1. DZ
    DZ
    OBLIGATORIO el uso de prefijos +18 en temas de este foro con contenido adulto
    Descartar aviso

[Fanfic]Sacrificio

Tema en 'My Little Pony: Friendship is magic' iniciado por Proyect_V, 13 Feb 2018.

  1. Autor
    Proyect_V

    Proyect_V

    Registrado:
    23 Ene 2014
    Mensajes:
    4,864
    Temas:
    18
    Calificaciones:
    +614
    He pensado detenidamente esto...si es bien que mi fanfic de sacrificio fue el primero que escribí y que nunca terminé, realmente es una historia que tiene un lugar especial en mi corazón, tras leer detenidamente lo que hice anteriormente, el segundo intento que quedó como un solo capítulo, realmente puedo decir con sinceridad que no me gustó, lo que me ha hecho replantear todo.

    Lo primero que hice fue preguntarme "¿Qué es sacrificio?" Y por mucho tiempo no podía responderme esa pregunta, hasta que finalmente, mirando unas viejas fotos logré responder eso.

    Sacrificio no es solo la historia de mi OC, es también la mía, una historia de superación, una historia que me gustaría enseñará, que la vida es dura, pero siempre se puede salir adelante, que debemos recordar que antes del amanecer es cuando la noche es más oscura. Mi vida no ha sido fácil por una condición mental que tengo, pero tampoco ha sido la vida de mi OC, Jet, o por lo menos no lo va a ser en lo que tengo planeado.

    Es ahora que me doy cuenta que esta historia tiene prioridad, que significa mucho para mí, porque si al final de la historia Jet no logra seguir adelante, eso es un reflejo de que yo no puedo seguir adelante, que si la historia está estancada, yo estoy estancada, es hora de escribir desde el corazón y comenzar a trabajar en este pequeño proyecto seriamente, necesito saber si Jet es capaz de seguir adelante, solo de esa forma sabré si yo soy capaz de seguir adelante, sin más que decir, les dejo una pequeña introducción al fic que realmente voy a dedicarle el tiempo que se merece, ya no porque quiero que conozcan la historia o porque quiero que llegue a sus corazones, sino porque yo lo necesito más que nadie...

    La emoción de correr

    Estaba cansado de correr de las autoridades, así que decidió correr por otro motivo

    La velocidad lo era todo para él, vivía para ella, vivía por ella, era su droga, su obsesión, su pasión y este no podía imaginar un mundo sin ella. El mundo de las carreras servía como muchas cosas para él, era un mundo donde se sentía en paz, realizado, relajado, un escape a la realidad para olvidar los traumáticos eventos de su pasado que lo hicieron terminar solo en las calles.

    Había escalado desde lo más bajo, si bien no lo hizo de la forma más ética posible, no se arrepentía de ello y no porque fuera un mal pony, sino porque muy en el fondo, había sufrido tanto que confundía el amor con odio, el desprecio con aprecio, lo bueno con lo malo. No era realmente un mal pegaso, nunca lo fue, se hacía el duro y se quejaba de muchas cosas, pero en el fondo, él solo quería vivir su vida y que lo dejaran vivir su vida.

    No obstante, el sabía que eso sería imposible. Si bien nadie conocía su doble vida, un criminal siempre tenía que andar ocultándose, contando con precisión los días en los que podía salir a la calle y manejando con cuidado su travesía por el mundo, ser uno de los mejores ladrones del mundo no era algo que lo enorgulleciera mucho, de hecho, dejó esa vida tiempo atrás, cansado de siempre tener que huir de los demás, cansado de siempre tener miedo, cansado de tener que romper la ley para subsistir.

    Originalmente, el robo era su principal fuente de ingreso, al punto de que logró tener techo, comida y educación gracias a ello, pero estaba cansado de ser un criminal, detestaba serlo y realmente se sentía como la basura por serlo, pero nunca se entregó, tenía mucho miedo, mucho, mucho miedo, el miedo lo dominaba, por miedo era que rompía las reglas, por miedo era que hacía lo que hacía, pero entonces, cuando pensaba que iba a quedarse hundido en el pozo más oscuro, una esperanza surgió, un rayo de luz, un faro guiándolo en la penumbra de la noche.

    Desde que comenzó a participar en unas carreras un tanto más peligrosas llamadas “Extreme Gear” su vida cambió para bien, tanto la suya como la de sus aliados. Pudieron dejar la vida de crimen atrás para tener una vida más sana como atletas, corredores de carreras en un nuevo deporte que poco a poco ganaba popularidad y por primera vez en su vida, Fire Jet pudo ver los primeros rayos del sol luego de una penumbra que creía nunca iba a terminar.

    Mi pequeño Fracaso

    A pesar de ser alicornio, Wave era una decepción para todos...

    Otro fallo, otro invento defectuoso, otra herida, otro fracaso. Fracaso, eso era un factor común para Magic Wave, desde pequeña, le enseñarón a ser la mejor, a que tenía que ser la mejor, no era una opción el serlo o no serlo, era su deber. El apellido Wave no era algo que se llevara a la ligera, era algo que debía ser cargado con orgullo y con la frente en alto, es por ello, que cuando la nueva heredera de la familia nació alicornio, todos lo vieron como una señal de que ella iba a ser un punto y aparte en la historia de la familia, tenían razón, pero no de la forma que esperaban.

    Wave era mala en todo, la magia no se le daba bien, le costaba entender las cosas y a pesar de que le fascinaban las ciencias, nunca lograba hacer nada bien, sus inventos siempre fracasaban, sus ecuaciones y cálculos eran malos, sus notas en la academia a duras penas le permitían pasar las materias, ella era la gran decepción de su familia.

    Wave era una alicornio muy infeliz, sufría mucho, su familia le recordaba a diario el fracaso que era, que era un parásito en sus vidas, incapaz de conseguir valerse por sí misma o lograr ser alguién en su vida. Pero lo que nunca esperó Wave, es que su familia la abandonará, que la sacaran de su casa a la edad de 18 años y cerraran la puerta del hogar con llave.

    No era fácil, nunca lo fué, Wave se sentía miserable, se sentía como la mierda y como si la vida no valiera la pena, muchas veces pensó en terminarlo todo, en dejarse caer en el olvido y smirse en el dulce abrazo de las sombras, pero...era muy cobarde para hacerlo, tenía mucho miedo de hacerlo, tenía más miedo a la muerte que dolor en su corazón y eso solo la hacía sentir más miserable, ni para matarse a sí misma servía.

    Vivía bajo un puente, comía de la basura y si bien llamaba mucho la atención por ser una alicornio que vivía en las calles, nadie le extendía un casco amigo ¿Para qué? A fin de cuenta ¿Quién quisiera cargar consigo a un sucio parásito incapaz de valerse por sí misma? Tanto fue su dolor, tanto fue su sufrimiento, que cuando él se le acercó y le dió afecto, ella se aterró. Había olvidado completamente lo que era el afecto, lo que era el amor, lo que era ser querida y apreciada, fue el día que lo conoció que las nubes de tormenta en su cabeza se tornaron blancas, que la sonrisa regresó a su rostro y que por fin veía esperanza para ella y sin importar cuantas veces quemará la comida, sin importar cuantas veces sus experimentos fallaran y ella se sintiera miserable, el hermoso pegaso verde siempre la abrazaba con fuerza y le decía: "Serás un fracaso...pero eres mi pequeño fracaso".

    Mala yerba

    Gilda era una mala grifo y lo sabía ¿Y la peor parte? No tenía intenciones de cambiar...

    "Soy mala" Siempre se lo decía "Soy fea" nadie me querría "Soy mala" y sus acciones se lo probaban "Soy un terrible ser" Y su forma de ser se lo decía. Sin embargo, ella no hacía nada para cambiar, simplemente no podía, lo intentaba, realmente lo intentaba, pero sin importar cuanto se esforzará no podía cambiar quién era, lastimaba a todos a su alrededor con sus ataques de ira, sufría en silencio por el daño que les hacía ¿Para que pedir perdón si los volvería a lastimar? ¿Para que suplicar por comprensión si no se la merecía?

    "La mala yerba nunca muere" Los seres vivos malinterpretaban esa frase, no era una forma de decir que el mal siempre está presente, era una forma de decir, que la redención, que el cambio en los seres era imposible y que si eras una mala persona siempre lo serías, sin importar cuanto te esforzarás en cambiar, y eso era Gilda, una mala yerba, no importaba cuanto lo intentase, no podía cambiar su actitud, los medicamentos no servían de mucho y la ayuda profesional simplemente no era suficiente, ella necesitaba un milagro y por suerte, logró encontrarlo.
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  2. sanslash332

    sanslash332 webmaster de tiflojuegos dot com

    Registrado:
    25 Mar 2012
    Mensajes:
    2,138
    Temas:
    20
    Calificaciones:
    +146
    fuera de que no vi el link para la zona de comentarios, mi querida Proyect_VProyect_V encuentro que esta es una buena oportunidad para agarrar la historia desde un inicio y poder seguirla :3
    Sigue así. A ver que pasa :p
     

Compartir esta página

Cargando...