Especial Jaladoween La invitación de la Bruja [Daniel]

Tema en 'Pokémon New Adventure' iniciado por Soncarmela, 5 Oct 2018.

Estado del tema:
Cerrado para nuevas respuestas
  1. Autor
    Soncarmela

    Soncarmela Moderador

    Registrado:
    4 May 2011
    Mensajes:
    8,815
    Temas:
    624
    Calificaciones:
    +2,730
    La invitación de la bruja [Especial Halloween]

    Descripción del trabajo: El Centro Pokémon de Mahula ha estado entregando cartas a varios entrenadores por petición de la Capitana Fantasma. Ha dado la casualidad que tú has recibido una y, por lo que pone dentro, has sido invitado a una cena en la vivienda de Alice Kefeston. Abajo del todo, además de darte algunas indicaciones, pone que eres el número ocho y que habrá un total de doce personas. Es una gran oportunidad para conocer a la misteriosa muchacha, así que no te lo piensas perder. ¡Pero ojo! No se lo puedes contar a nadie, debes ir sin nadie -otro entrenador o amigo- y solamente podrás llevarte a un pokémon.

    Una vez has llegado hasta la mansión, un hombre mayor ha verificado que hiciste caso a las indicaciones de la carta y entonces una puerta metálica ha empezado abrirse. Al entrar, te has enterado de que no podrás irte hasta que se haga de día: pasarás toda la noche en la vivienda.

    Tras un poco de exploración o charla con otros entrenadores (eran un total de doce, incluyéndote), un altavoz os ha guiado hasta la gran mesa donde se llevará la cena. Y todos habéis aguantado la respiración cuando Alice ha ocupado su asiento. Todo iba bien, parecía una velada como otra cualquiera, hasta que la capitana ha pedido ser la primera en probar la comida, pues no desea que sus invitados se lleven una mala impresión. Y al dirigir la cuchara hasta su boca y tragar, sus ojos se han puesto blancos y su cara se ha estampado contra el plato.

    No tiene pulso. Ha muerto.

    Las luces de la sala se han apagado diez segundos y al encenderse nuevamente, habéis visto una frase escrita en las paredes: Sois los siguientes.

    Objetivos:
    - Sobrevive a la noche.

    Datos extras:
    - El trabajo se puede hacer en party de 2, las diez personas restantes pueden ser NPC vuestros -que hayáis creado antes- o que os inventéis en el momento.
    - Recordad que sólo contáis con un pokémon.
    - La mansión tiene multitud de escondites, trampas y habitaciones varias que parecen atracciones de miedo. Tienes una y mil oportunidades para sobrevivir.
    - Las entradas y ventanas están completadas cerradas, no hay manera de escapar de la mansión.
    - Las luces se apagan y encienden cada dos por tres, hay veces que incluso iréis a oscuras.
    - Los pokémon fantasma que vivían dentro de la mansión se han puesto nerviosos, piensan que vosotros sois los culpables de la muerte de su querida amiga.
    - En algunas habitaciones hay pociones para los pokémon y en los baños siempre encontraréis un botiquín, pero no hay suficientes para todos, esto puede traer discusiones entre los entrenadores presentes.
    - El trabajo finaliza cuando el altavoz anuncia que ha llegado el día (a las seis de la mañana). Habrá un post sorpresa tras la evaluación.

    Recompensas:
    - 1000 Pks
    - +10 niveles para repartir a cualquier pokémon (tanto en PC como en el Equipo)
    - +5 niveles para el pokémon que participó (no se le puede dar de los +10 a este)
    - +4 contadores de huevo (tanto en PC como en el Equipo)
    - +2 MT Tipo Fantasma
    - Ticket Habilidad Oculta para Pokémon Fantasma (x2)

    Notas:
    - No hay mínimo de Posts.
    - La evaluación será un comentario simple para verificar que no se realizó con prisas, es posible negar todos los premios si se considera que el desarrollo no fue el adecuado.
    - Los objetos que dan niveles, puntos de amistad o cualquier cosa de estas, no funcionan.
    - Se puede llevar el Pokémon elegido aunque esté en la PC, pero especificad al SOLICITAR el trabajo cuál será.
    - Este trabajo se puede pedir hasta el 30 de octubre y tenéis hasta el 7 de noviembre para finalizarlo.
    - No es necesario estar en Mahula para pedir el trabajo. Disponible en todos lados.

    Ficha del entrenador: Daniel Gutiérrez
    Pokémon elegido: Popplio

    MaAc94MaAc94 Puedes empezar, disfruta
     
  2. MaAc94

    MaAc94

    Registrado:
    20 May 2009
    Mensajes:
    7,340
    Temas:
    68
    Calificaciones:
    +1,465
    La tensión en el ambiente era tan grande que fácilmente se podía cortar con un cuchillo. Los doce jóvenes en el salón, cada uno al lado de su pokemon, permanecieron en silencio y unos cuántos con la boca abierta. Entre ellos, quienes habían mantenido su distancia de la mesa una vez que las luces se apagaron súbitamente, estaba nuestro protagonista, Daniel Gutiérrez.

    -¿Qué…acaba de suceder…?

    La pregunta en su mente era clara y concisa, pero la base en la que fue formulada era un mar de confusión. Durante su tiempo como entrenador pokemon había experimentado diversas situaciones peligrosas y desesperanzadoras, pero era la primera vez en la que no tenía idea de cómo actuar. Tenía miedo de decir algo y que los otros presentes se lo tomaran a mal, lo increparan y terminara ganándose anticuerpos. Ese sería un resultado predecible ante el inconveniente de que ninguno de ellos se conocía de antes, cualquiera desconfiaría del otro.

    -¿Quién fue?

    La voz enérgica de uno de los chicos captó la atención del resto, quienes giraron la cabeza hacia él y esperaron a que se desenvuelva mejor para marcar el inicio de un diálogo. A primera vista, el sujeto en cuestión tiene una pinta delincuencial y desarreglada, venía acompañado de un Charizard y la postura que adoptó era la de una persona a punto de estallar.
    Y fue justo así como reaccionó.

    -¿¡Quién de ustedes, cabrones, es responsable de esto!?-retó con efervescencia, alzando su puño en señal de amenaza y acompañado por el rugido de su volador.

    Su pregunta impetuosa fue lo que se necesitaba para poner en acción a los demás.

    -¿Cómo estás tan seguro que fue uno de nosotros?

    -¿Por qué culpas al resto? ¿Acaso fuiste tú el que lo hizo y sólo quieres confundirnos?

    -¡Yo no matar a nadie! ¡Gonta ser todo un caballero y los caballeros no asesinan!

    -Asesinar es un pecado, y pecar es un acto prohibido que va en contra de Arceus.

    -¡Exacto! Yo no podría matar a nadie, eso suena demasiado problemático.

    -¡Oh, parece que ya tenemos al primer sospechoso! Tal cual dice el dicho: El que lo huele primero es quien lo hizo.

    -Kukuku…tu manera de reaccionar es perfecta para alguien con la consciencia sucia. ¿Tal vez tengas algo que contarnos?

    -…


    Daniel, junto a los cuatro restantes, prefirieron callar antes complicar más las cosas.

    -¿Ya ven por qué preferí no decir nada?-pensó, frunciendo las cejas.

    A partir de ese punto, lo más probable es que la conversación se tornara más áspera.

    -¿Ah? ¿Y por qué me quieren inculpar ahora a mí? ¡He dicho lo que ustedes, cobardes, no se atrevían a decir! ¡Y por supuesto, no soy el asesino!-recalcó con fuerza, lo cual se tornó más agresivo gracias al tipo fuego que cubría sus espaldas con la misma intensidad.

    -De ser cierto, tendrás que probarlo.-sugirió uno de los que no se había pronunciado, quitándose el chupete que llevaba en la boca para comunicarse con claridad-De nada sirve lanzarse a la palestra sin tener una buena coartada, así que habla o calla para siempre.-su mirada adoptó un aura siniestra al final de su frase.

    -¡Tsk!-gruñó los dientes, impotente.

    -Espera, ¿acaso esa lógica no nos pone a todos en la misma situación? Digo, no esperes a que en general tengamos coartadas, apenas y sabemos del otro.-participó la onceava jovencita, quien sonaba más calmada que el resto.

    -Pues entonces, ¿qué sugieren? ¿Confiar en cada uno de los testimonios que nos darán cada uno? ¿Torturarlos con cosquillas en los pies hasta sacarles la verdad?-preguntó

    -¡¿Desde cuándo las cosquillas son un método de tortura?!-exclamó la misma chica que quiso usar su lógica en su contra al inicio.

    -No, creo que…-se quedó pensativo, llevándose la mano al mentón.

    -Uhmm, ¿qué les parece si mejor buscamos ayuda?


    La nueva adición a la discusión fue la segunda participación que llamó la atención de todo el elenco. El oriundo de Oakwood, quien tenía un Popplio de compañera, levantó la mano a la altura de su pecho y dio la sugerencia con cierta perplejidad. Y es que no cabía en su lógica cómo es que llegaban a pelearse, pero no concebían la idea más obvia del mundo: Llamar a las autoridades y salir de allí lo más antes posible. Todo era muy raro desde su perspectiva, sensación que justificó su primera impresión sobre lo sucedido y su aparente ausencia de atención.

    -Eso tiene todo el sentido del mundo.-concordó el chico con pinta de detective, inclinándose la gorrita para que un mechón de pelo cubriera su ojo derecho-Debemos salir de aquí cuanto antes y reportar lo sucedido.

    -¿Acaso no recuerdas lo que nos dijeron al momento de entrar?
    -contraargumento el sujeto de la golosina, subestimándolo-No nos podremos marchar hasta el amanecer.

    -¿Serás idiota? ¡Eso ya no se aplica si es que la anfitriona está muerta!-reaccionó una pelirrosa, la cual llevaba una vestimenta muy sugerente.

    -Pero es extraño que nadie del personal se haya pronunciado al respecto. Es como si estuviéramos aquí, completamente solos y aislados.-mientras más lo analizaba, más curiosidades salían a la luz-En todo caso, vayamos a la puerta principal lo más pronto posible.

    -Sí, por favor, estar aquí me da mucho pavor.
    -comentó la más enana del grupo, quien se había disfrazado de brujita.

    Sin otra objeción de por medio, el grupo de entrenadores caminó de la mano con sus criaturas de batalla, dejando atrás a Gutiérrez quien fue el único que se quedó en el comedor.

    -Oye, Popplio…-susurró, consiguiendo que la foca soltara un suspiro ante su llamado-…¿crees que todo saldrá bien?

    -Poooop…
    -no entendía a lo que se refería, ladeando la cabeza.

    -Sí, deben ser cosas mías. Ninguno de nosotros supo cómo reaccionar, así que es normal que…-perdió la respiración por un segundo, causando que su pecho le doliera un poco-…un momento, no la podemos dejar así.

    Dio media vuelta y se acercó al cuerpo inerte de la capitana de tipo fantasma, la cual había perdido su pulso y su cabeza yacía recostada sobre el plato de comida. Por alguna razón, ya sea inexperiencia o repelús, no quiso tocarla y tampoco quería dejarla así. Lo único que atinó a hacer fue sacar su pañuelo blanco y estirarlo sobre su rostro, cubriéndola a la perfección.

    -Lo siento.-pronunció por instinto ya que no la conocía, apenado de cómo terminó su vida de manera tan abrupta y cruel.

    Y así, con el nudo en la garganta, repasó por última vez las líneas escritas en un rojo carmesí: “Sois los siguientes”.

    -No, nadie más lo será. Lo juro.-se comprometió a ello, retomando la cercanía con su starter de agua y encaminándose para alcanzar al resto de los muchachos.

    ---------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
    SoncarmelaSoncarmela Se vienen los spoilers de V3, pase :maac94:
     
  3. Autor
    Soncarmela

    Soncarmela Moderador

    Registrado:
    4 May 2011
    Mensajes:
    8,815
    Temas:
    624
    Calificaciones:
    +2,730
    MaAc94MaAc94 Lo bueno de mi memoria, es que para cuando me vea ese juego, ni me acordaré
     
  4. MaAc94

    MaAc94

    Registrado:
    20 May 2009
    Mensajes:
    7,340
    Temas:
    68
    Calificaciones:
    +1,465
    El colectivo de entrenadores y pokemon se movilizó a paso ligero a través del largo corredor de la mansión, el cual anexaba a distintas habitaciones en el primer piso y cuyas paredes en el ala izquierda estaban abarrotadas de decenas de cuadros hiperrealistas. Cada una enmarcaba a chicas de facciones similares, rasgo que evidenciaba los lazos sanguíneos que compartían con la líder de gimnasio y dueña de dicho domicilio. No obstante, para Daniel había algo extraño en esas miradas esbozadas en lienzo, un detalle que lo hacían sentirse inconforme.

    -También lo notaste, ¿verdad? Es como si pudieran seguirte con los ojos.

    La voz femenina tomó desprevenido al castaño, quien recién se dio cuenta de que la muchacha de cabellas azules y comportamiento sensato en la primera discusión se había colocado al lado suyo para trotar en simultáneo. Junto a ella, una Azumarrill hacía lo que podía para mantener su ritmo.

    -Sí, es cierto.-respondió porque su percepción dio justo en el clavo, ya que era lo mismo que él pensaba-La señorita Kefeston tuvo un gusto bastante peculiar para el decorado. Me pregunto si lo que sentimos era exactamente lo que ella buscaba transmitir.

    -Existieron muchos rumores alrededor de su persona, algunos más creíble que otros.
    -comentó, volviendo a mirar hacia el frente-Realmente pensé que esta sería una velada donde finalmente pudiera confirmar todas esas historias.

    Su frase final marcó una pausa en la charla. Gutiérrez no supo como continuar desde allí, consciente de que se trataba de un tema delicado y él no se comportaba correctamente cuando el ambiente giraba en torno a un tema tan delicado como el asesinato. Era un payaso y le gustaba contar bromas para animar, pero también sabía cuándo cerrar la boca.

    -Oh, lo siento, te he dirigido la palabra y ni siquiera me he presentado.-la entrenadora cambió de actitud, mostrándose más sociable.

    [​IMG]
    “Mi nombre es Tsumugi Shirogane, soy coordinadora pokemon y experta en pokemon de tipo agua. Mucho gusto.”

    -El gusto es mío, aunque haya sido en una situación como esta.-resaltó la última parte, compartiéndole su nombre y su oficio de igual manera-Me alegra conocer a otra persona que pertenece a mi mismo rubro. No es muy común ver actualmente a jóvenes que se decanten por ello. ¿No es así, Popplio?

    -¡Pop, pop!
    -la foca respaldó su argumento, brincando a la misma velocidad que ellos.

    -Eso es porque la coordinación no es un trabajo con el que todos puedan lidiar. Se necesita de muchas habilidades para saber apreciar la belleza de los concursos pokemon, competencias de las que muchos otros carecen y, por ende, terminan en algo corriente como la crianza.-opinó con una rudeza que parecía sacada de lo más hondo de su corazón, como si hubiera tenido ganas de decir aquello desde hace mucho tiempo-Y no me hagas empezar con los Rangers.

    A través del extenso pasadizo, girando a la derecha y finalmente girando a la izquierda en dos habitaciones más allá, los invitados a la cena arribaron al vestíbulo y, en consecuencia, al portón principal de la majestuosa vivienda. Uno de ellos, el impulsivo que culpó a todos en un principio, se acercó a la manivela horizontal de la entrada y quiso bajarla con su mano. No obstante, esta no se movía por más fuerza que le aplicara.

    -¡Rayos, está cerrada a cal y canto!-exclamó con una frase anacrónica, frustrándose hasta tal punto de patear la puerta-¿¡Cómo demonios saldremos de aquí!?

    -¡Piensa un poco, ¿quieres?! La entrada no es necesariamente el único lugar de acceso y salida de este caserón!
    -replicó la chica que propensa era de alterarse, cansada de verlo actuar así.

    -¿Qué hay de la puerta de metal donde nos recibieron a cada uno? Aunque, si mal no recuerdo, se halla al otro extremo de la casa y me da flojera ir hasta allá.-se quejó la enana, suspirando resignada.

    -Kehehe…imposible. No sé si ustedes lo intentaron, pero esa puerta se sella herméticamente y no puede abrirse por otro medio que no sea electrónico.-refutó el varón de vestimenta perturbadora-Además, está hecho de un material tan resistente que ni el fuego podría derretirlo.-volteó a mirar a Charizard y a su dueño, quienes lo fulminaron con la vista.

    -Debemos intentarlo por las ventanas. Acabamos de recorrer el pasadizo en donde se hallan las más grande ventanas, será cuestión de romperlas y salir.-el tipo del chupetín sí que era listo.

    -¡Pero eso estar mal! ¡Gonta no poder romper cosas de otras personas, eso no es lo que hace un caballero y Gonta siempre es un caballero!

    -¡Guárdate tus modales para otra ocasión, cabeza de chorlito! ¿Qué acaso no recuerdas que la dueña está muerta y tenemos a un asesino tras nosotros?
    -aquella chica sí que se exaltaba.

    -Vale la pena intentar ese método. En momentos como este, no podemos pensar en otra cosa más que salir por cualquier medio.-el chico de la vestimenta de detective era alguien pasivo, pero que sabía rescatar la buenas propuestas-Entonces, vayamos juntos a…

    -¡A mí y a mi Charizard no nos subestimen, payasos!
    -exclamó vehemente, subiéndose al lomo del no dragón-¿Quieren una salida más rápida? ¡Yo se las daré! ¡Charizard, Lanzallamas!

    -¡No, espera, si haces eso…!
    -la jovencita de vestimenta escolar quiso detenerlo, pero fue demasiado tardo.

    Ni bien el torrente de fuego salió disparado del hocico del volador, un sensor de calor colocado en la pared resonó fuerte y eso accionó el sistema de seguridad, sellando las puertas y ventanas del mismo metal mencionado previamente en sólo un segundo. Ni bien las brasas chocaron esa superficie, lo único que resultó fue que rebotara hacia el suelo y este se incendiara.

    -¡Oh, no!-alertó el comediante, poniéndose manos a la obra-¡Popplio, usa Pistola de agua para apagarlo!

    -Por favor, Azumarrill, tú también.
    -reaccionó Tsumigi de la misma forma, a lo cual su coneja azul obedeció sin rechistar.

    Bastó con ambos ataques para apaciguar las llamas que intentaban arraigarse por medio de la alfombra, entregándoles una sensación de alivio a quienes comprendía la magnitud de aquella irresponsabilidad.

    -¡Serás imbécil, mira lo que ocasionas!

    -Y-y-yo…¡Yo sólo estaba intentando hacer algo, cosa que ustedes no!
    -se excusó con sinceridad, aunque no era un argumento sensato.

    -Pero sólo empeoraste las cosas. Ahora sí no tenemos ni idea de cómo salir de aquí.-mencionó la de anteojos, cruzándose de brazos con preocupación.

    -Arceus me está hablando. Sí, él dice que si le rezamos, la fe nos sacará de aquí.-mencionó la chica de trenzas y tez oscura, juntando sus manos a modo de oración.

    -Oh, ¿podría tu dios traerme de paso un emparedado? Después de todo, no hemos podido cenar y muero de hambre.-espetó con un sarcasmo escondido detrás de su esplendorosa sonrisa.

    -No nos vayamos por la tangente, aquí hay algo que deberías conversar.-acotó el detective, girándose hacia la rubia que consideraba más sospechosa-Disculpa, pero tú sabías que esto sucedería, ¿verdad?-le consultó con seriedad, lo cual ella tomó como intimidación.

    -…-bajó la cabeza, no queriendo responder.

    -Tu silencio te condena. Que supieras que eso haya pasado significa que habías estudiado el sistema de seguridad de la mansión con antelación, ¿no es así?-dedujo el tipo de la golosina, comenzando a atar cabos.

    -¡Oh, de eso se trata! Parece que ya tenemos a nuestra primera gran sospechosa.-comentó con malicia el pequeño de cabellos púrpura, disfrutando de la incriminación.

    -¡No, eso no es cierto!-se sobresaltó al escuchar dicha conclusión-Yo no tengo nada que ver con el asesinato, ¡lo juro!

    -Ella ser bonita, Gonta no creer que las bonitas sean malas.
    -opinó el grandulón, haciendo gala de su poco razonamiento.

    -¿Es en serio? ¿Se puede ser más idiota que tú?-cuestionó la pelirrosa, harta de todo.

    -¿Puedes demostrar que no eres la asesina?-propuso el sujeto de la máscara extraña, lo cual desencajó la noción del resto-Creo que hay algo vital que estamos dejando de lado y es el que ninguno de nosotros nos conocemos de antemano.

    -Humph, tienes razón. Si ni siquiera sabemos nuestros nombres u orígenes, esto se volverá más complicado.
    -le dio la razón luego de saborear el chupetín, abriendo sus ojos a tal grado de que parecían a punto de salir de sus cuencas-Bien, señorita, díganos quién es y cómo sabía del sistema de seguridad. Y por supuesto, también muéstrenos al pokemon que trajo para el evento.

    Tragando saliva, la rubia miró al chico investigador que la puso en ese aprieto desde un principio y se resignó a seguir la orden. Sacando la pokeball donde estaba su compañero, lo liberó para así dar inicio a su presentación nada espontánea.

    [​IMG]
    “Mi nombre es Kaede Akamatsu. Soy programadora, estudiante de ingeniería informática y entrenadora pokemon experta en pokemon de tipo eléctrico.”

    -Pika, Pikachu.-gruñó su ratón amarillo, sobándose los mofletes con ternura ante su súbito despertar.

    -Oh, tenemos a una hacker entre nosotros. Eso te hace AÚN más sospechosa.-hizo énfasis en esa palabra, lleno de malicia.

    -Se equivocan, no tengo nada que ver con este incidente.-se cogió del brazo izquierdo, amedrentada-Yo sólo…tenía conocimiento de cómo funcionaba la casa, eso es todo.

    Desde su posición, Daniel observaba y escuchaba en silencio todo lo que los otros involucrados tenían qué decir. Pese a que demostraban estar inquietos por los sucesos recientes, había algo de madurez en sus reacciones. No sabía cómo expresarlo en palabras simples, pero era una sensación de que quizás no era la primera vez que vivían esa escena. Rascándose la nuca con impaciencia, le pareció exagerado que se lanzaran en contra de Kaede por una simple sospecha. Al mínimo testimonio que daba, ya tenían varias formas de refutarla.

    -¿Podrías decirnos por qué tenías esa información?

    -Yo…
    -pensó por unos segundos lo que iría a responder-…estuve interesada en la domótica aplicada en esta propiedad. Se dice que Alice Kefeston posee uno de los sistemas más sofisticados de la región y escribió un artículo al respecto hace tiempo atrás. Es por eso por lo que conozco cada detalle de este lugar y el por qué me puse tan feliz de haber sido invitada a la reunión.-explicó con angustia, incapaz de haber previsto que se hallaría en tal situación al momento de recibir la carta.

    -Uhmm, Arceus me susurra que nos está diciendo la verdad.-respaldó la creyente en medio de un trance espiritual.

    -Pues más le vale, sino yo misma me encargaré de que no vuelva a ver la luz del sol.-sentenció con rudeza, lo cual generó que unos cuántos soltaran un suspiro del susto y ella se sorprendiera de eso-¿Qué? No me miren así, fue solo una expresión. Exagerados.

    -Yo le creo. No, mejor dicho, no tengo objeciones para no creerle.
    -especificó el sujeto de la gorra, firme en su postura-Además, tus conocimientos puede sernos muy útil.

    -¿Cómo así?-
    preguntó el semi enmascarado, arqueando una ceja.

    -Si hallamos la sala de control, ella podrá neutralizar los seguros electrónicos y permitirnos salir de aquí. Es nuestra mejor opción, ¿no les parece?

    -¿En serio puede hacer eso?
    -miró el rebelde impulsivo directamente a los ojos de la mencionada, causándole una gran impresión.

    -Sí, eso creo.-contestó dubitativa.

    Gutiérrez entendió que su respuesta había sido más para que dejaran de presionarla en vez de la seguridad que se tenía en hackear el sistema. El ambiente era tenso y cada uno comenzaba a tomar un rol importante en el desarrollo; no obstante, ¿qué podía hacer? Por primera vez en su vida, no se sentía el protagonista de su historia y sólo quería descubrir la verdad.

    -Bien, ahora cumpliré con lo acordado.-mencionó el enano de la golosina, tosiendo para modular su voz ronca y liberando a su pokemon de su recinto esférico.

    [​IMG]
    “Mi nombre es Ryoma Hoshi. Soy líder de una de las bandas juveniles más influyentes de la región de Mahula, pero no diré de cuál exactamente. No tengo un oficio, pero me especializo en pokemon de tipo siniestro.”


    -¡Stuuuuuuunk!-vociferó la mofeta evolucionada a su costado, con un peinado radiante.

    -Un hombre libre de las ataduras de la sociedad, ¿eh? ¿Qué podría hacer alguien como tú en un lugar como este?-cuestionó la pelirrosa, cruzándose de brazos con malicia.

    -No pienso responder a eso a menos de que sea realmente necesario. Alguien como yo no puede ir por ahí contando sus planes, menos a niñatos mimados como ustedes.-respondió con la misma actitud, lo cual ocasionó que ella se fastidiara y por poco se abalanzara contra él.

    -¡Pelear no es de amigos, Gonta no permitir injurias de ese calibre!-habló el grandulón, interponiéndose entre ambos.

    -¡No los detengas, que se peleen! ¡Pelea, pelea, pelea! Vamos, quiero divertirme un poco.-alentó el de comportamiento infantil, formándose un aura siniestra a su alrededor.

    -Bueno, sigo yo…-en pos de la armonía, intentó que cambiaran de tema y sacar a su compañero de bolsillo.

    [​IMG]
    “Mi nombre es Shuichi Saihara. Soy un entrenador pokemon especializado en la rama de justiciero investigador. Actualmente soy un novato, por lo que les pido amablemente no tener expectativas tan altas en mi persona o deducciones. Me especializo en pokemon de tipo dragón y este es mi amigo Fraxure.”

    -¡Fraax, fraxure!-saludó con cordialidad, demostrando lo bien entrenado que estaba.

    -¡Fascinante! Parece que la líder convocó a un grupo muy selecto de personajes variopintos.-manifestó con excitación-Yo también, quiero sumarme a la lista…-se escudó con su pokeball.

    [​IMG]
    “Mi nombre es Korekiyo Shinguji. Soy criador pokemon, especializado en la rama de antropología. En pocas palabras, soy un experto reconociendo fósiles y otras piedras preciosas, así como materiales que hechos a base de esta. Mucho gusto.”

    -¡Paw!-al igual que su maestro, el Pawniard hizo una reverencia a modo de cortesía.

    -Un Pawniard. ¿No me digas que eres un experto en pokemon tipo acero?-preguntó Daniel finalmente, en base a que todos hasta el momento mencionaban algo similar.

    -En efecto.-respondió sin más.

    -¡Bueno, bueno, bueno! Supongo que es hora de que yo, el más importante de este grupo, se presente.-se jactó el dueño del Charizard, acompañado de los rugidos de este-Pues yo soy…

    Y de repente, el sistema de iluminación empezó a parpadear.
    Aquel efecto llamó la atención de los jóvenes, los cuales miraron atentos a cada una de las bombillas en el vestúbulo hasta que, de forma inesperada, la luz desapareció. En medio de la oscuridad, el grito de una de las chicas y los murmullos entre humanos y pokemon se convertían en un arma de aprensión que los sofocaba. Algunos pidieron calma, otros no sabían si debían moverse o si el asesino estaba a punto de cobrar su primera víctima.
    Pero, luego de unos segundos, la energía se restableció y retomaron la escena. Para su fortuna, todos se encontraban en su mismo lugar y no había índice de acción alguna.

    -¿Qué pasó? ¿El asesino quiere jugarnos una broma?

    -Si ese es el caso, entonces con más razón debemos llegar a la sala de control. Si tomamos posesión de la cabina, nos será también más fácil dar con el responsable de la muerte de la capitana.

    -Bien, ya no perdamos más tiempo. Busquemos ese lugar de una vez por todas.


    Cuando ya se habían dado media vuelta para iniciar con la expedición, el detective apretó los dientes por detrás de todos y decidió expresar su estrategia.

    -Esperen…-consiguió detenerlos, captando su atención-…pienso que deberíamos separarnos en dos grupos.

    -¿Uhm? ¿Y eso por qué?

    -La mansión es enorme, no será fácil dar con la sala de control. No obstante, si nos repartimos la búsqueda por la derecha e izquierda, entonces ahorraremos tiempo.

    -Sigue siendo un plan muy arriesgado y desorganizado, señor detective.
    -sermoneó el pequeño diablillo, sarcástico-Si el asesino es alguien más, separarnos sólo le daría la ventaja para ir deshaciéndose uno por uno de nosotros. ¿Acaso no has visto películas de terror de los 80?

    -Por eso sugerí sólo dos grupos. Seremos seis contra uno; o cinco contra uno, en caso de que el traidor sea algunos de nosotros.

    -Uhmm, apoyo la idea.

    -Yo igual. Mientras Arceus cuide mi espalda, nada malo me pasará.

    -Wuah…ya hagamos algo, por favor, que casi es hora de mi siesta.
    -bostezó la bruja pelirroja, desganada.

    -Heehehe…Si todos dicen que sí, sólo me queda sumarme.

    -Yo también quiero salir de aquí sana y salva. Si mis habilidades de programación pueden ser de utilidad, ¡daré mi cien por ciento para ello!

    -Increíble. Con tantas personalidades opuestas, no pensé que acordarían algo como esto.
    -reflexionó el comediante de la foca, pestañando con incredulidad.

    -¡Pero aún no me he presentado, maldición!-se quejó, aunque fue ignorado.

    De esa manera, los dos grupos fueron elegidos a dedo por decisión de Shuichi.
    El primero, quien iría por la derecha, estaría conformado por: Kaede, Ryoma, Korekiyo, Tsumugi, Shuichi y Gonta.
    El segundo grupo, donde por obvias razones estaba incluido Daniel, coincidentemente era la agrupación de aquellos que no se habían presentado. Ese detalle le pareció demasiado conveniente al coordinador; sin embargo, tampoco quiso alzar su voz de protesta por ello.

    Y así, encomendándose a la labor de hallar el centro de funcionamiento del sistema eléctrico, los bandos se partieron y desaparecieron una vez que ingresaron en su totalidad por las puertas de ambos costados. ¿Podrían realmente trabajar en equipo para sobrevivir?

    -----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
    SoncarmelaSoncarmela ¿Quién es el asesino? ¿Alguien de ellos morirá o no?
    Pase :maac94:
     
  5. Autor
    Soncarmela

    Soncarmela Moderador

    Registrado:
    4 May 2011
    Mensajes:
    8,815
    Temas:
    624
    Calificaciones:
    +2,730
  6. Autor
    Soncarmela

    Soncarmela Moderador

    Registrado:
    4 May 2011
    Mensajes:
    8,815
    Temas:
    624
    Calificaciones:
    +2,730
    AVISO


    Me comunican que me equivoqué con el último día del trabajo especial de Halloween. No es el 7, finaliza el 10. 10 de noviembre, todo ese día. Luego de eso, ya no habrá posibilidad de prórroga. ​
     
  7. Autor
    Soncarmela

    Soncarmela Moderador

    Registrado:
    4 May 2011
    Mensajes:
    8,815
    Temas:
    624
    Calificaciones:
    +2,730
    Cerrado a petición
     
Estado del tema:
Cerrado para nuevas respuestas

Compartir esta página

Cargando...