1. Autor
    Ramc95

    Ramc95 Ale

    Registrado:
    24 May 2017
    Mensajes:
    16
    Temas:
    6
    Calificaciones:
    +6
    Disclaimer: Los personajes de esta historia me pertenecen


    User: Ramc95Ramc95


    Nombre: Engaño


    Pareja: Daisuke/Tsubaki


    Advertencias: Violación, Drama, Lujuria, Pasión, Mpreg?


    Géneros: Drama, Misterio, AU


    Resumen: —yo ...yo no...no soy...lo que creen...no soy una chica— Tembló al decirlo

    Una arruga se formó entre las perfectas cejas de Daisuke ante aquellas torpes palabras, detestaba que no le hablaran claramente, al principio por su cabeza pasó la idea de que Tsubaki solo estaría en sus días rojos o algo así y estaba dispuesto a soltarla y dejarla en paz por ese día, pero el siguiente trastabillar de palabras llamó su atención aunque su esposa había hablado muy bajo y por su mente paso que podría haber escuchado mal.

    —Qué dijiste? —soltó con una voz demandante pues su corta paciencia estaba siendo probada en ese momento

    —mi...mi familia...ellos no querían dejar pasar la oportunidad de formar una alianza con la tuya a través del matrimonio de Yuriko y tu...y...cuando ella huyó con su amante...no podían retractarse ya, tampoco querían hacerlo y que supieran lo que había pasado con mi hermana....y...y me obligaron a casarme contigo, Daisuke...yo...yo soy el hijo menor de la familia—


    Clasificación: Fiction Rated MA (18+)











    CAPÍTULO N° 1 "PERSONAJES"







    Ficha: Daisuke Fuueda

    Edad: 25

    Altura/Peso: 1.75m//73kg

    Personalidad: Es un hombre impaciente y de un carácter explosivo, resncoroso pero fríamente formal de cara a la sociedad, posee una mente hasta cierto punto retorcida pero a su favor es alguien muy leal y entregado a su familia, haría lo que fuera por su abuelo y padre aunque no teme cuestionar ordenes.

    Tiene un lado suave e incluso romantico pero prefiere mantenerlo oculto ya que en ese mundo es indispensable esconder tus debilidades.











    Nombre: Tsubaki Yamada

    Edad: 17 años

    Altura: 1.60 cm

    Peso: 50 kg

    Personalidad: Joven bastante introvertido, tímido, dispuesto a todo para ayudar a quienes son importantes en su vida como lo es su familia.

    Bastante acertivo, siempre tratando de ver el lado bueno de todo y una solución, aunque el saliera perjudicado.

    Cariñoso y atento sólo cuando entra en confianza con alguien. Siempre ha tenido aquella necesidad de tener a alguien que lo cuide y proteja como si fuera lo más valioso, ya que siempre lo hacían solo con su hermana por la vida que sus propios padres le construían
     
  2. Autor
    Ramc95

    Ramc95 Ale

    Registrado:
    24 May 2017
    Mensajes:
    16
    Temas:
    6
    Calificaciones:
    +6
    CAPÍTULO N° 2 "SYNOPSIS"




    Daisuke era el heredero de la Familia Fuueda, hijo del jefe de una organización de Yakuzas bastante grande en aquella ciudad y las aledañas.

    Hace poco el hijo al fin había cumplido los 25 y comenzaba a entrar en la dichosa edad para asistir a Omais, su padre pretendía casarlo con la hija mayor de la familia líder de una organización rival que si bien era pequeña había estado creciendo considerablemente.

    Para su fortuna Yuriko, su prometida era una mujer propia y amable, aunque a Daisuke no le interesaba mucho, el solo estaba ahí con la intención de poder asegurar su lugar como el siguiente en la linea familiar y para eso era necesario casarse y tener descendencia.

    Sin embargo apenas unos pocos días antes de la boda Yuriko desapareció, el rumor que flotaba en el aire acusaban a la mujer de haberse fugado con su amante, pero su familia se negaba a confirmar tal acusación.

    En su desesperación, la familia ofreció a los Fuueda a su "hija menor", pues era más importante formalizar aquella alianza.

    Lo que los Fuueda aun desconocían era que la nueva novia era en realidad el hijo menor de la familia. Pero sabían que el secreto no duraría mucho después de la boda.
     
  3. Autor
    Ramc95

    Ramc95 Ale

    Registrado:
    24 May 2017
    Mensajes:
    16
    Temas:
    6
    Calificaciones:
    +6
    CAPÍTULO N° 3




    Narración



    Las flores de cerezo caían en las afueras de la amplia casa tradicional en la que se encontraban. La boda formal ya se había efectuado, su nueva esposa se hallaba en la habitación siendo ayudada por las sirvientas a deshacer el complejo kimono de bodas.

    Daisuke apenas y la conocía, solo la había visto en la cena urgente con su familia tras el escape de Yuriko, al menos podía decir que era tanto o mas hermosa que su hermana mayor y eso le bastaba a él...aunque su nueva esposa fuera mas joven de lo que esperaba.

    Disfrutaba un cigarro mientras esperaba a su esposa, ya podía saborear la silla del líder de la organización, aunque para eso primero debería tener un hijo, pero eso seria arreglado esa noche...o eso era lo que creía.






    Perspectiva de Tsubaki

    Desde hace tanto que observaba con tristeza aquellas atenciones que tenían con su hermana mayor, Yuriko.

    Por ser la única mujer que tuvieron, debían cuidarla muy bien puesto que serviría para alguna futura alianza con otra familia poderosa....algo que a su corta edad, Tsubaki no comprendía, sólo sentía que era alguien molesto y no deseado.


    Con sus 17 años recién cumplidos, ya tenía conocimiento de tantas cosas, incluso, sobre aquella aventura que Yuriko tenía a espaldas de sus padres y su prometido...realmente no deseaba ayudarla en nada, sólo los metería en problemas y como siempre el era el perjudicado y esta vez, no se había equivocado.



    Por aquella huida de su hermana, lo tomaron a el para poder vestirlo de novia y casarlo con Daisuke Fuueda, el Sr bastante atractivo, cualquiera hubiera deseado estar en su lugar...pero lo sabía...algo saldría mal cuando se enterara que era un chico y no una chica.




    Estaba asustado...durante la ceremonia sólo trataba de pensar en lo que le diría a su nuevo esposo.

    Nervioso, temblando y al borde de comenzar a llorar, suspiro para luego entrar a la habitación con un vestido mucho más cómodo. Ni de broma se vestiria para la noche de bodas que claramente, ninguno de los dos desearía tener es decir, Daisuke no era homosexual

    Fin Perspectiva




    —Da....Daisuke... Susurro con miedo y nerviosismo— La voz de Tsubaki llamó la atención de Daisuke y la desechó sin dejar caer su cigarro afuera de la ventana para su sorpresa y cierta molestia, miró por encima del hombro a su esposa.



    —A caso vas a salir a algún lado o algo?— dijo mirándole de arriba a abajo con cierta molestia aunque sin duda había un toque de lujuria reprimida en sus ojos, el vestido era bonito pero no era para nada lo que el nuevo esposo esperaba ver



    Se levantó y caminó hacia ella para tomarle de la barbilla y obligarle a mirar a sus fríos ojos azules.




    —No...no voy a salir...e....es....sólo que tu...tu y yo no podemos hacerlo...yo no puedo— dijo temblando Tsubaki, esperaba que se lo tomara bien, que considerara al menos que le decía la verdad, la única persona que lo hacia, aunque fuera algo tarde



    —Yo ...yo no...no soy...lo que creen...no soy una chica— Tembló al decirlo



    Una arruga se formó entre las perfectas cejas de Daisuke ante aquellas torpes palabras, detestaba que no le hablaran claramente, al principio por su cabeza pasó la idea de que Tsubaki solo estaría en sus días rojos o algo así y estaba dispuesto a soltarla y dejarla en paz por ese día, pero el siguiente trastabillar de palabras llamó su atención aunque su esposa había hablado muy bajo y por su mente paso que podría haber escuchado mal




    —Qué dijiste?— soltó con una voz demandante pues su corta paciencia estaba siendo probada en ese momento




    —Mi...mi familia...ellos no querían dejar pasar la oportunidad de formar una alianza con la tuya a través del matrimonio de Yuriko y cuando ella huyó con su amante...no podían retractarse ya, tampoco querían hacerlo y que supieran lo que había pasado con mi hermana....y...y me obligaron a casarme contigo, Daisuke...yo...yo soy el hijo menor de la familia— dijo Tsubaki tembloroso, dándole a entender que era un hombre a Daisuke.





    *Todo lo hacia mirando al suelo, algo asustado por la alza de voz del mayor...que le haría ahora?...*



    —La....lamento todo esto, de verdad...por eso digo que no podemos hacer nada— se avergonzaba al tocar el tema de la noche de bodas...lo miraba atentamente, esperando alguna respuesta del mayor al decirle todo aquello



    *Se tardaba en hablar...¿acaso estaba aun digiriendo la idea de estar casado con otro hombre*




    —¿Daisuke?— preguntó acercándose a el con algo de nerviosismo, confusión y terror...





    La expresión de Daisuke cambió lentamente mientras las palabras se deslizaban fuera de su esposa, de su mueca de enojo pasó a la asco, así que realmente Yuriko había huido con su amante, solo faltaba escuchar el rumor confirmado de la boca de un familiar suyo para terminar de sentir desprecio ante aquella tonta mujer, pero mayor fue su indignación al escuchar aquello ultimó. Simplemente no se lo terminaba de creer. —¿Qué Qué carajos dices?— bramó colérico




    Gruñó furico y sin aviso alguno le tomó de la muñeca bruscamente y le acercó de un jalón a Tsubaki casi haciendole tropezar al supuesto chico en el movimiento, le tomó de la orilla de la falda y la subió de un tirón a pesar de los intentos de Tsubaki de bajar la tela, tal vez por pudor pues si ya le había confesado aquello era claro que no temía demostrarle la verdad.



    Justo en medio de esas preciosas piernas estaba un pequeño bulto bastante reconocible, aunque aun envuelto en ropas femeninas lo cual hacia la visión incluso más bizarra.




    —¡¡Tu y tu maldita familia nos engañaron!!— soltó Daisuke en un grito al momento en que soltaba la tela, apretando aun más aquella fina muñeca.



    No era posible casado con un hombre? No era que la idea en particular le asqueara, si no que la mayor preocupación en su mente estaba invadiéndole les habían visto la cara, habían deshonrado la confianza de su familia!. Ellos habían sido tan considerados como para perdonar la imprudencia de Yuriko como para que terminaran haciendo eso.



    Estaba Daisuke tan frustrado e indignado que solo atinó darle una fuerte bofetada al chico.



    —¿Qué pretendían?—le gritó al hermoso chico.



    —Acaso querías hacerte el imbécil hasta que fuera inevitable que me diera cuenta? O es que solo es una estúpida broma de mal gusto?— musitó entre dientes, hasta sentía crujir los tendones de sus dedos ante la fuerza con la que presionaba la muñeca del chico.




    —No puedo divorciarme tras un dia de casado no no, no vas a regresar con tu familia tan fácilmente— Tras decir estas palabras le arrojó hacia el futon que había sido preparado para esa noche y el comenzó a deshacer su yukata, manteniendo un pie apoyado sobre las caderas del chico para que no intentara escapar




    —Si tu familia pretendía humillarme a mi y a mi familia tendré que devolver el favor— Bramó lo último con una mirada que aterraba al mas jóven
     
  4. Autor
    Ramc95

    Ramc95 Ale

    Registrado:
    24 May 2017
    Mensajes:
    16
    Temas:
    6
    Calificaciones:
    +6
    CAPÍTULO N° 4




    Al oír aquello Tsubaki solo comprendió que nada podía salvarlo de ahí... Solo comenzó a llorar mientras era violado por los dedos de "su esposo"

    Quizás si dejaba de oponer resistencia el chico, sería más considerado...tal vez...debería obedecer y quedarse callado.

    —Po....por favor....no me....lastimes....haré lo que me pidas— trataba de controlar su cuerpo el hermoso chico. —Acaba rápido con esto— Cerro los ojos con fuerza

    —Aunque no lo ofrecieras harás lo que yo quiera...eres mi esposa— recalcó Daisuke con un deje de "asco" la ultima palabra y abrió ambos dedos en su interior como si emulara una tijera.

    —Al menos intentaras aceptarlo...sin duda serás una buena esposa— Gruñó aunque le molestaba que el otro simplemente se rindiera, pero por otro lado aquello le hacía todo mucho más fácil.

    Abrió la parte baja de su yukara y se asomó su miembro aun algo flácido pero que poco a poco reaccionaba, después de todo, hombre o mujer Tsubaki tenia un rostro y cuerpo bastante lindos, tener a una hermosura así bajo el le excitaba si o si.

    Tsubaki Prov

    *Sabia....siempre lo había escuchado, solo hace un tiempo que se sentiría bien tener relaciones por primera vez con la persona que quisiera, que su cuerpo reaccionaria tan siquiera a una simple caricia...placer y un sentimiento de ser necesitado y querido por el otro, pero claro...esto ni se le acercaba a lo que supuestamente debía sentir.

    Se sentía...violado. Obviamente, eso le esperaba...pedía inocentemente que solo fuera esta noche, que Daisuke lo dejara en paz...

    Mantenía su rostro hacia un lado, mirando el suelo y la pared...no podía observarlo directamente a su actual dueño, a su agresor.

    Su voz trémula se escucho en medio de la habitación...solo para decir algo que obviamente empeoraría las cosas...pero su mente aún no lo captaba.*

    —¿Puedes...puedes...dejarme...después de esta noche?...si visitas...clubes...no me importará...en lo absoluto— contenía sus quejidos ante el tacto tan poco de su esposo, sus palabras....eran como una daga que lo apuñalaba en lo más profundo...*

    Fin Tsubaki Prov

    —Eres idiota— mascullo Daisuke con cierto desprecio ante las palabras del chico, el realmente pensaba que podría dejarle humillado con una sola vez, pero ahora que ponía la propuesta sobre la mesa, tal vez solo se encargaría de darle una lección permanente y tomarle vez con vez.

    —Si eres mi esposa tendrás que cumplirme como tal, no te escaparas fácilmente de tu pequeña estafa— En ese momento no alojaba en su cuerpo otra emoción hacia Tsubaki más que enojo, mezclada obscenamente con lujuria, pero eso lo atribuía a su celibato previo a la boda.

    Sin avisar más al muchacho sacó sus dedos de su interior y se colocó entre sus piernas para lentamente deslizar su miembro dentro de su "Esposa".

    —Más te vale que yo sea el primero o estarás en más problemas. Soy un hombre conservador— le susurro agitado entre dientes.

    Tsubaki Prov

    *Sus ojos se abrieron completamente al sentir como introducía su miembro en su entrada.

    Reprimió un grito y sus gemidos, mientras jalaba de las sábanas...lo que lo puso aún peor el oír sus palabras...*

    —s...si...tu....ta....mpo...co...lo e...eres, n-no...no puedes....e....xigir...nada— sentía como por sus mejillas completamente rojas caían sus lágrimas por la vergüenza, la humillación y el dolor que sentía en aquella parte sensible de su cuerpo que estaba siendo tomada por Daisuke, aunque ahora lo hiciera lento...su labio inferior lo mordida con fuerza, evitando gemir y morir de la vergüenza.

    Su interior presionaba el miembro del mayor, obviamente era la primera persona que tomaba su cuerpo...*

    —Le....lento...duele...por favor— susurro tratando de hablar sin soltar gemidos.

    Sus manos temblorosas se apoyaron en los hombros del mayor, escondía su rostro en su cuello mientras se aferraba a su fuerte y perfecta anatomía, no sabía si le permitiría hacerlo, pero aun así...con miedo seguía sosteniéndose.
     
  5. Autor
    Ramc95

    Ramc95 Ale

    Registrado:
    24 May 2017
    Mensajes:
    16
    Temas:
    6
    Calificaciones:
    +6
    CAPÍTULO N° 5

    Se dejaba besar, permitiéndole al mayor obtener el dulce sabor de sus labios y el interior de su boca.

    Sus ojos algo irritados e hinchados, miraban atentos al chico, pequeños gemidos y jadeos se escapaban de sus labios...pero no de placer ya que esa sensación solo era mínima.

    Comenzaba a tener ligeros espasmos...y su cuerpo temblaba, tenía calor...demasiado calor. Su voz subía de volumen, se removíasolo por el reflejo ya que estaba por correrse....en la habitación podían oírse las respiraciones agitadas, la voz autoritaria de Daisuke y aquel húmedo sonido que provocaba las embestidas...

    Tsubaki abría un poco más sus piernas, internado calmarse...que no doliera tanto...solo provocó que fuera un poco más al fondo, causando que el menor acabara por correrse, soltando un gemido algo agudo.

    Daisuke solo pudo sentir el cálido y espeso orgasmo de Tsubaki, soltó un gruñido mordió su labio excitado pero no dejo de moverse a pesar de eso, la verdad es que no le importaba en ese momento el placer o el dolor del muchacho rubio, aun así alargó una sonrisa divertida, casi sádica y tomó el miembro flácido del menor y lo apretó, frotándolo.

    —vaya, lloras al ser violado por tu esposo y aun así te viniste— suelta una risa y relame sus labios divertido ante la visión.

    —Eres una esposa sucia...pervertido— A pesar de que el menor acabara de llegar al orgasmo siguió masturbándole, sabiendo que estaba sensible, quería "torturar" un poco a su precioso esposo sintiéndose el mismo cerca del orgasmo.

    —ba....basta...no...y....ya...me vi...vine— ya le dolían sus ojos, solo quería cerrarlos y descansar pero al tener su cuerpo tan...aprisionado y siendo forzado más de lo que podía aguantar...siendo una prueba de ello el que se hubiera corrido.

    Ni escuchó ni le importó el ruego del rubio, estaba perdido en su propio placer, en el deleite de ver a un chico tan hermoso sometido e indefenso bajo él y aunque no se consideraba homosexual el ver a otro hombre así aumentaba su propio ego masculino, aunque ese hombre tuviera una apariencia tan hermosa...

    No tardó mucho y con un salvaje y brusco movimiento se corrió dentro del delicado cuerpo de su "esposa", sintiendo como las olas del orgasmo le recorrían siguió moviendose lentamente con cada fuerte espasmo de placer, sabía y le frustraba, que no podía preñar a su esposa...ni para eso le servia!

    Lentamente salió de Tsubaki y se levantó como si nada del Futon, arreglándose la yukata

    —Voy a darme una ducha, puedes limpiar este desastre tu mismo o salir al salón principal en ese estado para que las sirvientas vengan a limpiar— dijo alargando esa sonrisa torcida antes de dirigirse al baño con total casualidad.

    Tsubakise sentó con algo de dificultad, comenzó a llorar otra vez, no comprendía como podía haber tanto odio hacia el, estaba bien que odiara a su familia pero desquitarse con el, que solo había sido usado también, fue cruel de su parte, pero era obvio que Daisuke no se retractaría y menos ahora.

    Se levantó, sus muslos dolían y su entrada también, al menos su vestido era largo. Acomodó su largo cabello a un lado al menos no estaba obligado a usar peluca, eso sería aún más problemático.

    Miró al piso mientras caminaba fuera de la habitación...

    Su corazón se detuvo al caminar por el pasillo y ver a un chico...se parecía un poco a Daisuke, por lo que solo bajo su mirada y se hizo a un lado (se veía bastante débil e indefenso)

    Luego de pedirles a unas chicas que fueran a limpiar, una de ellas lo llevó a otra habitación para que pudiera tomar un baño, cambiarse y dormir, la chica intuía lo que había sucedido ahí dentro.

    (…)

    El baño a solas le había calmado bastante, se sentía liberado, satisfecho, no sentía ningún remordimiento por lo que había hecho, al contrario...lo había disfrutado mucho más de lo que pensó; él no era agresivo en el sexo al menos no con sus parejas anteriores, todas chicas por cierto, al parecer Tsubaki había abierto una puerta escondida dentro de él la cual obviamente exploraría.

    Una vez limpio y relajado volvió nuevamente a la habitación, estaba limpia.

    El futon nuevo había sido colocado, supuso que como era la tradición el anterior fue retirado para revisar las manchas de sangre que probaban la virginidad de la novia, era una prueba obtusa y en cualquier otra situación el se habría negado a que se la llevaran, pero en su mente la idea de mostrarles el futon a los padres de Tsubaki le provocaba una alegría retorcida.

    Y por su puesto esperaría que su esposa volviera a la habitación, no le dejaría ir a esconderse a otro lado de él, aunque la verdad es que el ya estuviera muerto de sueño, pero su orgullo y ganas de imponer su autoridad mantenía sus ojos abiertos.

    (…)

    Tsubakitemblaba ligeramente frente al espejo mientras que la mujer del servicio secaba su cabello para luego comenzar a cepillarlo con cuidado.

    Tsubakimantenía la mirada baja, tenia miedo, no podía creer que alguien pudiera aparentar algo tan diferente a lo que realmente era.

    Unos insultos y un par de golpes los abría podido sobrellevar ¿pero esto? Era demasiado. En silencio deseaba tanto poder retroceder el tiempo y retractarse o incluso haberse ido también luego de Yuriko.

    Alzó su mirada para verse en el reflejo del espejo...sus ojos estaban ligeramente rojos por haber llorado, su cabello castaño hacia un lado se veía tan suave al menos había sido considerado y no golpeó su rostro.

    La mujer le puso un kimono de tela bastante fina y cara...tomo su mano con cuidado para salir de allí y volver a la habitación con su esposo

    Eso era lo mejor...aunquecomenzó a temblar de miedo nuevamente...al estar allí tan solo entró...la mujer cerró la puerta detrás del menor. El solo mantenía su mirada en el suelo.

    (…)

    Cuando al fin escuchó los delicados pasos de Tsubaki y la puerta cerrándose se giró nuevamente a este, le parecía divertido, hermoso y repugnante a partes iguales él como esas ropas femeninas le quedaban tan bien al muchacho.

    Apagó su cigarro tirándolo por la ventana y se giró hacia el muchacho alzándole de la barbilla para que le mirara a los ojos

    —Mucho mejor— dijo viendo sus ojos aun llorosos a pesar de que el chico ya estuviera nuevamente limpio y con la cara compuesta por la calma.

    —Como una esposa tendrás que dormir conmigo todas las noches, tienes suerte de ser la "mujer" de un heredero de primera linea, mientras no este te tendrán bien consentido. Aunque recuerda esto, mañana en la tarde tendremos una reunión con mi padre y los tuyos...si "cariño"?— lo ultimo lo dijo casi como una burla
     
  6. Autor
    Ramc95

    Ramc95 Ale

    Registrado:
    24 May 2017
    Mensajes:
    16
    Temas:
    6
    Calificaciones:
    +6
    Capítulo #6


    Oía esas palabras, que obviamente no iban con cariño hacia el...más bien...con asco y burla...odio...bueno, asi lo percibía Tsubaki, y bueno...quien no se sentiria así con un chico que se trasviste aparentando ser una mujer y que su familia utilizó sólo por ambición.

    Asintió levemente, no tenía ganas de hablar...además, si lo hacia, posiblemente se largaria a llorar.

    Debía mantener la compostura, al menos hasta mañana...¿Sus padres lo ayudarían si supieran de esto? Posiblemente...sólo su madre.*

    —lamento que debas estar con alguien como yo...debe sentirse repugnante violar a un hombre...te golpearon justo donde te duele...en el orgullo, verdad? Siento no poder vestirme como hombre y darte asco con esta imagen, pero tengo que aparentar con los demas...aun así, sigo con mi pensamiento anterior, si necesitas mujeres para recomponerte, puedes acostarte con quien desees, eso no me interesa— sólo quería acostarse y dormir...estaba cansado y adolorido.


    —Lo que haga o no haga no te deberia importar de igual manera, eres una esposa por compromiso...incluso si fueras mujer no tendrías derecho a importarte lo que haga fuera de esta casa— dice con desinterés soltando su barbilla bruscamente y dando un paso hacia atras.


    —no me desagrada que seas un hombre... me desagrada que tu y tu familia se hayan burlado de la mia y con algo tan descarado y sucio— chasquea la lengua y le da la espalda para acomodarse en el futon dispuesto a dormir.

    No tenia la intenciones de seguir discutiendo, tenia mejores cosas que hacer para el dia siguiente día y no queria desvelarse aun más
     
  7. Autor
    Ramc95

    Ramc95 Ale

    Registrado:
    24 May 2017
    Mensajes:
    16
    Temas:
    6
    Calificaciones:
    +6
    CAPÍTULO N° 7



    *solo suspiró, para luego seguirlo y acostarse en el futon, cubriendose. Dando la espalda a su esposo, en la orilla cerró sus ojos para poder dormir...realmente estaba agotado...uno de los peores días de su vida.


    Por la mañana, fue el primero en despertar...enseguida salió de allí, sabía que con el debía mantener cierta distancia.

    Daisuke había hecho evidente su desprecio contra Tsubaki, no había nada que hacer con respecto a eso.

    Estaba ligeramente adolorido pero nada que no se pasara en un rato...salió de allí a la misma habitación de la noche anterior.

    Debía tomar un baño y arreglarse...al parecer recibirían visitas, miembros de la organización, algunos familiares...aun así debía mantenerse "perfecta", era el trofeo de Daisuke...claro, aunque lo odiara.

    Había sido vestido con un largo Kimono color rojo, con una abertura desde un par de centímetros arriba de la rodilla hacia abajo en ambos costados dejando ver aquella clara y tersa piel.

    Tacones un tanto altos, su cabello suelto, aunque con un sujetador a un costado, además de las joyas...la chica del servicio lo había maquillado un poco...pasaba como una mujer definitivamente.

    Al salir de la habitación se dirigió al jardín...era muy hermoso...al menos tenía una distracción. Sin duda alguna esto era como una tortura...*
    —que fue lo que hice para acabar aquí— susurró


    (…)



    Por su parte, el día había empezado en otro lado completamente diferente al de Tsubaki, el tardó mucho menos en arreglarse pero así debía ser, sinceramente no tenía intenciones de ver al muchacho temprano por la mañana y tampoco es como si este tuviese que estar a su lado mientras atendía sus labores de la organización.



    Se había reunido en la casa para acordar unos asuntos con una subdivisión de la familia pues la cabeza de esta había fallecido y era momento de hacer los ajustes necesarios con el nuevo a cargo de esa rama.

    Habían tenido un desayuno bastante agradable. Justo cuando salían del lugar pasaron junto al jardín.

    Los ojos de Kumotaro, el nuevo lider de la rama se posaron en la preciosa "chica".


    Este se detuvo a hablar unos segundos con Daisuke, insistiendo que quería conocer a la joven "onee-san" así que resignado a comportarse amable con su subordinado llamó a Tsubaki con un movimiento de mano, casi gentil, aunque sus ojos gritaban una orden incuestionable.



    (…)



    Sentía las miradas sobre el...Tsubaki comenzaba a ponerse un tanto nervioso, provocando un ligero sonrojo...*

    —buenos días...con quien tengo el placer de hablar?— sonríe permaneciendo al lado de su marido, mirando al chico de frente.


    De manera brusca pero discreta posó su mano en el hombro del rubio, rodeandole con su brazo de manera posesiva.

    —ella es mi esposa Tsubaki, Kumotaro-san—

    —Recién nos casamos ayer, no es una preciosura?— Daisuke presumía encantado a su mujer con una sonrisa relajada, pero a pesar de hablar maravillosamente del su "mujer" era más como si presentará una mascota que una pareja...y era a propósito.


    El otro hombre de ya avanzada edad daba la razón a Daisuke sobre la belleza de Tsubaki y le lanzaba una constante mirada lujuriosa.




    (…)



    Se sentía como...en una exhibición canina...y estos tipos eran los jueces. Esas miradas como si estuvieran evaluando la calidad de un producto recién adquirido...que bueno, era cierto en un alto porcentaje. Aunque sin embargo, la mirada de ese hombre en particular ponía a Tsubaki más que nervioso e incómodo.


    —Daisuke...me duele un poco la cabeza, iré a beber un poco de agua...si?—dijo dándole un suave beso a su marido antes de retirarse...quizás lo mataria por haberlo hecho en publico pero ahora no tenia cabeza para nada mas.

    Llegando al interior de la casa directamente fue hacia una de las chicas del servicio para pedirles un vaso de agua y una pastilla para ese malestar.


    —Dios...porque me pasa esto—



    De la nada un hombre se acercó al precioso y aturdido muchacho, era joven probablemente de la edad de Daisuke.

    Cabello negro y levemente ondulado peinado de manera formal pero caso sacada de una revista de modas.


    —Las novias no deberían estar tan desanimadas al día siguiente de su boda— exclamó de forma gentil el hombre pero con un acento que gritaba "extranjero" a pesar de la fluidez de sus palabras.




    (…)



    En cualquier caso se habría puesto nervioso, pero ahora estaba un poco asustado...aunque no creía que Daisuke fuera celoso...menos con el.


    — lamento...no me siento muy bien...eh...no nos presentaron, podría conocer su nombre señor?— preguntó amablemente, en un tono de voz tranquilo...no tenía porque tener miedo, de todos modos Daisuke lo odiaba así que no debería reaccionar mal


    —Cómo? No me recuerdas?— el hombre soltó una simpática risa antes de tomar la mano de Tsubaki y darle un breve beso sobre el dorso. Clavando por unos segundos su intensa mirada azul en el otro.


    — Soy Tiziano, el medio hermano mayor de Daisuke, nos vimos en la boda— explicó con un tono jovial y amable, casi ni parecía familia de Daisuke.


    —Sí no te sientes bien dejame guiarte al salón, apuesto a que ni te han presentado la casa aún—
     
  8. Autor
    Ramc95

    Ramc95 Ale

    Registrado:
    24 May 2017
    Mensajes:
    16
    Temas:
    6
    Calificaciones:
    +6
    Capítulo N° 8


    —lo lamento...se parecen algo en lo físico pero su asento es diferente...— permanecía sonrojado al notar lo amable que era este chico...no era familia de Daisuke, no podía serlo! Alguno de los dos debía ser adoptado...estaba seguro.



    —n...no...no me han...presentado la casa...Daisuke...ha estado ocupado hoy y sinceramente no se con quien más hablar...se lo agradezco— le dedicó una pequeña sonrisa el extraño mientras caminaba a su lado oyendo atentamente lo que decía...realmente era agradable pero...quizá si se enteraba que era un chico también lo odiaria y lo trataría mal.



    -Oh si, si... es que yo no me críe aquí en japón si no en italia.- Dice con una sonrisa orgullosa y apenas escuchó que la joven esposa no había sido presentada con la casa le ofreció cual caballero su brazo para que lo tomara.



    -En ese caso te guiaré onee-san.- se refirió a Tsubaki como se supone debería hacerlo al ser ella la esposa de un "jefe", no es que estuviera coqueteando realmente con ella, pero le era imposible no ser amable y un poco seductor con las damas, esta en su parte italiana en su sangre.- Y no te preocupes por mi hermano, el siempre esta ocupado.-



    Poco a poco le fue guiando por el intrincad laberinto de pasillos y habitaciones que era esa casa, habia un baño al estilo japones hermoso, un par de cocinas, salas y habitaciones para invitados e incluso un pequeño dojo.- Y espero no les moleste en su vida marital, ya que de momento vivo aquí también.



    —vi....vivirás...aquí?— Aquellas palabras le habían sorprendido...y aliviado de gran manera.




    Si ese chico vivía allí...bueno, no importaba si este no se llevara bien con el, el simple hecho de pensar que Daisuke no le haría nada...indebido ni doloroso estando este hombre cerca, provoco que por primera vez su sonrisa fuera sincera, de completa felicidad y algo de tranquilidad.



    -_por supuesto que no...seguramente el estará ocupado como siempre y aún más ahora...además de que noté que...somos...algo incompatibles...por eso, tener a alguien más aquí será muy grato, al menos para mi.



    —Muchas gracias, me acabas de alegrar mi estadía— dejo de mirarlo para tratar de no parecer tan sospechosa su actitud.



    No podía llegar y decir —lo lamento pero soy un chico que lo obligaron a casarse con tu hermano, el que me odia a muerte y me violó en la noche de bodas— Eso no sería grato de oír...
     
  9. Tomie

    Tomie

    Registrado:
    16 Ago 2014
    Mensajes:
    883
    Temas:
    10
    Calificaciones:
    +471
    Hola, que interesante historia me gusto mucho como se va desarrollando todo esto. Me recordó en algo a un Yaoi llamado Love Stage, solo unas cosas claro esta que su historia es más rosa jaja.
    Me pareció muy triste la vida de Tsubaki :c, pero espero que este nuevo personaje haga un cambio en la trama, creo que algo florecera por ahi~

    Estaré atent# si decides actualizar:51:
    Gran trabajo, un saludo. :100:
     
  10. Laughing_Crepyanime

    Laughing_Crepyanime

    Registrado:
    10 Jun 2018
    Mensajes:
    1
    Temas:
    0
    Calificaciones:
    +0
    Esto me recordó un manga q leí (bueno 2 :v) donde la hermana mayor de un Príncipe (en el otro caso una chica pobre) huye con su amante y le deja toda la responsabilidad al Príncipe (en el otro caso la chica) y este se termina casando con un Príncipe extranjero muy temido(en el otro caso la chica va a un Omiai donde conoce al hijo de un empresario con mal caracte :v)
     

Compartir esta página

Cargando...