+18 Original Fic M/M Furry boys (Remasterizado)

Tema en 'Fanfics y Roles Furry/Yiff' iniciado por Kitzune125, 2 Nov 2017.

  1. Hayden the dark king

    Hayden the dark king Dios Lobo de la oscuridad

    Registrado:
    22 Jun 2018
    Mensajes:
    395
    Temas:
    13
    Calificaciones:
    +182
    Acuerdate del dibujo fanart de las parejas, ya sabes que dibujo el que te mencione por MP (mensaje privado) *guiñando el ojo* ;)
     
  2. Autor
    Kitzune125

    Kitzune125 El zorro naturista

    Registrado:
    27 Jun 2016
    Mensajes:
    527
    Temas:
    19
    Calificaciones:
    +719
    Aqui les traigo a todos un nuevo cap de esta montaña rusa de emociones ;) Disfrútenlo al máximo y yo se que la espera valdrá la pena cuando lean jejeje ya verán la sorpresa que se llevaran Muajajaja Disfrútenlo :p

    Capitulo 19: Hasta el ultimo momento del ultimo día:

    Durante una tarde de primavera, en un ambiente cálido y tibio, ubicados en Yamato Kawa se encontraban un trió de cachorros furrys quienes se estaban bañando desnudos en sus aguas disfrutando de lo poco que les quedaba de su niñez.

    -Jajaja oigan! No hagan eso que esta helada jajaja Hablaba un Kai de 12 años quien era atacado con salpicadas de agua del rió por parte de Hikari y Yuki.

    -Pero si a ti te gusta verdad? Toma esto y esto! Exclamaba de emoción un Hikari riendo algo travieso mientras seguía salpicando con mas ganas a Kai.

    -Jaja Ah si? Pues ahora verán los dos. Al decir eso con una sonrisa malévola lo que hizo la nutria a continuación fue sumergirse bajo el agua dejando a ambos felinos intrigados.

    -Ay que miedo que miedo, mira como tiemblo jejeje Se burlaba Yuki de broma riéndose mientras temblaba haciendo énfasis a sus burlas.

    -Ya conocemos el viejo truco de sumergirse y luego jalarnos por la cola de sorpresa, eso ya no es novedad viejo. Dijo Hikari sonriendo con confianza mientras miraba el lugar en donde el mustélido acuático se había sumergido.

    Pero pasaron unos segundos y de Kai ni rastro, y eso hizo que ambos felinos se miraran entre ellos algo confundidos y angustiados. -Kai? Pregunto Hikari mirando con algo de nerviosismo el mismo lugar donde se había sumergido.

    Y fue en ese mismo momento que vieron con horror como salían burbujas de aire a la superficie y ahí fue cuando se imaginaron lo peor. -Kai! Exclamo Yuki entrando en pánico y sin perder el tiempo se sumergió en el agua dejando a Hikari solo en la superficie del río asustado.

    Cuando el tigre se sumergió en el fondo del río noto como Kai estaba enredado de su pata en unas algas mientras intentaba todo lo posible por ser libre, pataleando y moviéndose como loco de manera desesperada quedándose sin aire, Yuki asustado intento llegar a el nadando a toda velocidad, pero mientras mas intentaba llegar hacia el, inexplicablemente parecía que no se movía para nada.

    -Kai... Kai... Kai... Seguía repitiendo en su mente el felino de color naranja y negro mientras intentaba de manera desesperada llegar hacia donde se encontraba el mustélido acuático ahogándose, pero el esfuerzo parecía inútil...

    ***

    "Beep Beep"

    -Kai! Exclamo Yuki levantándose de golpe de su cama al escuchar el sonido de la alarma despertadora que tenia a un lado suyo en su cómoda.

    -"Buenos días furros y furras, son las 6:30 de una hermosa mañana de viernes, el verano esta acabándose pero aun así el día esta empezando bonito, se esperan como siempre altas temperaturas y también..." La voz del presentador en la radio del reloj alarma era lo único que se podía escuchar en todo el ambiente, pero el tigre ni hacia caso de eso ya que se encontraba todavía jadeando como loco y con el corazón latiendole con mucha fuerza, Yuki noto su alrededor y vio que se encontraba en su recamara acostado en su propia cama, lo primero que hizo fue apagar la alarma para después tocarse el pecho con su mano mientras se recuperaba de a poco.

    -Fue un sueño... Se dijo Yuki así mismo limpiándose un poco del sudor de su frente. Una vez ya calmado lo que hizo el tigre a continuación fue estirarse todo el cuerpo con ganas haciendo tronar un poco sus huesos adormecidos, una vez hecho se quito las sabanas de encima revelando que había dormido con una camiseta blanca sin mangas y muy holgada junto a unos boxers ajustados de color verde oscuro, levantándose de la cama y estirándose un poco mas lo que hizo Yuki fue dirigirse al baño a prepararse para un nuevo día de escuela.

    ***

    Una vez duchado y vestido con su uniforme para secundaria, Yuki bajo las escaleras y llego a la mesa de la cocina donde lo esperaban su padre quien leía el periódico como de costumbre, y su hermano mayor Taichi, un tigre de bengala de 19 años quien ya iba a la universidad y quien en ese momento se encontraba preparando el desayuno, no se crean, el hermano de Yuki es un gran cocinero con buen sazón y eso era digno de admirarse, que? Se preguntan por su mamá? Pues bueno... eso mejor lo dejare para otro momento.

    -Buenos días. Saludo Yuki quien lo primero que hizo fue sentarse en la mesa con las tripas pidiendo a rugidos que fueran alimentadas.

    -Buenos días mi deportista. Le saludo su papá quien se tomo su tiempo para dejar a un lado su periódico para dirigirle la mirada.

    -Buenos días Yuki. También le saludo su hermano mayor quien con una sonrisa leve le dio su desayuno en la mesa, tostadas con mermelada y un plato de huevos estrellados con salchichas fritas y bien doraditas.

    -Que rico se ve aniki como siempre, gracias. Agradeció el tigre de ojos verdes a su hermano mayor a quien llamaba aniki de cariño. "Aniki" es la palabra japonesa mas informal para referirse a hermano mayor, mayormente también es usada para referirse a un jefe de un grupo o banda callejera.

    -Por dios hijo, otra vez tienes el cuello de tu uniforme desordenado y la corbata muy suelta, cuantas veces te he dicho que tienes que te ordenarte bien después de vestirte? Le pregunto su padre a Yuki mostrando en sus palabras un tono de cansancio al ver que se repite la misma rutina de casi todas las mañanas.

    -Oh lo siento viejo, creo que no me di cuenta ya que pensaba en otras cosas. Se disculpo el tigre joven dándose cuenta con algo de sorpresa y rápidamente se arreglo su uniforme dejándolo mas ordenado y presentable, pero esa acción que hizo dejo consternados a su padre y su hermano mayor quienes se miraron entre si confundidos.

    -Esta todo bien Yuki? Pregunto su hermano mayor mirando con mucha preocupación al tigre pequeño.

    -Porque no iba a estarlo? Le devolvió Yuki la pregunta de su hermano con otra pregunta.

    -Porque cuando te reclamo por tu uniforme desordenado siempre gruñes de forma desinteresada, pero ahora en lugar de eso me haces caso y te lo ordenas, ahora nada mas falta que los cerdos vuelen. Respondió su padre quien con esa metáfora al final quizo decir que no era para nada normal esa reacción te tuvo el felino de ojos verdes.

    -Ah si? No me di cuenta en realidad. Contesto Yuki quien no se sentía extrañado por eso que le decían, y sin expresar sorpresa alguna lo único que hizo fue comenzar a comerse su desayuno empezando por un huevo estrellado. Y fue por esa reacción tan impropia de el que tanto el padre como el hermano mayor nuevamente se miraron entre si mas consternados que la primera vez.

    -Hijo, te a pasado algo últimamente? Pregunto el tigre mas viejo queriendo tener respuestas sobre el extraño comportamiento de su descendencia.

    -Umm? Hizo Yuki sin mirar a su padre, solo seguía comiendo el desayuno terminando con el huevo y siguiendo con una salchicha, en su mirar no expresaba emoción alguna, solo una cara común y corriente.

    -Es que desde hace una semana que te haz comportado diferente, estas menos gruñón, mas atento, mas sensible, incluso ahora te ordenas tu solo. Decía el hermano mayor recordando como si fueran diapositivas todos los momentos a los que se refería, pero Yuki no estaba ni ahí, solo seguía comiéndose su salchicha terminando con el tercio que le quedaba a esta.

    -Es como si algo hubiera cambiando tu comportamiento, paso algo este Lunes en la escuela cuando fuiste a la "fuerza"? Volvió a preguntar el tigre de bengala quien al decir eso ultimo miro al felino mas viejo recordando todo el espectáculo que se armo ese mismo día para que Yuki pudiera ir a la secundaria.

    -Que si paso algo este Lunes...? Decía Yuki mientras se llevaba al hocico el ultimo trozo de su salchicha para degustarlo, pero al momento en que escucho la palabra "Lunes", varios recuerdos le vinieron a la mente de forma fugaz y mas rápida de un rayo de luz.

    -"Yuki te amo". "Me pones tan cachondo Yuki". "Como me prefieres mas Yuki?". "Desnudo o vestido?" "Te amo tanto que no puedo resistirme". "Mi amado tigre". "Te amo... te amo... te amo... te amo...". "Mi Yuki...". Todas esas palabras repercudieron en la mente del felino naranja y negro provocando que imágenes de aquella nutria con la que hace poco había soñado se pusieran en frente de sus ojos. Yuki por la sorpresa inesperada provoco que escupiera del impacto el trozo de salchicha que tenia en la boca.

    -Yuki? -Que te pasa? Preguntaron su padre y su hermano preocupados por su reacción inesperada, en la cara del tigre mas pequeño se podía divisar una expresión que demostraba una mezcla como de susto y pena, se podían llegar a notar unas pocas gotas de sudor caer de su frente hasta su barbilla, incluso algunas se quedaban atrapadas en su bigotes colgándose.

    -Rayos... porque tengo que pensar en Kai ahora? Se preguntaba Yuki así mismo en su mente muy preocupado porque tan solo pensar en la nutria de ojos azules provocaba que su cara se pusiera mas colorada que un tomate y mas caliente que un chile jalapeño, si no hacia algo se iba a poner cachondo en un segundo. -T-tengo que ocupar mi mente en otra cosa antes de que sospechen todavía mas... Se dijo Yuki mientras se le hacia un nudo en la garganta y apartaba su mirada hacia otro lado intentando no mirar de frente a su familia por pura vergüenza.

    -Fútbol... basquetbol... béisbol... tenis... hockey... rugby... pin-pong... boliche... ciclismo... surf... Dijo el tigre de ojos verdes con un tono algo quejumbroso y nervioso empezando a decir de la nada y de forma continua el nombre de diferentes deportes que se le venían a la cabeza, cuando decía uno recordaba otro de inmediato y así continuamente, haciendo eso Yuki podia ocupar su mente en otras cosas diferentes y recuperar la compostura.

    -Ahora si se parece a nuestro Yuki de siempre verdad? Pregunto el tigre de bengala quien se quedo mirando con vergüenza ajena la forma algo tonta con la que actuaba su hermanito en estos momentos.

    -Tienes toda la razón, creo que nos preocupamos por nada. Respondió el felino mas viejo compartiendo el mismo sentimiento con su hijo primogénito.

    De alguna u otra forma Yuki logro salvarse en el desayuno gracias a un pelo de rana calva.

    ==Mas tarde en la escuela==

    Como hoy era viernes las clases terminaban mas temprano, eran las 13:00 pm, faltaba una hora para que se acabara la jornada del día y de toda la semana. En el salón de clases de los chicos, mientras la maestra dictaba la ultima lección en el pizarron y los alumnos concentrados lo anotaban todo en sus cuadernos, en el fondo de la sala se ubicaban nuestros cuatro furros favoritos, en la penúltima fila de la esquina se ubicaban Haru y su derecha Hikari quienes lo único que hacían era anotar al pie de la letra las lecciones sin emitir otro ruido nada mas que el de sus lapices escribiendo sobre las hojas de papel, atrás de ellos estaban Yuki y Kai, el tigre se ubicaba detrás de Haru y a la derecha de este estaba la nutria quien se ubicaba detrás de Hikari, Kai también parecía prestarle mucha atención a la profesora para luego anotarlo todo en su cuaderno, pero Yuki bueno...

    -Maldición... no puedo concentrarme bien ya que nada mas tengo en mi mente eso que paso esta mañana... Se decía Yuki en sus pensamientos con mucha frustración, ya que la cabeza le picaba demasiado por lo desesperante que era no poder prestarle atención a clase por pensar en otras cosas, cosas color de rosa cachondo por culpa del mustélido que estaba sentado a unos pocos centímetros a su derecha.

    -Maldito Kai... toda esta semana no he hecho mas que estar pegado a el cumpliendole sus sucios caprichos... Pensaba el tigre de ojos verdes mientras volteaba levemente su mirada observando a la nutria quien con una expresión normal e inocente prestaba atención a las anotaciones en el pizarron y las anotaba inmediatamente.

    -Que descarado es ese nudista. Se quejo Yuki recordando el hobby secreto de Kai. -Se ve tan inocente y educado ahora, si todos supieran la clase de mustélido sucio en que se convierte estando... conmigo... Pensaba el felino grande quien se quejaba al principio, pero luego sus quejas se ablandaron hasta que dejaron de ser eso, quejas.

    -Siempre que Kai esta conmigo... revela su verdadero ser sin sentir miedo alguno... cuando estamos a solas por alguna razón me siento muy cómodo con el... debe amarme mucho para poder hacer eso sin preocuparse por otra cosa... Seguía pensando Yuki mientras que sin darse cuenta su mirada se iba tornado algo vidriosa y distante con cada segundo que observaba a Kai al lado suyo sin que este ultimo se percatara de ello.

    -Tal vez... por eso decidió quedarse solo en casa esta semana... creo... que ya tenia planeado revelarme su verdadero ser junto con sus sentimientos y quería que tuviéramos su casa para nosotros solos precisamente para eso... Pensaba el tigre de ojos color esmeralda llegando a una conclusión que parecía ser la mas lógica ahora que todo eso le venia a la cabeza, con todo lo que a acontecido esta semana se le había olvidado por completo ese detalle inexplicable acerca de que Kai había preferido quedarse solo en lugar de tener siquiera la compañía de la señorita Aya.

    -Habrá sido por eso...? Pensó Yuki mientras cerraba sus ojos muy perdido en su mente olvidando que estaba en clases precisamente, pero justo cuando parecía que se iba a perder en un basto y profundo mar de sentimientos...

    -Hn? Hizo el tigre estremeciéndose hasta despertar de su sueño despierto, Yuki con sorpresa sintió un leve cosquilleo en su zona del trasero, era una sensación como de caricia y algo cosquilluda que le provocaba un fuerte escalofrió en toda su espalda, como si le estuvieran pasando un plumero o algo parecido, y esas extrañas caricias que atacaban sus glúteos no paraban ni por segundo.

    -P-pero que rayos--? Susurro en completo silencio Yuki quien con un leve sonrojo volteo a su derecha y con sobresalto descubrió que quien le estaba acariciando el trasero era Kai, así es, la nutria quien seguía mirando al pizarron como si nada, se encontraba al mismo tiempo extendiendo su gruesa cola hasta usar la punta de esta para tentarle sus nalgas a Yuki como si fuera una tercera mano.

    -En que rayos esta pensando...? Aquí a mitad de la clase... ? Seguía pensando Yuki indignado, quien ahora menos podía concentrarse ya que su mente estaba siendo ocupada por las tocaciones que le estaba proporcionando Kai a su trasero con mas ganas, su cola era muy suave y muy lenta a la hora de tocarlo, sentía como si sus glúteos fueran acariciados por suaves plumas que le brindaban una sensación cosquilluda pero muy buena que llegaba a ponerlo cachondo a cada segundo.

    -Rayos... me estoy poniendo duro... ahora no... Se quejo el tigre de ojos verdes mientras sentía como en sus pantalones del uniforme se formaba un bulto algo elevado que llegaba a incomodarlo debido a lo apretaba que se ponía su ropa interior presionándolo por todos lados, Yuki siguió mirando a Kai expresando una mirada sonrojada que se tornaba algo jadeante y con una gota de sudor cayendo por su frente, la nutria disimuladamente lo observo y conservando la sonrisa en su cara le guiño el ojo para continuar acariciándole su trasero con la punta de su cola, al felino grande esa forma en la que se le expreso provoco que con frustración se sintiera mucho mas apretado en su zona de la ingle.

    -C-conque esas tenemos eh? Pues es hora de contraatacar... Dijo en su mente Yuki quien sintiéndose cada vez mas excitado decidió seguirle el juego al mustélido el cual ahora parecía haberse puesto en su lado pervertido, el felino naranja y negro igualmente de manera disimulada extendió su cola rayada hasta que esta llego a una de las piernas de la nutria, Kai al notar como la cola de su amado tigre le estaba acariciando su pierna cerca de su zona genital provoco que sus mejillas se ruborizaran levemente conservando la sonrisa en su cara ilusionada.

    Cerciorándose primero que la maestra no los atrapara por casualidad, el tigre siguió con lo suyo y usando su cola algo peluda continuo tocando y acariciándole su muslo a Kai para gozo de este ultimo quien sin perder el tiempo siguió atacándole sus nalgas a Yuki usando la punta de su propia cola, las caricias que le propinaba la nutria de ojos azules se fueron intensificando hasta que finalmente llego a segundo grado.

    -N-ngh... n-no hagas eso... aquí no... Pensaba Yuki quien ahora menos podía concentrarse bien al sentir con mucha pena como la cola de Kai con algo de dificultad entraba debajo de sus pantalones y calzoncillos, el tigre podía sentir directamente en su piel y pelaje sensibles como la textura suave y aterciopelada de la cola de la nutria lo seguía acariciando en las nalgas provocándole un fuerte cosquilleo que recorría cada vertebra de su espalda, calentándolo hasta el extremo pidiendo a gritos en su mente querer desvestirse completamente antes de que se quemara vivo.

    Yuki en respuesta lo único que podía hacer fue dirigir la punta de su propia cola hacia la ingle de Kai, y fue ahí donde podía sentir con ella como el también tenia un prominente bulto en la zona de su funda, al mismo tiempo por alguna extraña razón el tigre podía sentir como debajo de sus pantalones la nutria no llevaba boxers como siempre, y eso solo con usar el extremo de su cola, mientras le tocaba esa zona Kai de forma muy baja y casi inaudible empezaba a jadear por el gozo que le daba ser acariciado en esa zona suya por la punta esponjosa de la cola del tigre con quien perdió su virginidad.

    Ambos furros jóvenes, en el fondo del salón de clases, increíblemente sin ser descubiertos todavía por nadie, de forma silenciosa y discreta se seguían tocando el uno a otro usando únicamente sus colas, mientras mas se tocaban mas excitados se sentían y no podían concentrarse siquiera en las clases, sus mentes estaban completamente perdidas en un torbellino que pedía mas y mas placer, mas gozo que tan solo estarse tocando el uno al otro. Yuki sentía como bajo los pantalones de Kai el miembro de este estaba palpitandole mientras podía sentirlo muy erecto, el mustélido al mismo tiempo seguía tocando con su cola el culo del tigre bajo los boxers de este intentando lo mejor posible por tocarlo y corresponder a los toques que le estaba propinando, los dos chicos intentaban lo menos posible por jadear o emitir sin querer un gemido de gozo, pero la calentura que les estaba dando con forme aumentaban la intensidad de sus toques era mucho mas poderosa y querían hacer mas cosas pervertidas que solo eso.

    Kai ya no pudiendo soportar mas esta situación se paro de manera abrupta de su asiento. -Ma-maestra Kokoro! Exclamo la nutria de ojos azules disimulando lo mejor que podía el tono jadeante y caliente de su voz, y levantando la mano pidió la atención de la profesora ovejuna, todos en el salón se lo quedaron mirando, especialmente Haru, Hikari y Yuki, este ultimo sabia perfectamente lo que quería hacer el mustélido acuático y pedía hasta casi suplicar que por favor tuviera éxito.

    -Pasa algo Kai? Pregunto la profesora quien dejo lo que estaba escribiendo en la pizarra para mirarlo algo confundida por la reacción que tuvo este tan de pronto, Kai siempre fue su alumno mas ordenado y que casi nunca se levantaba a pedir algo, y si lo hacia, lo hacia pero de manera mas tranquila, no como ahora que lo hizo de forma súbita y algo brusca, eso tenia extrañada a la oveja llegando a mirarlo con extrañeza.

    -No me... no me siento muy bien del estomago... puedo ir a la enfermería? Pregunto Kai con algo de pena mientras intentaba ocurrírsele en medio segundo una excusa para poder salir, pero la única que se le ocurrió fue la mas vieja y la mas conocida para intentar salir de un salón en medio de las clases, todos los alumnos se lo quedaron mirando extrañados y algunos riéndose levemente, Haru y Hikari se miraban entre si extrañados por esa repentina petición de parte de su amigo.

    -Te duele el estomago? Pregunto la maestra mientras miraba de fijamente a Kai cruzando sus brazos a ver si era verdad lo que decía su alumno, ya que esta no era la primera ni sera la ultima vez en la historia escolar que alguien del alumnado contara una mentira tan pobre como esa para poder fugarse de la clase.

    -Si... tengo calambres... Respondió Kai mientras se sobaba intencionalmente su estomago con su mano intentando hacer mas real la mentira. -Es que hoy comí de postre en el almuerzo un flan que había caducado hace 2 días... y creo que me esta repercudiendo... Se expreso el mustélido quien seguía hablando para intentar hacer sonar su excusa un poco mas creíble, incluso presionaba un poco su mano contra su vientre siguiendo con la actuación.

    La profesora se lo quedo mirando por unos segundos mientras en sus ojos expresaba una especie de mirada parecida a la de un juez en un tribunal que penetraba con su mirar al acusado, el cual en este caso era Kai, el mustélido acuático intentaba lo mejor posible por no ceder ante los ojos de su maestra que en verdad lo petrificaban del miedo, al mismo tiempo que se encorvaba levemente hacia adelante no solo para fingir que le dolía en el estomago sino que también para ocultar el prominente bulto que seguía formado bajo sus pantalones y que no se le quería bajar ni un centímetro.

    -Vamos maestra... dígale que si... ya no podemos aguantar mas las ganas... Pensaba Yuki quien en secreto pataleaba con su pata golpeando el piso por la tensión y el estrés que se le acumulaba en todo su cuerpo con su calentura, el tigre muy sonrojado y caliente podía sentir como su miembro erecto bajo sus boxers le apretaba tan fuerte mientras palpitaba pidiendo ya algo de acción.

    Finalmente luego de unos instantes de un muy tenso y aplastante silencio que casi parecía una eternidad, la maestra finalmente dio su respuesta:

    -Esta bien Kai, te doy permiso de que vayas a la enfermería en lo que le resta a la clase por terminar. Dijo la oveja quien cambio su mirada penetrante por una mas calmada.

    La nutria de ojos color zafiro dio un disimulado suspiro de alivio al mismo tiempo que Yuki quien también lo hacia, casi pareciendo al unisono. -Gracias maestra... Respondió Kai quien seguía usando el tono levemente lastimero de su voz para continuar con la mentira y evitar un leve descuido.

    -Pero si te duele tanto el estomago voy a tener que hacer que alguien te acompañe por si pasa cualquier cosa. Explico la maestra Kokoro mirando si por casualidad había algún voluntario que quisiera hacer eso.

    -Yo lo hago señorita! Exclamo medio segundo después Yuki alzando la mano al mismo tiempo que se levantaba de su asiento dispuesto.

    -Tu Yuki? Pregunto algo atónita la profesora por esa reacción tan inmediata que le dio el tigre, Haru y Hikari sorprendidos al entender muy bien lo que pasaba se miraron entre si dándose cuenta para donde iba todo eso.

    -Bueno esta bien, creo que me sentiré mas cómoda si lo cuida alguien como tu que es muy fuerte y esta siempre alerta ante cualquier cosa, ya pueden irse los dos. Dijo la oveja quien les dio finalmente el permiso que tanto pedían ambos furros.

    -Gracias señorita. Se expreso Yuki en agradecimiento por la gentileza de su tutora y rápidamente sostuvo a Kai de tal forma que pareciera que lo estuviera ayudando a caminar ya que supuestamente estaba "convaleciente" por su repentino dolor de estomago, ambos furros salieron finalmente del salón cerrando la puerta dejando al resto de la clase algo extrañada y disgustada por todo esto que aun les parecía muy extraño.

    -Uff... estuvo cerca. Se expreso Kai quien una vez afuera de la sala de clases, se apoyo de espaldas sobre la pared continua a la puerta del salón suspirando con un profundo alivio, pero no tuvo suficiente tiempo para relajar su cuerpo y mente ya que de manera rápida Yuki lo agarro de la muñeca y le dijo:

    -Ven conmigo. Dijo Yuki usando en su voz un tono algo frustrante y con un leve gruñido, e inmediatamente se llevo jalando a la nutria del brazo directo a la enfermería, pero a Kai no le molestaba ni un poquito, sino que todo lo contrario ya que se dejaba ser llevado así por el felino rayado con una sonrisa de jubilo en su rostro.

    Y devuelta en el salón de clases: -Dolor de estomago mis bigotes, es obvio a que van a la enfermería esos dos. Le susurro Hikari a Haru disimuladamente demostrando con sus palabras que ya sabia perfectamente la estratagema de sus dos amigos recordando con detalle lo que habían atestiguado ayer por la tarde.

    -No me lo recuerdes... que yo también se perfectamente. Respondió el zorro rojo a quien las mismas imágenes le venían a su cabeza, recordando aunque no quisiera como vio a Yuki y a Kai haciendo esas cosas perves sin que supieran que eran espiados, de solo recordar el como los había visto por primera vez de esa manera provoco que sus mejillas se ruborizaran levemente.

    -Y encima no pueden esperarse hasta que terminen las clases dentro de una hora? Esos dos tienen un problema de calentura. Siguió susurrando Hikari mientras miraba de frente a Haru igual de sonrojado de tan solo pensar que en estos momentos ese par estuviera haciendo cosas pervertidas dentro de la escuela todavía en horario de clases.

    -Pero y que pasa si la enfermería esta ocupada en estos momentos? Pregunto Haru quien aunque sabia que eso estaba mal igual se preocupaba porque sus amigos tuvieran un predicamento inesperado, ya que el sabia perfectamente lo que era sentirse caliente e insatisfecho.

    Y fue cuando el gato calico le respondió a sus dudas: -No creo, la enferma casi nunca esta allí por lo que dudo que la encuentren ocupada, y si fuera así como dices, igual puede que usen otro lugar como los baños o el armario del conser--

    -Oigan ustedes dos allí atrás! Exclamo la profesora interrumpiendo su conversación, ambos furros con miedo voltearon sus cabezas mirando como al frente estaba la maestra Kokoro observándolos con sus ojos de profesora aterradora, a los dos les vino un fuerte y congelante escalofrió recorriendo sus vertebras al mirar esos ojos que literalmente estallaban en llamas.

    -Ya dejen de hablar y concéntrense que todavía no terminan las clases! Exigió la maestra quien con algo de euforia golpeo con su tiza la pizarra provocando que sonara un fuerte golpe cuyo sonido llego directo a los oídos de todos los alumnos del salón.

    -S-si señorita Kokoro! Exclamaron Haru y Hikari casi tartamudos, y en un parpadeo volvieron a ponerse en posición en sus asientos regresando a sus cuadernos antes de que la oveja se pusiera por encima de ellos en la cadena alimenticia.

    ==Mientras tanto==

    Ambos furros jóvenes en un parpadeo llegaron a la enfermería, y tal como lo había dicho Hikari ni rastro de la enfermera. Era un cuarto un poco mas grande que el salón de clases, quizás cerca del doble, las paredes estaban pintadas de un blanco algo desteñido y había dos camas en total, separadas por una delgada cortina blanca que servia para darles privacidad a los que se acostaban en ellas, y el aroma en el aire era de desinfectante el cual resultaba ser algo incomodo al llegar a sus sensibles orificios nasales.

    -*Suspiro* Finalmente estamos los dos solos... creí que me iba a quemar en el salón de clases. Dijo Kai con mucho alivio expresado con una sonrisa de jubilo en su rostro, la nutria sin perder el tiempo se sentó en una de las camas la cual rechino con su peso puesto encima suyo.

    Yuki antes de decir cualquier cosa cerro con pestillo la puerta de la enfermería y se aseguro que las cortinas en las ventanas estuvieran bien cerradas sin dejar paso a cualquier imagen que pudieran ver desde afuera.

    -Eso fue muy imprudente de tu parte Kai. Se expreso Yuki quien miro hacia donde estaba el mustélido, y por la forma en la que lo miraba con sus ojos verdes era obvio que sentía de todo menos felicidad.

    -Que? Hizo Kai quien se preocupo al ver como el tigre lo miraba de esa forma, era la primera vez que lo notaba con esa expresión tan seria en su cara, casi daba algo de miedo.

    -No puedo creer que se te ocurriera hacer algo como eso en medio de la clase. Se expreso Yuki comenzando a dar pasos hacia adelante acercándose a Kai. -Y si la maestra nos hubiera descubierto? Y si se hubiera armado un escándalo por todo eso? Preguntaba el felino naranja y negro quien se puso en frente de la nutria mirándola con regaño mientras esta aun seguía sentada en la cama igual mirándolo a los ojos.

    A Kai la forma en la que lo regañaba Yuki le hacia sentirse muy mal, como si una piedra bien pesaba estuviera presionando su corazón y un fuerte nudo se le hiciera en la garganta provocándole una incomodidad que impregnaba la atmósfera del lugar. -P-pero... pero... tu también me tocaste Yuki... Decía Kai con su voz algo tartamuda, mirando con su rostro levemente dolido al tigre intentando buscar la forma de poder lavarse las manos todo este dilema.

    Obvio que al decir eso provoco que las mejillas de Yuki se sonrojaran levemente haciendo recordar a este que era la pura verdad aunque no quería. -B-bueno... supongo que yo tampoco estoy libre de culpa. Dijo el felino grande quien miro hacia otro lado rascándose la nuca y expresando pena en su mirada.

    -Pero aun así tu fuiste quien lo comenzó todo en primer lugar, y hubiera sido muy peligroso si alguien nos hubiera descubierto, lo que hiciste fue algo muy grave y es un milagro que nos hayamos salvado de la que pudo haber sido la mayor vergüenza de nuestras vidas. Se seguía expresando Yuki quien continuaba mirando a Kai usando un tono de regaño en sus palabras, Kai solo bajo la mirada muy apenado y parecía que se le había secado la garganta y con ella el resto de las palabras con las que intentaría redimirse.

    -Es que hoy es el ultimo día... Dijo Kai de pronto haciendo que Yuki se confundiera al escucharlo. -Hoy ya es viernes, mis padres y la señorita Aya regresan a casa esta tarde, lo que significa que no podremos tener la casa para nosotros solos... y también que se termino finalmente el trato que teníamos desde el Lunes, significa que ya eres libre Yuki... Decía todo eso Kai quien seguía con la mirada abajo sin poder ver su cara, pero su tono de voz se demostraba que sentía un poco de pena.

    -Eh? Hizo Yuki quien se dio cuenta finalmente a lo que se refería la nutria. -Es cierto, hoy es el ultimo día de la promesa que hicimos el Lunes cuando tuvimos nuestra primera vez, cielos... he tenido la cabeza en tantas cosas esta semana que lo había olvidado por completo... Pensaba el tigre de ojos verdes quien con sorpresa no se había dado cuenta de que el tiempo paso volando muy rápido, y tal como decía Kai ahora que la semana finalmente termino significaba que era libre de todo, ya no tendría que ir a su casa después de clases, no tendría que pasársela desnudo toda la tarde, ya no tendría que soportar tantos cachondeos de parte del mustélido, y ya no pasaría tanto tiempo con el, pero por alguna razón eso ultimo que pensaba no le dejaba a Yuki un gran sabor de boca, mas bien le dejaba un toque algo agridulce en su lengua.

    -Disfrute mucho esta semana contigo, la disfrute al máximo y fue la mejor de toda mi vida hasta ahora, por eso hice eso en el salón de clases... aunque sabia que era atrevido y algo suicida... igual no pude contenerme, mi lado pervertido se había apoderado de mi ya que me daba mucha pena saber que este era el ultimo día... en verdad lo siento mucho si esto fue mucho para ti... Se disculpo Kai de forma sincera después de haber revelado los motivos por el cual monto todo ese acto durante la clase, aunque pensaba que esto que hizo fue la gota de derramo el vaso y con mucho miedo sentía que Yuki no lo iba a perdonar, pero...

    -Maldición... vaya que eres un idiota de primera. Dijo de pronto Yuki con algo de queja mientras se rascaba la cabeza con algo de ganas, esa forma en la que le contesto provoco que Kai miraba al tigre de frente quien seguía parado delante suyo.

    -Si en verdad piensas que cuando siento que es demasiado digo que no, entonces te habría dicho que no justo cuando me propusiste esta locura de pasar todas las tardes en tu casa desnudo. Se expreso el tigre de ojos esmeralda al mismo tiempo que miraba algo sonrojado y con pena al mustélido, fue en ese momento que Kai todavía sentado en la cama se quedo completamente mudo por la sorpresa que le dejo al escuchar eso.

    -Tal vez seas un pervertido, un nudista y cachondo pero... nada de eso me molesta de ti, al contrario, me ha llegado a gustar mucho conocer ese lado tuyo... Al decir eso Yuki abrazo delicadeza a Kai de la cabeza acariciadola, Kai sintió un fuerte latido en su corazón al escuchar esas palabras provocando que sus ojos se abrieran fuerte y sus mejillas se ruborizaran, el tigre mientras continuaba abrazando al mustélido acuático se impulso con el hacia adelante provocando que ambos cayeran directo sobre la cama de la enfermería quedándose allí por unos instantes.

    -Yuki! Tengamos sexo por favor... ya no puedo aguantarme mas. Dijo casi suplicando un Kai excitado por las palabras del tigre mientras miraba a este ultimo acurrucados los dos en aquella cama de color blanco puro.

    -Jeje aunque lo intentaras no podrías aguantarte cuando te pones así. Le respondió Yuki sonriendole igual de ruborizado, ambos furros se rieron levemente perdidos en el placer del momento, casi hasta parecían ser ya una pareja aunque todavía no era así.

    De un momento a otro los chicos se habían tomado unos pocos segundos para desnudarse completamente sin dejarse nada puesto, excepto Kai que seguía con su colgante de tiburón puesto en el cuello como siempre lo hacia desde que se lo regalaron. Mientras los uniformes de ambos se encontraban tirados y arrugados en el suelo, en la cama se ubicaba Kai acostado boca arriba y Yuki quien lo miraba de frente mientras este ultimo jadeando en silencio observaba con detenimiento cada centímetro del cuerpo desnudo de la nutria deleitándose con el.

    -Jeje te gusta lo que ves? Preguntaba Kai sonriendo con algo de pena por estar siendo observado a cada momento por su tigre atesorado.

    -Después de una semana entera de estar así contigo creo que... me he acostumbrado a verte mas desnudo que vestido... d-de hecho no puedo imaginarte con ropa aunque lo intentara... Decía Yuki a quien en este momento su mente se le volvía un torbellino debido al calor del momento ya que estaba tan excitado al decir eso, aunque no sabia si era verdad ya que el otro día se había imaginado a Kai precisamente vestido con una prenda de una revista que había llamado su atención y ahora decía completamente lo opuesto, era como si su libido lo estuviera controlando pero eso a la nutria no le molestaba, sino que todo lo contrario.

    -No sientas pena de decir lo que piensas. Se expresaba Kai sonriendo con jubilo al mismo tiempo que le acariciaba la mejilla a Yuki con total gentileza para sorpresa de este ultimo quien se quedo mirando al mustélido.

    -Yo también te prefiero mil veces desnudo que vestido, porque puedo ver cada centímetro y cada parte del tigre que mas amo en esta vida sin ser obstaculizado por ropa innecesaria, sentirme libre con el y que el sienta lo mismo, yo no tengo nada que ocultarte ya que si lo deseas... p-puedo estar desnudo todo el tiempo que este contigo y no me quejaría... al contrario, me daría mucha alegría s-si tu me pidieras eso... mi desnudez te pertenece y yo quiero que la disfrutes todo el tiempo si es lo que quieres... Seguía hablando un Kai cada vez mas excitado por sus propias palabras dejándose llevar por su jubilo, a la nutria con cada palabra nueva que salia de su hocico podía sentir como su cuerpo repercudía mientras temblaba de la excitación que le provocaba su imaginación que seguía jugando con el.

    Yuki completamente callado escuchaba cada palabra del mustélido acuático sin emitir ningún ruido, solo tenia sus oídos bien destapados escuchando las fantasías de la nutria que se encontraba a unos pocos centímetros cerca suyo.

    -Y-yo si lo deseas cada vez que estemos solos nos podemos desnudar primero que nada y hacer cualquier cosa ademas de hacer cosas pervertidas... a-así me he imaginado siempre contigo, los dos solos y desnudos en la vida como s-si nada... disfrutando cada momento de la desnudez del otro sin estar esclavizados a usar ropa, pudiendo mirar al otro por completo, e-estar desnudos p-para mirar la tele... j-jugar vídeo juegos... descansar en el sofá o en la cama... c-comer unas botanas juntos... en fin... hacer todo desnudos como s-si fuera lo mas normal del mundo... Y continuaba hablando Kai completamente perdido en su libido creciente que alimentaba su imaginación, todas las fantasías secretas en las que se imaginaba con Yuki ahora estaban siendo sacadas de su boca jadeante por la excitación que le daba el ser tan abierto a sus locos pensamientos.

    Yuki sin poder aguantarse mas agarro a la nutria de los hombros para asombro de esta ultima quien bajo de su nube y miro al felino rayado que tenia de frente, y antes de poder tomarse un segundo para reaccionar lo siguiente que sintió Kai fueron los labios de Yuki que sin previo aviso se juntaron con los suyos en un sorpresivo beso de boca provocando que ambos nuevamente se cayeran acostados en la rechinante cama, jadeando entre besos ambos furros seguían lamiendo el interior de la boca del otro con ganas haciendo bailar sus lenguas en ese estimulante y candente baile pervertido que mezclaba su saliva en una sola, Yuki acariciaba mientras tanto cada centímetro de la espalda de la nutria sintiendo su pelaje suave y algo sudoroso, Kai en respuesta hacia lo mismo con la espalda del tigre, sintiendo como esta era bien recta y formida, y sobretodo bien dura como la roca, no, como el acero pensaba el mustélido acuático, al mismo tiempo que se acurrucaban podían sentir levemente excitados como sus miembros fuera de sus fundas se rosaban entre ellos acariciándose mutuamente, las espinas de la polla de Yuki acariciaban hasta masajear la de Kai, provocando estimulantes corrientes eléctricas que calentaban todavía mas a ambos animales furrys.

    Finalmente ambos animales adolescentes pidiendo un poco de aire se separaron de sus labios dejándolos por un segundo todavía conectados por un hilo plateado hecho con la saliva mezclada de los dos, Kai había quedado boca arriba mirando con unos ojos perdidos en el deseo a Yuki que estaba encima suyo mirándolo de frente con esos mismos ojos que suplicaban placer, los dos seguían abrazados y sin separarse ni quitar una mano del cuerpo del otro.

    -Si sigues diciendo esas cosas pervertidas me vas a hacer eyacular de manera precoz... nutria cachonda. Se quejo Yuki con una sonrisa en su rostro mientras seguía mirando el mustélido completamente perdido en esas mismas palabras que le había dicho antes acerca de experimentar todavía mas su desnudez.

    -Jeje... se nota por tu cara que ya tienes humor de hacer algo sucio verdad tigrecito? Pregunto Kai de broma siguiéndole el juego al felino cuyos ojos verdes se encontraban completamente dominados por la lujuria.

    -Cállate. Dijo Yuki dando por terminada la charla para volver a besar de lengua a Kai, perdiéndose en su paraíso de libido ambos furros cerraron sus ojos continuando con ese beso y empezando con su ultimo día de relaciones cachondas, como sabían que era el final de su promesa decidieron hacer que este momento valiera la pena, con cada toque que se daban el uno al otro, con cada estimulo, con cada gemido y jadeo es como tanto el tigre como la nutria recordaban todo lo que hicieron esta semana que fueron temporalmente unos furros nudistas y cachondos al extremo.

    ***

    El Lunes como recuerdan después de haber declarado sus sentimientos Kai llevo a Yuki a su casa donde le rebelo su hobby secreto sobre el nudismo, o como el prefería llamarlo, naturismo, fue a partir de ese momento que el tigre había descubierto un lado oculto e increíble que no conocía del mustélido acuático al que creía todo un caballero refinado y amable, finalmente, después de una tarde llena de ocho orgasmos seguidos Yuki había prometido estar toda la semana en la que Kai estaría solo, acompañándolo y estando con el en su casa pero con la condición de hacerlo completamente desnudo como lo hacia la nutria, y fue a partir de esa tarde que el tigre había empezado a aprender de Kai acerca de los placeres y el glamour del nudismo.

    Desde entonces, todos los días de la semana Yuki lo primero que hacia una vez que entraba a la casa de Kai era desvestirse junto con el sin dejarse ni un calcetín puesto, ambos furros hacían cualquier cosa estando así, nadaban en la piscina del patio trasero por un buen rato sintiendo directamente el agua fría tocar completamente sus pelajes, miraban la tele en la sala sentados en ese sofá de cuero el cual era algo interesante al sentirlo en sus rabos expuestos, jugaban vídeo juegos sentados en el piso o la cama, para Yuki era la primera vez que jugaba estando completamente desnudo, lo hacia a veces en calzoncillos pero nunca lo había hecho así todo encuerado, aunque por alguna razón no le incomodo mucho al principio, tal vez ya comenzaba a acostumbrarse a su vida temporal como animal nudista, pero algo que le resulto mas excitante al felino rayado fue el momento en que tuvo que hacer su tarea con Kai, los dos estaban sentados en el escritorio de este todavía desnudos mientras resolvían los problemas y anotaban las respuestas, pero Yuki no podía concentrarse para nada en eso ya que su mente estaba siendo completamente ocupada por la increíble vista que tenia a tan solo unos pocos centímetros cerca suyo, la vista de aquella nutria de ojos color azul zafiro a la cual no podía dejar de mirarle su desnudez de la que se había llegado a acostumbrar demasiado bien. Aunque para Yuki el conocer esta vida secreta de parte de Kai fue un shock al principio, sin darse cuenta termino aceptándola y formar parte de ella sin darse cuenta olvidándose por completo que solo seria temporal y que podría volver a su vida normal una vez que la semana terminase.

    Y no faltaban evidentemente los momentos lujuriosos en los que ambos se perdían en su calentura por culpa de sus hormonas de adolescente alborotadas, la casa completamente vacía era llenaba únicamente por los jadeos y gemidos pervertidos que salían de las bocas de los dos furros jóvenes que no hacían otra cosa de tener sexo y follar en cada rincón de la residencia sin sentir pena alguna, solo dejaban que su libido hablara por ellos cuando entraban a su "modo lascivo". En el patio trasero, en la habitación de Kai, en el baño de este ultimo, en el sofá de la sala e incluso en el piso de esta, con cada orgasmo que liberaban pedían de manera insatisfecha todavía mas hasta que sus caderas se derritieran al ya no poder pedir mas, el estar toda la tarde desnudos haciendo las cosas que normalmente harían vestidos resultaba ser como un afrodisíaco poderoso que los estimulaba hasta la médula de sus cuerpos peludos y sudorosos por los últimos momentos de calor que le quedaba al verano. Fue para Yuki una semana alocada a la que termino acostumbrándose mas que bien, y para Kai fue asombrosa ya que como había dicho la disfruto al máximo durante cada segundo de estuvo al lado del tigre por el que seguía luchando hasta el final por ganarse su amor usando su corazón y su cuerpo para demostrárselo, es por eso que al mustélido acuático le daba pena saber que se había terminado y no haya logrado muchos resultados, pero eso no significaba que se iba a rendir tan fácilmente y menos ahora que Yuki y el comparten este secreto tan intimo, bueno ni tan intimo de parte de cierto zorro rojo y cierto gato calico.

    ***

    Faltaban 5 minutos para que sonara la campana que diera por terminada la jornada de clases del viernes y de toda la semana, en la enfermería ambos jóvenes habían alcanzado su segundo orgasmo y ahora estaban intentando llegar al tercero antes de que la escuela terminara.

    Jadeando como loco lo que hacia Yuki era tener a Kai sentado en su regazo sintiendo como este montaba con ganas su polla felina, el tigre podía sentir las paredes anales de la nutria apretando cada centímetro de su miembro espinoso, era una sensación todavía mas caliente que las otras veces, casi podía sentir que su pene se fuera a derretir de tanta calentura que le daba por las continuas cabalgabas que proporcionaba el mustélido acuático.

    Kai se encontraba montando el miembro de Yuki mientras le daba la espalda gimiendo con mucho placer recorriendo cada célula de su cuerpo, el mustélido sentía hasta el mas pequeño pelo de su cuerpo ser estimulado por las espinas carnosas del la polla del felino grande que rozaban y masajeaban el interior de su ano, casi parecía que lo iba a desgarrar pero eso a Kai no le importaba en lo mas minino, sus caderas se movían por si solas cabalgando con mucha mas energía el pene de Yuki que llegaba a meterse mas profundo de sus entrañas llegando a tocar y estimular con fuerza su pequeña próstata que lo hacia estremecerse y gemir con mucha mas euforia llegando a babear del gozo que no le dejaba en paz.

    -K-Kai... Kai... e-en serio te gusta ser un nudista? T-Tanto te gusta mas estar desnudo ngh! Q-que vestido? ahh ahhhh! Preguntaba Yuki con dificultad debido a sus gemidos de placer, entrecerrando sus ojos y con sus mejillas completamente coloradas, lo que hizo a continuación el tigre fue acariciarle su pecho a la nutria con una mano y con la otra estimular hasta empezar a masturbar de a poco la polla de esta que ya se encontraba empapada con su propio liquido preseminal que escurría como si fuera orina, lo que quería el tigre era asegurarse si todo eso que dijo antes el mustélido acuático acerca de pasar mas tiempo desnudos era verdad, y aprovechaba ahora que estaban los dos perdidos en su lujuria que es cuando son mas sinceros en cuanto a sus deseos cachondos mas íntimos.

    -N-ngh... a-ahhh ahhhh... Y-yuki... s-si si! M-me gusta mucho serlo ah ahh ahhhh!! Contestaba Kai siendo honesto, y con igual de dificultad debido a sus gemidos que casi no le dejaban hablar, y mas ahora que estaba recibiendo mucho mas placer del que podía pedir, no solo su culo estaba siendo atacado sino que también su pecho y su miembro hipersensibles que lo hacían pensar que iba a estallar de tanto calor que le acumulaba en su cuerpo como la lava de un volcán a punto de ser expulsada.

    -Y-y quieres que yo también... hn! Pase mas tiempo d-desnudo contigo? Q-quieres que yo te acompañe en tus locas aventuras n-nudistas? ahh ahhhh! Seguía preguntando el tigre de ojos verdes quien con muchas mas ganas estimuladas por su deseo comenzó a mover sus caderas por si solo embistiendo con mucha mas fuerza las entrañas estrechas y cachondas de la nutria, haciendo que esta ultima gimiera hasta parecer que estuviera agonizando, pero agonizando de placer que pedía no se acabara nunca en la vida.

    -S-si... s-si... si quiero... si quiero! Ahh ahhh! T-te amo mucho Yuki... t-te amo mucho y quiero que me acompañes s-siempre en esos momentos que me imagino contigo.. ahh ahhhhh!! Confeso Kai quien ya no pudo mas, después de haber sido completamente sincero con sus palabras lo único que siguió haciendo fue gemir con mas ganas sintiendo como su culo era destrozado por esa impresionante polla de tigre de la que estaba enamorado al igual que su propietario, su propio miembro empezaba a palpitar en las manos del felino demostrando que ya no le faltaba mucho para alcanzar el final.

    -Ahh ahhhh... ma-maldición... y-ya no puedo mas ahh ahh! Q-quiero correrme ya! N-ngh!! Jadeaba un Yuki quien cerraba con fuerza sus dos ojos, aferrándose fuerte a la espalda de la nutria comenzó a follarla todavía mas fuerte con todas las fuerzas que le restaban, su miembro espinoso igual comenzaba a palpitarle derramando mucha de su pre en el interior de Kai lubricandolo hasta volverlo muy resbaloso y mas estimulante a la hora de querer llegar al tan ansiado y rico orgasmo, Yuki podía sentir sus bolas contraerse al mismo tiempo lo que significaba que no le faltaba mucho para llenar con su semilla a la nutria pervertida que tenia por pretendiente en espera.

    -C-córrete... córrete dentro mio! Ahh ahhhh!! Q-quiero tu semilla ngh... p-por ultima vez dentro mio! Aahhhh ahhhhh!! Decía Kai con la lengua completamente fuera y con una cara reflejando una mirada pervertida y perdida en el gozo, en verdad no se parecía en nada al caballero que aparentaba ser siempre delante de los demás, especialmente de sus amigos y familiares.

    -A-ahhhhhhh!!! -N-ngh! A-ahhh!! Gimieron casi al unisono ambos furros jóvenes eyaculando por tercera vez en ese día y por ultima vez esa semana que oficialmente había llegado a su final con ese ultimo orgasmo en el que tanto Kai como Yuki se sentía en el paraíso con cada carga que liberaban de sus pollas hasta la ultima gota, el tigre abrazaba hasta apretar la espalda del mustélido mientras descargaba en el interior de este hasta el ultimo de sus espermatozoides felinos, a Kai la sensación de ser llenado por ese cremoso y candente liquido lo hacían sentir un sentimiento alegre que lo tranquilizaba satisfactoriamente luego de una larga hora de lujuria extrema.

    Finalmente sin poder resistir mas, tanto Kai como Yuki aun conectados por el miembro de este ultimo se tiraron de espaldas contra la cama de la enfermería impregnando sobre esta el sudor que había cubrido por completo sus cuerpos, jadeando completamente satisfechos ambos furros cerraron sus ojos totalmente cansados pidiendo un momento para relajarse antes de volver a ponerse su uniforme, había sonado en ese momento la campana de salida pero no estaban ni ahí con hacerle caso, por lo que decidieron seguir descansando hasta que se recuperaran completamente tomándose el tiempo que sea necesario.

    -Oye? Y Yuki y Kai? -Seguramente siguen haciendo cosas pervertidas en la enfermería. Se decían entre ellos Haru y Hikari quienes mientras tanto estaban guardando sus cosas listos para irse a casa por el fin de semana.

    ***

    Luego de varios minutos de descanso, finalmente saliendo de una escuela completamente vacía, Yuki caminaba justo afuera de la entrada de la secundaria seguido de Kai quien por alguna razón lo seguía a unos pasos atrás de distancia y de una manera algo lenta.

    El tigre de ojos verdes respiro hondo el aire fresco mientras se estiraba todo lo que podía sus músculos aun entumecidos, luego de eso sintiendo un fuerte alivio dijo lo siguiente con mucha satisfacción. -Cielos, esta escena me recuerda mucho a nuestra primera vez teniendo sexo en esta misma escuela al comienzo de esta semana. Es un poco nostálgico no te parece Kai? Pero justo cuando Yuki volteaba a mirar a la nutria formulando esa pregunta, noto con confusión como este seguía caminando a paso lento, ni siquiera había cruzado la entrada de la escuela todavía.

    -Oye que te pasa? Desde que salimos de la enfermería estas actuando igual que un zombie, esta todo bien Kai? Preguntaba Yuki quien se acerco caminando unos pasos hacia el mustélido de ojos azules con algo de preocupación pero este no le respondía nada, sino que seguía completamente callado y con la vista hacia abajo mirando sus pies.

    -Acaso... fui muy rudo contigo en esta ocasión? Preguntaba el tigre con algo de pena mientras se rascaba la nuca con un leve rubor en sus mejillas.

    -No, no fue eso... Respondió Kai de pronto para asombro del felino grande, la nutria levanto finalmente su vista revelándole a este como tenia sus mejillas completamente coloradas y la expresión en su cara reflejaba mucha vergüenza.

    -K-Kai? Hizo Yuki algo extrañado por esa cara que le puso la nutria, era la primera vez en estos dos años de conocerle que hacia esa cara que reflejaba quizás a la vergüenza misma.

    -Q-que quede claro qu-que... todo lo que dije acerca d-de... ya sabes... hacer toda clase de cosas d-desnudos solo fue por el calor del momento... n-nada mas... m-me deje llevar mas de la cuenta y-y dije las cosas sin pensar obviamente. Hablaba Kai con un tono bastante tartamudo y penoso en todas sus palabras las cuales demostraban la vergüenza que le daba recordar todo lo que le dijo, que aunque decía con la excusa de que solo fue por la lujuria que sentía en aquel momento, en el fondo sabia perfectamente que eran sus fantasías de las cuales hablaba muy en serio y eso solo lo hacia sentirse peor que la vergüenza.

    -Oh... eso... Yuki dijo eso únicamente sin expresar nada en su cara, incluso el rubor que tenia en sus mejillas había desaparecido por completo.

    -O-obvio no tienes que hacerme caso, no te veo haciendo esas cosas extrañas conmigo porque se que te daría mucha vergüenza... y-y mas ahora que nuestra semana juntos oficialmente termino y ya no tienes que estar atado nunca mas a mi y mis hábitos penosos... disculpa si fui una-- Pero justo en ese momento cuando estaba disculpándose sintiendo que en verdad había ido demasiado lejos con sus palabras reveladoras de fantasías cachondas, Kai con sorpresa noto como su boca era callada por la mano de Yuki quien la puso silenciando la voz de la nutria, el mustélido de ojos azules se puso levemente colorado al sentir la calidez de la mano del tigre rozando su boca y sus labios, era un sentimiento que lo hacia involuntariamente volver a pensar en esas fantasías de las cuales precisamente ahora estaba tratando de disculparse.

    -No sigas hablando, que no suenas a ti mismo. Dijo Yuki con una leve sonrisa en su rostro, y mirando frente a frente a Kai le quito su mano del hocico de este ultimo, a la nutria se le habían borrado las palabras la boca, su lengua era ahora una pagina en blanco de la que no salia ni una sola frase.

    Yuki coloco sus manos atrás de la cabeza y fingiendo con su cara una expresión desinteresada le respondió: -Me dices todo eso justo cuando habías logrado hacerme entender los placeres del naturismo como querías? Y yo que pensaba en seguir aprovechando cualquier oportunidad que tuviera de estar contigo para hacer realidad todas y cada una de esas fantasías sacadas de esa sucia cabeza tuya. Decía el tigre mirando a Kai y en la mirada de este ultimo se reflejaba mucha ilusión demostrada en sus ojos que se tornaban brillosos.

    -E-entonces... esta bien que sigamos haciendo estas cosas juntos? A-aunque la semana que prometimos ya se haya acabado? Pregunto Kai ansioso y a la vez muy asustado por la respuesta que le fuera a dar Yuki, a la nutria la inquietud del momento provocaba que su cola temblara como su hubiera un terremoto dentro de ella.

    -Eh? Pero que cosas dices? Pregunto Yuki con extrañeza y sorpresa mezcladas. -Si, la semana ya termino pero, nunca dije que la promesa que te hice de estar siempre contigo también haya acabado. El tigre de ojos verdes demostró en ese momento con aquella respuesta lo mucho que en verdad le importaba Kai en aquel instante en que se encontraban los dos solos en las afueras de la secundaria sin ser interrumpidos por nadie que fuera a arruinar este momento que para la nutria de ojos azules era sin duda el mas maravilloso de toda su joven vida.

    -Y-Yuki... n-no se que decir... A Kai ahora si que si las palabras se le habían borrado completamente de toda su boca, ya que estaba completamente conmovido por lo que le dijo el tigre del cual estaba loco de amor, su corazón lo sentía palpitando hasta presionar su pecho con mucha fuerza debido a la intensidad con la que miraba a Yuki en esos instantes en los que se encontraba perdido en su pasión.

    -Podemos seguir haciendo esto cuando quieras y todo lo que quieras sin estar atados a una promesa o un limite de tiempo, esto que hacemos refleja al verdadero tu y no quiero obstaculizarlo ahora que lo he conocido en toda esta semana que hemos estado juntos, ademas... Yuki se acerco al oído de Kai y le susurro para finalizar con su honesta respuesta que: -...yo ya soy un naturista mas en este mundo gracias a ti. Finalizo el tigre con algo de gracia y sonriendo de manera tranquila. Fue en ese momento que Kai se sentía mil veces mas conmovido y encantado que hace unos segundos atrás, ya que Yuki acababa de confirmarle que le gustaba su verdadero yo sin importarle nada mas, incluso con eso ultimo que le dijo le había quedado mas que demostrado que el felino grande quería hacer realidad todas y cada una de sus fantasías de las cuales se sentía avergonzado de haber revelado.

    En su mente Kai se estaba debatiendo: -E-en verdad esta pasando? Yuki en verdad esta correspondiendome? S-si esto es un sueño por favor que nadie me despierte nunca. Seguía pensando el mustélido acuático con toda la ilusión que existe en este mundo, el momento que mas deseaba desde que conoció a Yuki probablemente estaba ocurriendo ahora, el momento en el que ambos se correspondían a sus sentimientos y el tigre le decía finalmente la tan ansiada palabra que empezaba con "A".

    -Y-Yuki! Exclamo Kai de sorpresa haciendo que el felino grande se pusiera atento a lo que iba a decirle. -D-Dime... que soy... para ti? Pregunto Kai de forma casi directa mirando fijamente a la cara a Yuki esperando saber finalmente la respuesta a la confesión que le hizo el Lunes en esta misma escuela.

    A Yuki esa pregunta tan directa en su opinión, provoco que varios recuerdos regresaran a su cabeza, acerca de como una nutria a quien hasta hace poco veía como un amigo solamente le había declarado sus mas profundos sentimientos hacia el, justo después de un momento terrible en que se sentía devastado al ver que le habían robado al primer amor de su vida, aquel Lunes en que Kai le dijo que lo amaba directamente y en voz alta, aquella confesión que aun recordaba con detalle palabra por palabra y que no a sido capaz de olvidar por nada, mucho menos en el momento en que veía a Kai en peligro de ahogarse y lo salvo sin pensar en otra cosa y mas tarde ese día cuando lo imagino con esa camisa de color azul la cual pensó que le quedaría bien puesta, sintiendo una incomodidad acompaña de unas mariposas que revoloteaban en su estomago lo que hizo Yuki fue relajarse lo mas que podía.

    El felino naranja y negro miro de frente a la nutria que seguía esperando impaciente su respuesta, calmándose y preparándose empezó a decir: -Kai... yo... bueno... y-yo...

    -RING RING!!!-

    -AAAHHHHHHHH!!! Gritaron completamente asustados los dos furros jóvenes al sentir sin previo aviso ese tono estruendoso de celular que provoco que sus colas se pusieran tiesas, sus rostros se tornaran pálidos como las hojas y sus corazones latieran como locos debido a la sorpresa, el momento romántico se vio arruinado completamente por este imprevisto que casi provocaba que sus almas salieran disparadas fuera de sus cuerpos.

    -Que rayos? Hizo Yuki con queja al descubrir que era su teléfono el que sonó reconociendo su tono, sacándolo del bolsillo de su mochila el tigre reviso a ver de que se trataba. -Es un mensaje de Hikari. Dijo el felino grande provocando que la nutria en su mente maldijera al gatito por haber interrumpido su tan ansiado momento romántico con Yuki.

    -Dice: -Yuki, que no se te olvide a ti y a Kai que mañana sábado es por fin el día en que iremos a tomar ese helado artesanal que nos dijo Haru, nos juntaremos a las 12:00 para ir al parque. -Oh es cierto! El helado, lo había olvidado por completo! Exclamo Yuki completamente alarmado al recordar que en verdad mañana era el tan esperado sábado para ir a tomarse aquel delicioso helado que había estado esperando toda la semana.

    -P-pero Yuki, que me ibas a decir? Preguntaba Kai a quien lo del helado no le importaba mucho ya que no lo había olvidado para nada en toda la semana a diferencia del tigre, lo único que quería era escuchar la respuesta que estaba apunto de darle antes de ese susto de muerte que pego su celular.

    -Lo siento Kai pero debo irme a casa ya! No tengo ropa limpia que ponerme para mañana y tengo que lavarla toda justo a tiempo. Decía alarmado el felino rayado quien de forma apresurada volvió a guardar su celular en la mochila. -Mañana nos vemos a la hora acordada, cuídate y descansa para ese helado. Con decir eso usando un tono de voz rápido el tigre sujeto fuerte su mochila en su espalda listo para irse.

    -Pero Yuki... Kai no quería que se marchara dejándolo así, con ese suspenso que lo iba a matar si tenia que seguir esperando un segundo mas por la respuesta que tanto quería escuchar y que estaba un momento de ser revelada.

    Antes de marcharse el felino de ojos color esmeralda se tranquilizo, mirando de frente a la nutria le dijo manera calmada: -Mañana después de la salida te diré lo que iba a decirte, te lo prometo. Sonriendo al final de manera gentil y tranquila Yuki se marcho del lugar.

    Kai se quedo solo en la salida de la escuela mirando a lo lejos como Yuki se alejaba cada vez mas hasta que finalmente se dejo de ver cuando doblo la esquina, al escucharlo decir eso ultimo de que mañana seria por fin el día en que le daría su respuesta hizo que a Kai la impaciencia que le provocaba presión en cada célula de su cuerpo se tranquilizara mas que bien.

    -Yuki... Dijo la nutria sonriendo con ilusión y alegría mientras sus mejillas se tornaban levemente coloradas, haciéndole caso a las palabras del tigre de sus sueños se tranquilizo y decidió esperar paciente un poco mas hasta mañana confiando que seria el día en que por fin se lo diría. Con la esperanza en alto Kai sujeto bien fuerte su mochila en la espalda y todavía sonriendo con alegría se fue directo a su casa a esperar a que su familia regresara por fin después de una larga semana de viaje de negocios.

    ==Un rato mas tarde==

    Ya en su casa lo que hizo Kai a continuación fue respirar hondo y serenarse completamente, una vez calmado a continuación fue a su alcoba donde se quito su uniforme escolar y se dio una larga ducha para quitarse el aroma a sudor y a semen de tigre, tomándose un poco su tiempo para hacerlo de forma calmada y sin dejar ninguna zona de su cuerpo sin refrescar. Una vez hecho eso se seco tomándose su tiempo una vez mas y finalmente se puso su ropa casual favorita: Unos jeans vaqueros azules, zapatillas azul claro, una camiseta manga larga y encima de esta una camisa manga corta con diseño de cuadros azules, su estilo de ropa favorito, Kai ya duchado y vestido para finalizar fue a dejar su uniforme que uso el día de hoy a lavar para quitarle a el también el aroma a almizcle y a lujuria.

    Eran mas o menos las 16:05 am, hora de almorzar, Kai saco del congelador de la cocina un envase de comida preparada que consistía en un plato para una persona de barritas de pescado con papas fritas como guarnición, el pescado era el mejor manjar para una nutria, claro que la comida congelada no era muy seductora pero algo era algo y ademas a el le gustaba, una vez calentado en el microondas y servido en un plato, Kai se sentó en la mesa del comedor a servirse su almuerzo, antes que nada miro la hora en el reloj de la sala de estar y dijo algo desconcertado.

    -Vaya, hace ya un poco mas de media hora que debieron haber llegado. Se expresaba el mustélido acuático quien se extraño al principio porque su familia todavía no llegaba, pero pensando que a lo mejor se habían retrasado con el vuelo prefirió no hacerle mucho caso y empezó a degustar su comida.

    Tomándose otra vez su tiempo para a la hora de comer en poco mas de media hora Kai había terminado con su almuerzo, satisfecho y dispuesto a lavar sus platos la nutria escucho con sorpresa y una inmensa alegría inundando todo su ser el sonido de la puerta principal que se abría y cerraba.

    -Ya llegaron! Exclamo Kai extra-contento y sin perder ni un segundo se paro de su silla y fue corriendo a recibir a su familia, es cierto que disfruto su semana nudista a solas con Yuki, pero en verdad extrañaba mucho a su familia y el tenerla de vuelta le hacia mucha ilusión que casi iluminaba todo su cuerpo como un farol.

    -Hijo! -Ya llegamos! Gritaron los padres de Kai desde la puerta de entrada.

    -Mamá! Papá! Exclamo Kai con euforia al ver a sus padres de vuelta luego de cinco largos días, sin perder el tiempo fue corriendo hacia ellos a abrazarlos con toda la alegría del mundo que podía darle un hijo a sus progenitores.

    -Que bueno es volver a verte Kai, no sabes cuanto te extrañe esta semana. Decía su mamá mientras abrazaba con fuerza a su hijo acariciándole la espalda con sus manos palmeadas.

    -Yo también los extrañe mucho, pero eso ya no importa ahora, bienvenidos de vuelta. Respondió el mustélido de ojos azules quien le correspondía al abrazo de su mamá con muchas ganas. -Oigan? Y la señorita Aya? Pregunto Kai de pronto al notar la ausencia de la yegua de melena rubia.

    -Ya viene, es que se quedo desempacando una ultima cosa en el auto, es una sorpresa para ti en agradecimiento por ser un buen chico. Le informo su padre mientras lo miraba con una sonrisa que parecía despreocupada, aunque a Kai eso lo extraño un poco ya que porque recibiría un regalo? Su cumpleaños hace poco que paso y ademas era improbable que fuera un obsequio por haber estado cuidando la casa, bueno no era la primera vez que la cuidaba, pero si la primera vez que la cuidaba por cinco días, pero aun así un regalo para algo tan simple como eso no podía ser.

    -Hola señorito, me alegra mucho volverle a ver... Apareció la señorita Aya quien cruzo la puerta vestida con ropa casual en lugar de su uniforme de sirvienta habitual lo cual casi la hacia parecer irreconocible, cargaba en sus manos una especie de paquete y hablo usando su habitual tono de voz delicado y afeminado, pero por alguna extraña razón su voz y su mirada aunque parecían ser de alegría reflejaban un pequeño toque de angustia, eso solo hizo que a la nutria sus ojos azules pusieran una mirada aun mas confundida.

    -Muchas gracias Aya por traerlo. Le agradeció el mustélido grande a su sirvienta recibiendo el paquete de parte de esta con una sonrisa, aunque la equina por alguna extraña razón seguía expresando esa sonrisa angustiada. -Ten hijo, lo compre para ti apenas salimos del aeropuerto. Al decir eso el padre de Kai le entrego a este ultimo el paquete sonriendole aun usando esa cara despreocupada, la nutria mas joven aunque confundida se lo acepto sin oponer resistencia.

    Kai noto que era una bolsa de regalo color azul cielo y decorada con diferentes peces de colores, al abrirla con cuidado noto con asombro lo que tenia dentro. -Wow! Son los últimos vídeo juegos mas populares que salieron en la encuesta de este año. Exclamo el mustélido acuático con mucha sorpresa reflejada en su mirar el ver que no era uno, ni dos, si no que tres juegos, todos de consola wii y para mayores de 13 años como lo era el.

    -Muchas gracias a todos! Muchas gracias en verdad por este-- Pero justo a la mitad de sus agradecimientos, la sonrisa de Kai se borro completamente de su rostro quedándose callado, se dio cuenta finalmente del porque de este gesto que lo tenia tan confundido, se debía a que no era la primera vez que sus padres le daban un regalo así de lujoso e increíble, en el pasado lo habían hecho y siempre era antes de que estos le dieran una noticia impactante, el silencio de su hijo provoco que ambos padres de este se miraran preocupados porque se haya dado cuenta tan rápido, en cambio la señorita Aya ni siquiera se inmuto porque en el fondo sabia perfectamente que esto sucedería.

    -Muy bien, díganme... cual es la mala noticia esta vez? Pregunto de forma directa un Kai quien tenia la mirada abajo y yendo directo al grano, para demostrar que hablaba muy enserio guardo sus juegos nuevos devuelta en la bolsa de regalo y dejo esta ultima a un lado, cruzando sus brazos y mirando de frente a sus viejos y a su ama de llaves se puso completamente serio en este asunto.

    Entre los tres se miraron con algo de miedo y preocupación, parecían como si discutieran entre si usando sus mentes sobre quien le daría la noticia, al principio los padres parecían querer que lo dijera la señorita Aya pero esta se negó rotundamente demostrando que no iba a decirlo, Kai seguía esperando con algo de impaciencia mientras miraba la escena sin hacer otra cosa que mover su cola levemente todavía con sus brazos cruzados, sus padres se miraron entre ellos hasta que finalmente el debate termino con la derrota de la mamá a quien le toco ser la que diera la "noticia impactante".

    -Muy bien hijo, te lo contare. Dijo la mustélido adulta quien poso su mano sobre el hombro de su hijo suspirando en un intento por prepararse tanto mental como emocionalmente a la hora de decirlo, Kai con algo de preocupación la escucho atentamente.

    -Hace poco tu escuela nos mando un e-mail diciendo que debido a tus buenas calificaciones y alto rendimiento en las clases de natación es que te consideran un alumno destacado. Empezó la mamá nutria con su relato comenzando por lo que parecía ser la parte buena de la noticia intentando suavizar un poco la situación.

    -Bien... Y que mas? Preguntaba Kai quien miraba fijamente a su madre esperando que le dijera el resto con un poco de nerviosismo, aunque pensando en su mente eso acerca de que la secundaria lo consideraba un alumno ejemplar, nunca se imagino que fuera alguien así a decir verdad, pero si en verdad era de esa manera como le decían, entonces porque es una mala noticia que tenia que ser opacada con un regalo? Eso se preguntaba mientras esperaba la continuación de su mamá.

    -Y el consejo escolar por eso mismo decidió que lo mejor para ti y para toda la secundaria es que... debían inscribirte a un curso de intercambio estudiantil. Se explico su mamá quien recordó con ello como en aquel mensaje que vino en ese e-mail decía eso y había provocado un fuerte impacto a la hora de leerlo, lo que debía ser una tarde de descanso en el hotel después de otra junta de negocios termino convirtiéndose en una noche sorpresiva, aun mas que cuando un "jack en la caja" con su cara blanca de payaso se te aparece de pronto en frente de tus narices.

    -Q-que? In-intercambio estudiantil? Pregunto Kai a quien al escuchar esa noticia provoco que la mirada en sus ojos se tornara perdida por el impacto, no podía creer que escuchara lo que creía que escucho hace tan solo uno segundos, su alma, su aura, sus chakras, todas las energías de su cuerpo se habían detenido de golpe después de haber oído esa noticia que para nada lo llenaba de dicha, sino todo lo contrario.

    Su padre sabiendo que una noticia de esta magnitud no era algo que su hijo sabría procesar bien decidió seguir hablando el, y lo que le dijo fue: -Se que debimos informarte antes de esto al momento en que nos llego la noticia, pero no sabíamos como, el consejo y el director de la escuela están de acuerdo con ello, y tal parece que te iras de intercambio a Australia por un año.

    -A-Australia? U-un a-año? Seguía preguntando Kai a quien por el horror sentía que el corazón se le paraba de latir de forma abrupta quedándose completamente seco sin ninguna gota de sangre llenándolo.

    -Así es, el vuelo que deberás tomar para ir a tu nueva escuela en el extranjero sera la próxima semana una vez que el verano haya terminado, lo sentimos si esta noticia fue un shock para ti hijo... en serio lo sentimos mucho. Se disculpaba continuamente su padre quien podía deducir por los ojos que le ponía su hijo que no estaba tomando del todo, por no decir para nada, bien esta noticia.

    -L-la próxima semana? T-tan pronto? N-no puede ser... no puede ser... Decía Kai casi susurrando sintiendo como su mundo se derrumbaba en mil pedazos justo en frente suyo, la próxima semana estaría al otro lado del mundo por un año completo, doce largos meses que para el parecerán una eternidad, 365 días solo y separado de su familia, sus amigos, y especialmente de Yuki, porque justo ahora pensaba injustamente la nutria, porque justo ahora que estaba tan cerca de saber la verdad acerca de lo que siente su tigre por el.

    -Señorito créame que lo sentimos mucho en verdad... Se disculpaba con mucha pena la señorita Aya, usando toda la sinceridad posible en el mundo, ella era muy cercana a Kai desde que comenzó a trabajar con su familia y sabia perfectamente que este no iba a tomar para nada bien esta noticia tan alarmante.

    -No es cierto... porque todos aceptaron eso sin consultármelo antes? Porque... porque... no puede ser verdad... díganme que no por favor... Díganmelo! Kai exclamo de pronto eso ultimo mientras estaba en un estado de negación total pidiéndole a dios y también a los dioses de otros países que si esto era una pesadilla que por favor lo despertaran en ese mismo momento, pero todos se quedaron completamente callados sin decir nada ya que no tenían ninguna respuesta que darle para que supiera aceptar esta realidad que era lo que era, la triste y patética realidad en la que vivimos.

    Su mamá intentando ser lo mas cariñosa y usando en su voz un tono comprensivo en sus palabras, intento convencer a Kai diciéndole con una leve sonrisa: -Por favor entiéndelo hijo... se que es muy sorpresivo e inesperado pero... creo que sera algo bueno para ti no? Iras al extranjero, conocerás a nuevos amigos, veras paisajes asombrosos... y quien sabe jeje... tal vez estando haya conozcas a una linda chica que quiera ser tu novi--

    -YA CÁLLENSE!!! Grito Kai de pronto usando mucha fuerza en su garganta interrumpiendo las palabras de su mamá, aquel berrido de tal magnitud provoco que su madre se quedara completamente muda y espantada, su padre igual de impactado se quedo mirando a su hijo sin poder decir nada, a la señorita Aya las lagrimas de angustia se le empezaban a formar en sus ojos llorosos mientras tenia las manos colocadas en su boca tapándola, el ambiente en la habitación se había tornado turbio por el silencio completamente tenso que inundaba cada rincón de la casa hasta la ultima esquina mas abandonada de esta, Kai sin decir otra cosa se fue corriendo a su cuarto a todo lo que podía subiendo por las escaleras, dejando solos a sus padres y a la señorita Aya con la pena extrema que sentían de haber visto por primera vez a su pequeña nutria con esa expresión en su cara que demostraba frustración y desesperación absolutas.

    Kai llego a su cuarto donde lo primero que hizo fue cerrar la puerta con seguro y termino recostándose en su cama, empezando a lloriquear con su corazón roto en miles de millones de trocitos lo único que podía hacer Kai fue aferrarse a su almohada sintiendo que su realidad había sido aplastada como si le hubieran puesto encima un volcán de malas noticias cuya erupción en lugar de ser lava eran los trozos de su corazón molido que salían disparados en una expulsión de rabia, frustración, odio, pesar y muchas de las otras emociones negativas que sentía en ese preciso instante.

    -Porque? Porque justo ahora...? No es justo... no es justo! Maldición... porque a mi? Se seguía preguntando Kai así mismo mientras las lagrimas no dejaban de fluir de sus ojos cayendo como cascadas por sus mejillas hasta llegar a mojar la almohada en la que se encontraba aferrado.

    Golpeando la cama con frustración y pena máxima Kai seguía diciendo: -Haru... Hikari... amigos... *snif snif* Y-Yuki... Yuki... no quiero irme... no quiero dejarte... no quiero! Seguía exclamando la nutria intentando de forma desesperada escapar de esta crueldad que le estaba colocando el mundo en frente suyo, pero aunque quería negarlo sabia muy en el fondo que no podía escapar de la realidad por mucho que corriera o por mucho que llorara.

    "Lo que debía ser el fin de una semana tranquila y feliz para nuestro protagonista mustélido, termino convirtiéndose en un giro desafortunado del destino en una mala noticia que cambio su mundo para siempre. Que va a ser de Kai ahora? Como va a acontecer con todo esto la salida de mañana para comer helado? Y que va a ser de la respuesta que le iba a dar Yuki? Acaso sera el destino el que no quiere que terminen juntos nuestra segunda pareja protagonista?"

    Continuara...

    Fin del capitulo 19.

    Uff... como ven este nuevo capitulo también me salio igual que el anterior jejeje Espero les haya gustado porque puse un poco de todo en el, hasta la próxima publicación y gracias nuevamente por tomarse su tiempo para leer esta historia mía ;) :p :D

    Darknesswolf88Darknesswolf88 anima27anima27 KOPAKING27KOPAKING27 Lian wolf 16Lian wolf 16 Andy_oliverAndy_oliver gaogao DigeTokyoBear6DigeTokyoBear6 SleepyTiger_55SleepyTiger_55 Big_HorseBig_Horse HeslicHeslic edy reyedy rey Koro KusanagiKoro Kusanagi AlexCoonAlexCoon Hayden king of darknessHayden king of darkness Antonio9.9Antonio9.9 Zeru YágamiZeru Yágami Rex RuskyRex Rusky Ivan WolfIvan Wolf CuccoCucco
     
    • Me gusta Me gusta x 5
  3. Darknesswolf88

    Darknesswolf88 Rey de los lobos

    Registrado:
    23 Feb 2012
    Mensajes:
    1,358
    Temas:
    211
    Calificaciones:
    +2,595
    Nichan que buen capítulo,y que una buena mezcla de las emociones de la nutria y el tigre, que traviesos son 7w7, y ese final fue depre ya veremos que pasa más adelante
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  4. Autor
    Kitzune125

    Kitzune125 El zorro naturista

    Registrado:
    27 Jun 2016
    Mensajes:
    527
    Temas:
    19
    Calificaciones:
    +719
    Jejeje muchas gracias como siempre onichan por ser el primero (casi siempre XD) en ver y comentar el nuevo capitulo de mi fic, y sip jeje tienes razón en lo traviesos que son ese par 7w7 Y en lo que sucederá ahora con esa noticia, deberás seguir viendo para saber el desenlace jejeje soy un zorro malo

    Gracias nuevamente por darte tu tiempo y leerlo hermano mayor lupino ;)
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  5. Lian wolf 16

    Lian wolf 16

    Registrado:
    9 Oct 2017
    Mensajes:
    207
    Temas:
    2
    Calificaciones:
    +357
    Noooo!!! Yo mató a este men!!! Lo mató!!!! *Se abalanza sobre el escrito* why? Why?!?!
    No puedes hacer eso! No puedes!!! Haz algo!!!
    Que los padres tengan un accidente no se! Pero no permitas que Kai se vaya....no porfavor;-;
    *Se derrumba en el piso y le da la depre*
    Pinche puto escritor....te odio......fuk yu......

    PD: con un dolor en el Kokoro te digo que....sigas así T-T
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  6. Autor
    Kitzune125

    Kitzune125 El zorro naturista

    Registrado:
    27 Jun 2016
    Mensajes:
    527
    Temas:
    19
    Calificaciones:
    +719
    *Me escondo detrás de una barricada* Sabia que esto te pondría super mal pero no creí que a ese grado en realidad o_oU

    Y claro que haré algo no te preocupes, ya veras lo que se ocurre te lo prometo. Y esta bien si me odias, tienes todo el derecho a hacerlo... u.u

    PD: Claro que seguiré obviamente, sino lo hiciera dejaría la historia hasta y te dejaría con un profundo dolor en tu kokoro...
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  7. Darknesswolf88

    Darknesswolf88 Rey de los lobos

    Registrado:
    23 Feb 2012
    Mensajes:
    1,358
    Temas:
    211
    Calificaciones:
    +2,595
    Y lo que le falta leer en los mios XD
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  8. Lian wolf 16

    Lian wolf 16

    Registrado:
    9 Oct 2017
    Mensajes:
    207
    Temas:
    2
    Calificaciones:
    +357

    *Guardo la escopeta que estaba sacando* ah! Menos mál we, más te vale que hagas algo bueno

    Sería irónico que no poniendo la homofobia en tu relato dejes un final tan triste como la última vez
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  9. Hayden the dark king

    Hayden the dark king Dios Lobo de la oscuridad

    Registrado:
    22 Jun 2018
    Mensajes:
    395
    Temas:
    13
    Calificaciones:
    +182
    NOOOOOOOOOOOO PORQUEEEEEEEEEE.... Kitzune125Kitzune125
    Me has hecho llorar.... DIOS QUE SAD ME PUSE POR DIOS. POR DIOS. POR DIOS, POR LO QUE MAS QUIERAS EN EL MUNDO DE VERDAD. POR FAVOOOOOOOOOOOR NO DEJES QUE SE NOS VAYA NUESTRA NUTRIA. ESTARIAMOS DEVASTADOS SI ESO PASA. POR FAVOR POR LO QUE MAS QUIERAS TE LO RUEGO Y LOS DEMAS LECTORES TAMBIEN TE LO ROGAMOOOOOOOOOOS ToT ToT ToT
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  10. Autor
    Kitzune125

    Kitzune125 El zorro naturista

    Registrado:
    27 Jun 2016
    Mensajes:
    527
    Temas:
    19
    Calificaciones:
    +719
    Ok ok... solo sigue viendo la historia para que veas como terminara este desenlace, te lo prometo, solo no te alteres o_oU
     
  11. Darknesswolf88

    Darknesswolf88 Rey de los lobos

    Registrado:
    23 Feb 2012
    Mensajes:
    1,358
    Temas:
    211
    Calificaciones:
    +2,595
    Yo conozco el futuro de Kai se vuelve maestro de natacion de una escuela
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  12. Hayden the dark king

    Hayden the dark king Dios Lobo de la oscuridad

    Registrado:
    22 Jun 2018
    Mensajes:
    395
    Temas:
    13
    Calificaciones:
    +182
    *limpiandome las lagrimas, sollozando y guardando mi espada de mango alado y de color negro*. P-perdon es que no me aguante, me gano mi lado depre........ *sollozando*
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  13. Hayden the dark king

    Hayden the dark king Dios Lobo de la oscuridad

    Registrado:
    22 Jun 2018
    Mensajes:
    395
    Temas:
    13
    Calificaciones:
    +182
    Si ya he leido tu fic y lo sigo, pero este capitulo de ahorita de verdad me llego al kokoro
     
  14. Andy_oliver

    Andy_oliver Aquel que entrar aqui me presta un paraguas...

    Registrado:
    27 Abr 2017
    Mensajes:
    336
    Temas:
    10
    Calificaciones:
    +673
    YAY YAY YAY DIOS! (ni creo en dios pero gracias) furry boys necessitava eso, estava todo tan calmo que ya me daba nervios. Pero ahora si...mañana hago mi comentario completo por ahora solo puedo agradecer por eso kitzune
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  15. AlexCoon

    AlexCoon

    Registrado:
    12 Mar 2018
    Mensajes:
    113
    Temas:
    0
    Calificaciones:
    +128
    Leído el nuevo capítulo, señor Fran es usted diabólico :2929:
    Naa.. ya en serio ha sido un capítulo genial, mi única critica constructiva sería que sentí partes medio repetitivas sobre lo de esa semana entre el tigre y la nutria, igual supongo el ser recursivo y reiterativo en ello fue como un preámbulo para lo que vendría después.
    En verdad ¿que onda con esa enfermera que dejó sola la enfermería?
    En peligro y realmente alguien se enfermaba o padecía de algo y ella echando novio o que se yó, o capaz que estaba de ociosa leyendo fanfics en DZ :111:, ok no xD
    Pero gracias a ello tuvimos un momento yiff en el capítulo, que empezó calentando motores con ese jugueteo de las colas para terminar con la segunda parejita entregándose una vez mas a sus instintos en esa cama, y a cortinas cerradas según entendí, que pervers jeje..
    Acá se ha visto mas de la familia de Yuki, me parece de el es del único del cuál no se había visto mucho ese aspecto hasta ahora (ya extraño a los abuelitos de Haru que hace mucho no aparecen n.n). Y por lo visto la madre del ojiverde está muerta o los abandono, no diré mas, capaz mas adelante abordas el tema.
    ¿Que juegos de wii le habrán dado a Kai? owo , me intriga.

    Ahora bien hablaré de la parte final que al parecer a todos les sorprendió o dolió... y es cuando Thanos chasquea los dedos y ..ah no, eso no.
    Damn... se me salieron un par de lagrimas con esa noticia. Por un momento pensé, que raro que sus padres no lleguen.. no se habrá atrevido a dejarlo huerfano verdad?... pero no, sus padres entran, mas no lo hizo la señorita Aya.. diablos, la mató a ella.. ah no, que estaba atareada con unas cajas.. luego aparece sin usar su uniforme, asi con ropa casual.. diablos, la despidieron o renunció. Pero tampoco. Luego se me pasó por la mente que se mudarían y aunque no fue exactamente lo que pasó, mandas a la nutria a entrenar canguros Dx.. Australia!! uff.. igual debe ser un lugar bonito pero damn.. justo cuando el mustélido era tan feliz :6363:

    Sin embargo aunque me duela.. me gustaría que no abandones la idea, digo, al final quiero a estos dos juntos pero un poco de sufrimiento tampoco está mal en la historia, no se, acaso se viene un timeskip de un año? Eso sería algo muy interesante de ver. Si a pesar de la distancia, la llama entre estos dos sigue encendida o si Yuki dolido vuelve a andar sobre los huesitos de Hikari y con ello veamos a Haru en modo guerrero de nuevo, no se.. La evolución de los personajes a veces es necesaria, pero tu y solo tu decidirás que les depara a estos cuatro.
    Gracias por la mención y a la espera del siguiente capítulo. :64:
     
    • Me gusta Me gusta x 2
  16. Hayden the dark king

    Hayden the dark king Dios Lobo de la oscuridad

    Registrado:
    22 Jun 2018
    Mensajes:
    395
    Temas:
    13
    Calificaciones:
    +182
    Nooooooo ahora esto sad otra vez Buaaaaaaaaaaaaa T-T ToT
     
  17. Andy_oliver

    Andy_oliver Aquel que entrar aqui me presta un paraguas...

    Registrado:
    27 Abr 2017
    Mensajes:
    336
    Temas:
    10
    Calificaciones:
    +673
    Bueno hora de hablar de es bello capitulo que ya puedo decir que valio mucho la pena la espera, tenia todo que hace algunos capitulos estava faltando en la historia pero vamos luego empezar no quiero aburrir mucho a quien se atreva a leer eso...

    Empezamos con el escritor explicando parte del misterio de hace algunos capitulos, de como Kai casi se ahogó en el rio, fue bien interessanten no fue un Flash Back aburrido y corto, pero claro que eso aún no explica el porque Kai no se recuerda de lo que pasó pero eso no es lo mas importante yo creo, solo fue una encena interessante y usaste una bella explicacion del porque una nutria se ahogaria, muy bien hecho Kitzune.

    Seguimos para el tema que definio el Cap, fue un capitulo para entiendermos y explicar mas de la segunda pareja de la historia, por que quierendo o no Hikaru ya no necessita de explicacion es bien obvio que ellos se aman, ya Yukai es mas conpleja nunca si sabe se es amor o locura de hormonas asi que es muy necessario capitulos asi, de verdad me gustó mucho que estas explorando la familia de todos señor zorro, por que en la version anterior eso no fue hecho con yuki (ya que el primero arco de la primera version terminó muy pronto) es una bella familia, un padre bien cuidadoso y un hermano mayor, de mi edad jeje eso me alegro y al parecer ellos se llevan muy bien, es interessante como tu estas trabajando la parte psicologica del amor y no solo la biologica (sexo), todo ese sientimento de yuki que es confuso en su cabeza, el no sabe que hacer y solo pensa en kai a todo momento, todo eso junto con la puberdad hace que sea muy dificil para el , fue un bello momento cuando su padre y hermano perciben que yuki estas mas calmo, mas atento y respetodo, en resumen el esta mas feliz, eso es sintoma de amor algo que no tiene remedio pero seguimos adelante aún hay mucho que comentar.

    Continuando el capitulo vamos a a la "classe del amor", Yuki esta perdido en sus pensamentos, con los sintomas del empezo de relacion, mirando a Kai aquel angel pervertido (me recuerdas a mi jaja) hasta que en el medio de la classe empezamos un momento muy interessante que fue el baile de colas, veo que tomaste muy bien mi consejo, ya tuvimos encenas graciosas y ahora pervertidas con colas ahora solo falta una encena romantica ;3 esos dos tuveron una preliminar(la parte mas importante del sexo, odio que salten esa parte) muy intensa, Yuki le gusta que le toquen las nalgas quien sabe lo que eso quiere decir jeje creo que todos deban tener esa curiosidad de hacer algo asi en un lugar publico no por fetiche, sino por la adrenalina de que puedan ser atrapados, lo que hace con que el cuerpo empezes a quemar por dentro, pero ellos ya no podrian seguir alli asi que el escritor tuve la idea de mandarlos a la emfermaria, que gracias al dios protector de los Furry Shotas estava vacia jeje pero obvio que nuestra pareja protagonista percibio pero nada podrian hacer.

    Llegamos al Climax de los dos amantes (algo mas que FuckFriends), sientí que esa parte fue como un manifiesto en favor del nudismo furry, en los dialogos de Kai el defiende eso con ganas y el proprio autor lo hace, o sea que eso es una idea personal del autor, lo que no es problema, me algra que uses de tu historia para que pueda hablar de algo que tu crea ser cierto, defiender nuestras ideas es algo que todos deben hacer, sin miedo alguno. pero regresando al capitulo, ya eres el mestre de escibir encenas de sexo, todo absolutamente todo es intenso, sientimos como ambos desean eso y nada mas importa que no sea usando las palabras del proprio escritor "tener sexo y follar", pero tengo que admitir que de esa vez ellos fueran mas romanticos, Kai ya sin aliento deciendo todo lo que deseava hacer con su tigre hasta que ambos se entregam y empezan su momento, una bella y classica cabalgada (de mis posiciones favoritas debo decir) muy bien escrita, solo me incomoda como kai siempre se declara mientras lo haces y yuki siempre escapa de la respuesta la pobre nutria jadeando "te amo, te amo" y el tigre solo escapando, pero pronto llegara su hora de admitirlo.

    El momento en que Kai por su DPO (Depresion Pós Orgasmo) empeza a preguntarse se todo lo que yuki dice fue solo por el placer y calor del momento...eso es importante asi como en un momento de rabia en un momento de placer podemos decir cosas que nos arrepienderemos despues pero Yuki fue firme y estas finalmente siendo abierto con sus sientimento y entonces kai hace la pregunta de 1 milion de dolares "Lo que soy para ti?" bueno y esa respuesta solo el autor sabe por que yo no sé y ni imagino...

    Bueno finalmente llegamos a la sorpresa del capitulo, el momento mas inesperado desde la revelacion de que Darth Vader es padre del Luck jeje que es la noticia de que kai tendras que ir a la Australia por su natacion, eso dejó a todos muy triste, a mi no tanto (buuuuuu panda sin corazon! no no es eso voy explicar), creo que los lectores estavan algo mal acostumbrados ese no es in fic cualquier, es la mayor y mejor Montaña Rusa de Emociones que existe, o sean ni todo son flores, creo que ese momento era lo que estava faltando en el fic, sean sinceros una historia sin problemas a enfrientar es completamente aburrida. Felicito a Kitzune por no ser un escritor cobarde, que escribe lo que quiere y no solo lo que va agradar a los demas jamas cambie sus ideas tu eres el dios de esa historia nosotros solo la observamos. algo me llamo mucho la atencion el escritor ja dice que no usaras la homofobia en su fic, pero la mama de kai dice algo sobre novia, eso no es homofobia pero muestra que si, poderemos ver aqui personas que van creer que dos iguales juntos es algo raro. pero quiero me extiender un poco mas en analizar lo que puede pasar ahora.

    primero, creo que si, kai tendras que irse, aúnque falta una semana entera, hay tiempo para mucha cosa, pero de verdad creo que lo del helado ya se arruinó no creo que la nutria tenga ganas de ir pero bueno a ver lo que pasará, lo que quiero decirlos es que una vez que kai ya se aya ido, Yuki no tendra nada que lo controle, porque todos los dias el tendras que mirar la felicidad de Haru y Hikari sin poder estar con su nutria, me entienden? asi que el demonio de los celos va dominarlo en mi opinion, ademas que no descarto la posibilidad que Yuki tambiem se va por que el igual es muy bueno con desportos, pero todo eso solo el futuro y kitzune va decir solo nos cabe esperar pacientes.

    Perdona el extienderme tanto, pero gracias por el capitulo, por seguir su historia no importa lo que pase, no desistir es algo que solo las mejores personas tienen, puedes estar seguro de que siempre estaré para apoyar este zorro en todo lo que necessite, espero que sigas asi y no pares tienes un gran camino adelante...espero ancioso el proxumo capitulo muchas gracias por la mencion y por su trabajo maravilloso.
    atenciosamente Pandy
     
    • Me gusta Me gusta x 3
  18. Ivan Wolf

    Ivan Wolf ❄¡SIN PIEDAD!❄⚔ Porque nadie la tuvo conmigo⚡

    Registrado:
    21 Nov 2017
    Mensajes:
    625
    Temas:
    17
    Calificaciones:
    +617
    Le doy un 1000000000000000 de 5 estrellas, felicidades
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  19. Autor
    Kitzune125

    Kitzune125 El zorro naturista

    Registrado:
    27 Jun 2016
    Mensajes:
    527
    Temas:
    19
    Calificaciones:
    +719
    Ufff... finalmente después de una larga larga ausencia aquí vuelvo al foro trayéndoles de vuelta esta historia con un nuevo cap, lamento mucho haberme demorado bastante pero es que estas ultimas semanas han sido bastantes locas para mi y no tuve mucho tiempo, y justo cuando los deje en suspenso :( pero ahora finalmente les tengo un nuevo episodio, espero lo disfruten y que la espera haya valido la pena al final jejeje ;)

    PD: Me salio un algo largo el cap nuevo >_<

    Capitulo 20: Una fiera, un helado y una comprensión:

    La noche es bella, su tono tan oscuro y profundo siendo adornado por las muchas estrellas que centelleaban en el fondo del universo acompañadas por el resplandor plateado de la luna, para muchos la noche era la hora en la que debían ir a acostarse e irse al mundo de los sueños, pero para otros era el momento indicado para hacer una fiesta. En algún lugar desconocido se estaba celebrando al aire libre una fiesta de gala con el cielo nocturno como su único techo que los cubría, y adornados con luces de colores brillantes y suaves, los furros estaban vestidos de smoking y corbata y las furras usaban elegantes vestidos de falda larga y peinados refinados en sus cabelleras, danzando al compás de la música tranquila las parejas se ubicaban al centro del escenario bailando usando movimientos tranquilos y sutiles.

    Al un borde de aquel escenario, cerca de la barra de bebidas se ubicaba Haru, vestido con un smoking negro y una corbata de moño roja en su cuello, quien observaba con cierto encanto a la parejas bailar de forma tan grácil, aunque le daba pena admitirlo el zorro rojo quería estar con ellos en esa fiesta tan elegante y tranquila, pero lo malo es que no tenia una pareja para hacerlo y eso lo desanimaba hasta el grado de bajar sus orejas junto a su cola esponjosa de vulpino, pero cuando parecía que todo era imposible en esta vida...

    -Ven, bailemos. Quien dijo eso fue Hikari, el gato calico apareció de pronto en frente de Haru usando al igual que el un smoking de gala color negro, con una corbata amarilla casi dorada y una flor de color pastel pegada en la solapa izquierda de su saco, con su típica sonrisa tranquila adornando su rostro el felino de ojos color ámbar alzo su mano en frente del zorrito invitándolo a bailar con el justo como quería.

    Aunque algo asombrado y dudoso al principio, Haru rápidamente acepto la propuesta que le daba su super héroe y con una sonrisa le contesto. -Con mucho gusto. Agarrando su mano con la de Hikari fue cuando ambos fueron a la pista de baile a danzar junto a las otras parejas.

    La pareja protagonista comenzó a bailar al compás de la música serena y algo relajante que sonaba en el ambiente, con su mano izquierda en la cadera y la derecha en la mano de Hikari el zorrito completamente relajado bailo con el mirándose los dos fijamente sonriéndose de forma mutua, Hikari con su mano derecha posada en el hombro y la izquierda agarrando la mano de Haru seguía danzando con el en esa fiesta de gala cuyo ambiente se tornaba mas y mas meloso y acaramelado. De un momento a otro parecía como si Haru y Hikari eran los únicos que quedaban en el lugar mientras seguían bailando con total calma casi pareciendo que lo hacían arriba de una nube esponjosa que los elevaba mas arriba en el cielo estrellado de la noche.

    Mientras mas alto eran elevados mas cerca estaban los labios del otro hasta estar a unos pocos milímetros de darse un tierno beso en la boca, pero justo cuando estaban a tan solo un segundo de llegar al clímax...

    *Ring Ring! Ring Ring!*

    -Wow! Hizo Haru quien de forma abrupta se levanto de la cama al escuchar sin previo aviso la alarma de su celular que lo despertó de ese sueño de color rosa del cual parecía que no iba a despertar nunca. Mirando a su alrededor el zorro rojo aun jadeando por el susto vio que era su habitación la cual seguía estando igual a como la había dejado ayer por la noche.

    Pegando un largo bostezo para después rascarse sus ojos todavía medio adormilados, Haru saco su celular el cual había dejado abajo de una almohada de su cama y rápidamente apago la alarma de este para terminar dando un ultimo bostezo.

    -Pero que fue todo eso? Se preguntaba así mismo el canino pequeño mientras se quitaba de encima suyo las sabanas de su cama revelando los boxers negros con bordes rojos con los cuales se había acostado ayer por la noche.

    De manera casi abrupta Haru recordó la sonrisa de Hikari cuando lo invito a bailar en sus sueños con todo detalle, como si en verdad hubiese pasado en la realidad, aquella forma en la que el minino lo invito a bailar con el en esa fiesta, el modo tan agradable y reconfortante en que lo trato mientras estaban bailando, y el ambiente que con cada paso que daban en la pista se iba tornando mas y mas agradable y empalagoso. El tan solo recordar con detalle ese sueño tan extraño que tuvo hizo que la cara del zorro rojo se pusiera involuntariamente mas roja a cada segundo, era la misma extraña e indescriptible sensación que Haru había estado experimentando estos últimos días con Hikari, ese sentimiento que aunque parecido al que tenia cuando tenían sexo era completamente diferente ya que no expresaba lujuria, sino algo mas difícil de entender.

    -P-pero porque soñé algo como eso? Yo bailando con... con Hikari? Se seguía preguntando Haru así mismo mientras colocaba sus manos en su cabeza sintiéndose mas y mas angustiado porque una vez mas esa sensación extraña y algo aterradora lo estaba atacando otra vez, y solo pedía que lo dejara en paz de una vez por todas, mientras mas intentaba no pensar en el asunto mas y mas recordaba de forma involuntaria la forma en la que bailaba con Hikari, y el momento en que estuvieron a punto de besarse justo antes de que la alarma del celular lo sacara de su sueño.

    -N-no no! No, mejor intento no pensar en esto ahora, no, no debo intentar, debo dejar de pensar en eso, si si... relájate zorrito. Se decía así mismo un Haru quien intentando sonar determinado se pego pequeñas palmadas en sus mejillas usando sus propias manos para así tranquilizarse de forma absoluta, respirando hondo de forma continua y relajándose es como el zorrito rojo pudo mantener la compostura.

    Miro la hora en su celular y vio que eran las 09:05 pm, justo al momento de hacerlo observo con una sonrisa el fondo de pantalla de su telefono que había cambiado recientemente, se trataba de la selfie que se tomo hace poco junto a sus tres mejores amigos de todo el mundo, al mirar esa foto y en lo felices que se veían los cuatro juntos es que pudo controlarse completamente de sus momentos de miedo y dudas.

    -Seguramente soñé eso por comer muchas hamburguesas a la hora de la cena, sip, eso debió ser solamente. Se dijo una vez mas el canino de ojos rojos sonriendo de manera despreocupada pensando en la explicación mas lógica que se le ocurría, suspirando de alivio lo que hizo continuación fue levantarse de una vez por todas de la cama.

    -Hoy es el gran día, por fin podremos comer esos helados artesanales que tanto hemos esperado. Dijo Haru con mucha alegría de que finalmente su salida del sábado haya llegado, sonriendo de manera eufórica y sin perder mas el tiempo lo que hizo de inmediato el zorro rojo fue agarrar su toalla y dirigirse al baño a darse una buena ducha y estar listo para este día que seguramente seria el mejor de su vida.

    ***

    Unas pocas horas mas tarde, estando a unos minutos de ser medio día: -Ya me voy, cuídense los dos. Haru ya se encontraba en la puerta vestido para la ocasión y despidiéndose de sus abuelos sonriendoles a ambos de forma tranquila y sincera.

    -Diviértete mi niño. Se despidió su abuela correspondiendo a la sonrisa de su nieto mientras se encontraba sentada en el sofá tejiendo con toda calma.

    -Y no comas mucho helado que después no puedes cenar campeón. Le advirtió su abuelo mirándolo con una sonrisa agradable y despreocupada, pero siendo muy franco con sus palabras.

    -Si abuelo si... jejeje Regresare para la hora de almuerzo. Despidiéndose definitivamente al final, el zorro rojo salio de su casa y con toda la velocidad que le podían rendir sus patas salio corriendo en dirección al lugar de encuentro que seria el parque cercano a la escuela, con una sonrisa en su cara Haru no dejaba de imaginar lo que podría ocurrir una vez que los cuatro estuvieran reunidos y tomándose sus deliciosos helados, las posibles risas, las bromas, los momentos divertidos y todas esas cosas que deben y solo deben hacer los amigos, pasarlo bien.

    Jadeando con algo de ganas Haru había llegado finalmente al parque después de unos minutos de haber corrido desde su casa, el zorro rojo miro por los alrededores del lugar a ver si había llegado alguien mas o si era el único todavía, en el parque habían algunos cachorros jugando en los juegos, un tejón vendedor de algodón de azúcar, y algunos adolescentes y adultos jóvenes que parecían estar ocupados texteando en sus celulares, fue cuando finalmente el canino pequeño logro captar una cara conocida en su campo de visión.

    -Hola Yuki! Exclamo Haru con alegría al verlo sentado en una banca, sin perder el tiempo el zorro de ojos color rubí fue corriendo hacia donde estaba.

    -Que tal amiguito? Le respondió el tigre sonriendole de forma tranquila devolviendole el saludo.

    -Llegaste hace mucho? Disculpa si te hice esperar demasiado. Se expreso el zorro rojo mientras se sentaba a un lado de la banca junto con Yuki para descansar y seguir recuperando un poco mas su aliento.

    -Jeje tranquilo, si he estado aquí por un rato, pero supe aprovecharlo haciendo algo de ejercicio y trotes por todo el parque. Respondió Yuki con una sonrisa, fue en ese mismo momento que saco de una cangurera atada a su cintura una pequeña botella de agua plástica la cual abrió y tomo de ella un buen trago de agua para finalmente respirar completamente aliviado.

    -Corriste por todo el parque antes de que yo llegara? Pregunto Haru mirando al tigre completamente sorprendido. -Y no te cansaste?

    -Ja! Que Yuki se canse seria lo mas extraño de este planeta. Dijo Hikari quien venia llegando al parque al mismo tiempo que escuchaba toda la conversación, venia con una sonrisa y vestido con su chaqueta delgada de color amarillo favorita mientras tenia las manos colocadas en los bolsillos de sus pantalones.

    -Vaya Hikari, hasta que llegas, creí que nos habías dejado plantados al final jeje Saludo Yuki diciendo todo eso de broma con una sonrisa que mostraba sus dientes.

    -Ay ya cállate Yuki jeje Le devolvió el minino de ojos amarillos su broma igual sonriendo de forma despreocupada.

    -Hola Hikari, que bueno que llegaras. Saludo Haru al gato calico sonriendo de alegría por su presencia que siempre era grata.

    -Obvio que si, no me perdería por nada de este mundo ese helado artesanal el cual dijiste que era delicioso. Le respondió Hikari mientras se acercaba al zorrito y también a Yuki demostrando las ganas que tenia de que la salida empezara.

    -Pero aun falta que venga Kai. Dijo de pronto el tigre de ojos verdes quien miro por los alrededores del parque haber si la nutria estaba llegando, pero ni rastro.

    -Que raro, es normal que hubiese llegado antes que nosotros. Opino Haru extrañado porque de Kai, el mustélido quien siempre es el primero en el salón de clases, ahora ni de su presencia en el lugar.

    -Mmm tal vez esta a punto de llegar, esperemos un poco mas. Respondió Hikari pensando en la opción mas lógica, haciéndole caso tanto Haru como Yuki se pusieron pacientes en la banca mientras empezaron a esperar.

    Pero pasaron los segundos y los minutos, y de Kai todavía ni rastro alguno, finalmente había pasado media hora y nada de nada. Todavía esperándolo en el mismo lugar, el trió se sentía angustiado porque su amigo seguía sin dar la cara y eso los preocupaba a gran escala ya que el no era así para nada.

    -Donde podrá estar? Ya van 35 minutos y nada todavía, ni siquiera una llamada. Decía Yuki mientras miraba la hora de su celular preocupado.

    A Haru algo le vino a la cabeza y curioso pregunto. -Oye? Y si a lo mejor se quedo dormido después de lo que paso ayer con-- Pero el zorrito rápidamente se tapo su boca con ambas manos completamente asustado antes de poder terminar la frase, porque sin querer iba a mencionar acerca de lo que aconteció del día de ayer en el salón de clases acerca de la excusa que se inventaron tanto el tigre como la nutria para poder ir a la enfermería obviamente a hacer cosas pervertidas, Hikari de igual manera se puso muy nervioso al ver como por accidente el zorrito casi suelta demasiado la lengua, pero obviamente Yuki ni sospechaba acerca de que tanto Haru como Hikari sabían acerca de su secreto intimo con Kai.

    -Eh? De que hablas? Que paso ayer? Pregunto el felino grande confundido por esa pregunta que hizo el canino pequeño y que ni siquiera había terminado de decir.

    -L-lo que paso ayer... lo que paso ayer... c-con... con... pues... pues... A Haru las palabras no le salían de su boca tartamuda ya que no se le ocurría ni una sola forma de escaparse de este dilema en el que el mismo se había metido sin querer, Yuki levanto una ceja esperando la respuesta del zorrito mirándolo de forma fija.

    Hikari rápidamente intervino para salvarle el rabo al zorrito y contestando a la pregunta de este ultimo le dijo: -Pues a lo que paso ayer con la cuestión de que a Kai le vino ese terrible dolor de estomago en medio de la clase, recuerdas? Termino de decir el gato calico sintiéndose aliviado de que pudo decir algo inteligente antes de las cosas se pusieran aun mas extrañas, a Haru el alivio que le vino a el también hizo que relajara todos sus músculos que se habían puesto completamente tensos por los nervios.

    -Cual do-! Ahh! Si jeje el dolor de estomago es cierto jeje Dijo Yuki quien rápidamente recordó con algo de pena, pero disimulada, lo que paso ayer en la escuela respecto al pretexto que usaron tanto el como Kai para irse a la enfermería después del momento calenturiento que tuvieron en medio de las clases, pero lo que no sabia el tigre y menos sospechaba, es que aquel par de furros al lado suyo ya sabían perfectamente que era solo eso, un pretexto.

    -Jejeje... Solo se reía Haru de forma nerviosa ante las risas del tigre de ojos verdes al no saber que mas decirle por lo incomoda que se puso la situación, hasta que rápidamente fue callado por Hikari quien le pico levemente su costado con un dedo suyo haciendo que el zorrito guardara silencio después de soltar un pequeño gemido.

    -Por eso creo que lo mejor seria llamarlo a ver si esta bien, no les parece la solución mas inteligente? Pregunto el gato calico quien logro con existo cambiar el tema de la conversación y regresar al original que se trataba de estar preocupados por su mejor amigo de ojos azules y patas palmeadas.

    Haru asintió sonriendo a esa idea de parte de su super héroe, y Yuki sin perder el tiempo puso en marcha ese plan y con su celular todavía en su pata marco el numero de Kai que por supuesto estaba entre sus contactos, en ese mismo momento empezó a llamar provocando que los tres furros pacientes se quedaran esperando ansiosos que contestara, pero...

    -Lo sentimos, el numero que usted a marcado o se encuentra fuera de rango, o se encuentra apago en este momento, por favor inténtelo mas tarde. Contesto la típica grabación aburrida que te sale cada vez que el celular de quien llamas resulta estar apagado, y fue precisamente esa misma grabación la que provoco que la preocupación del trío de furros fuera en aumento.

    -Chicos... esto ya no me esta gustando para nada... Dijo el canino de ojos rojos mientras que con una cara de preocupado movía su cola de manera inquieta al mismo tiempo.

    -Primero no llega a la hora acordada y ahora resulta tener su celular apagado? Este no es nuestro Kai al que conocemos. Dijo Hikari mientras pensaba detenidamente la situación y efectivamente era como decía, llevaba conociendo a la nutria por dos largos años y esta era la primera vez en ese tiempo que se portaba así.

    Yuki de forma imprevista se paro de la banca guardando su celular devuelta en su bolsillo. -Vamos a verlo en su casa, a lo mejor le paso algo. Y al decirlo usando un tono de voz determinado el tigre se puso en marcha y salio corriendo en primer lugar, en su cara se podía demostrar la preocupación que le provocaba toda esta situación, mezclada al mismo tiempo con un sentimiento de seriedad que quería obtener respuestas del porque de este repentino comportamiento suyo de la noche a la mañana.

    -O-oye Yuki! -Espéranos! Gritaron tanto Haru como Hikari, quienes aunque al principio confundidos de todas manera le siguieron el paso al felino naranja y negro corriendo detrás suyo igual queriendo obtener respuestas de Kai en fursona.

    ***

    Después de algunos minutos, los tres furros jadeando levemente y recuperando el aire partícula por partícula habían llegado justo al frente de la reja que daba al patio delantero de la residencia de Kai, Yuki sin perder otro segundo mas se acerco al timbre eléctrico de la reja y lo presiono.


    -Buenos tardes, que desea? Pregunto la señorita Aya cuya voz se escuchaba atraves del altavoz del timbre.

    -Hola señorita Aya, somos nosotros y venimos a ver a Kai. Respondió el tigre de ojos verdes quien fue directo al grano, detrás suyo se pararon tanto Haru como Hikari ya recuperados e igual de serios en querer ir al fondo de todo este asunto.

    Cuando lo escucho decir eso, la voz de la yegua en el timbre se volvió algo distorsionada, como si el solo saber de su presencia provocaba que en su garganta las palabras se le quedaran atoradas: -S-señor Yuki? Es usted? Y-y no me diga que también lo acompañan...?

    -Si señorita Aya... Respondió Haru con las cejas abajo. -Por favor queremos ver a Kai, estamos preocupado por el. Dijo Hikari acercándose al timbre como queriendo que esta escuchara sus palabras y le hiciera caso.

    -Pero es que el señorito no creo que ahora quiera... Decía la equina cuya voz normalmente suave ahora en el timbre de la reja se escuchaba algo distorsionada por la pena.

    -Por favor señorita queremos verlo, es nuestro amigo y estamos muy preocupados por el. La interrumpió Yuki quien seguía parado en frente del altavoz del timbre de la reja esperando con impaciencia la respuesta de la yegua.


    Luego de unos segundos de incomoda espera silenciosa, para sorpresa de los tres furros sintieron un pitido que a continuación hizo que la reja se abriera delante de ellos dándoles permiso a que pasaran. -Adelante por favor señores. Dijo así sin mas la señorita Aya.

    El trió de adolescentes se miraron entre ellos algo confundidos por esto, pero no tenían tiempo para pensarlo mucho por lo que cruzaron la reja y entraron al patio delantero hasta llegar a la puerta principal de la casa, fue alli donde salio a recibirlos la yegua adulta vestida con su inconfundible uniforme de sirvienta negro con blanco, pero hoy en lugar de su cálida sonrisa de bienvenida tenia otra clase de cara, una que aunque aparentaba felicidad con la boca, los ojos demostraban una cierta angustia que no se podía ocultar para nada bien, al verla de esa manera hizo que las preocupaciones de los tres furros fuera en aumento y eso solo les hacia temer aunque no querían un mal presagio.

    -Bienvenidos señores, pasen adentro. Dijo la equina quien se hizo a un lado de manera grácil abriéndoles el paso a los chicos, estos solo asintieron con la cabeza sin decir nada y le hicieron caso, una vez dentro tanto Haru como Hikari respiraron hondo para luego suspirar mientras miraban los alrededores del interior, para ambos el estar en esta casa algo grande después de un tiempo les hacia sentirse algo extrañados, como si no hubieran venido durante muchos años, en cambio Yuki ni se inmutaba ya que se había acostumbrado mas que bien a esta residencia después de haber venido por cuatro días seguidos a pasar la tarde.

    -Quien es Aya? Pregunto la mamá de Kai quien venia caminando hacia el pasillo de entrada a ver que ocurría y fue cuando se llevo una leve sorpresa. -Oh! Hikari, chicos, son ustedes. Dijo algo sorprendida la nutria adulta al ver que se trataban de los amigos de su hijo.

    -H-hola señora, ha pasado mucho tiempo. La saludo Haru con algo de nervios mientras jugaba con sus dedos, ya que no la veía precisamente desde el cumpleaños de Kai.

    -Esta Kai? Pregunto Hikari igual de nervioso porque no sabia si las cosas estaban bien en esta casa después de ver el extraño comportamiento de la ama de llaves.

    -Venimos a ver si se encontraba bien ya que no había llegado al lugar acordado para nuestra salida del día de hoy. Dijo Yuki quien explicaba los planes que tenían los cuatro para hoy desde hace una semana, al escucharlos preguntar y al mirar como se encontraban obviamente preocupados por la nutria joven, tanto la señora como la señorita Aya se miraron entre ellas muy angustiadas al no saber que hacer respecto a la situación en la que estaban viviendo ahora y como se la iban a explicar a los amigos de Kai.

    -Si se encuentra, y que bueno que hayan llegado en el mejor momento niños. Hablo de pronto el padre de Kai quien para sorpresa de todos ya había llegado junto a ellos, mirando a los tres furros jóvenes les dijo: -Me alegra que vinieran, Kai en estos momentos necesita el apoyo de sus amigos.

    -Porque? Que tiene? Pregunto Haru mirando de frente al señor completamente asustado.

    -Donde esta ahora? Pregunto también Hikari mientras se colocaba al lado del zorrito intentando hacer que se calmara un poco.

    -Esta en su cuarto. Contesto el mustélido adulto, y luego iba a decirles. -Pero tienen que saber que ahora esta- Pero antes de que pudiera terminar la oración, para sorpresa de todos los presentes vieron como Yuki al escuchar que se encontraba en su cuarto sin perder el tiempo salio corriendo como alma que lleva el diablo, moviéndose a una velocidad parecida a la de un chita subió las escaleras directo al segundo piso dirigiéndose hasta quedar justo en frente de la puerta de la habitación de Kai, atrás suyo llegaron también muy conmocionados los familiares de la nutria, Haru y Hikari también habían llegado pero no estaban tan sorprendidos ya que ellos entendían perfectamente lo bien cercanos que eran sus dos amigos después de verlos aquella tarde inolvidable de jueves.

    En su alcoba, Kai estaba con las cortinas de su ventana completamente cerradas sin dejar entrar ni un solo rastro de luz, casi parecía como si fuese una cueva o incluso el interior de un agujero negro de negatividad, porque así se sentía el mustélido, se encontraba despierto pero aun seguía acostado en su cama y en pijama, normalmente dormía completamente desnudo todos los días como buen nudista que es, pero con la terrible noticia que recibió su alma había quedado tan triturada que ni estando desnudo podría animarse, tenia las sabanas cubriéndolo por completo sin dejar ni siquiera su gruesa cola afuera, sus ojos azules estaban bien cerrados y deslustrados debido a la pena inmensa que se había apoderado de el desde la tarde el día de ayer en que todo su mundo se derrumbo por culpa de dos palabras: "Intercambio-Estudiantil".

    -Kai? Soy yo, Yuki! Exclamo de forma sorpresiva el felino rayado mientras al mismo tiempo tocaba la puerta algo fuerte debido a sus gruesas manos. Esas palabras sacadas del hocico de su tigre soñado provoco que Kai de un sobresalto abriera completamente sus ojos ojerosos debido a la trasnochada que tuvo, la sorpresa que invadía en esos momentos a la nutria era inmensa, estaba tan ocupado sintiéndose miserable que se había olvidado por completo que hoy era su cita para el helado con Yuki y sus amigos, el ultimo fin de semana del verano, pero aun así la ilusión que le daba el probar ese postre artesanal se había disipado como la niebla y ahora lo único que quería era quedarse completamente solo.

    Al no escuchar una respuesta Yuki siguió hablando con mas ganas. -Kai! Se que estas allí dentro, tu papá me lo acaba de decir! Después de eso dio otros golpes mas a la dura puerta de madera provocando que esta resonara un poquito.

    -Vete... Hablo por fin Kai usando una voz cavernosa parecida a la de un muerto viviente saliendo de la tumba, tanto Hikari como Haru se miraron entre si muy angustiados porque ese comportamiento no era del Kai que conocían, rápidamente se pararon junto a Yuki en frente de la puerta para ayudarlo a tratar de hablar con la nutria.

    -Kai por favor ábrenos! Dijo Haru quien apoyo su cabeza contra la puerta esperando con algo de desesperación una respuesta de parte del amigo al que tanto quería por ser tan amable y gentil con el.

    -Ya váyanse por favor... Respondió Kai una vez mas manteniéndose firme en su egoísta idea de seguir completamente solo sin querer ser ayudado por sus amigos aun cuando mas los necesitaba ahora. Fue cuando Haru se quedo mas hundido en su pena al escucharlo por primera vez así, Hikari miro con angustia como el zorrito bajaba la mirada junto a sus orejas y su cola que se quedaba completamente tiesa y triste.

    -Kai ya basta! Exigimos que nos digas que esta pasando aquí. Exclamo Hikari quien no iba a tolerar que su amigo se estuviera comportando de esta forma que hacía sentir miserable al pobre de Haru.

    -Por favor déjenme solo... no quiero estar con nadie... Kai seguía negándose a las peticiones de sus amigos, y aguantando las ganas de querer llorar mordió sus labios superiores y rápidamente se cubrió con sus sabanas nuevamente en un intento por escapar de este momento.

    -Kai... Hizo Yuki quien con mucha pena se angustio al ver al optimista y relajado Kai de esa forma, no era la primera vez en realidad, ya antes lo había visto así en sus dos cumpleaños que paso con el y sus padres no habían llegado a celebrarlo, pero ahora era diferente, el sentimiento de tristeza en las palabras de la nutria por alguna razón expresaba una pena mucho mayor que en aquel entonces, el tigre no sabia porque pero así lo sentía.

    -Kai te exijo que abras la puerta en este instante! Se quejo su padre al ya no poder tolerar mas este comportamiento de su hijo, rápidamente intento abrir la puerta forcejeando la perilla con fuerza e intensidad, los chicos lo miraron algo asustados porque esto estaba empeorando en lugar de mejorar.

    -Hijo no compliques mas las cosas por favor! Piensa en nosotros que sufrimos con esto que estas haciendo. Le pidió casi suplicando su madre mientras apretaba sus manos con angustia y miedo.

    -No nos trate a nosotros y a sus amigos de esta manera señorito, por favor... También le pedía eso la señorita Aya quien no podía evitar hacer que sus ojos se le humedecieran por las lagrimas las cuales de manera inevitable salían una por una de sus parpados inferiores.

    Todos seguían pidiéndole a Kai que saliera de su alcoba, todos cuyo tono en sus voces se volvían mas lastimeros y con un toque de desesperación en cada palabra, Yuki ademas de hablar seguía golpeando la puerta con ganas queriendo hacer que con eso el mustélido acuático los escuchara, pero todo eso solo sirvió para empeorar mas las cosas de lo que ya estaban hasta que...

    -YA CÁLLENSE TODOS! Grito Kai de manera estrepitosa casi rompiendo la barrera del sonido, y un segundo después de eso este con mucha ira frustrante salio un segundo de la cama y rápidamente lanzo directo hacia la puerta una figura de acción de Seiya de pegaso rompiéndola en el acto y dejando una leve abolladura en la puerta de madera, jadeando como loco después de gritar y arremeter de esa forma tan salvaje lo único que se escucho después fue el silencio absoluto.

    Todos haya afuera se quedaron completamente de piedra, sus bocas estaban abiertas pero no salían palabras de ninguna de ellas, como si aquel grito salvaje los hubiera dejado a todos completamente mudos, bueno, la única boca que no se sabia si estaba abierta era la de la señorita Aya ya que esta se encontraba con una expresión destrozada en su cara la cual se tapo con ambas manos, pero el que si se encontraba mas dolido con todo esto era Haru quien con sus ojos temblorosos y pidiendo a gritos querer llorar dijo:

    -L-lo siento mucho... ya no volveré a molestarte lo juro... Se disculpo innecesariamente el zorrito por algo que ni siquiera fue su culpa usando una voz temblorosa y aterrada. -C-con su permiso... Diciendo todo eso e intentando de manera difícil aguantarse las ganas de llorar Haru se despidió de los señores y finalmente salio corriendo con su corazón todo agrietado por la pena.

    Hikari se alarmo al verlo correr de esa forma. -Haru! Discúlpenme a mi también por las molestias que causamos, hasta otro día. Haru espera! El gatito luego de despedirse salio corriendo a la siga del canino de ojos rojos corriendo a la misma velocidad que lo había hecho este ultimo.

    Yuki quien era el único que se había quedado, seguía mirando de frente la puerta sin tener palabras que sacar de su boca después de haber visto de esta manera al mustélido con el que había compartido su tiempo todas las tardes de esta semana, el tigre quería tocar nuevamente la puerta, pero sin la fuerza ni la voluntad suficiente lo único que hizo fue posar su puño sobre esta y luego inclinar con tristeza su frente, dándose por vencido el felino de ojos verdes sin decir ni una palabra se despidió de los señores y se fue también junto con sus amigos, dejando completamente sola en su casa a la familia, la señorita Aya era quizás la que se encontraba mas entristecida con esto que estaba ocurriendo ya que no solo Kai estaba deprimido sino que ademas había echado a sus amigos de una forma parecida a la de una fiera salvaje.

    -Kai eso fue muy malo de tu parte! Se quejo con enojo su padre quien volvió a golpear con fuerza la puerta intentando forcejear una vez mas la perilla de esta para abrirla y darle un buen regaño a su hijo.

    -Porque trataste así a tus amigos? Ellos no tienen la culpa de nada. Se quejo también su madre a quien le dolía mucho este comportamiento de su hijo, incluso su pelaje café se había tornado igual de blanco que una hoja de papel.

    -Exactamente... los únicos culpables de que me sienta así... son ustedes! Volvió a exclamar un Kai bajo las sabanas y quien después de todo esto empezó a llorar quizás por cuarta o quinta vez después de que se entero de la noticia mas catastrófica de su vida.

    -H-hijo... Hizo su mamá quien al escucharle decir eso provoco que se quedara totalmente callada sintiendo como si esas palabras estuvieran inyectadas de un veneno que se le clavaba en su corazón de madre.

    -Porque tenían que hacerme esto? Porque hicieron algo como eso a mis espaldas? No es justo... No es justo! Se seguía quejando un Kai totalmente dolido sin tener ninguna intención de aceptar la realidad que estaba viviendo, seguía diciendo eso entre gemidos lastimeros acompañados de sollozos deprimentes que hacían eco en toda esa habitación a oscuras, las lagrimas de la nutria que se caían de su cara mojaban por completo las sabanas y la almohada hasta dejarla muy húmeda.

    Afuera de su alcoba la nutria hembra se encontraba sollozando con sus manos palmeadas tapando su cara con mucho dolor, su marido la abrazo en un intento por tranquilizarla aunque el también se encontraba destrozado al escuchar por primera vez a su hijo actuar de esa manera, el Kai a quien amaban, querían mucho y adoraban por su bondad y tranquilidad tan características de la noche a la mañana se convirtió en un rebelde, todo por una noticia que seguramente lo beneficiaria, pero para nada fue así y ahora estaban todos sufriendo una fuerte tristeza, la señorita Aya estaba parada unos cuantos centímetros alejada de sus patrones llorando también mientras miraba a la dirección en la que se fueron los chicos, la yegua se encontraba muy preocupada también por ellos ya que eran los mejores amigos de Kai y temía que con todo esto que están viviendo su amistad se acabe antes de que la joven nutria tenga que marcharse, el ambiente en esa gran casa ahora se había tornado oscuro y deprimente.

    ***

    Mientras tanto afuera y caminando unos pasos alejándose cada vez mas de la casa, Yuki andaba de forma algo lenta y desanimada mientras tenia la cabeza ligeramente inclinada hacia abajo y su cola totalmente tiesa y sin moverse, atrás suyo a unos pasos de distancia se ubicaban Haru y Hikari quienes caminaban igual de lento y sin expresar emoción alguna, pero el zorrito rojo era quien se encontraba mas entristecido ya que una que otra lagrima de pena caía de sus ojos hasta recorrer su mejilla y caer o al suelo o a su ropa, era como si a los tres furros con aquella escena que provoco Kai sus espíritus se hubieran puesto completamente negros y sin emoción alguna mas que depresión o pena.

    En una esquina cerca del semáforo los tres se detuvieron a pensar en que hacer a partir de ahora, pero era obvio que con todo lo acontecido no tenían idea alguna ni querían pensar en algo tampoco.

    -Lo siento chicos... pero ya se me quitaron las ganas de comer ese helado artesanal... Dijo Yuki después de dar un largo suspiro y finalmente poner sus manos dentro de sus bolsillos del pantalón.

    -No te preocupes, yo entiendo que ya no estés de humor... Le respondió Hikari quien no se enojo ni quejo de nada, pensaba que si objetaba algo Haru quien estaba a su lado se pondría peor de lo que ya estaba y eso era algo que no quería que sucedería por nada del mundo.

    El zorro de ojos color rubí no decía nada, solo seguía mirando hacia abajo sin expresar emoción alguna, sus cejas únicamente estaban abajo igual que sus orejas y su cola completamente quietas.

    El tigre grande poso su mano en la cabeza de Haru con gentileza y acariciándola le dijo con calma. -Discúlpame amiguito... Diciendo solo eso ya que no tenia mas palabras que expresar el felino grande sonrió de forma algo forzada. -Hasta el Lunes chicos, nos vemos en la escuela... Despidiéndose agitando levemente su mano Yuki dio media vuelta y se largo caminando con sus manos en los bolsillos sin decir nada mas.

    Mientras caminaba de vuelta a casa a paso lento y con toda calma y sin prisa, dentro de su mente Yuki recordaba con detalle las palabras de Kai y la forma en que las decía con toda la rabia posible, era la primera vez que el felino de ojos verdes veía ese lado que no creía posible que tuviera el Kai que conocía desde hace dos años.

    -Kai... que te sucedió...? Se pregunto así mismo Yuki con la mirada completamente nublada, era increíble esto que estaba experimentando, ayer en la tarde lo despidió con una sonrisa y una promesa que hasta ahora no se le había olvidado para nada, y hoy de la nada se comporta como una fiera salvaje que no quería ver a nadie, fue en ese momento que el felino grande apretó dentro de su bolsillo algo que parecía ser un papel ya que crujió un poco, precisamente en esa hoja era en donde estaba anotada la respuesta que quería darle el día de hoy a la pregunta que le hizo ayer la nutria, mordiendo su labio superior para evitar sollozar en la calle Yuki camino con mas fuerza mientras seguía apretando de manera frustrante ese papel en su bolsillo, sintiéndose completamente inútil al no entender nada de lo que estaba pasando y porque estaba ocurriendo Yuki gruño de forma lastimera y doblo la próxima esquina desapareciendo por completo.

    Mirando como el tigre se seguía alejando hasta ya no poder verse a lo lejos Hikari se quedo con Haru en ese lugar los dos solos finalmente, el gatito de ojos color amarillo miro con preocupación al zorrito al lado suyo y veía como este seguía con ese aura de depresión rodeando todo su ser, Hikari intentaba pensar en una forma de animarle ya que odiaba verlo de esa manera pero era lógico que con todo lo que acababa de ocurrir seria muy difícil encontrar una forma de animarle.

    -Hikari... Hablo de pronto el canino pequeño para sorpresa del gatito calico quien lo miro de frente. -Si Haru? Que ocurre? Pregunto de forma rápida y algo frenética el gato pequeño queriendo saber lo que quería el zorrito.

    -Creo que yo también me voy a casa... el helado se cancelo... Diciendo eso con mucha pena Haru dio media vuelta dispuesto a largarse también a su hogar, pero Hikari supo que no iba a estar bien dejarlo hacer eso, en su mente el felino pequeño sabia que si dejaba al zorro rojo así como estaba seguiría deprimido y preocupado por quien sabe cuanto tiempo, similar a lo que paso hace un tiempo después de que Hayato lo golpeara en la cara y le sacara sangre, Haru sintiéndose culpable siguió preocupado por un buen tiempo luego de eso.

    -Espera por favor! Exclamando de manera algo estrepitosa y apresurada lo que hizo Hikari fue detener a Haru sujetándolo del brazo, el zorrito se sorprendió un poco por esa reacción de parte de su super héroe felino, dando media vuelta Haru se quedo mirando al gatito aun con sus cejas abajo por la pena.

    -Quien dice que no podemos comer el helado los dos solos? Yo... aun tengo ganas de comerlo. Dijo Hikari con algo de incomodidad, sabia que tomar helado después de esto seria algo difícil de disfrutar, especialmente para Haru quien era muy sensible y fácil de lastimar, pero por eso mismo lo hacia el felino pequeño, porque amaba en secreto en Haru y quería de cualquier manera hacerlo sentir mejor antes que dejarlo todo angustiado y con pena.

    -P-pero... pero... Haru bajando nuevamente su cabeza y también sus ojos intentaba responder a la propuesta de Hikari evitando de manera difícil las ganas de ponerse a llorar en medio de la calle. -Y-yo quería que lo tomáramos todos juntos... Dijo únicamente eso el canino entre leves sollozos, mientras apretaba con fuerza sus puños y sus ojos rojos se ponían vidriosos debido a las lagrimas que se estaban conteniendo en el interior de estos, ese sentimiento tan doloroso en su interior era debido a que se encontraba tan entusiasmado desde el martes con esta salida, y ahora de pronto en el ultimo momento Kai se niega a ir y los hecha de su casa de manera tan salvaje y aterradora provocando un profundo agujero en su alma, todo se hecho a perder y con ello sus ilusiones se rompieron en mil pedazos.

    -Haru... Hikari se quedo en silencio al mirar como el zorrito a quien quería mucho ahora estaba expresando un fuerte sentimiento de frustración que se notaba a simple vista, en su mente el felinito seguía cuestionándose muy angustiado el porque Kai se comporto así con ellos, era increíble esa forma en la que reacciono pero para nada le había gustado y menos ahora que por culpa de ello Haru estaba sufriendo como nunca, a Hikari le daba rabia y le dolía al mismo tiempo el hecho de que si la nutria estaba frustrada por algo al menos hubiera tenido la consideración de no desquitarse con los demás, y menos con sus amigos quienes venían precisamente a ver si le había pasado algo.

    Pero sabiendo que no era el mejor momento para enojarse, Hikari respiro hondo, se relajo y finalmente dijo: -Si en verdad ese helado artesanal es tan bueno como decías, entonces que mejor manera de aliviar las penas que con uno de ellos. Se expreso el gato calico posando con gentileza sus dos manos en los hombros del canino pequeño haciendo que este ultimo se sorprendiera, Haru con sus mejillas levemente coloradas levanto la mirada debido al contacto de parte de su super héroe, observo en frente suyo la cara de Hikari quien le estaba sonriendo de manera leve con su típica y muy bien conocida sonrisa suya, esa expresión provoco que a Haru en su mente de forma involuntaria recordara ese sueño que tuvo esta mañana en donde Hikari con esa misma sonrisa lo invitaba a bailar en la pista.

    Por segunda vez en el día a Haru en el pecho podía sentir como su corazón bombeaba sangre a una intensidad muy fuerte, casi parecía que se le iba a reventar, el zorro rojo miraba a Hikari con sus ojos muy abiertos y con sus mejillas levemente sonrojadas debido al contacto de las manos de este directo en sus hombros que rápidamente pasaban de tensos a relajados, era como si la sonrisa del felino provocara que toda la pena que sentía hace un momento desaparecía por completo siendo reemplazada por ese inquietante y aterrador sentimiento que lo volvía a invadir.

    -Vamos? Pregunto de manera optimista un Hikari quien cerro sus ojos sonriendo entre-dientes.

    -A-aja... Hizo Haru queriendo decir que si casi balbuceando, ya que no podía sacar una sola palabra de su hocico y menos después de haber quedado encantado todavía mas con la sonrisa que le acababa de poner su héroe bigotudo.

    -Vamos entonces! Con mucha emoción el gato de ojos color ámbar sonrío de forma alegre y sin perder el tiempo poso su mano en el hombro del zorrito, y así juntos comenzaron a caminar hacia el parque a comprar finalmente el tan ansiado helado.

    Pero aunque Haru caminaba en su mente todavía se debatía un poco o quizás completamente confundido el porque seguía comportándose así ahora que estaba con Hikari.

    -Ummm Haru? Pregunto de pronto Hikari quien se detuvo de manera algo abrupta provocando que de sorpresa el zorro rojo se cayera de su nube de debates.

    -Que pasa? Le devolvió la pregunta mientras lo miraba aun con sus mejillas algo rojas por la pena.

    -Y donde queda exactamente ese parque del que hablabas? Volvió a preguntar el felino pequeño quien se rascaba al mismo tiempo la nuca y sacaba la lengua, como queriendo decir "Lo siento, me aventé sin querer".

    -Eh!? Hizo Haru completamente consternado al no poder creer que Hikari lo haya convencido de ir a tomar el helado aun cuando no sabia a donde tenia que ir, era tal su sorpresa que hasta se le borro de forma total el rubor en sus mejillas.

    ***

    Luego de unos minutos de haber caminado, el dúo finalmente había llegado al tan ansiado parque donde vendían esos ricos helados artesanales, ninguno de los dos lo conocía en fursona ya que Hikari nunca había estado por esos rumbos y aunque Haru lo haya escuchado de parte de sus abuelos tampoco sabia como era, pero el lugar era muy bonito cuando llegaron ya que era un parque extenso con muchas zonas de pasto y un largo camino pavimentado que seguía por los alrededores, habían unas algunas colinas y muchos arbustos con arboles protegidos por unas cuantas rejas de seguridad, algunas bancas para tres fursonas a los alrededores y con un farol para iluminar por la noche a un lado de cada una de estas, pero lo que mas destacaba es que en medio de ese enorme parque había un lago todavía mas grande, quizás igual de grande que el territorio que cubría la secundaria Furrypawn, incluso habían algunas lanchas de motor y uno que otro bote pequeño paseando en sus aguas, era un lugar bastante hermoso y muy visitado al parecer ya que habían muchas especies por los alrededores, algunas chicas de secundaria y preparatoria, una que otra familia con sus cachorros, un viejo paseando en solitario y algunas parejas románticas sentadas en una banca o bajo la sombra de un árbol, sin duda todos ellos sabían como aprovechar su fin de semana.

    -Entonces aquí es? Pregunto Hikari algo entusiasmado al mirar de cerca el puesto de helados, era un carrito bien grande con un toldo de colores vistosos que le hacia sombra, y el muestrario de sabores era lo mejor de lo mejor ya que habían una gran cantidad para elegir, era como un hermoso y azucarado arco iris tanto para la vista como para la lengua.

    -Claro claro... Dijo Haru quien aunque veía los sabores igual no podía evitar observar mas que nada al gato a un lado suyo con mucha pena acompañada por el golpeteo que su pecho que ahora no lo quería dejar en paz por nada.

    -Que me pasa? Porque ahora que estoy con Hikari me pongo de esta manera? No es la primera vez que estamos solos... entonces porque? Se preguntaba así mismo el zorro de ojos color rojo quien en su mente volvía a debatir el porque ese extraño sentimiento ahora era mas insoportable que nunca.

    -De que sabor va a llevar? -Q-que!? Hizo Haru completamente asustado al escuchar una voz que lo saco de onda, el canino pequeño respirando de forma algo agitada miro como al frente suyo lo estaba atendiendo el carrito una osa polar adulta algo regordeta pero no tanto y vestida con una bonito delantal rosa con volantes.

    -Solo te esta preguntando que de que sabor quieres tu helado. Le explico Hikari mientras observaba con extrañeza el comportamiento del zorrito, después de eso rápidamente pidió su orden. -Yo quisiera un cono doble con una bola de sabor chocolate y la otra de piña. Pero al momento de pedir eso Haru se sobresalto respirando algo fuerte.

    -Que tienes? Hizo Hikari mirando todavía mas extrañado al zorro rojo que estaba a su lado.

    -Esos son mis dos sabores favoritos. Le contesto Haru quien puso una cara de ilusión al no poder creer que a su super héroe le gustara también esa combinación de sabores.

    A Hikari esa revelación lo dejo igual de sorprendido. -En serio? Creí que yo era el único que combinaba la piña con el chocolate. Pregunto mirando de frente a Haru haciendo que los ojos de ambos se miraran el uno al otro.

    -También yo creía eso. Respondió el zorro rojo sonriendo todavía mas ilusionado.

    -Fufufu entonces supongo que tu también quieres uno igual verdad? Pregunto riéndose de manera leve la vendedora de helados quien ya se había anticipado y tenia listos dos conos de helado con sabor a chocolate y piña, cubiertos por una delgada capa de salsa de chocolate y con crema como acompañamiento, ambos furros recibieron su cono en la mano sorprendidos.

    -Pero nosotros no los ordenamos con salsa o crema. Explico Haru no queriendo parecer un irrespetuoso con ese asunto.

    -En realidad yo se las quise poner ya que ustedes me cayeron muy bien, la salsa y la crema la invita la casa así que tranquilos. Se explico la osa polar mientras miraba con una sonrisa entre dientes a ambos furros expresando un aura agradable alrededor de ella.

    -Vaya, muchas gracias señora. -Es usted muy amable. Le agradecieron ambos con una sonrisa y sin perder el tiempo entre los dos dividieron su dinero que se tenían guardado y con el pagaron los helados.

    -Y ustedes son muy simpáticos, se nota que se quieren mucho entre los dos, casi parece como si fueran novios jijiji Diciendo eso con una mirada picara la osa polar no pudo evitar soltar una pequeña risita algo aguda, dejando a ambos furros con sus caras mas coloradas que un tomate.

    -El no es mi novio! Dijeron ambos furros casi al unisono muy avergonzados y usando en sus voces un tono que les salio muy agudo, pero justamente después de darse cuenta que dijeron eso al mismo tiempo los dos se miraron de frente aun sonrojados, rápidamente apartaron sus miradas con mucha pena y sintiendo como una nube de vapor se formaba en sus cabezas debido al calor de la vergüenza, la vendedora de helados se río nuevamente de forma sutil pensando que esta escena era tan tierna y tan dulce como sus helados que la podría matar de diabetes.

    Después de eso ambos furros se encontraban dando unas vueltas alrededor de ese inmenso parque sin hacerse contacto visual a pesar de que estaban unos cuantos centímetros cerca del otro, en sus caras se les notaba un pequeño rubor aunque a Haru mas todavía, el zorrito rojo le daba pequeñas lamidas a su helado usando la punta de su lengua intentando disimular lo sorprendido que todavía se sentía por el comentario de la vendedora.


    -N-novios? Yo... novio de Hikari? Se preguntaba en su mente un Haru quien no podía saborear del todo bien su golosina helada debido a lo ocupado que tenia su cerebro en ese instante. -Es cierto que nos llevamos bien y somos amigos muy cercanos, y-y hemos hecho cosas pervertidas entre nosotros unas tres veces p-pero... no somos novios o algo parecido... Se decía así mismo el zorro rojo en sus pensamientos viendo las cosas por el lado lógico, pero mientras mas pensaba mas confundido se ponía. -Entonces porque sigo recordando ese comentario y con mi corazón latiendo así de fuerte? La angustia que sentía el canino pequeño en esos momentos era inmensa, su pecho llegaba a dolerle tanto que se le hacia algo incomodo pasarse el helado por su garganta.

    -Mmmm... este helado esta riquísimo. Dijo de pronto Hikari quien rompió finalmente el hielo, en su voz se notaba un fuerte grado de gozo. -E-Eh? Hizo Haru quien miro al gato calito aun algo apenado pero igual prestandole atención.

    -Tenias razón en lo que decías, se puede sentir con cada lamida como este helado es completamente artesanal, lo abra hecho esa señora con sus propias manos? Porque entonces tiene una mano de ángel. Se expresaba el felino de ojos color ámbar con una sonrisa bien grande en su rostro mientras seguía degustando su postre con ganas usando toda su lengua, fue en ese momento que al verlo de esa forma tan agradable y a la vez algo divertida hizo que Haru otra vez lo viera de una forma distinta a como lo hacia habitualmente, quedándose así mirándolo quieto como una estatua.

    -No opinas lo mismo? Pregunto Hikari quien se tomo un segundo para dejar de probar su helado y asi mirar todavia con la sonrisa en su cara al zorrito rojo quien lo miraba fijamente.

    -Q-que? Hizo Haru nuevamente usando una expresión de despistado, pero reaccionando de forma rápida a la pregunta de Hikari le contesto casi de forma forzada.
    -Ah! S-si claro que si! Jejeje esto esta muy delicioso en verdad. Con decir eso el canino joven
    comenzó a forma algo alocaba y energética a degustar también su helado lamiendo las partes que se estaban derritiendo y al mismo tiempo las zonas bañadas en salsa y cubiertas con crema.

    -En verdad esto esta muy sabroso. Dijo Haru después de haber comido un buen poco de su helado, pero repentinamente Hikari comenzó a reírse levemente de forma divertida.

    -Que? Pregunto Haru muy confundido por ese comportamiento de parte de su super héroe.

    -Tienes las mejillas llenas de crema, parece que tienes barba jejeje Le explico Hikari a este mientras lo señala mostrando que efectivamente era así, Haru se había embarrado tanto la cara sobre su helado que mucha de la crema de este se quedo pegada en sus mejillas haciéndola parecer como la barba de un viejo.

    -Eh! En serio? Donde? Preguntaba Haru algo conmocionado mientras se frotaba con los dedos sus mejillas en un intento por sacarse la crema, pero solo lo hacia en los lugares incorrectos y Hikari al mirarlo en esa situación no pudo evitar soltar una que otra pequeña risita leve.

    Hikari acercándose un poco hasta estar a unos cuantos centímetros cerca del zorrito le dijo: -Aquí y aquí. Sonriendo y usando una voz calmada el gatito acerco con gentileza sus dedos a la cara de Haru, y este ultimo sintió con sorpresa y también con un leve calor recorriendo su cuerpo como los dedos de su super héroe rozaban sus mejillas limpiándolas y acariciándolas en el acto, al canino joven se le ruborizo la cara al sentir la calidez de los dedos y las almohadillas de Hikari recorrer su cara, pero lo mas impactante vino a continuación, Haru miro con asombro como en frente suyo Hikari lamia cada extremo de sus dedos llenos con la crema que le acababa de quitar mientras el mirar de sus ojos felinos se llenaba de jubilo, el zorrito jadeaba en silencio mientras tenia su boca algo abierta por lo inquietante y a la vez algo caliente que se tornaba esta situación.

    -Delicioso, no te parece? Preguntaba Hikari quien sonreía de manera tranquila mientras en sus mejillas se notaba un fuerte rubor debido a lo que había hecho.

    -S-si... claro que si. Dijo Haru únicamente eso al no poder decir nada mas, en su pecho sentía un ardor provocado por lo intenso que palpitaba su corazón después de ver a Hikari lamerse de esa forma sus dedos llenos de crema.

    Como no tenia mas palabras que expresar lo que hizo a continuación el zorrito fue actuar en lugar de hablar, Haru se acerco un poco a Hikari y aunque con mucha timidez al principio, el canino pequeño le limpio con sus dedos pequeños una mancha de helado que tenia el felino en su mejilla, para sorpresa de este ultimo vio como el canino pequeño se chupaba ese dedo lleno de helado metiendolo todo en su boca y saboreando su sabor por unos segundos, aquella imagen de su zorrito soñado haciendo tal acción hizo que a Hikari también le empezara a latir a un poco rápido su corazón acompañado del leve rubor rosado en sus mejillas.

    El zorrito finalmente se había terminado de lamer el dedo y mirando de frente a Hikari le contesto con una sonrisa. -En verdad que esta delicioso. Dijo Haru quien sonrió de manera tranquila cerrando sus ojos, y Hikari en respuesta a esa expresión lo que hizo fue reírse un poco divertido y Haru igual de entretenido también se rió junto con el.

    ***

    Pasaron algunos minutos mas después de eso, y para entonces la pareja protagonista ya se había acabado por completo sus helados, parado cerca de una orilla del lago y terminándose de comer hasta el ultimo cachito de su cono lo que hizo Hikari finalmente fue dar un largo suspiro de regocijo.

    -Estaba buenísimo verdad? Pregunto el minino mientras miraba al zorrito a un lado suyo sonriendo completamente satisfecho.

    -Si Hikari, mucho en verdad. Le respondió Haru a este sonriendo igual de contento mientras se lamia en su boca los restos de el helado que habían quedado atorados entremedio de sus dientes y paladar.

    -Así! Exclamo Hikari de pronto provocando que Haru lo mirara extrañado. -Esa es la forma en la que me gusta verte Haru, sonriente y feliz. Dijo el joven felino a quien le daba alegría ver que Haru ya se sentía mejor después de todo el mal momento de hace rato.

    El zorro rojo al escuchar decir algo así de parte de Hikari lo hizo sentirse muy alagado, mas que de costumbre pero no pudo pensarlo mucho ya que en ese mismo momento...

    -WAAHHH!!! Gritaron del susto ambos furros jóvenes debido a que fueron agarrados desprevenidos por una lancha a motor que paso a toda velocidad muy cerca de la orilla del lago en la que se encontraban, cuando esta pasó dejo atrás suyo una larga estela de agua de la cual cayo una gran cantidad sobre los dos animalitos dejándolos empapados mientras que de manera inútil se protegían de la salpicada usando sus antebrazos.

    -Esta muy fría! Exclamo Hikari quien podía sentir un fuerte escalofrió recorrer todo su cuerpo helado por esa remojada que lo cubrió por completo.

    Haru mientras tanto abrió sus ojos de par en par después de que su cara había quedado completamente empapada junto con gran parte de su cuerpo y su ropa, le sonrió a Hikari ya que lo escucho reírse un poco de la situación, pero al momento de hacerlo al zorrito se le borro por completo la sonrisa al mirar con sorpresa algo que ni el felino había notado.

    Mientras Hikari se reía divertido por lo que acababa de pasar con sus ojos completamente cerrados, Haru mientras tanto lo que hacia era mirar fijamente y con mucha pena como el agua había provocado que la ropa de Hikari se humedeciera mucho, el zorrito podía ver perfectamente los pezones del gato calico bajo su camisa toda humedecida, la vista que tenia era de lo mas privilegiada ya que Haru en secreto tenia una completa debilidad hacia esa zona en especifico de su héroe felino, nada mas mirarle sus rosados, bien duros y bonitos pezones lo ponían cachondo en segundos, por eso en ese preciso instante trataba de dejar de mirarle aquel lugar pero no podía ya que sus ojos lo habían traicionado, debido a lo intenso del momento el joven canino con un fuerte rubor en sus mejillas lo que hacia únicamente era mover de manera inquietante sus caderas junto a su cola que salpicaba algunas gotas de agua todavía.

    El gato finalmente había abierto sus dos ojos amarillos brillantes y noto como el zorrito en frente suyo se comportaba muy extraño, en ese momento observo como movía de manera continua sus caderas y Hikari vio con asombro como en los pantalones de Haru se formaba un bulto el cual este ultimo rápidamente se lo tapaba con mucha pena usando ambas manos, a Haru mas que nada le dio mucha vergüenza el que le hubiera venido una erección en medio del parque y que mas encima Hikari lo haya visto de esa forma, fue tanta su pena que el zorrito bajo su mirada junto a sus orejas que se hicieron hacia atrás junto con su cola que se quedo quieta.

    Pero en lugar de enojarse como creía que lo haría, Hikari le sonrió mientras tenia un leve rubor en sus mejillas ya que sabia perfectamente lo que venia ahora y estaba mas que dispuesto y feliz de aceptar, se acerco hacia Haru para intensa incomodidad de este ultimo quien solo seguía tapándose su bulto que no quería bajarse de sus pantalones.

    -Hay algún lugar seguro en este parque? Pregunto Hikari mientras le susurraba en el oído a Haru con toda discreción, este ultimo quedo impresionado por esa pregunta ya que supo de inmediato que su super héroe iba a "ayudarlo" con este problemita que tenia.

    ***

    Tal vez se pregunten, en que parte de un parque tan abierto e inmenso como este dos furros cachondos puedan encontrar privacidad? Pues para fortuna de ambos si lo había, los abuelos de Haru le habían platicado acerca de un pequeño baño publico ubicado en una esquina del lugar, hace años que estaba abandonado y ya nadie lo utilizaba, era el escondite perfecto para que los dos adolescentes pudieran enfriarse un poco.

    Adentro de ese pequeño lugar todo estaba polvoriento y con muchas de sus cerámicas y baldosas agrietadas, destruidas o llenas de un musgo verde, solo habían tres casillas con una taza dentro de cada una de ellas y al mismo tiempo habían tres lavamanos todos igual de deteriorados y llenos de polvo y suciedad, pero un pequeño rincón de ese baño abandonado habían un par de cosas que alegraban por completo el panorama, los cuerpos desnudos de Haru y Hikari quienes se encontraban parados en una esquina escondidos detrás de una de las casillas con toda su ropa tirada en el piso como siempre lo hacían en estas situaciones, el zorro rojo se ubicaba de espaldas contra la pared fría mientras que el minino estaba parado en frente suyo con una sonrisa de jubilo y placer de tan solo poder ver la desnudez del canino pequeño que lo ponía como loco.

    -N-no era necesario que nos sacáramos toda la ropa Hikari... Dijo Haru con mucha timidez apartando levemente sus ojos hacia otra parte, ya que aunque estaban dentro de un baño abandonado igual seguían en el parque lleno de furros en donde quien sabe lo que podría suceder inesperadamente, el solo hecho de pensar en esas cosas hacia que el miedo a ser descubiertos pusiera mas erecto al zorrito de ojos rojos.

    -Quien fue el zorrito que me dijo una vez que le gustaba mucho mi cuerpo desnudo? Pregunto Hikari de manera pilla mientras le sonreía a Haru de forma picara, este ultimo solo trago saliva debido a que en efecto había sido el, lo recordaba perfectamente.

    -P-pero y que tal si alguien viene por casualidad? Pregunto esta vez un Haru quien aunque seguía preocupado por eso, igual en el fondo estaba muy emocionado por estar a solas y desnudo con su super héroe, podía sentir como su corazón le latía bien fuerte y en su estomago unas mariposas revoloteando.

    -No lo harán, tu dijiste que en este lugar no viene nadie porque estaba abandonado, así no te preocupes por esas cosas. Le respondió el gato calico a este ultimo usando en su voz un tono de despreocupado y a la vez algo susurrante, luego de eso apoyo sus manos sobre la pared dejando atrapa entre ellas la cabeza del zorrito provocando que este se sintiera mas cachondo, como si Hikari con esa acción le dijera que estaba a completa merced suya.

    -Te digo un secreto un Haru? No te lo pude decir esa otra vez pero... a mi también me gusta demasiado tu cuerpo desnudo. Le susurro Hikari eso al zorro rojo con una leve sonrisa de jubilo en su cara mientras sus mejillas se tornaban de un color rosado debido a la pena que le daba revelarle eso, aquel comentario capto la atención del zorrito quien miro de frente a su héroe sintiendo con esas palabras una fuerte presión en su pecho, como si la sangre se le hubiera detenido en su corazón debido al suspenso.

    -Me alaga que tu encuentres mi cuerpo desnudo hermoso, porque yo así encuentro también el tuyo... nada mas te miro sin ropa ya sea en las duchas de la escuela, en Yamato Kawa o cuando hacemos estas cosas y siempre pido en silencio... "Ojala que el tiempo se detuviera para que este momento no terminase nunca". Confeso todo eso el felino de ojos amarillos mientras su voz se tornaba mas sensual junto con su mirada que se volvía mas lujuriosa y con algo de pena igualmente.

    -T-Tanto así te gusta verme desnudo? Pregunto Haru quien no tenia ninguna respuesta que se le ocurriera para esa revelación que le acababa de hacer su héroe felino, el zorro rojo no sabia si sentirse muy alagado o muy apenado de que Hikari le gustase tanto su desnudez que incluso pidiera algo como eso en secreto, pero al parecer sentía las dos en realidad aunque la primera mas que nada.

    Hikari solo asintió con la cabeza en señal de que si y luego de unos segundos de silencio en ese baño vacío, ambos furros encendidos luego de tanto hablar de desnudos sus miradas se encontraron y acercándose cada vez mas sus hocicos se juntaron y con ellos también sus cuerpos que se aferraban el uno con el otro, besándose de manera gentil con la lengua tanto el zorrito como el gatito se acurrucaban en uno junto al otro abrazándose y acariciándose mientras compartían su saliva, uno con sus manos manoseaba al otro el cualquier parte que deseara, como la cabeza, el cuello, la espalda, la cadera y también el culo, el par de furros con cada toque y manoseada que recorría sus finos pelajes se sentían cada vez mas cachondos de lo que ya estaban y finalmente separaron sus labios para tomar algo de aire y mientras lo hacían sus ojos volvieron a encontrarse mirándose fijamente.

    -Hikari... Susurro Haru ruborizado y con un tono tímido pero decidido en su voz mientras miraba a la cara al felino. -Si lo deseas... ahora cada vez que estemos solos puedo desnudarme para que te sientas feliz. Dijo eso mientras aun tenia abrazado a Hikari tocándolo de la espalda y del hombro con su cabeza ligeramente inclinada hacia arriba para mirar los ojos del gatito que estaban un poco mas alto que los suyos.

    -Tonto. Dijo Hikari mientras le pokeaba su nariz al zorrito con una sonrisa. -No tienes que hacer algo como eso para hacerme feliz, y menos si lo haces sintiendo mucha vergüenza. Respondió el gatito quien aunque en el fondo le daba algo de ilusión escuchar eso, igual prefería siempre pensar primero en la comodidad y la felicidad del zorrito que tenia al frente suyo.

    -P-para nada, no sentiría vergüenza! Exclamo de pronto el zorrito rojo alzando con ganas su voz, eso provoco que a Hikari la sonrisa se le borrara de su cara y fuera cambiada por una expresión de sorpresa. -S-si eres tu el que me esta mirando, entonces no tengo ningún problema y nunca lo tendré mientras seas tu el que me mire desnudo. Respondió Haru con su voz algo tartamuda debido a la pena, pero aun así intentaba sonar determinado a la hora de decirle eso a su héroe con muchas ganas.

    A Hikari esas palabras y la forma en la que Haru las dijo provocaron que se quedara callado y con su boca levemente abierta debido a lo excitado que se sentía en esos momentos, el hecho de tan solo imaginarse estando con Haru desnudos así como lo decía provocaba que su boca se secara y muchas gotas de sudor recorrieran su frente y su cuerpo, mientras que al mismo tiempo su miembro que ya se encontraba fuera de su funda se moviera de manera inquieta debido a lo estimulantes y sensuales que se escucharon esas palabras de parte del zorrito de quien se había y todavía sigue mas que enamorado.

    Y Haru sin perder mas el tiempo empezó a tomar la iniciativa, con su mirada completamente perdida en el libido se acerco una vez mas a Hikari y apoyo su cabeza sobre el hombro de este empezando a lamerlo y morderlo gentilmente con su boca que se encontraba llena de caliente y pegajosa saliva, el gatito completamente a merced del zorrito lo único que hizo fue soltar un leve jadeo mientras sus mejillas se ponían mas y mas rojas, fue con esa mordida que le dieron como sentía que cada parte de su cuerpo era estimulada hasta el punto de dejarse llevar y pensar únicamente en cosas cachondas en ese instante sin nada mas.

    -Te demostrare que todo lo que te acabo de decir es de verdad, y la haré de la forma en la que ambos nos gusta... Con eso eso usando una voz tímida pero sensual Haru siguió con lo suyo, agachando levemente su cabeza junto con su lengua el zorrito se acerco al pecho de Hikari y empezó con mucho gozo a lamerle uno de los pezones de este, podía sentir con su lengua canina como este ya se encontraba bien duro y suave al mismo tiempo, el gatito seguía sintiendo como su cuerpo lo traicionaba cada vez mas sin poder defenderse de las marejadas de placer que le estaba proporcionando el zorrito, aunque eran leves igual ahora las sentía mas placenteras que nunca y eso provocaba que involuntariamente empezara a jadear de forma algo incontrolada moviendo inquietamente su cola, era como si estuviera recibiendo tanto placer que su cuerpo no podía controlarse, y tenia razón.

    -Purr... Purr purr... Hizo Hikari inesperadamente para ambos, Haru se puso completamente sonrojado al escuchar lo que creía que había escuchado, pero Hikari era quien se encontraba mas conmocionado ya que no se esperaba que eso saliera de sus labios.

    -Hi-Hikari... tu... ronroneaste? Pregunto el zorro rojo mirando a la cara del gatito sin poder creer que ese sonido tan tierno saliera de su felino heroico, los ojos del pequeño canino brillaban perdidos de ilusión.

    -U-ummm eso parece... Dijo Hikari de una forma completamente tímida y avergonzada al no poder creerse que ronroneara así de pronto, sus ojos miraban hacia otro lado ya que no podía mirar de frente a Haru debido a la pena que le daba el que haya hecho esos sonidos, pero no tuvo tiempo de pensarlo por muchos segundos, ya que en ese mismo momento reacciono estremeciéndose al sentir como Haru le estaba empezando a tentar con gentileza su miembro duro como roca masturbandolo lenta y placenteramente.

    -Jiji que tierno sonaste, y por eso te voy a recompensar por ser un lindo gatito conmigo. Dijo Haru a quien los ronroneos de parte del felino provocaron que se encendiera todavía mas de lo que ya se estaba.

    El zorro de ojos color rubí se agacho hasta que su cabeza se encontraba a la altura del pene espinoso de Hikari, y luego de tomándose unos segundos para disfrutarlo primero con ojos el canino pequeño muy caliente empezó a lamerlo usando la punta de su lengua mientras lo sostenía con sus dos manos suaves, Hikari estaba completamente a merced del zorrito mientras lo único que podía hacer era jadear excitado sintiendo mas y mas como la lengua del zorrito le daba un placer inmenso a su miembro el cual palpitaba con cada estimulo que le daban las papilas gustativas de Haru.

    -Te haré sentir aun mejor... Inmediatamente después de decir eso Haru empezó a meterse en su hocico esa polla felina comenzando a chuparla de a poco y usando su lengua ensalivada, el zorrito rojo se sentia mas que bien mientras continuaba lamiendo cada rincón y cada espina del miembro de Hikari, podía saborear ese salado aroma a almizcle y sudor que provenían de la entrepierna del gatito provocando que Haru se emborrachara y su mente se volviera mas y mas en blanco perdiéndose en su libido.

    -N-ngh! H-Haru... hoy se siente mucho mejor que de costumbre.. a-ahhh aahhhh... P-purr... purr purr... Decía Hikari volviendo a ronronear completamente sonrojado intentando mantenerse de pie con dificultad, podía sentir como sus patas traseras temblaban debido a esas estimulaciones húmedas y calientes que recibía su polla sin descanso, la lengua de Haru era completamente suave y la vez áspera y con ella podía sentirse como si se estuviera quemando en la lava caliente, ese mar de placeres que volvían locas a sus hormonas provocaron que nuevamente de forma involuntaria volviera a gemir demostrando que ahora su gozo era mas que grande.

    Moviendo su larga cola esponjada en señal de gusto Haru seguía mamando cada vez con mas intensidad la polla de Hikari en su boca moviendo sus mandíbulas de atrás hacia adelante intentando con ello poder saborear cada rincón de ese miembro que lo volvía loco, el zorro rojo empezó a saborear la pre salada y viscosa que escurría de la punta del pene de Hikari que llegaba directamente hacia su garganta tragándola en el acto.

    -H-Haru... n-no puedo mas ahh aahhhh! Q-quiero correrme... quiero correrme ya! N-nhg!! Decía Hikari cuyos gemidos casi parecían de sufrimiento debido al placer que iba en aumento estimulando todas las células de su cuerpo adolescente, su miembro comenzaba a palpitar en la boca del zorrito dándole la señal a este de que se encontraba cerca y haciéndole caso al felino lo que Haru hizo fue aumentar hasta todo lo que podía el ritmo de sus mamadas chupando hasta casi succionar el pene de Hikari, el pequeño canino sentía cosquillas en su boca debido a las espinas de este que masajeaban cada rincón del interior de su hocico provocando en este una sensación un tanto incomoda pero rica.

    -N-nghaaahhhhh... Gimiendo de forma ahogada Hikari finalmente había alcanzado el clímax, arqueando su espalda junto con su cola el felino pequeño cerro sus ojos con fuerza mientras sus mejillas se sonrojaban completamente, como a Haru todavía no le gustaba para nada el sabor del semen, y fue en ese momento que justo a tiempo saco el miembro de Hikari de su hocico haciendo que este eyaculara completamente encima suyo bañándolo con su leche dejándolo casi todo manchado, jadeando de placer Hikari había expulsado hasta ultima gota de su carga de espermatozoides y con sus piernas sin poder responderle se sentó en el frió suelo de baldosas.

    -Te sentiste bien Hikari? Le pregunto eso un Haru quien sonreía completamente sonrojado mientras se podía ver como su cuerpo, su cara, su pecho, su estomago, su vientre y parte de sus brazos estaban manchados después de esa ducha de semen que recibió de parte de su super héroe.

    -Fue demasiado... sentía que me iba a morir de placer... Le respondió el gato calico a este mirándolo todavía jadeando un poco, sentía que no se había corrido así en años ya que ahora en verdad se sintió mucho mas rico que otras veces anteriores, se suponía que el debía ayudar a Haru aliviarse cuando lo trajo a este baño, pero al final fue Hikari quien termino a merced del zorrito y encima lo escucho ronronear solo porque no pudo soportar tanto placer junto, esta tarde a sido una de las mas alocadas para el pobre gatito.

    -Jijiji Se reía únicamente un Haru quien cerro sus ojos sonriendo con sus mejillas levemente sonrojadas por ese comentario que le hicieron.

    Unos momentos después de eso, Haru y Hikari se encontraban dentro de una de las casillas del baño con la puerta cerrada, el zorrito estaba apoyando sus manos de frente contra una pared y levantaba un poco el culo junto con su peluda y suave cola hacia arriba dejando ver sin ningún obstáculo cada rincón de su trasero y sus nalgas redondas y suaves, Hikari se encontraba agachado atacando ese lindo e indecente lugar usando como arma su lengua larga y suave, separando con la punta de sus dedos las nalgas de Haru podía dejar a la vista su ano pequeño y de un rosado suave.

    -Haru... tu trasero es la cosa mas hermosa de este mundo... Dijo Hikari completamente sonrojado y perdido en su lujuria, luego de mirar por unos segundos el tono rosado del agujerito del zorro comenzó a usar su lengua para lamerlo por fuera junto con su perineo con algo de ganas, el pequeño canino sin oponer resistencia alguna empezó a gemir de manera aguda y tierna como siempre lo hacia, su cuerpo se contraía debido a las lamidas de parte del felino que estimulaban rápidamente su zonas sensibles, era cosquillo y placentero al mismo tiempo.

    -Y-y diciendo eso aun te rehúsas a aceptar mi propuesta de hace rato? N-nghh! Preguntaba Haru entre gemidos y jadeos algo pesados mientras le recordaba a Hikari lo que le dijo acerca de que podía tenerlo desnudo todo el tiempo si el quisiera, pero el zorro de ojos rojos no podía mantenerse del todo concentrado en ello ya que el gozo que invadía cada rincón y cada pelo de su cuerpo caliente le provocaban una fuerte estimulacion, su miembro canino se ponía mas erecto y duro hasta llegar a sentirlo incómodamente doloroso, y de este le empezaba a salir algo de liquido preseminal.

    -La considerare después de terminar con esto... Respondió el felino pequeño quien después de decirlo empezó a enterrar su lengua en el interior del ano de Haru, metiendola mas y mas hasta que la punta se encontraba dentro y lo que hizo a continuación Hikari fue con ella lamer cada rincón de las paredes anales del zorrito, el sabor y el calor que estas desprendían eran muy estimulantes a la hora em que el gatito las lamia con gozo, apretándole con algo de fuerzas sus nalgas a Haru lo que hizo Hikari fue seguir aumentando cada vez con mas ganas el ritmo de su lengua que lamia mas adentro de las entrañas del zorrito.

    -A-ahhhhh!! N-ngh!!! Gemía Haru de manera descontrolada sintiéndose demasiado bien ante la sensación de sus entrañas ser invadidas por la lengua de su super héroe que parecía tener vida propia, su miembro ante esas estimulaciones casi infinitas seguía derramando desde su punta mucho mas de su liquido preseminal que caía casi como si fuera orina. -Se siente tan rico rico Hikari... ahh ahhhh! M-mi mente se nubla... ngh!! Decía Haru quien se aferraba mas y mas a la pared intentando soportar sin existo ese mar de placeres que tal como decía le ponían la mente en blanco y en completo trance, lo único en lo que podía pensar el zorrito en esos momentos en el placer que seguía atacándolo.

    Hikari saco en ese momento su lengua del interior de Haru y parándose detrás suyo le dijo: -Creo que estamos listo para el round dos zorrito. Diciendo eso a continuación lo que hizo el felinito fue agarrar a Haru de las caderas sujetandolas con firmeza y sin perder otro segundo de valioso tiempo empezó a acercar su polla nuevamente erecta como piedra hacia su lubricado agujerito indecente precionandolo con algo de fuerza y cuidado, el zorro rojo aferrándose todavía mas hacia la pared en frente suyo comenzaba a gemir con mas intensidad intentando aguantar esa incomoda y algo encantadora sensación de ser penetrado por el miembro de su super héroe y ser picado con sus espinas, de un empujón mas el gato calico metió toda su polla en las entrañas ensalivadas de Haru provocando que este ultimo soltara otro gemido de gozo estremeciéndose al mismo tiempo junto con Hikari.

    -H-Haru... tu interior se siente increíble... siento que me voy a desmayar de tanto placer que siento... ahh ahh Decía Hikari jadeando con ganas mientras se encontraba conectado a Haru y con sus manos sujetando la cadera de este.

    -T-tu miembro igual se siente increíble... me siento muy lleno y muy caliente... se siente muy rico Hikari... hn! Respondió el zorrito volteando levemente su cabeza atrás suyo para mirar a su super héroe quien estaba poniendo una cara de excitado igual que el. A los dos el calor que invadían sus cuerpos peludos y cachondos les provocaban una fuerte incomodidad y unas ganas de darse con todo y todo lo que pudieran.

    -Haru? Quieres que te lo haga rápido... o lento? Pregunto Hikari acercando su cabeza hasta el hombro del zorrito diciendo eso con su voz jadeante y mostrando cierto grado de impaciencia debido a lo rico que se encontraba su miembro siendo apretado por las paredes anales del canino pequeño.

    -C-como quieras Hikari... mientras seas tu el que lo haga lo disfrutare mucho... hazme como quieras y todo lo que quieras... porfa... Respondió Haru usando una voz casi de suplica mientras movía gentilmente sus caderas con la espinosa polla de Hikari dentro de estas.

    -O-ok... Contestando únicamente con eso, a continuación el gato calico empezó a mover sus caderas a un ritmo algo rápido desde un principio, embestía con ganas las entrañas del zorro rojo masajeandolas con sus pequeñas espinas de carne que estimulaban de sobremanera a Haru, ambos furros estaban jadeando de forma pesada y placentera mientras volvían a compartir un momento pervertido los dos solos en ese baño abandonado.

    -Hikari... Hikari... estas muy caliente... te sientes bien? M-mi interior te hace sentir bien? ngh! Preguntaba un Haru que seguía gimiendo de manera mas y mas aguda debido a las embestidas que golpeaban todo su sistema, podía sentir como la polla de Hikari masajeaba con sus espinas cada rincón del interior de su trasero haciéndolo experimentar ese placer tan rico que provocaba que sacara la lengua de gozo.

    -S-si Haru... mucho... me gusta mucho tu interior y me hace sentir demasiado bien... ahh ahhhh! Respondía Hikari quien seguía follando con algo de ganas al zorrito sujetándole fuerte sus caderas mientras podía ver como con cada embestida los glúteos de Haru revotaban una y otra vez sin parar, del miembro del gatito empezaba nuevamente a salirse un poco mas de su liquido preseminal que empapaba las entrañas del canino lubricandolas y haciendo que las folladas aumentaran de ritmo.

    -A-ahh aahhhhh... n-ngh!! Aa-ahhh... Seguía gimiendo Haru sin poder articular palabra alguna, el calor de su cuerpo iba en aumento, casi sentía que se iba a prender en llamas debido a lo caliente que seguía estando el miembro de Hikari que con cada segundo que pasaba lo embestía con muchas mas ganas, al zorro rojo las estimulaciones a su cuerpo eran de lo mas placenteras y gozantes, era la mejor sensación del mundo que podía experimentar cada vez que hacia estas cosas pervertidas con su super héroe, su polla canina mientras era tambaleada por los movimientos de su cuerpo siendo follado, de esta seguía derramándose mucha mas de su pre al mismo tiempo que palpitaba.

    -N-ngh! A-ahhhh! Gimiendo con fuerza fue cuando Haru no pudo soportar tanto placer hirviendo y de manera inesperada eyaculo de forma precoz, mientras su cuerpo se estremecía y convulsionaba, de su miembro salio disparada mucha de su leche zorruna cayendo directo hacia el piso y parte de la taza al frente suyo.

    Hikari se había detenido en seco mirando como Haru se seguía estremeciendo mientras se recuperada de su venida, el zorro rojo todavía conectado al gatito seguía jadeando debido a lo rico que se sintió poder eyacular al mismo tiempo que tenia la polla de Hikari en el interior de su ano, era una extraña sensación que al mismo tiempo se sentía rica.

    -Tan pronto? Pregunto Hikari quien no podía creer que Haru se haya corrido antes de que el pudiera hacerlo, y no queriendo quedarse con las ganas lo que hizo a continuación el felino fue sujetar bien fuerte al canino pequeño, inmediatamente cerro la tapa de la taza y se sentó sobre ella usándola como silla dejando a Haru sentado sobre su miembro montandolo.

    Manteniendo bien aferrado al zorrito hacia su cuerpo Hikari continuo moviendo sus caderas embistiendo hacia arriba las entrañas de Haru, provocando que este ultimo todavía sensible por su corrida empezara a gemir con fuerza mientras volvía a estremecerse, el felino pequeño se encontraba follando con mas ganas que antes al zorrito mientras lo tenia bien sujetado de la espalda y de uno de sus glúteos evitando que se fuera a caer, era tanta la fuerza que ocupada para embestirlo que esa vieja taza del baño en la que se encontraban sentados rechinaba un poco fuerte.

    -B-basta Hikari... es demasiado... m-me voy a morir... ahh ahhh! Decía Haru casi suplicando debido a que este placer era mas de lo que podía pedir, con cada embestida que le propinaba su super héroe a su sistema podía sentir perfectamente como la punta del miembro de este tocaba hasta estimularle su pequeña próstata, el zorrito rojo con cada follada que iba en aumento gemía mucho mas fuerte mientras la baba caía por su hocico hasta su barbilla.

    -N-no me voy a detener por nada del mundo... n-ngh! Le respondió Hikari a este mientras también jadeaba con mas placer debido a lo rico que era hacer esa posición, estando así podía meter mas profundo su pene en el trasero del canino pequeño gozando mucho mas que antes. Ambos furros nuevamente dejándose dominar por su libido y sus deseos continuaron así olvidándose del mundo a su alrededor y del hecho de que lo estaban haciendo dentro de un baño sucio y abandonado.

    Hikari mientras seguía follando a Haru al mismo tiempo acerco su mano derecha al miembro de este y con ella lo comenzó a tocar directamente en su nudo estimulándolo y dándole un placer todavía mayor al canino joven, este ultimo continuo gimiendo entre jadeos fuertes sintiendo como todo su cuerpo era golpeado por esas diferentes olas de placeres mezclados tanto en su culo como en su miembro.

    -N-no ahh ahhh t-todo junto no... aahhhh! E-es mucho aahhhh ahhhhh! Decía Haru con sus ojos entrecerrados y sudando mucho debido a la intensidad con la que era tocado y follado por su héroe felino, casi parecía que se iba a volver loco de tanto gozo que estimulaban por completo su pequeño y lindo cuerpecito.

    -Esto y mas te mereces por haber sido desde siempre un zorro bueno y tierno con todos... ahhh aahhhh... t-te haré sentir mucho mejor por ser alguien tan lindo... ngh! Dijo Hikari a quien las palabras se le salían solas de su boca debido a lo perdido que se encontraba en su jubilo de color rojo apasionante, y fue en ese momento que mientras follaba con mas fuerza las entrañas del zorrito y le tocaba hasta bombearle su polla con ganas, lo que hizo también el gatito fue acercar su boca al hombro de Haru y con toda ella empezó a lamerlo y morderlo con lujuria igual que como se lo había hecho a el hace un rato.

    -Nyahhh! Ahh aahhhhh! N-no puedo mas ahhh aaahhhh! M-mi mente esta en blanco... t-tengo miedo... n-ngh! S-se siente demasiado bien esto aa-aahhhh! Decía un Haru completamente a merced del gatito, sin poder hacer otra cosa que solo gemir mientras su cuerpo era completamente invadido por todo ese sentimiento lujurioso que lo golpeaba y golpeaba sin parar hasta dejarlo completamente cachondo y en llamas, sus entrañas eran folladas, su miembro era masturbado y su hombro era lamido, esto es algo que quizás nadie y mucho menos el propio Haru esperarían que le hubiera ocurrido en toda su vida.

    En su mente mientras seguía follando y dándole todo el placer que creía merecerse, Hikari con lo poco que le quedaba de cordura entre sus pensamientos lujuriosos pensó: -H-Haru... Haru... te amo tanto... gime solo para mi... quiero escucharme gemir así de lindo... Pensando en todo eso el felino fue aumentando todo lo que podía el ritmo de sus embestidas en las entrañas del zorro rojo directo hacia la próstata suave y redonda de este, ambos furros se sentían como si se fueran a desmoronar completamente.

    -A-ahh ahhhh Hikari... Hikari... siento que ya me vengo otra vez... aahhhh q-quiero eyacular por favor ngh! Pedía Haru con el poco aliento que le quedaba después de haber jadeado y gemido mucho, su cara estaba completamente roja por el placer y su miembro derramaba mucha mas pre que antes, el zorrito de ojos rojos por instinto comenzó a mover sus caderas de arriba hacia abajo cabalgando la polla de Hikari pidiendo que se diera prisa en eyacular porque en verdad quería hacerlo y con todas las ganas posibles.

    Finalmente la pareja protagonista había alcanzado su segundo clímax, gimiendo al unisono fue como se corrieron liberando su segunda carga de leche, Hikari arqueando su espalda y dejando tiesa su cola es como eyaculo directo en las entrañas del zorro rojo llenándolas con su pegajoso, caliente y algo cremoso semen gatuno, sintiendo esa caliente leche llenando todo su interior hasta dejarlo pegajoso es como Haru también se corrió, estremeciéndose y aferrándose a Hikari libero un poco mas de sus espermatozoides caninos manchando un poco su abdomen a los dos.

    Los dos furros jóvenes seguían sentados en esa taza de baño, todavía conectados el uno con el otro muy bien abrazados y jadeando en un intento por recuperar su aliento que se les había escapado sin darse cuenta, sus cuerpos se encontraban sudorosos y todavía calientes después de toda esa acción que repercudía en todos sus ser y entrañas.

    -Hikari... Hizo Haru mientras miraba con algo de timidez al gatito. -Si? Pregunto este ultimo mirando confundido la expresión del zorrito.

    -Este... podemos hacerlo una vez mas? Pregunto el canino pequeño mirando de frente a Hikari mostrando algo de pena al revelar que quería seguir haciendo cosas pervertidas al no sentirse del todo satisfecho, aunque algo sorprendido al principio el gatito al final le sonrió de forma tranquila y también con sus mejillas sonrojadas mostrando que con esa petición de parte del zorrito hizo que nuevamente se encendiera y con ganas de un poco mas igual que el.

    -Jeje no tenemos remedio verdad? Pregunto Hikari retoricamente mientras acariciaba la nalga de Haru la cual aun tenia sujetada en su mano, como si esa fuera su forma de decirle que si al canino joven..

    ==Dos horas mas tarde==

    Y así de una u otra forma, lo que parecía que solo seria una vez mas, al final terminaron siendo tres veces, acostados en el piso del baño, completamente exhaustos pero satisfechos hasta el limite, se encontraban Hikari y Haru todavía desnudos y descansando bien cerquita uno del otro hasta estar algo acurrucados sonriendo con satisfacción luego de toda esta acción extra-lujuriosa.

    -Hikari... Dijo Haru casi susurrando sin borrar la sonrisa de su cara levemente sonrojada. -Si? Pregunto el gatito igual de sonriente mientras le acariciaba la espalda al zorro rojo ubicado al lado suyo.

    -Gracias. Respondió el canino de ojos rojos así sin mas. -Porque? Le pregunto de nuevo Hikari mientras lo miraba algo confundido ya que no entendió eso que dijo.

    -Por haber llegado a mi vida, cuando me mude aquí temía que siempre estaría solo... y fue cuando te conocí y gracias a eso la vida en la ciudad se fue volviendo mas y mas divertida. Se explico mejor un Haru quien todavía recordaba con mucha alegría la mañana en que su super héroe vino a salvarlo en su primer día de escuela, y en como después de eso las cosas fueron mucho mejores de como las había imaginado. -Y me gusta demasiado pasar tiempo contigo... y hacer también estas cosas pervertidas por supuesto, estando a tu lado... nunca me siento solo o aburrido, te debo mucho Hikari. Se expreso el zorro rojo quien se aferro todavía mas hacia Hikari apoyando su mano sobre el pecho de este.

    Y fueron esas palabras tan gentiles que hicieron que el felino de ojos amarillentos sintiera mas amor secreto hacia Haru, mirando la sonrisa de este fue cuando se sentó en el suelo y le respondió. -No, yo te debo mucho mas a ti Haru. Diciendo eso provoco que ahora fuera el canino pequeño quien se sintiera confundido mientras observaba aun acostado en el suelo a Hikari.

    -Te seré sincero, cuando te protegí de Hayato en tu primer día de escuela, al principio solo lo hice porque siempre hacia lo mismo cuando tenia que proteger a los nuevos de ese buscapleitos, pero fue después de eso que bueno... me pareciste muy lindo y desde ese momento quise ser tu amigo inmediatamente. Dijo el gato calico revelando eso ultimo con mucha pena reflejada en sus mejillas que se sonrojaban mientras apartaba su mirar hacia otra dirección, Haru al escuchar eso se sentó junto a Hikari totalmente atónito por aquella revelación.

    -Tuve mucha suerte de que quedaras en mi misma clase y de verdad me sentí muy feliz en ese momento, y al irte conociendo y al hacernos cada vez mas cercanos hizo que todos los días en que te viera fueran los mejores del mundo. Y fue cuando aquel viernes no pude soportarlo mas y tuvimos nuestra primera vez juntos, quería perder mi virginidad solo contigo ya que a ti te quiero mucho y eres muy importante en mi vida. Se expreso Hikari mientras revelaba todas esas cosas que tenia bien guardadas en su corazón, el felino pequeño mientras mas iba diciendo lo que sentía mas se iba relajando y sintiendo mas seguro de si mismo.

    A Haru con aquellas palabras tan profundas hizo que nuevamente le viniera ese sentimiento insoportable y extraño mientras miraba de manera fija y maravillada al gatito sentado al lado suyo, tocándose su pecho con ambas manos es que podía sentir como su corazón le latía fuerte y lo golpeaba con suavidad. -O-otra vez? No lo entiendo... porque sigo sintiéndome así cada vez que estoy con Hikari ahora? Es como si... como si... s-si yo... Seguía pensando un Haru quien mientras mas iba investigando mas se iba dando cuenta de la respuesta a todo esto la cual se volvía mas que obvia.

    Parándose del suelo dejando ver una vez mas cada rincón de su cuerpo descubierto Hikari se expreso a Haru diciéndole de manera sincera y franca en sus palabras: -Haru, eres un chico lindo, agradable, siempre preocupándote por tus seres queridos y no dudas en mostrar tus emociones como tristeza, preocupación o lujuria, esas son tus mejores cualidades y las que te hacen ser quien tu eres realmente.

    -Haru... por favor no cambies nunca. Dijo únicamente eso un Hikari quien miro hacia abajo observando a Haru quien seguía sentado mientras lo miraba, y fue cuando el gatito le expreso su sonrisa tranquila cerrando también sus ojos, ese gesto de parte de su super héroe provoco que las mejillas del zorrito se tornaran un poco mas rojas expresando con esa acción lo emocionado que sentía por dentro.

    -Bueno, creo que ya es hora de irnos a casa, dentro de poco serán ya las tres y debemos regresar para la hora de almuerzo. Dijo Hikari quien con una sonrisa tranquila cambio la conversación y sin perder el tiempo fue a buscar su ropa para ponérsela toda.

    -Eh? Hizo Haru quien seguía algo anonadado por el ambiente empalagoso en el que se encontraba hace unos segundos, pero reaccionando a la advertencia del gatito fue como volvió en si completamente exaltado. -Ah! Es verdad! Y rápidamente fue también a buscar su ropa y ponérsela antes de que se hiciera todavía mas tarde de lo que ya era.

    -Oye, respecto a tu propuesta de hace rato, acerca de desnudarte cada vez que estés conmigo, creo que la tomare con gusto pero con una condición. Dijo eso Hikari llamando la atención del zorrito quien se lo quedo mirando algo confundido mientras tenia sus pantalones a medio subir.

    -Eh? Que cosa? Dijo Haru únicamente.


    -Que si, si puedes desnudarte a partir de ahora cada vez que estemos los dos solos, pero solo si dejas que yo también lo haga para que ninguno de los dos se sienta incomodo por casualidad. Explico Hikari dando por terminada su propuesta esperando a ver como reaccionaba Haru ante eso.

    -P-pero pero... Hacia Haru con incomodidad al no saber que contestar ante esa propuesta, en el fondo le hacia mucha ilusión esa idea y quería llevarla a cabo, pero igual no quería que con ello Hikari se sintiera forzado a hacerlo solo por el. -E-estas seguro de ello? Pregunto el zorro rojo con inseguridad mientras se subía sus pantalones y se los abrochaba a su cintura.

    -Claro, esa no es para nada una mala idea, digo, nos desnudamos siempre que vamos a Yamato Kawa ,así que no veo nada de extraño que lo hagamos para otras cosas a parte de eso, como te dije sinceramente me gusta mucho estar así contigo que hasta creo que me acostumbre demasiado jejeje Dijo Hikari riéndose un poco mientras que con una sonrisa se rascaba la nuca sin sentir pena alguna.

    -Y así con eso ambos salimos ganando, ya que ahora los dos podremos ver todo el tiempo que estemos juntos la desnudez del otro como bien sabemos lo mucho que nos gusta, no? Pregunto con algo de picaría el gatito al zorro rojo mientras lo mirada de frente todavía sonriendo esperando su respuesta, sus bigotes llegaban a moverse un poco en sus mejillas.

    -Tonto jejeje Dijo Haru riéndose levemente mientras cerraba sus ojos con una sonrisa.

    -No tienes remedio gato pervertido, pero esta bien para mi, me convenciste al final jejeje Y con ese comentario Haru dio finalmente su respuesta ya sintiéndose mas seguro después de haber visto la sonrisa de parte de su super héroe, la cual como siempre le ha ayudado a calmarse y a sentirse mejor en muchas situaciones pasadas, aunque para nada tan pervertidas y algo extrañas como esta.


    ***

    Una vez vestidos, con su ropa completamente ordenada y finalmente afuera del parque cerca de una parada de autobuses la pareja protagonista se estaba preparando para despedirse luego de su día lleno de emociones diferentes, esta no era precisamente la salida que habían esperado toda la semana, pero tampoco fue para nada mala, sino que todo lo contrario ya que tanto Hikari como Haru la disfrutaron al máximo a pesar del mal tropiezo que tuvieron al principio, al final de cuentas Haru si tuvo razón esta mañana al decir que esta seria un gran tarde completamente inolvidable.

    -Vas a tomar un autobús para regresar a tu casa Haru? Le pregunto Hikari algo conmocionado por la idea que tenia el zorro rojo.

    -Así es. Le respondió este asintiendo con la cabeza para hacer énfasis.

    -Pero estarás bien tu solo? Le volvió a preguntar el gato calico a este mostrando mucha preocupación porque no le fuera a pasar nada.

    -Si claro, mi casa no esta del todo lejos y ademas si pude subirme solo a un taxi para ir al cine, con mucha mas razón me saldrá fácil subir solo a un bus. Se expreso el canino de ojos rojos demostrando en sus palabras mucha confianza en si mismo, pero no demasiada ya que eso tampoco era bueno.

    -Esta bien, confío en ti. Respondió Hikari quien al notar al zorrito tan tranquilo es que deicidio hacer lo mismo, pero antes de que llegara por casualidad un autobús lo que hizo a continuacion el felino pequeño fue sujetar a Haru de los hombros para asombro de este ultimo.

    -Pero igual cuídate por favor, que no te pase nada malo. Se expreso Hikari quien con luego de esa petición abrazo con gentileza a Haru, este ultimo al principio se sentía sorprendido por esa muestra de cariño totalmente inesperada pero en un instante se relajo y le correspondió a su abrazo haciendo lo mismo mientras cerraba sus ojos con algo de ilusión, era como si ese abrazo transmitiera el fuerte deseo de Hikari de que estuviera a salvo en su camino a casa.

    Cuando se separaron en los rostros de ambos se notaba un fuerte rubor y con lo cual hubo un completo silencio en la calle, y justamente ahora no llegaba ningún autobús cuando mas querían uno en ese mismo instante para poder librarse de este momento completamente incomodo, peor eso para romperlo de alguna forma a Haru le vino a la mente algo que todavía lo inquietaba hasta el grado en que casi se le olvidaba su gran tarde.

    -Oye Hikari? Tu crees que Kai ya se encuentre mejor? Pregunto Haru sintiendo algo de pena ya que todavía estaba muy preocupado por el.

    -No lo se sinceramente. Respondió el minino quien también al sacar el tema se puso igual de preocupado. -Esta mañana se comporto demasiado extraño, casi ni parecía ser el mismo. Dijo Hikari quien en su mente recordaba la forma en la que el mustélido acuático los hecho fuera de su casa gritando como un animal salvaje protegiendo su territorio.

    -También estoy preocupado por Yuki... se nota que esto lo dejo mas que dolido... Dijo después Haru recordando la forma en la que el tigre se había despedido de el con una sonrisa pero que igual demostraba lo bien triste que se sentía en ese momento.

    -Cierto... Respondió Hikari estando de acuerdo con el, y como si sus mentes en ese instante estuvieran siendo compartidas recordaron ambos al mismo tiempo aquel momento que nunca podrían olvidar tan fácilmente, cuando aquel jueves estuvieron espiando y vieron algo mas de lo que pidieron, encontraron juntos a Kai y a Yuki aquella tarde haciendo las mismas cosas pervertidas que ellos también hacían en secreto, fue cuando descubrieron un lado que no sabían que tenían sus dos mejores amigos, y fue con ello con lo que entendieron lo muy bien cercanos que eran Yuki y Kai igual como ellos lo eran, con ese pensamiento en sus cabezas era obvio saber que el pobre felino grande era el que se encontraba mas dolido con esta situación.

    -No te preocupes, después de volver a casa le mandare un mensaje para saber como esta. Dijo Hikari rápidamente intentando hacer sentir mejor al zorrito y evitar de esa manera que se deprima justo después de haber tenido esta linda tarde ellos dos solos.

    -Buena idea Hikari, creo que yo también haré lo mismo, se sentirá mejor si tiene el apoyo de ambos. Respondió Haru quien al ver esa solución hizo que se calmara olvidando su pena que ya estaba apunto de manifestarse.

    -Ese es el espíritu amiguito. Contesto el felino pequeño sonriendo con alegría al ver que ya se sentía mejor, y fue justo en ese momento que llego finalmente el autobús que llevaría a Haru a la esquina cerca de su casa.

    -Bueno, aquí nos separamos, pase un lindo día contigo Hikari, gracias por hacerme sentir mejor a pesar de todo lo que paso. Le agradecio Haru al gatito con total sinceridad demostrada en su rostro adornado con una leve sonrisa gentil y tierna.

    -No fue nada Haru, te dije que siempre te protegería y estaría allí para ti, y pienso cumplir esa promesa sin importarme nada mas, lo juro. Respondió Hikari sonriendo por el agradecimiento de parte de su zorro soñado, y dijo eso ultimo con toda la verdad que podría dictarle su corazón.

    Al canino pequeño esa promesa que le acababa de hacer su super héroe provoco que una vez mas en aquel día sus mejillas se tornaran levemente rosadas debido a lo emocionado que se sentía en aquel momento.

    -Bueno, hasta pronto Hikari, nos vemos. Diciendo eso así sin mas Haru finalmente se subió al autobús mientras se despedía del gatito con agitando su mano, y Hikari todavía sonriendo con sus ojos cerrados hizo lo mismo hasta que finalmente la puerta de la maquina se cerro y con esa acción inmediatamente se puso en marcha alejándose de la parada.

    Con su inesperada salida a solas con Haru oficialmente terminada y siendo un gran éxito lo primero que hizo Hikari fue respirar hondo dando un largo suspiro y entonces comenzó a caminar de vuelta a su propia casa, mientras lo hacia saco su celular de su bolsillo y sin perder el tiempo llamo al teléfono de su casa para avisar que ya venia.

    -Hola? La que contesto fue su hermana mayor Sora.

    -Hola Sora, la salida termino y ya voy de camino a casa, avísale a mamá y a papá. Le dijo Hikari a su hermana muy contento porque fuera ella la que contestara el teléfono, tal parece que quería decirle algo importante.

    -Entendido, y como les fue? Se divirtieron mucho los cuatro? Preguntaba Sora portándose como la típica hermana mayor curiosa y algo metiche en la vida de su hermanito, su voz atraves del celular se escuchaba muy curiosa y con ganas de saber.

    -Si, digamos que fue una tarde que nunca iba a olvidar pero, tengo algo que decirte. Dijo Hikari mostrando mucha seriedad en sus palabras, eso provoco que su hermana se quedara completamente callada y en suspenso esperando a ver que tenia que decirle.

    Deteniendo sus pasos hasta quedarse parado en medio de la banqueta y con su celular en la oreja Hikari respondió: -Ya me decidí, la próxima semana finalmente se lo diré... Le diré a Haru el amor que siento por el.

    ***

    Mientras adentro del bus el cual no tenia casi nada de pasajeros, Haru se había sentado solo en un asiento al lado de la ventana a mirar mientras se relajaba el paisaje que cambiaba con toda tranquilidad, ahora que estaba solo en esa maquina que lo transportaba directamente a su casa podía tener la tranquilidad y el tiempo suficientes para aclarar sus ideas las cuales parecía que finalmente había comprendido.

    Lo mucho que quiere a Hikari, lo mucho que se alegra de verlo cuando este aparece, las veces que lo ha ayudado, la vez que fue valiente por primera vez y enfrento sus temores para proteger a Hikari, cada vez que se siente inseguro o triste y el esta siempre ahí para hacerlo sentir mejor, su primer beso con el y también su primera vez, las veces que se masturbo recordándola, lo mucho que se excita cuando esta veces a solas con Hikari y como disfruta hacer cosas pervertidas con el, el como reacciono tan avergonzado cuando la vendedora dijo que parecían novios, y sobretodo lo demás esa sonrisa cálida suya que siempre veía con mucha emoción, la misma sonrisa con la que lo vio en su sueño de esta mañana donde lo invito a bailar de forma tan romántica, ahora si que a Haru no le quedaba ni la mas mínima duda, ya sabia cual era ese extraño e inexplicable sentimiento que lo invadía últimamente ahora cada vez que estaba con Hikari.

    -Ahora ya lo entiendo todo... me enamore de el... Dijo Haru en sus pensamientos los cuales ahora estaban siendo ocupados por la fursona que se había ganado su corazón completo, Hikari.

    "Finalmente Haru se dio cuenta acerca de sus sentimientos y ahora comprende lo que en verdad siente por su super héroe. Pero con Kai deprimido y Yuki preocupado sera posible que nuestra pareja protagonista finalmente pueda encontrar el amor y corresponderse sus sentimientos mutuamente?"

    Continuara...

    Fin del capitulo 20.

    "Hola a todas mis menciones después de tanto tiempo ausente, espero les haya encantado este nuevo (y largo XD) capitulo y que la espera haya valido la pena al final jejeje Hasta mi próxima publicación la cual espero no dude tanto como esta jajaja Cuídense mucho y sigan leyendo ;) :) :D :p

    Darknesswolf88Darknesswolf88 DigeTokyoBear6DigeTokyoBear6 anima27anima27 Andy_oliverAndy_oliver Ivan WolfIvan Wolf Lian wolf 16Lian wolf 16 Big_HorseBig_Horse CuccoCucco HeslicHeslic Antonio9.9Antonio9.9 Zeru YágamiZeru Yágami gaogao KOPAKING27KOPAKING27 SleepyTiger_55SleepyTiger_55 Koro KusanagiKoro Kusanagi edy reyedy rey Rex RuskyRex Rusky AlexCoonAlexCoon Hayden king of darknessHayden king of darkness
     
    • Me gusta Me gusta x 6
    Última edición: 28 Jul 2018
  20. Lian wolf 16

    Lian wolf 16

    Registrado:
    9 Oct 2017
    Mensajes:
    207
    Temas:
    2
    Calificaciones:
    +357
    *una cñora estando fuera del baño público abandonado*
    Cñora: malditos engendros de Satanás!
    *Le cae una rama y muere*

    Okno

    *Termina de leer y golpea la mesa con intensidad*
    Mierda!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!
    *Rip mesa*
    Piche maldito desgraciado putrefacto escritor!!! Te odio!!! Porque lastimas mi Kokoro así?! Ni siquiera el hard que nos diste podrá mitigar el dolor!
    Este dolor me hará más fuerte (?

    *La ira es reemplazada por depresión*
    *Llora*
    Porque?~ ToT
    Puedo matar a los padres de Kai? Nadie se dará cuanta, ni siquiera los extrañarán ;-;


    Ya me pongo serio.
    Te odio.
    Te cortaré la mano como prometí :)
    Pero aún así.......amo tu historia



    Weon, esto no se le hace a los lectores, ni con juego de tronos había sufrido tanto.

    A pesar de todo fue un muy buen capítulo, tuvo hard , momentos sad y.......pues eso :v

    PD: sigue así
    Pd2: despídete de tu mano.
    Pd3: con el dolor de mi alma seguiré leyendo cada capítulo que saques :')



    Pd4: no me quites mi yukai plis ;-;
     
    • Me gusta Me gusta x 1

Compartir esta página

Cargando...