Original Fic M/M Grow And Live (Furry/Yiff)( Cap 174 Final alternativo Forrest)

Tema en 'Fanfics y Roles Furry/Yiff' iniciado por Yael93, 25 Abr 2014.

  1. wolfman G.

    wolfman G. eres mi felicidad y no lo sabes

    Registrado:
    21 Oct 2017
    Mensajes:
    53
    Temas:
    0
    Calificaciones:
    +73
    eso no se vale....
     
  2. Hayden king of darkness

    Hayden king of darkness Rey de la oscuridad y mas alla

    Registrado:
    22 Jun 2018
    Mensajes:
    62
    Temas:
    2
    Calificaciones:
    +38
    ¿Y si te ofrendo con postres de chocolate y entre ellos pastel de chocolate y Snickers?
     
  3. Autor
    Yael93

    Yael93 Nadie Huye De Las Sombras

    Registrado:
    21 Abr 2014
    Mensajes:
    1,725
    Temas:
    21
    Calificaciones:
    +5,255
    Capitulo 176 Ojos que no ven...


    Me había levantando temprano debido a que tengo que prepararle el desayuno a Forrest, hubiera preferido no hacerlo pero tengo que hacerle de comer a mi venadote si no se comprara basura de fuera y tiene que comer todo lo que le preparo, mientras Forrest se bañaba vestía y arreglaba esa maravillosa barba yo preparaba hot cakes, huevos revueltos, jamón, y café, mucha comida en general, Ian salió de su habitación, se veía aun adormilado pero se sentó en la mesa a desayunar, tallaba su cara

    - ¿quieres tu café dragoncito? -

    -por favor…me hace bastante falta…-

    Le serví una taza de café con dos de azúcar y leche, un plato de hot cakes con huevos revueltos, jamón, inhalo el vapor que salía del palto y tomando y tomo su taza de café, yo regrese a servirle un plato grande a mi venadote

    -muy gracioso…-

    - ¿Qué es gracioso? -

    Volta a verlo y me miro seriamente

    -el café-

    Me le quede mirando a la taza un rato

    -que sentido del humor tan simple-

    -le pusiste sal a mi café-

    -estas loco, tu lengua ya no reacciona-

    -Entonces pruébalo-

    Fui a la mesa y tomé su taza, di un sorbo y en efecto el café estaba salado, era asqueroso, escupí el café en la taza y la vacié en el lavabo

    - ¡Agh qué asco! Yo no haría esto, no gastaría café para hacerte una broma, mejor te pongo hielos en la espalda-

    - ¿Cómo puedas siquiera confundir la sal y el azúcar, no son iguales-

    -Pues mira-

    Le señale con mi pata la encimera de la cocina

    -me cambiaron de lugar los envases, yo preparo las cosas por costumbre, ya ni me fijo-

    -esa es la excusa más estúpida que me has dicho-

    -es simple rutina para que me voy a fijar en preparar un café, llevo preparando si el desayuno desde que vivimos aquí y no es siquiera un año, son muchos-

    Prepare otra taza de café para Ian esta vez verificando que usara azúcar y volviendo a acomodar el azúcar en su lugar, Forrest entro al comedor viéndose bastante guapo, iba bastante formal con una camisa de manga larga de color salmón, una corbata azul cielo, un pantalón de vestir gris y un maletín con sus papeles para su entrevista de trabajo, su maravillosa barba perfectamente delineada y su cabello peinado con un pequeño fleco hacia atrás, fui hacia el tomándolo de la corbata y besándolo en los labios acariciando su barba

    -el desayuno ya está venadote, desayuna rápido para que no se te haga tarde-

    -muy bien zorrito, deséame suerte-

    -mucha suerte, y usa tus gafas en la entrevista, tienes mas probabilidad de ser contratado si las usas-

    -y si no… déjalas al zorro, a ver si se fija mas cuando hace las cosas-

    -si no me vuelven a mover la sal o el azúcar de su lugar ya no me equivoco, come rápido venadote que se te hará tarde-

    -ey no me presiones la comida se tiene que disfrutar-

    -no cuando tienes solo veinte minutos para comer y salir venadote-

    - ¡¿veinte minutos?! ¡Rayos! Casi no tengo tiempo-

    Se sentó en la mesa y empezó a comer tan rápido, como pudo sin ahogare nuevamente ni mancharse y claro disfrutando la comida, Ian igualmente como pero más tranquilo yo me fui a mi habitación para arreglarme, aun no tenia escuela pero si tenia que trabajar, ha había pedido muchos días de descanso para estar con la familia, si faltaba más días aunque sea con el permiso de mi jefe posiblemente me regañaría y rebajaría mi sueldo del mes un poco, eso no es bueno, poco sueldo quiere decir menos dinero para comida para mi venadote o para ropa, si tengo comida para mi venadote tengo sexo asegurado, si tengo ropa de temporada igualmente tendré sexo con mi venadote pero me veré bellísimo, Sali rápidamente de la habitación y tome mi café acompañado de Forrest pero cuando el termino su desayuno al menos gran parte de el se fue rápidamente despidiéndose de Ian y de mí, Ian se fue a su habitación a arreglarse y yo termine un par de hot cakes con miel y mantequilla y me fui al trabajo, al menos lo bueno de las vacaciones es que podría ir al trabajo temprano y salir más temprano mientras cubría mi horario. La tarde en el trabajo fue normal, no era muy agobiante como cuando es invierno ni tan aburrida como cuando es primavera, las lluvias de verano atraían un poco de gente, la suficiente para tener ganancias pero no tanta para no atrofiarnos con tantos pedidos, esos eran buenos días, después de terminar unas ordenes de galletas, pastisetas, panes y panques tuve que ir a la caja mientras mis compañeros mesereaban un poco y limpiaban las mesas, algunos clientes pasaban a la caja y hacían sus pedidos, tenía que buscar en nuestra tabla de precios el precio de cada cosa, no pueden esperar de verdad que recuerde el precio de todo lo que preparo, mi memoria ya era mala y tengo prioridades prefiero recordar como combinar una camisa Armani color salmón que el precio del café de la cafetería donde trabajo, me tardaba un poco en buscar el producto y ver el precio, las letras eran demasiado pequeñas y el precio estaba algo borroso, hubiera sido mejor que pusieran una tabla en la computadora y no en una hoja de papel, es más fácil poner ctrl B y escribir lo que deseo a pasar un par de minutos regresar atrás para saber si me pase o no el maldito precio el late y una dona y como si la cosa no estuviera bastante jodida tenia a mi jefe atrás de mi

    -los clientes están esperando Sua…-

    -estoy buscando el precio de la dona de chocolate con almendras-

    Me miraba cruzado de brazos, me quito la tabla de la mano y me la puso enfrente de la cara señalándome con su índice donde estaba, le cobre al cliente y paso el otro, el momento se repitió, nuevamente comencé a buscar cuanto costaba el irlandés con un muffin y casi sentía como mi jefe me regañaba en su cabeza, tomo la tabla otra vez diciéndome el dónde estaba qué cosa

    -no se si no vez o solo quieres que haga tu trabajo-

    -no es mi culpa, esa tabla esta muy borrosa y vieja, casi no distingo letras, ¿Por qué no ponen la tabla en la pantalla de la computadora? -

    -la tabla esta clara, incluso yo que tengo lentes lo puedo leer, deberías conseguirte unos-

    -no necesito lentes, solo mi propia tabla mas bonita decorada nueva y clara, nada más-

    se me quedo mirando cruzado de brazos enchuecando su boca

    -mejor regresa a la cocina, no quiero que cobres de más o menos-

    -debería de poner una tabla en la computadora mejor-

    -mejor vete consiguiéndote unos lentes, no culpes la tabla por tu mala vista-

    -mis ojos son buenos su tabla esta vieja borrosa y no es clara-

    -no voy a seguir discutiendo contigo Sua, consíguete unos lentes o yo te pondré los míos y estarás con ellos todo el día-

    -pero…-

    -nada de reproches, prepara mas panque y roles de canela-

    -pero… no es mi...-

    -dije que nada de reproches, no me hagas donar tu parte de las propinas a la caridad-

    -estúpida caridad…está bien….

    Fui a la cocina y empecé a preparar lo que él me había pedido también cuando todo estaba en el horno me tome la libertad de comenzar a limpiar para que cuando fuera mi hora de salida saliera aún más rápido, limpiar harina, azúcar glas, guardar algunas cosas en la nevera, limpiar charolas etc., cuando saque los parquecitos y los roles solo tenia que cortarlos y ponerlos en los estantes de afuera para que estuvieran listos para su venta, consumo y defecación, posterior mente pude irme nuevamente a mi casa aún más temprano ya que había terminado algunas cosas antes y no me querían en la caja, para mi fue como un buen día, pase al mercado a comprar algunas cosas para la cena, algunas verduras, carne, embutidos, después de ahí tome un taxi y me fui directamente a casa, fue muy agradable llegar al departamento y ver que aún había luz de día en casa, no porque así pudiera ahorrar más electricidad si no porque significa que Sali realmente temprano, mas tiempo para vagar, lo primero que hice fue ponerme algo más cómodo y quitarme los tenis, me relaje en el sofá tomando una deliciosa coca y después algo de limpieza, mas que nada acomodar mi habitación que aún había cosas de forres regadas por todo el cuarto, acomode mi ropero y closet para tener mismo espacio, guardando su ropa, acomodando sus recuerdos de viajes, algunos juguetitos, fotografías, y conectando sus videojuegos en la sala para cuando quiera jugarlo, seguir desempacando sus maletas y hacer que su mudanza fuera completamente oficial, desempacar el ultimo objeto que tenia en su equipaje, cuando comenzó a oscurecerse empecé a preparar la cena, tenia en mente una deliciosa sopa que hacia tiempo que no preparaba una, con las lluvias y el constante fresco que hacía seguro a Ian y Forrest le gustaría mucho, ponía algo de pollo a cocer con algunos vegetales, y condimentos, consomé y sal, algo de arroz y sándwich de helado casero, el primero en llegar fue Ian

    - ¿Qué haces tan temprano en asa? ¿Te corrieron? -

    -más o menos Sali temprano porque solo tuve turno en cocina y no en caja-

    - ¿teme que te robes el dinero para comprarte tu ropa de marca?

    -no, dice que no estaré en caja hasta que no me consigo unos malditos lentes, como si fuera mi culpa no ver la tabla de precios, esta vieja borrosa y manchada, es más fácil pasarlo a la computadora que tener un papel viejo-

    -interesante, el zorro necesita lentes, te estas quedando ciego-

    -no deberían de culparme solo porque modifiquen mi estilo de vida, soy un ser de costumbres, si modifican mi entorno habrá caos un tiempo-

    -claro, puras excusas, huele bien, ¿Qué cocinas? -

    -sopa de pollo con verduras, arroz, y hay un sándwich de helado en el congelador-

    -excelente, me vendría bien una sopa caliente ahora con las lluvias-

    La puerta de la casa se abrió repentinamente y el venadote entro, se veía feliz y animado, saludo a Ian y se acercó a mi besándome en los labios-

    -huele muy rico zorrito, ¿le falta mucho? Tengo mucha hambre y traigo noticias-

    -normalmente diría que no y que vayas a sentar, pero como eres mi venadote guapote solo un poco mas que hierva y serviré la sopa-

    Forrest sonrió besándome sonoramente la mejilla, Ian paso de largo de nosotros y se acerco a olla de la sopa, tomo una cuchara y la probo, pude haberlo golpeado por probarlo sin mi permiso, pero es difícil ponerse de malas cuando tengo una barba de venadote en mi cara picándome, amo demasiado la barba del venadote

    -Sua, sé que te molesta que critique tu comida, pero tu sopa esta…-

    - ¿se saló? -

    -de hecho, todo lo contrario…está muy dulce…

    -no jodas…-

    -zorrito…esa boca…-

    -no chinges puta mames-

    Repentinamente Forrest me dio una nalgada mirándome molesto, yo sobe mi trasero riéndome un poco y fui a la olla, tome la cuchara y tomando un poco soplando constantemente para temblarla de una probada, estaba dulce, muy dulce

    -y… ¿aun crees que no necesitas los lentes? -

    Voltee a mirar la sal y el azúcar y nuevamente estaban cambiadas de lugar

    - ¿Quién putas madres cambio de lugar el azúcar y la sal? -

    -uhm… ¿estaban en orden?, creí que solo estaban ahí así que…acomodé las cosas por… nombre del abecedario…empezando por el azúcar-

    -no es posible que confundas la sal y el azúcar Sua, no son nada iguales, ¿Cómo no te das cuenta?, la sal es mas blanca que el azúcar y más fina-

    -ambas son pequeños granos blancos no me fijo por apariencia si no por lugar donde YO los acomode-

    -perdona, pero eso es invalido para ti, para alguien que se la paso regañándome por no saber la diferencia de celeste y turquesa como es que no distingues el blanco de la sal y el azúcar-

    -por que no me fijo, solo los tomo-

    -claro, necesitas lentes Sua-

    -no necesito lentes mientras dejen de moverme las cosas de lugar-

    -tu jefe te pidió que usaras lentes-

    -necesito otra tabla de precios no necesito lentes-

    -zorrito… sinceramente… has estado cometiendo muchos descuidos así, desde el ultimo día en la casa de tus padres, ¿seguro que no necesitas? -

    -no venadote, no necesito, siempre he sido distraído y descuidado eso no es ninguna novedad-

    -por el bien de todos nosotros será mejor que vayas a un oculista y te consigas unos lentes-

    -dije que no y deja de molestarme con eso, tengo que preparar otra maldita sopa-

    Saque las verduras del caldo dulce y puse otra olla con consomé y esta vez si me aseguro de ponerle sal, incluso le probé, deje que hirviera un rato antes de agregarle el pollo y verduras para que no se sobrecosieran, el venadote estaba mirando el caldo ansioso abrazándome por la espalda, yo le daba de comer algunas zanahorias peladas y en juliana mientras esperaba a que la sopa estuviera lista. No tomo mas de diez minutos todo estuviera listo, estaba a punto de servir tres platos cuando el dragón vino a la cocina nuevamente, mostrándome dos trozos de tela

    -muy bien zorro, veamos, si de verdad no necesitas lentes pasaras una de tres pruebas, primera prueba, una tela pertenece a la cortina celeste de la sala y otro pedazo pertenece a tu suéter turquesa-

    - ¿¡cortaste mi suéter y mis cortinas?!-

    -claro que no son las pequeñas muestras de tela que dan para ver si no se daña en la lavadora, que bueno que no tiras nada de eso para saber si combina o no con algo, maldito enfermo, adivina cual es el celeste y cuál es el turquesa-

    Me iba a cercar para ver los trozos y el dio un paso hacia atrás-

    -no, desde ahí diferéncialos-

    -sabes que Ian, jodete, no necesito lentes-

    -lo vas a dejar así Forrest, te imaginas que pasaría si por no ver bien lo atropellan, con lo terco que es posible que hasta termine en prisión por no leer una prohibición-

    Forrest se quedó viéndome seriamente

    -venadote no seas paranoico, no va a pasar.

    -confío en ti zorrito…pero…porque solo no… le dejas claro entonces jeje…-

    -gracias idiota, ahora mi venado esta paranoico-

    -solo me preocupo por ti-

    Me quede mirando los trozos de tela un momento-

    -el de la izquierda es el turquesa, el de la derecha celeste-

    el dragón dio una sonrisa mostrando la tela un poco más de cerca-

    -error, el de la derecha es de tu suéter turquesa, el de la izquierda de las cortinas celeste-

    -igualmente no se puede distinguir bien porque no hay mucha luz, la sombra y luz irregular lo complica más-

    Ian dio un gruñido enchuecando su boca, dejo la tela en las encimeras de la cocina y saco unas hojitas de papel de su bolsillo-

    -bien te lo pasare esa, pero este si la fallas iras por unos lentes-

    -tu puta madre-

    nuevamente Forrest me dio una nalgada mirándome enojado

    - ¿Qué dice aquí? -

    Mire le papel de lejos, de verdad lo veía borroso, no alcanzaba a leer muy bien lo que decía, solo sé que tenía “orro” me incline un poco, pero Ian solo me miro negando con la cabeza y sonriendo-

    - ¿qué dice Sua? -

    -
    Zorro-

    -Forrest, ¿podrías ponerte tus lentes y decirle al zorro ciego que dice? -

    El venadote saco sus gafas y se inclino un poco hacia el papel desde casi mí misma distancia-

    -zorrito… dice “gorro”-

    - ¿es mi culpa que el dragón tenga pésima ortografía y no escriba con mejor claridad?, obvio con lentes tu vera mejor que nadie-

    Dio otro gruñido ian y saco otro papel-

    - ¿Qué dice aquí? -

    igualmente me costaba ver, la letra era pequeña, fea e irregular-

    -Huevo-

    -Forrest-

    -zorrito, dice Nuevo-

    -la H y la N son casi iguales no las definió bien-

    Una ves mas saco otra hojita de papel con algo escrito

    -ultima, ¿Qué dice aquí? -

    Vi la palabra y contesta rápidamente, no me cuestione mucho

    -Idiota-

    -Forrest…-

    -Idioma-

    -no, te estaba llamando a ti Idiota, no estaba leyendo nada

    El dragón se me quedo mirando negando con la cabeza, mientras se iba con las cosas de su estúpida prueba, en tanto a mi me puse a servir los platos de sopa

    -zorrito… ¿quieres que vayamos al oculista? -

    -Forrest, enserio, no empieces-

    - ¿hace cuando que no puedes leer bien? -

    -Forrest de verdad, no empieces con tus paranoias, yo no…-

    se me quedo viéndome seriamente enchuecando su boca, con barba ya no se veía tan sexy, parecía que me quitaría la cartera y me daría un navajazo

    -llevo dos meses, no he podido jugar bien WoW, no alcanzo leer las misiones de los personajes, por eso he estado equivocándome tanto cuando ten enviaba mensajes, no era el auto corrector, ¿feliz? -

    - ¿Por qué no me lo dijiste? Pudimos haber ido al oculista desde hace tiempo, ya tendrías los lentes-

    -porque no quiero usar lentes, no me gustan, en ti se te ven bien, me encanta como te ves con lentes, cuando te los veo puestos quiero comerme tu…-

    me cerro el hocico rápidamente

    -no, ahora no empieces con eso, los necesitas Sua, no puedes arriesgarte a no ver ni leer bien solo por que no te gusta, además, eres muy lindo, te verdes aún más lindo con ellos, serás el zorrito más hermoso e inteligente-

    -mis ojos pertenecen al mundo, te pertenecen a ti, no deben estar atrás de dos vitrinas-

    -tu me perteneces y quiero que estés bien, no quiero que te pase nada malo, el fin de semana iremos al oculista, que te hagan el examen de la vista y veremos que lentes necesitas-

    -no, no quiero lentes, no me gustan los lentes-

    -no te lo estaba proponiendo mi amor, dije VAMOS no “si quieres” eres mi zorrito lindo bello y te cuidare hasta de ti mismo-

    -no Forrest, no lo voy hacer y mejor que no te ilusiones mucho-

    Me beso en la mejilla y tomo el plato de sopa de mis patas

    -lo siento mi zorrito, mañana hare la cita para el fin de semana, iremos por que iremos te guste o no, puede que no siempre sea muy seguro de mí mismo, pero cuando me preocupas hare todo porque estés bien-

    -no Forrest-

    -ya te dije, así que no tengo mas que decir, comamos, tengo mucha hambre y tengo mucho que contarles-

    Servi el resto de las sopas, ian sirvió las bebidas y nos sentamos a comer, el empezó a comer rápidamente, nunca aguanta el hambre el venadote, manchando su barba de caldo, tome una servilleta limpiándola, el solo me sonrió y me tomo de la mano apretándola

    -ya tengo trabajo-

    - ¿enserio?, eso es genial venadote-

    - ¿de que trabajas? Y recuérdame… ¿Qué estudiaste? -

    -Ecología, soy coordinador de seguridad e higiene en una fábrica-

    -y… un coordinador hace…-

    -Básicamente yo tengo que hacer un plan para que todos sigan las normas de seguridad e higiene, tanto para los empleados como para el trabajo el medio ambiente, no generar tantos residuos contaminantes-

    -eso es genial venadote, y no esperaste mucho tiempo, solo fue una semana a lo mucho-

    -si, en realidad… desde que estábamos en la casa de tus padres estaba buscando trabajo ahí, solo… por si no se arreglaba nada con mis papas, encontré varias cosas-

    - ¿Cuándo inicias? -

    -el lunes empieza mi capacitación, estaré dos semanas así con la mitad de salario ya que no trabajare el horario completo, así que… tengo tiempo de llevar a mi zorrito al oculista-

    -no voy a ir a ningún maldito lugar-

    -vamos a ir quieras o no-

    Seguimos comiendo la sopa, nos servimos un plato mas todos y luego me serví el postre, a ellos no por que no se lo merecían, solo hice un sándwich de helado grande en vano, después de la comida lave los platos para que no se me juntaras al día siguiente, si eso pasaba me daría mas flojera y al final de la semana estarían todos los platos sucios y nadie los iba a querer lavar, después me fui a perder un rato en internet, era muy tarde para jugar algo, solo me quede viendo algunos videos, revisando redes sociales y buscando recetas para una próxima comida, siempre me faltan ideas de que puedo cocinar después, Forrest entro a la habitación dando unas cuantas palmadas en su estomago y me abrazo por la espalda besando mi mejilla

    -me encanta tu comida zorrita, eres el mejor, amo las galletas con helado-

    -tu no debías de comer el postre, estas castigado-

    -zorrito, no puedes castigarme solo por que no quieres usar lentes-

    -si, si puedo, yo lo prepare y decido quien come y quien no-

    -Sua, los necesitas, digas lo que digas los necesitas, si fuerzas más tu vista será peor y necesitaras ciruja, eso es más costoso-

    -no quiero usar lentes, mis ojos están para el mundo, no para dos vitrinas-

    -tus ojos son míos, al igual que el resto zorrito lindo y malo, los tengo que proteger-

    -no soy de nadie, solo me pertenezco a mi-

    Forrest se rio abrazándome fuertemente

    -no, ahora si eres mi zorrito lindo y bello, solo mi zorrito y serás más mío cuando te del anillo-

    -o lentes o anillo, las dos cosas no-

    -Sua, esto no es negociable, vas a usar lentes, vas a usar anillo…en cuanto lo compre…pero antes la casa, zorrito, por favor… no es tan malo-

    - ¿si tu no los usa por que yo tengo que usarlos? -

    Se quedó callado

    -pero…pero yo ya estoy acostumbrado, no he tenido tantos problemas y cuando es realmente necesario los uso-

    -de eso nada, no es justo, me quieres obligar a usar lentes y tu no usas los tuyos-

    El venadote dio un largo suspiro recargándose en mi hombro

    -esta bien, si yo uso mis lentes diarios, ¿usaras tus lentes? -

    - ¡no! ¡No quiero usar! -

    -zorrito no voy a discutir esto, vas a usar lentes por tu bien, a mi si me preocupa que no veas bien-

    Venado Feo…-

    -Sua… no digas eso… zorrito-

    me tomo de las patas jalándome a la cama y me sentó en sus piernas, abrazándome fuertemente besando repetidamente mi mejilla

    -zorrito…es por tu bien, te verás muy lindo con lentes, de verdad que si…-

    -no quiero usarlos…no quiero tener lentes…-

    -no será tan malo, ya lo veras-

    Me levante de sus piernas yendo del otro lado de la cama para ponerme la pijama-

    -venadote malo y feo…-

    -Sua…zorrito…no digas eso…-

    Entre a la cama y me arrope dándole la espalda

    -ya no te quiero-

    -¡Sua! ¡No digas eso...zorrito… por favor…-

    Forrest su subió a la cama y se dejo caer sobre mi abrazándome y besando mi mejilla repetidamente, yo solo lo empujaba y me cubría con la cobija

    -mi amor… solo quiero cuidarte, ahora solo fueron pequeños descuidos, pero puede pasar algo realmente malo si no usas lentes…-

    -no quiero lentes… no me gustan, a ti se te ven muy bien, pero yo no, yo no quiero-

    -Sua…mi amor…no te enojes…-

    -venadote malo y feo…-

    - ¡Sua basta!, solo lo dices por que sabes que me pone mal que digas eso…-

    No dije nada, solo me recosté en la cama dándole la espalda, soltó un gruñido y se dejo caer sobre mi aplastándome

    - ¡vamos a que te hagan un examen por tu bien, y no me importa lo que digas! -

    -eso ya lo sé… nunca te importo lo que yo digo, si no fuera por mi comida…-

    Comenzó a golpearme con la almohada

    - ¡Eres un…Zorro! ¡Desgra…Malo! ¡es por tu bien! Nunca te preocupas por ti mismo, casi no comes, a veces no dormías, cuando te enfermabas olvidabas tomar la medicina y comías helado y coca con hielo, si yo no te cuido mi zorrito se me va a ir! -

    -si… si me muero quien te cocinara…-

    - ¡Pues para tu información no me importa la comida! aunque no me creas te amo y mucho, no quiero que tengas un accidente por no ver bien, ¡eres distraído y sin ver claro podrías hacerte daño!, aunque yo ya no sé si tu realmente me amas-

    -si no te amara jamás te hubiera escogido, no hubiera estado pensando en ti durante ocho años –

    Se quedo callado y regreso a abrazarme fuertemente, mordió mi oreja jalándola un poco

    -solo…no quiero que te pase nada, yo me tarde en acostumbrar a no usarlos, aunque la tenía y si tuve unos accidentes, solo fueron caídas y golpes, yo no quiero que tu te golpees o caiga, por muy simple que sea no quiero-

    -yo no quiero usar lentes-

    Se quito de mi acostándose en la cama gruñendo

    -Ugh… me rindo… descansa mi amor, duerme bien-

    Beso mi mejilla y se preparo el para dormir, se puso el pijama y entro a la cama, me di la vuelta para abrazarlo y recostarme en su pecho, metí mi pata a su pantalón y ropa interior acariciando sus bolas, soltó un muuuy largo suspiro

    - ¿enserio Sua? -

    -agradece que no te dejare como acero-

    -esto no cambia nada, iremos al oculista-

    Comencé a masturbarlo suavemente, detuvo mi pata sobre todas las mantas mientras soltaba unos suspiros acostándose

    -Sua enserio…no me voy a retractar, no está a discusión-

    Al final termine ordeñando al venado, lo admito, la leche de venado siempre me pone de buen humor, y el venado también lo estaba, dormimos como de costumbre y continuamos con nuestras vidas como si no fuera a pasar lo del oculista, porque así será, no iba a ocurrir nunca no iría por nada del mundo. Al día siguiente no paso mucho en realidad, me fui al trabajo temprano, me pase toda la tarde preparando galletas tartas pasteles y panes ya que mi jefe no quiere ponerme en caja y me alivia mucho eso, al final de mi turno regresaba a casa, pasaba la tarde con mi venadote, charlábamos nos besábamos, lo manoseaba y el me regañaba diciéndome que dejara de “endurecerlo” y después de eso preparaba la cena, tuve que cambiar de sitio las cosas para que dejaran de cambiármelas de sitio, por lo que no hubo mas errores, pude preparar las carnes saladas, los cafés y postres dulces, luego de las cena fui un rato de ocio en internet y solo para molestar a mi venadote lo “bebí” otra vez, sencillamente me encanta ver su cara roja, oír sus gemidos y el sabor de mi venadote es delicioso y para resumir el resto de la semana fue igual, trabajo, pasar el tiempo con Forrest, limpieza del hogar, preparar la cena, abusar del venadote, una semana genial, era domingo y casi terminaba la semana, me preparaba para el trabajo, lleva mi mochila y mi abrigo, me despedí de mi venadote y antes de siquiera me acercara a la puerta, me quito la mochila dejándola cerca del perchero, y me tomo de la muñeca

    -ya nos vamos ian, regresamos en un rato-

    - ¿adónde vamos? -

    -muy bien, mucha suerte con eso-

    Me saco de la casa cerrando la puerta, me sostenía firmemente de la muñeca

    -Forrest, tengo que ir a trabajar, dejaste mi mochila adentro-

    -le hablé a tu jefe, le pedí permiso para llevarte al oculista, me dijo que si, que hace días te dijo que usaras lentes y que no lo has hecho-

    -por que no quiero, te dije que no quiero ir a eso-

    -Sua, ya te dije que vamos a ir quieras o no, no está a discusión-

    Intente zafarle mi muñeca, me tenia fuertemente aferrado a mi y me fue arrastrando por el pasillo del edificio

    -Forrest, te dije que no quiero, no me importa si veo borroso o no, no me gustan los lentes-

    -Sua, de verdad, deja de pelear, no te voy a dejar así, deja de resistirte-

    -Forrest…no quiero ir…-

    -Sua… por favor…no te voy a dejar así…deja de pelear por favor, no los usaras siempre, solo…en ocasiones-

    - ¡no me gustan los lentes, no los voy a usar! Solo perderemos tiempo y dinero-

    -Sua deja de comportarte como un niño, ese es mi trabajo y deja de resistir, vamos a ir y no se diga más! -

    Seguí jalándome intentando quitarle mi brazo a Forrest, pero me jalaba cada vez mas al ascensor, no creo que deba repetir el hecho de que mi fuerza no es mi mayor atributo, sin mencionar que mi resistencia no es la mejor de todas, entramos al ascensor y no me soltaba, no aflojaba su mano en mi muñeca

    -zorrito, por una vez en tu vida, en nuestra vida, hazme caso, por favor…no me gusta pelear contigo, solo vamos, será rápido-

    - ¿Por qué no entiendes que no quiero lentes? No me gustan, no quiero usarlos, tu te ves bien, yo no me voy a ver bien, por nada del mundo los voy a usar-

    dio un largo suspiro Forrest tallando su cara con su otro brazo y cuando bajamos del ascensor fuimos a la calle, estuvo buscando taxi unos minutos mientras intentaba zafarlo de mi muñeca, nos subimos a un taxi y le pidió que nos llevara a una calle en específica, ni siquiera en ese momento me soltó de la muñeca, el taxi estuvo conduciendo unos quince minutos hasta que se detuvo, le pago al taxi con un billete y me saco a jalones del auto, caminamos unos metros por acera y entramos a una oculista, se veían varios lentes, estuches, imágenes de ojos, lentes de contactos, problemas de la vista etc., nos acercamos al mostrador donde había un murciélago del otro lado, quería reírme, era algo irónico

    -Buenas tardes, hice una cita antier-

    -ah, claro, un examen de la vista, pasen por acá por favor-

    Forrest me jalo y seguimos al murciélago a la parte trasera donde había una maquina extraña, el venadote, ya que estaba en PUTO lugar no me quedaba mas que tomar el PUTO examen, me senté en un banco donde estaba una maquina extraña, me pusieron gotas para los ojos que me hizo ver aun mas borroso pero fue un rato, puse mi cabeza en aquella maquina extraña que dijo su nombre pero se me olvido rápidamente, era algo científico esos nombres raros nunca se me van a grabar en la cabeza, digo que tenia los ojos algo irritados y que si pasaba mucho tiempo en la computadora, era obvio que sí, computadora y teléfono , como vivir sin ese par, después de ese examen me hicieron ese que siempre te ponen en la escuela, un examen de visión según dijo el murciélago, me piso me dio una especie de cuchara negra para cubrirme un ojo y decir la letra que se veía en aquella lamina de la pared, fui diciendo cada letra, pero en la cuarta fila comencé a perder visión, ya no lograba entender, ni con un ojo ni con el otro lo descifraba, salimos de la parte trasera, dijo que mis ojos estaban ligeramente dañados y cansados, bastante irritados y que necesitaría usar gotas para mantenerlos hidratados, hasta ahí no me parecía nada de malo, luego abrió su PUTA boca para decir que unos lentes para vista cansada podría ayudarme a evitar un daño severo, mostro los productos que necesitaría posiblemente, las gotas y unas gafas

    -las gotas son dos cada seis horas y las gafas son de graduación 4, son para vista cansada, úsalos cuando estés en la computadora y el teléfono, en situaciones en los que tengas que forzar la vista, si después de un tiempo tu vista no mejora entonces tendrás que usar unas gafas-

    No era lo que yo quería escuchar pero al menos posiblemente no tengo que usar lentes por el resto de mi vida, el murciélago nos preguntó que si queríamos llevar algo de lo que nos ofreció, le iba a decir que no pero Forrest saco su tarjeta y pidió todo lo que necesitara, , tomo las gotas y busco unos lentes de mi tamaño para que los usara, las puso en una bolsa con el logotipo de la oculista y le cobre a Forrest, no debería malgastar su dinero si apenas tendrá trabajo, tomo la bolsa el venadote y nos salimos de la tienda

    -no te enojes zorrito, puede que no sea tan malo, solo serán unas gotas y usaras los lentes cuando tengas la vista cansada, nada mas no tienes que…-

    ni me moleste en voltearlo a ver, solo camine seguido buscando un taxi para que nos fuéramos de regreso a casa, pare un taxi y nos subimos, intentaba tomarme de la pata pero nunca se las di, le di la dirección del departamento y nos fuimos otro rato en silencio en el auto, nuevamente otros quince minutos de silencio ensordecedor, bueno, salvo por la música del taxi que me provoco más infecciones venéreas y auditivas que un laboratorio de enfermedades y bacterias, conductor latino tenia que tocarme para poner a bad bunny, como si mi vista no estuviera suficienmente dañada ahora dañan mis oídos, fue un casi alivio bajar del taxi y subir a mi casa, mi dulce casa, ya que no iba a ir al trabajo pude vagar como si nada tenia que disfrutarlo antes de entrar nuevamente a la universidad, me puse la pijama nuevamente, me tire en el sofá con mis Snikers y mi coca y me puse a ver mi teléfono a desperdiciar valioso tiempo que nunca en mi vida podría recuperar, el venadote se sentó a mi lado con la bolsa en sus manos

    -las gotas se ponen de una o dos gotas cada seis horas, ¿necesitas ayuda con eso o lo haces tú solo? -

    No dije nada y seguí mirando maravillosos memes de internet, ellos si me hacen feliz y reír mucho, quizás debería ser novio de un meme, seguro que ellos no me obligan hacer algo que no quiero

    - ¿Sua…puedes ponerte solo las gotas? Y… aquí están tus lentes, si los sientes cansa…-

    tome el estuche y los lance al sofá individual de la sala

    -Sua…-

    -ya fui al puto oculista…déjame descansar tranquilo...-

    -zorrito…no te enojes…por todos los cielos lo hago por tu bien…si tu no te vas a cuidar al menos no te enojes de que yo te cuide…-

    -me voy a enojar lo que de la gana, con una puta chingada maldita sea reput….-

    me cerro el hocico apretándolo suavemente

    - ¡Sua! -

    Dio un largo suspiro

    -sé que estas enojado, muy enojado, pero… decir malas palabras no ayuda en nada-

    Le quite su mano de mi hocico

    -¡a mi me ayuda, puta puta puta puta puta puta puta puta puta put…¡-

    Dio un gruñido frunciendo el ceño

    -eso no mejorara tu vista ni evitara que uses anteojos Sua-

    -ya no te quiero…-

    Me di la vuelta mirando el respaldo del sofá para no verlo-

    -deja comportarte como un cachorrito, ya te dije que ese es mi trabajo… mi zorrito lindo, solo quiero cuidarte, por favor mi amor…no te pido que te calmes solo… que dejes de decir malas palabras, que uses las gotas y las gafas cuando lo necesites…por favor…-

    Me di la vuelta nuevamente viéndolo en cuclillas en el suelo mirándome

    -si te prometo compensarte de una forma… ¿lo usarías? -

    Me le quede mirando recostado

    -…lo voy a pensar esta noche…con tu pepino enorme-

    Agacho la cabeza dando un suspiro

    -espero…logre…convencerte…-

    -quizás mientras acaricio tus bolas inhalando fuertemente tu ingle jugando con tu…

    Se tapo las orejas levantándose del suelo

    - ¡cállate cállate cállate cállate, no te oigo!-

    Lo moleste un rato repitiéndole todo lo que le iba hacer, toqueteándolo acariciándolo, el se enojaba me regañaba cerraba mi hocico pellizcándome pero tenia que desquitarme de una u otra forma, posteriormente ene se día hice la comida, después ordenamos un poco mas la casa, lo poco que había y lo que se necesitaba, lavar platos, lavar ropa, pasar la aspiradora, sacar la basura, ese tipo de cosas, nos quedamos jugando videojuegos después hasta el anochecer, un poco de league of legend, un poco de su ps4, algo del Xbox de ian, en general un poco de todo, es divertido jugar con tu novio videojuegos y que no te pida salir de casa, no prepare cena, para la situación pedimos pizza y hamburguesas, , ian llego del trabajo en la noche y se unió a nuestra party-juegos, los tres jugamos, comimos, charlamos hasta algo tarde, casi media noche, ian fue el primero en irse y mientras limpiaba la sala Forrest acomodaba la habitación, tire cajas y embaces de comida y me fui al cuarto, vi al venado sentado en la orilla de la cama con las gotas en la mano

    -te las pones tu o te las pongo yo-

    -estoy bien, no los necesito-

    -estuvimos jugando desde la tarde Sua, te sientas bien o mal póntelas, humectaran tus ojos y ayudaran a quitar lo rojo-

    -no tengo los ojos rojos, posiblemente mi…-

    Cerro mi hocico mirándome bastante enojado

    -ya tuve suficiente Sua, estuviste toda la tarde molestándome, ponte las gotas ponte el pijama y vayamos a dormir-

    Me soltó el hocico y me dio las gotas

    -está bien, solo porque tengo sueño-

    Fui a ponerme las gotas al espejo, no me tarde mucho, limpie el exceso y me puse el pijama para entrar en la cama recostándome en mi venadote.

    Durante algunos días no vi borroso las gotas realmente em ayudaban bastante, no tuve que usar las gafas en ningún momento, las gotas cada seis horas me eran suficientes, las usaba cada dos días para no excederme mucho, aunque el gusto no me duro mucho, después de semana y media mi vista fue algo mala, las gotas me ayudaban por un rato pero después mi vista borrosa regresaba, era verdad que me sentía un poco cansado, mirar la pantalla en la cafetería de la computadora, estar en mi teléfono, luego en mi computadora, y tener que leer algunas partituras de mis notas para prepararen al entrar en la universidad, y por mas que no quería, por mas que no lo deseaba, tuve que usar los anteojos, que los muy miserables me ayudaron muchísimo, pero en ningún momento me los puse en público, preferiría morir atropellado que dejar que alguien me vea así, estando en la cocina de la cafetería no tenia muchos problemas, solo preparaba las cosas para la venta y ya, hasta que una ves mas el jefe mi pidió irme a la caja, al parecer, el cajero de turno se fracturo el tobillo con su patineta y era una pena por él, porque yo le rompería el cuello , además…¿Qué tan estúpido eres para romperte el tobillo con una patineta? Estas casi al ras del suelo deslizándote, me puse frente la caja esperando atender personitas estúpidas deseosas de cafeína, pero mi jefe no se iba, se me quedaba mirándome cruzado de brazos, creo que estaba oliendo mi miedo

    -ponte tus lentes-

    -no tengo lentes aun-

    -sé que fuiste al oculista, tu novio me hablo, ponte los lentes-

    -pero no tengo lentes, no me los dieron, solo gotas-

    -mira…te pones los lentes o simplemente te descontare lo que falte en la caja y un poco mas por necio, ¿ok? tú decides-

    Di un largo muy muy muy largo suspiro quejándome y soltando gruñidos

    -no me importa ponte los lentes y ponte a trabajar-

    Saque el estuche de mi bolsillo y me puse los estúpidos lentes horribles, terminando el trabajo me recostaría en la calle a que un camión de 16 ruedas aplaste mi cráneo, como si usar lentes no fuera malo tuve que escuchar las burlas de mis compañeros y la gente estúpida que se quedaba años intentando elegir un maldito café con galletas, fue un día largo en el trabajo, bastante largo, saliendo del trabajo que fue un poco mas tarde ya que ahora si podía estar en caja me fui a casa, claro que en cuanto fue mi hora de salida me quite los malditos lentes, tome un taxi a casa y blah blah blah, al llegar a casa literalmente me quite los tenis pateándolo por ahí fui al refrigerador a tomar una coca y me deje caer en el sofá, no me había sentido tan cansado y tenso en mucho tiempo, demasiado estrés desde que tenia que usar los lentes, estuve una media hora descansando mis pies y brazos y luego me puse a preparar la cena, una pasta en salsa de tomate con queso mozzarella, orégano y unos trozos de carne fileteados salpimentados, la vista se me nublaba un poco pero no le di importancia, las gotas para los ojos me tocaban hasta mas tarde y no me las iba a poner aun, ian llego mientras preparaba la pasta y fileteaba la carne, el dragón se me acerco mirando lo que iba hacer como de costumbre

    -mmm, amo la pasta, pero… ¿no deberías de ponerte los lentes? -

    -No los necesito déjame en paz tu con eso-

    Tome la sal poniéndole a la carne por ambos lados y posteriormente la pimienta, el me la quito el pequeño envase de plástico mirándome seriamente

    -ponte los malditos lentes-

    -NO los NECESITO-

    - ¡SI los NECESITAS!, vas a pimentar con canela, ¡idiota! -

    Abrió el frasco de plástico y me lo puso en la cara, el olor de la canela es completamente inconfundible, no hay manera, pero como estaba cerrado no pude leerlo, se me quedo mirando con los brazos cruzados

    -ponte los malditos lentes, ya estuvo bueno de endulzar comidas y salar postres, si no lo haces por ti al menos hazlo por la comida, ella no tiene la culpa de que estés ciego y seas estúpido-

    -tu eres el estúpido maldita rana virgen…-

    -claro bola de pelos, ponte los lentes ten respeto por los alimentos…-

    Se fue a su habitación dejando el bote de canela en la encimera y me puse los lentes, seria realmente malo que desperdicie mas comida de esa manera, tome la pimienta que si era pimienta el polvo de ajo y de cebolla para que le diera un poco más de sazón, puse a cocinar la carne con salsa de soya y me puse a preparar la pasta, jamás me cansare de decir que los anteojos me dan asco y lo mucho que los odio, tan solo al quitar la tapa de la olla se empañaron completamente, tuve que quitármelos para limpiarlos, cuando cocinaba la carne tenían salpicaduras de grasa y jugo de carne por lo que tuve que limpiarlos otra vez, con la salsa no pasó nada, pero sentía que en algún momento se me ensuciarían, puse la mesa para los tres ya que Forrest no tardaría en llegar ian saco las bebidas y solo nos sentamos a esperar el venadote que no tardó en llegar, tan solo al oler la comida dejo sus cosas en la sala y se sentó en la mesa, no me saludo ni nada, solo se sentó a comer, beber y ya hasta que do satisfecho en su tercer plato grande nos saludó, y nos preguntó cómo nos fue, clausuramos la cena con un café y una charla y después todos nos fuimos a la cama, aun no daban las diez de la noche pero la comida nos dejo algo rendidos y apenas podíamos pensar en no morir, excepto por Forrest el tendría hambre a mitad de la noche, los dos fuimos al cuarto, yo me recostaría un rato y seguro que Forrest jugaría en su computadora, entre primero y luego Forrest cerro la puerta, iba a la cama cuando me tomo de la cintura, beso mi cuello suavemente

    -la cena estuvo deliciosa mi amor, gracias-

    -de nada mi venadote, me alegra que te haya…-

    Bajo mi pantalón del pijama acariciando mi trasero y pude sentir su miembro entre mis nalgas

    -… ¿quién eres y que hiciste con mi venadote tímido…? -

    - ¡es tu culpa otra vez! -

    -pero si no te he tocado-

    -te ves lindísimo con esos lentes no te los había visto puesto y solo… yo… ¡no se! ¡me puse duro desde que comenzamos a cenar!, ahora mi libido puede más que mi vergüenza y yo solo quiero…-

    Mordió mi hombro gruñendo

    - ¡te odio! Era un buen venado hasta que…tenías que… aparecer tan…lindo…sexy…suave…-

    Me dio la vuelta y comenzó a besarme apasionadamente, su pene estaba tan duro, las venas se saltaban y estaba algo húmedo, comencé a reírme besándolo también, me iba a quitar los lentes pero no me dejo, solo me desabotono mi camisa y fue besando mi pecho y… bueno, el resto es rutina e historia, mas sexo duro frenético, más frenético, demasiado frenético y apasionado, podría jugar que desacomodo mis órganos, igual odio los lentes y no quería usarlos nunca, pero el sexo fue realmente bueno, quizás los use solo como juego de rol, nada mas



     
    • Me gusta Me gusta x 5
  4. Hayden king of darkness

    Hayden king of darkness Rey de la oscuridad y mas alla

    Registrado:
    22 Jun 2018
    Mensajes:
    62
    Temas:
    2
    Calificaciones:
    +38
    Me gusto muchoooo, me gusto mucho. Jajajajaja soy el primer comentario. Deberias pensar en que Sua use lentes de contacto asi no se queja tanto como un niñito y que use las gafas nada mas para seducir al lindo venado jajajajajajajajajajajajajajajajajajaja
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  5. Wonald

    Wonald Se requiere poco para teñir los futuros de negro

    Registrado:
    17 Ene 2015
    Mensajes:
    1,870
    Temas:
    40
    Calificaciones:
    +1,479
    La verdad es sorprendente como a mucha gente en realidad le gustan los lentes, no sólo Forrest. Supongo que son un sustituto elegante de un antifaz de un traje de sadomaso.

    El próximo juego puede ser de Forret jefe enterrando su pepino en su secretario vulpino en la recepción.
    No creo que sea la gran cosa usarlos tampoco, la mitad de mi família los usa incluyendo 4 de mis sobrinos.
     

Compartir esta página

Cargando...