Trabajo D I believe I can fly [Andrell y Eliss]

Tema en 'Pokémon New Adventure' iniciado por Jull, 11 Ene 2017.

Estado del tema:
Cerrado para nuevas respuestas
  1. Autor
    Jull

    Jull The sun, it's getting colder as every day pass by. Moderador

    Registrado:
    21 Dic 2011
    Mensajes:
    4,128
    Temas:
    285
    Calificaciones:
    +1,288 / -6


    Descripción del trabajo: Jimmy es, según sus palabras, el fan número uno de Denisse Helmont, la líder de gimnasio tipo volador, tanto que hasta se ha creado unas alas de papel y ha inventado volar, sin grandes resultados. Para su suerte, cayó en un lago, saliendo en perfecto estado; no obstante, el muchacho no piensa rendirse y lo va a intentar otra vez… sin que el agua lo interrumpa. Los vecinos, y gente que le conoce, están asustados y quieren que un entrenador, que podrá llegar a entender el amor de Jimmy por los líderes de Aleria, le ayude a sacarse esa idea de la cabeza.

    Objetivos:

    —Convencer a Jimmy de que su sueño de volar -al menos como él quiere- es imposible.

    Datos extras:

    —Jimmy posee dos pokémon de tipo volador: Pidgey y Taillow.
    —El chico es muy testarudo y le importa muy poco su vida con tal de conseguir lo que se propone.



    Mínimo de post por persona: 3 en solo, 2 c/u en party.
    Puntaje de aprobación mínimo: 50/100.
    Paga Máxima: 500 Pks
    Shard Rubí: puntaje igual o superior a 90.
    Niveles:
    Nivel 1-15: De 1 a 3 niveles.
    Nivel 15 a más: 1 nível (Como máximo).
    Plazo para Completarla: 7 días.​

    Entrenadores:Eliss Armstrong Maka EvansMaka Evans y Andrell Siegfried everydayeveryday pueden comenzar o3o/
     
  2. Autor
    Jull

    Jull The sun, it's getting colder as every day pass by. Moderador

    Registrado:
    21 Dic 2011
    Mensajes:
    4,128
    Temas:
    285
    Calificaciones:
    +1,288 / -6
    Por el poder que me confiere la comuna pokeemonesca, certifico que este trabajo procede a ser reiniciado.

    Dado en la nación autónoma de PNA, a los 20 días del mes de Enero del año 2017.
     
  3. everyday

    everyday Moderador

    Registrado:
    22 Jul 2012
    Mensajes:
    4,558
    Temas:
    423
    Calificaciones:
    +1,738 / -0
    El cielo se encontraba despejado y el sol irradiaba con fuerza su luz, todo apuntaba que sería un día tranquilo y agradable, como para que cierto entrenador de cabellos dorados decidiese practicar un poco sus habilidades de oficio: Andrell liberó de su Pokéball a la pequeña nutria de agua, Ryu era el Pokémon más inexperto de su equipo y por ende también el que más cuidados necesitaba, lo que lo volvía como candidato perfecto para practicar sus conocimientos de criador, claro que las razones ofendían en cierto grado al agua, quien disfrutaba más de independencia antes que cuidados excesivos por parte de su humano.

    —Buenos días Oshawott —le saludó con una cálida sonrisa y unas palmaditas en su cabeza—. El día de hoy no tenemos trabajo que hacer, de modo que estaba pensando que podríamos pasar un tiempo de calidad juntos…

    —Oshaa oshaaa —Entrecerró un poco su ceño, mirándolo con desconfianza. ¿A qué se refería con tiempo de calidad?, ¿y por qué estaba tan sonriente?

    —¿Qué te parece si te cepillo un poco? —Buscó algo en su mochila sacando un peine a los pocos segundos, el cual mostró a la nutria.

    El samurái inclinó la cabeza, se cruzó de brazos y levantó la cabeza para negar con energía y mostrar su total descontento. No quería ninguna especie de mimo proveniente de su humano, ¿qué clase de guerrero responsable y fiero recibía cariños de su líder?, ¡era inaceptable!, sabía que Siegfried no lo hacía con intención maliciosa, pero él tampoco pensaba perder su honor como valiente guerrero, él sabía cómo y cuándo peinarse, no requería que alguien más lo hiciera por él.

    —Oh vamos Ryu, necesitas que cepille tu cabello para limpiarlo y se vea brillante, ¿no quieres lucir elegante?

    Pero la nutria ya no estaba escuchando a su entrenador, o al menos no haría caso a ningún comentario suyo que intentase convencerlo de aceptar el cepillado, Ryu tenía mejores cosas que hacer, como inspeccionar el área en la que se encontraban: se trataba de un parque a las afueras de la ciudad, había cientos de arbustos por doquier dando la sensación de que la naturaleza seguía reclamando ese lugar como suyo y solo los humanos habían hecho adaptaciones pequeñas para poder transitar por el lugar, el terreno era idóneo para que enemigos de su Shogun pudiesen esconderse entre la maleza y realizar un ataque sorpresa, o al menos eso se imaginaba en su pequeña cabeza el que se creía samurái.


    Oshawott se sobresaltó cuando escuchó el sonido de las hojas moviéndose, la fuente del sonido proveía de un arbusto que se agitaba de un lado a otro, obviamente porque algo se movía en su interior o más bien algo intentaba atravesar su follaje, de inmediato el agua se colocó en posición defensiva, tomando la concha de su vientre y levantándola en alto, lista para realizar un tajo cortante a lo que fuese que saliese del escondite natural. Andrell era el más calmado de los dos, sabía que solo se trataría de un Pokémon salvaje atraído por el sonido de su charla, apenas algo se asomó el rostro del rubio se desfiguró a uno de terror, de forma mecánica trató de retroceder para ponerse a salvo pero sus piernas reaccionaron de forma torpe, resultando en una caída sobre sus cuartos traseros. Aquella era una criatura horrenda, terrible, era un…

    —¡¡Bidoof!! —Los ojos del chico estaban abiertos de par en par.

    Lo que parecía ser un Bidoof se lanzó al ataque, siendo tomado por sorpresa por Ryu quien tomó acción para defender a su humano: trazó un arco ascendente con su poderosa concha, alcanzando el rostro del castor y cortándola en dos…

    —¿O-osha? —parpadeó.

    Oshawott miró extrañado como la cara del mamífero se partía en dos y se abría de par en par mostrando en su interior un segundo rostro de un Pokémon completamente diferente, su piel era de color verde y una enorme sonrisa se mostraba en su rostro. De hecho, ahora que podía observar todo el cuerpo del “Bidoof” descubrió algunas irregularidades, tal como que había un bulbo florido en su espalda y algunas hojas sobresalían también.

    —Ivysaur —canturreó el recién llegado, sacudiendo su ser con alegría, por alguna razón estaba feliz de ver al humano frente a él—. ¡Saur saur!

    El planta intentó correr hasta el rubio que aún se encontraba sobre sus trasero, el samurái se interpuso entonces entre ambos, abriendo sus diminutos bracitos de par en par con el único intento de cubrir y proteger a su humano, Green se tomó a modo de juego el asunto, abrió la boca y le propinó una gran lamida al Pokémon acuático, quien fue victima de un escalofrío que le hizo retorcer todo su pequeño cuerpo.

    —¿Te-tenías un disfraz de Bidoof? —Arqueó una ceja Siegfried mientras se llevaba una mano al mentón, en gesto pensativo. ¿Dónde antes había visto a un Pokémon planta disfrazado de otro, particularmente del castor al que tanto temía?… —chasqueó los dedos al recordarlo—. ¡Green!, ¿eres tú verdad?

    —¡¡Saur, saur!! —Corrió alrededor del rubio, pegando su cabeza contra el antebrazo del chico y restregando su mejilla con cariño, como si se tratase de un perro saludando a su dueño.

    —Espera un momento —Atrapó al Pokémon por sus mejillas, haciendo que su boca se levantase como si intentase dar un beso de pico—. Si tú estás aquí, eso significa que Eliss…

    —¡¡Green, Greeen!!, ¿Green, dónde est—?

    Una chica de cabellera azul parecía estar demasiado apurada gritando a todo pulmón buscando a cierto planta disfrazado, su vista viajaba de un lugar a otro en cuestión de segundos tratando de encontrarlo, fue en ese instante que reparó en qué no estaba en ese lugar, se sobresaltó al no solo encontrar a su inicial perdido, sino también a un chico rubio y lo que parecía ser una nutria.

    —¿Andrell, eres tú?

    —Hola Eliss —sonrió de forma nerviosa el varón, en todas las ocasiones que se reunían esos dos el Pokémon de la fémina lograba asustarle de alguna forma—. Hace tiempo que no te veía, ni tampoco a Green —acarició la cabeza del dinosaurio, quien frotó su cabeza contra su pierna.

    La dupla de entrenadores decidieron ponerse al día respecto a los últimos acontecimientos vividos, de modo que fueron a tomar asiento en alguna de las bancas de madera que estaban esparcidas por todo el parque, claro, no sin antes comprarse una paleta helada; en cuanto Green y Ryu tuvieron los helados frente a ellos le tiraron una mordida sin más, provocándoles un fuerte dolor frío en la cabeza, ambos entrenadores sonrieron y les explicaron que tenían que comer despacio el helado o de lo contrario sufrirían de “cerebro congelado”.

    —¿Entonces por fin te has decidido por un oficio? —habló la Ranger, quien sostenía su paleta con una mano y con la otra la de su Pokémon, debido a que Ivysaur no tenía extremidades que le ayudasen para atrapar el helado, como en el caso de Oshawott.

    —Sí, he decidido ser criador —suspiró, pero no había deje de tristeza en el mismo—. Me gusta mucho el cuidado de los Pokémon y bueno, me resulta muy divertido —miró a Eliss—. Aunque he tenido algunos problemillas, es más difícil de lo que pensaba, la otra vez intenté bañar a Charizard y fue todo un desastre.

    La peli azul soltó una risita al imaginarse a su amigo tratando de lidiar con una enorme lagartija alada que por naturaleza debía odiar el fuego, pero antes de que el rubio pudiese continuar contando su divertida anécdota algo llamó la atención de los cuatro: frente a ellos, en un alto árbol, se podía observar a un niño que trepaba ayudándose de las ramas del mismo, cualquiera pensaría que solo estaba jugando y deseaba llegar a la cima, pero el problema es que atada a su espalda de encontraban lo que parecían ser un par de alas hechas a base de madera, cartón y plástico, sin mencionar que llevaba un casco sobre su cabeza y un par de gafas protectoras cubriendo sus ojos. Un sentimiento de preocupación comenzó a formarse en el pecho de ambos entrenadores, y es que era fácil deducir lo que estaba pasando por la cabeza de ese niño: al parecer deseaba llegar a la cima y lanzarse al vacío… y volar…


    Maka EvansMaka Evans el niño quiere volar(?) D:
     
    • Me gusta Me gusta x 1
Estado del tema:
Cerrado para nuevas respuestas

Compartir esta página