Conjunta Misión C Cuentas por cobrar -- Raku&Kumo.

Tema en 'Naruto World' iniciado por Dee., 9 Jun 2018.

  1. Autor
    Dee.

    Dee. You've forgotten about us.

    Registrado:
    8 Mar 2010
    Mensajes:
    1,115
    Temas:
    26
    Calificaciones:
    +356
    Cuentas por cobrar (C) [Conjunta]

    Hacía un par de meses, casi un año, que una persona dejó de residir en Rakugakure buscando librarse de una supuesta deuda con el Tenno, nada del otro mundo en realidad. Sin embargo, lo que le ha molestado al gobierno ha sido el truco sucio y barato que usara esta persona para que le fuera anulado el pago pendiente y no fue más que el de 'mentir' sobre tener un familiar muy importante grave por culpa de una enfermedad incurable, esto en Kumogakure. Le dejaron salir del Trueno para hacerse cargo de ese pariente con la salvedad de que volvería, bueno, el Tenno no es ingenuo y en todo momento se mantuvo espiando a este sujeto hasta que un día se le perdió de vista a quien estuviera designado a perseguirle. Por estar en una villa donde no podrían actuar a placer, este ninja regresó a Raku con la mala noticia y por su incompetencia, decidieron asignar la misión a otro shonobi.

    Objetivos de Jhon:
    -Llegar a Kumogakure y solicitar la ayuda de algún ninja que le pueda servir de guía.
    -Encontrar y atrapar al supuesto deudor para llevarlo a Raku.

    Objetivos de Issei:
    -Servir a Jhon como guía y estar pendiente se sus movimientos con discresión.
    -Ayudar a atrapar al sujeto que ha faltado a la ley, a saber por qué se escondió en la Nube o si ha hecho algo que la perjudique.

    Notas:
    -John deberá encontrarse con Issei en la entrada de la montaña que lleva a Kumo porque entrar allí y encontrar el camino correcto, no es sencillo.
    -Esta persona puede cambiar su apariencia con facilidad, no es por algún kekkei genkai, simplemente es como si fuese un actor o actriz.
    -Es equivalente a un chuunin aunque no sea ninja. Y su especialidad son las ilusiones.

    Issei cambio de postura al apoyar su peso en el otro pie, permanecía con sus brazos cruzados y apoyada sobre el marco que divide la sala y pasillo a los cuartos, su rostro no estaba sereno ni relajado, todo lo contrario; en el momento que escuchó la palabra `guía` `movimientos con discreción` no le gustó para nada aquella misión, mucho menos tener que realizarla con alguien que desconocía y aparte de otra aldea, no se le daba bien socializar con las personas.

    Raku ¿Qué? — Habló acercándose a su tío para poder ser ella quien leyera el pergamino.
    Rakugakure Issei —respondió el mayor entregándole el papel a Yuki.
    No recuerdo esa aldea ¿De verdad existe? Que nombre tan raro.

    Ginyo se tapó el rostro con su mano libre, qué le costaba a esa pequeña `niña` recordar los nombres de las otras aldeas, ojala y no vaya decir ese tipo de comentarios delante de la persona con la que compartiría la misión. Que vergüenza.

    No te quejes, el rango de la misión está bien, espera que te asignen las de rango B o si llegas a tal honor A o S. —Habló con nostalgia el de mayor edad, quizá recordando épocas de su juventud a lo que Iz no dejó pasar desapercibido aquel comentario. Lo miró de re-filón con sus celestes ojos mientras enrollaba el papiro.
    ¿Tú qué sabes de misiones de alto rango, Ginyo? — Le preguntó, ya que él nunca le ha mencionaba cosas de su pasado, cosas de mucho antes que ella naciera. —Creo que iré ya, la persona de Rakukaku ya debe de estar por llegar.
    Rakugakure, Iz, recuerda bien el nombre, no vaya ser que-
    Ya lo sé viejo, ¿Acaso aún no sabes cuando quiero tomarte del pelo? —Finalizó agarrando un trozo de queso de tofu que su tío troceaba y lo dirigió a su pequeña boca. El mayor tan solo dibujó una pequeña sonrisa sin mirarla y mucho menos despedirla; nunca lo hacía.

    La muchacha cerró la puerta tras de sí y estiró sus brazos mientras dejaba escapar un fuerte bostezo, tenía que despegar de su cuerpo la pereza y aburrimiento que tenía acumulada de esos últimos días sin misión. Lamentó vivir tan lejos de la entrada/salida a la montaña, así que flexionó sus piernas para empezar a dar los saltos requeridos para atravesar la villa de puente en puente colgante. Y mientras más se aproximaba a su punto de llegada, se preguntó en cómo identificaría al ninja enviado por Raku.

    ¿Cómo más? Por la bandana de su aldea bhaaa — dijo encontrándole la lógica a su propia pregunta. —¿Pero cómo era el símbolo de esa villa? Bueno de algún modo tendremos que encontrarnos.


    Listo!!
    Dejo las fichas.

    M4xM4x http://fdzeta.com/temas/compendio-de-fichas.67377/page-4#post-2280393
    SawakoSawako http://fdzeta.com/temas/compendio-de-fichas.67377/page-11#post-3035326
     
    • Me gusta Me gusta x 1
    Última edición: 25 Jun 2018
  2. M4x

    M4x

    Registrado:
    21 Ago 2009
    Mensajes:
    854
    Temas:
    27
    Calificaciones:
    +102
    Había recorrido sin prisa el camino que lo llevaba a la frontera conocida de la aldea oculta de la nube, quería agudizar sus sentidos a un ambiente mucho más calmo del que tenía allá en su lugar natal. Rakugakure era una Urbe después de todo, el constante tráfico, los letreros lumínicos con sus ostentosas propagandas y sin olvidar de los constantes rayos que las torres atraía diariamente, a un promedio de 120 rayos al día. El suave silbido del viento al rozar por aquellas mesetas le servía para aclimatarse a la región más elevada del continente de Modan.

    Según lo descrito en la misión la aldea de Kumo le serviría de una guía, con quien tendría que trabajar para completar la misión o mejor dicho; los objetivos en común. Por órdenes del Tenmo debía completar con requerimientos que concernía solamente a Raku y le estaba prohibido compartir con su compañera detalles del mismo. John entendía que aquello refería a interrogación, específicamente del estilo “dime todo lo que quiero saber antes de que te rompa el cuello”. Sería problemático llevar a cabo esa parte sin levantar sospechas, pero la misión lo requería aunque debía reconocer que no sería de su gusto realizarlo.

    A decir verdad el detalle de que debía ir en busca de un “deudor” le hizo levantar la ceja. ¿Qué podría necesitar la Aldea más avanzada tecnológicamente de “UNA” sola persona?

    No era ningún tonto, John entendía que había que solo dinero. Probablemente habría información muy valiosa que perjudicaría al Tenmo o alguien de la cadena de mando más próxima ¿Por esto mismo le fue encomendado requerimientos extras? Posiblemente así sea. No era ningún secreto que su Aldea mantenía su asuntos de lo más clasificado que se podía.

    Su mente analizaba las posibilidades enmarañadas en tal asunto a medida que se acercaba a un punto específico indicado en el mapa en sus manos. Al borde de un puente colgante sin señalización pero que su camino estaba perfectamente preservado, detalle que le resultó curioso por el hecho de que aquella zona debía de estar deshabitada hace muchas décadas.

    El Oso inquirió el mapa para corroborar el lugar, no hubo equivocación. Debía esperar a la llegada de su guía, quien fuera él o ella.

    -
    Ojala haya enviado a nadie curioso, sino será más difícil mi trabajo.

    SawakoSawako
     
    Última edición: 24 Jun 2018
  3. Autor
    Dee.

    Dee. You've forgotten about us.

    Registrado:
    8 Mar 2010
    Mensajes:
    1,115
    Temas:
    26
    Calificaciones:
    +356

    Kazuki salió de la montaña con los ojos achicados, la luz repentina le dejó ciega unos instantes por lo que instintivamente llevó su mano sobre sus cejas para aplacar la luminosidad de la mañana. No sabía si llegaba a tiempo o ya la estarían esperando, por lo que, una vez su celestes ojos lograron enfocar con claridad el panorama logró divisar la silueta de alguien; estaba recostado sobre las barandas del puente. Se preguntó si era él quien compartiría misión con ella, se encogió de hombros y se dispuso a acercarse al grandote.

    El shinobi aguardaba con sus brazos cruzados y ojos cerrados, como si estuviera disfrutando de la tranquilidad y silencio que regalaba el sitio. Iz corraspeó un poco su garganta con el fin de llamar su atención, a lo que el mayor abrió sus ojos, los cuales bajaron de inmediato en busca de la persona, encontrándose con una muchachita menuda, de cabello blanco y ojos azul cielo, su rostro era totalmente neutro, sin embargo, le encontró algo de gracia al darse cuenta que la chica tenía que alzar un poco su mentón para poder verle a la cara.

    -¿Eres el enviado de Rakuk... Rakugakure? - Indagó Issei llevando una de sus manos a sus caderas mientras apoyaba su peso en una de sus piernas. Por poco y hacia la broma con el nombre de la aldea.
    -Ese mismo. - Afirmó Okuma indicando el símbolo de su aldea que llevaba en su chaqueta. La chica hielo asintió y estiró su mano para presentarse.
    -Kazuki Issei, seré quien te acompañe en la misión.
    -Kumi John.
    -Bien, esto, ¿Te dieron alguna descripción o posible pista de cómo encontrar a la persona en cuestión? -Preguntó directa, fue de una al grano.
    -No, todo lo que sé, creo también tu lo sabes. -Afirmó para disgusto de la menor.

    La frígida asintió, asimilando que deberían investigar desde cero, lo que le fastidió un poco. Esa misión no sería igual a las que estuvo realizando últimamente, ni parecida. John se levantó, dándole a entender a la de baja estatura que iniciaran la misión de una vez, Iz volvió asentir mientras se reunió con el de Raku que ya había empezado a caminar a la entrada de la magestuosa montaña, una de las principales entradas a la aldea.

    Primero tendrían que atravesar los tantos pasajes que llevaría al puesto de control donde tendría que presentarse el extranjero para... ¡Claro, eso era! Por ahí podrían empezar a buscar.

    -¡Ya sé por donde iniciar la búsqueda! -Dijo de repente Yuki casi en un grito, alertando por un instante al taijutsuka. -Se dice que la persona llegó a la aldea hace...
    -Un año aproximadamente -dijo el varón exactamente para recordar el dato que se le escapaba a ella.
    -Eso, esperemos que colaboren con el dato. -Afirmó la raiton sin dar mucho detalle a su idea.

    Los ninjas ya se acercaron al punto de control después de dar un par de vuelta por los pasillos, y no precisamente por distraer el camino al de Raku, sino porque había olvidado por un instante por donde ir.

    Una vez llegaron, el proveniente de la Tormenta dio los datos necesarios al ninja encargado de controlar el tráfico de aquellos que entraban y salían de la villa, a lo que una vez terminó fijó sus orbes sobre la de baja estatura, la cual le dijo que le diera un momento para que fuera ella quien hablara, pues al ser de la villa quizá y le ayudaba con lo que necesitaban saber. Doton asintió, se giró y caminó un poco para poder apreciar la aldea desde donde estaba.

    -Hola - Saludó la pequeña al shinobi que ojeaba el registro recién lleno -. Esto, quería preguntarte una cosa. Mejor quería pedir un favor.
    -Claro, ¿En qué puedo ayudarle?

    La de Kumo explicó su misión actual, y pidió encarecidamente, casi en un ruego que le permitiera ver el libro con las fechas de unos doce/trece meses atrás. La persona se lo pensó un momento, sin embargo le permitió la libreta que permanecía en sus manos, abriéndola casi desde el comienzo de sus hojas. Lo primero que hizo fue buscar el nombre de la aldea procedente del sospechoso, mas no encontró nada, aun así retrocedió un mes y fue ahí, con letra legible, estaba escrito Rakugakure No Sato // Shin Kagura // Visita familiar enfermo-hospital. Sin embargo siguió buscando el nombre de esa villa más no encontró más nada y con una gran sonrisa levantó su rostro en busca de su compañero temporal de misión.

    -¿Encontraste algo? -Indagó el de mayor masa muscular una vez su acompañante se hizo a su lado. La cual asintió satisfecha, por lo menos tenían un nombre y lugar donde empezar la búsqueda.
    -¿Shin Kagura? -Preguntó el mayor arrugando un poco la frente, no le sonaba en nada ese nombre ni apellido. -Entonces tendremos que ir al hospital.
    -Pues supongo que sí - confirmó Issei ahogando un bostezo con su mano diestra -. No hay un "hospital" en si, -dijo, más no quería ahondar en detalles - pero se donde está el principal donde podrían hospitalizar a alguien en dado caso que sea verdad.
    -Okey, vamos entonces -John dijo estirando su brazo para dar paso a la Raiton y así ella lo guíe, Issei avanzó unos cuantos pasos perezosos, pues tenía presente que el lugar a donde iban quedaba no muy lejos si usaban sus habilidades de salto, cosa que la de melena blanquecina deseaba ahorrar; no quería gastar energía innecesariamente o en palabras de su tío; tenía pereza.

    Luego de unos cuantos minutos, el dúo se encontraba dentro del puesto de salud, esperando la aprobación a su petición; saber si algún paciente tuvo un familiar extranjero (más precisamente de Raku) que le estuviera acompañando en la estadía en el hospital.


    Listo! Perdón la demora pero cuando llegue a casa no había energía, espere un poco pero nada que llega D: Escribí desde el celular, así que si ven algún palabra que no es, es culpa del autocorrector.
    Ya en la pc edito colores y algún error.


    M4xM4x
     
    • Me gusta Me gusta x 1
    Última edición: 26 Jun 2018
  4. M4x

    M4x

    Registrado:
    21 Ago 2009
    Mensajes:
    854
    Temas:
    27
    Calificaciones:
    +102

    John esperó a las afueras del recinto clínico mientras Issei completaba el papeleo para acceder a los registros. Por mientras, observaba los alrededores ya que era su primera vez en Kumogakure no Sato. Era impresionante como había logrado establecer una aldea en los picos más elevados de las cordilleras lo que les daba una importante ventaja defensiva ante ataques exteriores. Cualquier fuerza invasora perdería días o semanas tratando de encontrar el camino.

    Puentes aéreos eran los que unían los picos y servían también como calle principales para el tránsito y tráfico urbano. Era una vista maravillosa ver tantas personas vivir en esa tranquilidad; no por ser una aldea poco poblada del cuál no era el caso, sino por la forma en que transmitía seguridad y fortaleza su ambiente.

    Durante estas divagaciones es que volvió su compañera albina, notó que en sus manos llevaba una etiqueta colgante que acompañaba a la que ya llevaba puesta alrededor de su cuello. Acercó su mano a la de ella tomando el ítem mientras la fémina lo ponía a corriente.

    ↨─
    Fue muy tedioso ─ suspiró sonoramente─ pero logré que aprobara nuestra petición… en cierta extensión.

    ¿En cierta extensión?

    Si, verás─ apoyó una mano en su cadera para hablarle más cómodamente al extranjero ─ No nos permitieron acceder a los registro por qué solo puede acceder una persona y esa es el Doctor K.

    ¿Entonces a que nos dieron acceso?─ interrogó John señalando el ítem de plástico en su mano.

    Al doctor K. El mismo responderá a cualquier pregunta que tengamos que hacerle─ respondió la Albina y agregó─ según la oficinista es casi igual que observar los papeles, este hombre es una biblioteca de conocimiento andante dado que tiene memoria fotográfica.

    John no se veía muy convencido pero debía reconocer que al menos había conseguido algo, aunque eso podría ser tanto bueno como malo. Habría que hacerle las preguntas correctas pero con tan poca información, y mucho menos que pueda revelar, eso resultaría complicado.

    Okey ─finalmente dijo él, poniendo de paso la identificación al cuello─ Veamos al Doctor K entonces.

    Kazuki asintió y ambos volvieron a ingresar por la puerta en dirección a la cita. El lugar era diferente al Hospital de Rakugakure no Sato y ahora entendía porque su compañera no lo había mencionado como tal antes; aquel lugar era más un centro asistencial, con su pertinentes empleados del rubro claro está pero había un cierto uso arbitrario del espacio para la atención. Con una simple mirada de cabo a cabo se podía apreciar todo el complejo; las secciones estaban divididas por cortinas que daba la apariencia, en conjunto, de que hubiera pasillos entre cada bloque; el pasillo por el que caminaba era lo suficientemente ancho como para que entraran el dúo y probablemente otra persona más, hubo incluso una veces en que tuvieron que apegarse a la pared para dejar pasar las camillas y a sus enfermeras, algo complicado para John debido a que ocupaba bastante espacio.

    Llegaron a una puerta donde rezaba “Doctor K” y que por debajo se leía “Jefe de personal médico”. La fémina golpeo con sus nudillos la puerta y desde adentro se escuchó una voz gruesa en respuesta ─
    Pasen, está abierto.─ ambos shinobis ingresaron y observaron a un hombre de edad madura y de tez café, algo menudo pero de postura recta y presentable. Los ojos del médico observaron al más alto y John pudo notar como rápidamente observó el emblema en su chaqueta para luego observar a la albina y acercársele para estrechar su mano. Cuando le tocó su turno el hombre lo miró nervioso a los ojos y apenas apretó el saludo.

    ¿En qué les puedo ayudar?

    Pues estábamos investigando sobre él o los familiares de una persona en particular. Su nombre es Shin Kagura ¿Usted sabe si hubo o hay alguien que tenga relación con este individuo? ─ El doctor lo pensó por unos momentos y contestó.

    Lo siento mucho pero desconozco a la persona que buscan o a su familia. Ningún Kagura se ha registrado aquí en lo que yo llevo de Jefe de personal.

    ¿Está seguro? ¿Podría decirnos entonces si hubo alguien que date de Rakugakure y que haya estado ingresado hace un año aproximadamente? ─ insistió Issei.

    Es curioso que lo mencione, pero justamente hace un año no había forma de ingresar a ningún paciente con cualquier tipo de enfermedad grave o terminal ─ respondió cortésmente el Doctor K y volvió a hablar con una sonrisa de lado a lado─ al menos hasta que yo llegué aquí.

    ¿Y usted hace cuanto ingresó? ─ añadió ahora John mirándolo detenidamente, el aludido cruzó la mirada con él para contestar.

    Hace un año también.



    La conversación siguió un poco más pero no pudieron sacar más información sustancial ya que el cirujano fue llamado con urgencia y tuvo que retirarse rápidamente, no sin antes acompañarlos a la puerta de su despacho.

    Siento mucho no poder ayudarles, espero que tengan mejor suerte en su investigación ─ Dicho esto se desvaneció entre los grande bloques de cortinas dejando a shinobis con poco y nada de pista a seguir.

    ¿Y ahora? ─ preguntó fatigada la portadora del hielo.

    ¿No te parece mucha coincidencia que el tiempo en que llegó el Doctor y la estimada desaparición de nuestro objetivo sea bastante cercana?

    Pues ahora que lo dices ─ Issei observó al chunnin pero sus ojos se detuvieron en la insignia de su ropa ─ notaste ¿Cómo miró el emblema de Rakugakure? Fue extraño.

    Si. Me interesa saber más sobre la llegada de este “K”.

    SawakoSawako


     
  5. Autor
    Dee.

    Dee. You've forgotten about us.

    Registrado:
    8 Mar 2010
    Mensajes:
    1,115
    Temas:
    26
    Calificaciones:
    +356

    'K' Esa última letrita hizo clic en los pensamientos de la albina, ella también deseaba saber más sobre este doctor. Sin embargo fue cuando se alejaron un poco más del despacho que Iz sintió algo extraño e inmediatamente miró a John para saber si él también estaba igual, sin embargo este mantenía en sus cavilaciones. Sabía que algo había pasado pero no exactamente qué, era como si algo se hubiera nublado en su mente. Aun así siguió caminando hasta que llegaron nuevamente a la recepción de aquel centro hostiario, la joven mujer que le permitió hablar con el Doc se despidió con un asentamiento, sin embargo fue la gélida quien se devolvió para hablar nuevamente con ella.

    Disculpe, quería agradecerle por la ayuda — dijo la menor regalándole una sonrisa mientras se inclinaba un poco. El de la Tormenta se quedó perplejo ante la sorpresiva actuación de la pequeña, sin embargo se quedó dónde estaba escuchando lo que estaba por decir su contraria —. También me gustaría dejarle un presente al doctor K, ya que no tuvimos la ocasión por el llamado que le hicieron, usted sabe, la urgencia que lo llamó.

    La mujer quedó en blanco, confundida por lo último que dijo la kunoichi, parpadeó un par de veces y luego habló mientras acomodaba sus gafas —Al doctor K no se le ha llamado, no ha entrado ninguna urgencia. —Habló revisando sus papeles un poco desconcertada.

    Oh, ¿En serio? creo entonces que escuche mal. Pero aun así me gustaría saber en qué momento puedo volver hablar con él.
    Mmm, bueno, la verdad él no termina turno hasta mañana en la tarde. Pero a medio día tiene un break, quizá lo puedan encontrar antes que salga del lugar.
    ¡Ay! Perfecto, así nos da tiempo de buscarle algún detalle... Esto, sería una sorpresa, podría guardar el sec-
    Claro que sí señorita, soy una tumba. — respondió sonriente la secretaria interrumpiendo a la genin con una amplia sonrisa.

    Iz volvió a bostezar, pero esta vez por hambre, a lo que por enésima vez preguntó la hora a algún aldeano qué pasaba junto a ellos, el taijutsuka a decir verdad también le rugía la panza pues desde que salió de su aldea no había probado bocado. Y en realidad hacia faltaba una hora para que el doctor salía a su hora de almuerzo, por lo tanto la Kumogakurense propuso a su contrarió hacer guardia mientras ella iba por algunos bocadillos para distraer el hambre; Kuni aceptó sin peros.

    Issei se dirigió a una pequeña tienda de dangos que se encontraba no muy lejos del lugar que espiaban; tan solo tras este. Y una vez en la fila para hacer su pedido, estuvo a punto de desistir de la idea de comer algo cuando vio la cantidad de personas que esperaban su turno, sin embargo su estómago le recordó lo poco que desayunó esa mañana. Resignada se giró para apreciar el panorama tras de sí, mirando la parte trasera del recinto medico por donde una pequeña carretilla estaba estacionada ¿Era la basura que estaban sacando? Cuando la kunoichi prestó más atención a la escena, observó que el Doc en cuestión terminaba de cargar unos sacos de tela dentro del vehículo, para luego indicarle al conductor que se podía marchar, todo se veía normal hasta que el medico entró pero no cerró la puerta y tan solo unos cuantos minutos después salió un hombre totalmente diferente; un poco más joven que 'K', ojos azules y piel morena, sin embargo la estatura era la misma, pero para la de Kumo tenía un aire que ya conocía a ese individuo.


    ¡Ey! Señorita, es su turno — habló el vendedor llamando la atención de la albina, la cual volteó confundida, pues se había olvidado por completo de qué estaba haciendo allí.
    Eeh, no muchas gracias, ya no tengo hambre —. Pero claro que tenía y mucha. Empero, debía seguir al hombre extraño que se alejaba del lugar a pasos acelerados por una dirección diferente a donde estaba su compañero temporal.
    ¡John! — Se había olvidado de él, eso de trabajar en equipo no se le daba. Paró estrepitosamente pues ya había empezado a perseguir al sospechoso -. Joder.

    John ya empezaba a mover su pie diestro al notar la repentina desaparición de Kazuki, ¿Cuánto se demoraba en ir por algo de comer? ¿Será que fue por un estofado de cerdo y por eso tardaba en llegar? No, algo debió de pasar, pues la de ojos celestes bien había dicho que iba por dangos. Ya estaba por ir a buscarla cuando una bola de papel envuelta en un manto delgado de hielo impactó contra su hombro, Okuma buscó con su mirada el culpable del acto tan bochornoso, encontrándose con Issei quien le llamaba con la mano alzada, estaba sería y un poco desesperada.

    ¿Para dónde se dirige? — Preguntó el mayor mirando a la persona que venían siguiendo desde hace unos veinte minutos aproximadamente, pues la hombre en cuestión caminaba sin rumbo fijo, como quien dice distrayéndolos para perderlos.
    Por más vueltas que quiera darle, va directo al mercado — dijo la gélida respondiendo mientras saltaba a otro de los puentes colgantes. Delante de ellos iba la persona que Iz le había indicado al de Rakugakure, el cual también sintió sospechas, pues, a pesar que era alguien diferente llevaba el saco y gafas del Doc.
    Mercado… Ya veo, en ese tipo de zonas es donde se mueve gran cantidad de personas de todo tipo. — Su contraría asintió, recordando su primer misión y el incidente con el secuestrador de niños.

    De repente, su objetivó paró frente a una vivienda, por lo que los ninjas debieron aguardar y así observar lo que pretendía ¿Los llegó a ver? Al parecer no, pues tocó el portón de la morada y aguardó pacientemente hasta que alguien le abrió, no entró, sin embargo sacó algo de su maletín y lo entregó, recibiendo otra cosa a cambió. Instintivamente los dos ninjas se miraron ¿Acaso estaba vendiendo medicamentos? Iz torció una mueca en su rostro.

    Vamos, se está moviendo. — informó John cuando el hombre se despidió de la persona que permanecía dentro de la casa. Pero en esta ocasión su objetivo se empezó a desplazar de la misma manera en que ellos lo hacían ganándoles un poco de distancia.
    ¿Crees que se dio cuenta? — Dijo la frígida acelerando el paso, no era tan rápida como su contrario ni al que seguían.
    No lo sé.


    Antes de llegar a la zona del mercado, aquel varón hizo varias paradas como la anterior para entregar y recibir lo que llevaba en su maleto, actos que les confirmó a los ninjas lo que el hombre estaba haciendo, sin saber aún si él era quien en realidad buscaban. Empero, sus sospechas estaban basadas en la breve ilusión de cuando los conoció, que estuviera un año en el puesto de médico, y que llevara puesto dos accesorios que tenía ‘K’. Pruebas más que suficientes.

    Una vez en el centro del mercado, les fue más complicado seguirlo desde las alturas, por lo que tuvieron que caminar. Difícil para Issei seguir a alguien por su baja estatura, cosa que para Doton no, lo alcanzaba ver perfectamente.

    Pero qué hace… — desconcertado, John paró justo a tiempo antes que el hombre se girara sin previo aviso a una de las tiendas que acababa de pasar.
    Se está demorando. — En efecto así era, luego de veinte minutos la más pequeña había ido a merodear para descartar la idea que se hubiera escapado por otra posible salida, sin éxito y para tranquilidad de ella. Para cuando regresó, el Chunin informó que apenas hace unos dos minutos solo había salido una anciana y que dé resto todo se veía normal, más que tranquilo. Iz miró con sus ojos enfocados en aquel local, algo andaba mal pues la cortina de plumas que hacían de puerta, después de ciertos segundos repetía un patrón de movimientos que para la fémina era bastante extraño.
    ¿Sabes por dónde se fue la anciana? Creo algo hay con ese lugar porque hay un genjutsu en su fachada. —Informó, sin embargo no le prestó mayor atención al lugar. El de Raku no comprendió en su momento lo que quiso decir su contraria con la ilusión.
    Rayos… se fue por acá. — y sin esperar se encaminó por donde esa persona se había ido, esperando que no estuviera muy lejos. —¿Crees que ella es él?
    Una anciana no andaría por estos lados, así que sí, creo que es ell-
    ¡Cuidado! — John había previsto un par de rocas del tamaño de dos puños dirigirse a ellos, rápidamente se situó delante de Kazuki y sin esfuerzo alguno desvió los proyectiles.
    ¡Por ahí! — Informó Iz al ver una figura huir cuando ella posó sus ojos sobre esa zona, — ¿lo viste?
    Si.
    Bien, no lo pierdas de vista, iré a dar la vuelta, se para dónde se dirige, lo podemos rodear.

    Y con eso ambos tomaron caminos diferente, el lugar en el que se encontraban ahora no estaba tan transcurrido pues era ese lugar mal (?) que toda aldea tenía y para fortuna de los shinobis y mala suerte del maleante Issei conocía el terreno. Kumi perseguía al aludido tratando de esquivar personas y escombros que le tiraba a su paso. Pero todo cambió cuando giró a su derecha y a mitad de calle frenó en seco; la figura menuda de una chica yacía al otro lado esperándolos.

    ¿Doctor K? — Preguntó la Raiton.
    O podríamos decir… — Secundó Okuma desde el otro extremo — Shin Kagura.

    El perseguido llevaba la apariencia de la anciana que John vio anteriormente, pero claramente varios elementos de su disfraz ya había quedado en el olvido, con sus puños apretados miraban de un lado a otro en busca de una posible escapatoria, mientras sus dos adversarios se iban acercando a él con pasos sigilosos.

    M4xM4x
    El lugar con la ilusión podría ser la madriguera de él con su cómplice.
     
  6. Bishamon

    Bishamon Can you feel the rhythm? Running, running! Moderador

    Registrado:
    12 May 2008
    Mensajes:
    4,424
    Temas:
    232
    Calificaciones:
    +2,249
    Misión congelada.

    Antes de volver a postear, deben avisar en el tema de Shizune que desean su apertura SawakoSawako M4xM4x
     

Compartir esta página

Cargando...