Misión C Juego de niños | Mameha, Haruhi, Fuuka & Sayuri

Tema en 'Naruto World' iniciado por Hathaway, 18 Abr 2018.

  1. Autor
    Hathaway

    Hathaway Lo que nadie le enseñó.

    Registrado:
    11 Jul 2012
    Mensajes:
    2,315
    Temas:
    140
    Calificaciones:
    +1,228

    Jan cerró el pergamino y fijó su mirada en la rubia del frente. Era la primera vez que veía a esa chica en su vida, y aunque no transmitía ningún aura amenazante le resultaba muy silenciosa para su gusto. Desde que la encontró sentada en la sala de espera para asignación de misiones, lo único que habían cruzado era una cuestión de su identidad como Haruhi Uchiha con una confirmación de su parte.

    Bien, solo falta ubicar a Sayuri y…
    Esa soy yo, quién me llama. —La rubia mayor, sin ningún ápice de vergüenza, había abierto la puerta de la sala con brusquedad, empujando al pobre chico que había detrás de ella. —Uy. cariño, lo siento, pero serás retrasado al ponerte en un lugar como ese.
    Sayuri. —nombró de nuevo Haruhi después de verla entrar. La origamista alzó una ceja mientras se acercaba al filtro de agua del lugar, agarrando un poco de la fría.
    ¡Ah! Pero si eres tú, la ex del perro faldero de Rinha. ¿Qué paso, querida?
    Tenemos misión. —La ojirosa ignoró olímpicamente el cómo apodó a Shinta. Sayuri no le caía mal, al contrario, le parecía una figura genial y elocuente, pero cualquiera que se metiera con Shinta sacaba lo peor de ella y por el bien de la misión, era mejor ignorar aquello. —Solo falta la cuarta integrante: Fuuka Hiragi.

    Mameha notó como una castaña en la sala alzó el rostro al escuchar ese nombre, mirando al trío de féminas cerca de la salida.

    Disculpen, ¿ustedes me nombraron? —La genin se acercó tímidamente. Haruhi asintió.
    Te asignaron misión junto a nosotras, les leeré en voz alta de qué irá.

    . . .
    El cuarteto, después de planificar lo que harían, habían decidido acercarse a la academia ninja, donde solían estar la mayoría de mocosos y, por ende, donde más podrían agarrar pistas del asunto. Mameha había sugerido que utilizaran el Henge no Jutsu para engañar a los jóvenes y así obtener la información más rápido, recibiendo sin duda un “galáctico” de la de mayor rango.

    No habían sido muy creativas, en parte porque no les hacía falta y simplemente optaron todas por acudir a su vieja apariencia de infantes, cambiando sus respectivos nombres a sus apodos: Jan, Tenka, Shiro y Fuu.

    El chuunin encargado de ese día de las tareas estaba al tanto del plan de las chicas por averiguar que sucedía entre los niños y dónde estarían los supuestos desaparecidos. Por lo que las dejó entrar al aula de turno como si fueran nuevas estudiantes, presentándolas al resto.

    La idea iba en buena talla, esa era la idea principal: dejarse ver como nuevos estudiantes, emocionados por formar parte de algún grupo o círculo social del aula. Para ello, llamarían la atención de los cabecillas que identificaran dejando entre ver su talento para el ninjutsu, ser llamada “prodigios” ya que, después de todo, ninguno sabía que era genin y esas tareas eran más fáciles que respirar para ellas.

    A la hora del receso se reunieron en el baño de niñas.

    ¿Alguna tiene noticias? —cuestionó la florista.
    El chico del gorro rojo que se sienta al final de la fila tres tiene mucha masa de seguidores siempre, parecer ser el líder de un grupo. —Indició Idara, jugando a hacer que una hoja de papel tomara diferentes formas. —Me acercaré a él en el segundo recreo del día.
    Yo al salir del salón escuché a unos chicos hablar sobre un encuentro en la cueva. —Lo que dijo Fuuka captó rápidamente toda la atención de las demás. —No son del salón en el cual estamos, pero podré un seguimiento a sus pasos para cuando finalice el día poder seguirlos.

    En el caso de Haruhi y Mameha, no tenían nada especial que aportar; no habían corrido con la misma suerte que las otras dos porque la mayoría de niños que se dispusieron a vigilar solo hablaban de cosas triviales o de interés para sus edades. Tras aquella pequeña reunión rápida en el baño, volvieron a salir una por una del sitio en escalas de tiempo distinta para no causar directamente una suposición de lazos entre ellas que a la larga alarmara a los chicos.

    Sabían que al final de la jornada obtendrían lo que buscaban.


    Angelo.Angelo. - http://fdzeta.com/temas/compendio-de-fichas.67377/page-6#post-2398540
    SakuraSakura - http://fdzeta.com/temas/compendio-de-fichas.67377/page-11
    EmmakiEmmaki - http://fdzeta.com/temas/compendio-de-fichas.67377/page-10#post-2894258
    HathawayHathaway - http://fdzeta.com/temas/compendio-de-fichas.67377/page-5#post-2362818

     
    • Me gusta Me gusta x 2
  2. Emmaki

    Emmaki Phantom Thief

    Registrado:
    23 Jul 2017
    Mensajes:
    17
    Temas:
    3
    Calificaciones:
    +8
    Al Fuu y Tenka ser las únicas que encontraron un indicio sobre el paradero de los chicos desaparecidos, las kunoichi decidieron dividirse en parejas para seguir las dos únicas pistas que habían encontrado. Fuuka con Mameha y Sayuri con Haruhi.

    Una vez concluida la clase correspondiente, las chicas se separan en las respectivas parejas. Al parecer, el chico con el gorro rojo terminó estando en detención por mal comportamiento, por lo cual Las genin se adelantaron a la búsqueda, dirigiéndose a la entrada principal de la academia, mientras que la segunda pareja habló con el chuunin encargado y entrar a al salón de detención para espiar su conversación, en caso de que soltase algún dato importante sobre los posibles chicos desaparecidos o por lo menos en que pudiese llegar a consistir el reto por la que cursaban.

    ¿Qué apariencia tiene el chico que hablaba sobre la Cueva, Fuu?

    Cabello castaño, ojos café, medirá unos…— la manipuladora de demonios hace una pausa abrupta y cambia de dirección, acercándose a un grupo de estudiantes que se encontraban en el portón.

    ¿Fuu? ¿Estás ahí?

    ¡Ah! Sí, perdón. Es aquél niño, el más alto del grupo.

    Hm…sí. Estaba pensando en meternos en el grupo para ir con ellos, pero…— Shiro hace una pequeña pausa, observando detenidamente a cada integrante del grupo. —No hay chicas. Es muy posible que no las acepten en su “culto”.

    Entonces lo mejor será seguirlos.

    Las kunoichi se ocultaron encima de los árboles más cercanos, esperando a que los niños decidiesen salir para afrontar su prueba. Un aura incómoda envolvía el entorno, especialmente con Fuuka mirando a Mameha de reojo, intentando decirle algo sin éxito.

    Fuuka, ¿Quieres decir algo? — Pregunta Shiro con una sonrisa muy agradable, logrando que Fuu dejase de estar tan tensa

    E-eh…no, no es nada.

    Hmm… okay. ¿T gusta que te llame Fuuka? O ¿tal vez Fuu?

    Sin pensar demasiado sobre lo que iba a decir, la genin respondió con naturalidad —
    Mis familiares y amigos siempre me llamaron Kao. ¡P-pero puedes llamarme como tú quieras! —exclamo, con vergüenza a que su compañera se burlase.

    ¡Jajaja! Entonces Kao será. Cuéntame Kao, ¿de dónde eres? He escuchado que no eres nativa de la aldea.

    Es cierto, nací y crecí en Konoha. Pero…tras un incidente, tuvimos que escapar de la aldea.

    ¿Incidente? ¿Qué in-

    ¡Mira, Shiro! Los chicos están saliendo del portón. Vamos.


    […]

    ¿Es posible que llevemos una hora acá esperando por este mocoso?— susurra Sayuri con un tono

    Bueno, no. Pero por lo menos hemos sacado algo de este chico. Primero, él es uno de los chicos que participó en la prueba. Y segundo, que hay dos chicos en aquella cueva que se encargan de preparar todo para cuando lleguen los cursantes, es decir los posibles chicos que desaparecieron.

    Cariño, estos niños me importan menos que tu relación con ese perro faldero. Deberíamos haber ido de una vez con las otras chicas en vez de estar perdiendo tiempo acá.

    Haruhi respira profundamente, intentando evitar que aquellas palabras resonasen en su cabeza. Aun así, el intento fue en vano, pues ya le estaba empezando a afectar de mala manera. Hasta se le podía notar el desprecio hacia Sayuri en sus ojos, pero antes de que pudiese producir algún sonido, la campana que indica el fin de la detención suena.

    ¿Ocurre algo, corazón? Ya es hora de irnos. — Le participa Tenka a Haru, mientras soltaba una risa burlona.


    ____________________________________________________

    Hoi! Angelo.Angelo. HathawayHathaway SakuraSakura
     
    • Me gusta Me gusta x 2
  3. Sakura

    Sakura Dattebayo Diseñador Oficial

    Registrado:
    23 Jun 2008
    Mensajes:
    4,537
    Temas:
    219
    Calificaciones:
    +1,140

    Ten cuidado, Mameha.
    Cállate —dijo entre dientes.
    Noto algo raro en esa. ¡No me ignores!
    Es mi oportunidad para hacer amigos… No lo estropees —dijo de nuevo en un susurro imperceptible.
    ¿Mameha-san?...
    ¡P-perdón! Sigamos.

    ¿A qué se refería Kuro? ¿Qué es lo que había visto en esa chica que ella no? ¿Y si todo era una broma de ese tipo? Mameha no podía confiar en él, pero desde aquella noche n o le había dado motivos para no hacerlo…

    Justo en ese momento, Sayuri y la Uchiha aparecieron de repente. Las pistas apuntaban por supuesto a ese grupo que iba hacia la cueva, con el líder en cabeza, siendo tal y como dijo Fuu, el de más alta estatura. Varios chicos caminaban con él portando una gran sonrisa, lo único sospechoso era ese hueco central que dejaban los críos, un chico tímido y más pequeño que el resto portaba ese lugar tan vacío.

    […]

    ¿En serio esos críos debían venir al sitio más sucio de Arashi? —Dijo Sayuri, asqueada por la humedad y la suciedad del lugar.
    No me gusta cómo está resultando esto…

    Mameha tocó uno de los troncos cercanos, pues reconoció una mancha algo extraña en él, y no parecía sabia, y efectivamente no lo era, se trataba se sangre. Las Kunoichis comenzaron a horrorizarse, ¿es qué acaso unos niños podían ser tan crueles? Y más teniendo en cuenta que eran aprendices a ninja. Las chicas miraron rápidamente a la entrada de la cueva donde montones de ropa comenzaron a ser lanzadas, sin duda alguna eran del niño que iba con ellos.

    Tsk, esto no es para nada galáctico.

    Sayuri avanzó con paso rápido y confiado, al fin y al cabo, era la de mayor rango y unos niños de academia no supondrían ningún problema. En ese instante, el suelo que pisó la fémina se derrumbó, por suerte sus reflejos la salvaron de caer en un foso bastante profundo, lleno de ratas hambrientas. El trio restante se vieron obligadas a escapar de una trampa que consistía en dejar caer un gran tronco desde las ramas de otros árboles.

    ¡No se muevan! —dijo el chico protagonista—. O le rebanaremos el cuello —sonrió.

    Angelo.Angelo. HathawayHathaway EmmakiEmmaki


    Corto pero bueno xD
     
    • Me gusta Me gusta x 2
  4. Angelo.

    Angelo. where's the fun in playing fair?

    Registrado:
    12 Sep 2010
    Mensajes:
    1,650
    Temas:
    39
    Calificaciones:
    +469
    Y como si fuese algo raro en la vida de cualquier ninja, frente a las chicas yacía una escena bastante perturbadora en la cual un inocente y llorón niño era sostenido por un acosador de mayor tamaño, y claro, con un kunai en mano pegado directamente al cuello de su víctima. Detrás de él, una pequeña masa de jóvenes empezó a chillar de emoción, buscando apoyar a su líder, quien realmente no reconocía a las personas que tenía en frente, pues era un idiota. ¿En verdad esos niños se sentían geniales jugando mental y físicamente con la vulnerabilidad de otros? Vaya villa estaba armando Rinha y Taiga si esa esa la próxima generación de ninjas que se supone protegerían a la Tormenta.

    Gente loca.

    - ¡Espera, no le hagas daño! - Habló Haruhi, quien no iba a permitir que su misión se estropease por culpa de un niño sádico y perturbado. Sayuri suspiró.
    - ¿Quienes son y qué hacen en medio de nuestro territorio? - Preguntó el niño alto. Unas chicas presentes, que Dios sabrá de donde salieron, se emocionaron.
    - No queremos problemas, sólo nos perdimos - mintió la esquizofrénica, Sayuri torció los ojos.
    - ¡Todos en la academia saben lo que se hace aquí, no se hagan las tontas! - El chico apretó el sable, haciendo sangrar (y llorar) a su rehén.
    - Déjalo ir, nadie tiene que salir heri... - intentó hablar Fuuka, pero ya Sayuri estaba irritada.
    - Ay, pero que maricas son todos. ¡A volar, mocosos! - Gritó mientras formaba sellos y súbitamente expelía una lluvia de armas punzocortantes que asestaron los cuerpos de cada uno de los presentes frente a ellas, incluyendo al llorón que querían rescatar, pero bueno, no hay planes perfectos.

    Lo que antes eran risas y vitoreos ahora era un mar de quejidos, pues, tal y como pensaba la rubia, todos eran unas nenitas de mamá. Querían jugar a ser los más malos pero no podían aguantar un par de navajas clavadas en la piel, vaya perras. El "líder" de la pandilla ridícula se intentó recuperar del ataque, pues ahora quería venganza sobre la rubia y sus amigas... poco tardó la primera en llegar a donde estaba él, con su brazo derecho transformado en un enorme sable de papel que se posó no sobre el cuello del muchacho, sino por encima de su entrepierna.

    - ¡Sayuri! - Gritaron las compañeras, preocupadas por su accionar.
    - Ay, cállense, son unas bebes también. Ahora tú... - afincó su arma en el cuerpo del mayor, quien temblaba de miedo. - Vas a decirme dónde están los supuestos niños perdidos, y si no me creo tu respuesta me temo que voy a tener que cortarte los dedos uno por uno hasta que no me quede ninguna figura fálica que cercenar de tu pequeño cuerpo de prepuberto retardado.
    - ¡Estás loca! - Gritó despavorido el amenazado
    - ¿Yo? ¿Loca? ¿Acaso parezco la persona que lleva a menores de edad a una prueba de valor en la cual salen heridos, desaparecidos o traumatizados? Vas a hablar ahora o me temo que tendré que cumplir mi palabra frente a tus amiguitos. ¡Habla, mariquita!
    - ¡ESTÁN ADENTRO, AÚN SIGUEN ADENTRO!
    - ¿Por qué están ahí, perra sucia?
    - ¡DEBEN SOBREVIVIR VARIOS DÍAS AQUÍ, NO MÁS, LO JURO!
    - ¿Y por qué hacen tal cosa?
    - ¡SÓLO ES UN JUEGO!
    - ¿Eres un bebe patético?
    - ¡SÍ!
    - Excelente, ahora, chicas, busquen a los miserables. Yo curaré al niño bobo... ¡ah! Y si alguno de los presentes tiene la más remota idea de irse de esta cueva sin mi permiso, terminarán peor de lo que están ahora. ¿Entienden?
    - ¡SÍ! - Gritaron todos entre gemidos y lamentos.
    - ¿No querrán decir "Sí, señorita Sayuri"?
    - ¡SÍ, SEÑORITA SAYURI!
    - Amo la violencia...

    . . .

    Casi una hora después, varias autoridades de la villa, padres, representantes y responsables, se encontraban en la cueva, algunos sorprendidos por los actos imperdonables de la rubia y otros agradecidos por haber retornado a sus hijos. En conclusión, casi todos felices. Ahora, la origamista estaba reposando sobre una roca mientras se abanicaba, no podía esperar a que toda esa tontería se terminase, al menos podría dormir con un par de Ryo´s más en su bolsillo. Fuera de eso, no estaba preocupada por las heridas de nadie, si alguno de los niñatos moría, claramente no merecía ser ninja.

    La bella Idara sintió los ojos de sus compañeras sobre ella, a lo cual levantó el dedo medio y dijo "supérenlo, nenitas, así se resuelven las cosas".

    Otro día, otro problema resuelto.


    HathawayHathaway EmmakiEmmaki SakuraSakura lishto, que alguien reporte. Muaks
     
    • Me gusta Me gusta x 2
  5. Hevans~

    Hevans~

    Registrado:
    12 Abr 2009
    Mensajes:
    1,874
    Temas:
    62
    Calificaciones:
    +442
    Hallo! De acuerdo a las reglas HathawayHathaway Angelo.Angelo. y SakuraSakura reciben paga automática de 200 Ryo’s y 2,5 PR, so proseguiré a la revisión de EmmakiEmmaki

    Interpretación: 8/10. El manejo de los personajes me pareció simple pero bien hecho, sin embargo la interpretación y manejo del ambiente quedó muy decadente al básicamente no se tomado en cuenta. Tu post pudo haber quedado mucho mejor si se hubiese agregado algo de descripción de los lugares utilizados y lo que estos aportaban a la misión.
    Verosimilitud: 10/10 No hubo situaciones en las que se pudiese analizar este parámetro.
    Trama: 7/10 Las aportaciones a la trama fueron básicas pero suficientes, al ser una misión fácil y con cuatro personas manejando la historia, aunque se pudo haber agregado más al tronco de la historia para volerla más interesante ya que casi todo sucedió en los dos post finales.

    250 x 27= 6250/30= 208 ryos + 2 PP + 2 PR

    Paga para Arashi 500 ryos

    C. UnderwoodC. Underwood F. UnderwoodF. Underwood DrPeridotDrPeridot
     
    Última edición: 13 May 2018

Compartir esta página

Cargando...