+18 Original Fic LA LUZ DE SIEMPRE -FINAL (Ronda final 30 vicios)

Tema en 'Fanfics y Roles Yuri' iniciado por I-AM-WOLFIE, 28 Feb 2017.

Tags:
  1. Autor
    I-AM-WOLFIE

    I-AM-WOLFIE Relax There is an answer to the darkest times.

    Registrado:
    26 May 2016
    Mensajes:
    1,462
    Temas:
    47
    Calificaciones:
    +499
    owo eso no lo sabía, en desarrollo infantil nos habían explicado que la mayoría de las mujeres -w- puede lactar y amamantar bebés aún sin haber tenido, siempre y cuando tenga suficiente estimulo y buena alimentación, pero bueno :d hablamos de hace 8 años que tuve esa asignatura xd. :3.
    :v / Venus cayó de impacto, :d pero creo que entenderás que tipo de personalidad podrá tener al tener a dos mamás orgullosas, amorosas y fuertes.
     
  2. Autor
    I-AM-WOLFIE

    I-AM-WOLFIE Relax There is an answer to the darkest times.

    Registrado:
    26 May 2016
    Mensajes:
    1,462
    Temas:
    47
    Calificaciones:
    +499
    :3 Seguimos aquí, en proceso de recuperación :d jaja.



    21


    Una castaña de rostro gentil y cuerpo angelical esperaba en su casa, portaba una bata de doctor y cerca de ella, una jovencita con rostro neutro, le servía una taza de té, esa chiquilla vestía con un uniforme de enfermera y recogía su cabello con un listón blanco, formando un dúo listo para atender el problema psicológico de una paciente peculiar.

    Una pelirroja con rostro apenado entraba a la casa de Cecilia, pues era también la vivienda de Thames, Mitsuki frotaba sus hombros tratando de calmarla pues el tema que iban a tratar era delicado y vergonzoso para ambas. Tras una dulce bienvenida, las dos se sentaron en el sofá, mientras Thames sacaba su libreta de apuntes y el expediente que había hecho para su prima.


    -¿Les traigo café, Thames?-


    -Me gustaría un poco de café, para mi princesa, un té de manzanilla. –Sonrió la japonesa a la pequeña quien asintió y se regresó a la cocina.


    -Pero yo quería un poco de café, Mitsu. –


    -Kaam, recuerda que no debes de tomar café por tus medicamentos.-


    -Mm… está bien… -


    -¿Y? Rosemary me dijo que había un tema muy particular que querían contarme, le pedí a ella que las respetara y que fueran ustedes mismas las que me contaran de ello. –


    -Ah…jeje, no es nada, ¿Verdad, Mitsu? Jeje…-rio Nerviosa la pelirroja mirando para todos lados, denotando por el temblor en sus ojos y sonrojo que era algo muy privado.


    -Es algo que debemos platicar, mi princesa, a mí también me apena, pero es algo que debe de saber ella y explicarnos que significa. –


    -Pe..pe… pero… ¿No te reirás de nosotras, prima?-


    -Claro que no, no solo por mi ética, sino por qué eres mi prima.-


    -Es… está bien… -Susurró Kaam toda roja como su cabello, tomándose de la mano de su esposa para empezar su sesión.


    Tras varios minutos, Kaam contó con lujo de detalle aquel sueño que compartió con Mitsuki, la actitud de su otra personalidad hacía ella y la manera en como afectó sus cuerpos. La japonesa complementó las palabras de su esposa, así como la forma en que ambas entendieron que soñaron lo mismo, la única diferencia fue que Mitsuki había soñado encontrarse con Kaam en ese lugar sin saber que era la otra personalidad de su esposa, como si hubiese sido una trampa para ambas.

    Al acabar la historia, Thames trató de mantener su calma y no imaginar esa situación, era algo muy inusual incluso para su oficio, respiró profundamente y pensó todo lo posible para darles una respuesta a ambas chicas.


    -Pues… no he escuchado muchos casos de sueños compartidos, ni de onironautismo que sería el caso de ustedes, pues sabían que estaban en un sueño… mmm… quizá, tienen una relación emocional y psicológica tan fuerte que de alguna manera se conectaron en un sueño lucido-Suspiró Thames riéndose apenada- me dejaron sin palabras, perdónenme. –


    -No, no te disculpes, si para ti es algo difícil de explicar, es algo que sin duda es sorprendente. –


    -No entiendo nada Mitsu, ¿Significa que es algo malo?-


    -Por el contrario, podría decirse que su afecto mutuo es demasiado grande que rompe con ciertas teorías de la psicología llevándolas al borde de la parapsicología, me encantaría investigar un poco más sobre sus sueños, si es que no les incomoda. –


    -¿Eh? ¿Para qué?-


    -Mi princesa-Rio Mitsuki abrazando a su esposa- lo que dice tu prima es que nos amamos tanto que hasta en sueños nos queremos mostrar ese amor. –


    -Jejeje, si, nos amamos mucho… Pero, ¿Y ella? ¿Qué pasa con ella? no pensé que mi otra yo eh…mm… Mitsu, me tiemblas las manos solo de pensarlo… ay, no sabía que mi otra yo tuviera gusto por mí. –


    -Diría que tiene relación a que tu autoestima ha mejorado, prima, pero al poseer dos personalidades contrastantes, se refleja en ti por medio del amor que es el sentimiento más puro que conoces, digamos que Kaam 1 que eres tú, está enamorada de Kaam 2 y viceversa. –


    -¿Qué? no no no, jejeje, eso no puede ser, yo solo amo a Mitsu, amar a mi otra yo sería engañarla. –


    -Mi princesa-Volvió a reir Mitsuki por la vergüenza de Kaam hacia esa revelación. - ¿Así que mi esposa ama a su otra personalidad?


    -¡Noooo! Te lo juro Mitsu, debe de ser un error, yo no te traicionaría. –


    -Mmm.. no sé si creerte. –


    -¡Mitsu!-


    -Es broma, Kaam-Sonrió la japonesa abrazando a la pelirroja quien mostraba lágrimas de pena- no me molesta compartir tu amor, si ese amor es hacía ti misma, sabes que deseo que tengas más confianza y amor por ti misma y quizá esto que pasó es una señal de que has cambiado tu opinión sobre ti misma. –


    -Ah… ¿En serio no te molesta? -


    -Claro que no. –


    -Como podría, ahora ella se puede decir que tiene gemelas como esposas en sus sueños-Habló Lily quien estaba de pie y por su silencio nadie sabía que ahí estaba.


    -Lily, no te burles de ellas, es un tema complicado. –


    -No me burlo, es algo lindo, me gustaría soñar con dos Thames también. –


    -Eso ya sería un sueño erótico, señorita asistente. –


    -Y uno muy lindo-sonrió tiernamente sospechosa Lily haciendo reír a Thames quien la sentó en sus piernas y rodeo su cintura.

    -No tienes remedio, pero eso es lindo en ti, mi pequeña Lily. –


    -No soy pequeña, soy mayor de edad.-


    -Mmm…-


    -Mi princesa, solo hazlo-Dijo Mitsuki con una sonrisa al notar que Kaam quería algo, ella solo sonrió y se sentó en sus piernas acurrucándose de la misma manera que Lily. – lo sabía. –


    -Jejeje, me gusta cuando estoy así, más cerca de tu corazón. –


    -Entonces, por el momento no se ha manifestado Kaam 2, pero en ese sueño parece que su existencia es más fuerte de lo que pensábamos, así que no podemos descartar que ya esté totalmente arraigada a la mente de Kaam. –


    -Significa. –


    -Sí, lamento decirlo, pero eso podría confirmar que su otra personalidad no desaparecerá nunca, puede ser que esté pasiva y solamente se active en momentos de crisis nuevamente, así que lo mejor que podemos hacer es evitarlas, y al momento de que ella se manifieste, interactuar con ella de la manera más normal posible, que no sienta diferencia entre el trato de Kaam 1 y Kaam 2. –


    -No importa si hay dos Kaam, las amaré por igual. –


    -Ah, no, Mitsu, solo quiero que me ames a mí. –


    -Y solo te amará a ti prima, pero ahora tú estás conformada por dos mentes en tu cabecita, para que no se sientan celosas la una de la otra ella las debe amar por igual. –


    -Bueno…¿Pero será por igual?-Dijo la pelirroja mirando con sus mejillas ligeramente infladas a Mitsuki- no me gustaría que ella se lleve más amor que yo. –


    -Mmm… ¿Cómo es que está celosa de ella misma?-


    -Lily, mi niña, jeje, tu antes estabas atrapada en tu propia mente, sabes lo complicada que puede ser la psique humana. –


    -Sí, aunque a veces pienso que tenemos mala suerte. –


    -¿Mala suerte?-Se preguntó la doctora mientras sujetaba a Lily en sus piernas.


    -Rosemary, Kaam, Eloise con su problema de temperamento, Kei con su locura y yo, ¿Es normal que todas tengamos problemas emocionales o psicológicos?-


    -No lo había pensado, es un misterio muy peculiar. –


    -Oigan, ahí hay un error- Dijo la japonesa empezando a reírse- lo de mi primo no es nada psicológico, el solo es así. –


    -Mmm… como a ti no te ha bañado con un vaso de agua. –


    -¿Te bañó?-


    -El otro día, me besaba con Thames cuando él estaba en consulta y nos arrojó el agua diciendo que tuviéramos respeto en su sesión. –


    -¿En verdad lo hizo, prima?-


    -Sí-Rio Thames sonrojada – Olivia empezó a jalarle el cabello y golpearlo diciéndole que por una vez en su vida se controle. –


    -Dios mío, no sé en qué momento mi abuelo pensó que él sería un buen líder de la familia. –


    -Y eso que no has visto cuando se agarraron él y Rosemary jalándose el cabello y mordiéndose. –


    -¿Qué?-


    -Kei sin querer vendió un vestido de la época del cine Noir que pensaba usar en su boda. –


    -Al final, Kei consiguió encontrarlo de nuevo el vestido y terminó pagando el doble por él. –


    -Pero lo vale, el vestido de Rosemary era precioso. –


    -Abuelo, por favor, haznos un favor y dale un susto a Kei para que se controle-Susurró Mitsuki frotando su sien mientras las demás se reían por sus palabras.







    :3 Pues nuestra psicóloga confirma que souless Kaam es permanente en Kaam, y unos detallitos curiosos sobre Kei y Rosy :d.
     
  3. Kissu

    Kissu Moderador

    Registrado:
    20 Oct 2006
    Mensajes:
    8,204
    Temas:
    432
    Calificaciones:
    +1,390
    Me gusta cuando metes a Kei y a Rosemary así de casual <3! Kaam 1 y Kaam 2 pueden montárselo más seguido ahora jaja.
     
  4. Autor
    I-AM-WOLFIE

    I-AM-WOLFIE Relax There is an answer to the darkest times.

    Registrado:
    26 May 2016
    Mensajes:
    1,462
    Temas:
    47
    Calificaciones:
    +499
    :d Algo así, jajaja, por cierto, -3- ocupas leer el capítulo de A world of roses para saber como continuó esto.
     
  5. Autor
    I-AM-WOLFIE

    I-AM-WOLFIE Relax There is an answer to the darkest times.

    Registrado:
    26 May 2016
    Mensajes:
    1,462
    Temas:
    47
    Calificaciones:
    +499
    xwx Es un capítulo breve pero que da algunos detalles interesantes de la familia (xAx llegó más familia por lo del día de las madres y no he podido escribir como planee TWT)


    22




    Una bella castaña de gentil rostro y cuerpo más que divino, revisaba un cuaderno que tenía al lado de su buró. Recién se había bañado y vestía únicamente un camisón color perla transparente, y pensó que antes de dormir sería algo bueno revisar ese cuaderno que usaba como registro de notas rápidas para sus pacientes más importantes, su familia.

    Abrió el cuaderno y empezó a hojearla, llegando a uno de sus registros:


    “Rosemary ha mejorado mucho, pensé que tardaría más en su recuperación, pero a sus 24 años cumplidos superó mis expectativas. Su cleptomanía está totalmente controlada, y su percepción de la realidad es integra, por lo cual ya no se ha metido en problemas.

    En parte, todo esto se ha logrado gracias a su interés real por mejorar, así como el amor y afecto dado por mi Ceci. Mi prima ha puesto mucho de su dedicación en ella, y me alegra que Rosemary le cambiara la vida.

    El único problema, si se puede tomar así, es la relación que tenemos Lily y yo con ella y mi prima, lo pensé y pensé: Me es imposible negarlo, amo a mi prima, adoro a Rosemary, las quiero siempre a mi lado y al lado de Lily, no veo una vida sin ellas, pero, todo esto contradice mi pensamiento respecto a la monogamia. Creo que terminaré por aceptar la petición de mi Ceci, después de todo, ya pasamos el límite de la poligamia desde hace varios meses”.



    La psicóloga dio vuelta a otra nota:


    “Eloise es un caso sencillo, pero se complica por lo orgullosa que es. Su problema se concentra únicamente en su manera de responder a las situaciones donde se ve afectada su novia. Solo necesita recordar los límites y modales básicos de la sociedad, espero que sea pronto, ya una vez cayó a la cárcel por eso.”



    Mientras Thames leía, no se percató de la llegada de una niña de ojos y cabello color chocolate, quien vestía un pijama blanco a medio glúteo con cola y orejas de gato, dejando ver una braga con mismo tomo y estampas del mismo animal. Lily se sentó al borde de la cama, sonriéndole a Thames quien se sentó a su lado.


    -¿Qué lees? –


    -Son notas de nuestra familia, cositas que no puedo escribir en un expediente y lo tomo más como recordatorio para mí, por ejemplo, aquí está de Kei. –


    -“Aunque a veces da miedo, es una buena persona. Necesita controlar lo impulsivo que es, tiende a ser extremista y eso es contraproducente para su condición.” Mmm… es cierto, es muy buena persona, siempre me regala un cono de nieve cuando salimos a pasear con él, Rosemary me dice que le llame hermano mayor. –


    -Jeje, puedes llamarle así, después de todo, él cuida de ti como si lo fuera. –


    -¿Qué más tienes aquí?-


    -También escribí de Kaam. –


    -“Estaba preocupado por mi prima, pero el amor y cuidado de Mitsuki le ha ayudado a poder tener un control de la manifestación de su otra personalidad. Por ahora estará bien, aunque, al final es muy probable que ambas se intercalen frecuentemente. Mitsuki y Kaam tendrán que ser muy fuertes para ello.”…. Mm… ¿Ella lo sabe?-

    -No, pero Mitsuki si-Dijo la doctora mirando con cierta preocupación a su novia, acariciando su mejilla- Kaam no lo sabe, pero… es muy probable que, en un punto, la personalidad 1 y 2 interactúen como dos personas en el mismo cuerpo. –


    -Es decir… ¿Tendré dos primas por el precio de una?-


    -Algo así-Rio Thames tratando de quitarle la libreta a Lily al acercarse a unas notas en particular- jaja, suelta, ya es hora de dormir. –


    -Hum… aquí dice mi nombre…-


    -No está bien que mi asistente lea su propia información. –

    -“Lily ha mejorado mucho, le agradezco a Rosemary y Ceci todo el apoyo que me han dado. Aunque su rostro sigue neutral, ha sido capaz de mostrar más matices en sus expresiones faciales, así como su vocabulario ha mejorado de maravilla. Me siento feliz, poder ver a Lily sonreír de nuevo me hace enamorarme más de ella, y cuando me defendió de Ceci reafirmó una cosa, mi pequeña niña es más fuerte que nunca. Amo a Lily, la amo y la amaré, espero me perdone si alguna vez no se lo he demostrado.” –


    Lily mostró un sonrojo y limpió unas lágrimas de sus mejillas mientras leía ese cuaderno, sintiendo los brazos de Thames envolviéndola.



    -No soy una niña, ya soy mayor de edad.-


    -Lo sé, has madurado bastante, jeje. –

    -Mm…-


    Los ojos de Lily se afilaron tras leer algo y cerró la libreta, y para sorpresa de su novia, la empujó a la cama quedando la felina encima de ella, sujetando sus manos suavemente y mostrando una sonrisa ligeramente coqueta e intrigante.


    -Explícate, “Pero me preocupa que se ha hecho una niña muy sumisa a los deseos y ordenes de Rosy, ha despertado un lado pervertido en ella que me pone nerviosa”. –


    -No lo tomes en serio, es solo un comentario-Dijo Thames sintiéndose nerviosa por la reacción de Lily, como si tratase de imponerse aun siendo tan pequeña.


    -Thames, la única sumisa en esta casa eres tú. –


    -¿Yo soy sumisa?-


    -La sumisa de las sumisas-Sonrió milimétricamente la niña sin soltar a Thames, dando una lamidita entre los senos de la doctora haciéndola respingar y soltar un hipo de nervios- más sumisa que tu prima Kaam. –


    -Lily, jeje, ok, ok, soy sumisa, ¿Si? ¿Me sueltas?-


    -No, Rosemary tiene razón, debo de recordarte tu posición en la casa. –


    -¿Cuál posición?-



    La mirada de Thames se dilató por ver que Lily esbozaba una sonrisa con aires de perversión, esa sonrisa era similar a la manera en que Rosemary le veía cuando andaba desnuda, sin esperarlo, la niña empezó a lamer y morder suavemente sus grandes senos, empezando a estimularla por su suave piel. Lily tenía razón, Thames había agarrado una filia hacía la sumisión, sumisión hacia Ceci, hacia Rosemary, y para rematar, a su pequeñita novia Lily.

    Pronto, suspiros y gemidos se escuchaban de la habitación de la pareja, Ceci y Rosy iban llegando del trabajo y rieron en voz baja al ver a Lily, encima del cuerpo de Thames, devorándolo y manoseándolo a su antojo, mientras la profesora se encontraba de manos atadas al respaldo de la cama y con ojos vendados. La sonrisa de Lily lo decía todo, Thames necesitaba anotarse también en su libreta y recalcar una cosa: “Incluso la más pequeña de la casa tenía dominada su voluntad”.







    o3o cositas cositas:
    - Thames está aceptando que la idea de la poligamia no es tan mala :d.
    - Se revela el destino de Kaam con su doble personalidad owo.
    - :d Hasta Lily le da sus nalgadas a Thames, x3.
     
  6. Kissu

    Kissu Moderador

    Registrado:
    20 Oct 2006
    Mensajes:
    8,204
    Temas:
    432
    Calificaciones:
    +1,390
    Jajajajaja, esa Thames tan sumisa =P
    Qué peligroso es guardar notas personales~
     
  7. Autor
    I-AM-WOLFIE

    I-AM-WOLFIE Relax There is an answer to the darkest times.

    Registrado:
    26 May 2016
    Mensajes:
    1,462
    Temas:
    47
    Calificaciones:
    +499
    Citando a Rosemary, :d Thames no es sumisa, es lo que le sigue. Ya hasta Lily hace de las suyas con ella, -w- eso le pasa por ser tan dócil, nwn pero por eso se le adora.
    PD: Si, lo de las notas personales me causó problemas una vez en la secundaria, mi madre revisaba una de mis mochilas y se encontró con un cuadernito que tenía para notas, la pasaba con una amiga y nos escribíamos en medio de las clases y vio cosas que no le agradaron (Empezando por qué había una que otra queja hacía ella Xd). Fue cuando me di cuenta de una cosa, no tener libreta de notas o al menos disimularla entre las de clase, y nunca dejar a la vista mi mochila (Hasta la fecha suelo ser muy celoso de mi mochila, -w- yo la lavo, duermo con ella debajo de la cama, >:v es mi amiga mochila y de nadie más, en ella guardo: Notas, mis cartas de combate, dados, útiles, desodorante para cuando viajo, dinero de reserva XD y más).
     
  8. Autor
    I-AM-WOLFIE

    I-AM-WOLFIE Relax There is an answer to the darkest times.

    Registrado:
    26 May 2016
    Mensajes:
    1,462
    Temas:
    47
    Calificaciones:
    +499
    o3o A unos capis de terminar este fic.



    23






    La casa de Kaam tenía movimiento en la mañana a pesar de que las chicas habían salido, ¿El motivo? Su pequeña madre, Leyte, y su novia, Valentine, se habían quedado en la casa a descansar tras el largo viaje que tuvieron desde Italia para acompañarlas en el torneo. Aunque Leyte quería ver todos los partidos, Mitsuki y Kaam le insistieron en que descansaran, y dicho y hecho, tras recostarse, se había quedado profundamente dormida. Unas horas más tarde, Leyte se despertó antes que Valentine, decidiendo darse una ducha antes de preparar el desayuno para ambas. Tras bañarse y empezar a secar su cabello de hermoso color rojo, pero algo la asustó, empezando a llorar, los oídos de la italiana fueron sensibles a ese llanto, despertando y corriendo al cuarto de baño para saber qué había ocurrido.


    -¿Qué pasa? ¿Te pasó algo, Leyte?-


    -Sniff… no puede ser… yo…-Lloraba la mujer madura mientras Valentine la acurrucaba en sus brazos, frotando su cuerpo desnudo.


    -¿Qué tienes? –


    -Me…me… me encontré varias canas…-Lloró la pelirroja dejando ver su cara triste a su novia, quien sonrió tiernamente por ver la preocupación de la mujer.- a este paso, me haré una viejita toda arrugada. –


    -Ay, Leyte… créeme, falta mucho para eso, si no te conociera, diría que eres hermana de Kaam, estás muy bien conservada. –


    -Pe..pe…!Pero las canas!-


    -A todos nos salen canas, se notan muy bien en ti por tu cabello, ¿Será que te preocupa otra cosa?-


    -Ah…yo…bueno…-Hablaba nerviosa y colorada la madre, frotando sus dedos temblorosos. – es que… me… me dieron ganas de llorar pensando que… si me vuelvo vieja… ya no me vas a querer…!Perdón! ¡No es que dude de ti! Yo…-


    -No dejaré de amarte por eso, y lo sabes. –Rio Valentine frotando los hombros de su novia madura- quizá, lo que necesitas es recordar que en ti hay mucha juventud, podrías empezar por un cambio de ropa. –


    -¿Un cambio de ropa?-


    -Sí, luces muy chica aún y tu estatura te ayuda mucho, podrías probar algo de la ropa de Kaam y ver cómo te luce, si te sientes cómoda con ella, eso te dará más confianza respecto a ti. –


    -Suena una buena idea, pe… pero no está mi hija, ¿Y si se enoja por probarme su ropa?-


    -Dudo que lo haga, además, es solo una prueba, luego podemos comprar ropa a parte para ti. –


    -Está bien…-



    La pelirroja fue convencida por su novia y tomando una toalla, se dirigieron al cuarto de su hija y su esposa. Valentine estuvo revisando los cajones mientras Leyte estaba sentada en el borde de la cama, reaccionando al ver que su pareja le acercaba algunas ropas haciendo que se sonrojara y riera nerviosa.


    -Ah… no puedo usar eso. –Rio Leyte ruborizada al ver una braga y un sostén blanco de algodón con dibujos de osos y corazones. - ¿No tienes otra ropa? Esa es de mi hija y … son lindas pero… yo..-


    -Creo que te quedarían muy bien, anda, pruébatelo. –


    -Pe…Pero no mires, ¿Si?-


    -No eres nada avispada Leyte, conozco tu cuerpo a la perfección, no es para que te apenes frente a mí, jaja, me daré la vuelta entonces. –



    Leyte se empezó a colocar la lencería de su hija, mirándose al espejo y ruborizándose pues para su sorpresa, le quedaba muy bien, solo el sostén estaba un poco apretado pues su busto era un poco más grande al de su hija, pero no lo suficiente como para incomodarle. Valentine volteó a verla y sonrió haciendo que se pusiera más roja.


    -¡No me mires así! Ay, esto fue mal idea. –


    -Para nada, te ves preciosa… ahora, ponte esto. –Dijo la italiana dándole una falda tableada y una blusa de tiras color rosa- creo que te quedará muy bien. –


    -Pero esa falda es muy corta, no está bien que alguien de mi vida use..-


    -Shhh, no pienses en tu edad, no luces como tal, solo piensa en verte linda y sentirte cómoda contigo misma. –


    -Bueno…!Pero date vuelta otra vez!-



    La pelirroja esperó a que su novia se diera vuelta para empezar a vestirse, muy lentamente por como temblaba de nervios, sin saber que Valentine se quitaba su ropa y se vestía con una falda similar y una blusa de manga corta, ropas que parecían ser de Mitsuki, de tallas similares a ella. al terminar de cambiarse, Leyte se dio la vuelta, sonrojándose toda sorprendida por ver a su novia con un aspecto tan casual.


    -Valentine…te ves… tan bonita-Decía ruborizada y con los ojos temblorosos la joven madre.


    -Así como tú, luces tan linda así, desaprovechas tu físico, puedes vestir como una adolescente si así lo deseas y dejar que tu corazón joven guíe tus días. –


    -Gra…gracias, jeje… siempre buscas animarme, y yo solo te doy problemas. –


    -Es por qué mi novia es una chica para nada avispada, aunque eso amo de ti… y… sabes… verte así, me provoca. –


    -¿Ah?-


    -Ven aquí-Susurró la castaña rodeando la cintura de la pequeña pelirroja, quien dio un brinco por la pena, mientras sus labios paseaban por sus hombros hasta su cuello haciendo que ella temblara de nervios. – mi linda Leyte, así lucimos como dos colegialas enamoradas, ¿No lo crees?-


    --No… Valentine, es el cuarto de nuestra hija.-


    -Shh… tu compañera de un grado mayor te explicara el tema del sexo esta mañana-Le susurró Valentine al oído a la pelirroja quien cerraba los ojos y suspiraba al sentir las manos de ella meterse por debajo del pequeño vestido, apretando su redondo trasero por encima de su braga- y que mejor forma de que aprendas que por medio de la experimentación. –


    -Eres mala…mm… muy mala… -


    --Soy la novia más mala de todas. –



    La mano de la italiana se deslizó en la braga de la holandesa, empezando a estimular su zona intima, dándole un chispazo por todo el cuerpo a Leyte por su cuerpo sensible, haciéndole suspirar y agitarse rápidamente. En unos segundos, la blusa y sostén de Leyte estaban alzados, sus pequeñas manos estaban sujetadas por una sola mano de su novia, mientras ella se dedicaba a degustar sus senos medianos y su otra mano la masturbaba frenéticamente por debajo de la falda y sin quitarle su ropa interior.

    Los gemidos de la pequeña madura hacían eco en la casa, dejándose llevar por el éxtasis y la imaginación, estando tan inmersas en el placer que no se percataron que las dueñas de la casa ya habían llegado.


    -Creo que están en nuestra habitación, Mitsu….-Decía Kaam abriendo la puerta con un rostro preocupado por escuchar el llanto- Mami, ¿Te sientes mal? ¿Por qué estas llo…-


    Las tres chicas se quedaban congeladas. Los ojos de Kaam rotaban rápidamente de un lado a otro y sus dedos y labios temblaban por el impacto, su adorable mamá de aspecto juvenil, con su falda de la preparatoria y una blusa propia, recostada con su cola en pompa y la falda recogida y braga en las rodillas, mientras Valentine, con ropas de Mitsuki, estaba detrás de su madre, con unos dedos que entraban y salían del pequeño ano de la pelirroja y su boca degustaba su vagina. Leyte y Valentine no sabían que decir, y el impacto fue mayor al llegar Mitsuki tras su esposa.


    -¿Qué están haciendo en nuestro cuarto? ¿Esas no son nuestras ropas?-


    -Mi…mi…mi..mi…Mit…Mitsu…¿Qué le..le…hace papi a ma…ma…ami…-Intentaba hablar Kaam cuando sus ojos se nublaron y caía desmayada de la impresión, siendo atrapada a tiempo por la japonesa.


    -¡Dios mío, Valentine, matamos a nuestra hija!-


    -!No la mataron! Mi princesa… tranquila..-Murmuró Mitsuki a su esposa dormida, mientras la cargaba en sus brazos- Señora Leyte, lo esperaba de Valentine, pero… ¿De usted? Ponerse a jugar con...con... con nuestras ropas y la ropa interior de mi princesa... y...!En nuestra habitación!. –


    -¡No! No es un juego, solo, solo pasó, yo…yo…-


    -Tranquila, ahora lo importante es Kaam. –


    -Jurenme que en cuanto despierte dirán que lo soñó. –


    -Pero no es bueno que le mienta a mi hijita..-


    -¡Qué le dirán que lo soñó!-Gritó Mitsuki mientras cargaba a Kaam y le llenaba de besos en los labios.


    -¿Y qué hacemos con está ropa?-


    -Por mí, pueden quedársela. –


    -¿Qué dices, Leyte? ¿Seguimos en nuestro cuarto?-


    -¿Ah?-






    A Leyte ya le empieza a preocupar más lo de su edad -w- aunque como Kissu sabe, uwur no debe de preocuparse, se ve muy pero muy joven.
    7w7 Valentine si que disfruta de Leyte, y vaya que imagen se encontró Kaam.
     
  9. Kissu

    Kissu Moderador

    Registrado:
    20 Oct 2006
    Mensajes:
    8,204
    Temas:
    432
    Calificaciones:
    +1,390
    Jajajajaja, pobre Kaam. Me da risa eso de que le dirán que lo soñó, creo que no es la primera vez que desvían lo que ve por accidente.
     
  10. Autor
    I-AM-WOLFIE

    I-AM-WOLFIE Relax There is an answer to the darkest times.

    Registrado:
    26 May 2016
    Mensajes:
    1,462
    Temas:
    47
    Calificaciones:
    +499
    Bueno, en realidad, evaden muchos temas y sucesos a ella, XD y en parte, siempre es por qué Mitsuki así se los ordena (palabra clave, ordena, no lo pide de favor xd), hasta su mami intenta hacer cositas más atrevidas :d y eso que es penosa, jaja.
     
  11. Kissu

    Kissu Moderador

    Registrado:
    20 Oct 2006
    Mensajes:
    8,204
    Temas:
    432
    Calificaciones:
    +1,390
    A ver si cuando Kaam sea mayor también hace esas cosas, jaja.
     
  12. Autor
    I-AM-WOLFIE

    I-AM-WOLFIE Relax There is an answer to the darkest times.

    Registrado:
    26 May 2016
    Mensajes:
    1,462
    Temas:
    47
    Calificaciones:
    +499
    owo Pronto llegará este final de esta historia, -w- mezclándose a HBO.



    24



    Varias jovencitas italianas estaban disfrutando de un agradable día de campo, después de haber realizado una serie de exámenes en la universidad.

    JT era la mayor de las presentes, haciendo de guardiana de todas, distrayéndose un segundo de la plática al ver en su celular una foto tomada por Nile, quien, junto a Alexandra, fueron las testigos del registro de Venus Bisconti d´Rosetti.


    -Miren, ya registraron a la hija de la profesora Rosetti. –Dijo JT mostrando la foto a todas.

    -¡Qué linda! Ay, yo quería estar presente. –


    -Justo teníamos que tener exámenes. –


    -Auu, yo quiero una así-Habló Ann mirando embelesada a la bebé.


    -Ni lo pienses, aún eres menor de edad y tus padres nos matarían si les dices eso. –


    -Cierto, tenemos que esperar …Al menos me hubiera gustado estar presente en el registro…¿Y por qué Nile no tuvo que presentarse, JT? – Preguntó Ann pues todas eran de las mismas clases.


    -Nile es la asistente de la profesora, se podría decir que está exenta. –


    -No solo eso, Nile es muy… muy, muy buena cocinera, envidio su habilidad. –


    -Tú también cocinas muy bien, Danita, no tienes que envidiarle nada. –


    -No sé por qué mucha emoción, es solo una bebé-Dijo Caroline tomando de su café, haciendo que Marina se riera.


    -Carito, pero si es una lindura. –


    -Concuerdo con ella, será una bebé linda, pero pensar en todos los cuidados que conlleva un bebé es algo que solo lo pueden tolerar para quienes en verdad desean tenerlos. –


    -Hasta que alguien piensa igual que yo. –Sonrió Caro al escuchar a Leona, quien en su interior sonrió al ganarse un punto con ella.


    -Lo dices por qué tienes interés hacia Caroline, jeje. –


    -Dalilah, no digas eso, se enojará Leona. –


    -Tranquila Daana, ya me acostumbré a las bromas de ella. –


    -No son bromas, me divierte que te tengamos con nosotras-Dijo la rubia sonriendo a la chica de cabello oscuro. – antes eras muy seria y siempre te veíamos sola, ahora eres muy amiga de nosotras. –


    -Más que de nosotras, digo que nos tolera por qué Emir nos pide que cuidemos de Caro, así que venimos en el paquete. –


    -El idiota de Emir me trata como una niña, piensa que no puedo cuidarme sola, encargarme a sus amigas y a Marina. –


    -Carito, es que eres la más chiquilla de todas, por eso te cuidamos. –


    -Patrañas, solo me ganas por unos meses, y Coco es la más chica de todas. –


    -Pero mi hermanita sale con una chica mayor, tiene mucha más confianza e iniciativa que tú. –


    -Auch.-Habló JT sacudiendo su mano en señal de burla hacia Caro que solo frunció la ceja.


    -Déjalas, que busquen provocarse es señal de la envidia que sienten por lo especial que eres. –


    -Gracias, Leona. –


    -Dios, estas dos viven alabándose la una a la otra. –


    -Por eso pienso que son tal para cual-Rio Marina haciendo que Caro y Leona se ruborizaran un poco.


    -Oye, Jeanne, Ann nos contó que participaran en los juegos olímpicos, ¿Es cierto?-


    -Sí, el equipo de Italia es muy fuerte, no lo digo porque esté yo, es un proyecto de equipo manejado desde que yo estaba en la secundaria, nos conocemos todas muy bien y confiamos la una en la otra. –


    -¡Genial! Danita y yo te apoyaremos desde la pantalla. –


    -No es necesario, Italia será la sede de estos juegos así que podrán ir a vernos y apoyarnos. –


    -¡Doble genial! Les prepararemos aperitivos para que se emocionen ¿O no, Danita?-


    -Si, si, si es que… nos, nos dejan darles-Dijo Daana sonriendo animada al saber que vería los juegos olímpicos en vivo.


    -Sí… los olímpicos…-


    -Oye, ¿Qué no habías sido invitada a participar? En la escuela escuché que te habían invitado. –


    -Solo son cuentos.-Habló Caro quien disimuladamente ocultó un sobre en su bolso, cosa que notó Leona y lo sacó rápidamente de ahí.


    -Caro… esto… es una invitación, ¿Por qué no la aceptas?-


    -¿Aceptar qué?-Preguntó curiosa Daana.


    - La están invitando a que participen los juegos olímpicos como representante en gimnasia artística.-


    -¿QUEEEEEEEEE? Carito, ¿Por qué no aceptas?-


    -No es gran cosa-Dijo la rubia escondiendo el sobre hecho bola en su bolso. – hace tiempo que no practico y no creo lograr mucho. –


    -Pero eres de las mejores, Marina nos contó que fuiste varias veces campeona a nivel infantil y juvenil, que te llamaban la estrella negra de la pista, por tus atuendos oscuros que hacían lucir más tu cabello y ojos dorados. –


    -Ese apodo me lo puso ella, me avergonzaba que me llamaran así. –


    -Caroline, si te están invitando es por qué valoran tu habilidad, muchas chicas se morirían por esa invitación. –


    -¡Vamos! ¡Acepta! Será genial verte a ti también compitiendo, así podría contar que dos de mis amigas son competidoras olímpicas. –


    -No te hagas del rogar, si tu familia se entera seguro que también te lo pedirán, y mucho más Emir. -


    -Ni me recuerdes, ya lo sabe y estos días no ha parado de molestarme con eso. –


    -Ten más ánimo, sabemos que harás un excelente papel, y no puedes poner de pretexto tu pierna, ya te has recuperado. –


    -Y mira a JT, ella no tiene una pierna y aun así no se rindió y mira donde está. –


    -Hum, si está ahí es gracias a mí-Infló sus mejillas Ann haciendo reír a su novia.


    -Sabes que siempre lo reconozco, Ann.-


    -Y ... no tengo los recursos para hacerlo, estoy enterada que el presupuesto para el equipo de gimnasia es muy pobre para esta competencia, dudo que tengan para la vestimenta, entrenamiento, médicos y todo… no es como en el fútbol que es la preferencia de la federación italiana. –


    -Eso es cierto, nuestro presupuesto es altísimo comparado al de ellas. –


    -¿Si te consigo el patrocinio para participar lo harías?-Habló Leona haciendo que todas le prestaran atención.


    -Está bien que quieras quedar bien conmigo, pero hablamos de mucho dinero. –


    -Podríamos pedírselo a mi papá o a la profesora Rosetti, no creo que ellos se nieguen a apoyar a una atleta. –


    -No, no quiero que piensen que me aprovecho de su gentileza y amistad-Respondió la rubia mientras volteaba la mirada y apretaba suavemente su bolso, era claro para los demás, en verdad quería participar, su orgullo de competidora aún seguía fuerte.


    -Entonces…déjame encargarme a mí, por favor, yo lograré conseguirte a alguien que nos brinde presupuesto para lo que necesites, solo dame la oportunidad, ¿Si?-


    -Leona…-


    -No pienses que te pediré que por eso seas mi novia o que me deberás algo, solo déjame hacerlo, no puedo quedarme de brazos cruzados cuando una estrella como tú no puede brillar como se debe. –


    -Está bien…-Contestó Caro sorprendida por la actitud de Leona, mientras las chicas aplaudían emocionadas.


    -¡Bravo! Entonces debes de contestar pronto a la federación y aceptar, y diles que no se preocupen de tus gastos propios, que tú los cubrirás. –


    -Vuelvo chicas, iré por una soda, ¿Gustan algo?-


    -Nada, aún queda jugo para nosotras. -



    Las chicas estaban contentas por la decisión mientras Leona se levantó del mantel donde estaban todas, al alejarse al área de alimentos, sacó su celular y miró un número con cierto, nervio, se tragó el orgullo y marcó.


    -Bueno…sí… sí… sé qué ya no quiere saber de mi nada, sé que fui una estúpida… si…antes de colgarme, por favor, escúcheme… no soy nadie para pedirle algo, pero… en verdad quiero un favor de usted, señorita Valentine, solo deme una oportunidad, déjeme explicárselo frente a frente, sé que lo más probable es que me diga que no, pero no me niegue esa oportunidad de intentarlo. –







    OAO LEONA SE TRAGARA SU ORGULLO PARA PLATICAR CON VALENTINE POR CAROLINE!!!!!!!!!!!!!!!!
    ¿QUÉ PASARÁ ENTRE LAS DOS? ¿PODRÁ LEONA OBTENER EL APOYO DE VALENTINE HACIA CARO?
     
  13. Kissu

    Kissu Moderador

    Registrado:
    20 Oct 2006
    Mensajes:
    8,204
    Temas:
    432
    Calificaciones:
    +1,390
    Ohhhh, yo quiero ver eso =P (y que Caro le diga que sí a todo xD)
     
  14. Autor
    I-AM-WOLFIE

    I-AM-WOLFIE Relax There is an answer to the darkest times.

    Registrado:
    26 May 2016
    Mensajes:
    1,462
    Temas:
    47
    Calificaciones:
    +499
    A pocos capítulos de acabar ;w;


    25





    Una jovencita de cabello negro con tonos azulados se encontraba arrodillada frente a una alta mujer de cabello castaño y hermosos ojos aceitunados. La mujer cruzaba sus brazos mirando con expectativa a esa chiquilla, misma que había prohibido su admisión en su hogar, pero ella le había insistido mucho verla, y tras una breve explicación de sus motivos, quería saber si en verdad hablaba con sinceridad.


    -Eres más estúpida de lo que pensaba, inventarte ese cuento y venir hasta aquí.-


    -Sé que fui estúpida, pero le juro que es cierto lo que le digo, sino, no vendría con toda la pena a pedirle ese dinero.-


    -No tienes vergüenza, ¿Esperas que te crea toda esa historia y te preste dinero de manera tan fácil? El daño que le hiciste a mi hija es irreversible, Mitsuki me dijo por teléfono que ella y su otra personalidad interactúan abiertamente, mi pequeña Kaam y su otro “yo” están presentes como si fuesen dos personas en el mismo cuerpo-


    -Sé que es difícil que confié en mí, estoy más que arrepentida y sé que el daño que le hice a Kaam no tiene nombre ni perdón…. pero hablo con la verdad, quiero ayudar a Caroline a participar representando a nuestro país, si usted no me cree, puede llamar a la familia Plate, sus hijas la conocen, esto no lo hago por mí, lo hago para que una joven cumpla su sueño y logre mostrar su gran valor al mundo. –


    -Ya veo… ¿Y? –Dijo tajantemente Valentine- eso no me da la confianza suficiente para creer en ti, no después de lo que hiciste, por qué digas que lo haces por otra persona no es suficiente, ¿En verdad está arrepentida?. –


    -Estoy tremendamente arrepentida, y… agradecida con usted. –


    -¿Conmigo?-


    -Sí, si no fuera por usted, no me habría dado cuenta de lo débil que era como persona-Hablaba la joven italiana mordiendo sus labios- lo estúpida que fui, lo arrogante que era, me escudaba como nadie más con mi nombre y mi familia, cuando por mi cuenta no había logrado demostrar mi valor a quienes debía de hacerlo, a las personas que en verdad me estimaban. –


    -Mi sobrina Cecilia me contó que mi otra sobrina, Thames, fue quien te ayudó para poder tener donde vivir y trabajar. –


    -Es cierto… si usted me hizo ver la repulsiva persona que era antes, fue ella quien me hizo ver que podía cambiar y que importaba más buscarme a mí misma y saber valorar a quienes ven en mí a una amiga, a una compañera, a una persona y no solo a un nombre. –


    -Me alegra saber eso, aunque, metiste en problemas a Thames-Habló Valentine mintiendo para ver la reacción de ella. – tuvo problemas con Cecilia y terminó llorando por varios días por los regaños que recibió. –


    -Ella no tiene la culpa… la doctora Thames es la persona más bondadosa que conozco, que me haya ayudado a mí, a quien solo causó malestares a su familia, es un pecado que ella cometió… pero no debía ser ella quien fuera castigada, debieron reclamarme a mí, que ustedes me reclamaran a mi diciendo que me aproveche de su amabilidad. –


    -Ya veo… Thames, Nile, Kaam, Leyte, ellas son chicas muy dulces, me aseguré de que mi esposa y mi hija no fueran influenciadas por la familia Mannes, en el caso de Nile y Thames, su humanidad está tan arraigada en sus corazones que aún con las adversidades mantuvieron esa calidez. –


    -¿Se aseguró de su esposa e hija? –Preguntó confundida la jovencita causándole algo de risa a Valentine.


    -Disculpa, no me hagas caso a lo que dije… que Thames y las demás te den una oportunidad no significa que yo te perdone, y menos que te extienda una mano.-


    -Sé que no tengo derecho a pedirle algo, señorita Valentine, le fallé, le fallé a mi familia, a su hija… pero en especial, me fallé a mí misma-Decía Leona agachando su rostro.


    -En verdad tienes agallas, venir a pedirme que te preste diez mil euros aun sabiendo lo que hiciste. –


    -Lo sé, sé que es mucho, pero… en verdad quiero ayudarla, quiero demostrarle a usted que cambié y demostrarle a ella que estoy dispuesta a tragarme el orgullo por salir adelante juntas.-


    -¿Tanto vale para ti esa chica como para arrodillarte y humillarte?-


    -Sí, para mí lo vale-Dijo la joven inclinándose más mientras Valentine la miraba. – no me importa el interés que me ponga, se lo juro, si no le puedo pagar puede demandarme, no tengo nada más que perder… trabajaré con usted si me lo permite, sé que podré con mi trabajo en la clínica, la universidad y sus encargos, solo… ayúdeme a cumplir su destino. –


    -¿Su destino?-


    -Sí, ella tiene que brillar en el escenario, el destino de Caroline es ser de nuevo la estrella negra, esa grácil gimnasta que iluminará a todos con su rutina, así como ella lo hizo en sus tiempos de secundaria… quiero que brille otra vez. –


    -Ya veo…-Habló la italiana con sus manos cruzadas, suspirando y volteando a ver al pasillo de al lado.- Leyte, no ocupas esconderte, ya sé que estás ahí. –


    -Ah… perdón, no quería estar de entrometida, es que… Valentine, ella se ve en verdad arrepentida. –


    -¿Segura? Podría estar intentando estafarnos. –


    -Le aseguro que no es así, no tendría cara para hacer esa fechoría…-


    -Eres poco avispada mi Leyte-Sonrió la italiana abrazando a la pequeña madura quien se ruborizó por el gesto- confías muy fácil en la gente. –


    -Es que mira sus ojos… es la misma mirada que muestra Mitsuki por nuestra hijita, ella en verdad está haciendo esto por esa chica. –



    Valentine miró fijamente a los ojos azules de Leona, comprobando lo que decía su novia, la mirada de esa joven que se decía su sucesora era distinta a la de antes, no solo podía notar que en ella había ahora humildad y determinación real, pero más importante aún, en sus ojos se veía un sentimiento que antes no existía, amor y aprecio sincero a otra persona. La italiana sonrió al ver esa mirada, Leona había conocido por fin lo que era tener atracción emocional por alguien, fuese admiración, idolatría o ensueño hacia esa jovencita, tenía que ser especial para que la orgullosa Leona estuviera rindiendo respeto de una manera tan intensa.


    -No te daré nada-


    -Está bien….-Dijo Leona cerrando sus ojos, sabía que era lo más probable el recibir esa respuesta, aunque le dolía que le dijeran que no, se sentía satisfecha de confrontarla con sinceridad.


    -No pienso darte nada… tú te ganarás cada euro que invierta en esa chica.-


    -¿Qué dijo?-


    -Lo que escuchaste, ponte de pie-Habló Valentine ofreciéndole la mano a la joven para ayudarle a levantarse- vendrás los fines de semana para trabajar como mi asistente, tu pago será poco, pero valdrá mucho pues tendrás tiempo para demostrarme que puedo confiar ciegamente en ti de nuevo. –


    -Señorita Valentine…-


    -Agradece que conocí a Leyte-Susurró la mujer de ojos aceitunados mientras le tomaba de la mano a Leona- si fuera la de antes, ni te hubiera recibido en la casa…. Solo, no puedo decirle que no cuando me mira de esa manera.-


    -¿Le darás una oportunidad, Valentine?-


    -Solo por qué tú lo deseas, sí tú confías en que ella cambió, también confiaré. –


    -Muchas gracias…-Sonrió la pelirroja mientras miraba a Leona- aun es jovencita y siendo joven una comete muchos errores, su mirada me hace saber que está arrepentida de verdad, y… sí yo me di una oportunidad en el amor, no creo que esté mal que ella tenga una oportunidad por el mismo motivo que la trajo aquí. –


    -Gracias, señora Leyte, no las defraudaré, se lo juro. –


    -No jures nada, demuéstralo con hechos. –


    -Entendido. –Respondió Leona mientras Valentine le sonreía al ver su determinación.


    -Mañana trae temprano a tu novia, quiero conocer a la atleta a quien estaré apoyando económicamente. –


    -Caroline no es mi novia, aunque, acepto que estoy demasiado interesada en ella. –


    -¿No? –Preguntó sorprendida la mujer de ojos aceitunados- pensé que lo era… no lo entiendo, ¿Te humillaste por una chica que no es tu pareja? –


    -Al menos por ahora no lo somos, quiero demostrarle que estoy dispuesta a todo por ayudarla, y que si estoy con ella no es por qué la necesite o ella a mí, sino, por qué así lo deseo. –


    -Quien lo diría, Leona Maronelli, la orgullosa genio, perdida por una chiquilla tres años menor… es cierto que el amor cambia a las personas –


    -Sigo el ejemplo de mi mentora-Rio por primera vez en ese momento la joven- después de todo, ella también quedó pérdida y cambió por una mujer diez años mayor que ella. –


    -¡Son solo nueve! ¡Lo juro! Tengo treinta y cinco, ¿Por qué insisten en que tengo treinta y seis?-


    -Ay Leyte, que tierna-Se carcajeó elegantemente Valentine cubriendo parte de su boca mostrándose sonrojada- fui yo quien te desposó, ¿Crees que no sé tu edad? Te desposé a los dieciséis y tuvimos a Kaam cuando tenías diecisiete, han pasado diecinueve años desde ese entonces. –


    -¡Noo! ¡Frederick, eres malvado! Deja de contarle a Valentine esas cosas, aún no cumplo los treinta y seis, faltan unos meses. –


    -¿Frederick? ¿Desposar? Pero no llevan más de unos meses de novias.-


    -No hagas caso-Sonrió la joven escondiendo en sus brazos a la pelirroja apenada- solo que disfruto de apenar a esta linda mujer para nada avispada… nos vemos mañana entonces, con tu “Aún no” novia. –


    -Ahora falta convencerla de venir, es un poco obstinada. –


    -Parece que son tal para cual.-


    -Señorita Valentine, señora Leyte… gracias, no volveré a defraudarlas, se lo prometí a la doctora Thames y a mí misma, desde ese día que ella me extendió la mano, demostraría que soy más que palabras y un apellido. –


    -Eso lo decidirá el tiempo, y mi juicio. –



    La mujer de ojos aceitunados, quien no soltaba del abrazo a su madura novia, ofreció de nuevo su mano a Leona quien se la tomó sin titubear. Valentine no confiaba del todo en Leona, pues había hecho un daño irreversible a su hija, pero, sus ojos mostraban sinceridad en el amor e interés que tenía por esa chiquilla que la llevó a esa casa nuevamente, tal vez, por fin había entendido que la gloria y fama eran vacías sino tenía a su lado alguien a quien amar.






    owo Leona tendrá una oportunidad de reinvidicarse.
    XD Leyte entró a la etapa de que miente su edad, xd bueno, tampoco es como si lo necesitara con su apariencia.
     
  15. Kissu

    Kissu Moderador

    Registrado:
    20 Oct 2006
    Mensajes:
    8,204
    Temas:
    432
    Calificaciones:
    +1,390
    ¡Qué joven es Leyte!
    Y qué genial que Valentine haya aceptado <3
     
  16. Autor
    I-AM-WOLFIE

    I-AM-WOLFIE Relax There is an answer to the darkest times.

    Registrado:
    26 May 2016
    Mensajes:
    1,462
    Temas:
    47
    Calificaciones:
    +499
    owo Ya mero llega el final de está historia también.


    26





    La boda de Camelia y Celtic llegaba como tanto ansiaban ellas. Diez años amándose, diez años distanciados, se borraban de golpe al momento de unirse bajo las miradas de quienes se habían convertido en sus amigas. La familia Plate, las Mannes y algunas de las alumnas de la profesora Rosetti se habían hecho presentes, brindándole un ambiente de amistad y familiaridad.

    Todas las presentes admiraban la belleza que tenían ambas novias, Camelia luciendo su divino cuerpo con un vestido blanco y adornos color lila, y Celtic, con su equilibrada curvatura, irradiaba con un vestido idéntico al de su esposa, pero con adornos en un color amarillo pastel.

    Tras terminar el evento formal, la fiesta se llevó a cabo en la mansión de Camelia. La rubia platinaba disfrutaba de lo que veía, las jóvenes Mannes disfrutando de la música, sus alumnas platicando sobre su futuro, los mayores dialogando sobre el matrimonio, por fin, esa mansión se sentía llena.



    -Qué lindo, casarte con tu amiga de la infancia, me recuerda a lo nuestro, Violeta. –Decía Auroa abrazando a su amante, quien se reía por el comentario al estar al lado Anthony.


    -Pero sino estamos casadas, yo soy solo la amante, jeje. –


    -Ambas son jóvenes, traten de apoyarse y de disfrutar su relación, y nunca dejen de pensar en la linda criatura que ahora tienen bajo su cuidado. –


    -Ah…Suenas rara cuando hablas como si fueses mayor que nosotras, Valentine, tienes nuestra edad.-


    -Lo siento, a veces digo palabras que no son mías. –


    -Jeje, parece que Frederick quería estar un poco presente-Susurró Leyte riéndose al ver el rostro apenado de su novia por hablar así.


    -¿Y para cuando el ramo? Ya quiero atraparlo. –


    -Hermana, luces como una desesperada. –


    -Coquito, si ya estás poniendo un pie adelante que ella-Dijo Jeanne riéndose de la hermana de su novia, quien se sonrojó por el comentario.


    -¿Quieres ir por el ramo?-


    -Apenas tenemos citas, creo que ir por el ramo sería adelantarnos demasiado. –


    -Ay, Carito, no seas tan seca, es por diversión, que lo atrapes no significa que sean las siguientes en casarse. –


    -En realidad-Habló Nile riéndose tiernamente- cuando fue la boda de mi prima, la profesora atrapó la liga y ahora es ella quien se está casando, y la amiga de mi prima que atrapó el ramo se casa en un mes.-


    -Mierda… Ann, ¿Y si mejor no participamos? Recuerda, solo tengo una pierna y aún eres menor de edad.-


    -Nada que no participamos, y no pongas de pretexto que solo tienes una pierna, bien que juegas soccer, ¿O no? Señorita campeona mundial. –


    -Hablando de eso, ¿Por qué no vinieron tus primas, Nile? –


    -Tuvieron unos imprevistos-Dijo la rubia mientras sentía las manos de Ale en sus hombros haciéndole sonrojarse- Ale, me estremece cuando me llegas así. –


    -Te estremeces por muchas cosas, Nile. –


    -Jeje, deja continuo lo que platicaba con mis amigas… mi primita Kaam está atravesando un problema psicológico y Rosemary, la novia de Ceci, tuvo una depresión a raíz de que quiere tener una bebé, y Thames al ser su psicóloga, les recomendó no viajar, al menos no está vez, hasta que se estabilizarán un poco. –


    -Pensaba que viajar ayuda a distraerse y relajarse. –


    -Sí, eso mismo le dije a mi prima Thames, pero en el caso de mis primas que toman medicamentos y algunos calmantes, prefirieron no arriesgar su estabilidad por lo largo del viaje. –


    -Es una pena…En verdad quería ver a la doctora Thames para agradecerle lo que hizo por mí.-


    -Lo sé… pero también la profesora estuvo de acuerdo, no se perdonaría si ambas se ponen mal por haber viajado de tan lejos, ya tendrán la oportunidad de felicitarlas en persona. -


    -Bien señoritas, ya estamos a punto de lanzar el ramo-Dijo Camelia con una enorme sonrisa mientras agitaba el ramo.


    -¡Por fin!-



    Mientras Violeta cargaba a Venus y Auroa a Aurora, las chicas solteras corrieron al centro del escenario, listas para pelear por el ramo. Todas esperaron el instante preciso para brincar por el ramo, siendo atrapado al mismo tiempo por Coco y Ann, quienes empezaron a pelear por él.


    -Jejeje…Coquito, ¿Por qué no eres una linda hermanita y le das el ramo a tu hermana?-


    -No quiero, como una chica más madura que tú, es claro que me casaré más pronto que tú, Artemisa está lista por el contrario de mi entrenadora. –


    -Oye, no hables por mí-Rio la mujer toda sonrojada por el comentario de su pequeña novia.


    -Lo siento, pero JT y yo tenemos un romance más intenso y ella está más que dispuesta a casarse pronto. –


    -¡Ey! ¡Ya paren las dos, nos están apenando!-


    -Disculpen niñas, esto es mío. –



    Todas miraron sorprendidas como una alta italiana jalaba el ramo hacia arriba, quitándosela a ambas jovencitas de ojos índigo. Leyte se ruborizó por completo al ver que Valentine les había arrebatado el ramo a las chicas, haciendo reír a todas por el acto.


    -Seguimos nosotros, Leyte.-


    -¿Ah? No, no, no, no, jaja… ¿Es broma, verdad?-Reía nerviosa Leyte con sus ojos temblorosos y jugando con su vestido, haciendo que todas se enternecieran por el gesto de la mujer adulta- yo..yo… no…no… no sé… es…mu…muy…pronto…ah… no digo que no, en verdad quiero pe..pe…!Ay que digo!-


    -Mi novia para nada avispada, ven aquí. –


    -¡Tía, ahora nos queda claro por qué mi prima es así!-Alzó la voz Nile riéndose de su tía quien escondía su rostro colorado en el pecho de su novia. – ¡Felicidades Valentine, cuida mucho de mi tía! –


    -Será como una renovación de votos, mi amada Leyte. –


    -Yo… solo.. un poquito más, ¿Si? No es que no quiera…es..muy…pron..-


    -Shh… lo sé, esperaremos un poco, primero debemos de esperar a que nuestra hija se recupere-Susurró la joven de ojos aceitunados, acariciando los brazos y espalda de la pelirroja y besando su frente.


    -Ay, que lindas son.. ¿Por qué no eres así de amorosa conmigo, JT?-


    -Soy muy amorosa contigo, ¿O no me lo dices siempre en la cama?-


    -Uyyy… bien me dijeron mis madres, en cuanto empiece con su trabajo de futbolista, se volverá una rebelde. –


    -Amm…. Creo que tus madres tienen una idea inversa de ti y de mí. –


    -De todo, entrenadora, aún creen que mi relación con Artemisa es un capricho mío y no ven la seriedad de las cosas. –


    -Coco, ¿Cómo no harías pensar eso a tus mamás si les dices que ya quieres mudarte a mi casa?-


    -Ya casi llevamos seis meses, creo que es el suficiente tiempo transcurrido para dar un paso más. –


    -Niñas, dejen un rato su plática-Hablo Celtic riéndose por todas las discusiones mientras subía lentamente su vestido- ¿Alguien quiere está liga?-


    -¡Genial! La segunda oportunidad. –


    -Está vez será mía, hermana. –


    -Lo siento Coco, pero no puedes casarte primero que tu hermana mayor. –


    Nuevamente las chicas se acomodaron en el escenario, alistándose para atrapar la liga. Camelia deslizó la liga de la bella pierna de su esposa, sonriéndole coqueta al aprovechar para besarle el muslo, lanzando la liga por su hombro. Todas las chicas buscando atrapar la liga, siendo Dalila quien la atrapó.


    -¡YAHOO! Danita, somos las siguientes, ¡Ve pensando en la fecha!-

    -Ah… bue..bueno… pe…pero debes de pedir .. mi … mi mano a mis abuelos-Dijo sonriendo nerviosa Daana haciendo reír a las chicas mientras su novia la envolvía de abrazos y besos.


    -!No se olviden de su profesora, yo quiero ser la madrina! –


    -¡Claro! ¡Tenemos tanto que hacer! Pensar el banquete, la fiesta, la ceremonia, Danita, tendremos meses muy ocupados. –


    -Pe..pe… pero sí espe.. esperamos a salir de la uni..uni…-


    -Hum, que mal… Oye Nile, ¿Cuál otra boda sigue en la agenda?-Preguntó Ann inflando sus mejillas por no haber ganado nada haciendo reír a las demás.


    -Se casará una amiga de mi primita Kaam, que viene siendo familiar nuestra. –


    -¡Perfecto! ¿Puedes conseguirnos pases a mí y JT?-



    Las chicas siguieron disfrutando de la fiesta, mientras que los adultos disfrutaban del ambiente. Celtic pasó entre las parejas que bailaban, viendo a Leyte aún recostada en el pecho de Valentine al bailar lentamente, y a Anthony turnándose el baile entre Auroa y Violeta, hasta que llegó al balcón donde estaba Camelia mirando los viñeros, teniendo en sus brazos a Venus, esa bebé que ahora era hija de ambas.

    Celtic abrazó por detrás a su esposa, envolviendo su cintura mientras sus labios se acercaban a los de ella, compartiendo unos besos largos y dulces. La mirada de ambas se cruzó, mezclándose con una sonrisa y rubor especial, ese día, se prometían amor eterno, tan grande como él que nació entre las dos desde que eran unas niñas.


    -¿Feliz? Señora Rosetti. –


    -Más que feliz, señorita Bisconti, corrección, señora.-Sonrió Camelia mientras miraba los ojos ámbar de su ahora esposa. – y creo que Venus también, nuestra pequeña no ha parado de reír.-


    -Ella está contenta al estar en brazos de su madre que la ama tanto, y al estar en una familia que siempre la cuidará y le dará todo el cariño que necesite. –


    -¿Alguna vez te imaginaste esto?-


    -Lo soñé, soñaba que olvidaríamos nuestros problemas y estaríamos juntas, como ahora. –


    -No pongas esa cara, eso ya pasó-Susurró la profesora quedando frente a la rubia, cargando entre las dos a su bebé- ahora somos felices, y tengo todo lo que me negué… mejor dicho, nos negué, tenemos amigas, familia, un futuro juntas. -


    -Y tú me diste lo que más quería, que de nuevo tu amor me fuera correspondido. –


    -Hablando de amores correspondidos, tengo mi propio regalo de bodas. –


    -¿En serio?-


    -Digamos que nuestra luna de miel será en Japón y nuestro regalo y yo pensamos compartirte. –


    -Espera…. ¿Estás bromeando?-Dijo Celtic ruborizándose de golpe y pasando saliva, haciendo reír a su esposa.


    -Hablo en serio, ella está apenada por no haber venido a nuestra boda, y digo que ella nos regalaría la luna de miel y tendría algo preparado… lo de compartirte, pues eso es mi idea. –


    -¡Camelia! Ya somos un matrimonio, ¿Me estás ofreciendo un trío con esa mujer?-


    -¿Por qué no? Ella te gusta, a mí me gusta, además, es solo cuestión de placer, ¿O me dirás que mi linda esposa no se pone nerviosa solo de recordarla?-Habló Camelia pellizcando suavemente la mejilla roja de Celtic mientras cuidaban a la bebé. - ¿Ves? Esta carita no me puede mentir. –


    -Espero que nuestra hija no se enteré de esto algún día. –


    -Obvio que no, será uno de los secretos de sus mamás, jaja…-


    -Dios mio…-Pensó Celtic suspirando mientras veía a Camelia consintiendo a su bebé, soltando una leve sonrisa y susurrando- mm… Cecilia al menos debió escribirme en este tiempo…-


    -¿Acabamos de casar y andas pensando en otra?-


    -Oye, quien la mencionó fuiste tú-Dijo la rubia cruzando su mirada de nuevo con Camelia, empezando a reírse ambas, para volver a abrazarse.


    -Te amo tanto Celtic... tanto que no me pongo celosa de que te calientes por Cecilia. -


    -Así como yo te amo tanto Camelia-Sonrió la rubia abrazándola para besarla de nuevo en los labios- tanto como para aguantar tus locuras de amor. -








    :3 Estas dos italianas se han unido, :d y vaya regalo que les espera.
    PD: Kaam y Rosemary así como sus respectivas parejas no participaron en esta ocasión por el motivo explicado, owo que se explorará aún más en otro fic, -w- y desembocará en Grand Love Slam.
     
  17. Kissu

    Kissu Moderador

    Registrado:
    20 Oct 2006
    Mensajes:
    8,204
    Temas:
    432
    Calificaciones:
    +1,390
    OMG! Qué fuerte, qué fuerte. Espero alguna vez los detalles =P
    Y qué bonito, Celtic es feliz :3
     
  18. Autor
    I-AM-WOLFIE

    I-AM-WOLFIE Relax There is an answer to the darkest times.

    Registrado:
    26 May 2016
    Mensajes:
    1,462
    Temas:
    47
    Calificaciones:
    +499
    owo Próximo episodio, :3 El Final.



    27




    Dentro de una gran casa campestre, semejante a una mansión, una joven de cuerpo venusiano, rostro gentil y largo cabello lacio y castaño, atendía a una pequeña, de aspecto de preadolescente, con un tono similar de cabello atado con una coleta que llegaba hasta su cintura, con una cara neutra que a cuenta gotas mostraba variaciones. La mayor de las dos, vistiendo su bata de doctora, revisaba a esa niña que era su pareja sentimental, le hacía cuestionarios, pruebas psicomotoras entre otro tipo de evaluaciones. Terminó la revisión, la médica sonrió y tomó de la cintura a la chiquilla, sentándola en sus piernas y acurrucándola entre sus brazos.


    -Muy bien, señorita, hemos terminado. –


    -¿Cómo salí?-Preguntó Lily mirándole fijamente, disfrutando de ver esa sonrisa cálida en el rostro de Thames.


    -Excelente, a excepción de que no puedes expresar tus emociones de manera definida en tu rostro, podría decir que ya estas dada de alta, Ceci y Rosy se pondrán contentas al saberlo, se los diremos ya que regresen del trabajo. –


    -¿En serio? ¿Estoy curada?-


    -Sí, tu léxico se ha extendido, es cierto que sigues articulando frases breves al hablar y no puedes mantener una conversación larga, pero tu redacción ya es del nivel que deseaba, tu agilidad mental es mayor y tu respuesta a situaciones cotidianas e hipotéticas en los cuestionarios es buena, y las calificaciones que has sacado en tu primer cuatrimestre de universidad superó mis expectativas. –


    -Ya veo… entonces… mm… solo mi rostro es el que no sirve. –Dijo Lily llevando sus manitas a sus mejillas, jalándolas suavemente para hacer muecas.


    -Jejeje… no es así, si puedes sonreír, enojarte, pero tus cambios faciales son muy tenues, para alguien que no te conoce no los notaría. –


    -¿Extrañas que sonría como antes?-


    -No me importa si ya no eres como antes, ame a esa Lily y amo a la Lily de ahora, no dejas de ser la chica que amo… y no tienes que sentirte triste por tu sonrisa, aunque no lo notas, a veces sonríes de esa manera cuando estás muy feliz, sonreíste así el primer día que nos mudamos con Ceci y Rosemary. –


    -¿En verdad? No lo recuerdo. –


    -También sonreíste así en la boda de Ceci y Rosy, cuando entre tú y yo empezamos a plantar nuestro propio jardín. –


    -Sí… me gustaron mucho las flores que nos regaló Mitsuki para plantar. –


    -Casi todo el tiempo tu rostro es neutral, pero nos alegras y sorprendes cuando emerge tu sonrisa, o cuando demuestras que tu voluntad es de hierro, como cuando me defendiste de Ceci. –Habló la doctora levantando el rostro de Lily para darle pequeños besos en los labios. – mi pequeña Lily, juntas hemos superado tu enfermedad, y seguiremos adelante juntas. –


    -Siempre juntas, Thames…. Mmm… mi doctora no me ha dado un postre. –


    -Jeje, eres una consentida. –


    -Tu eres quien me consiente-Sonrió milimétricamente Lily, siendo la doctora capaz de notar su tenue sonrojo al esconderse tras su gran busto.


    -¿Y qué se te antoja entonces?-


    -Quiero pastel y un poco de chocolate, como si festejáramos por que salí bien. –


    -Mmm… está bien-Rio Thames bajando con cuidado a su novia de sus piernas. – pero solo por hoy te dejaré comer tanta azúcar, ve al jardín mientras llevo el pastel y caliento el chocolate. –



    Lily se encaminó a la mesa del jardín, esperando pacientemente a Thames. La jovencita miró las plantas que cuidaba junto a su novia, movía sus piernas despacio de atrás hacia adelante y disfrutaba de escuchar el sonido de las aves, sino fuese por Thames, ella seguiría atrapada en un mundo ficticio, y no podría deleitarse con los detalles agradables de la vida, como la naturaleza, los postres, y lo más valioso, el amor.
    Thames llegó con dos rebanadas de pastel de fresa y un par de tazas con un chocolate espumoso, sentándose al dejar la bandeja, y sin esperar más, Lily se sentó en sus piernas, pues era uno de sus tantos caprichos que se daba, aprovechando su físico casi infantil.


    -Thames, aliméntame. –


    -Jejeje, cuando te conviene quieres que te trate como una niña-Rio la doctora haciendo que Lily volteara un poco para ocultar su pena, mientras Thames rodeaba su cintura para sujetarla bien y con su otra mano llevaba un trozo de pastel a su boca. – aquí viene el avioncito, jeje. –


    -No te burles de mí…. Aa….-


    -Jeje, buena niña-Sonrió Thames al ver que Lily aun con su vergüenza abrió su boca disfrutando de ser alimentada de esa manera. - ¿Ves que te gusta que lo haga así?-


    -Mmmm… es que el pastel está muy rico. –


    -Lo sé, entre Rosemary y yo lo cocinamos para celebrar que tenemos seis meses viviendo aquí. –


    -Me gustaría aprender a cocinar tan bien como ustedes. –


    -Lo harás, entre las dos te enseñaremos, tu motricidad ha mejorado bastante así que ya estás lista para tareas un poco más complicadas. –


    -Que bien-Dijo Lily mostrado ánimo por esa afirmación- así entre las tres podríamos cocinar, y turnarnos, y que no todo el tiempo nos atiendas a las tres. –


    -No es como si fuese algo pesado para mí, me gusta sorprenderlas y estar al pendiente del hogar… Ceci y Rosy han hecho mucho por nosotras y es lo menos que puedo hacer para agradecerles. –


    -Siempre piensas en los demás y no en ti. –


    -Soy así por ti, Lily-Habló Thames mostrando un rostro nostálgico mientras le daba de comer pastel a su novia.- por mi egoísmo, por esa única vez en mi vida que pensé solo en mí y no en nosotras, fue que pasaste por todo esto, me juré ese día no volver a ser así. –


    La doctora se sorprendió al sentir como las pequeñas manos de Lily sujetaron su nuca, y ella le robaba un beso largo, tibio y lleno de afecto, separándose lentamente de ella dejándole un suave mordisco en su labio inferior, haciendo que la piel de la galena se erizaba y sus ojos se dilataran por tal acto de amor.


    -Me dices que no piense en el pasado, tampoco pienses en él, Thames-Susurró Lily mirándola fijamente con una tenue sonrisa. – me gusta como eras, y me gusta cómo eres ahora, pero, no es malo ser egoísta de vez en cuando. –


    -Lily…-


    -Esas palabras me las dijo Ceci, sobre ti, desde niña eras así, siempre ayudando y cuidando de los demás, cuidaste de ella, de mí, de Rosy, siempre piensas en todas y cuidas de todas…. Cargas con todo tu sola… ahora deja que nosotras te cuidemos, déjanos cargar con tus preocupaciones y déjanos hacerte feliz. –


    La castaña empezó a sonreír en medio de lágrimas, abrazando con todas sus fuerzas a Lily quien envolvió su cuello con sus pequeños brazos. Tras unos minutos, la doctora se calmó, soltando risitas al sentir como Lily lamía sus lágrimas como la gatita que se autonombraba ser, cruzando ambas sus miradas ligeramente sonrojadas y enamoradas.


    -Mi Lily, te amo tanto, mi niña. –


    -No soy una niña, ya soy mayor de edad. –


    -Lo sé-Sonrió la doctora frotando su mejilla.


    -Pero… solo tú me puedes decir así…-


    -Eres mi luz, la luz de siempre, mi pequeña Lily-Susurró la doctora a su paciente, colocando su frente sobre la frente de ella, sin que ellas dejaran de abrazarse- esa luz llamada amor. –


    -Mmm… soy amor, se lo diré a Rosemary. –


    -Jeje, no lo hagas o insistirá en que diga que si tú eres amor ella es placer.-


    -¿Y no lo es?-


    -¡Lily!-Rio la doctora por el sarcasmo de la pequeña, frotando su mejilla con la de ella. – ese sarcasmo que te contagió Rosemary es muy pícaro, señorita. –


    -Rosemary me dice que como mi hermana mayor debo seguir su ejemplo. –


    -Tendré que platicar con ella, no me agrada que aprendas esas cositas de ella. –Habló Thames mientras Lily mostraba una mueca semejante a una sonrisa maliciosa. -¿Qué es tan gracioso, Lily?-


    -Rosemary dice que cuando quieras ganarme en una plática, te recuerde la jerarquía de la casa. -


    -Esa bendita jerarquía, creo que también lo conversaré con ella. –


    -No tiene sentido que lo hagas, Rosy le pediría a Ceci que te controle, y sabemos que pasará. –


    -Dios mío-suspiró la doctora sonriéndole ruborizada a su novia- más que una luz, eres todo un Sol. –






    :3 Esta linda parejita feliz, llegará el final en el siguiente capítulo y este fic descansa, nwn para dar la bienvenida a Grand Love Slam.
     
  19. Kissu

    Kissu Moderador

    Registrado:
    20 Oct 2006
    Mensajes:
    8,204
    Temas:
    432
    Calificaciones:
    +1,390
    Aww, se curó Lily. Se notó mucho su cambio a lo largo de los capítulos. ¿Ellas no se van a casar?
     
  20. Autor
    I-AM-WOLFIE

    I-AM-WOLFIE Relax There is an answer to the darkest times.

    Registrado:
    26 May 2016
    Mensajes:
    1,462
    Temas:
    47
    Calificaciones:
    +499
    u3u Sip pero más adelante, recuerda que ambas terminarán siendo pareja de Cecilia, XD.
    Y si, Lily fue evolucionando en su condición, su rostro sigue neutral con algunas chispas de emociones, nwn siendo parte de su personalidad esa gran sinceridad.
     

Compartir esta página

Cargando...