Evento Hacking to the Gate [Appfes] [Isabelle & Renamon]

Tema en 'Digital World' iniciado por Kira, 16 Dic 2016.

Estado del tema:
Cerrado para nuevas respuestas
  1. Autor
    Kira

    Kira Speed Star

    Registrado:
    20 Abr 2006
    Mensajes:
    3,833
    Temas:
    314
    Calificaciones:
    +1,288 / -1
    "Hacking to the Gate” [Especial]
    - NPC involucrado: -
    - Lugar donde debe ser tomada: -
    - Sinopsis: Lo que empezó como un simple día de compras en la ciudad pronto se ha vuelto una situación tensa cuando un Home Gate alterado transportó al Tamer y a su Digimon a un lugar desconocido. Al recuperar el conocimiento, el Tamer se ha encontrado en la habitación de una mansión abandonada sin su compañero, Digivice o pertenencias. Lo único ante él es una grabación: Un Keramon los ha traído ahí para que tengan un inocente "juego" con él. La mecánica es simple: Tienen dos horas a partir del momento que dejen la habitación para escapar de la mansión o todo el lugar volará en mil pedazos. ¿El truco? Todos los sistemas de seguridad de la mansión han sido hackeados por Keramon, convirtiendo a esa vieja casa en un nido de trampas creado para impedir que el Tamer escape en ese tiempo, aunque nuestro macabro anfitrión si que se divertirá viéndolos intentarlo. El tiempo corre, sabes que hacer.
    - Escenario: Mansión
    - Objetivos:
    • Hallar tu Digivice y pertenencias
    • Re-encontrarte con tu Digimon y huir de la mansión
    • [Opcional] Encontrar y derrotar a Keramon
    - Notas:
    • Esta Quest es parte del AppFes
    • Mínimo de Post: 3
    • Plazo: 7 Días
    • Aunque la mansión pueda parecer tradicional a simple vista, su antiguo dueño la llenó de todo tipo de trampas, cámaras y mecanismos de seguridad ahora controlados por Keramon. Puede que no haya nada letal, pero si será complicado movilizarse por el lugar. Además, puertas y ventanas están cerradas por rejas, convirtiendo a la mansión en una prisión
    • Keramon no es idiota. Deliberadamente les quitó sus Digivice y objetos para evitar la evolución o que usaran DigiMemories para salir a la fuerza. Si bien el Digimon parece trabajar solo, debe haber preparado algo para que no sea fácil recuperar las cosas.
    • Al ser el responsable, deshacerse de Keramon es una alternativa para acabar con el problema. Si lo derrotan, los sistemas de seguridad hackeados serán liberados, permitiéndoles salir sin problemas. Si el Tamer es Rango Medium, Keramon puede (opcionalmente) evolucionar a Chrysalimon al verse acorralado.
    - Recompensa:
    Completación: 200 Bits + App: "Hacking" [​IMG]

    Tamer: Isabelle & Renamon [D-Arc]

    DimariaDimaria lamentamos la demora. Tu GM será Kira.
     
  2. Masaru

    Masaru ~ Supermoderador

    Registrado:
    21 Oct 2005
    Mensajes:
    12,939
    Temas:
    995
    Calificaciones:
    +4,054 / -2
  3. Dimaria

    Dimaria God Soul: Chronos Moderador Diseñador Oficial

    Registrado:
    1 Oct 2011
    Mensajes:
    3,259
    Temas:
    195
    Calificaciones:
    +2,332 / -3
    Las provisiones de comida no se habían agotado inesperadamente, era claro que alguien comía demás o sencillamente se apoderaba de los alimentos como si se fuera agotar de la noche a la mañana. O era tal vez que Patch poseía un hábito usual de las ardillas: Guardar nueces para el invierno.

    De modo que Isabelle tuvo que ir al supermercado para adquirir provisiones, además de que pronto iría a visitar a sus hermanos por fechas navideñas y por ende necesitaba ocupar su tiempo para realizar sus compras en el momento oportuno; el carrito de compras casi cumplió la meta de ser sobrepasada en todo lo que adquirieron pero lastimosamente el dinero no siempre alcanzaba.

    — ¿Pero porque tuvimos que dejar las cajas de chocolate? —Tokomon se infló como globo, sumamente estaba molesto, no quería ni siquiera dirigirle la mirada a la peruana menos a Renano—. Ushh con ustedes.

    —Te están saliendo caries por tanto digerir golosinas—contestó la chica de cabellos castaños sin desvanecer su sonrisa—, recuerda que comer muchos dulces te harán daño encima aumentará tu hiperactividad.

    —Estás subido de peso. No es bueno para la salud.

    Patch se detuvo, no pudo inflarse mucho más debido a que podría quedarse sin aire de modo que solo fijó los ojos sobre la kitsune. ¡Acaba de ofenderlo! De ninguna manera era una criatura obesa, solo estaba pachoncito lo que era muy diferente a estar gordo.

    —Y tú estás muy delgada, seguro que sin ese pelaje se te vería mucho más flacucha.

    Pero a la kitsune no le inmutó el comentario en lo absoluto porque para ello eso solo significaba que el bebé intentaba romper su paciencia, lo cual era bastante complejo para el pequeño. El grupo siguió caminando, aunque Bennet y Renamon cargaban con los paquetes para contrarrestar el peso y a su vez observaban cómo Patch mantenía su andar, señal de que no daría a torcer su decisión.

    El silencio se hizo inevitable, la voz a la que estaban acostumbrados se hizo incómodo. Porque estaba por demás claro que Isabelle se había adaptado al tono parlanchín por lo que al no oír la vocecilla de Tokomon se le hizo bastante extraño, ajeno.

    —Anda Patch—animó la peruana en un intento de llamar su atención—, no creo que sea para tanto como para alejarte de nosotros.

    Empero, el pequeñín no hizo caso, de hecho, ignoró por completo a la tierna voz de la chica.

    —Deberías dejar de malcriarlo—murmuró la kitsune sin despegar sus orbes azulados sobre el cuerpecito del bebé—; debe de aprender que no siempre se le cumplirán sus caprichos. Lo único que hacemos es enseñarle cómo debe comportarse.

    Tokomon ladeó la cabeza. Si sus ojos emanaran rayos, seguramente Renamon estaría electrocutada perdiendo su pelaje a la vez.

    — ¿Por qué no mejor te metes en tus asuntos, zorrita?

    Bien, ese bribón estaba pidiendo a gritos que las manos grandes de la kitsune le estamparan grandes y dolorosas nalgadas. Sin embargo, ella no era un Digimon salvaje, a no ser que Bennet estuviera en peligro; empero, lo que ese bebe no imaginó fue el oír a Isabelle en acceder la idea de la propia Renamon.

    Y toda la valentía de ese Tokomon mermó, sus ojos negros se agrandaron asustado y no pudo evitar flaquear en su andar. Renamon lo jaló de las orejas y, como si se tratara de un bebé, comenzó a darle palmadas en sus pompis.

    Uno, dos, tres. Dos más. Unos llantos. Disculpas entre gemidos y luego las patitas del pequeño tocaron el suelo. Sí. Esas palmadas le dolió hasta lo más profundo de su ser.

    — ¡Los odio, a las dos! —Gritó impotente ante el castigo que se le dio— ¡Ojalá desaparezcan!

    Huyó despavorido entre chillidos. La chica sintió un gran pesar por su idea, porque claramente fue a ella que se le ocurrió que la propia Renamon tomara medidas para corregir al pequeño.

    —Fui muy dura con él.

    —No, a mí se me pasó la mano.

    Bueno, en gran parte las dos poseían culpa de lo sucedió y por lo que, sin pensarlo dos veces, intentaron ir tras él cuando de repente la peruana tropezó. Sus piernas parecían quedarse inmóviles, sus manos soltaron el paquete y un ligero golpe en el pecho la hizo doblegarse. Sus ojos vieron visiones e imágenes borrosas y apenas, casi a lo lejos, logró oír el llamado de Renamon antes de que todo se desvaneciera.



    KiraKira
     
  4. Autor
    Kira

    Kira Speed Star

    Registrado:
    20 Abr 2006
    Mensajes:
    3,833
    Temas:
    314
    Calificaciones:
    +1,288 / -1
  5. Dimaria

    Dimaria God Soul: Chronos Moderador Diseñador Oficial

    Registrado:
    1 Oct 2011
    Mensajes:
    3,259
    Temas:
    195
    Calificaciones:
    +2,332 / -3
    La cabeza le rezumbó como si hubiera dado vueltas y vueltas en una montaña rusa, apenas pudo oír su propia respiración y el hecho de que su corazón palpitara en un ritmo pausado la llevó a imaginar que estaba en cama. Pero fue un error al tocar la fría base que le escarapeló el cuerpo como si se tratara de un evento tan paranormal, tanteó débilmente y abrió los ojos sin ver nada en absoluto.

    La habitación yacía a oscuras y sabía que ese no era su habitación.

    — ¿Renamon? —Llamó al sentir frio que caló sus huesos—. Renamon, Patch.

    Pero no oyó ni un sonido, ni siquiera logró encontrar su Digivice para poder iluminar el lugar, por lo menos deseó también encontrar sus anteojos para poder sentir un poco más cómoda. Se levantó con pesar y pudo darse cuenta de que no estaba precisamente en su cómoda propiedad; con temor empezó a buscar su D-arc pues por lo menos de esa manera intentaría sentirse más tranquila puesto cualquier problema sabía que Renamon llegaría su rescate.

    Sin embargo, las luces de los focos pegados a lo alto de la pared se prendieron de manera simultánea logrando que la chica arrugara la nariz y cerrara los ojos. De pronto, un portavoz colocado en un rincón de las paredes emitió un sonido que causó temor en la peruana.

    —Buenas noches, querida Tamer—pronunció en una extraña combinación electrónica, cosa que puso de pelos a la chica—. Te hayas en la vieja mansión donde su antiguo dueño nos regaló un hermoso escenario de juegos; como anfitrión puedo decirte que tu Digimon y tú tienen dos horas para escapar de la mansión o todo el lugar volará en mil pedazos.

    — ¿Qu-Qué dices?

    —El reloj está avanzando.

    Isabelle cayo de bruces muy asustada. Definitivamente estaba convencida de que se hallaba dentro de una pesadilla, una muy macabra pesadilla.



    Su olfato era infalible pero sabía que dentro de un perímetro establecido por un material que eliminaba hasta el aroma más potente…, bueno, le costaba mucho más trabajo en rastrear a su Tamer a toda costa. Cuando despertó supo que estaba en una trampa letal, y que esa televisión transmitió la locura de un Keramon, al cual le placía ver sufrir a los Tamers en su intento de sobrevivir a esa casa de juegos.

    La kitsune se apegó con fuerza a la pared tras darse cuenta que el camino no llevaba a ningún lado sino más bien guiarla a una jaula donde el piso parecía ser falso. Las ventanas estaban selladas y puertas que parecían contener cerraduras irrompibles logrando que la búsqueda se convirtiera en un campo de juego masivo.

    —¿Qué es eso? —musitó al ver un pequeño objeto que brillaba en el pasillo que iba directamente al tercer nivel. Renamon saltó a velocidad y cayó sobre sus patas—. Es el estuche de cartas y Digimemories de Izzy.

    Fue entonces que su temor creció mucho más puesto que se había confiado en esas horas de que la peruana estaría por lo menos segura con el equipo necesario como para defenderse, como para librarse de alguna trampa que la mansión podía manifestar. Cogió los objetos y corrió sin importarle pasar por encima del peligro.

    Ágilmente se escurrió de la trampa de las navajas aunque algunas rozaron su cola como para cortarle unos cuantos mechones de pelaje. Renamon golpeó las paredes con su técnica especial a tal punto que plasmó la marca de sus garras sobre el material.

    —Demonios, solo tengo dos opciones para salir de aquí—se agachó al recibir golpes causados por unos látigos de espinas que salieron desde el suelo de hierro—. Encontrar a ese Keramon o salvar a Isabelle. Cualquier cosa podría ocurrir aquí.

    Y fue rápidamente lo que pasó cuando dobló la esquina del corredor para dirigirse al último nivel de la casa, se dejó guiar pos sus instintos al darse cuenta que Bennet podría estar atrapada en ese lugar. La kitsune se detuvo al sentir un ligero dolor en la nuca, llevó una mano hacia la zona adolorida todo para darse cuenta que…, un dardo la hirió dejándola mareada en el pasillo.

    ¿Qué planes tenía ese Keramon?





    KiraKira
     
  6. Autor
    Kira

    Kira Speed Star

    Registrado:
    20 Abr 2006
    Mensajes:
    3,833
    Temas:
    314
    Calificaciones:
    +1,288 / -1
  7. Dimaria

    Dimaria God Soul: Chronos Moderador Diseñador Oficial

    Registrado:
    1 Oct 2011
    Mensajes:
    3,259
    Temas:
    195
    Calificaciones:
    +2,332 / -3
    Agitada yacía la pequeña de cabellos castaños, sus uñas parecían clavarse sin éxito alguno sobre la fría pared para intentar mantener la calma y el control de su situación. Había corrido, huido y esquivado las múltiples trampas que en el camino se le presentó con poco éxito. Sus mejillas yacían marcadas con las gotas de sangre que sus puños ensuciaron a la hora de quitarse un poco del polvo extraño que un conducto de aire emanó; Isabelle podía sentir el infernal dolor de cabeza que le amenazaba cada vez más a causa el problema en que se hallaba y que, desde luego, su Digimon no manifestó señales de vida

    — ¿De dónde salen tanta trampas? —Inquirió la chica cayendo de rodillas tras deslizarse para evitar una cuchilla larga que poseía un filo extraordinario—, lo peor de todo es que no sé cómo llegué aquí—se puso de pie torpemente, aguanto el gritito de dolor—. Renamon.

    Su voz casi se perdió como un eco en el pasillo de reforzamiento de hierro, casi podía oír la risa de ese Digimon a través de los portavoces pegados a las paredes, esa voz casi demoniaca le revolvió el estómago y deseó mucho tener el valor suficiente para correr y correr sin importar donde caer.

    Sin embargo, Bennet no contó que las paredes cambiaban de posición, fue cuando apoyó las manos y cayó de espaldas tras rotar por una de ellas. Dio un fuerte golpe en la cabeza perdiendo sus anteojos en el proceso, casi podía sentir que alguien se acercaba a ella.

    —A-Aléjate de mí—musitó sin poder componerse, no podía ver muy bien—, por favor.

    Gateó. Sabía, lo sentía, lo visualizaba con la poca luz esa silueta oscura que parecía no querer detenerse. Isabelle ya no sentía interés de pararse y correr por su vida, solo dejó que la risa del sujeto que la encerró inundara la habitación.

    *

    Sus ojos afilados manifestaron ira. Renamon siempre se caracterizó por mostrarse como un Digimon calmado y guardando la compostura, pero lamentablemente no pudo contenerse al ver manchas de sangre que se esparcieron por el caminito que al parecer daba hacia el ático de aquella mansión.

    Se agachó, intentó mentirse a sí misma de que ese aroma no pertenecía a su Tamer, pero la calidez y el olor a hierro característico de Bennet le revolvió el estómago. La kitsune supo que su amiga yacía herida en cualquier parte del castillo y que seguramente el vil Keramon estaría atormentando; para saber de qué no estaría en un laberinto, a ella se le ocurrió marcar con sus garras todas las paredes mientras corría, esquina tras esquina, voltear y perderse entre paredes, sabía que el aroma de Isabelle se expandía mucho más a tal punto que no sabía en qué dirección ir.

    “Trata de soportar Izzy. Iré por ti”, pensó tras llevar un rastro de sangre hacia su nariz. Estaba demasiada fresca como para testiguar de que ella se hallaba lo bastante cerca, pasó la mano libre por el estuche de cartas y Digimemories, estaba al tanto de que la peruana no poseía el Digivice o en todo caso la hubiera llamado por ese medio.

    ¿Cuál era la razón de Keramon para que los eligiera en un juego macabro? Era claro que esa criatura estaba mal de cabeza o que alguna historia muy mala se estancó como sombra del Digimon, pero le valía poco saber las intenciones de esa criatura puesto que su único interés era buscar a la chica.

    — ¿Dónde puede estar ese Digimon? —Se cuestionó tras limpiarse las garras contra la pared—. Izzy…—susurró tras olisquear el suelo, ella había huido despavoridamente. Tanteó el metal solo para empujar y dar vuelta tras una trampa—. Paredes movedizas.

    No cayó, simplemente se dejó guiar por ese perfume que Bennet adquirió en una promoción especial, tal vez para el día de su cumpleaños o sencillamente un momento en particular. Sin embargo, sus recuerdos se quedaron atrás al oír el gemido humano, en un rincón de la habitación pobremente iluminada pudo distinguir la silueta pequeña de una chica, su chica.

    Ella solo suplicó que la dejaran tranquila. Sí. Estaba aterrada y más con esa siniestra voz que seguramente era la de Keramon solo que un poco modificada con algún programa de edición.

    —Izzy, Izzy—susurró para calmar esos nervios que estaban a flor de piel. Lentamente se acercó a ella—. Soy yo, todo está bien.

    — ¿Renamon? —La voz entrecortada de la peruana remeció de culpa a la kitsune—. Oh, Renamon—se echó a los brazos de su Digimon—, creí que me habías abandonado. Me hace feliz tenerte conmigo por lo menos en este horrible lugar.

    —No, jamás voy abandonarte—frotó la espalda de la chica con suma suavidad—. Estás herida, debemos salir de aquí, tenemos dos horas para huir.

    — ¿Dónde estamos? ¿Por qué ese Digimon nos encerró?

    —No lo sé, pero es un Keramon y deduzco que su razón para traernos aquí es fomentar una batalla—se acuclilló y ayudó a que Bennet se subiera a su espalda—; debemos encontrar el Digivice.

    — ¿Patch estará aquí?

    —No he sentido su aroma, solo recuerdo que desaparecimos cuando él huyó hacia casa.

    —Tengo fe de que se halle con bien.

    Renamon supo que no había mucho tiempo en desperdiciar, debían de buscar una salida o por lo menos forzar una. Corrió con su Tamer a la espalda, la voz de ese Digimon se oía por toda la casa, no importaba hacia donde iban porque lo único que interesaba era hallar el D-Arc y el bolso de la muchacha.

    —Tic, tac, tic, tac—la burlona voz de Keramon se oyó por los oscuros pasillos. Por lo menos la visión de la kitsune era estupenda—, ¿qué esperan? El reloj marcará la hora y todo esto estallara, jajajaja.

    Pero Renamon ignoró el acoso de palabras por parte de ese rufián, tenía unas titánicas ganas de encontrarlo para acabar con su existencia pero no podía darse ese lujo, no con Isabelle herida sobre su espalda así que no tuvo más opción que seguir huyendo.

    No era estúpida, su audición y cerebro comenzaron a trabajar velozmente para hallar una salvación.

    —Re-Renamon—gimió la castaña, la kitsune se detuvo al sentir el cambio de temperatura de la chica—, no me siento bien.

    —Entiendo, tienes calentura—intentó girar la cabeza a la vez que sujetaba a la peruana—; no tengo idea de donde estamos. Tal vez en el primer plantel.

    —Hemos bajado, puedo recordar eso—las manos de la chica se aferraron al cuello de la kitsune—. Creo que en D-arc tiene una alarma, su reloj incorporado sonará a las 7: 00 p.m., lo configuré a esa hora para recordar la cena de Patch.

    Algo tan simple fue el detonante para llevar acabo la idea de Renamon, ya de por sí sabía que estaban de noche pero no exactamente la hora ni el tiempo transcurrido. Empero, ella se concentró, a lo lejos pudo oír sonidos de un timbre y efectivamente era el mismo tono del D-arc de su Tamer. Corrió a gran escala, estaba demasiado cerca, justo doblando la esquina luego de cruzar varias recamaras con trampas no tan mortíferas. Renamon golpeó de una patada una recamara donde pudo ver el Digivice.

    — ¿Ya piensan marcharse? —La voz electrónica de Keramon no intimidó al equipo—. Si todavía comenzará el juego.

    —Vamos Izzy, puedes usar alguna Digimemory o hazme evolucionar.

    —No creo que pueda exigirte más—tontamente cogió su D-arc y un Digimemory—. Bien, esto será de ayuda.

    —Sin importar donde estemos, quédate conmigo.

    Entonces, las voces dejaron de emitirse, Renamon sospecho que Keramon las enfrentarían pero Isabelle usó a Greymon para destruir un pedazo de pared con el Mega Flame, crear una ruta de escape y aprovechar el caos que se creó. Keramon se quedó fijo observando todo con esos enormes ojos verdosos, sus brazos larguchos golpearon al holograma del reptil.

    —Ah, y yo que deseaba divertirme un poco más.

    Y a una distancia prudente, Renamon había decidió adoptar su apariencia adulta llevando consigo a su amiga inconsciente. Sabía que no estaban tan cerca de casa por lo que esperaba llegar lo más pronto posible para que la peruana pudiera descansar y olvidar el mal día.

    Gracias a una pequeñísima suerte pudieron salir con vida, lastimadas, pero aun oyendo latir el corazón de cada una.



    Listo KiraKira
     
  8. Autor
    Kira

    Kira Speed Star

    Registrado:
    20 Abr 2006
    Mensajes:
    3,833
    Temas:
    314
    Calificaciones:
    +1,288 / -1
    DimariaDimaria todo en orden con tu crónica, lamento la tardanza o/

    MasaruMasaru
     
  9. Masaru

    Masaru ~ Supermoderador

    Registrado:
    21 Oct 2005
    Mensajes:
    12,939
    Temas:
    995
    Calificaciones:
    +4,054 / -2
    Pagas y app otorgadas
    [​IMG]
     
Estado del tema:
Cerrado para nuevas respuestas

Compartir esta página