Trabajo D ¡¡Estafado!! [Carter & Yves]

Tema en 'Pokémon New Adventure' iniciado por everyday, 28 Dic 2016.

Estado del tema:
Cerrado para nuevas respuestas
  1. Autor
    everyday

    everyday Moderador

    Registrado:
    22 Jul 2012
    Mensajes:
    5,954
    Temas:
    563
    Calificaciones:
    +2,120
    Paga Máxima: 500 Pks
    Shard Rubí: puntaje igual o superior a 90.
    Niveles:
    Nivel 1-15: De 1 a 3 niveles.
    Nivel 15 a más: 1 nível (Como máximo).
    Plazo para Completarla: 7 días.

    Shulman.Shulman. CottonmouthCottonmouth
    Pueden comenzar, diviértanse o-o/
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  2. Angelo.

    Angelo. where's the fun in playing fair?

    Registrado:
    12 Sep 2010
    Mensajes:
    1,560
    Temas:
    33
    Calificaciones:
    +429
    Ya es ampliamente conocido por muchos que Carter no teme meterse en los asuntos de alguien, mucho menos si se trata de una persona que puede estar necesitando ayuda. ¿Vandershlits vio a alguien llorar en medio de la calle? ¡Paren todo! El entrenador debía ayudar, sin importar que tan trivial fuese el asunto. Por otro lado, también era vox populi que Yves no tenía muchas ganas de meterse en los asuntos de otras personas, especialmente cuando conseguía tiempo para salir a pasear con su amigo por la ciudad.

    - Ya, ya - el entrenador más experimentado intentaba consolar a un muchacho que yacía en el suelo llorando. - Vamos, no puede ser tan malo lo que te haya pasado.
    - Odio mi vida - suspiró Lhereux, sentando en un banco cercano, observando con una mirada desaprobadora la escena.
    - ¡Pip! - Pierre intentó animarlo, viendo como Milo corría de un lado al otro. ¿Ese lagarto no se cansaba? Ahora era más grande y fuerte, lo cual sorprendía un poco al pingüino que seguía siendo pequeñito y adorable.
    - ¡Perdí todos mi ahorros en uno de estos! - El chico levantó una mano con un papel arrugado adentro. Parecía ser una especie de boleto. - ¡Ya no podré ver a mi diosa Irina!
    - Oh, vamos, lo estafaron - rió el peliazul desde la distancia, recibiendo una mirada reprendedora de su amigo.
    - ¿Cómo podemos ayudarte? - Preguntó Titan.
    - Encontramos al vendedor y le partimos la cara, simple - asintió el pequeño entrenador, consiguiendo la atención de los otros dos humanos. - ¿Qué? Así el chico recupera su dinero y nosotros podemos continuar con nuestro día... te recuerdo que me tomé la molestia de hacer un cronograma muy detallado de las actividades que haríamos antes de que decidieras hacer caridad.
    - ¡Ayudarás! - Sonrió Carter
    - Yo...
    - ¡Muchas gracias! - El joven también se emocionó, levantándose y dejando de llorar casi al instante. - Me llamo Bruce, un placer conocerlos.
    - No es mutuo. - Se amargó Yves, haciendo que Piplup se lanzara a sus pies para darle amor y cariño, intentando así mermar su ira. Eau también procedió a mostrarle afecto al chico, acariciando su cabeza lentamente, luego aumentando la velocidad y terminando por despeinarlo. - ¡Suficiente! ¿Dónde compraste las malditas entradas?

    Cinco minutos después, los tres hombres se encontraban frente al auditorio donde se presentarían los Wild Aggrons. Bien, había mucha gente ahí, eso fue lo primero que saltó a la vista; lo segundo fue que había decenas de mercaderes ambulantes con camisetas, dvds, pompones, luces, comida y demás baratijas inútiles que se venden antes de cualquier concierto. ¿Esa era un forro de pokedex de Ultralight Cleffa? ¡Que buen disco! Ahem, como decía. ¿Era posible encontrar al culpable de la desdicha de Bruce entre toda esa gente? Los chicos necesitarían algo de ayuda si planeaban salir de ese asunto antes del final de la tarde.

    - Aidan - llamó Vandershlists. El Cyndaquil apareció al instante, siempre cerca de su gran amo. - Tendré que cargarte para que no te pierdas, vamos a dar un paseo. Milo, encárgate de buscar junto con Bruce.
    - Yo iré con Pierre entre la multitud, de repente encontramos al idiota.
    - ¿Estarán bien? - El estafado cuestionó.
    - Eso debería preguntarlo... mírate, pareces una bolsa de mocos - el peliazul comentó, analizando detenidamente la cara regordeta del muchacho junto con sus enormes fosas nasales llenas de mucosidad debido al llanto anterior. Sus ojos, rojizos, parecían continuar aguados, pero bueno, no se podía pedir mucho de alguien tan emocionado por ver a su ídolo.
    - ¡Estaré bien! - Afirmó el llorón.

    Y así fue como se dividieron. Si iban separados no llamarían tanto la atención, mucho menos si actuaban como simples fans que sólo iban a formarse para ir a ver el concierto. Ahora, debían proceder con cuidado ya que su único propósito era el de encontrar al estafador, no alertarlo de que sabían de sus fechorías. Por ese último dato, el francesito dudaba mucho de las capacidades de autocontrol de Bruce, por lo que no dudó en enviar a Selene junto con Milo para proveerles un poco más de seguridad. Además, esa Surskit era experta en ponerle un parado a cualquier individuo que se atreviese a salirse de la raya, incluyendo a los amigos de su entrenador.

    Shulman.Shulman. algo cortico así de introducción bebe. Dame acción que quiero es pelear tututu
     
  3. Autumn.

    Autumn. No sé, me sabe a mierda

    Registrado:
    8 Dic 2015
    Mensajes:
    2,523
    Temas:
    159
    Calificaciones:
    +917
    Carter paseó cargando a su tierno y esponjoso Cyndaquil, abrazándolo un poco fuerte debido a que no quería que se escapara por allí y comenzase a correr por todo el lugar. El erizo aplaudía maravillado ante la increíble cantidad de personas que había por allí, además de que muchas tenían unas extrañas luces con ellas que se asemejaban a linternas, aunque más específicamente eran bombillos de colores que prendían y apagaban. Giró su mirada de derecha a izquierda, inquieto por no poder zafarse del agarre del entrenador; al final terminó por rendirse y se recostó en el pecho de Vandershlits, observándolo.

    Cyndaaa —el pequeño intentó alcanzar con sus patitas el mentón de su entrenador, pero este movía la cabeza hacia arriba; una sonrisa de dibujó en el rostro del erizo, ocasionando que sus ánimos volvieran de inmediato. Se estiró para intentar tocar el mismo lugar, pero Vandershlits se lo hacía difícil; ¡un juego nuevo!—. ¡Cyndaaa! ¡Cyndaquil!

    Tranquilo, peque —sonrió Carter, bajando su mirada hacia el fogoso que tenía en brazos—. Necesitamos encontrar a un sujeto muy, muy malo que ha estado estafando a las personas, ¿entiendes? —Cuando dijo “muy, muy malo” hizo un puchero, provocando que el bebé riera y asintiera; no entendía mucho, pero esa carita graciosa de Carter le gustaba—. Ahora, quédate quietecito y podremos proceder; Yves no querrá tardar demasiado con la búsqueda y el encuentro de ese sujeto, especialmente porque se emocionó muchísimo con el día de hoy —su sonrisa se amplió—. Realmente no me gusta estar separado de él, ¿sabes? —Preguntó adentrándose en sus pensamientos, caminando y observando cada esquina de la ciudad, procurando no alejarse demasiado del parque donde se presentaría la banda de Irina Vellamar—. Hacía mucho tiempo que no lo veía y estar junto a él es reconfortante; pero alguien necesitaba ayuda, así que, nuestro deber era socorrerlo ¿o no?

    Mientras Carter pensaba abiertamente en cada una de las cosas que molestaban a Yves, porque ahora que lo pensaba: ¿Por qué tenía que socorrer a las personas que necesitaban ayuda siempre? ¿Por qué no ignoraba esas repentinas solicitudes por un día y se dedicaba a pasar el rato con quienes se lo pedían? Él era muy celoso cuando se trataba de ir en una especie de cita con alguien; a Yves se le hacía muy difícil salir a su lado porque muchas veces lo celaba y el de hebras azules simplemente saludaba a algunos amigos y se iba de nuevo con él.

    Suspiró.

    Hasta Carter sabía que era muy difícil tratar consigo mismo a veces, especialmente porque ni él comprendía la razón tras su constante felicidad y preocupación por los demás. Y para cambiar de tema: lo importante en ese momento era encontrar al estafador y reunirse con su francesito.

    […]
    Yves caminaba al lado de un pingüino amoroso que deseaba repartirle cariño constantemente. Pierre no podía no estar abrazando su pierna por un segundo, ya que notaba demasiado molesto al de hebras azules, ¡¿y es que cómo no estarlo?! Carter había arruinado parte del cronograma que tenía planeado para ellos; ¡ahora no podrían asistir al museo de moda que había en ciudad Feather! Y eso que deseaba ansiosamente poder observar las prendas que los distintos diseñadores pokémon tenían para los tipos acuáticos que deseaban vestir plumas de Pidgeotto; de solo imaginarse, además, a pokémon tipo planta vestidos en colores de un Spearow se le erizaban los pocos vellos de los brazos que poseía.

    ¡A veces lo odio! —Gritó por lo bajo—. Maldito Carter, ¿por qué tiene que ser tan buena gente? —Sus mejillas se sonrojaron poco a poco mientras cruzaba sus brazos—. A veces quisiera que solo estuviera para mí, aunque fuera por un segundo.

    Piplup, Pip —el adorable acuático restregó su mejilla diestra en la pierna siniestra de su entrenador, no tenía por qué estar tan molesto—. Piplup, ¡Pip, Piplup!
    Tienes razón, Pierre —el pequeño entrenador chocó su puño diestro con la palma de su mano izquierda, decidido; en sí, no entendía lo que le decía el pequeño a su lado, pero interpretaba lo que creía que le estaba comunicando. Básicamente, entendía lo que quería entender—. Cuanto antes encontremos a ese maldito estafador y lo golpeemos para que nos dé el dinero de ese inútil, más pronto podremos seguir con el cronograma que tengo planeado para Carter y para mí.
    ¡Pip! —Saltó de la felicidad.

    Lhereux giró su cabeza de derecha a izquierda en búsqueda del delincuente, aunque a ciencia cierta estaba intentando encontrar una aguja en un pajar; todas las personas que iban a ver a los Wild Aggrons lucían casi completamente iguales. Tampoco había alguna persona sospechosa cerca de ellos, ¿cómo podía ser posible que ese bandido pudiera esconderse tan bien? Entendía que la multitud que había alrededor ayudaba, pero se tenía que ser muy astuto y haber estudiado con anticipación ese tipo de eventos para llevar a cabo una estafa de tal magnitud y poder camuflarse con el resto de las personas.

    Abrió sus ojos de par en par cuando un pensamiento lógico llegó a su mente.

    Lo tengo.


    […]
    El inútil de Bruce no podía estar más perdido, y tanta era su increíble desorientación, que Milo tuvo que actuar de manera madura en la búsqueda del criminal. A su lado, una inquieta y elegante Surskit danzaba peculiarmente, esperando encontrarse en algún momento con su preciado entrenador y saber que estaba a salvo al lado del adorable pingüino.

    ¿Crow? —Preguntó el cocodrilo, acercándose hacia una extraña tienda negra frente a sus ojos; pensó que ese era el lugar donde se ocultaba el maleante—. ¡Croconaw!

    ¿Su…? ¡Surskit, Sur…!

    La bailarina no tuvo demasiado tiempo antes de que Milo mordiera la lona negra de la tienda y la halara hacia atrás; los artículos que allí pudieron divisar tanto el humano como el pokémon no correspondían para nada al de un estafador. Consiguientemente, el trío tuvo que movilizarse en retirada hacia un lugar distinto; un par del trío de vendedores los persiguieron por un momento, pero el cansancio les ganó a los mismos y optaron por devolverse.

    ¡No encontraremos a ese estafador! —Ahí iba de nuevo a llorar…


    Y en el preciso instante en que las lágrimas iban a escurrir, una pequeña explosión se escuchó de fondo. Carter, Cyndaquil, Bruce, Milo y Selene enfocaron su atención en el lugar donde se encontraban las taquillas de venta de entradas (las cuales, por lógica, se encontrarían cerradas); la multitud enloqueció por un momento, por supuesto.

    ¿Algo malo había pasado?


    CottonmouthCottonmouth dale~
     
    • Me gusta Me gusta x 1
    Última edición: 2 Ene 2017
  4. Angelo.

    Angelo. where's the fun in playing fair?

    Registrado:
    12 Sep 2010
    Mensajes:
    1,560
    Temas:
    33
    Calificaciones:
    +429
    ¿Qué diablos estaba sucediendo en medio del bullicio? Algo fuera de control, seguramente, porque muchas personas parecían interesadas en observar el desastre que estaba desarrollándose dentro de un pequeño círculo. Carter y Bruce se encontraron justo antes de comenzar a hacerse paso entre la multitud, a sus espaldas iban los pokémones que les habían proveído de apoyo durante la búsqueda. Para la sorpresa del entrenador más alto, el causante de todo ese caos no era nadie más que su querido francesito.

    Un stand de mercancía había sido destruido por el pequeño cuerpo de Yves, el cual había caído de espaldas contra el puesto. Ahora el peliazul se estaba levantando en medio de los escombros con la mirada fija en un hombre de negro, con lentes de sol y una gorra ridícula que lo hacía resaltar entre toda la gente. A su lado había un pokémon flotante, similar a una roca con cráteres que emanaban gases a diestra y siniestra.

    - Hijo de perra... - Lhereux musitó, sacando su pokédex y analizando a la criatura.

    Koffing ~ 109
    [​IMG]
    Koffing, el Pokémon gas veneno. Koffing rocía el aire gracias a los gases tóxicos que contiene, tiene un olor fétido y pueden explotar.
    Si Koffing se pone nervioso, aumenta el nivel de toxicidad de los gases que tiene y los expulsa por todo el cuerpo. También suele hincharse mucho hasta llegar a explotar. Koffing contiene sustancias tóxicas que mezcla con desperdicios para provocar una reacción química que libera un gas tremendamente venenoso. A mayor temperatura, mayor será la cantidad de gas que cree este Pokémon.

    - ¡Yves! - Carter gritó, preocupado y claramente molesto con lo sucedido. De la nada, sintió como a su pierna se anclaba Pierre, quien no parecía querer que Titan se acercase al asunto.
    - Gracias, pokédex - Yves ya se había levantado y se encontraba limpiándose el polvo de los pantalones. - ¡Mira, idiota! - Señaló fuertemente al hombre de negro. - ¡Por tu maldito trabajo he perdido la oportunidad de tener una maldita cita y no me voy a ir de aquí sin que le regreses su maldito dinero al maldito niño que estafaste!
    - Tsk... ¿tú y cuántos más van a obligarme, marica? - Preguntó el timador, riendo junto con su pokémon.
    - ¿Yo y cuántos más? Oh, perra... te metiste con la marica equivocada. ¡Selene, ataca rápido a ese Koffing!

    Sin perder el tiempo, la elegante araña se lanzó en una embestida contra el tipo veneno, lanzando unos cuantos metros más atrás y sorprendiendo al villano de la historia, quien realmente no pensaba que iba a tener que lidiar con más de un poké. ¿De dónde había salido esa Surskit? Carter y Bruce ya entendían por qué Piplup los mantuvo a raya. Todo era para que ese hombre no se percatara de que el chico tenía refuerzos y que no temía utilizarlos para luchar contra el hombre.

    - ¡Ko! - Gritó la bola flotante, un poco adolorida.
    - ¡No te detengas, Koffing! ¡Pantalla de humo! - Ordenó el estafador.

    Mientras se recomponía, el pokémon gaseoso expulsó una densa nube desde sus poros, de forma que en cuestión de segundos toda la zona se encontraba cubierta por un velo que dificultaba enormemente las capacidades visuales de todos los presentes. ¡Maldición! Unos pasos se escucharon, por lo que era seguro asumir que el enemigo se estaba escapando.

    - ¡Regresa, desgraciado! - Se enfureció Lhereux cuando entendió que esa distracción fue utilizada para huir. El chico corrió velozmente para intentar atrapar al hombre, pero al cabo de unos pasos sintió un dolor en su costado que lo hizo detenerse en seco. Al parecer, esa caída le había hecho daño en alguna parte, ¡pero no tenía tiempo para eso! - Ugh...
    - ¡Pip! - Pierre se lanzó a las piernas de su entrenador, buscando aliviar su dolor.
    - ¿Estas bien? - Carter se acercó al muchacho con mucho cuidado, pues todo a su alrededor era un desastre tumultoso. La gente corría por el humo y gritaba emocionada y asustada. - Ese bastardo...
    - No importa, ya sabemos quien es - suspiró el francés. - No fue difícil encontrarlo, sólo tuve que llorar un poco y hablar en voz alta sobre lo mucho que pagaría por una entrada al concierto. Después de unos minutos se me acercó e intentó venderme el mismo boleto falso de Bruce, así que no cabe duda, es él.
    - ¡Surskit! - Selene también parecía algo preocupada por su amo, aunque su manera de demostrarlo no fue tan cariñosa como la del pingüino. Ella prefería reprender al peliazul con varios chillidos y una que otra palmada proveniente de sus largas patas.

    El humo se disipó, revelando que el hombre, en efecto, había huído. ¿Qué harían ahora los chicos? No podían dejar a medias esa misión aunque todo el mundo supiese que había un criminal entre ellos, no, ya no, ahora todo eso era personal por el simple hecho de que, según Yves, el Koffing del timador lo había embestido contra el stand, hiriéndolo y provocando la ira de su mejor amigo. Oh no, eso no se quedaría así.


    Shulman.Shulman. papeh dámelo todoh
     
  5. Autumn.

    Autumn. No sé, me sabe a mierda

    Registrado:
    8 Dic 2015
    Mensajes:
    2,523
    Temas:
    159
    Calificaciones:
    +917
    A pesar de las sugerencias de un preocupado Piplup, Carter no se quedó de brazos cruzados y mucho menos estático en su lugar; oh, alguien se las vería con él por tratar así a su mejor amigo. Lanzó una pokébola al aire llamando a un singular y purpúreo pokémon que no dudó en lamer su mejilla, la del pequeño Cyndaquil y la de Milo, presentándose ante Lhereux, sus compañeros y el chico llorón. Eolo recibió órdenes de su entrenador de ubicar a un Koffing en la multitud, a lo cual asintió y se elevó por los cielos.

    Carter siguió a Gligar desde tierra, observándolo a veces y dándose cuenta de que el tipo tierra/volador se tomaba muy en serio su trabajo de ubicar al pokémon. Yves, Bruce y los demás pokémon intentaron seguir el paso al entrenador; no todos tenían una figura física tan bien entrenada y una resistencia enorme por la constante práctica de deportes o actividades corpóreas.

    - ¡Gligar! –Gritó desde el cielo el pokémon, planeando hacia la derecha-. ¡Gligar, Gli! –Eolo descendió, perdiéndose entre la multitud; Carter se abrió paso de la misma forma en la que lo había hecho antes para poder seguir a su pokémon, empujando a algunas personas sin cuidado alguno.

    Y adivinen qué: allí estaba.

    - ¡Tú! –Señaló Carter, acercándose al estafador; una persona estaba haciendo negocios con él, de hecho, ya iba a entregarle el dinero a cambio de una entrada-. ¡No le compres nada, chica, ese sujeto no vende entradas reales! –Y con la orden y advertencia del entrenador, la fémina dio varios pasos hacia atrás; Carter caminó hasta ubicarse al lado de su pokémon, quien seguía con su sonrisa característica.
    - ¡Es él! –Yves llegó cansado, posicionándose detrás de Vandershlits-. ¡Hijo de puta, me las vas a pagar!

    Las personas no pudieron evitar sentirse atraídas al lugar donde se desarrollaban los hechos; la historia había llegado a su punto climático. La euforia impregnada en las palabras de los entrenadores llenó de curiosidad a los que estaban allí con el fin de ver, también, a los Wild Aggrons. El estafador maldijo por lo bajo, preparándose para sacar a su pokémon, pues sabía que no podría escapar de allí debido a la cantidad de chismosos (porque eso eran) que se aglomeraron a su alrededor.

    ¿Y Aidan? Bueno, él estaba aplaudiendo aún estando ubicado en los brazos de Carter; en todo ese tiempo solo había tenido la oportunidad de reír y divertirse desde allí, pues su entrenador no lo había soltado ni por un segundo. Sin embargo, ¡él también quería jugar! Ese sujeto frente a él no parecía ser una mala persona, ¡y tenía una risa bastante divertida!

    -Son unos entrometidos –una sonrisa maliciosa se dibujó en su rostro-. Deberé enseñarles a respetar a sus mayores.
    -Ah, es que se trata de un viejo pedófilo –soltó Yves-; ahora todo tiene sentido.
    -Maldito niño –murmuró claramente molesto-… ¡Koffing, sal y utiliza Polución!
    - ¡Cynda! –Aplaudió, pensando que era un espectáculo-. ¡Cyndaquil!

    El pequeño finalmente logró zafarse de los brazos de Carter, y en consecuencia, corrió hacia adelante para ver de mejor manera el show. Y, por supuesto, él también quería aportar algo: utilizó uno de los únicos movimientos que conocía, creando frente a él un escudo de un tamaño considerable, ocasionando que el gas venenoso (aunque él no sabía que era venenoso) se desvaneciera al contacto con él. Vandershlits estaba completamente sorprendido, pero sabía que el actuar de su pokémon se debía solo a que pensaba que todo aquello era un juego.

    -Yves –el aludido observó a su mejor amigo-, no muevas un solo dedo y que tampoco lo hagan tus pokémon –ordenó-. Yo me encargaré de esto.
    - ¡Pero ese hijo de puta me las debe pagar! Utilizaré a mi increíble pingüinito –Pierre estaba abrazado a su pierna, dándole amor y cariño; ese adorable pokémon sabía hacer algo más que demostrar su aprecio a su entrenador, pero lo que más le encantaba hacer era repartir afecto.
    -Yves –el tono del mayor rozaba lo intimidante.
    -Está bien –se cruzó de brazos, al final.

    Eolo se encargó de devolver al pequeño tipo fuego, quien ignoró por completo la presencia de extraños a su alrededor y comenzó a bailar divertidamente con los ojos cerrados, a los brazos de su entrenador para que estuviera en un lugar seguro; le regaló otra lamida al bebé, haciéndolo reír. Luego volvió al encuentro contra la extraña papa pedorra y morada, sabía perfectamente que el combate era inevitable y que sería él quien pelearía; atrás, Milo estaba observando detenidamente junto a Selene y Pierre.

    - ¡Koffing, utiliza Gas venenoso! –A la orden de su entrenador, el pokémon abrió su boca y expelió una cantidad impresionante de aire del mismo color que su cuerpo, el cual llegó rápidamente a la nariz de Eolo, quien lo respiró y se quedó como si nada-… Pe-Pero… ¡¿Pero qué?!
    -Eolo posee la habilidad “Inmunidad” –explicó Vandershlits, sonriendo de medio lado-, la cual lo hace, valga la redundancia, inmune a los efectos de envenenamiento; en otras palabras, Gligar no puede ser envenenado.
    -Eso sí que no me lo esperaba –habló Yves, observando el combate.
    -Ahora bien, nos toca a nosotros –Gligar apretó fuertemente sus tenazas-. Agilidad, y después, Ataque rápido.

    El cuerpo de Gligar se vio rodeado pronto por un aura de color rojo, y por la emoción que esto le provocó, saltó con gran rapidez varias veces. Pronto, comenzó a correr hacia su objetivo a una velocidad impresionante viéndose rodeado de una luz de color blanca, golpeándolo al instante con una de sus tenazas; Koffing se elevó más de la cuenta en el aire, pero pudo retomar la postura, aun estando en el cielo, unos pocos segundos después de haber recibido el ataque.

    - ¡Kof!
    - ¡Gli, Gligar! –Contestó, preparándose para ir en contra de su adversario nuevamente.
    - ¡Vamos, Koffing, no podemos dejar que nos ganen! –Apoyó el criminal a su pokémon-. Les enseñaremos a estos chicos entrometidos que no deben meterse donde no los llaman.
    -Eolo, ¿estás preparado? –Gligar asintió-. Terminemos con esto.


    CottonmouthCottonmouth luego pongo más lindo el post, síguele.
     
  6. Soncarmela

    Soncarmela Moderador

    Registrado:
    4 May 2011
    Mensajes:
    7,681
    Temas:
    526
    Calificaciones:
    +2,363
  7. Angelo.

    Angelo. where's the fun in playing fair?

    Registrado:
    12 Sep 2010
    Mensajes:
    1,560
    Temas:
    33
    Calificaciones:
    +429
    El combate se ponía intenso con cada segundo que pasaba. Yves sabía que Carter no iba a dejar que el estafador se saliese con la suya, mucho menos después de atacarlo físicamente y herirlo. Por más leve que haya sido su golpe, el orgullo de Vandershlits estaba herido y la única manera de enmendarlo era consiguiendo justicia por las malas acciones de ese criminal, tanto las que había hecho con Bruce como las que habían afectado al francesito.

    Eolo iba directamente contra el pokémon del malhechor, volando por el aíre a una velocidad considerable. El hombre de negro, ante la inminente ofensiva, se vio en una posición de elegir entre evadir o contraatacar de manera poco ortodoxa.

    - ¡Koffing, usa placaje! - Ordenó sin dudarlo. Su estrategia era simple, si él iba a tomar daños, pues que su contrincante también lo hiciese.
    - ¡Gligar! - Chilló Eolo, buscando el punto correcto para golpear. El animal no pudo prever que su enemigo iba a chocar contra él con mucha fuerza.

    El impacto fue tan inesperado como potente. Ambas criaturas salieron en direcciones contrarias, buscando aliviar el dolor de sus cabezas y recuperar un poco la compostura. ¿Qué clase de entrenador mandaba a su poké a una situación que claramente lo pondría en riesgo? Ese estafador de seguro era uno de esos humanos que sólo veía a los pokémon como herramientas, sin sentimientos y sin ningún tipo de responsabilidad adjunta más allá de tenerlos al alcance de la mano para utilizarlos como más le pareciera.

    - ¡Eo! - Exclamó Titan, claramente preocupado. - ¡Ten cuidado!
    - ¿Seguro que no quieres ayuda? - Preguntó Lhereux, algo impresionado con el comportamiento del enemigo. - No creo que te lo ponga fácil.
    - ¡Quédate ahí, Yves! -
    - Vale, vale... que terco - suspiró para Bruce, quien estaba maravillado con el despliegue de habilidad entre dos entrenadores.
    - ¡Vamos, Carter, tú puedes! - Alentó el estafado, consiguiendo que varias personas en el creciente público se unieran al vitoreo de Eau, quien se mantenía enfocado en la pelea. No podía perder por nada del mundo, su honor y el de sus pokés estaba en la línea.
    - ¡Carter, Carter, Carter! -Varios chicos y chicas disfrazados como Aggrons comenzaron a cantar.
    - ¿Qué hay de Bob? - Preguntó el criminal - ¿Bob, Bob, Bob?
    - ¡Lo que hay para ti es un ataque de arena!

    Eolo no dudó en barrer el suelo con su cola y disparar un pequeño torrente de polvo hacia los ojos de Koffing. La esfera morada comenzó a toser y a agitarse por la súbita obstrucción a sus globos oculares. Lamentablemente, ese no sería el final de todo. La voz del entrenador más alto le indicó al murciélago que se lanzara en una nueva ofensiva, nuevamente potenciada por agilidad. El impacto fue aún más veloz que los primeros dos, por lo que el tipo veneno no tuvo ni chance de intentar esquivar toda la potencia que venía en su camino.

    - ¡Ko! - Gritó adolorido y mientras volaba hacia otro stand de mercancía, uno bien vacío. Estrellarse contra el lugar generó otra explosión de materiales, como camisetas y bandas de colores que todos quería agarrar, aunque nadie lo hizo por miedo a enfrentarse al poké recién noqueado. ¿Y su entrenador? ¿No iba a buscarlo?
    - ¡Bien hecho, Eo...! - Vandershlits iba a congratular a su pequeño compañero, pero las frías manos del hombre de negro se posaron en su cuello, intentando estrangularlo fuertemente ante su obvia derrota. ¡Que giro tan inesperado de evento! Normalmente todos los problemas se solucionaban cuando uno de los combatientes perdía el enfrentamiento.
    - ¡Te voy a matar, niño entrometido! ¡Nadie se mete con los negocios de Bob!
    - ¡Quítate de encima! - Gritó Carter, intentando no tener que recurrir a la violencia.
    - ¡Aghhh! - Fue Yves quien recurrió a ella, junto con un grito de ataque bastante gutural. Sus pequeñas manos se afincaron también en el cuello del timador, quien no paraba de intentar estrangular a Eau, convirtiendo la escena en una bastante cómica. Al asunto se unió Burce, intentando sacar a Lhereux del asunto, luego vino Selene quien golpeaba con sus patas al criminal y finalmente se agregó Milo, con sus garras siempre clavadas en la ropa interior del dueño del Koffing.

    ¿Cuánto duro eso? Como unos cinco minutos. La seguridad del evento no tardó en llegar y separar a todos para que los hechos pudieran ser contados de forma calmada y ordenada. Obviamente, en cuestión de minutos, todos concordaban en que Bob el timador era el único culpable en medio de todo ese desastre. Todo se solucionó de una manera no tan barbárica: la ley se llevó al malhechor esposado justo a tiempo para que los fans de los Wild Aggrons comenzaran a ingresar al auditorio. ¡Misión cumplida!

    - Bueno, al menos recuperamos tu dinero - Yves, lleno de polvo, sonrió mientras veía al aprehendido siendo retirado.
    - Sí, muchas gracias - sonrió Bruce.
    - ¡Que valientes son! - Una voz femenina se hizo oír por detrás. Al voltearse vieron como la única e inigualable Irina Vellamar los saludaba. ¡Buen trabajo!
    - ¡Ahhh! - El francesito y el fan estafado gritaron de emoción.
    - ¿Irina, la cantante? ¿pero qué haces aquí? - Carter, comedido, preguntó. - ¿No deberías estar adentro?
    - ¿Cómo iba a pasar por alto este altercado fuera de mi concierto? Apenas me enteré de la situación vine corriendo para recompensar a los involucrados - la chica sacó tres entradas de su bolsillo, VIP, por supuesto.
    - ¡AHHH! - Nuevamente, el mismo par de antes gritó, pero más duro.
    - No creo que Yves quiera...
    - ¡Cállate la boca, vamos al concierto!

    Y así lo hicieron. Por más que el peliazul quisiese tener un día finamente cronometrado para hacer todas las cosas que le venían a la mente, no era posible para él rechazar una oportunidad tan buena y sorprendente como esa. ¿No se supone que los Wild Aggrons no eran de su gusto? Bueh, nadie sabe realmente que le gusta a ese niño ya que siempre se la pasa quejándose de todo y siendo un muchacho odioso, pero en ese momento, en ese pequeño y simple instante, se pudo apreciar que estaba realmente disfrutando de la vida sin preocuparse mucho por el futuro.

    Agarrado de la mano de Titan, ambos pasaron el resto de la tarde escuchando música y bailando.

    ¿Y después?

    Ah... no sé

    Shulman.Shulman. fin <3 everydayeveryday fini <3 <3 <3
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  8. Autor
    everyday

    everyday Moderador

    Registrado:
    22 Jul 2012
    Mensajes:
    5,954
    Temas:
    563
    Calificaciones:
    +2,120
    [Desarrollo]
    Primero felicitarlos por ofrecer un trabajo bastante equilibrado y bien elaborado, se nota que lo detallaron juntos con planeación y si no fue el caso, pues lograron una buena sincronización para complementar las ideas del otro y llevar a buen término la trama del trabajo, también me agradó que lo emplearán para una evolución de la relación de sus personajes, se nota que disfrutaron y se divirtieron haciéndolo, que es lo más importante. En el apartado de desarrollo se vio una historia bastante completa, que si bien entraron directo al trabajo desde un inicio, este no se sintió nada forzado, al contrario creo que generó un efecto adecuado para saber que problemas traería o de qué forma iba a frustrar o no a sus personajes el cambio de planes.

    Solo haré una mención aquí y es para Cottonmouth, y es que el final que diste fue muy abrupto y un poco resumido, sin mencionar que te pasaste por alto un punto muy importante: Irina iba a ofrecerles una batalla a sus personajes, no veo mal que sus entrenadores decidieran rechazar la oferta (era una opción si ya no deseaban describir más combate), digo pueden saltárselo sin problema alguno, pero omitiste por completo ese detalle o_O

    [Narrativa]
    Me quito el sombrero ante ustedes, en este aspecto no veo ningún problema, además de que sus estilos narrativos son muy compatibles, los ritmos que ambos manejan son muy similares y por lo tanto no se siente un cambio abrupto cuando se pasa de un post a otro, tampoco es como que por obligación deban forzar sus estilos y adaptarse al de su compañero, esto haría perder la naturaleza del escritor, solo se los menciono como un excelente detalle extra.
    Además me gustaría decirte Cottonmouth que me agradó esa pizca de vida que le das al narrador, como si el mismo también tuviese una personalidad e inclusive fuera un personaje más, solo que sin un cuerpo físico(?).

    [Realismo]
    Aquí nada que remarcarles, todas las acciones que manejaron me parecieron apropiadas, si bien lo único que me pareció un poco acelerado fue el encuentro con el malechor de turno, la forma en cómo lo atrajeron tampoco fue tan mala, solo recomendaría que indaguen un poco más en acciones como esas, pues tienen una reelevancía y peso mayor en la trama (después de todo el objetivo principal de la trama es dar con el estafador).

    [Interpretación]
    Un excelente apartado, creo que el mejor de todos, aunque es difícil pues el de narrativa también es muy bueno(?). Sus personajes se sintieron siempre muy vivos, me gustó demasiado que estuviera presente ese roce generado por la decisión de Carter por ayudar al que lo necesita y la resistencia de Yves con ese aspecto, eso fue dotó de mucha vida a sus entrenadores. Los Pokémon también tuvieron su tiempo protagónico, especialmente Surskit y Croconaw, escenas así son siempre bien recibidas.

    El mejor dialogo(?) xD

    Shulman.Shulman.

    Desarrollo: 25/25
    Narrativa: 25/25
    Interpretación: 25/25
    Realismo: 25/25
    Total: 100/100
    Paga: 500 Pks
    +Shard Rubí

    Pokémon:
    Cyndaquil: +3 niveles, +51 puntos de stats, +1 PA
    Croconaw: +1 nivel, +23 puntos de stats
    Gligar: +3 niveles, +75 puntos de stats


    CottonmouthCottonmouth
    Desarrollo: 22/25
    Narrativa: 25/25
    Interpretación: 23/25
    Realismo: 25/25
    Total: 96/100
    Paga: 480 pks
    +Shard Rubí

    Pokémon:
    Piplup: +1 nivel, +17 puntos de stats (Le hubiera dado más, pero alcanzó el máximo en este rango de trabajos), +1 PA
    Surskit: +2 niveles, +32 puntos de stats

    Pueden repartir aquí sus puntos ganados /o-o/
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  9. Angelo.

    Angelo. where's the fun in playing fair?

    Registrado:
    12 Sep 2010
    Mensajes:
    1,560
    Temas:
    33
    Calificaciones:
    +429
    Piplup lvl. 17 (woohoo)

    PS: 47 + 7 = 54
    Ataque: 37
    Defensa: 47
    At. Especial: 47 + 10 = 57
    Def. Especial: 47
    Velocidad: 47

    Surskit lvl. 11 (oh yeah)

    PS: 24 + 10 = 34
    Ataque: 22
    Defensa: 22 + 2 = 24
    At. Especial: 22 + 10 = 32
    Def. Especial: 22
    Velocidad: 24 + 10 = 34
     
  10. Autumn.

    Autumn. No sé, me sabe a mierda

    Registrado:
    8 Dic 2015
    Mensajes:
    2,523
    Temas:
    159
    Calificaciones:
    +917
    Lamento la tardanza~

    Pokémon: Cyndaquil
    Nivel: 5 + 3 = 8
    Stats: 85 + 51 = 136
    Stats por nivel: 17
    PS: 16 + 16 = 32
    Ataque: 19 + 11 = 30
    Defensa: 10 + 13 = 13
    At. Especial: 12 + 6 = 18
    Def. Especial: 10 + 3 = 13
    Velocidad: 18 + 12 = 30
    Puntos de amistad: 0+1/10 = 1/10

    Cyndaquil aprende Pantalla de humo a nivel 6. Colocárselo así:

    —Pantalla de humo // Smokescreen.

    Con Croconaw por favor quiero que actualicen unos datos:

    Colocar la habilidad así:

    Habilidad: Potencia bruta // Sheer Force.

    Colocar los movimientos así: (Con todo y guión largo, como yo los estoy poniendo)

    —Danza dragón // Dragon Dance. [MH]
    —Arañazo // Scratch.
    —Malicioso // Leer.
    —Pistola de agua // Water Gun.
    —Mordisco // Bite.
    —Cara susto // Scary Face.
    —Colmillo hielo // Ice Fang.

    Dicho esto, procedo a subirle el nivel:

    Pokémon: Croconaw.
    Nivel: 24 + 1 = 25
    Stats: 450 + 23 = 473
    Stats por nviel: 23
    PS: 80 + 8 = 88
    Ataque: 100
    Defensa: 60 + 5 = 65
    At. Especial: 50
    Def. Especial: 60 + 5 = 65
    Velocidad: 100 + 5 = 105
    Puntos de amistad: 4/10

    Y ahora Gligar:

    Pokémon: Gligar
    Nivel: 13 + 3 = 16
    Stats: 325 + 75 = 400
    PS: 70 + 20 = 90
    Ataque: 70 + 15 = 85
    Defensa: 55 + 5 = 60
    At. Especial: 15
    Def. Especial: 45 + 15 = 60
    Velocidad: 70 + 20 = 90

    Glilgar a nivel 15 aprende Corte furia, colocárselo así:

    —Corte furia // Fury Cutter.

    everydayeveryday todo listo, ¡gracias por la evaluación!

    Añadirle 1 contador (o dos, no sé cómo es eso ahora xD) al huevo de Lickitung
     
    Última edición: 14 Ene 2017
  11. Autor
    everyday

    everyday Moderador

    Registrado:
    22 Jul 2012
    Mensajes:
    5,954
    Temas:
    563
    Calificaciones:
    +2,120
    Shulman.Shulman. Monsieur SauronMonsieur Sauron sus fichas y Pokédex fueron actualizados o-o/
    Revisen que todo se encuentre en orden, cualquier cosa no duden en avisarme.

    +250 pks por evaluación asignados.
     
Estado del tema:
Cerrado para nuevas respuestas

Compartir esta página

Cargando...