Tags:
?
  1. Si, Mewtwo matará a todos y cada uno de los humanos uno a uno

    37.5%
  2. Si, por una explosión que destruirá todo el universo

    12.5%
  3. No, la humanidad se esconderá de Mewtwo y su reino

    12.5%
  4. No, la humanidad destruirá a Mewtwo y a sus secuaces

    62.5%
Se permiten varios votos.
  1. Autor
    El J

    El J Guardian de mi propio universo

    Registrado:
    12 Sep 2015
    Mensajes:
    110
    Temas:
    17
    Calificaciones:
    +176
    Queridos lectores/escritores/otakus/lo que sea, os traigo un nuevo fic, en el que todo el mundo de Pokémon tendrán que sobrevivir o morir a base de Pokemones legendarios que se oponen a la humanidad, claro está que debe haber también otros Pokemones legendarios que apoyen a la humanidad. En este fic, estais todos autorizados a escribir un buen capítulo, siempre y cuando no se incluya el SPAM, acoso o discriminacion a escritores o lectores. También quiero añadir que este fic no es apto para gente sensible. ¡Que os divirtáis!

    Capítulo 1: El retorno de Mewtwo

    En una galaxia muy lejana, donde las barreras espaciales del humano no habían llegado todavía, una criatura despertó. Su cuerpo tenía un parecido a un humano, con una cola muy grande y color rosa y morado. Sus tres dedos eran círculos, sus orejas igual, y tenía una mirada sombría y profunda. Esta criatura, de nombre Mewtwo, es un desecho lanzado al espacio de un intento fallido de recrear a Mew, su antónimo, un Pokemon legendario de la Tierra.

    La Tierra. Ese planeta llamado planeta azul, lleno de agua, el único lugar que conserva vida en su pleno crecimiento. Ese planeta con plantas, animales, Pokemon,... vamos, un lugar excelente para vivir. Pero Mewtwo no tenía una idea tan optimista de la Tierra. Era su planeta natal, pero fue echado a la fuerza por ser un 'desecho' allí.

    -(Todo eso va a cambiar) -dijo para sí Mewtwo- (Pagarán caro el haberme echado de mi planeta. Lo pagarán)

    Mewtwo atravesó todo el universo, desde el más profundo vacío hasta la más luminosa de las estrellas. A su paso, dejaba un rastro de oscuridad y desolación. Se tragaba estrellas, planetas, agujeros de gusano... todo lo transformaba en la más espesa oscuridad. Hasta que llegó a su destino, la Tierra

    * * * * * * * *

    En la Tierra, todo seguía siendo normal. Los Seviper y los Zangoose se peleaban por dos bayas, se acababa de descubrir una región nueva, Alola, y cierto personaje, con un Pikachu en el hombro corría para no perder el bus hacia su escuela de entrenadores Pokemon. Su nombre era Ash Ketchum, y ya estaba en último curso. Aunque era joven ya había participado en ligas, capturado muchos Pokemon y vencido a muchos líderes de gimnasio. Era un día muy ajetreado para el, porque necesitaba sacar un B+ o un 8 por lo menos en un examen oral para graduarse y ser especialista en algo para ganarse la vida. Corriendo por la calle seguía estudiando, porque los exámenes orales no se le daban bien, pero estaba más concentrado en esquivar a la gente de la acera que en el propio libro. El autobús ya estaba en la estación, y Ash llegaba a duras penas a su destino, pero se estaban cerrando las puertas. De un salto, Ash se agarró de las puertas y se impulsó hacia adentro para no quedarse fuera, y lo consiguió. El conductor se le quedó mirando y le pidió el bono transporte. Ash se lo dió y avanzó hasta el final del autobús, para agarrarse de una barra de hierro que salía del techo del autobús y seguir estudiando. Llegó al instituto de entrenadores Pokemon y se sentó en un anfiteatro cerrado, donde la gente estaba sentada y murmurandose las posibles preguntas y respuestas del examen. A su lado, Brock estaba durmiendo, esperando a que todo el mundo se callara para empezar las pruebas

    Ash se ponía nervioso. Ya le tocaba el turno. Los profesores Oak, Juniper y Rowan estaban en una tribuna esperando a que Ash saliese al estrado. Cuando Ash finalmente salió, le empezaron a formular preguntas

    -¿Fecha de la revolución contra las Ocaso Balls?

    -1 de Marzo de 1940

    -¿Nacimiento del investigador Fukihami Sokuto?

    -27 de Agosto de 1969

    -¿Pokemon sin debilidades?

    -Spiritomb

    El sudor le caía por la espalda a Ash. No estaba acostumbrado a recibir esas preguntas tan secas por parte de sus profesores preferidos. Pero estaba asombrado porque creía que tenía todas bien

    -¿Que es una potencia de 4 kWh?

    -La potencia que pasa a través de un conductor en una hora de 4.000 J

    Ash fue contestando correctamente a todas las preguntas, y llegó a la última

    -¿Creación de Mewtwo?

    -Ostras, pues... -Ash balbuceó mientras el tiempo del temporizador seguía corriendo- ¿6 de Junio del 1999 o del 1989?

    Y el temporizador sonó

    -Señorito Ash, la respuesta

    -6 de Junio de 1999 -esas últimas cifras lo dijo con cierto toque de duda

    -Correcto. ¡Felicidades Ash! ¡Tienes un A++! Has respondido a todo correctamente!

    Todo el publico, que eran sus compañeros de clase, profesores y familiares tanto suyos como de sus compañeros aplaudieron. Ash, conmovido, se ruborizó, dió las gracias a todos y se volvió a sentar. Su compañero de silla, Brock, le cogió del hombro y le felicitó

    -Muy bien, Ash

    -Gracias -respondió el azabache sonrojado todavía. Ya se podía concentrar en observar a la chica de pelo azul de unos asientos a la derecha. Era tan guapa... Sin quererlo, Ash agarró un lápiz y un papel y se puso a dibujar corazones

    -Dawn Berlitz, al estrado

    -"Así que se llama Dawn" -pensó Ash. Esa chica le había vuelto loco desde primer grado, y no se había declarado. Se quedó embobado en su cabello, tan suave y sedoso a la vista, hasta que oyó unos aplausos

    -¡Otro A++! ¡Felicidades!

    Ash también se puso a aplaudir, aunque no había atendido para saber qué pasaba

    Se acabó el día escolar, los exámenes y ya era hora de comer. Los aprobados iban a celebrar una fiesta en una discoteca en su propio honor, y Ash, como no, no pudo faltar. Se puso unos vaqueros y una camisa formal, porque era verano. En la fiesta había de todo: buffet, música tecno, rap, música en directo... incluso una canción lenta. Todo el mundo se había cogido de la mano, un chico con una chica, y estaban bailando en círculos en el centro de la pista. Ash no veía a nadie para bailar, asi que se quedó apoyado encima de una mesa sin hacer nada. Hasta que alguien le tocó por detrás

    -Perdona, pero, ¿quieres bailar conmigo?

    Ash se giró. Allí estaba Dawn, vestida con un vestido blanco y ligero y unos tacones. Ash no se lo creía. ¡La chica de sus sueños estaba preguntándole a él si bailaba

    -Claro, Dawn -la respondió con una sonrisa. La chica le respondió con otra sonrisa

    Mano a mano, ya estaban en el centro de la pista. A nuestra pareja les brillaban los ojos, se dejaban llevar al ritmo de la música. Ash separó la vista un momento de su amada para ver a Brock, que no estaba para nada bien. Estaba en posición fetal, en el suelo, ondeando una bandera blanca manchada con sangre de su nariz cuando un grupo de chicas le pateó cuando quiso bailar con ellas

    -"Pobre Brock, nunca aprende" -pensó Ash con una gota anime

    Cuando se acabó la canción lenta, Dawn y Ash no separaron sus manos. Salieron de la discoteca hasta un parque cercano, que estaba precioso con La Luz de las estrellas. Se sentaron en un banco y Ash aprovechó para que, con la mano que no estaba sujeta a Dawn, cortó una rosa sin pinchos y se la colocó a Dawn en el cabello. Dawn le sonrió y se acurrucó junto a él. No necesitaban las palabras para expresarse. Se miraron a los ojos, acercaron sus labios y ocurrió lo inevitable: se besaron. Un beso tan profundo, que el hombre no puede describir con palabras. Todo era perfecto para Ash. O más bien casi todo. ¡Boom! Una bomba explotó en el instituto Pokemon, donde Ash y todos sus compañeros acababan de estar

    -¿Que ha sido eso? -preguntó Dawn muy asustada cuando el beso se rompió

    -No lo sé, pero vamos a averiguarlo

    La pareja se escondió detrás de un árbol que no había resultado quemado por la explosión. Y vieron que una sombra se elevaba en el epicentro de la bomba

    -(Humanidad, soy Mewtwo) -dijo por telepatía- (Me echasteis de mi hogar, y ahora lo pagaréis caro)



    ¿Ash volverá a besarse con Dawn?

    ¿Mewtwo se irá al espacio otra vez?

    ¿Estallará una guerra?

    ¿Donde está Pikachu?


    El primer capítulo me he esforzado por hacerlo. No es muy largo, pero creo que es interesante. Si queréis intervenir en la historia o aconsejarme, a través de los comentarios. Si quereis ser el escritor de un nuevo capítulo, decídmelo por mensaje privado. ¡No os olvidéis del Me Gusta!

    Invito a que leáis estos fics:
    +18 - Fic Colectivo - La historia hentai de Ash [ecchi] [harem] - Poké Fics | Foros Dz
    +18 - Fic Colectivo - lo que nadie se esperaba. (pokemon +18) (ecchi/harem) [cap 25] | Página 26 - Poké Fics | Foros Dz
     
    • Me gusta Me gusta x 4
    Última edición: 20 Abr 2017
  2. Ferstec.

    Ferstec. El dolor es temporal, ¡La victoria es eterna!

    Registrado:
    7 Abr 2016
    Mensajes:
    908
    Temas:
    105
    Calificaciones:
    +839
    Bien, bien, bien, :996:, tienes un buen desarrollo no lo niego, pero te falta algo primordial que quizás ayude a tus fics... Si quieres usar el guión, el adecuado es este "—", además de que si tu harás solo el fic debe llevar el prefijo de "Fanfic" y no de "Fic Colectivo". Eso creo que es todo y nos leemos luego.


    Adiós y que la pasen bn
     
  3. John Mactavish

    John Mactavish Guardian de la Joya mas Preciosa (Korrina)

    Registrado:
    10 May 2015
    Mensajes:
    5,486
    Temas:
    114
    Calificaciones:
    +2,042
    Muy interesante bro, asi y estoy seguro que la guerra estallara en cualquier momento
     
  4. Zet

    Zet Escritor de Blueangelshipping.

    Registrado:
    6 Nov 2016
    Mensajes:
    254
    Temas:
    21
    Calificaciones:
    +254
    pues no se :v por ahi a de andar la ratita kuki
     
  5. Autor
    El J

    El J Guardian de mi propio universo

    Registrado:
    12 Sep 2015
    Mensajes:
    110
    Temas:
    17
    Calificaciones:
    +176
    Chicos, lo siento por la espera, pero ya estoy otra vez en marcha. Comencemos:

    Capítulo 2: Darkrai, señor de las tinieblas

    Un día después del ataque de Mewtwo a la ciudad, Ash y Dawn se encontraban sentados en una salita de un médico. Estaba todo lleno de gente por las heridas sufridas, y algunos llevaban ahí ya tres horas esperando. Había de todo tipo de personas: bebés siendo amamantados por su madre medio muerta, ancianos que van a su visita habitual, familias enteras esperando por los resultados de otro familiar, gente yendo al baño continuamente porque se tienen que limpiar la sangre... Ash miró a izquierda y derecha, pero solo se fijó en Dawn, que tenía parte del pelo teñido de sangre y estaba recostada sobre su hombro

    -Ash Ketchum, por favor

    Ash zarandeó ligeramente a Dawn para que se despertase. Dawn se levantó y le ayudó a que el se levantase también. Pasó a la consulta medio cojeando, mientras que los médicos estaban tomándose un café. Ash carraspeó y le prestaron atención

    -Oh, si, señor Mostaza, digo Ketchup, digo,... bueno, como se diga. Necesitamos hacerle unos análisis para comprobar que no ha sido infectado por el Pokerus. Bájese en pantalón

    -¿En frente suya? -preguntó Ash refiriéndose a su compañera

    -Si, claro, ¿por qué no? A los novios no les importa ese tipo de cosas -sonrió el médico. Dawn se sonrojó, cruzó las piernas y miró hacia otro lado. Ash solo se sonrojó, pero siguió mirando a Dawn, que estaba moviendo la pupila para verle la cara. Ash estaba pensando que el médico tenía razón. Estaba empezando a sentir algo por Dawn

    -Vale, perfecto. Ya están las pruebas hechas. Vd. no tiene Pokerus, solo estrés y nerviosismo

    Ash le agradeció lo hecho por él y salió junto a Dawn a la calle. No dijeron nada, pero era el típico silencio que solo se necesita mirarse para entender a la otra persona. Ya en el bar más cercano al hotel donde se alojaban los estudiantes sin casa, porque sus habitaciones habían sido explotaras y destrozadas, empezaron a hablar de los hechos

    -{... por lo tanto, todo esto ha sido causando gracias a un camión con gas butano que explotó en el colegio. Y muchas bombonas saltaron por los aires y cayeron en otro lugar de la ciudad. Los daños están valorados en unos 5.693.000 Pokedolares y...}

    -Ojalá -dijo Ash a Dawn-, la gente de la ciudad sepa a qué se está enfrentando, no a un camión de gas o algo así

    Dawn simplemente asintió, pero no dijo nada más. Ash se paró, agarró a Dawn del brazo y la paró

    -¿Que te pasa?

    -Nada... es que estoy pensando en eso que nos ha dicho el médico, que si éramos novios... Y me habría encantado decirle que si, pero no sé que te parece...

    -Dawn, sabes que mi corazón te pertenece. Entonces -Ash se arrodilló-, ¿harías el favor de hacer a este necio el hombre más feliz del mundo con novia?

    Dawn se lanzó contra Ash en medio de la calle y le tumbó en el suelo

    -¡Claro que si...! -Dawn no terminó su frase

    Y como no, Dawn fue acercando poco a poco la cara a la de Ash, hasta el punto en el que sus labios se rozaron y se miraron a los ojos

    -...te amo

    Este beso les hizo olvidar todo lo pasado el día anterior, e incluso en qué lugar estaban. Ash reaccionó y se levantó del suelo, advirtiendo a Dawn que estaban en un lugar público, y se dirigieron al hotel para pasar un momento más 'intimo'. En el camino al hotel, atravesaron un parque de atracciones, lleno de niños que disfrutaban en una noria gigante. Se pararon a contemplarla, y Dawn empezó a insistir a Ash:

    -Ash, ¿podemos montar? ¿Podemos? ¿Podemos? ¿¡Podemos!?

    Ash echó una mirada a la noria, y acto seguido a Dawn. Estaba por debajo suya (más de lo normal, ya que era más alto que la chica) con cara de cachorrito degollado. Dawn sabía que no se podía resistir a esa cara, así que esperó la contestación

    -Venga, vamos a subirnos

    Ash hizo fila mientras Dawn fue a comprar algodón de azúcar. Cuando ya les tocaba el turno de subir, Ash llamó a la peliazul, que vino corriendo con dos palos de algodón de azúcar. El azabache pagó, y ayudó a sentarse a su chica. Acto seguido, él se montó en un asiento mientras que su altitud aumentaba. Cuando todo el mundo se hubo montado en algún asiento de la noria, se puso en funcionamiento, y la pareja disfrutó viendo la vista desde lo alto de la noria, con besos de por medio. Ahí se pasaron 45 minutos, y cuando tomaron su último viaje, se hizo de noche ya. En ese momento, Ash estaba harto de la misma vista todo el rato: rascacielos sobrepasando la altura de las nubes, un río no muy amarillento por el reflejo del ocaso, Wingulls posándose sobre un brazo de la noria... Pero disfrutaba viendo a Dawn tan feliz como estaba

    Pero de repente, la vista de Ash se nubló y percibió una sombra moviéndose por el entorno festivo. Prestó atención a cada detalle, pero nada. Decidió continuar con su aburrido cometido de mirar a la nada, cuando se hizo de noche cerrada completamente. Los rayos del ocaso que todavía estaban se esfumaron, y todas las luces se encendieron. Dawn apartó la mirada del paisaje que tanto la emocionaba, se aferró al brazo de Ash y dijo:

    -Ash... tengo miedo

    -Tranquila, Dawn -la tranquilizó Ash-, todo va a salir bien

    Entonces, todas las luces que antes estaban encendidas se apagaron, y, el azabache, entre gritos y luces de los celulares de la gente, alcanzó a ver un destello blanco caminar entre la gente en dirección a la central eléctrica y, sin dar tiempo a que parpadease nadie, las luces de las farolas se apagaron, las luces de las casas, las atracciones,... entre ellas la noria, en la que estaban la pareja feliz ya no tan feliz por haberse quedado atrapados a una altura de 30 metros. Dawn se aferró más al brazo del azabache, que estaba pensando en cómo escapar. Pero, sintió unos tirones en la ropa, que provenían de Dawn, que estaba señalando a la vez en una dirección al aire. A unos 200 metros, allí estaban Mewtwo, y detrás suyo, Darkrai. A su paso, la gente cercana se iba durmiendo, y caían al suelo rendidos. Ya poco a poco sentían como sus párpados se cerraban pero, Ash, en un rápido giró de muñeca, quitó la barra que hacía de seguro, cogió a la peliazul de la cadera, y se lanzó al río. Lo último que recordó es que se metió en el agua fría, y ya solo vió oscuridad

    * * * * * * * *

    En el cuartel general de Kalos, un soldado, de nombre John Mactavish, estaba charlando con su novia a través del celular, cuando sonó el teléfono. Después de colgar, inspiró hondo, y abrió su cartera. Lo cogió y, sin decir nada, esperó a que el que había llamado contestase

    -Buenos días. ¿Hay alguien ahi? -saludó la voz del teléfono

    John bajó los pies de la mesa, apoyó su metralleta en el suelo y empezó a girar en su silla mientras hablaba con esa voz

    -Buenos días, aquí la zona 68-6. ¿En que podemos servirle?

    -Vale, aquí el gobernador de Kalos. ¡Es urgentisimo! ¡Necesito que vengan YA! ¡Un Mewtwo y un Darkrai nos están atacando!

    John se paralizó. Dejó caer el teléfono al suelo y se levantó de su silla para cogerlo, muy quieto, y frunció el ceño

    -¿Hola? ¿Hola? ¿Hay alguien? -respondió el gobernador de Kalos, a la espera de una contestación. Pero John cortó la llamada y dijo para sí:

    -Está vez no te me escapas, Mewtwo. La revancha

    Y gritó:

    -¡Soldados! ¡A sus puestos! ¡Cojan todo lo que tengan a mano, lo necesitaremos TODO! Nos vamos a Cuidad Luminalia

    * * * * * * * *

    Dawn se encontraba inconsciente en la orilla del río. Estaba tumbada en la arena, mientras que secaba con los primeros rayos del alba. Se quedó así hasta que los gritos de los niños jugando el fútbol en los escombros del parque de atracciones la despertaron de ese estado. Se levantó, se estiró y echó una ojeada panorámica de lo sucedido. El parque de atracciones estaba medio destruido, con la mitad de los brazos caídos por la zona, los coches de choque habian sido lanzados hasta la montaña rusa caída y la casa del terror había explotado. Pero curiosamente, la zona de la ciudad no había sufrido ningún daño. Hasta que se acordó:

    -¡Ash! ¿¡Donde estás!? ¡¡¡ASH!!!

    Dawn corría de un lado para otro levantando escombros para encontrar a su amado

    -¡Ambipom, te elijo a ti! ¡Levanta todo esto para encontrar a Ash!

    Así con todos sus Pokemon, animándoles a que encontrasen al azabache, pero no hubo éxito después de media hora

    -No... Ash... -unas pequeñas lágrimas salieron de los ojos de Dawn, rojos por los nervios, el estrés y la preocupación juntas- No...

    -.¿Yo que? -una voz la habló por la espalda

    Dawn se giró y vió a Ash, con algunos cortes en la cara y un brazo sangrando

    -¡Ay, Ash! ¡Creí que nunca más te iba a volver a ver! -Dawn le abrazó, le miró a la cara y le besó- ¡No me hagas esto más!

    -¿Hacer el que? -Ash no entendía nada

    -Nada, nada

    Así que Ash cogió de la mano a Dawn y la llevó hasta el hospital, mientras que la gente les abría paso como quien ve a un herido de guerra, solo que esta guerra solo acababa de comenzar, y ya se había cobrado por lo menos 40 muertos. Al llegar al hospital, la mitad de la gente de la fila les dejó pasar, y directamente entraron a la consulta con el mismo médico que les atendió por la mañana del día anterior. Le explicaron lo sucedido, y él se llevó las manos a la cabeza

    -¡Un momento! ¿Qué día es hoy? -preguntó el médico

    -Hoy es día 14 de Mayo, ¿por?

    -Porque entonces Mewtwo, como no es un Pokemon natural 100%, necesita descansar cada mes, así que, el 14 de Junio tendrá que descansar. Ese momento será el día de tregua para nosotros

    -Se equivoca. Darkrai se ha unido a Mewtwo, y Darkrai si es un Pokemon 100% natural

    -Entonces necesitamos conocer cosas de Darkrai, así podremos combatir contra los dos sin hacer un ataque suicid... -el médico paró porque se oyó una voz en la mente de cada uno diciendo:

    -(Bueno, bueno, bueno. ¿Os acordáis de mí? Claro que os acordáis, soy Mewtwo. Os quiero declarar la guerra, porque vosotros mismos me la declarasteis a mí años atrás. Pero esta vez será diferente. Si no queréis que vuestro mundo vuele en mil pedazos, quiero que me deis el Prisma Rojo y el Prisma Azul, de Hoehn. Lo recogeré en la punta más alta de la Torre Prisma. Cambio y fuera)

    Se hizo un silencio total durante unos segundos, a los que siguió un descontrol increíble. El médico cerró la puerta, se quitó la bata y enseñó sus vaqueros y su cinturón de balas. Abrió una trampilla de un armario del tamaño de un montacargas, e invitó a que la pareja se colase por ahí

    -¡Vamos, no hay tiempo que perder! -les apremió el supuesto médico

    -Vale, pero después te tengo que hacer unas preguntas sobre tu profesión -se enfadó Ash

    * * * * * * * *

    En el helicóptero de las Fuerzas Armadas de Kalos y Alola, John Matctavish estaba acariciando una foto de su amada, Korrina, mientras que el traqueteo del helicóptero le hacía dormirse. No había dormido nada esa noche porque estuvo ideando una estrategia para el futuro combate, y el suave sube y baja del vehículo ayudaba a que se durmiese. Como todavía estaban atravesando un pequeño mar que su costa la habían dejado atrás tiempo atrás, John optó por dormirse. No era precisamente la mejor opción, porque sentía en el estomago su comida moviéndose al ritmo del helicóptero y le dificultaba controlar el vomito. Casualmente era su primer vuelo en helicóptero, y no sabía qué hacer mientras estaba ahí arriba, cuando finalmente eligió escribir su testamento

    Después de dos horas pensando para el testamento, John terminó de escribirlo justo en el momento para tirarse en paracaídas encima de Ciudad Luminalia al alba. Cuando llegaron a la zona en cuarentena (parque de atracciones), rápidamente se puso a analizar huellas dactilares, ADNs,... y encontró una foto de Ash y de Dawn juntos. Se conmovió y se prometió encontrar las protagonistas de la foto. Rato después, ya por la mañana, todos los soldados desayunaron. Pero John, en vez de desayunar, fue a buscar a las personas de la foto, obcecado en tener que encontrarlas

    Eran las 10, cuando sintió hambre, y se dirigió a una cafeteria. Pidió crêpes Luminalia y se sentó en una mesa para comérselo. Estaba a punto de acabárselo, cuando dos chicos se sentaron en la mesa. Estaban recubiertos de hollín del humo y suciedad, pero John los reconoció fácilmente

    -Ash, Dawn, un placer -les dijo bajo la atenta y sorprendida mirada de los jóvenes-. He encontrado nuestra foto y... perdón, yo soy el Comandante Mactavish. Quisiera que me detallasen la escena de Mewtwo y Darkrai

    Entonces se acomodaron en las sillas y se lo contaron todo

    -Vale -quiso asimilar John-, ¿me estáis diciendo que Darkrai se ha unido a Mewtwo?

    -Exactamente -asintió el azabache

    -Es más difícil de lo que pensaba...

    -Entonces necesitamos tres cosas: armas, una estrategia, ¡y limpiarme el pelo!

    Con una gota anime, John les informó

    -Necesito que vengan a nuestra base, para detallar

    -Vale, John. Lo haremos, si antes podemos pasar a lavarnos y a coger nuestro equipaje al hotel

    Ash y Dawn salieron corriendo de la cafetería a toda mecha hacia el hotel, donde Ash y Dawn entraron en su habitaciónn conjunta. Mientras Dawn se duchaba, Ash recogía las maletas de Dawn, porque las suyas las tenía preparadas, y cuando terminó, se tumbó en la cama para esperar a que se pudiese duchar. Mientras esperaba, llamó por teléfono a John, y recibió el lugar donde tenían que quedar y la hora. Cansado de esperar a Dawn, dió unos golpecitos en la puerta

    -Dawn, ¿estás bien?

    -Si -se escuchó una voz desde el interior-, ¿por qué no voy a estarlo?

    -Porque tardar demasiado. Además, me ha llamado John. Me ha dicho que en 30 min tenemos que estar en la Plaza Azul

    -¡Ufff!

    ********

    John estaba agarrando su cronómetro, a falta de dos minutos a que apareciese la pareja. Intentaba entrever sus rostros entre toda la curiosa gente que se acercaba a ver tres helicópteros del ejército en Plaza Azul, cuando los vió corriendo atravesando la barrera policial

    -Así me gusta, que seáis puntuales. ¿En marcha?

    -En marcha

    Se subieron al helicóptero, y despegaron. Ya en las alturas, Ash vislumbró al gentío dispersándose. Pero...

    -¡Comandante! Hay una masa extraña colgando des tren de aterrizaje del helicóptero

    -Soldado, póngame un primer plano

    -Si, señor -el soldado le dio a los tres tripulantes del helicóptero una pantalla donde se veía un Pikachu con una gorra similar a la del pasado Ash

    -¡Pikachu! -saltó Ash de su asiento, abriendo la compuerta para averiguar dónde estaba su mejor amigo

    -¡Pikachu, pika! -gritó Pikachu para darse a conocer. Dio un brinco dentro del helicóptero y abrazó a su dueño

    -¡Oh, Pikachu! Cuanto te he echado de menos...

    -Perdonen la intrusión, pero señores...

    -¿Que pasa, soldado?

    -Lamentó indicar que hemos perdido el control del helicóptero. Estamos cayendo en picado sobre Ciudad Témpera



    ¿Lograrán sobrevivir al helicóptero?

    ¿Por qué Pikachu estaba debajo del helicóptero?

    ¿Por qué Ash no ha aprovechado más la situación con Dawn (habrá más de esto)?

    ¿Por qué he tardado más en traer este capítulo?


    Perdonadme si lo he traído excesivamente tarde, pero estoy con examenes y claro, lo primero es lo primero. ¡Disfrutadlo y ya sabéis: si queréis formar parte de este fic, avisadme por privado, cualquier sugerencia en ls comentarios y dadle Me Gusta!

    Invito a que leáis:
    +18 - Fic Colectivo - lo que nadie se esperaba. (pokemon +18) (ecchi/harem) [cap 25] | Página 27 - Poké Fics | Foros Dz
    +18 - Fic Colectivo - La historia hentai de Ash [ecchi] [harem] - Poké Fics | Foros Dz
     
    • Me gusta Me gusta x 2
    Última edición: 9 May 2017
  6. SEBASDIE (Kenshi)

    SEBASDIE (Kenshi) Él Psíquico Espadachín Ciego Portador De Sento

    Registrado:
    4 Ene 2017
    Mensajes:
    515
    Temas:
    0
    Calificaciones:
    +262
    Yagami: Vaya vaya justo cuando estoy aburrido y me encuentro un fic interesante, mis felicitaciones al autor
    Buen capitulo
     
  7. Autor
    El J

    El J Guardian de mi propio universo

    Registrado:
    12 Sep 2015
    Mensajes:
    110
    Temas:
    17
    Calificaciones:
    +176
    Aquí os traigo el cap 3 de la trama. ¡Que lo disfrutéis!

    "Cap 3: ¿La esperanza renacerá?"

    El helicoptero en el que estaban Ash, Dawn y John caía en picado sobre la bahía de Ciudad Témpera. La situación dentro del helicóptero era trágica: el piloto, desesperado por intentar controlar el helicóptero, tocaba todos los botones que se encontraba, para ver si alguno funcionaba como paracaídas, mientras el azabache, la peliazul y el soldado revolvían todo para encontrar un dichoso paracaídas o flotador que pudiesen utilizar. A su alrededor, los dos helicópteros que se encontraban junto a ellos habían desconectado los motores para ayudar a los protagonistas a salir de esa situación, pero un humo negro proveniente de la hélice trasera dificultaba el acercamiento.

    -¡Dawn! ¿Has mirado en esas cajas de ahí? -gritó Ash señalando unas cajas que prácticamente volaban

    -;Si! ¡He mirado en todas las cajas que hay en este helicóptero! ¡Y no hay una mierda! -Dawn se tiraba de los pelos, todavía manchados por el hollín de todo lo que había pasado

    -Solo queda una cosa... -el soldado se acercó a la compuerta, ya abierta, y exclamó:- ¡Saltad al agua! ¡Es una ocasión de vida o muerte!

    Ash y Dawn se miraron mutuamente y se asintieron. Si por lo menos ese era su fin, que sea juntos. Empujaron al soldado fuera del helicóptero y se tiraron justo después. Ash, nada más tirarse fuera del helicóptero, a dos kilómetros del suelo, miró a Dawn a los ojos, la abrazó y la dijo:

    -Dawn, si morimos aquí, quiero decirte que siempre me has gustado muchísimo. Soñaba contigo y te añoraba cuando no estabas. De verdad, quiero no morir para seguir a tu lado -Dawn se sonrojó y le besó en la boca. Fue un beso corto, pero significó mucho para el azabache-. También te quiero contar un secreto. Tus senos me han impresionado desde 1º grado de Secundaria. Eso no significa que te quiera solo por eso

    -Ash, muchas gracias por decirme eso -Dawn le sonrió con amor, a pesar de estar en un momento de vida o muerte-. Y si te impresionan mis pechos, puedes tocarlos cuando quieras -con total naturalidad, guiñó un ojo y sacó la lengua, a lo que Ash devolvió con una sonrisa

    -¡Geronimoooooooooooooooooooooo...! -gritó el piloto justo después de saltar ellos. Pero el helicóptero, como si tuviese vida propia, se abalanzó sobre este con las aspas. A Ash le cayó sangre de la cabeza del piloto, totalmente destrozado y descuartizado por las aspas, mientras que el cuerpo inerte de este caía junto a Dawn y a John. El pelo de Ash se tornó a un granate a causa de la sangre y el hollín, mientras que el esplendor del Sol que brillaba en ese momento cambió su color a un rojo sangre

    Los tres poco a poco juntaron sus manos mientras que una serie de explosiones se sucedían a su alrededor. Wingulls asustados volaban raudos a protegerse y un grupo de personas se acumulaban en la costa más cercana mientras que ellos caían en picado dirección al mar...

    ¡Plaf! Ash entró en el agua como una bala. Con Dawn agarrada a su mano, se sumergió más todavía en el agua helada del norte de Kalos. Pero un trozo del helicóptero le golpeó moderadamente fuerte en la cabeza. No fue muy fuerte, pero lo suficiente como para dejarle sin conocimiento. Lo último que pudo ver fue a Dawn arrastrada por las corrientes hacia un lugar desconocido. <Dawn...> fue lo último que pensó. Y todo se convirtió en negro para él

    ********

    Mewtwo se encontraba en la punta De la Torre Prisma. Estaba observando el futuro imperio que quería crear. Darkrai se acercó por detrás e intentó sacar de su mundo a su cómplice

    -Ejem... Mewtwo...

    Mewtwo se dió la vuelta rápidamente, con cara de cordero degollado, y le respondió:

    -Si, ¿que quieres?

    -Venía a decirte que ya he inutilizado los mandos del convoy que llevaba al chico idiota del Pikachu, a su chica estupida y al soldado tsundere que me mandaste destruir


    -Perdona, pero... ¿te has asegurado de cumplir la segunda misión que te encomendé?

    -¿Eso responde tu pregunta? -dijo el Pokemon fantasma, señalando hacia el mar. Una sombra gigantesca se elevó por encima del nivel del mar, creando olas gigantes e inundaciones en parte de Ciudad Luminalia. Dos ojos rojos se abrieron en el momento que este empezó a levitar

    -Bien, bien, todo va perfecto... -con sus tres dedos, Mewtwo los presionó para crear un ambiente tenso de película, mientras que se sentaba en su trono de destrucción poseyendo una sonrisa malvada

    ********

    Un poco de luz iluminó los ojos de Ash. El azabache, todavía con los ojos cerrados, sintió lo que pasaba a su alrededor. Ya no estaba en una inmensa masa de agua fría a punto de morirse de hipotermia o asfixia; se encontraba en una superficie mullida, respirando aire limpio y seco y con un ligero murmullo a su alrededor. Esperaba encontrarse en la costa, pero no tuvo suerte. En vez de eso, estaba situado en medio de un anfiteatro de aspecto muy antiguo, con miles de especies raras cerca: tenían aspecto de Omastar, unos Pokemon que se extinguieron hace un millón de años en la era Pokretacica. Estaban expectantes ante el ser 'diferente' que representaba Ash para ellos. Estos Omastar se movían de un lado del anfiteatro a otro, mirando y mirando cómo podía un ser como este venir hasta su mundo

    Ash se levantó. Un murmullo general se extendió por todo el anfiteatro. Entonces, un Omastar más grande que los demás sobresalió por encima de todos los demás. Se acercó al azabache con total pasotismo entre los presentes reunidos allí y llegó hasta el lado del chico. Ash, asombrado, no se movió mucho, lo justo para seguir con la mirada al jefe, que parecía ser este. En otro idioma, este habló:

    -みちを進む シキケヲセキヲスク?

    Ash, sin comprender lo que quería decir, ladeó la cabeza. El Omastar hizo un gesto de darse cuenta y entendió lo que el azabache expresaba. En un momento, habló con un peculiar acento ruso-lituano:

    -Oh, si, ya me acuerdo. Vosotros no hablar mi idioma. Encantado. Soy Junyeloj Pimnuaser, rey de la civilización de los Deskos, pero puedes llamarme Pimny -dijo el rey, estrechando un tentáculo al chico. A este le daba sacó tocarlo, y Pimny se dio cuenta- ¡Ah, si, es verdad! Un momento que cambie -rápidamente y en un destello, Pimny se cambio a forma humana. Era un chico de unos 25-30 años de complexión física promedio y que estaba vestido únicamente con un bañador de algas. Entonces le tendió la mano, a lo que Ash estuvo más conforme en estrechar

    -Hola, buenas. Yo soy Ash Ketchum, llámame Ash

    -Encantado

    -Lo primero de todo: ¿como he llegado aquí? ¿Como es que hablas y eres igual que los humanos? ¿Donde están Dawn y John?

    -We, we, we. Vamos por partes. A tu primera pregunta, te encontraron mis criados en las afueras de Ciudad Desk, cuando cazaba Lanturns y Chinchous. Te trajeron aquí, parecías asfixiado y al borde de la muerte. Cuando llegaste aquí, te quitaron todo el agua que tenias dentro y te dejaron descansar. Con respecto a nuestro aspecto y a nuestro idioma, os hemos estado observando durante miles de años en las sombras. Ningún humano nos ha visto, pero nosotros no hemos pasado ni uno solo por alto. Podemos decir que sabemos absolutamente todo lo que está pasando en el mundo

    -¿Y con respecto a Dawn y a John? -Ash estaba empezando a impacientarse, porque en realidad eso era lo único que le importaba en ese momento

    -¿Te refieres a esos dos humanoides de ahí? -Pimny señaló a otros dos anfiteatros donde estaban estos dos chicos, todavía inconscientes- Si los quieres...

    Ash, sin escuchar la frase completa, corrió hacia Dawn a través del anfiteatro. Los Denkos le dejaban paso libre por donde pasaba, hasta llegar a su destino. Se abalanzó sobre Dawn y, sin lastimarla, pegó ligeramente a Dawn para que se despertase. Esta se fue incorporando poco a poco; mientras lo hacía, John ya se había acercado a la pareja

    -¿Que está pasando aquí? -dijo el recién llegado

    Pimny se acercó y les contesto:

    -Hablemos en mi castillo

    Los cuatro se dirigieron al Palacio de Prismarina, un palacio completamente hecho de una especie de mármol subacuático. Al parecer, esa era la residencia del rey. Este, con forma humana todavía, les conducido por avenidas, calles y callejuelas hasta la puerta del castillo. Nada más entrar, se quedaron impresionados con la extensión del castillo: bóvedas altísimas que ni Regigigas podía llegar se elevaban por encima de estatuas gigantes de prismarina oscura, rodeando un larguísimo corredor donde se sucedían las puertas. Una mesa de anfitrión estaba en el medio de la sala, donde al fondo estaba un trono de magnitudes enormes adornado de piedras preciosas. Pimny les condujo al final de la mesa, donde el trono, que fue donde se sentó. Los demás cogieron asiento y les reexplicaron como habían llegado allí

    -...y por eso sabemos todo lo que ocurre en el Mundo de Arriba -terminó el rey

    -Perdona, pero, ¿como se había creado esta civilización? -preguntó curioso John

    -Nuestros antepasados llegaron aquí por las corrientes del agua hace 20.000 años. Eran unos 6 al principio, pero crearon una tribu con los hijos y los que llegaban inconscientes a nuestras costas. A partir de ahí, esto se innovó, nosotros nos mejoramos y la civilización Deskal se creó. El aire y los recursos estaban aquí antes que nuestros antepasados llegaran

    -Ajam... -John escribía todo en su cuaderno

    -Entonces si sabéis no todo lo que está pasando, os habréis enterado de lo de Mewtwo, ¿no?

    Nada más decir 'Mewtwo', Pimny frunció el ceño y respondió con la piel de gallina:

    -Mewtwo... claro que si que lo sé. Estamos planeando un ataque con toda la Armada Deska, para aniquilarlo. Pero no podemos solos. Necesitaríamos un puñado de tribus más para hacerle un rasguño solamente -bajó la cabeza y pronunció- Como aquella vez hace 15 años antes...

    Ash y Dawn se miraron mutuamente

    -¿Que pasó hace 15 años?

    -Chicos -esta vez habló el soldado-, ya va siendo hora que conozcáis la verdad. Mewtwo ha sido con creces el enemigo más poderoso que la faz de la Tierra ha podido conocer hasta ahora

    Dawn se acercó a Ash y le rodeó la espalda con el brazo mientras prestaba atención:

    -Hace 15 años, la Tierra era el mejor lugar que podáis imaginar. Todo era paz, menos alguna guerrilla pequeña que salía de vez en cuando. Pero cuando ese científico loco intentó crear otro Mew, la destrucción se topó de bruces con la Tierra. Millones de personas murieron, muchísimas razas de Pokemon se extinguieron, Pokemon legendarios como Rayquaza casi no viven para contarlo... todo a causa de Mewtwo

    Ash estaba al borde de morderse las uñas. Dawn intervino:

    -¿Y por qué no unían fuerzas para derrotarlo?

    -Los gobiernos y los Pokemon lo hicieron. Después de casi 10 años de números masivos de muertes inocentes y lucha feroz, todos consiguieron a duras penas contener a Mewtwo durante 25 años en una cápsula especial mientras se pensaba una solución radical contra este problema, porque Mewtwo volvería. Pero los gobiernos no han encontrado una manera de pararlo, y algunos Pokemon legendarios se están uniendo a Mewtwo por el daño que les hacemos nosotros los humanos. O mejor dicho, los jefes de gobierno

    Un silencio sepulcral inundó la sala

    -¡Bravo! -Pimny aplaudía con tesón- ¡Ni yo mismo lo habría contado tan bien!

    John se inclinó en su silla, apoyó los pies en la mesa y se tumbó a modo de cama

    -Bueno, ¿por qué no dais un paseo por nuestra preciosa ciudad antes de volver a vuestro mundo? -preguntó el rey Denko

    -Imposible. Necesitamos volver cuanto antes a la zona 68-6 militar

    -Entendido. Entonces os teletransporto ahí en un momento

    El rey les condujo a través de escaleras, puertas, pasillos y ascensores a la zona más alta del castillo. Allí habia un dispositivo con cinco cápsulas. El rey les ordeno que entraran para iniciar la teletransportación. Nada más llegar a la zona, el rey les dijo por última vez:

    -¡Se avecina una guerra ya! ¡Ansiaré estar en vuestro bando!


    ********

    En la zona 68-6, una brecha espacio-tiempo se abrió repentinamente. Una mano se alargó del interior y se impulsó para salir. Una gorra y un traje de camuflaje pertenecientes a John Mactavish. Este metió la mano dentro de la brecha y ayudó a subir a Dawn. Ash salió el último, cerrando la brecha espacio-tiempo

    -Ya hemos llegado. La zona 68-6 se abre ante vuestros ojos

    Un imponente castillo, pintado color arena y con multitud de torreones se abría ante sus ojos. Ash y Dawn se asombraban como este castillo podía ser ocultado al gran poder de Pookle Maps. El soldado le explicó cómo las boyas que tenían a su alrededor alteraban la señal satélite y creaban un paisaje de costa a su alrededor a las cámaras

    Sin ni siquiera entrar dentro de la gran fortaleza que tenían a su lado, el general salió a recogerles, escoltado por el comandante y el sargento

    -Buenas tardes señores, pero lamento informarles que no es momento de presentaciones. Me limitaré a presentaros a mi escolta: el comandante Goody y el sargento Smith. Corramos al puerto de mercancías, saldrá una flota entera. Mientras, contadme la historia, si sois tan amables de contarla

    Se dirigieron al hangar, donde cogieron un vehículo anfibio para llegar a la costa. Después, un barco les recogió, seguido de cientos, tal vez miles de buques de asalto blindados, cargados de RPGs, ametralladoras rotatorias

    -Señor, permiso para descansar -preguntó John a su general

    -Permiso concebido. A vosotros también -refiriéndose al comandante y al sargento. Rápidamente, cada uno se dirigió al camarote y salieron vestidos de camisa, sin olvidarse el chaleco antibalas debajo de esta- Y creo que tengo tiempo para descansar -el general siguió los pasos de sus cargos descendientes y se dirigió a una tumbona, donde dejó la ropa de camuflaje y saltó a la piscina en bañador

    Ash y Dawn se dirigieron a la proa del barco (la parte de delante, corregidme si me equivoco en los comentarios xD). Dawn se apoyó en la barandilla con las manos, y sintió como la brisa la rozaba su cuidada piel, llena de sudor y de hollín. Ash, no en un mejor estado, levantó los brazos de Dawn y la elevó ligeramente por el nivel del suelo. Dawn sentía como la brisa la golpeaba cada vez más fuerte, alborotando sus pelos y creando una imagen digna de recordar: tu amada, de espaldas, mirando al horizonte por donde se pierden los rayos del Sol que todavía quedan y rebotan en el agua para dar en el casco de la embarcación. Dawn se giró hacia Ash e intercambiaron sonrisas y miradas. Miradas llenas de expresiones, que terminaron en fusionarse en un beso lleno de sentimiento y amor

    Se separaron cuando a Dawn le entro un escalofrío. Se dirigió al baño a asearse y Ash fue al restaurante, donde se encontraban el sargento Smith, el comandante Goody y John, con los quien aprovechó para hablar

    -...¿sabéis cuánto falta para llegar? -preguntó el azabache al sargento

    -Medio día. No podemos ir más deprisa a causa de este temporal que atravesamos ahora. Mañana, a primera hora seguramente, estemos en el puerto -respondió el sargento

    -Eso, si ningún Tentacruel mutante arrasa la ciudad otra vez, ¿eh, sargento? -Goody empezó a dar codazos a Smith mientras se echaba a reír. Después de un rato hablando de Mewtwo, Pokefutbol y otras cosas, Ash se dirigió a su camarote porque tenía sueño.

    Cuando llegó, Dawn estaba todavía en el baño disfrutando de un placentero baño de agua caliente. Ash la avisó dando golpecitos con los nudillos en la puerta y esperó junto,a esta a que saliera Dawn mientras se desvestía. Nada más salir, el azabache se dio una ducha express y se puso el pantalón del pijama. Dawn estaba tumbada en la cama esperando a su novio. Cuando este salió del baño, le preguntó:

    -¿Puedo dormir en tu cama hoy?

    -Claro que si, hay espacio para los dos

    Los dos jóvenes se acurrucaron el uno al otro para disfrutar de la presencia de su compañero y así se durmieron. Cuando Dawn estaba dormida ya, antes de dormirse, Ash la susurró al oído:

    -Que descanses bien, mi reina

    Apenas salían los primeros rayos del sol cuando Ash se despertó. Con cuidado de no despertar a la paliazul, se asomó a cubierta y echó una ojeada a todos lados. La punta de la Torre Prisma se alcanzaba a ver. Rápidamente, despertó a su reina, se puso unos vaqueros y una camisa antibalas y cogió a Pikachu, que estaba durmiendo junto a Buneary. Salió de la habitación, dejando a Dawn cambiándose de ropa dentro, y fue al encuentro de los militares. Los encontró haciendo pesas en la popa del barco, equipados ya con la ropa necesaria para el combate

    -Ya veo que te has levantado, dormilón -John le ironizaba al recién despierto a la vez que levantaba 75 kg con una mano

    Antes que pudiese contestar, Dawn se acercó por detrás y pregunto a Ash, que todavía no la había visto vestida:

    -¿Como estoy?

    Ash se dió la vuelta y se encontró con Dawn vestida de guerrera: su pelo la caía libremente por el hombro derecho. Con un bláster en mano y un lanza misiles en la espalda, una camisa de camuflaje la cubría la espalda y la tripa. Llevaba unas deportivas conjuntadas de camuflaje con su ropa, también de camuflaje. Un gesto de risa salía de la cara de Dawn al ver que la pesa de John y la barbilla de Ash se caían al suelo del asombro

    -No me dirás que estoy fatal, ¿no?

    -Claro que no, estás... increíble

    Dawn cogio de la mano a Ash y le llevó a la proa, donde le dijo que pintase unas rayas horizontales negras en sus mejillas. Ash accedió encantado e hizo las líneas. Cuando terminó, Dawn agarró de la cintura a Ash y le miró a la cara, reflejándola en sus ojos. Llegando a puerto, Dawn le contestó:

    -Ash...

    -¿Si, Dawn?

    -Si este es nuestro fin, quiero que te acuerdes de mí estés donde estés

    -Lo haré, Dawn. Tu eres y siempre serás mi reina


    E ignorando el peligro que corrían, corrieron con un arma en la mano junto al ejército hasta el infierno que Mewtwo estaba creando. Dawn cogió de la mano a Ash y le preguntó:

    -¿Juntos?

    Ash la respondió:

    -Juntos



    ¿Que les deparará el futuro a nuestros protagonistas?

    ¿Que es esa cosa que salía del océano con Mewtwo?

    ¿Algún día se encontrará la zona 68-6 en los mapas?

    ¿Por que Pikachu ha aparecido pocas veces?

    ¿Que harán los Dinkas esta vez?



    Bueno, gente, este es el capítulo que os he traído hoy. Espero que lo hayáis disfrutado. También quiero añadir que cuanto más apoyo tenga este fanfic, con más frecuencia y más rápido postearé nuevos capítulos, además que serán más largos,porque tendré ganas de traerlos al fanfic.¡Dadle 'Me Gusta' y hasta la próxima!
     
    • Me gusta Me gusta x 3
    Última edición: 9 May 2017
  8. SEBASDIE (Kenshi)

    SEBASDIE (Kenshi) Él Psíquico Espadachín Ciego Portador De Sento

    Registrado:
    4 Ene 2017
    Mensajes:
    515
    Temas:
    0
    Calificaciones:
    +262
    Jeje por alguna razon me recordó a "Is SPARTAAAAA" okno XD aquí se viene la guerra (Y sangre :v) y la muerte del piloto.........que en paz descanse
     
  9. Autor
    El J

    El J Guardian de mi propio universo

    Registrado:
    12 Sep 2015
    Mensajes:
    110
    Temas:
    17
    Calificaciones:
    +176
    Bueno, chicos, aquí os traigo el cuarto capítulo de la trama. ¡Que lo disfrutéis!


    "Cap 4: Mewtwo a la carga"


    Desde luego, que tú y tu novio o novia corran hasta un infierno real, donde un monstruo morado mutante está reuniendo secuaces para acabar con la humanidad, no es algo que se ve todos los días. Pero este es uno de estos días. Ash Ketchum, con daga en mano, bazooka en la espalda y fusil de asalto atado al hombro, corría agarrado de la mano de Dawn Bertliz, con ballesta en mano, hasta un cruce de carreteras en la ciudad donde Mewtwo había arrasado la zona y construido su propio trono con cadáveres de sus 'súbditos'. De cerca, les seguía la Armada entera, liderada por John Mactavish, un soldado estrella con mucha experiencia. Arrastrándose por las paredes y suelos de la ciudad desastre, Ash, Dawn y John habían logrado sortear los Loudred alarma que había por el perímetro. Ash, asomándose por detrás de la columna, alcanzó a ver a Mewtwo bastante lejos. Estaba junto a Darkrai y otro Pokemon, de apariencia oscura y grandes alas o aletas. El azabache comentó a sus compañeros, con algo de temor:

    -¿Os acordáis del mito de los Pokemon oscuros?

    -Claro que si -respondió el soldado John-, es un mito que dice que hubo una vez una época oscura donde los Pokemon se convertían en Pokemon oscuros a causa de un virus. Pero ahora no existen

    -Exacto -Dawn corroboraba la versión de John

    -Entonces, ¿a que viene eso?

    -Existen

    John, Dawn, y algunos soldados de la Armada que estaban escuchando gritaron en voz baja

    -¿¡Quéeeeeee!?

    -Mewtwo progresa. Se ha unido a él un Lugia oscuro

    Ash se dió la vuelta ante las miradas incrédulas de sus compañeros. Pidió unos prismáticos, y se puso a observar a Mewtwo

    -Pero... eso es imposible, es decir, los Pokemon oscuros se extinguieron hace miles de años, ¿no es así?

    -Exacto -John respondió a su pregunta-. Todos los Pokemon oscuros tanto de la superficie como del aire como del agua murieron gracias a la radiación de una explosión natural que solo pudo notarse en los Pokemon oscuros hace millones de años...

    -Entonces... ¿como ha podido sobrevivir un Pokemon oscuro? ¿Y por qué tenía que ser Lugia, y no un Cherubi normal y corriente?

    -Tal vez -el comandante tomó la palabra-, y solo tal vez, Lugia entró en la corteza terrestre para hibernar. Ahí, la radiación existe, gracias a la desintegración natural de átomos en el interior de la Tierra. Se podría haber acostumbrado a este tipo de radiación, y no hubiese tenido efectos esa explosión...

    Todo el mundo se calló de repente, ante la explicación del soldado

    -¡Chicos! -Ash irrumpió el silencio- ¡Mewtwo sigue progresando! ¡El Prisma Azul!

    -¿Que pasa con él? -Dawn empezaba a titubear

    -El alcalde le está dando el Prisma Azul

    -¿¡Quéeeee!? -Dawn gritó a plena voz. Toda la actividad cercana se paró a causa de ese grito, incluido Mewtwo, que giró la cabeza en dirección a la fuente del grito

    Dawn se tapó rápidamente la mano, pero ya era tarde. Mewtwo había ordenado a Darkrai que investigase la causa de ese grito. El Pokemon oscuro se movía rápidamente entre las sombras para observar mejor

    -¡Rápido, soldados! -apremiaba John a los suyos- ¡A la siguiente manzana! -toda la Armada, a paso ligero y sin hacer ruido, se movían al unísono a la esquina. Justo en el momento en el que Ash, el coche escoba de la comitiva, torcía la esquina, Darkrai se dejaba ver de entre las sombras con una Bola Sombra preparada para recibir a sus supuestos invitados. Al no ver a nadie, se dirigió hacia Mewtwo con la Bola Sombra todavía en la mano. Nada más llegar, la lanzó al cielo y todo el mundo la vió perderse entre las nubes. Mientras tanto, la Armada se había disuelto: parte de ella se había subido rápidamente a rascacielos cercanos que no habían sido destruidos, otra parte se había escondido en los portales de las casas que aún se mantenían en pie, una pequeña parte se abría camino en las alcantarillas, y la parte restante seguían a Ash, Dawn y John entre los edificios, que ya se habían movido hasta una zona donde podían escuchar perfectamente a Mewtwo

    -...le hago entrega de este objeto sagrado, el Prisma Azul, a cambio que dejes en paz a la civilización humana -decía el alcalde, arrodillado ante el Pokemon psíquico. Mewtwo solo sonreía malévolamente y recogió el Prisma de las manos del alcalde

    -Entendido. Un trato es un trato. Pero, ¿le puedo hacer una pregunta, alcalde? -Mewtwo se levantó de su trono, se acercó a él y le susurró al oído- ¿De verdad confías en mí?

    -No, en realidad no -el alcalde sudaba y sudaba, sin saber que hacer. Mientras, Mewtwo le envolvía la cabeza con sus manos. De un movimiento rápido, Mewtwo comprimió la cabeza del alcalde, hasta tal punto que la explotó, y un montón de sangre salió disparada de la cabeza del chico, ya muerto y desplomado en el suelo. Envuelto en su cuerpo todavía tenso, estaba el Prisma Azul. Una extraña y brillante luz azul emanaba de él, y brillaba más cuanto más se acercaba al cuerpo de Mewtwo. Un murmullo de expectación se extendió entre los Pokemon esclavos (Pokemon liberados de sus entrenadores para obligarles a seguir las órdenes del Pokemon legendario psíquico) y los secuaces de Mewtwo

    Justo cuando Mewtwo tocó la piedra, esta dejó de emitir luz. Una sombra empezó a generarse en su interior, y cada vez se hacía más y más grande. De pronto, está luz comenzó a cambiar su símbolo: la letra 'Alpha' que tenía se tornó a un símbolo extraño: ぬ; su color se tornó también negro. Mewtwo sonrió malévolamente y alzó la piedra

    -¡He aquí -paró unos momentos para dar énfasis- la Piedra Obscura!

    El comandante Goody, que estaba junto a los jóvenes, se tapó la boca en un gesto de asombro. El general, a su lado, se dió cuenta y le preguntó:

    -¿Que le sucede, comandante? -mientras que le preguntaba esto, avisó con gestos a los chicos para que escuchasen lo que Goody iba a contar

    -La Piedra Obscura es una piedra que desata una energía capaz de destruir continentes enteros. Se dice que, al principio de los tiempos, mucha parte de la materia oscura que hay en el universo se comprimió gracias a una explosión en cadena que generó una roca menor de medio metro que después de partió en dos. Cayó sobre la Tierra hace millones de años: una en un volcán en actividad y otra en lo más profundo del océano. Esto generó que la materia oscura se transformase en la energía necesaria que Groudon y Kyogre necesitan para evolucionar en su forma Primigenia, eliminando asi su poder destructivo directamente

    -Pero esa energía se transformó,... ¿no? -se atemorizó Ash

    -así, se transformó. Pero, haciendo el mismo proceso a la inversa, es decir, elevando las piedras a lo más alto de la atmósfera terrestre, o incluso en el espacio exterior, estas piedras volverían a ser destructivas

    -Pero... -Dawn se puso a pensar- si no estamos en la parte externa de la atmósfera, ¿que ha hecho que la piedra cambie?

    El comandante Goody se paró a pensar también, junto a los demás protagonistas y algunos soldados que seguían escuchando. A esto saltó John después de un rato:

    -¡Claro! Si Mewtwo tiene la habilidad Presión, podrá cambiar la presión del ambiente a su antojo, además de cambiar los PP (Puntos de Potencia) de los Pokemon

    -Entonces... -el general tomó la palabra- ¿estás diciendo que ahora mismo Mewtwo tiene un ara que nos destruiría a todos cuando quisiese?

    -No -el comandante le respondió-. Cuenta la leyenda que solo se puede volver a crear ese poder destructivo si se unen las dos piedras y se fusionan en el interior de una estrella

    Ash resopló consolado:

    -Entonces, no hay nada que temer. Ningún Pokemon puede llegar al Sol sin abrasarse o fundirse vivo

    -Eso es lo que tú te crees -Dawn miró fijamente al cielo, que tenía un color naranja característico-, estudié el mes pasado, justo antes de graduarme, que hay estrellas en formación que todavía no han llegado a los 50ºC

    Pero, aún así, los únicos Pokemon que pueden viajar al espacio, Rayquaza y Deoxys, están a buen recaudo. Deoxys está en una cámara hermética en forma reposo, y Rayquaza no tiene nada contra los humanos, y luchó contra Mewtwo, asi que la relación no es muy buena, que se diga. No hay de qué preocuparse

    -Si hay de qué preocuparse -el sargento habló atemorizado-. En la guerra contra Mewtwo de hace 25 años, fuerzas como Deoxys, con doble forma, se pusieron en reposo. Pero la energía que ha soltado Mewtwo al despertarse habrá hecho que estos Pokemon se activen. Y Deoxys tiene algo en contra de la humanidad

    Todos los presentes se callaron y miraron al cielo suspirando. Pero en ese momento, un soldado les interrumpió dirigiéndose al comandante

    -Señor, permiso para informar

    -Permiso concedido

    -Mewtwo

    -¿Que pasa con él?

    Justo entonces, toda la Armada sacó sus rifles de asalto y apuntaron en dirección al sargento. Este gritó:

    -¿¡Qué hacéis!? ¡Esto es motín!

    -Al contrario. Le protegemos, señor

    El sargento, temiéndose lo peor y cambiando completamente de cara, se giró lentamente hacia atrás. Todo se había callado, y sus compañeros tenían la cara azul y morada de la sorpresa. Mewtwo se había acercado donde estaban y les estaba escuchando todo el rato sin ellos darse cuenta. Poco a poco, Mewtwo creó una mueca terrorífica en su cara

    -No os matare de momento, ya tendréis vuestra hora cuando acabe con este mundo. Solo diré una cosa. Gracias por la información

    Y con todo su séquito por detrás, se movieron a una velocidad increíble hacia el cielo, para girar a la izquierda y perderse por el horizonte dirección noroeste

    Todo se quedó en silencio. Nadie se atrevía a hablar, todos estaban en estado de shock. Solo se escuchaban los rifles metiendose en su carcasa. Todo era silencio, hasta que Ash estalló:

    -¡¡¡LE ACABAMOS DE DAR UNA INFORMACIÓN VALIOSÍSIMA A MEWTWO!!! -ahora el azabache se dirigió al general- ¿¡QUE HACE AHÍ SENTADO!? ¡VAMOS, A SALVAR EL MUNDO!

    -Ya es imposible... el mundo se acabará en pocas horas... va a ser en vano hacer algo

    -¡Claro que no! Todavía no tiene no el apoyo de Rayquaza ni Deoxys, ni el Prisma Rojo, ni sabe de ninguna estrella que esté en formación, ¡solo necesitamos llegar antes que él, y ya está!

    Dawn se levantó, con un puño cerrado y el brazo en alto, en posición de osadía

    -¡Tienes razón! ¡Vamos, a por el Prisma Rojo!

    El general suspiró y se levantó, pero no hizo nada. Entonces, Dawn llenó sus ojos de fuego e hizo un aura a su alrededor y le gritó al general:

    -¡¡¡¡¡HE DICHO, VAMOS A POR EL PRISMA ROJO, YA!!!!!

    El general saltó, el comandante se cayó hacia atrás y el sargento gritó:

    -¡Todos al barco, es una orden!

    Todos fueron a los barcos rápidamente. Cuando ya estaban en el barco que les llevaría al Prisma Rojo, en cubierta, John, Ash, el general, el comandante y el sargento la miraron fijamente. El primero dijo:

    -Que carácter... ojalá fueses mi novia

    La peliazul sonrió y respondió:

    -Pero soy la de Ash, ¿recuerdas? -acto seguido, se puso de puntillas para besar a Ash en la boca. Este se echó hacia atrás, todavía asombrado, y se apoyó sobre la pared del puesto de mandos, ya acorralado. Dawn le siguió y le rodeó con los brazos y le susurró- Besa a tu reina -Dawn se abalanzó sobre Ash, besándole una y otra vez. El chico, como no, la respondía lo más cariñosamente posible. Un intercambio de besos se sucedía entre los dos jóvenes. El sargento, con una gota anime, empujó a John, al comandante y al general lejos de allí para dejar tiempo libre a los dos tortolitos

    ********

    Leojos de allí, en una cámara hermética con excesiva protección, Deoxys se encontraba en el medio de la cámara, jugando con sus tentáculos. Se notaba que había intentado salir por las abolladuras en la pared, pero no lo había conseguido. Desesperado, se tiró al suelo, pero un ruido le hizo levantarse. La puerta de la cámara estaba abollada, pero desde fuera. Alguien estaba intentando abrirla por la fuerza

    Diez minutos después, la puerta se disparó. Una sombra muy conocida para Deoxys apareció

    -¿Que haces aquí, Mewtwo?

    -Vengo a rescatarte. Solo a cambio que me hagas un favor...

    ********

    Ash se despertó. Había dormido especialmente bien, después de los mimos y cariños que había intercambiado con su novia, Dawn, que en ese momento estaba acurrucada junto a él agarrada a su brazo firmemente, mientras soñaba. Ash la miró, la sonrío, la retiró algunos pelos que la caían por la cara y se los colocó por detrás de la oreja. Se levantó con cuidado de no despertar a la peliazul, y se estiró. Todas las emociones le estaban cargando la espalda, y de vez en cuando necesitaba hacer ejercicio. Por este motivo, se fue directamente al gimnasio del barco, donde aprovechó para hacerse unas flexiones antes de desayunar. Su compañero John vino por detrás y le dijo:

    -¿Qué tal has dormido hoy, chaval?

    -Mejor que nunca, a pesar de todo esto de Mewtwo -respondió el azabache, mientras se levantaba para chocarse el puño mutuamente de forma amistosa

    -Me alegro -John se agachó para coger unas pesas-. Por cierto, ¿qué tal tu novia? -John le daba codazos mientras guiñaba el ojo

    -No, John... no planeamos tener hijos -Ash, con una gota anime, veía como la pesa en el brazo del soldado se caía

    -Venga ya... que quiero ser padrino alguna vez... ¿me entiendes? -se reía irónicamente

    Ash simplemente se fue al comedor, donde ya estaba Dawn desayunando. Al llegar, tragó los cereales y les saludó con la mano. Ash se sentó junto a ella y John enfrente de la chica

    -¿Qué tal ha dormido mi reina? -Ash se acercaba peligrosamente a la cara de Dawn

    -Muy bien -Dawn le miró a la cara mientras reflejaba la cara del chico en sus ojos y le sonreía-, sobretodo cuando sentí que estaba protegida cuando me arrimé a ti en sueños -entonces Dawn se estiró y, con una mano en la barbilla de su novio, acercó los labios de cada uno a los labios del otro, besándose una vez más entre las incontables veces que estos se habían besado

    John, que estaba mirándoles, carraspeó ligeramente fuerte para dar a entender que ese no era un lugar donde dos enamorados podían mostrar su amor. La pareja comprendió a la perfección lo que John quería decir y se separaron. Nada más terminar de comer y salir del comedor, la megafonía saltó por todo el barco, diciendo algo poco inteligible, pero parecía que decía:

    -<<Zona de Prisma Azul a la vista. Desembarque en diez minutos>>

    En efecto, diez minutos después Ash estaba buscando una piedra grande para amarrar el bote que les había llevado del barco a la isla. Cuando la encontró, ánimo a sus compañeros y a otros quince soldados más a apurarse para llegar al volcán lo antes posible. En menos de veinte minutos se encontraban en el borde del volcán acondicionando los aparatos de bajada para llegar a la superficie interna, que se encontraba inactiva desde décadas atrás

    Arneses y cuerdas se entrelazaban mientras los integrantes de la incursión descendían hasta la superficie donde años atrás habría estado llena de magma. Dawn se asombraba con la cantidad de piedras preciosas que habia en las paredes gracias a la temperatura y presión que la propia roca alcanzó, y Ash se asombraba de las guaridas de Steelix que se encontraban por esos alrededores

    Nada impidió a la incursión el llegar a su destino; pero tras media hora de excavación no encontraron nada. Ash, cavando como loco con pala en mano, se frotaba la frente por el calor que había allí. Unos tirones en el pantalón le llamaron la atención, los que Pikachu estaba haciendo. Señaló hacia arriba, a lo que Ash miró. Allí se encontraban Mewtwo, Darkrai y Deoxys disfrutando como nos dejábamos la piel para encontrar una piedra. Mewtwo, al ver que la diversión había acabado, les habló con cara de santo:

    -Oh... que enternecedor... un grupo de gente intentando salvar al mundo... pero lo que no sabéis es que nosotros ya tenemos la Piedra -mientras decía esto, dos piedras negras con el mismo símbolo y de tamaño parecido se dejaban ver en sus manos-. Estáis ACABADOS. La humanidad no logrará sobrevivir. Y yo me iré a un satélite de Saturno a vivir

    Y dicho esto, lanzó una Bola Sombra que desestabilizó la plataforma sobre la que estaban nuestros protagonistas, haciendo que se mueva peligrosamente. Toda la gente se cayó al suelo, y John gritó:

    -¡Ahora si que está perdido todo!

    -Te equivocas. Todavía no saben de la estrella -optimizó Ash

    -Mejor que todo esto, vamos a preocuparnos de los problemas actuales. Por ejemplo: mirad -Dawn señaló a los bordes de la plataformas, de donde el magma comenzaba a salir-, y creo que es gordo

    Y así, mientras que Mewtwo se hacia con el Prisma Rojo y Azul, con Deoxys, y con la información necesaria para destruir el mundo, Ash, Dawn y John estaban junto a más personas inundándose de lava a su alrededor

    ********

    Mewtwo y sus compinches se encontraban suspendidos en el aire sobre el regazo del Lugia Oscuro. Mewtwo, hierático ante la obtención de las Piedras, miraba al horizonte, donde los primeros rayos del amanecer sobresalían de detrás del mar. Darkrai le animaba:

    -¡Anima esa cara! Tenemos la información, las Piedras,... lo tenemos todo

    -Todo,... menos la estrella -comentó el Pokemon aludido-. Además, el día 14 de este mes se acerca y pierdo fuerzas, necesito descansar...

    -Con lo referido a la estrella, siempre podemos obligar a los humanos del centro de investigación astronómica de Kalos. Obtenemos la estrella, descansas, y llegas lleno de fuerza al fin del mundo -habló su compañero psiquico, Deoxys

    -Deoxys -Lugia habló por primera vez con una voz ronca y grave-, ¿no podrías mirar en tus recuerdos estelares y encontrar una estrella en formación?

    -Imposible. En 25 años he perdido experiencia. Además, el cosmos ha cambiado y ya no tengo la capacidad de volver a cargar un mapa estelar

    Los cuatro continuaron mirando al horizonte, silenciados por el fuerte oleaje que se estaba desatando. Mewtwo, después de unos minutos que parecían horas, anunció:

    -Lugia, directos a Pueblo Petroglifo. Al centro de investigación astronómica inmediatamente

    ********

    Nuestros protagonistas se encontraban en una situación no especialmente buena. Mientras que sus enemigos se hacían con su preciado tesoro, estos estaban en la balanza de la vida o la muerte: más y más cantidad de magma salía de las grietas de la piedra, parecía que el volcán hubiese acabado con su periodo de actividad. Pokemon y humanos cooperaban para salvarse de esta situación: los Pokemon de agua y hielo refrescaban el magma, los Pokemon tipo roca creaban barreras, y los Pokemon fuertes o de tipo lucha intentaban hacer túneles en la roca, pero estaba tan cohesionada la roca que no hacían ningún efecto sobre ella, además que los únicos Pokemon de tipo volador que tenían no soportaban el peso humano y túneles hacia abajo sería encontrarse de cara con la muerte abrasados

    Las barreras no durarían mucho. Ni siquiera los movimientos Protección paraban esas olas ígneas. Pensando y pensando, un soldado dió en el clavo

    -Señor Ash, usted pensó antes en los Steelix, ¿no?

    -Exacto. Pero, ¿a que viene eso ahora?

    -Si pudiésemos subir hasta allí arriba -dijo señalando un túnel-, podríamos escapar a la superficie

    -¡Excelente idea, soldado! ¡Rápido, Dawn, saca a tu Munchlax recién capturado!

    -Ahora voy

    Un Munchlax bastante reforeste salió de la Pokeball de la entrenadora, tocandose la tripa por el hambre que este tenía. De un agarrón, Ash la quitó a Dawn la máquina de hacer Pokecubos, y con las pocas bayas que tenía, hizo combinaciones para dar estos Pokecubos a Munchlax. Como no, evolucionó a Snorlax

    -¡Rápido, subíos en Snorlax!

    Todos los soldados se subieron al Snorlax con agilidad y ayudaron a subir a Ash y Dawn. Desde la tripa del Snorlax dormido alcanzaban fácilmente una entrada de la guarida de los Steelix. Cuando todos los humanos habían subido con sus Pokemon en las Pokeballs, Dawn se dispuso a guardar a su Snorlax, pero por más que buscaba, no encontraba su Pokeball; una pequeña explosión dentro de la lava y restos de una Pokeball salían a la superficie de esta

    Dawn, al comprender lo que estaba sucediendo, sollozó ante Snorlax:

    -¡No, Snorlax! ¡Tu no puedes entrar por aquí! ¡Eres demasiado grande...! -gritó Dawn- Snorlax... te echaré de menos...

    Una lagrima le cayó por la mejilla a la peliazul, que cayó en la frente del Snorlax. Este solo se levantó y tapó la entrada de la cueva con su cuerpo, evitando que entrase lava en el túnel. Lo último que se vió de él fue una sonrisa en la cara del Pokemon, antes que el magma le ocultase. Ash rodeó a Dawn por los hombros y la dijo:

    -Dawn, lo siento... continuemos

    Y todo el grupo continuó la travesía a través de los túneles hechos por los gusanos gigantes de roca, alumbrándose solo con dos Litwicks que tenía un soldado. Sin saber que era lo que tenían delante, continuaron la galería...

    Tras varias horas, solo saciando su hambre y sed a base de barrigas energéticas y de bebidas isotónicas, Ash se encontraba el primero de la fila en un túnel muy estrecho en el que todo el grupo había entrado. Apenas cabía una persona, por eso todo el mundo llevaba sus mochilas arrastrándose detrás de cada uno, atadas con una cuerda, lo que les dificultaba avanzar

    Poco a poco, el túnel se fue ensanchando, creando un corredor en donde una persona de podía poner de pie. Continuaron andando durante otros cuantos minutos, hasta una abertura. Algo de luz se veía reflejada en las paredes en la cueva, y Ash les informo a sus compañeros

    -¡Corred, veo luz!

    Ash corrió hacia la fuente de luz, que se encontraba justo a la derecha, torciendo una esquina que tenían enfrente. Ash, ansioso por saber si salían de la cueva o no, seguía corriendo, pero nada más torcer la esquina, se oyó un grito proveniente del azabache

    -¡Ahhhhhhhhh...!

    -¡Ash! -Dawn corrió a socorrerle en caso que le hubiese pasado algo grave, pero se encontró con un pequeño barranco, en donde Ash estaba colgando de un saliente de una roca gracias a la mochila, que se había enrollado alrededor de esta roca. Ash estaba boca abajo, con la cara mirando a la pared

    -¡Ash!, ¿estás bien? -preguntó la peliazul

    -Si, solo me he raspado un poco la cara...

    Ash, intentando salir de esa incómoda posición, se dió la vuelta, mirando al frente. Un murmullo de asombro salió de la boca del azabache, y grito posteriormente:

    -¡Corta la cuerda!

    -¡Ash, no digas eso!

    -¡Hazlo, Dawn!

    -¡No! ¡Si lo hago, te despeñarías y me quedaría sin tu compañía!

    -Dawn, tranquila. Sólo hazme caso, confía en mí

    Dawn, con el alma a los pies, se agachó. Con una roca puntiaguda, raspó la cuerda poco a poco. Una lagrima le caía por la mejilla a la peliazul, justo antes de cortar el último hilo que tenía la cuerda. Y lo cortó. La cuerda sobre la que estaba suspendido Ash se rompió

    Dawn, esperando oir un alarido de dolor, por fin se dignó a mirar hacia abajo. Ash estaba sano y salvo, y de pie en una plataforma de piedra brillante a un par de metros bajo el corredor principal

    -¡Bajad todos! -Ash avisó

    Todos y cada uno de los integrantes del grupo bajaron al lugar donde Ash les dijo. Una cúpula gigante de una especie de cristal translúcido recibía la luz solar directamente

    -¡Por fin, la salida! -gritó John- Ya estaba harto de tanta oscuridad...

    -Esto te va a interesar más... -dijo Ash. A su vez señaló un lugar justo en el centro de esa cúpula

    Todos los soldados se arrodillaron, comprendiendo que era esa 'cosa'. John lo comprendió también, y se arrodilló. Dawn, al no saber por qué se arrodillaban, pidió explicaciones a su compañero soldado. Este, sin levantar la cabeza, se limitó a decir:

    -Este es nuestro señor, el patrón de las Fuerzas de Kalos

    En efecto, este era el patrón de las Fuerzas de Kalos. Una serpiente gigante, separada en cilindros verdes, con la cola en forma de flecha, brazos cortos y una cabeza alargada con dos antenas puntiagudas, reposaba en el suelo de la estancia. Dawn, al reconocer la figura, cayó de rodillas junto a su novio, y murmuró:

    -Rayquaza...



    ¿Qué les deparará Rayquaza en el futuro?

    ¿Mewtwo y sus compinches conseguirán su objetivo?

    ¿La Tierra será destruida por fin?

    ¿Se puede hacer un minuto de silencio por el Snorlax caído?



    Bueno, chicos, ya habréis leído el capítulo cuatro de la trama. Solo quiero añadir que cuanto más apoyo le deis al fanfic, antes traeré el próximo el capítulo. Recomendaciones por los comentarios, ¡y espero que lo hayáis disfrutado!
     
    • Me gusta Me gusta x 3
  10. John Mactavish

    John Mactavish Guardian de la Joya mas Preciosa (Korrina)

    Registrado:
    10 May 2015
    Mensajes:
    5,486
    Temas:
    114
    Calificaciones:
    +2,042
    Vaya bro excelentes capitulos y una historia muy buena espero que continues este fic sin nada que decir me despido Capitan John Soap Mactavish................. cambio y fuera.

    PD: gracias por agregarme a la historia
     
  11. Albert Valderr

    Albert Valderr "Elevate por encima del odio"

    Registrado:
    25 Jun 2017
    Mensajes:
    796
    Temas:
    13
    Calificaciones:
    +470
    woooww, esta bueno, una pregunta esta basado en un juego verdad
     
  12. DragonZeta97

    DragonZeta97 A Iniciar Con Todo en este 2018

    Registrado:
    15 Oct 2016
    Mensajes:
    255
    Temas:
    15
    Calificaciones:
    +230
    excelente historia, como me gustaria ver tambien en accion a David Mason (de Call Of Duty Black Ops 2), pero en fin, espero que la continues
     
  13. Autor
    El J

    El J Guardian de mi propio universo

    Registrado:
    12 Sep 2015
    Mensajes:
    110
    Temas:
    17
    Calificaciones:
    +176
    Buenas a todos. Lamento no haber estado este mes activo, pero he tenido muchos problemas personales que no me han dejado escribir tanto como hubiese querido (ya que, si por mi fuese, el siguiente capítulo estaría ya enviado y estaría editando el siguiente). Os compensaré con una noticia: el siguiente capítulo está casi terminado, es decir, que si la situación es favorable, antes del sábado al mediodía (12:00 hora española) estará terminado y posteado.

    Ahora, referente a vuestras preguntas:

    Gracias por comentar.
    Sinceramente, no. Esto es una idea pasajera que se me ocurrió el 18 de Enero de 2017, y todas las ideas sucesivas de los capítulos han surgido en mi cabeza cuando escucho música a la vez que escribo y justo cuando me levanto

    Gracias por comentar.
    La historia continuará, no hay problema en ello. Y te he incluido (al igual que en otro fic, que lo encontraréis en la sección de 'Mis Creaciones' justo debajo del comentario) en referencia a que has sido la primera persona que me a apoyado en estos foros y que me has ofrecido un lugar para escribir

    Gracias por comentar.
    Jajaja, la postearé pronto. David Mason no aparecerá en el siguiente capítulo, pero si lo quereis en el cap. 6, ¡no os olvidéis de dar al botón de 'Me Gusta'!

    ¡Hasta pronto! ¡Espero que la próxima vez que comente sea con el capítulo creado!
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  14. Vega0313

    Vega0313 Izumi Sakai

    Registrado:
    15 Sep 2014
    Mensajes:
    1,579
    Temas:
    133
    Calificaciones:
    +1,752
    Sé que en cierta medida, este fanfic está basado en Rebelión el día que la humanidad cayó. Por el momento los primeros dos capítulos han llamado mi atención por la historia manejada, pero espero ver escenas de crudeza por el tipo de Fanfic y precisamente existen dos Fanfics abandonados de este tipo. Uno de ellos es Rebelión y el otro corresponde a uno de zombis en el que Ash está con Dawn como con May.
     
  15. Autor
    El J

    El J Guardian de mi propio universo

    Registrado:
    12 Sep 2015
    Mensajes:
    110
    Temas:
    17
    Calificaciones:
    +176
    Buenas, aquí os traigo el capítulo cinco de la trama. ¡Que lo disfrutéis!


    "Cap 5: Ataque a Pueblo Petroglifo"


    Globos de colores y confeti cubrían Pueblo Petroglifo. Miles de personas se agolpaban en los alrededores de este pequeño municipio. Pokemon de todos los tipos, sexos y colores disfrutaban de una jornada sin accidentes, a excepción de un par de enfrentamientos entre un Heatmor y dos Durant y una pareja de Zangoose acorralando a un Seviper. Mil y una historias se contaban en la plaza mayor del pueblo, esperando a que los pequeños de la casa se acercasen, mientras los no tan pequeños dejaban su granito de arena en forma de Pokedolares. Todo esto y mucho más ocurría en las fiestas nacionales celebradas en este pueblo por sorteo, que representaban la independizacion de Kalos del resto del archipiélago, ya que antes Kalos era una civilización invadida por la dictadura de Johto, que afortunadamente terminó hace 80 años. Gracias a todo esto, había puestos en donde la gente podía gastar su dinero en peluches de Pokemon acuáticos, algodón de azúcar y tickets para algunas atracciones que se habían montado en medio de la plaza central del pueblo. Un murmullo general cubría todo el pueblo, y esto provocaba que el ambiente estuviese más cargado de emoción, y por tanto, más gente acudía a la zona para disfrutar de las fiestas. Se llegaron a contar más de 75.000 personas en todo el pueblo

    Pero claro, todas estas personas, o al menos la mayoría, se habrían quedado en sus casas escribiendo el testamento o cavando un búnker si el director de la empresa monopolista de comunicaciones periodísticas no hubiese enfermado gravemente. Gracias a esto, no hubo actividad en los platós de televisión de Kalos y solo las fuerzas militares y personas que presenciaron esto que no han transmitido la noticia saben de la existencia del nuevo imperio en creación de Mewtwo; es decir, como no hubo una dirección en una empresa, el pueblo no se enteró de nada que no ocurriese dentro de los límites del propio pueblo. Por lo tanto, ajenos a todo esto, la población de Pueblo Petroglifo disfrutaba de un día de sol radiante en el que miles de personas gozaban de las fiestas. Pero no por mucho tiempo...

    ********

    En una cámara subterránea, totalmente iluminada por la luz del sol que se filtraba a través del material proveniente del universo, la andobita pentamolecular, y llena de árboles frutales, arbustos y algún que otro Pokemon subterráneo, como algún Excadrill o Geodude, se encontraban los 8 soldados especializados de las Fuerzas Armadas de Kalos y los tres jóvenes protagonistas (John, Dawn y Ash), que estaban arrodillados frente a una serpiente gigante verde con orejas puntiagudas y brazos cortos, por nombre Rayquaza.

    Sin saber que hacer, Ash se levantó, y mientras seguía admirando este Pokemon legendario que seguramente estuviese dormido, camino lentamente y sin rodeos hacia uno de los pilares que sustentaban el frágil equilibrio de la naturaleza. Puso la palma de una mano en el torso de la criatura, y la dejó resbalar lentamente hacia el suelo. Su tacto era frío, es decir, que había empezado a "hibernar" hace ya tiempo, y sus deformidades y dibujos de la piel se habían vuelto opacos. Además, una gruesa capa de polvo se acumuló en los dedos del azabache. Parecía que Rayquaza estuviese muerto...

    -John -pregunto Ash-, ¿estás seguro que Rayquaza no está muerto o, simplemente, K.O.?

    -Imposible, esta es la parte del año en la que Rayquaza se despierta para ir a la zona de aislamiento de Mewtwo, de la que ha salido hace unos días -respondió este

    Ash volvió a mirar a Rayquaza. Se movió para mirar a la cara al Pokemon y se puso a la altura del rostro poniéndose de cuclillas. Con las yemas de los dedos, pasó lentamente la mano por la frente del Pokemon, arrastrando parte de la gruesa capa de polvo depositado sobre él

    Continuó moviéndose. Le dió a Rayquaza tres vueltas alrededor suya, mientras volvía al punto de partida, al lado de la cara. Pero lo que más le llamaba la atención de este Pokemon era que tenía los ojos cerrados todo el tiempo. Ash, entonces, sin pensárselo dos veces, movió los párpados del legendario hacia arriba. Dos cuentas blancas aparecían en lugar de dos ojos color carmesí. Fue entonces cuando un soldado se levantó, se puso la mano en el pecho, y dijo:

    -Rayquaza... ha muerto...

    Todos los allí presentes rodearon al Pokemon, con las manos agarradas el uno al otro. Los Pokemon acompañantes de cada persona también acudían. Allí, uno a uno relataba las palabras que quería dedicar a Rayquaza. Turno por turno, le llegó el turno a Dawn. No dijo nada, sólo se limitó a llorar, y a dejar que estas lágrimas cayesen al césped seco y, esperando alguna reacción, Ash movió la mirada al suelo, sin resultado alguno

    De repente, como por arte de magia, un círculo de 10 cm a la redonda del punto donde había caído la lagrima se formó segundos después. Esto coincidió con un movimiento de Rayquaza, quien se sacudió el polvo acumulado sobre su ahora brillante piel. Un soldado allí presente fue el único que notó la brillantez de la piel, quien avisó inmediatamente a su superior

    -¡Señor, Rayquaza se mueve!

    John alzó la cabeza para comprobar la afirmación del cadete, y exactamente, era cierto. La serpiente astral estaba reptando, como si pareciese haber acabado un letargo. Nada más abrir los ojos, Rayquaza se topó con la mirada interesante de estos chicos, que querían que Rayquaza llegase a la "guerra" en contra de Mewtwo

    Tras una serie de recibimientos y explicaciones a la serpiente astral, esta entendió a la perfección lo que sucedía. Por eso, dejó que los chicos se montasen en su regazo y saliesen a la velocidad del rayo hacia Pueblo Petroglifo, rompiendo la cúpula a una velocidad increíblemente alta. De camino, Dawn estaba enfrente de Ash, con los brazos en cruz, intentando disfrutar de este paseo, que probablemente sería el último que gozasen encima de un legendario. Ash solo pensó en levantarla y sujetarla por los costados, para que Dawn disfrutase todavía más. Pero Dawn se sentó rápidamente y se volteó para mirar a Ash a la cara:

    -Sabes que me dan miedo las alturas. Sentada vale, pero de pie me da pánico -en ese momento, los carrillos de la peliazul se hincharon, dando ese aspecto de enojada kawaii. Ash la respondió:

    -Ya lo sé, tontita -y la sacó la lengua

    -Algún día de estos te mato, te arranco las tripas y te descuartizo -Dawn habló sarcásticamente, y Ash no continuó a la conversación al ver que ya estaban cerca de su destino

    Un pueblo en ruinas se extendía ante ellos: la mitad de la ciudad estaba en llamas, mientras que en la otra mitad ocurrían explosiones continuamente. La gente corría atemorizada mientras sorteaban pedazos de casas que se desprendían de los muros de estas. Los Pokemon grande se protegían a sus entrenadores para salir de la ciudad, y los pequeños simplemente corrían detrás de ellos, sin tocar las paredes llenas de sangre y de cadáveres de sus vecinos y amigos. Rayquaza se dió más prisa en llegar a la zona de las explosiones, pero en su recorrido por el pueblo, John pidió al legendario que parase

    -¿Que ocurre, compadre? -preguntó un soldado

    -No puedo aguantar ver a tanta gente sufrir y morir de esta manera. Como militar, es mi deber ayudarles

    Seis de los soldados bajaron también y acudieron a ayudar a John, que ya se había tirado en paracaídas sobre la escena de guerra campal. Mientras, Ash, Dawn y otros tres soldados continuaron su travesía hasta el observatorio, donde supuestamente tendría que estar Mewtwo. En un minuto ya se estaban bajando todo el mundo del lomo de la serpiente para entrar por la puerta sin destrozarla gracias al tamaño colosal de Rayquaza, que se quedó fuera por si acaso necesitaban su ayuda. De una patada, abrieron la puerta cerrada del observatorio. Todo parecía estar en orden: las máquinas no tenían rasguños, la bola gigante del techo con una imagen de la Tierra no se había caído, y los investigadores tenían la misma cara de aburridos de siempre, a excepción de la cara de sorpresa que tuvieron cuando un soldado de las Fuerzas Armadas de Kalos les abriese la puerta a patadazo limpio

    Estos chicos se dieron una vuelta alrededor de los puestos de trabajo. El poco trabajo que tenían estaba haciendo estragos, y la mayoría de la gente estaba tomándose un café en la zona de cafetería. El cansancio se veía reflejado en sus caras claramente. Pero en el momento que el grupo se planteó irse, el Pikachu de Ash se despertó debajo de la gorra de Ash. Movió las orejas y Ash le notó, así que se quitó la gorra y dejó ver a su Pikachu observando alrededor. Después de unos instantes, Pikachu se bajó al suelo y continuó andando a pie, pero nada más salir por la puerta, saltó junto a Ash en dirección al interior del observatorio, con un ataque de Bola Voltio preparado. En el momento que lo lanzo hacia el interior, y sin que Ash tuviese apenas tiempo para reprimir a su Pokemon, un Hiperrayo fue en dirección a su entrenador, directo a matarle. Pero la rápida actuación del roedor pudo seguramente salvar a nuestros héroes, y sobre todo, a toda la humanidad de la venganza de Mewtwo. Una explosión de humo inundó la estancia. Dawn se aferró al brazo de Ash para no perderle entre el espeso humo que se había generado, y Ash se esforzó en sujetar por la cola a su ratita kuky a Dawn de una mano y con la otra aferrarse a una viga, para que la cadena humana de adolescentes y soldados no se desplomase y cayese ladera abajo

    ********

    En un lugar no muy lejano, un Dragonite volaba transportando a su entrenadora en su regazo. Le seguían un Gyarados y un Kingdra nadando, y un Druddigon variocolor. Al oír la explosión, la chica hizo señas a su tropel de Pokemon para acudir a ese lugar, que era exactamente la ubicación de los chicos. Pero una figura enorme y oscura salió del abismo del océano, creando olas inmensas que obligó a la entrenadora a meter a sus Pokemon acuáticos en la Pokeballs. Dos ojos rojos y brillantes se abrieron, y la chica se dio cuenta a lo que se tenía que enfrentar. Una media sonrisa asomaba entre sus dos carrillos, y susurró:

    -Vaya, vaya... volvemos a encontrarnos,... Lugia oscuro

    ********

    De vuelta en el observatorio, una batalla campal se desarrollaba entre el Noivern, Hawlucha, Snorlax, Sceptile, Glalie, Infernape, Gliscor, Krookodile, Unfezant, Talonflame y Goodra de Ash, el Togekiss, Tryploshion, Lopunny y Mamoswine de Dawn y los Conkeldurr, Chandelures, Litwicks y Toxicroaks de los soldados contra Darkrai, dos Kangaskhan (secuaces de Mewtwo) y una veintena de Pokemon que se le unieron, como unos cuantos Houndooms, un par de Blastoise y bastantes Gastlys, Haunters y Gengars. Mientras tanto, una batalla todavía más intensa era la de Mewtwo contra Charizard y Pikachu, capitaneados por el azabache. Mewtwo intentaba conseguir la localización de una estrella, la necesaria para la inversión del Prisma Azul y conseguir su propósito, entrando en las mentes de los científicos que no habían muerto todavía, pero Charizard y Pikachu le lanzaban lanzallamas y descargas eléctricas continuamente que no dejaban concentrarse al legendario

    Al final, y todavía sin éxito, Mewtwo se hartó y se dedicó a pelear contra los Pokemon del azabache, que estos se negaban a perder la honra de ser derrotados por un humanoide-cerdo psíquico después de haber vencido a un gigante de hielo, a un pájaro de hielo y a un extraterrestre azul que podía volar (Regice, Articuno y Latios), entre otros pocos legendarios e infinidad de Pokemon comunes extremadamente fuertes. Mientras Pikachu, con una agilidad impresionante, esquivaba las embestidas de Mewtwo, Charizard incendiaba al Pokemon psíquico desde las alturas, debilitándole poco a poco

    Todo parecía ir bien, porque las llamas del dragón de fuego hacían su efecto en Mewtwo sin que este atinase al roedor eléctrico, y Togekiss junto a Tryploshion se hacían valer en la batalla campal. Pero una explosión cercana llamó la atención de Charizard, y en dirección al lugar de la explosión, una sombra gigante atravesó el cielo y se llevó por delante al pobre Charizard. Esta sombra cayó sobre la batalla donde Darkrai y Deoxys estaban perdiendo gracias a los Pokemon de Dawn, y aplastó a una docena de Pokemon, entre ellos a Tryploshion, Goodra, Mamoswine, Sceptile y Krookodile, debilitándolos a todos. Pero, por desgracia, la sombra, que resultó ser Lugia oscuro, se levantó como si nada hubiera pasado y se elevó. Ash no le dio importancia y llamó a su Noivern, a su Infernape y a su Glalie para combatir a Mewtwo, pero cometió un error, ya que dejo a Dawn todavía más desprotegida a más a merced de Darkrai

    Además de todo esto, en las alturas, una estela verde brillante y un punto luminoso en miniatura intercambiaban ataques en la troposfera. Un mega-evolucionado Rayquaza luchaba contra un Deoxys que buscaba venganza después de demasiado tiempo en esa fría cámara

    Miles de explosiones se sucedían en diferentes zonas del pueblo: Mewtwo, empezando a cansarse, luchaba contra un Noivern casi debilitado, un Pikachu muy cansado que no se rendía, un Glalie en las últimas y un Infernape bastante recuperado después de una hiperpoción; Darkrai y sus cómplices presionaban sobre la oposición salvadora humanitaria, sin efecto, pero sin ley de acción-reacción, es decir, que la lucha estaba muy reñida e igualada tras la unión de muchos Pidgeottos y Pidgeots que pasaban por ahí opositores a Mewtwo y su séquito; y Pokemon rebeldes se enfrentaban en las afueras y centro de pueblo Petroglifo, causando estragos, dañando a más gente y destrozando campañas de curación que se instalaban en calles para atender a los heridos, su única esperanza eran los Pokemon de John recién capturados, Gyarados, Banette, Trevenant e Hypno, repartidos por el pueblo para evitar mayores daños

    Sin exagerar, después de dos horas, por fin los Pokemon opositores, con ayuda de Dawn, consiguieron disipar el frente que tenía sobre sus narices, gracias a Togekiss y Talonflame, que derrotaron a los Pokemon con ataques a distancia y atacaron desde las alturas a los Pokemon terrestres. Darkrai, medio muerto, se escondió entre las sombras. La acción de Banette y sus sustos, junto a los ataques de Gyarados, las trampas de Trevenant y las hipnotizaciones de Hypno frenó en seco los conflictos en el pueblo. Pero, en un solar creado por los ataques de Pikachu, Charizard ya recuperado, Infernape, Noivern, Glalie y Mewtwo, los dos iníciales de fuego luchaban contra el gigante psíquico. Ambos bandos estaban excesivamente cansados, pero ninguno de ellos caía definitivamente

    -¡Infernape, Rueda fuego! -gritó el azabache

    Usando Velocidad extrema, Mewtwo evitó el ataque, pero un Movimiento sísmico de Charizard le atrapó y le estampó contra el suelo. Pero, usando Psíquico contra si mismo, Mewtwo se salvó, y Charizard fue alcanzado por una Esfera aural

    -¿De veras creéis que vais a derrotarme? He vencido yo solo a la mayoría de tus Pokemon, humano inútil, estos van a ser pan comido... -decía Mewtwo

    -Pero hay algo que tenemos que vosotros no tenéis, fe en la humanidad y en nuestros Pok...

    -¡Bah! -Mewtwo se recochineaba de las palabras de Ash- Tonterías. Cursiladas. Calumnias. ¿Estás diciendo, que la humanidad no puede tener fe en sí misma? Yo se que si la tiene. Tiene fe en sí misma, ¡para su destrucción!

    -¡No es verdad! -Dawn se asomó en ese momento por la puerta del solar- ¿De verdad crees que todo el mundo estaríamos aquí si no fuese por la fe en la humanidad que tuvieron nuestros padres? ¿De verdad crees que si no tuviese fe sería la novia de Ash? Te recuerdo que, si no fuese por la humanidad, tu no estarías aquí

    Mewtwo la miró fijamente, pero llegó un momento en el que se sosegó por un momento y le preguntó a Ash:

    -Espera un momento, por un segundo vamos a olvidarnos de la destrucción del mundo y todo eso. Te quiero preguntar una cosa: ¿no se suponía que eras el novio de esa tal Misty, o como se llame?

    -No, ella simplemente es una amiga

    Ash se sintió observado, quien miró a su novia, que estaba taladrando a Ash con la mirada. A esto, el azabache se defendió:

    -¿Qué? Es la verdad, es solo amiga. No como tú, Dawn. Yo te amo a ti mil veces más que a ella

    Mewtwo se alejó, vacío su mente de esta curiosidad y continuó con su discurso

    -¡Ja! ¿En serio? Humanos ilusos, ¿de verdad creéis que me ibais a convencer así?

    Ash sonrió, negó con la cabeza y gritó a su Pokemon:

    -¡Ahora, Infernape!

    El mono de fuego corrió hasta la espalda del psíquico, generando un Lanzallamas que impactó en la nuca del humanoide rosa, quien cayó al suelo repentinamente y un Cola dragón del dragón de fuego culminó la pelea inmediatamente después que el humanoids se desplomase al suelo

    -Bien hecho, Charizard... -el azabache, al igual que sus Pokemon, casi no se podía poner en pie- Habéis estado increíbles, todos vosotros, chicos... gracias... -suspiros de alivio salían de su boca

    Infernape y Charizard corrieron hasta su entrenador, tambaleándose y medio mareados, pero felices de haber acabado todo esto. Rápidamente, Ash guardó a todos sus Pokemon en sus respectivas Pokeballs, directo al Centro Pokemon, uno de los únicos edificios que todavía quedaban en pie, aunque no había quedado intocable. John y Dawn, junto a cada soldado, siguieron sus pasos. 10 minutos llenos de silencio les tomó llegar al Centro Pokemon. La enfermera Joy, mientras curaba a sus Pokemon malheridos, miraba como todo el grupo se acercaba a un sofá del edificio

    La primera en caer rendida fue Dawn. Apartó las mochilas del sofá y se tiró de espaldas contra el sofá, seguido de un largo suspiro. Pidió un refresco de naranja y esperó recostada sobre el sofá de la sala. Obviamente, no tardó en dormirse. Ash la miró, sonrió y se sentó en una silla a reflexionar sobre Mewtwo, su relación con Dawn y lo que harían cuando todo terminase, mientras que se secaba el sudor generado por el calor del ambiente, ya que era verano, y por las llamas que ocasionalmente surgían en los alrededores del Centro Pokemon, controladas por tres Blastoise de entrenadores cercanos

    John, por el contrario, esperó de pie, en compañía de sus compañeros militares. Acto seguido, sacó una foto de Korrina, su amada, y él en el parque de atracciones, el día anterior al que le obligasen a John a trabajar para las Fuerzas Armadas, trabajo al que al final cogio cariño, pero nunca se olvidó de lo que tuvo que sacrificar

    Dos minutos pasaron cuando la enfermera Joy les llamó a todos. John acudió a recoger las Pokeballs de cada uno, a quien fue dando, a excepción de Dawn que se los dejo encima de la mesa. Ash besó cada una de las Pokeballs que entonces tenía, y se las guardó en su bolsa, mientras John las sacaba brillo

    Ash se levantó, apartó la silla y se sentó en el suelo, apoyado en el cojín del sofá en el que Dawn estaba durmiendo. El chico la observó durante un rato y se acomodó de forma que estuviese mirando continuamente a la peliazul. Ash alzó su mano y empezó a acariciar el suave cabello de Dawn mientras acercaba sus labios al lugar donde habría querido estar hace mucho tiempo...

    Pero... ¿de verdad creíais que esto acababa aquí? Entonces, ¡qué poco me conocéis!

    Otra explosión de dimensiones mucho más grandes hizo sobresaltar a todos los allí presentes. John se tambaleó y se cayó al suelo, algún soldado se aferró fuerte a la silla y Dawn se golpeó la cabeza con la pared al levantarse de repente. John se levantó de repente y salió corriendo al exterior, haciendo gestos con la mano incitándo a su grupo a seguirle

    ********

    Lugia oscuro, tan imponente como siempre, se debatía en duelo frente a cuatro Pokemon muy bien entrenados. Todos ellos, pertenecientes a una entrenadora peliazul de edad más o menos joven, afrontaban sin temor al Pokemon oscuro y su furia, llegando a momentos en los que la batalla iba totalmente encaminada hacia la victoria de la entrenadora y sus Pokemon, y viceversa. Una lluvia de Hidropulsos, Furias Dragón e Hidrobombas salían de las bocas de cada una de las criaturas como si de magia se tratase. Uno de estos Furias Dragón alcanzó a un Dragonite, que era un Pokemon que luchaban allí junto a Druddigon, Gyarados y Kingdra

    La entrenadora se fijó en la dirección de la explosión, preocupándose por Dragonite. Este Pokemon salió de esa zona un poco dañado, pero en casi perfectas condiciones para continuar la pelea, ahora desigualada favorablemente hacia Lugia, quien asestó un golpe certero en la cabeza de Druddigon y alejó a Kingdra, dejando a Gyarados a merced de los remolinos que el Pokemon legendario había creado y a Dragonite como único atacante a la bestia. Estos dos Pokemon se elevaron para continuar la batalla sin distracciones

    -¡Dragonite, Puño Trueno! -gritó la peliazul desde el suelo

    El susodicho envolvió sus puños con electricidad y embistió contra Lugia, quien paró fácilmente el golpe con un Manto Espejo y devolvió el daño duplicado al Pokemon dragón, quien de momento no se resentía mucho

    -¡Ahora, Ventisca hacia arriba!

    Miles de millones de motas de nieve se generaron alrededor de Dragonite, quien las expulsó en vertical

    -¡Acompáñalo de un Doble Equipo y Carga Dragón!

    Además del original, decenas de Dragonites se crearon alrededor de Lugia, y cada uno de estos espejismos más el real, atacaron con Carga Dragón. Lugia, al no saber que Dragonite le interesaba atacar, usó Barrrera Espinosa. Todos los Dragonite se esfumaron al rozar las púas, y al real no le dio tiempo de reaccionar, quien se estremeció por el ataque. Rápidamente, su oponente contraatacó con un Lanzallamas

    -¡Rápido, esquívalo!

    Pero el pobre Dragonite no supo esquivarlo, dejándole a un golpe de la derrota, el cual Lugia aprovechó hasta el último momento para usar un Hidropulso

    La bola de energía se acercó peligrosamente al Pokemon, quien solo pudo resignarse e imaginarse lo peor...

    ********

    En un lugar muy alejado de Pueblo Petroglifo, concretamente en una cueva del desierto de Teselia, una bola compacta de justicia brilló. Una especie de esfera, la cual estaba apagada hace unos segundos, se deformó para dar forma a un Pokemon de fuego, protector de la justicia. Justo a su lado, un Pokemon totalmente negro menos sus ojos color rojo sangre se modeló. Finalmente, juntos, sin olvidar su eterna rivalidad pero en un acto de salvación del mundo, destruyeron las paredes, para después elevarse, salir a la superficie y volar raudos en dirección a Kalos, a la vez que quien los veía atravesar el cielo de sus ciudades por una décima de segundo exclamaban los nombres de Reshiram y Zekrom

    ********

    Un silencio inundó el ambiente en el que las partículas de cenizas, creadas en la explosión en la que Dragonite fue sepultado por el humo, caían sobre la superficie del mar dejando un paisaje desolado y un ambiente lleno de tensión. Lugia sólo volaba hacia atrás, creando alguna corriente de aire que dispersase el espeso humo. Poco a poco se fue disipando, y se empezó a distinguir una figura que no era la sombra de un dragón

    Nada más disiparse el humo, una barrera verde que rodeaba al Pokemon se esfumó, dejando ver al Dragonite todavía en pie y a un Mega-Lucario sobre este, que tenía un aura verde en la mano, enseñando que acababa de usar Protección

    -¡Lucario! -la peliazul se alegró de la inesperada llegada de este Pokemon. Rápidamente pensó:- Un momento... si aquí está Mega-Lucario, ¿donde está su entrenador? -rápidamente, oteó los alrededores, viendo a lo lejos, sobre una roca en mitad de la ciudad a una entrenadora rubia, vestida con ropa de sport y patines- ¡Korrina!

    Esta se giró en dirección a la peliazul, alzó la mano y sonrió mientras la saludaba. Rápidamente volvió a mirar a su Pokemon mega-evolucionado y le ordenó:

    -¡Rápido, Lucario, usa Ataque Óseo!

    Un hueso salió de la nada y se posó sobre las patas delanteras de Lucario, quien atacó como un rayo contra Lugia oscuro, echándole hacia atrás por la potencia del ataque y creándole una mueca de dolor en el rostro. Mientras tanto, las dos entrenadoras ya se habían reunido

    -¡Korrina! -la líder de tipo dragón abrazó fuertemente a la patinadora- ¿Dónde has estado? ¡Me tenías preocupada!

    -Tranquila, Clair, eso no viene a cuento ahora -Korrina se separó del abrazo y puso su mano en el hombro de la peliazul. Lo que importa es: ¿por qué Lugia oscuro ha vuelto?

    -Eso querría saber yo... -Clair suspiró y se relajó- Aunque ahora prefiero derrotar al Lugia oscuro antes que morir a causa de el. Así que, aquí viene la estrella de mi equipo: -sacó una Pokeball de su bolsillo, la besó y la lanzó al aire- ¡Salamence, sal!

    Un dragón azul y rojo salió de la esfera, que cayó a los pies de Korrina, quien no lo recogió porque estaba alucinada con este Salamence. Era un Salamence muy grande, demasiado grande para su especie, con franjas negras en su piel y una cicatriz que le atravesaba de un extremo del ala derecha a un lateral de la cola. Fuego salía entre los afilados dientes de su dentadura, y tenía la mirada llena de vigor y energía. La patinadora exclamó:

    -¿¡De dónde ******* ha salido este Salamence!?

    Su amiga la contestó:

    -Digamos que hubo unas historias con un integrante del Team Rocket que quiso hacer no se qué con Celebi, un conjuro de unos cuantos Mismagius y otras historias que tardaría en contar

    Korrina, todavía sin creérselo, se subió a espaldas de este ser extraordinario gracias a la invitación de Clair y sobrevolaron la zona en busca de la derrota de su enemigo oscuro, acordando unir fuerzas

    -¡Lucario, Esfera Aural!

    El luchador mega-evolucionado generó una bola de energía en sus manos y la expulsó a una velocidad a la que a nadie le daría tiempo a esquivar, y seguido de la orden de Clair a su Pokemon, el dragón ascendió en vertical e impactó su cuerpo contra el Pokemon oscuro

    Este último, tras recibir más de 20 golpes extra, se ofuscó y, aunque no tuviese signos de estar cansado o muy debilitado, se alejó en un abrir y cerrar de ojos en dirección a la explosión que acababa de suceder en el observatorio. Las dos líderes de gimnasio se montaron en el semi-legendario y siguieron a la sombra de un Pokemon que, sin duda, sería como un grano en el trasero a nuestros protagonistas

    ********

    Ash cayó de rodillas junto a John, que golpeaba la pared del Centro Pokemon, y Dawn, que se tiraba de los pelos con una mueca de resignación e ira, al saber el motivo por el cuál la explosión se había generado. Subieron a lo alto del observatorio junto a todos los soldados desplegados por todo el pueblo (serían unos 200) y sus respectivos Pokemon a confirmar de lo que se estaba casi completamente seguro

    En efecto, Mewtwo se había levantado, listo para luchar. Pero esta vez, se veía diferente. Una especie de aura multicolor se difuminaba en el aire alrededor de un Mewtwo con una estela en la cabeza y una corola que le llegaba detrás de las orejas. Sus manos se habían ensanchado y su cuerpo se había hecho más pequeño, pero el odio que irradiaba su mirada era todavía más profundo

    -Genial. Apenas hemos podido con Mewtwo normal, Darkrai, Deoxys y una veintena de Pokemon más como para vencer a Mega-Mewtwo Y, Darkrai, Deoxys, Lugia y no se cuantos Pokemon extra -ironizó un soldado

    -Se equivoca -le comunicó John-. Aquí no está Lugia

    El soldado negó con la cabeza y señaló a un punto en el horizonte, donde otro punto negro era perseguido por una estela verde y roja. La sombra viró en el aire, hizo una pirueta y acabó aterrizando detrás de su líder, al contrario que la estela verde y roja, que rozó las narices de nuestros héroes en el momento que esta intentaba frenar su velocidad. Acabó girando en el aire bastante más lejos de lo que había esperado, pero ya quieta, no tuvo problemas en no acabar estrellada contra el suelo al segundo intento

    De esta estela se bajaron Korrina y Clair. Esta última, al bajarse de su 'automóvil' lo guardo en su respectiva Pokeball antes siquiera de dignarse a presentarse

    Korrina, mientras tanto, daba la mano a todos y cada uno de los soldados, siempre con una sonrisa en la boca. Estos la respondían igual. Al terminar con los soldados, tres personas se acercaron a saludar. La primera fue Ash, andando hacia ella con los brazos abiertos

    -¡Korrina!

    La rubia se fijó en el azabache, se quitó el casco de patinadora, dejando suelto su largo pelo, lo posó en el suelo y recibió el abrazo de su contendiente preferido

    -¡Cuanto tiempo! -respondió la chica- Veo que has cambiado desde la última vez que nos vimos... -Korrina se sorprendió de no ver al chaval impaciente y un poco incauto sin un pelo en el pecho que la venció a duras penas ganando su medalla de gimnasio, si no a un hombre de 20 años, alto, guapo, responsable y seguro de sí mismo. Además, los signos de la madurez estaban presentes en él, como por ejemplo, la perilla de los cuatro días sin afeitarse

    -Puedo decir lo mismo de ti -afirmación que a la rubia le hizo sonrojar. Había dejado atrás su cuerpo y mentalidad de adolescente para dejar paso a una mujer hecha y derecha, con figura estilizada y personalidad optimista y centrada

    Detrás del azabache dio un paso adelante Dawn

    -Buenas, me llamo Dawn

    -¡Ah, si! -Ash cayó en la cuenta- Korrina, esta es mi novia, Dawn. Dawn, Korrina, Korrina, Dawn. Hala. Ya están hechas las presentaciones

    Las dos chicas miraron al azabache con extrañeza, y prosiguieron

    -Hola, Dawn. Espero que seamos buenas amigas

    Ambas chicas se dieron dos besos en la mejilla y Korrina continuó presentándose y saludando. Pero, al llegar a la persona restante, se paró en seco, como si se hubiese paralizado, y John se impulsó sobre una roca cercana para levantarse. Con un hilillo de voz, saludó:

    -... hola... Korrina

    Los ojos de Korrina no tardaron en empaparse de lágrimas. Corrió hacia John y se abalanzó sobre él con tal fuerza, que el chico se cayó hacia atrás y se chocó la cabeza contra el suelo. Korrina, entre lágrima y lágrima, le susurró al oído:

    -Creí... que nunca te volvería a ver...

    John se sorprendió, pero continuó escuchando a la patinadora

    -Desde aquella vez en Mayólica, no ha habido ningún día que parase de pensar en ti,... en qué te habría pasado,... en dónde y cómo estarías,... en si estarías muerto o no... -Korrina paró de hablar para sonarse la nariz. Levantó la vista, fijó su mirada en la de John, y rápidamente continuo llorando

    John se puso de cuclillas junto a ella, juntó su mano a la de Korrina y la calmó diciendo:

    -Tranquila... no hay motivo para preocuparse... -el soldado se sacó la mano del guante de camuflaje y quitó las lágrimas que se desprendían de los ojos de Korrina. Esta sonrió como pudo, y se levantó con ayuda de John

    -Estúpidos humanos -Mewtwo tomó la palabra-, ¿habéis acabado ya? -prosiguió hablando mientras una sonrisa se formaba en su boca-. Es que,... bueno... quería deciros que ya tengo la información que necesitaba -terminó la frase en seco, a pesar del cierto tono de burla con el que comenzó a comunicarse con telepatía

    -¡Mierda! -John cogió una roca del suelo y se la lanzó a Mewtwo, pero un Psíquico de Mewtwo hizo rebotar la piedra y se la lanzó a la cara al soldado estrella, haciendo que brotase sangre de su nariz y de su pómulo izquierdo

    -Deoxys ha conseguido la información torturando a un científico de esos, y todo mientras me transformaba. Ahora toda vuestra raza morirá, ¡y no podréis hacer nada para evitarlo!

    -O si...

    Ash, para sorpresa de todos, incluido Mewtwo y compañía, agarró un C4 del suelo, se lo tiró a los pies de Deoxys y blandió un rifle de asalto, apuntando al C4

    -¡Sucio humano! ¡No hagas eso! -Deoxys se intentaba alejar lo más rápido posible, pero el Prisma Azul que llevaba en sus manos incremento su peso, impidiendo que el extraterrestre se pudiese mover

    ¡Bang! ¡Booooooom!

    Una lluvia de sangre roció a los allí presentes. Las vísperas de Deoxys se repartían por la explanada, mientras algunas piedras acompañaban a la silenciosa rodadura del Prisma Azul colina abajo. Cuando este paró de rodar y la sangre paró de caer, Mewtwo cayó de rodillas junto a su ex-cómplice. Sus ojos se tornaron a un negro carbón y un aura azulada salió de sus manos al tiempo que Ash era suspendido en el aire. Síntomas de ahogamiento se hacían notar en la cara del chico, y el color de esta cambiaba a un azul

    -¡Ash, no!

    Acompañando a este grito, Dawn corrió hacia Ash, pero un movimiento rápido de Mewtwo hizo que Dawn también se elevase por el cielo y se estampase contra un peñasco, desplomándose inconsciente en el suelo. A esto, la mayoría de soldados habían sufrido la misma suerte, y los tres que quedaban, uno salió corriendo, y los otros dos acudieron a ver el estado de John, Korrina, Clair, Dawn y los demás soldados. Las últimas palabras de Ash antes de perder el conocimiento fueron:

    -...ggg... D... dawn... ch... chicos... l... lo sien... to...


    ¿Cómo se salvarán de esta nuestros héroes?

    ¿Reshiram y Zekrom se unirán al lado oscuro también?

    ¿A donde habrá ido a parar el Prisma Azul?

    ¿Por que Rayquaza no ha ido a salvarles?



    Bueno, chicos, aquí tenéis un capítulo que me ha llevado tiempo hacerlo, a pesar que no es tan largo. Retomaré otros fics que he dejado apartados lo más rápido posible para traer el 6º capítulo lo antes posible. Cuanto más apoyo tenga este fic, más motivación tendré para crear uno nuevo. Dicho esto, ¡que hayáis disfrutado la lectura!
     
  16. Autor
    El J

    El J Guardian de mi propio universo

    Registrado:
    12 Sep 2015
    Mensajes:
    110
    Temas:
    17
    Calificaciones:
    +176

Compartir esta página

Cargando...