Original Fic M/M Grow And Live (Furry/Yiff)( Cap 174 Final alternativo Forrest)

Tema en 'Fanfics y Roles Furry/Yiff' iniciado por Yael93, 25 Abr 2014.

  1. wolfman G.

    wolfman G. eres mi felicidad y no lo sabes

    Registrado:
    21 Oct 2017
    Mensajes:
    86
    Temas:
    1
    Calificaciones:
    +139
    eso no se vale....
     
  2. Hayden the dark king

    Hayden the dark king Dios Lobo de la oscuridad

    Registrado:
    22 Jun 2018
    Mensajes:
    395
    Temas:
    13
    Calificaciones:
    +182
    ¿Y si te ofrendo con postres de chocolate y entre ellos pastel de chocolate y Snickers?
     
  3. Autor
    Yael93

    Yael93 Tan Vulnerables...En La Oscuridad

    Registrado:
    21 Abr 2014
    Mensajes:
    1,728
    Temas:
    21
    Calificaciones:
    +5,292
    Capitulo 176 Ojos que no ven...


    Me había levantando temprano debido a que tengo que prepararle el desayuno a Forrest, hubiera preferido no hacerlo pero tengo que hacerle de comer a mi venadote si no se comprara basura de fuera y tiene que comer todo lo que le preparo, mientras Forrest se bañaba vestía y arreglaba esa maravillosa barba yo preparaba hot cakes, huevos revueltos, jamón, y café, mucha comida en general, Ian salió de su habitación, se veía aun adormilado pero se sentó en la mesa a desayunar, tallaba su cara

    - ¿quieres tu café dragoncito? -

    -por favor…me hace bastante falta…-

    Le serví una taza de café con dos de azúcar y leche, un plato de hot cakes con huevos revueltos, jamón, inhalo el vapor que salía del palto y tomando y tomo su taza de café, yo regrese a servirle un plato grande a mi venadote

    -muy gracioso…-

    - ¿Qué es gracioso? -

    Volta a verlo y me miro seriamente

    -el café-

    Me le quede mirando a la taza un rato

    -que sentido del humor tan simple-

    -le pusiste sal a mi café-

    -estas loco, tu lengua ya no reacciona-

    -Entonces pruébalo-

    Fui a la mesa y tomé su taza, di un sorbo y en efecto el café estaba salado, era asqueroso, escupí el café en la taza y la vacié en el lavabo

    - ¡Agh qué asco! Yo no haría esto, no gastaría café para hacerte una broma, mejor te pongo hielos en la espalda-

    - ¿Cómo puedas siquiera confundir la sal y el azúcar, no son iguales-

    -Pues mira-

    Le señale con mi pata la encimera de la cocina

    -me cambiaron de lugar los envases, yo preparo las cosas por costumbre, ya ni me fijo-

    -esa es la excusa más estúpida que me has dicho-

    -es simple rutina para que me voy a fijar en preparar un café, llevo preparando si el desayuno desde que vivimos aquí y no es siquiera un año, son muchos-

    Prepare otra taza de café para Ian esta vez verificando que usara azúcar y volviendo a acomodar el azúcar en su lugar, Forrest entro al comedor viéndose bastante guapo, iba bastante formal con una camisa de manga larga de color salmón, una corbata azul cielo, un pantalón de vestir gris y un maletín con sus papeles para su entrevista de trabajo, su maravillosa barba perfectamente delineada y su cabello peinado con un pequeño fleco hacia atrás, fui hacia el tomándolo de la corbata y besándolo en los labios acariciando su barba

    -el desayuno ya está venadote, desayuna rápido para que no se te haga tarde-

    -muy bien zorrito, deséame suerte-

    -mucha suerte, y usa tus gafas en la entrevista, tienes mas probabilidad de ser contratado si las usas-

    -y si no… déjalas al zorro, a ver si se fija mas cuando hace las cosas-

    -si no me vuelven a mover la sal o el azúcar de su lugar ya no me equivoco, come rápido venadote que se te hará tarde-

    -ey no me presiones la comida se tiene que disfrutar-

    -no cuando tienes solo veinte minutos para comer y salir venadote-

    - ¡¿veinte minutos?! ¡Rayos! Casi no tengo tiempo-

    Se sentó en la mesa y empezó a comer tan rápido, como pudo sin ahogare nuevamente ni mancharse y claro disfrutando la comida, Ian igualmente como pero más tranquilo yo me fui a mi habitación para arreglarme, aun no tenia escuela pero si tenia que trabajar, ha había pedido muchos días de descanso para estar con la familia, si faltaba más días aunque sea con el permiso de mi jefe posiblemente me regañaría y rebajaría mi sueldo del mes un poco, eso no es bueno, poco sueldo quiere decir menos dinero para comida para mi venadote o para ropa, si tengo comida para mi venadote tengo sexo asegurado, si tengo ropa de temporada igualmente tendré sexo con mi venadote pero me veré bellísimo, Sali rápidamente de la habitación y tome mi café acompañado de Forrest pero cuando el termino su desayuno al menos gran parte de el se fue rápidamente despidiéndose de Ian y de mí, Ian se fue a su habitación a arreglarse y yo termine un par de hot cakes con miel y mantequilla y me fui al trabajo, al menos lo bueno de las vacaciones es que podría ir al trabajo temprano y salir más temprano mientras cubría mi horario. La tarde en el trabajo fue normal, no era muy agobiante como cuando es invierno ni tan aburrida como cuando es primavera, las lluvias de verano atraían un poco de gente, la suficiente para tener ganancias pero no tanta para no atrofiarnos con tantos pedidos, esos eran buenos días, después de terminar unas ordenes de galletas, pastisetas, panes y panques tuve que ir a la caja mientras mis compañeros mesereaban un poco y limpiaban las mesas, algunos clientes pasaban a la caja y hacían sus pedidos, tenía que buscar en nuestra tabla de precios el precio de cada cosa, no pueden esperar de verdad que recuerde el precio de todo lo que preparo, mi memoria ya era mala y tengo prioridades prefiero recordar como combinar una camisa Armani color salmón que el precio del café de la cafetería donde trabajo, me tardaba un poco en buscar el producto y ver el precio, las letras eran demasiado pequeñas y el precio estaba algo borroso, hubiera sido mejor que pusieran una tabla en la computadora y no en una hoja de papel, es más fácil poner ctrl B y escribir lo que deseo a pasar un par de minutos regresar atrás para saber si me pase o no el maldito precio el late y una dona y como si la cosa no estuviera bastante jodida tenia a mi jefe atrás de mi

    -los clientes están esperando Sua…-

    -estoy buscando el precio de la dona de chocolate con almendras-

    Me miraba cruzado de brazos, me quito la tabla de la mano y me la puso enfrente de la cara señalándome con su índice donde estaba, le cobre al cliente y paso el otro, el momento se repitió, nuevamente comencé a buscar cuanto costaba el irlandés con un muffin y casi sentía como mi jefe me regañaba en su cabeza, tomo la tabla otra vez diciéndome el dónde estaba qué cosa

    -no se si no vez o solo quieres que haga tu trabajo-

    -no es mi culpa, esa tabla esta muy borrosa y vieja, casi no distingo letras, ¿Por qué no ponen la tabla en la pantalla de la computadora? -

    -la tabla esta clara, incluso yo que tengo lentes lo puedo leer, deberías conseguirte unos-

    -no necesito lentes, solo mi propia tabla mas bonita decorada nueva y clara, nada más-

    se me quedo mirando cruzado de brazos enchuecando su boca

    -mejor regresa a la cocina, no quiero que cobres de más o menos-

    -debería de poner una tabla en la computadora mejor-

    -mejor vete consiguiéndote unos lentes, no culpes la tabla por tu mala vista-

    -mis ojos son buenos su tabla esta vieja borrosa y no es clara-

    -no voy a seguir discutiendo contigo Sua, consíguete unos lentes o yo te pondré los míos y estarás con ellos todo el día-

    -pero…-

    -nada de reproches, prepara mas panque y roles de canela-

    -pero… no es mi...-

    -dije que nada de reproches, no me hagas donar tu parte de las propinas a la caridad-

    -estúpida caridad…está bien….

    Fui a la cocina y empecé a preparar lo que él me había pedido también cuando todo estaba en el horno me tome la libertad de comenzar a limpiar para que cuando fuera mi hora de salida saliera aún más rápido, limpiar harina, azúcar glas, guardar algunas cosas en la nevera, limpiar charolas etc., cuando saque los parquecitos y los roles solo tenia que cortarlos y ponerlos en los estantes de afuera para que estuvieran listos para su venta, consumo y defecación, posterior mente pude irme nuevamente a mi casa aún más temprano ya que había terminado algunas cosas antes y no me querían en la caja, para mi fue como un buen día, pase al mercado a comprar algunas cosas para la cena, algunas verduras, carne, embutidos, después de ahí tome un taxi y me fui directamente a casa, fue muy agradable llegar al departamento y ver que aún había luz de día en casa, no porque así pudiera ahorrar más electricidad si no porque significa que Sali realmente temprano, mas tiempo para vagar, lo primero que hice fue ponerme algo más cómodo y quitarme los tenis, me relaje en el sofá tomando una deliciosa coca y después algo de limpieza, mas que nada acomodar mi habitación que aún había cosas de forres regadas por todo el cuarto, acomode mi ropero y closet para tener mismo espacio, guardando su ropa, acomodando sus recuerdos de viajes, algunos juguetitos, fotografías, y conectando sus videojuegos en la sala para cuando quiera jugarlo, seguir desempacando sus maletas y hacer que su mudanza fuera completamente oficial, desempacar el ultimo objeto que tenia en su equipaje, cuando comenzó a oscurecerse empecé a preparar la cena, tenia en mente una deliciosa sopa que hacia tiempo que no preparaba una, con las lluvias y el constante fresco que hacía seguro a Ian y Forrest le gustaría mucho, ponía algo de pollo a cocer con algunos vegetales, y condimentos, consomé y sal, algo de arroz y sándwich de helado casero, el primero en llegar fue Ian

    - ¿Qué haces tan temprano en asa? ¿Te corrieron? -

    -más o menos Sali temprano porque solo tuve turno en cocina y no en caja-

    - ¿teme que te robes el dinero para comprarte tu ropa de marca?

    -no, dice que no estaré en caja hasta que no me consigo unos malditos lentes, como si fuera mi culpa no ver la tabla de precios, esta vieja borrosa y manchada, es más fácil pasarlo a la computadora que tener un papel viejo-

    -interesante, el zorro necesita lentes, te estas quedando ciego-

    -no deberían de culparme solo porque modifiquen mi estilo de vida, soy un ser de costumbres, si modifican mi entorno habrá caos un tiempo-

    -claro, puras excusas, huele bien, ¿Qué cocinas? -

    -sopa de pollo con verduras, arroz, y hay un sándwich de helado en el congelador-

    -excelente, me vendría bien una sopa caliente ahora con las lluvias-

    La puerta de la casa se abrió repentinamente y el venadote entro, se veía feliz y animado, saludo a Ian y se acercó a mi besándome en los labios-

    -huele muy rico zorrito, ¿le falta mucho? Tengo mucha hambre y traigo noticias-

    -normalmente diría que no y que vayas a sentar, pero como eres mi venadote guapote solo un poco mas que hierva y serviré la sopa-

    Forrest sonrió besándome sonoramente la mejilla, Ian paso de largo de nosotros y se acerco a olla de la sopa, tomo una cuchara y la probo, pude haberlo golpeado por probarlo sin mi permiso, pero es difícil ponerse de malas cuando tengo una barba de venadote en mi cara picándome, amo demasiado la barba del venadote

    -Sua, sé que te molesta que critique tu comida, pero tu sopa esta…-

    - ¿se saló? -

    -de hecho, todo lo contrario…está muy dulce…

    -no jodas…-

    -zorrito…esa boca…-

    -no chinges puta mames-

    Repentinamente Forrest me dio una nalgada mirándome molesto, yo sobe mi trasero riéndome un poco y fui a la olla, tome la cuchara y tomando un poco soplando constantemente para temblarla de una probada, estaba dulce, muy dulce

    -y… ¿aun crees que no necesitas los lentes? -

    Voltee a mirar la sal y el azúcar y nuevamente estaban cambiadas de lugar

    - ¿Quién putas madres cambio de lugar el azúcar y la sal? -

    -uhm… ¿estaban en orden?, creí que solo estaban ahí así que…acomodé las cosas por… nombre del abecedario…empezando por el azúcar-

    -no es posible que confundas la sal y el azúcar Sua, no son nada iguales, ¿Cómo no te das cuenta?, la sal es mas blanca que el azúcar y más fina-

    -ambas son pequeños granos blancos no me fijo por apariencia si no por lugar donde YO los acomode-

    -perdona, pero eso es invalido para ti, para alguien que se la paso regañándome por no saber la diferencia de celeste y turquesa como es que no distingues el blanco de la sal y el azúcar-

    -por que no me fijo, solo los tomo-

    -claro, necesitas lentes Sua-

    -no necesito lentes mientras dejen de moverme las cosas de lugar-

    -tu jefe te pidió que usaras lentes-

    -necesito otra tabla de precios no necesito lentes-

    -zorrito… sinceramente… has estado cometiendo muchos descuidos así, desde el ultimo día en la casa de tus padres, ¿seguro que no necesitas? -

    -no venadote, no necesito, siempre he sido distraído y descuidado eso no es ninguna novedad-

    -por el bien de todos nosotros será mejor que vayas a un oculista y te consigas unos lentes-

    -dije que no y deja de molestarme con eso, tengo que preparar otra maldita sopa-

    Saque las verduras del caldo dulce y puse otra olla con consomé y esta vez si me aseguro de ponerle sal, incluso le probé, deje que hirviera un rato antes de agregarle el pollo y verduras para que no se sobrecosieran, el venadote estaba mirando el caldo ansioso abrazándome por la espalda, yo le daba de comer algunas zanahorias peladas y en juliana mientras esperaba a que la sopa estuviera lista. No tomo mas de diez minutos todo estuviera listo, estaba a punto de servir tres platos cuando el dragón vino a la cocina nuevamente, mostrándome dos trozos de tela

    -muy bien zorro, veamos, si de verdad no necesitas lentes pasaras una de tres pruebas, primera prueba, una tela pertenece a la cortina celeste de la sala y otro pedazo pertenece a tu suéter turquesa-

    - ¿¡cortaste mi suéter y mis cortinas?!-

    -claro que no son las pequeñas muestras de tela que dan para ver si no se daña en la lavadora, que bueno que no tiras nada de eso para saber si combina o no con algo, maldito enfermo, adivina cual es el celeste y cuál es el turquesa-

    Me iba a cercar para ver los trozos y el dio un paso hacia atrás-

    -no, desde ahí diferéncialos-

    -sabes que Ian, jodete, no necesito lentes-

    -lo vas a dejar así Forrest, te imaginas que pasaría si por no ver bien lo atropellan, con lo terco que es posible que hasta termine en prisión por no leer una prohibición-

    Forrest se quedó viéndome seriamente

    -venadote no seas paranoico, no va a pasar.

    -confío en ti zorrito…pero…porque solo no… le dejas claro entonces jeje…-

    -gracias idiota, ahora mi venado esta paranoico-

    -solo me preocupo por ti-

    Me quede mirando los trozos de tela un momento-

    -el de la izquierda es el turquesa, el de la derecha celeste-

    el dragón dio una sonrisa mostrando la tela un poco más de cerca-

    -error, el de la derecha es de tu suéter turquesa, el de la izquierda de las cortinas celeste-

    -igualmente no se puede distinguir bien porque no hay mucha luz, la sombra y luz irregular lo complica más-

    Ian dio un gruñido enchuecando su boca, dejo la tela en las encimeras de la cocina y saco unas hojitas de papel de su bolsillo-

    -bien te lo pasare esa, pero este si la fallas iras por unos lentes-

    -tu puta madre-

    nuevamente Forrest me dio una nalgada mirándome enojado

    - ¿Qué dice aquí? -

    Mire le papel de lejos, de verdad lo veía borroso, no alcanzaba a leer muy bien lo que decía, solo sé que tenía “orro” me incline un poco, pero Ian solo me miro negando con la cabeza y sonriendo-

    - ¿qué dice Sua? -

    -
    Zorro-

    -Forrest, ¿podrías ponerte tus lentes y decirle al zorro ciego que dice? -

    El venadote saco sus gafas y se inclino un poco hacia el papel desde casi mí misma distancia-

    -zorrito… dice “gorro”-

    - ¿es mi culpa que el dragón tenga pésima ortografía y no escriba con mejor claridad?, obvio con lentes tu vera mejor que nadie-

    Dio otro gruñido ian y saco otro papel-

    - ¿Qué dice aquí? -

    igualmente me costaba ver, la letra era pequeña, fea e irregular-

    -Huevo-

    -Forrest-

    -zorrito, dice Nuevo-

    -la H y la N son casi iguales no las definió bien-

    Una ves mas saco otra hojita de papel con algo escrito

    -ultima, ¿Qué dice aquí? -

    Vi la palabra y contesta rápidamente, no me cuestione mucho

    -Idiota-

    -Forrest…-

    -Idioma-

    -no, te estaba llamando a ti Idiota, no estaba leyendo nada

    El dragón se me quedo mirando negando con la cabeza, mientras se iba con las cosas de su estúpida prueba, en tanto a mi me puse a servir los platos de sopa

    -zorrito… ¿quieres que vayamos al oculista? -

    -Forrest, enserio, no empieces-

    - ¿hace cuando que no puedes leer bien? -

    -Forrest de verdad, no empieces con tus paranoias, yo no…-

    se me quedo viéndome seriamente enchuecando su boca, con barba ya no se veía tan sexy, parecía que me quitaría la cartera y me daría un navajazo

    -llevo dos meses, no he podido jugar bien WoW, no alcanzo leer las misiones de los personajes, por eso he estado equivocándome tanto cuando ten enviaba mensajes, no era el auto corrector, ¿feliz? -

    - ¿Por qué no me lo dijiste? Pudimos haber ido al oculista desde hace tiempo, ya tendrías los lentes-

    -porque no quiero usar lentes, no me gustan, en ti se te ven bien, me encanta como te ves con lentes, cuando te los veo puestos quiero comerme tu…-

    me cerro el hocico rápidamente

    -no, ahora no empieces con eso, los necesitas Sua, no puedes arriesgarte a no ver ni leer bien solo por que no te gusta, además, eres muy lindo, te verdes aún más lindo con ellos, serás el zorrito más hermoso e inteligente-

    -mis ojos pertenecen al mundo, te pertenecen a ti, no deben estar atrás de dos vitrinas-

    -tu me perteneces y quiero que estés bien, no quiero que te pase nada malo, el fin de semana iremos al oculista, que te hagan el examen de la vista y veremos que lentes necesitas-

    -no, no quiero lentes, no me gustan los lentes-

    -no te lo estaba proponiendo mi amor, dije VAMOS no “si quieres” eres mi zorrito lindo bello y te cuidare hasta de ti mismo-

    -no Forrest, no lo voy hacer y mejor que no te ilusiones mucho-

    Me beso en la mejilla y tomo el plato de sopa de mis patas

    -lo siento mi zorrito, mañana hare la cita para el fin de semana, iremos por que iremos te guste o no, puede que no siempre sea muy seguro de mí mismo, pero cuando me preocupas hare todo porque estés bien-

    -no Forrest-

    -ya te dije, así que no tengo mas que decir, comamos, tengo mucha hambre y tengo mucho que contarles-

    Servi el resto de las sopas, ian sirvió las bebidas y nos sentamos a comer, el empezó a comer rápidamente, nunca aguanta el hambre el venadote, manchando su barba de caldo, tome una servilleta limpiándola, el solo me sonrió y me tomo de la mano apretándola

    -ya tengo trabajo-

    - ¿enserio?, eso es genial venadote-

    - ¿de que trabajas? Y recuérdame… ¿Qué estudiaste? -

    -Ecología, soy coordinador de seguridad e higiene en una fábrica-

    -y… un coordinador hace…-

    -Básicamente yo tengo que hacer un plan para que todos sigan las normas de seguridad e higiene, tanto para los empleados como para el trabajo el medio ambiente, no generar tantos residuos contaminantes-

    -eso es genial venadote, y no esperaste mucho tiempo, solo fue una semana a lo mucho-

    -si, en realidad… desde que estábamos en la casa de tus padres estaba buscando trabajo ahí, solo… por si no se arreglaba nada con mis papas, encontré varias cosas-

    - ¿Cuándo inicias? -

    -el lunes empieza mi capacitación, estaré dos semanas así con la mitad de salario ya que no trabajare el horario completo, así que… tengo tiempo de llevar a mi zorrito al oculista-

    -no voy a ir a ningún maldito lugar-

    -vamos a ir quieras o no-

    Seguimos comiendo la sopa, nos servimos un plato mas todos y luego me serví el postre, a ellos no por que no se lo merecían, solo hice un sándwich de helado grande en vano, después de la comida lave los platos para que no se me juntaras al día siguiente, si eso pasaba me daría mas flojera y al final de la semana estarían todos los platos sucios y nadie los iba a querer lavar, después me fui a perder un rato en internet, era muy tarde para jugar algo, solo me quede viendo algunos videos, revisando redes sociales y buscando recetas para una próxima comida, siempre me faltan ideas de que puedo cocinar después, Forrest entro a la habitación dando unas cuantas palmadas en su estomago y me abrazo por la espalda besando mi mejilla

    -me encanta tu comida zorrita, eres el mejor, amo las galletas con helado-

    -tu no debías de comer el postre, estas castigado-

    -zorrito, no puedes castigarme solo por que no quieres usar lentes-

    -si, si puedo, yo lo prepare y decido quien come y quien no-

    -Sua, los necesitas, digas lo que digas los necesitas, si fuerzas más tu vista será peor y necesitaras ciruja, eso es más costoso-

    -no quiero usar lentes, mis ojos están para el mundo, no para dos vitrinas-

    -tus ojos son míos, al igual que el resto zorrito lindo y malo, los tengo que proteger-

    -no soy de nadie, solo me pertenezco a mi-

    Forrest se rio abrazándome fuertemente

    -no, ahora si eres mi zorrito lindo y bello, solo mi zorrito y serás más mío cuando te del anillo-

    -o lentes o anillo, las dos cosas no-

    -Sua, esto no es negociable, vas a usar lentes, vas a usar anillo…en cuanto lo compre…pero antes la casa, zorrito, por favor… no es tan malo-

    - ¿si tu no los usa por que yo tengo que usarlos? -

    Se quedó callado

    -pero…pero yo ya estoy acostumbrado, no he tenido tantos problemas y cuando es realmente necesario los uso-

    -de eso nada, no es justo, me quieres obligar a usar lentes y tu no usas los tuyos-

    El venadote dio un largo suspiro recargándose en mi hombro

    -esta bien, si yo uso mis lentes diarios, ¿usaras tus lentes? -

    - ¡no! ¡No quiero usar! -

    -zorrito no voy a discutir esto, vas a usar lentes por tu bien, a mi si me preocupa que no veas bien-

    Venado Feo…-

    -Sua… no digas eso… zorrito-

    me tomo de las patas jalándome a la cama y me sentó en sus piernas, abrazándome fuertemente besando repetidamente mi mejilla

    -zorrito…es por tu bien, te verás muy lindo con lentes, de verdad que si…-

    -no quiero usarlos…no quiero tener lentes…-

    -no será tan malo, ya lo veras-

    Me levante de sus piernas yendo del otro lado de la cama para ponerme la pijama-

    -venadote malo y feo…-

    -Sua…zorrito…no digas eso…-

    Entre a la cama y me arrope dándole la espalda

    -ya no te quiero-

    -¡Sua! ¡No digas eso...zorrito… por favor…-

    Forrest su subió a la cama y se dejo caer sobre mi abrazándome y besando mi mejilla repetidamente, yo solo lo empujaba y me cubría con la cobija

    -mi amor… solo quiero cuidarte, ahora solo fueron pequeños descuidos, pero puede pasar algo realmente malo si no usas lentes…-

    -no quiero lentes… no me gustan, a ti se te ven muy bien, pero yo no, yo no quiero-

    -Sua…mi amor…no te enojes…-

    -venadote malo y feo…-

    - ¡Sua basta!, solo lo dices por que sabes que me pone mal que digas eso…-

    No dije nada, solo me recosté en la cama dándole la espalda, soltó un gruñido y se dejo caer sobre mi aplastándome

    - ¡vamos a que te hagan un examen por tu bien, y no me importa lo que digas! -

    -eso ya lo sé… nunca te importo lo que yo digo, si no fuera por mi comida…-

    Comenzó a golpearme con la almohada

    - ¡Eres un…Zorro! ¡Desgra…Malo! ¡es por tu bien! Nunca te preocupas por ti mismo, casi no comes, a veces no dormías, cuando te enfermabas olvidabas tomar la medicina y comías helado y coca con hielo, si yo no te cuido mi zorrito se me va a ir! -

    -si… si me muero quien te cocinara…-

    - ¡Pues para tu información no me importa la comida! aunque no me creas te amo y mucho, no quiero que tengas un accidente por no ver bien, ¡eres distraído y sin ver claro podrías hacerte daño!, aunque yo ya no sé si tu realmente me amas-

    -si no te amara jamás te hubiera escogido, no hubiera estado pensando en ti durante ocho años –

    Se quedo callado y regreso a abrazarme fuertemente, mordió mi oreja jalándola un poco

    -solo…no quiero que te pase nada, yo me tarde en acostumbrar a no usarlos, aunque la tenía y si tuve unos accidentes, solo fueron caídas y golpes, yo no quiero que tu te golpees o caiga, por muy simple que sea no quiero-

    -yo no quiero usar lentes-

    Se quito de mi acostándose en la cama gruñendo

    -Ugh… me rindo… descansa mi amor, duerme bien-

    Beso mi mejilla y se preparo el para dormir, se puso el pijama y entro a la cama, me di la vuelta para abrazarlo y recostarme en su pecho, metí mi pata a su pantalón y ropa interior acariciando sus bolas, soltó un muuuy largo suspiro

    - ¿enserio Sua? -

    -agradece que no te dejare como acero-

    -esto no cambia nada, iremos al oculista-

    Comencé a masturbarlo suavemente, detuvo mi pata sobre todas las mantas mientras soltaba unos suspiros acostándose

    -Sua enserio…no me voy a retractar, no está a discusión-

    Al final termine ordeñando al venado, lo admito, la leche de venado siempre me pone de buen humor, y el venado también lo estaba, dormimos como de costumbre y continuamos con nuestras vidas como si no fuera a pasar lo del oculista, porque así será, no iba a ocurrir nunca no iría por nada del mundo. Al día siguiente no paso mucho en realidad, me fui al trabajo temprano, me pase toda la tarde preparando galletas tartas pasteles y panes ya que mi jefe no quiere ponerme en caja y me alivia mucho eso, al final de mi turno regresaba a casa, pasaba la tarde con mi venadote, charlábamos nos besábamos, lo manoseaba y el me regañaba diciéndome que dejara de “endurecerlo” y después de eso preparaba la cena, tuve que cambiar de sitio las cosas para que dejaran de cambiármelas de sitio, por lo que no hubo mas errores, pude preparar las carnes saladas, los cafés y postres dulces, luego de las cena fui un rato de ocio en internet y solo para molestar a mi venadote lo “bebí” otra vez, sencillamente me encanta ver su cara roja, oír sus gemidos y el sabor de mi venadote es delicioso y para resumir el resto de la semana fue igual, trabajo, pasar el tiempo con Forrest, limpieza del hogar, preparar la cena, abusar del venadote, una semana genial, era domingo y casi terminaba la semana, me preparaba para el trabajo, lleva mi mochila y mi abrigo, me despedí de mi venadote y antes de siquiera me acercara a la puerta, me quito la mochila dejándola cerca del perchero, y me tomo de la muñeca

    -ya nos vamos ian, regresamos en un rato-

    - ¿adónde vamos? -

    -muy bien, mucha suerte con eso-

    Me saco de la casa cerrando la puerta, me sostenía firmemente de la muñeca

    -Forrest, tengo que ir a trabajar, dejaste mi mochila adentro-

    -le hablé a tu jefe, le pedí permiso para llevarte al oculista, me dijo que si, que hace días te dijo que usaras lentes y que no lo has hecho-

    -por que no quiero, te dije que no quiero ir a eso-

    -Sua, ya te dije que vamos a ir quieras o no, no está a discusión-

    Intente zafarle mi muñeca, me tenia fuertemente aferrado a mi y me fue arrastrando por el pasillo del edificio

    -Forrest, te dije que no quiero, no me importa si veo borroso o no, no me gustan los lentes-

    -Sua, de verdad, deja de pelear, no te voy a dejar así, deja de resistirte-

    -Forrest…no quiero ir…-

    -Sua… por favor…no te voy a dejar así…deja de pelear por favor, no los usaras siempre, solo…en ocasiones-

    - ¡no me gustan los lentes, no los voy a usar! Solo perderemos tiempo y dinero-

    -Sua deja de comportarte como un niño, ese es mi trabajo y deja de resistir, vamos a ir y no se diga más! -

    Seguí jalándome intentando quitarle mi brazo a Forrest, pero me jalaba cada vez mas al ascensor, no creo que deba repetir el hecho de que mi fuerza no es mi mayor atributo, sin mencionar que mi resistencia no es la mejor de todas, entramos al ascensor y no me soltaba, no aflojaba su mano en mi muñeca

    -zorrito, por una vez en tu vida, en nuestra vida, hazme caso, por favor…no me gusta pelear contigo, solo vamos, será rápido-

    - ¿Por qué no entiendes que no quiero lentes? No me gustan, no quiero usarlos, tu te ves bien, yo no me voy a ver bien, por nada del mundo los voy a usar-

    dio un largo suspiro Forrest tallando su cara con su otro brazo y cuando bajamos del ascensor fuimos a la calle, estuvo buscando taxi unos minutos mientras intentaba zafarlo de mi muñeca, nos subimos a un taxi y le pidió que nos llevara a una calle en específica, ni siquiera en ese momento me soltó de la muñeca, el taxi estuvo conduciendo unos quince minutos hasta que se detuvo, le pago al taxi con un billete y me saco a jalones del auto, caminamos unos metros por acera y entramos a una oculista, se veían varios lentes, estuches, imágenes de ojos, lentes de contactos, problemas de la vista etc., nos acercamos al mostrador donde había un murciélago del otro lado, quería reírme, era algo irónico

    -Buenas tardes, hice una cita antier-

    -ah, claro, un examen de la vista, pasen por acá por favor-

    Forrest me jalo y seguimos al murciélago a la parte trasera donde había una maquina extraña, el venadote, ya que estaba en PUTO lugar no me quedaba mas que tomar el PUTO examen, me senté en un banco donde estaba una maquina extraña, me pusieron gotas para los ojos que me hizo ver aun mas borroso pero fue un rato, puse mi cabeza en aquella maquina extraña que dijo su nombre pero se me olvido rápidamente, era algo científico esos nombres raros nunca se me van a grabar en la cabeza, digo que tenia los ojos algo irritados y que si pasaba mucho tiempo en la computadora, era obvio que sí, computadora y teléfono , como vivir sin ese par, después de ese examen me hicieron ese que siempre te ponen en la escuela, un examen de visión según dijo el murciélago, me piso me dio una especie de cuchara negra para cubrirme un ojo y decir la letra que se veía en aquella lamina de la pared, fui diciendo cada letra, pero en la cuarta fila comencé a perder visión, ya no lograba entender, ni con un ojo ni con el otro lo descifraba, salimos de la parte trasera, dijo que mis ojos estaban ligeramente dañados y cansados, bastante irritados y que necesitaría usar gotas para mantenerlos hidratados, hasta ahí no me parecía nada de malo, luego abrió su PUTA boca para decir que unos lentes para vista cansada podría ayudarme a evitar un daño severo, mostro los productos que necesitaría posiblemente, las gotas y unas gafas

    -las gotas son dos cada seis horas y las gafas son de graduación 4, son para vista cansada, úsalos cuando estés en la computadora y el teléfono, en situaciones en los que tengas que forzar la vista, si después de un tiempo tu vista no mejora entonces tendrás que usar unas gafas-

    No era lo que yo quería escuchar pero al menos posiblemente no tengo que usar lentes por el resto de mi vida, el murciélago nos preguntó que si queríamos llevar algo de lo que nos ofreció, le iba a decir que no pero Forrest saco su tarjeta y pidió todo lo que necesitara, , tomo las gotas y busco unos lentes de mi tamaño para que los usara, las puso en una bolsa con el logotipo de la oculista y le cobre a Forrest, no debería malgastar su dinero si apenas tendrá trabajo, tomo la bolsa el venadote y nos salimos de la tienda

    -no te enojes zorrito, puede que no sea tan malo, solo serán unas gotas y usaras los lentes cuando tengas la vista cansada, nada mas no tienes que…-

    ni me moleste en voltearlo a ver, solo camine seguido buscando un taxi para que nos fuéramos de regreso a casa, pare un taxi y nos subimos, intentaba tomarme de la pata pero nunca se las di, le di la dirección del departamento y nos fuimos otro rato en silencio en el auto, nuevamente otros quince minutos de silencio ensordecedor, bueno, salvo por la música del taxi que me provoco más infecciones venéreas y auditivas que un laboratorio de enfermedades y bacterias, conductor latino tenia que tocarme para poner a bad bunny, como si mi vista no estuviera suficienmente dañada ahora dañan mis oídos, fue un casi alivio bajar del taxi y subir a mi casa, mi dulce casa, ya que no iba a ir al trabajo pude vagar como si nada tenia que disfrutarlo antes de entrar nuevamente a la universidad, me puse la pijama nuevamente, me tire en el sofá con mis Snikers y mi coca y me puse a ver mi teléfono a desperdiciar valioso tiempo que nunca en mi vida podría recuperar, el venadote se sentó a mi lado con la bolsa en sus manos

    -las gotas se ponen de una o dos gotas cada seis horas, ¿necesitas ayuda con eso o lo haces tú solo? -

    No dije nada y seguí mirando maravillosos memes de internet, ellos si me hacen feliz y reír mucho, quizás debería ser novio de un meme, seguro que ellos no me obligan hacer algo que no quiero

    - ¿Sua…puedes ponerte solo las gotas? Y… aquí están tus lentes, si los sientes cansa…-

    tome el estuche y los lance al sofá individual de la sala

    -Sua…-

    -ya fui al puto oculista…déjame descansar tranquilo...-

    -zorrito…no te enojes…por todos los cielos lo hago por tu bien…si tu no te vas a cuidar al menos no te enojes de que yo te cuide…-

    -me voy a enojar lo que de la gana, con una puta chingada maldita sea reput….-

    me cerro el hocico apretándolo suavemente

    - ¡Sua! -

    Dio un largo suspiro

    -sé que estas enojado, muy enojado, pero… decir malas palabras no ayuda en nada-

    Le quite su mano de mi hocico

    -¡a mi me ayuda, puta puta puta puta puta puta puta puta puta put…¡-

    Dio un gruñido frunciendo el ceño

    -eso no mejorara tu vista ni evitara que uses anteojos Sua-

    -ya no te quiero…-

    Me di la vuelta mirando el respaldo del sofá para no verlo-

    -deja comportarte como un cachorrito, ya te dije que ese es mi trabajo… mi zorrito lindo, solo quiero cuidarte, por favor mi amor…no te pido que te calmes solo… que dejes de decir malas palabras, que uses las gotas y las gafas cuando lo necesites…por favor…-

    Me di la vuelta nuevamente viéndolo en cuclillas en el suelo mirándome

    -si te prometo compensarte de una forma… ¿lo usarías? -

    Me le quede mirando recostado

    -…lo voy a pensar esta noche…con tu pepino enorme-

    Agacho la cabeza dando un suspiro

    -espero…logre…convencerte…-

    -quizás mientras acaricio tus bolas inhalando fuertemente tu ingle jugando con tu…

    Se tapo las orejas levantándose del suelo

    - ¡cállate cállate cállate cállate, no te oigo!-

    Lo moleste un rato repitiéndole todo lo que le iba hacer, toqueteándolo acariciándolo, el se enojaba me regañaba cerraba mi hocico pellizcándome pero tenia que desquitarme de una u otra forma, posteriormente ene se día hice la comida, después ordenamos un poco mas la casa, lo poco que había y lo que se necesitaba, lavar platos, lavar ropa, pasar la aspiradora, sacar la basura, ese tipo de cosas, nos quedamos jugando videojuegos después hasta el anochecer, un poco de league of legend, un poco de su ps4, algo del Xbox de ian, en general un poco de todo, es divertido jugar con tu novio videojuegos y que no te pida salir de casa, no prepare cena, para la situación pedimos pizza y hamburguesas, , ian llego del trabajo en la noche y se unió a nuestra party-juegos, los tres jugamos, comimos, charlamos hasta algo tarde, casi media noche, ian fue el primero en irse y mientras limpiaba la sala Forrest acomodaba la habitación, tire cajas y embaces de comida y me fui al cuarto, vi al venado sentado en la orilla de la cama con las gotas en la mano

    -te las pones tu o te las pongo yo-

    -estoy bien, no los necesito-

    -estuvimos jugando desde la tarde Sua, te sientas bien o mal póntelas, humectaran tus ojos y ayudaran a quitar lo rojo-

    -no tengo los ojos rojos, posiblemente mi…-

    Cerro mi hocico mirándome bastante enojado

    -ya tuve suficiente Sua, estuviste toda la tarde molestándome, ponte las gotas ponte el pijama y vayamos a dormir-

    Me soltó el hocico y me dio las gotas

    -está bien, solo porque tengo sueño-

    Fui a ponerme las gotas al espejo, no me tarde mucho, limpie el exceso y me puse el pijama para entrar en la cama recostándome en mi venadote.

    Durante algunos días no vi borroso las gotas realmente em ayudaban bastante, no tuve que usar las gafas en ningún momento, las gotas cada seis horas me eran suficientes, las usaba cada dos días para no excederme mucho, aunque el gusto no me duro mucho, después de semana y media mi vista fue algo mala, las gotas me ayudaban por un rato pero después mi vista borrosa regresaba, era verdad que me sentía un poco cansado, mirar la pantalla en la cafetería de la computadora, estar en mi teléfono, luego en mi computadora, y tener que leer algunas partituras de mis notas para prepararen al entrar en la universidad, y por mas que no quería, por mas que no lo deseaba, tuve que usar los anteojos, que los muy miserables me ayudaron muchísimo, pero en ningún momento me los puse en público, preferiría morir atropellado que dejar que alguien me vea así, estando en la cocina de la cafetería no tenia muchos problemas, solo preparaba las cosas para la venta y ya, hasta que una ves mas el jefe mi pidió irme a la caja, al parecer, el cajero de turno se fracturo el tobillo con su patineta y era una pena por él, porque yo le rompería el cuello , además…¿Qué tan estúpido eres para romperte el tobillo con una patineta? Estas casi al ras del suelo deslizándote, me puse frente la caja esperando atender personitas estúpidas deseosas de cafeína, pero mi jefe no se iba, se me quedaba mirándome cruzado de brazos, creo que estaba oliendo mi miedo

    -ponte tus lentes-

    -no tengo lentes aun-

    -sé que fuiste al oculista, tu novio me hablo, ponte los lentes-

    -pero no tengo lentes, no me los dieron, solo gotas-

    -mira…te pones los lentes o simplemente te descontare lo que falte en la caja y un poco mas por necio, ¿ok? tú decides-

    Di un largo muy muy muy largo suspiro quejándome y soltando gruñidos

    -no me importa ponte los lentes y ponte a trabajar-

    Saque el estuche de mi bolsillo y me puse los estúpidos lentes horribles, terminando el trabajo me recostaría en la calle a que un camión de 16 ruedas aplaste mi cráneo, como si usar lentes no fuera malo tuve que escuchar las burlas de mis compañeros y la gente estúpida que se quedaba años intentando elegir un maldito café con galletas, fue un día largo en el trabajo, bastante largo, saliendo del trabajo que fue un poco mas tarde ya que ahora si podía estar en caja me fui a casa, claro que en cuanto fue mi hora de salida me quite los malditos lentes, tome un taxi a casa y blah blah blah, al llegar a casa literalmente me quite los tenis pateándolo por ahí fui al refrigerador a tomar una coca y me deje caer en el sofá, no me había sentido tan cansado y tenso en mucho tiempo, demasiado estrés desde que tenia que usar los lentes, estuve una media hora descansando mis pies y brazos y luego me puse a preparar la cena, una pasta en salsa de tomate con queso mozzarella, orégano y unos trozos de carne fileteados salpimentados, la vista se me nublaba un poco pero no le di importancia, las gotas para los ojos me tocaban hasta mas tarde y no me las iba a poner aun, ian llego mientras preparaba la pasta y fileteaba la carne, el dragón se me acerco mirando lo que iba hacer como de costumbre

    -mmm, amo la pasta, pero… ¿no deberías de ponerte los lentes? -

    -No los necesito déjame en paz tu con eso-

    Tome la sal poniéndole a la carne por ambos lados y posteriormente la pimienta, el me la quito el pequeño envase de plástico mirándome seriamente

    -ponte los malditos lentes-

    -NO los NECESITO-

    - ¡SI los NECESITAS!, vas a pimentar con canela, ¡idiota! -

    Abrió el frasco de plástico y me lo puso en la cara, el olor de la canela es completamente inconfundible, no hay manera, pero como estaba cerrado no pude leerlo, se me quedo mirando con los brazos cruzados

    -ponte los malditos lentes, ya estuvo bueno de endulzar comidas y salar postres, si no lo haces por ti al menos hazlo por la comida, ella no tiene la culpa de que estés ciego y seas estúpido-

    -tu eres el estúpido maldita rana virgen…-

    -claro bola de pelos, ponte los lentes ten respeto por los alimentos…-

    Se fue a su habitación dejando el bote de canela en la encimera y me puse los lentes, seria realmente malo que desperdicie mas comida de esa manera, tome la pimienta que si era pimienta el polvo de ajo y de cebolla para que le diera un poco más de sazón, puse a cocinar la carne con salsa de soya y me puse a preparar la pasta, jamás me cansare de decir que los anteojos me dan asco y lo mucho que los odio, tan solo al quitar la tapa de la olla se empañaron completamente, tuve que quitármelos para limpiarlos, cuando cocinaba la carne tenían salpicaduras de grasa y jugo de carne por lo que tuve que limpiarlos otra vez, con la salsa no pasó nada, pero sentía que en algún momento se me ensuciarían, puse la mesa para los tres ya que Forrest no tardaría en llegar ian saco las bebidas y solo nos sentamos a esperar el venadote que no tardó en llegar, tan solo al oler la comida dejo sus cosas en la sala y se sentó en la mesa, no me saludo ni nada, solo se sentó a comer, beber y ya hasta que do satisfecho en su tercer plato grande nos saludó, y nos preguntó cómo nos fue, clausuramos la cena con un café y una charla y después todos nos fuimos a la cama, aun no daban las diez de la noche pero la comida nos dejo algo rendidos y apenas podíamos pensar en no morir, excepto por Forrest el tendría hambre a mitad de la noche, los dos fuimos al cuarto, yo me recostaría un rato y seguro que Forrest jugaría en su computadora, entre primero y luego Forrest cerro la puerta, iba a la cama cuando me tomo de la cintura, beso mi cuello suavemente

    -la cena estuvo deliciosa mi amor, gracias-

    -de nada mi venadote, me alegra que te haya…-

    Bajo mi pantalón del pijama acariciando mi trasero y pude sentir su miembro entre mis nalgas

    -… ¿quién eres y que hiciste con mi venadote tímido…? -

    - ¡es tu culpa otra vez! -

    -pero si no te he tocado-

    -te ves lindísimo con esos lentes no te los había visto puesto y solo… yo… ¡no se! ¡me puse duro desde que comenzamos a cenar!, ahora mi libido puede más que mi vergüenza y yo solo quiero…-

    Mordió mi hombro gruñendo

    - ¡te odio! Era un buen venado hasta que…tenías que… aparecer tan…lindo…sexy…suave…-

    Me dio la vuelta y comenzó a besarme apasionadamente, su pene estaba tan duro, las venas se saltaban y estaba algo húmedo, comencé a reírme besándolo también, me iba a quitar los lentes pero no me dejo, solo me desabotono mi camisa y fue besando mi pecho y… bueno, el resto es rutina e historia, mas sexo duro frenético, más frenético, demasiado frenético y apasionado, podría jugar que desacomodo mis órganos, igual odio los lentes y no quería usarlos nunca, pero el sexo fue realmente bueno, quizás los use solo como juego de rol, nada mas



     
    • Me gusta Me gusta x 8
  4. Hayden the dark king

    Hayden the dark king Dios Lobo de la oscuridad

    Registrado:
    22 Jun 2018
    Mensajes:
    395
    Temas:
    13
    Calificaciones:
    +182
    Me gusto muchoooo, me gusto mucho. Jajajajaja soy el primer comentario. Deberias pensar en que Sua use lentes de contacto asi no se queja tanto como un niñito y que use las gafas nada mas para seducir al lindo venado jajajajajajajajajajajajajajajajajajaja
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  5. Wonald

    Wonald Intentó advertir de los problemas y soy culpado

    Registrado:
    17 Ene 2015
    Mensajes:
    1,918
    Temas:
    41
    Calificaciones:
    +1,522
    La verdad es sorprendente como a mucha gente en realidad le gustan los lentes, no sólo Forrest. Supongo que son un sustituto elegante de un antifaz de un traje de sadomaso.

    El próximo juego puede ser de Forret jefe enterrando su pepino en su secretario vulpino en la recepción.
    No creo que sea la gran cosa usarlos tampoco, la mitad de mi família los usa incluyendo 4 de mis sobrinos.
     
  6. Hayden the dark king

    Hayden the dark king Dios Lobo de la oscuridad

    Registrado:
    22 Jun 2018
    Mensajes:
    395
    Temas:
    13
    Calificaciones:
    +182
    Yael93Yael93 amigo no dejes este fic y los otros en el olvido. Continualos por favooooor
     
  7. Autor
    Yael93

    Yael93 Tan Vulnerables...En La Oscuridad

    Registrado:
    21 Abr 2014
    Mensajes:
    1,728
    Temas:
    21
    Calificaciones:
    +5,292
    Capitulo 177 Limites




    El tiempo paso tan rápido como siempre, parecía que se te escurría entre los dedos como agua, o coca, ya había pasado bastante tiempo de que Forrest y yo estábamos viviendo juntos, incluso ya era una rutina el levantarme para prepararle el desayuno el llegar pronto de la escuela o trabajo para hacerle la cena y toda comida, y obvio, sexo, mucho sexo, estaba tan deseoso de terminar la universidad y realmente no sabias si querría tocar otro instrumento me interesaba mas en solo trabajar por el momento en la cafetería y luego ver si puedo conseguir algo con violín y piano.

    Preparaba la cena para cuando llegara mi venadote, un estofado, algo de arroz, me sentía bastante cansado, pero nada me encanta mas que ver a mi venadote comiendo, la puerta se abrió y el venadote llego más temprano de lo usual, dejo su abrigo en el perchero y entro directamente a la cocina, me abrazo de la cintura besando sonoramente mi mejilla y metiendo su nariz a la olla de estofado

    -huele increíble mi zorrito quiero un plato grande y… ¿Por qué no usas tus lentes? -

    -no los necesitaba, solo preparo la comida-

    -zorrito… ponte los lentes-

    -no me los voy a poner-

    Me miro cruzado de brazos frunciendo el ceño

    -Sua, ayer te deje no usar los lentes para cenar y cenamos hasta casi media noche por que no viste que el horno estaba en Fahrenheit y no en Celsius-

    -fue solo un… descuido…-

    -nada de descuidos, ponte los lentes, tengo mucha hambre y quiero comer tu comida temprano y tan deliciosa como la solías hacer-

    -siempre hago comida deliciosa siempre que te pasa venado atrevido-

    -lo sé, siempre que usas tus lentes porque sin ellos siempre confundes algo-

    - ¡bueno! Si no te gusta mi comida no la comas-

    -amo tu comida, pero usa tus lentes para cocinar por favor tengo hambre y no quiero esperar-

    Me estrujo fuertemente besando mi mejilla sonoramente

    -deja de querer pelear conmigo solo por que no te gustan los lentes, te ves increíblemente lindo con ellos te comería junto con ese estofado-

    Me reí un poco y antes de que abriera mi boca me cerro el hocico apretándolo suavemente con sus manos

    -ni se te ocurra…no quiero oírte decir nada, nada de adjetivos calificativos…-

    Me reí aún más, me tubo el hocico cerrado unos cinco minutos mientras terminaba de sazonar el estofado, estuvo cinco minutos besándome y diciéndome lo malo que era, luego me soltó

    -comer…-

    Nuevamente me cerro el hocico

    -dije que no… ni se te ocurra…-

    Me le quede mirando mientras reía, le quite su mano de mi hocico y me di la vuelta para tomarlo de las mejillas y besarlo

    -está bien, ahora ve a cambiarte y pon la mesa por favor-

    Saque los lentes de mi bolsillo y me los puso, sin duda alguna la claridad de visión que tenia era milagrosa, tampoco estaba ciego, pero al menos podía leer y distinguir muchas cosas hasta note que cambiaron nuevamente de lugar el azúcar y la sal, Forrest nuevamente me abrazo por la espalda besando repetidamente mi mejilla hasta mi cuello

    -Grr es que simplemente no puedo… me encanta como te ves con lentes…como es que no te gustan si hacen que te veas tan bien-

    -lo único bueno de estas porquerías es que solo así tu eres el que abusa de mi-

    - ¡oye! No abuso de ti, eres mi novio…yo…pues… tengo derecho de… tener intimidad contigo…-

    -yo no definiría tener “intimidad” si solo pones tu pepino enorme en mi trasero mi amor-

    Enterró su cara en mi hombro arrugando mi playera-

    - ¡es tu culpa! -

    -claro vas a culparme cada que te excites al verme-

    Se me quedó mirando seriamente

    -la primera vez si… quizás fue abuso, pero el resto de veces TU siempre empezabas, tenías los lentes te sentabas en mis piernas mordías mi cuello, mis orejas, frotabas mi entrepierna y me mordías, no me culpes si yo después no…puedo controlarme o esperar…-

    -no te culpo, me encanta y lo sabes mi batidora de órganos favorita-

    Dio un fuerte golpe a su cara cubriéndosela mientras sus orejas se agachaban

    -Sua… ¡¿TIENES QUE PONER SIEMPRE SOBRENOMBRES ASI?!-

    Me reí un poco asintiendo rápidamente y bese su nariz, se fue enojado a cambiarse y seguí preparando el estofado, agregando todo lo que le hiciera falta, probando que el sabor fuera no solo correcto si no perfecto, lo deje hervir un poco antes de servirlo para comerlo bien caliente y saque unos platos y vasos para cuando llegara Ian, Forrest regreso más casual y puso la mesa con todo y cubiertos, apague la estufa y solo quedo esperar un poco a Ian que no tardo mucho pero llego con una visita no esperaba ni deseada

    -Güerito cuanto tiempo, que hiciste para comer hoy-

    Me le quede mirando a Vincent que estaba al lado de Ian, luego mire a Ian haciendo una seña para que me explicara bien que carajos significaba esto

    -no es mi culpa lo encontré en la estación del metro me saludo y se me pego, ahora quiere que lo invitemos a comer-

    -acaso no te alegras de verme güerito, después de todos esos lindos momentos juntos-

    -lo que no me alegra es que llegues de improviso como si esta fuera tu casa, ahora tengo que improvisar mas comida porque eres idiota y no me avisas de que vendrás-

    -ya se te ocurrirá algo güerito-

    Dio un largo suspiro estirándose dentro de la casa mirando el interior

    -hacia mucho tiempo que no venia aquí, me hace recordar los buenos tiempo-

    -para mi no eran tan buenos pececito, mejor cállate vete a lavar las manos y veré que otra cosa preparo-

    Fui a la cocina a ver que es lo que podría hacer, algo de carne troceada y empanizada como pequeños bocaditos sería bueno acompañar con el arroz, mientras Forrest ponía la mesa, Ian se cambiaba y Vincent se iba a mirar la tele como de costumbre lo hacía cuando visitaba más la casa, no me tomo mas de diez minutos empanizar y diez minutos freír, el venado estaba mirándome desde las encimeras

    -zorrito…ya tengo hambre…-

    -Forrest tu siempre tienes hambre, ya casi esta y mira tendrás bocaditos, te encantan los bocaditos-

    -pero lo quiero comer ya y no esperar… ¿no puedes servirme a mi porción correspondiente? -

    -tu sabes que nadie come hasta que todos estemos en la mesa mi venadote, así que no-

    -ooow… ¿me das una probado? -

    -si te doy a probar te dará más hambre, solo espérate un poco más-

    Soltó un quejido y se recargo en la encimera mirándome terminar de cocinar, serví los platos de estofado, uno de arroz con carne empanizada y claro los vasos para la deliciosa coca

    - ¡ya está la pinche puta comida! -

    Forrest me dio una fuerte nalgada que resonó en la casa, fue mas escandalosa que dolorosa, me quede sobando, me voltee a mirarlo y estaba viéndome molesto frunciendo el ceño, me reí nada más sobando mi trasero, vinieron a la mesa y nos sentamos a comer normalmente aunque con una persona de más, el estofado había quedado rico ni salado ni quemado ni dulce ni nada, era perfecto, el arroz quedo igualmente delicioso ni salado ni quemado, los bocaditos de carne igual, debo admitir que especiar el pan molido fue lo mejor que pudo enseñarme internet, teníamos la televisión de ruido de fondo para que nos hiciera compañía, pececito soltó un gemido dejando el plato de manera sonora en la mesa

    -güerito, tu comida es la segunda deliciosa que tienes-

    - ¿Por qué la segunda? Todo lo que preparo es de primera y delicioso-

    -por que la primera es tu culo-

    Forrest tocio un poco de lo que estaba comiendo y yo me le quede mirando a Vincent, Ian solo rodo los ojos y sigue comiendo

    -claro que no, lo primero es la comida, mi trasero lo hizo mi madre, eso no cuenta-

    -el punto es que es delicioso…-

    -EJEM…podemos no tocar este tema…-

    - ¿Por qué cual es el problema? -

    -porque…no es un tema que se deba tocar ahora, en la hora de la comida en la mesa…-

    -güerito nunca tuvo problema en hablarlo mientras comíamos…o practicarlo…-

    Forrest levanto la mirada viendo a Vincent molesto frunciendo el ceño, el pececito solo se reía mientras tomaba de su lata de cerveza

    - ¿lo hace mucho contigo? ¿sigue siendo igual de estrecho? -

    le di una patada por debajo de la mesa haciéndolo sacar un grito ahogado, sobándose la espinilla

    -ay perdón… estaba apuntando a tus bolas, si terminaste de comer ya puedes irte-

    seguía sobando su espinilla mientras se alejaba de la mesa arrastrando su silla hacia atrás fue una sabia decisión porque iba a intentar patear sus bolas y esta vez no iba a fallar

    -necesito asilo, el casero va cobrar esta noche-

    -lo siento, pero no hay cama para que te duermas a no ser que Ian…-

    -vete al diablo-

    -ya lo oíste-

    -no me quedare a dormir solo necesito un techo por un rato-

    -como quieras pececito-

    Me levante de la silla llevando mi plato al lavabo, Vincent estiro su brazo con su plato hacia mí, tome su plato y el de Forrest y serví más comida, llene ambos platos y se los di, claro que el de Forrest estaba mas lleno, se los di y luego tome el de Ian, se me quedo mirando con cara de “¿y yo que?” y también le serví un poco más a él para que no empezara a llorar como niña chiquita, yo estaba satisfecho y si comía más cometería una insensatez así que solo calenté un poco de café para tomarlo con unas galletas mientras me relajaba en el sofá, no tarde más de cinco minutos que la cafetera lo hiciera ay sacara un paquete de la alacena y me fuera al sofá, cambia de canal a algo menos feo y me empecé a tomar mi café con galletas con la tele de fondo, luego de un breve momento el pececito vino con todo y su plato y se sentó a mi lado tomando el control y cambiándole de canal

    -yo estaba oyendo eso-

    -pero yo estaba oyendo y viendo lo anterior-

    -pero es mi casa y mi tele-

    -soy tu invitado-

    -yo no te invite llegaste como un invasor a comerte mi comida así que es tu problema-

    - ¿acaso el venado no te folla bien? ¿Por qué estas amargado? -

    -eso es un asunto que a ti no te importa-

    -pues… si así estas tal vez tendré que ponerte de buen humor yo…-

    Me volteo a mirar sonriendo y guiñándome el ojo, le mire seriamente y tome el piersing de su ceja y comencé a jalárselo poco a poco hasta que empezó a quejarse

    -solo era broma dios, de verdad necesitas que te den una buena cogida… si quieres nosotros…-

    Volví a jalarle piersing y se empezó a quejar de nuevo

    -ya ni una broma aguantas-

    -jamás lo he hecho no se por que piensas que eso cambio, idiota, acaso regresaste a inhalar tinner? -

    soltó una risa llevando su cabeza hacia atrás

    -idiota-

    Me reí tomando mi café con mis galletas, Forrest vino del comedor con su palto y se sentó a mi otro lado sin soltar el plato que tenía comida aun, estiro su brazo y me abrazo jalándome a el dejando el plato en sus piernas y llevando la cuchara a su boca, estuve ahí sentado lo que duro mi café, cuando Forrest termino su comida me levante y lleve su plato y mi taza al lavabo y empecé a lavar los trastes que usamos, nuevamente si dejo que se acumulen tantos me dará flojera hacerlo, me lleve más de la cuenta ya que me entretuve un poco haciendo burbujas de jabón

    -bueno a esta hora el viejo ya debió de irse, la cena estuvo excelente, lastima no comer el postre y por postre me refiero tu culo-

    -ay pececito… ¿sabe lo cansado que estoy de oír a idiotas decir que quieren comer zorro?, vete antes de que te estrelle la olla en la cara-

    -mmm te urge esa buena cogida…después lo planeamos-

    Tome un sartén del lavaba

    -solo juego…bueno, como sea… hasta luego-

    -la próxima vez al menos avísame con anticipación imbécil así puedo preparar más cosas-

    -te sugiero una pasta-

    -hare lo que me dé la gana-

    Soltó una risa y salió del departamento cerrando la puerta, termine de lavar los pocos platos y ollas que había y luego me fui a la habitación, me quite la ropa y estuve un rato en ropa interior en lo que buscaba mi pijama, Forrest entro al cuarto cerrándolo cuidadosamente y también se empezó a desvestir, se quitó su camisa de manga larga algo manchada de la cena y se fue quitando los zapatos, entre a la cama ya vestido para dormir y el prefirió omitir ese paso, solo entro a la cama quedándose en playera de tirantes y bóxer, no es normal que él duerma así, no le gusta no siente que sea adecuado a no ser que haga calor entonces se duerme así, entro a la cama y me arrime a él, subiéndome y recostándome, acariciaba su pecho mientras el me abrazaba y tallaba su espalda, estaba cansado y solo quería relajarme su respiración levantaba y mecía mi cabeza arriba y abajo arrullándome, suspiro besando mi frente y continuo tallando mi espalda, dio otro suspiro y me acurruque a él pegándome un poco mas abrazándolo con mas fuerza, solo una risa y me beso en los labios

    -duérmete zorrito, te ves muy cansado, descansa-

    -También tu venadote-

    Me dio una sonrisa y me abrazo, recosté nuevamente mi cabeza en su pecho y soltó otro suspiro, levanté un poco la cabeza

    -que pasa venadote-

    -nada zorrito, ¿por? -

    -que tienes-

    -nada zorrito, solo estoy un poco cansado-

    -mi amor, ¿cuánto tiempo llevamos durmiendo juntos? -

    -casi… alrededor de un año seguidos y casi dos años entre meses repartidos je je-

    - ¿que tienes? -

    -nada, solo estoy cansado, es algo tarde-

    -venadote, cuando suspiras una vez es relajación, dos es cansancio, tres, algo te molesta, ¿Qué es?

    se quedó callado un rato

    -es por…-

    - ¡es un imbécil...perdón por la palabra… ¡pero es un idiota, idiota idiota estúpido! -

    Dio un fuerte gruñido tallando su frente y sus ojos

    -lo odio-

    -si…se que es bastante molesto…-

    -no, realmente es un cretino quiero golpear su cara, no quiero oír a otros hombres decir que mi novio es bueno en la cama y mucho menos oír proponerle tener sexo mientras su novio está oyendo todo-

    -…venadote… sabes que yo no lo haría-

    - ¡y lo sé! ¡confió plenamente en ti, pero me molesta tener que oír a ese idiota decir que yo no te satisfago y más si dice que él lo hará para ponerte de buen humor… además es el idiota que se metió con mi zorro estos más que simplemente molesta maldita sea! ¡Ere mi zorro! -

    -no soy de nadie solo de mi dio…-

    Me volteo a ver frunciendo el ceño bastante enojado

    -…es broma…-

    -nada de bromas de ese tipo, se supone que nos vamos a casar algún día…no…no se supone, nos vamos a casar, y el no esta invitado a la boda deja te lo aclaro-

    -trata de tranquilizarte venadote… Vincent es realmente un idiota, uno muy grande, me hizo vomitar sangre unas cuantas veces así que… lo mejor es que trates calmarte-

    -si te hizo vomitar sangre con más razón se ganó mi odio…-

    -duérmete venadote… mañana tienes que ir al trabajo y si te levantas tarde no te dará tiempo de desayunar, mañana hare huevo a la canasta, jamón, wafles, y un omellet-

    -lo intentare zorrito, pero… Grrr realmente quiero estrellar su cara con el suelo-

    -vaya…no te había visto tan molesto al grado de querer golpear a alguien y decir malas palabras…-

    -…lo siento…-

    -no no. no te disculpes, esta bien que te enojes, digas una mala palabra y tengas ganas de golpearlo-

    -no esta bien…-

    -no deberías de resistir la ira, entrégate a la ira-

    -no gracias zorrito, prefiero mantener la calma-

    - ¿cómo hace un rato? -

    -tengo mis limites-

    -y Vincent los hizo papilla-

    -… ¿lo invitaras a comer otra vez? -

    -yo no lo invito, él se auto invita-

    -y…no puedes… ¿correrlo? -

    -tu… me pides que corra a un… ¿amigo? -

    -no, por supuesto que no zorrito…solo…ese tiburón… al husky y al lince los tolero, pero el… es mas de lo que puedo tolerar… ¡dios! Es que dime… ¿realmente cree que quiero escuchar cómo se acostó contigo? -

    -te acostumbras, yo lo hice-

    - no quiero intentarlo gracias zorrito, él es tu amigo, no el mío yo prefiero romperle la cara-

    -eres tan lindo cuando eres agresivo-

    lo abracé besando su mejilla y volví a recostarme sobre el

    -ahora duérmete o desayunaras solo café y un par de wafles-

    -ya estoy amargado por no disfrutar mi cena no quiero desayunar tan poco… buenas noches mi zorrito lindo-

    -buenas noches mi venadote-

    Yo no me tarde en dormir estaba muy cansado, respecto a el no tenia ni idea si durmió pronto o se quedo desvelando pensando en lo mucho que odiaba a Vincent.

    En la mañana siguiente como yo ya lo sabía Forrest se levantó muy tarde, ni siquiera desayuno, solo tomo café se llevo una dona y salió corriéndose quedándose con ganas de todo el desayuno que se había perdido, lo mas gracioso es que sigue insultando y diciendo que todo era culpa de Vincent, el siempre tiene la culpa de todo yo apoyo eso, después de que prepare el desayuno y el mío y nos fuimos juntos a la universidad en el metro aun extraño tanto mi moto, desearía tener una moto nueva que me llevara a donde me diera la gana en especial si podía poner de los nervios a mi venadote, eso sería increíblemente divertido, la cara que pondría cuando me viera llegar conduciendo, derrapara diera una vuelta con la llanta de atrás levantada y la bajara de golpe, soy tan increíble que puedo hacer eso, solo me costó dos fracturas de fémur y tobillo son mis secretos que mi familia nunca se enterara, la misma mierda de la escuela era aburrida, teoría, práctica, atletismo especialmente, esperaba no tener que padecer eso pero mientras este ahí tengo que tener una actividad extracurricular deportiva por un sistema de salud que a un imbécil se le ocurrió aplicar esa materia, pero dejando de maldecir

    -que cocinaras esta noche güerito-

    Voltee a mirarlo rápidamente algo sorprendido de que estuviera paseando por ahí también

    -no estas invitado-

    - ¿Por qué? ¿Por qué al venado no le agrade? -

    -el hecho de que Forrest te odia no es de mi incumbencia, pero el venir sin ser invitado es una falta de respeto muy grave y no te invito ahora-

    - ¿tu novio me odia? genial, entonces iré esta noche a cenar-

    -no gracias, tengo planeado una pasta a la boloñesa con queso mozzarella-

    -eso es básicamente una invitación a cenar-

    -pececito, me parece que es obvio que el plato para la cena debe ser tu favorito para que solo te quedes con las ganas de comerlo, no para comerlo-

    -eso es cruel y me excita-

    -a mí también-

    -entonces… quieres acompañarme al callejón y…-

    - ¿patearte en el estomago mientras estas en el suelo? -

    Comenzó a reírse mientras sacaba un cigarrillo y lo encendía

    -me lo esperaba de ti, tengo basura que hacer nos vemos después-

    - ¿Por qué sigues en la escuela? No deberías irte de gira y… ¿seguir tu vida de rockero? No pensé que siguieras aquí-

    -aún tengo muchos instrumentos que podría tocar y que hay de ti, ya eres violinista, ¿Qué haces aquí? -

    -aun quiero ser pianista y si no me arto quizás chelista, guitarrista, tocar tantos instrumentos me gusten-

    -que nerd-

    -oh si, un nerd que logro hacerte correr en cinco minutos pececito precoz-

    -eso jamás sucedió-

    -oh si, paso, lo recuerdo bien fue en el sofá y te enojaste porque no me detuve-

    -…imbécil-

    Me soltó un golpe en el brazo

    -quizás necesite que te de una…doble dura lección-

    -quizás en otra vida, ahora tengo que ir a vestidores a correr como imbécil, hasta luego pececito-

    Me levante despidiéndome de Vincent y me fui a los vestidores para la clase de sheen, algún día cuando salga de la universidad le pateare tan fuerte el trasero a sheen que habrá una debate sobre quien le debería quitar mi tenis de su trasero un urólogo o un gastrointestinerologo, pero aún me faltaba mucho para poder golpearlo sin que me echaran, después de una carrera de idiotas y unos insultos cotidianos a el pase al supermercado para hacer una lasaña a la boloñesa con queso parmesano y mozzarella, quería que estuviera bien gratinado como a mi me gusta y seguro que Forrest moriría de gusto con eso, ya que no logro comerse ese desayuno, tome un taxi a casa por que viajar en metro con tantas bolsas no me parecían buena idea, tan pronto entre y deje mis cosas en la sala me puse a cocinar, preparar el espagueti, la carne, todo cocinándose deliciosamente en una salsa de tomate, pude cocinar todo en paz sin interrupciones ni un venadote hurgando mis ollas y robando un poco, la puerta del departamento se abrió repentinamente

    - ¿Güerito ya llegué está todo listo? -

    - ¡¿enserio de verdad es necesario llamar a la policía como lo dice el zorro?!-

    -creí haberte dicho que no estabas invitado y… ¿por qué el dragón te permitió la entrada? -

    - ¡no le permití nada me quito mis llaves! -

    -me invitaste a cenar desde que me dijiste que harías espagueti a la boloñesa, sabes que es mi favorito, lo es desde que lo cocinabas para mí-

    -jamás cocine para ti, yo lo hacía para mi y te permitía comer, y a Ian-

    -yo también vivo aquí y compro comida merezco algo de comer también-

    -ya te dije que tus derechos son revocados cuando cuando el puto cartón del baño no lo cambias, cuando sigo encontrando putos embaces vacíos de leche dentro del refrigerador y… por que carajos…hay una terrible mancha de salsa en el cojín del sofá…-

    -…fue…Forrest…-

    -no, ni lo intentes culpar, por que lo tengo amenazado, y estoy bastante seguro que el miedo que me tienes no llega ni a los talones al miedo que él me tiene-

    - ¿amenazaste a tu novio? Y… que le ibas hacer, ¿cortarle los cuernos? -

    -le dije que si manchaba el sofá iba a atarlo en la cama mientras dormía y grabaría una película porno de dos horas con él, le daría viagra para mantener su enorme pepino duro durante un largo rato-

    -…entonces por eso hay servilletas por todas partes…-

    -ay dragoncito…cuantas veces me vas a pelear tu lugar en la casa… las cosas son simples, pero parece como si no te importaran-

    - ¡solo a ti te molesta que haga eso! ¡¿Qué problema tiene?!-

    -si tanto te molesta hacer las mínimas cosas que te pido entonces por que tengo que cocinar para todos, puedes regresar a tu huevo frito, tu carne asada y tu sopa de sobre-

    Dio un largo y rasposo suspiro

    -llevare el cojín a la tintorería…-

    -me alegra saberlo ahora pon la mesa que serviré ya-

    Mientras apagaba el fuego y servía las porciones Ian ponía la mesa y Vincent solo se iba al sofá a mirar la televisión, Forrest llego luego de un rato sonriente y feliz oliendo lo que emanaba de la cocina, se quedo paralizado al ver al tiburón en la sala, Forrest se me acerco a la cocina susurrándome al oído muy bajo

    -que está haciendo el aquí…-

    -le quito la llave a Ian y entro a casa-

    -y… por que sigue aquí…por que no lo has sacado…-

    -tu sabes que el es mi amigo, a ti es el que no te agrada si quieres echarlo, Tendrás que hacerlo tu mismo-

    -pero…pero…tu eres mejor haciéndolo…

    - ¡Güerito ya está listo tengo hambre!

    -si no quieres esperar lárgate

    Forrest tapo su boca instantáneamente, todos lo mirabas realmente sorprendidos

    -eres una mala influencia para el venado-

    -a mi no me culpes la mala influencia es Vincent, lo odia-

    Forrest me dio un codazo empujándome un poco de la estufa

    -el ya lo sabe, realmente no le importa-

    -el que me odies no quita las ganas de comer espagueti…ni el culo del zorro-

    Forrest frunció el ceño tanto que parecía el gran cañón del colorado, iba a la sala con Vincent, pero lo tome de la muñeca jalándolo un poco

    -te esta provocando Forrest, no seas idiota, a el no le interesa nada más que provocarte-

    -…lo está logrando-

    -sí, eso veo, así que mejor vete a cambiar y vamos a cenar, te serviré un plato grande de espagueti-

    -gracias…ahora regreso…-

    Servi los platos y los llame para comer, Vincent se sentó en el plato mas lleno y estando a punto de comerlo le quité el plato, lo puse al otro lado

    -sueñas pececito, el plato grande es mi venadote si quieres un plato grande págame los ingredientes-

    -antes teníamos sexo y ya-

    -antes era soltero y ya-

    -eso no es un impedimento-

    -EJEM…-

    El venadote se sentó a mi lado arrimando su silla a la mesa y cerca de mi tomando mi pata apretándola, quizás apretándola más de la cuenta

    -Forrest…me estas lastimando…-

    Me soltó rápidamente

    -perdón zorrito…-

    Tan pronto como Ian llego empezamos a comer, las palabras sobre lo maravilloso e increíble que son se quedan cortas ante mi genio y habilidad mi cocina, el como era tan jodidamente bueno era algo que era muy difícil de comprender solo era un dios de la cocina y hasta ahí llegaba mi conocimiento, no perdimos el tiempo en hablar solo en comer, nos servimos un plato mas y hasta donde alcanzo, se acabo completamente todo, la olla había quedado completamente limpia no quedo ni un fideo de espagueti ni una pisca de salsa boloñesa, entre el venado y el tiburón se terminaron todo, Ian y yo nos quedamos con ganas de un poco mas

    - ¿hay un postre güerito? -

    -tu puta madre envuelta en chocolate-

    -prefiero tu culo envuelto en crema batida-

    -si vas a empezar con ese tipo de comentarios en la mesa será mejor que te vayas-

    - ¿Qué? ¿Cuál es el problema? Así juego con el zorro-

    -te agradecería que le guardes respeto ya que YO estoy aquí-

    -eres su novio no su dueño, además el zorro sabe defenderse solo, ya me ha tirado algunos dientes, y claro… yo le he dejado algunas mordidas en…-

    -se calman los dos o no hay postre-

    -ey, yo no estoy haciendo nada, tu novio es el que me agrede-

    -ooow pobrecito, tu para que le estas chingando la madre, déjalo en paz-

    Comenzó a reírse relajándose en la silla, fui al refrigerador y sacar un cheesecake y le servi a todos una rebanada suficientemente grande para que no pidieran repetir bañándola con una salsa frambuesa encima, era tan deliciosa la crema y la salsa era un poco agridulce, pero era deliciosa, no era muy dulce y el ácido equilibraba el pay

    -oh güerito, si no estuviera el venado aquí te llevaría a la cama… este pay es increíble-

    Forrest frunció el ceño mirándolo enojado

    -Vincent, déjalo, ya lo molestaste suficiente-

    -solo me divierto un poco, no me arruines la diversión, a no ser que… quieras divertirte conmigo, o los dos-

    Forrest se levanto de la mesa rápidamente

    - ¡Basta! ¡Largo de aquí!, si no puedes callarte no estarás aquí-

    -relájate, solo estoy bromeando no hay porque sobre actuar-

    - ¡ya fue suficiente con todo esto! No regresaras aquí nunca, no quiero que te le acerques nunca a mi zorro! -

    -viejo, somos adultos, solo es un poco de coqueteo, no es el fin del mundo-

    - ¡si quieres coquetear no lo hagas con la pareja de otros! -

    -es tu novio… no tu propiedad, relájate-

    - ¡S…si si quieres coquetear consíguete tu propio novio, así que largo de aquí! -

    Vincent se levanto de la silla, rodo los ojos y saco un cigarrillo

    -bien… este ambiente acaba de arruinar mi apetito… nos vemos después güerito

    - ¡no¡¡aléjate de él, no quiero que te le acerques! -

    Vincent soltó una risa, hasta a mí me causo gracia que Forrest le dijera que no se me acercara, pero preferí no soltar una risa, podría empeorar la situación, antes de salir a a la puerta se dio la vuelta y miro a Forrest

    -si tanto te molesta que me acerque a él, ¿Por qué no te casas con el zorro de una vez? Así quizás si se acueste conmigo, y tener sexo con un casado lo hace aún más excitante-

    Soltó una risa y Forrest aún más enojado y yendo levantando las mangas de su camisa seguro que iba a golpear, Vincent se fue rápidamente cerrando la puerta, el venado regreso a la sala y al vernos a Ian y a mí solo agacho las orejas, se rasco la nuca y se disculpó, se fue a la habitación

    -se que puede que no sea un buen momento, pero… ¿podrías servirme otra rebanada? -

    Voltee a mirar a Ian levantando una ceja

    - ¿quieres café? -

    -claro-

    Puse la cafetera y serví otras rebanadas para clausurar la cena, después nos fuimos al ser muy tarde nos fuimos a dormir, el lavaría los platos mañana, era su turno, me fui a mi habitación y vi al venado sentado en la cama mirando el suelo con la mirada agachada, me volteo a mirar un momento y regreso la mirada al suelo, me cambie de ropa, apague la luz y entre a la cama

    -…lo siento…-

    - ¿Por qué? ¿por correr a un amigo? -

    -se que es tu amigo, pero no lo soporto…perdón zorrito...-

    -te dije que si te enojabas solo seguirías su juego-

    -¡¿y que hacía?! Seguir escuchando como decía que quería tener sexo contigo?!-

    -no parece afectarte tanto cuando Ethan o Lance lo hacen-

    -ellos no son tan directos… y al menos tratan de decirlo cuando no estoy… sabes que soy inceguroi, no quiero tener que oír a un imbécil coquetearle a mi novio, eso no lo necesito, no me ayuda en nada-

    -me esperaba tu comportamiento de todos, menos de ti-

    -Sua… de verdad…perdón…no es verdad que no puedes verlo…solo…salió de mi boca…-

    -dejas que un idiota te afecte demasiado-

    -lo se…-

    - ¿sabes que jamás te dejaría y engañaría verdad? -

    -lo sé, confió en ti zorrito, pero cuando empieza hablar sobre que te quiere hacer cosas me hierve la sangre-

    -será mejor que te acostumbres por que el volverá, siempre vuelve, es algo así como la gripa…no, la diarrea, Inoportuno y fastidioso-

    -no podría haber encontrado una definición mejor para el… ¡¿Cómo es que te hiciste su amigo?!-

    -compartimos gustos e intereses, es un idiota divertido, me siento cómodo con el-

    -todo lo contrario, conmigo…lo único divertido que pienso que puedo hacer con él es estrangularlo…-

    -Pues… buena suerte venadote… al enojarte de esta forma con el te has condenado, ahora regresara cada que pueda para fastidiarte, es su pasatiempo favorito-

    -…no me jodas…-

    Tapo su boca

    -yo no, eso lo hará ahora el-

    -genial… como si la cosa no pudiera empeorar-

    -Ian se comió el cheesecake-

    Me volteo a ver más sorprendido

    -genial ahora si nada puede empeorar-

    -ordeñare tus bolas y chupare tu pepino enorme-

    Se quedo seria mirándome con una sonrisa

    -gracias amor…que bueno que “dices” que me amas-

    Me reí bastante jalándolo a la cama y acostándolo, fui desvistiéndolo mientras lo besaba y me quede abrazándolo sobre él, pase solo un pequeño rato más molestándolo antes de terminar la noche besándolo y durmiendo sobre el





     
    • Me gusta Me gusta x 6
  8. nikkola

    nikkola deja que tu canción fluya

    Registrado:
    8 Abr 2018
    Mensajes:
    109
    Temas:
    0
    Calificaciones:
    +89
    no esta bien que forrest se reprima tanto con su ira de lo contrario reventara y no del buen sentido jeje
     
  9. Wonald

    Wonald Intentó advertir de los problemas y soy culpado

    Registrado:
    17 Ene 2015
    Mensajes:
    1,918
    Temas:
    41
    Calificaciones:
    +1,522
    En trío no es aceptable? Hahaha.

    Me preguntó quién de los 2 ganaría en una pelea, el tiburón o el venado?

    Tambien me pregunto que pasaría si Vincent e Ian estuvieran obligados a compartir la cama.
     
  10. Autor
    Yael93

    Yael93 Tan Vulnerables...En La Oscuridad

    Registrado:
    21 Abr 2014
    Mensajes:
    1,728
    Temas:
    21
    Calificaciones:
    +5,292
    el que ganaria entre forrest y vincent seria forrest, el no le gusta la violencia, odia la violencia, pero de un puñetazo en la cara a vincent si le tiraria varios dientes, el estilo de vida de forrest que es mas "saludable" que el de vincent le da mas ventaja

    vincent y ian posiblemente en la madrugada ian termine coriendo avincent por que el no dejaria de ahcer comentarios sexuales solo para molestarlo
     
  11. nikkola

    nikkola deja que tu canción fluya

    Registrado:
    8 Abr 2018
    Mensajes:
    109
    Temas:
    0
    Calificaciones:
    +89
    sumando que todos son bastante golosos(por suavizarlo) con sua que dudo que quieran compartirlo.
     
  12. Wonald

    Wonald Intentó advertir de los problemas y soy culpado

    Registrado:
    17 Ene 2015
    Mensajes:
    1,918
    Temas:
    41
    Calificaciones:
    +1,522
    Imafinaba algo como un tiburón mordiendo con sus afilados colmillos un brazos del venado pero entiendo tu punto, siempre dicen que hay que golpear a los tiburones en la nariz.

    Y tal vez provocarlo para terminar comparando tamaños, de los 2, ya sabes a que me refiero ;)
     
  13. Autor
    Yael93

    Yael93 Tan Vulnerables...En La Oscuridad

    Registrado:
    21 Abr 2014
    Mensajes:
    1,728
    Temas:
    21
    Calificaciones:
    +5,292
    Capitulo 178 Sin aliento

    se que no he subido anda en mucho tiempo mas que nada no he sentido ni ganas ni inspiracion por escribir, he tenido muchas ganas pero no me llegan ideas, para los fics, au lo sigo itentando asi que disculpen si tardo mucho

    Debido a los terribles inconvenientes que paso en casa porque Vincent no quiere entender cuando no es realmente el momento de hacer bromas del mal gusto o cuando es bueno dejarlas tuve que castigarlo, no es como si pudiera darle nalgadas y enviarlo a su habitación a reflexionar pero simplemente le deje claro que no iba a poner un pie en casa hasta que no se disculpara con Forrest, al inicio el lo tomo como un juego, cuando se lo dije solo me levanto el dedo medio de la mano y se rio, pero esa misma noche en casa cuando golpeo mi perta llamándome porque no la podía abrir le dice que se podía disculpar con Forrest o se podía ir, no oí más golpes en un buen rato por lo que supuse que se había ido, y así es como Vincent dejo de visitarme durante un buen rato, al menos mi venadote estaba más que contento porque no lo tendría que ver ni tendría que compartir su comida, mientras terminaba de preparar la cena por que siempre tengo que preparar la cena temprano si no tengo un venado berrinchudo presionándome una y otra vez porque le dé de comer como si fuera un niño oh pero cuando yo quiero diversión nocturna siempre es “oh no ahora no Sua no hay privacidad” me quejaría mas si no fuera porque siempre hago que termine cediendo, es eso o tendrá que dormirse duro y cuando se duerme duro no puede dormir porque no puede acomodarse o simplemente esta tan excitado que no puede quedarse de brazos cruzados, podría hacerse cargo el pero por más que se sonroje, prefiere que yo me haga de su “dureza” a hacerlo el mismo, será tímido e inseguro pero no tonto, mientras me relajaba, ian entro a casa y para mi sorpresa llego con el pececito, lo cual eso no me imaginaba ni esperaba

    -vaya…pececito… viniste a… mmmm que rico huele, ¿Qué trajiste? -

    -paquete mega combo fiestero….-

    -espero no planees una fiesta en mi casa sin mi permiso porque te tendría que tirarte unos dientes-

    -espero esto sea suficiente para compensar a tu "noviecito"…-

    -si hubieras hecho caso cuando te dije “vin por favor ya detente” no tendrías que hacerlo-

    -el es igual de dramático que tu-

    -no, tu eres una niñita chillona que cuando te regresan el golpe y no puedes regresarlo te pones a llorar, así que mejor cierra la boca porque si no, no solo no vas a seguir viniendo a mi casa si no que habrás gastado mucho dinero en comida que no podrás comerte tu solo-

    No dijo nada y soltó algunos gruñidos dejando dos bolsas grandes en la mesa

    -me gustaría saber por qué Ian te permitió la entrada otra vez-

    -oye, trajo comida, huele eso, como no dejarle entrar cargando dos bolsas de eso-

    -huele rico, pero que es “eso”-

    -carne, carne variada preparada, la pican la fríen la mesclan le ponen un salteado de verduras y lo bañan en queso…-

    -IAN! ¡Ve por las bebidas! -

    - ¡acabo de llegar ve tú! -

    -perfecto entonces siéntate mientras me explicas porque putas madres hay una caja de leche una de jugo y una botella de agua vacías en el refrigerador, ¿de verdad? ¿enserio es demasiado muchísimo en extremo difícil tirarlo a la basura? -

    El dragón dio un gran suspiro y gruñido, tomo su abrigo del perchero y volvió a salir, Vincent se fue a sentar y mirar la tele mientras y yo iba a poner la mesa, lo usual, platos vasos cubiertos servilletas

    -solo te digo, que si Forrest no queda satisfecho con esto no estar perdonado-

    -es mucha comida, el punto es pagar ahora y no gastar por buena comida en el futuro, no irme a la banca rota para quitarle el hambre al foso sin fondo-

    -pues espero sea suficiente, pero te digo que mi venadote es de grandes muy grandes GIGANTES apetitos-

    -EJEM…con solo decir glotón bastaba… y…-

    Me miro fijamente a mi y luego a el enchuecando su boca y levantando una ceja mientras estaba de brazos cruzados

    -tranquilo, solo vine hacer los pases, traje algo de cenar, ¿sin resentimiento? -

    Siglo de brazos cruzados el venado gruñendo un poco

    -vamos, es buena comida, el zorro sabe que siempre traigo buena comida-

    -eso verdad, esa comida es demasiado buena, las hamburguesas que traían eran deliciosas el queso derretido las papas fritas y la cebolla asada, me encantaría comerlas otra vez-

    Forrest ya estaba salivando, fue a la mesa abriendo las bolsas oscuras de la comida oliendo profundamente mientras salivaba mas

    - ¿po…podemos comer ya? -

    -ian fue por coca y en general bebidas-

    -empecemos antes de que se enfríe, así no sabe igual que nos alcance después-

    -conoces las reglas de esta casa-

    - ¡zorrito! ¡por favor! ¡muero de hambre! -

    -siempre mueres de hambre, pero la respuesta es, nadie come hasta que estemos todos en la mesa-

    Agacho sus orejas y se sentó en la mesa, se quito su abrigo y dejo su mochila colgando de el respaldo de la silla mientras se recargaba en sus brazos sobre la mesa, Vincent se quedó en la mesa mirando la tele y esperamos a que ian llegara con las bebidas, no tendría que ir si tan solo tirara los embaces a la basura pero no, para él es muy difícil hacer tal cosa, tardo como quince minutos en llegar desde que llego Forrest, bastante tiempo pero eso era lo de menos, nos sentamos en la mesa y sacaron dos grandes cajas de unicel con carne, olía demasiado bien, tocino, bistec, chuleta, pimiento y cebolla salteado, una tenia piña, lo cual fue decimado lindo de su parte, todos comimos alegremente la carne, y aunque las “tortillas” eran la bazofia tostada y asquerosa la carne estaba bien, todo estaba bien, a los demás son les importa en absoluto comer con las porquerías tostadas, fui el primero en llenarme, y eso que comí demasiado, me encanto el pimiento y cebollín salteado con la chuleta, ellos siguieron comiendo mientras los acompañaba en la mesa, como si fuera guerra todos cayeron uno por uno aunque Forrest parecía seguir comiendo, tanto carne como tostadas remojadas en salsa con ensalada, quizás alguna vez mate a Forrest e investigue el secreto de su eterna delgadez, al final Forrest termino con todos, salsas, ensaladas, carne, todo, incluso mentitas de regalo

    - ¿quedaste satisfecho Forrest? -

    -sí, todo estuvo muy rico, aunque estoy ansioso de comer esas hamburguesas que dices je je-

    -ay venadito… algún día matare a alguien para darle sacrificio al agujero negro de tu estomago…-

    El agacho sus orejas sonrojándose un poco y rascando su cabeza

    -entonces… ¿todo en paz ya? -

    Forrest volteo a ver a Vincent y no estaba muy convencido, enchuecaba su boca y se cruzada de brazos, pero no decía nada

    -creo que… esta enojado sencillamente por que no hay motivos para echarte-

    - ¿Cómo sabes que eso es? -

    -por que me pasaba igual, es frustrante que hagas cosas buenas por que no podemos golpearte, es frustrante-

    - ¿es frustrarme no tener motivos para golpearme? -

    -sí, bastante-

    -púdrete-

    Como no había postre ni nada solo prepare café para charlar, Vincent molestaba nuevamente a Forrest pero esta ves de manera mas suave por lo que lo pase por alto, el venadote no pero al menos no fue ningún tema de sexo lo cual al menos a mí me bastaba, charlamos por un par de horas y vimos la tele antes de tener que romper la bonita reunión debido a que los que si somos responsable y tenemos trabajo estable tenemos que mantener ese trabajo, nos fuimos a dormir o al menos lo intentamos pero Forrest estaba muy enojado como para dormir y yo no podía dormir por que estaba refunfuñando maldiciendo e insultando a Vincent, es divertido que alguien exprima la ira del venado alguien que sea capas de sacarle lo santito, es adorable verlo enojado poro de verdad necesitaba dormir y si no se caballa no podía dormir

    -Forrest…sé que te dije que esta bien que liberes tu ira, pero ambos tenemos que levantarnos temprano…-

    - ¡¿Por qué tenías que invitarlo?!-

    -yo no lo invite, ian lo metió…-

    - ¡¿Por qué lo metió a casa?!-

    -trajo comida que por cierto te terminaste hasta la ensalada y la salsa-

    -…la comida no tiene la culpa no involucres a la comida en esto-

    Me reí algo somnoliento mientras me arrastraba hacia el

    -pero fue su dinero y no te molesto tan duro-

    -eso no quiere decir que no me este fastidiando cada que puede-

    -así es el-

    -si, y es por eso que el NO me agrada-

    -perdona venadote, pero aceptaste sus disculpas cuando te terminaste toda su comida-

    -si y ahora me debe una de esas hamburguesas…-

    -quizás si le pides que te traiga unas…-

    -ni de chiste voy a cruzar palabras con el…-

    -como quieras venadote ahora mejor duérmete si te duermes tarde te despertaras tarde y no te dará tiempo de desayunar y te pondrás de mal humor

    -lo se…lo se… es que… es tan idiota ese tipo…-

    -convivo con el Forrest, eso no me lo tienes que decir ya lo sé, pero deja de pensar en él, piensa en ese rico desayuno que no comerás si no te duermes-

    -ya voy, pero necesitare a mi zorrito de peluche para dormir tranquilo-

    -Descansa de una vez venadote-

    En la mañana que prepare el desayuno por un momento creí que mi venadote no tendría tiempo pero estuvo listo en la mesa a tiempo bien arreglador, desayuno con bien tiempo y se fue al trabajo, yo desayune con ian y nos fuimos a la universidad, ,e faltaba muy poco para recibirme de pianista y es algo que no podía esperar aunque me gustaría la idea de aprender cello y guitarra con todo este tiempo que pasa prefería solo quedarme con piano y violín, además seguir estudiando y trabajando no me deja mucho tiempo, preferiría enfocarme ya mas en el trabajo, aprovechar que soy un joven amargado y trabajar que aprender todo lo que pueda tener treinta años y estar demasiado grande para estar en un trabajo donde posiblemente solo quieran jóvenes y también porque podría tener más tiempo para atender a mi venadote, y por decir atender me refiero a mucho sexo duro, después de la escuela, escribir practicar y correr como imbécil fui al trabajo, el trabajo no es como si fuera mejor que la escuela, pero sin duda es mucho menos odioso y asqueroso, si no tuviera que usar los lentes todo el rato no me molestaría en absoluta, pero si no tengo a mis estúpidos compañeros molestándome por usarlos o al momento de servir el café terminaba con los lentes empañadas, incluso mi jefe, cada que tenia enfrente un cliente imbécil que se comportaba muy “especial” y simplemente tenía que callarlo y correrlo me rociaba con un atomizador dejando todos los lentes mojados y viendo todo borroso, me regañaba por hacerlo y me volvía a rociar, lo demandaría pero creo que si el les dice lo que yo le hago a los clientes me correrían a mí, aunque después de rociarme casi siempre me mandaba a la cocina a limpiarla y dejar todo ordenado para poder salir, estaba oscuro y parecía que iba a llover, pase a comprar algunas cosas para la cena que iba a necesitar para prepararla, con Forrest ingredientes no me sobran, algunas carnes pastas y verduras, una que otras especies que me faltaban y regrese a casa algo cargado pero tenia planeado algo especial para la noche, tenia pensado hacer algo en el horno, un rollo de carne rellena de queso y vegetales especiada y marinada, unos macarrones con una salsa de queso que deje gratinando en el horno y de postre solo helado, tenia poco tiempo y no se me ocurrió nada más, y hacer más pays seria repetitivo, me tomo un par de horas dejar listo todos, la comida estaba en el horno para que no se enfriara y el queso se mantuviera derretido, me relaje un poco recostándome en el sofá mientras esperaba que ellos llegaran, realmente necesitaba descansar, estar de pie todo el día cocinando y sirviendo café en el trabajo y correr como imbécil en la escuela es demasiado para mí, tuve un rato de relajación antes de que llegaran primero ian y después Forrest, siempre preguntaron por la cena, ¿alguna vez me preguntaron cómo estaba? No, siempre es ¿Qué hay de cenar?, apuesto que cuando encuentren mi cuerpo roído por gusanos primero revisaran la estufa para ver si deje la comida hecha, comerán, reposaran la comida y después quizás me lloren, Ian se fue a su habitación y Forrest vino conmigo a la sala, se sentó a mi lado besando mi mejilla

    -que hay de cenar zorrito vengo muerto de cansancio y hambre-

    -estoy bien gracias por cierto…-

    Me miro sorprendido y luego bajo las orejas abrazándome rápidamente y besando repetidamente mi mejilla

    - ¡Perdon perdon perdon! Lo siento zorrito, ¿Cómo estás? ¿Cómo estuvo tu día? -

    Me reí un poco regresándole el beso

    -estoy bien cansado, odio atletismo mis brazos están algo agotados de tanto hacer pan, estoy bien, vete a cambiar para que cenemos, para estar más fresco-

    medio un largo beso en la mejilla y se fue, yo me tome solo un rato mas antes de ir con él a cambiarme también de ropa, fue a mi habitación y vi al venadote en playera de tirantes, siempre que lo veo de espalda se ve tan amplia y robusta, pero de frente es como si fuera aun el venadote delgado, lo abrace por la espalda pegando mi cara, estaba algo húmeda su playera de tirantes y tenia un ahora algo fuerte de él, se rio un poco hasta que baje mis manos y tome su entrepierna, apretando suavemente, dio un largo suspiro dejando caer sus hombros

    -zorrito…ahora no… estoy muerto de hambre y agotamiento, mañana te prometo que lo haremos…-

    Fui restregando mi cara en su espalda humedeciéndola con la playera sudada de Forrest mientras desabrochaba su pantalón y acariciaba su bulto

    -Sua, de verdad ahora no, tengo hambre y…-

    -comerás cuando terminemos venadote-

    -zorrito, ya lo haremos mañana te lo prometo, podemos hacer algo romántico y…-

    -no, no me estas entendiendo, primero lo hacemos y luego comes si no lo hacemos no comes, ¿ahora entiendes? -

    - ¿me estas chantajeando? -

    -no, claro que no, te estoy amenazando, hice una pasta gratinada con queso y salsa italiana especiada, una carne al horno con mas queso y helado de postre-

    Nuevamente dio un largo suspiro quitándome mi pata de el y me dio la vuelta, beso mi frente

    -Sua… enserio, estoy cansado, por favor, hagámoslo mañana, haremos lo que quieras como te gusta ¿sí? ¿mi zorrito? -

    Yo tome sus mejillas y lo bese en los labios mientras le quitaba el pantalón y medio baje su bóxer, se quedó a medias

    -yo también estoy cansado, en la mañana voy a la escuela tengo que practicar mis instrumentos y mis dedos terminan algo adoloridos luego tengo atletismo y tengo que correr por casi una hora, después voy al trabajo y estoy mucho tiempo parado cobrando a los clientes o amasando pan, preparando galletas pays galletas y después de todo limpiar la cocina, cuando llego a casa tengo que empezar a cocinar para MI venadote, tengo que hace una entrada, guarnición y plato fuerte con postre, quizás me doy unos diez minutos de relajación antes de estar otras horas parados en la cocina, así que… dime que haces tu para terminar TAN cansados venadote…-

    Se quedo un rato en silencio, dio otro largo suspiro y se dejo caer en la cama

    -nuevamente me haces sentir como un niño regañado…-

    -terminando te sentirás como todo un hombre regañado, después te traeré la cena a la cama para que comas mientras ves videos en la computadora-

    -querré porción doble…-

    -claro venadote, solo cocino por ti, si fuera por mi comería comida instantánea o no comería-

    -no lo digas, tienes que comer bien, no quiero que te enfermes-

    -las personas que si engordamos no podemos darnos ese lujo-

    -no es mi culpa-

    -cómo sea ahora…-

    -si… lo se… lo se…-

    Lo bese en los labios tomándolo de la mejillas, fui entrando en la cama con el mientras el gateaba hacia el centro de la cama besándonos en todo momento, levante su playera quitándosela, se enredo un poco con su cornamenta pero él pudo quitársela bien, baje a su cuello besándolo dando algunas mordidas, jadeaba suavemente mientras se recostaba en la cama, baje a su pecho besándolo su pecho ligeramente húmedo tenia un pequeño sabor salado de sudor, baje a su pansa que lo hizo sacar algunas risillas y baje mas hacia su entrepierna, mi nariz tocaba su espeso vello púbico de color marrón oscuro, el aroma era mas intenso de lo usual, me derretía más de lo normal, enterré mi nariz en su ingle y podía sentir el fuerte aroma de Forrest, me encantaba y mojaba más mi ropa interior

    -Forrest…no te bañaste…verdad…-

    Voltee a mirarlo, el me miro también, desvió su mirada y su cara se puso totalmente roja, muy roja sobrepasaba limites críticos

    -po…por supuesto que s…si zorrito…cla…claro que si me bañe…-

    Di una lamida a su entrepierna enterrando más mi cara, el se estremeció dando un ligero salto, era un olor demaciado bueno como para no hacerlo

    -oh no venadote…no lo hiciste, reconozco tu sabor y esto sabe aun mas intenso y delicioso que de costumbre…venadote sucio-

    Su cara estaba realmente roja parecía que entraría en llamas

    - ¡Es que no me iba a dar tiempo! ¡Si me bañaba no iba a poder desayunar!, ya había pasado mala noche, no quería tener un mal desayuno…-

    -te dije que dejaras de pensar en Vincent-

    -es que es un idiota y me hace enojar no debiste invitarlo, ya no deberías de invitarlo lo odio-

    -te comiste la comida que trajo-

    -pero… la comida no tiene la culpa, no metas a la comida en esto, zorrito de verdad… podemos dejarlo para después… no me siento cómodo hacerlo así…-

    -a mi me gusta y mucho-

    -pero… estoy sucio, apesto…-

    -Forrest…cuando digo que te amo no solo es cuando estas guapo bonito y limpio, es en todas maneras, sucio sudado desaliñado, inseguro, enojado, triste, maldiciendo, te amo de todas formas, además, desde hace ocho años…bueno, seis años que te digo que me encanta cuando estas así, sudado, con tu aroma, me fascina, aunque solo me quieras por mi comida…. yo te amo mucho y como sea-

    Me volteo a ver enojado frunciendo el ceño e inflando las mejillas

    -eso no es verdad sabes que te amo mucho y que cocines delicioso no tiene nada que ver-

    Me reí y lo bese en los labios acariciando sus mejillas y regrese a lo mío volviendo a seguir el camino de su labios a cuello, pecho, panza y entrepierna besando y lamiendo por el camino que iba, enterrando mi cara en su ingle, restregando mi nariz en su vello espeso y oscuro, sobando sus bolas, el aroma no era tan fuerte como el de Mike, el de Mike literalmente me ponía de rodillas y casi me hacia suplicar por que me tomara, el de Forrest era no tan fuerte, pero aun así, tenía su esencia, besaba, lamia restregaba mi cara, sobando las bolas de Forrest y sobando su miembro que lentamente crecía a ese pepino enorme y vaya que es enorme, no hubo zona de su entrepierna en la que mis labios y lengua no hayan pasado, su pene estaba totalmente erecto, duro y goteando, Forrest jadeaba y gemía retorciéndose en la cama, engullí su miembro o lo que pude y comencé a chuparlo y lamerlo, Forrest gemía ahogadamente mientras pasaba su mano por mi cabeza acariciando mis orejas y ocasionalmente enterrando mi cabeza un poco más, no dure mucho debido a que primero, me estaba ahogando, tomarlo todo no podía, me faltaba mas boca y garganta y segundo no quería esperar más tiempo, me encime en el mirándolo a la cara besando su nariz y labios y lentamente me fui sentando en su pene sujetándolo, ponía bastante presión para que entrara rápido no quería perder tiempo en dilatarme, la punta entro relativamente rápido, con algo de esfuerzo y un ligero dolor pero entro, poco a poco iba bajando mientras Forrest iba sosteniéndome de la cintura moviendo su cadera rebotando suavemente en la cama gimiendo, tallando mi cintura y besando mi pecho, no hubo tanto problema cuando estuvo medio miembro del venado dentro de mi el camino ya era seguro por lo que me senté completamente teniendo todo el pepino enorme de Forrest dentro de mí, sigo pensando que me hace bulto en el estomago por que como se siente dentro de mi es demasiado grande, le cabalgaba de manera lenta y suave y el me embestía lentamente gimiendo, acostándose y estirándose en la cama jadeando, su pecho se subía y bajaba lentamente, su mano empezó acariciar mi estómago y subía a mi pecho, se fue levantando poco a poco acariciándome el cuello hasta mi mejilla mientras me miraba con la cara roja pero jadeando, tome su mano que acariciaba mi cara y metí sus dedos en mi boca, mordiéndolos suavemente, chupando lentamente su índice y anular, me miro con una expresión tan divertida mientras el rojo de su cara se intensificaba, repentinamente movía sus caderas más rápidamente, la cama rechinaba bastante y me estaba haciendo rebotar un poco, hundía mi cintura mas en su entrepierna, con sus dedos en mi boca siendo succionados Forrest jadeaba restregándose en la cama, estremeciéndose, duramos un rato así hasta que se levanto mientras aun le cabalgaba, abrazándome fuertemente y besándome en los labios, el placer era demasiado bueno para los dos que fue deformando ese beso a solo lamer nuestras lenguas solo chuparlas lamerlas ensalivándonos goteando en mi pecho, ambos comenzamos a gruñirse separo de mi y me estrujo atrapando mis brazos enterró su cara en mi cuello restregándola mientras intentaba ahogar sus gemidos y mordió mi cuello, gemía abiertamente sintiendo los dientes de Forrest en mi cuello mientras su pene golpeaba mi próstata que ante la cabalgata que daba y sus embestidas era mas fuerte las embestidas, yo no aguante, con Forrest no tengo aguante, mientras el me embestía en la cama haciéndome cabalgar con mas fuerza yo termine corriéndome y gimiendo tan fuerte estremeciendo, pero el siguió durante un rato ahogando los gruñidos con mi cuello que aun mordía, se dejo caer en la cama y tomándome de la cintura y arremetió golpeando fuertemente, el golpe de mi trasero con su entrepierna jadeando de manera tan pesada y corriéndose dentro de mí, el último golpe juro que me hizo correr de nuevo, claro , si hubiera tenido algo que disparar lo hubiera disparado, Forrest termino jadeando bastante pesado, y muy irregular, quizás fue demasiado intenso para él, intentaba hablar pero no lograba formular la palabra con sus jadeos, me hizo a un lado y fue gateando hacia la cama hacia la mesa de noche de su lado, yo aun estaba patidifuso, embragado de placer, abrió el cajón y revolviendo sus cosas saco un inhalador y lo huso un par de veces, tomo unos minutos en respirar normalmente, el mismo tiempo que me tomo salir de mi transe orgásmico, estaba tirado en la cama jadeando mas normal, gatee a su lado y me recosté en su pecho

    -…porque…no me dijiste que eras asmático…-

    Tomo algo de aliento acariciando mi espalda

    -porque…hacía años que no lo era…desde los diez años deje de utilizar el inhalador…-

    - ¿Por qué lo guardas aun? -

    -mis papás me dijeron que lo conservara por si acaso, y en todo caso, es mejor tenerlo y no necesitarlo que necesitarlo y no tenerlo…después de doce años…no pensé que me haría falta-

    Regreso al cajón y dejo su inhalador, pero tomo una cajita, la abrió frente a mi mostrándome un anillo, no me lo esperaba, no me imagine que lo fuera hacer, me sonrió con la cara algo sonrojada

    -venadote… ¿te dejaste llevar por lo que te dijo Vincent? -

    Enchueco la boca inflando sus mejillas y desvió la mirada-

    -…no…yo solo…-

    -venadote, sabes que él es un idiota, no tenias que hacerlo, ahora ya no puedes retractarte y pobre de ti si lo intestas, pero, eso no evitara que te siga fastidiando, igual te va a joder y de lo lindo, no tenias que hacerlo si aun crees que es muy pronto-

    -lo se zorrito…pero…no lo hago por ese estúpido tiburón… admito que… si lo compre por lo que él me dijo…pero…tenía planeado dártelo mucho después… esto todo fue idea de Fred-

    - ¡¿Fred?! ¡¿Que te dijo colita de algodón?!-

    -fue hace mucho, de hecho… lo digo en broma, cuando tú estabas en Winona nos vimos un par de veces, lo invite a casa y mientras estábamos en mi habitación, encontrón mi inhalador, y… pues… entre bromas que hacia me dijo que, me casara con quien me dejara sin aliento…y bueno… lo acabas de hacer-

    Lo bese profundamente tomando sus mejillas recostándome sobre él, me separe de el y pase un largo rato besando su mejilla repetidamente

    -entonces…-

    Puse mi mano frente a el y el tomo el anillo, me tomo de la mano y la beso

    -mi venadote…eres estúpido, te amo mucho, deja de dejarte llevar por todo lo que el pececito dice, te apuesto cena por otro momento de estos a que te molestará diciendo que se meterá conmigo-

    Dio un gruñido enchuecando su boca

    -no deberías de invitarlo más…no lo soporto Nadie me había sacado de mis casillas como él lo hace-

    -tu para que te dejas, pero le agradezco este empujón que te dio-

    -planeaba algo más especial, quería dártelo dentro de un par de años en algo lindo, un picnic en el bosque, pero, sentí que era el momento-

    -me alegra que fuera el momento, te amo tanto venadote tragón, mi maravilloso batidor de órganos-

    - ¡Zorrito! deja de llamarme así! -

    Le mostré el anillo moviendo el dedo

    -ahora tengo todo el derecho del mundo de ponerte todo tipo de lindos sobrenombres a ti y a tu pepino maravilloso enorme-

    Dio un gruido pataleando y mordiendo mi oreja, resoplo con la nariz y me estrujo con bastante fuerza

    -zorro malo…te amo…no me creo que me vaya a casar ya con mi hermoso zorrito…y eso que fui yo quien te dio el anillo-

    -bueno, ya tengo el anillo, ya cuando sea podemos ir al registro civil y casarnos y puff-

    - ¿así? ¿...sin…banquete de bodas…?-

    -oh podemos planearlo llamar a mis amigos y familia rentar un salón, llamar a una de banquetes tener una fiesta y comer un gran pastel de varios pisos de alto-

    -esa idea me gusta más-

    -o podemos pasar toda la noche en la habitación y yo drenare cada gota de tu deliciosa leche de tus bolas venadote-

    - ¡¿POR QUE POR QUE NO ME DEJAS CONSERVAR LAS COSAS LINDAS QUE ME DICES?!-

    Me quede riendo sobre el mientras mordía nuevamente mi oreja hasta que ian nos llamó a la puerta y se oía bastante enojado, gritaba que tenia hambre y que no lograba abrir el horno, el plan B que tenia era que no le quitaría la cadena al horno hasta que Forrest me inhabilitara las piernas, pero todo salió perfecto, ahora seré el futuro señor hartfree, cocinare todo para el y besare esa barba y tendremos maravilloso sexo salvaje en todas partes hasta que decida adoptar un venadito para mi venadote, tan solo imaginar verlo con hijos me hace sentir emocionado, pero será dentro de varios años, muchos varios años muchos muchos muchos varios años

    Como un dato curioso que quisiera agregar es que quizas hayan visto que Sua X Forrest tiene mucho yiff y es por que asi es su relacion, es la pareja con mayor actividad sexual mas que vincent que con lance y con ethan,


     
    • Me gusta Me gusta x 6
  14. nikkola

    nikkola deja que tu canción fluya

    Registrado:
    8 Abr 2018
    Mensajes:
    109
    Temas:
    0
    Calificaciones:
    +89
    No es necesario que te disculpes Yael93Yael93, por mi demorate todo lo que quieras y que escribas porque quieras y no porque sientas la presión de tener que escribir así que no se estrese :) (jamás se me dio bien subir ánimos espero haberlo echo bien :))
    Como sua no tendría "actividad" con forrest, cualquiera sería feliz de comer ensalada de venado y pepino jajaja y cuando le entregó el anillo a sua fue la cosa más tierna del mundo awwww
     
  15. wolfman G.

    wolfman G. eres mi felicidad y no lo sabes

    Registrado:
    21 Oct 2017
    Mensajes:
    86
    Temas:
    1
    Calificaciones:
    +139
    Eso es por que a sua le gusta el super pepino de forrest mucho mas que el de los demas XD
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  16. asesionwar96

    asesionwar96 lindo tigre con gran corazon

    Registrado:
    25 Jun 2015
    Mensajes:
    774
    Temas:
    2
    Calificaciones:
    +413
    mis respetos
    holaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa
     
  17. wolfman G.

    wolfman G. eres mi felicidad y no lo sabes

    Registrado:
    21 Oct 2017
    Mensajes:
    86
    Temas:
    1
    Calificaciones:
    +139
    Holaaa tigresito
     
    • Me gusta Me gusta x 1

Compartir esta página

Cargando...