Misión B Trama Los Siete Charcos | [Fuuka + Haruhi + Katsuko + Luka]

Tema en 'Naruto World' iniciado por Shulman, 29 Abr 2018.

  1. Autor
    Shulman

    Shulman Joker

    Registrado:
    7 Dic 2015
    Mensajes:
    2,941
    Temas:
    180
    Calificaciones:
    +1,037
    Luka Hakugaku por fin volvía a las andadas, y esta vez tenía un encargo bastante distinto, de hecho, le era inusual el tener gente a su cargo. Pero estaba feliz de poder moverse a voluntad por la aldea sin tener que preocuparse por buscar una forma de traer de regreso a Aiden con él; hacía tanto tiempo que no ignoraba los temas mágicos, que ya hasta le fastidiaba pensar en tener que utilizar su línea sucesoria para teletransportarse. Por eso paseaba abiertamente por las calles de la aldea, sin importarle en absoluto que ya iba tarde a la asignación de la misión (poco le importaba que Taiga o Rinha lo regañaran, realmente).

    Abrió una de las puertas de la Torre del Consejo y accedió al lugar, paseándose por sus pasillos como perro por su casa. Eso teniendo claramente en cuenta dónde se encontraba aquella persona que les iba a asignar la misión y, por supuesto, sabiendo que ninguno de los líderes de la aldea se encontraba allí en ese momento. ¡Qué más daba! No podría joderle la vida a Rinha antes de irse de aventura, pero eso no le impedía dejarle unos cuantos regalitos escondidos en su oficina; lo mismo iba con Taiga. Por eso, no tardó en invocar una docena de zorros y felinos que recibieron las claras órdenes de “divertirse en las oficinas de la señorita Rinha y el señorito Taiga” y que no dudaron en comenzar a correr hacia las escaleras más cercanas para subir al último piso, donde se encontraban las habitaciones de los mandatarios. Él utilizó su desplazamiento sombrío para emerger detrás de Kizashi, quien se encontraba hablando tranquilamente con las jóvenes Haruhi y Fuuka y recibió un pequeño susto por parte de Haku.

    ─ ¿Y bien? ─Preguntó con una sonrisa Shiten, le hizo bastante gracia que Kizashi se sorprendiera por su broma. ¿Es que acaso nadie se acostumbraba a sus apariciones repentinas? Vaya personas─. ¿Qué tenemos para hoy?
    ─Haruhi y Fuuka deberían explicártelo, pero es una misión un poco importante y, como líder de ella, tú tienes que tener conocimientos absolutos de todo ─
    era correcto: no podía encargarse de algo que desconocía, de los cuales no tenía datos en lo absoluto. Por esa misma razón, recibió un pergamino por parte del portador del Byakugan─. Tendrán que proteger a una científica que viene a investigar una cueva submarina en el país, donde parece encontrarse una especie de tesoro.
    ─Esto es obra de Rinha ─
    sospechó el mago e ilusionista cuando escuchó la palabra “tesoro”. A la manipuladora de chakra solo la movían cosas como el dinero y la información; lo último no estaba del todo mal, ¿pero ser tan ambiciosa? Vamos, en algún punto la vida le haría un cobro de todos los impuestos que seguramente tenía que pagar por avariciosa─. Entonces, ¿debemos proteger a alguien a quien, a fin de cuentas, deberemos matar después para quitarle el tesoro? ─Kizashi no supo qué responder ante la pregunta de Haku, por lo cual el menor de los varones terminó por comenzar a caminar lejos del ANBU─. Vamos. En el camino discutiremos qué…
    ─Alto allí, Hakugaku.


    Oh, aquella voz. Esa maldita voz. ¿En serio osaba pronunciar su apellido de esa manera? La maldita Uchiha se arrepentiría de haberle detenido si no era por algo importante, y aun así lo fuera, estaba completamente en desacuerdo con lo que tuviera que decir. No le caía bien, y él tampoco a ella, ¿por qué? No se sabía. Quizá porque ambos eran alumnos de Rinha y en el fondo querían ser “el mejor” o “el favorito” (nah, mentira, Luka jamás querría eso con Pawa, pero solo lo haría para joder a Katsuko); quizá (y lo creía más lógico) era porque Amane se sentía atraída por la muchacha y el varón temía levemente de que se alejara gracias a ese gusto (que al parecer podía ser correspondido por las miles de miradas que se lanzaban algunas veces).

    ─Uchiha ─Haruhi enarcó una ceja levemente, pero más allá de eso no cambió su expresión ni se inmutó por la forma tan… ¿Despreciable? En que su apellido fue pronunciado, especialmente porque no se dirigían a ella sino a su prima. Simplemente estuvo atenta a lo que pasaría a continuación, al igual que lo hizo Hiiragi: ─. ¿Qué quieres?
    ─No irán ustedes solos ─
    comentó con seriedad─. Rinha me pidió que fuera contigo; no acepté al principio, pero por cómo actuaste ahorita, eres capaz de dejar que alguien se vaya con la mayor recompensa así sin más ─y ahí estaba el principio de un mercenario. Arashigakure era una villa llena de ellos, era ley trabajar por dinero y obtener la mayor recompensa… ¡Pero a la vez no! Y si bien su mandataria no se equivocaba enviando a Uchiha consigo (podría serle útil, además, estaba seguro de que la manipuladora de chakra quería que interactuara con ella), en algo que sí hacía mal en desconfiar era que no trajera algo de importancia a la aldea─. Así que el mando de esta misión lo tomaré…
    ─Seguirá siendo mío el mando, Katsuko. Sabes que puedo ser poco empático... y que te podría superar en número si quisiera ─
    sonrió arrogante, mientras que la fémina se limitó a fruncir el ceño; lo detestaba. Haruhi ya se estaba comenzando a fastidiar por la situación y lo hizo notar mediante un suspiro─. Ahora, tenemos que irnos. Pero antes: Kizashi ─el aludido soltó un “¿Hmm?” en respuesta─. La ubicación de dónde nos encontraremos con la investigadora está en el pergamino, ¿verdad?
    ─Sí. Ella se fue de la aldea tras hacer la solicitud, pero nos aseguró que iba a estar en un sitio.
    ─ ¿Y sabemos cómo se ve? ─
    Esa pregunta la hizo Fuuka. Luka la felicitó por su participación, reconociendo que se le escapaba un detalle.
    ─Todo está en el pergamino ─aseguró el ANBU con una leve sonrisa.
    ─Perfecto, entonces es hora de marchar. Vamos ─comentó al tiempo que comenzaba a caminar y abría el pergamino para leer a dónde debían dirigirse: ─. Tenemos un largo camino por recorrer, y primero debemos tomar un barco para movernos a la Lluvia.

    Los Siete Charcos (B)

    Descripción: Una mujer dedicada a la recolección de objetos de valor que suponen ser un mito, ha ido a parar al país de la Lluvia porque, según investigaciones y la historia misma, en algún lugar del país yace una mina submarina donde se encuentra un tesoro. La información fue modificada relativamente para que los líderes de Arashi no negaran la petición de ayuda (como ya le había ocurrido antes a esta arqueóloga); por ello y en vista de que no parecía peligroso, optaron por asignarle un grupo de ninjas de distintos rangos: Luka, Fuuka y Haruhi.

    Presta atención a las notas.

    Objetivos:
    — Proteger a la mujer de cualquier peligro.
    — Ayudar a la mujer en lo que les pida.
    — Encontrar el supuesto tesoro en la cueva submarina (si es que existe). Y de existir:
    — Sopesar si lo mejor es que la arqueóloga se lo lleve o lo lleves tú a tus líderes.

    Notas:
    — La cueva está ubicada al norte del país; en esa zona existe un lugar que llaman los Siete Charcos. Dicho lugar está compuesto por expansiones de agua acumulada que con el paso del tiempo se transformaron en lagos profundos (aunque el tamaño de los charcos y la profundidad varían entre ellos). No se sabe en cuál de todos hay una cueva submarina.
    — Alrededor de esa zona hay un poblado de personas que “protegen” el lugar. Si ven a personas extrañas allí, lo primero que harán será atacar sin mediar palabras. Por lo que será parte de tu deber investigar sin que se enteren o conversar con ellos hasta convencerles. Estas personas no son ninjas pero usan el arco y la flecha con muchísima maestría.
    — Algunos caza fortuna estarán molestándolos. Ellos saben la historia del tesoro pero no les consta su existencia. Estos enemigos son mínimo seis: tres genin y tres chuunin.
    — Tú decides qué podría ser el tesoro, si es que existe. Así como también qué hacer para llevarlo a Arashi en vez de dejárselo a quien te contratara, si es que optas por ello.
    — Para efectos de trama y de cronología (de mi personaje, Luka Hakugaku), esta misión ocurre cuando Luka ya ha recuperado a su compañero demonio (Conjuros Familiares de Genin) y tiene disponible la invocación angelical (CF de Chuunin).

    HathawayHathaway EmmakiEmmaki Listo~
    Post únicamente introductorio, gurls, no vale para el conteo
    Nos llevamos a Katsuko de NPC: http://fdzeta.com/temas/biblioteca-de-npc-no-se-admiten-antagonistas.70431/page-16#post-2995871

    Fichas de Fuuka, Haruhi y Luka (en ese orden) :
    1.- http://fdzeta.com/temas/compendio-de-fichas.67377/page-10#post-2894258
    2.- http://fdzeta.com/temas/compendio-de-fichas.67377/page-5#post-2362818
    3.- http://fdzeta.com/temas/compendio-de-fichas.67377/page-8#post-2650011
     
    • Me gusta Me gusta x 2
    Última edición: 14 May 2018
  2. Emmaki

    Emmaki Phantom Thief

    Registrado:
    23 Jul 2017
    Mensajes:
    17
    Temas:
    3
    Calificaciones:
    +8
    Ya fuera de la torre de consejo, en la calle imbuida por la luz de la luna, Haku pidió hacer una pausa en la trayectoria a sus hogares para aclarar detalles de la descripción de la misión antes de finalizar los preparativos y descansar hasta mañana.

    Primer punto que quiero tratar: Fuuka, esta es tu primera misión de peligrosidad B. ¿Te sientes lista? Pues estamos hablando de una misión que una pequeña distracción puede equivaler tanto a tu muerte como a la muerte de tus compañeros. — El tono de su voz era sereno, pero sus palabras tenían suficiente peso como para proporcionarle a Fuu un estado de paranoia y alerta más acentuado de lo normal.
    Haruhi notó la desesperación a la que Fuuka lentamente se hundía e intentó sacarle un poco de la presión que se la consumía—
    Lo que Hakugaku trata de decir es que tienes que ir más atenta de lo normal— Luka se voltea, un tanto irritado de que Haruhi tuviese que justificar sus palabras e interrumpió para agregar

    No, he dicho y me he referido exactamente a lo que escuchaste. Sigue órdenes y todo será sencillo. No lo hagas, y alguno podrá pagarlo con su vida. ¿Entendido? — dijo con la mirada clavada en la kunoichi. Casi se podía escuchar su corazón palpitar de lo acelerado que estaba su ritmo cardíaco, mientras que Haruhi suspiraba y Katsuko ignoraba el escándalo que se estaba formando.

    Sí, entiendo. —Dijo Fuuka tartamudeando entre sílabas.

    Segundo punto: recuerden la apariencia de la arqueóloga. La mujer está alrededor de sus 30 años de edad, mide unos 176 centímetros, es pelirroja y tiene ojos color esmeralda. No debería de ser gran problema identificarla.— Aclaró el castaño mientras se percataba de que estaba comenzando a llover

    Bien, entonces hasta aquí llegamos hoy, mañana nos veremos en el embarcadero de Arashi a las 9:00. ¿Alguna duda?

    El silencio en unísono y el asentimiento de las cabezas dictó el final de la reunión y el inicio de la preparación para la misión que se llevaría a cabo mañana. Y con un abrir y cerrar de ojos, los cuatro shinobi se dispersaron a excepción de Fuuka, quien se quedó parada en el lugar, con la mirada perdida.

    «No te lo tomes a mal, Fuuka. Sus palabras son duras, pero todo lo que te dice es con la mejor intención.»

    «No entiendo, Grimmjow, parecía ser tan amable antes...»

    «Piensa con la mente en frio, chica. No hay razón para decirte aquello solo por fastidiar. Quiere que entiendas que ni estas buscando un objeto, ni estas espantando a un pervertido ni vas a una cueva llena de niños en su fantasía. Vas a una verdadera misión como Shinobi.»

    «No sé Grimmjow creo que no estoy preparada. He dicho toda mi vida que iba a entrenar e iba a superarme a mí misma pero lo intento una y otra y otra y otra vez y siempre vuelvo a dudar de mi misma..y-y-y si dudo de mi misma ¿cómo podré confiar en los demás? y más importante ¿cómo voy a hacer que los demás confíen en mí y-y los pueda ayudar? No sé, no entiendo, no puedo, simplemente les diré que vayan sin-»

    «Chi…chica…relájate… ¡Fuuka!»
    Decía a medida que la kunoichi expresaba sus miedos. «Mira, te propongo una cosa. Busquemos tu block de dibujos en casa y vayamos al tejado de la biblioteca. Hablemos un rato con calma, que te hará bien.» Y con un asentimiento final, la genin accedió a las peticiones de su compañero del alma.

    […]


    ¡Hola! — Grita Tenshi, quién apareció detrás de Fuu mientras conversaba con las Uchiha, haciendo que salte y suelte un pequeño grito de terror. Luka la abraza por la espalda para calmarla y procede a preguntarle con un tono burlón —Y bien, ¿lista para la misión?

    A-ah, sí. Estoy lista. — Establece Kao, sonrojándose un poquito.

    Sin embargo, por el otro lado, con una mirada de indignación, Haruhi procede a regañar al chico —
    Hakugaku, llegas tarde.

    Veinte minutos tarde. — Completa Katsuko, refunfuñando.
    Luka echa un vistazo alrededor, mirando el puerto, la gente, el cielo y finalmente al mar, para luego voltear y responder. —
    El barco no ha zarpado, así que no veo ningún problema. Ya relájense.

    El viento sopló, escuchándose así, únicamente el rugido de las olas y una que otra ave gorjear. El sol alumbrando a los shinobi (menos a Fuuka, quién se encontraba debajo de un parasol). El ambiente se tensaba más y más al segundo, pareciendo casi, como si hubiese un aumento de humedad.

    Muy bien, Es hora de partir. Mil disculpas por la tardanza. Dice un señor, alrededor de los 50 años, de cabello negro y ojos café, más bajo del tamaño de un hombre ptomedio, pero tampoco algo de lo que sorprenderse.

    No se preocupe señor Katashi, igualmente UNO de nuestros compañeros estuvo ausente hasta hace no mucho. Estamos agradecidos por su ayuda— remarca Katsuko, sin embargo, ya Luka había llegado a su límite y decidió mantener silencio.Haruhi y Fuuka por el otro lado, se quedaron calladas al llegar en acuerdo mutuo.

    No se preocupen, el placer es mío. Si me necesitan, ya saben dónde estaré.

    Al subir a bordo, Katsuko y Luka cada uno fue por su lado. EL barco no era exactamente gigante, pero era lo suficientemente grande como para distribuirse lo suficientemente bien como para no verse las caras.

    Sería bueno que lográsemos juntarnos para tener por lo menos una vaga idea de cómo proceder. ¿Te importaría ir a hablar con Hakugaku?

    Ehh… lo puedo intentar, pero sinceramente, no creo que me quiera escuchar en este momento. —Respondió con seguridad.

    Deberías intentarlo, igualmente. Yo hablaré con Katsuko mientras tú te encargas de él. — Se tomó un segundo mientras veía a su prima para continuar. —Ella… tiene un plazo muy corto de paciencia.

    Kao, a pesar de estar segura de cómo comenzaría y concluiría la conversación, terminó accediendo y se dirigió hacia su compañero manipulador de demonios.

    Luka… ¿puedo sentarme? —preguntó al castaño, quien simplemente asintió con la cabeza mientras miraba al horizonte. No, no se encontraba molesto ni mucho menos, hasta se le podía ver una sonrisa en su cara. —Entonces…—continuó— Deberíamos reunirnos e ir estableciendo algun plan pa-

    No. Aun no hace falta, Fuu. Ya ayer hablamos lo justo y necesario sobre la misión. Cualquier otra cosa que hagamos, será planear antes de conocer la situación en la que estamos. Mejor hablar con la arqueóloga, que conoce mejor la zona.

    Fuuka no rechistó y se quedó en silencio, esperando a que surgiera cualquier otro tema de conversación, pues si ya le costaba venir con algún tema de conversación, con Haku cerca, la mente se le bloqueaba por completo.

    Si te complace, podemos hablar igualmente. Así te relajas un poco, que te noto muy tensa.

    S-sí...pues… es que estoy intimidada y siento que causaré un desastre. De hecho, casi me echo para atrás. Si no fuese por Grimmjow lo más probable es que no hubiese venido hoy.

    Entiendo tienes miedo por lo que te dije ayer, quiero que sepas que es un dato que todos los que estamos hoy acá, participando en la misión, sabemos los riesgos que corremos. Si le dije a la Uchiha que no justificara mis palabras, es porque no quiero que minimices la situación en la que estamos.

    Ambos manipuladores de sombras se quedaron sentados observando al vacío. Y después, cayó un silencio profundo entre las dos partes. No incómodo, simplemente de reflexión, de entendimiento y de liberación.


    [​IMG]
    [​IMG]

    __________________________________________________________

    Listo chicos, espero que sea de su agrado o por lo menos, aceptable (? HathawayHathaway ShulmanShulman
     
    • Me gusta Me gusta x 1
    Última edición: 2 May 2018

Compartir esta página

Cargando...