Evento A través del Tiempo y Espacio (Ruta Unown) [Coreene y Jaybird]

Tema en 'Pokémon New Adventure' iniciado por Luigi, 13 Jun 2018.

  1. Autor
    Luigi

    Luigi Digimon Tamer/Pokemon Trainer/Tensaigakure Shinobi Moderador

    Registrado:
    28 Mar 2009
    Mensajes:
    11,009
    Temas:
    214
    Calificaciones:
    +2,542
    A UNOWN TRAVELER
    Es un día soleado de verano y te encuentras bajo la sombra fresca de un árbol en alguna pradera, tal vez disfrutando del aire acondicionado de un supermercado, buscando raros especímenes de Pokémon en el bosque o simple y sencillamente solo vagas buscando un significado a tu existencia. De un momento a otro un fenómeno peculiar acontece frente a ti, una luz azulina aparece metros delante tuyo, cegandote por un breve momento. Cuando recuperas la visibilidad te topas con que justo ahí, flotando, se encuentra una peculiar y extraña criatura de color negruzca: ¿es una letra, es un Pokémon?, al utilizar tu Pokédex parece que despejas tus dudas y, efectivamente, es una especie de Pokémon. Un Unown para ser más exactos. Tras observarla un poco notas que la criatura parece apurada… ¿será que está buscando a alguien?

    Objetivos:
    -Descubre qué es lo que desea el extraño Pokémon (está buscando a su “manada”).
    -Encuentra una forma de comunicarte con él y entabla amistad con él.
    -Viaja por la localidad (bosque, ciudad, isla, a elección del(los) jugador(es) y ayúdale a encontrar a sus amigos.
    -Protege al Unown en todo momento.

    Datos extras:
    -La forma del Unown corre a elección de los jugadores.
    -En algún punto del trabajo (a decisión de los jugadores) avistaran en la lejanía extraños puntos flotantes, que parecen estar danzando. Al parecer es la manada del Unown que te encontraste.
    -El lenguaje de los Unown es incluso desconocido para el resto de los Pokémon. Ninguna especie de Pokémon que no sea un Unown puede comprender lo que dicen, de modo que no puedes usar a tus compañeros como interpretes, tendrás que idear una forma de entender su lenguaje.
    -Por alguna extraña razón, los Pokémon salvajes se sienten amenazados por la presencia de este Unown, algunos no dudaran en atacarlo con tal de alejarlo de su territorio.

    Objetivo Final de la Fase:
    La Fase finaliza cuando arriban a la zona donde se encuentra la manada del Unown que encontraste: un portal negruzco se abrirá en el cielo y se tragará a toda la manada Unown. Después, la fuerza de arrastre de este agujero comenzará a succionar también al pequeño Unown al que acompañaste. Debes decidir:

    I) Ir hacia el portal de lleno, para así descubrir lo que hay al otro lado.
    II) Intentar rescatarlo a tu nuevo amigo, con ayuda de tus Pokémon.

    Independientemente del resultado, el portal se tragara a todos los presentes, incluyendo al Unown.

    Mínimo de post: 2 (Solitario); 1 (En Party).

    Jaybird:
    http://fdzeta.com/temas/compendio-de-fichas.85752/page-3#post-3217506

    Coreene: http://fdzeta.com/temas/compendio-de-npcs-personales.119222/page-3#post-3244110

    LadyAzulinaLadyAzulina LazyLazy go(?)
     
    Última edición: 14 Jun 2018
  2. LadyAzulina

    LadyAzulina Morpheus's Dream ♚

    Registrado:
    12 Abr 2015
    Mensajes:
    545
    Temas:
    16
    Calificaciones:
    +261
    Mensaje para el evaluador: -mira fijo a Luigo (?)-. Coreene tiene una línea de tiempo ya planeada con Evan, durante el evento parecerá que ya lo conoce -y es que para ella será así-, pero el Jaybird del evento no. En resumidas cuentas, Coorah es del futuro y Drake del presente (?).

    [​IMG] [​IMG] [​IMG] [​IMG] [​IMG] [​IMG]
    La heredera de la organización siempre fue libre de hacer y deshacer lo que quisiera, pero últimamente tomaba trabajos de campo que sin ninguna duda preocupaba a los suyos. Se pasaba todo el tiempo que podía fuera y alejada de las instalaciones, lo cual rozaba lo alarmante mas le daban su espacio. Solo que, desde hacía un par de meses, no sabían qué tanto espacio necesitaba. No sabían qué pasaba dentro de su cabeza, pero Coreene Moore se encontraba afectada, y eso afectaba a todos los demás.

    —¿Shadow?

    La albina suspiró, apoyando la cabeza en el tronco del árbol contra el que estaba recostada. Si bien el pequeño tenía razón, eso no significaba que fuera a dársela. Quería… un poco de tranquilidad exterior, ya que su interior seguía totalmente descontrolado.

    —Estoy bien —murmuró. Los Pokémon la conocían lo suficiente como para saber que era una mentira. Ambos se miraron por un segundo antes de que el inicial se acercara a su entrenadora, extendiendo un ala para rodearle el hombro con afecto.
    —Deeeci.

    Durante un rato no sucedió nada, sin embargo la chica sonrió. Le miró con los ojos azules extrañamente dulces, extendiendo una mano para acariciarle el costado y llevando la otra sobre la cabeza del pequeño, siendo -como no muy seguido- atolondradamente afectuosa.

    —En serio —insistió y, a pesar de que no le creyeron, asintieron.

    No obstante, el momento en donde la calma al fin había llegado terminó. Decidueye se movió rápido, pero no lo suficiente: una luz azulina cegó a la chica, quien se cubrió el rostro con las manos y se encorvó detrás del ave silenciosamente agradecida por su acción, Shade también quedó cubierto, mas el trío tuvo que aguardar un rato para poder abrir los ojos nuevamente. Coorah tuvo que levantarse para poder observar por encima del ala de Rowan y frunció el ceño ante la figura que se balanceaba de un lado a otro varios metros frente a ellos.

    [​IMG]
    La legionaria ladeó la cabeza con escepticismo, creía que conocía a todas las criaturas Pokémon y esa que estaba frente a ella no la había visto en la vida. El tipo planta mantuvo una actitud defensiva resguardando a la albina que, acostumbrada a ello, lo ignoraba mientras sacaba su Pokédex; logró escanear al raro ejemplar pero las palabras emitidas por el aparato fueron perdiendo volumen para los oídos de Moore.

    “Unown, el Pokémon símbolo. Se dice que los Unown han existido desde los tiempos antiguos. Son muchos en forma y aspecto pero se sabe poco de este misterioso Pokémon.”
    —¡Shadow!

    Detrás del extraño ser que tenía una forma parecida a la D, de entre su sombra específicamente, sobresalía la silueta de Marshadow. Aturdida, la infame bajó la mirada para ver a Shade aún a sus pies. Mareada, alzó otra vez la cabeza para ver al que se parecía a su pequeño bajo el ente flotante. No comprendía por qué el suelo se tambaleaba.

    —Bien hecho, Shade.

    Ahora Noel era capaz de escuchar los latidos de su corazón a la altura de sus oídos. Se sintió moverse en cámara lenta cuando giró hacia la causa del sonido y lo encontró a él de pie entre algunos árboles. Respiraba un tanto agitado mientras daba unos pasos más dentro del claro, no la había visto todavía. Decidueye se tensó cuando lo vio y, confundido, Shade se asomó para quedarse observando al humano tan impactado como su ‘mamá’. El brazo que sostenía la Pokédex perdió fuerza cayendo al costado del cuerpo femenino y el costoso objeto apenas emitió sonido alguno al chocar contra el suelo.

    Una única oración pasaba por la mente temporalmente desconectada de Coreene: “Está vivo. Drake está vivo”.

    [Comienzo del espacio publicitario]
    ¿Crees que estás listo para continuar con la historia?
    ¿Estás seguro? ¿No necesitas una pausa?
    Yo todavía no estoy lista…

    [Fin del espacio publicitario]

    —Dra-… —ni siquiera le salió la voz, pero eso no fue lo que evitó que la chica rompiera la distancia. Rowan la empujó hacia atrás cuando sintió que se movía, logrando que la espalda le chocara contra el tronco del árbol y saliera sorpresivamente de su estupor. Coorah sacudió la cabeza y reconoció entonces lo que su compañero había notado: el hombre que se encontraba a unos pasos bien podía ser Drake, pero no su Drake… Era difícil de explicar, pero algo en su forma de moverse, en la sonrisita ladeada o en el brillo de sus ojos al ver al Unown se lo decía. Y quizás eso la rompió por dentro más que haberlo perdido.

    Por la llegada del muchacho la letra D se giró hacia él y observó al pequeño que le acompañaba, pero volvió el ojo hacia la albina, levitando un poco en su dirección y provocando así que Evan pusiera al fin su atención en ella. Algo en la mirada del ahora menor la puso incómoda, notó el interés… y el desconocimiento. Coreene se forzó a mirar a la criatura extraña que no dejaba de agitarse, cada vez con más insistencia, reclamándole.

    —Ah, sí. Perdona —pasó junto a Rowan para poder agacharse delante del Unown, recuperando a medias su temple—. ¿Te encuentras bien? ¿Estás herido?

    La figura seguía agitándose aunque mantenía el ojo fijo en la chica. Desconcertada, ella miró a sus compañeros, aunque solo Decidueye le miraba debido a que su Shade intercalaba la vista entre el hombre y su igual. El ave hizo un movimiento parecido al levantamiento de hombros, indicándole que no tenía idea de qué le pasaba al raro. Eso provocó que Noel frunciera los labios, regresando con el ‘raro’.

    —¿Estás perdido? —probó, intentando advertir con todo el cuidado posible algún cambio en sus erráticos movimientos—… ¿Tienes hambre?… ¿Estás cansado?

    Un sonido tensó y sobresaltó a la fémina, quien lentamente se giró hacia su equipo. En su rostro se formó una mueca de dolor por un casi imperceptible segundo al comprender que su Marshadow sufría, lo entendía porque ella también lo hacía. Guardando un silencio solemne, Rowan lo cubrió con un ala para acercarlo a la mujer, quien lo acunó y lo meció entre sus brazos con todo el cariño que era capaz de ofrecerle en ese momento. Quizá lo más adecuado sería guardarlo. Lo consideró por largos segundos hasta que fue la voz de Evan lo que la sacó de su ensimismamiento en esa ocasión.

    —Eso es —murmuró, mas ella fue capaz de escucharlo. No solamente porque se encontraba completamente atenta a lo que él fuera capaz de hacer, sino también porque él procuró acercarse lentamente y sin causar ruido. Evitó mirarlo por mucho tiempo, pasando sus ojos azules a lo que él veía: el Unown. Y luego a lo que el Unown veía: su Shade. Entonces cayó en la misma conclusión que el hombre:—. No es lo que él siente —añadió él—, es lo que busca.

    Reacomodándose para poder estar de nuevo frente al extraño espécimen, Coorah apoyó una mano en la mejilla de un relajado Nyx antes de estirar la misma extremidad, con cautela y unos ojos suaves y dulces, a la letra D. Éste se agitó, mas fue capaz de sentir el afecto que ella desprendía e intentaba emitirle, quería relajarlo un poco también. Cuando fue capaz de apoyar la mano en la criatura, se le escapó un suspiro y lo acarició con extrema delicadeza.

    —Vamos a encontrar a tu familia —murmuró.


    ~***~

    Be strong, Coorah >w<
    Todo tuyo, LazyLazy
     
    • Me gusta Me gusta x 1
    Última edición: 7 Jul 2018
  3. Lazy

    Lazy I'm Morpheus, nice to meet you

    Registrado:
    22 May 2016
    Mensajes:
    1,829
    Temas:
    89
    Calificaciones:
    +947
    Explicar todo lo ocurrido había sido sumamente sencillo para Jaybird, debido a que la fémina no había hecho ni una pregunta y solo se limitó a emitir uno que otro “entiendo”. Ahora se hallaba más confundido por todo lo que estaba viviendo en ese entonces, muchas preguntas se formaron en su cabeza al momento de ser cegado por la extraña luz azul y encontrarse con la D de un solo ojo. Pero, sin duda alguna, lo que más ansiedad y curiosidad le causaba eran las interrogantes relacionadas con aquella hermosa albina que ahora le acompañaba. ¿Quién era ella y por qué le observaba tan detenidamente cada que se presentaba la oportunidad? No era que le incomodara aquel hecho, incluso lo comprendía, después de todo él llegaba a ser irresistible para muchos y muchas en algunos casos, sin embargo, su mirada no era de esas lascivas y deseosas a las que ya estaba acostumbrado; más bien, aquellos zafiros tan hermosos le mostraban una mezcla de dolor, interés, incomodidad y muchos otros sentimientos que él no podría describir.

    Belleza —el solo hecho de escuchar aquella palabra de Drake la hizo sentir un ligero escalofrío, voltear a verlo se le hizo un poco más difícil de lo que pensaba—, ¿nos conocemos de alguna parte? Es difícil no notar que me miras mucho, ¿acaso…?
    No te hagas ideas equivocadas —zanjó con el mismo tono serio de siempre—. Es solo que me recuerdas a alguien —esa última frase bastó para unir los puntos y comprender el porqué de su mirada. Aunque quería hacer un comentario al respecto, Evan decidió abstenerse, por alguna extraña razón que no comprendió pero ignoró en el momento.

    El silencio volvió entre ambos como si aquella corta charla no se hubiera dado. El pajarito para evitar tener un tic en el ojo, decidió sacar una caja de cigarrillos para posteriormente tomar uno e introducirlo en su boca. Cori notó la intención del joven Evan y como si fuera algo de todos los días, le arrebató el cilindro con una gran habilidad. Un
    ¡Joder, preciosa! ¡¿Qué haces?! salió de la boca del pajarito al momento de percatarse de lo que había hecho Coorah. Nuevamente se sintió como si estuviera repitiendo lo que una vez vivió con el hombre que tenía al frente, ese día estaba llevándola a recordar cosas que prefería dejar enterradas. Como respuesta a la queja, Cori solo comentó su disgusto por los cilindros y posteriormente lo arrojó al suelo para pisarlo con su bota.

    ¿Ahora me dirás que la otra persona también fumaba?
    Sí, lo hacía, pero lo dejó… por mí... —Evan iba a abrir su gran bocota para expresar lo mucho que le importaba aquella historia, pero se detuvo al momento en que la letra flotante se comenzara a mover como desquiciado—. ¿Qué le pasa?
    ¿En serio me quieres preguntar eso a mí? —Evan parecía tan asombrado como ella, de todo el tiempo que llevaba con el pequeño psíquico, esta era la primera vez que se comportaba de esa manera tan irracional.

    Sin esperar a que lo humanos lo tranquilizaran o se acercaran, la pequeña letra se adentró sola en el bosque. No es necesario mencionar cómo reaccionó la dupla legionaria al darse cuenta que el pequeño pokémon se había ido. La búsqueda llevó más de diez minutos sin algún resultado positivo, lo cual, les comenzó a aterrar de alguna forma; como si en esas escasas horas el pequeño se habría convertido en algo especial para ambos. Un suspiro ahogado salió de la boca de ambos al encontrar a pequeño psíquico.

    La D estaba rodeada de cuatro Graveler con un semblante más que molesto. Estaban prácticamente encima del pobre flotante, si no hubieran actuado Rowan, Roy y Djura, tal vez el pequeño estuviera sufriendo mucho dolor. Los planta se encargaron de las dos rocas más grandes, mientras que el aprendiz lucha era auxiliado por los dos Shade, quienes actuaron igual de rápido que los tipo planta.

    Mientras peleaban, Coorah no pudo evitar sentir un gran alivio al notar que el equipo de Evan no era el mismo que ella conocía. Roy y Djura eran la prueba perfecta de ello, pues los conocía en una etapa evolutiva más madura y fuerte. Aún así, los pokémon que tenían ventaja de tipo pudieron encargarse relativamente fácil de los Graveler quienes no lograron coordinar bien una estrategia para defenderse.

    En los quince minutos que duró el combate, Unown no hizo otra cosa más que chillar y moverse de lado a lado como si estuviera siendo llamado por algo. Drake notó aquello y, sin pensarlo, intentó calmar al pequeño tomándolo con sus manos. Como resultado, el pequeño ser de un ojo se vio en la obligación de atacar con su el único movimiento en su repertorio. No lo quería hacer, pero de cierta forma se sentía ahogado y desesperado, y que el ser humano se acercara a él de esa forma lo hizo entrar en una pequeña crisis. Al momento en que el ataque tumbó al hombre, el pequeño ser comenzó a sentir un ligero dolor que lo hizo buscar refugio en el bosque… nuevamente. Caín intentó levantar a Evan teniendo cuidado por el ataque que había recibido, sin embargo, el muchacho comenzó a correr en busca de la letra dejando a la fémina y al resto de pokémon totalmente confundidos, ¿qué clase de interés tenía Drake en ese pokémon? Hasta donde podía recordar, nunca le había visto portar uno en todo el tiempo que pasaron juntos.

    Sin darle tantas vueltas al asunto, Coorah le ordenó a todos que la siguieran al interior del bosque. No importaba a quién encontrarían primero, lo que sí importaba era no separarse en un lugar tan desconocido como ese. Por suerte y pudieron hallar a ambos, solo que al hacerlo, Cori y los pokémon se llevaron una gran sorpresa. La manada de Unown se encontraba frente a ellos; moviéndose de un lado a otro como si fuera alguna danza arcaica y emitiendo un sonido bastante sincronizado.

    ¿Eh? ¿Ok? —Más que impresionada, Cori se hallaba confundida por lo que estaba pasando en ese preciso instante. No obstante, algo raro comenzó a pasar cuando la D se acercó a sus compañeros de raza.

    Las letras se detuvieron y luego comenzaron a moverse de la misma forma que la D antes de encontrarse con los salvajes. Los movimientos erráticos del alfabeto entero, fue suficiente como para que los humanos retiraran a sus pokémon. La confusión llegó a su máxima expresión al momento en que un estruendo se escuchó por encima de ellos. Una brecha negra se había abierto y, sin darles el tiempo suficiente de reaccionar a ella, todos fueron succionados por la grieta.


    LadyAzulinaLadyAzulina bella dama <3 Ç
    LuigiLuigi El siguietne enunciado por fa y disculpa la tardanza XD

    Los niveles van pa Djura, Roy y Shade
     
    • Me gusta Me gusta x 1
    Última edición: 7 Jul 2018
  4. Autor
    Luigi

    Luigi Digimon Tamer/Pokemon Trainer/Tensaigakure Shinobi Moderador

    Registrado:
    28 Mar 2009
    Mensajes:
    11,009
    Temas:
    214
    Calificaciones:
    +2,542
    A UNOWN PLACE

    Tras atravesar el portal que succionó a los Unown has despertado en un extraño sitio: una enorme isla que flota en el cielo. Si miras hacía el suelo no encontrarás nada más que nubes que obstaculizan tu visión, por ende seras incapaz de tratar de localizar dónde te encuentras, si miras hacía arriba solo encontraras al sol. Pero eso no es lo único para sorprenderte, frente a ti se encuentra una enorme torre gigante, la cual parece estar siendo construida ladrillo por ladrillo por miles de Unown. ¿Qué es ese sitio?, no lo sabes pero pronto te darás cuenta que algo no anda bien: los Unown que trabajan en la edificación parecen estar trabajando en contra de su voluntad, un aura negruzca les rodea e incluso algunos están tirados por el suelo, exhaustos. El Unown que te acompañaba no parece sufrir efecto alguno, de modo que deduces que algo o alguien está manipulando a los Pokémon.

    Objetivos:
    -Explora la zona y adentrate en la torre [Imagen de la Torre]
    -Busca la causa o el causante de que los Unown trabajen sin parar.
    -Dentro de la torre te encontrarás con 4 formas extrañas de Unown que trataran de detenerte, si quieres abrirte paso debes derrotarles (En Party: debes derrotar a 4, en solitario debes derrotar a 2. Solo podrás enfrentarte a 3 un cualquier sitio/punto que escojas, el 4to se reservará para el objetivo final de esta fase (Party); Solo podrás enfrentarte a 1 en cualquier sitio/punto que escojas, el 2do se reservará para el objetivo final de esta fase (Solitario).


    • Guardianes Unown


    • [​IMG]
      Descripción: Una forma extraña de Unown que asemeja a un pez. Puede levitar en el aire. Extremadamente rápido en presencia de agua (lluvia o agua en la superficie). Tiene el tamaño de un Gyarados.
      Tipo: Agua
      Habilidades: Levitación + Absorbe Agua.

      STATS:
      (Individual//Party)
      PS: 300//600
      Ataque: 300//600
      Defensa: 300//600
      At. Especial: 300//600
      Def. Especial: 300//600
      Velocidad: 300//600

      Movimientos: Surf /Rayo hielo /Hidrobomba /Hidropulso



    • [​IMG]
      Descripción: Una forma extraña de Unown que posee una forma humanoide. A pesar de su forma escuálida que aparenta, su peso se compara al de un Tyranitar y sus extremidades pueden levantar incluso a un Snorlax. Tiene el tamaño de un Tyranitar.
      Tipo: Fuego
      Habilidades: Absorbe fuego + Cuerpo Llama

      STATS:
      (Individual//Party)
      PS: 300//600
      Ataque: 300//600
      Defensa: 300//600
      At. Especial: 300//600
      Def. Especial: 300//600
      Velocidad: 300//600

      Movimientos: Lanzallamas /Puño fuego /Puño trueno / Puño hielo / Llamarada.



    • [​IMG]
      Descripción: Una forma única de Unown que posee la silueta de una araña. Es agil en tierra y posee la capacidad de disparar chorros de tela pegajosa desde su cola y colmillos. Tiene el tamaño de un Golem.
      Tipo: Tierra
      Habilidades: Enjambre + Francotirador

      STATS:
      (Individual//Party)
      PS: 300//600
      Ataque: 300//600
      Defensa: 300//600
      At. Especial: 300//600
      Def. Especial: 300//600
      Velocidad: 300//600

      Movimientos: Terremoto / Disparo Demora Unown: Lanza una tela pegajosa de color negro que inmoviliza al rival, debe ser cortada para liberar al Pokémon capturado / Zumbido /Picotazos venenosos / Tijera X

    • [​IMG]
      Descripción: Un Unown desconocido que posee la forma de un colibrí. No hay Pokémon que le gane en rapidez en el aire. Puede desplazar grandes cantidades de aire con el batir de sus alas. Tiene el tamaño de un Articuno.
      Tipo: Volador
      Habilidades: Sacapecho + Absorbe electricidad.

      STATS:
      (Individual//Party)
      PS: 300//600
      Ataque: 300//600
      Defensa: 300//600
      At. Especial: 300//600
      Def. Especial: 300//600
      Velocidad: 300//600
      Movimientos: Ala mortífera / Pico Cañón / Vendaval / Vuelo


    Datos extras:
    -El Pokénav no funciona en este sitio.
    -Los Unown desmallados no pueden moverse, a lo sumo podrán susurrar sus nombres si te acercas a ellos.
    -Si te acercas a los Unown que están trabajando no podrán hablar contigo ni con tu Unown acompañante, pero basta con ver su ojos para comprender que hay algo mal con ellos: parecen adormecidos y solo repiten su nombre, formando una extraña canción en conjunto [Canción de los Unown]
    -Los “Guardianes Unown” al ser derrotados “estallan”, liberando un gran grupo de Unown, al parecer estas formas eran en realidad solo un montón de estas criaturas fusionadas.


    Objetivo Final de la Fase:
    Al final de la fase los entrenadores encontraran que en centro de la torre, donde yace un enorme pilar, ahí se encuentra un [extraño dispositivo] que emite un aura negruzca, similar a la que rodea a los Unown. Te dispones a destruirla, cuando uno de los guardianes de la torre (aquel que decidieron reservar) aparece para impedírtelo. El dispositivo negruzco libera un aura que rodea al guardián, volviéndole más fuerte y resistente (+200 a todos los stats (Solitario) // +400 a todos los stats si es en Party). El extraño artefacto es inmune a los ataques mientras el guardián Unown esté combatiendo.
    Un vez el guardián caiga derrotado, debes decidir:

    I) Acercarte a inspeccionar el objeto.
    II) Ordenar a tus Pokémon atacar al objeto sin más.

    -Si decidiste acercarte, la fase termina al describir tal acción.
    -Si se ordena el ataque, una barrera bloqueara las técnicas enviadas en contra del objeto y termina la fase.

    Mínimo de post: 2 (Solitario); 1 (En Party).

    LazyLazy LadyAzulinaLadyAzulina go
     
  5. Lazy

    Lazy I'm Morpheus, nice to meet you

    Registrado:
    22 May 2016
    Mensajes:
    1,829
    Temas:
    89
    Calificaciones:
    +947
    La primera en despertar fue Coreene y su impresión al dar un vistazo a su alrededor era comparable a cuando encontró a la joven versión de Drake. La albina y los demás se hallaban en una isla… que flotaba entre las nubes. Aún así, nada era tan extraño como lo que se alzaba en todo el centro de aquel flotante islote; una torre tan alta que podía asemejarse a la historia religiosa que narraba lo acontecido con la Torre de Babel. Erigida por los hombres y destruida por el mismísimo dios Arceus, solo que en este momento, la torre estaba siendo construida por un montón de Unown que levantaban los bloques con sus poderes psíquicos. Todo estaba resultando tan extraño ese día, que por momentos, llegaba a aferrarse a la idea de que todo era un sueño.

    No pasó mucho para que Evan y las dos sombras luchadoras despertaran. Por instinto, el Shade del futuro caminó hasta tomar la pierna del mercenario, estaba un tanto desconcertado y es por eso que no dudó ni un segundo en aferrarse a la pierna de su
    padre. Aquel gesto fue como otro golpe bajo para la albina y, a la vez, fue como un intento de robo para el Nyx en su versión más joven. Por su parte, Drake no pareció haberse molestado o siquiera incomodado con el repentino comportamiento del pequeño Shade. De su chaqueta, sacó un pequeño dulce de mango lo desenvolvió y luego se lo dio al chiquitín, quien dudó unos instantes en tomar el dulce. Coorah quiso intervenir por el bien de su hijo, conocía perfectamente los sentimientos de Shade y que el pajarito de una línea temporal pasada comenzara a ser amable con él, seguramente lo terminarían desestabilizando emocionalmente. Aún así, no pudo gracias a que cierto fantasma luchador comenzó a quejarse con su entrenador.

    Al parecer nuestros Marshadow son similares, preciosa —comentó luego de sacar otro dulce y dárselo a su Shade antes de que comenzara uno de sus berrinches.
    Sí, al parecer —soltó en un susurro—. ¿Podrías dejar de decirme preciosa? Es… es bastante desagradable para mí —mintió con un tono tan serio que el mismo Shade le creyó. La verdad es que el simple hecho de escuchar ese cumplido del pajarito la hacía sentir muy incomoda y si iba a estar muchas horas acompañada por él, entonces era mejor quitarse ese mal sabor de boca.
    Si te desagrada tanto, entonces dime tu nombre, preciosa —la sonrisa pícara y despreocupada de Jaybird le hizo revolver el estómago. ¡Maldición! ¿Por qué tenía que ser así? Si antes odiaba cuando Drake hacía ese tipo de cosas para molestarla, ahora el sentimiento se había acrecentado aún más.

    Dudó un segundo en presentarse con su nombre verdadero, si lo hacía podía alterar lo que pasaría en años futuros cual efecto mariposa. Aún así, ya habiéndose aferrado a la idea de que todo aquello no era más que un simple sueño, decidió decirle su nombre.

    Coreene… no sé, me parece mejor que te diré Cori. Soy Drake por cierto —un silencio incómodo se formó entre ambos. De todos los malditos apodos existentes para ella, él tenía que escoger uno de los favoritos de su Evan. Si Arceus estaba molesto, entonces se estaba desquitando con ella de una manera muy sádica y enfermiza. Trató de ignorar todo sentimiento de incomodidad para poder centrarse en lo que harían a continuación.

    Explicar lo que estaba sucediendo era una total pérdida de tiempo, por lo que la dupla legionaria se encaminó hacia la torre que crecía a cada minuto gracias a los Unown. Mientras se dirigían a la torre, los dos no pudieron evitar notar la cantidad exagerada de letras vivientes que se hallaban exhaustas y regadas por todo el piso. Cuando la D -que hasta hace poco había recobrado la consciencia- intentó “conversar” con una de las otras letras, no consiguió nada; debido a que la homóloga se hallaba en una especie de trance hipnótico que hacía un perfecto juego con el aura extraña que la rodeaba. Aunado a eso, los humanos junto a sus pokémon pudieron notar cierta entonación extraña que provenía de los Unown trabajadores. Era obvio que algo andaba mal en aquella isla y, sin duda, la respuesta la encontrarían apenas entraran en la torre. No obstante, al momento de acercarse a la gran entrada de la edificación, la D y los entrenadores se llevaron una “grata” sorpresa. Un rayo hielo combinado con unas poderosas ráfagas de viento fueron el motivo por el cual los dos legionarios tuvieron que echarse a un lado para evitar ser golpeados por la ofensiva.

    La vista de ambos se posó en el cielo, el cual era surcado por un extraño ser con apariencia de colibrí y del tamaño de un imponente Articuno, sin embargo, su anatomía estaba formada por líneas de color negro y un solo ojo, casi igual a lo que vendría siendo un Unown. Simultáneamente, un pez con la misma condición anatómica del ave; saltó de un piso superior de la torre. Su tamaño y forma lo hacían ver o asemejarse a un pez con el tamaño de un Gyarados. Ambos seres parecían estar disconformes con la presencia de los seres humanos, por lo que no dudaron ni un segundo en volver a atacar. Como consecuencia a los constantes ataques, la dupla decidió liberar a todo su equipo para por lo menos contraatacar y ver si tenían alguna oportunidad contra los seres.

    Si bien tenían la ventaja numérica en ese combate, los guardianes tenían una resistencia y vitalidad comparable a la de cualquier legendario. Los ataques constantes de Cori y Evan parecían no tener ningún resultado, sobre todo los del mercenario. Los únicos que podían hacer algo o si quiera seguirles el combate a las criaturas eran los pokémon de la albina. Debían pensar en algo y rápido, porque ya tres de los seis pokémon del pajarito estaban debilitados.

    Dime por favor que tienes algún pokémon de tipo hielo o eléctrico. Tenemos que quitarnos al volador de encima —pronunció Drake luego de devolver a Misa y a Djura a sus respectivas pokéball.

    El joven Drake tenía razón, si lograban quitarse de encima al pájaro entonces Rowan y también Gg podrían aportar para derrotar al pez. Moore intentó maquinar algo rápido, pero se detuvo al momento de esquivar un rayo gélido que iba contra ella y los dos Shade. Irónicamente, aquel ataque se convirtió en en un arma para ambos legionarios, puesto que Caín ya había formulado un plan para acabar con uno de sus enemigos. Las órdenes comenzaron a ser dadas por Coorah, mientras que Evan se preguntaba cómo sabía el nombre de sus pokémon cuando nunca los había dicho. Sin embargo, todo eso quedó de lado cuando pudo observar lo que quería hacer.

    Como Rowan y Gg estaban teniendo un combate aéreo, era lógico que su enemigo tuviera su atención solo en ellos, por lo que fue bastante sencillo hacerlo bajar hasta quedar en la posición perfecta para recibir un impacto directo del rayo hielo de su compañero, quien no esperaba que su técnica gélida -que iba dirigida hacia Roy y Misa- terminaría siendo el movimiento que haría estallar a su compañero guardián.

    ¿Esas cosas son Unown unidas?
    Al parecer sí.
    Creo que lo he visto todo.
    Drake, todavía queda uno, centrate.
    Y a nosotros nos quedan cinco pokémon, podemos hacerlo —expresó despreocupado previo a ordenarles a todos sus pokémon que atacaran a la vez y con lo mejor que tenían.


    LadyAzulinaLadyAzulina jejeje siguele <3
     
  6. LadyAzulina

    LadyAzulina Morpheus's Dream ♚

    Registrado:
    12 Abr 2015
    Mensajes:
    545
    Temas:
    16
    Calificaciones:
    +261
    —No te preocupes, descubriremos qué le pasa a tus amigos —le prometió a la letra D—. Vamos…

    Sin muchas ceremonias y con una formación que forzaba al Guardián Unown acuático a fijarse en solo uno de sus oponentes, Coreene y Drake saborearon la victoria; aunque ésta era más bien cruda por el hecho de que aquellos seres solo eran una agrupación fusionada de los psíquicos que se encontraban obligados a trabajar en la réplica de la Torre de Babel. Con el camino despejado, la albina lideró la entrada, empujando la puerta para poder pasar.

    —Eres muy buena con los Pokémon —puntualizó el pelinegro mientras la seguía, después de todo, la estrategia ganadora fue compartida por ella.
    —Gracias —respondió secamente. Ya mucho tenía con todo lo que estaba pasando, más le convenía a Arceus que esa desastrosa artimaña se tratara de un muy lúcido sueño.
    —Fiu —silbó el legionario, alzando las manos—. Estamos en el mismo equipo, preciosa… Perdona, Cori —se corrigió débilmente ante la mirada fulminante que recibió de la aludida, quizá tendría que reconsiderar lo que acababa de decir—. No lo entiendo, ¿por qué la agresividad?
    —No estoy agresiva.
    —Bueno, tampoco estás siendo muy pasiva —
    alzó una comisura.

    Caín necesitó una gran cantidad de voluntad para seguir poniendo un pie delante del otro y no dar media vuelta para aplastar su puño en el bello rostro de Evan. Exhaló y relajó sus manos, al menos Rowan se encontraba haciendo su trabajo; tanto Shade como ella misma estaban siendo afectados por la presencia del menor, y debía reconocerlo por más que le enfadara. Su Evan… ¿Quién era este Evan?


    —No es como si me molestara —
    agregó con picardía.

    El hombre debía tener algo parecido a la suerte, pues apenas sintió la intención Decidueye regresó con velocidad junto a su entrenadora y se extendió tan largo era entre ella y el descerebrado, dedicándole una mirada dura. La joven Moore ahogó un grito, pisó con fuerza y extendió los brazos como si quisiera ahorcar a su inicial, aunque ambos sabían que aquellas manos lo que buscaban agarrar era el cuello de Drake y apretarlo con fuerza. Entonces los ojos del ave cambiaron como si le estuviera preguntando si era realmente lo que quería.

    Por encima de las alas los ojos azules se perdieron siguiendo el camino del chico y un suave suspiro derrotado escapó de sus labios. El Marshadow que le pertenecía fue totalmente consciente de ese acto y pasó de ver a su madre a vigilar a su padre, ya no sabía qué debía hacer pero su gemelo del pasado lo miraba feo y no se alejaba del hombre, quizá debía quedarse a apoyar a su mamá.

    —¿Qué encontraste, Gg? —al llamar a la pequeña recordó que debía hacerle otra pregunta a la preciosa mujer que lo acompañaba, sin embargo lo siguiente pasó demasiado despacio.

    Ante la pregunta, Rowan también se acordó de algo que su entrenadora tenía que ver y se lo señaló con insistencia, mas quedó anonadado cuando vio cómo ella era lanzada al suelo por el legionario a fin de salvaguardarla de una cruenta Llamarada. Con los ojos desorbitados alzó el vuelo para sobrevolar al Guardián que rivalizaba en tamaño con un Tyranitar, arremetiendo con un despiadado Viento aciago. Obtenida su atención, ignoró investigar desde dónde apareció con la única intención de darle fin al que osó atacar a la albina.

    —¡Shade, usa Puño Hielo!

    Sorprendidos -más él que ella- por emitir la misma orden al mismo tiempo y a la misma criatura, hombre y mujer se miraron. Él continuaba encima de ella y le dedicó una sonrisa que Noel se encargó de borrar al estampar su palma en su rostro, llevando a dicha extremidad toda su fuerza para sacárselo de encima y levantarse. Ambos Marshadow ejecutaron la técnica queriendo complacer a sus padres pero con una sensación de extrañeza en su interior.

    —¡Rowan, usa Síntesis! ¡Después Hoja aguda y Ataque furia!
    —¡DECIDUEYE! —
    asintió para después llevar a cabo lo pedido por la mujer.

    Antes de que estuviera fuera de su alcance, Jaybird la tomó del brazo y tiró de ella, como su acción la sacó de balance, tenía a la legionaria arrodillada al frente suyo, además de que lo fulminaba con la mirada.

    —¡¿Qué demonios te pasa?!
    —Algo tienes conmigo, yo no te he hecho nada.
    —¿Quieres hablar de eso ahora? —
    lo observó con algo muy parecido al reproche, pues eran obviamente conscientes de la situación que les acontecía.
    —Sí —asintió con despreocupación.
    —Estoy ocupada —giró medio cuerpo para analizar cómo se estaba desenvolviendo la batalla y así determinar rápidamente la forma de ayudar—… ¡Nyx, Sombra vil y Palmeo!
    —No le digas a mis Pokémon qué hacer —
    se quejó. Repentinamente ambos se dieron cuenta de la forma en la que podían diferenciar a sus Marshadow, ya que el de la chica permaneció inamovible ante la poca costumbre de ser llamado de esa forma. Así, él tuvo que tragarse sus palabras cuando la voz exigente de Caín logró que su pequeño siguiera sus indicaciones—… o bueno, sí.

    Como Rowan había demostrado ser el oponente más altivo, el Guardián se había enfrascado en tumbarlo a él primero, al menos hasta los golpes tipo lucha y fantasma que lograron afectarle más que los del tipo planta. El cambio de objetivo alertó a Coreene, después de todo solo fue cuestión de un vistazo para notar que el equipo de Drake seguía siendo nuevo y necesitaban un líder.

    —¡Shade! —llamó sin necesidad, el chiquitín fue a proteger por instinto a su igual. Sabía que ellos podían encargarse, por algo los había entrenado… solo se dejó llevar al tener que comandar a los novatos. El Marshadow de la chica utilizó Puño sombra y Patada giro, siendo resguardado por las interrupciones del ave al guardián a fin de crearle un hueco libre a Nyx para que sus golpes impactaran; luego de que la estrategia estaba puntuada, solo era cuestión de tiempo obtener la victoria—… Buen trabajo, chicos.

    Decidueye aterrizó, nuevamente, entre ambos humanos, dedicándole una mirada severa y cargada al pelinegro, quien no supo interpretarla.

    —… Cori —la pregunta era evidente en sus ojos y ella suspiró.
    —Entreno Pokémon, ¿está bien? Sé lo que pueden hacer mejor que sus propios entrenadores. Eso es —se levantó—. ¿Qué es eso? —se le escapó.

    Tras la aparición repentina del Guardián Unown de fuego, la exploración había tenido que darse por terminada y ahora los zafiros se clavaron en el descubrimiento que Rowan había hecho antes y no tuvo posibilidad de alertar. Un pilar en el centro de la torre, el cual tenía un extraño objeto que desprendía la misma aura oscura que rodeaba a los Unown forzados a trabajar. En realidad, que el ave se llevara todo el crédito sería un burdo robo, pues apenas entró, la letra D fue silenciosamente atraído por el artefacto, ignorando olímpicamente la aparición de un tercer Guardián.

    —Eso parece…
    —… lo que los controla —
    terminó por ella—… ¡Roy!
    —¡Rowan!


    Las técnicas que ambos Pokémon utilizaron con la intención de romper el aparato fueron bloqueadas por el último de los Guardianes, con una forma de araña pero tan grande como un Golem. Cuando sus múltiples patas tocaron el suelo causó un Terremoto que tumbó a los legionarios, alerta más que suficiente para que sus equipos se lanzaran al ataque.

    Los iniciales fueron despiadados con sus golpes y Drake no tardó mucho en comprender la nueva maniobra de Moore. Le pidió a Nyx que se revitalizara con Puño Drenaje, teniendo apoyo aéreo de Gg. Si bien querían centrarse en la amenaza, por la misma razón de que ésta se encontraba ocupada fue que usaron a Hawlucha con intención de romper el dispositivo, pero parecía estar protegido, pues ningún movimiento le afectaba.

    —Bien, entonces —se centró Coorah.

    Decidueye tenía madera de líder. Si bien daba la impresión de estar muy metido en su ofensiva, cada cierto tiempo se le escuchaba graznar. Su entrenadora sabía con excesiva seguridad de que eran órdenes hacia los novatos para complementar entre sí los golpes hacia el Guardián o para poder evitar los suyos, aunque los pequeños de Evan aún eran lo bastante lentos como para ser afectados por Disparo Demora Unown; más pronto que tarde la araña se dio cuenta de que las crías eran los objetivos perfectos para sus ataques, pero Rowan y Shade le entorpecían los intentos.

    Cuando Gg era capturada en tela pegajosa, Drake siempre corría a atraparla y recibía ayuda de Caín para liberarla, así mismo con cualquier otro Pokémon. En esos momentos el Marshadow de la chica fungía como perfecto escudo para desviar o contraatacar las intenciones del guardián.

    —Muy bien, chicos, sigan así —los animaba Moore.

    Los terremotos eran sin duda buenos desequilibrios, y debían tener bastante cuidado con los Picotazos venenosos, sin embargo, aunque les costó por el aura negra que cubrió a la araña al aparecer, cuando consiguieron unas buenas técnicas para empezar a desgastarlo mantuvieron el paso. Evan tuvo un par de bajas más, pero el gigante cayó.

    —¿Están bien? —la albina miró las Pokébolas de Gg y Roy.
    —Lo estarán. ¡Shade!
    —¡Shade, Rowan!
    —¡Destruyan ese objeto! —
    ordenaron al mismo tiempo, pero aunque los tres atacaron al mismo tiempo, la barrera parecía seguir activa y resguardó nuevamente al dispositivo.


    ~***~

    -se desmaya por ahí- ¿Cuatro horas? LazyLazy
    Venga a trabajar, LuigiLuigi, última fase -3-

    **Debes decidir:
    II) Ordenar a tus Pokémon atacar al objeto sin más.
     
  7. Autor
    Luigi

    Luigi Digimon Tamer/Pokemon Trainer/Tensaigakure Shinobi Moderador

    Registrado:
    28 Mar 2009
    Mensajes:
    11,009
    Temas:
    214
    Calificaciones:
    +2,542
    A UNOWN MELODY
    Descripción: Estás a punto de destruir el artefacto que al parecer está manipulando a los Unown, pero la intensa aura oscura de su interior comienza a aumentar. Los Unown que rodean la torre comienzan a emitir [su canción] con un tono cada vez más fuerte. El objeto comienza a levitar y elevarse: al parecer se aleja rápidamente hacía la cima de la torre. Creyendo ahora férreamente que destruir ese objeto podrá liberar a los Unown, decides emprender el ascenso de la Torre. Pero pronto te llevas una horrible sorpresa: a medida que asciendes por la estructura, tu cuerpo va rejuveneciendo, como si el tiempo comenzara a retroceder. Y eso no es todo, a tu paso hacía la cima de encontraras con toda clase de entrenadores(rivales/amigos/NPC) que intentarán frenarte.

    Objetivos:
    -Llega a la cima de la torre.
    -Supera cualquier obstáculo que se cruce en tu camino.

    Datos Extras:
    -La única forma de ascender por la torre es por escaleras en forma de caracol. Si intentas usar un Pokémon volador, tanto en el interior como exterior de la torre, los Unown usaran Psíquico y te obligaran a descender. Así mismo, los Unown frustraran cualquier intento de ascenso que no sea utilizar las escaleras.
    -Los Pokémon también pueden rejuvenecer, en su caso si están en una forma evolucionada podrán volver a una forma anterior. Si no evolucionan no aplica esta regla por obvias razones.
    -Aquellos que se oponen al avance del entrenador puede ser de cualquier tipo: rival, amigos, enemigos. Pueden ser NPCs propios, ocasionales o incluso del rol, siempre y cuando hayan tenido contacto con tu entrenador (Son recreaciones hechas por los Unown y no necesariamente tienen que iniciar una batalla para intentar frenar tu marcha).
    -En algún punto el entrenador se percatara de que, si no llega pronto a la cima de la torre, terminará desapareciendo de la faz de la tierra.

    Objetivo Final de la Fase:
    La fase termina cuando el entrenador llega a la cima de la torre. El efecto del retroceso del tiempo terminará una vez ponga un píe en la cima. Ahí encontrarás el artefacto misterioso, envuelto en una intensa aura negruzca y anaranjada, liberando energía a la atmósfera.
    Debes decidir:

    I) Esperar y planear tus siguientes movimientos.
    II) Decides entrar en acción de inmediato, preparando un ataque contra el objeto, definitivamente debe ser destruido.

    Independientemente del resultado, la fase termina con la toma de la decisión.

    Mínimo de post: 2 (Solitario); 1 (En Party).

    LadyAzulinaLadyAzulina LazyLazy terminen esto poh
     
  8. LadyAzulina

    LadyAzulina Morpheus's Dream ♚

    Registrado:
    12 Abr 2015
    Mensajes:
    545
    Temas:
    16
    Calificaciones:
    +261
    Las técnicas seguían sin surtir ningún efecto, aunque en realidad parecía que agravaban la situación. El aura negra del artefacto se intensificó y en un movimiento reflejo los humanos dieron un paso atrás, pidiendo un cese al fuego, no fuera a ser que aquello lograra pegárseles a sus compañeros. Se descuidaron por un segundo, el cántico de los psíquicos les llegó con fuerza, echaron un vistazo alrededor para darse cuenta de que venía desde el exterior de la torre; cuando volvieron la vista al altar el dispositivo ya se encontraba levitando y, de buenas a primeras, salió disparado a la cima.

    Evan fue más lento, permaneció observando aquello durante varios parpadeos, tiempo en el que Caín repartió órdenes a sus Pokémon mientras corría al comienzo de las escaleras. Se detuvo antes de poner un pie en el primer escalón, ahogando un grito al reconocer que varios Unown obligaban a Rowan a regresar al suelo; y ni hablar de Shade que se sumergió en las sombras para reaparecer mareado desde la silueta oscura de su madre.

    —Bien —exhaló la mujer, observando el recorrido que les esperaba—, por aquí entonces.
    —Decidueye —
    le señaló el inicial.

    Se sentía lento y pesado, se le hacía difícil apartar la mirada del aparato malicioso y parecía perdido, muy sumido en sus pensamientos, pensamientos que tenían que ver sobre el poder que esa aura podía otorgarle. Oscuros. Peligrosos. ¿Azules? Jaybird sacudió un poco la cabeza, aún estaba algo confundido pero sí sabía con seguridad que esos zafiros eran de…

    —¡Drake!

    El aludido se giró a mirar a la albina, por alguna razón creía que lo había salvado de algo.

    —¿Qué haces? ¡Hay que destruirlo!
    —Lo sé…
    —¿Entonces?
    —… —
    procuró centrarse, acercándose a la fémina—. ¿Ya intentaron alcanzarlo? ¿Golpearlo?
    —No intentes probarlo a menos que quieras que se te devuelva.
    —¿Eh?


    Sin esperarlo más, Coreene cargó en brazos a su Marshadow para empezar el ascenso. Apenas su pie entró en contacto con el primer escalón ambos grupos fueron conscientes de la activación de algún aparato aún desconocido que los urgía a darse prisa; sintiendo que tenían el tiempo medido, corrieron escaleras arriba.

    El primero en darse cuenta de los cambios fue el legionario.

    —¿Qué le ocurre a tu cabello?
    —¿Qué?


    Moore redujo un poco su marcha para llevar una mano a su cabellera, pero cuando logró sujetar un mechón éste ya estaba a la altura de su barbilla. Irremediablemente recordó esa etapa de su vida y casi temió que se repitiera, girándose para encontrarse con el rostro extrañado de Evan… para recordar que no era el suyo. Sintió que volvía a quebrarse y las traicioneras lágrimas asomaron a sus ojos.

    —¿Qu-qué pasa? —se alarmó el hombre.
    —¡Nada que puedas arreglar! —le soltó antes de lograr morderse la lengua para apresurarse nuevamente a subir. Si las cuentas no le fallaban, esa etapa había ocurrido hacía tres meses y con un solo vistazo por encima de su hombro notó que a lo mucho habían subido una treintena de escalones. El tiempo pasaba demasiado rápido, hacia atrás. En unos nueve meses probablemente no reconocería al pelinegro que le acompañaba.
    —¡Dartrix!
    —¡Rowan! —
    su entrenadora volvió a detenerse, después de todo su inicial se estampó contra el piso al de-evolucionar en plena planeación. Se fijó de que se encontrara bien antes de observar a Shade entre sus brazos.
    —Shadow —le sonrió, logrando que ella suspirara de alivio.
    —Coreene…
    —Ahora no, papá… ¿Papá?


    **

    —No sé de dónde saliste, Mirto, pero aléjate del camino —la amenaza de Evan estaba acompañada por la fuerza bruta, después de todo alzó a su “hermano” por la camiseta y lo estampó contra la pared de la torre.
    —Puedo quitarme del camino y acercarme a la preciosa —le sonrió de la misma forma pícara que el pelinegro hizo con la mencionada.
    —¡Aléjate de ella! —con una rabia repentina que no podía explicar, Jaybird lanzó un puñetazo al rostro de Mirto con la única consecuencia de lastimarse los nudillos, pues la repentina aparición había desparecido.

    Drake bufó y se alteró, ¿a dónde se fue? La chica, la mujer… Buscó a su alrededor, con Marshadow mirándolo desde el suelo con cierta impotencia. Descubrió a una albina levantándose varios metros más arriba, ¿era ella? No lo recordaba, ¿quién era? Sin duda alguna era preciosa… ¿Qué estaba haciendo? Su mirada se desvió más a las alturas, ubicando el artefacto y recordando con alarma lo que ocurría, debía darse prisa.

    —¡Drake! —escuchó y volvió la atención hacia la fémina, ella lo conocía, se había fijado en ello por todos sus ademanes, pero él nunca la había visto antes—. ¡No te pierdas!

    Sus ojos azules fueron duros antes de seguir ascendiendo y se dio cuenta de que otra vez estuvo a punto de perderse.

    **

    —No le prestes atención a nada —se decía en voz alta Coorah con el fin de grabárselo en el subconsciente.

    Su padre no había sido un gran retraso, ella sabía exactamente dónde se encontraba y no era en aquella torre perdida en algún lugar en la línea del tiempo… y el espacio. Era un poco difícil creer lo que estaba sucediendo, así que prefería no perder el tiempo intentando hilar los sucesos. Ciertamente había olvidado por completo a la D, pero su insistencia en llegar a la cima era para ayudarle a él y a sus amigos, debería perdonarle el olvido, ¿no? A fin de cuentas, no estaba muy lejos, alcanzaría al objeto en unos minutos y…

    —Dar… ¡Dartrix! —Rowan se inquietó, deteniendo su ascenso y alzándose varios centímetros del escalón con el agite de sus alas.
    —¿Qué? —su entrenadora se detuvo abruptamente para observarlo—. ¡¿Qué?!
    —Coorah, mi preciosa…


    La albina se congeló. De entre todas las personas que se le habían aparecido… ninguna lo realmente fuerte e importante -a excepción de su padre, que lo conocía horriblemente bien como para haber sido un obstáculo. De entre todas las personas… Una descendiente del clan Moore de dieciséis años acomodó parte de su cabello tras su oreja antes de darle frente a la voz que le llamaba. Shade entre sus brazos se estremeció, no le agradaba que estuviera quieta, debía moverse, algo le decía que no le quedaba mucho tiempo, que Rowan de-evolucionara otra vez a Rowlet se lo aclaraba. Había sido un alivio que el tiempo de cada uno de ellos pasara diferente, sino no sería ni el vestigio de un huevo para la edad de su madre.

    —… —la legionaria se vio obligada a respirar con profundidad—… ¿Mamá?


    ~***~

    No voy a llorar T~T Prometo que no voy a llorar -ya con lágrimas en los ojos- (?)
    Ya te digo detalles, LazyLazy
     
    • Me gusta Me gusta x 1

Compartir esta página

Cargando...