Quest D El concierto [Dylan Tanneberger & Gomamon]

Tema en 'Digital World' iniciado por Kira, 7 Sep 2017.

  1. Autor
    Kira

    Kira Speed Star

    Registrado:
    20 Abr 2006
    Mensajes:
    4,191
    Temas:
    398
    Calificaciones:
    +1,270
    Gabumon caminaba derrotado por File City sin rumbo aparente. Su único pensamiento en ese momento era lo idiota que había sido al aceptar ir al concierto de Etemon aunque sabía que para él (y para cualquier persona cuerda del Mundo Digital) escucharlo era una tortura.

    - Que voy a hacer... - se dijo para sí mismo, maldiciendo su mala suerte.

    Levantó su mirada para ver a un grupo de Tamers que caminaba por la calle y se le ocurrió. Podía solicitarle a un Tamer que fuera a ver el concierto por él. Etemon tendría audiencia, el Tamer estaría cumpliendo Quest y Gabumon no tendría que taladrarse los oídos. ¡Todos ganaban!

    Emocionado, el pequeño Digimon bestia corrió hasta la central de Tamers, a hacer la solicitud de Quest.



    "El concierto”
    a) NPC que la solicita: Gabumon
    b) Descripción de la misión: Gabumon le ha prometido a Etemon que iría a ver su "concierto" en el Bosque Inquebrantable. El problema es que Etemon canta horrible. Debido a esto, Gabumon ha decidido enviar a una pobre alma dedicado Tamer a ver el concierto de Etemon en su lugar.
    c) Descripción del campo de juego: Bosque Inquebrantable. Cerca de un gigantesco árbol
    d) Objetivos a cumplir:
    • Ir al concierto de Etemon y escucharlo hasta el final
    e) Notas:
    • Etemon realmente cree que tiene una voz celestial y se molesta mucho cuando no disfrutan sus canciones. No te conviene que un Digimon nivel Perfect se enoje contigo
    • El concierto durará 20 canciones y aproximadamente unas 2 horas. Tanto el Tamer como el Digimon deben estar presentes



    ■■■
    Mínimo de post en Solo: 3 ​
    Tiempo Límite para Completarla: 7 días​
    Paga máxima: 150 Bits​
    Máximo 1 punto de stat​
    En caso de activo: Máximo 1 punto de fama/infamia​
    En caso de activo: Máximo 15% de Blast Gauge


    VerwestVerwest dale, ptah​
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  2. Verwest

    Verwest It's obvious, be honest

    Registrado:
    7 Ago 2007
    Mensajes:
    1,248
    Temas:
    41
    Calificaciones:
    +493

    Los gritos y alaridos viajaban veloces retumbando entre árboles, ramas viejas y rocas en el Bosque Inquebrantable. Puesto que no había butacas, ni siquiera asientos en dónde reposar, Tanneberger debía mantenerse firme, de pie, pretendiendo escuchar los cánticos de un Etemon y pretendiendo también disfrutarlos porque en eso consistía su nueva Quest. Apenas iban por la tercera canción, pero las ligeras punzadas que sentía en ciertas partes de su cabeza le avisaban que muy pronto sufriría una terrible jaqueca.

    La humana presionó los tapones en sus oídos. Si imprimía más fuerza, quizá conseguiría ensordecer, aunque las gomas también podrían atascarse en sus cavidades a través de dicho proceso, generándole complicaciones de salud; era un riesgo que estaba dispuesta a correr. Cuando la música se detuvo durante un pequeño intervalo para que el simio refrescase con agua su garganta, la rubia aprovechó para sacar otro par de tapones de goma de su bolsillo que enseguida le facilitó a su compañero Digimon. La teutona lo hizo con mucha discreción, pero al voltear su rostro descubrió al de nivel Perfect mirándole directo a los ojos. Para no evidenciar su nerviosismo, alzó sus cejas con amplitud y luego hizo un lastimero intento por evocar una sonrisa.

    ¡Gracias querido público! —Agradeció el cantante, pero ¿a qué público? Solo había cuatro presencias alrededor. ¿Cómo diablos se habían metido en semejante problema?
    Qué pereza... —La heroína suspiró pesadamente.


    [ . . . ]


    Todo había comenzado aquella misma mañana. Dylan y Gomamon se sentían tan ávidos que, lo primero que se plantearon después de degustar el café y el té de hierbas matutino, fue asistir a la central de Tamers para tomar una nueva Quest. Estaban decididos a enfrascarse en una llena de acción y aventura, pues la foca deseaba poner en práctica sus nuevas tácticas aprendidas en entrenamiento con la rubia. Sin embargo, las cosas no habían salido según lo planeado. A la entrada del citado lugar, los héroes se toparon con la presencia de un Gabumon que solicitaba ayuda de manera desesperada y a gritos. La europea no pudo evitar acercarse a él para extenderle su mano. ¿Qué era lo que tanto acongojaba al lobezno? Lo primero que pensó fue que debía tratarse de un asunto de vida o muerte –en base al comportamiento de dicho Child-.

    Tienen que ir a escuchar el concierto de Etemon, ¡por favor! —Imploró el de piel blanquiazul. La fémina despegó un poco sus labios.
    ¿Qué sucede con ese concierto? ¿Es peligroso?
    ¡Es peligroso para tus oídos!
    Pero, ¿a qué te refieres? —La nadadora tragó en seco.

    Tanneberger aceptó tomar la encomienda después de que Gabumon les explicase a detalle su comprometida situación, pero no así la foca. Gomamon se comportó reacio debido a que no había nada interesante ni tampoco oportunidad de entrar en batalla asistiendo al concierto de algún ‘ordinario común y corriente’. Pero pronto su postura cambió gracias a los rebates de su Tamer: seguramente Etemon se sentiría halagado si contaba con la presencia del ‘Rey del Digimundo’ entre su público. El ego de la foca nubló sus pensamientos.

    Antes de partir hacia el Bosque Inquebrantable, los héroes pasaron por comida rápida en caso de que no consiguieran volver de su misión para la hora del almuerzo. Entraron a un local de hamburguesas muy concurrido en ciudad File y la germana ordenó dos comidas completas para llevar. El chico que trajo su pedido tan pronto estuvo listo sonreía mostrando una dentadura casi perfecta, del color de la mismísima nieve, y miraba a la rubia directo a la retina. Ella no reconoció al varón hasta que el compañero Digimon de este se acercó a la misma mesa en donde se encontraban reunidos: un Monodramon.

    ¿Drew?
    Dylan —el joven se sacó la gorra, el cubre boca y el delantal que tenía que usar como uniforme de trabajo. Andrew Taggart era un Tamer con el cual Tanneberger había chocado en anteriores Quests. La teutona se resistía a interactuar en demasía con él porque el varón aseveraba conocer el pasado de la rubia, y DTB temía que eso se tradujera en tener qué desenterrar memorias de su lapsus como heroína y sobreviviente de Hazzard. Gomamon saltó de su asiento, pues a él también le desagradaba la presencia de aquel y de cualquier otro que intentase acercarse mucho a Dylan.
    ¡Mugroso esbirro! —La foca le señaló con una de sus garras— ¿Qué haces aquí?
    Trabajo aquí.
    Pues trabaja en otra parte —el de cabellos naranja y el de cabellos castaños mantuvieron un enfrentamiento visual, muy cerca los rostros el uno del otro, hasta que Monodramon emitió un sonido grave como si estuviese carraspeando. Enseguida la fémina tomó sus cosas y se levantó de su asiento.
    Debemos irnos —dijo ella.
    ¿A dónde vas? —Preguntó el hombre.
    No tengo por qué decirte —repuso la nadadora con serenidad. Gomamon infló su pecho con altivez y luego se trepó sobre los hombros de su Tamer, de esa manera ambos salieron del local de comida rápida.

    No obstante, luego de algunos pasos, Tanneberger notó que detrás de ellos venían Taggart y su compañero Digimon quienes habían decidido seguirles. Al no obtener resultados después de que el ‘Rey del Digimundo’ les ordenase en reiteradas ocasiones que ‘desaparecieran de su vista’, los héroes decidieron ignorarles. Y así fue como el cuarteto marchó hasta el Bosque Inquebrantable. En medio de algún claro en dicho lugar y muy cerca de un gigantesco árbol, se hallaba el templete en donde Etemon cantaba y bailaba, desenvolviéndose como un gran intérprete de canciones de género Rock.

    Y ahí se encontraban ahora, deleitando sus tímpanos con notas tan agudas que casi podrían resquebrajar cualquier cristal. La humana creyó en un principio que, con algo de tiempo, más humanos y Digimon arribarían para presenciar el show, pero ya iban por la quinta canción así que quizá eso nunca sucedería. Dylan, Drew, Gomamon y Monodramon eran los únicos espectadores.


    Qué pereza —pronunció otra vez la rubia.
    ¿Tienes otros tapones que puedas prestarme? —Preguntó el hombre.
    No me hables —respondió ella, firme en su postura de continuar ignorando al otro Tamer. Taggart sonrió con una mueca ladina. Entre tanto, la música se detuvo y el simio de gafas apuntó con su micrófono a los humanos.
    Oigan, ¡ustedes dos! —Señaló el de nivel Perfect— ¿Qué es lo que hablan? ¡Presten atención a mi increíble concierto!



    EEEEEH LA SUPER PTAAAAAAH! KiraKira JOH! :107: dame pase, pls (?
     
  3. Autor
    Kira

    Kira Speed Star

    Registrado:
    20 Abr 2006
    Mensajes:
    4,191
    Temas:
    398
    Calificaciones:
    +1,270
  4. Verwest

    Verwest It's obvious, be honest

    Registrado:
    7 Ago 2007
    Mensajes:
    1,248
    Temas:
    41
    Calificaciones:
    +493


    La foca se coló en medio de la pareja de humanos y después de mirar con muy malos ojos al varón –que no dejaba de decirle quien sabe qué cosas a su Tamer–, se dirigió a quien se encontraba encima de la tarima señalándoles todavía con el micrófono.

    Continúa con tus canciones, ser inferior.
    ¡Gracias, señor! La siguiente canción es para usted —Etemon levantó su pulgar derecho y luego acató las órdenes del ‘Rey del Digimundo’, puesto que el acuático ya se había encargado de contarle esa historia . En ese momento, la teutona descubrió que el acuático no llevaba puestas las gomas que le había ofrecido hacía un rato. ¿Es que en realidad su compañero estaba disfrutando de los cánticos tortuosos del Digimon con forma de simio? Blasfemia. Monodramon tomó dichas tapas descartadas por el otro Child y las colocó en sus propios oídos.
    ¿Gomamon de verdad es un rey? —Preguntó de pronto Taggart, Dylan palmeó su rostro.


    I am a Digimon who walks alone and when I'm walking a dark road at night or strolling through the park
    When the light begins to change I sometimes feel a little strange, a little anxious when it's dark.
    Fear of the dark


    Esa canción es buena, pero Etemon la está destrozando —comentó Drew entre dientes para que tan solo la mujer pudiese escucharle, pero ella seguía ignorándole— . Dylan, ¿qué hacemos aquí? —Insistió el joven, negándose a creer que la nadadora estuviese ahí por gusto propio— ¿Dylan? ¡Dylan!
    Silencio —reaccionó la susodicha al fin— . Si hacemos molestar a Etemon, tendremos problemas —se cruzó de brazos, dando por terminada la conversación. El norteamericano largó un bufido antes de atreverse a tomar el consejo de la europea.


    Fear of the dark, fear of the dark
    I have a constant fear that something's always near
    Fear of the dark, fear of the dark.
    I have a phobia that someone's always there


    Seguido, el cuarteto procuró comportarse como el público más fiel, aunque a Gomamon no parecía costarle mucho trabajo. Así como su compañero acuático reía y alzaba sus brazos en el aire con entusiasmo, Tanneberger deseaba mostrar alguna emoción, por al menos apoyo hacia el cantante inclusive cuando no le gustaban nada las canciones que estaba interpretando. Después de todo en eso consistía su Quest. Al término de la actual melodía, la rubia se sacó las tapas en sus oídos y optó por acercarse más al escenario, luego juntó las palmas de sus manos y emitió un sonoro aplauso con el cual reconocía el esfuerzo del simio. Segundos después, Taggart y Monodramon imitaron sus movimientos. Etemon hizo una leve reverencia y sonrió radiante.

    Gracias, querido público. A continuación tomaré un breve descanso para suavizar mi garganta. Pueden aprovechar este tiempo para comprar algunos souvenirs, camisetas, mi disco autografiado o boletos para mi siguiente concierto —parloteaba el Perfect. La alemana intentaba escuchar con atención hasta que el varón se acercó a ella para hablar muy cerca de su oído:
    Si me dices qué es lo que hacemos aquí, te compraré la camisa de ese mono —la rubia arrugó su frente y dio un paso hacia atrás.
    Tú no tienes por qué estar aquí, ¿qué es lo que quieres?
    Hablar contigo. Pero como al parecer tu pasatiempo favorito es pretender que no existo, no tuve más remedio que seguirte.
    No quiero hablar —tajó la germana y enseguida se alejó del joven para buscar con su mirada a Gomamon. Pronto le encontró detrás del escenario junto a Monodramon y Etemon, observando la mercancía en venta de este último.
    ¡Dylan! ¿Me compras la camisa de Etemon? —Preguntó la foca moviendo su cola de lado a lado. La humana se desencajó un poco y balbuceó algo inentendible antes de poder brindar una respuesta.
    Ah, creo que no hay de tu talla. Lo siento —se encogió de hombros.

    Mientras los Child seguían admirando los souvenirs con la forma y cara del simio, a DTB se le ocurrió que podría ir a buscar más Digimon e invitarles a presenciar el resto del show de Etemon. Y quien sabe, quizá hasta podría encontrar un reemplazo: si conseguía traer una multitud para el cantante, podría escapar sin que este reparase en su ausencia. Soñar no costaba nada. Una enorme gota de sudor bajó por su frente al vagar por las inmediaciones de aquél claro en el Bosque Inquebrantable sin poder detectar ni una sola presencia viva; aparentemente, todos a la redonda habían huido al escuchar la voz chillona del de nivel Perfect.

    Dylan —la teutona rodó sus ojos al escuchar la voz de Taggart llamarle desde su espalda. Ese chico siguiéndole se estaba convirtiendo en una mala costumbre.
    Qué pereza —dijo para sí misma.
    Solo quiero hacerte unas preguntas, así que deja de huir —Drew amagó con tomarle del hombro, pero Tanneberger escapó casi al instante de ese contacto. El varón alzó una de sus cejas
    No puedo hablar sobre ello —los dedos izquierdos de la joven golpeteaban una y otra vez su pierna de ese mismo lado debido a que se encontraba muy incómoda. Si no se tranquilizaba, sufriría un ataque de ansiedad— . Retrocede, Andrew, ¡no estoy jugando! —La heroína alzó un poco su voz y miró al joven con un gesto duro. Su intención no era maltratarle ni tampoco hacerle sentir mal, pero por otro lado no quería tener que arriesgarse a recordar capítulos tortuosos de su vida. El castaño levantó sus brazos en el aire alegando por su inocencia.
    ¿Por qué estas molesta conmigo? —La europea abrió su boca, pero el americano prosiguió antes de poder responderle— ¡Fuiste tú quien decidió abandonarme! Me dejaste y me humillaste, todos se burlaron de mí —la de ojos verdes pestañeó un par de veces entretanto el varón seguía quejándose— , pudiste habérmelo dicho, pudiste haberme avisado —¿de qué diantres estaba hablando? Sus dedos golpeteaban cada vez con menos fuerza.
    ¿A qué te refieres?
    Pero eso ya no importa, fue años atrás así que supéralo —concluyó Taggart, Dylan se mantuvo en silencio, con lo cual daba señas de que aún no comprendía ni una pizca del tópico de la conversación— . Boarding School en Cambridge —dijo él de repente como si con esas palabras mágicas pudiese iluminar la mente de la fémina, pero eso no sucedió— ¿A-acaso, no lo recuerdas? —DTB respiró muy profundo, recuperando finalmente la calma.

    Después de que la joven le explicase al hombre cómo había ido de colegio en colegio por toda Europa y que, por tal motivo, no solía recordar muchas vivencias en ciertos lugares, ambos regresaron hasta el enorme árbol junto al cual se hallaba la tarima del mono con gafas oscuras. Gomamon y Monodramon se encontraban ahí junto a dicho entablado, el primero más inquieto que el otro por haber perdido de vista la ubicación de su Tamer. Llegaron justo en el momento en el cual el de nivel Perfect subía de vuelta al escenario con un atuendo nuevo: una singular bata o vestido recubierto de muchos botones brillantes.

    Dylan, ¿en dónde estabas? La segunda parte de la función está a punto de... —Cuando el acuático divisó la silueta del norteamericano apareciendo detrás de su Tamer, sintió una leve cólera y de inmediato alzó una de sus garras para atizarle— ¡te he dicho que te alejes de ella, nefasto!

    El Digimon amagó con lanzarse en contra del humano, quizá evocar su ataque de peces furiosos, pero entonces Etemon encendió una ráfaga de luces tan coloridas y tan intensas que rebotaron en los botones de su atuendo y a su vez en los ojos de los presentes. Con ello fue muy fácil obtener la atención de todos. La voz del simio a través de las bocinas se escuchaba más fuerte de lo normal, había también una especie de aparato que lanzaban humo y burbujas. El ambiente estaba puesto y el show musical se había reanudado, aunque la teutona no podía dejar de pensar en las revelaciones del joven castaño: al parecer Dylan, de alguna manera, le había herido en el pasado. Al menos su tedioso historial como 'Heroína' se encontraba a salvo. Suspiró con tranquilidad hasta que al introducir su mano en el bolsillo derecho notó que había perdido algo: ¿en dónde rayos había dejado sus gomas para los oídos?




    KiraKira dame pase ptah!

     
    Última edición: 13 Sep 2017
  5. Autor
    Kira

    Kira Speed Star

    Registrado:
    20 Abr 2006
    Mensajes:
    4,191
    Temas:
    398
    Calificaciones:
    +1,270
    VerwestVerwest ándele, pueh -tarrazo-
     
  6. Verwest

    Verwest It's obvious, be honest

    Registrado:
    7 Ago 2007
    Mensajes:
    1,248
    Temas:
    41
    Calificaciones:
    +493

    El dolor de cabeza llegaba al fin para asestarle un fuerte golpe a la germana. Sin su protección para los oídos, había sido irremediable. ¿Cuánto tiempo llevaba ya escuchando los cánticos de Etemon? Revisó su Digivice iC y definió que faltaban aproximadamente cuarenta minutos para que su condena terminase. Un poco hastiada, se llevó las manos a sus caderas y luego miró a su alrededor: Gomamon seguía disfrutando sin disimulo las canciones de rock pesado mientras el otro Child, Monodramon, y a decir por su expresión corporal, estaba pasando un mal rato. Así como también Taggart. La fémina miró a este último de reojo y meditó sobre si sería prudente pronunciar un par de palabras. El Digimon de nivel Perfect se encontraba en la parte más lejana del escenario, por lo tanto no podría hostigarles ni tampoco molestarse si es que perdían de vista su actuación por un segundo.

    ¿Te hice algo? —Preguntó al fin Dylan, el varón arrojó una sonrisa ladina.
    ¿Ahora sí quieres hablar?
    Tan solo respóndeme, ¿qué fue lo que sucedió?
    Si hacemos molestar a Etemon, tendremos problemas —sentenció él, copiando las palabras que le dedicase la joven horas atrás. La rubia rodó sus ojos.


    Pull me under, pull me under, pull me under I'm not afraid
    All that I feel is honor and spite, all I can do is set it right

    Al terminar otra de las tantas canciones de Etemon, la heroína aplaudió sonoramente. Gomamon se había trepado sobre su espalda y hombros para poder tener un mejor panorama del show, y su peso le estaba generando un cansancio extra. Aunado a su falta de energías ya que era la hora del almuerzo y tenía bastante hambre; su estado de ánimo estaba decayendo. Miró de nuevo su Digivice: aún faltaban treinta minutos. Tanneberger podía jurar que el tiempo pasaba más lento.

    Blasfemia.
    Es muy bueno, ¿no lo crees, Dylan? —Preguntó la foca con una enorme sonrisa que mostraba cuán largos eran sus poderosos colmillos. Sin embargo, la Tamer se encontraba distraída.
    ¿Eh? —Respondió apenas, el acuático se preocupó un poco.
    ¿Estás bien?
    Sí, no es nada.
    ¡Oigan! ¡Ustedes dos! ¡Es la segunda vez que ignoran mi música! —Bramó el cantante en altavoz— No les gusta mi espectáculo, ¿cierto? —Enseguida bajó del escenario con un solo salto y se dirigió hasta la rubia y su compañero. La humana tragó en seco.
    Falacia —intervino rápido Gomamon— , tan sólo estábamos comentando lo buena que es tu voz —el simio les miró inquisitoriamente por detrás de sus gafas.
    ¿En serio?
    Así es —el de cabellos naranjas bajó al nivel del piso y levantó su cabeza con altivez— . No te atrevas a dudar de mí, ser inferior.

    La foca y el simio se plantaron frente a frente de manera desafiante, desatando una batalla de miradas llenas de tensiones. Si bien el de rango más alto se había creído al principio la historia del acuático sobre que era un ‘guerrero nórdico’ y que ‘derrotar a Khaosmon le convertía en el Rey del Digimundo’, ahora no se encontraba tan seguro de ello. Súbitamente, Etemon ya no sentía tanto respeto ni tampoco admiración por el de cabellos naranja.

    Tú no eres un Rey —musitó el de gafas. DTB se temió lo peor.
    Etemon —Taggart, quien había presenciado toda la escena, se colocó frente al cantante— ¿podrías firmar mi camisa? Por favor, por favor —pidió de manera inusual, incluso juntó sus manos en forma de súplica. Y no era que el varón se hubiese convertido súbitamente en un gran admirador del simio, la fémina comprendía bien que con aquello tan sólo buscaba aligerar los ánimos. El tono sin emoción con el cual hablaba lo hacía evidente para ella, pero no así para el Digimon— Me encanta tu voz y tus canciones, me llevaré también una copia de tu nuevo disco... —recitó como una máquina.

    Una adulación tras otra. De esa manera, el ego de Etemon se fue inflando hasta que ya no consiguiese recordar por qué estaba molesto en un principio. El cantante rayó la ropa del de cabellos castaños una y otra vez con su nombre y también con algunas dedicatorias. Y no solo eso: al reanudar su show, invitó a Andrew y a Monodramon a subir al escenario para recitar una canción en colaboración. Dylan y Gomamon observaron aquello con mucha gracia, ¡el hombre era peor cantante que el Digimon de nivel Perfect! Increíble pero cierto. La foca no podía dejar de burlarse del humano mientras la Tamer tan sólo esbozaba una sonrisa casi imperceptible.


    You can't believe all the things I've done wrong in my life
    Without even trying I've lived on the edge of a knife
    Well, I've played with fire, but I don't want to get myself burned
    To thine own self be true, so I think that it's time for a turn
    Before I burn in hell


    El trío de intérpretes cantaba con una pasión que, a pesar de todo, no conseguía menguar sus falencias vocales. En especial el humano, pues Taggart parecía perderse en el ritmo de la melodía a cada tanto. El tiempo corrió canción tras canción; cuando las luces del plató se volvieron más tenues, Dylan comprendió que se acercaba el final.

    ¡Gracias querido público! Esto ha sido todo por el día de hoy —dijo Etemon al término de la música, las luces se apagaron por completo y el digital desapareció detrás de una cortina de humo. Tanneberger brindó un aplauso final y se sorprendió por lo rápido que se habían ido los minutos restantes, seguramente era porque al final no lo había pasado tan mal.
    Apenas estaba comenzando a divertirme —pronunció luego de estirar sus brazos en el aire para deshacerse de la pereza. Drew y su compañero venían bajando de la tarima y la foca no podía parar de reírse de ellos.
    No es gracioso, mi ropa ha quedado estropeada —alegó el varón seguido de un gruñido por parte de su camarada.
    No pareció disgustarte tanto —comentó la germana mientras se reacomodaba su mochila, después tomó a Gomamon en sus brazos y marchó hacia la salida del bosque.
    Eres un ser inferior lamentable —secundó la foca.
    Solamente estaba pretendiendo —el norteamericamo y Monodramon siguieron los pasos de los Héroes, pero más pronto que tarde el cuarteto llegó a una encrucijada de senderos y se detuvieron. La rubia giró su cabeza para mirar a Taggart por encima de su hombro— . Tenemos una charla pendiente, Tanneberger —dijo el varón a modo de despedida para luego comenzar a alejarse, dejando a la mujer con un amargo sabor de boca.



    KiraKira listo ptah, joh!
    Nota para el evaluador: esta es la ficha del NPC que participa en esta Quest Sistema - Biblioteca de NPC personales | Página 5 - Digital World | Foros Dz
     
    Última edición: 18 Sep 2017
  7. .Mordecai.

    .Mordecai. The wolf of the fuki fields

    Registrado:
    10 Dic 2015
    Mensajes:
    592
    Temas:
    1
    Calificaciones:
    +136
    Buenas, mil disculpas la demora. En este caso yo seré tu evaluador.

    Narrativa:
    En este apartado la verdad debo admitir que me encuentro sumamente complacido, llevaste a cabo una Quest muy pulida tanto en vocabulario general como en la puntuación de la misma. Si te soy sincero solo encontré un error de escritura y estoy seguro que fue por un desliz de dedo (norteamericamo en vez de norteamericano). También hubo pequeñas redundancias pero demasiado esporádicas y eventuales como para siquiera tenerlas en cuenta a mi parecer, así que no hay mayor problema. Mi única acotación vendría relacionada a que se hizo tedioso en un punto ver que se repetían los nombres de los personajes, nunca llegando a una redundancia o sobre explotando las menciones pero quería ponerlo sobre la mesa para que sepas que sería recomendable evitarlo o buscar sinónimos. En definitiva, muy buen trabajo.

    [24/25]

    Interpretación:
    Otro apartado con el que estoy sumamente conforme (así como la Quest en general). Hiciste un buen manejo de Dylan y Gomamon, como también lo lograste con tus NPC y el mismísimo cantante de la tarea. Creo que mi único pero es respecto a Andrew, el cual se mostró bastante susceptible con tu Tamer para su personalidad tan fría. Entiendo que va orientado a dramas futuros o a una forma de hacer que la chica se interesase en su existencia, pero solo hago la acotación. Respecto al ambiente mismo fuiste clara y concisa, lo cual fue bueno ya que te permitió concentrarte en la interacción de tus personajes.

    [24/25]

    Realismo:
    No tengo mucho que acotar, la misión no requería combate así que no tuviste oportunidad real de hacer peligrar la nota de este apartado. Good choice no pelear con el mono con estupefacientes, bien hecho (?).

    [25/25]

    Desarrollo:
    Otro apartado en el que no tengo quejas. Muy bien llevado el esquema de la Quest con una introducción y el agregado de tu NPC sin descuidar en ningún momento la tarea encargado. Nunca se dejó completamente de lado el concierto ni la reacción de los personajes al vivirlo, siendo un detalle que me sacó una risa el que Gomamon haya sido capaz de disfrutar el martirio. Como punto a recalcar tengo que admitir que quede complacido de que no hayas usado el que tu Digimon haya hecho buenas migas con el Perfect a tu beneficio, llegando incluso a recurrir a Andrew para poder sobrevivir a la situación, evitando así la conveniencia del guion que podía haber llegado a afectarte al hacer un abuso de esa táctica. ​

    [25/25]

    Nota: [98/100]
    Paga: 147 Bits
    EVO: -
    Fama: +1 de Fama.
    Stats: -
    Blast Gauge: -
    Extras: -

    MasaruMasaru
    VerwestVerwest cualquier cosa MP o el thread D, Q y S. Espero hayas disfrutado la evaluación, así como yo disfrute tu Quest.
     
    • Me gusta Me gusta x 1

Compartir esta página

Cargando...