AppFes [A.I.] Acercamiento Inesperado [Gaia D'amico]

Tema en 'Digital World' iniciado por Masaru, 9 Jul 2017.

Estado del tema:
Cerrado para nuevas respuestas
  1. Autor
    Masaru

    Masaru "さあ、往こうか" Supermoderador

    Registrado:
    21 Oct 2005
    Mensajes:
    16,137
    Temas:
    1,293
    Calificaciones:
    +4,576
    [​IMG]
    "[A.I.] Acercamiento Inesperado" [AppFes]​
    - NPC involucrado: ???
    - Lugar donde debe ser tomada: -
    - Sinopsis: Lo que empezó como una simple caminata por la ciudad pronto se convirtió en un suceso inusual cuando Tamer y Compañero se encuentran con una criatura nunca antes vista. Este "Digimon" parece estar desorientado, observando las calles, Tamers y otros Digimon "normales" como si nunca los hubiese visto en su vida. Su "curiosidad" por lo que le rodea pronto le lleva a percatarse de que ustedes, a causa de su propia "curiosidad" lo están observando, provocando que se les acerque para hablarles. Este pequeño que, en sus palabras, no es un "Digimon", le gustaría que le enseñaran y guiaran por la ciudad y sus habitantes. Una oportunidad que ustedes pueden aprovechar para averiguar mejor qué y quién es él. Este primer encuentro, ocurrido de manera simplemente casual, podría ser el preludio de muchos sucesos en el futuro del Tamer, Digimon y, por qué no, este ser.
    - Escenario: Ciudad
    - Objetivos:
    • Conocer, guiar y enseñar a ??? acerca del Mundo Digital, los Digimon y los Tamers
    - Notas:
    • Esta Quest es parte del AppFes
    • Mínimo de Post: 3
    • Plazo: 7 Días
    • La "criatura" conocida en esta Quest es un Appmon grado Standard a elección del usuario. Sin importar cual sea elegido, ningún Tamer o Digimon será capaz de identificarlo/reconocerlo y sus datos no aparecerán en ninguno de los analizadores. El Appmon podrá presentarse como tal (no un Digimon) y dar su nombre e información, pero nada sobre su lugar de origen o como llegó ahí (Solo que viene de un lugar fuera del Mundo Digital)
    • Si bien el Appmon sabe que es un Humano y un Digimon (teóricamente), otros conceptos como Tamer, Digivice, Lazos y similares son totalmente desconocidos para él. Su razón para acercárseles, además de ser guiado por la ciudad, es que le enseñen acerca de estos temas.
    • Los conceptos provenientes de Digimon Universe como AppliDrive, AppliDriver, Appmon Chip, grados superiores al Standard, AppGattai, 7-Codes, Leviathan y similares no son conocidos por el Appmon y no podrán ser mencionados en la Quest
    • Una vez terminada la historia el Appmon agradecerá por haberlo acompañado, indicando que debe irse para regresar con "Minerva". Tras esto el Appmon desaparecerá al más mínimo descuido del Tamer, sin haber dado mayor detalle acerca de su procedencia o qué/quién es Minerva.

    - Recompensa:
    Completación: 200 Bits + "??? Chip"

    Ficha: Gaia D'amico
    Digivice: Adventure
    Appmon: Dressmon

    ArthemisaArthemisa Todo listo, puedes comenzar~
     
  2. Autor
    Masaru

    Masaru "さあ、往こうか" Supermoderador

    Registrado:
    21 Oct 2005
    Mensajes:
    16,137
    Temas:
    1,293
    Calificaciones:
    +4,576
    otorgada la semana de prórroga ArthemisaArthemisa
     
  3. Arthemisa

    Arthemisa Busca lo más vital. . .

    Registrado:
    20 Abr 2006
    Mensajes:
    910
    Temas:
    20
    Calificaciones:
    +153
    Bien podía decir que estábamos inmersos en lo que se podía denominar “un paseo rutinario”, pero lamentablemente esa afirmación estaba tan alejada de la realidad…

    La seguidilla de días soleados y clima refrescante había terminado de forma abrupta en City File, dando paso a los continuos chubascos y vientos fríos que parecían descender desde el monte Miharashi. Para muchos el intempestivo cambio no había representado problema alguno en su diario vivir, sin embargo, otros tantos (por no decir una gran mayoría) se encontraban en dificultades a causa de la gripe que debían soportar y curar… Y justamente, nosotros nos encontrábamos en el segundo grupo, bueno, era Kyo quien —en una de sus travesuras— se topó con la influenza y ahora guardaba reposo en el dormitorio de la guild.

    Esta situación nos tomó de sorpresa, sin embargo pudimos contrarrestar el avance del virus con las medicinas presentes en el botiquín, más, al ver que la salud del peque no mejoraba, decidimos movilizarnos en pos de obtener medicamentos de mayor espectro que pudieran debilitar los gérmenes presentes en el infante. Y fue que, con esa premisa, ganamos las calles de la ciudad, buscando el remedio necesario.

    Ya habíamos caminado alrededor de tres horas por los alrededores del sector comercial de City File siguiendo nuestra búsqueda, sin embargo los resultados no eran favorables, ya que (hasta ese momento) no pudimos encontrar el analgésico deseado; además el clima no parecía colaborarnos en nuestra empresa, pues una aglomeración de nubes grises incrementaba la sensación de frio reinante en el ambiente, obligando a muchos a permanecer en sus hogares, reduciendo la afluencia de ciudadanos. Tras nuestro recorrido inicial, decidimos reposar brevemente en una plaza pequeña, y mientras descansábamos, hacíamos un recuento de la información que habíamos obtenido:

    — ¡Como me frustra esta situación! —expresé mi sentir cubriéndome el rostro con ambas manos, pues me encontraba preocupada por la salud de Kyo.

    —Tengo el mismo sentimiento —Gabo comentó— Pero creo que deberíamos parar por un momento.

    — ¿A qué te refieres exactamente? —miré ceñuda a mi acompañante— ¿Acaso piensas que no obtendremos lo que buscamos?

    Observándome fijamente y respirando pausadamente, el can se dispuso a responder las preguntas que (a causa de los nervios) realizara:

    —Te equivocas… Tengo fe en que este problema no revestirá complicación mayor, asimismo confió que encontraremos el remedio para el peque; sin embargo pienso que deberíamos tomar un tiempo de descanso para reponer fuerzas. —se detuvo un instante observando el cielo, recientemente despejado— Puedo suponer que ya pasamos el mediodía… ¿No crees que sería mejor buscar un sitio donde almorzar? —cuestionó, con una curiosa mirada en su rostro— Por el peque no debemos preocuparnos mucho, además se encuentra bien atendido por Charles, y (aunque tenga mis discrepancias con el humanoide) sé que el geniecillo lo cuidará muy bien…

    Los razonamientos de Gabo lograron convencerme (además debía admitir que tenía hambre) por lo que nos dirigimos al sector ‘gourmet’ de la ciudad; sin embargo, en el corto recorrido que realizamos encontramos diversas propuestas para curar un resfriado entre las que resaltaba alguna que otra proposición “descabellada” (como un hechizo experimental de Wichtmon). Luego de encontrar un sitio para merendar, consumimos raudamente los alimentos que nos habían servido e inmediatamente reanudamos nuestra labor; dirigiéndonos hacia la botica de la ciudad, un curioso objeto logró sacarme de mis cavilaciones, haciendo que desviara mi camino momentáneamente, alejándome de mi acompañante:

    — ¿Sucedió algo, Alessa? —Gabo llegó algo agitado a mi ubicación (en un callejón), y sin perder tiempo preguntó, al darse cuenta de mi conducta.

    —No es nada, Gabo… Sólo vi un muñeco en ese sitio… —respondí, señalando una pared blanca, cuyo único elemento ornamental (si se lo podía decir de esa forma) era un cesto de basura de color plomo, el cual se encontraba saturado— …o eso era lo que creí… —complementé, con algo de desconcierto— ¿Te pasó algo a ti, en cambio? —la duda era mía, al verlo cansado.

    —Te equivocas... —ahora era el turno del can para justificarse— Me pareció extraño el retraso tuyo y por eso volví para saber... —deteniendo abruptamente su exposición, Gabo fijó su mirada en un punto, a la vez que veía como su rostro se transformaba.

    — ¿Gabo? —mi preocupación por el can aumentó.

    — ¿Qué es “eso”? —el digimon levantó su mano, señalando al ente que observaba.

    Y al voltear mi rostro, pude ver al ser que logró que nos desviáramos de nuestra ruta…

     Masaru Masaru pase.
    SALUDOS. . .
     
  4. Autor
    Masaru

    Masaru "さあ、往こうか" Supermoderador

    Registrado:
    21 Oct 2005
    Mensajes:
    16,137
    Temas:
    1,293
    Calificaciones:
    +4,576
  5. Arthemisa

    Arthemisa Busca lo más vital. . .

    Registrado:
    20 Abr 2006
    Mensajes:
    910
    Temas:
    20
    Calificaciones:
    +153
    Lo que creía era un simple muñeco, terminó por sorprendernos…

    Ante nosotros se encontraba un ser de figura extraña, parecida a un muñeco de trapo mal remendado; al verlo tuve la certeza de que “eso” era lo que había visto con anterioridad por lo que me acerqué, sin embargo mi camarada se interpuso raudamente, alejando con un golpe al curioso objeto, el cual cayó suavemente en el suelo, quedando ladeado con dirección a la vía principal.

    — ¿Ahora qué sucede, Gabo? —aquella acción llego a molestarme.

    —Algo me dice que eso no es un simple muñeco, Alessa… —el can observaba fijamente al muñeco— Es la primera vez que veo un ejemplar como ese.

    —No le des muchas vueltas al asunto, Gabo… —contesté, acercándome al juguete— Con seguridad es un muñeco que fue desechado por… —intenté levantarlo, pero al ver como se movía, un grito se escapó de mi pecho— ¡Por Dios, se está moviendo…! —expresé mi temor verbalmente.

    El muñeco se elevó ágilmente hasta quedar totalmente erguido, una sonrisa macabra (o eso me pareció) se dibujó en su rostro y, luego de observarnos largamente, inclinó gallardamente su cabeza en un gesto de saludo, a la vez que empezaba a hablar…

    Miraba con curiosidad el comportamiento de aquel ser y los intentos que realizaba Gabo en su afán de comunicarse con la peculiar criatura, en mi fuero interno todavía estaba sorprendida por las características del forastero; desconociendo totalmente las intenciones de aquel ente, permanecí impasible mientras mi camarada continuaba con su interrogatorio. Después de un tiempo considerable, Gabo me informaba sobre la situación y los pensamientos de aquel inusitado ente:

    —Dice llamarse “Dressmon” y al parecer se perdió está perdido. Aunque me parece raro, pues nunca había escuchado sobre su existencia… —concluyó, mirando fijamente al extraviado.

    Después de recibir aquellos datos, nuevamente volví mi rostro para analizar el comportamiento de Dressmon, y al verificar que el mencionado no perturbaba de forma alguna a terceros (de alguna forma estos parecían ignorar la presencia del ente) por lo que, intuyendo su naturaleza pacifista, tomé mi cuaderno, para expresar mis pensamientos:

    — "¿Quién eres tú y qué haces en este lugar?" —acto seguido entregué el encuadernado esperando su respuesta.

    El muñeco me observó contrariado para dirigirse nuevamente al can, luego de recibir la explicación del caso por parte de Gabo, el forastero cogió la libreta y empezó a escribir:

    — "Presentándome nuevamente, mi nombre es Dressmon y (contrario a lo que puedan pensar) no soy un habitante de este mundo. Mi hogar se encuentra en un sitio lejano al digimundo…" —podía leer con dificultad a causa de su letra irregular— "Sé donde me encuentro y sé 'qué' son ustedes…" —continuó, señalándonos a Gabo y a mí— "Pero todavía no entiendo totalmente el motivo por el que estoy aquí."

    —Exactamente, ¿qué cosas sabes de nosotros y el digimundo? —mi amigo encaró con seriedad al visitante, su mirada daba muestras de la sospecha que había renacido a causa de la declaración de nuestro acompañante.

    — "Tú eres un digimon y ella es una humana…" —escribió (a la vez que hablaba), mientras posaba reiteradamente sus extraños ojos en nosotros— "Pero la relación existente entre ambos me es un misterio. Tal vez a eso se refería la entidad…" —súbitamente se detuvo y (tachando las últimas palabras que escribiera) redactó su nueva idea: — "¿Qué relación comparten ustedes entre sí?"

    — "El es mi preciado camarada y yo soy su tamer" —escribí, luego de ver la reacción de sorpresa de Gabo ante la pregunta (incluso me extrañó) — "Le tengo un gran afecto, pues gracias a él pudimos sobrellevar airadamente diversas situaciones en las que estaba en riesgo nuestra vida." —concluí, acariciando la cabeza del cánido, el que adquirió un aire cohibido.

    Dressmon se nos quedó mirando fijamente, para responder escuetamente:

    — "No lo entiendo."

    — ¿Qué parte te causa conflicto? —Gabo intervino, asombrado por la respuesta del títere— No es tan difícil de comprender, incluso diría que es natural…

    — "¿Existe alguna señal que dé fe sobre lo que señalas?" —el rostro escéptico del sujeto expresaba su duda— "Pues me parece imposible la existencia de dicha 'relación'…"

    —En eso estás equivocado. —sonreí, mientras posaba mi mano en el hombro del juguete— Sólo observa a tu alrededor…

    El ente se detuvo un instante mirando a los tamers y digimon, para bajar la vista, visiblemente contrariado. Extrañada por aquella reacción, me arrodillé y pregunté el motivo de su preocupación, a lo que el extranjero respondió de manera lacónica:

    — "Realmente no conozco nada de este mundo… ¿Podrían ayudarme a aprender?"

     Masaru Masaru pase.
    SALUDOS. . .
     
  6. Autor
    Masaru

    Masaru "さあ、往こうか" Supermoderador

    Registrado:
    21 Oct 2005
    Mensajes:
    16,137
    Temas:
    1,293
    Calificaciones:
    +4,576
  7. Arthemisa

    Arthemisa Busca lo más vital. . .

    Registrado:
    20 Abr 2006
    Mensajes:
    910
    Temas:
    20
    Calificaciones:
    +153
    Caminábamos en compañía del ente, el cual originaba miradas curiosas por parte de los transeúntes…

    Habiendo olvidado temporalmente la búsqueda del medicamento para Kyo, decidimos acompañar al pequeño visitante en su recorrido por el digimundo, con la intención de aminorar la frustración que sentía por encontrarse en un sitio ajeno al que estaba acostumbrado. Si bien nuestra intención en primera instancia era esa, debía admitir que poco a poco la presencia del ente empezaba a ser molesta, todo a causa de las acciones que realizaba, algunas que llegaban a perturbar a quienes nos rodeaban (como observar fijamente por largos períodos de tiempo a humanos y digimon).

    Con la paciencia digna de un maestro —pues el títere era muy inquieto— Gabo estaba tratado de explicarle sobre algunos detalles del digimundo (tal como el lugar en específico donde nos encontrábamos) dado que él se encontraba más relacionado con el entorno donde residíamos, logrando por momentos captar la atención del muñeco; apartándome de ambos digimon observaba distraída el cielo de la tarde, cuando caí en la cuenta de que el firmamento empezaba a oscurecerse; recordando momentáneamente la tarea que nos propusimos ejecutar en la mañana, me volví a mis acompañantes, tratando de expresarles mi preocupación:

    — ¡Ya es tarde, Gabo! Debemos apurarnos, pues… —pero no pude concluir con mi mensaje, pues súbitamente colisioné con Dressmon quien (pese al golpe) mantenía un semblante serio y sin perder tiempo, me pidió mi libreta, donde empezó a redactar su idea:

    — "He podido aprender algunas cosas gracias al digimon que nos acompaña, sin embargo todavía tengo algunas dudas. Exactamente, ¿qué te diferencia de los demás?" —hizo una pausa y acto seguido señaló un objeto que residía en el suelo (el cual era mi digivice)— "¿Qué importancia tiene ‘esto’?” —preguntó, levantando el dispositivo.

    Empezaba a redactar una respuesta, pero Gabo se interpuso entre nosotros e (intuyendo el nerviosismo que me dominaba) se dirigió al muñeco:

    —Puedo darme cuenta de que algunos detalles todavía son nebulosos para ti pero, te pido por favor que devuelvas el digivice a Alessa, después de ello te explicaremos lo que necesitas saber…

    El ente accedió al pedido de mi camarada y me entregó el dispositivo, para fijar su mirada en mis acciones; comprendiendo que esperaba una respuesta por mi parte, decidí entregarle la misma, luego de serenarme y respirar profundo:

    — “Yo tampoco lo entendí bien la primera vez que obtuve el digivice…” —redactaba, mientras observaba el objeto parecido a un reloj, a la vez que evocaba mi primer encuentro con Gabo— “Se podría decir que ésta es la representación física del lazo de amistad que compartimos Gabo y yo, pues (cuando lo tuve en mis manos) supe al instante que alguien me había convocado, impresión que me fue confirmada tiempo después…”

    — “Al principio me resultó confuso también…” —amablemente, el can me pidió el cuaderno, donde redactaba sus ideas ante los ojos atentos de Dressmon y los míos— “Pero supe que Alessa era la tamer que he estado esperando, la que me comprende y a quien debo cuidar. Supongo que a eso se lo pued e denominar como 'LAZO'” —terminó, dirigiéndome una mirada de gratitud (logrando que me avergonzara un poco).

    Viendo como la noche se acercaba, cogí el cuaderno para hacerle saber al ente que nos separaríamos, por lo que rápidamente me empeñe en escribir una disculpa:

    — “Lamento que no podamos ser de gran ayuda, pero tenemos que irnos…” —sentía que debía explicar la situación por la que estábamos atravesando— “Nuestro amigo Kyo está muy enfermo y debemos buscar un remedio que lo alivie”

    — “¿Por qué les interesa su bienestar?” —una nueva pregunta se estampó en la hoja de la libreta— “¿No sería mejor dejarlo donde esta y continuar en nuestra ruta?”

    — “¡No podemos hacer eso!" —respondí, con una mirada vehemente, a la vez que Gabo asentía firmemente— "¡KYO ES NUESTRO AMIGO!" — y en un impulso, extendí el cuaderno delante del ser, para que pudiera leer mis palabras.

    El gesto impasible del títere me causo cierta zozobra, pero —contrario a lo que imaginé— Dressmon sujetó la libreta de comunicación y, mientras escribía, nos observaba reiteradamente. Después de un breve período de tiempo, nos mostró su mensaje:

    — “No se preocupen por ello… Mas al contrario, debo agradecerles por acompañarme pese a sus obligaciones…” —una inclinación de cabeza daba fe de su agradecimiento— “Pude comprender varias cosas, por lo que podré volver tranquilamente junto a ‘MINERVA’…”

    Un viento fuerte perturbó por instantes nuestra lectura, pero cuando concluimos la misma nos dimos cuenta de que Dressmon había desaparecido… Después de buscarlo por los alrededores, volvimos a la confitería preguntándonos sobre el destino de aquel peculiar ser que, con su forma de ser, había logrado interactuar positivamente con nosotros…

     Masaru Masaru Acabé.
    SALUDOS. . .
     
  8. Keith.

    Keith. ¡Wubba lubba dub dub!|| Lord of Shipping

    Registrado:
    29 Mar 2009
    Mensajes:
    4,738
    Temas:
    439
    Calificaciones:
    +2,257
    ¡Saludos!

    ArthemisaArthemisa Antes que nada, una disculpa por la inmensa demora. Ahora bien. Tanto el número de palabras como el de post está en orden, en cuanto al contenido no detecté nada fuera de lugar. Eso si, cuidado con la repetición de palabras por ahí.

    MasaruMasaru Todo listo acá​
     
  9. Autor
    Masaru

    Masaru "さあ、往こうか" Supermoderador

    Registrado:
    21 Oct 2005
    Mensajes:
    16,137
    Temas:
    1,293
    Calificaciones:
    +4,576
    Pagas y Chip otorgado
    [​IMG]
     
Estado del tema:
Cerrado para nuevas respuestas

Compartir esta página

Cargando...