skill de sus Bagh Nakh: Daikoku Joteū. Logró cortar a uno deteniendo su rapidez por el estado de maldición de la misma, eso permitió a Sailen usar Song Ice congelando todo a su alrededor.

    Ahora ─con esa orden, Yui salió junto con Sabath a donde estaba Shuly. El Cactuar los vio venir y se escondió con el resto de su botín dentro de la cueva. Morven se encontraba preocupada, no obstante, la pelimorada le aseguró que todo estaría muy bien.

    Cuando estuvieron por llegar se encontraron con uno ojos rojos dentro de la cueva. Un sonido que era parecido al de una cascabel moviéndose entre la sombra los alertó de inmediato. Sabath fue lo suficientemente rápido como para interceder ante la fémina y evitar que se la llevara una enorme tenaza que chocó con su espada. Luego vino la otra que rápidamente detuvo con un movimiento lateral de la misma retrocediendo para dejar ver bien a la criatura.

    Era Abyss Hiker.

    Yui miró al Cactuar a su derecha algo temeroso, sacó su harmónica y comenzó a cantar Lullebay. «Mantenlo ocupado» fue simplemente lo último que escuchó de ella antes de que el Little Knight comenzara a moverse hacia adelante para empujar al monstruo. Entre tanto el efecto de la canción de cuna estaba comenzando a hacer mella en el Abyss Hiker al ver que sus movimientos no eran rápidos, este gruñó.

    El Cactuar se encontraba casi soñoliento, solo era cuestión de tiempo para que se durmiera. El tipo tierra-veneno retrocedió ante las estocadas del Little Knight y éste echó varios pasos atrás justo cuando el de verdosa apariencia cayó en brazos de Morfeo. En ese momento el insecto desprendió un vapor venenoso que impidió moverse correctamente a Yui y a Sabath. Éste último empuñó su arma y la clavó su para usar Protect Guard. Eso rodeó a los tres en un escudo que los protegería de los ataques.

    […]

    Káiser corrió hacia los Jumper debilitados para que sus Bagh Nakh viajaran por sus cuerpos entumecidos por la canción de hielo de Sailen. El Avenger no tuvo reparos en realizar un Cloud Wave sobre el tipo tierra que tenía enfrente reduciendo sus puntos de AGI a la mitad por 10 segundos. Unos preciosos instantes que fueron de provecho por Lionel quien intercambió de lugares con su mascota domada para que atacara al otro enemigo que recibió varios de sus cortes.

    Buen trabajo ─pensó entre tanto cambiaba sus dagas por una Katana. Con el filo de esta realizo varios cortes consecutivos mientras duraba el Skill que le proveyó de ventaja suficiente como para dejarlo en su barra roja. El monstruo saltó hacia atrás habiendo recuperado sus puntos de AGI. Esperaba escapar del lugar, pero Lionel usó Wrait Path para evitar eso─, es tu fin.

    Clavó su Katana en el pecho de la criatura eliminándola. Sailen había usado Ice Spiker sobre el último. Káiser miró su barra de Hp casi por debajo de la mitad y se encontraba algo cansado, tendría que acabar con ese monstruo para luego ir por Yui. Entre más rápido sería mejor. Con esa línea de pensamiento se valió nuevamente de sus Bagh Nakh y le pidió a su Avenger que usara Velocity A.

    Como un destello, Káiser salió disparado usando Ankoku Joteū para dañar a su objetivo. A su velocidad no tardó en alcanzarlo y, en conjunto con Sailen, acabar con él. El Caith Sith cayó jadeando por el cansancio. Se tomó una poción para recuperar su Hp y se dirigió a donde estaría la pelimorada y el pequeño.

    El sol estaba descendiendo y la oscuridad saliendo, no pasó mucho para que el peor temor de Morven se viera hecho realidad. Desde el lugar en que se encontraba observando, notó como un Abyss Hiker salía persiguiendo a Sabath, Yui y a Shuly en brazos del Little Knight mientras Káiser iba a ayudarlos.

    «Por favor, terminen con esta pesadilla lo más pronto posible.» rezó mientras esperaba esperanzada que todo acabara rápido.
    […]


    Yui vio como el escudo de energía estaba por terminar su función así que se colocó sus guantes y le dijo a Sabath que tomar a Shuly. En cuanto terminó el tiempo, ella usó Gravity Noir para apresar al Abyss Hiker mientras el Little Knight cogía al Cactuar para salir corriendo detrás de él. El Skill solo duraría 5 segundos por lo que no tuvo mucho chance de huir cuando fue golpeada por una de las tenazas del tipo insecto mandándola a volar fuera de la cueva a una buena distancia.

    Su barra de Hp estaba en niveles críticos por el ese ataque. Tomó una poción para recuperar su vida y se levantó mientras veía a Sabath realizar el Sonic Wave dándole suficiente tiempo para escapar.

    ¡Káiser! ─gritó desesperada─, ¡
    auxilio!

    NoirExorNoirExor por eso prefiero los servidores privados de los MMORPG (?)

     
  7. Autor
    NoirExor

    NoirExor "Albino-master" Moderador

    Registrado:
    28 Ene 2010
    Mensajes:
    1,161
    Temas:
    87
    Calificaciones:
    +672
    LionelLionel
    Hahaha, trampooooooso, ok ya(?) Yo también he jugado en esos, pero vale, ahora ya sabes why(?)
    -le da su pase- Go on /o/!
     
  8. Lionel

    Lionel While we can dream, there always be hope

    Registrado:
    8 Oct 2015
    Mensajes:
    4,591
    Temas:
    270
    Calificaciones:
    +5,159

    Káiser tomó a Yui y la sacó volando mientras Sailen usó Cloud Wave contra el Abyss Hiker para detener su paso. Al poner a salvo a la pelimorada, el Caith Sith tenía ahora en mente acabar con el venenoso. Miró que había salido de la cueva y percibió a su alrededor la razón: estaba el sol en su puesta y pronto caería la noche.

    Sailen, usa Velocity A y Song Ice ─luego miró al Little Kinght─. Sabath, usa Frenzy.

    Lionel usó las Bagh Nakh para de esa manera completar el combo y aumentar sus stats.



    Luego de que todo se congelara, Káiser utilizó Ankoku Joteū contra el Abyss Hiker este no pudo evadirlo. Sabath usó Sonic Wave cuando vio que su enemigo iba a usar una cortina de veneno que les imposibilitaría moverse adecuadamente. Entre todos los atacaron. Sailen volvió a realizar Cloud Wave. En ese momento el Caith junto a caballero lo golpearon. El Little Knight se encargó del frente mientras que el domador se elevó para dejarse descender sin sus alas guiados por la gravedad intercambiando sus garras por la Katana acabando en el acto con el tipo venenoso.

    ¡Eso fue genial! ─gritó Yui cuando vio a Káiser caer por el cansancio. No había pasado muchos desde que terminaron los hechizos de Sailen y Sabath, para entonces terminó la batalla haciendo fuera una lucha dura al final.

    Sí, si… ─suspiró tratando de ubicar al Cactuar que habían estado buscando y para su sorpresa, no estaba─, ¿dónde está Shuly? ─indagó el Caith Sith.
    Ah… bueno… verás ─comenzó a divagar─, se escapó y Morven fue tras él.
    ¿Y no pensaste en seguirles?
    Bueno… ─se llevó un puño a su cabeza y dejó escapar un sonido extraño─, Theet… Como sea, estaba muy pendiente de tu impresionante batalla que se me escapó ese detalle.

    Káiser suspiró levantándose. Sus compañero estaban bajo de estamina, pero no tanto y él mismo estaba en la mitad de la suya cuando se percató. Entonces decidió que sería bueno ir por el aire en ese momento. No tardaron en encontrar a Shuly escapando de Morven por laberinto que daba a una de las salidas del pequeño cañon. Por suerte no se encontraron con el Geosaurus.

    ¿A dónde vas pequeño? ─preguntó la pelimorada interponiéndose en su camino justo como Káiser lo hizo por detrás. No pasó mucho para que Sabath apareciera montado sobre Sailen y a su lado Morven.

    El mocoso gruñó un poco de cosas incomprensibles para Yui, pero Káiser estaba usando un hechizo para poder escuchar lo que decía. Morven intentaba convencerlo de volver y el Caith añadió un poco a la conversación.

    Resultaba que el chico quería convertirse en un guerrero de que los personajes tuvieran que temer. Sin embargo, Káiser le dijo que eso no servía de nada si moría y ponía triste a su mamá. Entonces Shuly meditó en eso y se percató de que no la había tomado en consideración. Además, el Caith Sith le explicó que si su madre hubiera hecho eso… ¿cómo se sentiría él? Fue en ese momento que se dio cuenta de su error.

    En varias ocasiones de la charla, el Caith Sith tuvo que traducirle a Yui lo que estaba pasando para que pudiera entender y no quedarse en el aire. Luego decidieron que era momento de regresar. Salieron del cañón y tomaron otro camino para retornar al oasis que se encontraba detrás de este. Lionel suspiró cuando pudo sentarse de nuevo en la Taberna. Recordaba como la pelimorada se entusiasmó en lo que recibió una paga por el sistema al haber ayudado a Morven. Claro, eso confirmaba la teoría de que era una especie de Quest ambulante de las que había hablado el ruso.

    Eso fue bastante entretenido ─se sentó junto a él.
    Sí, cierto ─afirmó luego de recibir una bebida del Salamander que la atendía─, ¿viste la importancia de explorar?
    Bueno, sí. He de admitir que tenías mucha razón con eso ─respondió con un bufido para luego tomar también un sorbo de una de las bebidas que pidió al Barman─, por cierto… Káiser. ¿Tienes padres? ¿Te la llevas bien con ellos?

    Un incómodo silencio se generó entre ellos y la australiana lamentó preguntar. Lionel estuvo un rato meditando en ello y en la razón que tenía la pregunta. Luego suspiró y la miró.

    Sí, tengo a mis padres… pero no los veo casi ─tomó otro sorbo y decidió dejar que su mirada divagara─, ¿y tú?
    Es casi lo mismo, lo único diferente es que prácticamente vivo aislada del mundo exterior ─también había un poco de temblor en su voz, era algo emocional.
    Ya veo, realmente vivimos en un mundo que hace difícil tenerlos presente. Este juego nos recuerda a veces la importancia de ello. Como ven nuestros padres nuestra vida… tal como Morven se preocupaba por Shuly, ellos lo hacen de la misma manera para que no nos falte nada nunca ─suspiró─, debemos estar bastante agradecidos con eso.

    Sí, cierto ─ella se levantó y desplegó una barra holográfica para desconectarse─, nos vemos mañana acá para continuar explorando, ¿vale?
    Por supuesto ─él vio como ella se desconectó y decidió hacer lo mismo después.

    […]

    Susan se quitó el casco de realidad virtual y lo dejó descansar sobre su cama. Miró al techo preguntándose si sus padres hacían lo mismo por ella. ¿Por qué la mantenían encerrada? ¿Era por su propio bien? ¿Qué hizo para merecer eso? ¿Se preocupaban por ella?

    Ustedes… ¿me quieren? ─una lágrima se deslizó por su ojo mientras volteaba su rostro para que chocara con la almohada y le permitiera llorar un poco más hasta quedarse dormida.

    «Algún día encontraría la respuesta»

    NoirExorNoirExor listillo.
     

Compartir esta página

Cargando...