Rol Amnesia: A Machine For Beasts

Tema en 'Fanfics y Roles Yaoi' iniciado por Tatsumaru Igrata, 26 Sep 2017.

  1. Autor
    Tatsumaru Igrata

    Tatsumaru Igrata

    Registrado:
    22 Abr 2007
    Mensajes:
    5,452
    Temas:
    15
    Calificaciones:
    +942
    Amnesia: A Machine For Beasts

    Género: Yaoi - Shota - Gore - Furry - Yiff
    (Desde suave hasta perverso y explícito. Posibles violaciones consentidas por los usuarios. Posibilidad de Toddler para quien esté interesado.)


    ``Historia´´

    Londres - Siglo 19
    [​IMG]
    Durante generaciones, se a considerado a Londres como el núcleo del imperio británico. Próspera ciudad en constante evolución acelerada y lugar donde reside la familia real británica. Pero donde resplandece el oro y la seguridad, también se encuentra el detritus y la oscuridad. Los comerciantes presumen de ser honrados y los ricos de ser el motor que mueve la sociedad y el camino hacia una edad de oro. Sin embargo... esto no es más que una máscara de inocencia para ocultar su desprecio y su abuso hacia los pobres y necesitados. Y nunca mencionan que si no fuese por los pobres, los ricos y poderosos no serían nada.

    Solo un hombre dentro de la alta sociedad comparte el mismo sentimiento y pensamiento que los pobres. Solo él no está de acuerdo en que se deba lastrar al mendigo, a la puta, al huérfano, al enfermo... a cualquiera que no encaje en el imperio y que otros preferirían ocultar en un abismo para no dar una imagen negativa a los extranjeros. Y ese hombre tan compasivo es el actual heredero de la familia Mandus, la cual se hizo millonaria con su negocio centralizado en la carne. Comenzaron como simples carniceros fundando su pequeña empresa en el 1828 y a manos de su actual heredero se convirtió en una empresa tan grande que, a pesar de lo pequeña que puede parecer en la superficie, la mayor parte se extiende por los subterraneos. Una gran empresa oculta bajo las calles de la ciudad.
    [​IMG]
    Su negocio prospera de tal forma que la carne nunca escasea. Se vende en abundantes cantidades, aunque seleccionando los mejores cortes para los ricos a precios elevados y dejando el resto a los pobres a un precio que cualquiera podría permitirse. Incluso a sido el responsable directo de las mayores obras de caridad donando una cantidad abundante para los más necesitados tanto en el orfanato como a los pobres que acuden a la iglesia en busca de refugio. Incluso a concedido trabajo temporal tanto a niños como a adultos en tareas acordes a sus condiciones físicas para ganarse algo de dinero fácil. Realmente... se conoce al señor Mandus como un ángel enviado por Dios para equilibrar la balanza en el mundo.

    Han ido pasando los años. Y aparentemente, Londres a seguido con su avance progresivo hacia la gloria. Nos encontramos actualmente en el año 1899 y la compañía Mandus Company no a dejado de crecer y ganar una gran fortuna. Sin embargo... con el paso de los años se a ido dejando notar la ausencia de una considerable cantidad de personas desaparecidas en su paso por la ciudad. Principalmente de miembros de familias acaudaladas y respetables. Y poco a poco también de pobres. Por no hablar de una misteriosa reducción de los crímenes y delitos haciendo que Londres se volviese un ejemplo de paz. Pero no hay que dejarse engañar por las apariencias, porque lo que no se ve en la superficie... se esconde en las profundidades más oscuras.
    [​IMG]
    Sin que nadie lo sepa, a llegado a todo el mundo la carne que produce Mandus Company. Públicamente de vaca, cerdo, pollo, conejo... ¡Todas las carnes más exigidas! Aunque se sospecha que en ciertas partes del mundo que se encuentran al margen de las lineas comerciales habituales a llegado carne más selecta y de animales que muchos se cuestionarían a comer como reptíl, lobo, perro, gato e incluso algún tipo de animal marino poco común. Y además... en algunas partes del mundo se habla también de una misteriosa compañía de importaciones y exportaciones que consigue suministrar criaturas exóticas que nadie a visto en su vida y que podrían catalogarse como verdaderas rarezas de la naturaleza, aunque se desconoce quien es el propietario y su origen. Pero como se suele decir... ¡Son solo rumores! ¿No?


    ``Resumen´´

    Es una historia basada en el famoso videojuego llamado `Amnesia: A Machine For Pigs´. Pero en este caso, seguirá una linea ligeramente diferente. Nos encontramos en Londres. En el año 1899. La ciudad se a vuelto muy tranquila por las noches y hace mucho que nadie sabe nada sobre la mayoría de los pobres y de ciertas prostitutas tanto chicos como chicas. Incluso de algunos huérfanos. Pero sobre todo se a corrido la voz sobre la extraña desaparición de ricos y de algunas personas de familias acomodadas que no son ni ricas ni pobres. Aun así, no hay evidencias de ningún secuestro o de ningún crimen. Lo que sobre todo se comenta es acerca de la familia Mandus y su gran generosidad. Y también las quejas de ciertos habitantes al decir que su compañía es responsable de que en la mayoría de las calles industriales huela mucho a mierda. Pero en los subterraneos, en los cuales se extiende la gran compañía de procesamiento de carne... su numeroso y muy selecto grupo de empleados fijos y leales realizan sus labores habituales, aunque a la hora de preguntarles sobre su gran trabajo, no dicen nada. O incluso dicen que es algo aburrido. Solo destripar y cortar carne como se a hecho siempre en cualquier carnicería, aunque de forma más fácil y cómoda gracias a las innumerables máquinas de vapor. Incluso se rumorea que también trabajan médicos y científicos. Y que una buena parte son guardias de seguridad. ¿Realmente hace falta tanta seguridad en una fábrica de procesamiento de carne? Pero obviamente, solo son rumores infundados. ¿O tal vez no? ¡Vosotros decidís! Podéis ser ciudadanos de Londres de la forma que queráis, tanto ricos como pobres. Incluso miembros de la familia real, si lo preferís. También podéis pertenecer al selecto grupo de verdaderamente leales empleados de la compañía de carne más importante y famosa de Londres. O incluso... alguien que terminó ahí sin saber por qué. Y que está empezando a... cambiar... y transformarse... ¡Vosotros elegís!


    ``Fichas´´

    Nombre:

    Edad: (Mínimo: Seis - Máximo: ¡Sin límites!) (A quienes les guste el Toddlercon, se les permitirá de tres a cinco. ¡No menos de tres!)

    Ocupación: (Existen tres posibles ocupaciones. Una es `Neutral´ y consiste en ser un simple ciudadano de la ciudad o un turista. Podéis pertenecer a la clase social y al tipo de familia que queráis desde una familia humilde hasta la mismísima familia real. La otra es `Mandus Company´, pero es solo para quienes tengan claro que quieren ser fieles a la compañía y a su jefe sin cuestionarse nunca nada. Aunque tal vez, eso podría cambiar en el futuro. Y la otra es `Víctima´, la cual es quien a sido capturado y se encuentra prisionero en la compañía donde nadie pueda verles ni oirles. O incluso alguien que no lo es todavía, pero que quiere serlo durante el Rol. ¡Elegid lo que más queráis!)

    Psicología:

    Historia:

    Extra: (Opcional. Solo si queréis, podéis añadir algún extra a vuestro personaje. ¡Usad vuestra imaginación! XD)

    Imagen:
    -Humana: (¡Esto es muy importante! Sin importar que ocupación elijáis, ponéis una imagen de vuestro personaje y que sea cien por cien humano.)
    -Animal: (Reservada únicamente para los que elijan la ocupación `Víctima´ o la ocupación `Mandus Company´. Ponéis la imagen de un animal que os guste. Puede ser animal humanoide tipo Furry o animal natural tipo Feral o Zoofilia. ¡Todo vale! Incluso criaturas de la fantasía como dragones y viceversa. Los que elijan `Víctima´ deben elegir una obligatoriamente. Los que elijan `Mandus Company´ lo tendrán voluntario.)
    -Híbrido: (También reservada para los que elijan ocupación `Víctima´ o `Mandus Company´. En este caso, es una fusión de humano y animal, pero tirando más para humano o para humanoide. Intentad que sea equilibrado entre el humano y animal que elijáis, pero si no encaja, tampoco pasa nada. :3 Por supuesto, los que elijan `Víctima´ deben elegir una obligtoriamente, pero los que elijan `Mandus Company´ lo tendrán voluntario, aunque deben haber elegido una imagen animal antes de poder elegir una híbrida.)

    ``Reglas [Leer las normas, por favor.]´´

    -Respetar las reglas del foro.
    -Nada de Spam.
    -Todas las preguntas a la conversación privada referente al Rol que se abrirá cuando se inice el Rol.
    -Un máximo de dos fichas por usuario.
    -Por supuesto, el sexo es complétamente voluntario. Aunque se recomienda hacerse a la idea de la presencia de sexo en todos sus niveles incluyendo el nivel más alto y perverso antes de entrar en el Rol para evitar luego posibles conflictos entre usuarios.
    -Para cualquier duda, queja, sugerencia, petición y viceversa, contactar con el master a través de la conversación privada referente al Rol que se abrirá cuando se inicie el Rol.
     
    • Me gusta Me gusta x 3
    Última edición: 26 Sep 2017
  2. Wonald

    Wonald Se requiere poco para teñir los futuros de negro

    Registrado:
    17 Ene 2015
    Mensajes:
    1,756
    Temas:
    39
    Calificaciones:
    +1,243
    Nombre: Leoncio Greemson.

    Edad: 16 años.

    Ocupación: Neutral - Ciudadano.

    Psicología
    : No es alguien que hable mucho o lleve las conversaciones, es más un oyente y da una opinión. No es muy sociable pero esto es debido a que desde joven a ayudado a su familia en su negocio. No les gustan el tabaco, alcohol ni drogas. Por enseñanza de su abuelo siempre lleva un pequeño cuchillo oculto con él. Le gusta cocinar aunque le gustan las cosas simples de buen sabor.

    Historia: No hay mucho que contar. Nacido en una familia compuesta por él, sus padres y su abuelo de parte materna. Su familia tiene una panadería desde hace más de 30 años. Se crió junto a los panes aprendiendo a hacerlos desde pequeño y escuchando historias de su abuelo, algunas extrañas pero entretenidas. La mayoría de las veces se ofrecía a ayudar en la panadería apenas llega de escuela o a llevar algún pedido, al menos eso hacia. Desde que las desapariciones empezaron su familia se volvió más cuidadosa y ahora solo su padre hace entregas.

    Imagen:
    [​IMG]

     
    • Me gusta Me gusta x 1
  3. LucianWolfgang

    LucianWolfgang Gato

    Registrado:
    9 Abr 2015
    Mensajes:
    202
    Temas:
    9
    Calificaciones:
    +138
    Aparto lugar
     
  4. Alex the Husky

    Alex the Husky Ven aquí, juguemos un poco Moderador

    Registrado:
    12 Nov 2015
    Mensajes:
    3,865
    Temas:
    25
    Calificaciones:
    +2,470
    [​IMG]
    Nombre: Simón

    Campell
    Edad:
    19
    Ocupación:
    Neutral-Turista
    Psicología:
    Es un hombre tranquilo, curioso, explorador, compresivo, tolerante, amigable y honesto.
    Historia:
    Un Americano promedio el cual arregla unas vacaciones para Londres.
    Extra:
    Suele usar traje, tiene un acento refinado y sutil.
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  5. fortunat01

    fortunat01 Protegere a aquellos que me importan

    Registrado:
    23 Feb 2012
    Mensajes:
    1,057
    Temas:
    183
    Calificaciones:
    +1,805
    Nombre: Jayden Carter

    Edad: 13 años

    Ocupación: Neutral -ciudadano

    Psicología: es alguien muy carismatico, le gusta hacer amistades con todo el mundo, confia muy fácil en la gente y tiene un lado pervertido como todo joven de su edad

    Historia: es hijo único de una familia de clase media, su padre es parte de las fuerzas policiales de la ciudad por lo que cuando empezaron las desapariciones le pidió a Jayden que tuviera mucho cuidado a pesar de que sabe que su hijo sabe defenderse


    Imagen: [​IMG]
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  6. Devian Lilith

    Devian Lilith Hariningen

    Registrado:
    19 Jun 2006
    Mensajes:
    819
    Temas:
    8
    Calificaciones:
    +738

    [​IMG]
    Nombre

    Sunil

    Edad
    8 años

    Ocupación
    Mandus Company

    Psicología
    Chiquillo introvertido y escurridizo. No teme meter las manos en los bolsillos de la gente para robarles objetos de valor, mucho menos volar un par de productos a los mercaderes de la calle, todo por un mero capricho que se le quedó plasmado desde aquellos días dónde tenía que mendigar o robar para llevarse un bocado a la boca. Lo que obtiene lo revende entre sus conocidos o a otros transeúntes. Evita hablar de sí mismo, sobre sus gustos y costumbres, y sobre todo de su trabajo con aquellos ajenos a la compañía. A lo mucho revela su nombre y edad, no más.

    A pesar de ser un osado muchachito, es fácil de intimidar y asustar. Muy respetuoso a las figuras de autoridad, con especial énfasis en aquellas que le producen miedo. No le gusta meterse en problemas o ganar enemigos, sólo hace las cosas para salirse con la suya evitando conflictos que lo dejen en mal estado. A veces también hurta a otros compañeros de trabajo, o se pone a hurgar entre sus cosas. Es muy curioso y eso, en más de una ocasión, lo ha metido en graves problemas.

    Gusta de dársela de chico listo con adultos o personas más grandes para hacerse lucir más importante e inteligente de lo que en verdad es. Por esa clase de imprudencia ha terminado metido en apuestas serias y trampas, de las que solo comprende su gravedad hasta que ya ha sido demasiado tarde. Se altera con facilidad frente al peligro. Llora, patalea y ruega cuando es incapaz de huir de un grave problema. Está dispuesto a hacer lo que sea para sobrevivir. Con todo y que su vida es miserable, se aferra a ella.

    Historia
    Huérfano criado en las calles. Abandonó el orfanato desde los cinco años pues debido a su color de piel sufría de constante maltrato físico y psicológico por los cuidadores del lugar y los otros huérfanos. Duró un tiempo viviendo en la intemperie, mendigando, robando y hurtando hasta que la oportunidad de integrarse a la Mandus Company llegó. Desde entonces es un esclavo fiel a la compañía.

    Extra
    —Es de ascendencia Hindú.
    —Aunque no lo parezca es bastante resistente al dolor, producto de las palizas que recibía en el orfanato por parte de los cuidadores y niños más grandes.
    —Detesta bañarse.
    —Terminó con los brazos tatuados por meterse con la gente equivocada.


    Imagen
    —Humana
    [​IMG] [​IMG] [​IMG] [​IMG]
    —Animal
    [​IMG]
    —Híbrido
    [​IMG] [​IMG]





    [​IMG]
    Nombre

    Ezekiel Timbleby

    Edad
    22 años

    Ocupación
    Neutral | Sacerdote

    Psicología
    Su primera impresión usual es la de un buen feligrés. Un hombre recto de moral intachable que puede servir como conciencia a otros descarriados. Prudente y modesto que rehúye de los vicios y que mantiene su mente tan sana como su cuerpo. Ofrece su hombro al desdichado, palabras de aliento al desgraciado y consuelo para el alma del condenado. Lo envuelve un aura blanca de bienestar y sabiduría que permite a otros tenerle confianza para contarle sus más oscuros secretos a cambio de un poco de iluminación. Es un hombre tan apuesto como diligente, que toma acciones cuando cree que es necesario y aboga por la paz y el diálogo antes que por el conflicto.

    Sin embargo, aquello es una vil fachada, pues debajo de esa sonrisa pacífica yace un hombre tan imperfecto como los demás, con sus defectos y horribles pecados a cuestas. Pocos saben que el cura es un adicto a los vicios una vez que las puertas de la iglesia se han cerrado. Gusta de embriagarse como cualquier alcohólico y en algunas ocasiones se le ha visto metido en bares a la medianoche. Fuma, se olvida de ayunar y usualmente su único acto de caridad es consigo mismo. Disfruta del poder que su jerarquía como sacerdote le otorga, pues le permite decir a otros como vivir su vida y hacer lo que él diga. Es un hombre bastante persuasivo, así como interesado.

    Su paciencia es tan escasa como su templanza y la castidad hace años que la ha perdido. De hecho su peor hábito es sucumbir con facilidad a las tentaciones de la carne, carne joven y hermosa. Entre más jóvenes sus presas, mejor. Encuentra en su ignorancia e inocencia la oportunidad perfecta para engatusarlos a caer en sus redes. Se vuelve un hombre más corpóreo y afectuoso con ellos. Acaricia y abraza sin restricción bajo su aspecto inofensivo pero con claras negras intenciones debajo de él. Les hace realizar terribles juramentos para mantener sus sucias acciones en secreto y así cubrir sus huellas. Jura que todo lo que hace es por amor, amor a los niños de dios.

    Historia
    Criado en la clase media dentro de una familia bastante conservadora. Eligió el camino del sacerdocio al ser una carrera respetable y que tendría un costo relativamente bajo para sus familiares en lugar de ir a la universidad. Consiguió ordenarse hace dos años y desde entonces es uno de los pastores auxiliares dentro de una de las iglesias de Londrés.

    Extra
    —Padre o Reverendo son otras formas comunes de referirse a su persona.
    —Pertenece a la Iglesia Anglicana.
    —Tiene una preferencia por los varones jóvenes. Adolescentes y menores.

    Imagen
    —Humana
    [​IMG] [​IMG]
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  7. Autor
    Tatsumaru Igrata

    Tatsumaru Igrata

    Registrado:
    22 Abr 2007
    Mensajes:
    5,452
    Temas:
    15
    Calificaciones:
    +942
    Nombre: Alexander Hamilton

    Edad: 44

    Ocupación: Mandus Company

    Psicología: Debido a su trabajo, perdió gradualmente su sensibilidad. No le afecta nada cualquier tipo de situación macabra o repugnante. Siempre leal a la compañía y dispuesto a cumplir con cualquier orden que reciba. Dispuesto en ocuparse de incluso las tareas más asquerosas.

    Historia: Hijo de familia pobre. A pesar de estar por debajo de la nobleza y la aristocracia, se esforzó mucho por conseguir buenos estudios y así poder ejercer en el futuro uno de los mejores trabajos. Pero en esta época no solo se necesita dinero, sino pertenecer a una clase social específica. Por eso, a pesar de todos sus logros estudiando y esforzándose a base de sangre, sudor y lágrimas, ciertos poderes de la comunidad académica le prohibieron llegar más allá haciendo que sus esfuerzos fuesen en vano. Puso todo su empeño en tener un buen futuro y sacar a su familia de la pobreza... ¡Y un puñado de ricos de la alta sociedad le dejaron estancado solo porque así lo querían ellos! Después de todo, nadie quiere a un pobre en las altas instituciones. Eso le hizo hundirse en la desesperación y en la pena. Y todo empeoró cuando se quedó sin familia, pues su madre murió en el parto y solo le quedaba su padre. Por eso, cuando murió por una grave enfermedad, se quedó solo con amplios conocimientos que nunca podría poner en práctica y sin dinero para viajr al extranjero y probar suerte. Trabajó duro desde que era un niño de tres años y llegó a los veinte años sintiendo que todo había sido en vano. Su odio hacia la alta sociedad creció y creció. Pero todo cambió en buen día. Rezaba al señor cada día porque se hiciese justicia en el mundo y poco tiempo después aceptó trabajar en la compañía de procesamiento de carne. Cada vez que cortaba carne, sentía que en realidad destripaba y despedazaba a los mismos hombres y mujeres que lo paralizaron socialmente. Ese trabajo era como una terapia perfecta para desahogarse. Los altos cargos de la compañía supieron ver esas ansias en él y por eso le confiaron el secreto que ocultaba la compañía. Y al saberlo, sintió que el señor había oido sus oraciones y que esa era la respuesta. Que Mandus era el justiciero enviado por el mismísimo Dios para equilibrar la balanza del mundo. Desde entonces, su lealtad a la compañía es total y su salario es mucho mejor. Por fin puede tener esa vida de lujo que siempre quiso y protección especial, aunque lamentó que su padre no estuviese vivo para verlo.

    Extra: Siempre lleva consigo un viejo reloj de bolsillo. Es lo que más valor tenía su familia. Su abuelo se lo entregó a su padre. Y su padre a él. Dentro tiene una foto de su padre y madre antes de que ella se quedase embarazada.

    Imagen:
    -Humana:
    [​IMG]


    ________

    Nombre: Lucas Palmer

    Edad: 8

    Ocupación: Víctima

    Psicología: Es demasiado inocente. Aunque es múy fácil asustarle, nunca piensa mal de las personas. Es un niño muy puro y con un espíritu muy fuerte y casi imposible de quebrantar sin importar cuantas cosas horribles pueda llegar a ver o cuantas cosas horribles puedan hacerle a él y su delicado cuerpo. Realmente en su corazón no existe ni el más microscópico rastro de oscuridad. Sabe distinguir entre el bien y el mal, pero no ve a los malos como malvados, sino como víctimas de la sociedad. Hay quien lo considera un verdadero ángel enviado para intentar traer luz a la oscuridad y la pudrición en la que camina la humanidad.

    Historia: No se sabe mucho de él. Solo que su madre murió en el parto debido a que por aquél entonces solo los ricos podían permitirse buenos médicos. Y su padre murió meses antes de su nacimiento por un accidente laboral. Cayó desde lo alto del edificio que ayudaba a construir. Así que me inmediato acabó en un orfanato. Allí era un completo marginado como si no existiese, porque la mayoría de las veces era tan humilde que decía cosas raras o se quedaba como ausente. Como si su cuerpo estuviese ahí, pero su alma en otra parte. Alguna vez fué contratado junto a otros huérfanos para meterse en las grandes tuberías de vapor y limpiarlas ganándose algunas monedas, aunque el menor diréctamente las donaba todas para los pobres. Aunque no las entregaba en la iglesia, sino que las depositaba a los pies de los mendigos. Una para cada uno. Cuando las desapariciones ya fueron excesivas y no se veían mendigos, entonces ya es cuando las depositaba en la iglesia con la esperanza de que llegasen a los pobres. Hubo casos en los que veía pobres urgidos de dinero y se acercaba para regalarles las monedas que ganaba. Y un buen día, en uno de los momentos en los que fué a la compañía para labores de limpieza, desapareció y nadie lo echó en falta. Desde entonces, su ubicación es desconocida para el público. Aunque para la compañía... ya sabe donde está.

    Extra: Casi siempre se le encuentran cicatrices, aunque parece que todas sus heridas más leves sanan un poco más rápido de lo normal. Además percibe el dolor con menor intensidad de lo normal, aunque el más mínimo corte ya le duele bastante.

    Imagen:
    -Humana:
    [​IMG]
    -Animal:
    [​IMG]
    -Híbrido:
    [​IMG]
     
    • Me gusta Me gusta x 1
    Última edición: 6 Oct 2017
  8. Autor
    Tatsumaru Igrata

    Tatsumaru Igrata

    Registrado:
    22 Abr 2007
    Mensajes:
    5,452
    Temas:
    15
    Calificaciones:
    +942
    Londres - Diciembre 1899

    El núcleo del imperio británico. Una ciudad que antiguamente lucía bulliciosa, abarrotada y con peligros en cada esquina. Sin duda alguna, aquí se cometieron algunas de las peores matanzas como lo fué el caso de... 'Jack, El Desripador'. Pero con el paso de los años, todo a ido mejorando. Los crímenes se han reducido muchísimo hasta ser casi inexistentes y ahora uno puede pasear por las calles sin apenas temor alguno. Por otro lado, no hay que olvidar los múltiples casos de desapariciones. Especialmente, entre la alta sociedad. Y si la ciudad no parece ser muy segura para los confiados ricos, pues eso provoca que entre los demás surja una sensación de nerviosismo. Pero no todo se ve tan negro, pues algunos de los más beneficiados son los pobres debido en gran manera a las abundantes obras de caridad realizadas con el mismísimo Mandus. Su producción de carne es tan abundante que dona grandes cantidades a la iglesia, el orfanato y las familias sin apenas ingresos. Especialmente en invierno cuando los más necesitados inundan las iglesias para refugiarse del horrible frío y cuentan con el alimento donado. Cerdo, vaca y pollo entre otras cosas, aunque se sorprenden de ver cuánta carne se logra aprovechar de un único animal. ¡Todos brindan y dan las gracias a Mandus y su compañía! Afirman que ese hombre es un verdadero ángel. Pero... como se suele decir... no es oro todo lo que reluce. Y no siempre es luz lo que se refleja en las cosas más bonitas.


    ¡¡BIEN!! ¡¡EL ROL A COMENZADO!! XD
    Está atardeciendo y los `Neutrales´ realizáis vuestras rutinas diarias. Aprovecgad para quedar entre vosotros y rolear juntos. Así tenéis tiempo para conoceros, si queréis. :3 Podéis poner todas las situacionesque queráis. Yo os iré colocando diferentes situaciones a medida que avanzáis hasta que llegue el momento de adentrarse a la oscuridad... XD ¡Lo que queráis sin límites! Os permito usar vuestra imaginación a vuestro gusto. No os cortéis. XD Por mí, como si decidís montaros una orgía. XDEn mis Roles nadie está rstringido. :3 En el caso de que realmente hiciese falta editar un post, yo daría recomendaciones y explicaciones para ello. Pero por lo general, casi nunca pido editar. Activaré una conversación privada para todos para lo que queráis comentar o decir acerca del Rol. Dudas, quejas, sugerencias, conversación entre vosotros... ¡Todo! Los únicos que no entrarán en esa conversación todavía son los que no hallan completado sus fichas. Cuando lo hagan, se los integrará al momento. Y sin más que decir... ¡Que os divirtáis!


    WonaldWonald
    Alex the HuskyAlex the Husky
    fortunat01fortunat01
    Devian LilithDevian Lilith

    LucianWolfgangLucianWolfgang (Solo falta tu ficha.)

    __________

    [Alexander]

    Me encuentro en una taberna tomando un wisky. Mirando de vez en cuando hacia la ventana de una de las casas de la zona. Es como si esperase algo específico, pero tampoco lo parece. La gente tanto de las calles como del local van a lo suyo.

    Hace diez minutos...

    Bien vestido doy un paseo con un niño. Apenas hablamos. Solo vamos cogidos de la mano igual que un padre con su hijo. De hecho, afirmo siempre que, efectivamente, es mi hijo. Un hermoso chico de ocho años. Mientras yo voy vestido de forma acomodada como cualquier hombre de clase media, el pequeño va vestido de forma humilde. También como si fuera de clase media, pero casi pobre. Llegamos hasta la casa y llamo a la puerta. Me abre un hombre y le saludo con un amistoso estrechamiento de manos. Luego mira la pequeño, el cual entra a la casa.

    (Alexander) Una hora.

    Me pasa un sobre con el dinero acordado y cierra la puerta apresurado. Entonces me meto en la taberna de en frente para esperar la señal. No creo que ese hombre sepa lo que realmente le espera...

    Devian LilithDevian Lilith


    [Lucas]

    Salgo algo agotado de la fábrica de Mandus junto a otros niños del orfanato. Nuestro trabajo es básicamente el de ir a la zona de tuberías y entrar dentro como si fuésemos ratoncitos para limpiar las tuberías con un cepillo. Un trabajo duro, pero siendo muchos resulta muy fácil y rápido. ¡Y pagan bien! Los demás niños corren hacia el orfanato presumiendo de sus ganancias en la jornada de hoy. Yo solo los observo de forma neutral y calmada. ¿Por qué les hace tan feliz tener dinero y gastárselo en chucherias? El orfanato ya nos da lo que necesitamos. Comida, cama y bañera. Prefiero pasarme primero por donde siento que se me necesita. Recordaba cuando hace un tiempo había mendigos en la zona y yo les depositaba una moneda a sus pies. Pero ahora... ya no están. ¿Habrán conseguido salir de su pobreza? ¿Habrá sido Dios el que los a llamado a su presencia? Los caminos del señor son impredecibles. Por el camino veo a una de esas familias que salen de la iglesia y les entrego sin decir ni una palabra parte de mis ganancias de hoy. Me dan las gracias. Especialmente sus hijos. Pero tanto unos como otros parece que vayan a echarse a llorar por la emoción. Solo les dedico una tímida sonrisa y sigo mi camino. Entro a la iglesia, pues allí suelo ir al salir del trabajo. Nunca dejaba limosna ahí dentro, pues sentía que los mendigos las necesitaban mucho más. Pero ahora... a menso que encuentre muchos pobres por el camino, no me queda otra que confiarlas allí y que realmente acaben en buenas manos. Una vez depositadas en el cajetín, entro a la zona principal de la iglesia y me siento en uno de los bancos. Realmente no soy creyente, pero desde que nací nos enseñan en el orfanato la religión de forma constante incluyendo rezar cuando nos lo digan. Por eso se me a quedado un poco lo de tener ideas religiosas de vez en cuando o asociar a Dios con alguna situación en concreto. Y aunque no voy a rezar ahora, el agradable olor del incienso y la tenue luz de las velas hace que me sienta relajado. Aquí puedo notar como mi alma abandona mi cuerpo para estar en un lugar mejor, aunque casi se podría decir que dejo la mente en blanco y consigo relajarme.

    Devian LilithDevian Lilith
     
  9. Devian Lilith

    Devian Lilith Hariningen

    Registrado:
    19 Jun 2006
    Mensajes:
    819
    Temas:
    8
    Calificaciones:
    +738

    [Sunil]

    Caminé de la mano de Alexander sin emitir protesta, llevándome hasta una casa que nunca antes había visto. Recibió un pago y tras ello se despidió dejándome a solas con el extraño que vivía en esa casa. Estando solo mis nervios se dispararon como la primera vez que tuve que pasar por esto. Decidí no pensar en eso y actuar rápido.

    Tengo sed. —El hombre maduro pareció salir de un trance, como si recordara que yo era un ser vivo en lugar de un simple objeto para su placer—. Puedo tomar un poco de agua, ¿por favor? —Me esforcé por sonar inocente y el me creyó. Lo seguí hasta la cocina—. ¿No va a tomar nada usted? Un trago de alcohol podría sentarle bien. Déjeme ayudarlo. —Le quité la botella y serví el alcohol en un vaso mientras sentía sus manos pellizcándome las piernas, sintiéndose dueño de ellas. Cuando elevó sus dedos hasta mi trasero solté un gemido que lo distrajo, lo suficiente para poder colocar dentro del vaso las pastillas que lo pondrían a dormir como un bebé—. Beba, por favor —le pedí y así lo hizo.

    Caminamos hasta el dormitorio dónde el impaciente degenerado no tardó en quedar desnudo frente a mí. Yo me resistí explicándole que me desnudaría con lentitud para su entretenimiento mientras él, desparramado sobre la cama, se terminaba el vaso de licor. Para cuando quedé sólo en interiores su perversa sonrisa fue sustituida por profundos ronquidos. Sonreí al salirme con la mía y procedí a poner sobre aviso a mi compañero, cerrando todas las ventanas de la casa y agitando la cortina de una de ellas con mucho cuidado para que nadie me viera.

    Tras destrabar la puerta solo me queda esperar.

    Tatsumaru IgrataTatsumaru Igrata


    [Ezekiel]

    Los trabajos eclesiásticos ya concluyeron para la tarde y por ello revisé las ganancias del canasto de limosnas en una de las oficinas. No fueron muchas, pues, como era de esperarse, la mayoría de las ganancias se registran los domingos durante la misa matutina, así que esas pocas monedas que nadie extrañará las guardé en mi bolsillo. Dios se lo pagará a esas generosas personas.

    Salí del lugar para inspeccionar la parroquia y asegurarme que todo estuviera en su lugar pues lo que menos quería era una llamada de atención del obispo. Fue ahí cuando lo vi: un pequeño ángel del reino de los cielos, sentado en los bancos del frente, orando. Hermoso a pesar de su aspecto desalineado y sucio. Me acerqué hacia él cautivado por su belleza con la esperanza de serle agradable.

    Hola, ¿cómo estás? No te había visto por aquí antes. ¿Cómo te llamas? —saludé con una sonrisa de labio a labio y extendí una mano para peinarle los cabellos con toda la delicadeza del mundo. Alcé la vista esperando encontrar a un adulto que se hiciera responsable por el niño, pero nadie estaba a la vista. No veo a tus padres por ningún lado. ¿Viniste solo? —Ese debía ser mi día de suerte y ese niño un regalo divino destinado especialmente para mí. Le ofrecí la mano para saludarlo con rectitud, saboreando el dulce tacto de su piel con mis dedos—. Yo soy el padre Ezekiel, es un placer conocerte, pequeño… Te ves algo sucio. ¿Trabajas acaso? —No sería el primer ni último niño de la época en ganarse el pan de cada día laborando por una fábrica, aunque en días recientes muchos de ellos hubiesen empezado a desaparecer. Era como si los pobres fueran cada vez menos alrededor de la Iglesia.

    Tatsumaru IgrataTatsumaru Igrata
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  10. Wonald

    Wonald Se requiere poco para teñir los futuros de negro

    Registrado:
    17 Ene 2015
    Mensajes:
    1,756
    Temas:
    39
    Calificaciones:
    +1,243
    Leoncio

    -17... 18... 19... y 20.- Contaba las piezas de pan mientras las colocaba en la bolsa de tela. -Aquí tiene padre.- Así es, le vendo pan al padre de la iglesia. Cada día viene a comprar pan para repartir a los pobres en la iglesia. Mi familia no puede permitirse regalar nada en estos momentos pero sí podíamos hacerle un descuento. -Te lo agradezco y sé que los que vayan a recibir esto tambien les agradecen.- Dijo con una sonrisa amable y sincera mientras me entregaba el dinero. -No tiene que agradecer. Cuídese por el camino.- Le dije despidiéndome de él mientras se retiraba llevando el pan para luego guardar el dinero en el escondite. Desde que las cosas no van muy bien para muchos hemos tenido la precaución de guardar el dinero en un escondite. Hace años nos habían robado y desde entonces, por orden de mi madre, hemos sido más minuciosos.

    -Leoncio.- Me llamaba mi abuelo desde la parte trasera donde se hacía el pan. -Voooy.- Le conteste para diriguirme allí. Hacia color allí gracias al horno de piedra aunque este lleva ya unos minutos apagado. Mi madre se encontraba limpiando los utensilios usados en una esquina mientras que mi abuelo descansaba en una silla. -Aquí estoy.- Dije al mismo tiempo que me acercaba al abuelo. -¿Ese era el padre?- Me preguntó a lo que respondí afirmativamente. -Entonces ve preparando las cosas para cerrar.- Asentí con la cabeza y me dispuse a retirarme cuando volvió a hablar. -Oh pero antes ve de una corrida a la tienda y lleva esto.- Me entregó un papel con un pedido de harina, azúcar entre otras cosa. -Okey.- Antes de irme le mostré que llevaba el cuchillo oculto conmigo tal como él me enseñó.

    Salí de casa tratando pues a mis padres no les agradaba que saliera tarde y tampoco quería llegar cuando la tienda estuviera cerrada. Iba esquivando a la poca gente que se encontraba en la calle y deteniendome cuando alguna carreta se cruzaba.


    @ Estoy libre para rolear.

     
    • Me gusta Me gusta x 1
  11. Autor
    Tatsumaru Igrata

    Tatsumaru Igrata

    Registrado:
    22 Abr 2007
    Mensajes:
    5,452
    Temas:
    15
    Calificaciones:
    +942
    [Alexander]

    La señal a sucedido. Entonces me levanté como si nada. Y en plena taberna, hubo dos hombres que estaban a lo suyo como si nada, pero que al verme mirarles y asentir disimuladamente con la cabeza, se levantaron y me siguieron. Fuimos a la casa y entramos como si nada. En efecto, el niño a cumplido su trabajo de forma satisfactoria. Cuando subimos, ya se había vestido de nuevo y miré complaciente tanto al pequeño como al hombre desnudo ahí roncando.

    (Alexander) Manos a la obra...

    Los dos hombres agarraron al hombre con mi ayuda y bajamos con él escaleras abajo. Le pusimos solo una bata para no levantar sospechas y nos dirigimos todos a la cochera donde encontramos lo que esperábamos encontrar. Un pequeño carruaje con dos caballos. En esta época, puede haber tanto carros y carrozas tirados por caballos como esos modernos automóviles que parecen carrozas andantes, pero movidas por motor. Con la víctima a bordo y sentada como si estuviese viajando tranquilo, uno de los otros dos hobmres subió con él para tenerlo vigilado y otro se encargaría de conducir a los caballos. Yo perosnalmente abrí la gran puerta y que así pudiesen salir. Entonces la volví a cerrar desde dentro y salí con el niño de la casa por la puerta principal como si nada. Entonces subimos a la carroza y pusimos rumbo hacia nuestro destino.

    (Alexander) Buen trabajo, Sunil. Estoy orgulloso de tí.

    Le dije con una sonrisa. Acaricié su cabello de forma cariñosa. El carruaje llegó hasta una de las múltiples entradas camufladas de la compañía de procesamiento de carne del señor Mandus. Al ser un lugar tan grande, se habilitaron en secreto múltiples entradas y salidas, pero todas en el interior de instalaciones de la compañía que, aparentemente, solo se usan de almacén o garaje. Esta en concreto parecía un simple almacén de suministros, pero oculta tras una falsa pared había una puerta secreta por la que entramos todos. Fuimos por el pasillo hasta llegar a uno de los sectores que llevan a las celdas.

    (Alexandr) Encerrad a ese parásito de la sociedad en una celda y deshaceros de su bata. Es un sucio animal... y debe vivir como tal incluso antes de que experimente el brabaje que le dará una nueva identidad y una nueva forma de ser...

    Sonreí y los demás también. Se lo llevaron hacia una dirección y yo con el pequeño fuí por la otra. Siempre me gustaba ir estando lso dos cogidos de la mano o yo llevándole a caballito. Pasamos por diferentes sectores de la fábrica. Rediles de conrfinamiento, zonas de destripado, laboratorios a pequeña escala y zonas de ingeniería. Lo malo de un lugar tan grande es que es muy lioso, pero ya se están encargando de separar los sectores para facilitarlo todo. La visión de sangre, vísceras y animales naturales y humanoides siendo destripados incluso estando vivos en algunos casos era algo habitual. Además de gritos de animales de granja comunes y de humanos enloquecidos y suplicantes. Y tras coger unos cuantos elevadores y caminar un poco más en medio de ruidos de vapor a presión y sentir zonas demasiado cálidas, llegamos a una de las zonas de alojamientos de los empleados. Todos duermen en sus casas, pero los que se necesita que trabajen de forma muy seguida se les concede alojamiento. Voy a mi habitación asignada junto al menor y una vez dentro, cierro la puerta con llave. No hay ventanas, pues estamos bajo tierra. Pero al menos contamos con un aseo decente y un dormitorio con algunos muebles de salón o de despacho. Cojo una de las botellas de agua y le sirvo un vaso al pequeño y otro para mí. Y me senté junto a él en la cama para hablar.

    (Alexander) Dime, Sunil... ¿Ese parásito llegó a obligarte a desnudarte por completo? ¿Mantuvo sus manos alejadas?

    Me siento especialmente ligado a ese menor. No puedo negar que en momentos de lujuria me he follado a otras presas incluidos niños, pero él lo sabe muy bien y hasta le he ofrecido mirar o incluso participar. Orgías de verdad entre empleados de la compañía y las víctimas. Incluso torturas y muertes lenta y dolorosas dejandonos perdidos de sangre. Pero ese pequeño solo muestra su intimidad y se deja hacer y tocar por nosotros. Normalmente, ante las presas nunca muestra su intimidad ni deja que le toquen mucho. Y si alguno lo hizo, me aseguraré de que esa presa pague por ello. Incluso aunque se supone que pagó para hacerlo. Mientras espero su respuesta, voy bebiendo del agua.

    Devian LilithDevian Lilith


    [Lucas]

    Permanecía inmóvil en el banco de la iglesia. Con los ojos cerrados y notando el agradable aroma del incienso. Y cuando uan voz se escuchó, mi mente despertó de nuevo y abrí los ojos muy tranquilo. Me giré a ver quien era y enseguida reconocí la vestimenta que llevaba.

    (Lucas) Me llamo Lucas. Mucho gusto, padre.

    Le saludé con la educación que me habían enseñado. Cuando preguntó lo siguiente, solo respondí tan tranquilo y neutral como siempre

    (Lucas) No tengo padres, señor. Vivo en el orfanato.

    El hombre se presentó y me preguntó sobre si trabajaba. Asentí con la cabeza.

    (Lucas) En la fábrica de Mandus. Nos piden a mí y a otros niños y niñas del orfanato que limpiemos las tuberías grandes.

    Respondí a su pregunta. Seguro que el padre notó lo que los demás niños notaban en mí. No soy muy expresivo, la verdad.

    (Lucas) Vengo al terminar la jornada. El olor del incienso me hace sentir muy tranquilo. Puedo quedarme un ratito, ¿Verdad?

    Dije con una tímida sonrisa. Y como niño bien educado que era, esperé pacientemente para saber si tenía alguna pregunta más que hacerme.

    Devian LilithDevian Lilith
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  12. Devian Lilith

    Devian Lilith Hariningen

    Registrado:
    19 Jun 2006
    Mensajes:
    819
    Temas:
    8
    Calificaciones:
    +738

    [Sunil]
    Hice mi parte del trato y a los adultos correspondió hacer el resto. Alexander entró con sus compañeros y en cuestión de minutos se llevaron el desagradable bulto entre ellos hasta el carruaje que nos llevaría de vuelta a Mandus.

    Gracias —respondí de una manera muy humilde. Yo sabía que era parte de mi trabajo pero que un hombre como Alexander se tomara la molestia de reconocerme significaba mucho para mí. Sus caricias las disfrutaba en comparación con la de otros hombres.

    Entramos por una de las entradas secretas de la compañía, había tantas que me era difícil memorizarlas todas. El hombre fue encerrado dentro de una celda a las órdenes de Alexander. A medida que te volvías uno con Mandus, disfrutabas más del dolor de las presas en sus jaulas. Sin embargo, una parte de mí seguía sintiendo miedo de ese lugar. Así, a medida que avanzaba con Alexander rumbo a los cuartos, una parte de mi temblaba por dentro al pensar la posibilidad de terminar como alguno de ellos… solo y encerrado en una jaula, convertido en una bestia extraña. Tragué saliva y me aferré aún más a la mano que me llevaba. Era mejor estar del lado de la compañía que en su contra. Entramos al cuarto y Alexander cerró la puerta.

    Sí, tuve que quitarme toda la ropa y me tocó aquí, entre las piernas. —Tomé la mano más cercana de Alexander que tenía y la llevé justo entre mis piernas para que pudiera tocarlas y apretarlas a su mejor disposición—. También me apretó el trasero, pero yo no quería. Hazme olvidarlo… por favor —supliqué seductor, como sabía que a él le gustaba. Con mis ojos tiernos clavados en él mientras seguía conduciendo su mano a mi entrepierna.
    Tatsumaru IgrataTatsumaru Igrata



    [Ezekiel]

    Por supuesto que puedes quedarte —aseveré al muchacho tomando asiento a un lado de él—. Yo me quedaré a hacerte compañía, cierra los ojos y relájate.

    A los pocos segundos me obedeció. Se dejó embriagar por los aromas del recinto mientras yo le peinaba con suavidad los cabellos, pasaba mis dedos alrededor de su rostro acariciándolo y por último lo rodee con el brazo para acercarlo a mi cuerpo. Duramos unos minutos de esta forma hasta que mi impaciencia pudo más. Necesitaba quedarme a solas con el muchacho en un lugar más… privado.

    Ya es tarde y tú debes estar cansado luego de un agotador día de trabajo —comenté aprovechando que el ambiente lo tenía arrullando. Sabía que debía aprovechar esta oportunidad cuanto antes—. ¿Te apetecería acompañarme para la merienda? No me gusta comer solo y tu compañía sería reconfortante. Los servicios por hoy han terminado y nadie viene por aquí a esta hora. Podemos almorzar juntos, así no tendrás que malgastar tu salario en las calles. Sé mi invitado. —Me puse de pie con la intención de ser firme en mi propuesta. No aceptaría un no por respuesta—. Acompáñame. —Ofrecí mi mano extendida, esperando que él la tomara.

    Una vez que lo tuviera conmigo lo llevaría hasta mis aposentos, donde además de una cómoda cama gozaba de una mesa y una silla para las comidas. Colocaría los víveres sobre la mesa y aprovecharía la ausencia de una segunda silla para sentarlo sobre mis piernas, de esa manera mi entrepierna podría rozar con casualidad sus inocentes glúteos.

    Tatsumaru IgrataTatsumaru Igrata
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  13. fortunat01

    fortunat01 Protegere a aquellos que me importan

    Registrado:
    23 Feb 2012
    Mensajes:
    1,057
    Temas:
    183
    Calificaciones:
    +1,805
    Jayden

    Como todas las tardes, estaba jugando las calles de la ciudad junto a mis amigos, me gustaba estar con ellos, pero igual a veces me aburría de su compañía, papá me había dicho que tuviera cuidado y que no llegara muy tarde a casa, según entendí algunas personas de la alta sociedad se habían perdido o los habían secuestrado, bueno eso me tenía sin cuidado, yo me se cuidar muy bien.

    A pesar de que nos divertíamos, una vez el sol se comenzó a meter, poco a poco cada uno de ellos se fue a su casa hasta que me dejaron solo, para mi era todavía muy temprano, por lo que empece a caminar por las calles, pensando en mis cosas, estaba totalmente absorto, que no me fije por donde iba hasta que choque con un alguien que me hizo caer sobre un charco manchando mi ropa. Me levante enseguida y vi que era el hijo del panadero al que mi mamá le compraba el pan.

    "Lo siento, no me fije por donde iba, ¿ésta bien?" pregunte con una sonrisa

    WonaldWonald hello
    Alex the HuskyAlex the Husky si gustas puedes reunirte con nosotros

     
    • Me gusta Me gusta x 1
  14. Autor
    Tatsumaru Igrata

    Tatsumaru Igrata

    Registrado:
    22 Abr 2007
    Mensajes:
    5,452
    Temas:
    15
    Calificaciones:
    +942
    [Alexander]

    Parece ser que ese hombre había llegado a tocarle en su zona íntima y en su trasero. Me encargaré personalmente de que sean especialmente rudo con él. Y entonces, el pequeño se empezó a mostrar seductor y mi mano la guiaba hacia su entrepierna para que la tocase por encima del pantalón. No lo dudé y moví mi mano suavemente para frotar con suavidad esa zona y así darle algo de contacto agradable. Además de usar mis dedos para acariciar de forma más minuciosa, aunque sus prendas impidieran un contacto más directo. Entonces sonreí complacido ante ese deseo del niño y retiré mi mano para tomar su vaso de agua y dejarlo a parte en una mesita junto con el mío. Entonces tomé sus manos y lo ayudé a levantarse de la cama.

    (Alexander) De acuerdo, Sunil. Te daré lo que me suplicas. Y no dudes en que lo olvidarás, porque cuando terminemos lo que vamos a hacer, te acabarás durmiendo con una gran sonrisa.

    Dije sonriendo de forma pícara. Me senté en el borde de la cama de nuevo para estar cómodo.

    (Alexander) Demuéstrame tu talento, Sunil. Haz esos movimientos tan seductores mientras te desnudas, pero esta vez desnúdate del todo y luego ven a mí...

    Dije deseando verle en acción. Solocon nosotro se desnuda por completo y se deja hacer lo que sea. Y me aseguraré de que lo disfrute tanto como yo.

    Devian LilithDevian Lilith


    [Lucas]

    Me agradó mucho que me dejase quedarme. Y siguiendo su consejo, cerré los ojos para relajarme igual que hice antes. Me resultaba asombrosamente fácil sentirme como si me fuese al limbo. Pero esta vez notaba con claridad la mano del mayor. Como acariciaba mi cabello y mi rostro. Como una madre arropando con su velo protector a sus crías. Me recosté sobre él al ponerme tan cerca. Me sentía totalmente relajado. Cuando habló de nuevo, abrí de nuevo los ojos despertando de ese tranquilo y silencioso momento. Me ofreció merendar con él. Y aunque no había problema respecto al dinero debido a que en el orfanato ya me alimentan gratis y doné todo lo que había ganado hoy, pensé en aceptar su propuesta únicamente por lo que dijo de que no le gustaba comer solo. Nadie tendría que estar solo en la vida. Sin embargo, no hizo falta decir nada, pues parecía como si el sacerdote hubiese leido mi pensamiento. Solo mostré mi tímida sonrisa de siempre y tomé su mano. Le seguí sin decir nada hasta que me llevó a la sala. Esperaba que al menos ahí tuviesen algo más sabroso que comer. No es que la comida del orfanato fuese mala, pero he oido que hay bocados mejores.

    (Lucas) ¿Qué tiene de cenar?

    Solo por curiosidad para saber lo que le esperaba a mi tripita. Es interesante ver que duerme y come en la misma habitación.

    Devian LilithDevian Lilith
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  15. Alex the Husky

    Alex the Husky Ven aquí, juguemos un poco Moderador

    Registrado:
    12 Nov 2015
    Mensajes:
    3,865
    Temas:
    25
    Calificaciones:
    +2,470
    Simón.

    Un gran viaje fue el que tuve que abordar para llegar en donde me encuentro actualmente, fue largo y muy agotador pero todo lo que recorrí había tenido sus frutos, pues por fin había llegado a Londres, a una ciudad muy pequeña y algo sucumbida en la pobreza, pero a pesar de ello con lugares muy históricos y bellos de los cuales aprender.

    Con un motivo por delante camine por aquellas extensas calles, yendo hacia dirección contraria de las personas residentes yo hacia el intento de encontrar un lugar donde poder pasar la noche, por desgracia este lugar era totalmente desconocido para mi.

    Tenia un mapa en mano pero era inútil pues no comprendía en donde estaba, en simples palabras..me perdí.

    -Rayos...mi primer viaje fuera de mi país y termino perdido, típico de ti- me felicite a mi mismo con sarcasmo a la vez que palmee suavemente mi frente y baje la mirada al suelo.

    Sabia que si quería llegar algo tendría que pedir indicaciones a alguien. Justo en ese momento de suerte me tope con dos personas al otro lado de la calle, un adulto y un niño, intentando no mostrar temor guarde mi mapa y toma con algo de fuerza mi maleta con una mano.

    -Disculpen-

    perturbe el momento de ambos llamando su atención.

    -Lamento mucho molestarlos pero ¿podrían decirme donde se encuentra el hotel mas cercano?-

    WonaldWonald sueñooo..uwu
    fortunat01fortunat01 hola guapo 7v7
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  16. Wonald

    Wonald Se requiere poco para teñir los futuros de negro

    Registrado:
    17 Ene 2015
    Mensajes:
    1,756
    Temas:
    39
    Calificaciones:
    +1,243
    Leoncio

    Había logrado llegar a tiempo a la tienda para dejar el encargo antes de que cerran. Antes las tiendas se mantenían un rato más abiertas pero desde que las desapariciones empezaron muchos cierran sus negocios al caer de la noche. Por cosas así la gente se iba a acostumbrando a buscar las cosas que necesita desde temprano.

    Hacia mi camino a casa de manera calmada. Puede que sea algo tarde como para que un joven ande solo por las calles pero estaba tranquilo gracias a que tenía algo con que defenderme si surgía algún inconveniente, cosa que sí pasó. Por ver el escaparate de una tienda no me di cuenta de alguien más hasta que choco conmigo y casi caigo. Al voltear vi que se trataba de un chico de cabello castaño y un poco más joven que yo, tal vez unos 14 años. Él cayo en un charco mojando su ropa pero se levantó enseguida.

    No parecía importarle su estado actual.
    -Tranquilo, no me hiciste nada, al contrario de tu ropa.- Señale al charco en el suelo y bastó para que el chico comprendiera. (Este chico... ¿lo he visto en algún otro lado?) Pensé. Tenía el sentimiento de que lo conocía o que al menos lo había visto en alguna parte pero sin recordar donde.

    Una débil voz se hizo presente llamando mi atención. Era la de un hombre adulto aunque diría que su rostro es similar al de una mujer.

    Pude notar en sus palabras un acento extranjero, un turista posiblemente, lo que tambien explicaría lo de la busqueda de un hotel y la maleta que llevaba consigo. Sé que no debería hablar y mucho menos fiarme de desconocidos pero este sujeto lucía... delicado, por decirlo amablemente.

    -Hay un hotel a pocas calles de aquí...- No estaba seguro de que hacer en esta situación.-...quizas podría mostrarle el camino.- Voltee a ver al chico pues no sabía que hacer sobre él.


    fortunat01fortunat01
    Alex the HuskyAlex the Husky
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  17. Devian Lilith

    Devian Lilith Hariningen

    Registrado:
    19 Jun 2006
    Mensajes:
    819
    Temas:
    8
    Calificaciones:
    +738

    [Sunil]
    Está bien —accedí sin problemas siendo que Alexander era un individuo de mi confianza. Me levanté de la cama y avancé un par de pasos al frente. Tocaba el turno de repetir las mismas acciones, sólo que aquí sí podía disfrutar de la situación.

    Levanté mis prendas superiores, contoneándome mientras lo hacía, muy lento, revelando poco a poco mi vientre plano y mis tetillas. Cuando las retiré por encima de la cabeza deje caer sin preocupaciones los harapos al suelo, dejando al descubierto mis brazos con tatuajes encima, de aquellos días en los que deambulaba por las calles antes de unirme a la compañía. Podía sentir mi piel caliente, sin sufrir incomodidad por corrientes de aire que llegaran a filtrarse. Bajo tierra el calor se mantenía.

    ¿Te gusta así? —pregunté esperando su aprobación.

    Continué quitándome los zapatos y los calcetines, sin mucho detenimiento. Me concentré en ser seductor cuando llegué al pantalón. Volví a contonearme en mi sitio con movimientos ligeros. Me retiré el pantalón por una pierna primero y después de la otra. Cuando llegó el tiempo de la ropa interior me di media vuelta para que Alexander pudiera apreciar mis nalgas a medida que las desnudaba. Me incliné hacia adelante y fui bajando mis interiores, exponiendo mi colita lo mejor posible. Me quedé en esa posición por unos segundos antes de erguirme y acudir de vuelta a la cama.

    Espero que te haya gustado.
    Tatsumaru IgrataTatsumaru Igrata



    [Ezekiel]

    Tengo carne y verduras pero primero tengo que cocinarlas. También hay pan y frutas —le expliqué llevándolo hasta la cama dónde le senté. Después le acerqué una manzana—. Come esto mientras preparo lo demás.

    Me alejé de él unos minutos mientras ponía a hervir la carne y las verduras. Cebolla, patatas, coles y berros con algo de tocino y unos cortes provenientes de la mismísima Mandus Company, famosa por sus carnes de buena sazón. Además revisé entre las demás provisiones para sacar también un poco de pan y la mitad de una tarta comprada ese mismo día, más temprano en la panadería. Coloqué todo sobre la mesa junto con dos vasos de cristal, mas no llené su interior con agua, sino con jugoso vino de las reservas para poner en ambiente la situación.

    Estoy seguro que un poco de vino no le caerá nada mal a tu estómago. Trabajas para ganarte el pan de cada día. Ya eres prácticamente un hombre —justifiqué mientras agregaba a la merienda ciruelas y cerezas. El chico tendría variedad para deleitarse el estómago—. Ven, vamos a comer —lo invité sentándome en la silla esperando que se acercara—. Espero no te moleste compartir asiento. Puedes sentarte en mis piernas, con confianza. —Palmee mi regazo para indicarle el lugar. Acto seguido lo cargue y coloqué sobre mis piernas medio abiertas como había querido tenerlo desde un principio. Mi entrepierna semi-erecta rozando su redondo trasero. Tan cerca el uno del otro que poco importaban las telas entre nosotros, mi hombría empezó a reaccionar—. Comamos.

    Merendamos juntos y en cada ocasión que podía me atrevía a alimentarlo personalmente, llevándole el bocado a la boca mientras le pedía que dijera “A”. Le sonreía para ganarme su confianza y hacerle sentir que estaba en un lugar seguro, sin embargo cada que podía repegaba más y más mi virilidad contra él. Era obvio que sabía de mi erección, pero al no decir nada simplemente pretendíamos seguir comiendo. Le serví más vino una vez que vació su primer vaso.

    Bebe un poco más. Estoy seguro de que no podrás probar algo tan delicioso allá en el orfanato. Aprovecha y embriágate como los niños grandes —le sugerí, acariciando su rostro e incluso besándolo en la mejilla para demostrarle mi cariño—. Eres un buen chico, Lucas. Gracias por ser mi compañía esta tarde —lo abracé por debajo de hombros y besé la coronilla de su cabeza, a la vez que hundía más mi entrepierna contra sus nalgas. Tenía unas infernales ganas de hundirme en su interior. No aguantaría estar tan quieto por mucho tiempo.
    Tatsumaru IgrataTatsumaru Igrata
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  18. fortunat01

    fortunat01 Protegere a aquellos que me importan

    Registrado:
    23 Feb 2012
    Mensajes:
    1,057
    Temas:
    183
    Calificaciones:
    +1,805
    Jayden

    Por fortuna, el choque con el hijo del panadero no causo ningún problema grave, solo me ensucie un poco, justo luego de que me puse de pie, un sujeto que nunca había visto antes en mi vida se nos acerco, pidiendo indicaciones para llegar a un hotel, el hijo del panadero le respondió que él lo llevaría a uno que conocía y me volteo a ver.

    "Si gustan los acompaño, no tengo nada que hacer" dije

    Tanto el hijo del panadero, como yo esperamos la respuesta del joven turista.

    Alex the HuskyAlex the Husky
    WonaldWonald perdonen lo corto del post no se me ocurrio que escribir T.T

     
    • Me gusta Me gusta x 1
  19. Autor
    Tatsumaru Igrata

    Tatsumaru Igrata

    Registrado:
    22 Abr 2007
    Mensajes:
    5,452
    Temas:
    15
    Calificaciones:
    +942
    [Alexander]

    Disfrutaba mucho de como me muestra su talento de niño seductor y su gran belleza. Asentí ante su pregunta. Además de estar encantado con sus movimientos provocadores, me estaba excitando. Sobre todo cuando se quitó su prenda más íntima. Su pequeño y joven trasero junto con su pequeño pene y sus bolas. Le he visto tanto erecto como relajado. Y en ambos casos, su intimidad sigue siendo pequeña. Pero no me puedo esperar otra cosa de un niño de solo ocho años, después de todo. Se acercó desnudo para sentarse a mi lado al terminar. Acaricié su hombro con suavidad.

    (Alexander) Tu cuerpo es lo más hermoso que he visto nunca. Realmente eres guapísimo. Ese bonito color de piel y esos tatuajes hacen que parezcas una deidad. El hijo de alguna diosa. En serio... Pareces un joven dios.

    Me gusta hacerle sentir halagado y apreciado. Me puse de pie y me comencé a quitar la ropa delante suyo. De forma relajada, pero dando vueltas sobre mí mismo para que me vea bien. No se me da nada bien lo de ser seductor con mis movimientos, pero lo que realmente busco es solo que me mire. Y al quitarme todas las prendas, el menor pudo ver mi verga totalmente enorme y erecta por el placer. Le recosté en la cama boca arriba con la cabeza en la almohada para que estuviese cómodo. Me puse sobre él con cuidado y de forma muy suave para no plastarle y comencé a besar y lamer su cuello mientras mis manos acariciaban sus hombros, pecho y pezones.

    Devian LilithDevian Lilith


    [Lucas]

    Carme y verduras. Lo típico, pues hay ocasiones en las que solo por ahorrarse tiempo en el orfanato lo mezclan todo de golpe y hacen algo parecido a un estofado de sabor confuso. Pero saber que hay frutas... ¡Que bien! Rara vez puedo comer fruta, pues los mayores siempre se las agencian primero. Tomé la manzana y dándole las gracias comencé a comer a mordisquitos. Pero lo mejor fué descubrir que había tarta.

    (Lucas) :3

    ¡Genial! En el orfanato solo sirven tarta en ocasiones especiales y acaba tocando a un trocito por persona. Aunque... ¿Vino? No me parecía correcto, pero si el padre me lo ofrece, es porque no es malo. Me conecntraba especialmente en las frutas y decidí probar un sorbo de vino. Lo notaba suavecito, pero ese picor que deja en la lengua resulta un poquito incómodo. Pero al menos era suave. Así que tomé unos sorbitos más. Cuando la comida estaba servida, seguí su consejo y me senté sobre sus piernas. No sería la primera vez que me piden a mí o a otro niño o niña del orfanato algo así. Sobre todo cuando faltan sillas. Dejé que me cargara para facilitarme la tarea, aunque notaba como si algo hiciese como el pie de un bastón para empujarme levemente. Extraño, pero no molesto. Al menos por ahora, por supuesto. Y de todas formas, ahora mi mente se deleitaba principalmente con la fruta y la tarta.

    (Lucas) Ahh...

    Cuando em pedía decir `A´ lo hacía. Me dió cierta nostalgia, porque hacía mucho tiempo que no me daban de comer de esa manera. En concreto, desde que pasé a tener cinco años. A medida que pasaba el tiempo, notaba ya un poquito molesto ese bulto tocar mi trasero y un poquito la zona baja de mi espalda. Pero no encontraba momento para decírselo. Y ya me estaba notando más relajado de lo habitual. Es como cuando me quedo en el limbo, pero estando consciente todavía en este caso. Me ofreció una segunda copa, pero me notaba un poquito aturdido. Preferí alcanzar el agua y beber bien. Eso parecía hacerme sentir un poco más hidratado.

    (Lucas) No tiene... que agradecerme, padre... Me alegra... saber que está... acompañado esta noche... para cenar...

    Notaba nuevos besitos cariñosos similares a los que se dan entre familiares. Solo me dejaba hacer mientras ahora probaba la tarta.

    Devian LilithDevian Lilith
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  20. Devian Lilith

    Devian Lilith Hariningen

    Registrado:
    19 Jun 2006
    Mensajes:
    819
    Temas:
    8
    Calificaciones:
    +738

    [Sunil]
    Sentí las caricias de Alexander sobre mi hombro. También escuché sus halagos que me hicieron sonrojar.

    Muchas gracias. Eres muy amable por decir eso. —Agaché mi rostro, apenado. Era difícil asimilar esa clase de palabras con mi persona, especialmente por mis tatuajes que obtuve sin si quiera buscarlos—. A mí me gusta cómo eres tú —comenté estirando mi mano para acariciarle su masculina barbilla con suavidad y sonreírle de vuelta—. Eres muy apuesto —insistí con un tono más seductor en esta ocasión.

    Lo vi desprenderse de sus ropas, de la misma forma que él me miró. Su amplia espalda y cuerpo musculoso me encendió, pero lo que en verdad me excitó fue ver su miembro erecto, el mismo que tantas veces atrás me había llenado hasta verter su semilla en mi interior y hoy no sería la excepción. Mi pene también se endureció, aunque por obviedad era pequeño en comparación con el de un adulto. Me dejé recostar y mimar con dulces caricias estando debajo de él.

    Ahm…ah… Mmm… —gemí mientras me retorcía de placer por sus besos y caricias—. Más, por favor… —supliqué—. Quiero más. —Mis manitas rodearon su rostro. Con suavidad lo conduje hacia el resto de mi cuerpo. Adoraba que mordisqueara mis pezones, lamiera mi ombligo y, por supuesto, jugueteara con mi pene.

    Cuando quedé satisfecho me reincorporé.

    Es mi turno de hacerte sentir bien, Alexander. Recuéstate, por favor —le pedí, deseoso por regresarle las dulces atenciones que tuvo conmigo.

    Lo primero que hice fue besarle en los labios dejando que nuestras lenguas se batieran en un pequeño duelo que, por supuesto, yo perdía por mi falta de experiencia, mientras mis dedos le acariciaban el rostro. Sus besos me robaron el aire. Después procedí a acariciarle el resto de su cuerpo, pequeños besos y caricias por aquí y por allá hasta llegar a su entrepierna.

    Me relamí los labios antes de empezar a saborearla como una piruleta, pasando mi lengua desde la base hasta la punta y a la inversa. Cuando lo dejé completamente húmedo entonces lo cubrí con mis labios y comencé a moverme de arriba abajo, apretando mis labios como sabía que a él le gustaba.
    Tatsumaru IgrataTatsumaru Igrata



    [Ezekiel]

    Mis manos se escabulleron alrededor de su cuerpo, con intensas caricias aunque seguras, sólo le tocaba el cuerpo y el rostro sin llegar más abajo del ombligo. Enseguida aproveché para darle besos en las mejillas, alternando de una a la otra mientras él se distraía con la tarta.

    Eres un niño demasiado adorable. Eres más dulce que un caramelo —le susurré en el oído y luego le solté un pequeño beso en ese lugar. Lo abracé con más fuerza que antes, temeroso de que pudiera querer escapar—. Veo que te gusta mucho la tarta. ¿Sabes? Puedes venir otros días a comer conmigo, y cada día que vengas compraré otra tarta para que almorcemos juntos. Solos tú y yo, nadie más. —Con ello seguro me ganaría su confianza. Un pequeño soborno para apelar a su torpe inocencia—. Pero para que eso suceda debes prometer que no le dirás a nadie sobre nuestros pequeños almuerzos, nadie del orfanato y mucho menos a cualquier otra persona de la Iglesia. Verás, no es bien visto que un sacerdote coma con un huérfano, el obispo y otros sacerdotes no lo aprobarían, tampoco la gente de las calles. Debes prometerme que este será nuestro secreto, incluso la comida de hoy. Que por nada del mundo le hablarás a otros sobre lo que suceda aquí, y debes prometérselo también a dios, pues él te está viendo ahora mismo.

    Le acaricie la punta de la nariz con mi dedo índice. Podía sentir por su mirada vaga y movimientos torpes que el alcohol estaba haciendo efecto en él. Lo sentía más adormilado que antes.

    Yo quiero pasar mucho tiempo contigo, pero, para mi desgracia, hay reglas dentro de la Iglesia que debo seguir y esas tienen que ver con mi relación con gente del exterior. Se supone que no tendría que ser tan hospitalario pero tú… eres tan amable. Me entristecería mucho tener que volver a comer solo. Sin tu compañía.
    Tatsumaru IgrataTatsumaru Igrata
     

Compartir esta página

Cargando...