1. Autor
    Kamen Rider Predator

    Kamen Rider Predator

    Registrado:
    1 Oct 2011
    Mensajes:
    178
    Temas:
    8
    Calificaciones:
    +543
    Género: Aventura, Acción, Humor, Romance
    Pareja: Naruto, Ikaros, Harem
    Rango: M
    Sinopsis: Meses después de que Naruto regresara a Konoha, decide que es hora de cambiar un poco su forma de ser, así que una noche mientras paseaba, algo extraño ocurrió, pues una linda chica cayo del cielo y parecía tener un par de... ¿alas?. ¡La llegada de un Ángel cambiara por completo la vida del ojiazul!. Primer Fic Dual de Predator y Kachorro, ¡No se lo pierdan!





    -Bueno, un nuevo año comienza, al igual que hoy debuta el primer fanfic de Naruto con Sora no Otoshimono –decía Predator orgulloso- ¿no estas emocionado por esto, bro? –le pregunta a su socio Mikau-.

    -Claro que si bro, sobre todo por el tipo de fic que sacaremos jejeje -Comento Mikau con una sonrisa pervertida en el rostro-.

    -Es cierto, a nadie se le ocurrió a hacer un fic en español como nosotros. Y sobre todo con esas bellezas angelicales jejeje –ahora Predator sonreía de la misma manera que su amigo, y eso molesta mucho a Bastemon, Gardevoir y Applejack, excepto la PokeMaid de Predator llamada Lizlet que se veía algo nerviosa-.

    -Con que… bellezas Angelicales, ¿eh?- Pregunto la Pokémon psíquica datas de Mikau, quien comenzó a sudar a mares-.

    -Este, Garde-chan no te enojes ya sabes cómo me pongo cuando comenzó un proyecto nuevo -explico Mikau con algo de nervios-.

    -Mikau-kun, si sigues comportándote de esa manera te castigare como la última vez -regaño Applejack- que también está muy molesta-.


    -¡Y tú, Predator-kun, no puedo creer que a ti te guste ese tipo de chicas que andan casi desnudas! –ahora es el turno de Bastemon de regañar a su novio que seguía tranquilo-.


    -¿Celosa? –Bromeo Predator de forma burlona, cosa que hizo que la Digimon intente lanzarse encima de su pareja pero por suerte, Lizlet la detuvo usando Psíquico-.

    -Cálmese Bastemon-sama, Goshunji-sama no quiso decirlo en serio –dijo la Shiny Gardevoir para calmar a la Digimon-.

    -¡YA CALLATE, SENOS DE MILTANK! –Grito la Digimon que no soportaba como Lizlet defendiera a Predator-.

    -Mis pechos no son enormes, solo crecieron demasiado –decía la Pokémon llorando de forma cómica-.

    -Oye bro... Que te parece si terminamos esto antes de que alguien salga herido- Susurro Mikau a su camarada-.

    -Por primera vez estoy de acuerdo contigo –le susurro Predator a su amigo- bueno, antes que yo y Mikau seamos asesinados, les dejamos nuestro trabajo dual que con mucho trabajo estamos haciendo, y de paso les pido que… ¿Ese de ahí es Sir Aaron? -Preguntó Predator apuntando detrás de las chicas que voltearon a ver rápidamente con corazones en los ojos- ¡aprieta cachete idiota que están distraídas! –Ambos escritores salieron huyendo pues tal mentira enfureció mas a Bastemon, Gardevoir y Applejack los perseguían, mientras Lizlet seguía buscando al apuesto hombre-.


    - Blah blah blah (personajes hablando)
    - "Blah blah blah" (personajes pensando)
    - Blah blah blah (invocaciones o Bijū hablando)
    - "Blah blah blah" (invocaciones o Bijū pensando)


    Han pasado exactamente 3 años desde que Naruto Uzumaki y el Sannin Jiraiya dejaron Konoha para iniciar un viaje de entrenamiento, pues el chico debía aprender a controlar el poder Kyūbi y desaparecer del mapa para que la organización de criminales rango S, Akatsuki no lo encontrara.

    Ahora mismo podemos observar el portón rojo de la aldea, donde están dos de los Shinobi más 'responsables' de toda la aldea de Konoha, los cuales se están echando una pequeña siesta.

    En ese momento Izumo comenzó a despertar para ver como tres personas se acercaban, dos de ellos los pudo reconocer de inmediato, así que procedió a despertar a su compañero Kotetsu.

    -Vaya, al parecer Jiraiya-sama y Naruto han regresado de su entrenamiento -dijo Izumo al recocer a dos de las persona que se acercaban a la entrada- que extraño, hay alguien que los acompaña -menciono el al notar a la tercera persona que los acompañaba-.

    -¿Y quién es esa persona que los acompaña? -pregunto Kotetsu que bostezaba, pero su compañero no le respondió- ¿Izumo, que pasa? -volvió a preguntar pero nuevamente no le respondieron. Luego Kotetsu noto que la cara de su compañero tenía una expresión de como si hubiera visto algo que lo dejo impactado-

    -K-Kotetsu.... ¿tu c-crees que los.....Á-Ángeles existen? -dijo Izumo que no podía creer lo que veía, mientras que su compañero le respondió con un simple 'no'- pues....creo q-que si existen -sin más que decir, Kotetsu se levantó para ver lo que su compañero le señalaba y de inmediato quedo impresionado con lo que ve-.

    Frente a ellos una hermosa chica de cabello rosa se acercaba a la aldea, de piel blanca, facciones delicadas y unos hermosos ojos verdes. La chica traía un vestido de color blanco, el cual dejaba libre la parte de los hombros, dejando ver un gran escote y unos pechos copa D, una pequeña cintura y de largas piernas y torneadas piernas las cuales eran cubiertas por unas largas mallas blancas, las cuales eran apenas cubiertas por una mini falda. Lo que más destacaba a esta chica eran unas hermosas y curiosas alas rosas en su espalda.

    [​IMG]

    Ambos Shinobis de Konoha se miraron desafiantes para después salir corriendo con la intención de atender a la hermosa joven, pero nunca contaron con que ella viniera abrazando el brazo de Naruto.

    -Vaya chicos, esto si es un recibimiento jejeje, no espere que vinieran hasta aquí para saludarme, seguro que me extrañaron -dijo el rubio sonriendo a los Shinobis que no le hacían caso- ¿chicos? -menciono Naruto muy confundido-


    Naruto ahora vestía una chaqueta Naranja con la parte superior negra, su banda Shinobi era negra y sus pantalones naranjas con una franja negra. El rubio se miraba más alto y más maduro. Pero eso no les importo a Izumo y Kotetsu, su atención estaba fija en la hermosa chica que acompañaba al rubio.

    -¡Sea bienvenida a Konoha, linda señorita! -dijeron los dos Chūnin para luego verse de forma desafiante-.

    -¡Olvídalo Kotetsu, yo vi primero a esta belleza! -grito Izumo a su compañero-.

    - ¡Jamás, esta bella dama merece un caballero como yo! -respondió Kotetsu que se preparaba a lanzarse a golpes-.

    -Oigan ustedes dos -hablo Naruto llamando la atención de los dos Chūnin- no sé si se habrán dado cuenta, pero ella viene conmigo -señalo el como la pelirosa abrazaba su brazo, luego volteo para ver a la chica- ¿cómo te sientes Ikaros-chan? Fue un largo viaje para llegar a la aldea -pregunto el ojiazul-.

    -Me encuentro bien, Masutā (Maestro) -menciono la pelirosa de forma neutra-.

    -Cuantas veces te he dicho que no me llames así, solo llámame por mi nombre -dijo el rubio, desde que conoció a la joven, ella no ha dejado de llamarlo como su maestro-.

    -De acuerdo Masutā -volvió a decir la pelirosa mientras Naruto bajaba la cabeza en señal de derrota-.

    -Mejor vallamos a ver a Obaa-chan, con su permiso chicos -decía el rubio que paso entremedio de los Chūnin junto con Ikaros. Una vez que pasaron por la entrada principal dejando a Izumo y Kotetsu que lloraban, y a la vez pensaban en una cosa-.

    -"¡Eres un maldito suertudo Naruto!" -pensaron los dos Chūnin que no dejaban de llorar.

    Una vez que nuestro grupo de Shinobis retomo su camino a la aldea, Naruto noto que la apariencia de su compañera Ikaros era muy llamativa, pues todos los aldeanos la miraban, las mujeres con recelo mientras los hombres con una expresión pervertida en el rostro.

    -Naruto, Ikaros ya es una chica grande, no entiendo por qué le pediste que caminara junto a ti -replico el Sannin-.

    -Lo hago porque no quiero que te aproveches de ellas -dijo el rubio que miraba al Sannin de mala gana- ¿o vas a negar lo que paso hace unas semanas cuando estábamos cerca de la ciudad de Tanzaku?

    -Yo solo le hago un bien a la comunidad al convertir a Ikaros en una estrella en mis libros -dijo el peliblanco con una sonrisa pervertida, y de paso se enfocaba en los grandes pechos de la pelirosa-.

    -¡¡¡Sobre mi cadáver, no permitiré que la uses para sus tontos libros!!! -exclamo el rubio que se separó de Ikaros para luego conectarle un buen derechazo y mandar a Jiraiya a volar contra un muro- ¡Para que aprendas de una vez, viejo pervertido! -luego Naruto vuelves con la pelirosa, quien nuevamente se aferra al brazo de su maestro- mejor sigamos Ikaros-chan, Obaa-chan nos espera -dicho eso ambos jóvenes se retiran dejando al Sannin entre los escombros-.

    -Nadie me respeta -menciono el Gama Sannin para después desmayarse entre los escombros-

    Mientras tanto Naruto e Ikaros avanzaban por la aldea mientras se dirigían a la Mansión del Hokage, algo que llamo la atención de Naruto fue que Ikaros miraba con atención y a detalle cada lugar de la aldea.

    -¿Qué te parece la aldea, Ikaros-chan? -pregunto Naruto a la chica que miraba a su alrededor-.

    -Esta aldea es muy grande, es distinto a los pueblos que visitamos hace tiempo -respondió con una voz cálida y calmada la chica de la mirada perdida-.

    -Claro que lo es, no por nada Konoha es una de las aldeas ninjas mas poderosas -menciono el rubio con orgullo, luego de eso, puso una mirada muy seria- escucha Ikaros-chan, ¿recuerdas de lo que hablamos antes de que dejáramos la Ciudad de Tanzaku? -pregunto el mirando a la chica que lo miraba con esa mirada inexpresiva-

    -Usted dijo que pase lo que pase, no le dijera a nadie de quien soy, o de dónde vengo -respondió Ikaros recordando cada palabra de lo que dijo su maestro- Masutā ¿puedo hacerle una pregunta? -hablo la chica con su cálida voz-

    -Por supuesto -menciono el rubio-.

    -¿Por qué no debo decirles a las personas que soy un Angeloid? -pregunto la chica de la mirada pérdida-.

    -La razón es para protegerte, hay personas que pueden hacerte cosas malas para descubrir tus habilidades -respondió Naruto que dejo de caminar para después mirar a la pelirosa- no quiero que nada malo te pase, eres importante para mí, Ikaros-chan.

    La pelirosa se sonrojo de manera leve al escuchar esas palabras, y al no saber cómo responder a la situación solo pego su mejilla a la del rubio, y al no medir su fuerza termino aplastando al rubio contra el muro. Los aldeanos miraron esto y una gota bajo por su nuca al ver como Naruto termino contra el muro mientras la chica recargaba su mejilla contra la del rubio.

    -Jejejeje... ¡AUCH!... jejejeje... yo también... te quiero -dijo el rubio mientras daba leves palmaditas en la cabeza de la Angeloid-.

    Una vez de que Naruto se despegara del muro con la ayuda de Ikaros, ambos jóvenes se dirigieron a la torre del Hokage para hablar con Tsunade. Mientras tanto, la Hokage se encontraba como siempre lidiando con el tedioso papeleo.

    -Como odio este trabajo -se quejó Tsunade que observaba la enorme pila de documento que tenía en frente- ¿cómo es que Naruto quiere ser Hokage si tiene que lidiar con esto? -pregunto frustrada-.

    -Recuerde que Naruto es un chico con el sueño de ser reconocido, quien sabe, probablemente el papeleo no sea lo suyo -dijo Shizune quien supervisaba que la rubia hiciera su trabajo-.

    -No empecemos de nuevo Shizune -le advirtió su maestra mientras que la pelinegra solo sonreía- ahora que lo recuerdo ¿no se suponía que hoy mismo Jiraiya regresaría junto con Naruto?

    -Bueno eso dice el último mensaje que nos mandó con un sapo -respondió la secretaria-.

    -Es verdad, ¿pero a que se referiría de que no vendrían solos? ¿De que una "ángel" los acompañaba? -pregunto la rubia que pensaba sobre lo que decía la carta que recibió-.

    -A decir verdad, puede que Naruto conoció a esa persona especial, desde que lo conocimos era un pequeño y revoltoso niño. Sería bueno ver que tenga a una chica en su vida lo hace madurar -menciono Shizune, mientras Tsunade imaginaba al rubio en un bar de mala muerte siendo rodeado por mujeres de compañía que lo abrazaban y besaban de forma lasciva, mientras le servían más y más sake en una copa-.

    -¡¡¡MALDITO SEAS JIRAIYA, CORROMPISTE A MI HIJO!!! -rugió la Hokage que se desquito con su escritorio y romperlo en varios pedazos, Shizune se asustó bastante por eso y se arrepintió de bromearle a su maestra-.

    Minutos después de que unos Jōnin trajeran un nuevo escritorio a su líder, alguien golpeo la puerta, Tsunade al escucharla se calmó y acomodo como pudo el escritorio para dar el pase y dejar ver a Naruto, ambas mujeres se alegran de ver al rubio se veía más alto, pero cuando vieron a la chica que estaba a su lado, ellas quedaron en shock por como vestía, pero su sorpresa fue mayor al ver que ella tenía alas en su espalda.

    -¡Hola Obaa-chan, Shizune-neechan! ¡He regresado de mi entrenamiento! -dijo Naruto entrando a la oficina junto con Ikaros-.

    -Na... Naruto ¿Qu-Quien e-es ella? -pregunto Shizune con miedo, pues no sabía cómo reaccionaría su maestra- "¡Por RikudōSennin, estoy segura que puede competir contra Tsunade-sama en físico!" -pensó la secretaria de la Hokage admirando el cuerpo de Ikaros-.

    -"¡No, no, no y no, no pienso aceptarlo hasta que Naruto diga quien es esta joven!" -pensó la mujer esperanzada mientras esperando la respuesta de Naruto-.

    -Ella es Ikaros -chan y es mi… -el rubio no pudo terminar por que Tsunade se levantó de su silla y paso por en medio de Naruto y la pelirosa-.

    En ese momento Tsunade salió de su oficina de la torre dejando confundidos a los presentes, mientras tanto en las calles de la aldea, los aldeanos miraron el rostro enfurecido de la Hokage y eso no significaba nada bueno, así que lo mejor fue apartarse de su camino de ella. Su caminata no duro mucho hasta encontrar a una cabellera blanca familiar entre unos escombros, Tsunade sonrío de forma maléfica y se tronaba los nudillos.

    Mientras tanto con Jiraiya.

    El Gama Sennin se levanta de forma lenta por el golpe que le dio su alumno Naruto, dejándolo adolorido.

    -Ese Gaki golpea muy duro, creo que me aflojo la mandíbula -dijo Jiraiya moviéndose la mandíbula con la mano-.

    -No será lo único que se te afloje - dijo Tsunade que aparecio frente a Jiraiya tronándose los nudillos-.

    -TSU-TSU-TSUNA-D-D-DE -dijo con miedo el hombre, y antes de que dijera alguna palabra, Tsunade comenzó a golpear sin parar- !!!AAAAAAH, ESPERA TSUNADE ESO DUELE!!! -se escuchó el grito de Jiraiya por toda la aldea- !!!POR FAVOR, AAAAHHH MI RIÑON!!! ¡¡¡AUUUHH MI OTRO RIÑON!!! -gritaba el gama Sannin haciendo que toda Konoha lo escuche-.

    De regreso a la torre…

    Naruto, Ikaros y Shizune escuchaban los gritos de dolor por parte del Sannin, el solo podía pedir que no lo matara para que le siguieran entrenado como se debe. Una vez que los gritos de dolor terminaron, Shizune dio por terminada la paliza de Jiraiya y que su maestra estaría de regreso, fue cuando la morena volvió la vista a la chica que acompañaba a Naruto para notar que tenía unas lindas alas.

    -Son unas bonitas alas, ¿de qué están hechas? - pregunto Shizune, pero Ikaros no respondió y movió sus alas a voluntad- ¡Aaaahh! ¡S...sus alas.... s...se movieron! -señalo ella asustada-.

    -"¡Ay no, ya se di cuenta de sus alas!" -pensaba Naruto al ver que Shizune se dio cuenta de las alas de Ikaros- ¿moverse? Eso es imposible Shizune-neechan, estas alas están hechas de papel de diario -dijo el rubio tratando de sonar tranquilo, cosa que dio resultado-.

    -¡Pe-pero y-yo juraría qu-que.... -en eso la morena quedo callada al ver algo que jamás pensó-

    -¿Que pasa Shizune-neechan? -pregunto Naruto al ver que la pelinegra se quedó callada, así que volteo para ver lo que ella observaba- parece que si hubieras visto......... -en ese momento el rubio volteo a ver a Ikaros y entender el por qué Shizune estaba callada-.

    -¡E... Ella...ella...e...e...lla...... esta.... está volando! -señalo la pelinegra que no podia creer lo que veia-.

    -Masutā, ¿sucede algo? -pregunto Ikaros que se acercó a su maestro- ¿se encuentra bien?-.

    -¡IKAROS-CHAN TE DIJE QUE NO HICIERAS ESAS COSAS! -grito el rubio demasiado alarmado al ver a la pelirosa flotando-.

    -¡¡¡Tienes mucho de que explicar, maldito pervertido!!! -eran los gritos de la Hokage que regresaba a su oficina, y de paso arrastraba a un muy mutilado Jiraiya- ¡¡¡Tu deber era de entrenar a Naruto como shinobi, no de que le enseñes tus tontas ideas pervertidas para conquistar a mujerzuela como.... -cuando la rubia entro a la oficina, quedo impactada al ver que la joven de cabellos rosados y traje revelador estaba flotando en el aire- Ella....... e... e..ella....esta......

    -Demonios, ya la descubrieron -dijo el rubio sabiendo que tarde o temprano descubrirían el secreto de Ikaros-.

    Horas después de lo que pasó en la oficina de la Hokage, y de curar a Jiraiya, ahora mismo la rubia se encontraba sentada en su silla viendo al Sannin, a Naruto junto con la chica de la mirada pérdida.

    -Muy bien, ustedes tres me deben una muy buena explicación de lo que acabo de ver hace unas horas -ordeno la Hokage con los brazos cruzados-

    -Oye Ero-sennin. ¿y qué hacemos? -pregunto Naruto esperando apoyo de su sensei-.

    -Ahora si necesitas mi ayuda, ¿por qué no se la pides a tu esclava? -dijo Jiraiya de forma sarcástica, lo cual alarmo a Naruto-.

    -¿¡Esclava!? -dijeron la Hokage y su asistente que miraban al rubio, no hay que decir que se veían muy molestas por lo de 'esclava' - ¡Naruto, nos puedes explicar eso de que ella es tu esclava! -ordenaron Tsunade y Shizune señalando a Ikaros-.

    -Masutā -hablo de forma tranquila la pelirosa pero el rubio estaba muy alterado por las acusaciones como para hacerle caso-.

    En eso la Angeloid miro a las presentes, pero hubo algo que le llamo más la atención en una de ellas.

    -Explícame en este momento Naruto Uzumaki porque tu... tu... -expreso furiosa la rubio para después su rostro se pusiera rojo de la rabia-.

    -Naruto, será mejor decirle la verdad a Tsunade -declaro el Gama-sennin dejando al rubio preocupado- sabes perfectamente que no podemos ocultar la verdad sobre Ikaros -al finalizar, el rubio dio un suspiro en señal de derrota-.

    -Creo que tienes razón Ero-sennin -dijo Naruto para luego mirar a la Hokage- Obaa-chan, debo decirle la verdad sobre... -antes de pudiera decir una palabras, se llevó la gran sorpresa al ver a Ikaros manoseando los enormes atributos de Tsunade- ¡¡¡I-I-Ikaros-chan que haces!!!

    -Sandia madura -dijo con simpleza la chica de la mirada perdida, mientras Jiraiya sacaba su libreta y escribía como loco al ver a Ikaros manoseando a Tsunade-.

    -¡Na... Naruto, di...ahhhh... dile a es...esa chica...q..que aaaahh me de.... deje en paz! -pidió la Hokage entre gemidos- ¡Ji-Jiraiya, juro q...que.... aaaaaah.... que..... que si tu aaaah.... te... te atre...ves a.... poner... es...es ahhhhh... esto en tu libro... t...te matare! -expresaba la mujer la cual sentía que no se podía mover y respiraba de manera agitada, mientras su rostro adquiría un tenue sonrojo-.

    -¡Suficiente Ikaros-chan, deja de manosear a Obaa-chan! -dijo Naruto para luego separar a la pelirosa de Tsunade- ¡Se puede saber el por qué hiciste eso! ¡Lo que hiciste es una locura!

    - ...Sandias -susurro la pelirosa que observaba los pechos de una muy agitada Hokage-.

    - ¡Esas no son sandias! -grito el rubio que apuntaba el enorme pecho de la rubia la cual aún respiraba agitada y mantenía el sonrojo en su rostro- Bueno, quizás lo sean por el tamaño ¡Pero esas no son sandias, nunca vuelvas a hacer cosas como esas, me escuchaste! -la pelirosa solo baja la cabeza por el regaño de su maestro-.

    - Lo siento, Masutā -dijo Ikaros un poco triste, pero en ese momento sintió como Naruto acariciaba su cabeza-.

    - Por esta vez te perdono, pero que no se vuelva a repetir -dijo el rubio con una sonrisa-.

    Ante dichas palabras la Angeloid asiente y se pone al lado de Naruto mientras Tsunade pensaba en si debía preguntar o no preguntar acerca de la chica.

    - Na...Naruto... -menciono la mujer pero fue interrumpida-.

    - ¡Pero qué clase de lunática es tu novia Naruto! ¿¡Cómo es que se atrevió a hacerle eso a Tsunade-sama!? -dijo molesta Shizune- ¿¡Cómo es que la perdonas tan rápido!? ¡Eso simplemente no es correcto! -menciono la secretaria de la Hokage mirando a la chica de la mirada pérdida-

    - Shizune-neechan, Ikaros-chan no es mi novia y tampoco sabía lo que estaba haciendo, ella no sabe mucho de las cosas que hacemos en este mundo -mención el rubio que defendió a Ikaros, aunque la pelinegra y la rubia abrieron por completo sus ojos al oír que esa chica venia de otro mundo-.

    - ¿Como que ella no es de este mundo? -pregunto la morena confundida-.

    - Naruto, sabes que no me gustan las cosas difíciles, dime que está pasando o yo misma me encargo de regresarte a primer año de academia -grito la Hokage asustando a Naruto-.

    - Tsunade, lo que te dijo Naruto es cierto, Ikaros no pertenece a este mundo -dijo Jiraiya que tomo la palabra- jovencita, diles la verdad sobre ti.

    - No puedo, Masutā me dijo que no puedo hablar con nadie sobre mí -dijo la pelirosa-.

    - No te preocupes Ikaros-chan, Obaa-chan y Shizune-neechan son persona de confianza -menciono el rubio que coloca su mano en el hombro de la chica de mirada perdida- puedes decirle con confianza quien eres.

    - ¡Quieren hablar claro de una vez o me verán obligada a prohibir la entrada Masculina a las termales y al Ichiraku! -grito la mujer asustando a Naruto y Jiraiya que le pedían a Ikaros que dijera todo-.

    En ese momento Ikaros dejo el brazo de Naruto y puso su vista frente a las mujeres, lo cual causo que Tsunade agarrara a Shizune y se escondiera detrás de ella para evitar ser manoseada de nuevo, mientras la morena se ponía nerviosa, pues no sabía de qué era capaz la llamada Ikaros.

    - Buenos días, Suika no josei (mujer sandia)-saludo la pelirosa de forma educada a la Hokage, quien tuvo un tic en uno de sus ojos por como la llamaron- mi nombre es Ikaros, soy una Angeloid de clase mascota que está al servicio de mi Masutā -dicho eso, Tsunade y Shizune estaban sorprendidas de lo que escucharon, pero a la vez estaban confundidas por no saber qué es eso de 'Angeloid' que menciono la chica de la mirada perdida-.

    - ¡Jiraiya, que ideas locas le metiste en la cabeza a esta pobre joven! -grito Tsunade que se preparaba para darle otra golpiza al pobre Sannin-.

    - ¡Por favor Tsunade debes calmarte, yo no le hice nada a Ikaros, lo que te dijo es cierto, ella es una Angeloid! -dijo el Gama-sennin como defensa-.

    - ¿Esperen un momento, que es eso de Angeloid mascota? ¿Algún tipo de esclava sexual que pueden comprar? -pregunto molesta decepcionada de Naruto pues lo creía diferente-

    - No es nada de eso Shizune-neechan, no tenemos idea de lo que son los Angeloids, o de donde vienen. Solo sabemos que ellas solo obedecen las órdenes de sus amos -dijo el rubio como defensa-.

    - Ahora me siento más tranquila al saber que no es una esclava de Naruto, pero aún hay algo que no me han dicho.... ¿cómo la conocieron? -pregunto la mujer alzando una ceja-

    - Veras Obaa-chan, la cosa sucedió de una forma que no podrás creerlo -menciono el rubio un poco nerviosa y Tsunade no entendía bien de lo que hablaba su hijo- todo empezó hace seis meses, en el País del Rayo...

    Flashback

    En algún lugar del País del Rayo, se podía ver a Naruto que entrenaba arduamente, ya que le quedaba 6 meses para terminar su viaje y regresar a Konoha.

    Una vez que termino su rutina de práctica, Jiraiya le dijo a su alumno que puede tomarse el día para descansar, el rubio se dirigió a un gran árbol a lo lejos de donde acampaba para descansar debajo de la sombra del árbol para relajarse y pensar en las cosas que sucedieron en su viaje.

    Durante su viaje aprendió muchas cosas, descubrió que tenían dos tipos de Chakra elementales y que gracias a la ayuda de alguien, logro dominar los poderes del Kyūbi. También logro madurar con el tiempo, se dio cuenta de que Sasuke dejo de ser el mismo cuando trato de matarlo en el Valle del fin y de lo que sentía por Sakura había muerto al ver que jamás tuvo una oportunidad de ser feliz con ella.

    La noche había caído y Naruto seguía descansando para liberar un poco de estrés, aún tenía muchas cosas que pensar, pero sobre todo pensar bien en sus sentimientos hacia Sakura, pues comenzaba a darse cuenta que ella nunca lo iba a amar pues estaba encaprichada con el traidor.

    - Bueno, ahora que se lo que siento por Sakura no es nada, será mejor dar vuelta a la hoja, seguro que hay una chica indicada para mí -dijo el rubio- aunque sera dificil con la suerte que tengo -suspiro el Uzumaki-.

    En ese momento un fuerte viento se soltó lo cual asombro a Naruto, para después ver un extraño circulo en el cielo del cual salían rayos, para al final salir una bola rosada que se dirigía a su dirección, Naruto estaba asombrado pues jamás había visto algo parecido, pero al ver que la cosa esa se dirigía hacia él tuvo que alejarse del lugar para después escucharse el estruendo del sonoro impacto.

    - ¡Pero qué demonios fue eso! -exclamo Naruto mirando el hueco del cual salía humo, pero debido a la tierra solo podía apreciar una silueta, la cual no podía identificar, pero cuando el humo se, lo primero que miro fue una cabellera rosada. Una que pudo reconocer fácilmente- ¡¡Sakura!! -grito preocupado por la condición su compañera de equipo, sin tener que pensarlo, dio un salto al agujero para rescatar de su amiga y cargarla en su espalda- ¡demonios, está más pesada de lo que yo recordaba! -menciono el rubio mientras pegaba la cabeza de Sakura a su pecho para que no respirara el polvo-.

    En ese momento una enorme estructura comenzaron a caer desde el mismo agujero que cayo Sakura, luego vio con horror como los restos de la estructura se venían hacia él, así que Naruto termino apresurando el paso y evitando que esta les cayera encima, ambos estaban en el suelo y fue cuando Naruto se dio cuenta de algo, esta chica no era Sakura Haruno.

    El ojiazul pudo notar que el único parecido que tenía con su compañera de equipo era su cabello rosa, ya que esta chica era totalmente diferente a su compañera, Naruto tenía que admitir que era muy hermosa y que era capaz de dejar a cualquier Kunoichi en vergüenza. En ese momento noto que esta chica tenía algo que le llamo su atención

    - ¿Alas... ella tiene alas? -dijo el rubio al observar las grandes alas que tenía esta chica que cayó del agujero- ...es un ángel -susurro a lo bajo mientras contemplaba la belleza de la pelirosa. Pero en ese momento sus pensamientos fueron interrumpidos por algunos escombros que seguían cayendo de ese agujero- ¡¡¡demonios, tengo que sacarla de aquí!!! -dicho eso cargo a la pelirosa a su espalda para comenzar a correr y de paso evitar los escombros que le caían encima-.

    Mientras tanto en el campamento, Jiraiya esperaba a su alumno que aún no llegaba.

    - Ese Gaki, por que se demora tanto -decía el Gama Sennin que comenzaba a desesperarse- ¡si ese idiota no viene tendré que ir a buscarlo!!! -en eso comenzó a caminar hacia donde estaba su alumno-.

    El Sannin apenas dio unos pasos para quedarse quieto debido a lo que estaba viendo. Desde el cielo, un extraño agujero apareció de la nada dejando caer varios escombros, pero lo que más le preocupo, es que su alumno estaba en el lugar en donde estaba ese agujero.

    - ¡¡¡No puede, Naruto!!! -exclamo el Sannin al recordar que su alumno estaba afuera, así que salio corriendo para ir a buscarlo y ver si se encontraba a salvo-.

    Naruto hacia lo posible de evitar de ser aplastado junto con la chica, pero para su mala suerte fue que se tropezó y que una gran parte de los restos venían hacia él, cerró los ojos, esperando el impacto el cual nunca llego. Al abrir los ojos el rubio noto que se encontraba por los aires, asombrado por esto volteo para atrás y noto que la chica ángel lo había salvado y ahora estaban volando.

    - Comienza la modificación -exclamo la chica con una voz cálida que jamás había escuchado, en ese momento una cadena apareció en el cuello de la chica y comenzó a descender hasta amarrarse a la mano de Naruto, el cual no entendía nada de lo que pasaba-.

    Una vez que el peligro paso, ambos descendieron del suelo y la chica se arrodillo frente al asombrado rubio. Jiraiya llego al lugar y vio los restos caídos, pero lo que mas lo dejo sin palabras fue la joven con alas cerca de su alumno.

    - Un gusto en conocerlo, soy una Angeloid de clase mascota -revelo la chica levantando su rostro y dejando apreciar unos ojos verdes- estoy aquí para cumplir todos tus deseos, Masutā- declaro la Angeliod-.

    - ¿Angeloid? -murmuro Naruto ante la pelirosa-.

    Fin del flashback

    Después de haber contado como conocieron a Ikaros, la Hokage y Shizune estaban intentando procesar lo que acababan de escuchar pero les era algo difícil de creer.

    - Naruto...... ¿¡Acaso crees que soy una tonta!? ¡Esa es la peor historia falsa que he escuchado en toda mi vida! -grito la rubia Hokage que rompía por segunda vez en el día el nuevo escritorio que le trajeron- ¡Más le vale que me digan sobre quien es esta Angelonosecuando, o si no los voy..... -amenazo la mujer rubia-.

    - Naruto no te ha mentido Tsunade. Es más, yo fui testigo de lo que sucedió esa noche y de cómo Ikaros salvo al Gaki de una muerte segura -interrumpió Jiraiya dejando en silencio a la rubia y a Shizune- lo creas o no, esta joven es una Angeloid y puede hacer cosas increíbles.

    - ¡Pues Angeloid o no, no lo voy a creer hasta que me lo prueben, pues es imposible eso que ustedes dicen! -declaro la mujer mientras se cruzaba de brazos, mientras Naruto y Jiraiya suspiraban, pues conocían bien la mente de la mujer-

    - Tengo una idea de cómo Obaa-chan nos pueda creer -dijo el rubio llamando la atención de todos- Ikaros-chan, necesito que uses una de tus cartas.


    - Hai, Masutā -la pelirosa saco una extraña carta que brillaba, Tsunade y Shizune miraban con atención aquel objeto que no parecía ser una carta ordinaria-.


    - Muchas gracias Ikaros-chan -agradeció Naruto acariciando la cabeza de la chica de la mirada perdida- Obaa-chan, ¿cuál es tu Sake favorito de todos?


    - ¿Eh? -decía Tsunade que no entendía nada- ¿Que tiene que ver esa pregunta con....


    - Eso no importa, solo responde a mi pregunta -interrumpió el rubio, cosa que molesto un poco a la Hokage -.

    - Es obvio que el Hisame (tormenta helada) de Kiri es muy bueno, pero sin duda mi favorito es el Supaishīna funmatsu (polvo picante) es el mejor pues al ingerirlo porque te deja una calidez interna muy agradable... ¿pero eso a que viene Naruto? -menciono la mujer-

    - Es para demostrarte que te digo la verdad -menciono el rubio con una gran sonrisa para luego ver a la pelirosa- Ikaros-chan, quiero que me traigas 20 botellas grandes de los Sake que menciono Obaa-chan.

    - Hai, Masutā -dijo Ikaros para ver la carta que tenía en su mano- Transport -exclamo con su serena voz para que al instante una extraña energía de colores cubriera toda la habitación y que después apareciera las 20 botellas de cada Sake que le pidió Naruto.

    - ¿Y qué te parece esto Obaa-chan, es prueba suficiente para que me creas? -decía Naruto con una sonrisa zorruna por las expresiones que tenían la Hokage y su asistente-.

    - ¡¡P...Pero......como.....cuando!! -decia Shizune que no podía creer de lo que acaba de suceder, mientras que con Tsunade...-.

    - Esto..... Esto es.... esto es.... ¡¡¡ES HERMOSO!!! -grito la Hokage muy emocionada mientras corría como niña en una tienda de juguetes para verlas y asegurarse de que su regalo sean reales y no una ilusión, y para su alegría, las botellas eran reales- ¡Esto es lo que mejor que me ha pasado en mi vida! ¿¡Pero con cual debo empezar!? -pregunto ella que se decidía en cual trago bebería primero- ¡Quizás deba empezar con un poco de Hisame para relajarme, o mejor con Supaishīna funmatsu para recuperar energía! -luego Tsunade fue con los jóvenes para darles un gran abrazo -¡Gracias, gracias, gracias, y mil gracias! ¡No sabes lo feliz que me has hecho Naruto, asi que desde este momento comenzare los preparativos para tu boda con la linda jovencita que te acompaña. Desde este momento ambos tienen mi bendición! -declaro Tsunade muy emocionada-.

    - ¡B-Bo-Boda! -exclamo Naruto impactado por las palabras de la Hokage-.

    - Masutā, ¿qué es eso de una boda? -pregunto Ikaros que no conocía esa palabra-.

    - Solo es una enorme fiesta donde festejaremos la unión amorosa entre tú y mi pequeño rubio cabeza hueca -explico Tsunade desordenándole los cabellos al impactado Naruto-.

    - ¡Ni siquiera estoy saliendo con Ikaros-chan, no digas esas locuras, Obaa-chan! -reclamo Naruto bastante apenado por las cosas que decía la Hokage-.

    - No te pongas así, alegrate que tienes una linda novia que te hará feliz -dijo Tsunade sin dejar de sonreír, y a la vez Naruto gruñía por las cosas que decia la Hokage- ahora si me disculpan, tengo unos Sake que probar -sin perder tiempo, la mujer tomo una de las botellas para abrirla y comenzar a beber-.

    - ¡Noooo, no puede ser! -grito Shizune que lloraba de manera cómica-.

    - ¿Que pasa Shizune-neechan? -pregunto Naruto que veia a la pelinegra llorar-.

    - Ya han pasado días de que Tsunade-sama no completara los informes.... y ahora que tiene todo ese Sake... ¡No es justo! -chillo la pelinegra sacándole unas gotas a Naruto y Jiraiya, e Ikaros observaba todo sin comprender lo que pasaba-.

    - No exageres Shizune, después terminare ese odioso papeleo, ahora deja a una mujer disfrutar uno de los placeres que le brinda la vida -menciono la rubia dispuesta a beber de la primera botella-.

    - ¡Eso sí que no! -grito Shizune, la cual ya le había arrebatado la botella de la mano- ¡primero terminara su trabajo, después podrá emborracharse hasta perder la conciencia! -reclamo ella molesta-

    - ¡Shizuuuuneeeeee, Naruto me las dioooo! ¡Dámela, dámela, dámela, Naruto me la dio, es MIA, dámela! -decía la mujer intentando alcanzar la botella de sake, mientras Shizune le alejaba la botella lo más que podía-.

    - ¡Primero cumpla con su trabajo como Hokage y termine de firmar los documentos! -ordeno Shizune mas que molesta mientras que una derrotada Tsunade continuo con sus deberes- No puedo creer que una simple carta pueda hacer cosas como la de traer botellas de Sake ¿Acaso es un tipo de técnicas que usan las Angeloid? -pregunto ella mientras sellaba las botellas en un pergamino que llevaba consigo-.

    - No es ningún de técnicas que uso Ikaros-chan...más bien....ummmm....que mejor ella se los explique -menciono el rubio dándole la palabra a la pelirosa-.


    - Estas cartas como ustedes lo llamarían en su lenguaje, es un dispositivo de teletransportación. Basado en la petición de Masutā, puedo ordenar el equipo necesario de la Synapse -menciono Ikaros, pero al parecer, Tsunade y Shizune no entendieron nada de lo que explico la joven-.


    - ¿Synapse? -menciono confundida la morena -¿Que es esa Synapse? -pregunto la morena-


    - Es cierto, ¿qué rayos es eso de Synapse? -pregunto la molesta rubia mientras continuaba con el papeleo-.

    - ¡Trabaje o botare todas las botellas a la basura! -amenazo Shizune, haciendo que Tsunade acelerará el proceso-.

    - "Me las pagaras Shizune" -pensó de inmediato la Hokage que seguía escribiendo rápidamente-.

    - Por saber, Ikaros-san, ¿nos puedes decir que es eso de Synapse? -pregunto la pelinegra-.

    - No tengo información de la Synapse, yo solo recuerdo despertar con mi Masutā en brazos -respondió la chica-.

    - Eso es extraño ahora que lo mencionas -dijo Shizune- aunque posiblemente podríamos ayudarte con tu memoria pues tenemos a un experto, quizás Inoichi-san nos pueda... -en eso la morena fue interrumpida por la Hokage-.

    - No creo que sea buena idea Shizune, Inoichi puede estar capacitado pero no creo que sea conveniente revelar los secretos de Ikaros -mencion la rubia Hokage haciendo que Naruto suspirara de alivio-.

    - Gracias por no revelar lo de Ikaros-chan, me sentiría terrible si algo malo le llegara a pasar -declaro el rubio con un leve sonrojo-.

    En ese momento la pelirosa volvió a pegar su mejilla contra la del rubio para demostrar su cariño a él, uno pensaría que era una muestra de cariño entre ambos... pero al tener en cuenta que es una Angeloid un poco despistada, no calculo su fuerza y termino atorando de nuevo a Naruto en la pared

    - !!Naruto!! - grito la rubia preocupada por su hijo no oficial, mientras dejaba sus obligaciones para mover a Ikaros y revisar al rubio- ¡Naruto, Naruto mi niño! ¿Estás bien? ¿No te lastimaste? -pregunto mientras tocaba el pecho del rubio buscando que no hubiera fracturas-

    - Auch... eso dolió...mucho -se quejó el rubio mientras Tsunade le curaba algunas raspones que tenía en su rostros-.

    - ¿Q-Que fue lo que hizo Ikaros? -pregunto Shizune mirando lo que acababa de ocurrir-.

    - No se preocupen... así es como.... Ikaros-chan me demuestra su cariño -dijo el rubio con una sonrisa nerviosa mientras daba pequeñas palmaditas en la cabeza de la chica de la mirada perdida-.

    Ante dicho comentario Tsunade y Shizune sonrieron, pues ya les hacía mucha falta el rubio en la aldea, pero esa linda atmósfera fue interrumpida por…

    - Si así se demuestran cuanto te quiere, es seguro que Tsunade está loca por mí -expreso Jiraiya riéndose de la situación, haciendo que Tsunade se molestaba por las palabras de su viejo amigo-.

    En ese momento la puerta de la oficina se abrió revelando a un joven de cabello negro amarrado en una coleta alta, el cual vestía un chaleco de Jōnin, a su lado estaba una joven rubia que tenía su pelo amarrado en 4 coletas, vestía un kimono Negro y un abanico amarrado a su espalda. Eran Shikamaru y Temari que llegaron a la oficina.

    Shikamaru se sorprendió al ver a su amigo de vuelta sonrío de lado, pues a pesar de que Naruto era muy problemático, era su amigo. Mientras que Temari no sabia que pensar, el pequeño y bobo rubio que conoció se miraba diferente, en ese momento la rubia de Suna volteo para ver a Shikamaru, pero este estaba cubriéndose la nariz por una extraña razón, así que ella miro enfrente y entendió el porque ese holgazán se puso asi.

    Ella vio a una chica de cabellos rosado que estaba aprisionando el brazo de Naruto entre sus pechos, ver a esa chica le daba unas ganas de desatar una extraña furia interna que tenía, la cual no sabía como explicarla pues era imposible que fueran celos.

    - Hola Shikamaru, Temari, ha pasado mucho tiempo -saludo el rubio a los recién llegados-.

    - Eeeh....si, ha pasado...mucho tiempo -dijo Shikamaru que no dejaba de observar a la chica de cabello rosado-.

    - Si... lo mismo lo digo -decía la rubia de Suna que trataba de contenerse las ganas de acabar con esa chica que se aferraba al brazo del rubio- "¿quién rayos es esa rarita, y por qué estoy celosa de que esa este cerca del idiota de Naruto?" -pensaba Temari que no dejaba de ver a los chicos-.

    - Naruto…. que yo recuerde, cuando te fuiste a entrenar… te habías ido solo con Jiraiya-sama... pero no... no pensé que vendrías acompañado -menciono el joven Nara que prácticamente no le quitaba el ojo de encima a Ikaros-.

    - Shikamaru busca una cubeta, está dejando caer la baba al piso -señalo Temari mas que molesta y a la vez celosa de que la pelirosa se lleve la atención-.

    - Bueno, a ella es mi… -menciono Naruto para ser interrumpido por Ikaros-.

    - Me llamo Ikaros, soy una Angeloid de clase mascota tipo Alpha y que está al servicio de mi Masutā -se presentó la chica de la mirada perdida, y eso provoco que el rubio nuevamente se lleve la mano al rostro debido a que Ikaros volvió hablar demás-.

    - ¿Angeloid... clase mascota? -dijeron Shikamaru y Temari confundidos por lo que dijo la pelirosa y a la creían que estaba algo loca-.

    - ¡Jajajajajaja, pero que cosas dices Ikaros-chan, no le crean de lo que dice, solo está bromeando jajajajajaja! -decía el rubio que se reía de forma nerviosa-.

    - Ummmm, Naruto ¿por qué esa chica tiene alas.... y a la vez se mueven? -pregunto Shikamaru que señalaba las grandes alas rosadas de Ikaros-.

    - Etto..... ¡Miren que horas es, creo que Ikaros-chan y yo vayamos a descansar. Hasta mañana Baa-chan, Shizune-neechan, mañana seguimos hablando sobre el tema! -decía el rubio que cargo a Ikaros en sus brazos para después salir por la ventana de la oficina dejando a todos con la palabra en la boca-.

    - Pero... si apenas son las 5 de la tarde -menciono Shizune que miraba el reloj de la oficina-.

    - Problemático -suspiro soltando al aire su clásica frase, Naruto quizás cambio con el tiempo, pero seguía siendo Naruto después de todo-.

    - ¡Naruto espera, debo informarte sobre.... -Tsunade trato de detener al ojiazul, pero él ya se fue- bueno, creo que para mañana le diremos sobre la prueba que tendría con Sakura y Kakashi -menciono ella para luego mirar a su viejo amigo- Jiraiya, en estos meses que Ikaros estuvo con ustedes ¿qué descubriste sobre ella?

    - No puedo decir mucho ya que ella es todo un misterio al igual que su pasado y origen. Solo puedo decirte que esa joven no es una persona cualquiera. A pesar de su apariencia ella posee grandes técnicas -respondió Jiraiya de forma seria- y créeme que no te gustaría tenerla como oponente ya que sus ataques son letales y más si son a larga distancia -eso provocó un gran silencio en la Hokage y su asistente, mientras que Shikamaru y Temari no sabían nada de lo que estaban hablando-.

    Naruto apareció frente a su departamento después de haber corrido demasiado, respiraba grandes bocanadas de aire pues había quedado exhausto. El rubio bajo delicadamente a Ikaros para después abrir su casa.

    - Masutā ¿estás bien? -pregunto Ikaros a su amo-.

    - Si Ikaros -chan, no te preocupes, ahora pasemos dentro -menciono el rubio mientras ambos entraban a la casa del rubio-.

    Una vez dentro una gran nube de polvo se les vino encima a los dos dejándolos llenos de tierra. Naruto observo el lugar, estaba demasiado pálido. Naruto suspiro, pues estaba cansado y no tenía ganas de limpiar.

    - Ikaros -chan, siéntate en el sofá mientras yo limpio el lugar para que podamos descansar -menciono Naruto para buscar algo en la cocina con el cual pudiera desempolvar los muebles-.

    Después de regresar de la cocina con un balde de agua y un trapo húmedo comenzó a limpiar, Ikaros miraba atenta el lugar, era pequeño pero cómodo para los dos.

    - Masutā, ¿quieres que lo ayude a limpiar el lugar? -pregunto la chica-.

    - No es necesario, yo puedo hacerlo. Además tu eres mi invitada y debes descansar -menciono Naruto sonriéndole a Ikaros-.

    El ojiazul siguió limpiando su apartamento por sí solo, cuando volteo para continuar limpiando, vio a Ikaros con la cabeza baja, pues se sentía triste e inservible para su Masutā. Naruto se agacho para humedecer el trapo y logro apreciar que la chica estaba triste. Él se sintió muy mal por eso, pues la chica solo quería ayudar, él se acercó a ella para luego entregarle el trapo.

    - Ikaros-chan, si quieres me puedes limpiar los muebles -menciono el rubio mostrándole el trapo-.

    - Hai Masutā -exclamo la chica empezando con la orden de Naruto-

    Horas después, Naruto e Ikaros habían terminado de limpiar por completo el departamento, dejándolo como si fuera nuevo.

    - Bien Ikaros-chan, ahora que terminamos de limpiar nuestro departamento ¿qué te parece si salimos a comer? -dijo el rubio con una sonrisa-.

    - Masutā ¿qué quiso decir con lo de 'nuestro departamento'? -pregunto la Angeloid-.

    - Es fácil, a partir de hoy tú también vivirás conmigo -menciono Naruto mientras que Ikaros lo miraba sin entender- mira Ikaros-chan, tu no recuerdas mucho de tu pasado, es por eso que te ofrezco un hogar a mi lado. Además, tú me dijiste hace tiempo que quieres estar conmigo -al decir eso, la pelirosa sintió una extraña calidez en su pecho, la pelirosa demostró su afecto a su maestro pegando su mejilla con la de Naruto, pero como siempre el pobre quedaba incrustado en el muro- ¡aaaaahhh... eso me dolió! -comenzó a quejarse por el dolor, pero tenía que aguantarlo sabiendo que Ikaros le demostraba su cariño-.


    Una vez que el rubio salió del muro, ambos se dispusieron a ir a comer, y como siempre Ikaros iba abrazada del brazo de Naruto, mientras ambos caminaban, Ikaros podía sentir una calidez inexplicable que venía de su pecho y esto sucedía siempre que se encontraba cerca de su Masutā, la Angeloid no tenía idea de a que se debía, pero sin duda era algo que le agradaba.
     
    • Me gusta Me gusta x 10
  2. LordPainSama

    LordPainSama

    Registrado:
    17 Nov 2013
    Mensajes:
    38
    Temas:
    5
    Calificaciones:
    +65
    Sin palabras, simplemente sin palabras. Estuvo genial y fabuloso, les doy todo mi respeto. Espero y les vaya bien con este proyecto, no puedo decir si vi errores ya que no los vi para nada. Solo puedo decirles que animo en este proyecto y que hacen un buen trabajo, en lo personal tienen todo mi apoyo, y me gustaría que me avisaran cuando publiquen el sig episodio. Mucha suerte en todo 'ttebayo.
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  3. tobikempachi

    tobikempachi Yo ayudo a mejorar, no esperen palabras bonitas

    Registrado:
    27 Oct 2011
    Mensajes:
    317
    Temas:
    4
    Calificaciones:
    +235
    siempre me pregunte una cosa con respecto a la serie...acaso no puede pedir que vaya vestida de civil? o.o
     
    • Me gusta Me gusta x 2
  4. ioriathena

    ioriathena ¡PARA LLEGAR AL CIELO HAY QUE CRUZAR EL INFIERNO!

    Registrado:
    21 Jun 2012
    Mensajes:
    192
    Temas:
    15
    Calificaciones:
    +435
    No puede ser que recién empieza su historia y ya odio al rubio maldito por tan desgraciada, maldita, y envidiosa suerte que se carga... Y cuando leí que estaría la linda serie de Sora no Otoshimono, se me paro... El corazón, claro esta :HAHAHA:

    [​IMG]
    Espero la actualización... No hay mucho que decir... ;....;Esta historia, promete... :*-*:
     
    • Me gusta Me gusta x 2
  5. vi

    vi shi no kami-hades

    Registrado:
    27 May 2013
    Mensajes:
    16
    Temas:
    0
    Calificaciones:
    +7
    me ha gustado mucho ;^0^; , tu fic me alegro el día y me calentó el corazón (aunque mi cuerpo se esta congelando :s ) .espero la continuación
    P.D ¿aparecerán otras angeloid , como las harpías o astrea ?
     
    • Me gusta Me gusta x 1
    Última edición: 11 Ene 2015
  6. GJGGHHGG&/&/((//(

    GJGGHHGG&/&/((//( mulțumesc tovarăși

    Registrado:
    28 Jul 2012
    Mensajes:
    208
    Temas:
    2
    Calificaciones:
    +321
    Por fin la vieja camada resurge de las cenizas, curiosa forma del encuentro entre Naruto e Ikaros (maldito rubio imbecil) esa imagen y descripción de la hermosa angel de cabello rosa sacó una sonrisa de mi inexpresivo rostro, ahora las cosas que le esperan al zoquete en manos de esta aldea de locos jeje, lo que no me esperaba es eso de Temari, os agradezco la invitación compañero y esperaré la continuación alegremente.
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  7. antonioland

    antonioland TU OPINIÓN NEGATIVA NO ME IMPORTA

    Registrado:
    16 Sep 2012
    Mensajes:
    203
    Temas:
    0
    Calificaciones:
    +46
    .espero la continuación
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  8. po214

    po214 kaiser emperoor

    Registrado:
    29 Ene 2014
    Mensajes:
    286
    Temas:
    3
    Calificaciones:
    +102
    épico:1010: me gusto :5252: y pinche suerte del rubio :BOM:no mas falta que las otras chicas de Sora no Otoshimono aparezcan :*0*: sin mas saoyonara
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  9. Treseis joaco

    Treseis joaco "- Treseis -"

    Registrado:
    11 Oct 2011
    Mensajes:
    2
    Temas:
    4
    Calificaciones:
    +1
    bueno ya que hace mucho no lei un buen fics tengo que decir que me gusta la idea de este crossover... espero conti con ansias.. quiero ver con que locas ideas te vienes jajajaj :>)::*3*::*3*::*3*::*3*::*3*::*3*::*3*::*3*::HAHAHA::HAHAHA::HAHAHA::HAHAHA::HAHAHA:
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  10. lisandro

    lisandro aprendiendo de la vida lo mas que se pueda

    Registrado:
    27 Mar 2014
    Mensajes:
    220
    Temas:
    2
    Calificaciones:
    +96
    Interesante este fic se mira prometedor espero que pronto lo actualícen y de pasó me avisan
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  11. JoseX

    JoseX

    Registrado:
    24 May 2014
    Mensajes:
    236
    Temas:
    1
    Calificaciones:
    +91
    Bueno como dijiste antiguamente es una historia imnovadora ya que no conozco ninguna otra historia Española que se hablara de estos 2 temas. Algo me dice que Ikaros no sera ni la 1 ni la ultima angel que se encuentren en su camino.Y parece que el maldito de Naruto ya anda con suerte y parece que Shikamaru a este paso se quedara solo el con su mano que con la única chica que podría estar interesada hacia el ajajaja ¿que problemático todo verdad? jajaja. Nos leemos camarada una buena historia
     
    • Me gusta Me gusta x 2
  12. Autor
    Kamen Rider Predator

    Kamen Rider Predator

    Registrado:
    1 Oct 2011
    Mensajes:
    178
    Temas:
    8
    Calificaciones:
    +543
    Hola todo el mundo, lamento mucho si en estos dos meses no he publicado nada pero últimamente las cosas no han salido muy bien que digamos desde que regrese al trabajo. Para resumirlo y no hacer larga la historia, en diciembre del año pasado, hubo muchos atados en el taller cuando estuve de vacaciones, y en Enero y Febrero tuve que arreglar todo eso, despedí a 15 personas y contrate a nuevos, eso incluye a un familiar mío que necesitaba trabajo, pero ahora las cosas están mejorando.

    Les informo que para Marzo se vienen las continuaciones de "Zorro de la Niebla", "Enigma, el Coordinador Pokémon" y "El Ángel Guardián de Naruto". También quiero hablarles sobre tres nuevos proyectos que tengo en desarrollo, entre ellos son un Fanfic de Naruto y una Female Orochimaru, y los otros dos son crossover. El primero es de Naruto y Dragons Rioting y otro de Monster Musume no Iru Nichijou o Todos los Días que Hay una Chica Monstruo. Solo puedo subir una de las tres historias, pero estoy indeciso, por eso les dejo a votación para que escogan cual es el que quieren leer. Esto es todo lo que puedo decirles por ahora y nos veremos en Marzo, chao.
     
    • Me gusta Me gusta x 4
  13. REGIS MARK 5

    REGIS MARK 5

    Registrado:
    19 Abr 2014
    Mensajes:
    186
    Temas:
    0
    Calificaciones:
    +90
    oye amigo esta bien yo diria Monster Musume no Iru Nichijou o Todos los Días que Hay una Chica Monstruo.
    ya que son lo mismo XD

    pd. ya era hora de que alguien pensara en hacer un crossover de este anime:5959:
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  14. JoseX

    JoseX

    Registrado:
    24 May 2014
    Mensajes:
    236
    Temas:
    1
    Calificaciones:
    +91
    Sin problemas todo el mundo tiene sus problemas. YO elijo la 1 opcion de orochimaru femele podria estar interesante jajaj
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  15. vi

    vi shi no kami-hades

    Registrado:
    27 May 2013
    Mensajes:
    16
    Temas:
    0
    Calificaciones:
    +7
    me alegro mucho de que tus fics vallan a continuar ;^0^;,yo elijo el crossover con Monster Musume no Iru Nichijou
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  16. Autor
    Kamen Rider Predator

    Kamen Rider Predator

    Registrado:
    1 Oct 2011
    Mensajes:
    178
    Temas:
    8
    Calificaciones:
    +543
    Para los que están leído y posteado en Ángel Guardián, yo y Mikau le agradecemos por su apoyo por leer este Crossover que es el PRIMERO en Fanfic en Español. De paso les aviso que este Viernes el cara de guagua llorona subirá el capitulo 2, nos leemos este Viernes :cool:
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  17. Kachorro

    Kachorro

    Registrado:
    25 Jun 2012
    Mensajes:
    12
    Temas:
    13
    Calificaciones:
    +127
    Bueno amigos aqui Mikau y como lo dijo mi colega Predator, yo les dejare el capitulo numero dos de este tan ansiado crossover, espero que logre llenar sus expectativas, Garde-chan, AJ-chan nos harian los honores?

    Claro que si Mikau-kun- Dijeron ambas chicas hibridas dando clic con el mouse para subir el capitulo -.

    POSTEADO- Exclamo Applejack sonriendo-.

    Y LISTO- Apoyó Gardevoir en el mismo tonó de emocion -.

    Disfruten el cap amigos -Mencionó Mikau con una sonrisa -.

    Capítulo 2:

    Un Reencuentro no muy agradable.


    Ya estaba oscureciendo en la aldea de Konoha y se podía ver pequeños faroles encendidos fuera de casas y negocios. En estos momentos Naruto e Ikaros caminaban de forma tranquila por la aldea pues el rubio había decidido invitarla a comer, mas sin embargo no habían notado lo mucho que Ikaros llamaba la atención tanto en la población masculina como la femenina, pues los hombres babeaban y las mujeres odiaban a la chica por quitarles la atención y lo único que podían hacer era castigar a los pervertidos de sus parejas.

    - La aldea ha cambiado mucho desde que la reconstruyeran, aun así sigue siendo la misma de siempre -decía Naruto que observaba los grandes cambios en Konoha- hasta colocaron el rostro de Baa-chan en el Monumento de los Hokage.

    - Masutā... ¿adónde vamos? -preguntó con curiosidad Ikaros mientras giraba su rostro dedicando una inocente expresion al rubio-.

    - Iremos al mejor lugar de Konoha en donde sirven el mejor ramen del mundo -dijo el rubio sin dejar de sonreír- quizás el viejo Teuchi quiera contratarte Ikaros-chan. Cuando se trata de cocinar, no hay nadie que te supere -menciono el sabiendo que la pelirosa tenía una buena mano cuando se trata de cocinar-.

    - Arigato, Masutā -dijo la chica simplemente y volvió su mirada hacia el frente mientras sonreía de lado al saber que a su Masutā le gustaba la sazón que le daba a su comida-.

    Minutos después los chicos llegaron al local de Ichiraku, para sorpresa de Naruto, el local había crecido bastante, ahora tenía el doble del tamaño de lo que era en el pasado. El rubio e Ikaros entraron y vieron a Ayame sirviendo a unos clientes que recibían con gusto sus pedidos. Naruto estaba a punto de saludarla hasta que ella lo vio y lo saludo.... de una forma muy distinta.

    - Bienvenidos a IchirakuRamen, si gustan seguirme los guiare a la barra, pues nuestras mesas en este momento están ocupadas -dijo la chica castaña sin ni siquiera notar al rubio-

    - Eso fue raro... Ayame no me reconoció -dijo Naruto rascándose la nunca al ver que la castaña no lo había reconocido, para después seguir a Ayame- andando Ikaros-chan.

    - Hai, Masutā -dijo la Angeloid siguiendo al rubio-

    Al momento en que los jóvenes entraron, había pasado algo similar que en la aldea, pues los hombres tenían un sonrojo y algunas caras de bobos al ver a la hermosa jovencita que había entrado al local.

    - Bueno, esperamos que disfruten de su estancia, aqui está el menú, en unos minutos vendré a por sus pedidos -dijo Ayame retirándose y dejando a Naruto con una gran incógnita de por qué no lo había reconocido-.

    - Masutā... ¿por qué mira a esa mujer? -preguntó teniendo un extraño sentimiento contra la castaña-

    - Es que se me hace extraño de que Ayame no me reconozca. Tal vez cambie mucho estos años o algo así -respondo el confundido por la forma que la castaña no lo reconociera-.

    - Masutā... usted se ve... igual que la primera vez cuando nos conocimos. Yo no creo que usted cambiara en lo absoluto -dijo Ikaros mirando a Naruto y con un pequeño sonrojo-.

    - Gracias por decir esas palabras, tu tampoco has cambiado., sigues siendo la misma chica agradable que conocí -dijo el rubio con un leve sonrojo-.

    - Lamento la demora... pero estamos un poco llenos como pudieron ver... ahora que les parece si tomo su pedido -dio Ayame que todavía no reconocía a Naruto-.

    - Ummm... Ayame, por saber... ¿te acuerdas de mí? -pregunto el rubio señalándose a si mismo-.

    La cocinera no sabía a lo que el "Cliente" decía, pero cuando vio detalladamente el rostro del chico pudo notar esa cabellera rubia alborotada, esos ojos azules como el cielo y esas marcas distintivas en sus mejillas.

    - ¿Na... Naruto? ¿E-Eres tú? -pregunto la joven cocinera al ver al rubio de regreso-.

    - Hola Ayame, ha pasado mucho tiempo -dijo el rubio sonriendo a Ayame, y ella se sonrojo de ver nuevamente al chico que había cambiado mucho, y que se veia mas varonil-.

    - "No... no puede ser... ese... ¿ese es el pequeño niño... que venía siempre a comer?" -pensó la castaña sin perder detalle de Naruto, mientras comenzaba a sentir que sus mejillas ardían y su corazón se aceleraba como nunca-.

    - Ayame ¿estás bien? -pregunto el rubio que observaba como la castaña se ponía muy roja- ¿acaso está enferma o algo?

    - NO PUEDO CREER QUE ESTES DE VUELTA -grito emocionada lanzándose sobre Naruto y aprisionándolo en un fuerte abrazo-

    - Masutā -mencionó con los ojos abiertos de la impresión al ver cómo había respondido la extraña castaña a las palabras de Naruto-

    - Jejeje.... t-tambien le alegra..... v-volverte a ver, A-Ayame -dijo Naruto que estaba nervioso y muy sonrojado por el abrazo de la castaña- "Por Kami, Ayame ha cambiado mucho estos años" -pensó el al sentir el busto de la cocinera que creció mucho-.

    - No sabes lo mucho que me alegra tenerte de vuelta a mí la... ¡digo! De tenerte de regreso en la aldea -dijo Ayame muy nerviosa- "Naruto... vaya que creciste" -pensó asombrada sintiendo los grandes músculos del chico, mientras una pequeña sonrisa lujuriosa aparecía en su rostro-.

    - Masutā... -dijo Ikaros queriendo saber que era lo que estaba ocurriendo, y de paso el rubio se dio cuenta de que la pelirosa le hablaba-.

    - Por poco se me olvida, Ayame quiero presentarte a alguien -Naruto se separó de la cocinera para luego acercarse a la pelirosa- ella es Ikaros-chan, una amiga muy especial que conocí durante mi viaje con Ero-sennin -dijo el presentando a la Angeloid-.

    - "¡EEEEEHHH!... ¿¡E-E-Ella es amiga de Naruto!?" -pensó Ayame mirando ciertas áreas en la chica para compararlas con las de ella, luego se imaginó a una Chibi-Ikaros muy voluptuosa y con mejor cuerpo junto a una Chibi-Ayame plana y delgada- "¡No puede ser cierto! ¿¡Esas cosas ser reales!?" -pensó con terror al ver esas 'cosas' como ella las llamaba-

    - Mucho gusto, mi nombre es Ikaros soy un Angeloid tipo... -en ese momento Naruto le tapó la boca a Ikaros dejando confundida a Ayame-.

    - ¿Me disculpas un momento, Ayame? Tengo unas cositas que hablar con Ikaros-chan en privado -dijo Naruto interrumpiendo a la pelirosa para luego llevarla afuera del local. Una vez que salieron el rubio miro fijamente a la Angeloid- ¿¡Se puede saber que ibas a hacer!? ¡Recuerda que estrictamente no vuelvas a hablar sobre ese tema, nadie debe saber sobre eso! -exclamo el que elevo un poco su tono de voz y a la vez estaba molesto por el error que casi comete Ikaros-.

    - Lo siento Masutā... no hablare si usted no me lo pide -se disculpó la chica agachando la cabeza y eso hizo que Naruto se sienta mal por regañarle a Ikaros de esa forma-.

    - No Ikaros-chan, el que debe pedirte perdón soy yo, no quería gritarte por algo que no hiciste -decía el rubio que se disculpaba con la Angeloid mientras colocaba sus manos sobre los hombros de la de chica- es que no me gustaría que nada malo te pase, recuerda que eres muy importante para mí.

    - "Masutā se preocupa por mi" -pensó la Angeloid con una pequeña línea roja adornando sus mejillas-.

    - Ikaros-chan, yo sé bien que por ser una Angeloid debes obedecer a lo que yo te diga, pero a la vez no me gusta la idea de ordenarte algo en contra tu voluntad. Es por eso que quiero que escuches lo que voy a decir -dijo Naruto seriamente a Ikaros- no quiero que le digas a otra persona de que eres una Angeloid, o cualquier cosa que le relacione con ellas a menos que yo te autorice ¿entendido?

    - HaiMasutā cumpliré tus ordenes -dijo la chica mirando a Naruto, logrando que el rubio se sonrojara por la profunda mirada que le otorgaba la chica-.

    - Me alegra escuchar eso -dijo el para para luego darle un pequeño beso en la frente de Ikaros quien abrió los ojos por completo- mejor regreso con Ayame, no quiero que piense mal por lo que paso -luego de eso tomo de la mano de la pelirosa que solo asiente a lo que su Masutā le "ordeno"-.

    - "Que me pasa ¿Por qué mi reactor se puso tan agitado después de que Masutā me beso?" -pensó Ikaros que lleva su mano libre a su pecho, justo donde está su corazón-.

    El rubio y la pelirosa regresaron al local ganándose la atención de los hombres que veían como la hermosa chica iba tomada de la mano de su mano, varios sintieron celos mientras los demás querían asesinar al chico, hasta la misma Ayame vio eso y sintió muchos celos Ikaros por estar tan cerca de SU Naruto.

    - Siento mucho el retraso Ayame, es que Ikaros no se sentía bien y la lleve afuera para que tomara aire fresco -dijo el rubio inventando una excusa- por cierto, como esta tu padre, hace tiempo que no lo veo.

    - Él se encuentra bien... de seguro que se alegrara al ver... a su mejor cliente de regreso -dijo Ayame con una sonrisa forzada al ver que Naruto e Ikaros seguían agarrados de las manos-.

    Apenas pasaron unos minutos, Ayame regreso junto con su padre Teuchi, el viejo tenía una gran sonrisa al enterarse que su mejor cliente había regresado a la aldea.

    - ¡Narutomuchacho! ¡Qué bueno que estés de regreso! -saludo el viejo cocinero al ver al rubio para luego ver a la chica que estaba a su lado. Una gran sonrisa pervertida se formó en su cara mientras observaba a la pelirosa, especialmente sus grandes pechos-.

    - Ha pasado mucho tiempo, viejo Teuchi. Me alegra que el local haya crecido bastante -saludo Naruto al dueño del local, pero él no decía nada ya que él no dejada de sonreír y que no le quitaba el ojo de encima a los pechos de Ikaros- Ummm... viejo Teuchi ¿se encuentra bien? -pregunto por qué el cocinero comenzó a sangrar por la nariz-.

    - Otou-san -en ese momento Ayame tenía un tic nervioso mientras mantenía sus ojos cerrados, para después ver como el viejo Teuchi estaba en el suelo con un gran golpe en la cabeza, mientras Ayame tenía una sartén doblada en la mano- no quiero corregirte como cuando vinieron mis amigas -sentenció ella con una voz molesta-.

    - ...L-Lo siento.... no volverá.... a pasar... -dijo Teuchi desde el suelo y muy adolorido por el golpe-.

    - Mas te vale que te comportes como es debido, Otou-san... no quiero tener que evidenciar ante los clientes -advirtió Ayame recibiendo un asentimiento departe del hombre, una vez que se calmó, Ayame le dio una sonrisa a Naruto- bueno chicos ¿cuál será su orden? -preguntó Ayame mientras Naruto tenía una gota de sudor muy grande por lo que acababa de ver-

    - Eeeh...quiero un ramen de Miso -pidió el rubio tratando de ignorar lo que acaba de ver- y tu Ikaros, ¿qué vas a pedir?

    - ... -Ikaros tenía el menú en sus manos, se miraba muy concentrada, para después de 2 minutos voltear a ver a Naruto- Masutā... ¿qué debo hacer? -preguntó Ikaros con mucha inocencia, mientras a Naruto le resbalaba una gota de sudor por su nuca y sonreía de forma nerviosa-

    - Oye Naruto-kun ¿cómo te fue en tu entrenamiento? -pregunto con curiosidad la castaña, quien, recargo su rostro con ambas manos y dejaba que el rubio apreciara su escote, logrando ponerlo un poco nervioso-

    - Etto... pues... me fue muy bien... he mejorado bastante -dijo el rubio apenado y que desvió la mirada para no ver el escote de Ayame- "no puedo creer que Ayame haga esas cosas, ella jamás se comportó de esa forma conmigo" -pensó el mientras trataba de ver a la cocinera que sonreía tiernamente-.

    - "Parece ser que Naruto-kun sigue siendo mi pequeño niño inocente... será divertido hacerlo madurar" -pensó Ayame con un poco de pena, al tener ese tipo de pensamientos- oye Naruto-kun ¿cómo conociste a tu amiga? -preguntó Ayame dirigiendo su mirada hacia la pelirosa que parecia un poco distraída-.

    - "¿Por qué Ayame le interesa saber sobre Ikaros-chan?" -pensó Naruto por la pregunta que le hizo la joven cocinera- Pues la verdad, Eros-sennin y yo encontramos a Ikaros-chan lastimada durante el viaje, lamentablemente no recuerda nada de su pasado o de donde viene. Pero desde que nos conocimos ella jamas se separa de mi lado, y a la vez la cuido de Ero-sennin no le haga algo indebido -dijo el rubio tratando de ocultar lo más posible de no mencionar nada del tema de los Angeloid, o de Synapse-.

    - Que pena, debe ser terrible no recordar nada de su pasado -dijo Ayame mirando a Ikaros con tristeza, parecia ser una chica muy dependiente del rubio, pero al final algo llamo la atención de Ayame- Naruto-kun, puedo saber ¿por qué ella te llama Masutā? -preguntó con curiosidad la cocinera-.

    - "¡Rayos! ¿¡Ahora que debo decir!?" -pensó el rubio que sentía presionado por las preguntas de Ayame- bueno.... pues se debe a que....que.... "¡No se me ocurre nada para salvarme de esta!"

    - Mi Masutā es una persona amable y me ha enseñado varias cosas que no sabía, por eso lo llamo Masutā -dijo Ikaros de forma sorpresiva mientras Naruto se sintió aliviado por lo que dijo ella-.

    - "Gracias por la ayuda, Ikaros-chan" -agradecía mentalmente Naruto a la chica que lo salvo- desde ese día que la ayudamos, ella nunca deja de llamarme "Masutā", al principio fue algo molesto, pero es su forma de agradecerme -dijo el mientras acariciaba la cabeza de Ikaros-.

    - Cada vez me haces sentir más orgullosa Naruto-kun, sin duda tienes un gran corazón bondadoso -dijo Ayame llevando sus manos a las mejillas para evitar que el rubio viera su sonrojo- "tal vez esta niña tenga bonita ropa, mejor cuerpo y que llame la atención a todos, pero yo conozco a MI Naruto-kun desde pequeño y no me dejare vencer" -pensó ella con determinación-

    Minutos después Teuchi llego con los pedidos de los chicos, los ojos de Naruto comenzaron a brillar al ver el tazón humeante de su amado ramen, por otro, Ikaros miraba fijamente su pedido.

    - ¡Aquí tienen chicos, buen provecho! -dijo Teuchi que coloco los pedidos frente a los chicos-.

    - ¡Muchas gracias viejo, hace tiempo que extrañaba sus platos! -dijo el rubio hambriento y que tomaba unos palillos para comenzar a devorar- ¡Hmmm! ¡Como extrañaba este sabor! -esas palabras alegro a los cocineros, luego el rubio observo a Ikaros que solo miraba su tazón- Que pasa Ikaros-chan ¿no tienes hambre?

    - Masutā... ¿que... es esto? -preguntó Ikaros mirando el tazón humeante de comida-

    - Se me olvido que tú conoces esto plato -dijo Naruto rascándose detrás de la cabeza por olvidar que la pelirosa viene de otro mundo y que no conocía nada sobre este mundo- este plato se llama ramen, y es uno de los más delicioso que hay, tienes que probarlo -sugirió el a la Angeloid que asiente a la palabras de su Masutā-.

    La pelirosa volvió su vista al bol de ramen, tomo los palillos con delicadeza e intento levantar el alimento, pero este siempre se le resbalaba imposibilitando le el poder ingerir el alimento que con mucha facilidad Naruto comía.

    - Masutā... creo... tengo problemas con la comida -dijo Ikaros volteando a ver a Naruto-.

    - Etto... ¿cómo podemos solucionar esto? -decía Naruto a si mismo mientras pensaba en una solución, de pronto tuvo una idea que le provocó un gran sonrojo en su cara- l-lo mejor es que... yo te alimente -esa respuesta sorprendió a todo los que estaban comiendo en el local- I-Ikaros-chan... dame tus palillos... por favor -pidió el rubio para que la chica se los entregue y que él tome algunos fideos- b-bien.... abre la boca -Ikaros obedeció y abrió la la boca para recibir la comida que le daba su Masutā- ....y que t-te parece.... ¿te g-gusto el ramen?

    Una vez que Ikaros dio el primer bocado, lo saboreo y solo llego a una conclusión, dedicarle una leve sonrisa a su Masutā, el cual se sonrojo al verla sonreír de esa forma tan angelical.

    - Creo que lo tomare como un si -dijo Naruto al ver esa hermosa sonrisa de la Angeloid- "como me gusta esas sonrisas de Ikaros-chan, la hacen más hermosa de lo que es" -pensó el rubio que seguía dándole de comer a la pelirosa-.

    Muchos de los hombre presentes en el local se morían de celos por estar en el lugar de Naruto y de alimentar de esa hermosa chica. Teuchi observaba lo que el chico hacia y solo pudo sonreír.

    - Al parecer Naruto encontró a esa chica especial, esto feliz por el -dijo el viejo cocinero que volteo para hablar con su hija- ¿qué te parece Ayame?.... ¿Ayame?

    Al momento en que el viejo volteo a ver a su hija, casi le dio un ataque al corazón porque Ayame estaba rodeada por un aura maligna mientras dejaba rastros de un arañazo en la pared.

    - Me.... alegro por ello.... ellos hacen una.... linda pareja -mencionó ella con una linda sonrisa forzada, mientras apretaba los dientes y clavaba aún más sus uñas contra el muro-.

    Naruto e Ikaros pasaron un buen rato en el nuevo local de Ichiraku, el rubio les contó a Teuchi y Ayame de las cosas que hizo en sus viajes y lo de los lugares que visito. Mientras tanto, se podía ver a una chica de cabello rosado que corría con una gran alegría en su cara y que se dirigía al local de ramen, esa chica es SakuraHaruno que se enteró de parte de la Hokage que Naruto había regresado. La kunoichi tenía ganas de ver a su compañero de equipo y de saber cómo le había ido en su entrenamiento, pues ella también quería mostrarle sus avances estando bajo la tutela de Tsunade y sobre todo, mostrarle que ya no era esa patética niña que no se podía defender por si misma

    - Hola Naruto, es bueno verte de regre... -en ese momento cuando la chica ingreso al negocio, quedo en shock al ver que su amigo estaba alimentando a una completa desconocida- ¡QUIEN RAYOS ES ELLA! -gritó Sakura señalando a Ikaros, mientras todos quedaban mudos al ver que posiblemente habría una persona herida- "¡Quien ese esa chica y por qué Naruto le está dando de comer.... y sobre.... POR QUE ME MOLESTA TANTO DE QUE ESE BAKA ESTE CON ELLA!" -eran los pensamientos de la kunoichi de cabello rosado que no podía creer lo que veía- "¡PUES NO SE QUIEN SE CREA ESA EXTRAÑA, PERO NO PODEMOS PERMITIR QUE EL BAKA DE NARUTO NOS IGNORE POR ELLA!" -declaro el Inner de Sakura muy enojado-.

    El rubio volteo a ver a Sakura seriamente, y ella se puso algo nerviosa por la forma en que la estaban mirando el rubio y algunos clientes en el local. Ella decidió calmarse por la mala impresión que dio y de paso saludar a su amigo.

    - Ho-hola Na-Naruto... m-me alegra volver a v-verte -saludó Sakura intentando mantener la calma-.

    Naruto volteo a ver a una chica de la misma edad que él, tenía el cabello del mismo color que el de Ikaros pero corto y unos ojos de verdes. Solo la miro por unos segundos para luego decir solamente cuatro palabras.

    - .... ¿Y tú quién eres? -pregunto el rubio que arqueo una de sus cejas dejando a Sakura y a los de Ichiraku completamente en shock. ¿Acaso Naruto no reconocía a su compañera de equipo?

    - No... ¿No me reconoces? -preguntó Sakura en completo shock-.

    - ¿Acaso te conozco? -respondió el rubio dejando a todo el mundo sin palabra para luego seguir alimentando a Ikaros que disfrutaba de su comida-.

    - Jajajajaja ya entendí ya entendí, muy buena broma Naruto -dijo la chica riéndose un poco nerviosa y esperando que se tratara de una broma-.

    - Es en serio, ¿quién eres tú? -respondió el rubio sin tener que mirarla ya que su atención está en Ikaros-.

    - Esta broma está yendo demasiado lejos Naruto, estas comenzando a asustarme -mencionó la chica comenzando a desesperarse-.

    - Naruto ¿acaso no te acuerdas de Sakura? -pregunto el Teuchi preocupado de que el rubio sufriera algún tipo de amnesia-.

    - ¿Y quién es esa tal Sakura? -volvió a preguntar el sin tomar atención a lo que estaba pasando-.

    - Esto no puede ser posible... cómo pudiste olvidarme ¿¡ya no recuerdas quien soy!? ¡Yo soy SakuraHaruno, soy tu amiga y compañera del equipo 7, ambos estamos bajo el mando de KakashiHatake! -menciono desesperada en que eso recordara el rubio, mientras los presentes miraban con atención lo que ocurría-.

    - ¿Sakura.... Haruno? -dijo el rubio que dejo de darle de comer a Ikaros para luego hacer memoria de ese nombre- ....Hmmm... Por alguna razón se me hace familiar ese nombre -al decir eso, Sakura sintió las esperanzas de que su mejor amigo haya recobrado la memoria- ... lo único que se me viene en mente es a una niña de cabello rosado, enorme frente y que siempre estaba de malhumor -de pronto la alegría de Sakura se desvaneció por lo las cosas que dijo el rubio para luego enfadarse-.

    - ¡¡BAKAAAAAAA!! -gritó completamente dolida mientras le lanzaba un poderoso puñetazo al rubio, el cual fue detenido por el que había dejado de alimentar a Ikaros-

    - Ya te recuerdo bien, Sakura. Como siempre, tienes peor temperamento que una mula vieja y terca -decía Naruto serio y a la vez molesto por arruinar su tranquilidad. Por otro lado, Sakura estaba impactada de que su compañero de equipo detuviera uno de sus super golpes como si no fuera nada-.

    - ¿¡Co-co-como!? -dijo Sakura en shock total, ella entreno con la Hokage estos años, y que Naruto bloqueara uno de sus golpes era imposible de hacer-.

    - ¿Acaso creías que iba perder el tiempo en estos tres años que estuve fuera de Konoha? Yo ya no soy el mismo Baka que golpeabas cuando se te de gana -declaro Naruto que apretaba con más fuerza, y de paso lastimaba a Sakura-.

    - Na... Naruto suéltame por favor... me... me lastimas -exclamó la pelirosa con dolor, mientras sentía que sus piernas perdían fuerza-

    - Lo haré, pero más te vale que te calmes, no tengo ganas de lidiar con tus berrinches -ordeno el mientras que Sakura tuvo que aceptar de inmediato para que el rubio suelte la mano de su compañera- y bien ¿qué es lo que vienes a decirme? -pregunto el bastante serio-.

    - Es que... me entere que habías vuelto, pensé que irías a visitarme, pero se hizo tarde y se me ocurrió buscarte -explico Sakura un poco triste por la forma en que el rubio la trataba-.

    - Pues para serte sincero, no se me vino a la mente la idea de ir a verte, y aunque lo recordara, no tendría ganas de verte -declaro Naruto de forma cortante, dejando por tercera vez en el día a Sakura y a los de Ichiraku impactados por la actitud que tenía el-.

    Esas palabras afectaron muy en el fondo a Sakura que no sabía que pensar o cómo actuar, solo tenía una pregunta en su cabeza, ¿por qué Naruto se comportaba de forma ruda con ella? Ni siquiera Sasukefue así de cruel con ella.

    - Y se puede saber a qué vienes, en este momento estoy algo ocupado con Ikaros-chan -decía el rubio de forma cortante, y que volvió a alimentar a la Angeloid-.

    - Yo... Etto... Emm -exclamó extrañamente nerviosa la pelirosa para después darse cuenta de que Naruto no estaba del todo solo- ¿quién la chica que te acompaña? ¿Acaso ella es tu...tu no-novia? -pregunto Sakura mirando fijamente a Ikaros-.

    La pregunta de Sakura causo que el rubio se sonrojara bastante, e Ikaros solo un poco su cabeza al no entender lo que significa ser una "novia".

    - ¡¡¡QUEEEE!!! ¡¡¡POR QUE NO ME DIJISTE QUE IKAROS ES TU NOVIA!!! -estallo la hija de Teuchi que se moría de celos-.

    - ¡¡¡Q-Q-Q-Que tonterías están diciendo!!! ¡¡¡Ikaros-chan no es mi novia, solo somos amigos y nada más!!! -grito Naruto muy rojo para aclarar las cosas, eso causo que Sakura y Ayame suspiren de alivio-.

    - "Gracias Kami, me alegra saber que mi Naruto-kun siga soltero. Eso signifique tengo una oportunidad" -pensó aliviada Ayame mientras suspiraba-.

    - "Es una buena noticia que no pase nada entre ellos" -pensaba Sakura mientras miraba de reojo a la acompañante de Naruto, sin duda poseía una figura divina, una que cualquier mujer o kunoichi mataría por tener- "¡¡por Kami, como demonios logro obtener ese cuerpo!!"

    - Entonces, no pasa nada entre la joven Ikaros y tú, ¿cierto? -fue la pregunta que hizo Teuchi a Naruto, haciendo que Ayame y Sakura lo miren fijamente-.

    - Ya les dije que no, no pasa nada entre Ikaros-chan y yo. Así que les agradecería si dejaran de hacer esas preguntas tontas, yo no sería capaz de aprovecharme de ella -respondió el rubio molesto-.

    - Masutā es muy bueno conmigo -habló Ikaros llamando la atención de las chicas, de Naruto y Teuchi- siempre me cuida de Ero-Sennin-sama cuando me pide que me quite la ropa -dijo la chica mientras el rostro de Naruto se ponía un poco rojo-.

    - ¿¡QUE ESE PERVERTIDO SIN VERGÜENZA QUIERE QUE!? -estallo Sakura con un potente grito mientras sus ojos se volvían blancos de la furia al ver que el viejo pervertido quería aprovecharse de alguien que tiene la finta de ser completamente inocente-.

    - "Nota Mental, ponerle algo de laxante ultra potente a la comida de Jiraiya-sama la próxima vez que venga a comer" -pensaba Ayame con una pequeña sonrisa desquiciada en su rostro-.

    - No es necesario que grites de esa manera, vas a dejar sordos a todo el mundo -dijo Naruto que le dolían sus oídos por el grito de su compañera de equipo- y sobre eso, ese viejo verde intento aprovecharse de Ikaros-chan para usarla en su siguiente libro, por suerte impedí de que ella lo hiciera y de paso le di una paliza para que aprenda -dicho eso, Sakura quedo sorprendida, no podía creer que Naruto sea capaz de defender a esa desconocida de su maestro, y de paso sintió muchos celos por como el la defendió-.

    - OYE NO DEBES DEJARTE CONVENCER POR ESE VIEJO PERVERTIDO, TIENES QUE USAR LA CABEZA -comenzó Sakura a regañar sin razón alguna a la Angeloid que se deprimió por el tono que usaba la pelirosa con ella-

    - ¡No le grites de esa manera a Ikaros-chan, ella no sabía lo que Ero-sennin quería hacer! -Naruto encaro a la pelirosa gritando en su cara, el no soportaba del pervertido de su sensei se aproveche de ella, o que otra persona le grite a Ikaros-.

    - ¡Como puedes defender a alguien como ella! ¡Ni siquiera me creo tu papel de pobre victima! -señalo Sakura molesta y que creía que la amiga de Naruto fingía ser débil-.

    - ¡Primero que nada, ella no tiene la culpa de lo que paso, Ero-sennin solo se aprovechó de que Ikaros-chan no recuerda nada de su pasado! -reclamo el rubio dejando sin palabras a su compañera de equipos que iba a reclamar pero Naruto la interrumpo- ¡CALLATE Y ESCUCHAME! -grito el haciendo que ella guarde silencio- ¡Segundo, no tienes el derecho de juzgar a los demás cuanto se te dé la gana, apenas la conoces y la tratas como basura! -luego el realizo un movimiento rápido para sujetar a su compañera del cuello de su camisa para acercarla lo suficiente para que lo mire directamente a los ojos- ¡Y tercero, no vuelvas a gritarle a Ikaros-chan en mi presencia, porque para la próxima... existe un mundo llamado Tortura, y que yo mismo me encargare de que lo conozcas!

    Dicha amenaza causo un gran efecto en las personas dentro del local. Algunos aldeanos estaban impactados por las palabras de Naruto, Teuchi y Ayame parecían que el gato les comió la lengua porque quedaron callados, y Sakura era la más afectada por como el rubio la amenazo. Luego el rubio la suelta mientras que ella retrocedió unos pasos por el temor que se apodero de ella.

    - Porque... ¿Por qué me tratas de esa manera? ¿Que hice para recibir este tipo de trato? -preguntó ella dolida y retrocedía un poco por el miedo-

    - ¿Quieres que te recuerde cada golpe e insultos que recibía de tu parte en el pasado? Si es así, pues me tomaría la eternidad de contarlos -dijo el rubio que se dirigió al viejo cocinero- señor Teuchi, me llevare unas diez porciones de ramen de miso a mi departamento -pidió el y el cocinero asiente para preparar los pedidos- lo siento Ayame, pero me tengo que retirar, no quiero arruinar la noche a las demás personas por cierta persona -señalo el sin ver a su compañera de equipo, Ayame solo asiente para ir a ayudar a su padre- Ikaros-chan nos vamos, quiero ir a descansar -la Angeloidasiente con la cabeza para levantarse de su puesto-.

    Pasaron diez minutos en que el rubio esperaba lo que pidió, y en ese tiempo no le dijo ni una palabra a Sakura, y ella por miedo a que le volvieran a amenazar se quedó callada para no molestarlo.

    - Aqui tienes Naruto, espero que disfrutes de los platillos -dijo Teuchi que le entrego el resto del pedido al rubio que recibía los paquetes-.

    - Muchas gracias viejo, y lo siento mucho por la forma que actué -se disculpó el mientras el viejo le dijo que no hay problema- bueno, hasta mañana, que descansen -se despidió el mientras que Ikaros hizo una pequeña reverencia para despedirse de los cocineros para luego seguir a su Masutā-.

    - ¡Naruto espera, tengo que decirte que mañana... -Sakura trato de hablarle a su compañero que se retiraba del local pero termino siendo detenida por Ayame-.

    - Creo que ya has hecho suficiente Sakura -sentenció Ayame con un tono molesto-.

    - ¡Pero...Naruto nunca se comportaba de esa forma en el pasado! -dijo la pelirosa que aun no superaba el cambio de Naruto- ¡También se me hace sospechosa esa tal Ikaros, Pienso que se hace la inocente para llevarse la atención de los demás y de llamar a Naruto como Masutā! -finalizo ella que se cruzaba de brazos-.

    - Eres muy cruel con la pobre de Ikaros. Naruto-kun me dijo que perdió la memoria cuando se conocieron, es porque ella se comporte como si no supiera nada y de llamarlo Masutā porque lo respeta por la ayuda que le brinda -respondió la cocinera dejando callada a Sakura-.

    Después del comentario de Ayame, Sakura se retiró del local pidiendo disculpas por su forma de actuar, a medida que avanzaba a su casa se puso a pensar de lo que paso con su compañero de equipo y de sentirse mal. El tenía toda la razón. Ella siempre lo trato como basura y ahora él se lo estaba devolviendo.

    - "Pero que he hecho, con mi actitud Naruto ahora debe odiarme más que nunca y pensara que soy una malagradecida" -pensaba ella para buscar una solución a su problema- "mañana mismo me tengo que disculparme o jamás me volverá a hablar. No quiero perder al único compañero de mi equipo" -luego de eso, comenzó en como idear la disculpa perfecta para que Naruto pueda perdonarla-.

    Con Naruto e Ikaros

    - ...Masutā -dijo la Angeloid para llamar la atención del rubio, desde que dejaron Ichiraku, Naruto no dijo ni una palabra- Masutā... -volvió a llamarlo mientras que el seguía mirando al frente-.

    - .... Que sucede Ikaros-chan -pregunto el mirando fijamente al frente-.

    - Masutā... ¿estas molesto? -preguntó Ikaros con mucha inocencia mientras le dedicaba una mirada de confusión al rubio-

    - ....No lo estoy -respondió el ya que no quería hablar de lo que paso-.

    - Pero... esa chica -mencionó Ikaros dijo Ikaros siendo interrumpida por Naruto-

    - No quiero hablar sobre eso, ¿entendiste? -dijo Naruto de forma cortante, cosa que hizo poner triste a la Angeloid-.

    - Hai... Masutā -respondió un poco triste por la forma en que Naruto le respondió-.

    El regreso al departamento fue muy callado, la Angeloid se mantuvo callada durante el camino pensando que su Masita no le volvería a hablar. Una vez que llegaron al lugar y que Naruto dejara lo que ordeno en su cocina, luego vio a Ikaros que estaba sentada en sala muy triste debido por cómo le hablo y el sentimiento de culpa se apodero de el, ella no tenía culpa de nada ni tampoco debió tratarla así.

    - Ikaros-chan, ¿puedes venir un momento a la cocina? -dijo el rubio llamando a la Angeloid que vino de inmediato-.

    - Que necesita Masutā -preguntó Ikaros sin verle al rostro pues tenía una extraña sensacion que no sabía describir, pero sabía que quizás la regañaría más-

    En vez de recibir otro regaño, Naruto se acercó a Ikaros para abrazarla, algo que no se lo esperaba de parte de su Masutā.

    - Perdóname por tratarte tan mal... es que cuando vi a Sakura.... todo ese rencor que le tuve por tanto tiempo se salio de control..... No quería herirte... -explico Naruto que abrazaba a la pelirosa que se sentía mejor por las palabras de su Masutā-.

    Ikaros se encontraba siendo abrazada por el rubio, mientras la chica lentamente levanto sus brazos y correspondió al gesto del Uzumaki.

    - Hai... Masutā -respondió mientras una pequeña sonrisa casi persuasible aparecía en su rostro-.

    Una vez que la cena termino, tanto Naruto como Ikaros se dirigieron a la habitación para descansar, aunque el único que dormiría seria el rubio porque según Ikaros, los Angeloid no fueron diseñados para dormir. Los dos jóvenes se encontraban dentro de la cama, Naruto se acomodó al lado derecho usando solo un bóxer naranjo con una playera negra mientra que la pelirosa en el izquierdo usaba el mismo traje de siempre y que solo se quitó las botas.

    Cualquier persona común pensaría que en esa situacion, en la que ambos chicos se encontraban juntos podrían hacer varias cosas, pero la razón del por qué dormían así es porque ya se acostumbraron a compartir la cama, y a la vez el rubio protegía a la chica en caso de que Ero-sennin le fuera a hacer algo inapropiado. Naruto se puso a pensar que para mañana le mostrarle la aldea a la Angeloid para que conociera su nuevo hogar, en ese momento volteo a verla y la chica se encontraba mirando al techo, el rubio simplemente sonrió ante la situación y le deseo las buenas noches.

    - Descansa Ikaros-chan -pronunció el rubio dando un pequeño beso en la frente de la chica para después cerrar dispuesto a descansar-.


    Fin del Capitulo...

    Espero que hayan disfrutado esto amigos, hasta entonces no sleeremos despues.
     
    • Me gusta Me gusta x 7
  18. lisandro

    lisandro aprendiendo de la vida lo mas que se pueda

    Registrado:
    27 Mar 2014
    Mensajes:
    220
    Temas:
    2
    Calificaciones:
    +96
    Mmm buen capítulo y parece que a nuestra querida pelo de chicle le irá muy mal ahora que Naruto cambio su personalidad. La verdad me gusta más la idea de que Naruto ya no sea ese tonto que se deje golpear por Sakura eso hará más interesantes las cosas. Bueno me despido y hasta la próxima.
    Pd: MikauMikau cuando continuarás tú otro FF??
     
    • Me gusta Me gusta x 2
  19. ioriathena

    ioriathena ¡PARA LLEGAR AL CIELO HAY QUE CRUZAR EL INFIERNO!

    Registrado:
    21 Jun 2012
    Mensajes:
    192
    Temas:
    15
    Calificaciones:
    +435
    Comparto el mismo sentimiento de los aldeanos... Como lo odio, y a la vez lo envidio...

    Esa Ayame si que da miedo... No me gustaría ser su pretendiente... En fin, buen capítulo. Se espera más de la hermosa pelo rosa...

    Lo repito. Lo odio mucho por su puta suerte. Espero la continuación...
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  20. Ghoul Demente

    Ghoul Demente

    Registrado:
    28 Mar 2015
    Mensajes:
    27
    Temas:
    1
    Calificaciones:
    +13
    Eso......... fue........GENIAL :5252::1010:, me encanto la manera en que naruto puso en su lugar a esa tabla rosa.
    En mi opinion siempre me cayo mal por como siempre trata a naruto y siempre se la pasa como el perrito faldero se sasuke.

    por sierto en el harem me gustaria que pusieras a konan y a karin siempre me an fasinado los fins con esas 2 pero te doy un consejo hay demasiados fins con naruhina y ya arta te recomiendo que la pongas aliandose con sakura y se buelvan unas locas posesivas por naruto y que siempre echen a perder la cosas y en vez de hinata pon a hanabi
    espero y tomes en cuenta mi sugerencia.:TATATA:
     
    • Me gusta Me gusta x 2

Compartir esta página

Cargando...