1. DZ
    DZ
    OBLIGATORIO el uso de prefijos +18 en temas de este foro con contenido adulto
    Descartar aviso

(Fanfic) Silent Ponyville (traducida al español)

Tema en 'My Little Pony: Friendship is magic' iniciado por ghost994, 12 Sep 2018.

  1. Autor
    ghost994

    ghost994 -u- el pela mecate entre los peladores de mecate

    Registrado:
    23 May 2018
    Mensajes:
    35
    Temas:
    7
    Calificaciones:
    +8
    medium.png

    sinopsis:

    Pinkie Pie a estado siendo atormentada por horrorosas pesadillas. Incapaz de tratar con ellas por si misma ella busca la ayuda de Twilight, ¿Pero habrá sido la mejor decisión cuando se encuentre sola en una abandonada y llena de niebla Ponyville?


    Antes de comenzar con esto cabe destacar algunos puntos para evitar confusiones.

    0u0 primero esta historia no es de mi autoría yo solo la traduje, su autor se llama SamRose el cual sube las historias a su cuenta de fimfiction... cabe destacar que el tipo tiene muy buenas historias no solo de horror así que si saben ingles... yyy están interesados 0u0 pos aca el link de su cuenta.

    SamRose - Fimfiction

    Segundo esta es una historia con ya bastante tiempo publicada, en el momento que el autor la hizo aún no se desvelaba el quiénes eran los integrantes de la familia de pinkie así que aquí verán a octavia como la hermana de pinkie, no a maud ni a limestone ni a marbel.

    Tercero la imagen del fic la hizo MsColorsplash... -u- en verdad la vi y me enamore de la imagen aca el link si quieres revisar sus otros trabajos.

    MsColorsplash (Mia) | DeviantArt

    Y sin mas que agregar... de momento… comenzamos.

    Los ojos de Pinkie se abrieron de golpe. Su rostro enterrado en su húmeda almohada, manchada por sus lágrimas. Ella temblaba mientras gentilmente se levantó de la cama, ella estaba temerosa del ver su cama mojada, cubierta en sangre, evidencia de los horrores que ella había cometido... pero su cama estaba seca, salvo por sus lagrimas

    Ella gentilmente se llevó un casco a su cara, sintiendo las aun frescas lágrimas en sus mejillas. Ella se estremeció mientras su cabello se movió para cubrir sus ojos, todavía en shock por lo que había visto.

    "Como… como podría…" las vividas imágenes de la pesadilla que tuvo al dormir volvían a su mente. Horríficos gritos corrían vívidamente por sus orejas, su pelaje empapado en sangre, el sentimiento de cortar hasta abrir a otro ser viviente… se sentía tan real. Pinkie Pie sacudió viciosamente su cabeza intentando sacar esos pensamientos de su cabeza.

    "¿¡Por qué estoy teniendo estos sueños!?" ella apretó sus cascos contra su cabeza, intentando detener estas imágenes que estaban asaltando su mente. Por las pasadas 2 semanas ella había estado teniendo noches sin descanso. Ella estaba teniendo cada noche pesadillas, y la severidad de lo que le mostraban se volvían peor y peor con cada una.

    El primer sueño no había sido tan aterrador, ella solo fue atacada por un monstruo, ella había podido sacudírsela fácilmente, no era muy diferente de un día normal realmente. De allí el monstruo cambio, una noche ella fue atacada por el poni de la muerte quien quería su alma para condenación. Otra noche fue un poni esbelto y sin cara (Slender Pony) el cual su sola presencia hacía temblar su mismísimo ser, entonces la siguiente noche ella sufrió de enfermedad y hambruna mientras su cuerpo comenzaba a pudrirse pero le fue negada la muerte por el dolor…

    Ella podía manejar esos sueños. No eran reales después de todo; una buena fiesta con sus amigas hacían que todos esos aterradores pensamientos se fueran. Ella intento cambiando su dieta por un día para ver si los malos sueños se iban, y funciono por una noche, pero solo por una noche. La noche siguiente ella había soñado con ser un monstruo, uno con afilados dientes y garras. Ella era el monstruo y se había atacado y comido a sí misma. Todavía podía recordar el nauseabundo sabor que el sueño le dejo en su boca.

    En el siguiente sueño ella aterrorizaba a todos los ponis por toda Ponyville; destruyo casas, cosechas, productos y vidas, entonces la siguiente noche ella ataco a cada una de sus amigas, pudo sentir esa furia enloquecida del monstruo que las corto y desgarro indiscriminadamente, pero al menos fue una muerte rápida, sus amigas no habían sufrido en ese sueño.

    Pero el sueño de la última noche fue diferente… había sido personal. Ella era el monstruo de nuevo como la última noche. Pero era solo ella, sin dientes, sin garras, ni una ira desenfrenada, pero aun así un monstruo. En el sueño ella había capturado a su amiga, su más querida amiga Rainbow Dash. Ella había tomado objetos afilado y…

    Pinkie corrió hasta su baño, antes de vaciar el contenido de su estómago en el excusado, mientras las vividas imágenes de lo que ella había hecho en el sueño destellaban ante ella una vez más. Se sentía miserable, ¿Cómo podía su mente llegar a pensar en tan horribles… horríficas cosas? ¡Ella amaba a sus amigas! Las amabas más que el sol, sus dulces, que sus fiestas, ¡Que su vida misma! ¡Especialmente a Rainbow Dash! ¡Rainbow Dash era la más genial, asombrosa y divertida poni que ella conocía! Si ella quería solo salir a divertirse o jugar algunas bromas o compartir algunos dulces o hacer una grandiosa fiesta Rainbow Dash era quien estaba allí para ella.

    Ella limpio su boca mientras gruñía mirándose a sí misma, su melena estaba lisa, sus ojos inyectados en sangre con bolsas bajo ellos, su pelaje estaba opaco con un aspecto enfermizo, y ella respiraba pesadamente, se miraba terrible.

    Dejo correr algo de agua y repetidamente se salpicaba la cara con ella. Ella enserio, enserio, ENSERIO quería ir a ver a Rainbow Dash… sabía que ella estaba bien pero… al mismo tiempo no podía hacerlo hasta que las memorias de ese sueño se hubieran desvanecido un poco más… tenía que salir de Sugar Cube Corner por el día… no sería capaz de retener su estómago si llegaba a incluso oler un cupcake.

    Pinkie intento quedarse a las sombras de los edificios mientras cuidadosamente caminaba por Ponyville. El aire fresco y el calor del sol no eran para nada reconfortantes hoy. Ella no quería mirar a ningún poni tampoco, sus caras preocupadas serian el gatillo de otro destello de horribles imágenes en su mente, ella no tenía ningún lugar en mente para ir, solo estuvo vagando, tenía que alejarse de Sugar Cube Corner, de su cuarto, de cualquier cosa que la hiciera recordar…

    Ella miro al redor, había perdido la cuenta de cuánto tiempo había pasado desde que comenzó su pequeña caminata, estaba agradecida que nadie la hubiera detenido para preguntarle el por qué estaba actuando tan diferente hoy. Ella sabía que los otros ponis habían comenzado a notar la ausencia de su alegría, desde que los sueños comenzaron ella había estado haciendo más fiestas que nunca, pero más y más no eran suficientes. Twilight había estado preguntándole si algo le molestaba y ella daba lo mejor para asegurarle a su amiga…

    ¡Esperen! ¡Twilight!

    ¡Twilight era una fantástica maga! ¡Si algún poni podía saber una manera para detener esos sueños era ella! Ella hizo una mueca ante la idea de tener que decirle a Twilight acerca de las horrorosas cosas que su mente había imaginado acerca de ella y sus amigas… pero quizás ella no tendría que hacerlo, Twilight quizás encontraría una solución sin tener que saber de qué se trataban los sueños.

    Ella retomo su rumbo, corriendo directo a la biblioteca. No le tomo tanto, imagino que su cuerpo debía estarla llevando allí por instinto; tenía una manera divertida de trabajar en esa forma. Ella corrió a la puerta y toco un poco frenética. No tomo mucho a que la puerta crujiera al abrirse.

    "Oh, hey Pinkie Pie." Twilight dijo un poco sorprendida pero feliz de ver a su amiga, "Es una invitación a una fiesta otra v…-" Twilight se detuvo mientras parpadeaba, notando el desastroso aspecto de su amiga, "… ¿Estas bien Pinkie? No te ves tan bien."

    "No… No estoy muy bien Twilight… ¿Puedo entrar?" Pinkie dijo, manteniendo sus modales por una vez.

    "Por supuesto Pinkie, por favor, siéntete como en casa." Twilight dijo ofreciendo su hospitalidad rápidamente a su amiga.

    "Gracias…" Pinkie dijo mientras tranquilamente trotaba dentro de la casa. Rápidamente fue hasta la mesa del centro y se sentó en una almohada de terciopelo roja ante ella. Descanso su cabeza en la mesa, cerrando sus ojos mientras daba un suave suspiro para intentar relajarse, recordando la bebida caliente favorita de su amiga.

    "¿Puedo ofrecerte algo de tomar? ¿Quizás algo de chocolate caliente?" dijo Twilight.

    "Nada dulce por favor… si tienes algo de café seria genial… sin crema o azúcar…" Pinkie gruño suavemente.

    "¿Sin dulces?" Twilight dijo en shock, "¡Oh mi… esto realmente ES serio!" dijo mientras rápidamente le preparaba a su amiga la caliente bebida que pidió. Ella la levito ante Pinkie, quien atontada la tomo y comenzó a beber, hizo una mueca ante el amargo sabor.

    "¿Pinkie, cuál es el problema? Puedes decírmelo." Twilight dijo sentándose a un lado de su decaída amiga. Twilight podía ver las señales, su melena estaba lisa, su pelaje opacado, sus ojos inyectados en sangre con bolsas bajo ellos y lo más notable de todo… ella no estaba irradiando esa energética aura de Pinkie pie.

    "Oh Twilight… ¡Es horrible!" Pinkie puso sus cascos sobre su cabeza, "¡Es la cosa más horrible que me ha podido pasar! ¡Ni siquiera puedo creer que lo que me está pasando sea tan horrible! No puedo dormir, no puedo descansar, ¡Ni siquiera las fiestas están ayudando! Necesito alivio, necesito detener esto ¡Pero todo lo que he intentado solo parece hacerlo peor!" Pinkie dijo con temblorosa voz; Twilight no pudo más que sorprenderse por cuan aterrada sonaba su amiga.

    "Pinkie… dime, que exactamente es esta 'horrible' cosa que te ha estado pasando." Twilight intento asegurarle a Pinkie que todo iba a estar bien, Pinkie tomo un gran respiro, afirmando sus nervios.

    "He estado teniendo pesadillas Twilight." Pinkie finalmente dijo, "Espantosas, horribles, pesadillas sin descanso. He estado haciendo más fiestas para olvidarlas, pero ellas siguen viniendo, intente cambiar mi dieta, intente relajarme antes de dormir, incluso trate de caer dormida parada de cascos con un limón en la boca mientras estaba en la ducha. Nada funciona… y la última pesadilla fue la peor de todas."

    "¿Pesadillas?" Twilight dijo tocando su quijada por un momento, "Un segundo." Dijo mientras se levantaba y rápidamente corrió a un librero. Comenzando a sacar libros chequeándolos, escaneando uno por uno, "No…no, no, no, tu no, tu tampoco eres el correcto…" le tomo cerca de diez minutos antes que Twilight sacara un libro y lo mirara satisfecha, "¡Ah-hah!" dijo mientras trotaba de vuelta a la mesa y abría el libro, pasando a través de las paginas rápidamente.

    "Pesadillas," Twilight comenzó después de haberse detenido en una página específica, "Un sueño con fuertes emociones negativas; una común ocurrencia que la mayoría de ponis experimentan. Como sea, si las pesadillas persisten o se vuelven más aterradoras con cada episodio puede deberse a muchas razones: fuerzas externas como la medicación u dieta, la cual ya descartamos," Twilight agrego haciendo ademan, "estrés externo por recientes eventos físicos o mentales o causados por un evento psicológico de algún momento durante la vida del poni que haya dejado un profundo impacto. Hay muchas maneras de determinar qué tipo de pesadillas están siendo experimentadas y cuál es la mejor manera de tratar con ellas." Twilight dijo antes de silenciosamente leer la siguiente parte.

    "Entonces, ¿Ese libro puede ayudarme a detener las pesadillas?" Pinkie pregunto, con la esperanza alzándose en su corazón.

    "Se ve de esa forma, a pesar que por supuesto que no puedo hacer que dejes de tener pesadillas por el resto de tu vida, ellas son una parte normal del sueño, pero puedo ayudarte con tu problema de pesadillas constantes." Dijo mientras aun leía. "Hay un hechizo aquí que me dejara mirar en tu mente y ver las memorias de tus sueños, de esa manera puedo ver que has estado soñando y aplicar el apropiado hechizo para intentar ayudarte."

    La esperanza que se había levantado en Pinkie cayo dentro de su intestino como una piedra dentro de un lago.

    "No ¡No no no no no no Twilight!" Pinkie dijo sacudiendo furiosamente su cabeza, "¡No Puedes ver mis sueños! ¡Son… son!" Pinkie cubrió su cara con sus cascos, "¡Son demasiado horribles Twilight! ¡Yo… yo no quiero que ningún poni vea lo que he visto!" su voz estaba temblando; una vez más las lágrimas amenazaban con salir de sus ojos.

    Ella levanto su mirada al sentir el casco de Twilight contra su hombro, mirando la preocupación en su rostro.

    "No puedo imaginar qué tipo de sueños has estado teniendo Pinkie, pero puedo ver el dolor en tu rostro. Esta afectado a quien eres y no puedo solo dejarlo pasar, viniste a mí por ayuda y voy a ayudarte. Por favor, tienes que dejarme ver lo que has visto, así podré ayudarte." Twilight le rogo a su amiga. Pinkie bajo su cabeza mientras retenía las lágrimas que quemaban sus ojos con todas sus fuerzas, tragando hondo, ella sabía que su amiga quería hacer todo mejor y quizás tuviera el poder para hacerlo así que…

    "Twilight" Pinkie murmuro en voz baja, conteniendo sus sollozos.

    "¿Si? ¿Qué pasa Pinkie?" Twilight pregunto en una similar baja voz.

    "Por favor… tienes que prometerme… que lo que sea que estas a punto de ver… n- no cambiara tu opinión de mí." Pinkie sorbió profundamente.

    "lo juro Pinkie, no pensare de ti como menos que como la quería amiga que amo y conozco." Twilight dijo, Pinkie vio su sonrisa, era tan segura, tan reconfortante…

    "P-Pinkie promesa?" Pinkie pregunto una última vez. Twilight solo pareció reír un poco divertida.

    "Cross my heart, hope to fly, stick a cupcake in my eye."[1] Twilight hizo los movimientos de la pinkie promesa, imitando el meter un pastelillo en su cara. Pinkie se tomó un momento para asimilarlo, entonces cerro sus ojos y bajo su cabeza un poco.

    "E- Está bien… C- Confió en ti Twilight." Pinkie Pie murmuró suavemente, mientras daba lo mejor de sí para prepararse para lo que estaba por pasar.

    Twilight asintió suavemente, mientras recordaba el hechizo del libro, su cuerno brillo mientras ella se concentraba en ello. Gentilmente aparto el cabello cubriendo la frente de Pinkie dejándolo tras su oreja para sostenerlo, entonces gentilmente toco con la punta de su cuerno el cráneo de Pinkie.

    "DEJAME SOLA" El Slender Pony se aproximaba sin importarle, la estática le chillaba cuando se acercaba. El dolor golpeaba su cuerpo de un lado al otro mientras la sangre salpicaba y nublaba su visión tornando el mundo en rojo. Ella cayó en sus rodillas intentando captar la realidad, antes que el dolor y el sonido se volvieran demasiado para manejarlos.

    Había un agujero en su cuerpo, podía sentir los gusanos moviéndose en él, arrastrándose dentro de su torso. Ellos estaban comiéndosela, comiéndosela viva. El dolor desgarraba hasta su misma alma, pero aun la muerte no venía. Su cuerpo estaba tirado allí, inamovible mientras los insectos hacían su camino, sintiendo cada movimiento y la baba de sus cuerpos mientras se deslizaban bajo su piel.

    Los huesos crujían entre sus dientes mientras la sangre goteaba por su quijada. El fresco sabor de la viscosa carne deslizándose por su garganta. Afilados dientes se hundían a un lado del cuello de un poni terrestre mientras su cabeza caía de su cuerpo, dándole un buen trozo de carne que masticar. El sabor era repugnante, pero ella lo deseaba. Ella TENÍA que tenerlo. ¡Tenía que tener más! Sus dientes se enterraron en la cabeza del poni, aplastando el cráneo mientras el órgano interno comenzaba gotear de su boca. Tenía que tener más; este nunca sería suficiente.

    Los gritos había parado por ahora, pero eso no duraría por mucho.

    "¿Por qué? ¿Por qué me haces esto?" era el doloroso y frenético grito de Rainbow Dash. Ella podía verla atada a una mesa, sus alas ya acerradas [2], acerradas por sus propios cascos.

    "Oh Rainbow Dash… todos los ponis mueren en algún momento." Su voz la traicionaba mientras ella sacaba el escalpelo, "Es un simple concepto en realidad. Solo tienes que pensarlo, ¿Acaso mi vida significo algo? ¿Acaso morí con algún propósito? ¿Quedara algo de mi memoria cuando me vaya? Veras todas son preguntas importantes." Ella camino hasta Rainbow Dash; ella podía sentir sus intenciones asesinas angustiando cada fibra de su ser.

    "Pero…" Rainbow Dash hipo a través del dolor y las lágrimas, "No habría muerto por algún buen propósito… si tú me mataras." Rainbow sorbió. "¿Cómo puedes hacerme esto a mí?"

    Ella levanto su casco y acaricio el rostro de Rainbow Dash. Se acercó más a ella, había una atracción como nunca antes había sentido, que no pudo describir. Su respirar era tibio y su cuerpo traicionaba a su mente. "Oh Rainbow Dash… si no sabes la razón ahora, nunca podrás entenderla, es solo como las cosas tienen que ser." Ella retrocedió de su prisionera.

    Rainbow solo la miraba confundida, pero ella reconocía esa Mirada. Ella tomo su escalpelo y lo puso en la base de la cadera de Rainbow, y cortó su pata, el dolor sobre acogió el rostro y voz de Rainbow mientras ella comenzaba a cortar delicadamente. Después de todo, tenía que preparar los ingredientes para ser justos ¿no?

    Twilight se tropezó. Su cabeza retrocedió instintivamente, queriendo escapar de los horrores dentro de la mente de Pinkie. Twilight se estrelló dentro del librero, causando que una cascada de libros cayera sobre ella. Ella estaba respirando pesada, frenética y dolorosamente. El hechizo solo había tomado unos segundos para completarse, pero todos los recuerdos corrieron a través de ella a la vez.

    Esos sueños fueron horríficos… y tan reales… ella había sentido todo en esos sueños, incluso si los sueños normalmente no contenían tan vividos sentires. El monstruo que la ataco… el sentimiento de los insectos arrastrándose a través de su piel y órganos… el asqueroso sabor de la carne en su garganta… la tortura… los actos que ella había cometido… quería vomitar.

    "¿Twilight?" vino una asustada, tímida, casi susurrante voz.

    Twilight corto de esos pensamientos y miro a su rosada amiga. Ella estaba temblando, temblando con miedo y lágrimas fluyendo desde sus ojos. Era cierto… estos eran los sueños que Pinkie había estado teniendo… sueños que la aterraron, los sueños que por los que había venido a ella por ayuda…

    "Pinkie…" Twilight finalmente murmuro, tragándose sus propias emociones y el contenido de su estómago, "Y- Yo no tenía idea…" dijo sacudiéndose y volviendo a sus patas para lentamente caminar de vuelta a su amiga. Ella tenía que ser fuerte justo ahora.

    "Twilight…" Pinkie sorbió a través de sus sollozos, "Lo siento, siento tanto que los hallas visto…" ella cerro sus ojos, jadeando por aire a través de sus sollozos. Twilight rápido se movió hasta un lado de Pinkie, tomándola en un abrazo para sostenerla fuertemente. Pinkie lloro desesperada en el hombro de Twilight. Y ella sostenía a su querida amiga, asegurándose que supiera que tenía todo su apoyo. Las imágenes quizás hicieran su estómago torcerse, pero su amiga era más importante.

    "Está bien Pinkie…" Twilight dijo una vez que los sollozos de Pinkie comenzaron a calmarse, "Puedo ver que tanto esos sueños te han estado devorando, la Pinkie de esos sueños no eres tú, así que solo tenemos que figurarnos porque los estas teniendo." Twilight dijo, dejando a su querida amiga saber que ella de hecho mantuvo su promesa. La Pinkie en sus cascos no era para nada como la Pinkie que aparecía en los sueños. Pinkie lentamente asintió de acuerdo, antes de finalmente ser capaz de detener sus lágrimas y dejar ir a Twilight. Twilight volvió su cabeza al libro y pasó algunas páginas.

    "Desde que sabemos que no es tu dieta, necesitamos determinar si es por eventos recientes o si es algo mucho más profundo en tu psique… así que empecemos por aquí. ¿Cuándo fue que los sueños comenzaron a pasar?"

    "Bien…" Pinkie se froto la cabeza, intentando exprimir algo, "Los sueños comenzaron cerca de unos días luego de la Gran Gala del Galope… y ellos han pasado cerca de cada noche por las últimas dos semanas. No pasaron una noche luego que cambiara mi dieta, pero ellos volvieron al siguiente día…" Pinkie dijo intentando recordar que tan seguidos los tenia.

    "Hmmm… bien, la Gala fue un incidente bastante grande. Pero ciertamente te mirabas bien en la tienda de donas… ¿Pero que hay después de eso? Sé que dijiste algo de que tenías algunos pendientes que atender antes de volver a Ponyville, así que no te vimos de nuevo hasta que íbamos al carruaje." Twilight pregunto.

    "… Bien… después de pasar tiempo con ustedes chicas, fui a visitar a mi hermana Octavia. Ella era la que tocaba el chelo en el escenario durante la gala. Ella fue la razón principal por la que fui capaz de acercarme con mis payasadas musicales mientras estuve allí. Quería ir y agradecerle por ayudarme a intentar animar un poco las cosas." Pinkie dijo recordando esa noche, "Al principio ella estaba un poco enojada por el desastre que cause, pero ella me perdono y terminamos teniendo una divertida charla acerca de que había sido de nosotras desde que dejamos la granja. Después de un poco más era hora de irme así que prometimos nos mantendríamos en contacto."

    Twilight pondero eso, "¿Crees que haya sido el encuentro con tu hermana lo que haya empezado los sueños?" Twilight pregunto curiosamente.

    "No entendería si lo hubiera hecho," Pinkie dijo poniendo un casco en su mentón pensándolo, "Nosotras nos divertimos esa noche… no hubo nada que ella dijera que fuera negativo."

    "¿Ya has recibido alguna carta de ella?"

    "Recibí una, pero era solo dejándome saber que ella estaría dando un concierto en Fillydelphia. Ella dijo que su banda estaría de gira, así que si quería enviarle cartas tenía que colocarlas para su banda desde que los carteros sabrían dónde es que ellos iban a estar." Pinkie dijo inclinando un poco su cabeza mientras pensaba, "Otra vez no hay nada negativo creo..."

    "Bien, ¿Que hay de las dos últimas semanas entonces? Te veías mayormente bien, uno que otro caso en los que no fuiste tan animada." Twilight dijo recordando que Pinkie Pie estuvo un poco menos hiperactiva que lo usual los últimos días. Ciertamente podía entender el por qué ahora.

    "No… nada significativo. He estado haciendo más fiestas por causa de los sueños, pero ha sido solo la vida usual en Ponyville…" Pinkie dijo negando con la cabeza lentamente.

    "Ya veo." Twilight fue de vuelta a consultar su libro, escaneando las páginas del libro, hojeando un poco en busca de cuál era la mejor forma de manejar esto.

    "Aquí estamos… es otro hechizo. Este va un poco más profundo en la mente [3]; su intención es encontrar la fuente de tus problemas. Nos dejara encontrar el por qué estas teniendo estos sueños, en menor o mayor razón." Twilight dijo confiadamente, "Así que no te preocupes Pinkie, voy a asegurarme que te sientas mejor en nada de tiempo." Ella le dio a su amiga una confiada sonrisa.

    "Gracias Twilight…" Pinkie dijo dándole una suave sonrisa devuelta.

    "Muy bien, el libro dice que el hechizo puede ser un poco desorientador al principio, pero es algo a lo que tendrás que acostumbrarte. ¿Estas lista?" Twilight pregunto. Pinkie le dio un asentimiento. "Entonces aquí vamos todo o nada" Twilight dijo tomando un profundo respiro mientras se concentraba una vez más, su cuerno deslumbraba con su luz. Ella lo bajo hasta la frente de Pinkie una vez más y le dio un gentil toque.

    La mente de Pinkie dio una vuelta y se sentía como si cayera dentro una densa niebla. Ella perdió la pista de sus alrededores mientras sintió como si cayera desde una gran altura. El mundo giraba alrededor de ella mientras sentía el viento correr pasándola. Su estómago estaba rodando dentro de ella mientras estaba dentro de ese intenso sentir. Se preguntó solo que tanto iba a estarse sintiendo de esta forma, cuando finalmente sintió que el mundo se estabilizaba con un golpe sordo que la dejo sin aliento.

    Ella jadeaba por aire, tosiendo un poco antes de sentir la sensación del suelo bajo ella. Levanto su cabeza y la sacudió ligeramente, antes de lentamente abrir sus ojos. Estaba en medio de la biblioteca… eso era seguro. Pero Twilight no estaba, ¿Por qué ella la dejaría sola en la biblioteca?

    "¿Twilight?" ella llamo, pero la única cosa que respondió fue un vacío echo. Eso era bizarro; la biblioteca se miraba demasiado quieta, incluso más de lo usual cuando Twilight no estaba alrededor. Miro a la mesa notando dos cosas en ella, un bolso y una nota. Ella cuidadosamente leyó las palabras en la nota:

    Debes cruzar la oscuridad para ver la luz.

    Pinkie miro al pedazo de papel un poco confundida. ¿Acaso Twilight escribió esto? Si lo hizo… ¿A qué se refería? ¿Se supone que tomara el bolso con ella? Twilight tenía que saber lo que hacía después de todo; ella no solo la abandonaría sin una buena razón…

    Pinkie abrió el bolso, mirando par a ver si había algo dentro de él.

    Había solo dos cosas dentro. La primera era obvio lo que era, era una lámpara, dentro había aceite con una mecha. Había una perilla en uno de sus lados; ella asumió que sería para encender la lámpara. Si iba a usarla, se aseguraría de no usar todo el aceite. Ella gentilmente coloco de vuelta la lámpara en el bolso.

    "¿Qué es esto?" pregunto mientras sacaba un dispositivo rectangular, tenía un dial y una antena, pero no era un objeto con el que estuviera familiarizada. Tenía una cara como una foto en él, con un círculo que tenía hoyos. En su mente se miraba como un fonógrafo miniatura, ¿pero cómo es que esta pequeña cosa podría tocar música?

    En su casco comenzó a brotar a la vida, tocando un suave sonido estático. Pinkie lo soltó sorprendida por el súbito ruido. Ella lo miraba mientras zumbaba; el sonido era como si un montón de abejas se hubieran mesclado en una mesa de DJ. Ella toco el dispositivo con un casco. Después de unos momentos el zumbido se detuvo. Pinkie lo miraba confundida, pero su instinto le decía que debía de ser algo importante así que lo coloco de vuelta en el bolso.

    "Supongo que Twilight creyó que necesitaría este bolso… seguiré su concejo entonces." Pinkie murmuro para sí misma mientras cuidadosamente ataba el bolso a su espalda. Entonces miro su alrededor. La biblioteca parecía no tener más pistas por el momento, así que decidió salir fuera. Se sentía más cómoda ahora que había visitado a Twilight, así que quizás visitaría a Rainbow Dash ahor…

    "¿Huh?" Pinkie dijo deteniéndose a unos pasos de la puerta. Una densa niebla había caído alrededor de Ponyville. Era tan densa que no podía ver el edificio a un lado de la biblioteca. Tenía que acercarse a un edificio si ella quería ver uno, entonces comenzó a temblar mientras el viento pasaba, la temperatura había caído significativamente.

    "¿Que está pasando? Nunca había visto este tipo de clima en Ponyville antes…" Pinkie dijo confusa. "¿Acaso Rainbow Dash hizo esto? ¿Por qué lo haría?" Pinkie sabía que ella tenía que encontrar a Rainbow y hablar con ella ahora. Comenzó a correr rápidamente en la dirección que sabía estaba la casa de Rainbow. Ella estaba a full galope, cuando súbitamente se dio cuenta que tenía que detenerse. Se deslizo junto al suelo y se detuvo en el filo, unas pocas piedras que fueron pateadas cayeron frente a ella.

    Había una gigantesca grieta que nunca había estado en Ponyville ante ella. Esta cortaba justo el camino a la casa de Rainbow… de hecho cortaba la salida entera de Ponyville si no tenías alas.

    "¿Que está pasando?" Ella pregunto mientras miraba lo que parecía un pozo sin fondo.


    [1] 0u0 preferi dejar en ingles la pinkie promesa.

    [2] en pocas palabras que ya le habia pasado la cierra por sus alas.

    [3] bueno aqui realmente van dos cosas que aclarar, 'mind delve'... twilight aqui hace ademan de lo que hace el hechizo que es profundizar en la mente, pero el nombre del hechizo que uso tambien es ese 'mind delve'.

    OuO Bueno ese fue el primer cap espero les haya gustado tanto como a mí cuando lo leí.

    “Aquí esta.” Pinkie Pie dijo mientras sacaba un mapa de Ponyville. Ella había vuelto a la librería para encontrarlo; afortunadamente tenía una extraña habilidad para encontrar cosas que necesitara bastante rápido. Tomo un marcador rojo en su boca y dibujo un círculo con una X a través del camino con la grieta en él. Entonces coloco varias X más pequeñas en muchas de las casas en las que intento ganar acceso para encontrar a algún poni. La ciudad parecía estar vacía o abandonada.

    “¿Que paso aquí?” se preguntó a si misma mirando al mapa con las X. solo había investigado una pequeña porción de Ponyville, pero siempre había ponis en casa o vagando alrededor. Aun en días con mal tiempo ellos estarían en casa o al menos habrían avisado que muchos se irían. Además ¿Por qué había un barranco sin fondo en el borde de la ciudad?

    “Necesito ir a Sugar Cube Corner. Si puedo llegar allí puedo tomar mi globo aerostático e intentar ver si hay algún pegaso en el cielo, ellos quizás tengan una explicación para la niebla.” Pinkie Pie dijo confirmando su plan de acción en su cabeza. Ella también admitió estar un poco preocupada por Gummy, esperaba que el estuviera bien. Rápidamente chequeo su ruta en el mapa antes de empacar el mapa y el marcador en su bolso. Ella marcaria cualquiera de los sucesos inusuales que encontrara en Ponyville en el mapa para poder recordarlos.

    Ella se paró de nuevo en el frio día cuando algo frio y húmedo aterrizo en la punta de su nariz.

    “¿Huh? Dijo Pinkie intentando ver el final de su nariz, sacudió un poco su cabeza y entonces miro al cielo. Pequeños copos de nieve comenzaban a aparecer mientras lentamente caían hasta el suelo.

    “¿Nieve? Pero… Pero estamos en verano…” Pinkie dijo sorprendida mirando el blanco espectáculo. Ella podía ver su aliento pero ella no se había dado cuenta que estaba lo suficientemente frio para que nevara. Los pegasos controlaban el clima, así que ¡Ellos tenían que estar allá arriba justo ahora! Pinkie se lanzó en galope hasta Sugar Cube Corner.

    Súbitamente Pinkie oyó un sonido de estática viniendo de su bolsa. ¿Era el fonógrafo miniatura haciendo ruido otra vez? Ciertamente escogía momentos cualquiera para hacerlo.

    Pinkie fue sacada de sus pensamientos cuando vio el contorno de una figura en la niebla.

    “¡Oh! ¡Algún poni está aquí!” dijo con sus esperanzas levantándose. Corrió rápido hasta la figura. Mientras ella se acercaba, ella no podía más que tener un fuerte presentimiento de que algo no estaba bien, y mientras el fonógrafo se hacía cada vez más ruidoso…

    “¡Hey!, ¿Qué está pasando aquí?” Instantáneamente pregunto antes de incluso evaluar quien era. Ella se detuvo prontamente cuando fue capaz de tener a la vista al poni… y dejo salir un agudo grito.

    “Ruuuaaaa…ghhuuurrrrrggghhh…” El poni se podía apenas llamar un poni, su pelaje y melena se había ido, reemplazadas por lo que parecía carne podrida que estaba intentando vivir. Una de sus patas frontales se había ido, había un pedazo de carne que faltaba en su espalda, sus ojos se miraban como si hubieran sido arrancados, muchos dientes se miraban como si hubieran sido sacados dejado hoyos sangrantes, y muchas laceraciones cubrían su cuerpo

    “¿E- Estas bien?” Pinkie dijo tomando un paso lejos del poni. Su reacción inicial fue el figurarse que estaba adolorido, pero sus instintos le decían que se quedara lejos, esa cosa no quería ayudarla. Entonces el fonógrafo en su bolsa comenzó a zumbar.

    “Gruuuuuh” La masa de carne arremetió contra Pinkie, sus dientes listos para hundírseles. Pinkie grito y salto fuera de su camino, mientras la creatura caía donde ella estuvo parada con sus dientes hundiéndose en la tierra. Pinkie tomo unos pasos lejos de la creatura mientras esta levantaba de nuevo la cabeza, su boca estaba llena de tierra. Eso gruño mientras la tierra caía de su boca, mojando la tierra con su sangre. Eso comenzó a lentamente avanzar hasta Pinkie de nuevo, gruñendo mientras parecía olerla.

    “¡Q- Quédate atrás! ¡Quédate atrás!” Pinkie grito tratando de alejarse de la aterradora creatura. Esta gruñía y gemía, dejando un rastro de sangre como si fuera si intención rastrearla. La creatura aterraba a Pinkie. Parecía estar al borde de la muerte y aun así no moría. En vez de eso intentaba seguirla. Cada fibra de su ser le decía que corriera, que corriera tan rápido y tan lejos como pudiera de esa creatura.

    “¡Mantente alejado de mí!” Grito antes que sus patas finalmente tomaran acción y corrieran alrededor de la creatura, galopando lejos rápidamente. La creatura intento embestirla de nuevo y sus dientes otra vez se clavaron en la tierra mientras Pinkie corría pasándola. A medida que ella comenzaba a alejarse cada vez más, el fonógrafo en su bolso comenzaba a calmarse, hasta caer en silencio una vez más.

    Ella colapso en una posición sentada mientras respiraba pesadamente; su corazón bombeaba a una milla por minuto en su garganta. ¿Qué era esa cosa? ¿Por qué la había atacado? ¿Por qué lucia como un poni? ¿Por qué no había visto a ningún otro poni más que esa… cosa?

    “Sugar…Cube…Corner…” Pinkie jadeaba intentando calmar sus nervios. Se mordió a sí misma un casco, pellizcándose ella misma para recordarle que no estaba soñando. Ella estaba en control de sí misma… ella pudo correr de lo que vio… esto no era un sueño. Sacudió su cabeza volviendo a sus propios cascos y comenzando a correr otra vez.







    La puerta de su habitación en Sugar Cube Corner crujió abriéndose lentamente mientras Pinkie la empujaba. El interior del cuarto estaba en tinieblas. No podía ver nada pasando la puerta. Cuidadosamente saco desde su bolso la linterna, sosteniéndola con su boca mientras giraba la perilla. La mecha volvió a la vida y la flama brillaba. Se paró dentro del cuarto, mientras la luz de la linterna iluminaba lo que antes no podía ver.

    Estaba sorprendida por el estado de su cuarto. Parecía como si tuviera años sin ser usado. El papel tapiz estaba podrido y pelándose, el piso de madera estaba astillado y cayéndose, las cortinas parecían acribilladas por los agujeros, el polvo era espeso y el aire estaba estancado. Pinkie miro alrededor confundida, antes de colocar la lámpara gentilmente en la mesa para así poder ver todo el cuarto.

    “¿Me… fui por tanto tiempo?” Pinkie preguntaba mientras caminaba por la habitación, oyendo el piso crujir y quejarse mientras se ajustaba a su peso. “Twilight no habría usado un hechizo para mandarme al futuro si ella iba a ayudarme… ¿o lo haría?” Pinkie dijo no muy segura de que pensar. “El hechizo decía que estaría desorientada… supongo que esto podría ser solo parte de los efectos secundarios.”

    El fonógrafo comenzó a dejar salir una suave estática. Pinkie se detuvo en su camino mientras lo escuchaba. La última vez fue cuando se encontró con esa creatura, eso comenzó a hacerse más ruidoso mientras ella se acercaba. Miro alrededor del cuarto inquieta pero no pudo ver nada que se mirara como un monstruo…

    “Cálmate Pinkie Pie… no hay… nada muy serio de lo que preocuparse. Vamos solo a chequear y ver si Gummy está aquí… tomar el globo… e ir al cielo… dejando todo lo horripilante detrás de ti.” Pinkie dijo mientras tomaba la linterna en sus dientes y rápidamente empujaba la puerta de su baño para abrirla.

    “¿Gummy?” ella lo llamo a pesar de la linterna entre sus dientes. Miro dentro del baño y a penas no soltó la linterna.

    Las paredes estaban manchadas con sangre, huellas de cascos sangrientos y palabras garabateadas. Las cortinas estaban hechas girones, los remanentes apenas colgaban de los polos que usaban para sostenerlas. La sangre coagulada cubría las afueras de la tina; el cuarto entero lucia como si una masacre hubiera tenido lugar.

    “¿G- Gummy? ¿E- Estas aquí?” sus palabras salieron en susurros, pero ella tenía que comprobarlo, tenía que verlo. Su mente le gritaba que se fuera pero ella tenía que saber si él estaba allí o no. Tomo unos cuantos pasos dentro del baño, sus cascos hacían un ruidoso eco mientras caminaba por la loza, el único alivio que tenía era que el fonógrafo se estaba aquietando mientras más se adentraba.

    Dejo la linterna en el lavado y trago lo mejor que pudo. La habitación apestaba a moho y sangre; la hacía querer tapar su nariz. Ella cuidadosamente chequeo los alrededores de la tina y las cortinas solo viendo más sangre. Se giró para ver en las paredes, dándole un vistazo a lo que estaba garabateado en sangre.

    Ayúdame.

    Dolor.

    Él tiene hambre.

    Las palabras enviaban escalofríos por su espalda. ¿Qué es lo que significaban? ‘¿Él tiene hambre?’ las palabras hacían eco en su mente, ¿Acaso estaban… refiriéndose a Gummy? Pero Gummy no tenía dientes; la única cosa que él podía tragar era la comida blanda para cocodrilos que ella le compraba. ¿Qué es lo que había pasado en su baño? ¿Por qué esto tenía que pasar aquí? Su mente estaba divagando con preguntas; ella desesperadamente necesitaba el confort de una de sus amigas justo ahora.

    Se alejó de la pared, había solo un lugar que faltaba por revisar y ese era la tina en sí misma. Cuidadosamente llevo su cabeza hasta el filo de la tina, mirando dentro de ella.

    En la tina estaban colocados la mitad de los restos podridos de un pequeño cocodrilo verde.

    Pinkie lazo sus cascos hasta su boca mientras las lágrimas comenzaron a fluir fuera de sus ojos. Era inconfundible… ese era Gummy. Se miraba como si hubiera estado allí por un largo tiempo. El estómago de Pinkie estaba moviéndose hasta su garganta mientras ella lo miraba. ‘¿Por qué estaba pasando esto?’ era la pregunta que revoloteaba en su mente una y otra y otra vez. Ella necesitaba respuestas.

    Fue cuando entonces que ella noto un brillante listón rojo. Estaba inmaculadamente atado a un arco alrededor de algo que sobresalía de la boca de Gummy. Pinkie trago mientras miraba el objeto, no estaba segura de lo que significaba. El objeto estaba limpio… libre de sangre y se miraba… se miraba como si Gummy estuviera intentando dárselo.

    Pinkie temerosa bajo su casco y tomo el objeto de la boca de Gummy, el objeto se deslizo con un poco de facilidad. Ahora era capaz de mirarlo claramente dándose cuenta que era una llave. La llave tenía el símbolo de una estrella en ella. Ella no sabía lo que significaba, pero Gummy se la había dado a ella en sus últimos días. Ella tenía que conservarla. Gentilmente coloco la llave en su bolso, recordando justo entonces que el fonógrafo aun daba un tranquilo zumbido.

    Cuidadosamente agarro la linterna y salió del baño, cerrando la puerta detrás de ella. Coloco la linterna abajo en el suelo mientras se limpiaba el rostro de nuevo hipando.

    “Gummy… lo siento tanto…” ella lloro en sus cascos mientras desesperadamente trataba de calmarse, “Prometo… que un día te daré el entierro que te mereces…” ella contuvo otro sollozo, “Por favor perdóname por no estar allí para ti…” dijo mientras sus hombros temblaban. Sus intentos de calmarse estaban fallando. Las lágrimas salían ahora con más fuerza. Ella solo quería sentarse allí y llorar…

    Su mente la corto cuando le advirtió al oír el zumbido que se volvía más Ruidoso, volviéndose en un timbre agudo. Lo que sea que estaba provocándolo se estaba acercando. Eso significaba que no tenía el tiempo que necesitaba para sentarse y dejar a su corazón llorar, ella tenía que moverse o el destino que sufrió Gummy también lo sufriría ella.

    Presurosamente agarro la linterna y corrió a través de su cuarto hasta el closet donde ella mantenía el globo. El timbre cada vez se hacía más ruidoso. Su corazón latía a una milla por minuto. Ella tomo las puertas del closet y las arranco.

    Un agudo grito estallo cuando un borrón blanco se enganchó en la cara de Pinkie. Pinkie giraba su cabeza alrededor frenéticamente mientras el dolor recorría toda su cara. Ella apretó sus cascos y corrió estrellando su cabeza directo contra la pared, terminando en otro chillido de la mancha. Ella sacudió su cabeza y la arrojo a través de la habitación. Pinkie respiraba pesadamente mientras sentía la sangre caer de un lado de su cabeza. Ella se giró para mirar a su atacante y sus ojos se abrieron en sorpresa.

    “Shkyyyaaaaaaaaaa…” arrastrándose en el suelo estaba lo que parecía la mitad superior de una joven potrilla sin pelo, su blanca piel comenzaba a pudrirse hasta los huesos, sus dos cascos frontales se aferraban a la tierra mientras se revolcaba sobre su espalda, sus ojos cubiertos por una banda blanca con una negra boca abierta, una larga lengua se sacudía fuera mientras dejaba salir un su llanto. Los chillidos de esa cosa golpeaban sus orejas aún más fuerte que el ruidoso timbre de su fonógrafo.

    Pinkie Pie estaba sin habla mirando a esa creatura. Esa cosa le recordaba a una potra… su estómago dio un giro, un poni completamente crecido era una cosa….

    La creatura encontró su camino levantándose, sus chillones gemidos eran calmados como si estuviera solo probando el aire con su lengua la cual movía. Pinkie parpadeo mientras tomaba un paso detrás, solo para encontrar una pared allí. La cabeza de la creatura de golpe miro directo a Pinkie Pie, dejando salir otro chillido mientras que con una sorprendente velocidad comenzó a arrastrarse directo a ella. En medio de su ciega carrera ella rápidamente salto a un lado, la creatura golpeo su cabeza directamente contra la pared dejando salir un chillido quejumbroso mientras sacudía su cabeza por el dolor.

    El Corazón de Pinkie bombeaba en su garganta mientras ella miraba a la creatura. Sus chillidos quejumbrosos parecían tan dolorosos. había dejado una considerable mancha de sangre en la pared y su cabeza sangraba profundamente. La creatura sacudió su cabeza de un lado al otro. Pinkie quería alcanzarla y ayudarla, ella quería detener su dolor y dejarla saber que todo estaría bien…

    La creatura dejo salir un sangriento y aterrador grito y corrió contra ella de nuevo, su boca esta vez se clavó en su pata. Pinkie grito mientras agitaba su pata intentando librarse de la creatura, pero estaba bien agarrada, intento correr para sacudirse a la creatura, pero su agarre solo parecía apretarse más. Ella no podía oír nada más allá de sus gritos y el latir de su corazón.

    Pinkie se detuvo a un lado de la pared y estrello a la creatura fuerte contra la pared. La creatura seguía allí, ella la estrello con fuerza de nuevo. Ella la estrello una y otra y otra vez. La caliente sangre salpicaba contra la pared y contra su pelaje. Ella la golpeo con toda su voluntad contra la pared.

    La creatura la soltó mientras la vida se escaba de su cuerpo, colapsando al suelo con un golpe seco. El aliento de Pinkie parecía llenar sus pulmones con fuego mientras su cuerpo se sacudía con la adrenalina. Ella miro abajo a su sangrante pata y entonces a la creatura la cual ella solo acababa de terminar…

    “Oh no…oh no oh no oh no…” Pinkie dijo en un tembloroso respirar mientras se alejaba de la creatura. Ella no quería matarla, ¿acaso se merecía la muerte? La ataco pero ¿era eso lo correcto? Ella se sentó en el suelo jadeando, su cuerpo temblaba, su mente se tambaleaba. Miro abajo a su cuerpo y vio las ligeras manchas de su sangre en su pelaje. Su estómago se revolvió una y otra vez a punto de dejar su contenido salir.

    “¿Qué es lo que he hecho?” ella jadeo tratando de enfriar sus ardientes pulmones, “¿Por qué tuvo que llegar a esto?” sacudió su cabeza violentamente. Ella no quería que nada de esto pasara… este no era un sueño en el que ella podía solo levantarse de él y todo se iría… esto era aquí y era real.

    Tomo un profundo respiro mientras intentaba levantarse sobre sus temblorosas patas.

    “Rainbow Dash…Rarity…Fluttershy…Applejack…Twilight… cualquiera… las necesito justo ahora…” dijo temblando mientras caminaba hasta su closet. Ella tomo la linterna y miro dentro de la oscuridad. El globo estaba allí, la cesta contenía un desinflado globo. La esperanza se levantaba en su corazón mientras ella soltó la linterna y comenzaba a sacar la tela de la cesta.

    Grandes hoyos acribillaban el globo. No iba a ser capaz de volar.

    Pinkie se rompió en sollozos y lágrimas, llorando dentro de la ahuecada tela.

    El fonógrafo finalmente detuvo su repiqueteo.


    0-o Me decidí a traducirlo por que al menos en mi opinión el fic es bastante bueno, tiene una buena redacción y una trama bastante atrapante, yyy sorprendentemente a pesar que hasta un juego tiene nadie puso empeño en traducirla completa, solo vi el primer cap traducido rondando por alli así que me decidí a hacer una traducción completa del fic.

    Los iré publicando conforme los vaya terminando de traducir y corregir lo cual no creo que tome tanto tiempo, ¬_¬ que tampoco es que sean taaan largos los cap, el primero son solo unas 10 páginas de word y tarde una o dos horas en traducirlo y editarlo después de todo.
     
    Última edición: 18 Sep 2018 a las 14:53
  2. Autor
    ghost994

    ghost994 -u- el pela mecate entre los peladores de mecate

    Registrado:
    23 May 2018
    Mensajes:
    35
    Temas:
    7
    Calificaciones:
    +8
    HIIII ¬u¬ aquí de nuevo yo para medio fastidiar... ... naa es broma... 0u0 cap 2 listo... TnT y es solo que me quería disculpar un tanto ya que en verdad tenía unas cuantas chorreadas en el cap anterior... ¬_¬ digo libo en vez de libro, libero en vez de librero y unos cuantos más.

    0u0 pero la buena noticia es que ya está corregido el cap 1, y el 2 lo leí palabra por palabra así que bue... no voy a decir que no hay errores porque capaz se me escapo uno... 0.o pero de haberlos no deberían ser tantos, en fin los dejo con el cap y espero lo disfruten.
     

Compartir esta página

Cargando...