Reflexión La culpa que genera el deber al vivir, y viceversa.

Tema en 'Consultorio Dz' iniciado por Elemental, 7 Nov 2017.

  1. Autor
    Elemental

    Elemental ハルカカナタ

    Registrado:
    25 Ago 2006
    Mensajes:
    497
    Temas:
    23
    Calificaciones:
    +176
    Siempre fui de esa clase de chicos que se sienta a fijarse a fondo como funcionan las cosas, a observar, a darle vueltas y vueltas a lo que sea con tal de salirse con la suya, y hoy mismo no dejo de aplicar el mismo método siempre que puedo. Desde chico empecé a sentir como si fuese una atracción por hacer algo en particular, algo que con el paso de los años fue cobrando bastante más fuerza, hasta el punto de hoy día llegar a afectarme mucho en la cotidianidad. No sabría decir en qué instancia precisa llegó a establecerse en mi sistema como un deber o una necesidad la idea de crear un área natural protegida en el norte, el único hecho claro que puedo identificar es que el estar al tanto de ciertas realidades puede cambiarte al punto de hacer de uno mismo su propio esclavo.

    Me da un poco de gracia pensar en cómo antes me desesperaba por encontrar un trabajo, y como me desespero ahora por tener uno como el que tengo; Trabajo en un emprendimiento propio de lunes a lunes, atención al público, muy buenas ganancias, pero la realidad es que últimamente no estoy teniendo la firmeza que me gustaría tener para mantener un ritmo como ese.

    La gente suele decirme que cierre al menos unas horas por día, que me tome un descanso los domingos aunque sea, y no voy a mentir diciendo que no me gustaría hacerlo, porque me encantaría siempre, pero cada vez que hago algo por el estilo no puedo evitar sentir culpa, la culpa de reelentizar esta meta por no tener la firmeza suficiente y/o por el egoísmo de servirme a mí, cuando en otros lugares existen infinidad de individuos de otras especies que pierden sus tierras y todo lo que tienen por el avance humano, y la imposibilidad de tener un lugar seguro y protegido en donde vivir que eso genera.

    Por otro lado, tengo también un emprendimiento extra con una amiga del extranjero, y estoy invirtiendo el tiempo que no me sobra en eso, algo que si sale bien podría significar no solo la salida de la esclavitud, sino además, la creación adelantada de esas tierras protegidas. Afortunadamente puedo pensar en ella como una aliada leal tanto en el emprendimiento como en la meta, y aunque me gustaría tener más aliados, se siente muchísimo mejor contar con una ayuda tal en casos como este...

    Sólo es cuestión de paciencia supongo, porque sólo esta es la etapa engorrosa del deber, el resto del deber es vivir, en aquel lugar, y eso será cuando la esclavitud personal sea inexistente y todas las acciones sean destinadas de manera directa al objetivo. Ahí las acciones no contributivas de vivir no deberían ser muchas, pero las que sean, seguramente van a tener un grado de culpa muchísimo menor al actual.

    Esperanza.
     
  2. chu-taro

    chu-taro Nostalfag

    Registrado:
    22 Sep 2017
    Mensajes:
    150
    Temas:
    1
    Calificaciones:
    +24
    Atrévete a ENFRENTAR, salvaje y plenamente, el milagro de vivir...

    P.S. No leí un carajo.
     
    • Me gusta Me gusta x 2
  3. Autor
    Elemental

    Elemental ハルカカナタ

    Registrado:
    25 Ago 2006
    Mensajes:
    497
    Temas:
    23
    Calificaciones:
    +176
    No sé a qué vino la frase anterior, sé que es una canción también, gracias supongo.

    Te perdiste de poco o nada la verdad.
     
  4. Haragan!

    Haragan! Neet en formación

    Registrado:
    14 Ene 2012
    Mensajes:
    1,121
    Temas:
    19
    Calificaciones:
    +111
    De todo me quedo lo siguiente
    ¿Y Cual es tu meta?
     
  5. Autor
    Elemental

    Elemental ハルカカナタ

    Registrado:
    25 Ago 2006
    Mensajes:
    497
    Temas:
    23
    Calificaciones:
    +176
    A veces pareciera como si la vida o algo intentase dar un mensaje sobre una situación determinada en la vida de cada uno de nosotros.
    Buscando información sobre las características de una planta, la arundinaria japónica, me topé con un cuento moralejo que puede llegar a servirle a cualquiera que sienta un dharma o deber complicado de realizar. Cuento y moraleja a lo ancho:

    EL BAMBÚ JAPONÉS – CUENTO ZEN | Rincon del Tibet
    Una historia sobre la perseverancia: el cuento del bambú japonés | Integra++
     

Compartir esta página

Cargando...