Historia Misión C ¿Demonio? | Luka Hakugaku

Tema en 'Naruto World' iniciado por Reaper., 7 Ene 2017.

Estado del tema:
Cerrado para nuevas respuestas
  1. Autor
    Reaper.

    Reaper. No sé, me sabe a mierda

    Registrado:
    8 Dic 2015
    Mensajes:
    2,362
    Temas:
    136
    Calificaciones:
    +863
    ¿Demonio? (C)
    Descripción de la misión: Luka Hakugaku huyó de Jingokugakure no Sato a temprana edad debido a que su familia lo clasificaba como un hereje, aunque por mucho fuera el único heredero y sucesor del líder actual del clan. Y por más que quisiera ocultarlo, realmente el dolor es algo que yace en él desde tiempos de antaño; la discriminación por su control sobre la Angelología es la causa principal por la cual sigue siendo mal visto ante los ojos de sus familiares.

    Dylan Hakugaku, el padre de Luka, ha decidido que es hora de solucionar la "falla" que es su hijo, por lo cual ha enviado a dos genin conocedores de magia demoníaca a encargarse de "arreglar" a su descendiente.

    Objetivo (villanos):
    -"Arreglar" a Luka Hakugaku (explicación en el apartado de datos extra).

    Objetivos (Luka):
    -Escapar de los criminales.
    - (Opcional) Enfrentar a los criminales y averiguar quiénes son.

    Datos Extra:
    -"Arreglar" significa emplear un método prohibido de magia demonóloga para lavar el cerebro de la persona en cuestión. Normalmente el método es utilizado por los miembros del clan Hakugaku para desinformar a los Divergentes que han estudiado la Angelología u otras magias que no sean la Demonología; es decir, este método se utiliza para hacerlos enfocarse en lo que es "correcto". Sin embargo, el detalle está en que el "arreglar" a un miembro Hakugaku puede significar su muerte.
    -Luka está de regreso de una misión, sus reservas están completas al igual que sus energías, pero corre el riesgo de ser atrapado y no sabe la identidad de los criminales.
    -Estos criminales no son miembros del clan Hakugaku.

    Algo que le encantaba del País de la Lluvia era la principal razón por la que recibía su nombre: constantemente llovía, y en consecuencia, los días eran fríos y húmedos, refrescantes a más no poder. Y aunque a veces, muy pocas veces en realidad, extrañara la calidez de su primer hogar, no disfrutaba recordar el dolor por el cual optó irse en primer lugar. Disfrutaba los paseos a la luz de la luna, amaba sentir el agua recorriendo todo su rostro cuando optaba por dejar su cámara digital en casa queriendo empaparse; le encantaba residir en esa villa porque había encontrado un hogar en el cual no lo discriminaron por sus habilidades para la invocación de demonios y ángeles.

    La vegetación de la Lluvia era algo que también disfrutaba por montón, recorría los verdosos y oscuros campos llenos de vida y agua con total tranquilidad, solo siendo perturbado por algunos ruidos y sombras de animales que lo acechaban de vez en cuando; cuando se detenía a mirar las ramas de los árboles que le rodeaban se despreocupaba, tan solo eran unas pocas ardillas que se sentían curiosas por su tranquilidad ante la llovizna.

    Quisiera que todos los días fueran así de relajantes y emocionantes —recordó, entonces, cómo gracias a sus habilidades pudo manipular la mente de un hombre que violaba despiadadamente a varias mujeres a diario; rompió por completo la voluntad de aquel sujeto debido a que era en su totalidad inestable, pero debía admitirlo: le fascinó hacerlo—. Pero —lo recordó quedándose en silencio mientras caminaba: al ver a los ojos al criminal que había detenido, éste gritó que era un monstruo, un demonio, alguien que había surgido desde el mismísimo infierno para castigarlo; ¿podía ser exagerado lo que estuviera diciendo acerca de él? Sí, en definitiva—… ¿Un demonio? —Llegaron a su mente las palabras de su padre cuando apenas era un infante:

    Los miembros del Clan Hakugaku nos debemos convertir en el Demonio de nuestros enemigos; no nos caracterizamos por ser buenas personas”.

    Y él no se clasificaba como una buena persona, realmente… Sí, era increíblemente amigable y confiaba abierta y ciegamente en cada uno de los seres que se cruzaban por su camino, pero eso no quería decir que fuera un chico en su totalidad santo. Su lado más sádico salía a la vista cuando entraba en combate con algún enemigo, cuando decidía hacer de las suyas y romper cualquier atisbo de voluntad que pudiera presentarse en la mente de sus adversarios; le encantaba hacer sentir débiles a los que osaban levantar una mano en su contra.

    Yo soy… ¿Un demonio?

    En ese momento, el sombrío personaje detectó la sombra de objeto acercándose a gran velocidad hacia su posición. A duras penas logró esquivar el arma arrojadiza lanzada en su contra, la cual se clavó en el tronco de un árbol que se encontraba a unos pasos de él: un kunai. La extensa sombra bajo sus pies se movió a su alrededor, como si estuviera alterada por algo; enfocó toda su atención en su radar oscuro y notó la presencia de dos personas por medio de la identificación de sus sombras. Volvió su mirada hacia diestra y siniestra, preparándose para el combate, pero la oscuridad que tenía bajo sus pies no dejaba de molestarlo; decidió moverla hacia un punto lejano, exactamente a diez metros de su posición original, por si acaso las cosas se salían de control.

    ¿Quiénes son…? —Una segunda arma fue arrojada en su contra, esta vez clavándose en su brazo diestro—. ¡Maldición! —Entonces, por su radar pudo detectar que sus atacantes estaban posados sobre unas ramas de árboles a su diestra y siniestra, mas no pudo verlos porque se ocultaron entre las hojas de los mismos.
    Luka Hakugaku —la voz golpeó los troncos de los árboles, y a su vez, los oídos del aludido; se mareó un poco al principio, pero solo bastó que agitara su cabeza para comprender que esa amplificación sonora no era más que una ilusión—, estás faltando a tu deber como sucesor del clan Hakugaku.

    ¿Son miembros de mi clan?, ese pensamiento lo hizo ponerse todavía más alerta, sacando el kunai que se había clavado en su brazo; la herida no era demasiado profunda, pero definitivamente necesitaba tratamiento médico. ¿Cómo es que…?, no le dio tiempo de formular su incógnita: las hojas se movieron rápida y repetitivamente, obligándolo a mirar de derecha a izquierda, enfocando su atención claramente en el cielo, más específicamente en las copas de los árboles.

    Pronto, un sujeto alto, de musculatura marcada y de cabello negro cayó a su lado derecho, acompañado de lo que parecía ser un demonio. En la parte siniestra, una mujer de clara contextura atlética, pelirroja y de tez nívea pisó tierra; a diferencia del varón, ella no venía acompañada de un ente demoníaco.

    ¿Quiénes son…? —Tuvo que moverse antes de ser agarrado por los tres, agachándose y luego dando una voltereta hacia el frente; la gimnasia estaba sirviendo de mucho en ese instante—. ¡¿Qué carajo quieren?!
    Debes ser arreglado —aquello hizo que los ojos de Luka se abrieran de par en par, ¡¿”arreglado”?!—. No podemos permitir que un miembro tan importante como tú tenga contacto con los ángeles, y por lo tanto, sea considerado un hereje.
    ¡¿Están locos?! —Preguntó dando varios pasos hacia atrás, asustado; nunca había temido tanto por su vida antes—. ¡Ese proceso está prohibido! Las consecuencias de la realización de un conjuro de tan alto, ¡en especial si es ejercido por un par de genin inútiles como ustedes! Son desfavorables, ¡devastadoras! Pueden... ¡Podrían hacer que mi vida acabara!

    Y sin dudarlo por un segundo más, Luka activó su teletransportación sombría: un círculo negruzco apareció debajo de él, absorbiéndolo en cuestión de segundos. Y cuando emergió en donde había sido posicionada su sombra antiguamente, notó gracias a su radar que sus persecutores empezaron a movilizarse; ¿cómo era posible que unos miembros de su propio clan optaran por tomar medidas drásticas con él? ¿Acaso habían decidido actuar sin el permiso de su padre, o su progenitor tenía algo que ver con eso? Fuera lo que fuera, no podía dejarse atrapar. Su vida peligraba.

    Tenía que huir, ¡y rápido!



    Milo-samaMilo-sama pase.
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  2. Lionel

    Lionel At time, somethings never changes Moderador

    Registrado:
    8 Oct 2015
    Mensajes:
    3,055
    Temas:
    196
    Calificaciones:
    +4,125
    Shulman.Shulman. Hoy es sábado, deja descansar a Milo un rato.
     
  3. Autor
    Reaper.

    Reaper. No sé, me sabe a mierda

    Registrado:
    8 Dic 2015
    Mensajes:
    2,362
    Temas:
    136
    Calificaciones:
    +863
    Temor. Miedo. Desesperación. Tres cosas que estaba comenzando a conocer más de cerca en pocos minutos; ¿cuánto tiempo había pasado desde que había comenzado la carrera? No lo sabía con exactitud, pero entendía a la perfección que esos dos no se detendrían hasta tenerlo entre sus brazos, atrapado e inconsciente y listo para comenzar con el ritual; si no llegaba a tiempo a los Bosques Heiwa, todo acabaría.

    Giró su cabeza hacia la derecha, dirigiendo su mirada hacia arriba, gracias a su detección sombría ahora sabía que uno de sus persecutores estaba más cerca de él de lo que pensaba (porque sí, sumido en sus propios pensamientos de preocupación, dejó de prestarle atención a su radar). Movió la sombra bajo sus pies exactamente a quince metros a su derecha, ubicándola cerca de un cuerpo de agua medianamente grande; un lago. Y mientras corría, recitó una cantidad de palabras en un lenguaje poco conocido en Modan; sus ojos se tornaron rojizos por un momento muy corto, y apuntando con su dedo índice hacia un árbol a unos diez metros de él, hizo aparecer una cantidad inmensa de llamas de color azul eléctrico.

    La fémina que lo perseguía, quien saltaba de rama en rama a gran velocidad persiguiendo al invocador, se abalanzó finalmente en contra del castaño y lo atrapó en sus brazos, cayendo al suelo junto a él y rodando horizontal e indefinidamente. La espalda del menor se estrelló contra el pie de un árbol cercano a las llamas eléctricas que brillaban y destellaban con gran intensidad, advirtiendo el advenimiento de un ser catastrófico y burlón.

    ¿Ha invocado su demonio? —Preguntó el varón del dúo, impresionado ante las llamas—. Es imposible, ¿no invocaba ángeles? —Eso provocó que Luka sospechara.
    No sé qué sea eso, pero es mejor alejarnos cuanto antes —la fémina fue la primera en levantarse, tomándolo del cabello para obligarlo a levantarse; la fuerza de la mujer era demasiada, a decir verdad. La pelirroja llevó el brazo diestro de Haku a su propia espalda presionándolo, ocasionándole dolor; por si fuera poco, apretó la herida de kunai.
    ¡¡Ahh, maldita, suéltame!! —Gritó al aire, cerrando los ojos; ¡estaba ocasionándole mucho dolor! ¡Podría romper el brazo si seguía así!—. ¡¡Aiden, ven ya!!

    Finalmente las llamas comenzaron a adquirir forma, materializando la figura de un chico de aspecto físico envidiable, quien portaba una sonrisa muy divertida en ese instante. El varón de los persecutores se posicionó delante de la fémina para defenderla, pero el ente demoníaco delante de él no se inmutó; Aiden, el Maestro de las Llamas, comenzó a reír casi desquiciadamente. Sin embargo, toda burla que pudiera decir fue interrumpida por sí mismo cuando vio a Luka metido en un aprieto.

    Quisiera que gritaras mi nombre de esa manera cuando estuvieras acostado en una cama y no en situaciones como esta —comentó descarado, preparándose para atacar—. ¿Es mucho pedir eso, Ōji?
    Es su demonio —explicó la fémina—. ¡Acaba con él, no tenemos tiempo!

    En cuanto el varón se movió de su sitio para atacar a Aiden, Luka comenzó a forcejear; el Maestro de las Llamas sonrió un poco más.

    Esto se va a poner divertido —rió antes de dirigirse al encuentro.

    Algo que hizo que Luka dudara aún más de que sus dos persecutores fueran miembros del clan Hakugaku fue, principalmente, que el varón que luchaba contra Aiden no envolvió sus puños ni brazos con sombras para hacerse más fuerte y aumentar el daño de sus golpes. En cambio, los ojos del sujeto se volvieron completamente negros, sus uñas crecieron de sobremanera llegando a asemejarse a unas garras y en sus mejillas aparecieron un par de marcas negras que lo hacían ver como un zorro.

    No deseamos hacerle real daño a las invocaciones de los Hakugaku —¿”real daño”? A un demonio no se le podía hacer daño, ¿o sí? ¿De qué mierda se trataba eso?—. A fin de cuenta, los demonios invocados reflejan los lados más oscuros de un miembro del clan.
    ¿De qué estás hablando?, ¿qué es eso de que podrías hacerle “real daño”? ¡Los demonios invocados tienen un límite! —Preguntó y explicó Luka, forcejeando—. ¡¡Es imposible que puedas hacerle más daño del que soportan!! ¡Solo podrías desaparecerlo y lo volvería a invocar en cualquier momento!
    Eso es cierto —contestó el varón al tiempo que esquivaba una patada de Aiden, preparando sus garras para arañarlo. El Maestro de las Llamas retrocedió por una orden visual del invocador—, pero puedo reducir su límite de existencia en el plano terrenal; puedo reducir y limitar las veces que lo invoques.

    Eso provocó que el demonólogo abriera los ojos de par en par, ¡¿qué?! ¡¿Cómo era posible eso?! ¡No, no, no! No podían limitar las veces que pudiera invocar a Aiden, ¡era su mejor amigo! ¿Por qué? ¿A qué se debía toda esa persecución? ¿Quiénes eran esos hijos de puta? Ahora podía decir abiertamente que sus perseguidores no eran parte del clan Hakugaku, pero, ¿cómo sabían de su existencia? ¿Por qué estaban informados de su situación, de que podía invocar ángeles, de que supuestamente era un hereje...? Eso... eso solo podía significar una cosa…

    A ustedes los envió mi padre… ¿No es así?

    #Revelaciones
    Milo-samaMilo-sama Lionel™Lionel™ MadaraMadara pase
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  4. Madara

    Madara Porn is good.

    Registrado:
    16 Dic 2011
    Mensajes:
    1,049
    Temas:
    50
    Calificaciones:
    +594
  5. Autor
    Reaper.

    Reaper. No sé, me sabe a mierda

    Registrado:
    8 Dic 2015
    Mensajes:
    2,362
    Temas:
    136
    Calificaciones:
    +863
    Aiden enarcó una ceja por la curiosidad, ¿el padre del chico realmente había enviado a esas personas para asesinarlo? Bueno, ¡en realidad no sabía por qué había enviado a esos pendejos ese sujeto! Necesitaba ayudar a su invocador tan pronto como le fuese posible, pero antes le daría la oportunidad al chico de terminar de interrogar a los desconocidos.

    ¡¡Contéstenme!! —Exigió—. ¡¿Los envió él o no?!
    Sí, Luka Hakugaku —contestó la fémina acercando sus labios peligrosamente al oído del menor; susurró:—. Tu padre nos envió.


    Aquello hizo detonar al varón por completo. Hizo su cabeza hacia adelante, para luego impulsarse hacia atrás con la poca fuerza que tenía y estrellar su nuca contra la frente de la mujer; el breve aturdimiento fue suficiente para que Luka se liberase del agarre. Sin embargo, ¡por supuesto! Haku también se vio afectado por el golpe y terminó cayendo de rodillas al suelo a unos pocos pasos de la mujer. Aiden sonrió ante esa oportunidad, brindándole un apoyo a su valioso invocador con uno de sus conjuros mágicos: posó sus manos en el suelo al tiempo que murmuraba el nombre del hechizo, calentando el suelo bajo los pies de la fémina.

    ¡¿Cómo puedes dejar que este niño te ataque así?! —El varón había obligado a Luka a ponerse de pie, zarandeándolo; la mujer todavía estaba mareada, sin moverse de su sitio—. ¡Tenemos que terminar con el trabajo y tú andas de boca suelta…!

    Los ojos del extraño se abrieron de par en par al notar cómo unas llamas de color azul eléctrico surgían del suelo, debajo de los pies de su compañera, quemando las piernas de la fémina y parte de su torso y rostro. La mujer gritaba estruendosamente, con una tonalidad aguda que obligó al genin de Arashi y a su invocación a cubrirse los oídos para evitar que se les dañaran; el otro mago estaba al tanto de que ese era un conjuro que su compañera podía utilizar para causar dolor a sus adversarios, mas no a sus compañeros, por lo cual no le afectó en lo absoluto.

    El hombre no pudo evitar dejarse llevar por un momento por sus instintos y clavó lentamente sus filosas uñas en el brazo diestro del genin, rompiendo un poco las mangas de su chaqueta negra; quería causarle dolor así como su invocador le había hecho daño a su amiga, a quien había arriesgado su vida por el bien del clan del menor. Luka gritó con fuerza a medida que traspasaban su piel con esas extrañas garras, ¡maldición! Y no podía dejar de cubrir sus oídos porque la desgraciada frente a él seguía gritando.

    Oye —la voz de Aiden, aunque se escuchara un poco baja debido al cubrimiento de sus oídos, lo sorprendió; el atacante de Luka volvió su mirada hacia atrás por un momento—, deberías meterte con alguien de tu tamaño, con tu fuerza… Alguien como yo —entonces, el demonio le propinó un puñetazo en el rostro al criminal no-achicharrado; también, se encargó de sacar las garras del sujeto que estaba dañando a su príncipe con un movimiento un tanto brusco. Empujó luego al sujeto para acercarse a Haku—. ¿Estás bien, Lu?
    —suspiró, aunque la verdad era que estaba a comenzando a sudar frío; la herida de kunai que todavía no cicatrizaba y las recientes… ¿Apuñaladas? No sabía cómo llamar al daño que le había hecho ese sujeto en el brazo al clavar sus uñas ahí; esas dos heridas no estaba jugando carritos con él, ¡necesitaba terminar con eso rápido!
    Ustedes dos —gruñó con furia al reincorporarse, queriendo abalanzarse en contra de Luka; Haku comenzó a realizar una serie de sellos de manos y envió un pulso de chakra en contra del de apariencia bestial. Al instante, el sujeto notó que el ambiente se oscureció con rapidez y una tormenta empezó a azotar su alrededor—. ¡¿Qué…?! ¡¿Qué esto?!


    Afuera de la ilusión, Luka se mantenía estático enfocándose en mantener metido en aquella ilusión a su rival; estaba furioso, enojado, frustrado, dolido, ¡joder! Su mente y su cuerpo eran un conjunto de emociones que no sabía cómo podía soportar. Quería ir en ese preciso instante a hacerle frente a su padre, ¡¿cómo podía haber enviado a ese par de inútiles en su contra?! Encima que subestimaba su nivel, también, ¡había puesto en peligro su vida al ordenarles “arreglarlo”!

    No sé por qué los Hakugaku están tan molestos conmigo por mi poca comunicación con los ángeles, siendo que son seres tan hermosos —en ese instante, el enemigo de Luka cayó al suelo y la transformación desapareció; toda característica bestial que hubiese podido adquirir se esfumó—. Sin embargo, no permitiré que nadie intente arreglarme; quien ose hacerlo —entonces, sus ojos adquirieron una coloración rojiza muy intensa—, conocerá el verdadero demonio que llevo dentro.

    Gritos desgarradores se escucharon por todo el bosque durante exactamente dos minutos. Los animales que por allí paseaban se limitaron a alejarse de la ubicación debido a esos extraños y potentes aullidos de dolor; cada una de las frases de súplicas era acompañada con un único pronombre propio que solo los conocedores de la existencia del clan Hakugaku (o bien, hombres de mente vulnerable) podían emplear con estos, pues, realmente podían a llegar a convertirse en eso.

    ¿Qué?, ¿quieren saber cuál era? Creo que ya deben de estárselo imaginando…

    Demonio.


    Finalizado~​
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  6. Lionel

    Lionel At time, somethings never changes Moderador

    Registrado:
    8 Oct 2015
    Mensajes:
    3,055
    Temas:
    196
    Calificaciones:
    +4,125

    Es hora de corregir tu misión Shuly. A ver, que tenemos que decirte… Leí todo el mismo día así que no fue mucho lo que me tarde. Como comentario general considero que a pesar de tener una buena introducción pasaste a tener una escena algo brusca, digo, toda la misión se basó en un bosque y de allí más nada. Quizás, interactuando más con el ambiente, jugando con un poco con la personalidad de tu personaje se pudiera haber llegado a una lectura más agradable, ojo, no digo que no cumpliste con que personaje desarrollara su historia, que por cierto me fascinó, sino más bien que pudiste variar.



    Interpretación
    Paremos un momento aquí. En tu segundo post iniciaste, y cito, “Temor. Miedo. Desesperación.” Lo que me lleva a preguntarme, ¿Luka, en ningún momento, pensó en huir? Digo, es una persona que le perseguían dos rivales desconocidos… Enfrentarlos de una, no sería lógico. Aquí va algo con respecto a lo que mencioné arriba, pudiste variar y jugar un poco al tratar de huir y luego enfrentarlo le daría más suspenso. Otra cosa, tu ficha está muy bien definida pero aun así, no encontré en ningún parte una palabra que describiera como se sentiría Luka, en cuando tuviese miedo. Deberías tomar ese hecho en cuenta, pues… es necesario. Pudiera definirse como, ¿tiene miedo? ¿Lo muestra? ¿Es de las personas que lo disimula? ¿Cómo reaccionaría en situaciones así? Por otra parte, Luka nunca hizo ningún comentario en particular para hacer sonrojar ni siquiera a la señorita (creo no haber visto ninguno). Aideen fue la excepción pues si se notó eso. Also, se te olvidó la lluvia, ¿cómo afectó la batalla? ¿El campo no fue difícil de manejar? Esto hay que tenerlo también en cuenta, recordemos que la batalla fue en Ame no Kuni.


    6/10

    Trama
    Abarcó exitosamente la trama personal de tu personaje, pero se sintió que hubo algunos huecos argumentales. ¿A qué me refiero? Solo fue una batalla que iba dirigida a buscar que querían aquellos sujetos y, aunque me fue grato leerla (no del todo, ese color que usaste, me dio dolor de cabeza) se pudo indagar un poco más sobre los objetivos de sus personajes ve que ni siquiera se mencionan sus nombres o se exploré algo más de ellos siendo que son parte de tu historia. Fue corto y centrado en ti, con lo cual no hay tanto rollo.


    8/10

    Verosimilitud
    Aquí, si debo jalarte la orejas Poro. ¿Cómo tu personaje no le afectó tanto la batalla que tuvo contra el de la apariencia bestial, si, incluso, te atravesó con esas garras? Acaso, ¿no afectó tu concentración al realizar el Genjutsu? Otra cosa, el terreno de juego, ¿no se les dificultó el suelo húmedo en ningún momento? Recuerda que llueve y cualquier Jutsu de Raiton es peligroso, ¿y si hubiera algo más que chispitas? Algo más, eran dos y un ente contra 1 y su ente. Se me hace raro que siendo que los enviaron contra ti, por lo menos debieron haber resulto que estaban en un Genjutsu. Si eran genins, podría haberse dado cuenta y anularlo. Recuerda que un genin puede anular genjutsu rango C si se da cuenta… fueron los detalles que noté que me llamaron la atención.


    6/10


    Pero a pesar de todo, excelente trabajo. Luka es todo un enigma que espero desarrolles adecuadamente, pues, tiene potencial.

    20/30 así que Luka recibe 167 Ryos 3Prs
    Akenuri
    y Arashi reciben 125 Ryos y la aldea, 0,5PP

    Pagas asignadas
    Frank UnderwoodFrank Underwood puedes cerrar.​
     
Estado del tema:
Cerrado para nuevas respuestas

Compartir esta página

Cargando...