Crónica AppFes Compressed Lair [Nieves & Llednar]

Tema en 'Digital World' iniciado por Maiku, 19 Ago 2017.

Estado del tema:
Cerrado para nuevas respuestas
  1. Autor
    Maiku

    Maiku Mr. Nobody

    Registrado:
    5 Dic 2009
    Mensajes:
    4,802
    Temas:
    391
    Calificaciones:
    +1,497
    "Compressed Lair” [AppFes]​
    - NPC involucrado: -
    - Lugar donde debe ser tomada: -
    - Sinopsis: Descubrir la ubicación de Walpurgis es un avance, pero pronto se hace evidente que la bruja no se ha mantenido fuera del alcance de sus enemigos durante tanto tiempo a base de suerte. Gracias a los avances en su magia, el escondite de Walpurgis está resguardado en una "dimensión personal", volviéndola inaccesible a los intrusos y manteniendo a salvo a su dueña. Sin poder ver o entrar a la guarida es imposible darle caza a Witchmon, sin embargo aún existe una opción: Su más leal sirviente, Mercuremon, es capaz de deshacer el hechizo si es obligado o asesinado, una tarea que no será sencilla tratándose de un seguidor con habilidades tan extrañas como ella. No será una tarea sencilla pero es la única opción por el momento: Intercepta a Mercuremon y consigue la forma de entrar a la guarida de Walpurgis
    - Escenario: Ciudad - Bajo Mundo
    - Objetivos:
    • Hallar al sirviente de Walpurgis (Mercuremon)
    • Obligarlo a romper el hechizo o matarlo para romperlo
    - Notas:
    • Esta Quest es parte del AppFes
    • Esta Quest es parte de la Crónica: "Walpurgis Nacht"
    • Mínimo de Post: 4
    • Plazo: 10 Días
    • Esta Quest ocurre minutos después de "Deep Alleys"
    • Aunque Mercuremon no es fácil de encontrar, su trabajo incluye hacer los recados de Walpurgis para que ella no salga del escondite. Comparado con ella es más sencilo ubicarlo en el bajo mundo
    • Al igual que Walpurgis, Mercuremon posee habilidades atípicas de su especie. La más peligrosa es la capacidad de absorber y sellar cualquier cosa (incluso Tamers y Digimon) dentro de sus espejos, así como atacar con estos sin necesidad de redirigir técnicas
    • Mercuremon es increíblemente leal a Witchmon y no la traicionaría fácilmente, defendiéndola con su vida de ser necesario. Obligarlo a romper el hechizo sin matarlo no es una tarea sencilla
    • La Quest termina al romper el hechizo y hacer visible la guarida de Walpurgis
    - Recompensa:
    Completación: 250 Bits. Acceso a Walpurgis Nacht III


    Tamer: Nieves Katsukagi & Llednar Malheur
    Digivice: D-Arc & iC

    Lady BeelzeLady Beelze .Mordecai..Mordecai. disculpen un montón por la demora ;-; tuve un jueves y viernes ajetreado.​
     
  2. Masaru

    Masaru "さあ、往こうか" Supermoderador

    Registrado:
    21 Oct 2005
    Mensajes:
    16,027
    Temas:
    1,280
    Calificaciones:
    +4,551
  3. Lady Beelze

    Lady Beelze Make a wish

    Registrado:
    10 Ago 2004
    Mensajes:
    5,961
    Temas:
    183
    Calificaciones:
    +1,404
    En cuanto lograron obtener una pista sobre cómo llegar hasta la misteriosa bruja, Llednar y Nieves se alejaron de la taberna de mala muerte y buscaron algún sitio seguro y apartado del exceso de gente y actividad para tratar el tema con sus camaradas. Un pasaje oscuro y estrecho entre dos casas derruidas fungió muy bien para ocultar la presencia de los dos jóvenes, y quien los viera escabulléndose solos, a esas horas hacia la oscuridad, solo podría hacerse a la idea de que buscaban algo de privacidad.

    El dúo se alejó lo suficiente de la entrada por si es que alguien pasaba cerca y los pudiera escuchar. Luego, ambos extrajeron su digivice y Storing device, acercándolos un poco a sus rostros y con la tenue luz de éstos iluminándolos.

    — ¿Han escuchado, chicos? —preguntó Llednar con una leve sonrisa de victoria.

    — ¡Ya sabemos dónde buscar a Walpurgis! —exclamó Dracomon: dado que estaba en el digivice, su voz se escuchaba apenas y no llamaría la atención aún si gritaba.

    —En realidad, no hemos dado con su paradero exacto—le interrumpió Ryudamon la felicidad. Sonaba pensativo—. Si lo que dijo ese Cyclomon es cierto, el tal Mercuremon es un aliado de ella y se encuentra en el hotel abandonado, el que por cierto, no sabemos con exactitud dónde está.

    —Agh…lo lamento—
    se disculpó el alemán, rascándose la frente—, quería sacarnos de allí antes de que ese sujeto nos diera más problemas.

    —No te disculpes—
    le dijo Nieves, sonriendo levemente—, hiciste un gran trabajo sacándole información a ese Digimon. Yo la verdad es que no soy nada de buena para eso—reconoció apenada una de sus muchas flaquezas.

    —Nieves tiene razón; hiciste un buen trabajo, Llednar. Admiro tu facilidad para mezclarte con esta laya…—reconoció el dragón; a él también se le hubiera hecho difícil con el tipo de educación que tenía—Vamos a enfocarnos en lo importante, que es encontrar a ese tal Mercuremon.

    —Hay algo que me preocupa—
    dijo la peli azul—. Si nadie ha encontrado a esa Witchmon, aunque sepan de su compañero Mercuremon…

    —Algo debe haber—
    comentó Malheur, adivinando su pensamiento—. De seguro ese Digimon es quien sirve de comunicación entre Walpurgis y el resto de los “mortales”. Todos parecen saber de ella, pero nadie tiene contacto directo con esa Digimon. Si es el caso, vamos a tener que sacarle información a ese Mercuremon.

    El tono en que lo dijo le dejó la idea bastante clara a Ryudamon. Nieves tuvo que figurárselo, pero Dracomon era algo más inocente en ese aspecto.

    —Lo haces sonar como si fuera algo muy peligroso.

    —Puede que llegue a ser peligroso, Dracomon—
    respondió Ryudamon desde el Storing Device—: sea que esa bruja lo tenga bajo alguna clase de influencia o amenaza, considerando lo peligrosa que puede ser, no será fácil obtener respuestas solo por hacer preguntas.

    — ¿Entonces…?

    —Tendremos que recurrir a otros “métodos”—
    le explicó Llednar a su compañero, sin perder el semblante severo.

    Recién entonces Dracomon cayó en cuenta de lo que podía estar refiriéndose, y no le sentó tan bien. Lo mismo le ocurrió a Nieves: realmente siempre prefería dejar la violencia como la última opción, pero sopesando todo lo que sabían de Walpurgis y lo difícil que estaba resultando llegar hasta ella, al parecer no les quedaba más que recurrir a los “métodos” que Llednar mencionaba, por muy desagradable que fuera a resultar para todos.

    —Lo primero es encontrar el hotel abandonado, y si tenemos suerte Mercuremon estará allí—dijo el dragón rookie a sus compañeros—. No podemos dejarlo escapar por ningún motivo: tal vez sea la única oportunidad que tengamos de atrapar a esa Digimon. Sean precavidos como hasta ahora—les recomendó.

    Desgraciadamente ni él ni Dracomon podían salir todavía de sus dispositivos hasta que dieran con el paradero del Digimon espejo, o podrían poner en evidencia a sus camaradas humanos. Nieves y Llednar asintieron, apagaron los aparatos y se pusieron de pie para reanudar la tarea que tenían encima.







    ha costado que saliera D:
    tenemos que apurarnos xD
    .Mordecai..Mordecai.
     
Estado del tema:
Cerrado para nuevas respuestas

Compartir esta página

Cargando...