El peor anime que hayan visto

Tema en 'Anime en general' iniciado por LoriAtom, 30 Jun 2016.

  1. Autor
    LoriAtom

    LoriAtom

    Registrado:
    10 May 2016
    Mensajes:
    326
    Temas:
    66
    Calificaciones:
    +80
    Aquí digan cual o cuales han sido el peor anime que han visto que no le tomaron cariño ni nada que desde que lo vieron simplemente se preguntaron ¿Por qué diablos estoy viendo esto?

    hay varios sin duda pero pongo al infame anime de Sakura Mail si ese primero porque fui casi obligada a verlo gracias a una prima que le gustaba cuando iba a su casa lo ponía y tenia que verlo lo peor es que mi primita querida me contaba todo el anime me lo explicaba ¡cuando yo no se lo pedía!

    la protagonista que ni me acuerdo ni como se llama me cayo mal como la mayoría de los personajes femeninos del anime pero esta se pasaba era simplemente una zorra cabeza hueca

    simplemente este anime solo disfrutaron las dramáticas y los calentones
     
  2. Giulietta Capuleti

    Giulietta Capuleti Una piccola superstite

    Registrado:
    2 Oct 2011
    Mensajes:
    1,022
    Temas:
    45
    Calificaciones:
    +255
    Highschool of the dead, Me dijeron que era bueno y muy parecido a un survival horror o una buena novela de terror, lo primero que pensé fue que sería una historia que daría algo de miedo, personajes bien hechos psicológicamente, llena de suspenso y que además tendría cosas clásicas de un survival horror o película de terror como me lo describieron. Pero no, solo es una porqueria llena de nalgas mal dibujadas, fanservice del malo, una historia tonta llena de personajes planos sin carisma y nada de terror(ni siquiera screamers XD). Además de que los zombies no parecen muertos, solo son cabrones de color gris.
     
    • Me gusta Me gusta x 2
  3. Saliva

    Saliva Satoru Iwata hizo las mecánicas de Sonic

    Registrado:
    15 Feb 2015
    Mensajes:
    202
    Temas:
    3
    Calificaciones:
    +57
    -Mars of Destruction: una OVA de sci-fi hecha con dos pesos y una pelusa. Los diseños eran ultra trillados, las dos peleas que hay no tienen coherencia y la escena en donde una nave explota es HILARANTE de lo pedorra que fué.
    -Disgaea: Lo peor que ha hecho el estudio OLM, ni siquiera el opening tiene animacion decente. Mejor vayan a jugar al juego.
    -My Life As: el peor hentai que vi en mi vida, no solo estaba mal animado sino que el color era desagradable y los cuerpos apenas tenian detalles.
    -Pupa: puro morbo asqueroso para impactar al espectador, ni hablar de que los fondos estaban literalmente incompletos y que en un formato de 5 minutos por ep no se entendía una mierda.
    -Super Kid: un anime de corea (creo que era de ahí) que plagea varias cosas de Dragon Ball, ni eso hizo bien.
    -Kanon: Lo mas bajo que ha caído toei, si ya las obras de key tenian problemas en cuanto narrativa y personajes sumale a la QUALITY marca toei.
     
  4. big boss

    big boss

    Registrado:
    14 Ene 2016
    Mensajes:
    618
    Temas:
    11
    Calificaciones:
    +176
    cualquier adaptacion de novela ligera
     
    • Me gusta Me gusta x 2
  5. Molko

    Molko

    Registrado:
    2 Oct 2011
    Mensajes:
    4,575
    Temas:
    63
    Calificaciones:
    +1,466
    esa porqueria,tenia su propio tema aqui hace tiempo,seme quedo grabado por el nombre de "el anime mas malo de todos",o alguna vaina por el estilo,puedes pasarte a tirarle mierda si quieres y dejar fluir el odio

    Hametsu no Mars (aka el peor anime de la historia) - Anime en general | Foros Dz

    a mi sinceramente me dan ganas de verla por el simple morbo,muy parecido a cuando me dispongo a ver peliculas que son catalogadas como terribles ,por el simple morbo de verlas.

    en fin,siempre e sido de la idea que ver animes malos,es parte de los gajes del oficio de esta aficion para mi,es inevitable no toparse con alguno tarde o temprano y muchas veces es abrirte camino por el pantano,para encontrar series buenas,muy buenas o brillantes,en fin

    algunos de los animes mas malos,que e visto,son cualquier bazofia de series,que solo son una excusa descarada para promocionar sus jugetitos,videojuegos y demas productos,ejemplos como K-on o Love Live,para mi son series de mierda,que no aportan absolutamente nada,mas que dinero al bolsillo de su compañia,pero bueno que de esos hay por montones,ya que es proporcional a la industria del anime.
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  6. Mikō

    Mikō L o v e -ILU-

    Registrado:
    10 May 2013
    Mensajes:
    110
    Temas:
    7
    Calificaciones:
    +151
    Todos los ecchis y esas típicas historias de colegio sin contenido.
     
    • Me gusta Me gusta x 2
  7. Autor
    LoriAtom

    LoriAtom

    Registrado:
    10 May 2016
    Mensajes:
    326
    Temas:
    66
    Calificaciones:
    +80
    Otro anime que me pareció malo muy malo fue uno que vi en ¿ANIMAX? mm me parece que si no recuerdo bien el titulo del anime pero si mas o menos de que se trataba de unos niños que se van de viaje y llegan a otro planeta y se encuentran con un marcianito solo recuerdo que era muy ñoña la historia

    otro las Tokyo Mew Mew no inventen osea no cursi , ñoño infatiloide mm no .no puedo simplemente no me gusto ese anime no se cual me cayo mal si la gata , la pajara , la perra , ¿que eran las otras?

    Las chicas superpoderosas Z ¿Porque? :36: no como pudieron hacerles eso :39:
     
  8. Hayate Yorozuya

    Hayate Yorozuya

    Registrado:
    1 May 2015
    Mensajes:
    1,700
    Temas:
    3
    Calificaciones:
    +487
    estoy entre saikano o pupa. La primera los protagonistas me daban ganas de entrar a la pantalla y de las unos madrazos y la segunda morbo asqueroso
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  9. kofmaster

    kofmaster

    Registrado:
    15 Abr 2014
    Mensajes:
    3,086
    Temas:
    6
    Calificaciones:
    +1,568
    La idea es nombrar, no generalizar ya que se supone que viste esa serie que consideras la peor que hayas visto.

    Un amigo me la calificó así: "Hay que ser muy malo haciendo anime para fallar poniendo the ride of the valkyries"

    Siempre putean el anime ¿Tan malo fue? xD. Mas que animación vi quejas de que no es tan gracioso como el juego.

    Esto lo vi en una video reseña, fue epic lulz de lo mala que fue xD.

    Tratando de hacer memoria, a la mayoría le di drop:


    Traumas de Locomotion:
    Papa to Odorou (Let's Dance with Papa) - MyAnimeList.net
    Que puedo decir de esta... era esa epoca donde uno veia lo que pasaban aunque sea shit.

    Traumas de Magic Kids:
    Gakkyuu Ou Yamazaki (King of Classroom, Yamazaki) - MyAnimeList.net
    Idem con el anterior pero este al menos podía evitarlo... pero el aburrimiento de no tener nada que ver era superior a mi xD.

    Traumas de traumas...:
    Utsu Musume Sayuri (Striking Daughter) - MyAnimeList.net
    Literalmente: Khé?

    Himegoto - MyAnimeList.net
    NOPENOPENOPENOPENOPENOPENOPE, ninguna apuesta lo vale.

    Tales of Eternia The Animation (Tales of Eternia) - MyAnimeList.net
    Me encanta Tales of Eternia, cuando vi que tenia anime lo bajé, tremenda descepción, una side story mediocre que no tiene nada que ver con el juego.

    Yu☆Gi☆Oh! Zexal (Yu-Gi-Oh! Zexal) - MyAnimeList.net
    IKR?
     
  10. Saliva

    Saliva Satoru Iwata hizo las mecánicas de Sonic

    Registrado:
    15 Feb 2015
    Mensajes:
    202
    Temas:
    3
    Calificaciones:
    +57
    Aparte de la animación y de que los chistes y gags no hacen una gracia, flanderizaron demasiado a los personajes y eso fue lo que mas me jodió porque los charas de Disgaea no solo eran comedia boba. Puede que lo único rescatable sea su final, no es el mismo que el del juego pero fue el único que me hizo reir.


    Strike to me, koffy
     
  11. kofmaster

    kofmaster

    Registrado:
    15 Abr 2014
    Mensajes:
    3,086
    Temas:
    6
    Calificaciones:
    +1,568
    Flanderizar personajes de Disgaea... ok, eso si es una idea horrible xD, suerte que no vi la serie.
     
  12. Autor
    LoriAtom

    LoriAtom

    Registrado:
    10 May 2016
    Mensajes:
    326
    Temas:
    66
    Calificaciones:
    +80
    Otro que no me gusto fue Mirai Nikki si el anime de la yandere esa y del perdedor aquel se creyeron que Yuno Gasai ¿asi se llamaba? era la primera yandere solo a esa la tomaban antes de claro ese famoso videojuego de internet cuando antes de ella ya existan Yanderes y pues no me gusto y el protagonista ¡el protagonista!

    que malo era
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  13. TiaHarribel3Sword

    TiaHarribel3Sword RoseWick

    Registrado:
    23 Nov 2010
    Mensajes:
    4,129
    Temas:
    307
    Calificaciones:
    +876
    He visto algunos que no me gusto como se desarrollaron o mantuvieron o que quizás deteste un/unos personajes o acontecimientos, pero, malo, malo...

    Tantei Opera Milky Holmes

    Vamos por partes:
    -Acción/Superpoderes: Desde el principio nos muestran que las protas perdieron los suyos, así que no vemos casi nada de ellos. O sea: seria como un cómic de Xmen donde no apareciera ni uno solo y el prota y extras fueran humanos comunes.
    -Misterio: Las protas son unas idiotas y de todos modos a lo largo de la serie no ocurre ni un misterio. Incluso el grupo de Caballeros Ladrones aparece poco, pero ya desde el vamos los únicos que me parecieron pertenecer a un grupo de ladrones fueron Arsene y Rat, los otros dos son un samurai genérico que nunca entendí que pintaba por ahí y un tipo que andaba todo el tiempo babeando por si mismo y restregándose contra las niñas.
    -School/Slice of Life: Contaminado por el humor (¿?).
    -Humor: A ver, me gustaron Gintama y Konichan, pero esto?, es insulso, vacio. No se. Sentí que trataban de hacer un chiste o parodia "clásico" pero sin gracia ni habilidad.

    A ver, era obvio que no por tener nombres y estereotipos de misterio iba a ser Detective Conan, pero no podrían por lo menos haber hecho un school life de humor decente?
     
  14. big boss

    big boss

    Registrado:
    14 Ene 2016
    Mensajes:
    618
    Temas:
    11
    Calificaciones:
    +176
    el nuevo anime de berserk , y bueno cualquier serie en cgi nivel juego de ps1
     
  15. Soichiro

    Soichiro Yukino's boyfriend

    Registrado:
    11 Dic 2005
    Mensajes:
    5,669
    Temas:
    1,234
    Calificaciones:
    +493
    DR. ZEN

    Creado por Kazuhiko Okabe -quien tiene en su haber el clásico "Hakuja den" (Kazuhiko Okabe/Taiji Yabushita, 1958)-, "Dr. Zen" es uno de los títulos menos conocidos de los primeros días de la animación televisiva japonesa, y uno de los que peor han resistido el paso del tiempo.

    En un momento en que el anime aún no había encontrado su estilo propio y se inspiraba en la manera de hacer de los dibujos animados estadounidenses, ya fuera en diseños de personajes, tipos de gags, tanto verbales como visuales, o en cuestión de trazar tramas y personajes, la presente queda muy por debajo de sus modelos, por lo que, si muchos de aquellos han quedado como clásicos intemporales, lo que tenemos aquí ha quedado desfasado irremediablemente. No negaremos que tiene sus momentos graciosos, a lo que contribuye cierto carisma en los personajes, pero eso no sostiene unas historias de intriga, acción y fondo cómico tan esquemáticas y lineales, carentes de ideas atrayentes y bañadas por una atmósfera delirante y surreal mal entendida que no hace otra cosa que empeorarlas, y rematadas por un agotador ritmo lento y una animación escasamente fluida. La verdad, ni vista con un benévolo distanciamiento temporal logra poseer algún encanto.

    Para la historia, la producción con la que se estrenó la mítica TV Doga, y uno de los primerísimos animes emitidos en Occidente.


    CAPITÁN FUTURO

    Basada en una serie de relatos de Edmond Hamilton, una de las óperas espaciales animadas japonesas de los años setenta que peor han llevado el paso del tiempo, tanto a escala artística como técnica, frente a clásicos intemporales como "El capitán Harlock" ("Uchu kaizoku captain Harlock", 1978) o "Galaxy Express 999" ("Ginga Tetsudo 1999", 1978) -las dos son de Leiji Matsumoto, mira por donde-.

    Y es que el tema disco setentero ya lo dice todo. "Capitán Futuro" es una prueba irrefutable de que a veces hay animes que pertenecen a una época y ahí deben quedarse. La presente carece del encanto de sus coetáneas antes mencionadas. y, la verdad, es difícil de reconocer algo que la diferencie de la manera de hacer de los dibujos animados estadounidenses de la época. Y mientras "El capitán Harlock" y "Galaxy Express 999" se han ganado el respeto a lo largo de los años, "Capitán Futuro" se ha convertido en algo más que arcaico, casi hilarantemente anticuado en apariencia, calidad e incluso música.

    Sin una trama ni unos personajes que sobresalgan y la rediman de sus peores cualidades, esta imitación -una de tantas del momento- del entonces exitoso filme "La guerra de las galaxias" ("Star wars", George Lucas, 1977) es un viaje a la nostalgia del que podemos prescindir. Si acaso, esta serie solo es buena para mostrar lo mucho que ha mejorado la animación japonesa desde los últimos setenta. Después de todo, es por esa época cuando empezó a cambiar el modo de ver el anime como medio.

    Y a todo esto, "Capitán Futuro" es un título de culto para mucha gente... Mejor lo dejamos aquí.


    EL ESCUADRÓN DE LAS DONCELLAS

    Uno de los peores animes de los años noventa sobre grupos de chicas al rescate de la humanidad, tan ridículo, tan sexista y tan fuera de tono que sólo invita a tomársela con sentido del humor, más que nada para evitar que uno acabe cayendo en el tedio.

    Atractivamente situada veinte años después de la guerra ruso-japonesa de principios del siglo XX -no se puede decir que haya muchas historias que nos hablen de dicho momento histórico-, se juega con la temática "pasado alternativo" -no en vano, el autor es Ohji Hiroi, el mismo de la franquicia "Sakura wars" - para decirnos que Japón no ganó la guerra por sus tácticas superiores ni por sus modernos barcos de guerra, sino a causa de la "energía virginal" -sí, estamos hablando de esa clase de virginidad, la que se posee antes de tener relaciones sexuales por primera vez-. Nos centraremos en una academia llena de, pues eso, chicas vírgenes que tratan de dominar este misterioso poder, empezarán de nuevo las tensiones entre rusos y japoneses debido a que los espías de los primeros tratarán de descubrir los secretos que hay detrás de la energía virginal... Todo tratado de forma anodina y lamentable, y de lo más soporífera, cargado del sempiterno humor pueril y erotismo fácil, hasta que finalmente llegamos al inevitable y previsible desenlace. Por su parte, los personajes no son mucho mejores que la historia. Ninguno de ellos está tratado en profundidad, aunque los principales son razonablemente agradables -mencionemos al prometido de la protagonista, quien verá que su plan de consumar su relación con ella se esfuma como el humo, pues resulta que la chica tiene la más poderosa energía virginal vista desde la guerra y que se tomará muy en serio eso de que Japón necesita su virginidad-. Sin embargo, el resto del reparto, desde los estereotipados villanos a las compañeras de la protagonista, es aburrido y sin vida.

    Ni siquiera los diseños de personajes y de máquinas, ni la música, despiertan algún interés. Una producción que es una auténtica pérdida de tiempo, sin que haya nada que la salve de la quema.


    POWER DOLLS

    Horrible anime de ciencia-ficción, lleno de escenas de acción con su punto emocionante, pero que es lo único que ofrece, con unos personajes muy mal descritos, una trama lineal, quedándose en el aire y sin desarrollar todo lo expuesto, y cargante y repetitiva a más no poder. Basada en una serie de videojuegos, "Power Dolls" puede parecer interesante a primera vista, con unos "mechas" atractivos, una acción imprevisiblemente explosiva, y unos personajes... bueno, que están bien. Pero cuando te sientas y empiezas a visionarla, enseguida te das cuenta de lo increíblemente insustancial que es.

    Y es que hay algo que falla. Los dos episodios que la forman son como películas con un argumento mínimo y una caracterización mínima. La acción, aunque con un buen ritmo, resulta ínsipida, pues los "mechas" no se enfrascan en combates mano a mano, no dura mucho tiempo, y mayormente consiste en los robots que pilotan los personajes dispárandose mutuamente de forma monótona. Con todo, dichos robots tienen su gracia, especialmente cuando vuelan.

    Los personajes son irrelevantes. Hay un intento de crear algo de conflicto personal y un poco de tontería sobre la moral de la guerra, pero los personajes son de lo más superficiales. Yao, el personaje principal, es un poco mejor que el resto, pero eso no significa mucho. Su diseño es decente. Dejémoslo ahí.

    Y es cuando nos damos cuenta de lo que falla: su formato. Esta producción tendría que haber formado parte de una serie más larga, fácilmente situable entre los episodios de la mitad, lo que habría hecho que la "insustancialidad" no tuviera importancia, o que al menos los artífices lo habrían desarrollado todo mejor. Así queda un producto solo apto para auténticos incondicionales.


    BAKUGAN: APOGEO MECHTANIUM

    La cuarta parte de la saga "Bakugan", tras "Bakugan" ("Bakugan battle brawlers", 2007), "Bakugan en Nueva Vestroia" ("Bakugan battle brawlers: New Vestroia", 2009) y "Bakugan: Invasores de Gundalia" ("Bakugan battle brawlers: Gundalian invaders", 2010), que, si aquellas eran mediocres y soporíferas, esta ya es directamente mareante e insoportable.

    Siguiendo las pautas más o menos estandarizadas de las series sobre combates de monstruos/artefactos, tan en boga en la animación japonesa menos sofisticada del momento, presente el éxito, entonces aún coleante, de "Pokémon" ("Pocket monsters", 1997), la aquí comentada es una continua y machacona sucesión de peleas entre seres terribles desplegando todo su poder, con sus rayitos de energía y sus técnicas rimbombantes, en un trazado de línea argumental apenas esbozado -un mero y frío enfrentamiento entre el Biel y el Mal-, en un tono épico y dramático que llega a ser ridículo y que incluso hace añorar el sentido del humor de la primera serie, y con unos personajes principales sin interés, pese a algún intento de dibujar sus sentimientos ante las situaciones, y unos secundarios metidos con calzador y que nada aportan, como no sea algo de variedad en los combates o los atractivamente agresivos diseños de los villanos.

    Una serie reservada estrictamente a un público de convencidos, como, de hecho, la saga entera.


    ORPHEN: REVENGE

    "Orphen" ("Majutsushi Orphen", 1998) fue una apreciable, penetrante y mesurada historia de espada y brujería, tal vez sencilla en su resolución, pero con un tono dramático lo suficientemente deslumbrante, en que los sentimientos y las pasiones tomaban gran protagonismo en el en un principio lineal relato de búsqueda de la realización de un objetivo, y donde la ambigüedad de los personajes, tanto de los positivos como de los negativos, se manifestaba también sobre el verdadero sentido de la misión del héroe protagonista, a través de una atmósfera oscura y siniestra, poblada de impresionantes seres fantásticos y de terribles conjuros de magia. Y, por suerte, los tics habituales de la animación japonesa de la época estaban muy comedidos.

    Sin embargo, su secuela, "Orphen: Revenge", se halla completamente desprovista de las virtudes de su serie madre, resultando de lo más insustancial. Es una decepcionante, superflua y muy poco estimulante nueva aventura que cae en todos los defectos que había conseguido esquivar "Orphen", convirtiéndose en el sempiterno anime lleno de delirantes gags humorísticos y dramatismo sin empuje ni fuerza, en una convencional y vacía historia de magos y fuerzas del mal. Aunque sigue una fórmula habitual en el anime japonés, esto es, la primera parte de la aventura está formada por episodios autoconclusivos, para luego centrarse en la historia principal, dicha primera parte aquí se vuelve repetitiva y pesada, en una sucesión de episodios idiotas y absurdos, estirándose como un chicle al máximo, para luego al final concedernos un mínimo de historia principal, rápidamente y de forma muy mal dibujada. Los personajes, por su parte, si bien hay algunos que resultan atractivos -incluso diríamos que Cleo y Majic están mejor trazados que en "Orphen"-, hay otros que son absolutamente insoportables, como ese puro cliché de anime que es Licorice, o la cargante parejita formada por Balkan y Horton, sin ninguna razón de ser, como no sea la de rellenar, aún más, de chistes estúpidos la vacuidad reinante.

    Una serie tan innecesaria como irritante. Quienes disfrutaron con "Orphen" harán muy bien en evitarla -y el resto también-.


    LOVE CITY

    Mira que es mala, oye. "Love city" es uno de los peores animes vistos en mucho tiempo. Y no es que la animación sea excesivamente floja, si bien resulta un poco tosca y absoleta, pero en general la parte técnica sale airosa en su conjunto, al igual que la música, pese a ser típicamente ochentera. Lo que falla -y cómo falla, señores- es el guion, los diálogos, lo que cuenta y cómo lo cuenta. Claro que, "Love city" no cuenta nada. Aquí está el problema. Y si intenta narrar algo, lo narra tan mal que uno no se entera.

    La cosa parece que va de la mutación como evolución y se centra en una chica que posee poderes transformadores, en todo un antecedente de "Akira" ("Akira", Katsuhiro Otomo, 1988), pero, a diferencia de esta, "Love city" ha envejecido muy mal. Trata de ser oscura y profética, pero a menudo es involuntariamente hilarante, con unos verdaderamente tontos diálogos, unos personajes que no pasan de ser unos arquetipos planos y bastante ridículos, y un argumento, en fin, que no va muy allá, bañado de unas luchas psicotrópicas entre cyborgs infames, imposibles de descifrar o de seguir, sin que importe a qué son debidas. Están ahí y ya es bastante.

    Un título reservado a los fans de la serie B y a los completistas de la animación japonesa, pero que no se esperen ningún clásico.


    DRAGON BALL KAI

    Revisión de la serie de culto "Bola de dragón Z" ("Dragon ball Z", 1989) con motivo del vigésimo aniversario del estreno de aquella, de la que toma como base la misma animación, remasterizándola, añadiendo una música, una cabecera y unos títulos de crédito nuevos, y suprimiendo las escenas y los episodios de relleno, haciéndola más fiel al cómic original de Akira Toriyama, y sin incluir la última aventura -la del monstruo Boo-.

    Sin duda, la presente mejora técnicamente con respecto a "Bola de dragón Z", pero por otra parte no hace más que repetir plano por plano y diálogo a diálogo la historia de aquella, manteniendo por ende todos sus defectos artísticos -unos personajes divididos en una serie de héroes y antihéroes pobremente desarrollados, combates agobiantes y soporíferos, unos sugerentes elementos fantásticos que no consiguen integrarse en el mundo futurista en que se mueve la serie, un cargante sentido épico-, los cuales se notan más al eliminar los episodios y las escenas de relleno, que aportaban cierta gracia -capítulos tan divertidos como aquel en que Goku y Pikolo iban a la autoescuela han sido suprimidos, al igual que otros con un estimable toque dramático, como los pertenecientes al tiempo en que Son Gohan está entrenando en el desierto; aunque se agradece, eso sí, que se haya obviado la terrible aventura de Garlik Jr., inexistente en el cómic original-, dando un título insulso y vacío, y que no justifica su existencia, reservado estrictamente a los fans.


    GOLEADORES

    Una de las series animadas deportivas japonesas -el "spokon", que dirían los entendidos- más mediocres de las vistas por Occidente, y de la que poco o nada más podemos decir, y menos encontrarle algo importante que destacar. Partidos interminables, tiros de escándalo, jugadores de balompié asexuados y animación bastante aceptable. La música, mala, pero pegadiza, y la historia absolutamente previsible, cuyo anodino y rutinario, y por tanto, cargante y soporífero, desarrollo deja indiferente al espectador, pese a los intentos de hacerla algo menos superficial que en otras de sus coetáneas. Por otra parte, uno de los últimos animes deportivos que se centrarían desesperadamente en la acción y en la épica, para dar paso a un tratamiento más "humano" y cotidiano de los personajes y a unos encuentros deportivos más realistas y verosímiles.

    Con todo, y para no ser del todo negativos, mencionemos a unos personajes secundarios más simpáticos de lo esperado, y la relación del protagonista con su amiga Anna -quien también tiene su sueño, esto es, triunfar como bailarina en la danza clásica-, aunque no conduzca a nada.


    DULCE LUNA

    Otro producto más de “chica mágica” dentro de la animación japonesa, pero peor de lo acostumbrado, que convierte en obras maestras a las series de este subgénero surgidas de Studios Pierrot. Aunque hay que destacar que la presente recupera una variante que a principios de los años noventa ya había quedado prácticamente en desuso -la tal Dulce Luna es una jovencita perteneciente a un mundo mágico paralelo que con sus poderes infunde amor y felicidad a la gente que le rodea; una trama más propia de los años setenta-, yendo por entonces las producciones de "magical girls" por otros derroteros -el estreno de la exitosa e influyente "Sailor Moon" ("Bishojo senshi Sailor Moon", 1992) era inminente-, eso no quita que sea cursi, empalagosa, infantiloide, irritante, soporífera, que esta vez no llega a sostenerse ni por unos personajes atractivamente diseñados. Las historias resultan de lo más superficiales y tontas, pésimamente dramatizadas, a pesar de algunos aciertos que lamentablemente se quedan en agua de borrajas -hay una historia de amistad entre la chica secundaria y su amigo de la infancia que despierta cierta atención-; los personajes -la misma protagonista, los padres y la tía de ésta, el chico y la chica amigos que no saben que posee poderes mágicos, el niño travieso, el inevitable animalejo fantástico que siempre va con ella, aunque afortunadamente en esta ocasión no tiene la capacidad de hablar- son en conjunto insufribles, mientras que los elementos fantásticos, aunque atrayentes -esa "Tienda de la Felicidad" donde se puede encontrar de todo, o la magia que destila la sonriente protagonista-, se pierden en la insuficiencia del conjunto. Y la canción de la cabecera, al menos en la versión para España, impagable.

    En fin, mediocre animación japonesa del montón, reservada para incondicionales de las "magical girls".


    PROJECT ZERO: ZEORYMER

    El típico anime de robots gigantes de los años setenta-ochenta, y no precisamente de los más destacables, cuyo argumento -o sea, el de chico que se dedica a hacer de piloto de un "mecha" para combatir a los malvados de rigor, éstos con sus propios robots- ha sido desarrollado de modo mucho mejor en otras ocasiones, resultando la presente serie insípida por todos lados.

    "Project Zero: Zeorymer" podría haber ido por la ruta ofrecida y jugar con las ideas que deja sobre la mesa. La serie presenta algunos bastante interesantes conceptos teniendo que ver con el abuso, la explotación y con la servidumbre predestinada. Pero lo cierto es que trata estos elementos con muy poca profundidad.

    Quizá podríamos destacarla por los personajes o por las escenas de acción, pero tampoco. Los personajes no van más allá de los estereotipos, sin que posean nada para ser algo significativos. Los combates generalmente consisten en los robots disparando una ráfaga de energía mientras el otro la esquiva como si nada, sin aparente sentido de emergencia. Y está todo hecho sin verdadera coreografía ni tensión.

    Por lo menos, quizá se pueda disfrutar si se mira sin complejos y con desenfado. Por desgracia, empezando con unos personajes que sólo son interesantes durante los primeros cinco segundos de su presencia, ni así hay nada por lo que inclinarse. Ni siquiera por las escenas de lucha. Ciertamente, son dos horas de mediocridad que es mejor perder en cualquier otra cosa.


    VIRUS - EL CAZADOR

    Un muy mediocre anime “cyberpunk” del montón, típico de la época, copia mala de excelentes títulos como "Akira" ("Akira", Katsuhiro Otomo, 1988) y "Ghost in the shell" ("Kokaku kidotai", Mamoru Oshii, 1995), en principio con un argumento fascinante, pero al que no se le saca ningún partido. En lugar de eso, se nos ofrece un desaprovechado elenco de personajes estereotipados y risibles, una torpe y soporífera acción, un fondo futurista previsible y una trama confusa, pésima y absurda. Hay tantos defectos que es todo un desafío saber por dónde empezar. Así que comenzaremos por lo bueno. La animación es bastante decente.

    Por lo demás, un desastre. Los bizarros diálogos están básicamente divididos en dos: la parafernalia científica y en vaciedades como "¿Hablas en serio?", "¡Oh, no!" y "¡No puede ser!". Cuando los personajes no están hablando, están combatiendo, lo que habría permitido un poco de fluida acción. Por desgracia, las inimaginativas y típicas secuencias de combate simplemente hacen perder el interés. Todo es insulso y previsble, y virtualmente no hay nada que redima algo la acción.

    La mortalmente pobre ejecución convierte el semi-intrigante argumento en una ruina. Después de los tres primeros episodios uno se pregunta si los responsables hacen algún esfuerzo para hacer avanzar la historia, o pretenden que hay algo grande debajo de la superficie cuando no hay nada. Quizá hay una historia escondida, pero la forma tan increíblemente barata de construir la trama, hace que, avanzada la serie, ya a nadie le importe.

    La última oportunidad para salvar el conjunto de la quema, el desarrollo de personajes, recibe el mismo falso colorido que el argumento. Serge es el líder del grupo, Macus es el pícaro simpático, Erika es la chica anime. La verdad es que no encontramos nada más que decir de los personajes.

    "Virus - El cazador" está claramente dirigida a una muy específica audiencia de incondicionales, a quienes no les importará la carencia de una historia o de personajes originales, mientras haya violencia y desnudos femeninos -para eso aquí tenemos a Erika-. Para el resto, no es más que una auténtica pérdida de tiempo, aburrida y cargante, a la que es mejor no acercarse.


    NEW EL PUÑO DE LA ESTRELLA DEL NORTE

    Desastrosa recuperación de un pequeño clásico del manganime japonés -en cuestión de materia animada, ya se habían realizado anteriormente las series televisivas "Hokuto no Ken" (1984) y "Hokuto no Ken 2" (1987), y la película "El Puño de la Estrella del Norte" ("Hokuto no Ken", Toyoo Ashida, 1986)-, horriblemente animada y dramatizada, de argumento aburrido y que parece sólo responder a una mera operación de marketing.

    Rebajada completamente la acción de artes marciales ultraviolentas que por lo menos animaban la saga de los años ochenta -ya ni eso queda-, la cosa no es más que un festival de cabezas parlantes pegadas a simples y soporíferos diálogos, y la razón de ser de la serie, la lucha, se espacia en el tiempo fastidiosamente, hasta que la audiencia pierde el interés y la paciencia. Y lo peor es el hecho que la batalla que se supone que tiene que ofrecer un satisfactorio clímax final, resulta de lo más fría y estúpida.

    "New El Puño de la Estrella del Norte" es un fracaso en todos los sentidos: desde el horroroso diseño de personajes y la carencia de acción, hasta la pésima música y el absoluto tedio del argumento. Sencillamente decepcionante -aunque las anteriores adaptaciones del cómic de Buronson y Tetsuo Hara tampoco es que sean un dechado de virtudes, también es cierto-.


    GIRLS BRAVO

    Otro anime cómico-fantástico-romántico perteneciente a la por lo general bastante mediocre variante “harem” -o sea, la de “chico rodeado de chicas”-, de los muchos aparecidos durante los años dos mil -aunque existen algunos antecedentes-, sin mucha historia que digamos y con situaciones de lo más tontas, adentrándose ya completamente en lo ridículo.

    No es la primera vez, ni mucho menos, que en la historia del anime un idiota cualquiera se ve enredado románticamente con una hermosa extraterrestre/diosa/androide/lo que sea. Lo que hace a "Girls bravo" inferior es que empuja los conceptos del "harem" hacia el absurdo -en la peor acepción del término-. Miharu no es sólo una chica ingenua con un escaso conocimiento de los hombres; ella viene de un mundo con una población de 90% de mujeres. Yukinari no es sólo un chico tímido y torpe con el sexo contrario; él se vuelve físicamente enfermo. Aunque empieza como el protagonista de "harem" identificable y odiable a partes iguales, resulta tan patético que empiezas a compadecerle después de un rato. Incluso personajes tipo como Kazuharu Fukuyama alcanzan niveles irrisorios. Aplicadas correctamente, algunas ideas poco convencionales podrían dar un delicioso empujón a la temática, pero aquí la cosa sucumbe de nuevo en otro festín de pechos expuestos y braguitas traviesas.

    Tampoco ayuda que "Girls bravo" siga la misma fórmula en cada episodio. Aunque hay algunas ideas de comedia que podrían ser absolutamente brillantes si se las dejara desplegarse de forma natural, éstas son estorbadas por lo repetitivo de las historias. Las únicas chispas de creatividad vienen de los gags visuales, los cuales a menudo logran genuina hilaridad con su hábil ritmo.

    En cualquier caso, desde la primera escena "Girls bravo" nos da un aviso: "Si no puedes tolerar escenas anodinas de chicas desnudas en la bañera, para de mirar. Ahora mismo". Quienes se atrevan a desafiar las payasadas del "harem" y los desnudos por la cara encontrarán exactamente lo que esperaban. Y puede aún ser más de lo esperado, con una historia que no es más que una repetitiva "sitcom". "Girls bravo" tiene momentos que prometen, pero en general cae víctima de los mismos defectos que la mayoría de los animes de "harem". Y eso es suficiente para hacer a la gente alérgica a la temática.


    BAKUGAN

    Otro anime de la época basado en un juego de cartas coleccionables, a cada cual más pésimo e irritante, y siguiendo las pautas de prever de la entonces de moda temática animada japonesa "monstruos luchadores", heredera del éxito de las, por otra parte, estimables "Pokémon" ("Pocket monsters", 1997), "Digimon" ("Digimon adventures", 1999) y "Yu-Gi-Oh!" ("Yu-Gi-Oh!", 2000).

    La línea argumental ya está reducida al mínimo, cayendo en la incoherencia más absoluta, sin ningún intento de distinguirse del grueso de estas series ni de emplear algo de creatividad, ante una premisa que hubiera podido tener su interés y posibilidades; aunque algunos personajes tienen su gracia, todos son de lo más trillados y no poseen ningún desarrollo, siendo más finos que el papel en que están dibujados: son eso, personajes de papel, definidos por una sencilla peculiaridad y nunca ensanchados a partir de ella; los combates son absoluta pura rutina, y las tácticas y estrategias son simples y ridículas; y el sempiterno sentido del humor es de lo peorcito de lo visto en un anime, aún más pueril e idiota que de costumbre, con los pequeños sarcasmos y "frases divertidas" fastidiando sobremanera; ni siquiera la animación ni el diseño de personajes se salvan de la quema, siendo mucho más notables en otras de sus compañeras de fatigas.

    En definitiva, un bodrio puro y duro, y estrictamente reservada a un público infantil que todavía siga picando.


    CALIMERO Y PRISCILLA

    Creado por Nino y Toni Pagot -avalados animadores italianos, quienes ya habían llevado al personaje a la pequeña pantalla en una primera serie puramente italiana, en 1963-, Calimero tiene el dudoso honor de ser uno de los personajes más insoportables del universo animado televisivo -no diremos que es el más insoportable, porque los hay peores-, o al menos en la serie aquí comentada -en "Calimero y Valeriano" ("Calimero e Valeriano", 1993) ya mejoraría-, una producción sencillamente detestable, memez infantil de verdadera vergüenza ajena que parece que trate al público al que va dirigida de imbécil, con el protagonismo de unos bichitos juguetones torpemente animados y diseñados, y, por supuesto, estúpidos, y sin ninguna molestia por dar algo de brío a unas historias tan tontas, carentes del fondo dramático necesario, salvo en contadas excepciones -mencionemos un episodio de corte fantástico, bastante interesante dentro de lo que cabe, en que el protagonista se encuentra con una especie de hada-, con sus sempiternos y rutinarios mensajes sobre el valor de la amistad, de las buenas acciones y bla, bla, bla. La animación, por cierto, es malísima -vale, estamos en los años setenta, pero hay series japonesas de la época que le dan mil vueltas a ésta en dicho apartado, y en cualquier apartado-, llegando a incluirse escenas de la primera serie de 1963, cambiándose por la cara de una escena a otra el diseño de personajes.

    Dicen que es una coproducción con Japón, y con la Toei, además, pero eso todavía no se lo ha creído nadie.


    BRAIN POWERD

    Una más de las producciones niponas de robots gigantes de la época deudoras de la rompedora serie de culto "Neon Genesis Evangelion" ("Shin Seki Evangelion", 1995), aunque aquí ya plagiada descaradamente, tanto en argumento y personajes, pero en absoluto a la altura de aquélla. Si en "Evangelion" se supo dar un fascinante sentido filosófico y simbólico a la trama sobre el destino de la humanidad, y las relaciones personales y paterno-filiales, con un interesante trazado de personajes, sus problemas familiares y su búsqueda de apoyo, en "Brain Powerd" encontramos un desequilibrio lamentable entre el fondo y la forma, en una historia cada vez más precipitada, confusa y difícil de seguir, sufriendo un problema de sobrecomplejidad, que si bien parece tener mucha materia para abarcar, no posee la suficiente razón de ser. Una y otra vez, las ideas son presentadas, superficialmente utilizadas y entonces simplemente deshechadas mientras otra idea es introducida. Para hacerlo peor, no sólo todo se toma mortalmente en serio, sino que está ese aire de intentar hacerlo sentir apocalíptico. Debido a que realmente no se entiende qué está sucediendo, ello resulta completamente insulso y plano.

    Otro problema es el enorme reparto de personajes, la gran mayoría de los cuales aparecen en cada episodio, pero a menudo sólo durante una o dos escenas, o pueden ser introducidos con gran solidez, ignorados durante diez episodios y entoncer regresar como si nada hubiera sucedido. Añade a esto las asombrosamente complejas redes de relaciones familares que se extienden a ambos lados del conflicto, pobre y momentáneamente explicadas, aunque vitales para comprender lo qué está sucediendo. Los personajes acaban por resultar irritantes, lejos del sentido sensible y trágico que se les pretende otorgar. Todo llega a resultar, en fin, bastante ridículo, incluso en sus elementos de ciencia-ficción, con esos robots gigantes que tienen sentimientos y se les ha de tratar con mimos y cariño.

    Al final, lo único destacable para bien es la siempre excelente música de Yoko Kanno -La visión de Escaflowne" ("Tenkû no Esukafurône", 1996), "Cowboy Bebop" ("Cowboy Bebop", 1998), "Sakura, cazadora de cartas" ("Cardcaptor Sakura", 1998)-.


    DINOSAUR KING

    Enésima serie animada japonesa de monstruitos luchadores, de las muchas intercambiables que salieron a la sombra del éxito de "Pokémon" ("Pocket monsters", 1997), y estrictamente reservada a público afín, sin ninguna sustancia aparte de su estilo a videojuego y las consabidas peleas entre bichos con poderes -en esta ocasión dinosaurios-, manejados por los típicos niños estereotipados y asexuados, y que resultan soporíferas e interminables por continua repetición y ensañamiento. Los personajes, tanto los positivos como los negativos, ya los hemos visto miles de veces en otras producciones similares -o no tan similares-, acabando por ser pesadamente irritantes; la manera de manejar los poderes de los dinosaurios de marras no aporta ningún interés aparte de lo anecdótico, así como el propio argumento, al que no se le saca ningún partido meramente aprovechado. Ni siquiera el estilo de animación resulta atractivo, donde las escenas en tres dimensiones incluso llegan a ser bastante pobres.

    Basada en un juego de cartas -ésta tambien-, todo resulta tan familiar y ubicuo, tan superficial y vacío, que sólo se puede seguir por pura inercia. Y es que para ver un anime acerca de salvar el mundo con divertidas y pequeñas criaturas ya tenemos otras series, y con argumentos y guiones un poco mejores.


    NEW COMMANDERS

    Desde luego, uno de los peores animes de los últimos años. Los personajes son insoportables, las situaciones son patéticas y se recurre al humor típicamente japonés más infumable. Las tres chicas samuráis protagonistas se dedican siempre a atacar todo lo que tengan a la vista, causando tumultos y perjuicios, y acumulando sus deudas. Tienen un tecno-inventor que está siempre creando insulsas y absurdas nuevas armas. El trío rival son unas insípidas y vanidosas antagonistas que se empeñan en defender a los youkais para su propia satisfacción personal. En el equipo de las protagonistas hay un chico que usa un bazooka de disparos ilimitados y tiene una limitada habilidad lingüística, quien sólo puede hablar sobre su amor por la col china. El grupo pretende ser exterminadores de youkais, pero lo único en que parecen ser competentes es en causar un incompetente jaleo y en destruir los edificios de la ciudad. Una serie completamente vacía y mala.

    Si fuera una parodia, puede que tuviera algún sentido. Si tratara de ofrecer algo nuevo o entretenido, puede que encontráramos algún disfrute. Si se hubiese querido aprovechar las posibilidades del mundo fantástico-decimonónico-oriental en que se mueve, aún tendría su interés. Pero sólo mezclar confusamente en una línea argumental a tres chifladas retrasadas mentales y una etapa histórica del Japón no sirve para hacer algo con enjundia. Lo siento, esta es una serie de anime realmente muy mala.


    BOLA DE DAN

    Uno de tantos animes deportivo-infantiles de la época, pésimo como casi todos, desganado y deficiente sobremanera, basado en el manga de Tetshuhiro Koshita. En "Bola de Dan" el deporte en cuestión es un tal "balón prisionero", un juego que consiste en una mezcla de baloncesto, rugby y balonvolea, pero a lo bestia -balontiro, más o menos-. El protagonista es Dan Celeste, un muchacho de pelo psicodélico y estatura menuda que desea ser el mejor en su especialidad, como su padre que en gloria esté, haciendo chistecitos sin gracia y siguiendo su camino para convertirse en el número uno con el sempiterno y cargante ritual de autosuperación.

    La animación, adecuada, el diseño de personajes, decente y agresivo, la historia, una inmundicia. ¿Queda claro?


    FINAL APROACH

    Pues nada, ya tenemos aquí la típica serie animada japonesa perteneciente a la temática "harem" -o sea, la comedia romántica protagonizada por un chico que se ve rodeado de chicas que le echan los tejos-, muy frecuente desde principios de los años dos mil, tan previsible y tan horriblemente machista como cabía esperar, y que confirma definitivamente que combinar dos o más producciones de éxito en una sola no garantiza el buen resultado.

    Desde el principio ya sabemos que esto no presagia nada bueno, porque simplemente ya los personajes no pueden ser tomados en serio. Son tan vacíos, tan esquemáticos, tan cargados de tópicos que fastididan sobremanera -mencionemos por ejemplo a Shizuka, que si no es violenta y golpea a cada momento a Ryo, es una encantadora y formal ama de casa salida directamente del pueblo de Stepford; del grupo de seductoras, insípidas y olvidables chicas que rodean al pasmado protagonista mejor no hablar-. En consecuencia, al basarse la historia y el tono de comedia en el peso de los personajes, si bien válido en principio, deviene luego algo demasiado forzado, y por tanto dando un resultado pobre.

    Y claro, no pueden faltar el episodio con las chicas bañándose en aguas termales, la violencia "slapstick" en forma de explosiones y movimientos de artes marciales, la ambigua relación entre hermana y hermano, en este caso Akane y Ryo... Todo tan cargante por repetición y ensañamiento.

    En teoría, puede estar bien para un público adolescente, pero honestamente no puedo recomendársela a nadie, ni siquiera a los "otakus" más incondicionales.


    DIGITAL DEVIL STORY

    Infame trastada de serie Z -sí, de eso también hay en el campo de la animación-, basada en la primera de una serie de novelas escritas por Aya Nishitani. Sus intentos de combinar fantástico-terrorífico, mitología y ambientación contemporánea hacen aguas por todas partes, en una línea argumental obtusa y pésimamente planificada, mientras que los personajes son de una superficialidad que espanta, resultando al final fastidiosos e irritantes. Por lo demás, algo de sangría, amorío rozagante y torpeza en cantidades industriales en un anime de la factoría Tokuma Shoten que no divertirá ni al más descompuesto. Ni películas de terror barato saben hacer. Una vergüenza.


    RAQUETA DE ORO

    La típica serie deportiva animada japonesa de los años setenta-ochenta, mediocre en todos sus aspectos y de lo peorcito que dio la temática en esos años, poseedora de todos y cada uno de los defectos/las constantes habituales: personajes trazados superficialmente, partidos inacabables y soporíferos, la cargante autosuperación contra rivales terribles de la obstinada y tenaz protagonista, la cual finalmente lo acabará ganando todo, faltaría más; un poco de romanticismo por lo de que el personaje principal es una chica -al menos las protas de estas producciones no eran asexuadas como sus coetáneos masculinos- y una animación pobre que, no obstante, le aporta cierto encanto camp.

    Basada en el manga de Sumika Yamamoto, "Raqueta de oro" no es más que una efectista combinación de perpetuos partidos de tenis y dilemas personales elevados al cubo, dotada de un importuno tono épico aglutinado sin la más mínima clase ni el más lógico pulso narrativo. No se salva nada.

    Sólo para apasionados del tenis, los amoríos y las bagatelas.


    EL OSITO MISHA

    A los japoneses, en una época, los años setenta-ochenta, en que siempre estaban a la búsqueda en los más diversos campos de ideas que adaptar y recrear, ahora les dio por coger a la mascota de los juegos olímpicos de Moscú '80 y darle unos papás, unos amiguitos y un pueblecito donde vivir -o sea, situarla en la entonces en alza temática animada de "funny animals"-. ¿El resultado? Una desenfadada pero anodina tontería infantil de animalitos risueños y saltarines, que nos irá relatando historias cortas relacionadas con el día a día de estos personajes, y en especial las ocurrencias de Misha y sus amigos, pero sin un punto de emoción ni interés, con situaciones graciosas pero mil veces vistas y un ritmo narrativo cansino que roza el sopor, en un resultado artístico que no va más allá de lo puramente mediocre y nulo. Si acaso destacaremos un inusitado -para la época- sentido del humor que llega en ocasiones al absurdo, y unos vivificantes, agresivos y coloristas diseños de personajes.

    Bueno, una manera como otra de explotar el filón de este célebre evento publicitario y deportístico, la cual tuvo su éxito económico y de audiencia, así que todos contentos.


    ZAION

    Un meteorito choca contra la Tierra, trayendo con él un virus que infecta a los humanos, convirtiéndolos en bestias monstruosas y letales. Para combatir semejante enfermedad, se crea la organización CURE, pero el virus continúa espandiéndose y mutando en diferentes clases; sin embargo, puede que la única esperanza de la humanidad sea una joven de dieciséis años...

    Tras leer la sinopsis, puede que alguien haya pensado que la serie suena interesante. Nada más lejos de la realidad. La verdad es que resulta increíble que una producción tan mala como ésta la haya llevado a cabo el estudio Gonzo, artífice de las más que notables "Hellsing" ("Hellsing", 2001) y "Last exile" ("Last exile", 2003). Porque la cosa falla en todo, tanto en el intento de ajustar una línea argumental compleja con un desarrollo de personajes en cuatro episodios, en el uso de elegantes diseños para hacer estimulantes y realistas "mechas", en la identificación del espectador con el héroe protagonista, en tener un sólido e interesante reparto, como en el intento de hacerlo al estilo "Power Rangers" como último recurso. Para empezar, el personaje principal, Yuuji, es tan irritante y desagradable que uno realmente desea que los mutantes se lo carguen. Entonces está la estereotipada y aburrida Ai, la cual podría haber sido un personaje verdaderamente sólido si hubiera tenido una personalidad. Seguidamente está el necesario equipo internacional de payasos que pueden transformarse en superpayasos -sí, vamos, como he dicho antes, al peor estilo "Power Rangers"-, entre los que no falta el miembro femenino con su armadura rosa. Si los personajes fueran más tópicos sería una comedia, pero desgraciadamente no lo es. Y luego está el argumento, sin un mínimo de verosimilitud. Si se pretende hacer alguna especie de crítica social, lo único que sacamos en claro es que la gran mayoría de los japoneses son estúpidos. Para un buen ejemplo de anime fantástico con fondo de sátira social, tenemos "Neo Ranga" ("Neo Ranga", 1998).

    Pobremente concebida y aún más pobremente ejecutada, "Zaion" es algo que el estudio Gonzo tendría que haber dejado en un oscuro sótano, profundamente bajo tierra...


    TRANSFORMERS ARMADA

    Enésima entrega de las aventuras de los Transformers, iniciada con el ya clásico "Transformers" ("Tatakae! Chorobot seimetai transformers", 1985) y que ha seguido de forma periódica con nuevas series y nuevas peripecias de estos seres cibernéticos y transformables. La presente se encuentra entre las menos recomendables, tratándose de una serie vacía y soporífera como pocas, sólo para incondicionales de la saga, al peor estilo de la temática animada "grupo de chavales que se hacen amigos de unos defensores secretos de la Tierra y les ayudan contra unos villanos tan poderosos como ellos" -porque sí, aquí también hay unos críos metidos en el fregado, e introducidos con calzador-, con unas historias lineales sin ningún relieve ni un dramatismo que las haga atractivas, y que aburren y astían, unos personajes irritantes que sueltan diálogos penosos, y combates y más combates interminables y cargantes. La primera serie, si bien no un dechado de virtudes, brilla con luz propia ante este despropósito.

    Claro, que a Occidente nos llegó la versión estadounidense, lo que conlleva cambios de guión al antojo de los distribuidores, entre otras chapuzas, cosa que nos hace presumir que el original japonés debe ser mucho mejor.


    SOL BIANCA

    De las aventuras de las chicas del Sol Bianca ya se habían realizado una trilogía de películas para vídeo, fechadas las dos primeras en 1991 y la tercera en 1997. No he tenido ocasión de verlas, pero estoy seguro que no pueden ser peores que este horripilante anime de acción/ciencia-ficción, de los que peor han tratado el género en los años noventa y en especial la por entonces habitual temática animada japonesa sobre equipos de chicas sexies y armadas, lleno de topicazos de lo más irritantemente previsibles, sobre todo en unos personajes sacados directamente del videojuego más casposo y algunos sin razón de ser, con un argumento confuso y superficial, en que las cosas suceden porque sí, lagunas de guión para dar y tomar, y una lentitud agobiante. Sus intentos de dotar el conjunto de un fondo filosófico, al estilo de cierto género fantástico a la japonesa de la época, no cuajan en un producto tan adocenado y rutinario.

    Sólo mencionable la buena animación y los diseños de personajes y vehículos -aunque eso lo podemos destacar de cualquier producto animado nipón-, lo que no impide que sea aconsejable huir bien lejos.


    BOLA DE DRAGÓN Z

    Secuela de la más que apreciable "Bola de dragón", absolutamente virgen de sus virtudes. Mientras la anterior plasmaba con maestría el mundo fantástico-legendario del Lejano Oriente, aquí ya nos movemos en el anime de ciencia-ficción más puro y duro. Aciertos parciales aparte, que curiosamente pertenecen a la serie y no al cómic original, la inacabable ópera espacial que forma la primera parte es sencillamente insoportable, con las batallas más cargantes de toda la saga, en especial el combate final; la historia de transición con la verdadera segunda parte resulta demasiado artificiosa y forzada, aunque se aparta tímidamente de las constantes del resto de la serie; la aventura "cyberpunk" que continúa no acaba de convencer, sobre todo por su sospechoso parecido con el argumento de la película "Terminator" ("Terminator", 1984) de James Cameron; quizá la última parte sea la mejor, porque regresa a la fantasía y al delirante humor de la primera serie. De todos modos, los sugerentes elementos fantásticos, algunos supervivientes de "Bola de dragón", no consiguen integrarse en el mundo futurista en que se mueve esta serie.

    Cosechó un enorme éxito tanto en Occidente como en su país natal, afianzando así el mito de la saga.


    APPLESEED

    Prácticamente sin nada que ver con el manga homónimo original de Masamune Shirow, dejando aparte personajes y ambientación, el presente título se mueve por los campos más previsibles y trillados de la ciencia-ficción urbana, limitándose a ser un contenedor de acción trepidante, mareante y tediosa, y violencia torpe y desmanejada. Por lo demás, su supuesta reflexión sobre a dónde puede llevarnos una sociedad en que la mitad de la población son androides idénticos a los humanos, tanto en físico como en sentimientos, hace aguas por todas partes, por culpa de un desarrollo pueril y decididamente anodino, llegando a invalidar cualquier intento dramático o de suspense del argumento, mientras que las pocas virtudes que recupera del cómic en que se basa -esto es, "cyberpunk" puro y duro, y escenarios complejos y elaborados- sólo están presentes en la superficie, únicamente para dar paso a un producto desgarbado y común, donde los dos protagonistas recorren un escenario post-apocalíptico propicio a los efectos tradicionales.

    Sólo para nostálgicos del "cyberpunk" nipón de finales de los ochenta-principios de los noventa, y sectarios de Masamune Shirow.


    B-DAMAN

    La temática animada japonesa de monstruitos luchadores, iniciada a finales de los noventa con "Pokémon" ("Pocket monsters", 1997) y "Digimon" ("Digimon adventures", 1999), fue evolucionando hacia otros objetos de lucha dominados por los jóvenes entrenadores protagonistas, ya sea robots -"Medabots" ("Medarot", 1999)-, juegos de cartas -"Yu-Gi-Oh!" ("Yu-Gi-Oh!", 2000) y "Duel Masters" (""Duel Masters", 2002)-, peonzas -"Beyblade" ("Bakuten shoot beyblade", 2001)-, o la que nos ocupa, en que los personajes juegan a las canicas, pero a lo bestia. Sin embargo, ello no quita que casi todas sean básica y desesperadamente iguales, y "B-Daman" no es la excepción: sus escasos aciertos, como la ambientación en un mundo a lo "espada y brujería" y un sentido del humor mucho más decente de lo que suele ser en estas producciones -y en la animación nipona en general-, no impiden que el conjunto sea de lo más aburrido y ridículo, dando un manido y repulsivo producto infantil de rápido consumo y rápido olvido, ya realizado por pura inercia, amparándose en el éxito de títulos anteriores y copiando de todas partes y mal, lo que la hace aún peor, que ya es decir.

    Sólo apta para un público muy poco exigente, por decirlo suavemente.


    DUEL MASTERS

    Lo peor de lo peor. Si la mayoría de series animadas japonesas de monstruos luchadores no son precisamente un dechado de virtudes, pero al menos poseen cierta gracia y encanto -destaquemos del grueso "Pokémon", "Digimon" y "Yu-Gi-Oh!"-, ésta, en la variante "juegos de cartas", ya ni eso, totalmente eclipsada dicha gracia y encanto por unos personajes absolutamente planos y unos secundarios meramente decorativos -el amigo listillo, la chica (bueno, no, aquí curiosamente hay dos chicas), la mamá alelada, el dependiente de la tienda de cartas... Más topicazos imposible-, unas secuencias de acción vacías de contenido, en que las horribles escenas de monstruos en tres dimensiones son para echarse a llorar, unos diálogos de vergüenza ajena y unos argumentos cargantes y plomizos.

    Y si además tenemos en cuenta que a Occidente nos llegó la versión estadounidense, cosa habitual en estos casos, pero de lo que nunca habíamos visto una adaptación tan horripilante, transformando la serie en una patética parodia de sí misma, pues qué vamos a decir ya...

    A evitar, estáis avisados.


    DINOZAURS

    La enésima plasmación de la temática animada sobre "grupo de chavales que se hacen amigos de unos defensores secretos de la Tierra y les ayudan contra unos villanos tan poderosos como ellos", que ya creíamos olvidada, y que protagonizan unos dinosaurios poderosos que han estado en estado de fósil en el museo que visitan los chicos humanos, y que despiertan en la actualidad, para luchar contra unas antiguas fuerzas enemigas llegadas del espacio exterior.

    De las más fútiles y esquemáticas, de ningún modo la sostienen las portentosas escenas de combates en tres dimensiones ni el ritual mensaje ecologista, en un estilo que recuerda lo peor de la animación estadounidense de aventuras fantacientíficas, cargada de chistes idiotas, psicología de baratillo y personajes típicos y tópicos, con una parte dramática que sobrevive como puede por debajo de la acción.

    Y dato significativo: no llegó a pasarse en su país natal, Japón, estrenándose directamente en Estados Unidos.


    BEYBLADE

    Mediocre producción japonesa, situada en la temática "combates de monstruitos con poderes" iniciada en "Pokémon", con un ritmo mareante y soporífero, que no sirve para sostener unos personajes puramente arquetípicos y superficiales, lo que le resta parte dramática, por mucho que cada uno tenga su historia y su motivo para combatir, y una línea argumental ya de por sí plana y fastidiosamente tratada. Y encima, a Occidente nos llegó la versión estadounidense. Estoy seguro que los dos insufribles comentaristas que explican en off los combates no existen en el original japonés.

    No vale la pena extenderse más espacio, simplemente reservada a críos que se lo traguen todo.
     
    Última edición: 26 Jul 2016
  16. kofmaster

    kofmaster

    Registrado:
    15 Abr 2014
    Mensajes:
    3,086
    Temas:
    6
    Calificaciones:
    +1,568
    Es muy dificil superar clásicos como los del Leijiverse, desde Queen Millenia hasta Harlock. Sin embargo creo que para su epoca Ulises fue correcto.

    Lo que mas se nota a plena vista es en el arte, la serie original eran colores apagados y casi siempre nocturnos y la segunda ya se aleja mucho de eso con colores mas vivos y alegres.

    Y si, tampoco me agradó.

    Creo que le das muchos golpes por cosas que no es su culpa, despues de todo lo unico que hace es adaptar el material original y quitar el filler. Lo que veo mas debatible son cosas como la música nueva.

    Si no te gustó Ace Wo Nerae alejate de Oniisama y la rosa de versalles... a mi me gustó la serie.
    La temporada 1 es meh y algo ridicula pero la segunda y tercera son muy buenas, el Tennis es solo un medio para contar la historia y no por donde gira la misma, en cambio nos presentan situaciones para desarrollar personajes en lo que se llega al partido deseado.

    Dragon Ball personalmente siento que termina contra Piccolo Jr, de todas formas no hay que negar que esa historia super improvisada y llena de problemas cambió el Fighting Shounen en general ya que los que lo siguieron no usaron el estilo de la estrella del norte, sino el de dragon ball.
     
  17. Autor
    LoriAtom

    LoriAtom

    Registrado:
    10 May 2016
    Mensajes:
    326
    Temas:
    66
    Calificaciones:
    +80
    Hay si era un largo comercial de la empresa Bandai para vender juguetitos usando ya algo conocido y gustado por los niños en esas épocas criaturas salvajes sin olvidar que el dibujo era feo
     
  18. SlyCooper

    SlyCooper Gamer Veterano.

    Registrado:
    10 Ene 2012
    Mensajes:
    5,781
    Temas:
    28
    Calificaciones:
    +519
    Dragon ball Super

    Noragami

    SAO

    Tokyo Ghoul que asco
     
  19. Bayonetta

    Bayonetta Desbaneada de la vida

    Registrado:
    13 Mar 2016
    Mensajes:
    43
    Temas:
    5
    Calificaciones:
    +20
    - KissxSis: Fue un cruel reto por parte de una amiga. Es una serie auténticamente enfermiza, peor que muchos hentai que rondan por internet. Maldigo el día que me animaron a ver esta mierda.
    - Strawberry panic! - Este. Anime. Me. REPULSA. ¡Maldigo a todo aquel que considere ESTO como un "must see" (o al menos hablando dentro del género yuri)! Personajes cliché, historia típica de lios románticos, animación penosa... ¡no entiendo como esto ha llegado a tener éxito!
    - Tokyo Ghoul/SAO/Mirai Nikki/Cualquier anime de moda infestado por fans poser - Sin ofender, pero detesto esa "fórmula de éxito" compuesta por shonen, clichés de drama, un poquiiiiiito de naaaada de gore (sí, ponen dos gotas de sangre en el suelo y ya es gore, eso me refiero) y... ya. Fórmula cansina a más no poder.
    - Naruto - Ni mencionarlo tendría. Al menos el manga si que es decente.
     
  20. santi4566

    santi4566 Hatsune Miku Es life es love

    Registrado:
    12 Jul 2016
    Mensajes:
    33
    Temas:
    5
    Calificaciones:
    +6
    no se si decir que lo odio o me termino dando rabia pero si que me hizo enoojar y mucho fue Ore no Imouto ga Konna ni Kawaii, la verdad nunca vi un tipo tan pelotudo como este es posta de posta y no se si alguien lo vio pero es un pelotudo todo lo que hizo al final y da mucha rabia... creo que ya cuando me faltaban 5 cap para terminarlo lo miraba con odio al anime.. y deseaba terminarlo para ya no mirarlo jajaj
    [​IMG]
     

Compartir esta página

Cargando...