Lo que se viene por delante, uno de mis trabajos posiblemente mas grandes: Díliran

Publicado por Connor en el blog Blog de Connor. Vistas: 418

He estado mucho tiempo, pero mucho sin haber escrito, y esto es una disculpa para todos los que han querido ver o leer algo mas de mi parte. Por ahora simplemente sera una demostracion de un fragmento de lo que llevo.

La tecnología había llegado a varios limites casi insospechables, pero todo comenzó simplemente de una forma que no daba ideas de que las cosas tuvieran una caída. Naciendo como una idea mas de todas las que había por los años 2021, fueron creados los Androides, maquinas que no poseían capacidad de pensar y que simplemente eran meras carcasas llenas de electrónicos que originalmente tenían una semejanza con los humanos durante sus primeros modelos luego estos fueron cambiando mas cada vez. Pasados los años, unos cinco, estos continuaban sirviendo para lo mismo solo que ahora todas las industrias y tiendas los utilizaban para sus trabajos al igual que las personas cotidianas que simplemente daban un uso a estas máquinas, pero como siempre ocurre en las historias, incluso en películas, nada es color de rosas, y es solo cuestión de tiempo para que las cosas se salgan de control”



-26 años después-

(Connor)

Mis ojos se abrieron de par en par y parpadee en dos ocasiones, tome asiento en el sofá antes de alargar mi mano hacia la silla que se encontraba junto a mi cama tomando mi chaqueta colocándome esta. Mire hacia mi lado opuesto viéndola descansar en aquella cama ya abandonada pero que aun se mantenía a duras penas al igual que esta casa la cual tenia y mostraba indicios de ser muy añeja. Acerqué mi mano a ella tocando su hombro y la moví un poco despertándola.

-Es hora de irnos, Emilia-

Bostezo y tomo asiento en la cama, su cabello castaño cayo por su espalda y abrió uno de sus ojos mientras frotaba su puño contra el otro aun cerrado, sus ojos eran azules como un bello cristal.

- ¿A cuánto estamos del refugio más cercano? - Mientras preguntaba con un tono que fue arreglando de a poco me miro, sonreía.

-Estamos a dos horas del mas cercano, si no nos atrapa una tormenta de cristal como ayer llegaremos antes del anochecer a un lugar seguro- Di como respuesta mientras se levantaba haciendo a un lado las sucias y viejas sabanas de la cama tomando un gran abrigo del suelo y colocándose este.

-Entonces será mejor seguir avanzando, una tormenta no vendría para nada bien actualmente-

Ella abrió la puerta del hogar y camino escaleras abajo, hice lo mismo y al llegar al final de las escaleras mi hombro choco contra una mesa, mire a esta un poco y me centre en lo que había en esta, un espejo quedándome mirando el rostro de aquel león antropomórfico que era. Llevaba la melena despeinada, una de mis mejillas había sufrido un corte, pero no sangraba, sentí que Emilia toco mi hombro haciendo que la mirase.

- ¿Todo bien Connor? –

Asentí a su respuesta. Camine junto a ella hasta la puerta que dirigía a aquel mundo ya abandonado que yacía, a aquel mundo tan muerto… ¿Quién era yo para decir que estaba muerto o que no? Yo ni siquiera tenía vida para opinar respecto a algo como aquello.
A EMERY08 y Josshua D les gusta esto.
  • Josshua D
  • Zoe renamon
  • Connor
  • Josshua D
Necesitas estar identificado para comentar
Cargando...