1. Arreglado el problema de la barra lateral en Chrome
    Ya se puede dar click en los enlaces :D
    Descartar aviso

Crossover El ninja de Fairy Tail

Tema en 'Naruto Fanfics' iniciado por Dragneel Uzumaki, 15 Mar 2016.

  1. Jose eduardo

    Jose eduardo Jose broly ruiz

    Registrado:
    22 Sep 2016
    Mensajes:
    108
    Temas:
    3
    Calificaciones:
    +69
    Brother no puedes dejar de sorprendernos con tu historia, sin duda eres alguien al que no se puede imitar.
     
  2. Diego Andres

    Diego Andres El tukky :v

    Registrado:
    7 Feb 2017
    Mensajes:
    8
    Temas:
    0
    Calificaciones:
    +4
    Increible *----*
    Quiero la conti Yaaa T_T :Raisanop::Raisanop::Raisanop::Raisanop:
     
  3. Dark flamearon

    Dark flamearon

    Registrado:
    13 Jun 2015
    Mensajes:
    28
    Temas:
    0
    Calificaciones:
    +4
    Dragneel kun la conti :'( jajajajaj ojala actualices pronto me estoy pudriendo en ganas ajjajajaaj

    Enviado desde mi SM-G925I mediante Tapatalk
     
  4. Uzumaki Bixsael

    Uzumaki Bixsael tu decides tu propio destino

    Registrado:
    27 Sep 2014
    Mensajes:
    117
    Temas:
    1
    Calificaciones:
    +14
    No man ahorita no actualiza la historia el dijo qe se iva a tardar mas por qe empeso a trabajar y todos sabemos qe este es el mejor crossover de naruto fairy tail qe hay pero hay qe ser pacientes
     
  5. Dark flamearon

    Dark flamearon

    Registrado:
    13 Jun 2015
    Mensajes:
    28
    Temas:
    0
    Calificaciones:
    +4
    O enserio es que no leo casi todo por tampoco tengo mucho tiempo pero esperare y si el mejor crossover de naruto y fairy tail en español. Sin dudarlos

    Enviado desde mi SM-G925I mediante Tapatalk
     
  6. Uzumaki Bixsael

    Uzumaki Bixsael tu decides tu propio destino

    Registrado:
    27 Sep 2014
    Mensajes:
    117
    Temas:
    1
    Calificaciones:
    +14
    En español hay alguno en ingles entonses
     
  7. Autor
    Dragneel Uzumaki

    Dragneel Uzumaki

    Registrado:
    14 Mar 2016
    Mensajes:
    100
    Temas:
    5
    Calificaciones:
    +334
    Buenas, aquí con la actualización:juju:, que pensaba subirla ayer pero ya no me dio tiempo y me ganaron las ganas de dormir, ya me estoy acostumbrando al trabajo, ya había trabajado antes pero este es un tanto mas serio así que debo volverme mas responsable, eso es lo que dice mi madre, jajaja, las madres dan miedo XD.

    PD.- ¡Solo faltan unos días para que se cumpla un año desde que inicié este fic! *reverencia* ¡Acepten mi gratitud por su paciencia en este año! "aah" aun recuerdo cuando era un novato... sigo siendolo pero siempre quise decir/escribir esta frase.

    PD 2.-Si habrá una parte en la que Naruto se luzca, llegará pronto y también se resolverán las dudas que tienen como: el resto de la profecía que le dijo el sabio sapo a Naruto, el libro de los Uzumaki que contendrá cosas interesantes, quienes son esos dos tipos y quien era el tercero que jugaba con Indra y Ashura así como el jutsu que le enseñó a Natsu entre otras cosas, bye bye :>_>:.

    Capitulo 54.

    Mansión Heartfilia, Natsu y compañía habían ido al antiguo hogar de Lucy tratando de encontrar alguna pista relacionada a la manecilla del reloj que le dejó su padre.

    El día anterior no pudieron recuperarla puesto que los tres tipos, que resultaron ser de Legión, se la arrebataron a Lucy amenazando con dejar caer a Michelle por un barranco.

    Una visita a Polyushka vastó para verificar que Naruto se lastimó el brazo, no era nada grave pero era mejor evitar riesgos innecesarios, su brazo apenas se acostumbraba al movimiento y otro golpe podría provocar que perdiera la movilidad en él.

    Se separaron por toda la mansión tratando de encontrar alguna pista pero ninguno tuvo excito alguno a excepción de Lucy y Michelle que encontraron un libro que había dejado Jude para Lucy, con la ayuda de uno de sus espíritus celestiales lograron llegar a la conclusión de que, como las hojas del interior estaban en blanco, el titulo en la portada era un anagrama.

    Todos trataron de descubrir lo que quería decir y de no ser por Natsu, que estornudó mientras los demás trabajaban, encontraron tres palabras "MYTH" "DUO" "GREAT" las cuales los llevaron al libro que contenía la pista, al parecer Charle tuvo una visión sobre él lo cual la exaltó un poco.

    — ¿Me podrías dar ese libro?— preguntaron desde la puerta mientras esta se hacia pedazos.

    — ¿Que demonios?— preguntó Natsu.

    — ¡La manija de la puerta salió volando!— exclamó Gray dejando oír una risa sarcástica.

    —Me parece que tienes poder de expresión muy limitado— decía el Exceed que entraba por la destrozada puerta — ¿No podrías decir que la chapa de la puerta se duplicó de tamaño hasta que quebró la puerta?— decía Samuel el cabecilla de Legión, un Exceed que fue mandado en la misma época que Happy y Charle, Natsu le exigió que les regresara la manecilla del reloj pero se negó de inmediato para molestia del chico —Todo fue tal como lo predije...¿hmmm?— preguntó al ver a Naruto levantar su mano izquierda como si estuviera pidiendo la palabra — ¿Que haces?—

    —Baaka, ¿acaso nunca te enseñaron en la escuela que cuando quieras hablar debes levantar la mano y esperar a que sea tu turno de hablar?— preguntó indiferente.

    — ¿Tienes algo que decir?— preguntó ignorando su comentario.

    —Oh si, tengo una pregunta...— dijo par cambiar a rostro serio — ¿Donde está tu compañero?, desde que entramos pude detectar dos presencias pero no pude localizarlas— dijo sorprendiendo al Exceed.

    —Así que pudiste detectar nuestras presencias, ciertamente eso no fue predecido, tal ves fui un poco descuidado pero todo está bien... no hay de que preocuparse— dijo ajustando sus gafas solo para ver a Erza levantar su mano.

    — ¿Tu sabias que había alguien mas aquí?— preguntó la pelirroja después de obtener la atención de todos.

    —Si— respondió Naruto para que Michelle levantara la mano.

    — ¿Y como lo supiste?—

    —Soy un sensor— respondió solo para ver como desde la puerta alguien levantaba su brazo.

    —Dan, ¿Que haces? — preguntó Samuel con fastidio.

    —Solamente estoy siendo educado y pido la palabra— dijo el tipo de armadura.

    — "haa" ¿que quieres?—

    —Ya me descubrieron ¿no?, eso quiere decir que ya puedo salir—

    —Si... ya puedes salir— le respondió Samuel para que se mostrara el chico de armadura.

    —Etto, ¿Ya podemos atacar?— preguntó Natsu con la mano levantada.

    —Supongo— dijo Naruto para que Natsu junto con Gray y Erza atacaran al Exceed al mismo tiempo pero antes de que los ataques lograran conectar Dan se interpuso con su escudo mágico haciendo rebotar cada uno de los ataques provocando que chocaran contra las paredes de la mansión.

    Natsu nuevamente intentó golpearlo con su magia de fuego pero el resultado fue el mismo.

    Lucy intentó llamar su atención para alejarlo de todos, por otro lado, Dan sintió un fuerte latido en su corazón quedando pasmado con la belleza de la rubia, y con su lanza le bloqueó el paso evitando que se fuera para iniciar con su cortejo, trataba de coquetear con ella y mientras estaba recargado en su lanza, totalmente embobado con la chica, pudo notar como el pie de Naruto se dirigía a su rostro por lo cual lo detuvo con su mano desnuda.

    —Oi, ¿Que haces?— preguntó con molestia —No te interpongas en-¡Haaaa!— gritó sorprendido mientras un flash pasaba por su cabeza — ¡No me digas que! ¡Tu eres...! ¡Tu eres...!—

    —De seguro pensará que es su novio— dijo Erza con recelo que pudieron notar los demás.

    — ¡Tu eres su outoto!—

    — ¿Eh?— preguntaron todos mientras inclinaban su cabeza a un lado.

    — ¡Ya veo! ¡Eres el hermano que siempre ha estado con ella y por culpa de ello tu corazón ha estado en duda desde hace mucho tiempo!— decía Dan dejando a todos en blanco — ¡Eres un siscon que no quiere dejar que nadie mas toque ha su hermana porque se ha enamorado de ella pero no se atreve a decírselo por miedo a que su relación como hermanos y amigos se destruya!—

    —Oi oi, este tipo está loco— dijo Naruto retrocediendo un paso al ver que Dan lloraba en su brazo.

    —No te preocupes, yo cuidaré de tu herma, su relación no tendría futuro después de todo— sollozaba hasta que sintió el peligro causado por Erza.

    — ¡Basta de juegos!— dijo lanzando un corte que Dan esquivó al brincar atrás —Yo me haré cargo de él, lleven a Lucy y Michell a un lugar seguro—

    Natsu trató de replicar pero Erza se lo impidió, todos corrieron pasando por un lado de la pelirroja que no giró su rostro ni para ver al rubio que hizo lo mismo, no tenían nada que decir en esos momentos, después tendrían el tiempo suficiente.

    Samuel dejó a Dan enfrentarse a Erza mientras iba por los demás, ninguno de sus cortes lograba conectar puesto que rebotaban en el escudo y cuando trató de bloquear la lanza sus espadas se hicieron pequeñas, dio un brinco atrás solo para que un pedazo de escombro creciera y la aprisionara contra el librero, estaba confundida mientras que Dan tocaba con la punta de su lanza las espadas de Erza haciéndolas crecer.

    — ¡Kya!— gritó al ver como el filo de la espada gigante pasaba por su lado, Dan volvió a utilizar su magia para hacer crecer los libros que estaban en el estante para que cayeran sobre Erza pero se sorprendió al sentir una corriente de aire para que segundos después los libros que caerían sobre la chica se partieran en pedacitos.

    — ¿Nani?— preguntó Dan viendo al rubio parado frente a Erza con su mano izquierda extendida al frente.

    —Oi oí, ¿Acaso crees que te dejaré ir después de que escucharas gritar así a Erza-Chan?— preguntó el rubio —Solamente yo puedo escuchar esos gritos cuando estamos en la cama haciendo esto, aquello, lo otro y mas—

    —Outoto—

    — ¿¡Quien demonios es tu outoto!?— refutó Naruto.

    — ¡No tienes que andar divulgando las cosas que hacemos!— le gritó Erza con un gran sonrojo sobre sus mejillas.

    —Descuida, si quisiera decir algo se oiría un *piit*, por ejemplo ese día que nos duchamos juntos que me hiciste una *piit* y yo a ti un *piit*, y terminamos teniendo un *piit* cuando tu *piit* y yo te *piit* y terminamos usando la miel—

    — ¡Oi~!— gritó Erza con la cara completamente roja mientras vapor salia de su cabeza —Tu primero me *piit* y terminamos haciendo *piit*, así que no me eches la culpa porque tu te acabaste la miel—

    — ¡Yo quiero hacer *piit* con Lu-Tan!— gritó Dan contrayendo los brazos mientras respiraba con pesadez.

    —Lucy ni siquiera te haría un *piit*—

    — ¡Creo que ya fue suficiente de tanto *piit*!— gritó Erza — ¡Sacame de aquí!—

    —Oh, enseguida— dijo Naruto girándose tratando de ayudar a Erza dándole la oportunidad de atacar a Dan.

    — ¡Ja, imbécil, te descuidaste!—

    — ¡Tu eres el imbécil!— dijo Naruto volteandose de inmediato para tomar la punta de la lanza con su mano izquierda —Yo ya sabia que intentarías... ¿are?— preguntó estupefacto mientras su cuerpo empezaba a disminuir de tamaño — ¡Whaaa! ¡Se me olvidó!—

    — ¡Naruto baka!— gritó Erza viendo a Dan brincar hacia la salida.

    —Gomen— dijo Naruto con la cabeza inclinada —Quería sonar genial pero terminé haciendo una idiotez—

    —No importa— le dijo Erza mientras lo tomaba de cuerpo completo debido a su tamaño —No necesitas parecer genial frente a los demás, para mi lo eres—

    —Whaaa... ¡Erza-Chan!— gritó lanzándose a su cuello tratando de abrazarla cuando de pronto el piso debajo de ellos se derrumbó para caer sobre los magos que habían tratado de escapar.

    Mientras ellos salían de los escombros, Samuel pudo recuperar el libro y leerlo de memoria al igual que predecir que los demás intentarían atacarlos, mientras el memorizó el libro Dan retenía el ataque para hacerlo rebotar hacia ellos, les regresaron el libro y se fueron al cumplir su misión dejando a todos con un mal sabor de boca.

    —Por cierto, ¿Donde está Naruto?— preguntó Gray.

    — ¡Kya!— gritó Erza dando un pequeño salto en su lugar mientras su cuerpo se tensaba y un rubor aparecía en sus mejillas manteniendo los ojos cerrados.

    — ¿Kya?— preguntaron Michelle y Lucy viendo como Erza retiraba la parte superior de la armadura que siempre usaba.

    — ¿Acaso morí? ¿Estoy en el cielo?— preguntaba Naruto asomando su cabeza a través del escote de su camisa mientras sus ojos estaban en blanco y una linea de sangre bajaba de su nariz.

    — ¿¡Tu también!?— gritó Natsu.

    — ¿¡Que pequeño!?— gritaron los demás.

    — ¡Oye, espera, ¿que haces ahí adentro?! — preguntó Lucy.

    —Erza-San...—

    —Bueno...— decía Erza desviando la mirada de la inocente Wendy.

    Sin mas que se pudiera hacer todos regresaron al gremio para contarles todo lo sucedido a sus compañeros.

    —Te ves muy lindo— decía Mira observando al reducido Natsu que estaba sentado en la cabeza de Happy.

    —Así que eso sucedió— dijo Cana.

    —Oye Natsu, te estas poniendo un poco pesado— dijo Happy.

    — ¡No estoy aquí porque sea divertido!— refutó solo para que Gray lo tomara de la bufanda.

    —Oye Max— le habló Gray sosteniendo a Naruto y Natsu — ¿Porque no abres tu tienda de nuevo? Apuesto que podrías venderlos a un buen precio—

    —Ehjejeje, aunque las figuras de Naruto no se vendieron todas— agregó Máx.

    —Disculpa que no sea tan popular como los demás— dijo Naruto mientras se balanceaba de adelante hacia atrás para poder girar en el aire y caer sobre la mano de Gray.

    — ¡Y yo no estoy a la venta!— gritó Natsu para mayor diversión de todos.

    Lucy gritó para que se mantuvieran callados, buscaba algunas pistas en aquel libro y finalmente dio con ella, los reunió a todos y les explicó de que se trataba el cuento, una niña que buscó seis llaves para encontrar la felicidad pero al lograr encontrarlas todas las personas que la rodeaban se volvieron infelices.

    A pesar de que Makarov le había dicho a Lucy que no se entrometiera en esto les dio el permiso para buscarlo puesto que quería evitar que se cometiera alguna catástrofe.

    Todos se dividieron en grupos, el equipo Shadow Gear junto con Lily subían por una de las montañas, primero fueron en búsqueda de Gajeel que entrenaba para soportar los rayos, Juvia y Gray se dirigieron a unas ruinas y por el camino se encontraron con Lyon, o mas bien el fue en su búsqueda, Natsu, Lucy, Happy y Michelle junto con Romeo fueron en diferente dirección, les tocó viajar en barco por lo tanto Natsu la estaba pasando muy mal.

    En otra dirección, un grupo de chicas y una gata caminaba por el campo disfrutando del ambiente, el único hombre que iba con ellas era Naruto que gracias a su tamaño podía ir sentado sobre el hombro de la pelirroja que jalaba un carrito con mucho equipaje.

    —hmm, ¿hasta cuando seguiré con este tamaño?— se preguntó el pequeño mientras estiraba sus piernas y se daba unos leves golpecitos en la espalda baja con su puño —Aun me duele la espalda EH, tal vez me reduje de tamaño pero el dolor sigue igual—

    —Oh vamos, no es para que te quejes tanto—

    —Pero si caí contigo encima de ti—

    — ¿Estas insinuando que estoy pesada?— cuestionó Erza mientras giraba su cabeza lentamente mostrando una mirada penetrante y acusadora que provocó escalofríos en el chico.

    —N-no es eso... es solo que el piso del baño estaba muy resbaloso y me caí por descuidado, jejeje— decía nervioso mientras tragaba saliva y el sudor escurría por su barbilla.

    —Bueno, eso es verdad— dijo Erza volviendo su mirada al frente —Estabas entretenido mirando mi pecho—

    — ¿Y como crees que no me distraería con tal imagen?— preguntó Naruto como si fuera lo mas obvio —Además, tu eres la que me provoca y sabes perfectamente que no me puedo resistir...— decía mirando las palmas de sus manos y empezaba a mover los dedos con lentitud como si estuviera tentando algo —Esa sensación no se ha ido de mis manos y solamente hace que me excite cada vez mas—

    —Oh, ves como si tienes tu lado pervertido, y te la pasabas quejandote de tu maestro—

    —hmm— dijo cruzando sus brazos y cerraba los ojos de forma meditativa —Tal vez no debí leer esos libros eróticos—

    — ¡Hoo, así que si leías los libros que escribía!— decía con diversión para después confundirse al ver que negaba con la cabeza.

    —No me refiero a esos— dijo mientras lentamente levantaba la cabeza para capturar la mirada de la chica —Yo digo aquellos que estaban escondidos en aquella gigante armadura de color negro—

    —kgh— Erza dio un pequeño brinco en su lugar al ver la mirada penetrante y su sonrisa zorruna, un nudo se formó en su garganta al querer pronunciar algo, había sido descubierta, el escondite secreto que ni siquiera los otros magos del gremio pudieron encontrar había sido descubierto por Naruto.

    —Ahora entiendo porque tomaste la iniciativa y me hiciste aquello... hmm, aunque se sintió bien, ¿para que negarlo?... pero solamente una cosita... ¿¡Porque demonios había un libro que se llama "El secreto de los ninjas en la cabaña"!? ¿¡Eres una funjoshi, EH!? ¡Dime! ¡Y también ¿Porque había otro que en el boceto de la portada estaba el dibujo de dos hombres que solamente eran cubiertos por una manta mientras se abrazaban?! —

    —etto... bueno... es que...— decía desviando la mirada.

    —Y algo mas— dijo apretando los dientes mientras golpeaba ritmicamente la yema de sus dedos en su rodilla — ¿¡Porque carajos se parecen esos dibujos a Sasuke y a mi!?—

    —Tsk, te diste cuenta— dijo mientras chistaba los dientes poniendo una cara de fastidio.

    — ¿Kgh?— Naruto se quedó con la boca abierta y la mirada ensombrecida al ver su reacción.

    —No se lo que me pasó— dijo Erza levantando la mirada al cielo — ¿Leíste el contenido del libro?— preguntó viendo que lo negó con un movimiento de cabeza, suspiró y continuó —La historia trata sobre dos chicos que se odiaban cuando eran niños, cuando fueron adolescentes estuvieron en el mismo equipo deportivo y empezaron a llevarse bien pero un día los padres de uno de ellos murieron en un trágico accidente, él se fue sin decirle nada a nadie pero antes había ido a la casa de su mejor amigo, entró por su ventana en la noche y dejó una nota en su almohada, pero cuando estaba a punto de irse se encontró con él que salía del baño completamente desnudo y entonces ellos...—

    —Oi-oi-oi-oi-oi, sin detalles—

    —Entiendo... no se volvieron a ver y por más que lo buscara no lo encontraba, dejó a su novia y se fue recorriendo todo el mundo para encontrarlo y justo cuando lo hizo el ya se había casado, por eso es que se había ido sin decir nada, por la muerte de sus padres tuvo que contraer matrimonio con alguien mas—

    — ¿Y eso que?— preguntó indiferente.

    —Bueno, de alguna forma el desarrollo de la historia se me hizo muy parecida a la tuya con Sasuke—

    — ¡Oiiiiii~! ¿¡Donde diablos le encuentras el parecido!?— gritó eufórico poniéndose de pie de un salto mientras una vena se remarcaba en su mejilla y la señalaba con el dedo — ¡Ya basta con eso! ¡Incluso Ino y Sai pensaban así de nosotros! ¡Lo nuestro es solo amistad y rivalidad! ¿Entendido?—

    — ¿En verdad?—

    — ¿¡Porque me miras así!? ¡No me crees ¿verdad?! ¡¿No me crees?! ¿¡Y porque usaste ese tono de voz!?... ¡DEJA DE MIRARME ASÍ!—

    —Bueno... yo no te culparía, después de todo fue tu primer beso— decía burlona.

    — ¡Esa broma es muy vieja! ¡Oírlo bien! ¡Esa broma es muy vieja! ¡Solo fue un beso! ¡Las chicas se besan cuando se despiden, van agarradas de la mano por todas partes e incluso van al baño juntas, algunas veces hasta se andan agarrando las tetas en las termales PERO SI DOS NIÑOS SE BESAN POR ERROR CUANDO TENIAN DOCE AÑOS ¿YA SON PAREJA?!—

    —ehjejeje, tranquilo— le dijo mientras ocultaba su sonrisa detrás de su mano al ver a Naruto tan agitado —Solo quería molestarte un poco... solamente tenía curiosidad, hoy en día están muy de moda ese tipo de lectura y lo compré por primera vez en mi vida, lo juro—

    —Si pero aun debes explicar el dibujo—

    —Tsk, no se te olvidó— dijo girando el rostro con molestia.

    —Me haces enojar, en verdad, me estas haciendo enojar— decía Naruto con una vena palpitante en su mejilla.

    —La cosa fue que... la autora del libro estaba ahí por casualidad cuando yo entré en esa sección, me escuchó cuando dije que la historia era muy parecida a la de mi novio y empezó a hacer platica conmigo, de hecho yo dejé el libro en el estante cuando ella me invitó a tomar un café —

    — ¿Entonces porque tienes el libro?—

    —A eso voy, fuimos a la cafetería y empezamos a platicar, me preguntó sobre ti, como eras, lo que hacías entre otras cosas y cuando estaba por irme ella me regaló un ejemplar, me pidió que los describiera y eso hice pero no sabía para que era hasta que vi que se puso a dibujar—

    —Pero no creo que con solo describirnos fuera capaz de dibujarnos tan bien—

    —ahjaja, es que era muy buena— decía nerviosa al sentir la mirada del rubio — ¿Recuerdas la foto que te di? ¿la que me dio Tsunade-San?... se la mostré y solo tuve que decirle cuanto habían cambiado—

    —hoo, la que me diste hace unos días, la del equipo 7— dijo al recordarlo —Pero... espera... si tu le enseñaste esa foto ¡quiere decir que estabas interesada!—

    —Solo me dio curiosidad... ¿apoco tu nunca imaginaste a dos chicas besándose?—

    — ¿Que clase de persona crees que soy?... hmm, aunque...— dijo con una sonrisa mientras levantaba una ceja y colocaba sus dedos en su barbilla —Nunca he visto a dos mujeres besarse... me pregunto si...—

    — ¿Porque me miras así? Oi Naruto me estas asustando, ¿No será que...?— preguntó con su pupila dilatada — ¡Quieres que yo bese a otra chica!—

    —umm, a saber— dijo alzando los hombros para después recostarse con las manos en su nuca —Nunca he visto algo como eso, y de echo no quiero verlo— dijo para su confusión —Confieso que tengo mi lado pervertido pero sabes perfectamente que solo lo demuestro contigo—

    — ¿Como debo interpretar eso?— preguntó indiferente.

    —jeje, que solamente contigo quiero tener sexo—

    —Algunas veces puedes llegar a ser muy directo—

    —Así es, y me pondría muy celoso al verte besar a otra persona, ya sea hombre o mujer—

    —hoo, ¿y si yo veo que besas a alguien mas como debería sentirme?—

    —Eso no sucederá—

    — ¿Eso quiere decir que besarás a otras mujeres a escondidas?—

    —Deja de poner frases en mi boca... "aah" lo que quiero decir es que no quiero besar a nadie mas... tal vez no te di mi primer beso pero te entregué algo que no le daré a nadie más —

    —Si, yo también te entregué mi virginidad—

    —Y eso también—

    — ¿Huh?— preguntó confundida.

    —jejeje, yo también te entregué mi primera vez pero a lo que yo me refería era que te entregué mi amor— le dijo viendo como su cara se ponía muy roja por la vergüenza.

    —Soy una tonta— se reprimió logrando escuchar una risa de diversión del chico, lo observó durante unos segundos y después preguntó algo que la estaba inquietando desde hace tiempo —Y si yo te diera permiso para tener sexo con alguien más ¿lo harías?—

    Naruto dejó de reír y ladeó su cabeza mostrando una seriedad inmensa, su expresión no cambió ni un momento y eso empezó a impacientar a Erza que se arrepentía profundamente de preguntar algo así.

    — ¿Porque lo preguntas?— interrogó sin mover su mirada de la de ella.

    —No bueno... quiero saber si quisieras acostarte con alguien más—

    —No se que decir...siento como si no te conociera— le dijo provocando que se exaltara —Si tuviera que responderte... diría que solo sería tener sexo pero creí que contigo era algo mas que eso, creí que hacíamos el amor—

    —No es eso— dijo bajando la cabeza para mostrar un pedazo de papel arrugado —Hace días me llegó esto— dijo entregándole el papel —Hay un grupo de chicas que quieren tener...—

    —No me interesa— le interrumpió mientras partía el papel en pedazos —No quiero acostarme con alguien que ni siquiera conozco y mucho menos si no la amo, y me entristecería que tu me dieras permiso de hacer algo así—

    —Yo solo... es que no quería enterarme de que tu... no quería saber por alguien mas que si...—

    — ¿No confías en mi?— preguntó viendo su cara de tristeza —Jiraiya decía que el sexo y hacer el amor tiene una gran diferencia... aunque te acuestes con docenas de chicas nunca despertarás con ellas a tu lado, será un placer que durará unas cuantas horas, el me dijo que un placer mas grande sería abrir los ojos y lo primero que vieras todo los días sea el rostro de una sola mujer, saberte de memoria las curvas y los valles de su cuerpo, reconocer su olor en cualquier sitio donde estés, sentir que ella te pertenece no solo unas horas sino el resto de tu vida así mismo sentirse pertenecido, que alguien te reclame y te cele...— decía con seriedad —O tal vez no me dijo eso y yo me lo inventé— dijo contagiando su sonrisa a la chica.

    — ¿Porque siempre arruinas los momentos en que te oyes genial?—

    —Porque tu me dijiste que no necesitaba ser genial para que me quieras—

    —jejeje, es verdad... y perdoname, no supe que hacer y estaba confundida... me sentí un poco temerosa—

    —hnmmm, aunque tener un trio contigo y otra chica no estaría mal— decía sentado con brazos y piernas cruzadas manteniendo los ojos cerrados y poco a poco fue abriendo uno formando una leve sonrisa —Te ves hermosa cuando demuestras celos, jajaja— dijo riendo al ver lo celosa que se puso sin percatarse de que una mano se dirigió a el y lo golpeó para que se cayera.

    —Pervertido— dijo Erza sin poder ocultar su sonrisa.

    En diferentes partes del mundo algunos de los miembros de Fairy Tail buscaban las piezas faltantes del reloj, Natsu y compañía llegaron hasta el desierto pasando por varias trampas hasta llegar a un cementerio que estaba debajo de la arena, Gray, Juvia y Lyon llegaron hasta unas ruinas logrando obtener una de las piezas después de haber derrotado a Sugarboy y por otro lado estaban Gajeel y los Shadow Gear que escalaron una montaña.

    Regresando con Naruto y los demás, ellos llegaron a la biblioteca mágica donde fueron interceptados por la banda de ladrones de los trasero gordos y mientras Erza y Wendy los distraían Cana, Wendy y el pequeño Naruto encontraron la otra pieza del reloj y justo cuando Naruto estaba por entrar en el modo sabio para poder cargar la pieza fueron roceados por un gas apestoso que los dejó inmóviles permitiendo al trio de ladrones llevarse la pieza pero no llegaron tan lejos ya que Titania los interceptó y acabó con ellos al guardar un inmenso rencor.

    —Me sorprende que alguien tan pequeño pueda cargar eso— decía Charle observando al rubio debajo del objeto.

    —Esto no es nada— dijo Naruto dejando el objeto en el piso y sacudiendo sus manos —Creo que ya es hora de que vaya por los demás—

    — ¡Espera!— gritó Erza — ¡Aun tenemos otra oportunidad!—

    — ¿Otra oportunidad?— preguntó Wendy.

    —Un picnic— dijo con ilusión.

    — ¿Sigues con eso?— preguntó Cana.

    —Haz algo para detenerla— le pidió Charle a Naruto.

    —De acuerdo— dijo serio empezando a caminar hacia la pelirroja.

    —Aveces Naruto-San es muy confiable—

    —Si, actúa como un hombre— dijo Cana observando a Naruto platicar con la chica —Oye, ¿que es eso? ¿no es uno de sus kunais?— preguntó solo para ver un pequeño destello amarillo.

    —De acuerdo chicas, solo estaremos nosotras ya que Naruto debe ir con los demás por si necesitan ayuda— dijo Erza empezando a arreglar todo.

    — (¡Se escapó!) — gritaron mentalmente.

    Lejos de ahí.

    —Oi Gray, ¿Porque nos detenemos?— preguntaba Lyon observando como Gray y Juvia estaban sentados sobre unas rocas.

    —Tan solo espera— le dijo Gray con tranquilidad.

    — ¡Llevamos esperando más de una hora!—

    —Oh, ya está aquí— dijo Gray mostrando un pequeño kunai que tenía en su bolsillo.

    —Eso es— dijo Lyon logrando ver como un destello amarillo aparecía en la mano de Gray — ¿¡Naruto!?—

    —Tardaste demasiado, hace tiempo que te esperábamos—

    —Es que me perdí en los caminos de la vida— dijo Naruto riendo divertido junto con Gray.

    —Naruto-San, demonos prisa, ya tenemos la pieza del reloj— dijo Juvia entrando en la conversación.

    —Ooh, entonces vamos por los demás — dijo Naruto extendiendo sus manos al frente mientras sostenía el kunai y los demás se acercaban y ponían una mano en el hombro de Gray.

    —Oi Naruto, te hiciste...— Lyon no pudo completar ya que desapareció en un destello —... mas pequeño— completó apareciendo frente a los hermanos Strauss.

    — ¿Ya la tienen?— preguntó Naruto.

    — ¡Hombre!— gritó Elfman mostrando la pieza, se acercaron a ellos y fueron a la montaña donde estaban Gajeel y los demás y por ultimo fueron por Erza y compañía encontrándose con otro intento de picnic fallído y a las chicas con un vestuario de látex negro.

    Natsu y los demás lograron encontrar otra de las piezas a pesar de su enfrentamiento con Dan y Coco, poco después llegó Bayro con la manecilla del reloj en su posesión.

    Gracias al trabajo de equipo de los magos lograron derrotar al pulpo, mientras Lucy y Romeo lo retenían Happy tomaba velocidad para lanzar a Natsu que se rodeó en llamas y golpeó de lleno al pulpo mandándolo a rodar por el piso, todos se confundieron al ver como se detuvo al ser congelado.

    —Vaya vaya, ustedes nunca aprenden modales— decía Lyon con la mano extendida al frente —Fairy Tail—

    — ¿¡Lyon?!— preguntó Happy — ¿Porque?—

    — ¡Chicos!— exclamó Lucy al ver a los magos salir de la nube de polvo que se había levantado detrás del pulpo.

    —je, llegaron muy pronto— dijo Natsu limpiando el polvo de su cara.

    —No hubiéramos tenido que venir si tuvieras todo bajo control— se burló Gray.

    —Todas las piezas están reunidas— dijo Byro viendo al grupo de magos que llegaron recientemente —Eso fue mas rápido de lo que esperaba, en verdad subestimamos a Fairy Tail—

    — ¡Chicos, Zentopia quiere reunir todas las piezas del reloj por algún motivo, no podemos dejarles hacer eso!— dijo Lucy.

    —Ustedes no podrían entender lo importante que es esta cruzada, si-bgwww— no pudo terminar de hablar mientras que todos lo miraban con ojos rectangulares y su boca pequeña.

    — ¡Byro-Sama ha sido golpeado por nada!— gritó Coco al ver a su líder salir disparado y chocar contra las rocas y es que no sabia que el diminuto Naruto había aparecido a su lado, con el modo sabio aun activado puesto que había cargado la enorme pieza del reloj, y lo había golpeado en la mejilla mas sin embargo Byro no soltó la manecilla del reloj sin importar que.

    —Oi oi, al menos deberías dejar que terminara de hablar— dijo Erza viendo como Byro salía de los escombros.

    —Are, perdí el modo sabio— dijo Naruto sin saber que en el ultimo segundo Byro había cancelado su magia.

    — (Si no lo hubiera notado a tiempo hubiera sido un golpe fatal) — pensó Byro dirigiendo su mirada al lugar donde estaba antes recordando como alcanzó a ver un destello amarillo a su lado y por inercia canceló su magia —Parece ser que realmente son una amenaza para Zentopia, eso quiere decir que son una amenaza para todo el mundo, es mi deber deshacerme de tal peligro—

    — ¡Deja de una vez tanta palabrería!— le gritó Natsu mientras agitaba sus brazos para lanzar fuego de ellos pero las llamas desparecieron con un simple movimiento de su báculo.

    —Te dije que anulo todo tipo de magia— dijo Byro caminando unos pasos al frente — ¿Es que acaso no escuchas cuando alguien te habla?—

    —Si no podemos usar magia entonces no hay nada que podamos hacer ¿no?— preguntó Michelle con preocupación.

    —Te equivocas— dijo Gray parándose a un lado de Natsu —Eso quiere decir que lo venceremos utilizando solo los puños— dijo quitándose la chaqueta.

    — ¡Gray, yo me haré cargo de el!— refutó Natsu.

    —Tu ya lo intentaste, ahora es mi turno— dijo Gray ignorando su replica.

    — ¿Hmm?— preguntó Bayro girando la cabeza ensanchan los ojos por un momento pero rápidamente balanceó el báculo y golpeó algo que no pudieron ver hasta que se estrelló contra una de las rocas —No creas que caeré de nuevo—

    —Otra vez perdí el modo sabio— dijo Naruto saliendo de los escombros.

    — ¡Diablos, Naruto se quedará con toda la diversión!— gritó Gray.

    — ¡Que ni se le ocurra! ¡Ghaaaaa!— gritó Natsu empezando a correr hacia Bayro tomando impulso para lanzar un golpe que esquivó con facilidad.

    —Ustedes que cobran por esto no saben lo importante que es, lo único que le importa a la gente del gremio es el dinero— dijo retrocediendo mientras esquivaba los golpes de Natsu y de Gray que se había lanzado a la pelea, tomó la muñeca de Gray y con un movimiento dejó al descubierto su abdomen y le conectó un potente golpe con la media luna que estaba en uno de los extremos del báculo.

    — ¡Khaag!— se quejó por la falta de aire.

    — ¡Gray-Sama!— gritó Juvia.

    — ¡Bastardo, no te atrevas a insultar a nuestro gremio!— gritó Natsu desde su espalda sin percatarse de que el otro extremo del báculo se dirigió a su barbilla y lo golpeó elevándolo unos cuantos centímetros.

    — ¡Ustedes son los que se burlan de nuestro sagrado trabajo como legionarios!— gritó Bayro golpeando a Natsu con el cuerpo de Gray mandando a que se estrellaran contra la rocosa pared.

    —Ese viejo es muy fuerte— dijo Gray levantándose lentamente al igual que Natsu.

    —Es un veterano experto en combate, no esperes derrotar fácilmente a alguien que pudo enfrentarse a Gildartz— afirmó Erza mientras una espada aparecía en sus manos.

    — ¡Aquí vamos, Juvia-Chan!—

    — ¡Que no me llames así!— gritó Juvia mientras lanzaba un torrente de agua para que Lyon lo congelara.

    —Es inútil— dijo Byro anulando la magia —Es una patética distracción— decía al ver a Erza saliendo del agua, se inclinó a un lado dejando pasar el corte de su espada —Pude ver que tu eras la que intentaba atacarme seriamente—

    —Debía hacerlo bien o no serviría como distracción—

    — ¿Que?— alcanzó a preguntar antes de sentir como le arrebataban la manecilla de las manos — ¡Bastardo!— gritó tratando de alcanzar la manecilla que de repente había desaparecido.

    —La tengo— dijo Naruto solo para que empezara a brillar mientras las letras se remarcaban cada vez más — ¡Yo no hice nada eh! ¡Les aseguro que yo no hice nada! ¡Solamente la toqué pero no era mi intención hacer algo!— decía nervioso al ver como empezaba a levitar al igual que las otras piezas y se dirigían al mismo lugar por encima de ellos.

    — ¡Nee-San, mira, mira el reloj!— decía Michelle con extraña alegría.

    — ¿Que está pasando?— se preguntó Lucy al tener un mal presentimiento al ver como las piezas se juntaban y dejaban escuchar el sonido de una campana por todo el lugar.

    —Esa cosa es ruidosa— dijo Natsu.

    — ¿Es la alarma del reloj?— preguntó Happy.

    —Así que alguien mas actuaba entre las sombras— dijo Naruto brincando hasta el hombro de Erza.

    — ¿De que hablas?— preguntó la chica.

    —Este olor...—

    —Natsu, ¿lo recuerdas?—

    —Si, no hay duda...— respondió al ver como la silueta de ciertos individuos se hacia visible cada vez mas —Son ellos—

    — ¿Eh? Oracion Seis— dijo Lucy ya que todos lograron identificarlos.

    EXTRA.

    Un día después del baile, antes de la llegada de Legión.

    POV Erza.

    Naruto está a punto de irse de mi casa, se ha quedado a dormir en su antiguo departamento con esa tal Otome y esos dos niños y ahora que por fin viene a dormir conmigo me dice que solo será por hoy ya que había encontrado un lugar para él.

    Entré a mi hogar, vengo de comprar algo para la cena, cierro la puerta de entrada con seguro y me dirijo al comedor dejando la bolsa de alimentos en la mesa, la silla está corrida muestra de que Naruto me estaba esperando aquí, ¿acaso tardé demasiado?, lo busco sin lograr dar con él hasta que logré divisar como debajo de la puerta del baño se podía ver la luz, me acerco solo para escuchar el agua de la regadera y entre-abrí la puerta viendo la silueta de Naruto a través del cristal de la puerta que separa la regadera de la bañera.

    — "aah" — lo escuché suspirar como si se estuviera relajando mientras levantaba la cara para dejar que el agua lo refrescara —Ya tengo hambre, ¿cuanto tardará Erza-Chan en volver?— se preguntó provocando que sin darme cuenta sonriera alegre, incluso cuando está solo me dice "Erza-Chan", me muero de ganas por entrar ahí con él y abrazarlo pero me contengo al recordar el estado de su brazo.

    — (No quisiera lastimarlo) — pensé hasta que lo escuché hablar.

    —Por fin empiezo a sentir que este brazo es mio, aunque me ha costado un poco, ahora ya puedo cerrar mi puño y apretarlo... sin duda ese Orochimaru es muy bueno aunque te provoque asco el solo verlo sacar la lengua—

    ¿Era una señal?, ¿acaso esto era la señal que buscaba?, sin siquiera saberlo todas mis dudas se habían dispersado y se alejaron de mi en un pestañeo y cuando me di cuenta ya estaba corriendo la puerta de la regadera para ver su espalda desnuda, pasé mi vista de arriba abajo disfrutando de lo que veían mis ojos, Naruto pasó sus manos desde su frente a su cabello mientras se arqueaba hacia atrás para quitar el shampoo de su cabeza, envidié esa espuma jabonosa que recorrió su cuerpo por unos momentos y cuando vi que estiraba su brazo al frente para cerrar la llave me lancé a él como una fiera leona que se lanza a su presa.

    — ¡whaa!— su grito de sorpresa me excitó aun mas de lo que ya estaba, lo abracé por la espalda mientras el trataba de girarse para poder verme — ¡E-E-Erza-Chan!— decía con su voz temblorosa mientras yo pasaba mis manos por su pecho mojado hasta su abdomen llegando a rozar la parte baja de su cadera con la yema de mis dedos provocando que se estremeciera, el agua mojaba mi ropa haciendo que se pegara a mi cuerpo mientras que nuevamente subía mis manos recorriendo su cuerpo hasta llegar a su cuello y tomarlo de la barbilla para levantar su cabeza.

    —Yo también tengo hambre— le dije mientras pasaba mi lengua por su cuello dándole una pequeña lamidita que lo estremeció, besé su hombro y lo mordí dejando levemente marcados mis dientes mientras escuchaba su respiración agitada.

    El pasó su mano hacia atrás logrando llegar hasta mi nalga izquierda empezando a apretarla con brusquedad como si me incentivara a seguir, mi falda le molestó así que la levantó para poder meter su mano en mis bragas sintiendo la piel de mi trasero.

    Sentía como me apretaba con fuerza y me acariciaba sobrepasando cada vez mas el limite pero eso solo provocaba que mi excitación aumentara cada vez mas al sentir el rose de sus dedos en mi entrada trasera, quité mi mano izquierda de su cuello y la lleve a la parte delantera de mis bragas, estaban muy húmedas combinando el agua de la regadera con la de mis líquidos vaginales, dejé de besar su cuello para atrapar sus labios dándole cortos besos mientras nos mirábamos a los ojos, empecé a mover mis dedos en mi entrada empezando a masturbarme mientras el manoseaba mi trasero y nos besábamos con lentitud y ternura sin apresurarnos, después de todo la noche apenas estaba por comenzar.

    —Erza-Chan— dijo mi nombre mientras colocaba su otra mano sobre la mía dirigiéndola desde su pectoral derecho, pasando por su abdomen, hasta llegar a su entrepierna.

    — ¿Tan excitado estas?— le pregunté con burla mientras recargaba mi barbilla en su hombro para ver su gran reacción, lentamente acaricié su pene hasta llegar a la punta haciendo pequeños círculos con mi dedo índice mientras le sostenía con el resto de mis dedos.

    — "aah" "aah"... mira lo que provocas— decía con sus ojos entrecerrados mientras jadeaba de excitación, gocé con aquellas palabras, solamente yo podía ser la causante de que Naruto perdiera la cabeza, tomé con firmeza su masculinidad y empecé a mover mi muñeca con lentitud mientras le sonreía.

    — ¿Te gusta?— le pregunte sin recibir respuesta mientras besaba su mejilla, al mismo tiempo que movía mi muñeca también moví mis dedos que entraron por mis bragas empezando a acariciar mi intimidad, Naruto sacó su mano de mi trasero y la llevó detrás de mi cabeza mientras me apretaba el cabello con fuerza y giraba su rostro para besarme los labios.

    Pude sentir como todo su cuerpo su tensó y su pene palpitando en mi mano cuando de pronto dejó salir toda su descarga, un liquido caliente recorrió mis dedos mientras el agua de la regadera lo limpiaba.

    Sacudí mi mano solo para que el me tomara de la muñeca y se volteara repentinamente tomandome por sorpresa.

    —Me tomaste desprevenido— me dijo mientras apretaba uno de mis pechos con brusquedad —Es mi turno—

    — ¿Eh?— pregunté nerviosa al ver como sonreía de lado —Na-Naruto— tartamudeo al sentir como devoraba mi cuerpo con la mirada.

    Sin previo aviso metió sus manos debajo de mi camisa y rompió mi sostén para poder quitarmelo, traté de refutar pero...

    — ¡Kya!— grité al sentir como mordió mi pezón a través de mi camisa.

    —hoo, que grito tan adorable— me decía mientras apretaba mis endurecidos pezones que se remarcaban en la camisa.

    —baka— fue lo único que pude decirle, me llené de vergüenza y eso al parecer le agradó y mucho ya que sonrió ampliamente.

    —Ni creas que es todo— me dijo mientras pasaba su mano por mis caderas hasta llegar a mi pierna y levantarla a la altura de su abdomen abriendo mis piernas poco a poco, rodee su cuello con mis brazos pensado que estaba por penetrarme pero no fue así, en lugar de eso, bajó hasta recargar su rodilla en el piso y ponía mi pierna en su hombro quedando frente a mi vagina.

    — ¿Qu-que haces?— pregunté ruborizada al sentir su aliento tan cerca de mi intimidad, levantó mi falda hasta que quedó en mi ombligo y con sus dedos hizo a un lado mis pantis dejando al descubierto mi húmeda vagina.

    —Me dijiste que sea mas atrevido...— esas palabras estremecieron todo mi ser, y mas aun al sentir el roce de su lengua de arriba abajo y en círculos.

    —"nng" "aah-aah"... Naruto~— gemí de placer y mas aun al sentir como succionaba, era algo nuevo e indescriptible, me gustaba y lo disfrutaba, sin pensarlo dos veces tomé su cabeza y apreté sus cabellos mientras lo retenía, estaba a punto de descargar todo, estaba impactada por el atrevimiento de Naruto pero me encantaba la manera en que me trataba y me hacia experimentar todo esto.

    — ¿Te gusta?— ahora el me preguntó despegando su boca de mi intimidad, yo no le pude responder ya que me retorcía en la pared y arqueaba mi espalda por el éxtasis, lo único que hice fue jalarlo hacia mi con la pierna que estaba sobre su hombro para que continuara con su trabajo.

    — ¡Siiii~!— grité con mi visión nublada mientras dejaba caer mi cuerpo y mis líquidos mojaban el rostro de Naruto al que pareció no importarle, tal vez estaba igual de excitado que yo como para pensar con claridad, justo cuando creí que había terminado di un brinco ya que su lengua pasó de abajo hacia arriba como si tratara de limpiar todo liquido que dejé salir con mi orgasmo —Y-ya...—

    —Te dije que era mi turno— me interrumpió antes de que pudiera decir algo, mis piernas no me respondieron y mi cuerpo estaba débil, mi respiración agitada y mi pecho subía y bajaba de forma rítmica.

    Él se levantó y me jaló hacia la regadera para sentir el agua fría recorrer nuestros cuerpos, me tomó la mejilla con ternura y me besó introduciendo su legua en mi boca, actuaba con mas brusquedad y mas dominante y eso me gustaba cada vez mas, no había tiempo para pensar, me dio media vuelta e inconscientemente me incliné al frente recargando mi pecho en la fría pared, el agua caía en mi espalda y resbalaba por ella.

    —Erza-Chan..— pronunció mi nombre mientras que con su mano dirigía su pene a mi vagina introduciendo lentamente la cabeza, me agarró de la cintura y de una sola arremetida lo introdujo todo.

    — ¡haa! !haaa-haa-ha!— gritaba siendo interrumpida con cada arremetida mientras el levantaba mi pierna derecha y la sostenía con su antebrazo, hacíamos el amor en la ducha y yo ni siquiera me había desnudado por completo, mis bragas colgaban de mi pierna y mis pechos eran cubiertos por la camiseta mojada mientras que la falda estaba en mi abdomen, el sudor de mi cara aumentaba, giré mi cabeza logrando ver como el agua mojaba su cabello hasta escurrir por su torso, me mordí el labio y me enderecé para cruzar mi brazo por su cuello y jalarlo a mi para besarlo, el se inclinó al frente apoyando una de sus manos en la pared y con la otra movía mi cadera de forma ritmica acorde a sus arremetidas que se iban haciendo cada vez mas bruscas.

    — ¡Mas!— grité con mi mente nublada, el se detuvo y retrocedió para sacarla, yo me giré para poder quedar de frente y de un brinco me enrollé a sus caderas con mis piernas mientras aprisionaba su rostro contra mis pechos, el colocó sus manos en mi trasero y empezó a besarme cuando de pronto uno de sus pies resbaló provocando que cayera de espaldas conmigo encima de él.

    — ¿Ouch?—

    — ¿Porque sonó como pregunta?— le pregunté para que ambos empezáramos a reírnos, me recosté encima de el sintiendo su erección rozar mi intimidad mientras le robaba unos cuantos besos —Me tomaste desprevenida— le dije viendo que sonrió complacido.

    —Jajaja, tu me dijiste que fuera mas atrevido contigo, así que lo hice— me dijo sonriendo descaradamente mientras acariciaba mi mejilla, él sabia cuando era el momento de hablarme con dulzura y cuando era el momento para decir malas palabras, que por si fuera poco eran sucias palabras que parecían bonitas en su momento —Eres hermosa— me decía mientras pasaba unos mechones de mi rojo cabello por detrás de mi oreja.

    — ¿En serio?— le pregunté mientras entrelazaba mis dedos en su pecho y recargaba mi barbilla en el — ¿La mas hermosa del mundo?— le pregunté poniéndolo a prueba, cerré mis ojos y esperé por su respuesta.

    —hmm— ¿estaba dudando?, tardaba en responderme y mi sonrisa se borró al oírlo bufar con molestia — ¿Acaso eso importa?—

    — ¡Claro que importa!— exclamé un tanto molesta, mas bien diría decepcionada.

    — ¿Acaso no te basta con que yo considere que eres la mas hermosa?— preguntó dejandome sin palabras, sus ojos anillados me miraron expresando inseguridad, no sabia que responder a aquello, él recargó su cabeza en el piso y miró al techo, tragué saliva al ver su expresión, no podía leerla —De echo, no me gustaría que fueras la mas hermosa del mundo— nuevamente me dejó sin palabras, ¿debía estar molesta o triste? —Si tu fueras considerada la mujer mas hermosa y bella del mundo habría miles de personas que estarían detrás de ti, jeje, de por si ya hay muchos...— me dijo sonriendo con dificultad —Aveces me pregunto porque me escogiste, no soy bueno mas que para pelear... siento como si no te mereciera—

    — ¡No digas eso!— le grité totalmente enfurecida, el me miró perplejo, ¿porque siempre se menospreciaba?, es una gran persona y él no parece darse cuenta de ello, observé su mirada y su triste sonrisa llena de melancolía, ¿que es eso que aun te atormenta? —Naruto, puedes decirme cualquier cosa, yo estoy aquí para apoyarte... tu dijiste que estarías conmigo cuando quisiera llorar así que yo estaré ahí cuando tu quisieras hacerlo—

    —Arigatou— me dijo desviando el tema con una falsa sonrisa.

    —No me bajaré de ti hasta que me lo digas— le dije aferrándome a su cuerpo mientras una expresión de confusión se hacia presente en su rostro.

    —Bgg-bwuajajaja— rió divertido —No te preocupes... es solo que...— me decía tratando de acariciar mi mejilla pero se detuvo antes de hacerlo —Tengo miedo de perder lo que amo... mis manos están manchadas con las vidas de miles que trataron de protegerme y no me gustaría que mas personas pasen por lo mismo... y mucho menos la mujer que amo—

    Lo miré directamente a los ojos, no me gustaba verlo de esta manera, siempre actuando alegre y fuerte e incluso con altanería frente a los demás pero solo lo hacia para disimular, me sentía agradecida por que tuvo la confianza de contarme sus angustias, no podía negar que eso me hacia feliz pero no era el momento indicado, tomé su mano temblorosa y la coloqué en mi mejilla.

    —Pero de igual manera fueron estas mismas manos las que salvaron la vida de miles mas, de millones... aquellas personas murieron creyendo que tu serias el que protegería a todos aquellos que ni siquiera conocías, no debes decepcionarlos, debes seguir adelante, tampoco digo que te olvides de ellos... siempre tendrás que vivir con esa piedrita en tu zapato pero eso no impedirá que sigas avanzando— ni siquiera sabía lo que le decía, todo salió de mi boca espontáneamente, lo único que quería era que Naruto no se atormentara con los recuerdos y al parecer lo había logrado.

    —Eres el sol de mi mundo— me dijo para después rodar a un lado dejando que mi desnudo cuerpo tocara el frío piso —Te amo— me dijo besando mis labios, ignoré el frío y lo abracé con fuerza, el se hizo a un lado y pasó su brazo por debajo de mis piernas y el otro en mi espalda para cargarme de forma nupcial, ambos sonreímos mientras volvíamos a la regadera, me quité la ropa para quedar totalmente desnuda, Naruto tomó la esponja y echó jabón en ella para empezar a tallar mi espalda, me giré para dejar que me bañara por completo mientras rozaba ciertas partes con sus manos, con la ayuda del agua me quitó la espuma del jabón y cerro la llave para abrazarme por la espalda y cargarme mientras yo pataleaba para que me bajara, no me quería caer de nuevo.

    Salimos del baño completamente desnudos y nos dirigimos a la mesa agarrados de la mano, algo extraño debería decir pero a la vez fue algo indescriptible, no tenía palabras para describir lo que sentía, estábamos sentados frente al comedor y cenábamos completamente desnudos sin avergonzarnos de ver nuestras intimidades, bromeamos causando que rieramos a carcajadas y una que otra vez nos dábamos de comer el uno al otro robandonos unos cuantos besos en el proceso.

    Me levanté de la mesa para recoger los platos y llevarlos al fregadero, Naruto recargó sus brazos en el comedor mientras me seguía con la mirada a todos lados.

    — ¿Que haces?, deja de mirarme así que me incomodas— le dijo del otro lado del comedor mientras me inclinaba al frente para recoger su vaso y pude notar como se quedó viendo a mis pechos.

    —No puedo hacerlo, estoy grabando esta imagen en mi memoria— me dijo mientras me veía darle la espalda, aproveché su atención para caminar moviendo mis caderas de una manera provocativa mientras me iba a la cocina.

    Empecé a lavar los platos, rogaba por que Naruto viniera y sonreí al escuchar el rechinar de la puerta pero me hice la difícil y seguí lavando los platos aunque en realidad ya no lo podía soportar, me quería lanzar a él y me impacientaba con cada segundo que pasaba.

    — ¿hmm?— pregunté al sentir un liquido viscoso recorrer desde mi hombro hasta mi espalda y pecho — ¿Que...?— no pude terminar de preguntar ya que pude ver a Naruto empezar a chupar aquel liquido en mi hombro — ¿Miel?— pregunté al verlo mejor.

    —Hmm— gimió como si estuviera deleitando un platillo exquisito, su lengua se deslizó por mi espalda y llegó hasta mi cadera donde me giró para besar mi abdomen.

    — (oh-oh, esto me está gustando) — pensé sintiéndome mas caliente al sentir como la miel cayó sobre mis pechos y escurría pero Naruto se encargaba de lamerla toda dejandome solamente con algunas partes del cuerpo pegajosas, subió besandome hasta llegar a mis labios para juntarlos dejando que pudiera probar la miel de su saliva —Tendremos que bañarnos de nuevo— le dije al sentir como nuestros cuerpos se pegaban por la miel.

    —No me importa cuantas veces tenga que bañarme contigo en un solo día— al escuchar eso lo único que pude hacer fue seguir con su juego, tomé su mano y metí uno de sus dedos en el frasco de miel para después chuparlo de manera lenta moviendo mi lengua de un lado a otro y cuando lo saqué de mi boca pude ver la saliva escurriendo de él.

    Sentí como algo rozaba mi vagina y al bajar la mirada pude ver su pene erecto, había logrado eso con tanta rapidez, lo empujé hasta la pared y besé la miel que había untado en él y bajé lentamente hasta quedar de rodillas, lo tomé con mis manos y empecé a mover mis muñecas de adelante hacia atrás.

    —He leído sobre esto en algunos libros... pero nunca lo he hecho EH...— le advertí tomando valor.

    —No tienes que-"wuaaa-a-a-a"— antes de que pudiera continuar introduje la punta de su masculinidad en mi boca empezando mover mi lengua en círculos, podía notar que lo disfrutaba, nunca lo había echo y en uno de los libros que leí decía que esto le gustaba a los hombres.

    Lentamente empecé a introducirlo un poco mas hasta que llegó a mi garganta, ¡estaba teniendo sexo oral por primera vez!, dejé de chuparsela y empecé a masturbarlo con lentitud, mis dedos resbalaban por la saliva permitiendo que pudiera hacerlo mejor.

    Me puse de pie sin soltar su entrepierna y lamí la miel de su pectoral, empecé a caminar haciendo que me siguiera ya que nunca lo solté, llegamos a mi habitación y me senté en la cama quedando a la altura de sus caderas pero cuando estuve a punto de introducirlo de nuevo en mi boca el me tomó de los hombros y me empujó a la cama, pasó su dedo por la miel y lo recorrió por el medio de mis pechos hasta llegar a mi ombligo, se inclinó y con su lengua me limpió la miel y dando cortos besos llegó hasta mi intimidad.

    —Esto te gusta ¿cierto?— me preguntaba mientras soplaba en mi vagina.

    —Me encanta— alcancé a responder.

    —Es hora del platillo principal— decía mientras me daba vuelta hasta dejarme boca abajo, sentí como pasó sus dedos por mi sexo y después empezó a penetrarme como si fuera la primera vez, lentamente movía sus caderas al compás de las mías y empezó a utilizar mas fuerza mientras se inclinaba para besar mi espalda o apretar mi busto.

    —Dame todo lo que tengas— le decía mientras levantaba mis caderas un poco mas, mi voz se volvió mas aguda y mis pequeños gritos parecían satisfacerlo, apreté mis piernas y dejé salir todo lo que contenía y segundos después el había hecho lo mismo, sentí un liquido caliente llenándome completa y su pene saliendo lentamente de mí.

    —Naruto— lo llamé por su nombre mientras me recostaba a un lado evitando la mancha de líquidos en la sabana.

    —Eso fue diferente— decía mientras se recostaba sobre mi sin dejar caer todo su peso, pude sentir como la miel provocaba que nuestra piel se pegara con la del otro.

    — ¿Te gustó?— no podía creer lo que había preguntado pero me moría de ganas por saberlo, me miró directamente a los ojos y me sonrió.

    —Me encantó— no pude evitar sentirme emocionada y lo abracé con todas mis fuerza y rodamos por la cama hasta caer de ella, pude escuchar su gemido de dolor, era la segunda vez que caía de espaldas al piso mientras yo estaba encima de él.

    —kgh... ejejeje— se rió con diversión mientras yo lo veía sin entender nada, ¿que le hace tanta gracia? —Sin duda eres inigualable, no podría enamorarme de alguien mejor, en verdad te amo— decía mientras me abrazaba con fuerza.

    Pude ver la cicatriz que unía su brazo, la acaricié lentamente y la besé para después tomar su mano derecha y entrelazar nuestros dedos.

    — ¿Que es lo que mas te gusta de mi?— le pregunté mientras recostaba mi cabeza en su pecho, mi mejilla se pegó a su piel por la miel pero no me importó ya que esperaba por su respuesta.

    —Absolutamente todo— me respondió sin dudarlo, cerró los ojos y sonrió sin mostrar signos de dudas.

    —Es tu turno de hacer una pregunta— le dije, quería que me preguntara cualquier cosa, estaba lista a responder cualquiera de sus preguntas pero en vez de eso simplemente pasó sus manos por mi cintura y se sentó conmigo encima.

    —Ahora lo único que quiero es dormir contigo, quiero abrazarte y sentirte mía— me decía mientras ambos nos poníamos de pie, quitó las sucias sabanas y arregló las almohadas que estaban por todos lados, no recuerdo haberlas lanzado tan lejos ¿o si?.

    —Tonto— le dije lanzándome a su espalda y caer a la cama —Ya soy tuya— me quité de su espalda y me acosté a un lado, el giró su cuerpo y me miró para acariciar mi cabello.

    —Te amo—

    —Yo te amo más— dije mientras entrelazaba los dedos de nuestras manos y me giraba para darle la espalda, jalé su brazo mientras me pegaba a él acurrucandome con su pegajoso cuerpo.

    —Creo que debimos ducharnos de nuevo... estamos muy pegajosos— me decía mientras me abrazaba por detrás.

    —hmm-hmm— negué con la cabeza —Ya es muy tarde... además, si nos bañamos no dormiremos nada— le decía girando mi rostro para besarlo —Si sabes a lo que me refiero ¿no?—

    —jeje, lo se perfectamente— me respondió pegándose mas a mi espalda para abrazarme con fuerza.

    Sin importarnos nada nos quedamos bien dormidos, nuestros cuerpos cansados nos exigían que los dejáramos tranquilos y así lo hicimos, manteniendo el calor de nuestros cuerpos con el abrazo despertamos hasta el mediodía y cuando lo hicimos nos metimos a la regadera provocando que nuestra pasión se encendiera nuevamente y que nuestros cuerpos desearan mas.

    Omake.

    — ¿Que haces Cana?— preguntaba Lucy llegando frente a la mesa donde estaba sentada la castaña.

    —Oh Lucy, en buen momento— dijo dejando a un lado la pluma con la que escribía —Necesito tu ayuda—

    — ¿Para que?— preguntó Lucy mientras tomaba asiento.

    —Quiero vengarme de Naruto por decirme alcohólica impulsiva— dijo viendo lo que tenía escrito en la hoja.

    —Bueno, tu le dijiste mandilón—

    —No te fijes en los detalles—

    —"aah" entonces ¿que es lo que tienes planeado?—

    —Le mandaré esta carta de un supuesto club de fans que quieren demostrar cuanto lo admiran con sus propios cuerpos, si me entiendes ¿no?— preguntó sonriendo con picardía.

    — ¡Cana, eso es demasiado!— exclamó en voz baja con un gran sonrojo —Además eso podría traerle problemas—

    —Eso es precisamente lo que quiero— decía metiendo la carta en un sobre.

    — ¿Y para que quieres que te ayude?—

    —Es obvio, quiero que pongas el sobre en la puerta de su casa, yo no se donde vive— le dijo estirando su brazo para darle el sobre.

    —Yo no haré eso— se negó rápidamente mientras que por error golpeó el sobre con el movimiento de su brazo provocando que saliera volando.

    — ¿hmm? ¿que es esto?—

    — (¡SHIMATTA!) — gritaron ambas mentalmente al ver que el sobre había caído a los pies de Erza que había llegado al gremio.

    —Se le cayó a alguien— dijo mientras lo recogía para que la hoja se saliera del sobre.

    — (¡No lo podía haber recibido cualquiera, tenía que ser Erza misma!) — pensó Lucy volteando a ver a Cana —Oi, ¿ahora que...?— preguntaba en voz baja hasta que se percató de que la chica en cuestión ya no estaba.

    — ¿"Para nuestro querido Naruto-Sama"?— se preguntó Erza al empezar a leer la hoja mientras su mirada se volvía cada vez mas tsundere —"Sabemos de su relación con Titania y eso debe tenerlo agotado y por ello queremos que sepa que puede contar con nosotros en cuerpo y alma"... "podemos ser suyas si usted lo desea"... ¿"estar con Titania puede tenerlo estresado"?... "lo esperamos en el parque central a la media noche en tres días"...— leía mientras un aura oscura empezaba a rodear su cuerpo.

    — (Debí detener a Cana cuando pude... lo lamento Naruto) —

     
    • Me gusta Me gusta x 3
  8. Uzumaki Bixsael

    Uzumaki Bixsael tu decides tu propio destino

    Registrado:
    27 Sep 2014
    Mensajes:
    117
    Temas:
    1
    Calificaciones:
    +14
    Buena carnal tuvo wena la parte de erza y naruto jejejeje peleando por esos libritos eroticos y vamos le pondras un trio a naruto jejeje qe sea mirajane hejeje
     
  9. Dark flamearon

    Dark flamearon

    Registrado:
    13 Jun 2015
    Mensajes:
    28
    Temas:
    0
    Calificaciones:
    +4
    Me parecio genial el cap y el proximo naruto se va a lucir, magnifico dragneel kun. Espero con ancias el siguiente cap byebye

    Enviado desde mi SM-G925I mediante Tapatalk
     
  10. Dark flamearon

    Dark flamearon

    Registrado:
    13 Jun 2015
    Mensajes:
    28
    Temas:
    0
    Calificaciones:
    +4
    No creo que aga trio el dijo desde el inicio que seria nada mas que naruto y su pareja y si bien a avido casos donde pareciera que la lujuria tienta a naruto el no lo hace por amor a erza y pienso que solo eso solo queda en charla como cuando haces bromas con tu novia sobre ese tipo de cosas algo asi( si soy el unico que bromea con su novia asi pues creo que entonces que ella y yo somos raros 0_0 jaajjaja)

    Enviado desde mi SM-G925I mediante Tapatalk
     
  11. Uzumaki Bixsael

    Uzumaki Bixsael tu decides tu propio destino

    Registrado:
    27 Sep 2014
    Mensajes:
    117
    Temas:
    1
    Calificaciones:
    +14
    Jajaja lo se solo mencione lo qe a naruto le gustaria untrio eso le dijo a erza jejeje
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  12. UchihaNarutozur

    UchihaNarutozur

    Registrado:
    12 Ene 2017
    Mensajes:
    20
    Temas:
    0
    Calificaciones:
    +2
    Conti Conti buen CAP ;v
     
  13. Jose eduardo

    Jose eduardo Jose broly ruiz

    Registrado:
    22 Sep 2016
    Mensajes:
    108
    Temas:
    3
    Calificaciones:
    +69
    Jajajaja me gusto amigo, la broma de Cana se salio de control jejejejeje espero la conti y... ¡¡Te lo suplico por lo que mas quieras, que haya un poquito de NaLu!! TT^TT.
     
  14. Uzumaki Bixsael

    Uzumaki Bixsael tu decides tu propio destino

    Registrado:
    27 Sep 2014
    Mensajes:
    117
    Temas:
    1
    Calificaciones:
    +14
    Bro llevo rato esperando la continuacion aver qe dia act.
     
  15. Autor
    Dragneel Uzumaki

    Dragneel Uzumaki

    Registrado:
    14 Mar 2016
    Mensajes:
    100
    Temas:
    5
    Calificaciones:
    +334
    Capitulo 55.

    —Oracion Seis— dijo Lucy al ver como salían de entre las sombras.

    —Así es, por supuesto. Nosotros somos el nuevo Oración Seis—

    — ¡Tu, eres Midnigth ¿verdad?!— preguntó Natsu.

    —Ese nombre ya es parte del pasado, de ahora en adelante llámame el segundo Brain—

    — ¿A que te refieres con el segundo? ¿Estas tratando de joderme? ¡¿Por que están aquí?!—

    —Tenemos solo un deseo, llevar a cabo la voluntad de mi padre y destruir el mundo—

    — ¿Aun siguen con esa tontería?— preguntó Erza mientras que el rubio que estaba en su hombro movía lentamente el pie.

    — ¿hmm? Oye Brain, el chico rubio que jugó con nosotros hace siete años quiere regresar a su tamaño normal— dijo Cobra.

    — ¿Kgh?—

    —Encarguense de ellos, Cobra Racer—

    — ¡Dan, rápido-kgha!— se quejó el Uzumaki.

    —No es necesario que te molestes Cobra— dijo Racer con Naruto en sus manos mientras lo cubría con un pedazo de papel.

    Nadie pudo ver lo que pasó, de un momento a otro sintieron una ráfaga de aire pasar a un lado de ellos mientras escuchaban el grito de Naruto, Erza solo pudo sentir un roce en su mejilla y cuando giró su rostro ya no estaba Naruto en él.

    — ¿¡Un sello!?— preguntó Naruto con sorpresa — (¿Como consiguieron algo así?) —

    — ¡Bastardos!— gritó Natsu escupiendo fuego al lugar donde estaban todos pero Erigor se interpuso y las dispersó con su magia de viento.

    —No tenemos tiempo que desperdiciar— dijo Cobra.

    —Debemos hacer cosas importantes— dijo Angel.

    —Lo se, pero de la humillación que sufrimos hace siete años por Fairy Tail no la puedo olvidar... pero supongo que podría dejarlo pasar con esta pequeña basura— decía el actual Brain refiriéndose a Naruto.

    —No quiero que me diga basura un tipo que se viste como un okama, han pasado siete años y lo único que hiciste fue ponerte mallones blancos, esto es una pelea no un recital de balet— dijo Naruto mientras que a Oracion Seis les escurrió una gota por su mejilla al ver la forma altanera en que hablaba cuando el estaba en la posición de rehén —La chica ganso tampoco ha cambiado en nada—

    —Patético hombre, no caeré de nuevo en tus provocaciones, un ángel nunca se deja llevar por las tonterías que dice alguna basura como tu—

    —Oi Cobra, ¿porque no escuchas lo que estoy pensando y se lo dices a tus compañeros?—

    — ¿Hmm?...— preguntó Cobra mientras escuchaba lo que pensaba el rubio para que su cara se oscureciera —Ni creas que diré algo tan vergonzoso como eso—

    —jajaja, pero sabes que estoy en lo cierto ¿no?—

    —tsk, ya deja tus estupideces, ¡Brain!—

    —Les dije que se encargaran de ellos ¿o no?—

    —Es verdad, es verdad, ahora denme a ese pequeño que yo me haré cargo de él— decía lo que parecía ser un oso de color rosa mientras jalaba de su palanca — ¡Suerte!— gritó para que una pequeña jaula cayera del cielo —Ahora entra ahí— dijo lanzando al rubio contra los barrotes.

    — ¡Sacame de aquí!—

    —Es una lastima, obviamente para ti— decía Angel señalando como sus compañeros eran vencidos por solo dos personas —Es tu castigo por ser un hombre desgraciado y poca cosa—

    —Somos dos hombres desgraciados y poca cosa—

    — ¿Huh?— preguntó perpleja la única miembro femenino al girar y ver sobre su hombro una copia del rubio que estaba enjaulado.

    —Quisiste decir que somos tres desgraciados—

    — ¿Vaya vaya, que está pasando aquí?—

    — ¡Haaaa!— gritó Angel al ver tres clones del rubio.

    — ¡Probemos nuestra suerte!— gritó el oso de color rosa mientras tiraba de la palanca — ¡Bonus de tres jaulas mas!—

    —ooh, ¿como se utiliza esto?—

    — ¿huh?— preguntó al ver otro pequeño Naruto.

    —Creo que álamos la palanca y ya está—

    —Oye espera, primero debes pedir permiso, no seas maleducado—

    —Oh, es verdad, disculpe Monstruo-San ¿puedo tirar de su palanca?—

    —Bu-bueno, no es como si no...—

    — ¡Dijo que sí!—

    — ¡O-oye espera, yo nunca dije que si!— gritó el Oso mientras uno de los rubios tiraba la palanca.

    — ¡Whaaajaja! ¡Mira mira, un bonus de llaves de jaulas!—

    — ¡Hoy estamos de suerte!—

    — ¡Nhooooooo!— gritó el Oso al ver como liberaban al Naruto original y le quitaban el papel del sello.

    —Y así es como te liberas de...— decía Naruto girándose para ver a Dan tratando de conquistar a la chica autoproclamada un ángel.

    —Disculpa ¿pero podrías golpearlo por mi?— preguntó Naruto para que el oso jalara la palanca para golpear a Dan con su magia.

    —Es mi oportunidad— dijo Naruto empezando a correr hacia el reloj pero se detuvo al sentir el peligro y dio un salto atrás para evitar la explosión que se produjo delante de el.

    —No creas que te será fácil— dijo Brain apareciendo sobre el reloj —Aun recuerdo lo que me hiciste hace siete años y eso no te lo perdonaré nunca—

    —tsk, en ese caso— dijo retrocediendo.

    —Ya es muy tarde para ayudar a tus amigos—

    — ¿Que...?— preguntó el rubio con sus pupilas dilatadas al verlos a todos, incluyendo a los miembros de Legión, tirados en el pisó.

    — ¿Necesitas esto para volver a tu tamaño normal?— preguntó Cobra caminando hacia la lanza de Dan —Si la destruyo no podrás volver a tu tamaño normal—

    — ¡No lo permitiré!— dijo Lucy interponiéndose con llave en mano.

    — ¡Lucy!— gritó Natsu.

    — ¡Lucy Nee-San!— gritó Michelle.

    — ¡Sin esto Naruto no podrá volver a su tamaño original!—

    — ¡Maldición!— exclamó Naruto empezando a correr al ver que la rubia no podía moverse por el miedo que le inculcaba Cobra — (No llegaré a tiempo) — pensó al ver a Cobra correr, llevó su mano a su abdomen estando a punto de liberar el sello hasta que...

    INICIO FLASH BACK.

    En las afueras de la ciudad, Natsu y Naruto sentados en la nieve mientras observaban el cielo nocturno.

    — ¿Y cual es ese jutsu?— preguntaba Natsu demostrando su impaciencia.

    —Tengo dos en mente, pero primero te enseñaré el de jiraiya, cuando viajamos me mostró las bases para realizarlo, era un jutsu incompleto que no pudo perfeccionar, era a partir de un jutsu básico de la académica pero con el tuve la idea del Rassen-shuriken—

    —hmm, pero si ni siquiera pudo completarlo ¿como esperas que Natsu lo haga?— preguntó Happy.

    —El me lo mostró solamente porque quería presumir, yo no lo pude realizar porque mi naturaleza es de viento, Ero-Sennin era genial, tenía varias, era el mas fuerte de los sannin... en fin—

    —Oi, si tu naturaleza es de viento ¿como fuiste capaz de crear aquel muro de fuego?— preguntó Natsu.

    —Oh, ahora puedo utilizar cualquier tipo, Kurama tenía su naturaleza de fuego, puedo utilizar cualquier elemento ya que una vez fui el jinjuriki de todos los bijuus—

    — ¿Hablas enserio?— preguntó Natsu con fastidio —En realidad eres un monstruo—

    —ehjejejeje, tal vez tengas razón— decía el rubio mientras se recostaba en la nieve colocando sus manos detrás de su cabeza.

    —Yo también estaría dispuesto a obtener todo ese poder—

    —Tener tanto poder no es tan genial como lo imaginas... te vuelves alineado y arrogante y empiezas a creer que la solución a todo es la fuerza cuando hay otros métodos, ustedes son muy afortunados en estos momentos—

    — ¿Entonces es malo ser poderoso?— preguntó Happy.

    —hmm, nada es bueno en este mundo, si miras a un lado podrás encontrar felicidad y si giras al otro te darás cuenta de todo lo que se sacrificó por ella... entre mas busques la paz más difícil será el hallarla pero eso no importa— decía alzando la mano como si tratara de alcanzar el cielo —Siempre y cuando nadie se rinda estoy seguro que la paz no será un simple sueño, eso es lo que me repetía mi maestro todos los días, oye espera ¿¡PORQUE ESTÁN LLORANDO!?—

    —Twu wasstro era unn gwran personaaa-haa-haa— sollozaban mientras inhalaban el moco que escurría de su nariz provocando diversión en el rubio.

    —Bueno— dijo poniéndose de pie —Estos son los sellos... aunque supongo que tu no los necesitas—

    — ¡No importa, se ve genial cuando haces eso!— exclamó el chico.

    —De acuerdo, necesitas estos sellos para el jutsu, hasta ahora no tiene nombre pero el tenía uno en mente— decía mostrándole los sellos mientras Natsu intentaba hacerlos —Elemento fuego: Clon de shurikens de fuego y consiste en...—

    FIN FLASH BACK.

    — ¡Lucy, al suelo!— gritó Natsu mientras realizaba los sellos correspondientes.

    Lucy no respondía pero por suerte Michelle reaccionó a tiempo y se lanzó contra ella para sacarla del peligro, Natsu inhaló aire y lo escupió formando una bola de fuego que empezó a girar rápidamente hasta formar una fuma-shuriken que sorprendió a todos.

    — (¡Logró darle forma!) — pensó Naruto recordando que Jiraiya también le pudo dar forma pero no había logrado completar los siguientes pasos.

    —jhe, ni creas que eso podrá hacerme daño— dijo Cobra con total seguridad.

    — ¡Cobra, mantente alerta!— le gritó Racer, el Slayer del veneno arqueó una ceja al escuchar la alerta de su compañero, volteó a ver a Natsu y se exaltó al escuchar su pensamiento.

    — (¡Hay un segundo!) — exclamó mentalmente solo para dar un brinco y ver como un segundo shuriken de fuego que se escondía en la sombra del primero se elevaba en su dirección —jhe, casi me tienes (te tengo) ¿¡Que!?— gritó al escuchar el pensamiento de Natsu.

    — (Infeliz, lo conseguiste) — pensó Naruto sonriendo con una gota resbalando de su mejilla — (Pero deberías tener mas cuidado, por poco calcinas a Lucy y a Michelle) — se decía mientras tenía a las dos chicas detrás de él, había logrado quitarlas del peligro.

    Ninguno de los magos pronunciaba alguna sola palabra, lo único que salia de sus bocas era el aire de su respiración, por su mente aun se reproducía la misma escena, Cobra había saltado y estirado su mano para bloquear el shuriken que sin previo aviso se dividió en docenas de shurikens de un muy pequeño tamaño que se extendieron para abarcar un mayor rango, cuando Cobra bloqueó todas con su veneno se produjo una enorme explosión debajo de él ya que el primer fuma-shuriken colisionó por si solo.

    — ¡Es lo mismo que utilizó contra Gildartz!— Happy rompió el silencio mientras recordaba que Gildartz había recibido una de esas shurikens en su brazo.

    — ¿Desde cuando aprendió algo así?— preguntó Gray.

    —Naruto se lo enseñó la semana anterior a los exámenes pero no pudo completarlo, si lo hubiera hecho posiblemente hubiera tenido una mejor oportunidad contra él— dijo Happy —Incluso ahora le cuesta mantenerse en pie después de condensar tanta magia—

    —Lo que hizo fue algo parecido al Rasen-Shuriken— agregó Naruto —Ahora es mas potente que aquella vez—

    —Eso fue peligroso— se escuchó a Cobra mientras salía de todo el humo producido por la explosión dejando ver las quemaduras en su ropa y raspones en su cara —Para tu desgracia pude escuchar tu plan—

    —Cobra, ¿acaso no dijiste que no debíamos desperdiciar el tiempo?— preguntó Brain.

    —Tienes razón— dijo yendo con sus demás compañeros.

    — ¡Oye, vuelve aquí que aun no he terminado contigo!— le gritó Natsu con una mirada de agotamiento.

    — ¿Donde está esa maldita lanza?— preguntó Naruto sin saber que Michelle la había pateado lejos de ahí,

    —Fairy Tail se ha vuelto tan débil— dijo Bryan —Angel, hazte cargo—

    La mencionada sonrió con arrogancia mientras llevaba sus manos a su pecho de donde sacó dos monedas que empezaron a elevarse mientras producían un brillo que cegaba a todo.

    —Esto no parece nada bueno— pensó Naruto para que una explosión sacudiera todo el lugar e hiciera que la torre se derrumbara en pedazos.

    Oracion Seis escapó totalmente ileso mientras que de los escombros se podía ver a los miembros de Fairy Tail inconscientes pero con un aura roja que los rodeaba.

    — ¿Porque nos salvaste?— preguntó Byro con la espalda recargada en un pedazo de pared.

    —Byro-Sama, no debería moverse— le decía Coco.

    —Porque si dejo que mueran me quedaré con un mal sabor de boca y no podré dormir con la conciencia limpia— decía el pequeño Naruto mientras movía un gran escombro hasta que Dan le ayudó.

    —Outoto, no quiero deberte nada— dijo Dan quitando el escombro para dejar al descubierto su lanza —Con esto estamos a mano— dijo regresando al rubio a su tamaño normal.

    — ¡Byro-Sama!—

    — ¡Dan, Coco!—

    — ¡Ouuw, picante, es Ricitos-Boy!—

    — ¿¡Quien demonios tiene risos, EH!?— replicó Naruto viendo como los tres restantes que habían llegado se ponían frente a él de forma defensiva.

    —Es suficiente— les detuvo Byro —Vayámonos de aquí, debemos informa de esto a Zentopia cuanto antes—

    — ¡Si!— dijeron todos empezando a retirarse sin despegar su mirada del rubio hasta que tomaron un gran distancia.

    — ¡Meeennnnn~!— se escuchaba un grito que cada vez se hacía mas fuerte.

    — ¿huh?— preguntó el rubio al levantar la mirada y divisar a un tipo caer desde el cielo, su expresión cambió a una de terror al ver como se acercaba peligrosamente a uno de los pedazos de la estatua y rápidamente corrió a atraparlo.

    —Brilla— dijo el tipo en brazos de Naruto mientras lo señalaba con ambas manos —Es un placer vernos de nuevo Rubio-Kun—

    — ¡Ichiya!—

    — Que bueno que me atraparas, no sabía si podría sobrevivir a otra caída como esta—

    — ¿¡Entonces esta no es la primera vez!?—

    Con la ayuda de Ichiya Naruto fue capaz de sacar a todos y llevarlos hasta Blue Pegasus pero antes de eso dejaron a Lyon en Lamia Scale, en el trayecto pudo evitar al maestro Bob que no quería despegarse de él hasta que fue a acostarse a un lado de Gray.

    Al llegar al gremio de Blue Pegasus Michelle salió un rato a despejar su mente, Naruto la siguió después y al poco tiempo despertó Natsu que era el único que aún seguía dormido.

    — ¿Porque tratas de evitarnos a todos?— preguntaba Naruto entrando el la deteriorada capilla donde estaba Michelle que se sobresaltó al escucharlo.

    —eh... no... yo...— desviaba la mirada.

    — ¿Acaso crees que no me di cuenta?—

    —No comprendo—

    —Deja esa tontería, vi claramente como pateaste la lanza hacia aquella roca— decía con un tono de molestia.

    —Yo no lo hice—

    —Lo vi claramente—

    —Yo quería evitar que Cobra la destruyera—

    — ¿Entonces porque lo negaste cuando te lo dije?—

    —No sabia que hacer, me tomaste por sorpresa— dijo al borde del llanto.

    —Tu lo que querías era evitar que yo regresara a mi tamaño normal ¿no es así?—

    —Eso no es verdad, esa no era mi intención, creeme por favor Naruto-San— decía en forma de suplica.

    —Definitivamente tu no me gustas, las chicas como tu siempre ocultan algo— dijo Naruto para que Michelle empezara a llorar.

    —Ya fue suficiente— dijo Lucy que escuchaba desde afuera sin saber que sus compañeros hacían lo mismo por el otro lado.

    —Las chicas que actúan así siempre esconden algo— afirmó de nuevo.

    — ¡Ya basta Naruto!— gritó Lucy caminando hacia ellos.

    — ¡Nee-San!— sollozó Michelle corriendo hasta Lucy para abrazarse a su cintura.

    —Ya ya— la consolaba mientras acariciaba su cabeza.

    —Yo solo quería... solo quería ayudar... tienen que creerme—

    —Lo se perfectamente, te creo— decía Lucy de forma dulce.

    —Yo no lo hago— agregó el rubio —Ella lo hizo intencionalmente—

    — ¿¡En que te basas para decir eso!?—

    —Pude ver la expresión de su rostro en ese momento—

    — ¡¿Su expresión?! Por favor, en esos momentos puedes manifestar cualquier cosa como el temor, estaba a punto de morir—

    —Esa expresión no reflejaba miedo, mas bien experiencia, no puedo creerle—

    — ¡Es mi familia, no puedo esperar que alguien que está solo lo comprenda!— exclamó sin pensar en lo que había dicho, los que estaban afuera no pudieron hacer nada mas que tragar saliva —Si tuvieras a algún familiar que pidiera que le creyeras ¿no sería triste el no hacerlo?...—

    —Si, sin duda lo sería— dijo de forma neutral quedando en un incomodo silencio.

    —ah, yo... lo lamento— se disculpó la rubia sintiendo una punzada en su corazón al ver la expresión sin emociones en el rostro de su compañero, se sentía muy mal pero mas que nada arrepentida.

    —No, haz dicho la verdad, nada más que la verdad— dijo Naruto pasando a su lado —Dile a los demás que me iré adelantando, tengo algo pendiente que hacer—

    — ¡Naruto espera!— trató de alcanzarlo pero no pudo moverse ya que Michelle no la soltó.

    —Nee-San— dijo triste, Lucy giró su rostro solo para ver la espalda del rubio que se alejaba cada vez mas, estiró su brazo como si tratara de alcanzar su espalda sin poder conseguirlo, regresó su mirada a la chica qué lloraba y le sonrió con amargura mientras la consolaba.

    —Iré a hablar con él, ustedes vuelvan al gremio— les ordenó Erza empezando a correr tras el rubio.

    —Esa Lucy no debió haber dicho eso— decía Gray caminando hacia el gremio.

    —Aye—

    —Lucy habló sin pensar, no creo que en realidad haya querido lastimar a Naruto— dijo Natsu mientras dentro de la capilla Michelle lloraba y Lucy la consolaba.

    —Lucy me hizo recordar a mi supuesto "hermano", debo buscar a Lahar para saber como identificó a mi supuesto otro yo— decía el rubio mientras balanceaba un kunai entre sus dedos — ¿Debería ir a buscarlo al Consejo Mágico?—

    — ¡Naruto!— le habló Erza deteniendo su paso.

    — ¿hmm? Erza-Chan— preguntó al voltear y ver a la pelirroja.

    — ¿Adonde vas?—

    —Iré a buscar a Lahar, hay algo que debo preguntarle, no te preocupes volveré pronto—

    — ¡Deja de formar esa falsa sonrisa!— gritó Erza mostrando su enfado —Lo que Lucy dijo te golpeó directo al pecho— le dijo mientras lo señalaba —Me costó mucho el poder diferenciar cada una de tus sonrisas y esta es de tristeza, no puedes engañarme—

    —hehe, así que estabas escuchando, ¿ahora puedes leer mis expresiones?, ciertamente las mujeres son aterradoras, pero las mas aterradoras son indudablemente las madres y las novias—

    —No te enojes con ella, Michelle ahora es la única familia de sangre que tiene, y tu no estas solo, el gremio es tu familia— decía acercándose hasta el y le ponía su mano en su cabeza —Fairy Tail es tu familia... ahora yo soy tu familia—

    —Soy tu novio y en vez de eso me tratas como a tu hijo— se burlaba al sentir como revolvía su cabello.

    —hehehe, supongo que mi instinto maternal ha despertado— bromeaba pero a diferencia de ella que comenzó a reír el rubio se quedó tieso mientras en su rostro aparecían varias gotas de sudor y sus ojos estaban en blanco —Bueno, te dejaré resolver tus asuntos y no te preocupes que podemos arreglarnosla sin ti— le dijo para darle un beso y regresar con los demás.

    — ¿huh?— fue lo único que alcanzó a decir.

    Los magos regresaron al gremio, ninguno de ellos supo a donde se supone que había ido Naruto a excepción de Erza, Lucy no podía evitar sentirse mal pero Erza logró tranquilizarla un poco, después se dividieron en varios grupos con ayuda de la adivinación de Cana y se fueron por distintos lugares.

    Por otro lado, Naruto había recorrido los lugares por donde Oracion Seis destruyó las iglesias preguntando a todos los guardias sobre la ubicación de Lahar hasta que pudo dar con él.

    — ¡Oye niña!—

    — ¿¡A quien le estas diciendo niña!? ¡Ya soy una adulta!—

    —Eso no está bien, las niñas no deberían mentir, cuando crezcas se te quedará ese mal habito— le reprimía como todo un adulto.

    —Me estás haciendo enojar, en serio me estas haciendo enojar—

    —Como sea, tan solo quitame esta camisa de fuerza, es muy incómoda y no deja que pueda utilizar mi magia—

    —No me imagino que es lo que hiciste para que Zentopia decidiera colocarte eso, debiste haber hecho algo muy malo—

    —etto...—

    INICIO FLASH BACK.

    Naruto siguió a Lahar hasta llegar a Zentopia, debían encontrar información sobre uno de los curas que había tenido contacto con los fugitivos Oracion Seis.

    —Entonces, ¿como te diste cuenta de que era yo?— preguntó Naruto.

    — ¿A que te refieres?—

    —Jura-Ossan me contó lo que pasó cuando la isla Tenroujima había desaparecido, que supuestamente yo había llegado al Consejo Mágico —

    —Comprendo, no estoy de acuerdo en que Jura-San te lo haya dicho pero supongo que debías saberlo... la verdad es que yo no me di cuenta de ello, Mest, no, Doranbalt fue quien lo descubrió—

    —Así que fue ese tipo—

    —Si, por suerte en ese tiempo aun no había dejado el consejo... él renunció un tiempo después ya que la justicia de la que hablábamos no era tan cierta como el creía— contaba Lahar mientras subían por unas escaleras —Yo le pregunté como es que se había dado cuenta de ello y me dijo que solo había sido por intuición... que su mirada no era la misma—

    —Ya veo—

    —Es verdad que no has cambiado nada— dijo Lahar observándolo de pies a cabeza.

    —Mas sin embargo tu te haz vuelto más serio—

    —Es por mi trabajo— dijo mientras ajustaba sus gafas.

    —Lamento por hacerlo esperar—

    —Rapowant-Dono— mencionó Lahar al ver al cardenal.

    —Es el capitán de detención del consejo ¿no?— preguntó el cardenal viendo a los dos tipos —Y a usted no le recuerdo de nada, ¿le molesto si me dice su nombre?—

    —El es un...—

    —Uzumaki Naruto— dijo antes de que Lahar terminara su frase.

    — ¿Y cual es el motivo de tu presencia en este sagrado lugar?—

    —Viejo, no te preocupes por mi, yo solo lo estoy esperando a él—

    —Dijiste "Uzumaki Naruto" ¿no es así?—

    —Ese es mi nombre—

    —hoo, así que eres tu— decía el cardenal mientras chasqueaba los dedos para que tres de los guardias se acercaran a él —Es mi deber informarte que quedas bajo la jurisdicción de Zentopia por entrometerte en asuntos de suma importancia—

    — ¡Rapowant-Dono, espere un momento!— decía Lahar tratando de detener a los guardias que apuntaban con la punta de sus lanzas al rubio.

    —Agradeceré que no se entrometa en esto, de otra forma no lo atenderé sin importar nada— sentenció el cardenal dejando a Lahar con la palabra en la boca.

    —Ni crean que yo...—

    —Uzumaki-San— le interrumpió —Le ruego que no se resista, veré la manera de encontrar una solución, mi trabajo es muy importante... espero que lo entienda y que confíe en mi— le decía mirándole directamente a los ojos.

    — "aah" de acuerdo, pero con una condición— decía mientras era escoltado por los guardias pasando al lado de Lahar —Que me llames por mi primer nombre y dejes la formalidad, después de todo eres más viejo que yo— dijo sonriente siguiendo con su caminar.

    —Rapowant-Dono, esto que hace es contraproducente—

    —Debe de doler que encerrara a su compañero—

    — ¿Compañero?, por favor, si el fuera mi compañero probablemente ya me hubiera vuelto loco, solamente otras personas dementes podrían soportar su presencia—

    —A mi solo me pareció un perro dócil y obediente, le pondremos su correa y lo mantendremos controlado—

    —Tenga cuidado porque podría morderle la mano, sin importar cuantas cadenas le ponga al cuello él es de los que tirarían de ella hasta romperla... es mas que un simple animal, es una bestia y cuando las bestias actúan de esa manera, de manera "dócil" y "obediente", es cuando debería de ser mas precavido— decía Lahar mientras miraba a los ojos la cardenal que empezó a golpear levemente sus dedos mientras lo escuchaba atento.

    —Le aseguro que lo controlaremos— dijo para acercarse a la oreja de otro guardia y susurrarle al oído para que afirmara con la cabeza y corriera a cumplir con lo ordenado —Ahora, hablemos sobre lo suyo—

    FIN FLASH BACK.

    —Al parecer tus compañeros se quejaron de mi y me acusaron, que soplones— decía molesto.

    —Ellos solo cumplían con su trabajo— dijo Coco bajando su cabeza mientras apretaba el pañuelo que tenía en la mano.

    — ¿Y tu por que estás aquí?— preguntó el rubio al ver lo decaída que estaba.

    —No tengo porque decírtelo— dijo cruzando sus brazos e inflando sus mejillas mientras giraba su rostro.

    —Ya veo— Naruto no le tomó importancia, se movió insistente tratando de liberarse pero no pudo hacerlo, se dirigió hasta la salida que estaba bloqueada por una reja mágica que impedía su escape, la pateó levemente con la punta del pie sintiendo su efecto.

    —Es inútil, no puedes romperla—

    —Eres una niña muy pesimista—

    — ¡No soy una niña!—

    —Si-si, como sea, tan solo quitame esto—

    —No puedo hacerlo...— suspiró afligida —Contradije a Bayro-Sama y le dije todo lo que pensaba poniéndome en contra de mi fe, no puedo seguir viviendo—

    — ¿Solamente por eso estas aquí?, es absurdo, ustedes son muy exagerados con todo esto ¿no?— decía poniéndose de pie —Ustedes con su fe y todo eso, matando a cualquiera que se interponga, no son mas que unos locos que matan a placer—

    — ¡Eso no es...!— gritaba Coco hasta que fue interrumpida por el sonido del impacto de la frente del rubio contra la reja — ¿¡Estas loco!? ¡Es imposible que puedas romperla!—

    —Una vez...— dijo apretando los dientes para volver a tomar impulso y golpear de nuevo con fuerza dejando a Coco con la palabra en la boca —Pelee contra el compañero de un idiota como ustedes, adoraba a un tal Chin-Sama o lo que sea, mataba personas a diestra y siniestra en el nombre de su dios—

    — ¡Nosotros no matamos por placer! Si se hace es porque es necesario— decía bajando cada vez mas el tono de su voz.

    — ¿Es necesario?— preguntó retrocediendo unos cuantos pasos —Nadie merece morir por las ambiciones de alguien mas... ¡Haaaa!— gritó corriendo hasta golpear nuevamente con su frente y caer de espaldas al piso al sentirse mareado.

    —Te lo dije, es imposible... oí, ¿estas bien? ¿sigues vivo?— preguntaba la chica.

    —Estoy bien—

    — ¡Está claro que no estas bien!— le gritó indiferente al ver que estaba sentado con un gran chorro de sangre brotando desde su frente.

    —No te preocupes, are, ¿también puedes crear clones?—

    —Creo que haz quedado mas idiota que antes—

    — ¡No soy un idiota!—

    —Estoy por aquí— dijo señalándose ya que Naruto le gritaba a la pared.

    Mientras, lejos de Naruto, los magos seleccionados de Fairy Tail esperaban a que el remodelado Christina descendiera para poder abordarlo y dirigirse a Zentopia, todos mantenían la mirada arriba hasta que reaccionaron al sentir el peligro, de inmediato las dos magas de rango S se giraron manteniéndose alerta.

    —Nee-Chan— le habló Elfman al notar lo exaltada que estaba.

    —Alguien viene— dijo Mira para que todos observar en la misma dirección logrando ver la silueta de alguien.

    —Debemos proteger a Christina— informó Erza con espada en mano.

    Ninguno despegó la vista de aquella silueta que poco a poco se iba haciendo visible logrando divisar a un tipo de cabello negro y largo totalmente lacio que con cada pisada que daba provocaba que la tensión aumentar, el sonido de su armadura echa de varias placas de metal de un color rojo opaco que cubrían principalmente su pecho y espalda, bajando desde sus hombros hasta su antebrazo, era la muestra de una autentica armadura samurai, su vestimenta debajo consistía en unos pantalones negros que le llegaban hasta la pantorrilla que tenia vendada hasta su tobillo, unas sandalias ninja del mismo tono, la parte de arriba era un suéter holgado de color azul oscuro.

    Al momento en que divisaron su rostro fueron inundados por una sensación de inseguridad provocando que inconscientemente arrastraran su pie tratando de retroceder, sus labios curvados levemente tratando de formar una sonrisa y siempre manteniendo sus párpados cerrados.

    — ¿Quien es?— preguntó Erza apretando el mango de su espada con firmeza sin despegar su mirada de la katana que llevaba en su cintura del lado derecho y lo que parecía ser un gancho de metal filoso en su espalda que estaba amarrado a la cadena que rodeaba su cintura.

    —No necesitan alarmarse, me atreveré a decir— les dijo el tipo levantando sus manos indicando que no tenía intenciones de provocarles daño alguno pero de cualquier manera se podía sentir el aura amenazante que emanaba de él, era imposible que pudieran confiar en alguien tan misterioso.

    — ¿Quien eres?— preguntó Mira.

    —No me gustaría que gastaran mi nombre unos tipos que no valen la pena— dijo de manera seria sin importarle los gestos de disgusto en todos ellos — "aah-aah" vine hasta aquí por un reconocimiento pero no hay nada que reconocer, ni siquiera ustedes, me atrevería a decir—

    —Oye, para tener un rostro lindo eres muy desagradable— dijo Mira parándose frente a él.

    —No me importa lo que piense alguien que estuvo dormida durante siete años— decía viendo a Christina detrás de los magos —Solo estoy aquí por una sola persona...—

    — ¿De quien estas hablando?— preguntó Wendy.

    —Uzumaki Naruto, me atreveré a decir—

    —Pero si el también estuvo dormido durante siete años— dijo Warren que era el único que no sabia nada del lugar al que habían ido.

    —Según se eso no tiene importancia, pero estoy seguro que si me dirijo hacia aquel enorme pescado flotante lograré encontrarlo—

    — ¡Ni creas que te llevaremos con el!— alegó Erza.

    —Solamente los acompañaré, después de todo...— decía mientras empujaba con su dedo pulgar el mango de la katana para sacarla de la funda mientras retrocedía su pie derecho y se inclinaba al frente colocando su mano izquierda en el arma —Si voy corriendo— dijo impulsándose al frente atravesando el área sin siquiera ser visto por nadie —Llegaré primero que ustedes—

    — (N-no pude verlo) — pensó Erza girándose para ver al tipo mover con fluidez su katana manteniendo una postura recta hasta que la enfundó y caminó hacia donde Ichiya abrió la puerta.

    —Titania, me llevaré esto por el momento— dijo balanceando el collar en su mano.

    — ¿Cuando fue que?— preguntó Erza con su mano en su cuello.

    —Ahora no necesito que me lleven— dijo pasando de largo —Con esto podré encontrarlo en cualquier momento—

    — (Eso solamente funciona con mi magia) — pensaba convencida hasta que logró observar como el collar apuntaba en cierta dirección.

    —Lo tengo— dijo amarrándose el collar al cuello mientras que Erza y Mirajane intentaban atacarlo por la espalda pero el tipo simplemente se giró para tomar la muñeca de Mira, que estaba en modo Satan Soul, y con el impulso golpeó a Erza.

    —Eso es mio, devuelvemelo— decía Tiranía sin rasguño alguno.

    —Lo tomaré prestado, de donde vengo si quieres recuperar algo debes usar la fuerza, pero de que te sirve la fuerza si ni siquiera puedes alcanzarme— dijo dándoles la espalda para empezar a correr moviendo las piernas de una manera muy fluida dejando escuchar sus pisadas en el pasto.

    —Tsk, demonos prisa, nos dirigimos a la misma dirección — dijo Erza entrando en la nave.

    —Hai— dijeron los demás saliendo de su ensimismamiento pero aun con la incógnita de poder saber quien era aquel sujeto.

    —Men~, ¿que fue lo que pasó aquí?— preguntó Ichiya con una de sus poses.

    Enseguida llegaron Gray y Gajeel que eran los únicos que faltaban y de inmediato partieron en la misma dirección.

    —ah, EH... ¿donde estoy?—

    — ¡Hoo, que bueno que despertaste!— exclamó Natsu deteniéndose para bajar al rubio de su espalda.

    —Natsu, ¿que haces aquí? Y ¿como es que salí de la celda?—

    —Quedaste inconsciente poco antes de que la celda donde él estaba se incendiara, el nos liberó— le explicó Coco.

    —Naruto, tenías razón— decía Natsu apretando su puño con furia.

    —huh, ¿eh?— preguntaba totalmente confundido — ¿Tenía razón?—

    —Te escuchamos cuando hablaste con ella, tenías razón, Michelle era una traidora, se llevó a Lucy, ella también es miembro de Oracion Seis... ¡Si tan solo te hubiéramos creído Lucy no estuviera en manos del enemigo!— exclamaba con arrepentimiento pero mas que nada frustración.

    —Ya veo— dijo seriamente mientras cruzaba sus brazos y cerraba los ojos — (¿¡En que demonios tenía razón!? ¡Lo lamento pero nunca se me cruzó por la cabeza que ella fuera una traidora, solamente creí que no le agradaba!) —

    — ¡Debimos creer en ti!—

    — (¡Deja de decir eso, perdón, lo siento mucho pero en realidad nunca llegué a dudar de Michelle!) — decía mentalmente abriendo uno de sus ojos para ver a Natsu reprimiendose — (Debo decirle la verdad) ah, etto...—

    — ¡Disculpa, no volveré a dudar de ti!—

    — (¡Ya para, te lo ruego por favor, deja de mirarme así, no soy como tu piensas!) ejem, no hay problema (detente) algunas veces es mejor confiar en tu instinto (¡Que diantres estoy diciendo!) No te preocupes, debes tomar tus propias decisiones y solucionar los problemas que hayas causado, eso decía mi maestro—

    — ¡whoooooooo! ¡Lo haré, ya lo verás!—

    — (¡Ruego por tu perdón, no era mi intención el verte la cara de idiota!) De-dejemos eso de lado, ahora dime cual es el plan— dijo empezando a correr junto con ellos.

    —Simple, iremos con el arzobispo y le patearemos el trasero— dijo sonriente el chico.

    —No creo que...—

    —De acuerdo— dijo Naruto interrumpiendo a Coco.

    —Solo tenemos que-kgha—

    — ¿Que pasa?— preguntó Coco al detenerse ya que Natsu se detuvo primero al ver a la banda de los traseros gordos.

    — ¡Lacayos pónganse en marcha!— gritó el que pareció ser el líder.

    — ¡Bien!— gritaron sus secuases.

    — ¿Aún siguen aquí?— preguntó Natsu con algo de fastidio en su voz.

    — ¡Los verdaderos malos nunca se van con las manos vacías!—

    — (Natsu se junta con gente extraña) — pensó Naruto acercándose al borde del camino para observar hacía abajo —Esto debe ser muy profundo— dijo poniéndose de cuclillas para observar mejor ignorando la platica de los otros hasta que tuvo la sensación del peligro al igual que los otros que saltaron a un lado evitando ser aplastados por una misteriosa criatura de color verde.

    —Ni siquiera valdría la pena usar magia de ruptura en ustedes— les dijo a los trasero gordo que temblaban de miedo para después mandarlos a volar con una patada.

    — ¿Quien es ese tipo?— preguntó Natsu.

    —El limpiador... Gatman— respondió Coco mientras el sudor resbalaba por su mejilla.

    — ¿Gatman?—

    — ¡mmmm! Parece que tienen mucha magia en sus cuerpos— decía el tipo mientras sobaba lo que parecían ser sus manos.

    —Tengan cuidado, el es un oponente extremadamente peligroso— les advirtió Coco.

    — ¿ah si? Ejeje, eso me está encendiendo—

    —La doctrina de Zentopia exige absoluta lealtad... nunca dudar de ella—

    — ¿Y que pasa si dudas?— preguntó Natsu levantando la mano.

    — ¡Dispersaré a los traidores!— dijo de forma amenazante.

    — ¿¡Que diablos!?— exclamó Natsu al ver como un círculo mágico aparecía en su costado izquierdo.

    — ¡Esa magia te hace explotar, es magia de ruptura!— avisó Coco.

    —Yo puedo expandir la magia que hay en tu cuerpo haciéndola estallar— explicó Gatman para que Natsu empezará a brillar hasta causar que explotara y lo mandara a volar por los aires.

    —Oi Natsu—

    —Resiste— le decían mientras lo ayudaban a ponerse de pie.

    —No importa quienes sean los traidores de Zentopia los borraré del mapa—

    —No tenemos tiempo para desperdiciar con alguien así— dijo Natsu viendo al tipo.

    —Ey niña, dijiste que hace explotar la magia ¿no?— preguntó Naruto.

    —No soy una niña, y si hace explotar la magia dentro de tu cuerpo—

    —Perfecto— dijo el rubio caminando hacia él.

    —Así que tu serás el siguiente, bailarás como nunca lo has hecho— decía Gatman levantando su mano para que aparecieran tres círculos alrededor de Naruto y empezara a brillar.

    —Lucy ya me enseñó a bailar, no necesito tus lecciones de baile— alardeaba con total seguridad para que su cuerpo estallara debido a la magia de Gatman.

    —Ya casi— decía Hugues corriendo por el otro camino logrando divisar a dichas personas —Así que ha matado a uno— pensaba al ver como el rubio explotaba hasta que un sudor frío recorrió su espalda, su mano tembló un poco y el sudor en su frente aumentó — ¿Q-que es esto?, es tan repulsivo— se detuvo a observar mejor notando como del humo de la explosión salía un "demonio" a su parecer.

    — ¿Que eres?— preguntó Gatman al ver al rubio con la cuarta cola, inclusive Coco sentía temor al ver esa piel roja y el antifaz negro — ¡Demonio, en nombre de Zentopia me haré cargo de ti!— gritó eufórico mientras lo hacia levitar para que estallara con la ayuda de su magia.

    —ehjeje, eso no funcionará— dijo Natsu sonriendo de lado, observaba la apariencia de Naruto e indudablemente quería pelear contra él en ese momento, quería probar cuan fuerte era y a que extremo haría llegar a Naruto en un mano a mano, mas bien sonreía con frustración, no era el mismo respeto que le tenía a Gildartz, a aquel lo quería alcanzar pero a Naruto lo quería superar, ¿como era posible que teniendo casi la misma edad fuera tan fuerte?, definitivamente lo superaría, sin duda alguna.

    —No tenemos tiempo— dijo Naruto estirando su brazo de chakra al frente aprisionando a Gatman —Debemos irnos— decía mientras el chakra de su cuerpo desaparecía a excepción el de su brazo derecho.

    — ¡DEMONIO!— gritó Hugues utilizando su varita para paralizar su cuerpo — ¡Me estoy volviendo loca, ya ni siquiera puedo distinguir lo bueno de lo malo, ni siquiera diferenciar entre un demonio o un humano!—

    —Hugues— mencionó su nombre.

    —Coco, vete de aquí, yo me haré cargo de esto—

    —No lo entiendes, el no es...—

    — ¡Coco!— le interrumpió con un grito eufórico — ¡No me hagas dudar mas y LARGATE DE UNA VEZ!—

    —Pero... ¡Hughes!— gritó al ver como el camino donde estaba la chica empezaba a temblar provocando que perdiera el equilibrio y liberar al rubio.

    —Así que aquí estas— decía el samurai que antes había estado con el resto de magos —Me atrevo a decir que no eres lo que yo esperaba, de echo pareces ser un simple chico ordinario—

    — ¿Quien es ese?— preguntó Natsu al verlo saltar hasta caer frente a ellos — ¿Como puede ver si tiene los ojos cerrados?—

    —Natsu, mantenganse al margen de esto— dijo Naruto colocando a Gatman del otro lado del camino.

    — ¡Mi deber es acabar con todos ustedes!— gritó Gatman alzando su brazo para que varios círculos mágicos aparecieran alrededor de la persona que había llegado hace poco.

    —hmp— bufó el samurai mientras con su mano derecha sostenía el forro de su katana y con la izquierda tomaba el mango de esta y de un movimiento a otro la katana había sido desenfundada, sus despliegues fueron tan fluidos que ninguno fue capaz de verlos pero su sorpresa fue después.

    — ¡Cortó los círculos mágicos! — exclamó Coco hasta que la cadena que sostenía el camino se partió por la mitad provocando que tuvieran que mantenerse en pie y evitar caer al precipicio.

    —No, me contuve, me atreveré a decir— decía enfundando de nuevo el arma.

    —Mentiroso, solamente querías presumir un poco— dijo Naruto volteando a ver a la pared donde aparecía una enorme grieta causada por el corte de la katana.

    —mmjeee, me descubriste—

    —Tu sonrisa te delató—

    — ¿Pero que dices? Si tu también sonríes igual que yo, también ansías una buena pelea—

    —ehjejeje, parece como si me conocieras—

    El reloj de la infinidad se mantenía haciendo estragos afuera, algunas de las personas cambiaban radicalmente de apariencia y a pesar de los intentos de la armada por romper las cadenas que estaban ancladas a la ciudad nadie tenía éxito puesto que cualquier ataque era reflejado, en el Christina también sufrieron algunos cambios, Warren de pronto parecía un físico culturista, Gray regresó a ser un niño, Gajeel se hizo viejo, Wendy una adulta, Elfman se volvió plano e inclusive los Exceed fueron afectados ya que Charle se convirtió en un zorro, Happy en un perro y Lily en un conejo, la única que no sufrió cambio alguno fue Erza ya que portaba el arma que le dieron unos antiguos amigos del padre de Lucy y gracias a ella pudo regresar a todos a la normalidad después de haberles golpeado.

    Mirajane estaba en tierra, ella se había dejado caer de la nave junto con Racer que se había infiltrado para poder destruirla, comenzaron la batalla que prácticamente consistía en velocidad que era la especialidad del miembro de Oracion Seis, al final de cuentas Mira pudo superar su velocidad y derrotarlo.

    De inmediato que Christina entró en el territorio aéreo de Zentopia fueron atacados por los guardias pero ninguno de sus ataques funcionó gracias a la mejora en la nave.

    Byro mandó a su pulpo terrestre para que atacara logrando enrollar la nave con sus tentáculos, mientras Ichiya se encargaba de dirigir la nave y al pulpo a otro lugar los magos saltaron para poder ir a su destino.

    Gildartz y Laky habían logrado infiltrarse en Zentopia desde mucho antes y ahora mismo se dirigían al cuarto del Obispo.

    Regresando al camino por el que estaban Natsu y los demás observando la pelea de miradas que mantenían el rubio y el pelinegro.

    —Oi, abre los ojos— pidió, mas bien exigió el rubio ya que algo lo incomodaba.

    — ¿Porque habría de hacerlo?, me atrevo a preguntar—

    —Solo hazlo—

    —Me rehúso— dijo el samurai inclinándose al frente preparándose para atacar.

    —No he escuchado tu nombre— le dijo Naruto mientras un kunai aparecía desde su muñeca izquierda y lo tomaba con su mano derecha.

    — ¡Nunca lo dije!— exclamó pasándolos a todos sin siquiera ser visto.

    — ¡kghaa!— gimió el rubio mientras un gran chorro de sangre brotaba de la cortada que le llegaba desde el pecho a su hombro derecho de forma ascendente.

    — ¡Naruto!— gritó Natsu corriendo hacia el rubio que cayó en su rodilla mientras tapaba la herida con su mano.

    —hoo, eres bueno— dijo el samurai observando que la mitad de su katana no estaba y a parte tenía un corte superficial en su brazo izquierdo —Reaccionaste a tiempo y no solo evitaste que te partiera en dos sino que rompiste mi katana y hasta lograste hacerme sangrar... no recuerdo haber visto mi sangre desde hace mucho, es muy parecida a la tuya— decía pasando sus dedos por el filo de la katana de la que escurría la sangre del rubio y se lamía el dedo manchado de sangre —Es dulce me atrevo a decir—

    — ¡Está sangrando demasiado!— decía exasperada Coco sin saber que hacer.

    —Natsu, ve a salvar a Lucy— dijo Naruto poniéndose de pie —Yo me encargaré de este tipo, hay algo que quiero preguntarle—

    —De acuerdo, no te preocupes, yo me encargo—

    — ¡No podemos simplemente irnos y...!—

    —Creeme, no querrás estar aquí, si no mueres en la pelea morirás al caer desde esta altura!—

    —Pero...— dijo Coco bajando la mirada.

    —Vayanse de una vez— les dijo el samurai.

    —Natsu—

    —Si-si, debes volver a Fairy Tail eh, no quiero ser el que le diga malas noticias a Erza—

    —jeje, lo haré— dijo el rubio para que Natsu y Coco empezaran a correr.

    — ¡No los dejaré escapar!— gritaba Gatman empezando a correr tras ellos siendo seguida dé Hugues que no sabía exactamente lo que tenía que hacer.

    —Ahora pelearás conmigo— dijo el samurai apuntándole con su katana rota.

    — ¡Te dije que abrieras los ojos!— gritó Naruto para empezar la batalla.

    Capitulo 56.

    — ¿Estas seguro de dejar a tu compañero solo?— Coco preguntaba sin dejar de correr.

    —El estará bien— le respondió Natsu sin dudarlo.

    —Pero ese tipo lo hirió sin problema alguno, el es muy fuerte, creo que deberíamos ayudarlo— decía insistente.

    —Ahorita mismo debemos salvar a Lucy y darle a Michelle un golpe de parte de Naruto—

    —Piensas de una manera muy simple—

    —No me gusta los complicado—

    Atrás de ellos, Hughes y Gatman combatían, o al menos eso pensaba la chica puesto que no era rival para su magia de ruptura.

    Mucho mas atrás se encontraban el rubio y el pelinegro que se reusaba a decir su nombre o abrir los ojos, ambos empujaban su respectiva arma, un kunai de tres puntas y una espada rota de la cual escurría la sangre.

    —Me atrevo a decir que no esperaba que el color de tu sangre sea roja, me treveré a preguntar ¿en verdad eres un demonio?—

    — ¿Hah? Pues yo me atrevo a no responderte— le dijo el rubio empujando con mas fuerza para hacer que sus pies se barrieran hacia atrás pero aun soportando la fuerza del empuje.

    Naruto intentó golpear su costado con su puño izquierdo pero el samurai levantó su pierna derecha deteniendo el golpe con su rodilla aprovechando su reacción sorpresiva para girar su katana y golpear en el mentón a Naruto con el mango de la misma.

    —Actúas como un inexperto— le dijo al ver como Naruto se recuperaba del golpe que lo dejó aturdido —Dicen que la sangre de cada humano es diferente, que tiene distinto sabor y no me refiero a las clasificaciones que le dieron los humanos... he probado la sangre de miles—

    El pedazo roto de la katana que estaba en el piso comenzó a vibrar al tiempo en que el samurai le había apuntado con el arma rota y como si se tratara de un imán el pedazo del filo salió disparado logrando unirse de nuevo.

    —Como decía, he probado la sangre de miles— decía apuntando ahora a su pecho la punta del arma restaurada —Y cada una de ellas estaba insípida, no he encontrado alguna que me satisfaga—

    —Oi...— alcanzó a decir el rubio al quedarse horrorizado de ver como el tipo que enfrentaba se apuñalaba directo al corazón, la espada lo había atravesado literalmente ya que el filo salió por su espalda.

    —kgh— gimió el samurái escupiendo sangre por la boca —Me atrevo a decir... que este procedimiento siempre es muy doloroso— dijo esforzándose por mantenerse en pie, unas enormes ojeras se marcaron debajo de sus ojos y sus labios se secaron, su piel se puso blanca, estaba totalmente pálido y la sangre no dejaba de brotar de su herida — ¿Porque tan callado?—

    Sin palabras, ¿así se supone que el duelo acabaría?, estaba desconcertado, que tu supuesto enemigo se suicide frente a ti era algo que no se había imaginado, el se mentalizó para una pelea pero en lugar de eso observaba al samurai caer de rodillas.

    — ¿Sa-sabes cuantos... cuantos litros de sangre tienen los seres humanos?— preguntó mientras retiraba con esfuerzo la katana de su pecho y la dejaba caer al suelo —Aproximadamente de cinco a seis litros, tal vez mas tal vez menos, pero yo solo tengo tres... curioso ¿no?, mi corazón bombea tan lento que no fluye mi sangre como normalmente debería hacerlo, pero hay un método para cambiar eso, sustituir mi corazón... pero no quiero seguir teniendo esta débil sangre en mi... por ello he probado la sangre de muchos, pero finalmente he encontrado la indicada —

    — ¿D-de que demonios hablas?— preguntó Naruto sin entender nada, ¿acaso estaba diciendo incoherencias debido a que estaba por morir?

    —Esta vez renaceré exitosamente— dijo con su último aliento para dejar de respirar.

    —Tsk— chasqueó la lengua y apretó con fuerza sus párpados, llevó su mano a su herida y se giró tratando de seguir con su camino pero una inmensa oleada de poder lo detuvo.

    Detrás de él se podía ver como el samurai se levantaba del suelo pero solo era visible su silueta ya que un aura blanquecina lo había cubierto por completo.

    —Me atrevo a decir que he renacido— dijo el tipo flexionando su brazos para poder ver sus manos pero sus párpados aún seguían cerrados.

    — ¿Que demonios?— preguntó Naruto girándose lentamente pero no pudo hacerlo ya que un potente golpe en la mejilla lo mandó a estrellarse contra la pared quedando con la parte superior de su cuerpo incrustada en ella dejando ver solamente sus piernas colgando hacia el vacío.

    —Sorprendente— dijo el samurái dejando de emanar su poder, bajó su cabeza para ver sus manos notando que su blanca piel ahora estaba un poco mas bronceada, un mechón de cabello cayó por su frente, era diferente, ahora en ves de su cabellera lacia había una que terminaba en punta, seguía tan larga como antes pero ahora cada uno de sus mechones era puntiagudo, pero no era todo, su cabello ahora era rubio a excepción de las puntas del final donde se podía notar un color rojizo.

    Una enorme sonrisa apareció en su rostro, llevó su mano a su pecho donde debía estar la herida que había sanado por completo, se concentró y logró sentir sus latidos, raramente parecía emocionado por ello.

    —Con esto ya podremos conseguir todos esos secretos, ¿hmm?— su emoción desapareció al escuchar la piedra del muro romperse poco a poco hasta que los pedazos salieron disparados en todas direcciones dejando ver al rubio con una mirada de enfado.

    — ¿De que secretos hablas?— preguntó brincando hasta caer frente a él demostrando una pupila rasgada que separaba las aureolas moradas del Rinnegan.

    —jhe, me atrevo a decir que no eres muy inteligente, si son secretos quiere decir que no se le puede decir a cualquiera—

    — ¿Que demonios te pasó?— volvió a preguntar al analizarlo de pies a cabeza notando mayormente el cambio en el tono de su piel y su cabello rubio-rojizo.

    —Renací, debo agradecer tu donación de sangre—

    — ¿Mi donación?—

    — "aah", para ponerlo simple, remplace mi débil sangre con la de un verdadero guerrero... se podría decir que ahora tu y yo tenemos un parentesco—

    —Deja de joderme— dijo endureciendo su expresión empezando a caminar hacia el preparando su puño para golpearlo — ¡No entendí nada!—

    — ¿Huh?— el samurai se quedó confundido, Naruto estaba enfurecido porque no había logrado entender que le había quitado su sangre para convertirse también en un Uzumaki, salió de su confusión con el golpe que recibió en el rostro.

    — ¡No entiendo lo que dices!— gritó nuevamente tomando su mano para patear su abdomen y su rostro con su pierna izquierda y después girar para tomar impulso y lanzarlo hacia el otro camino donde cayó de pie.

    —eje... ejejeje ¡AAAHJAJAJAJAJAJA!— empezó a reír estruendosamente con una mano en su frente —Realmente eres el numero uno en sorprender a las personas—

    En ese momento su piel se heló, esa frase provocó que una escalofrío recorriera su espalda, ¿quien era él y que tanto sabia?

    —Hace tiempo que no me siento así— susurró Naruto para si mismo mientras apretaba sus dientes, su pupila brilló aun mas, sus uñas crecieron en punta y sus dientes caninos crecieron como colmillos — ¡Graar!— rugió lanzándose a él con sus manos a sus costados para dar un zarpazo con ellas pero el samurai ya no estaba ahí.

    El samurai se había lanzado a un lado y rodó en el piso para quedar recargado en su rodilla, estiró su mano al camino de al lado y la katana se rompió en varios cuadros que flotaron hasta su manó restaurándose de nuevo justo a tiempo para bloquear las garras del Uzumaki original.

    Naruto empujó con fuerza, parecía enfadado, aquella frase le hizo entender que este tipo en realidad sabía algo, el piso debajo de los pies del samurai empezó a agrietarse.

    — (Cuanta fuerza) — pensó sintiendo que sus piernas empezaban a ceder, se dejó caer de espaldas para rodar en el piso y patear a Naruto en el abdomen logrando quitárselo de encima, rápido se puso de pie y corrió hacia el lanzando un corte ascendente que Naruto logró detener con las palmas de sus manos y utilizó su fuerza para romper la katana.

    El samurai saltó atrás empezando a evadir con facilidad sus golpes, se empezaba a acostumbrar a su ritmo y de nuevo el pedazo roto de la katana regresó a el reconstruyendo por segunda vez su arma.

    Dejando de lado su pelea, Natsu y Coco, junto con los demás que habían llegado gracias al Christina, habían logrado llegar hasta el dormitorio del arzobispo, Gildartz se había encargado de Rapowant que resultó ser una simple marioneta echa con el cabello del antiguo Brain, el maestro Zero.

    Todos pudieron sentir la oleada de poder pero de alguna manera les parecía familiar, de inmediato empezaron a sentir los temblores causados por la pelea que sucedía debajo de ellos.

    — ¡Demonios!— exclamó Gildartz tomando un extremo de la cama donde descansaba el arzobispo, giró y vio que Byro había hecho lo mismo, al parecer también se había dado cuenta y así ambos jalaron la cama para que segundos después el piso estallara y una silueta se viera en el aire.

    — ¿Que pasa?— preguntó Gray viendo al igual que todos los demás en la misma dirección.

    Cuando el polvo se disipó todos pudieron ver a Naruto lanzando un golpe hacia abajo pero extrañamente no había nada, el Uzumaki se exaltó ya que el samurái no había aparecido debajo de él sino por arriba, había logrado engañarlo, sin previo aviso recibió un golpe en su cabeza con la funda de la katana que lo mandó en dirección donde estaban todas los demás pero antes de que llegara a chocar con ellos una cadena se enredó en su cintura para jalarlo.

    — ¡kgh!— se quejó al recibir una patada en el abdomen.

    La expresión del samurai cambió drásticamente a una de sorpresa al ver que había sostenido su pierna para poder lanzarlo lejos de él.

    —Este bastardo es fuerte— dijo Naruto corriendo rápidamente pasando a través de sus amigos que no dejaban de observar atentos.

    Las cadenas intentaron golpearlo pero las detuvo con sus manos solo para que el samurai apareciera frente a el lanzando un corte directo a su cuello pensando así que lo había partido ya que la katana pasó de largo pero se exaltó al escucharlo romper el metal con sus dientes, observó la katana y estaba rota, de nuevo.

    Todos vieron a Naruto romper el acero del arma con sus dientes y con el mismo impulso colocó su mano en el rostro del samurai para empezar a correr hasta estrellarlo contra la pared.

    — ¿Cuantas veces piensas destruir mi preciada katana? me atrevo a preguntar— dijo el samurai que tenía la mano de Naruto en su rostro.

    —Y yo me atrevo a preguntar ¿porque eres tan atrevido?— dijo sarcástico mientras sonreía y sangre salía de la comisura de sus labios debido a los filosos trozos de metal en su boca.

    —Oi Naruto, ¿quien es el?— preguntó Gildartz.

    —Es lo que yo me pregunto, el bastardo no me quiso decir su nombre— respondió el mencionado escupiendo en el piso.

    — ¡No seas vulgar, este es un lugar sagrado!— gritó Byro apuntando con su báculo a Naruto.

    — ¡Ni lo creas!— gritó Natsu con sus puños en llamas pero su magia desapareció.

    — ¡¿Olvidaste que puedo anular tu magia?!— le preguntó Byro deteniendo su puño para patearlo y mandarlo a volar.

    —Oi— le habló Gildartz deteniendo su paso interponiéndose entre el y Naruto —Tu oponente soy yo—

    —Quitate del camino, tu no eres oponente para mi, debo hacerme cargo de Lucy Heartfilia si quiero detener el reloj de la infinidad—

    —Con que asesinando a Heartfilia Lucy se detendrá esa cosa— dijo el samúrai de forma pensativa.

    — ¡Kghaaa!— gritó Naruto al sentir como el samurái apretaba su herida con fuerza hasta hacerla sangrar —Yo me encargo— de inmediato los pedazos rotos de la katana empezaron a elevarse y uno por uno fueron reconstruyéndose —Si esa cosa sigue ahí podría arruinar mi diversión.

    —Infeliz...— le dijo Naruto pero no pudo hacer nada ya que las cadenas se enrollaron en él.

    Gray y Elfman corrieron para atacarlo pero el samurai fue mas rápido que ellos.

    — ¡Volveré por el resto de tu sangre!— gritó antes de saltar por el agujero que habían hecho con la pelea.

    — ¡Saltó!— exclamó Laki.

    — ¿¡Desde esta altura!?— exclamó Coco sin saber que aquel tipo sonreía sin importarle que iba cayendo desde tan alto, en vez de eso se lamió la sangre de su mano.

    — ¡Naruto!— gritaron los demás, Erza estaba a punto de utilizar su espada para romper las cadenas pero sorpresiva mente las cadenas se aflojaron y como si se tratara de una serpiente se arrastró hasta el lugar por donde había saltado el samurai.

    —Ese desgraciado solo estaba jugando conmigo— dijo molesto mientras un aura roja se hacia visible en el lugar donde estaba la herida —Esto es raro, no sano con normalidad—

    —Tu nunca sanas con normalidad—

    —Gray tiene razón, tu sanas con mayor rapidez que cualquiera— agregó Erza ayudando a que se pusiera de pie.

    — ¡¿Están esperando alguna invitación?! ¡No es momento de descansar, vayan por Lucy!— gritó Gildartz haciéndolos reaccionar para que se pusieran en camino pero Samuel aterrizó frente a ellos para avisar que cumpliría con la orden de Byro y se encargaría de Lucy, los Exceed intentaron seguirlo pero Byro canceló su magia por lo que los demás tuvieron que ir corriendo siendo guiados por Coco.

    Mientras ellos corrían presurosos, Gildartz y Byro se enfrentaron usando solamente sus puños puesto que la magia no les serviría, estarían en un punto muerto por lo que pelearon solamente con fuerza bruta, Samuel logró llegar hasta el lugar donde tenían a Lucy pero Michell, que ahora se hacía llamar Imitatia, lo detuvo haciéndolo caer hasta el principio.

    Natsu y compañía lograron entrar, de inmediato Warren intentó utilizar su telepatía pero había mucha estática pero por suerte lograron entender el plan, era sencillo, derrotar a todos los Oracion Seis.

    Unos metros adelante estaba Cobra, ya los esperaba desde hace mucho, Natsu mostró entusiasmo y era el quien quería pelear pero al parecer Cobra no tenía interés alguno en él sino mas bien en Titania.

    —Dejen que yo me haga cargo— dijo Erza después de haber esquivado uno de sus ataques.

    —Pero...— Natsu intentó reprochar pero solo vio la cabellera del rubio pasar frente a él.

    —Oi oí, ¿eso no fue algo cruel?, ni siquiera le dirigió una sola palabra— dijo Gray viendo con indiferencia la espalda del rubio que corría.

    —Eso no es de hombres— dijo Elfman sin percatarse de la manera en que Erza había sonreído.

    —hoo-hoo, cuanta confianza— dijo Cobra escuchando los pensamientos de Naruto —Por lo visto tu eres muy dominante con él, eres la que lleva las riendas en esa relación —

    —je, puedo escucharlo— se burló Erza provocando su enfado.

    — ¿¡Que!?—

    —No tengo que decirte, puedes escucharlo ¿no?—

    —ehjejeje, es verdad, y al parecer el rubio está pensando en otra chica que no eres tu—

    —De seguro se trata de Lucy—

    — ¿Lucy?— preguntó levantando una ceja —Así que está jugando con las dos, y encima de eso los tres sonríen juntos, ja, que cínico de su parte—

    — ¿¡De que demonios estas hablando!?—

    —Natsu, vámonos— le dijo Gray con un poco de nervios al ver el aura asesina emanando de la pelirroja.

    —De acuerdo, ¡Erza, tienes que volver!— le gritó Natsu llamando su atención —No quiero ser el que le de malas noticias a Naruto, se pondrá a llorar como un bebe— dijo empezando a correr.

    —jeje, lo se muy bien— sonrió divertida, lo mas seguro era que Cobra tratase de provocarla.

    Los demás alcanzaron a Naruto logrando llegar hasta el siguiente lugar.

    —Hasta aquí llegaron cretinos— dijo Angel.

    —No tenemos tiempo de escuchar tu monologo— dijo Naruto sin dejar de correr al igual que los demás — ¿Quien peleará con la chica ganso?— preguntó provocando un tic en el ojo de la chica que casi estallaba por la furia.

    — ¡Lo haré yo!— dijo Gray deteniendo su paso.

    —Todos están decidiendo por su cuenta— refutó Natsu.

    —No importa solo vayan—

    —Esta bien, de cualquier manera no quería pelear con ella, me cae mal— dijo Natsu continuando con su trote hasta llegar al siguiente lugar que estaba compuesto por varios engranajes, un ataque los detuvo siendo el que los atacó Brain y ese bastón de calavera que hablaba.

    Natsu quiso pelear contra el pero Gajeel se lo impidió ya que había decidido por si solo que sería su oponente.

    — ¡Un hombre no discute!— gritó Elfman cargando a Natsu que pataleaba para que lo dejaran libre.

    — ¡Imbécil, recordaré esto!—

    Mientras tanto, por una de las enormes cadenas que anclaban al enorme pez al piso, el mismo samurai corría intentando llegar al mismo lugar que los demás.

    —Su sangre es diferente— dijo para si mismo al detenerse, tomó la cadena que tenía amarrada en la cintura y la enrolló en su brazo para que se fundiera en el como si se tratase de un tatuaje —Pasaron siete años pero por fin podremos conocer la verdad... todo gracias al sensei...— dijo con seriedad, por fin tendrían lo que siempre habían querido.

    —Michelle— decía Lucy que ya estaba fusionándose con el reloj de la infinidad, en las escaleras frente a ella se encontraba Imitatia y mas abajo estaban los demás.

    —Nee-san, yo te protegeré— dijo Imitatia entrecerrando los ojos al percatarse del peligro, con rapidez se movió hasta Lucy y con su espada desvió las cadenas que se dirigían a ella.

    —Vaya vaya— dijo el samurai apareciendo detrás de Imitatia estando a punto de apuñalar a Lucy —Nunca sospechan que la cadena sea un señuelo—

    — ¡Lucy!—

    — ¡Princesa!—

    — ¡Nee-san!— gritaron exaltados intentando detenerlo pero se detuvieron al escucha la fricción del metal.

    — ¿Estas dispuesto a dejar que el mundo entre en caos por la vida de una sola persona?— preguntó ya que Naruto estaba frente a el, había llegado a tiempo para desviar la katana con su kunai evitando que apuñalara a la rubia.

    —Hmp, ahora no te atreviste a decir "me atrevo a preguntar"— dijo burlón intentando patearlo pero antes de que lo hiciera había brincado atrás para evitarlo.

    —Es que eso lo decía mi antigua sangre, ahora he renacido, de veras— dijo provocando que una vena se remarcara en la frente de Naruto.

    — ¡Me tienes arto-dattebayo!—

    — ¡Lo mismo digo-dattebayo!— gritaron ambos saltando para encontrarse en el aire.

    — ¡Natsu!— gritó el rubio logrando abrazar por la espalda al samurai — ¡Encargate de Lucy!— le dijo antes de desaparecer en un destello.

    — ¡Te lo aseguro!— le gritó Natsu.

    Arriba del enorme pez.

    —No preguntaré como es que me trajiste hasta aquí— dijo el samurai manteniéndose agachado puesto que el área que pisaba estaba en picada y el viento soplaba mas fuerte por lo que provocaba que perdiera el equilibrio.

    —Tengo un par de preguntas para ti, estoy muy confundido con todo eso de mi sangre y esas cosas pero hay algo mas importante, ¿que relación tienes con Akatsuki?—

    — ¿Es que acaso no lo sabes?, derrotamos a todos los Akatsuki, no fueron rivales para nosotros, tomó un poco mas de lo esperado pero pudimos con ellos—

    — ¿Que hay de su líder?—

    —El líder no fue gran cosa, el y sus experimentos fueron atravesados por mi katana, su sangre tampoco tenía sabor—

    —No entiendo nada, pero que hay con él, ¿que pasó con Zetsu?—

    — ¿Zetsu? ¿Quien demonios es él?—

    — (¿En realidad no lo sabe?, no parece estar mintiendo)... tu ¿porque has venido?—

    —Para conocer al hermano de aquella persona—

    — ¿De que persona estas hablando?—

    —Vaya, eres muy cruel al haber olvidado a tu propio hermano, de veras—

    —En verdad me estas irritando... "aah"— suspiró fastidiado.

    —Bueno, no tienes porque recordar a alguien que murió por su debilidad, pero si alguien mas te asesina significa que es aun mas fuerte que él—

    _aah... etto... solamente me estas confundiendo mas—

    —jeje, olvidalo... de cualquier manera yo no soy el que tomará tu vida— dijo sonriendo de lado, envainó su katana la cual empezó a romperse en varios cuadritos que se esfumaron con el aire.

    —Algo mas, esa armadura... no, nada... (Es muy parecida a la de Madara) — pensó entrecerrando los ojos —Por último...—

    — ¿hmm?— preguntó confundido, ladeó su cabeza un poco hasta que retrocedió un paso al perderle de vista, giró hacia ambos lados pero no lo encontró.

    —Soy considerado como el mas veloz...— Naruto apareció frente a él, colocó su mano en su cuello y lo presionó un poco.

    — (¡Debe ser una puta broma! ¡No pude percibirlo! ¡No puede haber alguien tan rápido como el! ¡Prácticamente desapareció!) ¡kgh!— pensaba sin mover un solo músculo, la mano en su cuello la sentía pesada, algo muy parecido a aquella persona que recordaba, de pronto el agarre fuw apretado haciéndolo gemir de dolor al no poder sentir el aire entrar a sus pulmones.

    —Te dije que abrieras los ojos— Naruto tragó saliva, por lo visto el tipo estaba inmóvil, no por nada fue el jinjuriki de todas las bestias con cola, la inmensa sed de sangre que producía era incomparable, no había otra igual, colocó los dedos de su otra mano en los párpados del samurai y lentamente empezó a despegarlos para ayudarle a abrirlos, estaba nervioso de encontrar una pupila roja con los típicos tomoes del sharingan pero debía averiguarlo.
    —De-detente...— alcanzó a decir pero Naruto no se detuvo.

    — ¿Qu-que demonios es esto?— preguntó al ver que su pupila era totalmente diferente a cualquiera, diferente a Sharingan o cualquier otro dojutsu que haya conocido, era como una explosión de colores, un arco iris, algo que no se podría describir, su pupila tenía todos los colores.

    — ¡Dejame!— gritó exasperado logrando zafarse de él —Oh genial...— dijo fastidiado cayendo de rodillas mientras se tomaba la cabeza con ambas manos — (De nuevo esas voces) — dijo mentalmente al escuchar los susurros en su cabeza, eran interminables, las almas de aquellos que había obtenido su sangre empezaban a susurrar en su interior, las voces de inocente que suplicaban clemencia pero eran mayores las voces de aquellos que habían cometido atrocidades.

    —O-oye... ¿Estas bien?— preguntaba Naruto acercándose a él pero se detuvo al ver muchas siluetas emanando del cuerpo del samurai las cuales le susurraban como si intentaran seducirlo o lo incentivaran a cometer alguna atrocidad.

    Cuando Naruto estaba a punto de colocar su mano en el hombro el samurai se giró para golpearlo con el revés de su puño, dio una vuelta en el aire y cayó de pie alcanzando a colocar sus manos a un lado de su cabeza para cubrirse de una patada que le hizo retroceder pero no hubo tiempo de sorprenderse ya que una lluvia de golpes provino del samurai.

    Hubo una abertura y Naruto la aprovechó, dio un paso al frente atravesando su guardia y lo golpeó en el abdomen con las palmas de sus manos.

    — ¡Oye, reacciona!— le gritó al ver como se levantaba y se ponía a cuatro patas empezando a rugir mientras la saliva escurría de su boca —tsk, esta inconsciente— se inclinó atrás para dejarlo pasar, retrocedió unos pasos esperando por el golpe y lo cubrió con su antebrazo y colocó su contra palma en su mejilla para golpearlo con la energía natural que emanaba puesto que había entrado en el modo sabio.

    El samurai salió disparado chocando contra el suelo y rodando en él.

    — ¡Shimatta!— exclamó Naruto al ver que había caído, rápidamente corrió y sin pensarlo dos veces saltó desde el enorme pez, el aire pegaba en su cuerpo y su ropa se movía acorde al aire que pasaba a través de ella, entrecerró los ojos y logró divisar al samurai que parecía inconsciente ya que giraba sin rumbo alguno por el cielo, hizo un sello de manos y apareció un clon a su lado que lo tomó de las manos y giró para tomar impulso y poder lanzarlo.

    El clon desapareció pero el Naruto original logró llegar hasta el samurai y lo tomó de su armadura, observó su rostro y ahora mantenía los párpados cerrados, suspiró con fatiga para que un brazo de chakra saliera de su espalda y se dirigiera a la cadena que estaba mas cerca.

    — ¡Un samurái no se humilla de esta manera!— gritó golpeando a Naruto en el rostro provocando que el brazo de chakra pasara de largo la cadena ya que se había desviado.

    — ¡Oye, eres un..!— fue interrumpido por otro golpe — ¡ME TIENES HASTA EL CARAJO!— gritó respondiendo al golpe — ¡¿QUE NO VES QUE VAMOS A MORIR?!— gritó golpeando repetidas veces su rostro.

    — ¡Mi bushido me impide ser salvado por el enemigo, de veras!— gritó tomándolo de su camisa para golpearlo mientras empezaban a girar en el aire.

    — ¡A mi eso me importa una mierda, DE VERAS!— ambos se golpeaban consecutivamente empezando a girar con rapidez.

    — ¡SOY TU ENEMIGO, SE SUPONE QUE NO DEBES TENER PIEDAD, UN VERDADERO GUERRERO NO HUMILLARÍA A SU CONTRINCANTE PERDONANDO SU VIDA!—

    — ¡No me importa nada de eso, la humillación no es de mi interés! ¡Ni siquiera se porque lo hago pero no quiero arrepentirme después y decir "ojala lo hubiera echo"!—

    En la ciudad, Lahar y Doranbalt se encargaban de llevar a los ciudadanos a las runas que servían de barrera contra los efectos de la eterna pesadilla.

    — ¡Llevaré a ellos, son los últimos!— dijo Doranbalt.

    —Bien, yo seguiré buscando— le dijo Lahar viendo que desapareció con los dos últimos sobrevivientes, se giró para seguir con su búsqueda hasta que unos metros frente a él había caído algo que provocó un gran estruendo y había levantado el polvo — ¿¡Pero que diablos!?— preguntó antes de salir corriendo para investigar.

    En el centro del cráter que se había producido estaban la dos chicos que se venían golpeando desde el cielo, el samurai estaba tirado de espalda al piso con los brazos y piernas extendidas mientras que Naruto estaba encima de él con una rodilla en su pecho, estaba tosiendo por todo el polvo pero no despegaba la vista del tipo.

    —Eres un idiota— dijo el samurái intentando mover sus extremidades pero su cuerpo estaba todo entumido por lo que se rindió.

    —bwcofcofcof... no eres el primero en decírmelo— le dijo tosiendo —Esto no te pertenece— acercó su mano a su cuello y de un tirón le quitó el collar que tenía en el cuello —Erza me dijo que tu se lo quitaste—

    —Dijiste que no querías arrepentirte... en ese caso será mejor que me mates—

    —Suena como si en verdad quisieras morir EH...— decía poniéndose de pie —En ese caso salta de un barranco o algo, no me importa—

    —jejeje, te aseguro que si no me matas te arrepentirás— le advirtió pero Naruto simplemente se dio la vuelta y empezó a caminar —Haré que digas: "ojala lo hubiera asesinado cuando tuve oportunidad"—

    —..........—

    —Ahora lo veo, eres un demonio al que no le importa caminar sobre los cadáveres de sus amigos... realmente eres mi ejemplo a seguir...— dijo sentándose con dificultad —Te puedo asegurar que dejarme vivo es un error, aré que te arrepientas y me odiarás tanto por haber echo algo tan atroz como lo que vendrá en el futuro— dijo deteniendo el paso del rubio.

    —El tiempo no se detiene, la gente puede cambiar, tengo fe en que podremos encontrar un futuro de paz, sin que las muertes o los sacrificios sean necesarios, es un largo camino pero alguien debe recorrerlo y esa misión me la han encomendado a mí, ese se ha convertido en mi sueño, fue el sueño de aquellas personas— dijo seriamente para continuar con su camino.

    —jeje, eres un idealista, me sorprende que sigas vivo, por lo normal las personas que piensan así son las primeras en morir— dijo viendo su espalda al alejarse —Eres interesante—

    —Uzuamki-San — le habló Lahar al lograr divisarlo.

    —ooh, ¿que haces aquí?— preguntó Naruto.

    —Estoy ayudando con la evacuación... ¡Estas herido!— exclamó al ver que su camisa se manchaba en sangre.

    —Ah... si—

    —Tenga, unas vendas, le ayudaran detener la hemorragia— dijo entregándole las vendas.

    —oh, gracias— agradeció mientras se quitaba su chamarra y la dejaba caer al piso para después quitarse su camisa con cuidado, empezó s vendar su abdomen para después pasar hacía su hombro cubriendo la herida pero de repente se escuchó el sonido de la campana.

    — ¿eh? ¿huh? ¡Wuuuaahaaaaaaahaaaa!— gritó Lahar siendo impulsado hasta caer de espaldas por un gran chorro de sangre que salió de su nariz.

    — ¿¡QUE DEMONIOS~!?— gritó Naruto al cielo.

    Warren utilizó su telepatía para poder comunicar el mensaje del Arzobispo el cual les dijo la forma de ralentizar la fusión de Lucy, lo que debían hacer era cortar las cadenas.

    — ¡Chicos destruyan las cadenas!—

    —"gejee" eso suena fácil de hacer— dijo Gajeel que se había caído a los pocos minutos de empezar su pelea con Brain.

    —Ciertamente— dijo Gildartz, también se había caído por intentar salvar a Gajeel.

    — ¡Oigan, chicos!—

    — ¿hmm?— preguntaron ambos volteando a ver al dueño, mas bien dicho dueña de aquella voz.

    — ¡Whooooo!— gritó Gildartz con un gran sonrojo sobre su nariz y sus ojos salidos al ver a la rubia correr hacia ellos.

    — ¿Una rubia con coletas?— preguntó Gajeel manteniendo los brazos cruzados.

    — ¡Hey!— gritó la rubia mientras corría y los dos movían su cabeza de arriba abajo siguiendo el ritmo de sus pechos.

    —Es mi tipo, ¿donde has estado todo este tiempo?—

    —Oi oí, ¿no es muy joven para ti?— le preguntó Gajeel con indiferencia.

    — ¿Escucharon eso?, tenemos que destruir las cadenas— dijo entusiasmada apretando los puños a la altura de su pecho — ¡Si queremos salvar a Lucy debemos...!—

    —ssh, ssh, ssh, ssh, tranquila, así que eres una amiga de Lucy— decía Gildartz con su mano en su hombro mientras la chica lo veía confundida —jeje, una dama como tu no debe esforzarse tanto, dejale este trabajo a los hombres— dijo con una mirada reluciente y pestañas largas como personaje de manga romántico.

    —Pero yo también soy hombre— dijo para que ambos apretaran los labios y abrieran los ojos enormemente hasta irritarlos.

    — ¿Eh?—

    —Soy hombre—

    — ¿Eh?—

    —Que soy hombre—

    —Un momento, deja que me limpie los oídos — dijo Gildartz con ambos dedos en sus orejas limpiándose con desespero —Ahora si, ¿que dijiste?—

    —Que soy un hombre—

    — ¿En verdad?—

    —En verdad—

    —..............—

    —.................—

    — ¡MALDITA SEA!— gritó Gildartz inclinándose al frente y contrayendo los brazos.

    —O-o-oi, ¿en verdad eres hombre?— preguntó Gajeel mientras lo señalaba con su mano temblorosa.

    —Si, soy Naruto, Na-ru-to— decía señalándose a si mismo.

    —hmmm— dijo de forma pensativa mientras sobaba su barbilla.

    —No me crees ¿verdad?—

    —Es verdad que das unos aires de idiotez pero....— dijo provocando que una vena se remarcara en la frente de la rubia.

    — (¿Que hago? Quiero pegarle) ¡haaa! !Como sea!— dijo frustrada... frustrado... ¡como sea!

    —Oi, ¿adonde vas?—

    — ¡A destruir las condenadas cadenas!— gritó alejándose mientras caminaba como un ogro.

    Mientras todos empezaban a destruir las cadenas, Erza logró derrotar a Cobra quedando como último el segundo Brain ya que Gray junto con Dan lograron derrotar a Ángel, Imitatia fue un oponente que no podían derrotar pero al fin de cuentas resultó ser otro títere más, Natsu peleó con el segundo Brain y Lucy al ver que él estaba en problemas decidió ayudarlo tomando el control completo.

    Natsu salió vencedor gracias a la ayuda de Lucy pero para su desgracia el ayudarlo aceleró el proceso de fusión, ahora solo quedaba una alternativa para lograr despertar a todos aquellos que cayeron en sueño pero habían un gran riesgo y es que Lucy saldría volando en cualquier dirección la igual que las piezas del reloj.

    Como toda miembro de Fairy Tail tenía la convicción para hacer cualquier cosa por el bien de los demás, dicho y echo, las piezas salieron disparadas en varias direcciones al igual que la rubia.

    Poco después despertaba Natsu encima de Kanaloa, el pulpo de Byro, gracias al sentido del olfato del Slayer pudieron descubrir la dirección en la que iba Lucy, Natsu no pudo esperar mas y saltó para empezar a correr.

    — ¡Natsu!—

    —Este olor...— dijo volteando atrás encontrando con la rubia — ¿Naruko?— preguntó recordando a la supuesta hermana de Naruto.

    —Luego te lo explico, por ahora levanta las manos— le dijo empezando a correr detrás de él.

    — ¿eh? Ah, está bien— dijo haciendo lo dicho aunque un tanto confuso, siguió corriendo hasta que la rubia saltó hacia el frente tomando sus manos.

    — ¡Haaaa!— gritó Naruto dando brincando por encima de Natsu para tomar impulso y lanzarlo como fuerza utilizando el modo sabio.

    — ¡Whaaaa-aaaa-aaaas!— gritaba Natsu sintiendo el aire golpear en su rostro mientras intentaba nadar como si eso fuera de ayuda.

    —Bien, con eso podrá alcanzarla— dijo Naruto hasta que sintió un hormigueo por todo su cuerpo.

    — ¡Que agradable parfum!— exclamó Ichiya desde Kanaloa —Señorita, suba a Kanaloa-Kun, la llevaremos a un lugar seguro— decía haciendo sus típicas poses.

    —Así que esto es lo que Erza-Chan siente cuando está cerca de él— dijo para si mismo antes de subir a Kanaloa.

    —M-men~— dijo impresionado por el salto de la rubia.

    —Hombre, es la hermana de Naruto—

    —No, yo soy Naruto—

    — ¿Eh?— preguntaron los demás ladeando la cabeza.

    —Ya veo, ustedes no lo saben pero Naruto puede cambiar de apariencia— les explicó Gray.

    —Me-men—

    — ¿Porque utilizaste ese jutsu?— le preguntó Erza.

    —Yo no lo utilicé— dijo volteando para ver a Lucy sentada encima de Natsu que sonreía alegre.

    —Lucy, pesas mucho—

    — ¡No arruines el momento!— gritó la rubia causando las risas de los demás — ¡Chicos, me alegro de verlos!—

    —Que bueno que estés bien— dijo Naruto cayendo de pie frente a ella.

    —Si, todo gracias a-¡Espera, ¿y tu quien eres?!—

    —Que cruel, soy Naruto— dijo inflando las mejillas —"aah" no importa, lo bueno es que todo regresó a la normalidad—

    — ¡NO ERES NADIE PARA DECIR ESO!— le gritaron todos.

    — ¿Eh?— preguntó pasando su mirada por todo su cuerpo —hmm... hmmm.... hmmmmmmm— decía pensativo mientras varias gotas de sudor aparecían en su rostro — ¡¿Como regreso a ser un hombre?!—

    —"aa-aah" así que por fin has aceptado tu verdadero yo, bien por ti— le dijo Gray con mirada comprensiva.

    — ¿Huh?—

    —Naruto, te espera un camino difícil pero estoy seguro de que lo superarás sin importar cuanto se burlen de ti—

    —Tu ya te estas burlando— dijo Naruto viendo a Happy aguantarse la risa después de lo que había dicho.

    —Así que ese beso si provocó un cambio drástico en ti— dijo Erza sobando su cien y negando con la cabeza.

    — ¡Kyaaa! ¡Ya detenganse por favor! ¡Me están haciendo dudar de todas mis creencias!— gritaba exasperado solo par ver que todos temblaban con una mano sobre su boca y otra en su estomago.

    — ¡Bwuaaajajajajajajaja!— todas estallaron en risas mientras que Naruto simplemente se mordió las mejillas por dentro de su boca y los miraba con enfado.

    — (¿Que hago? ¡Quiero golpearlos a todos hasta que cada uno de ellos me suplique clemencia, a la mierda la caballerosidad! Un momento, ahora soy una chica, eso quiere decir que también puedo golpear mujeres) —

    —Bueno bueno...— dijo Erza controlando su risa —De seguro es un efecto de la pesadilla eterna—

    —Si, pero se supone que esa cosa ya fue destruida, ¿porque no ha regresado a la normalidad?— preguntó Coco.

    —No lo se, pero si se como revertirlo —

    —Ya veo— dijo Gray viendo a Erza con el arma que había recibido recientemente —Harás lo mismo que hace rato—

    —Si, solo tengo que golpearlo con esto y regresará a la normalidad—

    —Entiendo— dijo Naruto parándose frente a ella extendiendo los brazos a los lados.

    — ¿Estas listo?—

    — ¡Ahora!— gritó solo para que un flash pasara por su cabeza haciéndolo reaccionar.

    Titania se lazó a él intentando golpearlo pero de pronto había desaparecido.

    — ¿Que pasó?— preguntó Erza, todos los demás lograron observar como la rubia aparecía detrás de la pelirroja y la abrazaba por la espalda tomando su barbilla para hacerla girar y verla directamente a los ojos — ¿Qu-que haces?— preguntó avergonzada por la cercanía.

    Los demás tragaron saliva y se inclinaron al frente tratando de ver mejor, Coco tapó sus ojos con sus manos pero veía todo a través de sus dedos, todos estaban sonrojados al ver tal escena.

    —Técnicamente ahora soy una mujer...— dijo acercándose cada vez mas a su rostro y ladeaba su cabeza —Para que sientas lo que es besar a alguien de tu mismo sexo y dejes de burlarte—

    — ¡MEN~!—

    — ¡OTOKO!—

    — ¡HAAAAA!— gritaron las demás cuando por fin vieron que se juntaron sus labios, las féminas simplemente voltearon el rostro pero al contrario de ellas a los hombres les salió una gran cantidad de sangre por las nariz, si se salvaron de la muerte en sus peleas ahora estaban en riesgo de morir desangrados.

    Naruto finalmente dejó libre los labios de Erza y dejó de abrazarla, retrocedió unos pasos y se tocó los labios.

    —Hum, no sentí diferencia alguna—

    —Ba... Ba... ¡Bakaaaa~!— gritó Erza volteando para golpear a la rubia mandándola a volar.
    — ¡Haaas!— gritó Naruto ahora en su estado normal.

    — ¡No lo vuelvas a hacer!—

    —Tal como se esperaba de Erza, eso ni siquiera la inmuto— dijo Lucy hasta que vio que se giró y tenía una mirada perdida y un gran sonrojo sobre su nariz mientras su pecho subía y bajaba con rapidez — ¿Erza?— preguntó estupefacta.

    Un par de días después, lugar desconocido.

    —hm-hnnmm—

    — ¿Despertaste?—

    —Si— respondió el samurai levantándose para ver hacia la silla donde estaba el dueño de aquella voz.

    —Parece ser que ese combate te agotó—

    —Tu sabes que cada vez que renazco mi cuerpo se debilita—

    —Así que ahora su sangre corre por tus venas—

    —Esperemos un poco hasta que toda mi sangre cambie... ¿que tanto miras?— preguntó al ver que estaba sentado con las piernas cruzadas, recargaba su mejilla en su mano y observaba la lacrima que sostenía con su otra mano y sonreía divertido.

    —Sin duda son escándalos, por eso el Consejo se queja mucho de ustedes Fairy Tail— decía viendo la competencia de comida entre Natsu y Dan —Festejan como si no les importara que estuvieron a punto de morir, jajaja, me agradan estos chicos... pero hay alguien que me agrada aun mas— dijo dándole un golpe citó a la lacrima con su dedo índice cuando había aparecido la imagen de Naruto — ¿hmm?— preguntó al percatarse de que el rubio miraba fijamente en esa dirección — ¿Sabe que lo observo?—

    En Fairy Tail.

    —Oye Naruto, parece que tienes un rival de amor— le dijo Makarov señalando a Erza que era abrazada por Dan — ¿Naruto?— preguntó al no recibir respuesta, giró su cabeza solo para ver que miraba fijamente hacia la cima del gremio, mas precisamente en una de las esquinas.

    —Naruto— le habló Erza sacándolo de su ensimismamiento.

    —eh... ah... ¿Que pasa Erza-Chan?— preguntó viendo que se sentaba a su lado y tomaba su brazo para cruzarlo tras su cuello, el sonrió y la abrazó con ese brazo mientras ella recargaba su cabeza en su hombro y entrelazaba sus dedos.

    — ¿Que acaso no viste que ese tipo estaba molestándome?— preguntó inflando las mejillas.

    —Oh, gomen gomen, pero sabia que no necesitabas mi ayuda— dijo besando su mejilla.

    —Es bonito ser joven — dijo Makarov con nostalgia sacando una risa en los dos chicos que continuaron observando a los demás, Naruto tomó la copa de vino de uva que estaba a su lado y la levantó hacia dicha esquina antes de empezar a beber.

    —Vaya vaya— dijo el sujeto que observaba a través de la lacrima mientras tomaba la copa que estaba en la mesa a su lado —Kampai— brindó haciendo lo mismo antes de beber y que la imagen se perdiera gracias a un kunai.

     
    • Me gusta Me gusta x 3
  16. Diego Andres

    Diego Andres El tukky :v

    Registrado:
    7 Feb 2017
    Mensajes:
    8
    Temas:
    0
    Calificaciones:
    +4
    Me encanto! Ese naruto es todo un loquillo :v xDDD
    Espero conti :3
    PD:amo tu fic <3
     
  17. Chapi

    Chapi

    Registrado:
    1 Mar 2016
    Mensajes:
    38
    Temas:
    0
    Calificaciones:
    +3
    muy buenos capitulos y para que se eduque Erza jajajaja muy bueno.
     
  18. Jose eduardo

    Jose eduardo Jose broly ruiz

    Registrado:
    22 Sep 2016
    Mensajes:
    108
    Temas:
    3
    Calificaciones:
    +69
    Me encanto, eres un hombre... Joder se me pega lo de Elfman, pero no importa ¡Eres todo un hombre! Espero la conti bro. Saludos n_n.
     
  19. Uzumaki Bixsael

    Uzumaki Bixsael tu decides tu propio destino

    Registrado:
    27 Sep 2014
    Mensajes:
    117
    Temas:
    1
    Calificaciones:
    +14
    Joder simplemente epico pense qe seria madaara ewe samurai jejejejeje qien diablos es ese tipo misterioso qe brindo con naruto ummm jejejeje misterioso , espero la continuacion
     
  20. Jose eduardo

    Jose eduardo Jose broly ruiz

    Registrado:
    22 Sep 2016
    Mensajes:
    108
    Temas:
    3
    Calificaciones:
    +69
    Yo pensé lo mismo, pero después pensé que era Izuna.
     

Compartir esta página

Cargando...